Procedimiento : 2015/2582(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0246/2015

Textos presentados :

B8-0246/2015

Debates :

Votaciones :

PV 12/03/2015 - 8.10
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2015)0080

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 130kWORD 62k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0236/2015
9.3.2015
PE552.225v01-00
 
B8-0246/2015

tras una declaración de la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento


sobre la situación en Venezuela (2015/2582(RSP))


Francisco Assis, Victor Boștinaru, Carlos Zorrinho, Ramón Jáuregui Atondo, Elena Valenciano, Nicola Caputo, Juan Fernando López Aguilar, José Blanco López, Victor Negrescu, Viorica Dăncilă, Marlene Mizzi, Tanja Fajon, Miltiadis Kyrkos, Alessia Maria Mosca, Goffredo Maria Bettini, Andi Cristea, Tonino Picula, Sorin Moisă, Zigmantas Balčytis en nombre del Grupo S&D

Resolución del Parlamento Europeo sobre la situación en Venezuela (2015/2582(RSP))  
B8‑0246/2015

El Parlamento Europeo,

–       Vista su Resolución, de 18 de diciembre de 2014, sobre la persecución de la oposición democrática en Venezuela(1),

–       Vista su Resolución, de 27 de febrero de 2014, sobre la situación en Venezuela(2),

–       Vistas las declaraciones a la prensa de la portavoz de la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante, Federica Mogherini, de 24 de febrero de 2015, sobre la detención del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, y la situación en Venezuela,

–       Vista la declaración del portavoz del Secretario General de las Naciones Unidas, de 26 de febrero de 2015, sobre la situación en Venezuela,

–       Visto el comunicado de prensa del Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), de 20 de febrero de 2015, sobre la detención del alcalde de Caracas,

–       Vista la declaración del Secretario General de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), de 25 de febrero de 2015, sobre la situación en Venezuela y la muerte del estudiante de catorce años Kluivert Roa,

–       Vistas las declaraciones a la prensa de la portavoz de la anterior Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante, Catherine Ashton, de 28 de marzo de 2014 y 15 de abril de 2014, sobre la situación en Venezuela,

–       Vista la opinión del Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, de 26 de agosto de 2014,

–       Vista la declaración del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, de 20 de octubre de 2014, sobre las detenciones de manifestantes y políticos en Venezuela,

–       Visto el Acuerdo Marco Interregional de Cooperación entre la UE y el Mercosur, celebrado en 1999,

–       Visto el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, del que Venezuela es parte,

–       Vista la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948,

–       Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

A.     Considerando que, a raíz de la detención de políticos elegidos democráticamente, la revocación de la inmunidad parlamentaria de diputados de la Asamblea Nacional y el encarcelamiento prolongado de personalidades destacadas de la oposición desde febrero de 2014, los manifestantes han tomado las calles de Venezuela;

B.     Considerando que por lo menos 44 personas han perdido la vida desde febrero de 2014, incluido un estudiante de catorce años;

C.     Considerando que, aunque tras las manifestaciones antigubernamentales de febrero de 2014 se puso en libertad a la mayoría de los manifestantes detenidos, en febrero de 2015 seguía habiendo 83 personas encarceladas que en la actualidad se hallan a espera de juicio por su supuesta participación en las protestas;

D.     Considerando que la libertad de expresión y el derecho a participar en manifestaciones pacíficas son elementos fundamentales de la democracia; que la igualdad y la justicia para todos resultan imposibles si no se respetan los derechos y libertades fundamentales de todos los ciudadanos;

E.     Considerando que únicamente el respeto de los derechos y las libertades fundamentales y un diálogo constructivo y respetuoso en un espíritu de tolerancia pueden ayudar a Venezuela a salir de esta grave crisis y a superar futuras dificultades;

F.     Considerando que se puso en marcha la denominada «Mesa de Diálogo» entre el Gobierno y la oposición y desgraciadamente se interrumpió sin haber alcanzado ningún logro;

G.     Considerando que Venezuela fue elegido miembro del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas en octubre de 2014;

H.     Considerando que Venezuela se adhirió al bloque regional del Mercosur en enero de 2012;

I.      Considerando que Venezuela ha firmado el Protocolo adicional al Tratado Constitutivo de Unasur sobre Compromiso con la Democracia y, además, ha ratificado los protocolos sobre compromiso con la democracia y con la promoción y protección de los derechos humanos al pasar a ser miembro de pleno derecho del Mercosur;

J.      Considerando que la UE está en proceso de negociación de un acuerdo de asociación regional con el Mercosur que incluye un pilar político, otro comercial y un tercero de cooperación;

K.     Considerando que la UE organizó en junio de 2014 en Caracas su reunión anual con los defensores de derechos humanos venezolanos;

L.     Considerando que la UE financia una amplia gama de proyectos junto con el Gobierno venezolano y ONG, a fin de reforzar los derechos humanos y la democracia, especialmente en el marco del Instrumento Europeo para la Democracia y los Derechos Humanos;

M.    Transmitiendo su más sincero pésame a las familias de los manifestantes que han perdido la vida y deseando a los numerosos heridos una rápida recuperación;

1.      Pide a las autoridades venezolanas la liberación inmediata de Antonio Ledezma, alcalde de Caracas elegido democráticamente, que se encuentra detenido en una prisión militar;

2.      Pide al Gobierno venezolano que libere al resto de manifestantes políticos y dirigentes de la oposición que se encuentran detenidos en prisiones militares, donde se les mantiene incomunicados; pide a las autoridades venezolanas que retiren las acusaciones y las órdenes de detención contra líderes de la oposición dictadas por motivos políticos;

3.      Pide que cese la violencia, que está provocando una espiral de polarización, y que el diálogo, con la participación de todo el espectro político, garantice la seguridad y la protección públicas, además de la vuelta a la paz y la normalidad;

4.      Pide al Gobierno venezolano que vele por que no se castigue a las personas por ejercer sus derechos de reunión pacífica y libertad de expresión; pide al Gobierno que revoque la recientemente promulgada Resolución 8610, que permite a las fuerzas de seguridad el uso de la fuerza potencialmente mortal, ya sea con armas de fuego o de otro tipo capaz de matar, en el control de manifestaciones de civiles, ignorando así el artículo 68 de la Constitución de Venezuela;

5.      Expresa su preocupación por la posibilidad de que las nuevas protestas desemboquen en más actos violentos que no harían más que ahondar la brecha entre las posiciones del Gobierno y la oposición y contribuirían a polarizar en mayor medida la delicada situación política que se registra en Venezuela; pide a los representantes de todos los partidos y estamentos de la sociedad venezolana que mantengan la calma tanto en lo que se refiere a sus declaraciones como a las acciones que emprendan;

6.      Insta al Gobierno venezolano a que mantenga las condiciones necesarias para que las elecciones legislativas nacionales se celebren en 2015, siguiendo el calendario previsto; pide a los partidos de la oposición que no dejen que su lucha política desborde los límites del ordenamiento constitucional ni cedan a presión alguna para que radicalicen sus acciones;

7.      Pide al Gobierno de Venezuela que cumpla lo dispuesto en su propia Constitución y sus obligaciones internacionales en lo que respecta a la independencia judicial y a los derechos de libertad de expresión, asociación y reunión pacifica, así como al pluralismo político, que constituyen elementos fundamentales de la democracia;

8.      Pide al Gobierno venezolano que cumpla los convenios y protocolos sobre derechos humanos que ha ratificado como miembro de pleno derecho de Unasur y el Mercosur;

9.      Pide al Gobierno de Venezuela que se replantee la decisión que adoptó en 2013 de retirarse de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y que tome las medidas necesarias para renovar su adhesión;

10.    Alienta a todas las partes a mantener un diálogo pacífico que abarque a todos los estamentos de la sociedad venezolana para definir los puntos de convergencia y permitir que los interlocutores políticos debatan los problemas de mayor gravedad que afronta el país;

11.    Recuerda que el respeto del principio de separación de poderes es fundamental en una democracia y que el sistema judicial no puede ser utilizado como arma política; pide a las autoridades venezolanas que garanticen la seguridad de todos los ciudadanos del país, independientemente de sus opiniones o adscripciones políticas;

12.    Pide a las autoridades venezolanas que velen por que las acusaciones de supuestas tramas golpistas contra el Gobierno se investiguen respetando debidamente los principios de presunción de inocencia e imparcialidad;

13.    Solicita al Gobierno de Venezuela que respete los derechos humanos, lleve a cabo investigaciones eficaces de las supuestas violaciones de dichos derechos y cree un entorno en el que los defensores de los derechos humanos y las organizaciones no gubernamentales independientes puedan realizar su trabajo legítimo de fomento de los derechos humanos y la democracia;

14.    Pide que se haga un esfuerzo en el ámbito regional por promover el diálogo entre todas las partes, en particular con la colaboración de la Organización de los Estados Americanos y el apoyo de otros Estados miembros del Mercosur;

15.    Lamenta que el Secretario General de Unasur no haya tenido éxito en sus últimos intentos por relanzar el diálogo entre el Gobierno y miembros de la oposición que se puso en marcha en abril de 2014 para ayudar al país a superar los desafíos actuales y garantizar los derechos humanos de todos los venezolanos;

16.    Manifiesta su preocupación por que la oposición política esté siendo objeto de detenciones arbitrarias y ataques durante un año electoral, lo que podría poner en tela de juicio tanto la legitimidad como el resultado de los comicios;

17.    Pide al Gobierno venezolano que garantice fielmente que la normativa electoral es lo más neutra y transparente posible, a fin de que todos los partidos políticos y candidatos puedan participar y hacer campaña electoral en igualdad de condiciones;

18.    Pide a los países vecinos con más capacidad de influencia que promuevan el diálogo entre la oposición y el Gobierno, resuelvan los casos pendientes en materia de derechos humanos y garanticen que en las próximas elecciones se respetan plenamente las normas democráticas;

19.    Lamenta que no exista un diálogo formal bilateral entre la UE y el Gobierno de Venezuela y anima a que se celebren más debates ad hoc en materia de derechos humanos en el marco de las reuniones entre la Delegación de la UE, las embajadas de los Estados miembros y las autoridades venezolanas;

20.    Lamenta la falta de avances en la negociación del acuerdo de asociación entre la UE y el Mercosur y propone a ambas partes que den inicio a una nueva ronda de negociaciones y refuercen la cláusula relativa al diálogo político y en materia de derechos humanos;

21.    Pide al SEAE y a la Delegación de la UE, así como a las Delegaciones de los Estados miembros, que sigan prestando atención a las investigaciones y las audiencias judiciales de los dirigentes de la oposición;

22.    Pide que la UE siga financiando proyectos al objeto de reforzar los derechos humanos y la democracia, especialmente en el marco del Instrumento Europeo para la Democracia y los Derechos Humanos;

23.    Hace hincapié en que el Parlamento debe enviar una delegación a la región para recabar nueva información en cuanto a la situación sobre el terreno y confía en que la delegación podrá llevar a cabo la misión sin trabas de ningún tipo y en el plazo previsto;

24.    Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución a la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, al Consejo, a la Comisión, al Gobierno y a la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, a la Asamblea Parlamentaria Euro‑Latinoamericana y al Secretario General de la Organización de los Estados Americanos.

 

(1)

Textos Aprobados, P8_TA(2014)0106.

(2)

Textos Aprobados, P7_TA(2014)0176.

Aviso jurídico - Política de privacidad