Propuesta de resolución - B8-0314/2016Propuesta de resolución
B8-0314/2016

    PROPUESTA DE RESOLUCIÓN sobre el acuerdo sobre el tabaco (acuerdo PMI)

    2.3.2016 - (2016/2555(RSP))

    tras las preguntas con solicitud de respuesta oral B8-0109/2016, B8-0110/2016, B8-0111/2016, B8-0112/2016, B8-0113/2016, B8-0114/2016 y B-0115/2016
    presentada de conformidad con el artículo 128, apartado 5, del Reglamento

    Marco Valli, Piernicola Pedicini, Isabella Adinolfi en nombre del Grupo EFDD

    Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0312/2016

    Procedimiento : 2016/2555(RSP)
    Ciclo de vida en sesión
    Ciclo relativo al documento :  
    B8-0314/2016
    Textos presentados :
    B8-0314/2016
    Debates :
    Textos aprobados :

    B8-0314/2016

    Resolución del Parlamento Europeo sobre el acuerdo sobre el tabaco (acuerdo PMI)

    (2016/2555(RSP))

    El Parlamento Europeo,

    –  Vistas sus anteriores resoluciones, en particular su Resolución, de 11 de marzo de 2015, sobre el Informe anual 2013 relativo a la protección de los intereses financieros de la UE - Lucha contra el fraude[1] y su Decisión, de 29 de abril de 2015, sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del presupuesto general de la Unión Europea para el ejercicio 2013, Sección III - Comisión y agencias ejecutivas[2],

    –  Visto el documento de trabajo de los servicios de la Comisión, de 24 de febrero de 2016, titulado «Technical assessment of the experience made with the Anti-Contraband and Anti-Counterfeit Agreement and General Release of 9 July 2004 among Philip Morris International and affiliates, the Union and its Member States» (Evaluación técnica de la experiencia en la aplicación del Acuerdo contra el Contrabando y la Falsificación y Exención General de Responsabilidad, de 9 de julio de 2004, entre Philip Morris International y filiales, la Unión y sus Estados miembros), relativo a una posible decisión sobre el inicio de las negociaciones entre la Unión Europea y la industria tabacalera (SWD(2016)0044),

    –  Vistos el Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco (CMCT) y el Protocolo para la eliminación del comercio ilícito de productos de tabaco,

    –  Vista la propuesta de Decisión del Consejo relativa a la celebración, en nombre de la Unión Europea, del Protocolo para la eliminación del comercio ilícito de productos de tabaco del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco, por lo que respecta a las disposiciones del Protocolo que entran en el ámbito de aplicación del título V de la parte III del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (2015/0100(NLE)),

    –  Vista la Directiva 2014/40/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 3 de abril de 2014, relativa a la aproximación de las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas de los Estados miembros en materia de fabricación, presentación y venta de los productos del tabaco y los productos relacionados y por la que se deroga la Directiva 2001/37/CE[3] (Directiva sobre los productos del tabaco),

    –  Vistos los cuatro acuerdos de cooperación vigentes en la actualidad entre los Estados miembros y la UE y, respectivamente, Philip Morris International (PMI), Japan Tobacco International (JTI), Imperial Tobacco Limited (ITL) y British American Tobacco (BAT),

    –  Vistas las preguntas a la Comisión sobre la Recomendación de la Comisión respecto de la Decisión relativa al inicio/continuación de las negociaciones entre la Unión Europea y Philip Morris (O-000010/2016 – B8-0109/2016, O-000014/2016 – B8-0110/2016, O-000015/2016 – B8-0111/2016, O-000016/2016 – B8-0112/2016, O-000017/2016 – B8-0113/2016, O-000018/2016 – B8-0114/2016 y O-000019/2016 – B8-0115/2016),

    –  Vistos el artículo 128, apartado 5, y el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

    A.  Considerando que la protección de los intereses financieros de la UE es una de las prioridades clave de la Comisión y que el comercio ilícito de productos del tabaco, en particular el tráfico de cigarrillos de contrabando y falsificados, tiene un coste anual para los presupuestos nacionales y de la UE de más de 10 000 millones de euros en pérdidas de ingresos públicos, según estimaciones prudentes;  

    B.  Considerando que el comercio ilícito es un delito grave que contribuye a la financiación de otras actividades delictivas organizadas internacionales, incluido el tráfico de drogas, armas y personas, y, en algunos casos, de grupos terroristas;

    C.  Considerando que el contrabando de tabaco socava las políticas de salud pública de la UE e implica que los productos ilícitos del tabaco están disponibles en múltiples lugares —también para los jóvenes— con un descuento ilegal considerable; que, además de fabricarse e importarse ilegalmente los cigarrillos falsificados, se desconocen los ingredientes que contienen, por lo que constituyen un grave riesgo para la salud;

    D.  Considerando que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo de tabaco es la segunda causa de muerte en el mundo y la principal causa de muerte evitable; que el consumo de tabaco se cobra 5,4 millones de víctimas al año en el mundo;

    E.  Considerando que, al objeto de hacer frente al problema de los cigarrillos de contrabando y falsificados, la Unión y sus Estados miembros (a excepción de Suecia en el caso de los acuerdos con BAT e ITL) han firmado acuerdos jurídicamente vinculantes con Philip Morris International (PMI) (2004), Japan Tobacco International (JTI) (2007), British American Tobacco (BAT) (2010) e Imperial Tobacco Limited (ITL) (2010); que estas empresas se comprometen mediante dichos acuerdos a pagar entre todas a la Unión y los Estados signatarios un total de 2 150 millones de dólares estadounidenses para la lucha contra el comercio ilegal de cigarrillos;

    F.  Considerando que hace 15 años el mercado ilícito de la Unión estaba dominado por el contrabando procedente de los cuatro principales fabricantes; que la prevalencia del contrabando procedente de estos fabricantes ha venido disminuyendo; que actualmente el mercado experimenta un crecimiento constante del porcentaje de cigarrillos sin marca (cheap whites), y que los más de 600 millones de cigarrillos incautados en 2015, con el apoyo de la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF), eran en su práctica totalidad cigarrillos de este tipo; que las estimaciones de la empresa de investigación de datos Euromonitor de 11 de junio de 2015 muestran que el volumen total del mercado de los cigarrillos ilícitos en la Unión ha aumentado ligeramente, pasando de 64 000 millones a 66 000 millones de cigarrillos en los últimos cinco años; que, a pesar de la disminución global de las incautaciones de cigarrillos de PMI y las marcas de los otros tres principales fabricantes de tabaco, el volumen y la disponibilidad de productos ilícitos en el mercado del tabaco de la Unión siguen siendo preocupantes;

    G.  Considerando que los acuerdos se celebraron con una opacidad y una falta de transparencia totales; que no existen datos acerca de cómo han gastado los Estados miembros el dinero recibido en el marco de dichos acuerdos;

    H.  Considerando que el acuerdo firmado con PMI expira en julio de 2016, lo que obliga a las partes a reunirse próximamente con miras a estudiar si el acuerdo de cooperación debe o no prorrogarse; que la Comisión también se ha comprometido a ratificar el Protocolo de la OMS para la eliminación del comercio ilícito, para luchar contra el comercio ilícito de productos del tabaco, y se ha comprometido a invitar a terceros países a ratificar el Protocolo;

    I.  Considerando que se espera de todos los Estados miembros de la UE que ratifiquen el Protocolo del CMCT, y que cinco ya lo han hecho; que el Protocolo entrará en vigor una vez ratificado por 40 partes;

    J.  Considerando que la Secretaría del CMCT de la OMS ha declarado que los acuerdos con la industria tabacalera, incluidos los de la UE e Interpol, entran en conflicto con el CMCT de la OMS, puesto que sirven a los intereses de las empresas tabacaleras y ponen en peligro los avances en el control del tabaco.

    1.  Lamenta profundamente el hecho de que la Comisión no hiciera pública su evaluación del acuerdo con PMI hasta el 21 de febrero de 2016, pese a las reiteradas solicitudes del Parlamento en este sentido; considera que este retraso en la publicación constituye un grave incumplimiento por parte de la Comisión de sus obligaciones de transparencia, tanto ante el Parlamento Europeo como ante los ciudadanos de la UE;

    2.  Toma nota de que en la evaluación se declara que no puede demostrarse ninguna «causalidad» directa entre el acuerdo PMI y la disminución de las incautaciones, aunque las incautaciones de productos auténticos de PMI se redujeran en alrededor de un 85 % desde 2006;

    3.  Destaca que los parámetros específicos utilizados en el acuerdo PMI prevén un umbral de notificación de 50 000, y que la caída de las incautaciones notificadas podría vincularse a unos métodos operativos diferentes, en particular un aumento del «tráfico hormiga» (es decir, el contrabando reiterado en pequeños volúmenes); recuerda que los datos disponibles sobre este tipo de tráfico son limitados, puesto que los Estados miembros no suelen informar por debajo de ese umbral;

    4.  Lamenta que la Comisión y los Estados miembros reciban anualmente pagos sustanciales de la industria tabacalera para que combatan la falsificación de los cigarrillos de esta y considera que el planteamiento de la posibilidad de prorrogar los acuerdos con la industria tabacalera podría socavar la credibilidad de una verdadera lucha contra el contrabando de cigarrillos; recuerda que no se dispone de datos sobre la utilización de estos pagos por los Estados miembros y lamenta esta falta de transparencia;

    5.  Insiste en que la Directiva sobre los productos del tabaco ya contempla la obligación jurídica de las empresas tabacaleras de implantar y mantener un sistema de seguimiento y localización, que debe estar operativo para los cigarrillos y productos del tabaco para liar, a partir del 20 de mayo de 2019, y para otros productos del tabaco, a partir del 20 de mayo de 2024; recuerda que el Protocolo de 2015 del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco prevé una obligación similar a escala mundial, que probablemente surtirá efecto en 2022 o 2023; destaca además que los actos de ejecución y delegados sobre el futuro sistema de trazabilidad que deberá adoptarse con arreglo al artículo 15 de la Directiva sobre los productos del tabaco deben ser compatibles con las disposiciones del Protocolo en esa misma materia (artículo 8);

    6.  Lamenta que la Comisión y los Estados miembros no sean capaces de ofrecer un sistema de seguimiento y localización independiente; lamenta asimismo que algunos Estados miembros estén ya debatiendo acuerdos con las empresas tabacaleras para la creación de sistemas de seguimiento y localización antes del establecimiento de las normas de trazabilidad mediante actos delegados y antes de que la Unión ratifique el Protocolo para la eliminación del comercio ilícito de productos de tabaco del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco;

    7.  Insta a la Comisión a que ratifique sin demora el Protocolo para la eliminación del comercio ilícito de productos de tabaco del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco y acoge con satisfacción su compromiso de invitar a los Estados miembros y a terceros países a ratificarlo; recuerda que el Protocolo prohíbe claramente la interacción indebida con la industria tabacalera;

    8.  Solicita a la Comisión que interrumpa toda comunicación con PMI y demás fabricantes de tabaco relativa a la posible prórroga de los acuerdos sobre el tabaco, y que no renueven, prorroguen ni renegocien los acuerdos en vigor;

    9.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión.