Procedimiento : 2017/2687(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0332/2017

Textos presentados :

B8-0332/2017

Debates :

Votaciones :

PV 18/05/2017 - 11.13
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2017)0229

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 264kWORD 52k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0300/2017
15.5.2017
PE603.757v01-00
 
B8-0332/2017

tras una declaración de la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento


sobre el campo de refugiados de Dadaab (2017/2687(RSP))


Charles Tannock, Ryszard Antoni Legutko, Ryszard Czarnecki, Tomasz Piotr Poręba, Notis Marias, Raffaele Fitto, Arne Gericke, Karol Karski, Angel Dzhambazki, Jana Žitňanská, Ruža Tomašić, Anna Elżbieta Fotyga, Monica Macovei en nombre del Grupo ECR

Resolución del Parlamento Europeo sobre el campo de refugiados de Dadaab (2017/2687(RSP))  
B8-0332/2017

El Parlamento Europeo,

–  Vista su Resolución, de 15 de enero de 2013, sobre la estrategia de la UE para el Cuerno de África(1),

–  Visto el Acuerdo tripartito entre Kenia, Somalia y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) que regula la repatriación voluntaria de refugiados somalíes en Kenia,

–  Vista la declaración de los portavoces de la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad Federica Mogherini, el comisario de Cooperación Internacional y Desarrollo de la UE, Neven Mimica, y el comisario de Ayuda Humanitaria, Christos Stylianides sobre la decisión adoptada por el Gobierno de Kenia el 20 de mayo de 2016 de cerrar los campos de refugiados de Dadaab,

–  Vistos los resultados de la Conferencia sobre Somalia celebrada en Londres en 2017,

–  Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento,

A.  Considerando que Kenia acoge a alrededor de 500 000 refugiados, cifra que continúa creciendo debido al aumento de la inseguridad en la región, en particular en Sudán del Sur; que, según las estadísticas de las Naciones Unidas de abril de 2017, se estima que 245 000 refugiados habitan las cinco zonas pertenecientes al complejo de campos de refugiados de Dadaab, la mayoría de los cuales son originarios de Somalia;

B.  Considerando que el complejo de campos de refugiados de Dadaab se creó en 1991 como solución temporal de las personas que buscaban refugio, huyendo de la persecución, la violencia y la inestabilidad de África Oriental y en particular de la guerra civil en Somalia;

C.  Considerando que en mayo de 2016 el Gobierno de Kenia anunció que el campo de refugiados de Dadaab cerraría en noviembre de 2016 por motivos de seguridad tras calificarlo de «un criadero de al-Shabaab»; que en noviembre de 2016 el Gobierno de Kenia aplazó el cierre del campo por otros seis meses por «motivos humanitarios»;

D.  Considerando que el 9 de febrero de 2017 el Tribunal Supremo de Kenia bloqueó el intento del Gobierno de cerrar el campo de refugiados, por considerarlo excesivo, arbitrario y desproporcionado;

E.  Considerando que en 2013 se firmó el Acuerdo tripartito entre Kenia, Somalia y el ACNUR que regula la repatriación voluntaria de los refugiados somalíes en Kenia con vistas a un regreso voluntario en condiciones seguras y dignas de los refugiados somalíes a zonas estables de Somalia; que una decisión sobre las condiciones de retorno debe basarse en una información objetiva, precisa y neutral y en la libre elección; que, según organizaciones de defensa de los derechos humanos, actualmente no se cumple ninguna de esas condiciones en Dadaab;

F.  Considerando que el Cuerno de África es una de las regiones con mayor inseguridad alimentaria del mundo y que, a causa del agravamiento de la sequía, millones de personas en Somalia corren el riesgo de sufrir lo que sería la tercera hambruna en 25 años; que la situación evoluciona muy rápidamente con más de 6,2 millones de personas necesitadas de alimento y agua, lo que podría causar más desplazamientos internos;

G.  Considerando que más de 25 000 personas en Somalia están afectadas por el cólera y sufren diarrea aguda, y que la epidemia podría duplicarse de aquí al verano, según la Organización Mundial de la salud (OMS); que la tasa de mortalidad de esta enfermedad alcanza ya el 2,1 % en Somalia, lo que equivale al doble del umbral de emergencia;

H.  Considerando que la región se ve afectada por retos relacionados con la migración irregular, los desplazamientos forzados, la trata de seres humanos, el terrorismo y el conflicto armado;

I.  Considerando que la situación en materia de seguridad en Somalia sigue siendo peligrosa e imprevisible y que continúan los ataques de al-Shabaab y de otros grupos terroristas; que el 6 de abril, el presidente Mohamed Abdullahi «Farmajo» declaró el estado de guerra en Somalia y ofreció la amnistía a los miembros del grupo militante islamista al-Shabaab, además de formación, empleo y educación, a condición de que abandonaran las armas en un plazo de 60 días;

K.  Considerando que la Unión está comprometida a apoyar la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM) mediante financiación para garantizar la seguridad y reducir la amenaza que suponen el grupo al-Shabaab y otros grupos terroristas; que el 23 de marzo de 2017 la Comisión de la Unión Africana convocó una consulta de alto nivel, en presencia de la Unión Europea y de las Naciones Unidas, sobre el futuro de AMISOM y el apoyo a las instituciones del sector de la seguridad y a la reforma en Somalia;

L.  Considerando que, en la Conferencia de Londres sobre Somalia celebrada el 11 de mayo de 2017, la Unión anunció un nuevo apoyo a Somalia por un importe de 200 millones de euros;

M.  Considerando que la Comisión Europea ha asignado 286 millones de euros en apoyo a Somalia con cargo al 11.º Fondo Europeo de Desarrollo (para el periodo 2014-2020), destinados principalmente a reforzar las funciones del Estado, a mejorar la seguridad alimentaria y la resiliencia y a promover la educación para los jóvenes; que, el 12 de noviembre de 2015, se firmó el Fondo Fiduciario de Emergencia para África de la Unión en la Cumbre de la Valeta sobre migración, con vistas a abordar las causas subyacentes de la inestabilidad, los desplazamientos forzosos y la migración irregular y a contribuir a la buena gestión de la migración;

N.  Considerando que la Unión es socia desde hace tiempo de Somalia por lo que respecta a la ayuda al desarrollo, a las operaciones de mantenimiento de la paz y a la ayuda humanitaria; que la cooperación de la Unión y sus Estados miembros, que incluye la ayuda al desarrollo, la ayuda humanitaria y las operaciones de mantenimiento de la paz, asciende a 3 400 millones de euros para el periodo 2015-2020;

1.  Elogia a Kenia y a la región de Dadaab por el importante papel desempeñado en acoger a un elevado número de refugiados en las últimas décadas;

2.  Subraya que, tras el diálogo sobre los retos derivados de las decisiones recientes relativas al posible cierre del campo de refugiados de Dadaab, es necesario actuar dentro del marco del Acuerdo tripartito entre Kenia, Somalia y el ACNUR;

3.  Señala que la persistente inestabilidad en la región así como el agravamiento de la sequía y el riesgo asociado de hambruna contribuyen a crear las condiciones que permitan el regreso a gran escala de los refugiados de un modo seguro y digno;

4.  Subraya, por consiguiente, que la Unión Europea sigue comprometida a colaborar con los Gobiernos de Kenia, Somalia y con las organizaciones regionales y la comunidad internacional más amplia para velar por que los refugiados que permanezcan en Dadaab reciban una ayuda adecuada y oportunidades para otras soluciones duraderas;

5.  Insiste en que todo regreso organizado de los refugiados de Dadaab debe cumplir plenamente con las normas de la repatriación voluntaria; pide al Gobierno de Kenia que garantice que los refugiados recibirán información precisa y actualizada sobre las condiciones en Somalia;

6.  Pide que la Unión y la comunidad internacional se aseguren de que los programas de reubicación en la región prestan particular atención a que los grupos vulnerables sean reubicados en regiones seguras, y que se respetan los derechos de los refugiados;

7.  Hace hincapié en la importancia del apoyo de la Unión a AMISOM como parte integrante del enfoque global de la Unión a largo plazo para apoyar la seguridad y los esfuerzos de desarrollo en Somalia; subraya la necesidad de gestionar mejor las fronteras entre Somalia y sus países vecinos, considerados terrenos de juego para las redes de traficantes de seres humanos, así como para los contrabandistas de armas, drogas y otros bienes ilícitos, proporcionando así financiación para actividades delictivas y terroristas; espera que la misión de formación de la Unión a Somalia colabore estrechamente con AMISOM y las autoridades somalíes compartiendo las mejores prácticas para una mejora de la gestión de las fronteras con el fin de detener a traficantes y contrabandistas;

8.  Subraya su apoyo en favor de los objetivos del Fondo fiduciario de emergencia de la Unión para África de abordar las causas profundas de la migración irregular y del desplazamiento de personas en la región del África Oriental; subraya la importancia del enfoque centrado en las personas y la comunidad para asistir con los recursos de dicho Fondo en las salidas de los campos de Dadaab y establecer un desarrollo sostenible y medidas de resiliencia en la región;

9.  Pide que la Unión y los socios internacionales cumplan plenamente sus compromisos con Somalia, en particular esforzándose en establecer la seguridad alimentaria con el fin de evitar la amenaza de la hambruna, fomentar la seguridad, resolver quejas comunales, mejorar la gestión de las finanzas públicas y ayudar en la realización de la revisión constitucional, con el fin de lograr una estabilidad a largo plazo; celebra el nuevo apoyo de la Unión por un importe de 200 millones de euros anunciado en la Conferencia sobre Somalia celebrada en Londres; subraya que el compromiso requiere un fuerte liderazgo y determinación por parte de Somalia;

10.  Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución a la Comisión, al Consejo, al Servicio Europeo de Acción Exterior, a los Estados miembros, a los Gobiernos y los Parlamentos de Kenia y Somalia, y a la Presidencia y la Asamblea de la Unión Africana.

(1)

DO C 440 de 30.12.2015, p. 38.

Aviso jurídico - Política de privacidad