Procedimiento : 2015/2833(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0837/2015

Textos presentados :

B8-0837/2015

Debates :

Votaciones :

PV 10/09/2015 - 8.4
CRE 10/09/2015 - 8.4
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2015)0317

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 149kWORD 86k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0832/2015
7.9.2015
PE565.805v01-00
 
B8-0837/2015

tras las declaraciones del Consejo y de la Comisión

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento


sobre la migración y los refugiados en Europa (2015/2833(RSP))


Judith Sargentini, Ska Keller, Jean Lambert, Ulrike Lunacek, Benedek Jávor, Bart Staes, Michel Reimon en nombre del Grupo Verts/ALE

Resolución del Parlamento Europeo sobre la migración y los refugiados en Europa (2015/2833(RSP))  
B8-0837/2015

El Parlamento Europeo,

–       Vista la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea,

–       Visto el Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales,

–       Vista la Declaración Universal de Derechos Humanos,

–       Vistos la Convención de las Naciones Unidas sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951 y su Protocolo adicional,

–       Vista su Resolución, de 9 de octubre de 2013, sobre las medidas de la UE y los Estados miembros para hacer frente al flujo de refugiados provocado por el conflicto en Siria(1),

–       Vista su Resolución, de 17 de diciembre de 2014, sobre la situación en el mar Mediterráneo y la necesidad de un enfoque integral de la Unión frente a la migración(2),

–       Vista su Resolución, de 29 de abril de 2015, sobre las recientes tragedias en el Mediterráneo y las políticas de migración y asilo de la UE(3),

–       Vista la Agenda Europea de Migración de la Comisión de 13 de mayo de 2015 (COM(2015)0240),

–       Visto el Plan de acción de diez puntos sobre migración aprobado en la reunión conjunta de los ministros de Asuntos Exteriores y de Interior, de 20 de abril de 2015,

–       Vistas las conclusiones de la reunión extraordinaria del Consejo Europeo sobre la crisis de los refugiados en el Mediterráneo, de 23 de abril de 2015,

–       Visto el Informe de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, de abril de 2012, titulado «Vidas perdidas en el Mediterráneo»,

–       Vistos los informes anuales del relator especial de las Naciones Unidas sobre los derechos humanos de los migrantes y, en particular, el titulado «Contar con la movilidad de toda una generación: seguimiento del estudio regional sobre la administración de las fronteras periféricas de la Unión Europea y sus repercusiones sobre los derechos humanos de los migrantes», publicado en mayo de 2015,

–       Visto el informe anual de la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO) sobre la situación del asilo en la Unión Europea (2014),

–       Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

A.     Considerando que, a raíz de la crisis mundial de los refugiados, un número sin precedentes de personas está buscando protección en la UE; que va a seguir creciendo la oleada de refugiados como consecuencia de la cada vez mayor inestabilidad en las fronteras europeas que generan los conflictos acompañados de flagrantes violaciones de los derechos humanos, el brusco aumento de la violencia y el terrorismo, y los devastadores efectos del cambio climático; y que todo ello pone de manifiesto una vez más que urge hacer todo lo posible para salvar a las personas que huyen de sus países y están en peligro, y que los Estados miembros deben cumplir sus obligaciones internacionales, incluida la obligación de rescate en el mar;

B.     Considerando que, según los datos del ACNUR, 2 800 mujeres, hombres y niños han muerto o desaparecido en 2015 al intentar llegar a un lugar seguro en Europa; que Médicos sin Fronteras ha puesto de relieve, en una declaración del 5 de agosto de 2015, la grave carencia de operaciones de búsqueda y rescate adecuadas; que los refugiados y los migrantes también pierden la vida cuando atraviesan Europa; que, el mes pasado, 71 mujeres, hombres y niños que se desplazaban de Hungría a Austria aparecieron muertos en un camión;

C.     Considerando que la UE y sus Estados miembros fuerzan de hecho a los refugiados y migrantes a recurrir a pasadores de fronteras al construir vallas y blindar sus fronteras exteriores frente a la migración irregular, sin ofrecer posibilidades para entrar legalmente;

D.     Considerando que, según los datos del ACNUR, entre enero y agosto de 2015 han llegado por mar y tierra a Grecia 229 460 personas, y 115 500 personas han llegado por mar a Italia; y que, según los datos de Frontex, entre enero y julio de 2015, han llegado 150 000 personas a Hungría;

E.     Considerando que, en julio de 2015, el número de solicitudes de protección internacional dirigidas a los Estados miembros de la UE, Noruega y Suiza ascendió a 123 294, cifra con la que sobrepasa por primera vez la de 100 000 solicitudes y supone un incremento del 28 % con respecto a junio de 2015;

F.     Considerando que, según los datos de Frontex, Siria, Afganistán, Eritrea e Irak son los principales países de origen de los solicitantes de asilo en 2015; y que se concede protección a la gran mayoría de las personas que huyen de esos países a Europa;

G.     Considerando que, en el último Consejo Europeo, celebrado los días 25 y 26 de junio de 2015, y en la posterior reunión del Consejo de Justicia y Asuntos de Interior del 20 de julio de 2015 no se alcanzó ningún acuerdo para un mecanismo de redistribución vinculante para la reubicación y el reasentamiento de personas, optándose en su lugar por un mecanismo de carácter voluntario; que los Estados miembros no consiguieron llegar a un acuerdo para poner a disposición 40 000 plazas para la reubicación de refugiados desde Grecia e Italia, y en su lugar solo garantizaron 32 256 plazas;

H.     Considerando que, el 3 de septiembre de 2015, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, coincidieron en la necesidad de establecer un mecanismo permanente y obligatorio para la asignación de refugiados a todos los Estados miembros;

I.      Considerando que, el 3 de septiembre de 2015, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, solicitó que se redistribuyesen como mínimo 100 000 refugiados;

J.      Considerando que en un estudio elaborado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) se indica que Europa es el destino más peligroso del mundo para los migrantes «irregulares», y se vuelve a poner de relieve la necesidad de hacer todo lo posible para salvar las vidas de las personas en peligro y de que los Estados miembros cumplan sus obligaciones en materia de protección internacional;

K.     Considerando que numerosos ciudadanos están dando muestras de un nivel de solidaridad con los refugiados sin precedentes, reservándoles una calurosa bienvenida y un apoyo impresionante; que los ciudadanos europeos demuestran, de ese modo, que la protección de las personas que lo necesitan y la compasión siguen siendo unos valores auténticamente europeos;

L.     Considerando que la situación actual ha puesto de manifiesto una embarazosa falta de solidaridad de los gobiernos respecto de los solicitantes de asilo y una acción que carece de una coordinación y coherencia suficientes; que esta situación se está traduciendo en caos y violaciones de los derechos humanos;

M.    Considerando que algunos Estados miembros y sus líderes han adoptado un enfoque proactivo y han demostrado estar preparados y dispuestos a recibir a refugiados; y que otros Estados miembros deberían seguir ese buen ejemplo;

N.     Considerando que las diferentes posiciones adoptadas por cada uno de los Estados miembros siguen poniendo de relieve el hecho de que la UE tiene 28 políticas de migración fragmentadas; que la inexistencia de un sistema unificado de procedimientos y normas en materia de asilo en los Estados miembros significa que ofrecen unos niveles de protección diferentes y, en algunos casos, incluso unas garantías inadecuadas para los solicitantes de asilo;

O.     Considerando que los líderes de algunos Estados miembros y partidos de extrema derecha están utilizando la situación actual para avivar los sentimientos contra la migración al tiempo que culpan a la UE de la crisis, y que esto contribuye al incremento del número de actos violentos contra los migrantes;

P.     Considerando que en virtud de la Convención de Ginebra de 1951 una persona puede solicitar asilo en un país distinto del suyo propio, independientemente de cual sea su país de origen, en la medida en que tenga temores fundados de ser perseguida a causa de su raza, religión, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social u opiniones políticas;

1.      Expresa su profundo pesar y dolor a la vista de la actual situación de los refugiados y de la falta de solidaridad y responsabilidad que demuestran los Estados miembros; opina que las restrictivas políticas de la UE y sus Estados miembros en materia de asilo y migración están provocando la muerte de seres humanos; pide, en consecuencia, que se modifiquen de inmediato dichas políticas para impedir más muertes;

2.      Elogia la actitud de particulares y grupos de la sociedad civil de toda Europa que se están movilizando en gran número para dar la bienvenida y facilitar ayuda a refugiados y migrantes; acoge positivamente el apoyo tan efusivo de la opinión pública, incluidas organizaciones confesionales, ONG y particulares, que están orientando cada vez más a los gobiernos para que cambien su política y su retórica; anima a los ciudadanos europeos a mantener su apoyo y compromiso en favor de una respuesta humanitaria a la crisis de los refugiados; opina que semejantes acciones son una muestra de una adhesión auténtica a los valores europeos y una señal de esperanza para el futuro de Europa;

3.      Considera que los crecientes desequilibrios entre Estados miembros en lo que respecta tanto a la llegada de refugiados y migrantes como a su destino final son insostenibles; lamenta que el Consejo Europeo no haya conseguido ponerse de acuerdo sobre un mecanismo vinculante para la reubicación de emergencia de 40 000 refugiados desde Grecia e Italia en otros Estados miembros, y expresa su profunda decepción porque, pese a las claras directrices del Consejo Europeo, los Estados miembros se han comprometido hasta el momento a poner a disposición solo 32 256 plazas en dos años, mientras que solo en Grecia se registran 23 000 llegadas en una semana; celebra la decisión de Austria y Alemania de acoger a miles de refugiados y migrantes varados en condiciones insoportables en Hungría, y pide a todos los Estados miembros que sigan este ejemplo de liderazgo político basado en valores humanitarios;

4.      Celebra las nuevas iniciativas de la Comisión de cuadruplicar las plazas disponibles para la reubicación a fin de mitigar la situación en Hungría y seguir ayudando a Grecia e Italia; opina, no obstante, que las soluciones ad hoc para situaciones de emergencia solo pueden tener unos efectos limitados; apoya, por ello, la propuesta adicional de la Comisión de un mecanismo permanente de reubicación que se active en situaciones de emergencia; insta al Consejo a adoptar medidas con prontitud y sin demora; está preparado para tratar el nuevo régimen de reubicación de emergencia en el marco de un procedimiento acelerado, y afirma su intención de seguir adelante con todas las demás medidas propuestas por la Comisión en paralelo para garantizar que los Estados miembros no adopten una actitud dilatoria respecto del régimen de reubicación permanente; lamenta la falta de cooperación del Consejo sobre la anterior medida de reubicación de emergencia, lo que le ha llevado a ignorar las sugerencias del Parlamento en el procedimiento de consulta; recuerda al Consejo que el Parlamento es claramente favorable a un mecanismo de reubicación vinculante que tenga en cuenta, en la medida de lo posible, las preferencias de los refugiados y que requiera en principio el consentimiento de estos a ser trasladados; insta al Consejo a tomar en consideración esta sugerencia cuando adopte la nueva medida de reubicación de emergencia; pide a la Comisión y al Consejo que garanticen que todas las iniciativas en este ámbito se propongan y adopten mediante codecisión como actos jurídicamente vinculantes sin posibilidad de optar por la exclusión voluntaria; pide a los Estados miembros que apliquen esos actos rápidamente y de buena fe;

5.      Destaca que la libre circulación de las personas dentro del espacio Schengen ha sido uno de los mayores logros de la integración europea, que el espacio Schengen tiene un efecto positivo en las vidas de cientos de miles de ciudadanos de la UE al facilitar el cruce de fronteras y estimular la economía, y que la libertad de circulación es un derecho fundamental y un pilar de la ciudadanía de la UE; condena los intentos de socavar el funcionamiento del espacio Schengen;

6.      Acoge positivamente el apoyo operativo que la Comisión va a aportar a los Estados miembros situados en primera línea, como Grecia, Italia y Hungría, con la creación de «puntos críticos» que agrupen a expertos de las agencias de la UE como Frontex, la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO) y la Oficina Europea de Policía (Europol), para ayudar a los Estados miembros en el registro de las personas que llegan a la UE; recuerda a los Estados miembros que el éxito de los centros de registro depende de su buena disposición para reubicar a los refugiados desde los «puntos críticos» en sus territorios respectivos; insiste en que los procedimientos de retorno de las personas que no pueden optar a la protección han de respetar plenamente las normativas en materia de derechos humanos, y que se debería dar prioridad a los retornos voluntarios frente a los retornos forzosos;

7.      Pide a la Comisión que prevea un margen de maniobra presupuestario importante y una buena disponibilidad en las medidas relativas al presupuesto de 2016 y al marco financiero plurianual (MFP) para que se pueda apoyar en mayor medida y más rápidamente a la EASO y a los Estados miembros en sus acciones de acogida e integración de refugiados, también en el marco de los regímenes de reubicación;

8.      Pide que se abran pasillos humanitarios a través de los países de tránsito de los refugiados (en el Mediterráneo y en los Balcanes occidentales) a fin de aportar ayuda humanitaria y garantizar que se cubren las necesidades más básicas de los refugiados y se respetan sus derechos humanos;

9.      Pide que se revise urgentemente el Reglamento de Dublín y se establezca un sistema permanente y jurídicamente vinculante para toda la UE de distribución de los solicitantes de asilo entre los Estados miembros, sobre la base de un reparto obligatorio y justo, al tiempo que se tienen en cuenta las necesidades y preferencias de los propios solicitantes de asilo; sugiere que un sistema que permita a los solicitantes de asilo pedirlo en un Estado miembro donde ya tengan lazos familiares, vínculos sociales o mejores perspectivas de empleo mejoraría notablemente la futura integración de los solicitantes; opina además que un sistema de ese tipo reduciría significativamente los movimientos secundarios irregulares dentro de la UE y la necesidad de medidas coercitivas, como la detención de solicitantes de asilo para devolverlos al Estado miembro responsable; pide también a la Comisión que presente propuestas que permitan el reconocimiento mutuo de las decisiones favorables al asilo, la transferencia del estatuto de protección internacional dentro de la UE y la creación de un servicio europeo común de asilo; insta entretanto a los Estados miembros a aplicar las disposiciones del Reglamento de Dublín sin interpretarlas de manera restrictiva, de conformidad con el principio de solidaridad y los derechos fundamentales, como los relativos a los menores no acompañados, la reagrupación familiar y las cláusulas discrecionales; celebra que Alemania esté aplicando la cláusula de soberanía del Reglamento de Dublín a los refugiados sirios de manera que puedan permanecer en dicho país en lugar de ser devueltos al Estado miembro de llegada; anima a otros Estados miembros a seguir ese ejemplo;

10.    Toma nota de la triplicación de las operaciones Tritón y Poseidón de Frontex en el Mediterráneo y de su contribución al salvamento de vidas en el mar; opina que debería establecerse un sistema europeo humanitario y permanente de búsqueda y rescate;

11.    Recuerda que las posibilidades de entrada legal en la UE para las personas necesitadas de protección son muy limitadas, y lamenta que tengan que recurrir a los pasadores de fronteras y a rutas peligrosas para conseguir protección en Europa; considera, por lo tanto, como una prioridad de primer orden que la UE y sus Estados miembros prevean vías seguras y legales para los refugiados; pide a la Comisión que presente un programa europeo de reasentamiento mucho más ambicioso que incluya un incremento considerable de las 20 000 plazas de reasentamiento previstas hasta el momento, y pide a los Estados miembros que pongan a disposición las plazas necesarias; recuerda que el ACNUR está buscando 230 000 plazas de reasentamiento para refugiados sirios; anima a los Estados miembros a que establezcan programas de patrocinio privado que permitan que ONG u otros grupos, como organizaciones confesionales, contribuyan al reasentamiento de refugiados; pide a los Estados miembros que potencien la reagrupación familiar, superen los obstáculos legales y prácticos para adoptar con mayor rapidez decisiones al respecto y sigan las directrices de la Comisión sobre la aplicación de la letra y el espíritu de la Directiva relativa a la reagrupación familiar; opina que se debe modificar el Código sobre visados e incluir unas disposiciones comunes más específicas sobre los visados humanitarios; pide a los Estados miembros que utilicen plenamente las posibilidades existentes para emitir visados por razones humanitarias en sus embajadas y oficinas consulares, de modo que las personas que precisen protección puedan entrar en la UE de una manera segura, por barco o avión, en lugar de arriesgar sus vidas en el mar embarcando en pateras no aptas para la navegación; pide a los Estados miembros que hagan lo necesario para que sea posible solicitar asilo en sus embajadas y oficinas consulares; solicita a la Comisión que introduzca una exención de visado para Siria de manera que los refugiados sirios dejen de necesitar visado para entrar en el espacio Schengen;

12.    Expresa su preocupación a la vista de la propuesta de la Comisión de declarar países de origen seguros a efectos de asilo los países en vías de adhesión a la UE y los países candidatos potenciales a la adhesión a la UE, incluidos los países de los Balcanes occidentales y Turquía; considera que, a resultas de ello, los derechos procesales de los ciudadanos de esos países en el procedimiento de asilo quedarían muy limitados; señala que este enfoque basado en el concepto de «países seguros» socava los derechos humanos, especialmente los de aquellas personas que pertenecen a grupos vulnerables, como por ejemplo las minorías o las personas LGBTI; recuerda que, en 2014, la tasa media de reconocimiento de los nacionales de los Balcanes occidentales fue casi del 5 % y, en algunos Estados miembros como Finlandia e Italia, la tasa de reconocimiento llegó hasta el 50 %; señala que la situación de los derechos humanos y las libertades civiles en los países candidatos a la adhesión no suele ser una prioridad para la Comisión, y que sugerir que en esos países ya no se registran violaciones de los derechos humanos es engañoso;

13.    Subraya que la UE también debe ofrecer a las personas que desean venir a Europa vías legales para entrar y permanecer en la UE; señala que, hoy en día, los trabajadores migrantes apenas tienen medios para entrar legalmente en la UE aparte de solicitar asilo; pide que se cree para los países candidatos a la adhesión a la UE un corredor para la migración laboral que facilite el acceso de sus ciudadanos al mercado laboral de la UE; recuerda que el envejecimiento de la población de la UE reclama una actuación decidida también en el ámbito de la migración; considera que el actual enfoque por partes de la UE y sus Estados miembros para regular la migración debe ser sustituido por el Código de la UE sobre migración; pide a los Estados miembros que ratifiquen y apliquen la Convención internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migrantes y de sus familiares;

14.    Condena los incidentes ocurridos en países europeos en los que se ha registrado un trato inhumano y degradante de migrantes y refugiados, incluidos actos de incitación al odio y de violencia por parte de autoridades policiales y grupos extremistas; pide a la Comisión y a los Estados miembros que adopten medidas urgentes para combatir los actos violentos y la incitación al odio contra refugiados y migrantes; pide, asimismo, a los dirigentes de la UE y de sus Estados miembros que adopten una posición clara a favor de la solidaridad europea, el respeto de la dignidad humana y los derechos de los refugiados y los migrantes;

15.    Condena la detención de migrantes y la criminalización de sus acciones, como el cruce irregular de fronteras; opina que este enfoque presenta equivocadamente a los migrantes como delincuentes y como una amenaza para el orden público; recuerda que los Estados miembros no deben descuidar sus obligaciones en virtud de la legislación sobre derechos humanos y asilo bajo el pretexto de que las personas de que se trata han vulnerado las normas existentes, excepto en el caso de delitos muy graves; pide que se ponga fin a las detenciones; subraya que las condiciones de las instalaciones de acogida deben respetar plenamente las normativas en materia de derechos humanos y el Derecho de la UE; pide a los Estados miembros que no impongan sanciones a las personas que ayudan voluntariamente a los migrantes por motivos humanitarios, incluidas las que los transportan;

16.    Se opone a la operación EUNAVFOR Med contra los pasadores de fronteras y los traficantes de personas en el Mediterráneo; rechaza la iniciativa de la alta representante de lanzar la segunda fase de la operación, que podría conducir al uso no intencionado de la fuerza letal contra migrantes y refugiados desarmados; reitera su llamamiento para que no se emprendan acciones no cubiertas por el Derecho internacional; lamenta la militarización excesiva de los esfuerzos para resolver la crisis de los refugiados por parte de algunos Estados miembros; opina que el hecho de centrarse en la lucha militar contra los pasadores de fronteras, la destrucción de sus embarcaciones, el aumento de las patrullas y la construcción de muros y vallas en las fronteras exteriores hace que para las personas que huyen de la guerra y la persecución sea aún más peligroso llegar hasta Europa y las obliga aún más a recurrir a los pasadores de fronteras; considera además que con ello se envía la señal equivocada, a saber, que los solicitantes de asilo representan una amenaza para la seguridad a la que se puede hacer frente con medios militares; subraya que los Estados miembros tienen la obligación de garantizar el acceso al territorio de la UE a las personas que necesitan protección internacional;

17.    Pide a la Comisión y a los Estados miembros que suspendan inmediatamente la cooperación destinada a impedir la migración irregular y a mejorar los controles de las fronteras con terceros países, como Eritrea y Egipto, controles que, en realidad, permiten devolver refugiados, y suspendan toda ayuda financiera a dichos regímenes a la vista de los informes de las Naciones Unidas y diferentes ONG sobre violaciones de los derechos humanos; rechaza las propuestas de los Estados miembros de abrir centros de asilo en terceros países e involucrar a los países del norte de África y Turquía en las operaciones europeas de búsqueda y rescate con objeto de interceptar a los refugiados y devolverlos a suelo africano y turco; pide a la Comisión, en este contexto, que facilite al Parlamento una evaluación del nivel de conformidad de esas propuestas con el Derecho internacional de asilo y de los obstáculos prácticos y jurídicos para su aplicación; solicita que se sustituya el proceso de Jartum por uno basado en el pleno respeto de los derechos humanos y centrado en la mejora de las condiciones de vida de modo que se aborden las causas primordiales de la migración; insta a Comisión y al Consejo a que dediquen la cumbre de La Valeta en noviembre a las causas primordiales de la migración, como la pobreza, las desigualdades, la injusticia, el cambio climático, la corrupción, la mala gobernanza y los conflictos armados; rechaza los planes para vincular la ayuda al desarrollo a un incremento de los controles de las fronteras o de los acuerdos de readmisión con terceros países; pide a la UE, a sus Estados miembros y a la comunidad internacional que reexaminen su contribución a la pobreza y los conflictos a través de las políticas en los ámbitos de la agricultura, el comercio, los asuntos exteriores y la paz , así como en otros ámbitos; insta a la UE, a sus Estados miembros y a la comunidad internacional a que refuercen su papel en la resolución de conflictos y, en especial, a que ayuden a encontrar soluciones políticas sostenibles en los países en conflicto, como Irak, Siria y Libia, y a que intensifiquen el diálogo político, también con las organizaciones regionales, abarcando todos los elementos de derechos humanos para apoyar unas instituciones inclusivas y democráticas, aumentar la resiliencia de las comunidades locales y fomentar el desarrollo social y democrático en los países de origen y entre sus poblaciones;

18.    Insta a los Estados miembros y a la Comisión a que aumenten el nivel de los fondos y medios reservados para responder a las crisis humanitarias dentro y fuera de la UE; destaca que la respuesta humanitaria a la crisis de los refugiados debe formar parte de un plan a más largo plazo que incluya ayuda humanitaria para los países vecinos de los países de origen de los refugiados, y también medidas para reforzar sus capacidades de recuperación rápida y de protección, intensificar el papel de las agencias de las Naciones Unidas y mejorar la situación económica y de los derechos humanos en los países de origen y tránsito;

19.    Pide la transposición rápida y completa y la aplicación efectiva del Sistema Europeo Común de Asilo por parte de todos los Estados miembros participantes, garantizando de este modo unas normas europeas comunes en virtud de la legislación existente; pide a la Comisión que vele por el correcto seguimiento de los procesos de transposición y aplicación;

20.    Recuerda que su Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior, competente para estas cuestiones, está elaborando actualmente un informe que reflejará las orientaciones políticas del Parlamento, a medio y largo plazo, en materia de migración;

21.    Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión y a los Gobiernos y los Parlamentos de los Estados miembros.

(1)

Textos Aprobados, P7_TA(2013)0414.

(2)

Textos Aprobados, P8_TA(2014)0105.

(3)

Textos Aprobados, P8_TA(2015)0176.

Aviso jurídico - Política de privacidad