Procedimiento : 2018/2741(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0278/2018

Textos presentados :

B8-0278/2018

Debates :

Votaciones :

PV 14/06/2018 - 7.11
Explicaciones de voto

Textos aprobados :


PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 163kWORD 46k
11.6.2018
PE621.676v01-00
 
B8-0278/2018

tras una declaración de la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento interno


sobre las regiones separatistas georgianas diez años después de la guerra con Rusia (2018/2741(RSP))


Helmut Scholz, Merja Kyllönen, Paloma López Bermejo, Javier Couso Permuy, Barbara Spinelli, Sabine Lösing, Dimitrios Papadimoulis, Stelios Kouloglou en nombre del Grupo GUE/NGL

Resolución del Parlamento Europeo sobre las regiones separatistas georgianas diez años después de la guerra con Rusia (2018/2741(RSP))  
B8‑0278/2018

El Parlamento Europeo,

–  Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento interno,

A.  Considerando que las relaciones entre Georgia y Rusia se remontan a varios siglos atrás, con periodos de cooperación y periodos de conflictos o tensiones; que la disolución de la Unión Soviética tuvo como resultado conflictos multifocales en las antiguas repúblicas soviéticas todavía no resueltos, y que siguen provocando tensiones entre Rusia y sus países vecinos; que durante muchos años los conflictos de Osetia del Sur y Abjasia desembocaron en conflictos violentos, limpieza étnica y graves tensiones en las relaciones entre Rusia y Georgia;

B.  Considerando que Osetia del Sur declaró su independencia de la República Socialista Soviética de Georgia en 1991; que el Gobierno georgiano respondió aboliendo la autonomía de Osetia del Sur con un intento de restablecer por la fuerza su control sobre la región; que el empeoramiento de la crisis condujo a la guerra en Osetia de 1991 a 1992 y a combates en 2004 y 2008; que Abjasia disfrutaba de autonomía dentro de la República Soviética de Georgia; que las tensiones étnicas culminaron en la guerra de 1992 a 1993 en Abjasia y en la independencia de facto de dicha región; que, a pesar del acuerdo de alto el fuego de 1994 y años de negociaciones, sigue sin resolverse la cuestión;

C.  Considerando que se han producido intentos de reescribir la historia de la guerra entre Georgia y Rusia de 2008 a la luz de la crisis de Ucrania; que el título asignado al debate parlamentario para conmemorar estos trágicos hechos contribuye a este desarrollo problemático; que el informe Tagliavini de la misión de investigación internacional e independiente sobre el conflicto en Georgia sigue siendo la base de referencia sobre lo ocurrido; que en el informe se aclara que el Gobierno georgiano de Mijaíl Saakashvili empezó la guerra la noche del 7 de agosto de 2008, cuando fuerzas georgianas atacaron la ciudad de Tsjinvali y ocuparon parte de Osetia del Sur, pero se señala que previamente existía un conflicto violento en Osetia del Sur y que la ofensiva georgiana no era una respuesta adecuada a los ataques previos a la guerra;

D.  Considerando que la situación de Osetia del Sur y Abjasia sigue siendo objeto de controversia; que las Naciones Unidas y la mayor parte de los Gobiernos mundiales consideran este territorio como parte de Georgia, mientras que Rusia y otros cuatro Estados miembros de las Naciones Unidas reconocen las repúblicas de Osetia del Sur y Abjasia; que ambas repúblicas dependen enormemente de Rusia en términos económicos, políticos y militares; que una solución a los conflictos de esta región solo puede ser sostenible si se garantiza el derecho de los pueblos de Abjasia y Osetia del Sur a decidir su futuro y a defender su identidad nacional;

E.  Considerando que las conversaciones internacionales de Ginebra, el foro multilateral de mediación para abordar las consecuencias humanitarias y de seguridad de la guerra ruso-georgiana de agosto de 2008, no han producido aún resultados tangibles;

F.  Considerando que en 2017 Rusia y Georgia crearon una comisión mixta presidida por el viceministro de Asuntos Exteriores ruso y el representante especial del primer ministro georgiano para las relaciones con Rusia; que las relaciones económicas han avanzado y se han intensificado los contactos interpersonales en 2017; que Rusia se convirtió en el segundo mayor socio comercial de Georgia, se crearon enlaces de transporte y más de un millón de rusos visitaron Georgia; que Rusia y Georgia acordaron incluir la cuestión de Abjasia y Osetia del Sur en el orden del día de la comisión mixta en 2018;

G.  Considerando que la cooperación militar creciente entre Georgia y los Estados Unidos y la OTAN, los periódicos ejercicios militares conjuntos y la formación del ejército georgiano por oficiales militares de la OTAN y el reequipamiento del ejército georgiano con armas de esta organización siguen siendo motivo de grave preocupación para Rusia;

1.  Manifiesta su preocupación por que las regiones de Osetia del Sur y Abjasia sigan siendo motivo de conflictos y tensiones sin resolver; pide diálogo y negociaciones entre todas las partes implicadas con vistas a encontrar una solución que satisfaga las aspiraciones de todos los pueblos de la región y les permita decidir su futuro;

2.  Celebra los esfuerzos de los Gobiernos de Rusia y Georgia para desarrollar unas relaciones mutuamente provechosas en distintos ámbitos; espera que estos esfuerzos se traduzcan en una solución de las diferencias entre los dos países y en la estabilización de la región; critica que algunas fuerzas políticas de la Unión y Georgia socaven estos esfuerzos intentando reescribir la historia y culpando unilateralmente a Rusia de los trágicos acontecimientos de 2008;

3.  Expresa su inquietud ante la escalada militar en curso en la región y pide a todas las partes que pongan fin a esta situación; pide que se ponga fin a toda actividad de la OTAN en la región y rechaza firmemente la adhesión de Georgia a esta organización;

4.  Insiste en el respeto de los principios de la Carta de las Naciones Unidas y reafirma su compromiso con la soberanía y la integridad territorial de todos los Estados miembros de las Naciones Unidas, incluida Georgia;

5.  Destaca que cualquier solución política a los conflictos de Osetia del Sur y Abjasia debe estar a la altura de las expectativas de todas las personas que viven en la región; aboga por un formato de resolución de litigios que permita participar a representantes de todos los pueblos afectados;

6.  Lamenta que no hayan prosperado los esfuerzos realizados en el marco de las conversaciones internacionales de Ginebra para alcanzar un acuerdo sobre una declaración de no utilización de la fuerza; subraya que tal declaración sería un importante paso adelante para garantizar la seguridad de la región; pide a los Estados Unidos que desempeñen un papel más constructivo en dichas conversaciones;

7.  Expresa su profunda preocupación por la trágica muerte del ciudadano georgiano Archil Tatunashvili; pide una investigación exhaustiva del asunto y la cooperación entre las partes interesadas pertinentes; hace hincapié en la importancia de proteger la seguridad y los derechos de las personas de etnia georgiana que viven en Osetia del Sur y Abjasia;

8.  Insiste en el derecho de las personas desplazadas a regresar en condiciones dignas, con miras a reducir el carácter de telón de acero de las fronteras de facto y permitiendo que los actores internacionales puedan brindar asistencia a la población de las dos regiones;

9.  Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a los Gobiernos y los Parlamentos de los Estados miembros, a los presidentes y los Parlamentos de Georgia y de Rusia, a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa y al Consejo de Europa.

 

Última actualización: 12 de junio de 2018Aviso jurídico - Política de privacidad