Procedimiento : 2016/2529(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0157/2016

Textos presentados :

B8-0157/2016

Debates :

Votaciones :

PV 04/02/2016 - 8.10
CRE 04/02/2016 - 8.10
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2016)0051

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 270kWORD 75k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0149/2016
27.1.2016
PE576.518v01-00
 
B8-0157/2016

tras una declaración de la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento


sobre la masacre sistemática de minorías religiosas por el EIIL (2016/2529(RSP))


Javier Nart, Petras Auštrevičius, Dita Charanzová, Gérard Deprez, Filiz Hyusmenova, Ivan Jakovčić, Petr Ježek, Ilhan Kyuchyuk, Norica Nicolai, Urmas Paet, Jozo Radoš, Marietje Schaake, Jasenko Selimovic, Pavel Telička, Ivo Vajgl, Johannes Cornelis van Baalen, Hilde Vautmans en nombre del Grupo ALDE

Resolución del Parlamento Europeo sobre la masacre sistemática de minorías religiosas por el EIIL (2016/2529(RSP))  
B8-0157/2016

El Parlamento Europeo,

–  Vistas sus Resoluciones previas sobre Irak, Siria, Libia y Egipto, en particular, la de 10 de octubre de 2013 sobre los recientes casos de violencia y persecución contra cristianos, especialmente en Maaloula (Siria) y Peshawar (Pakistán), y el caso del pastor Said Abedini (Irán)(1), la de 18 de septiembre de 2014, sobre la situación en Irak y Siria y la ofensiva del EIIL, incluida la persecución de minorías(2), la de 12 de febrero de 2015, sobre la crisis humanitaria en Irak y Siria, en particular en el contexto del Estado Islámico(3), y la de 12 de marzo de 2015, sobre los recientes ataques y secuestros perpetrados por el EI/Dáesh en Oriente Próximo, especialmente de asirios(4),

–  Vistas las Conclusiones del Consejo de 16 de marzo de 2015 sobre la estrategia regional de la UE para Siria e Irak, así como en relación con la amenaza que representa el EIIL/Dáesh, de 20 de octubre de 2014 sobre la crisis del EIIL/Dáesh en Siria e Irak, de 30 de agosto de 2014 sobre Irak y Siria, de 14 de abril de 2014 y de 12 de octubre de 2015 sobre Siria, y de 15 de agosto de 2014 sobre Irak,

–  Vistas las declaraciones de la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad (VP/AR) sobre Irak y Siria,

–  Vistas las Directrices de la UE sobre promoción y protección de la libertad de religión o creencias y las Directrices de la Unión Europea para fomentar la observancia del Derecho internacional humanitario, vista la Declaración de las Naciones Unidas, de 1981, sobre la eliminación de todas las formas de intolerancia y discriminación fundadas en la religión o las convicciones,

–  Vista la Decisión 2003/335/JAI del Consejo, de 8 de mayo de 2003, sobre investigación y enjuiciamiento de delitos de genocidio, crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra(5), vista la declaración del asesor especial del secretario general de las Naciones Unidas sobre la Prevención del Genocidio,

–  Vista la declaración, en nombre de la Unión Europea, de Stavros Lambrinidis, representante especial de la UE para los Derechos Humanos, en el debate abierto del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, sobre las víctimas de ataques y abusos con motivación étnica o religiosa en el Oriente Próximo, de 27 de marzo de 2015,

–  Visto el informe de la Comisión Internacional Independiente de Investigación sobre la República Árabe Siria, presentado en el Consejo de Derechos Humanos el 13 de agosto de 2015, en particular sus apartados 165 y 173,

–  Vista la Resolución 2254 (2015) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que refrenda la hoja de ruta del proceso de paz en Siria y establece un calendario de conversaciones,

–  Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

A.  Considerando que, como se reconoce en la Resolución 2249 (2015) del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, la ideología extremista violenta del denominado EIIL/Dáesh, sus actos terroristas, sus ataques constantes, flagrantes, sistemáticos y generalizados dirigidos contra la población civil, sus abusos de los derechos humanos y violaciones del Derecho internacional humanitario, en particular los impulsados por motivos religiosos o étnicos, sus actos de erradicación del patrimonio cultural y de tráfico de bienes culturales, constituyen una amenaza mundial sin precedentes para la paz y la seguridad internacionales;

B.  Considerando que las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales han denunciado graves violaciones generalizadas del Derecho internacional en materia de derechos humanos y del Derecho humanitario, cometidas por el EIIL/Dáesh y sus grupos asociados en Oriente Próximo, especialmente en Siria e Irak, contra minorías étnicas y religiosas, tales como asesinatos selectivos, conversiones forzosas, secuestros, venta de mujeres, esclavitud de mujeres y niños, reclutamiento de niños para atentados suicidas, abusos sexuales y maltratos físicos y torturas; considerando que existe una creciente preocupación por la situación de las personas atrapadas en los territorios que se encuentran bajo el control de las fuerzas del EIIL/Dáesh, puesto que casi ninguna ayuda humanitaria internacional consigue llegar a estas zonas;

C.  Considerando que las minorías étnicas y religiosas, tales como las comunidades cristiana, yazidí, turcomana, chabaquí, kakaí, sabea y chií, así como muchos árabes y musulmanes suníes, están en el punto de mira del EIIL/Dáesh; considerando que mezquitas, monumentos, santuarios, iglesias y otros lugares de culto, tumbas y cementerios han sido destruidos intencionadamente;

D.  Considerando que, en febrero de 2015, el EIIL/Dáesh secuestró a más de 220 cristianos asirios, después de invadir varias comunidades agrícolas de la orilla meridional del río Jabur, en la provincia noreste de Hasaka y que, hasta la fecha, solo unos pocos han sido liberados una vez que se ha pagado un rescate a los secuestradores, mientras que la situación de los demás sigue sin conocerse;

E.  Considerando que la Comisión Internacional Independiente de Investigación ha documentado y denunciado que las personas pertenecientes a minorías étnicas y religiosas que se oponen al EIIL/Dáesh y a otros grupos terroristas, milicias y grupos armados no gubernamentales en los territorios que se encuentran bajo su control de facto, siguen en peligro de persecución;

F.  Considerando que varios informes de organismos de las Naciones Unidas, como el asesor especial del secretario general de las Naciones Unidas sobre la Prevención del Genocidio, el asesor especial del secretario general de las Naciones Unidas sobre la Responsabilidad de Proteger y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, señalan que los actos cometidos por el EIIL/Dáesh pueden llegar a constituir crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y, posiblemente, genocidio;

G.  Considerando que el genocidio, los crímenes contra la humanidad y los crímenes de guerra son motivo de preocupación para todos los Estados miembros de la UE, que están resueltos a cooperar para prevenir estos crímenes y poner fin a la impunidad de sus autores, de acuerdo con la Posición Común 2003/444/PESC del Consejo, de 16 de junio de 2003;

H.  Considerando que, en virtud del Derecho internacional, todo individuo tiene el derecho de vivir de acuerdo con su conciencia y de cambiar o mantener libremente sus creencias religiosas y no religiosas; considerando que los líderes políticos y religiosos tienen el deber, a todos los niveles, de combatir el extremismo y de promover el respeto mutuo entre las personas y los grupos religiosos;

1.  Recuerda su rotunda condena del EIIL/Dáesh y de sus atroces violaciones de los derechos humanos, que constituyen crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra, con arreglo al Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional (CPI), y que podrían considerarse genocidio; se muestra extremamente preocupado por la persecución deliberada, por parte de este grupo terrorista, contra cristianos, yazidíes, turcomanos, chíies, chabaquíes, sabeos, kakaíes y suníes que no coinciden con su interpretación del Islam, como parte de su intento de exterminar a todas las minorías religiosas de los territorios que se encuentran bajo su control;

2.  Insta a cada una de las partes contratantes de la Convención de las Naciones Unidas para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio, firmada en París el 9 de diciembre de 1948, así como de otros acuerdos internacionales relevantes, que prevengan los crímenes de guerra, los crímenes contra la humanidad y el genocidio en su territorio; destaca que no debe haber impunidad para los autores de estos actos y que los responsables deberían responder ante la CPI; insta a Siria y a Irak a que acepten la jurisdicción de la Corte Penal Internacional;

3.  Rechaza sin reservas, y considera ilegítimo, el anuncio del líder del denominado EIIL/Dáesh de que ha establecido un califato en los territorios que actualmente controla; hace hincapié en que la creación y la expansión del «califato islámico», así como las actividades de otros grupos extremistas violentos en Oriente Próximo, suponen una amenaza directa para la seguridad de la región y los países europeos y constituyen una clara violación del Derecho internacional en materia de derechos humanos y del Derecho internacional humanitario;

4.  Insta a los Estados miembros a que trabajen activamente para combatir la radicalización y a que mejoren sus ordenamientos jurídicos y jurisdiccionales para impedir que sus nacionales y conciudadanos viajen para unirse al denominado EIIL/Dáesh y para garantizar que, en caso de que así lo hagan, se les persiga penalmente lo antes posible por ello, así como por instigar a través de internet y apoyar a que se cometan estos crímenes; destaca la importancia de la prevención, la persecución, la sensibilización, la rehabilitación y la reintegración;

5.  Reconoce, apoya y pide a todos respeto por el derecho inalienable de todas las minorías étnicas, religiosas y de otros tipos, que viven en Irak y Siria, a seguir viviendo en sus patrias históricas y tradicionales con dignidad, en condiciones de igualdad y en seguridad, y a practicar libre y plenamente su religión sin sufrir ningún tipo de coacción, violencia o discriminación; subraya la necesidad de una declaración clara e inequívoca por parte de todos los líderes políticos y religiosos regionales en apoyo de las minorías étnicas y religiosas de la región y de su presencia continuada y la plenitud de sus derechos en pie de igualdad con los ciudadanos de sus países de origen;

6.  Pide a la comunidad internacional, incluidos la UE y sus Estados miembros, que garanticen las condiciones de seguridad necesarias y las perspectivas de las minorías étnicas y religiosas que se han visto obligadas a abandonar sus hogares o han sido desplazadas a la fuerza, que hagan efectivo lo antes posible su derecho a regresar a sus países de origen y a preservar sus casas, tierras, propiedades y pertenencias, así como sus iglesias y lugares religiosos y culturales, y a poder llevar una vida y un futuro dignos;

7.  Destaca la importancia de garantizar que todos los agentes y la comunidad internacional destinan protección y ayuda militar, así como asistencia militar adecuada, a los grupos especialmente vulnerables que son objetivo del EIIL/Dáesh en Oriente Próximo, como son las minorías étnicas y religiosas, así como de garantizar su participación en futuras soluciones políticas duraderas con el objetivo de preservar sus vidas y tradiciones de coexistencia intercultural, interétnica e interconfesional; pide a todas las partes implicadas en el conflicto que respeten los derechos humanos universales y faciliten la prestación de ayuda y asistencia humanitaria por todos los canales posibles; recuerda que todos los actores regionales, al igual que la UE, deben asumir el compromiso y la responsabilidad últimos de hacer todo lo posible para garantizar el retorno de las minorías tradicionales y de todos los ciudadanos a los lugares en los que residían anteriormente y de los que se han visto obligados a huir;

8.  Pide a las partes sirias, excluyendo a los grupos terroristas como Al-Qaeda, Dáesh, Yabat al Nusra y otros grupos relacionados, que se reúnan bajo los auspicios de las Naciones Unidas y, con el apoyo de toda la comunidad internacional, negocien una transición política; reafirma su pleno y activo apoyo a la labor del enviado especial de las Naciones Unidas Staffan de Mistura para abrir negociaciones en Ginebra entre todas las partes sirias en los próximos días, así como sus propuestas para lograr el cese de las hostilidades locales; pide a la UE y a la comunidad internacional que ejerzan presión sobre todos los donantes para que cumplan sus promesas y se comprometan plenamente a prestar apoyo financiero a los países de acogida, especialmente con vistas a la conferencia de donantes de Siria del 4 de febrero de 2016 en Londres;

9.  Solicita a las unidades de cooperación y ayuda humanitaria de la UE que también colaboren plenamente en su trabajo directamente con los líderes reconocidos de las minorías étnicas y religiosas amenazadas y los incluyan en sus planes, así como en la aplicación práctica y la distribución, de ayuda con vistas a atender mejor sus necesidades y las de la población en general;

10.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a la Vicepresidenta de la Comisión / Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, a los Representantes Especiales de la UE para los Derechos Humanos, a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros, al Gobierno y el Parlamento de Siria, al Gobierno y el Consejo de Representantes de Irak, al Gobierno regional de Kurdistán, a las instituciones de la Organización de Cooperación Islámica (OCI), al Consejo de Cooperación de los Estados Árabes del Golfo (Consejo de Cooperación del Golfo, CCG), al Secretario General de las Naciones Unidas, a la Asamblea General de las Naciones Unidas, al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

(1)

Textos aprobados, P7_TA(2013)0422.

(2)

Textos aprobados, P8_TA(2014)0027.

(3)

Textos aprobados, P8_TA(2015)0040.

(4)

Textos aprobados, P8_TA(2015)0071.

(5)

DO L 118 de 14.5.2003, p. 12.

Aviso jurídico - Política de privacidad