Propuesta de resolución - B8-0233/2015Propuesta de resolución
B8-0233/2015

    PROPUESTA DE RESOLUCIÓN sobre las prioridades de la Unión Europea para el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDH) en 2015

    4.3.2015 - (2015/2572(RSP))(RSP))

    tras una declaración de la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad
    presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento

    Charles Tannock, en nombre del Grupo ECR

    Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0228/2015

    Procedimiento : 2015/2572(RSP)
    Ciclo de vida en sesión
    Ciclo relativo al documento :  
    B8-0233/2015
    Textos presentados :
    B8-0233/2015
    Debates :
    Textos aprobados :

    B8‑0233/2015

    Resolución del Parlamento Europeo sobre las prioridades de la Unión Europea para el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDH) en 2015

    (2015/2572(RSP))

    El Parlamento Europeo,

    –       Vistas la Declaración Universal de Derechos Humanos y las convenciones de las Naciones Unidas sobre derechos humanos y los protocolos facultativos a las mismas, incluidas la Convención de los Derechos del Niño y Convención de las Naciones Unidas sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW),

    –       Vista la Resolución 60/251 de la Asamblea General de las Naciones Unidas por la que se establece el Consejo de Derechos Humanos (CDH),

    –       Visto el Convenio Europeo de Derechos Humanos,

    –       Vistos el Marco Estratégico y el Plan de Acción de la UE sobre Derechos Humanos y Democracia, adoptados el 25 de junio de 2012,

    –       Vistas sus anteriores resoluciones sobre el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDH),

    –       Vistas sus anteriores resoluciones sobre la violación de los derechos humanos, incluidas sus resoluciones de urgencia sobre este tema,

    –       Vista su Resolución de ... sobre el Informe anual sobre los derechos humanos y la democracia en el mundo (2013) y la política de la Unión Europea al respecto[1]

    –       Vistas las Conclusiones del Consejo de Asuntos Exteriores de 9 de febrero de 2015 sobre las prioridades de la Unión Europea en los foros de las Naciones Unidas sobre derechos humanos,

    –       Vistos el artículo 2, el artículo 3, apartado 5, y los artículos 18, 21, 27 y 47 del Tratado de la Unión Europea,

    –       Visto el próximo 28º período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas que tendrá lugar del 2 al 27 de marzo de 2015,

    –       Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

    A.     Considerando que el respeto y la promoción de los derechos humanos forman parte del acervo de la Unión Europea y son uno de los principales objetivos de la política exterior europea;

    B.     Considerando que los derechos humanos son inherentes a todos los seres humanos, independientemente de la nacionalidad, la raza, el sexo, el origen étnico, la religión o cualquier otra condición, y que el respeto de estos derechos está consagrado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el Convenio Internacional sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales y en los posteriores convenios, declaraciones y resoluciones en materia de derechos humanos;

    C.     Considerando que los derechos humanos son indivisibles e interdependientes y están interrelacionados, y que la privación de cualquiera de estos derechos repercute de forma directa y negativa en los demás;

    D.     Considerando que la falta de respeto de los derechos humanos y del Estado de Derecho y la falta de participación democrática legítima son, entre otras cosas, las principales causas de la inestabilidad, los Estados desestructurados, las crisis humanitarias y los conflictos armados;

    E.     Considerando que la acción de la Unión en sus relaciones con terceros países se guía por el artículo 21 del Tratado de la Unión Europea, que reitera la universalidad e indivisibilidad de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, el respeto de la dignidad humana, los principios de igualdad y solidaridad y el respeto de los principios de la Carta de las Naciones Unidas y del Derecho internacional;

    F.     Considerando que todos los Estados tienen la obligación de respetar los derechos básicos de sus poblaciones y el deber de tomar medidas concretas para facilitar estos derechos a nivel nacional, así como de cooperar a nivel internacional para acabar con los obstáculos que impiden el respeto de los derechos humanos en todos los ámbitos;

    G.     Considerando que las sesiones ordinarias del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, la designación de ponentes especiales, el mecanismo de examen periódico universal y los procedimientos especiales que abordan situaciones nacionales específicas o cuestiones temáticas contribuyen a la promoción y el respeto de los derechos humanos, la democracia y el Estado de Derecho;

    H.     Considerando que, desgraciadamente, es sabido que algunos de los miembros actuales del CDH se encuentran entre los países que cometen las peores violaciones de los derechos humanos, con un historial negativo en lo que se refiere a la cooperación con los procedimientos especiales de las Naciones Unidas y el cumplimiento de sus requisitos de información respecto de los órganos creados en virtud de los tratados en materia de derechos humanos de las Naciones Unidas;

    Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas

    1.      Toma nota del orden del día del 28º periodo de sesiones del CDH, que coincide con un periodo en el que se registran numerosos conflictos, incluso, y en especial, en países vecinos de la UE; manifiesta, a este respecto, su decepción por el hecho de que no se haga ninguna referencia al conflicto en Ucrania, auspiciado por Rusia;

    2.      Se felicita de las prioridades de la UE para el próximo 28º período ordinario de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDH), tal y como figuran en las Conclusiones del Consejo de 9 de febrero de 2015; insta a la UE a que aborde los temas del orden del día de forma imparcial y a que aliente a todos los Estados miembros de las Naciones Unidas a que hagan lo mismo;

    3.      Se felicita del nombramiento del Embajador Joachim Rücker como Presidente del CDH para 2015;

    4.      Felicita a Zeid Ra'ad Al-Hussein por su nombramiento como Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, y reitera su máximo apoyo a sus esfuerzos y a su mandato;

    5.      Acoge con satisfacción el Informe anual del Alto Comisionado para los Derechos Humanos a la atención de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que cubre el período comprendido entre diciembre de 2013 y noviembre de 2014, y manifiesta su total apoyo a la independencia e integridad de su Oficina; destaca la importancia de defender esta independencia para que el Alto Comisionado pueda seguir ejerciendo sus funciones con eficacia e imparcialidad;

    6.      Recuerda su compromiso de apoyar un sistema multilateral fuerte en materia de derechos humanos bajo los auspicios de las Naciones Unidas, incluidos la Tercera Comisión de la Asamblea General, el Consejo de Derechos Humanos, la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, y la labor de los organismos especializados de las Naciones Unidas relacionados, así como los procedimientos especiales de las Naciones Unidas;

    7.      Considera que el acoso continuo y la detención de que son víctimas defensores de los derechos humanos y opositores por parte de algunos miembros del CDH socavan la credibilidad del Consejo; reitera su posición de que los miembros del CDH deberían elegirse entre los Estados que defiendan el respeto de los derechos humanos, el Estado de Derecho y la democracia y que hayan aceptado cursar invitaciones permanentes a todos los procedimientos especiales; pide la adopción de criterios de rendimiento en materia de derechos humano, que deberían aplicarse a cualquier Estado que sea elegido miembro del CDH; pide a los Estados miembros que fomenten unos procedimientos transparentes, abiertos y competitivos para la elección de los miembros del CDH;

    8.      Reitera su apoyo al mecanismo de examen periódico universal y su reconocimiento al valioso trabajo que lleva a cabo, y pide a los países miembros que preparen activamente su examen periódico universal, involucrando incluso a la sociedad civil, que participen en el diálogo interactivo durante la sesión de examen periódico universal, que apliquen sus recomendaciones y que tomen medidas concretas para mejorar y respetar el cumplimiento de sus obligaciones en materia de derechos humanos;

    9.      Pide a la Unión Europea y a sus Estados miembros que continúen realizando un seguimiento de las recomendaciones del examen periódico universal en todos los diálogos políticos de la UE con los países interesados, con el fin de buscar la manera de apoyar a estos países en la aplicación de las recomendaciones;

    10.    Reitera su apoyo a los procedimientos especiales y al estatuto independiente de los titulares de mandatos para que puedan llevar a cabo su labor con total imparcialidad, y pide a todos los Estados que cooperen con estos procedimientos;

    11.    Manifiesta su preocupación por el hecho de que el espacio de interacción entre la sociedad civil y el CDH se siga reduciendo y porque cada vez se ofrezcan a las ONG menos ocasiones para expresarse en estas sesiones; insta a la UE y al CDH a que garanticen que se permite a los representantes de la sociedad civil participar tanto como sea posible en el 28º período de sesiones del CDH, así como en el proceso del examen periódico universal y otros mecanismos de derechos humanos de las Naciones Unidas, sin miedo a sufrir represalias al regresar a sus países de origen;

    12.    Advierte de las consecuencias inesperadas de la continua ampliación de la lista de derechos humanos y de la inclusión de cuestiones controvertidas desde el punto de vista ideológico o político, ya que ello podría reducir en última instancia el apoyo general hacia la propia idea de universalidad e indivisibilidad de los derechos humanos;

    Derechos civiles y políticos

    13.    Reafirma que la libertad de expresión, que es la piedra angular de toda sociedad libre y democrática, es un derecho de la persona; condena firmemente el asesinato en enero de 2015 de 12 personas en Francia, en particular los dibujantes del semanario Charlie Hebdo y 4 personas que se encontraban en un supermercado judío, así como el asesinato de un director de cine y de un guarda en una sinagoga en Copenhague a manos de terroristas que tienen en su punto de mira la libertad de expresión y de religión;

    14.    Condena el mal uso que hacen de la religión algunos grupos extremistas y yihadistas en todos los países, en particular en Siria, Irak, Libia, Myanmar, Nigeria y África Central, con acciones como atentados con disparos o explosivos, recurso a terroristas suicidas, secuestros y otros actos violentos; opina que la lucha contra el terrorismo requiere que se actúe para atajar sus causas profundas, como la exclusión social, la marginación política y la desigualdad; pide mayores esfuerzos para la protección de los derechos de los miembros de minorías religiosas;

    15.    Expresa su preocupación ante todas las restricciones de la libertad de reunión y asociación, como las prohibiciones de organizaciones de la sociedad civil, el uso agresivo de las leyes penales sobre difamación y otras leyes restrictivas, las obligaciones excesivas de registro e información, y las normas excesivamente restrictivas sobre financiación exterior, y reitera que la libertad de asociación y reunión pacífica son elementos fundamentales de los derechos humanos;

    16.    Pide a todos los Gobiernos que faciliten el trabajo de las organizaciones de la sociedad civil y de los defensores de los derechos humanos, que les permitan actuar sin temor y sin sufrir represión ni intimidación y que cooperen con el CDH en el mecanismo de examen periódico universal, y que velen por que se considere a esos países responsables de represalias contra defensores de los derechos humanos, en particular respecto de represalias con consecuencias fatales, como la que dio lugar en marzo de 2014 a la muerte del militante por los derechos humanos Cao Shunli en China por haber tratado de embarcar en un vuelo para asistir a la reunión del CDH en Ginebra en septiembre de 2013;

    17.    Reitera la importancia de la lucha contra la tortura y otras formas de maltrato, y que la UE se ha comprometido a conceder prioridad a este asunto, en particular por lo que se refiere a los niños, y a facilitar el trabajo del Relator Especial de las Naciones Unidas; insta al SEAE, a la Comisión y a los Estados miembros a que demuestren su compromiso con la erradicación de la tortura y el apoyo a las víctimas;

    18.    Apoya el último informe y las conclusiones del Relator Especial del CDH sobre formas contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia; pide a la UE y a sus Estados miembros que apliquen las recomendaciones del Relator Especial en sus políticas destinadas a combatir la propagación del odio racial, étnico y xenófobo y la incitación al mismo por internet y a través de las redes de medios sociales, tomando las medidas adecuadas en el pleno respeto de otros derechos fundamentales;

    19.    Reconoce que la rápida evolución de las tecnologías de la información y la comunicación ha transformado el entorno para el ejercicio de la libertad de expresión en todo el mundo y ha generado importantes ventajas, pero también grandes preocupaciones; se felicita, en este contexto, de la adopción por el Consejo, en mayo de 2014, de las Directrices de la UE sobre la libertad de expresión en internet y fuera de internet, y condena todas las restricciones a la comunicación digital, en particular las dirigidas a agentes de la sociedad civil; reitera la necesidad de dedicar una atención especial a los derechos de periodistas y blogueros;

    Derechos económicos y sociales

    20.    Observa que el programa de desarrollo para después de 2015 relativo a los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas tiene por meta acabar con la pobreza antes de 2030 mediante un enfoque holístico de las cuestiones económicas, sociales y medioambientales; se felicita del informe de síntesis del Secretario General de las Naciones Unidas con miras a la Cumbre especial de las Naciones Unidas sobre el programa posterior a 2015 de los Objetivos de Desarrollo del Milenio; apoya los llamamientos del Secretario General en favor de un enfoque centrado en las necesidades y los derechos de las personas para acabar con la pobreza;

    21.    Considera importante que se aborde la desigualdad extrema para luchar contra la pobreza en general y facilitar el acceso a los alimentos, el agua, la educación, la sanidad y una vivienda adecuada, en particular; destaca, en este contexto, el problema cada vez mayor que representa el acaparamiento de tierras, al que se ha de hacer frente;

    22.    Opina que la corrupción, la evasión fiscal, la mala gestión de los bienes públicos y la falta de responsabilidad contribuyen a la violación de los derechos de los ciudadanos, ya que desvían fondos de la inversión en servicios públicos que están muy necesitados, contribuyendo así a perpetuar el ciclo de pobreza; recuerda que, en virtud del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, los Gobiernos están obligados a respetar los derechos de sus ciudadanos poniendo a disposición los recursos necesarios; destaca, en este sentido, la necesidad de prestar una atención especial a la protección de los defensores de los derechos humanos que trabajan en favor de la promoción de derechos económicos, sociales y culturales;

    23.    Reitera su llamamiento a la UE y a los Estados miembros para que apoyen la designación de un Relator Especial de las Naciones Unidas sobre la delincuencia financiera, la corrupción y los derechos humanos;

    Empresas y derechos humanos

    24.    Apoya la difusión y aplicación de los Principios Rectores de las Naciones Unidas para las empresas y los derechos humanos tanto dentro como fuera de la UE; pide a todas las partes que participen activamente en el 11º periodo de sesiones del Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre la cuestión de los derechos humanos y las empresas transnacionales y otras empresas, y que apoyen los esfuerzos por ajustar sus políticas a las Líneas directrices de la OCDE para empresas multinacionales y a los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre las empresas y los derechos humanos; reitera su petición a la Comisión para que informe a más tardar a finales de 2015 sobre la aplicación de los Principios rectores de las Naciones Unidas sobre las empresas y los derechos humanos por los Estados miembros de la UE;

    25.    Insta a las delegaciones de la UE en todo el mundo a colaborar con las empresas de la UE con el fin de promover el respeto de los derechos humanos, y a asegurar que la cuestión «empresas y derechos humanos» se incluya entre los principales temas en las convocatorias de propuestas locales del Instrumento Europeo para la Democracia y los Derechos Humanos (IEDDH);

    26.    Opina que las empresas y los derechos humanos se pueden reforzar mutuamente gracias a la creación de nuevo potencial empresarial en aquellas regiones que están más necesitadas de una inversión sostenible y responsable y contribuyendo al respeto general de los derechos humanos en los países en desarrollo;

     

    Los derechos de la mujer

    27.    Observa que, pese a los progresos realizados hasta la fecha para conseguir la igualdad entre hombres y mujeres y el empoderamiento de las mujeres, las mujeres todavía son víctimas de violencia sexual y violaciones en masa en las zonas en las que se registran conflictos armados, y que el número de mujeres que mueren cada día a causa de violencia doméstica es realmente estremecedor; pide a todos los Gobiernos que tomen medidas concretas para combatir la violencia contra las mujeres en todas sus formas, y reitera su llamamiento a los Estados miembros de la UE para que ratifiquen el Convenio del Consejo de Europa sobre prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica;

    28.    Destaca que la mutilación genital femenina es una forma de tortura; destaca la necesidad constante de que la UE trabaje con terceros países para erradicar la práctica de la mutilación genital femenina; recuerda a los Estados miembros en cuya legislación nacional la mutilación genital femenina está tipificada como delito que deben aplicar dicha legislación cuando se demuestre que a ciudadanas de su país se les ha practicado dicha mutilación;

    29.    Acoge con satisfacción que la Corte Penal Internacional haya incluido los delitos de género, en particular la violación y las agresiones y humillaciones sexuales, y su recomendación de que estos delitos se consideren crímenes de guerra;

    Derechos de los niños

    30.    Expresa su preocupación al observar que, si bien se han hecho progresos desde la adopción de la Convención sobre los Derechos del Niño en 1989, no asisten a la escuela al menos 58 millones de niños, particularmente niñas, niños de familias pobres, niños con discapacidad y niños de zonas en conflicto, y siguen siendo muchos los niños que todavía padecen enfermedades fáciles de prevenir y los que tienen que trabajar;

    31.    Pide a todos los Estados que se comprometan a eliminar las peores formas de trabajo infantil definidas en el artículo 3 del Convenio 182 de la OIT, entre las que se encuentran la esclavitud infantil, la venta de niños, la prostitución y los trabajos peligrosos que afecten a la salud física y mental del niño;

    32.    Recuerda que una de las principales obligaciones de los Estados es proporcionar educación a todos los niños, creando instituciones adecuadas y abordando las causas estructurales de los obstáculos a la educación primaria universal;

    33.    Pide que la UE destine una financiación adecuada a los programas de desmovilización y reintegración destinados a niños afectados por conflictos armados y a antiguos niños soldado; recuerda su firme apoyo a la campaña «Niños, no soldados», tal y como expresó durante la audiencia sobre este mismo tema celebrada en la Subcomisión de Derechos Humanos el 3 de diciembre de 2014; acoge con satisfacción los informes anuales presentados por el Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas para la cuestión de los niños y los conflictos armados y por el Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas sobre la violencia contra los niños, así como el informe de la Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en la pornografía;

    La lucha contra la impunidad y la Corte Penal Internacional (CPI)

    34.    Reitera su total apoyo a la labor de la CPI a la hora de contribuir a poner fin a la impunidad de los autores de los delitos más graves que afectan a la comunidad internacional y de hacer justicia para las víctimas de crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y genocidio; se mantiene alerta ante cualquier intento de socavar su legitimidad o independencia; insta a la UE y a sus Estados miembros a que cooperen con la Corte y a que le presten un sólido apoyo diplomático, político y financiero, también en las Naciones Unidas; pide a la UE, a sus Estados miembros y a sus representantes especiales que promuevan activamente la CPI, la ejecución de sus decisiones y la lucha contra la impunidad de delitos contemplados en el Estatuto de Roma;

    Poblaciones autóctonas

    35.    Pide al SEAE, a la Comisión y a los Estados miembros que apoyen la revisión del mandato del Mecanismo de Expertos sobre los derechos de los pueblos indígenas, de acuerdo con el documento final de la Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas (Resolución 69/2 de la Asamblea General de las Naciones Unidas), con miras a controlar, evaluar y mejorar la aplicación de la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas; pide a los Estados miembros que soliciten a todos los titulares de mandato de los procedimientos especiales que presten una atención particular a las cuestiones que afectan a las mujeres y las niñas indígenas, y que informen sistemáticamente de ello al CDH; insta al SEAE y a los Estados miembros a que respalden activamente el desarrollo del plan de acción para todo el sistema sobre los pueblos indígenas, con arreglo a lo solicitado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su Resolución de septiembre de 2014, en particular en lo que se refiere a la organización de consultas regulares de los pueblos indígenas como parte de dicho proceso;

    Acontecimientos culturales y deportivos de ámbito internacional y derechos humanos

    36.    Denuncia la creciente práctica por parte de Estados autoritarios de albergar grandes acontecimientos deportivos o culturales con el fin de impulsar su legitimidad internacional, al tiempo que siguen reprimiendo la disidencia interna; pide a la UE y a sus Estados miembros que planteen activamente esta cuestión, también en el CDH, y que colaboren con las federaciones deportivas nacionales, los agentes empresariales y las organizaciones de la sociedad civil en cuanto a las modalidades de su participación en dichos acontecimientos, también en lo que respecta a los primeros Juegos Europeos que se van a celebrar en Bakú en 2015 y a la Copa Mundial de la FIFA, que se celebrará en Rusia en 2018;

    Integración de los derechos humanos por la UE

    37.    Pide a la UE que promueva la universalidad e indivisibilidad de los derechos humanos de conformidad con el artículo 21 del Tratado de Lisboa y las Disposiciones generales relativas a la Acción Exterior de la Unión;

    38.    Pide a la UE, a los Estados miembros, a la Comisión y al SEAE que incorporen los derechos humanos en los ámbitos de su política exterior respecto a terceros países;

    Prioridades de la UE sobre cuestiones relacionadas con los países

    Ucrania

    39.    Expresa su profunda preocupación por la situación en las regiones secesionistas sudorientales; condena las violaciones masivas de los derechos humanos cometidas en el conflicto y las consecuencias para los derechos humanos de los combates recientes; apoya plenamente la Misión de Observación de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas y la Misión Especial de Observación de la OSCE en Ucrania; sigue preocupado por la discriminación y las violaciones generalizadas de los derechos humanos contra la población local de Crimea, en particular contra los tártaros de Crimea; pide a los Estados miembros que apoyen todos los posibles esfuerzos realizados al nivel de las Naciones Unidas para combatir la impunidad y llevar a cabo investigaciones imparciales sobre todos los acontecimientos violentos y las violaciones de los derechos humanos relacionados con las manifestaciones de la plaza Maidán y la anexión de Crimea, así como el conflicto auspiciado por Rusia en las regiones sudorientales;

    Irak y Siria

    40.    Sigue profundamente preocupado por los violentos conflictos que están haciendo estragos en Irak y Siria; condena firmemente los crímenes de guerra cometidos por Bashar Al Assad y EIIL/Daesh, así como los de otros grupos que participan en el conflicto; condena asimismo los intentos de EIIL/Daesh por exportar su ideología y violencia extremistas a otros países de la región y fuera de ella; pide a los Estados miembros de las Naciones Unidas que se pronuncien claramente en contra de la violencia y, en particular, a favor de los derechos de las minorías; opina que, para detener el sufrimiento y el éxodo masivo de cristianos y otras poblaciones indígenas de la región, es necesaria una declaración clara e inequívoca de los líderes políticos y religiosos regionales en favor de su permanencia y del disfrute de unos derechos plenos e iguales como ciudadanos de sus países;

    República Popular Democrática de Corea (RPDC)

    41.    Celebra la ampliación prevista del mandato del Relator Especial sobre la situación de los derechos humanos en la República Popular Democrática de Corea (RPDC); se felicita asimismo de la resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas que anima al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas a que tome las medidas adecuadas para garantizar la rendición de cuentas, en particular, estudiando la posibilidad de remitir la situación en la RPDC a la CPI;

    Irán

    42.    Acoge con satisfacción la Resolución del CDH, de marzo de 2014, sobre la situación de los derechos humanos en la República Islámica de Irán, y la ampliación del mandato del Relator Especial, y pide a Irán que permita la entrada del Relator Especial de las Naciones Unidas en el país como una señal clave de su voluntad de avanzar hacia la celebración de un diálogo en materia de derechos humanos; reitera su condena de la pena de muerte en Irán, en particular en el caso de menores, que se produce a menudo tras un proceso judicial que no cumple las normas mínimas internacionalmente aceptadas en materia de garantías procesales y juicio justo; sigue preocupado por el elevado número de ejecuciones; apoya la declaración conjunta de agosto de 2014 por parte de los titulares de mandatos de procedimientos especiales de las Naciones Unidas en la que condenan la ola de detenciones y condenas contra agentes de la sociedad civil en Irán; pide a la UE y al CDH que sigan supervisando estrechamente la situación de los derechos humanos, y que garanticen que los derechos humanos siguen siendo prioritarios en todos los tratos con el Gobierno iraní;

    Myanmar/Birmania

    43.    Apoya el informe del Relator Especial de las Naciones Unidas para el 69º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la situación de los derechos humanos en Myanmar, en el que se reconocen los progresos realizados hasta la fecha en la determinación de los ámbitos pendientes que son motivo de gran preocupación; pide al Gobierno que incorpore los derechos humanos en el marco institucional y legal y en todos los ámbitos de actividad política del país, y que respete la libertad de expresión y de reunión, de modo que el pueblo pueda expresar libremente sus opiniones sobre las políticas del Gobierno sin miedo, intimidación o acoso;

    Bielorrusia

    44.    Expresa su profunda preocupación por las continuas violaciones de los derechos humanos en Bielorrusia, en particular el acoso de que son víctimas los defensores de los derechos humanos, la persecución de periodistas independientes, la censura de todas las comunicaciones a través de internet y una legislación restrictiva con respecto a las ONG; pide la renovación del mandato del Relator Especial de las Naciones Unidas, y solicita al Gobierno de Bielorrusia que permita el acceso sin condiciones de los titulares de mandatos de los procedimientos especiales, incluido el Relator Especial;

    Mali

    45.    Se felicita del trabajo realizado por el Experto Independiente sobre la situación de los Derechos Humanos en Mali, y pide al CDH que amplíe su mandato; celebra los progresos realizados por el Gobierno de Mali en cuanto al restablecimiento del poder judicial en algunas zonas del país, en las investigaciones sobre la tortura y asesinato de veintiún soldados de élite en 2012 y en la creación de la Comisión de la Verdad, la Justicia y la Reconciliación; expresa una vez más su preocupación por el nuevo deterioro de la situación de la seguridad y por el reclutamiento y uso continuados de niños soldado; pide al Gobierno de Mali que investigue al respecto y lleve ante la justicia a los miembros de todas las facciones combatientes responsables de crímenes de guerra cometidos durante el conflicto armado 2012-2013, y que garantice que todo acuerdo de paz futuro exija la rendición de cuentas, el fortalecimiento de la comisión de la verdad y la investigación de los miembros de las fuerzas de seguridad;

    Sudán del Sur

    46.    Pide a la Unión Africana que publique el informe de su comisión de investigación sobre las violaciones y los abusos en materia de derechos humanos cometidos por todas las partes en Sudán del Sur desde el inicio del conflicto, como un paso para promover la justicia;

    ***

    47.    Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a la Vicepresidenta de la Comisión / Alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, al Representante Especial de la UE para los Derechos Humanos, a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros, al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, al Secretario General de las Naciones Unidas, al Presidente de la 69ª Asamblea General de las Naciones Unidas, al Presidente del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.