Procedimiento : 2016/2966(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-1229/2016

Textos presentados :

B8-1229/2016

Debates :

PV 23/11/2016 - 14
CRE 23/11/2016 - 14

Votaciones :

PV 24/11/2016 - 8.8
CRE 24/11/2016 - 8.8
Explicaciones de voto

Textos aprobados :


PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 261kWORD 69k
16.11.2016
PE593.659v01-00
 
B8-1229/2016

tras las preguntas con solicitud de respuesta oral B8-1805/2016 y B8-1806/2016

presentada de conformidad con el artículo 128, apartado 5, del Reglamento


sobre la adhesión de la Unión al Convenio de Estambul sobre Prevención y Lucha contra la Violencia contra las Mujeres y la Violencia Doméstica (2016/2966(RSP))


Julie Girling, Daniel Dalton, Arne Gericke, Jussi Halla-aho, Marek Jurek, Monica Macovei, Branislav Škripek, Kazimierz Michał Ujazdowski, Anders Primdahl Vistisen, Jadwiga Wiśniewska, Jana Žitňanská, Angel Dzhambazki, Urszula Krupa en nombre del Grupo ECR

Resolución del Parlamento Europeo sobre la adhesión de la Unión al Convenio de Estambul sobre Prevención y Lucha contra la Violencia contra las Mujeres y la Violencia Doméstica (2016/2966(RSP))  
B8-1229/2016

El Parlamento Europeo,

–  Vistos el artículo 2 y el artículo 3, apartado 3, párrafo segundo, del Tratado de la Unión Europea (TUE) y el artículo 8 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE),

–  Vistos los artículos 21, 23, 24 y 25 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea,

–  Vistas las disposiciones de los instrumentos jurídicos de las Naciones Unidas en el ámbito de los derechos humanos, y en particular los que se refieren a los derechos de las mujeres, como, por ejemplo, la Carta de las Naciones Unidas, la Declaración Universal de Derechos Humanos, los Pactos Internacionales de Derechos Civiles y Políticos y de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, el Convenio para la Represión de la Trata de Personas y de la Explotación de la Prostitución Ajena, la Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, la Convención de 1951 sobre el Estatuto de los Refugiados y el principio de no devolución y la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad,

–  Visto el artículo 11, apartado 1, letra d), de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas mediante la Resolución 34/180, de 18 de diciembre de 1979,

_  Vista su Resolución, de 25 de febrero de 2014, con recomendaciones destinadas a la Comisión sobre la lucha contra la violencia ejercida sobre las mujeres(1),

–  Vistas las Directrices de la Unión sobre la violencia contra las mujeres y la lucha contra todas las formas de discriminación contra ellas,

–  Visto el informe de la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea titulado «Violencia de género contra las mujeres: una encuesta a escala de la Unión», publicado en marzo de 2014,

–  Vista la Directiva 2012/29/UE, por la que se establecen normas mínimas sobre los derechos, el apoyo y la protección de las víctimas de delitos(2),

–  Vista la Directiva 2011/99/UE sobre la orden europea de protección(3) y el Reglamento (UE) n.º 606/2013 relativo al reconocimiento mutuo de medidas de protección en materia civil(4),

–  Vistas la Directiva 2011/36/UE relativa a la prevención y lucha contra la trata de seres humanos y a la protección de las víctimas(5) y la Directiva 2011/92/UE relativa a la lucha contra los abusos sexuales y la explotación sexual de los menores y la pornografía infantil y por la que se sustituye la Decisión marco 2004/68/JAI del Consejo(6),

–  Vistas las preguntas al Consejo y a la Comisión sobre la adhesión de la Unión al Convenio de Estambul sobre Prevención y Lucha contra la Violencia contra las Mujeres y la Violencia Doméstica (O-000121/2016 – B8-1805/2016 y O-000122/2016 – B8-1806/2016),

–  Vistos el artículo 128, apartado 5, y el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

A.  Considerando que la igualdad entre hombres y mujeres es un valor fundamental de la Unión y que está consagrado en el artículo 23 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea;

B.  Considerando que la violencia contra las mujeres continúa siendo un fenómeno muy extendido dentro de la Unión; que el informe de 2014 de la Agencia de Derechos Fundamentales y otros estudios sobre violencia contra las mujeres estiman que un tercio de todas las mujeres en Europa han sufrido actos de violencia física o sexual al menos una vez durante su vida adulta, un 20 % han sufrido acoso por internet, una de cada veinte ha sido violada y más de una de cada diez ha sufrido violencia sexual con uso de la fuerza;

C.  Considerando que existen pruebas de que un número significativo de hombres son víctimas de violencia ejercida por mujeres, con estadísticas en Inglaterra y Gales que indican que, en 2016, hasta la fecha, 600 000 víctimas masculinas han denunciado violencia doméstica a la policía(7) y que la violencia registrada contra hombres supone el 20 % de los casos de violencia doméstica en Escocia(8);

D.  Considerando que muy a menudo la violencia contra mujeres y hombres se subestima al considerarla un asunto privado y se tolera con demasiada facilidad; que, de hecho, es una infracción penal y debe ser castigada como tal;

E.  Considerando que no se acabará con la violencia contra las mujeres y los hombres mediante intervenciones individuales, sino que una combinación de acciones infraestructurales, jurídicas, judiciales, policiales, culturales, educativas, sociales, sanitarias y de otros servicios relacionados puede contribuir considerablemente a sensibilizar a la población y reducir esta violencia y sus consecuencias;

1.  Recuerda que los Estados miembros están obligados por el artículo 2 del TUE y por la Carta de los Derechos Fundamentales a garantizar, proteger y promover la igualdad de género;

2.  Condena firmemente todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas; toma nota de que dicha violencia y abuso afecta de forma desproporcionada a las mujeres, pero expresa su preocupación por el hecho de que las víctimas masculinas no denuncien suficientemente los actos de violencia contra hombres perpetrados por sus esposas o parejas y que los servicios policiales y judiciales no les presten la debida atención;

3.  Observa que la violencia contra hombres y mujeres está ligada al poder y el control y que el comportamiento violento puede incluir maltrato físico, maltrato emocional, aislamiento, amenazas, violencia sexual, maltrato económico, intimidación, la utilización manipuladora de los hijos o las mascotas y el abuso de situación privilegiada;

4.  Reconoce que las consecuencias de la violencia de género son devastadoras: el 60 % de las mujeres cita la violencia doméstica como una de las razones principales de su falta de hogar, las mujeres que han sido objeto de violencia física o sexual por parte de sus parejas tienen casi dos veces más probabilidades de sufrir depresión o tentativas de suicidio y, en el caso de mujeres embarazadas, la violencia doméstica tiene un efecto negativo sobre la salud materna e infantil;

5.  Acoge con satisfacción el primer estudio en su género sobre violencia contra las mujeres, dirigido por la Agencia de Derechos Fundamentales en 2014, y pide a la Agencia que lleve a cabo un estudio sobre la frecuencia de la violencia contra los hombres;

6.  Recuerda que el 25 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer; expresa su gran preocupación por el alcance de la violencia contra las mujeres en la Unión; señala la enorme disparidad en cuanto a la denuncia de actos violentos a través de la Unión, donde se encuentran actitudes muy diferentes hacia la violencia de género en función de cada Estado miembro; pide a los Estados miembros que trabajen juntos para compartir las mejores prácticas e intercambiar modos eficaces de prevenir la violencia y proteger a los hombres y a las mujeres de la violencia de género;

7.  Señala que los 28 Estados miembros han firmado el Convenio de Estambul del Consejo de Europa sobre Prevención y Lucha contra la Violencia contra las Mujeres y la Violencia Doméstica, que pone de relieve la voluntad política de los Estados miembros para acabar con la violencia contra las mujeres; tiene conocimiento de que catorce Estados miembros han ratificado el Convenio; destaca que cada Estado miembro tiene el derecho soberano de ratificar y aplicar el Convenio y sus disposiciones;

8.  Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a los Gobiernos de los Estados miembros y a la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa.

(1)

Textos aprobados, P7_TA(2014)0126.

(2)

DO L 315 de 14.11.2012, p. 57.

(3)

DO L 338 de 21.12.2011, p. 2.

(4)

DO L 181 de 29.6.2013, p. 4.

(5)

DO L 101 de 15.4.2011, p. 1.

(6)

DO L 335 de 17.12.2011, p. 1.

(7)

Male victims of domestic abuse: implications for health visiting practice, Journal of Research Nursing 2016, Vol. 21 (5-6).

(8)

Estadísticas oficiales en Escocia, octubre de 2015.

Aviso jurídico - Política de privacidad