Procedimiento : 2015/2573(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0222/2015

Textos presentados :

B8-0222/2015

Debates :

Votaciones :

PV 12/03/2015 - 8.7
CRE 12/03/2015 - 8.7
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2015)0077

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 131kWORD 64k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0215/2015
4.3.2015
PE550.023v01-00
 
B8-0222/2015

tras una declaración de la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento


sobre las relaciones entre la UE y la Liga de los Estados Árabes y su cooperación en la lucha contra el terrrorismo (2015/2573(RSP))


Knut Fleckenstein, Tanja Fajon, Victor Boștinaru, Richard Howitt, Birgit Sippel, Claude Moraes, Liisa Jaakonsaari, Jeppe Kofod, Marlene Mizzi, Alessia Maria Mosca, Kashetu Kyenge, Victor Negrescu, Viorica Dăncilă en nombre del Grupo S&D

Resolución del Parlamento Europeo sobre las relaciones entre la UE y la Liga de los Estados Árabes y su cooperación en la lucha contra el terrrorismo (2015/2573(RSP))  
B8‑0222/2015

El Parlamento Europeo,

–       Vistas sus anteriores resoluciones sobre los Estados árabes,

–       Vistas las resoluciones de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la Estrategia Global de las Naciones Unidas contra el Terrorismo (Resoluciones 60/288, de 20 de septiembre de 2006, A/RES/62/272, de 5 de septiembre de 2008, y 64/297, de 8 de septiembre de 2010),

–       Visto el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de las Naciones Unidas, adoptado en 1966,

–       Vistas las conclusiones del Consejo de Asuntos Exteriores sobre la lucha contra el terrorismo, en particular las de febrero de 2015,

–       Vistas las reuniones de ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea y de la Liga de los Estados Árabes, en particular la celebrada en Atenas en junio de 2014,

–       Vistas las declaraciones de la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad sobre la lucha contra el extremismo y contra el terrorismo,

–       Vistos el Memorando de entendimiento entre el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) y la Secretaría General de la Liga de los Estados Árabes (LEA), firmado el 19 de enero de 2015 en Bruselas, y las declaraciones de la VP/AR tras su reunión con el Secretario General de la LEA, Dr. Nabil al-Arabi,

–       Vistas las relaciones entre la UE y Siria y la estrategia de lucha contra el terrorismo y sobre los combatientes extranjeros aprobada el 20 de octubre de 2014, en particular sobre los combatientes terroristas extranjeros, y la Comunicación de la UE sobre el Magreb,

–       Vista la Comunicación común sobre la estrategia regional de la UE para Siria e Irak y sobre la amenaza de Daesh,

–       Vistas las declaraciones de los miembros del Consejo Europeo, en particular tras la reunión informal de jefes de Estado y de Gobierno del 12 de febrero de 2015,

–       Vistas las Resoluciones pertinentes del Consejo General de las Naciones Unidas, en particular las Resoluciones 2170 y 2178 (2014),

–       Vista la Declaración de la Cumbre de la OTAN, de 5 de septiembre de 2014,

–       Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

A.     Considerando que el terrorismo y el extremismo violento representan graves amenazas para la seguridad y las libertades a escala mundial;

B.     Considerando que el terrorismo amenaza no solo la seguridad de las personas, sino también la libertad de expresión y la diversidad de las sociedades;

C.     Considerando que el terrorismo es una amenaza mundial que es preciso abordar en un esfuerzo coordinado de los gobiernos nacionales y regionales y las organizaciones internacionales; que solo una alianza mundial puede abordar esta amenaza de forma eficaz, en plena conformidad con el Derecho internacional, los valores fundamentales y las normas internacionales en materia de derechos humanos;

D.     Considerando que la situación en Europa en materia de seguridad ha cambiado sustancialmente en los últimos años, debido a los nuevos conflictos y revueltas en países colindantes con la UE, al desarrollo vertiginoso de nuevas tecnologías, y al preocupante aumento de la radicalización, que genera violencia y terrorismo tanto en la UE como en los países vecinos y a escala mundial;

E.     Considerando que las políticas exteriores de la UE deben contribuir a la lucha contra la amenaza terrorista, que está aumentando en determinadas zonas de su vecindad, en particular Siria y Libia; que, en la lucha contra el terrorismo, las estrategias preventivas deben basarse en una perspectiva plural encaminada a combatir directamente la preparación de atentados en territorio de la Unión, pero también a incorporar la necesidad de eliminar las causas profundas del terrorismo;

F.     Considerando que el Memorándum de entendimiento entre el SEAE y la Secretaría General de la LEA, firmado el 19 de enero de 2015, tiene como objetivo, entre otros, consolidar la cooperación en cuestiones políticas y de seguridad en los ámbitos de la alerta temprana y la respuesta a las crisis, la lucha contra el terrorismo y la delincuencia transnacional organizada, y luchar contra la proliferación de armas de destrucción masiva;

G.     Considerando que la UE se enfrenta a una amenaza terrorista permanente que evoluciona continuamente y que durante la última década ha golpeado gravemente a varios de sus Estados miembros, con ataques dirigidos contra sus ciudadanos y en los valores y libertades en los que se basa la Unión;

H.     Considerando que la difusión de propaganda terrorista se ve facilitada por el uso de internet y las redes sociales; que el ciberterrorismo permite a los grupos terroristas establecer y mantener relaciones sin el obstáculo físico que representan las fronteras, reduciendo así la necesidad de disponer de bases o santuarios en los países;

I.      Considerando que la UE se enfrenta a la grave y cada vez más importante amenaza que representan los llamados «combatientes extranjeros de la UE», es decir, individuos que se desplazan a un Estado distinto al de su residencia o nacionalidad con el fin de perpetrar o planificar atentados terroristas o de facilitar o recibir adiestramiento terrorista, a veces en relación con conflictos armados; que, según las estimaciones, entre 3 500 y 5 000 nacionales de la UE han abandonado sus hogares para convertirse en combatientes extranjeros desde el inicio de la guerra y la violencia en Siria, Irak y Libia, lo que supone un enorme desafío para la seguridad de los ciudadanos de la UE;

1.      Acoge con satisfacción los constantes esfuerzos conjuntos de la UE y los Estados Árabes para trabajar juntos y abordar aspectos de interés común, debiendo señalar, en este contexto, las reuniones periódicas de los ministros de Asuntos Exteriores la Unión Europea y de la Liga de los Estados Árabes, y el Memorándum de entendimiento entre el SEAE y la Secretaría General de la Liga de Estados Árabes;

2.      Acoge con satisfacción el establecimiento de un diálogo estratégico UE-LEA, incluidos intercambios sobre cuestiones políticas y de seguridad, el intercambio de las reuniones periódicas entre el Comité Político y de Seguridad de la UE y representantes permanentes de los países árabes, y saluda los progresos realizados en el ámbito de la alerta temprana y la respuesta a las crisis, en particular la plena aplicación del proyecto de alerta temprana y respuesta a las crisis;

3.      Acoge con satisfacción el creciente número de iniciativas que reúnen a diferentes comunidades y grupos religiosos de toda Europa contra el extremismo y en defensa de los valores fundamentales, la libertad y la seguridad de todos los ciudadanos, y el Memorándum de la Liga Árabe, que sitúa este diálogo y esta cooperación en un nivel multilateral;

4.      Toma nota de que la actual amenaza terrorista en la UE y los Estados Árabes tiene entre sus principales causas el extremismo yihadista; comparte la opinión de que la política de erradicación del terrorismo y la lucha contra el terrorismo no pueden realizarse de manera eficaz si no desempeñan un papel activo las comunidades musulmanas en Europa y el diálogo y la estrecha coordinación con los países musulmanes fuera de Europa;

5.      Subraya la importancia de la cooperación en materia de ayuda humanitaria a través del intercambio de información sobre situaciones de crisis; subraya la importancia de compartir, según proceda, evaluaciones y buenas prácticas, así como de cooperar en la identificación de medidas prácticas para contribuir a hacer frente a las amenazas, incluidas medidas más eficaces para contrarrestar la radicalización, la captación y los desplazamientos de terroristas y combatientes extranjeros, y afrontando la cuestión de los combatientes que vuelven a su lugar de partida;

6.      Llama a la cooperación en la lucha contra la delincuencia transnacional organizada, incluidos la trata de seres humanos y el tráfico de drogas, y a la mejora de la seguridad de las fronteras; pide que se cumpla la Resolución 2133 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre el pago de rescate a los grupos terroristas;

7.      Reafirma la importancia de la cooperación entre la UE y la LEA en el ámbito de los derechos humanos, destacando la importancia de seguir promoviendo y protegiendo los derechos humanos y de defender todos los derechos humanos para todos, incluidos el derecho al desarrollo económico y social, la libertad de expresión y la libertad de religión o creencias, promoviendo al mismo tiempo los valores de la tolerancia y la coexistencia entre las diferentes religiones y rechazando la exclusión, el extremismo, la incitación y la difusión del odio y la violencia;

8.      Condena firmemente los recientes ataques terroristas perpetrados por grupos e individuos en Europa, el Próximo Oriente, África y Asia; subraya que el terrorismo representa una amenaza directa para todos los países y todos los ciudadanos, con independencia de su origen étnico, su religión o sus creencias;

9.      Defiende la necesidad de incorporar la lucha contra el terrorismo en el diálogo político de la UE con terceros países, particularmente en el mundo árabe y África, y de fomentar la cooperación internacional y la aplicación de las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas;

10.    Recuerda que la comunidad internacional se ha comprometido a tomar medidas que garanticen el respeto de los derechos humanos para todos y el Estado de Derecho como base fundamental de la lucha contra el terrorismo, mediante la aprobación por la Asamblea General de las Naciones Unidas, en su Resolución 60/288, de su Estrategia mundial de lucha contra el terrorismo, en la que los Estados miembros acordaron tomar medidas destinadas a abordar las condiciones que favorecen la propagación del terrorismo, incluida la ausencia de Estado de Derecho y las violaciones de los derechos humanos, y garantican que todas las medidas adoptadas para luchar contra el terrorismo cumplan las obligaciones que les incumben en virtud del Derecho internacional, concretamente la legislación sobre derechos humanos, la legislación sobre refugiados y el Derecho internacional humanitario;

11.    Defiende la necesidad de que los esfuerzos de la UE en la lucha contra el terrorismo también identifiquen adecuadamente las raíces culturales y socioeconómicas profundas de este fenómeno y se centren en las mismas; aboga firmemente por que se examine la naturaleza del sistema político de los países con los que coopera para garantizar el respeto de los principios de los derechos humanos, el Estado de Derecho y la democracia;

12.    Pide a la UE que desarrolle, en cooperación con la Liga de los Estados Árabes, un mecanismo destinado a limitar el fenómeno del tráfico de armas, en particular en los países en los que se origina el terrorismo o en los que se entrenan los terroristas; pide a la UE que controle de cerca la exportación de armas, en particular de la tecnología de doble uso que podría terminar siendo utilizada por los terroristas;

13.    Pide que se celebren diálogos específicos y reforzados sobre cuestiones de seguridad y lucha contra el terrorismo con Argelia, Egipto, Irak, Israel, Jordania, Marruecos, el Líbano, Arabia Saudí, Túnez y el Consejo de Cooperación del Golfo; aboga por un mayor refuerzo del diálogo político con la Liga de los Estados Árabes, la Organización de Cooperación Islámica, la Unión Africana y otras estructuras de coordinación regionales pertinentes, como el G5 del Sahel;

14.    Pide que la cooperación en la lucha contra el terrorismo aborde expresamente la amenaza del EI, que se ha convertido en un importante factor de desarrollo del terrorismo dentro y fuera de los territorios que se encuentran bajo su control; hace hincapié en que luchar contra el terrorismo significa luchar contra el EI ahí donde esté activo;

15.    Apoya las iniciativas internacionales de lucha contra la radicalización y el terrorismo, como el primer Centro internacional de excelencia para la lucha contra el extremismo violento (Centro Hedayah) de Abu Dabi y el Fondo mundial de compromiso y resiliencia comunitarios (Global Community Engagement and Resilience Fund, GCERF) de Ginebra; señala que la exitosa Red de la UE para la Sensibilización frente a la Radicalización (RAN) ofrece conocimientos técnicos para colaborar con las comunidades locales y con terceros países;

16.    Pide a la Comisión y al SEAE que intervengan, en cooperación con los socios internacionales, para mitigar las amenazas terroristas y las amenazas a la estabilidad sobre la base de un planteamiento global que combine instrumentos diplomáticos, socioeconómicos, de desarrollo, de prevención de conflictos, de consolidación de la paz y de gestión de crisis;

17.    Pide que se refuerce la cooperación con los principales socios y países en la lucha contra la financiación del terrorismo; pide a la UE que se comprometa con los países socios en un diálogo sobre la lucha contra la financiación del terrorismo, en particular la de Daesh, y que coopere estrechamente con los socios, también en la coalición contra el EI, sobre este aspecto clave;

18.    Afirma la necesidad de prestar atención a los factores subyacentes de la radicalización apoyando en todo el mundo árabe iniciativas dirigidas a los jóvenes, la educación, la formación profesional, las oportunidades de empleo, la sociedad civil, la reforma del sector de la seguridad y el papel de la mujer;

19.    Subraya la importancia de mejorar la comunicación estratégica, desarrollando una estrategia de acercamiento al mundo árabe, con un discurso alternativo a la propaganda terrorista, promoviendo los derechos fundamentales y teniendo en cuenta el mal uso de internet, cada vez más frecuente, para provocar una radicalización, utilizando los medios sociales y mejorando la comunicación en árabe;

20.    Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución a la Comisión y el Consejo, al SEAE, a los parlamentos de los Estados miembros, a la Liga de los Estados Árabes, a la Organización de Cooperación Islámica y a la Unión Africana.

Aviso jurídico - Política de privacidad