Procedimiento : 2015/2833(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0835/2015

Textos presentados :

B8-0835/2015

Debates :

Votaciones :

PV 10/09/2015 - 8.4
CRE 10/09/2015 - 8.4
Explicaciones de voto

Textos aprobados :


PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 151kWORD 83k
7.9.2015
PE565.803v01-00
 
B8-0835/2015

tras las declaraciones del Consejo y de la Comisión

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento


sobre migración y la situación de los refugiados (2015/2833(RSP))


Marina Albiol Guzmán, Cornelia Ernst, Martina Anderson, Malin Björk, Kostas Chrysogonos, Marie-Christine Vergiat, Barbara Spinelli, Lynn Boylan, Matt Carthy, Javier Couso Permuy, Stefan Eck, Tania González Peñas, Takis Hadjigeorgiou, Josu Juaristi Abaunz, Stelios Kouloglou, Merja Kyllönen, Patrick Le Hyaric, Paloma López Bermejo, Liadh Ní Riada, Marisa Matias, Martina Michels, Younous Omarjee, Pablo Iglesias, Sofia Sakorafa, Lola Sánchez Caldentey, Lidia Senra Rodríguez, Neoklis Sylikiotis, Miguel Urbán Crespo, Ángela Vallina, Eleonora Forenza en nombre del Grupo GUE/NGL

Resolución del Parlamento Europeo sobre migración y la situación de los refugiados (2015/2833(RSP))  
B8-0835/2015

El Parlamento Europeo,

–       Vista la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea,

–       Visto el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales,

–       Vista la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948,

–       Vistos la Convención de Ginebra de 1951 y su protocolo adicional,

–       Vista su Resolución, de 30 de abril de 2015, sobre las recientes tragedias en el Mediterráneo y las políticas de inmigración y asilo de la UE(1),

–       Vistas las Conclusiones del Consejo Europeo de 23 de abril de 2015,

–       Vista su Resolución, de 17 de diciembre de 2014, sobre la situación en el mar Mediterráneo y la necesidad de un enfoque integral de la Unión frente a la migración(2),

–       Visto el discurso pronunciado por su Presidente durante su visita a Lampedusa, los días 2 y 3 de octubre de 2014, para conmemorar el aniversario de la tragedia acontecida el 3 de octubre de 2013,

–       Vistos los informes de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior sobre las visitas de sus delegaciones a Lampedusa, en noviembre de 2011, a Jordania, en febrero de 2013, en relación con los refugiados procedentes de Siria, y a Bulgaria, en enero de 2014, en relación con la situación de los solicitantes de asilo y los refugiados, en especial de los procedentes de Siria,

–       Vistos los debates mantenidos durante la sesión plenaria del 9 de octubre de 2013 sobre las políticas de migración de la UE en el mar Mediterráneo, con especial atención a los trágicos hechos acaecidos en aguas de Lampedusa,

–       Vistos los debates celebrados en la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior desde el principio de la legislatura actual: el 22 de julio de 2014, sobre la aplicación de la comunicación sobre la labor del Grupo Especial para el Mediterráneo; el 4 de septiembre de 2014, sobre las actividades de Frontex en el Mediterráneo y sobre el Grupo Especial para el Mediterráneo; y el 24 de septiembre de 2014, sobre el quinto informe anual sobre inmigración y asilo (2013) (COM(2014)0288) y sobre el informe anual sobre la situación del asilo en la Unión Europea (2013) de la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO),

–       Vista la Comunicación de la Comisión, de 4 de diciembre de 2013, sobre la labor del Grupo Especial para el Mediterráneo (COM(2013)0869),

–       Vistas las Conclusiones del Consejo Europeo de 20 de diciembre de 2013,

–       Visto el documento de trabajo de los servicios de la Comisión, de 22 de mayo de 2014, titulado «Aplicación de la Comunicación sobre la labor del Grupo Especial para el Mediterráneo» (SWD(2014)0173),

–       Vistas las Conclusiones aprobadas por el Consejo Europeo en su reunión de los días 26 y 27 de junio de 2014, en las que definió las orientaciones estratégicas de la programación legislativa y operativa para los próximos años en el espacio de libertad, seguridad y justicia,

–       Vistas las orientaciones políticas para la próxima Comisión, presentadas por su Presidente, Jean-Claude Juncker, en el Pleno del Parlamento del 15 de julio de 2014,

–       Visto el Dictamen del Comité Económico y Social Europeo, de 11 de septiembre de 2014, sobre las políticas europeas de inmigración,

–       Vistos los compromisos asumidos por el comisario de Migración, Asuntos de Interior y Ciudadanía, Dimitris Avramopoulos, en su audiencia del 30 de septiembre de 2014 ante la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior,

–       Vistas las Conclusiones del Consejo, de 10 de octubre de 2014, sobre tomar medidas para gestionar mejor los flujos migratorios,

–       Visto el Informe de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, de abril de 2012, titulado «Vidas perdidas en el Mediterráneo, ¿quién es el responsable?»,

–       Vistos los informes anuales del relator especial de las Naciones Unidas sobre los derechos humanos de los migrantes, en especial el de abril de 2013 sobre la gestión de las fronteras exteriores de la UE y sus consecuencias sobre los derechos humanos de los migrantes, así como el publicado en abril de 2014 sobre la explotación laboral de los migrantes,

–       Visto el trabajo realizado por ONG y organizaciones de la sociedad civil en el Mediterráneo, que constituye un modelo de operaciones de rescate civil no militarizadas basadas en los derechos humanos y la solidaridad,

–       Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

A.     Considerando que la inestabilidad regional y la persistencia del conflicto están generando una crisis humanitaria sin precedentes en la historia moderna, con más de 60 millones de personas desplazadas en 2014; que, en 2014, unas 42 500 personas se convirtieron cada día en refugiados, solicitantes de asilo y desplazados internos, que estos movimientos se producen principalmente en países en desarrollo y que solo un 13 % de ellos afecta a países desarrollados;

B.     Considerando que la mayoría de los Estados miembros han reducido su participación en los programas de ayuda alimentaria, lo que ha dado lugar a una carestía de alimentos en los primeros países de acogida de refugiados, en particular Jordania y Líbano;

C.     Considerando que los conflictos en Siria y Libia, donde los Estados miembros han armado y financiado a diferentes actores, han dado lugar a un dramático aumento del número de refugiados, lo que demuestra una vez más la necesidad de que los Estados miembros de la UE se atengan a sus obligaciones internacionales para acoger a los refugiados y rescatarlos en el mar;

D.     Considerando que la UE y los Estados miembros están contribuyendo a alimentar el negocio criminal y peligroso de la trata de seres humanos erigiendo vallas y blindando cada vez más sus fronteras exteriores frente a la llegada de migrantes y refugiados, sin ofrecer posibilidades para acceder de forma segura y legal a la UE; que, por consiguiente, la UE y los Estados miembros no están dando una respuesta adecuada a las muertes en el Mediterráneo y a la crisis de refugiados en nuestra vecindad;

E.     Considerando que, según los datos del ACNUR, 2 778 mujeres, hombres y niños han muerto o desaparecido en 2015 al intentar llegar a un lugar seguro en Europa; que, en vez de poner en práctica una operación proactiva de búsqueda y rescate, la UE ha incrementado el presupuesto de FRONTEX; que, en una declaración de 5 de agosto de 2014, Médicos sin Fronteras/(CMSF) ha puesto de relieve la grave carencia de operaciones de búsqueda y rescate adecuadas;

F.     Considerando que, según datos del ACNUR, entre enero y agosto de 2015 han llegado por mar y tierra a Grecia 229 460 personas, y que 115 500 personas han llegado por mar a Italia entre enero y julio de 2015; reconociendo los esfuerzos realizados por Grecia para mejorar la situación de los refugiados a pesar de la falta de apoyo europeo, en particular financiación;

G.     Considerando que el 5 de septiembre de 2015 Alemania y Austria permitieron el acceso a miles de refugiados a los que el Gobierno húngaro había impedido subir al tren en Budapest; lamentado que estos mismos gobiernos hayan anunciado el restablecimiento de los controles aleatorios en las fronteras a pesar de la situación humanitaria;

H.     Considerando las numerosas iniciativas tomadas por ciudadanos y autoridades locales en favor de los refugiados que se han llevado a cabo en toda Europa para pedir una política de migración y asilo diferente;

I.      Considerando que, según los datos de Frontex, Siria, Afganistán, Eritrea e Irak son los principales países de origen de los solicitantes de asilo en lo que va de año;

J.      Considerando que, en virtud de la Convención de Ginebra de 1951, una persona puede solicitar asilo en otro país, independientemente de cuál sea su país de origen, en la medida en que tenga temores fundados de ser perseguida por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social u opiniones políticas;

K.     Considerando que en el último Consejo Europeo celebrado los días 25 y 26 de junio en Bruselas, los dirigentes no lograron ponerse de acuerdo sobre unas cifras suficientes para los mecanismos voluntarios de reubicación o reasentamiento para los solicitantes de asilo;

L.     Considerando que, en lugar de la actual toma de decisiones ad hoc, es necesario desarrollar un enfoque a más largo plazo para operaciones de búsqueda y rescate proactivas y no militarizadas independiente de los controles fronterizos;

M.    Considerando que la situación que se vive actualmente en Grecia, Italia y Hungría pone de manifiesto la necesidad urgente de suspender la aplicación del Reglamento de Dublín y de desarrollar alternativas;

1.      Rinde homenaje a los hombres, mujeres y niños que han muerto en los últimos años intentando llegar a un lugar seguro en Europa, y transmite su más sincero pésame, su solidaridad y su apoyo a las familias de las víctimas; pide a la UE y a los Estados miembros que hagan cuanto obre en su poder para identificar los cadáveres y determinar la identidad de las personas desaparecidas e informar a sus familiares;

2.      Condena la falta de solidaridad y responsabilidad entre Estados miembros de la UE y el trato inhumano y degradante que se ha infligido a migrantes y refugiados en Europa, incluidos actos de violencia por parte de las autoridades policiales; pide, por lo tanto, una modificación radical e inmediata de las políticas de inmigración y asilo;

3.      Expresa su total solidaridad con el elevado número de refugiados y migrantes que huyen de un conflicto sin fin, graves violaciones de los derechos humanos, las fatales consecuencias del cambio climático, la miseria y una dura represión; recuerda que la UE y los Estados miembros son en parte responsables de la guerra, el caos, la miseria económica, el hambre y la muerte de la que están huyendo los migrantes y refugiados, sobre todo a causa de las políticas económicas neoliberales aplicadas a nivel mundial, su pasado colonial y las actuales políticas neocoloniales;

4.      Alaba las numerosas iniciativas populares y de las autoridades locales en toda Europa, que han proporcionado ayuda a los refugiados a falta de apoyo y liderazgo de la UE y de los Gobiernos; reconoce que estas iniciativas demuestran que muchos ciudadanos desean vivir en una Europa de solidaridad en la que los refugiados y los migrantes sean bienvenidos; se felicita, en particular, de la creación de una red de «ciudades de acogida de refugiados» en España, e insta a las autoridades locales a que sigan este ejemplo;

5.      Reconoce la necesidad de apoyo de las Naciones Unidas; pide, por lo tanto, que las Naciones Unidas desempeñen un importante papel en respuesta a la crisis de los refugiados, incluso mediante una resolución del Consejo de Seguridad para permitir a los solicitantes de asilo un acceso rápido y seguro al territorio europeo;

6.      Insta a todos los Estados miembros y a todas las instituciones europeas a que adopten medidas inmediatas en respuesta a la situación de crisis en el Mediterráneo, basadas en la solidaridad y el reparto equitativo de la responsabilidad, tal y como se prevé en el artículo 80 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, y en un enfoque integral que tenga en cuenta una migración segura y legal, el pleno respeto de los derechos fundamentales y los valores fundamentales; pide a la Comisión y al Consejo que, en caso de que no pueda lograrse una posición unida en el Consejo en este sentido, creen una coalición de Estados miembros para avanzar hacia una política de la UE en materia de refugiados y migración más progresista y humana y que se asigne una financiación significativa a este fin como parte de la cooperación reforzada;

7.      Pide a la UE y a los Estados miembros que organicen urgentemente una nueva operación civil permanente de búsqueda y rescate en el mar Mediterráneo diseñada en estrecha colaboración con las organizaciones de la sociedad civil y teniendo en cuenta determinadas experiencias de búsqueda y rescate que son valiosas, por ejemplo las de la Estación de Ayuda al Migrante por Mar (MOAS) y de MSF;

8.      Lamenta que el Consejo Europeo no haya aplicado un mecanismo de solidaridad creíble y vinculante a escala de la UE, que englobe un régimen obligatorio de reasentamiento acompañado de reubicaciones de emergencia entre los Estados miembros, teniendo al mismo tiempo en cuenta el derecho de los migrantes y refugiados a elegir dónde vivir; pide a la Comisión que proponga para su régimen de reubicación permanente un número de reubicaciones adecuado que se corresponda con las necesidades actuales de los países donde se ha producido la primera entrada, tomando como base las llegadas por mar y tierra que se han producido en lo que va de año;

9.      Pide la suspensión inmediata de Reglamento de Dublín, que no garantiza el acceso efectivo al asilo;

10.    Pide a la Comisión y a los Estados miembros que activen inmediatamente la Directiva de protección temporal (Directiva 2001/55/CE) ante la actual afluencia de refugiados;

11.    Destaca la necesidad de aumentar el uso de vías legales y seguras y de reforzar la expedición de visados humanitarios en el código de visados, pidiendo a los Estados miembros que hagan un mayor uso de dichos visados humanitarios o que suspendan el requisito de dichos visados en el caso de las personas que viajen desde una zona de conflicto;

12.    Destaca que, además de un programa sólido de reasentamiento, los Estados miembros deben llegar a un acuerdo para ofrecer otras vías legales, como una mejor reunificación familiar, regímenes de mecenazgo privado y modalidades flexibles en materia de visados, incluso para fines de estudios, trabajo y salud;

13.    Condena la decisión del Consejo de concentrar todos los esfuerzos efectivos, incluidos los militares, en una lucha que no solo es un fracaso, sino que además está equivocada, ya que los pasadores de personas se aprovechan de la inexistencia de vías legales para los migrantes y refugiados; condena el plan consistente en destruir buques frente a las costas de Libia y otros países del norte de África, y pide a los Estados miembros de la UE que pongan fin a la misión EUNAVFOR MED;

14.    Pide a los Estados miembros que creen urgentemente estructuras de acogida adecuadas para los migrantes y solicitantes de asilo y que reconozcan a las personas que huyen de conflictos en curso la condición de refugiados a primera vista;

15.    Lamenta que a muchas personas que huyen de la privación de derechos humanos en Estados frágiles o desestructurados no se les conceda el estatuto de refugiados y se conviertan en indocumentados a pesar de su temor fundado a ser objeto de persecución;

16.    Condena la aceleración y la aplicación de los regresos planeados a partir de «puntos críticos» tomando como base una lista de países «seguros»; manifiesta su preocupación por la posibilidad de que ello impida las solicitudes individuales de asilo por parte de nacionales y residentes en dichos países; señala que el enfoque basado en el concepto de «países seguros» socava los derechos humanos de aquellas personas que pertenecen a grupos vulnerables, como por ejemplo las mujeres que son víctimas de persecuciones por razones de género y las personas LGBTI; condena, en particular, el anuncio del Presidente Juncker de que todos los países candidatos a la adhesión a la UE, incluidos Turquía y los países de los Balcanes, se consideran países seguros;

17.    Condena la posición de la Comisión de considerar la toma de impresiones dactilares mediante el uso de medidas coercitivas o de detención como una «mejor práctica» siempre que sea proporcionada; pide a la Comisión que facilite información sobre la manera como esta práctica respeta el derecho de la persona a la dignidad humana, y condena la aplicación de esta práctica criminalizadora;

18.    Condena la detención de migrantes y solicita la supresión de los centros de detención; respalda los esfuerzos que están realizando en este sentido algunos Estados miembros;

19.    Pide la suspensión de todos los acuerdos de readmisión con países que no respetan los derechos humanos fundamentales;

20.    Pide a los Estados miembros que respeten el principio internacional de no devolución no solo de palabra, sino también en la práctica; recuerda que la expulsión colectiva está prohibida;

21.    Pide a la Comisión y a los Estados miembros que suspendan inmediatamente la cooperación con terceros países cuya política esté destinada a impedir la llegada de migrantes y refugiados a un lugar seguro en Europa y a intensificar los controles en las fronteras; pide que se ponga fin a la negociación de cualquier tipo de acuerdo con terceros países que no garanticen la protección de los refugiados ni el respeto de los derechos fundamentales, como por ejemplo Eritrea, Sudán, Somalia, Etiopía y Egipto, todos ellos países de los que están huyendo los refugiados, y pide asimismo la suspensión de los procesos de Rabat y de Jartum; pide asimismo la suspensión de toda asistencia financiera a los regímenes de Egipto y Eritrea a la vista de los informes de las Naciones Unidas y de ONG que dan fe de violaciones de los derechos humanos en dichos países;

22.    Rechaza las propuestas de algunos Estados miembros de crear centros de asilo o detención europeos en terceros países e involucrar a los países del norte de África y Turquía en las operaciones europeas de búsqueda y rescate con objeto de interceptar a los refugiados y devolverlos a las costas africanas y turcas; pide a la Comisión, en este contexto, que proporcione al Parlamento una evaluación de la conformidad de tales propuestas con el Derecho internacional, y en particular la Convención de Ginebra, o de otros obstáculos prácticos y jurídicos a su aplicación;

23.    Recuerda que el asilo es un derecho humano fundamental garantizado por el Derecho internacional y por obligaciones que son vinculantes para todos los Estados miembros; destaca, por consiguiente, que los Estados miembros deben recurrir más a los procedimientos a su disposición para tratar las solicitudes urgentes de protección, haciendo un mayor uso del marco jurídico vigente, incluidas las solicitudes de asilo presentadas en los consulados de terceros países y tramitadas una vez que el solicitante se encuentra en Europa; reitera que el porcentaje de aceptación de solicitudes de asilo varía en gran medida de un Estado miembro a otro; le preocupa en este sentido la política de retención y retorno seguida por algunos Estados miembros con respecto a los «solicitantes de asilo rechazados»;

24.    Pide a la UE y a los Estados miembros que, a la vista de la trágica incidencia de sus anteriores intervenciones militares en el aumento del número de refugiados, se abstengan de participar en conflictos en terceros países o de armar y apoyar a sus actores, y que favorezcan la paz y rechacen las intervenciones violentas como base de su política exterior; pide, en particular, a la UE y a los Estados miembros que no lleven a cabo ninguna intervención militar en Siria y Libia;

25.    Recuerda que, en el marco de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, los Estados miembros se han comprometido a financiar la ayuda al desarrollo hasta un 0,7 % de su PIB; lamenta que prácticamente todos los Estados miembros hayan abandonado este compromiso; condena que algunos Estados miembros hayan llegado incluso a reducir su participación; pide, en este contexto, que se intensifique el apoyo de la UE a las organizaciones de la sociedad civil y a las autoridades locales en todos los niveles;

26.    Condena las palabras y los comportamientos xenófobos de los dirigentes de algunos Estados miembros, y condena el uso que están haciendo de la actual crisis fuerzas de extrema de derecha para difundir su mensaje violento; condena asimismo que dirigentes de algunos Estados miembros sigan manteniendo actitudes confusas y de división hacia los refugiados, solicitantes de asilo y migrantes «económicos»; condena, en particular, todas las medidas que están siendo adoptadas por el actual Gobierno húngaro que contravienen el Derecho internacional en materia de asilo, incluida la modificación de la legislación nacional en materia de asilo, la construcción de una nueva valla y el desembarco violento de un tren lleno de refugiados, así como las recientes declaraciones del primer ministro Viktor Orban;

27.    Apoya un incremento considerable del Fondo de Asilo, Migración e Integración para 2016; pide que los importes disponibles en este Fondo se destinen principalmente al asilo y la integración, sobre todo en el ámbito de la educación, el empleo, la sanidad y la vivienda, con objeto de promover una participación igualitaria en la vida social;

28.    Pide al Consejo y a los Estados miembros que apliquen las iniciativas ya anunciadas por la Comisión dirigidas a reforzar la solidaridad y el reparto de responsabilidades entre los Estados miembros, incluida la nueva propuesta de un mecanismo permanente de reubicación, con un aumento considerable del número de plazas disponibles para la reubicación como un paso en la dirección correcta, y teniendo en cuenta que la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior, competente en este asunto, está elaborando actualmente un informe que reflejará las orientaciones políticas del Parlamento, a medio y largo plazo, en materia de migración;

29.    Pide la celebración urgente de una cumbre europea para examinar el cambio radical que se necesita en las políticas en materia de migración y asilo;

30.    Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión y a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros.

(1)

Textos Aprobados, P8_TA(2015)0176.

(2)

Textos Aprobados, P8_TA(2014)0105.

Aviso jurídico - Política de privacidad