Procedimiento : 2016/2537(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0146/2016

Textos presentados :

B8-0146/2016

Debates :

Votaciones :

PV 04/02/2016 - 8.6
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2016)0048

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 266kWORD 61k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0146/2016
27.1.2016
PE576.505v01-00
 
B8-0146/2016

tras una declaración de la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento


sobre la situación en Libia (2016/2537(RSP))


Charles Tannock, Raffaele Fitto, Angel Dzhambazki, Ruža Tomašić, Ryszard Antoni Legutko, Tomasz Piotr Poręba, Ryszard Czarnecki, Monica Macovei, Pirkko Ruohonen-Lerner, Geoffrey Van Orden, Anna Elżbieta Fotyga, Jana Žitňanská, Branislav Škripek, Kazimierz Michał Ujazdowski, Beatrix von Storch en nombre del Grupo ECR

Resolución del Parlamento Europeo sobre la situación en Libia (2016/2537(RSP))  
B8-0146/2016

El Parlamento Europeo,

–  Vistas sus resoluciones anteriores sobre la situación en Libia,

–  Vistas las conclusiones del Consejo de 18 de enero de 2016,

–  Vistas las diversas resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre la situación en Libia, incluida la Resolución 2259 (2015),

–  Visto el Acuerdo Político Libio firmado en Sjirat (Marruecos) el 17 de diciembre de 2015,

–  Vistos los mandatos respectivos de la Misión de Apoyo de las Naciones Unidas en Libia (UNSMIL) y del representante especial del secretario general de las Naciones Unidas,

–  Vistas las declaraciones de la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad sobre la situación en Libia,

–  Vistas las negociaciones en curso sobre Libia auspiciadas por las Naciones Unidas,

–  Vista la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948,

–  Visto el mandato de la operación Eunavfor Med Sophia,

–  Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

A.  Considerando que, desde la caída del coronel Muamar Gadafi en 2011, la inestabilidad, las luchas internas y el sectarismo han asolado Libia;

B.  Considerando que, a pesar de las elecciones legislativas nacionales celebradas en junio de 2014, las aspiraciones que albergaba el pueblo libio tras la caída del coronel Gadafi se han visto truncadas por la división política y la violencia; que existen dos Gobiernos y Parlamentos rivales con sede en Trípoli y Tobruk;

C.  Considerando que el EI/Dáesh y otras fuerzas extremistas han explotado el vacío político y la inexistencia de un gobierno estable, poniendo así en peligro la paz y la seguridad en toda la región;

D.  Considerando que el 17 de diciembre de 2015 se firmó el Acuerdo Político Libio como parte del proceso de unión de las facciones beligerantes en el país y de establecimiento de un gobierno y un proceso político integradores, estables y sostenibles;

E.  Considerando que los civiles son las principales víctimas de la violencia y la división en Libia y han visto cómo se deterioraba su nivel de vida y aumentaba el riesgo de sufrir heridas o morir a causa de actos violentos; que quienes cometen actos de violencia parecen tener pocos reparos, cuando no ninguno, por las consecuencias de sus actos para personas inocentes;

F.  Considerando que el caos político y la violencia imperantes en Libia han dejado vía libre a los tratantes para explotar a los migrantes y refugiados que intentan desesperadamente llegar a Europa; que en junio de 2015 se puso en marcha la operación militar de la UE en el Mediterráneo central meridional, Eunavfor Med (actualmente conocida como Sophia), con el objetivo último de detectar, capturar y liquidar las embarcaciones y otros activos utilizados o presuntamente utilizados por traficantes o tratantes de migrantes;

1.  Respalda el Acuerdo Político Libio y las conversaciones lideradas por las Naciones Unidas, y pide a todas las partes que colaboren en aras de la unidad nacional, la estabilidad y la dimensión integradora;

2.  Continúa preocupado por las repercusiones de la violencia actual en Libia sobre la vida de los ciudadanos libios; considera que esos actos ponen en grave peligro las esperanzas que se habían albergado de crear un país democrático, pluralista y pacífico tras la caída del coronel Gadafi en 2011; condena a todos aquellos que pretenden servirse de la violencia para sacar provecho de la división política;

3.  Continúa sumamente preocupado por la presencia de fuerzas del EI/Dáesh en Libia y por las consecuencias que ello acarrea para la seguridad en toda la región; opina, por otra parte, que la formación de un nuevo gobierno en Libia constituye la mejor baza para aportar estabilidad al país y para afrontar la amenaza cada vez mayor que supone el EI/Dáesh;

4.  Considera que la causa primera de la inestabilidad en Libia debe buscarse en las decisiones adoptadas durante los cuarenta años de la dictadura del coronel Gadafi, que dejó un país sin un verdadero sistema de gobierno y con instituciones gubernamentales débiles;

5.  Da su apoyo al Gobierno de Consenso Nacional como Gobierno legítimo de Libia, y anima a todos los agentes y a los terceros países a aceptar su autoridad;

6.  Aboga por que la propia Libia asuma el proceso político, y destaca la importancia de la dimensión integradora, que también debe prever la participación de las mujeres, la sociedad civil, todos los grupos religiosos y étnicos, y los agentes políticos y locales;

7.  Elogia la labor de la Misión de Apoyo de las Naciones Unidas en Libia y del representante especial de las Naciones Unidas y sus esfuerzos por lograr la paz, la reconciliación y un gobierno estable e integrador;

8.  Ofrece su apoyo al Gobierno de Consenso Nacional y al pueblo libio en su lucha contra la violencia y el extremismo; considera, por otra parte, que la formación del Gobierno de Consenso Nacional es la única oportunidad creíble para garantizar la paz, la estabilidad y la prosperidad en Libia, así como para afrontar los múltiples retos y amenazas que la separan de alcanzar esos objetivos, incluidos el terrorismo y la trata de seres humanos;

9.  Manifiesta su profunda inquietud por la suerte de los refugiados que huyen de Libia a Europa por mar, y lamenta que en 2015 murieran cientos de personas durante la travesía; solicita además que se refuerce la eficacia de los esfuerzos realizados en el marco de la operación Eunavfor Med Sophia para atajar el flujo de refugiados y hacer frente a los tratantes que los explotan;

10.  Pide a todos los agentes de la región, incluidas la Liga Árabe y la Unión Africana, que colaboren con las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales para contribuir a hacer de Libia un país estable, integrador y democrático;

11.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, al Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), a la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, a los Parlamentos y los Gobiernos de los Estados miembros, al Representante Especial de las Naciones Unidas para Libia, a la Liga Árabe, a la Unión Africana, y a los representantes del Consejo de la Presidencia libio.

Aviso jurídico - Política de privacidad