Procedimiento : 2017/2732(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0445/2017

Textos presentados :

B8-0445/2017

Debates :

Votaciones :

PV 05/07/2017 - 8.13
CRE 05/07/2017 - 8.13
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P8_TA(2017)0305

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 181kWORD 49k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0440/2017
28.6.2017
PE605.564v01-00
 
B8-0445/2017

tras la pregunta con solicitud de respuesta oral B8-0319/2017

presentada de conformidad con el artículo 128, apartado 5, del Reglamento interno


sobre política industrial (2017/2732(RSP))


Patrizia Toia en nombre del Grupo S&D

Resolución del Parlamento Europeo sobre política industrial (2017/2732(RSP))  
B8-0445/2017

El Parlamento Europeo,

–  Visto el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, y en particular sus artículos 9, 151, 152, 153, apartados 1 y 2, y 173,

–  Vistos los artículos 14, 27 y 30 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea,

–  Vistos el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) y el Tratado de la Unión Europea (TUE), en particular el artículo 5, apartado 3, del TUE y el Protocolo n.º 2 sobre la aplicación de los principios de subsidiariedad y proporcionalidad,

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 23 de noviembre de 2010, titulada «Agenda de nuevas cualificaciones y empleos: una contribución europea hacia el pleno empleo» (COM(2010)0682),

–  Vista su Resolución, de 15 de enero de 2014, sobre la reindustrialización de Europa para promover la competitividad y la sostenibilidad(1),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 22 de enero de 2014, titulada «Por un renacimiento industrial europeo» (COM(2014)0014),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 14 de octubre de 2015, titulada «Comercio para todos: hacia una política de comercio e inversión más responsable» (COM(2015)0497),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 10 de octubre de 2012, titulada «Una industria europea más fuerte para el crecimiento y la recuperación económica» (COM(2012)0582),

–  Vistas las orientaciones políticas del presidente Juncker tituladas «Un nuevo comienzo para Europa: mi Agenda en materia de empleo, crecimiento, equidad y cambio democrático»,

–  Vista su Resolución, de 5 de octubre de 2016, sobre la necesidad de una política europea de reindustrialización en vista de los recientes casos de Caterpillar y Alstom(2),

–  Vistas las conclusiones del Consejo Europeo de 15 de diciembre de 2016,

–  Vistas las Conclusiones del Consejo sobre el Programa de Competitividad Industrial, sobre la transformación digital de la industria europea y sobre el paquete «tecnologías del mercado único digital y modernización de los servicios públicos»,

–  Vista su Resolución, de 9 de marzo de 2011, sobre una política industrial para la era de la mundialización(3),

–  Vista la Comunicación de la Comisión, de 19 de abril de 2016, titulada «Digitalización de la industria europea - Aprovechar todas las ventajas de un mercado único digital» (COM(2016)0180),

–  Vista su Resolución, de 1 de junio de 2017, sobre la digitalización de la industria europea(4),

–  Vistas las Conclusiones del Consejo, de 29 de mayo de 2017, sobre una futura estrategia de política industrial de la UE,

–  Vista la pregunta a la Comisión sobre la creación de una estrategia industrial ambiciosa de la Unión Europea como prioridad estratégica para el crecimiento, el empleo y la innovación en Europa (O-000047/2017 – B8-0319/2017),

–  Vistos el artículo 128, apartado 5, y el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento interno,

A.  Considerando que la industria europea es líder mundial en muchos sectores industriales, representa más de la mitad de las exportaciones europeas y cerca del 65 % de las inversiones en investigación y desarrollo y aporta más de 50 millones de puestos de trabajo (entre empleos directos e indirectos, lo que supone el 20 % de los puestos de trabajo de Europa);

B.  Considerando que la industria manufacturera representa el 65 % del gasto en I+D de las empresas y que, por consiguiente, es esencial reforzar nuestra base industrial para conservar en la Unión su experiencia y sus conocimientos específicos; que el desarrollo digital, una de las prioridades del Plan Juncker, necesita una base industrial sólida para poder materializarse;

C.  Considerando que solo el 31 % del conjunto de los autónomos y el 30 % de los nuevos empresarios son mujeres;

D.  Considerando que la industria europea necesita mantener su competitividad y su capacidad de inversión en Europa y que también se enfrenta a retos sociales y medioambientales que debe abordar, en estrecha cooperación con socios internacionales, al tiempo que sigue siendo líder en términos de responsabilidad social y medioambiental;

E.  Considerando que una política de innovación ambiciosa que favorezca la producción de productos de calidad, innovadores y eficientes desde el punto de vista energético, y que promueva procesos sostenibles permitirá a la Unión valerse por sí misma en un contexto mundial cada vez más competitivo;

F.  Considerando que el comercio justo de productos industriales debe respetar los derechos de los trabajadores y las normas medioambientales; que la inversión en energías renovables y eficiencia energética es un importante motor de la inversión en productos industriales con la capacidad de crear círculos virtuosos; que la innovación, la inversión en I+D, el empleo y la renovación de competencias son fundamentales para el crecimiento sostenible;

1.  Destaca el papel fundamental de la industria como motor del crecimiento, el empleo y la innovación en Europa;

2.  Destaca la importancia de reforzar y modernizar la base industrial en Europa, recordando el objetivo de la Unión de garantizar que el 20 % de su PIB se base en la industria para el año 2020;

3.  Pide a la Comisión que presente a principios de 2018, junto con los Estados miembros, una propuesta legislativa para una estrategia de la Unión por una política industrial coherente y global destinada a la reindustrialización de Europa, el establecimiento de un plan de acción concreto para incluir objetivos ambiciosos y escalas temporales para medidas legislativas y no legislativas con el fin de alcanzar dichos objetivos; pide a la Comisión que base esta estrategia en una evaluación del impacto de integrar la política industrial en las iniciativas de políticas estratégicas de la Unión y en un diálogo amplio con las partes interesadas, incluidos los interlocutores sociales y miembros del mundo académico; destaca que una estrategia de la Unión como esa debe basarse, entre otras cosas, en la digitalización (en particular la integración de tecnologías inteligentes, analítica de macrodatos y robótica en cadenas de valor industrial), la sostenibilidad, la economía circular, la eficiencia energética y los recursos adecuados; opina que el marco regulador europeo debería permitir a las industrias adaptarse a los cambios en cuestión y adoptar medidas previsoras con el fin de contribuir a la creación de empleo de calidad, al crecimiento y a la convergencia regional;

4.  Destaca el papel de la pymes como columna vertebral de la industria de la Unión y subraya la necesidad de llevar a cabo una política industrial europea compatible con las pymes; subraya la necesidad de respaldar la creación de un entorno favorable a las empresas mediante el establecimiento de unas condiciones equitativas para todas las pymes y empresas de economía social (como las cooperativas) de la Unión y a través del apoyo a agrupaciones, redes comerciales y centros de innovación digital;

5.  Expresa su convencimiento de que la industria europea debe considerarse un activo estratégico para la competitividad y la sostenibilidad de la Unión; subraya que solo una industria fuerte y resistente y una política industrial orientada al futuro permitirán que la Unión haga frente a los diversos desafíos ante los que se encuentra, incluida su reindustrialización, su transición a la sostenibilidad y la creación de empleo de calidad; destaca que la Comisión y los Estados miembros deben anticipar mejor esas situaciones socioeconómicas y garantizar la competitividad y la sostenibilidad de nuestra red industrial;

6.  Subraya que, para apoyar a la industria de la Unión a la hora de hacer frente a los desafíos de los rápidos cambios económicos y normativos en el mundo globalizado actual, es esencial potenciar el atractivo industrial de Europa para la inversión europea y exterior directa (IED);

7.  Pide a la Comisión que tenga en cuenta la competitividad y la sostenibilidad industriales en todas sus principales iniciativas políticas;

8.  Subraya que, de acuerdo con las estadísticas y los estudios disponibles, las mujeres están poco representadas en la mayoría de los puestos científicos, de ingeniería y gestión y en los niveles jerárquicos superiores; señala que las mujeres están sumamente infrarrepresentadas en los sectores educativos y las carreras vinculadas a la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas, y representan apenas el 24 % de los profesionales del campo de la ciencia y la ingeniería; destaca que las mujeres profesionales en la industria manufacturera son un activo para la Unión que requiere todos los recursos disponibles para que la Unión se recupere definitivamente de la crisis económica y financiera y para poder hacer frente a los cambios sociales; pide a la Comisión que identifique los retos y los obstáculos a que se enfrentan las mujeres a la hora de convertirse en empresarias y que promueva y respalde el liderazgo de las mujeres, también mediante la igualdad salarial y el acceso justo a todos los puestos de trabajo;

9.  Destaca la necesidad de explotar plenamente el potencial de la industria en términos de tecnologías medioambientales y de garantizar que las industrias desarrollen y difundan de forma constante las mejores técnicas disponibles y las innovaciones que vayan apareciendo, creando así una ventaja competitiva para la industria europea, que debe aspirar a ofrecer los productos más sostenibles con los menores costes del ciclo de vida;

10.  Insiste en la necesidad de integrar los aspectos medioambientales en otras políticas, como la economía, la industria, la investigación y la innovación, de modo que se cree un enfoque coherente y común; opina que las acciones llevadas a cabo dentro de la Unión también se deben complementar con acciones reforzadas a escala internacional y cooperación con terceros países, con el fin de hacer frente a los retos comunes;

11.  Cree que las cargas administrativas reducidas y los costes de cumplimiento para las empresas, así como la necesidad de garantizar normas exigentes de protección de los consumidores, de los empleados, de la salud y el medioambiente, deben ser elementos clave de toda política de reindustrialización de la Unión;

12.  Pide que la política industrial de la Unión se base en objetivos e indicadores claros —incluidos objetivos ambiciosos en materia de eficiencia energética, recursos y clima— y en un enfoque basado en el ciclo de vida y en la economía circular;

13.  Pide la integración en la estrategia industrial de la Unión de instrumentos de financiación ecológica eficaces y medidas para contribuir a aumentar la transparencia del mercado en lo que se refiere al riesgo de carbono, y destaca la necesidad de facilitar el desarrollo sostenible de la industria en relación con los objetivos establecidos en el Acuerdo de París;

14.  Pide una mayor coherencia entre las políticas comercial e industrial, para garantizar que la política comercial tenga en cuenta las necesidades de la industria europea y que la nueva generación de acuerdos comerciales no conlleve nuevas deslocalizaciones y mayor desindustrialización en la Unión; señala, en este sentido, la importancia de avanzar en el debate sobre cómo mejorar la reciprocidad en los ámbitos de los contratos públicos y la inversión; acoge con satisfacción la iniciativa de analizar la inversión de terceros países en sectores estratégicos;

15.  Subraya el papel de los interlocutores sociales en el desarrollo de una estrategia industrial coherente, que debe incorporar una dimensión social para garantizar que los derechos laborales no se vean socavados por la transición industrial actual; insiste en que la innovación en el lugar de trabajo depende de la participación de los trabajadores y en particular de las buenas relaciones industriales entre los trabajadores y los directivos, ya que la innovación es con frecuencia el resultado de que los trabajadores identifiquen el modo de introducir mejoras en su entorno de trabajo, en los productos finales o en los métodos de fabricación;

16.  Subraya que la industria europea hace frente a una competencia internacional y pide, por tanto, a la Comisión que reevalúe las definiciones del mercado y las normas actuales de la competencia en la Unión, con el fin de tener en cuenta la evolución de los mercados globales respectivos y permitir así asociaciones y alianzas estratégicas y la aparición de agentes con suficiente masa crítica para enfrentarse a la competencia internacional; pide a la Comisión que revise además el Derecho de la competencia de la Unión, con el fin de tener en cuenta de forma más apropiada el nuevo papel de terceros países como importantes actores nacionales, teniendo en cuenta las normas sociales, fiscales y medioambientales de modo que se eviten nuevas formas de dumping;

17.  Hace hincapié en la necesidad para la Unión de una estrategia antidumping y de defensa contra las subvenciones que sea coherente, compatible con la OMC y eficaz, que tenga en cuenta todo tipo de dumping, incluido el incumplimiento de las normas internacionales en materia social, medioambiental y fiscal;

18.  Pide a la Comisión que preste más atención al papel de las empresas públicas con sede en el extranjero apoyadas y financiadas por sus Gobiernos con arreglo a modalidades prohibidas por las normas del mercado único de la Unión para las empresas europeas;

19.  Pide a la Comisión que investigue la inversión extranjera directa en la Unión, en interés de la seguridad y la protección del acceso a tecnologías futuras clave, teniendo en cuenta que Europa depende en gran medida de dicha inversión y en general seguirá muy abierta a la inversión extranjera;

20.  Pide a la Comisión que establezca un entorno regulador para plataformas que garantice la coherencia de las regulaciones dentro de la Unión, prestando también atención a la necesidad de seguridad reglamentaria, normas adecuadas y claras y condiciones equitativas;

21.  Pide a la Comisión que presente propuestas legislativas sobre libre circulación de datos, ciberseguridad y propiedad de datos capaces de apoyar la competitividad de la industria europea y su transformación digital, al tiempo que garanticen el nivel más elevado de protección de datos;

22.  Hace hincapié en la necesidad de esfuerzos coordinados de la Unión para continuar promoviendo nuevas capacidades y en favor de la reconversión profesional, la mejora de capacidades y el aprendizaje permanente, como propugna la Comisión en su Agenda de nuevas cualificaciones y empleos; pide una consulta adecuada sobre su desarrollo con los interlocutores sociales;

23.  Pide la promoción de alianzas de innovación transversales para superar la situación de enfoques de política industrial fragmentados que ahogan el potencial de innovación; opina que el papel de la inversión pública es estratégico en el desarrollo de este objetivo y pide que la Unión apoye la inversión pública en innovación;

24.  Recuerda el importante papel de la normalización de la Unión y aboga por centrarse claramente en el liderazgo de la Unión en las organizaciones internacionales de normalización;

25.  Toma nota de la necesidad de coordinar los esfuerzos de la Unión para reducir la dependencia en recursos de terceros países mediante un enfoque centrado en cuatro ejes:

a.  acceso justo al mercado internacional de recursos,

b.  industria extractiva nacional sostenible,

c.  innovaciones tecnológicas en el ámbito de la eficiencia,

d.  la economía circular,

con contribuciones de la Unión a la gobernanza global multilateral de la política de recursos;

26.  Cree que las grandes tendencias de la globalización y la digitalización representan los mayores desafíos para las empresas europeas y sus empleados y, al mismo tiempo, suponen un reto para los responsables políticos debido al gran dinamismo de su evolución y a su carácter transversal; está convencido, por tanto, de que se debe adaptar la política europea para que pueda apoyar el crecimiento industrial y asegurar empleos de calidad en la industria manufacturera en este contexto de rápida evolución; subraya que una nueva estrategia de política industrial debe hacer corresponder diferentes ámbitos políticos con la política industrial para crear un enfoque coherente, siendo los más importantes el comercio, el medioambiente, la investigación, la inversión, la competencia, la energía y el clima; está convencido de que una estrategia de política industrial debe combinar de un modo inteligente elementos horizontales con enfoques específicos hacia importantes sectores estratégicos;

27.  Aboga por un enfoque global para la política industrial de la Unión, que dé prioridad sobre todo al refuerzo de la cadena de valores de la Unión y la integración de todas sus regiones en una red industrial revitalizada, al tiempo que garantiza la cohesión territorial general;

28.  Pide una estrategia industrial regionalmente equilibrada, capaz de colmar la brecha entre las regiones de la Unión más y menos industrializadas, que contribuya a lograr los objetivos de convergencia regional de la Unión;

29.  Insiste en la importancia de la adopción oportuna de una estrategia de la Unión, ya que también podría influir en las discusiones sobre los puntos de interés del marco financiero plurianual (MFP) y, en particular, de los instrumentos Mecanismo «Conectar Europa», noveno programa marco y FEIE;

30.  Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión, así como a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros.

(1)

DO C 482 de 23.12.2016, p. 89.

(2)

Textos Aprobados, P8_TA(2016)0377.

(3)

DO C 199E de 7.7.2012, p. 131.

(4)

Textos Aprobados, P8_TA(2017)0240.

Aviso jurídico - Política de privacidad