Propuesta de resolución - B8-0346/2015Propuesta de resolución
B8-0346/2015

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN sobre la conmemoración del centenario del genocidio armenio

13.4.2015 - (2015/2590(RSP))

tras las declaraciones del Consejo y de la Comisión
presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento

Takis Hadjigeorgiou, Neoklis Sylikiotis, Barbara Spinelli, Curzio Maltese, Patrick Le Hyaric, Younous Omarjee, Fabio De Masi, Josu Juaristi Abaunz, Miloslav Ransdorf, Kostas Chrysogonos, Kostadinka Kuneva, Lidia Senra Rodríguez, Martina Michels en nombre del Grupo GUE/NGL

Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0342/2015

Procedimiento : 2015/2590(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento :  
B8-0346/2015
Textos presentados :
B8-0346/2015
Debates :
Textos aprobados :

B8-0346/2015

Resolución del Parlamento Europeo sobre la conmemoración del centenario del genocidio armenio

(2015/2590(RSP))

El Parlamento Europeo,

–       Vistas la Carta de las Naciones Unidas,

–       Vista la Declaración Universal de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, de 10 de diciembre de 1948,

–       Visto el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, de 16 de diciembre de 1966,

–       Vista su Resolución, de 18 de junio de 1987, sobre una solución política del problema armenio[1], en la que se reconoce el genocidio armenio,

–       Vista la Resolución de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, de 24 de abril de 1998, en la que se conmemora «el primer genocidio del siglo XX» y el «crimen de lesa humanidad» perpetrado contra el pueblo armenio,

–       Vista su Resolución, de 12 de marzo de 2015, sobre el Informe anual sobre los derechos humanos y la democracia en el mundo (2013) y la política de la Unión Europea al respecto[2], y en particular su apartado 77,

–       Vista la Convención de las Naciones Unidas para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, de 9 de diciembre de 1948,

–       Vista la Convención de las Naciones Unidas sobre la Imprescriptibilidad de los Crímenes de Guerra y de los Crímenes de Lesa Humanidad, de 26 de noviembre de 1968,

–       Vista su Resolución, de 15 de noviembre de 2000, sobre los progresos realizados por Turquía en el camino de la adhesión[3],

–       Vista su Resolución, de 28 de septiembre de 2005, sobre la apertura de negociaciones con Turquía[4],

–       Vistas las resoluciones y declaraciones de diversos órganos legislativos y Gobiernos de varios Estados miembros de la UE y de otros Estados,

–       Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

A.     Considerando que en 2015 se conmemora el centenario del genocidio armenio perpetrado durante el Imperio Otomano como consecuencia de la decisión de aniquilar a la población armenia, que se saldó con la muerte de un millón y medio de personas;

B.     Considerando que este genocidio, que incluyó expropiaciones, masacres, actos de limpieza étnica y la destrucción del patrimonio armenio, también tuvo profundas repercusiones a largo plazo en las poblaciones de refugiados, especialmente en el continente europeo;

C.     Considerando que, en su Resolución de 18 de junio de 1987, el Parlamento Europeo reconoció que los trágicos acontecimientos que tuvieron lugar entre 1915 y 1917, que afectaron a los armenios que residían en el territorio del Imperio Otomano, constituyen un genocidio en el sentido de la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 9 de diciembre de 1948;

D.     Considerando que, hasta la fecha, el Gobierno turco se ha negado a reconocer el genocidio de 1915, y que de esta manera rechaza la oportunidad de superar una parte de la historia del país, ignorando por tanto las lecciones que pueden extraerse de su propia historia;

E.     Considerando que en los últimos años diversos activistas, periodistas y escritores, entre otros, de Turquía se han pronunciado a favor del reconocimiento del genocidio armenio por parte de Turquía; que para la Constitución turca aún se trata de un hecho punible; que algunas de estas personas, como el periodista Hrant Dink, han pagado con sus vidas la denuncia del genocidio;

F.     Considerando que las Naciones Unidas reconocieron el genocidio armenio en 1985 y que varios países y Parlamentos, incluidos algunos Estados miembros de la UE, han seguido su ejemplo;

G.     Considerando que el reconocimiento del genocidio armenio por parte del Gobierno turco contribuiría a relajar las tensiones existentes y a mejorar las relaciones bilaterales entre Turquía y Armenia;

1.      Participa en la conmemoración del centenario del genocidio armenio y rinde homenaje a la memoria del millón y medio de civiles inocentes que perdieron la vida;

2.      Pide a los Parlamentos y a los Gobiernos de los Estados miembros de la UE, así como a la sociedad civil, que se unan a la conmemoración de este centenario; señala que la participación en la conmemoración contribuiría a poner fin a la conspiración del silencio impuesta por Turquía en relación con este genocidio y con el trato dispensado a la población kurda en el país, la ocupación persistente de Chipre y la instigación de la crisis en Siria y su participación en ella;

3.      Pide a Turquía que aproveche este centésimo aniversario para reconocer el genocidio armenio perpetrado por el Imperio Otomano y superar esta parte de la historia del país, dado que solo la verdad permitirá que el país se democratice realmente, avance sin esta carga e instaure buenas relaciones de vecindad con Armenia;

4.      Pide a las autoridades turcas que abran todos los archivos para que los historiadores, académicos e investigadores tengan la oportunidad de arrojar luz sobre estos trágicos acontecimientos, y que entablen un debate genuino y transparente a todos los niveles con el fin de romper con la política del silencio y reconocer el genocidio;

5.      Alienta a los Gobiernos y los Parlamentos a que expresen su respeto a las víctimas y reconozcan el genocidio armenio como una página oscura de la historia de la civilización mundial;

6.      Considera que la enseñanza de la historia, incluido el genocidio armenio, debe basarse en la veracidad con el fin de evitar su repetición;

7.      Propone que se instituya un día de conmemoración del genocidio armenio;

8.      Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a los Gobiernos y los Parlamentos de los Estados miembros de la UE, al Presidente y al Parlamento de Armenia y al Presidente, al Gobierno y al Parlamento de Turquía.