Procedimiento : 2018/2885(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B8-0500/2018

Textos presentados :

B8-0500/2018

Debates :

Votaciones :

PV 25/10/2018 - 13.18

Textos aprobados :

P8_TA(2018)0434

PROPUESTA DE RESOLUCIÓN
PDF 183kWORD 56k
Véase también la propuesta de resolución común RC-B8-0498/2018
22.10.2018
PE624.195v01-00
 
B8-0500/2018

tras una declaración de la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad

presentada de conformidad con el artículo 123, apartado 2, del Reglamento interno


sobre el asesinato del periodista Yamal Jashogui en el consulado saudí de Estambul (2018/2885(RSP))


Barbara Lochbihler, Ernest Urtasun, Ana Miranda, Josep‑Maria Terricabras, Bodil Valero, Jordi Solé, Klaus Buchner, Rebecca Harms, Florent Marcellesi, Margrete Auken, Yannick Jadot en nombre del Grupo Verts/ALE

Resolución del Parlamento Europeo sobre el asesinato del periodista Yamal Jashogui en el consulado saudí de Estambul (2018/2885(RSP))  
B8‑0500/2018

El Parlamento Europeo,

–  Vistas sus resoluciones anteriores sobre Arabia Saudí, en particular las de 31 de mayo de 2018, sobre la situación de los defensores de los derechos de las mujeres en Arabia Saudí(1), de 11 de marzo de 2014, sobre Arabia Saudí, sus relaciones con la UE y su papel en Oriente Próximo y el Norte de África(2), de 12 de febrero de 2015, sobre el caso de Raif Badawi(3) y de 8 de octubre de 2015, sobre el caso de Alí Mohamed al-Nimr(4);

–  Vista la concesión del Premio Sájarov a la libertad de conciencia y expresión al bloguero saudí Raif Badawi en 2015,

–  Vistas las observaciones de la VP/AR, Federica Mogherini, de 9 y 15 de octubre de 2018, y su declaración de 20 de octubre de 2018,

–  Vista la declaración, de 19 de octubre de 2018, del portavoz del secretario general de las Naciones Unidas,

–  Vista la declaración, de 16 de octubre de 2018, de la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, en la que insta a Arabia Saudí a que revele cuanto sepa sobre la desaparición de Yamal Jashogui,

–  Vista la declaración, de 19 de octubre de 2018, del presidente del Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos, Dante Pesce,

–  Vista la declaración, de 9 de octubre de 2018, de los expertos de las Naciones Unidas por la que solicitan una investigación sobre la desaparición del periodista Yamal Jashogui en Estambul,

–  Vista la declaración, de 18 de octubre de 2018, de los expertos de las Naciones Unidas en la que expresan su grave preocupación por la «nueva práctica» de secuestros encargados por el Estado,

–  Vista la pertenencia de Arabia Saudí al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas,

–  Vista la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes,

–  Visto el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos,

–  Vista la Declaración Universal de Derechos Humanos,

–  Visto el artículo 123, apartado 2, de su Reglamento interno,

A.  Considerando que el 2 de octubre Yamal Jashogui entró en el consulado de Arabia Saudí en Estambul, pero que no existe ningún registro sobre su salida del edificio;

B.  Considerando que quince oficiales saudíes volaron de Riad a Estambul el 2 de octubre y abandonaron el país ese mismo día; que la mayoría de ellos han sido identificados como personas estrechamente vinculadas al príncipe heredero saudí Mohamed bin Salmán al-Saud, entre las que están su equipo de seguridad y un médico forense que ocupa un alto cargo en el Ministerio del Interior saudí; que se pidió a los miembros turcos del personal del consulado saudí que se tomaran el día libre el mismo día de la desaparición del Sr. Jashogui;

C.  Considerando que solo se permitió a un equipo forense turco examinar el consulado y la residencia del cónsul saudí general Mohamed al-Otaibí dos semanas después de la desaparición del Sr. Jashogui; que un equipo de limpieza fue fotografiado entrando en el consulado portando cubos, fregonas y lo que parecían ser botellas de solución limpiadora, horas antes de que el equipo forense turco entrara en el consulado saudí;

D.  Considerando que las autoridades saudíes han confirmado el asesinato de Yamal Jashogui en el consulado saudí, después de haber insistido durante dos semanas en que había abandonado libremente el consulado después de una breve visita; que la información hecha pública hasta la fecha apunta directamente a un asesinato encargado por el Estado; que, teniendo en cuenta el total control que Mohamed bin Salmán al-Saud ejerce sobre los servicios de seguridad, resulta muy poco probable que una operación como esta pueda haberse llevado a cabo sin su conocimiento;

E.  Considerando que estas serias acusaciones han provocado un arranque de protestas a escala internacional; que varias organizaciones de medios de comunicación de alto nivel, incluidos la CNN, el Financial Times y The New York Times, así como invitados internacionales de alto nivel han cancelado su participación en la Iniciativa de Inversión Futura, también conocida como «Davos en el desierto», que tendrá lugar en Riad los días 23 a 25 de octubre;

F.  Considerando que el régimen saudí ha iniciado una amplia campaña de relaciones públicas a nivel internacional para retratar al príncipe heredero Mohamed bin Salmán como la fuerza motriz de la modernización en el país; que varias empresas que ejercen actividades de presión han retirado su representación de Arabia Saudí después de la desaparición y el presunto asesinato del Sr. Jashogui;

G.  Considerando que es posible que el asesinato del Sr. Jashogui esté vinculado a sus críticas con respecto a las políticas saudíes de los últimos años; que los anuncios sobre reformas sociales, encabezadas por el príncipe heredero Mohamed bin Salmán como parte de su publicitada Vision 2030, han ido paradójicamente acompañados de una creciente ofensiva contra defensores de los derechos humanos, periodistas y abogados que están siendo objeto de detenciones, amenazas, persecución y otras formas de intimidación; que, desde mayo de 2018, han sido detenidos varios defensores de los derechos de las mujeres conocidos por su campaña contra la prohibición de que las mujeres conduzcan y a favor de la abolición del sistema de tutela masculina;

H.  Considerando que el Grupo de Trabajo sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias de las Naciones Unidas ha expresado su indignación con respecto a la nueva práctica inquietante de los secuestros extraterritoriales de personas en países extranjeros a través de operaciones encubiertas;

I.  Considerando que el ataque al Sr. Jashogui en el consulado saudí de Estambul constituye una clara violación de la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares de 24 de abril de 1963; que el artículo 41 de la misma convención establece también que la inmunidad diplomática puede ser suspendida en caso de «delito grave»;

J.  Considerando que Arabia Saudí figura en el puesto 169 de 180 del índice de libertad de prensa 2018 de Reporteros Sin Fronteras y se encuentra en la lista de «Enemigos de internet» de esta misma ONG; que, a pesar del amplio uso que se hace de internet y de que Arabia Saudí cuenta con el número más elevado de usuarios activos de Twitter en la región, existe una censura estricta en internet que impone el bloqueo de miles de sitios web y el requisito de obtención de una licencia del Ministerio de Información a los nuevos blogs y sitios web; que el galardonado con el Premio Sájarov Raif Badawi sigue en prisión únicamente por haber expresado pacíficamente sus opiniones;

K.  Considerando que la brutalidad de la Coalición liderada por Arabia Saudí en Yemen ha causado la mayoría de las 16 706 muertes de civiles; que el Grupo de expertos eminentes regionales e internacionales de las Naciones Unidas concluyó en agosto de 2018 que Arabia Saudí ha cometido actos que pueden calificarse de crímenes de guerra, incluidos el trato cruel y la tortura y el uso de bombas, cohetes y municiones de racimo contra objetivos civiles, como celebraciones de bodas, autobuses escolares, instalaciones médicas y zonas residenciales;

L.  Considerando que Arabia Saudí es uno de los cinco países del mundo que más recurre a la pena de muerte;

1.  Condena en los términos más enérgicos la desaparición forzosa de Yamal Jashogui y su asesinato cometido en el consulado de Arabia Saudí en Estambul el 2 de octubre de 2018; recuerda a las autoridades saudíes que la práctica sistemática de las desapariciones forzadas de personas constituye un crimen contra la humanidad;

2.  Pide una investigación internacional, independiente e imparcial de la desaparición y la ejecución extrajudicial de Yamal Jashogui; pide, en este contexto, al secretario general de las Naciones Unidas, general Guterres, que cree un equipo especial con amplia experiencia en investigaciones internacionales con el fin de garantizar el total esclarecimiento de los acontecimientos en torno a la desaparición del Sr. Jashogui, y que elabore un informe público con sus resultados y recomendaciones para garantizar que los responsables sean llevados ante la justicia; pide a Arabia Saudí y a Turquía que cooperen plenamente en la investigación, entregando todos los elementos de prueba que obren en su poder con el fin de permitir una investigación transparente, rápida y eficaz;

3.  Insta a Arabia Saudí a que suspenda de inmediato la protección diplomática establecida en la Convención de Viena sobre relaciones consulares de 1963, incluida la inviolabilidad o la inmunidad, de todos los locales y funcionarios pertinentes, con el fin de permitir una investigación transparente sobre el asesinato del Sr. Jashogui; pide a la VP/AR que lleve a cabo una evaluación del riesgo que conlleva un uso indebido de la inmunidad diplomática por parte de las autoridades de Arabia Saudí para atacar a las voces disidentes saudíes residentes en la UE, y que informe al Parlamento de sus conclusiones;

4.  Pide al Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) que empiece a elaborar una «lista Jashogui» con vistas a permitir la introducción de medidas específicas, incluida la prohibición de visado y la inmovilización de activos, contra particulares directa o indirectamente responsables de la desaparición forzada y asesinato de Yamal Jashogui; pide a la VP/AR y a los Estados miembros de la UE que adopten una postura firme con respecto al asesinato de Yamal Jashogui;

5.  Denuncia la participación de las empresas de relaciones públicas extranjeras en la representación de Arabia Saudí y la gestión de su imagen pública; manifiesta su sorpresa ante la falta de inclusiones sobre Arabia Saudí en el Registro de Transparencia de la UE y pide a la Comisión y al Parlamento que examinen este asunto; insta a las empresas que ejercen actividades de presión que todavía no hayan retirado su representación de Arabia Saudí a que lo hagan; pide a las diversas empresas de la Unión que ejercen actividades de presión que se comprometan a negarse a representar a ningún régimen responsable de violaciones continuadas de los derechos humanos o de la persecución de los defensores de los derechos humanos;

6.  Celebra la decisión de varios funcionarios y ejecutivos de la administración europea de cancelar su participación en la conferencia de Riad sobre la Iniciativa de Inversión Futura como reacción a la desaparición del Sr. Jashogui; pide un boicot completo del evento, también por parte del director ejecutivo de Siemens;

7.  Recuerda al régimen saudí que, como parte en la Convención de las Naciones Unidas contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, Arabia Saudí está obligada a adoptar todas las medidas para impedir la tortura, las desapariciones forzadas y otras graves violaciones de los derechos humanos, a investigar las denuncias de actos que constituyen estos delitos, y a llevar ante la justicia a toda persona sospechosa de haberlos cometido;

8.  Lamenta los importantes negocios de armas por parte de algunos Estados miembros de la UE, entre otros, España, Francia, Alemania, Bélgica y el Reino Unido, con Arabia Saudí, que no son conformes con la Posición Común de la Unión sobre las exportaciones de armas(5) jurídicamente vinculante, en particular el criterio 2 sobre el respeto de los derechos humanos en el país de destino final y el respeto por parte de ese país del Derecho internacional humanitario, que se ve claramente menoscabado por la guerra que libra el país en Yemen; reitera su petición de una prohibición a escala de la Unión de la exportación, la venta, la actualización y el mantenimiento de toda forma de equipamiento de seguridad a Arabia Saudí, que se use o pueda utilizarse para la represión; subraya que esta prohibición debe incluir la tecnología de vigilancia cibernética, tal como se establece en la posición del Parlamento Europeo, de 17 de enero de 2018, sobre la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se establece un régimen de control de las exportaciones, la transferencia, el corretaje, la asistencia técnica y el tránsito de productos de doble uso(6); pide a la alta representante que informe sobre el estado actual de la cooperación militar y de seguridad de los Estados miembros de la Unión con las autoridades saudíes;

9.  Pide a la UE que presente una resolución sobre la situación de los defensores de los derechos humanos en Arabia Saudí en el próximo periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que, entre otras cosas, debería pedir la creación de un relator especial de las Naciones Unidas sobre Arabia Saudí, en consonancia con los otros procedimientos especiales del Consejo de Derechos Humanos creados para las situaciones más graves de los derechos humanos en el mundo; pide que la Unión tome la iniciativa en la próxima reunión del Consejo de Derechos Humanos de plantear la cuestión de la pertenencia al mismo de Estados con un historial de derechos humanos más que cuestionable; lamenta el voto de varios Estados miembros de la UE en apoyo de la pertenencia de Arabia Saudí al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas;

10.  Apoya firmemente la iniciativa de establecer un régimen general de la Unión de sanciones por cuestiones de derechos humanos contra quienes los conculquen en todo el mundo, que supondría la imposición a individuos de, entre otras cosas, prohibiciones de visado y bloqueo de activos; espera resultados concretos de la conferencia organizada por las autoridades neerlandesas para lanzar la iniciativa, cuya celebración está prevista en La Haya en noviembre, y anima a los Estados miembros y al SEAE a que respalden plenamente esta propuesta;

11.  Pide al SEAE y a los Estados miembros que desarrollen una estrategia ambiciosa y adaptada para apoyar a la sociedad civil y a los defensores de los derechos humanos en Arabia Saudí; pide a la Unión Europea que incluya un debate sobre los derechos humanos como punto permanente en el orden del día de la cumbre anual entre la UE y el Consejo de Cooperación del Golfo;

12.  Pide a las autoridades saudíes que cesen las flagelaciones de Raif Badawi, y que lo liberen inmediata e incondicionalmente, ya que está considerado como preso de conciencia, detenido y condenado únicamente por ejercer su derecho a la libertad de expresión; pide a la VP/AR y a los Estados miembros que planteen esta cuestión en todos los contactos que mantienen con las autoridades saudíes; recomienda, en vista de la falta total de progreso hacia la liberación de Raif Badawi, desde que fuera galardonado con el premio Sájarov, que se envíe a una misión ad hoc a Riad para tratar este caso directamente con las autoridades saudíes;

13.  Condena el acoso por parte de las autoridades saudíes a defensores de los derechos humanos, abogados, periodistas, escritores y blogueros tanto dentro como fuera del país, e insiste en que las autoridades saudíes adopten las medidas necesarias para que todos puedan ejercer libremente sus derechos sin acoso judicial ni otro tipo de represalias;

14.  Pide al Gobierno de Arabia Saudí que libere de inmediato e incondicionalmente a todos los defensores de los derechos humanos, incluidos los defensores de los derechos de las mujeres que defienden la suspensión de la prohibición de que las mujeres conduzcan y la abolición del sistema de tutela masculina, y a los presos de conciencia detenidos y condenados simplemente por ejercer su derecho a la libertad de expresión;

15.  Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a la vicepresidenta de la Comisión / alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, al Servicio Europeo de Acción Exterior, al secretario general de las Naciones Unidas, a la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, a su majestad el rey Salmán bin Abdulaziz al-Saud y al príncipe heredero Mohamed bin Salmán al-Saud, al Gobierno del Reino de Arabia Saudí y Gobierno de los Estados Unidos.

 

(1)

Textos Aprobados, P8_TA(2018)0232.

(2)

DO C 378 de 9.11.2017, p. 64.

(3)

DO C 310 de 25.8.2016, p. 29.

(4)

DO C 349 de 17.10.2017, p. 34.

(5)

Posición Común 2008/944/PESC del Consejo, de 8 de diciembre de 2008, por la que se definen las normas comunes que rigen el control de las exportaciones de tecnología y equipos militares (DO L 335 de 13.12.2008, p. 99).

(6)

Textos Aprobados, P8_TA(2018)0006.

Última actualización: 24 de octubre de 2018Aviso jurídico - Política de privacidad