Procedimiento : 2015/2660(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0378/2015

Textos presentados :

B8-0378/2015

Debates :

Votaciones :

PV 29/04/2015 - 10.67
CRE 29/04/2015 - 10.67
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2015)0176

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 133kWORD 69k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0367/2015
27.4.2015
PE555.152v01-00
 
B8-0378/2015

tras las declaraciones del Consejo Europeo y de la Comisión

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento


sobre el Informe del Consejo Europeo extraordinario (23 de abril de 2015) - Recientes tragedias en el Mediterráneo y políticas de inmigración y asilo de la UE (2015/2660(RSP))


Ska Keller, Judith Sargentini, Bodil Ceballos, Eva Joly, Jean Lambert, Barbara Lochbihler, Davor Škrlec, Ulrike Lunacek, Josep-Maria Terricabras, Ernest Urtasun en nombre del Grupo Verts/ALE

Resolución del Parlamento Europeo sobre el Informe del Consejo Europeo extraordinario (23 de abril de 2015) - Recientes tragedias en el Mediterráneo y políticas de inmigración y asilo de la UE (2015/2660(RSP))  
B8-0378/2015

El Parlamento Europeo,

–       Vista la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea,

–       Visto el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales,

–       Vista la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948,

–       Vistos la Convención de Ginebra de 1951 y su protocolo adicional,

–       Vista su Resolución, de 9 de octubre de 2013, sobre las medidas de la UE y los Estados miembros para hacer frente al flujo de refugiados provocado por el conflicto en Siria(1),

–       Vista su Resolución, de 23 de octubre de 2013, sobre los flujos migratorios en el mar Mediterráneo, con especial atención a los trágicos hechos acaecidos en aguas de Lampedusa(2),

–       Vista su Resolución, de 17 de diciembre de 2014, sobre la situación en el mar Mediterráneo y la necesidad de un enfoque integral de la Unión frente a la migración(3),

–       Visto el plan de acción de diez puntos propuesto por la Comisión con miras a la reunión extraordinaria del Consejo Europeo celebrada el 23 de abril de 2015,

–       Vista la declaración adoptada tras el Consejo Europeo extraordinario de 23 de abril de 2015,

–       Vista la iniciativa del ACNUR sobre el mar Mediterráneo central y sus propuestas para hacer frente a las llegadas actuales y futuras de solicitantes de asilo, refugiados y migrantes a Europa,

–       Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

A.     Considerando que el ahogamiento de más de 800 personas es la mayor catástrofe en el Mediterráneo desde la Segunda Guerra Mundial y que, al menos, 1 500 migrantes han fallecido desde comienzos de 2015, siendo mucho mayor el número de desaparecidos;

B.     Considerando que en los últimos veinte años han fallecido en el mar al menos 30 000 personas, y que este hecho resalta la necesidad de adoptar medidas radicalmente distintas para hacer todo lo posible por salvar las vidas de las personas en peligro, y de que los Estados miembros cumplan sus obligaciones internacionales en materia de salvamento marítimo;

C.     Considerando que la operación Mare Nostrum de patrulla, rescate y vigilancia, puesta en marcha por Italia para reforzar las actividades humanitarias de salvamento en el Mediterráneo, rescató a 150 810 migrantes en sus 364 días de existencia; que, sin embargo, otros Estados miembros no deseaban apoyar los esfuerzos de Italia para rescatar a esas personas; que, consecuentemente, el Gobierno italiano ha puesto fin a su operación Mare Nostrum;

D.     Considerando que la operación conjunta Tritón, coordinada por Frontex, es plenamente operativa desde el 1 de noviembre de 2014; que Tritón abarca solamente un tercio del espacio geográfico cubierto por Mare Nostrum; que la zona operativa de Tritón comprende exclusivamente 30 millas náuticas desde las costas italianas, mientras que Mare Nostrum operaba en alta mar, mucho más cerca de la costa libia; que la mayoría de las pateras con refugiados comienzan a estar en peligro ya cerca de la costa libia; que el mandato de Frontex consiste en llevar a cabo labores de vigilancia fronteriza y evitar la migración ilegal y que, por consiguiente, no puede iniciar búsquedas y rescates de manera proactiva, sino meramente como tarea secundaria cuando un buque o una embarcación esté en peligro; reconociendo, no obstante, que los medios de Tritón se han utilizado para búsquedas y rescates bajo la coordinación del Centro de coordinación de búsqueda y rescate italiano;

E.     Considerando que las posibilidades para entrar legalmente en la UE que se ofrecen a las personas que necesitan protección son muy limitadas; que, según las estimaciones, el 90 % de los solicitantes de asilo entran en la UE, de hecho, de forma irregular; que el número de visados Schengen concedidos a ciudadanos sirios ha disminuido drásticamente en el transcurso de la guerra siria, pasando de 30 000 en 2010 a prácticamente ninguno en 2013; que la utilización de visados por razones humanitarias es muy reducida en la UE, ya que solamente la mitad de los Estados miembros cuentan con alguna forma de este tipo de visado, y se suele conceder solo en circunstancias excepcionales; que el Parlamento ha propugnado, por lo general, el uso de procedimientos de entrada protegida; que en su Resolución, de 2 de abril de 2014, sobre la revisión intermedia del Programa de Estocolmo recordó especialmente a los Estados miembros que «aprovechen las disposiciones en vigor del Código de visados y del Código de fronteras de Schengen que permiten la expedición de visados por razones humanitarias»(4);

F.     Considerando que, según las estimaciones del ACNUR, los Estados vecinos de Siria acogen aproximadamente a 3,9 millones de refugiados sirios; que los Estados miembros de la UE solo han acogido a 37 000 refugiados sirios a través del programa de reasentamiento del ACNUR, cuando este organismo solicita el reasentamiento del 10 % de los refugiados sirios (370 000) y necesita urgentemente al menos 130 000 plazas de reasentamiento para refugiados con necesidades de protección especiales; que en casi la mitad de los Estados miembros (13) no se ha reasentado ni un solo refugiado hasta la fecha;

G.     Considerando que la UE y sus Estados miembros contribuyen de hecho a alimentar el negocio criminal y peligroso de la trata de seres humanos, construyendo vallas y blindando cada vez más sus fronteras exteriores frente a la llegada de migrantes irregulares sin ofrecer posibilidades para acceder de forma legal a la UE;

H.     Considerando que los Estados miembros han pedido el reforzamiento de la cooperación política con los socios africanos a todos los niveles para abordar las causas de la migración ilegal y luchar contra la trata y el tráfico de seres humanos; que, en el marco del Consejo de Justicia y Asuntos de Interior (JAI) del 12 de marzo de 2015, los ministros del Interior de Francia, Alemania y España así como la Comisión debatieron una propuesta del ministro italiano del Interior, Angelino Alfano, consistente en externalizar las operaciones de búsqueda y rescate y el control de las fronteras marítimas de la UE a países como Egipto y Túnez que, llegado el caso, llevarían a los migrantes rescatados a sus costas; que esta propuesta tiene por objeto producir un efecto disuasorio real, a fin de que disminuya el número de migrantes dispuestos a arriesgar sus vidas por llegar a las costas europeas; que los ministros del Interior también hablaron de la posibilidad de crear campos de refugiados en el norte de África y de tramitar en ellos las solicitudes de asilo;

I.      Considerando que los datos de Eurostat indican que cinco Estados miembros de la UE alojan a tres cuartas partes de los refugiados, y que países como Italia, Grecia y Malta se encuentran al límite de su capacidad de acogida;

1.      Pide, con carácter de urgencia y a la vista del número creciente de fallecidos en el mar y en las fronteras terrestres de la UE, un cambio radical en las prioridades de las políticas de asilo de la UE, al objeto de evitar más muertes, facilitar un acceso seguro y legal a la UE a quienes buscan protección, salvaguardar el derecho a solicitar asilo directamente en las fronteras exteriores de la Unión y reforzar la solidaridad y el reparto de responsabilidades en la Unión en materia de solicitantes de asilo;

2.      Manifiesta su decepción por el resultado de la reunión extraordinaria del Consejo Europeo sobre el tema de la migración celebrada el 23 de abril de 2015, y lamenta profundamente que los Jefes de Estado y de Gobierno no hayan acordado medidas que aborden de manera eficaz las causas últimas de la crisis en el Mediterráneo y eviten catástrofes futuras;

3.      Toma nota del llamamiento a favor de un fortalecimiento rápido de la operación Tritón de la UE mediante la triplicación de su financiación para 2015 y 2016 para permitir, de este modo, una presencia más destacada en el Mediterráneo de buques que puedan participar en operaciones de búsqueda y rescate; solicita que este incremento se destine exclusivamente a la búsqueda y el rescate con el fin de salvar vidas; recuerda, sin embargo, el mandato restrictivo de Frontex en lo que se refiere a la prioridad de la vigilancia fronteriza sobre las operaciones de búsqueda y rescate, y lamenta profundamente que los Estados miembros no acordaran la ampliación de la zona de operaciones de Tritón para aproximarse más a las áreas donde la mayoría de las pateras con refugiados comienzan a estar en peligro; solicita, por lo tanto, a los Estados miembros que modifiquen con carácter de urgencia el plan operativo de Tritón para ampliar su zona de operaciones a alta mar e incluir la búsqueda y el rescate;

4.      Pide una operación humanitaria europea de rescate sólida y permanente que, como Mare Nostrum, opere en alta mar y a la que contribuyan todos los Estados miembros, tanto financieramente como con equipos y bienes; insta a la UE a cofinanciar dicha operación, y advierte al Consejo y a la Comisión que el Parlamento podría votar en contra del presupuesto de 2016 caso de que no se proporcionen fondos para la búsqueda y el rescate;

5.      Lamenta que no haya propuestas sustanciales en la declaración del Consejo Europeo que garanticen un acceso seguro y legal a la UE tanto para los solicitantes de asilo como los migrantes;

6.      Insta a los Estados miembros a que se abstengan de bloquear las normas comunes firmes en materia de visados por razones humanitarias en las negociaciones en curso sobre el Código de visados; pide a los Estados miembros que hagan un uso pleno de las posibilidades existentes para emitir visados por razones humanitarias en sus embajadas y oficinas consulares, de modo que las personas que precisen protección puedan entrar en la UE de una manera segura, por barco o avión, en lugar de poner en riesgo sus vidas en el mar embarcando en pateras no aptas para la navegación;

7.      Pide el levantamiento inmediato de los requisitos en materia de visados para los refugiados sirios; solicita a los Estados miembros y a la Comisión que evalúen seriamente la aplicación de la Directiva de protección temporal; señala que si la UE invocara dicha Directiva en relación con Siria, podrían concederse a todos los sirios permisos de residencia válidos para todo el período de protección, lo que les autorizaría a trabajar y les daría acceso a un alojamiento y a tratamiento médico; resalta que dicho mecanismo podría también animar a los Estados miembros a reubicar a los beneficiarios de otros Estados miembros cuya capacidad de acogida está sobrepasada; recuerda que el Parlamento ya pidió en 2013 la activación de la Directiva de protección temporal para abordar la crisis siria;

8.      Se felicita por el proyecto piloto previsto para el reasentamiento en toda la UE (además del reasentamiento en cada Estado miembro); deplora, sin embargo, el objetivo nada ambicioso de reasentar únicamente a 5 000 refugiados sirios; recuerda que el ACNUR está buscando 130 000 plazas de reasentamiento como mínimo; anima decididamente a los Estados miembros a que faciliten plazas de reasentamiento, en particular a aquellos Estados miembros que, hasta ahora, no han realizado contribución alguna al mismo; pide a la Comisión que presente una propuesta para un programa de reasentamientos europeo que incluya obligaciones vinculantes para los Estados miembros de acoger refugiados según un modelo de distribución equitativo que tenga en cuenta la población y los indicadores económicos, así como el número de refugiados ya acogidos;

9.      Solicita a los Estados miembros que exploten plenamente otras posibilidades de garantizar un acceso seguro y legal a la UE, tales como la reunificación familiar ampliada, los programas de patrocinio privado, así como programas de migración por razones de estudios o trabajo, de modo que las personas que precisen de la protección internacional puedan alcanzar Europa de una manera segura sin tener que recurrir a traficantes ni a cruces de fronteras o travesías marítimas peligrosas e irregulares;

10.    Pide a los Estados miembros que otorguen prioridad al acceso seguro y legal de los refugiados y de los migrantes, y retirar la financiación de la UE a las medidas restrictivas contra la migración, como el levantamiento de vallas y los centros de detención a tal fin;

11.    Manifiesta su profunda preocupación por los modos de cooperación con países terceros previstos por el Consejo Europeo para evitar la migración irregular hacia Europa;

12.    Pide a la Comisión y a los Estados miembros que suspendan inmediatamente la cooperación destinada a impedir la llegada de migrantes irregulares y a mejorar el control de las fronteras con terceros países como Eritrea y Egipto que, en realidad, entregan refugiados, y suspender toda ayuda financiera a dichos regímenes a la vista de los informes de las Naciones Unidas y de las ONG sobre violaciones de los derechos humanos; solicita que se sustituya el proceso de Jartum por uno basado en el pleno respeto a los derechos humanos y que se centre en la mejora de las condiciones de vida de modo que se aborden las causas primarias de las migraciones;

13.    Pide a la Comisión que reexamine todas las políticas que tengan efectos externos, como el comercio, la pesca y la agricultura, para encarar las causas estructurales de los flujos migratorios hacia Europa, de conformidad con el artículo 208 del TFUE;

14.    Rechaza las propuestas de los Estados miembros de crear centros de asilo europeos en terceros países e involucrar a los países del norte de África en las operaciones europeas de búsqueda y rescate con objeto de interceptar a los refugiados y devolverlos a las costas africanas; pide a la Comisión, en este contexto, que proporcione al Parlamento una evaluación de la conformidad de tales propuestas con el Derecho internacional, y en particular la Convención de Ginebra, y de otros obstáculos prácticos y jurídicos a su aplicación;

15.    Rechaza la idea propuesta por el Consejo Europeo de vincular las operaciones civiles y militares bajo la Política Común de Seguridad y Defensa (PCSD) a las políticas migratorias; rechaza asimismo la idea del inicio inmediato de una operación de la PCSD destinada a utilizar la fuerza militar contra buques utilizados por traficantes; pide al Consejo Europeo y a la a la Vicepresidenta / Alta Representante que presenten, como primer paso, un concepto político que detalle, entre otras cosas, cómo se asegura el cumplimiento de las legislaciones nacionales de los países norteafricanos y del Derecho y las normas internacionales y europeas, de modo que la Carta de las Naciones Unidas se respete plenamente y se eviten perjuicios para las vidas de los ciudadanos o para la infraestructura costera;

16.    Rechaza igualmente el plan para relacionar los controles y la vigilancia de las fronteras terrestres en Túnez, Egipto, Sudán Mali y Níger con las misiones PCSD en curso, ya que la mayoría de estas pequeñas misiones tienen un mandato muy específico centrado en la mejora de la seguridad en países inestables y la contribución a los esfuerzos en favor de la paz de las organizaciones africanas e internacionales tales como la Unión Africana y las Naciones Unidas; estima que la UE debería otorgar prioridad a la resolución de los conflictos que provocan los flujos migratorios en lugar de centrarse en la disuasión y la gestión de las consecuencias;

17.    Subraya que, de conformidad con el Tratado de Lisboa y su artículo 43, la UE podría utilizar la capacidad naval de sus Estados miembros en el contexto de la PCSD para redoblar sus esfuerzos en las tareas humanitarias y de rescate en el Mediterráneo;

18.    Pide a la Alta Representante que recurra a todos los instrumentos diplomáticos y de relaciones exteriores de que dispone para abordar las causas primarias de las crisis políticas y los conflictos armados que están forzando a millones de personas a abandonar sus hogares;

19.    Toma nota del llamamiento de los Estados miembros a actuar con rapidez en la lucha contra los traficantes de conformidad con el Derecho internacional; pide, no obstante, a los Estados miembros que, en este contexto, centren esa lucha a través de la cooperación con Europol, Frontex, la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO) y Eurojust; recuerda que la lucha contra los traficantes solo será eficaz si se garantiza una entrada segura y legal y, así, se extinga este negocio criminal y despiadado;

20.    Pide a la UE y a los Estados miembros que modifiquen o revisen la legislación que criminaliza a quienes asisten a los migrantes que están en peligro en el mar; pide a la Comisión Europea que revise la Directiva 2002/90/CE del Consejo, que establece las sanciones por ayuda a la entrada, la circulación y la estancia irregulares, a fin de aclarar que debe alabarse la prestación de asistencia humanitaria a los migrantes que se encuentran en peligro en el mar, que no es una acción que deba nunca dar lugar a la imposición de sanciones de ningún tipo;

21.    Expresa su decepción por que el Consejo Europeo no pudiera acordar un programa para reasentar a refugiados alojados en los Estados miembros que se encuentran al límite de su capacidad de acogida, como Italia, Grecia o Malta, en otros Estados miembros menos expuestos a la llegada de refugiados y migrantes; condena la negativa de muchos Estados miembros a compartir la responsabilidad mediante la reubicación de refugiados de otras partes de la UE, y pide a la Comisión que presente urgentemente una propuesta ambiciosa a este respecto basada en la letra y el espíritu de los artículos 33 y 36 del Reglamento de Dublín;

22.    Toma nota de la revisión prevista del funcionamiento del Reglamento de Dublín en 2016 y del anuncio del comisario de Migración y Asuntos de Interior de que el sistema de Dublín será revisado ya este año; pide a la Comisión que explore alternativas al sistema de Dublín vigente que sean más justas tanto para los Estados miembros como para los solicitantes de asilo; sugiere que un sistema en el cual los solicitantes de asilo puedan requerirlo en un Estado miembro donde ya tengan lazos familiares, vínculos sociales o mejores perspectivas de empleo podría mejorar notablemente su futura integración; además, dicho sistema reduciría significativamente los movimientos irregulares secundarios dentro de la UE, así como la necesidad de medidas coercitivas, como la detención de solicitantes de asilo para devolverlos al Estado miembro responsable; sugiere además que podría emplearse un modelo de distribución para crear una asignación equitativa entre los Estados miembros y repartir a los solicitantes de asilo que no tengan preferencias por uno u otro Estado miembro; pide, asimismo, a la Comisión que presente propuestas que permitan el reconocimiento mutuo de las decisiones favorables al asilo y la transferencia del estatus de protección internacional dentro de la UE;

23.    Pide a los Estados miembros que, por el momento, utilicen eficazmente todo el potencial del Reglamento de Dublín para mostrar su solidaridad, incluidas las cláusulas relativas a la reunificación familiar y los menores solos y la cláusula discrecional;

24.    Acoge con satisfacción el llamamiento a una transposición rápida y una aplicación completa del Sistema Europeo Común de Asilo por parte todos los Estados miembros participantes;

25.    Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Presidente del Consejo Europeo, al Presidente de la Comisión, a la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, y a los Presidentes de los Parlamentos de los Estados miembros.

(1)

Textos Aprobados, P7_TA(2013)0414.

(2)

Textos aprobados, P7_TA(2013)0448.

(3)

Textos Aprobados, P8_TA(2014)0105.

(4)

Textos Aprobados, P7_TA(2014)0276.

Aviso jurídico - Política de privacidad