Procedimiento : 2016/2515(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0147/2016

Textos presentados :

B8-0147/2016

Debates :

Votaciones :

PV 04/02/2016 - 8.9
CRE 04/02/2016 - 8.9
Explicaciones de voto
PV 25/02/2016 - 7.15
CRE 25/02/2016 - 7.15
Explicaciones de voto

Textos aprobados :


PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 264kWORD 61k
27.1.2016
PE576.506v01-00
 
B8-0147/2016

tras una declaración de la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento


sobre la situación humanitaria en Yemen (2016/2515(RSP))


Charles Tannock, Raffaele Fitto, Angel Dzhambazki, Ruža Tomašić, Geoffrey Van Orden, Ryszard Antoni Legutko, Tomasz Piotr Poręba, Ryszard Czarnecki, Monica Macovei, Pirkko Ruohonen-Lerner, Jana Žitňanská, Branislav Škripek en nombre del Grupo ECR

Resolución del Parlamento Europeo sobre la situación humanitaria en Yemen (2016/2515(RSP))  
B8-0147/2016

El Parlamento Europeo,

–  Vistas sus anteriores Resoluciones sobre la situación en Yemen, y en particular la de 8 de julio de 2015(1),

–  Vistas las conclusiones del Consejo, de 16 de noviembre de 2015, sobre la situación en Yemen,

–  Vistas las Resoluciones 2201 (2015), 2204 (2015) y 2216 (2015) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre la situación en Yemen,

–  Visto el Acuerdo de Paz y Asociación Nacional firmado el 21 de septiembre de 2014,

–  Vistas las declaraciones de la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad sobre la situación en Yemen,

–  Vistas las negociaciones en curso auspiciadas por las Naciones Unidas sobre Yemen,

–  Vista la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948,

–  Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

A.  Considerando que el actual conflicto en Yemen tiene su origen en la incapacidad de los distintos gobiernos para garantizar las aspiraciones democráticas, económicas y sociales del pueblo yemení, que ha alimentado el descontento y la división que han conducido a la violencia actual;

B.  Considerando que, al no haber podido establecer una estrategia política integradora, Yemen se halla inmerso en tensiones tribales crecientes y en una amarga guerra por poderes entre los rebeldes hutíes respaldados por Irán y Arabia Saudí, que dirige una campaña militar contra los rebeldes, implicando directamente, desde hace varios meses, al conjunto de la región en un complejo conflicto; que Arabia Saudí considera a los rebeldes hutíes en Yemen como una fuerza apoyada por Irán, mientras que Irán ha condenado la ofensiva dirigida por Arabia Saudí y ha llamado al cese inmediato de sus ataques aéreos;

C.  Considerando que el deterioro de la situación de la seguridad en Yemen, donde desde la escalada del conflicto en marzo de 2015 han muerto al menos 5 700 personas, casi la mitad de ellas civiles, suscita cada vez más preocupación a escala internacional; que los soldados hutíes han sido acusados de disparar con armamento pesado en zonas edificadas, mientras que la coalición dirigida por Arabia Saudí ha sido acusada de llevar a cabo varios ataques aéreos contra hospitales y otros edificios civiles;

D.  Considerando que la combinación de intensos combates terrestres, ataques aéreos y el bloqueo por tierra, mar y aire en el norte de Yemen han tenido un efecto devastador en el país; que el actual conflicto ha causado una grave crisis humanitaria, que afecta al 80 % de una población de veintiséis millones de personas;

E.  Considerando que una situación estable y segura en Yemen, con un gobierno que funcione correctamente, es fundamental para los esfuerzos internacionales en la lucha contra el extremismo y la violencia, tanto en la región como fuera de ella, así como para la paz y la estabilidad en el mismo Yemen;

F.  Considerando que el deterioro de las relaciones entre Irán y Arabia Saudí tras la reciente ejecución del clérigo chií Nimr al-Nimr por este país está obstaculizando los esfuerzos por poner fin al conflicto;

G.  Considerando que también se teme que, como consecuencia del conflicto, se hayan producido numerosas violaciones de los derechos humanos en Yemen, incluyendo ataques contra periodistas y medios de comunicación, desapariciones forzosas, incumplimientos de la Convención contra la Tortura, acoso y detención de minorías religiosas y la supuesta utilización de niños en conflictos armados;

1.  Expresa su gran preocupación por la actual situación de violencia en Yemen y la crisis humanitaria resultante que afecta a millones de hombres, mujeres y niños inocentes; lamenta profundamente, por otra parte, la pérdida de vidas humanas como consecuencia del conflicto y el sufrimiento de todos los que se han visto atrapados en la confrontación;

2.  Apoya firmemente los esfuerzos del enviado especial de las Naciones Unidas, Ismail Ould Cheikh Ahmed, para encontrar una solución duradera y pacífica para la crisis actual; pide, por otro lado, a todos los agentes estatales y no estatales implicados en el conflicto que trabajen en pro de la paz y la reconciliación, y que inicien dicho proceso sin condiciones previas;

3.  Considera que Arabia Saudí e Irán son la clave para resolver la crisis, e insta a ambas partes a que se esfuercen por mejorar las relaciones bilaterales y cooperen para poner fin a los combates en Yemen;

4.  Está firmemente convencido de que la única solución a largo plazo a la crisis en Yemen pasa por un diálogo político integrador, en consonancia con el marco establecido por la iniciativa del Consejo de Cooperación del Golfo, los resultados de la Conferencia para el Diálogo Nacional, y las diversas conclusiones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y del Consejo Europeo;

5.  Expresa su profunda preocupación por la posibilidad de que la actual violencia e inestabilidad en Yemen permita a grupos terroristas y extremistas aprovecharse de esta situación, lo que tendrá mayores repercusiones para la seguridad de la región y fuera de ella;

6.  Lamenta profundamente la muerte de civiles y de trabajadores humanitarios en Yemen y los ataques indiscriminados evidentes contra infraestructuras civiles, incluyendo escuelas y hospitales;

7.  Pide a todas las partes que respeten los derechos humanos y las libertades de todos los ciudadanos yemeníes y de todos aquellos que trabajan en misiones de paz y humanitarias en el país, incluidos los trabajadores humanitarios, los médicos y los periodistas;

8.  Solicita una investigación independiente sobre todas las alegaciones de abuso, tortura, asesinato selectivo de civiles y otras violaciones del Derecho internacional humanitario y de los derechos humanos;

9.  Opina que todos los yemeníes deberían estar representados en una transición política legítima y transparente, con un calendario claro, basada en los resultados de la Conferencia para el Diálogo Nacional, el Acuerdo de Paz y Asociación Nacional y las directrices establecidas en la iniciativa del Consejo de Cooperación del Golfo, incluidos una constitución, un referéndum y unas elecciones;

10.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, al SEAE, a la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, a los Parlamentos y los Gobiernos de los Estados miembros, al Presidente de Yemen, a la Cámara de Representantes de Yemen, y al Secretario General de las Naciones Unidas.

(1)

Textos Aprobados, P8_TA(2015)0270.

Aviso jurídico - Política de privacidad