Procedimiento : 2018/2885(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0499/2018

Textos presentados :

B8-0499/2018

Debates :

Votaciones :

PV 25/10/2018 - 13.18

Textos aprobados :

P8_TA(2018)0434

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 257kWORD 49k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0498/2018
22.10.2018
PE624.194v01-00
 
B8-0499/2018

tras una declaración de la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento interno


sobre el asesinato del periodista Yamal Jashogui en el consulado saudí de Estambul (2018/2885(RSP))


Charles Tannock, Raffaele Fitto, Karol Karski, Jana Žitňanská, Ruža Tomašić, Hans‑Olaf Henkel, Monica Macovei, Branislav Škripek, Pirkko Ruohonen‑Lerner, Angel Dzhambazki, Jan Zahradil, Valdemar Tomaševski en nombre del Grupo ECR

Resolución del Parlamento Europeo sobre el asesinato del periodista Yamal Jashogui en el consulado saudí de Estambul (2018/2885(RSP))  
B8‑0499/2018

El Parlamento Europeo,

–  Vistas sus anteriores resoluciones sobre Arabia Saudí,

–  Vista la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948,

–  Visto el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de 1966,

–  Vista la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes,

–  Vista la Carta Árabe de Derechos Humanos, ratificada por Arabia Saudí en 2009,

–  Vista la declaración conjunta, de 14 de octubre de 2018, de los ministros de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Francia y Alemania sobre la desaparición de Yamal Jashogui,

–  Vista la declaración conjunta, de 21 de octubre de 2018, del Reino Unido, Francia y Alemania sobre la muerte de Yamal Jashogui,

–  Vista la declaración, de 20 de octubre de 2018, de la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad (VP/AR) en nombre de la Unión Europea sobre los recientes desarrollos en el caso de Yamal Jashogui,

–  Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento interno,

A.  Considerando que, el 2 de octubre de 2018, Yamal Jashogui entró en el consulado del Reino de Arabia Saudí en Estambul (Turquía) para obtener documentos que certificaran su divorcio de su anterior mujer;

B.  Considerando que, después de dos semanas negando tener conocimiento alguno del destino del Sr. Jashogui, Arabia Saudí ha reconocido que su fallecimiento fue el resultado de una presunta pelea en el consulado;

C.  Considerando que, desde la desaparición y el asesinato del Sr. Jashogui, han aparecido en los medios de comunicación internacionales numerosas especulaciones acerca de su destino, basadas en un considerable número de filtraciones de los medios de comunicación turcos sobre las investigaciones en curso;

D.  Considerando que los servicios de inteligencia turcos alegaron haber obtenido archivos de audio y vídeo del asesinato premeditado del Sr. Jashogui, a través de dispositivos integrados que no fueron detectados; que, al parecer, el presidente de Turquía Erdogan ha decidido personalmente, asesorado por sus consejeros próximos, qué detalles de las investigaciones turcas se revelarán a la opinión pública internacional y en qué momento;

E.  Considerando que sigue en curso una investigación conjunta de Turquía y Arabia Saudí y que el presidente Erdogan ha afirmado que revelará información de lo ocurrido el 23 de octubre de 2018, fecha que coincide con la apertura de la Iniciativa de Inversión Futura que se celebrará en Riad (Arabia Saudí);

F.  Considerando que, desde el reconocimiento del asesinato de Yamal Jashogui, Arabia Saudí ha detenido a 18 ciudadanos saudíes en relación con el asesinato y ha destituido al subdirector de los servicios de inteligencia y un estrecho colaborador del príncipe heredero Mohamed bin Salmán al-Saud;

G.  Considerando que la Unión Europea y sus Estados miembros han insistido en la necesidad de una investigación exhaustiva, digna de crédito y transparente para arrojar luz sobre las circunstancias del asesinato de Yamal Jashogui y garantizar que sus responsables rindan plenamente cuentas de sus actos;

H.  Considerando que tanto Arabia Saudí como Turquía son parte de la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, y están obligados a adoptar todas las medidas para impedir la tortura, las desapariciones forzadas y otras violaciones graves de los derechos humanos, a investigar las denuncias de actos que constituyen estos delitos, y a llevar ante la justicia a toda persona sospechosa de haberlos cometido; que, en virtud de la Convención de las Naciones Unidas, el crimen particular del asesinato de Yamal Jashogui está sujeto a la jurisdicción universal y que, por consiguiente, cualquier sospechoso puede ser detenido en cualquier parte del territorio de los países signatarios y, en su caso, ser juzgado por sus tribunales nacionales;

1.  Condena en los términos más enérgicos el asesinato de Yamal Jashogui y expresa sus condolencias a su familia y amigos;

2.  Subraya la importancia de defender la libertad de expresión y la libertad de prensa y de garantizar la protección de los periodistas; destaca que la amenaza, el ataque o el asesinato de periodistas son inaceptables en cualquier circunstancia y constituyen una cuestión sumamente preocupante;

3.  Toma nota de la declaración de Arabia Saudí y sus conclusiones preliminares, e insiste en que sigue siendo necesario esclarecer exactamente los hechos ocurridos el 2 de octubre de 2018, más allá de las hipótesis que se han formulado hasta ahora en la investigación saudí, que deberán apoyarse en hechos que puedan considerarse verosímiles;

4.  Subraya que es necesario y se espera que se intensifiquen los esfuerzos para esclarecer la verdad de manera exhaustiva, transparente y creíble; insta a que se lleve a cabo una investigación a fondo hasta que se depuren las responsabilidades y a que se garanticen una adecuada rendición de cuentas y el debido enjuiciamiento por todos los delitos cometidos;

5.  Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, al SEAE, a la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, a los Gobiernos y los Parlamentos de los Estados miembros, a su majestad el rey Salmán bin Abdulaziz, al presidente Erdogan, al secretario general de las Naciones Unidas, al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, al portavoz de la Asamblea Consultiva de Arabia Saudí y al portavoz de la Gran Asamblea Nacional de Turquía.

 

 

 

Última actualización: 24 de octubre de 2018Aviso jurídico - Política de privacidad