Procedimiento : 2019/2945(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B9-0249/2019

Textos presentados :

B9-0249/2019

Debates :

Votaciones :

PV 19/12/2019 - 6.5
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P9_TA(2019)0110

<Date>{16/12/2019}16.12.2019</Date>
<NoDocSe>B9‑0249/2019</NoDocSe>
PDF 151kWORD 47k

<TitreType>PROPUESTA DE RESOLUCIÓN</TitreType>

<TitreSuite>tras una declaración de la Comisión</TitreSuite>

<TitreRecueil>presentada de conformidad con el artículo 132, apartado 2, del Reglamento interno</TitreRecueil>


<Titre>sobre la situación de los uigures en China («cables de China»)</Titre>

<DocRef>(2019/2945(RSP))</DocRef>


<RepeatBlock-By><Depute>Phil Bennion, Abir Al‑Sahlani, Petras Auštrevičius, Malik Azmani, José Ramón Bauzá Díaz, Izaskun Bilbao Barandica, Gilles Boyer, Sylvie Brunet, Olivier Chastel, Katalin Cseh, Jérémy Decerle, Anna Júlia Donáth, Engin Eroglu, Klemen Grošelj, Christophe Grudler, Bernard Guetta, Antony Hook, Ivars Ijabs, Ondřej Kovařík, Ilhan Kyuchyuk, Ulrike Müller, Javier Nart, Jan‑Christoph Oetjen, Dragoş Pîslaru, Frédérique Ries, María Soraya Rodríguez Ramos, Monica Semedo, Susana Solís Pérez, Ramona Strugariu, Irène Tolleret, Yana Toom, Hilde Vautmans, Marie‑Pierre Vedrenne, Chrysoula Zacharopoulou</Depute>

<Commission>{Renew}en nombre del Grupo Renew Europe</Commission>

</RepeatBlock-By>

Véase también la propuesta de resolución común RC-B9-0246/2019

B9‑0249/2019

Resolución del Parlamento Europeo sobre la situación de los uigures en China («cables de China»)

(2019/2945(RSP))

El Parlamento Europeo,

 Vistas sus anteriores Resoluciones sobre la situación en China, en particular las de 26 de noviembre de 2009, sobre China: derechos de las minorías y aplicación de la pena de muerte[1]; 10 de marzo de 2011, sobre la situación y el patrimonio cultural en Kashgar (Región Autónoma Uigur de Xinjiang, China)[2]; 15 de diciembre de 2016, sobre los casos de la Academia Budista tibetana de Larung Gar y de Ilham Tohti[3]; 12 de septiembre de 2018, sobre el estado de las relaciones UE-China[4]; 4 de octubre de 2018, sobre detenciones arbitrarias masivas de uigures y kazajos en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang[5]; y 18 de abril de 2019, sobre China, en particular la situación de las minorías religiosas y étnicas[6],

 Vistas las Directrices de la UE sobre promoción y protección de la libertad de religión o creencias, adoptadas por el Consejo el 24 de junio de 2013,

 Vista la declaración conjunta de la 21.ª Cumbre UE‑China de 9 de abril de 2019,

 Visto el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de 16 de diciembre de 1966, que China firmó en 1998, pero jamás ha ratificado,

 Vista la Declaración Universal de Derechos Humanos, de 1948,

 Vistas las observaciones finales del informe sobre China del Comité de las Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación Racial,

 Visto el artículo 132, apartado 2, de su Reglamento interno,

A. Considerando que, en noviembre de 2019, documentos filtrados del Gobierno chino detallaron por primera vez el lavado de cerebro sistemático de cientos de miles de musulmanes en una red de campos de internamiento de alta seguridad; que el Gobierno chino ha sostenido en repetidas ocasiones que los campos ofrecen una educación y formación voluntarias; que en los documentos filtrados se dan instrucciones para gestionar los campos como prisiones de alta seguridad, con una disciplina estricta, castigos y sin fugas;

B. Considerando que desde que el presidente Xi Jinping asumió el poder en marzo de 2013, la situación de los derechos humanos en China ha seguido deteriorándose; que el Gobierno ha aumentado su hostilidad hacia la disidencia pacífica, las libertades de expresión y religión y el Estado de Derecho; que las autoridades chinas han detenido y llevado ante los tribunales a centenares de defensores de los derechos humanos, abogados y periodistas;

C. Considerando que las autoridades chinas están llevando a cabo una campaña cada vez más intensa de internamientos en masa, vigilancia invasiva, adoctrinamiento político y asimilación cultural forzada;

D. Considerando que la represión se ha intensificado desde la adopción por el Gobierno regional de nuevas normativas sobre asuntos religiosos, que entraron en vigor el 1 de febrero de 2018; que, con arreglo a estas normativas, las manifestaciones públicas o incluso privadas de la filiación religiosa y cultural pueden ser consideradas extremistas; que China es uno de los países con más presos por motivos religiosos;

E. Considerando que la situación en Xinjiang, donde viven diez millones de uigures musulmanes, se ha deteriorado rápidamente desde que la estabilidad y el control de Xinjiang se convirtieran en una prioridad esencial para las autoridades chinas; que hay noticias que sugieren que el sistema de campos de Xinjiang se ha extendido a otras zonas de China;

F. Considerando que se ha desarrollado una avanzada red de vigilancia digital invasiva, que incluye tecnologías de reconocimiento facial y recogida de datos;

G. Considerando que el Gobierno chino ha rechazado numerosas solicitudes de envío de investigadores independientes a Xinjiang;

H. Considerando que el gobernador de Xinjiang, Shohrat Zakir, afirmó en diciembre de 2019 que los 1,5 millones de personas en campos de reeducación y de internamiento habían sido «devueltos a la sociedad», sin aportar prueba alguna;

1. Manifiesta su profunda preocupación por el régimen cada vez más represivo a que se enfrentan los uigur, así como otras minorías éticas musulmanas, mediante el establecimiento de restricciones adicionales a las garantías constitucionales en lo que se refiere a su derecho a la libertad de expresión cultural y culto religioso, a la libertad de expresión y a la libertad de asociación y reunión pacíficas; pide que las autoridades respeten estas libertades fundamentales;

2. Insta al Gobierno chino a que ponga fin de inmediato a la práctica de detenciones arbitrarias sin cargo, juicio o condena por un delito, a que cierre todos los campos y centros de detención y a que libere a los detenidos de forma inmediata e incondicional; reitera que antes de realizar cualquier otra declaración acerca de la liberación de los presos, debe hacerse pública una prueba innegable de esa afirmación;

3. Insiste en que el Gobierno chino publique de inmediato una lista de todos los detenidos y liberados; insta al Gobierno chino a que comunique toda la información relativa a los desaparecidos en Xinjiang a sus familias;

4. Pide la inmediata puesta en libertad de las personas detenidas arbitrariamente y de los presos de conciencia, incluidos los practicantes de Falun Gong, y el fin de las desapariciones forzadas, e insiste en que todos los detenidos han de poder escoger a su representante legal y ver a su familia y contar con asistencia médica, así como en que sus casos deben ser investigados;

5. Pide a las autoridades chinas que defiendan las libertades fundamentales lingüísticas, culturales, religiosas y de otro tipo de los uigures;

6. Pide a las autoridades chinas que permitan un acceso libre, significativo y sin trabas a la Región Autónoma Uigur de Xinjiang a los representantes de los medios de comunicación independientes y a los observadores internacionales, en particular la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y los titulares de mandatos de los procedimientos especiales del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas; estima que la Unión y a los Estados miembros deben asumir el liderazgo en el próximo período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas para que se apruebe una resolución que cree una misión de investigación en Xinjiang;

7. Insta a China a ratificar el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos;

8. Muestra su decepción por la falta de resultados sustanciales de la 37.ª ronda del diálogo sobre derechos humanos entre la Unión y China; lamenta asimismo que la delegación china no participara el 2 de abril de 2019 en la continuación del diálogo, que incluía un intercambio de puntos de vista con las organizaciones de la sociedad civil;

9. Insta al VP/AR, al SEAE y a los Estados miembros a que hagan un seguimiento más intensivo de la preocupante evolución de los derechos humanos en Xinjiang, incluido el aumento de la represión y la vigilancia gubernamentales, y a que se pronuncien contra las violaciones de los derechos humanos en China tanto a título privado como en público; pide al VP/AR que insista en que se realice una investigación independiente sobre el alcance y la naturaleza del sistema de campos de internamiento y sobre las numerosas alegaciones de violaciones graves y sistemáticas de los derechos humanos;

10. Pide al Consejo que considere la posibilidad de adoptar sanciones específicas e inmovilizaciones de bienes contra los funcionarios y las entidades responsables de la represión en la Región Autónoma Uigur de Xinjiang;

11. Reitera su petición de que la Unión, sus Estados miembros y la comunidad internacional suspendan todas las exportaciones y transferencias de tecnología de bienes y servicios que China está utilizando para ampliar y mejorar sus equipos de cibervigilancia y su dispositivo predictivo de elaboración de perfiles; opina que la Unión y a sus Estados miembros deben alentar a las empresas europeas a que investiguen sus cadenas de suministro, con el fin de asegurarse de que no están implicadas en trabajos forzosos ni son cómplices de actos de represión contra la población uigur;

12. Insta a los Estados miembros de la Unión a que adopten medidas específicas para proteger a los residentes y ciudadanos uigures que residan en otros países del acoso y la intimidación por parte del Gobierno chino y a que garanticen que los derechos y libertades de los residentes y los ciudadanos de los Estados miembros de la Unión no son violados por una potencia extranjera;

13. Observa el desequilibrio en cuanto al acceso y la libertad de la prensa entre la Unión Europea y China; pide a China que facilite a los medios de comunicación de la Unión Europea los mismos derechos y facilidades de acceso que disfrutan los medios de comunicación chinos en los Estados miembros de la Unión;

14. Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al vicepresidente de la Comisión / alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, al Consejo, a la Comisión, a los Gobiernos y los Parlamentos de los Estados miembros y al Gobierno y el Parlamento de la República Popular de China.

 

[1] DO C 285 E de 21.10.2010, p. 80.

[2] DO C 199 E de 7.7.2012, p. 185.

[3] DO C 238 de 6.7.2018, p. 108.

[4] Textos Aprobados, P8_TA(2018)0343.

[5] Textos Aprobados, P8_TA(2018)0377.

[6] Textos Aprobados, P8_TA(2019)0422.

Última actualización: 18 de diciembre de 2019Aviso jurídico - Política de privacidad