Procedimiento : 2019/2891(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B9-0167/2019

Textos presentados :

B9-0167/2019

Debates :

Votaciones :

PV 14/11/2019 - 5.8
CRE 14/11/2019 - 5.8
Explicaciones de voto

Textos aprobados :


<Date>{06/11/2019}6.11.2019</Date>
<NoDocSe>B9‑0167/2019</NoDocSe>
PDF 133kWORD 44k

<TitreType>PROPUESTA DE RESOLUCIÓN</TitreType>

<TitreSuite>tras una declaración de la Comisión</TitreSuite>

<TitreRecueil>presentada de conformidad con el artículo 132, apartado 2, del Reglamento interno</TitreRecueil>


<Titre>sobre la criminalización de la educación sexual en Polonia</Titre>

<DocRef>(2019/2891(RSP))</DocRef>


<RepeatBlock-By><Depute>Ryszard Antoni Legutko, Anna Zalewska, Jadwiga Wiśniewska</Depute>

<Commission>{ECR}en nombre del Grupo ECR</Commission>

</RepeatBlock-By>


B9‑0167/2019

Resolución del Parlamento Europeo sobre la criminalización de la educación sexual en Polonia

(2019/2891(RSP))

El Parlamento Europeo,

 Visto el artículo 132, apartado 2, de su Reglamento interno,

A. Considerando que en la actualidad no existen planes en Polonia de adoptar legislación que prohíba o castigue la impartición de educación sexual; que se han impartido clases de educación familiar durante los últimos 21 años y que abarcan, entre otras cosas, la sexualidad humana; que la impartición de estas clases no está en modo alguno amenazada;

B. Considerando que el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea afirma que la Unión respetará plenamente la responsabilidad de los Estados miembros en cuanto a los contenidos de la enseñanza y a la organización del sistema educativo, al tiempo que se encarga de apoyar, completar y coordinar el desarrollo de la educación;

C. Considerando que la Convención sobre los Derechos del Niño impone a los Estados Partes la obligación de hacer del «interés superior del niño» una consideración primordial, «teniendo en cuenta los derechos y deberes de sus padres, tutores u otras personas responsables de él ante la ley» (artículo 3), que a su vez tienen el derecho de «impartirle, en consonancia con la evolución de sus facultades, dirección y orientación apropiadas para que el niño ejerza los derechos reconocidos en la presente Convención» (artículo 5);

1. Señala que la educación de los niños debe tener lugar sobre todo en la familia y que el Convenio Europeo de Derechos Humanos considera que «no podrá haber injerencia de la autoridad pública en el ejercicio de este derecho»;

2. Señala que la educación sexual está estrechamente vinculada a las creencias religiosas y a la convicción ideológica, por lo que no debe producirse en contra de la voluntad de los padres;

3. Considera que la sociedad polaca y las autoridades polacas tienen el pleno derecho y la obligación de organizar un sistema educativo que incluya la educación sexual, de conformidad con la voluntad democrática de la mayoría;

4. Cree, por otra parte, que la sociedad polaca y las autoridades polacas tienen el derecho y el deber de proteger a los niños frente a la exposición a cualquier contenido para el que no estén preparados y de protegerlos de cualquier exposición a abusos sexuales con arreglo a la voluntad democrática de la mayoría y de conformidad con la ley;

5. Lamenta que muchos Estados miembros de la UE, como Alemania, Austria, Suecia y Finlandia, hayan introducido la educación sexual obligatoria, interfiriendo así con el derecho de los padres a educar a sus hijos de acuerdo con sus creencias;

6. Acoge con satisfacción el hecho de que, en algunos Estados miembros, entre ellos Polonia, los padres puedan elegir, de conformidad con sus creencias y con el derecho a la vida familiar, si envían o no a sus hijos a clases de educación sexual y que, cuando los estudiantes sean adultos, pueden decidir por sí mismos cómo abordar este asunto;

7. Señala que en Polonia se exige a un profesor que revele toda la información sobre los objetivos y contenido del plan de estudios, así como de los libros de texto y de las medidas didácticas relacionadas con la educación sexual, y que las organizaciones no gubernamentales solo pueden ejercer su actividad en las escuelas tras obtener el consentimiento y el acuerdo previo del director del centro de enseñanza en cuanto al contenido de esta actividad, y previa aprobación del consejo de padres;

8. Lamenta el hecho de que los directores de centros escolares infrinjan a menudo la legislación aplicable e inviten a organizaciones que ofrecen clases de educación sexual sin el conocimiento ni el consentimiento de los padres;

9. Toma nota con preocupación de que algunos grupos del Parlamento Europeo han intentado interferir en cuestiones que los Tratados reservan a los Estados miembros;

10. Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución a la Comisión, al Consejo, al presidente, al Gobierno y al Parlamento de Polonia, a los Gobiernos y los Parlamentos de los Estados miembros, al Consejo de Europa y a la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa.

 

Última actualización: 11 de noviembre de 2019Aviso jurídico - Política de privacidad