Procedimiento : 2015/2660(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0384/2015

Textos presentados :

B8-0384/2015

Debates :

Votaciones :

PV 29/04/2015 - 10.67
CRE 29/04/2015 - 10.67
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2015)0176

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 140kWORD 65k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0367/2015
27.4.2015
PE555.158v01-00
 
B8-0384/2015

tras las declaraciones del Consejo Europeo y de la Comisión

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento


sobre las últimas tragedias acontecidas en el Mediterráneo y las políticas de la UE en materia de migración y asilo (2015/2660(RSP))


Gianni Pittella, Tanja Fajon, Jörg Leichtfried, Birgit Sippel, Sylvie Guillaume, Viorica Dăncilă, Victor Negrescu, Renato Soru, Péter Niedermüller, Josef Weidenholzer, Demetris Papadakis, Hugues Bayet, Adam Gierek, Louis-Joseph Manscour, Pier Antonio Panzeri, Marc Tarabella, José Blanco López, Flavio Zanonato, Jonás Fernández, Peter Simon, Victor Boștinaru, Andi Cristea, Silvia Costa, Luigi Morgano, Siôn Simon, Christine Revault D’Allonnes Bonnefoy, Alessia Maria Mosca, Tibor Szanyi, Sergio Gutiérrez Prieto, Krystyna Łybacka, Theresa Griffin, Patrizia Toia, Daniele Viotti, Doru-Claudian Frunzulică, Nikos Androulakis, Soraya Post, Vilija Blinkevičiūtė, Anna Hedh, Elly Schlein, Marlene Mizzi, Renata Briano, Elena Gentile, Pina Picierno, Nicola Danti, Claudia Tapardel, Mercedes Bresso, Liisa Jaakonsaari, Eric Andrieu, Michela Giuffrida, Clare Moody, Jutta Steinruck, Roberto Gualtieri, Tonino Picula, Iliana Iotova, Monika Flašíková Beňová, Ana Gomes, Damiano Zoffoli, Biljana Borzan, Sylvia-Yvonne Kaufmann, Francisco Assis, Enrico Gasbarra, Jakob von Weizsäcker, Zigmantas Balčytis, Udo Bullmann, Pedro Silva Pereira, Miriam Dalli, Sorin Moisă, Neena Gill, Eider Gardiazabal Rubial, Nicola Caputo, Kati Piri, Paul Tang, Elena Valenciano, Isabella De Monte, Caterina Chinnici, Goffredo Maria Bettini, Javi López, Afzal Khan, Simona Bonafè en nombre del Grupo S&D

Resolución del Parlamento Europeo sobre las últimas tragedias acontecidas en el Mediterráneo y las políticas de la UE en materia de migración y asilo (2015/2660(RSP))  
B8-0384/2015

El Parlamento Europeo,

–       Vista la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea,

–       Visto el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales,

–       Vista la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948,

–       Vistos la Convención de Ginebra de 1951 y su protocolo adicional,

–       Vistos los resultados de las Conclusiones del Consejo Europeo adoptadas el 23 abril 2015,

–       Vista su Resolución, de 17 de diciembre de 2014(1), sobre la situación en el mar Mediterráneo y la necesidad de un enfoque integral de la Unión frente a la migración (2014/2907(RSP)),

–       Visto el discurso pronunciado por el Presidente del Parlamento Europeo durante su visita a Lampedusa, los días 2 y 3 de octubre de 2014, para conmemorar el aniversario de la tragedia acontecida el 3 de octubre de 2013,

–       Vistos los informes de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior sobre las visitas de sus delegaciones a Lampedusa en noviembre de 2011, a Jordania, en febrero de 2013, en relación con los refugiados procedentes de Siria, y a Bulgaria, en enero de 2014, para evaluar la situación de los solicitantes de asilo y los refugiados, en especial de los procedentes de Siria,

–       Vistos los debates mantenidos durante la sesión plenaria del 9 de octubre de 2013 sobre las políticas migratorias de la UE en el mar Mediterráneo, con especial atención a los trágicos hechos acaecidos en aguas de Lampedusa,

–       Vistos los debates celebrados en la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior desde el principio de la legislatura actual y, en particular, el 22 de julio de 2014, sobre la aplicación de la comunicación sobre la labor del Grupo Especial para el Mediterráneo, el 4 de septiembre, sobre las actividades de Frontex en el Mediterráneo y sobre el Grupo Especial para el Mediterráneo, y el 24 de septiembre, sobre el quinto informe anual sobre inmigración y asilo (2013) de la Comisión(2) y sobre el informe anual sobre la situación del asilo en la Unión Europea (2013) de la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO),

–       Vista la Comunicación de la Comisión, de 4 de diciembre de 2013, sobre la labor del Grupo Especial para el Mediterráneo (COM(2013)0869),

–       Vistas las Conclusiones del Consejo Europeo de 20 de diciembre de 2013,

–       Visto el documento de trabajo de la Comisión, de 22 de mayo de 2014, titulado «Aplicación de la Comunicación sobre la labor del Grupo Especial para el Mediterráneo» (SWD(2014)0173),

–       Vistas las Conclusiones aprobadas por el Consejo Europeo en su reunión de los días 26 y 27 de junio de 2014, en las que definió las orientaciones estratégicas de la programación legislativa y operativa para los próximos años en el espacio de libertad, seguridad y justicia,

–       Vistas las orientaciones políticas para la próxima Comisión, presentadas por su presidente, Jean-Claude Juncker, en el Pleno del Parlamento del 15 de julio de 2014,

–       Visto el Dictamen del Comité Económico y Social Europeo, de 11 de septiembre de 2014, sobre las políticas europeas de inmigración,

–       Vistos los compromisos adquiridos por el comisario de Migración y Asuntos de Interior, Dimitris Avramopoulos, en su audiencia del 30 de septiembre de 2014 ante la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior,

–       Vistas las Conclusiones del Consejo tituladas «Tomar medidas para gestionar mejor los flujos migratorios», adoptadas el 10 de octubre de 2014,

–       Visto el informe de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE), de abril de 2012, titulado «Vidas perdidas en el Mediterráneo»,

–       Vistos los informes anuales del relator especial de las Naciones Unidas sobre los derechos humanos de los migrantes, en especial el informe publicado en abril de 2013 sobre la gestión de las fronteras exteriores de la UE y sus consecuencias sobre los derechos humanos de los migrantes, así como el informe publicado en abril de 2014 sobre la explotación laboral de los migrantes,

–       Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

A.     Considerando que, según las estimaciones de la Organización Internacional para las Migraciones, en las últimas dos semanas han perdido la vida en el mar Mediterráneo más de mil migrantes, y ha habido posiblemente más de 30 000 víctimas mortales en lo que va de año, lo que pone de manifiesto una vez más la necesidad de hacer todo lo posible para salvar las vidas de las personas en peligro y la necesidad de que los Estados miembros cumplan sus obligaciones internacionales en materia de salvamento marítimo;

B.     Considerando que, en febrero de 2015, Siria, Afganistán e Irak están entre los principales países de origen de los solicitantes de asilo, y que más de dos terceras partes de ellos tienen derecho a asilo o a protección subsidiaria(3);

C.     Considerando que tanto el plan de acción de diez puntos anunciado por la Comisión y por los ministros de Asuntos Exteriores y los ministros de Asuntos de Interior el 20 de abril de 2015 como las conclusiones del Consejo Europeo de 23 de abril de 2015 son decepcionantes;

D.     Considerando que la operación Mare Nostrum, dedicada exclusivamente a la búsqueda y el rescate en alta mar, para reforzar las actividades humanitarias de rescate en el Mediterráneo, ha rescatado a 150 810 migrantes en un periodo de 364 días(4); que la afirmación de que la operación tenía un «efecto llamada» y que, por consiguiente, su finalización reduciría el número de migrantes que intentarían cruzar el Mediterráneo —y el de quienes podrían morir en el intento— es infundada, ya que el número de llegadas en 2015, hasta la fecha, ha sido considerablemente más elevado que en el mismo período de 2014;

E.     Considerando que la operación conjunta Tritón, coordinada por Frontex, estuvo plenamente operativa el 1 de noviembre de 2014, con un presupuesto inicial de apenas 2,9 millones de euros mensuales, frente a los más de 9 millones de euros mensuales de Mare Nostrum;

1.      Lamenta y siente profundamente la trágica pérdida de vidas en el Mediterráneo;

2.      Acoge con satisfacción que la VP/AR y la Presidencia de Letonia hayan convocado inmediatamente una reunión conjunta extraordinaria del Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores y de Ministros de Asuntos de Interior en Luxemburgo, en el que se celebró un amplio debate inicial sobre las opciones para salvar vidas, la lucha contra los contrabandistas y los traficantes y la responsabilidad compartida entre los Estados miembros en relación con la acogida y la protección;

3.      Acoge con satisfacción que los Estados miembros hayan convocado inmediatamente una cumbre extraordinaria para encontrar soluciones comunes en respuesta a la situación de crisis del Mediterráneo; considera lamentable, no obstante, que las medidas adoptadas sigan siendo en gran medida insuficientes, e insta a todos los Estados miembros, a todas las instituciones europeas y a todas las agencias europeas a adoptar medidas inmediatas en respuesta a la situación de crisis del Mediterráneo, basándose en la solidaridad y el reparto equitativo de la responsabilidad, como prevé el artículo 80 del TFUE, y en un enfoque integral que abarque todas las dimensiones del problema, incluida la migración segura y legal, el pleno respeto de los derechos fundamentales y los valores fundamentales y la cooperación con terceros países;

4.      Pide a los Estados miembros que, de conformidad con la legislación internacional en vigor, respeten el principio de no devolución;

5.      Celebra el compromiso adquirido por el Consejo Europeo de reforzar la operación Tritón de la UE aumentando los fondos y los activos; insta a la UE a establecer un mandato claro para la operación Tritón, a fin de ampliar y aumentar las operaciones de búsqueda y rescate en alta mar, más allá del límite actual de 30 millas, con el fin de salvar las vidas de los migrantes en peligro;

6.      Lamenta que el Consejo Europeo no haya creado un mecanismo de solidaridad vinculante y creíble a escala de la UE, que englobe un régimen obligatorio de reasentamiento acompañado de reubicaciones de emergencia entre los Estados miembros; considera que, en este contexto, es fundamental revisar el Reglamento Dublín III y establecer un reparto equitativo de cuotas entre los Estados miembros, basado en el PIB, la dimensión y la población, la tasa de desempleo, el número de refugiados que ya están presentes y, en cierta medida, en sus opciones personales; insta a los Estados miembros a utilizar plenamente, mientras tanto, los criterios previstos en el Reglamento Dublín III, como los niños no acompañados, la reunificación familiar y las cláusulas discrecionales;

7.      Pide una transposición rápida y plena y una aplicación efectiva del Sistema Europeo Común de Asilo por parte de todos los Estados miembros participantes, garantizando de este modo unas normas europeas comunes en virtud de la legislación existente;

8.      Hace hincapié en que en 2014 casi la mitad de los solicitantes de asilo que llegaron a Europa tenían derecho a asilo o a protección subsidiaria o estaban autorizados a permanecer por razones humanitarias; subraya, por consiguiente, la necesidad de un mayor uso de vías seguras y legales, como los visados humanitarios y un régimen de reasentamiento creíble, sólido y obligatorio a escala de la UE, incluida una cuota vinculante para el reparto; destaca que, además de un programa sólido de reasentamiento, los Estados miembros deben llegar a un acuerdo para ofrecer otras vías legales, como una mejor reunificación familiar, regímenes de mecenazgo privado y modalidades flexibles en materia de visados, incluso para fines de estudios y trabajo;

9.      Pide al Consejo de Ministros, en este contexto, que active la Directiva de protección temporal de 2001 o el artículo 78, apartado 3, del TFUE, que prevén un mecanismo de solidaridad en caso de afluencia súbita y masiva de personas desplazadas;

10.    Recuerda que el asilo es un derecho humano fundamental garantizado por el Derecho internacional y por obligaciones que son vinculantes para todos los Estados miembros; subraya, por consiguiente, que los Estados miembros deben hacer un mayor uso de los procedimientos a su disposición, en cuanto al modo en que se deben tratar las solicitudes urgentes de protección, haciendo un mayor uso del marco legal en vigor(5), incluido el examen de solicitudes de asilo presentadas en sus consulados en países terceros;

11.    Reitera la necesidad de apoyar a los terceros países, en particular a los que están bajo presión, a través del refuerzo de las instituciones y las capacidades y, en particular, apoyando regímenes de asilo viables y operativos;

12.    Recuerda que una cooperación y asociación más estrechas con los países de origen y tránsito es fundamental para definir un enfoque global ante la política de migración y asilo de la UE; pide a la Comisión y a la VP/AL que intensifiquen los esfuerzos en favor de una cooperación renovada con los socios estratégicos para definir acciones conjuntas en materia de lucha contra las redes delictivas, construyendo y reforzando las capacidades de protección y asilo para los migrantes abandonados en las vías principales y ofreciendo opciones seguras para las personas que pueden solicitar protección internacional, en estrecha cooperación con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR);

13.    Acoge con satisfacción la intención de convocar una cumbre UE-Unión Africana en Malta, con la participación de todos los países africanos afectados; recuerda la necesidad de que la cumbre aborde no solo la lucha contra el contrabando y el tráfico, sino también la necesidad de garantizar el acceso a la protección y el asilo y, más generalmente, las causas profundas de la migración, en particular la pobreza, los conflictos y la persecución;

14.    Acoge con satisfacción los esfuerzos de la VP/AR en el apoyo de las negociaciones dirigidas por las Naciones Unidas para el establecimiento de una autoridad gubernamental en Libia;

15.    Recuerda que la migración es un fenómeno complejo mundial que requiere también un enfoque a largo plazo que aborde sus causas profundas, como la pobreza, la desigualdad, la injusticia y los conflictos armados; insta a los Estados miembros y a la comunidad internacional a que ayuden a encontrar soluciones políticas sostenibles en los países en conflicto y a reforzar un diálogo político que abarque todos los elementos de derechos humanos, para apoyar unas instituciones inclusivas y democráticas, aumentar la capacidad de resistencia de las comunidades locales y fomentar el desarrollo social y democrático en los países de origen y entre sus poblaciones;

16.    Acoge positivamente la idea de una tramitación conjunta de las solicitudes de asilo en los Estados miembros que se encuentran en primera línea, con el apoyo de los equipos de EASO; destaca la necesidad de examinar la posibilidad de prever el reconocimiento mutuo de las decisiones en materia de asilo, como forma adicional de solidaridad;

17.    Destaca la necesidad de desarrollar, además de los puntos mencionados, acciones conjuntas, en estrecha colaboración con los organismos pertinentes, contra las redes delictivas de traficantes de migrantes, para impedir que saquen provecho económico poniendo en riesgo la vida de los migrantes; pide a la VP/AR y a la Comisión que incrementen la cooperación con los países terceros de origen y tránsito, en asociación con los organismos pertinentes de la UE y las Naciones Unidas y las organizaciones internacionales;

18.    Recuerda que el fin de la presente Resolución es responder a los trágicos acontecimientos ocurridos recientemente en el Mediterráneo y a las conclusiones del Consejo Europeo del 23 de abril de 2015, así como proponer una serie de medidas urgentes que deben adoptarse inmediatamente, teniendo en cuenta que la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior —competente en esta materia— está elaborando actualmente un informe que reflejará las orientaciones políticas del Parlamento, a medio y largo plazo, en materia de migración;

19.    Pide a la Comisión que elabore y presente un programa europeo ambicioso sobre migración, basado en un enfoque integral y en la solidaridad, que tenga en cuenta las medidas y propuestas incluidas en la presente Resolución;

20.    Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución, al Consejo, a la Comisión y a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros.

(1)

Textos Aprobados, P8_TA(2014)0105.

(2)

COM(2014) 0288.

(3)

https://easo.europa.eu/wp-content/uploads/EASO-Newsletter-March-2015.pdf

(4)

http://www.marina.difesa.it/EN/operations/Pagine/MareNostrum.aspx

(5)

A finales de 2013, el principal tribunal de la UE (el TJUE) ya había decidido en el asunto Koushkaki que el Código de visado en vigor exige a los Estados miembros que expidan visados a los solicitantes si se cumplen los criterios para su expedición. De acuerdo con el Código de visado en vigor, se expedirá un visado VTL «cuando el Estado miembro de que se trate considere necesario, por razones humanitarias o de interés nacional o debido a obligaciones internacionales».

Aviso jurídico - Política de privacidad