Procedimiento : 2018/2870(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0493/2018

Textos presentados :

B8-0493/2018

Debates :

Votaciones :

PV 25/10/2018 - 13.19

Textos aprobados :

P8_TA(2018)0435

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 270kWORD 54k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0493/2018
22.10.2018
PE624.188v01-00
 
B8-0493/2018

tras una declaración del Vicepresidente de la Comisión / Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento interno


sobre la situación en el mar de Azov (2018/2870(RSP))


Michael Gahler, Tunne Kelam, Cristian Dan Preda, José Ignacio Salafranca Sánchez‑Neyra, David McAllister, Sandra Kalniete, Laima Liucija Andrikienė, Elmar Brok, Lorenzo Cesa, Eduard Kukan, Julia Pitera, Dariusz Rosati, Jaromír Štětina, Fernando Ruas, Anders Sellström en nombre del Grupo PPE

Resolución del Parlamento Europeo sobre la situación en el mar de Azov (2018/2870(RSP))  
B8‑0493/2018

El Parlamento Europeo,

–  Vistas sus anteriores resoluciones sobre Rusia y Ucrania,

–  Visto el acuerdo de 24 de diciembre de 2003 entre la Federación de Rusia y Ucrania sobre la cooperación en el uso del mar de Azov y el estrecho de Kerch,

–  Visto el Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y sus Estados Miembros, por una parte, y Ucrania, por otra(1),

–  Visto el documento de trabajo conjunto de los servicios de la Comisión y del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), de 14 de noviembre de 2017, sobre el informe de aplicación del Acuerdo de Asociación relativo a Ucrania (SWD(2017)0376),

–  Vista la declaración del portavoz del SEAE, de 15 de mayo de 2018, sobre la apertura parcial del puente de Kerch,

–  Vista la Decisión (PESC) 2018/1085 del Consejo(2), de 30 de julio de 2018, por la que se añaden seis entidades implicadas en la construcción del puente de Kerch a la lista de entidades sujetas a medidas restrictivas respecto de acciones que menoscaban o amenazan la integridad territorial, la soberanía y la independencia de Ucrania,

–  Vistas las conclusiones de la misión de su Subcomisión de Seguridad y Defensa al este de Ucrania que tuvo lugar del 16 al 20 de septiembre de 2018,

–  Vista la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (CNUDM),

–  Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento interno,

A.  Considerando que la situación en el mar de Azov es el resultado de la decisión, incluida en el acuerdo bilateral de 2003 entre Ucrania y Rusia, de definir esos territorios como aguas interiores de los dos Estados y de atribuir a ambas partes la facultad de inspeccionar los buques en tránsito con origen o destino en el mar de Azov;

B.  Considerando que la construcción del puente sobre el estrecho de Kerch, completado por la Federación de Rusia en mayo de 2018, se realizó sin el consentimiento de Ucrania;

C.  Considerando que los guardias de fronteras rusos, a partir del segundo semestre de abril de 2018, empezaron a detener e inspeccionar buques extranjeros que navegan desde y hacia los puertos ucranianos (Mariupol y Berdiansk) en el mar de Azov; que estas inspecciones coincidieron con la conclusión de la construcción del puente que une la península de Crimea, anexionada ilegalmente, con Rusia continental sobre el estrecho de Kerch;

D.  Considerando que la construcción del puente sobre el estrecho de Kerch, que es el único paso entre el mar de Azov y el mar Negro, limita el paso de buques a través del estrecho con origen o destino en los puertos ucranianos del mar de Azov y ha ocasionado graves trastornos a la libre circulación de mercancías;

E.  Considerando que el nuevo puente limita el tamaño de los buques que pueden llegar a los puertos en el mar de Azov, ya que tiene 35 metros de altura y solo los buques de calado aéreo inferior a 33 metros y de eslora inferior a 160 metros pueden pasar con seguridad bajo dicho puente; que de este modo quedan excluidos los buques de tamaño Panamax, que representan más del 20 % de todo el tráfico en esas aguas;

F.  Considerando que las inspecciones extremadamente largas y pormenorizadas efectuadas por la Federación de Rusia pueden durar hasta 72 horas, causando graves retrasos, una disminución de los flujos de mercancías y pérdidas financieras notables para la economía local ucraniana y para los comerciantes cuyos buques están sometidos a este régimen;

G.  Considerando que, según fuentes del Gobierno ucraniano, más de 200 buques tuvieron que someterse a este fastidioso régimen de inspecciones hasta finales de septiembre, cifra que cambia de día en día; que, según las estimaciones de la Unión, durante el mismo período se vieron afectados más de 120 buques bajo pabellón de diversos Estados miembros de la Unión;

H.  Considerando que, antes de la apertura del puente sobre el estrecho de Kerch en la primavera de este año, las inspecciones eran aleatorias y no intrusivas, afectando, según las estimaciones, a uno de cada cincuenta buques, y no perturbaban la libre circulación de buques y mercancías;

I.  Considerando que desde la anexión ilegal de la península de Crimea ha aumentado considerablemente la importancia de los puertos ucranianos de Mariupol y Berdiansk en el mar de Azov, ya que el 80 % de las exportaciones de Ucrania(3) pasan por esos puertos y esas aguas;

J.  Considerando que la Federación de Rusia sigue extrayendo ilegalmente recursos naturales (petróleo y gas) en territorio ucraniano, en particular en la península de Crimea, ocupada ilegalmente, y en la plataforma del mar Negro;

K.  Considerando que el 16 de septiembre, en respuesta al recrudecimiento de las tensiones y al aumento de la presencia naval rusa en el mar de Azov, supuestamente para proteger el puente sobre el estrecho de Kerch, Ucrania anunció su intención de crear una base naval en esas aguas antes de que finalice el año y decidió transferir más fuerzas de la Infantería de Marina y artillería costera a la zona; que Rusia disfruta de una clara ventaja por lo que se refiere a la cantidad y las capacidades militares de los buques que puede desplegar en la zona y, en este contexto, está aprovechándose del control que ejerce sobre la península de Crimea y el puerto de Sebastopol;

L.  Considerando que, el 17 de septiembre, Ucrania decidió denunciar el Tratado de Amistad, Cooperación y Colaboración entre Ucrania y la Federación de Rusia, firmado en 1997 como respuesta al aumento de la presencia militar de Rusia en el mar de Azov;

1.  Condena a las actividades de Rusia en el mar de Azov, que constituyen una infracción del Derecho marítimo internacional y de los propios compromisos internacionales de Rusia; considera que las actuales actividades hostiles constituyen un intento subrepticio de anexionarse esas aguas y de transformarlas en un «lago interior» de Rusia;

2.  Manifiesta su honda preocupación por el hecho de que las acciones de Rusia en el mar de Azov estén obstaculizando el tráfico marítimo internacional y vulnerando la libertad de los mares y de navegación, al objeto de seguir desestabilizando al Estado ucraniano y minando las bases económicas de las regiones del sudeste de Ucrania, para las que la importancia de los puertos marítimos es cada vez más crítica desde la anexión ilegal de la península de Crimea; considera que estas acciones de Rusia constituyen un bloqueo parcial de los puertos de Ucrania en el mar de Azov;

3.  Muestra una preocupación extrema ante la gran volatilidad de la situación de la seguridad en el mar de Azov, que podría convertirse fácilmente en un conflicto abierto;

4.  Protesta con firmeza contra las prácticas discriminatorias del régimen de inspecciones de una duración excesiva al que están sujetos los buques que atraviesan el estrecho de Kerch en tránsito hacia y desde puertos ucranianos, inspecciones que se están llevando a cabo con la excusa de falsas amenazas para la seguridad en relación con la protección del nuevo puente sobre el estrecho; exige una explicación de por qué todos los demás buques de terceros países con destino en puertos rusos en el mar de Azov no están sujetos a un régimen similar; considera que Rusia está discriminando deliberadamente a los puertos ucranianos y haciendo un uso abusivo de sus derechos de inspección;

5.  Lamenta que la Federación de Rusia haya provocado un grave deterioro de la situación económica de la región, y que los retrasos y la restricción del flujo de mercancías hayan repercutido en la actividad de los puertos marítimos ucranianos y hayan puesto en dificultades a la economía local; señala que las pérdidas económicas ascienden ya a decenas de millones de euros y que también afectan a los comerciantes que operan buques en esas aguas;

6.  Condena la militarización continuada del mar Negro y, ahora, del mar de Azov por parte de Rusia, en particular con el refuerzo de la flota rusa del mar Negro y la guarda costera del mar de Azov; lamenta que el mar de Azov se haya convertido en un nuevo escenario marítimo de las acciones beligerantes rusas dirigidas contra Ucrania;

7.  Condena la construcción del puente sobre el Estrecho de Kerch que une la península de Crimea, anexionada ilegalmente, con Rusia peninsular, al objeto de forzar una mayor integración de la península en Rusia y de aumentar el aislamiento de Ucrania, de la que sigue formando parte; considera que se trata de un ejemplo más de vulneración de la soberanía y la integridad territorial de Ucrania por parte de la Federación Rusa;

8.  Considera que el puente obstaculiza gravemente la navegación a través del estrecho de Kerch entre el mar de Azov y el mar Negro;

9.  Lamenta la extracción ilegal de recursos de petróleo y gas por parte de la Federación de Rusia en territorio ucraniano; destaca el posible peligro de que Rusia se apodere de yacimientos de petróleo y gas en el mar de Azov, una vez alcanzado su objetivo de transformarlo en un lago interior dentro de la Federación de Rusia;

10.  Considera que, hasta la fecha, las protestas occidentales, incluidas las de la Unión, contra las acciones de Rusia a este respecto han sido débiles e ineficaces, a pesar de la gravedad y las intenciones estratégicas de la actuación de Rusia en el mar de Azov y del número cada vez mayor de buques bajo pabellón occidental que se ven afectados;

11.  Pide a la VP/AR que haga un seguimiento más estrecho de la evolución de la situación de la seguridad en el mar de Azov, dado el potencial cada vez mayor de que degenere en un conflicto a las puertas de Europa que puede tener repercusiones más amplias en materia de seguridad para la Unión y sus Estados miembros;

12.  Pide a la VP/AR que ayude a Ucrania a hacer uso de todos los medios diplomáticos y procedimientos jurídicos previstos en el Derecho internacional y los convenios pertinentes, incluido el procedimiento de arbitraje en curso en virtud de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, para combatir las prácticas hostiles rusas en el mar de Azov;

13.  Reitera el firme e inquebrantable apoyo de la Unión a la unidad, soberanía, independencia e integridad territorial de Ucrania,

14.  Transmite sus condolencias a las víctimas de la masacre perpetrada en un centro universitario de Kerch el 17 de octubre de 2018, en el que murieron 20 personas y decenas resultaron heridas, y al pueblo ucraniano; pide que las autoridades rusas de ocupación no se sirvan de esta tragedia como excusa para endurecer su represión de los derechos humanos y de quienes se oponen al nuevo régimen y para reforzar la presencia militar y el control sobre la seguridad en la región;

15.  Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, al presidente, al primer ministro y al Parlamento de Ucrania, y al presidente, al primer ministro y al Parlamento de la Federación de Rusia, a los Estados miembros, a los secretarios generales de las Naciones Unidas y de la OTAN, y a la OSCE.

 

(1)

DO L 161 de 29.5.2014, p. 3.

(2)

DO L 194 de 31.7.2018, p. 147.

(3)

https://worldview.stratfor.com/article/ukraine-and-russia-take-their-conflict-sea

Última actualización: 24 de octubre de 2018Aviso jurídico - Política de privacidad