Procedimiento : 2019/2819(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B9-0099/2019

Textos presentados :

B9-0099/2019

Debates :

PV 18/09/2019 - 17
CRE 18/09/2019 - 17

Votaciones :

PV 19/09/2019 - 7.5
CRE 19/09/2019 - 7.5
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P9_TA(2019)0021

<Date>{17/09/2019}17.9.2019</Date>
<NoDocSe>B9‑0099/2019</NoDocSe>
PDF 137kWORD 48k

<TitreType>PROPUESTA DE RESOLUCIÓN</TitreType>

<TitreSuite>tras las declaraciones del Consejo y de la Comisión</TitreSuite>

<TitreRecueil>presentada de conformidad con el artículo 132, apartado 2, del Reglamento interno</TitreRecueil>


<Titre>sobre la importancia de la memoria histórica europea para el futuro de Europa</Titre>

<DocRef>(2019/2819(RSP))</DocRef>


<RepeatBlock-By><Depute>Kati Piri, Isabel Santos</Depute>

<Commission>{S&D}en nombre del Grupo S&D</Commission>

</RepeatBlock-By>

Véase también la propuesta de resolución común RC-B9-0097/2019

B9‑0099/2019

Resolución del Parlamento Europeo sobre la importancia de la memoria histórica europea para el futuro de Europa

(2019/2819(RSP))

El Parlamento Europeo,

 Vistos los principios universales de los derechos humanos y los principios fundamentales de la Unión Europea como una comunidad basada en valores comunes,

 Vista la Declaración Universal de Derechos Humanos, adoptada por la Asamblea General de Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948,

 Vista la declaración realizada por el vicepresidente Frans Timmermans y la comisaria Vĕra Jourová el 22 de agosto, víspera del Día Europeo en Conmemoración de las Víctimas de los Regímenes Totalitarios y Autoritarios,

 Visto el informe de 9 de mayo de 2017 del Relator Especial de las Naciones Unidas sobre formas contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia,

 Vista la Resolución 71/179 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, de 19 de diciembre de 2016, titulada «Combatir la glorificación del nazismo, neonazismo y otras prácticas que contribuyen a exacerbar las formas contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia»,

 Vista su Resolución, de 25 de octubre de 2018, sobre el auge de la violencia neofascista en Europa[1],

 Vista su Resolución, de 12 de mayo de 2005, sobre el 60.º aniversario del final de la Segunda Guerra Mundial en Europa el 8 de mayo de 1945[2],

 Vista la Decisión Marco 2008/913/JAI del Consejo, de 28 de noviembre de 2008, relativa a la lucha contra determinadas formas y manifestaciones de racismo y xenofobia mediante el Derecho penal[3],

 Vista la Declaración de Praga sobre la Conciencia Europea y el Comunismo, adoptada el 3 de junio de 2008,

 Vista su Declaración sobre la proclamación del 23 de agosto como Día Europeo en Conmemoración de las Víctimas del Estalinismo y del Nazismo[4], aprobada el 23 de septiembre de 2008,

 Vista su Resolución, de 2 de abril de 2009, sobre la conciencia europea y el totalitarismo[5],

 Visto el informe de la Comisión, de 22 de diciembre de 2010, sobre la memoria de los crímenes cometidos por los regímenes totalitarios en Europa (COM(2010)0783),

 Vistas las Conclusiones del Consejo, de 9 y 10 de junio de 2011, sobre la memoria de los crímenes cometidos por los regímenes totalitarios en Europa,

 Vista la Declaración de Varsovia pronunciada el 23 de agosto de 2011 con ocasión del Día Europeo en Conmemoración de las Víctimas de los Regímenes Totalitarios,

 Vista la declaración conjunta realizada el 23 de agosto de 2018 por representantes del Gobierno de ocho Estados miembros en conmemoración de las víctimas del comunismo,

 Vistas las comisiones de la verdad y la justicia establecidas en distintas partes del mundo, que han ayudado a quienes vivieron bajo numerosos antiguos regímenes totalitarios y autoritarios a superar sus diferencias y lograr la reconciliación,

 Vista su Resolución, de 13 de enero de 1983, sobre la situación de Estonia, Letonia y Lituania[6],

 Visto el artículo 132, apartado 2, de su Reglamento interno,

A. Considerando que, tal como consagra el artículo 2 del Tratado de la Unión Europea (TUE), la Unión se fundamenta en los valores de respeto de la dignidad humana, libertad, democracia, igualdad, Estado de Derecho y respeto de los derechos humanos, incluidos los derechos de las personas pertenecientes a minorías; y que estos valores son comunes a todos los Estados miembros;

B. Considerando que durante el siglo XX millones de víctimas fueron deportadas, encarceladas, torturadas y asesinadas por regímenes totalitarios y autoritarios en Europa; que nunca debe olvidarse el carácter único del Holocausto cometido por el régimen nazi;

C. Considerando que hace 80 años, el 23 de agosto de 1939, la Unión Soviética comunista y la Alemania nazi firmaron el Tratado de no Agresión, conocido como el Pacto Molotov-Ribbentrop, y sus protocolos secretos, por el que estos dos regímenes totalitarios dividían Europa y el territorio de Estados independientes en esferas de interés, allanando así el camino al estallido de la Segunda Guerra Mundial;

D. Considerando que como consecuencia directa del Pacto Molotov-Ribbentrop —al que siguió el Tratado de Amistad y Demarcación nazi-soviético de 28 de septiembre de 1939— la República Polaca fue invadida en primer lugar por Hitler y dos semanas después por Stalin, lo que privó definitivamente al país de su independencia; que la Unión Soviética comenzó una agresiva guerra contra Finlandia el 30 de noviembre de 1939, y en junio de 1940 ocupó y se anexionó partes de Rumanía —territorios que nunca fueron devueltos— y se anexionó las repúblicas independientes de Lituania, Letonia y Estonia; que el 23 de agosto de 1989, se conmemoró el 50.º aniversario del Pacto Molotov-Ribbentrop y se recordó a las víctimas de los regímenes totalitarios mediante la Cadena Báltica, una manifestación sin precedentes en la que participaron dos millones de lituanos, letones y estonios;

E. Considerando que tras la derrota del régimen nazi y el fin de la Segunda Guerra Mundial, algunos países europeos pudieron reconstruirse y acometer un proceso de reconciliación, pero otros permanecieron bajo regímenes dictatoriales —incluida la ocupación soviética— y privados de libertad, democracia, dignidad, derechos humanos y desarrollo socioeconómico;

F. Considerando que recordar a las víctimas de los regímenes totalitarios y reconocer y divulgar el legado común europeo de los crímenes cometidos por las dictaduras estalinista, nazi y de otro tipo es de una importancia crucial para la unidad de Europa y de su ciudadanía y para consolidar la resiliencia de la Unión frente a las amenazas externas actuales;

G. Considerando que grupos y partidos políticos abiertamente neofascistas, neonazis, racistas y xenófobos incitan al odio y a la violencia en la sociedad, recordándonos lo que fueron capaces de hacer en el pasado;

H. Considerando que la difusión de la incitación al odio en línea genera con frecuencia un aumento de la violencia, también por parte de grupos neofascistas;

1. Hace hincapié en que el Día Europeo en Conmemoración de las Víctimas de los Regímenes Totalitarios y Autoritarios que se celebra todos los años el 23 de agosto sirve para recordar que no debemos dar por hechos la dignidad, la libertad, la democracia, el Estado de Derecho y los derechos humanos ni que la paz, la democracia y los derechos fundamentales son irreversibles;

2. Rinde tributo a todas las víctimas del nazismo, del estalinismo y de los demás regímenes totalitarios y autoritarios; hace hincapié en que la memoria refuerza el valor de la paz y la prosperidad que la Unión nos ha traído;

3. Pone de relieve que la Segunda Guerra Mundial, la guerra más devastadora de la historia de Europa, fue el resultado directo del infame Tratado de no Agresión nazi-soviético de 23 de agosto de 1939, también conocido como Pacto Molotov-Ribbentrop, y sus protocolos secretos, que permitieron a dos regímenes totalitarios repartirse Europa en dos zonas de influencia;

4. Reitera que los regímenes nazi y estalinista, así como los demás regímenes totalitarios y autoritarios provocaron, a lo largo del siglo XX, asesinatos masivos, genocidios, deportaciones y la pérdida de vidas y libertades a una escala sin precedentes en la historia de la humanidad;

5. Condena el revisionismo histórico y la glorificación de los colaboradores nazis en algunos Estados miembros; expresa su honda preocupación ante la creciente normalización del fascismo, el racismo, la xenofobia y otras formas de intolerancia en la Unión, y manifiesta su inquietud ante las informaciones en algunos Estados miembros sobre casos de colusión de líderes políticos, partidos políticos y fuerzas de seguridad con neofascistas y neonazis;

6. Pide a los Estados miembros que condenen y contrarresten todas las formas de negación del Holocausto, incluidas la trivialización y minimización de los crímenes cometidos por los nazis y sus colaboradores, y que eviten su banalización en el discurso político y en los medios de comunicación;

7. Pide una cultura común de memoria histórica que rechace los crímenes tanto de los regímenes fascistas y estalinista como de los demás regímenes totalitarios y autoritarios del pasado, como medio para fomentar, en particular entre las generaciones más jóvenes, la resiliencia ante las amenazas modernas que se ciernen sobre la democracia;

8. Anima a los Estados miembros a promover, a través de la cultura en general, la educación relativa a la diversidad de nuestra sociedad y nuestra historia común, incluida la enseñanza de las atrocidades de la Segunda Guerra Mundial, como el Holocausto, y la deshumanización sistemática de sus víctimas durante años;

9. Insta a los Estados miembros a velar por el respeto de las disposiciones de la Decisión Marco, a luchar contra las organizaciones que propaguen discursos de odio y violencia en espacios públicos y en línea y a prohibir efectivamente los grupos neofascistas y neonazis y cualquier otra fundación o asociación que exalte y glorifique el nazismo y el fascismo, dentro del respeto del ordenamiento jurídico y la jurisdicción nacionales;

10. Pide a la Comisión que preste un apoyo eficaz a proyectos que promuevan la memoria histórica y el recuerdo en los Estados miembros y a las actividades de la Plataforma de la Memoria y la Conciencia Europeas, y que asigne recursos financieros suficientes en el marco del programa Europa para los Ciudadanos a fin de respaldar la conmemoración y el recuerdo de las víctimas de los regímenes totalitarios y autoritarios;

11. Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión, así como a los Gobiernos y los Parlamentos de los Estados miembros.

 

[1] Textos Aprobados, P8_TA(2018)0428.

[2] DO C 92 E de 20.4.2006, p. 392.

[3] DO L 328 de 6.12.2008, p. 55.

[4] DO C 8 E de 14.1.2010, p. 57.

[5] DO C 137 E de 27.5.2010, p. 25.

[6] DO C 42 de 14.2.1983, p. 77.

Última actualización: 18 de septiembre de 2019Aviso jurídico - Política de privacidad