Procedimiento : 2020/2774(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B9-0263/2020

Textos presentados :

B9-0263/2020

Debates :

PV 15/09/2020 - 6
CRE 15/09/2020 - 6

Votaciones :

Textos aprobados :

P9_TA(2020)0230

<Date>{14/09/2020}14.9.2020</Date>
<NoDocSe>B9‑0263/2020</NoDocSe>
PDF 149kWORD 47k

<TitreType>PROPUESTA DE RESOLUCIÓN</TitreType>

<TitreSuite>tras las declaraciones del Consejo y de la Comisión</TitreSuite>

<TitreRecueil>presentada de conformidad con el artículo 132, apartado 2, del Reglamento interno</TitreRecueil>


<Titre>sobre la preparación de la reunión extraordinaria del Consejo Europeo, centrada en la peligrosa escalada de las tensiones y el papel de Turquía en el Mediterráneo oriental</Titre>

<DocRef>(2020/2774(RSP)) </DocRef>


<RepeatBlock-By><Depute>Sergey Lagodinsky, Viola Von Cramon‑Taubadel, Jordi Solé, Mounir Satouri, Hannah Neumann, Tineke Strik, François Alfonsi, Alviina Alametsä, Ernest Urtasun, Petra De Sutter, Monika Vana, Diana Riba i Giner, Reinhard Bütikofer</Depute>

<Commission>{Verts/ALE}en nombre del Grupo Verts/ALE</Commission>

</RepeatBlock-By>

Véase también la propuesta de resolución común RC-B9-0260/2020

B9‑0263/2020

Resolución del Parlamento Europeo sobre la preparación de la reunión extraordinaria del Consejo Europeo, centrada en la peligrosa escalada de las tensiones y el papel de Turquía en el Mediterráneo oriental

(2020/2774(RSP))

El Parlamento Europeo,

 Vistas sus anteriores Resoluciones sobre Turquía, y en particular las de 24 de noviembre de 2016 sobre las relaciones entre la Unión Europea y Turquía[1], de 27 de octubre de 2016 sobre la situación de los periodistas en Turquía[2], de 8 de febrero de 2018 sobre la situación actual de los derechos humanos en Turquía[3], de 13 de marzo de 2019 sobre el Informe de 2018 de la Comisión sobre Turquía[4], y de 19 de septiembre de 2019 sobre la situación en Turquía, en particular la destitución de alcaldes elegidos[5],

 Vistos la Comunicación de la Comisión, de 29 de mayo de 2019, sobre la política de ampliación de la Unión (COM(2019)0260) y el documento de trabajo que la acompaña, (SWD(2019)0220),

 Vistas las declaraciones anteriores del vicepresidente de la Comisión / alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad (VP/AR), sobre las actividades de perforación por parte de Turquía en el Mediterráneo oriental,

 Vistas las conclusiones pertinentes del Consejo y del Consejo Europeo sobre Turquía, en particular la Decisión (PESC) 2020/275 del Consejo, de 27 de febrero de 2020, por la que se modifica la Decisión (PESC) 2019/1894 relativa a la adopción de medidas restrictivas habida cuenta de las actividades de perforación no autorizadas de Turquía en el Mediterráneo oriental[6],

 Vistas la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (CNUDM), de 1982, de la que son parte Grecia y Chipre, así como la Carta de las Naciones Unidas,

 Visto el artículo 132, apartado 2, de su Reglamento interno,

A. Considerando que la escalada de las tensiones en el Mediterráneo oriental se ve alimentada por múltiples factores, en particular las medidas unilaterales adoptadas por las partes interesadas, como la acción militar, la falta de un diálogo diplomático integrador y el lamentable fracaso de los esfuerzos para mediar en el conflicto;

B. Considerando que las reivindicaciones de ambas partes son legítimas y que Grecia y Turquía interpretan de forma diferente el Derecho del Mar, cuyo desarrollo es intrínsecamente complejo; que Turquía no ha firmado la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar de 1982, de la que son parte Grecia y Chipre, debido a la actual disputa marítima sobre la delimitación de una zona económica exclusiva; que el litigio antes mencionado sobre la delimitación de las ZEE y la plataforma continental entre Turquía, por una parte, y Grecia y Chipre, por otra, no se ha resuelto desde noviembre de 1973;

C. Considerando que los descubrimientos de importantes reservas de gas en el Mediterráneo, incluido el descubrimiento del yacimiento Leviathan en 2010, seguido en 2015 del yacimiento de gas Zohr, mar adentro, en Egipto, el mayor descubrimiento de gas natural jamás realizado en el Mediterráneo, han despertado interés en la región y han dado lugar a nuevas exploraciones y perforaciones en 2018 y 2019; que las zonas en las que Turquía está llevando a cabo misiones de exploración y de perforación de gas todavía no han demostrado tener reservas;

D. Considerando que Turquía y el Gobierno de Consenso Nacional de Libia firmaron un memorando de entendimiento en noviembre de 2019 relativo a la delimitación de los territorios marítimos en el Mediterráneo oriental; que el memorando de entendimiento entre Turquía y Libia sobre la delimitación de las jurisdicciones marítimas en el mar Mediterráneo vulnera los derechos soberanos de terceros Estados, no se ajusta al Derecho del Mar y no puede tener efecto jurídico alguno para terceros Estados;

E. Considerando que el establecimiento oficial del Foro EastMed del Gas en El Cairo el 16 de enero de 2020 por parte de Egipto, Israel, la Autoridad Palestina, Jordania, Grecia, Chipre e Italia ha sido criticada por el Ministerio de Asuntos Exteriores turco por tratar de excluir a Ankara de la cooperación y coordinación regionales en el mercado del gas;

F. Considerando que el lamentable fracaso de los intentos de mediación dirigidos por la Presidencia alemana del Consejo durante los meses de julio y agosto se debió también a la celebración del acuerdo bilateral marítimo entre Egipto y Grecia, por el que se delimita una zona económica exclusiva para los derechos de perforación de petróleo y gas, firmado por el ministro griego de Asuntos Exteriores el 6 de agosto de 2020;

G. Considerando que el 10 de agosto, Turquía envió el buque de investigación Oruç Reis, acompañado de buques de guerra, a aguas griegas para cartografiar el territorio marino para posibles extracciones de petróleo y gas en una zona cuya jurisdicción también reivindica Turquía; que Grecia respondió enviando sus propios buques de guerra para rastrear los buques turcos, uno de los cuales colisionó con una nave griega; que el 31 de agosto de 2020, Turquía volvió a ampliar la exploración en el Mediterráneo oriental, a cargo del Oruç Reis hasta el 12 de septiembre; que Grecia ha declarado ilegal la alerta naval de Turquía (Navtex), ya que afecta a una zona situada en la plataforma continental de Grecia; que estas acciones de Turquía han provocado un deterioro significativo de las relaciones entre Grecia y Turquía; que el 13 de septiembre, el buque de investigación sísmica turco, Oruç Reis, retornó a aguas cercanas a la provincia meridional de Antalya, un movimiento que podría aliviar las tensiones entre Ankara y Atenas;

1. Expresa su profunda preocupación por la disputa en curso y el consiguiente riesgo de una mayor escalada militar en el Mediterráneo oriental entre los Estados miembros de la Unión y un país candidato a la adhesión a la Unión, que, además, son aliados de la OTAN; cree firmemente que la solución sostenible de los conflictos solo puede alcanzarse a través del diálogo, la diplomacia y las concesiones de ambas partes;

2. Felicita a Turquía por haber efectuado un primer paso para la reducción de las tensiones en el Mediterráneo oriental, mediante la retirada de su buque de investigación sísmica Oruç Reis de las aguas objeto de disputa; insta a Turquía a que se abstenga de cualquier otra provocación en el futuro y a que siga contribuyendo activamente a la distensión de la situación, también poniendo fin, de forma inmediata, a cualquier otra actividad ilegal de exploración y perforación en el Mediterráneo oriental, absteniéndose de violar el espacio aéreo griego y las aguas territoriales grecochipriotas y distanciándose de la retórica bélica nacionalista;

3. Pide a Turquía que respete plenamente el Derecho del Mar y la soberanía de los Estados miembros de la Unión, Grecia y Chipre, en particular los derechos soberanos en sus respectivas zonas marítimas vinculados con la explotación de los recursos naturales;

4. Solicita a todos los actores pertinentes que se comprometan a una distensión urgente, mediante la retirada de sus tropas en la región para permitir el diálogo y una cooperación eficaz, y que se abstengan de una retórica beligerante que, a nivel nacional, incite a los votantes nacionalistas;

5. Insta a Turquía, Grecia y Chipre a que entablen un diálogo constructivo para encontrar una solución pacífica, redoblen sus esfuerzos para resolver definitivamente las diferencias sobre las fronteras terrestres y marítimas, y que se comprometan a mantener unas relaciones de buena vecindad, respetar los acuerdos internacionales y resolver de forma pacífica los conflictos, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas;

6. Insta a todas las partes implicadas a que apoyen activamente las negociaciones para una solución justa, global y viable de la cuestión chipriota en el marco de las Naciones Unidas, tal como se define en las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, de conformidad con el Derecho internacional, el acervo de la Unión y con arreglo al respeto de los principios en los que se fundamenta la Unión;

7. Acoge con satisfacción los esfuerzos realizados por la Unión, y en particular por la Presidencia alemana, para contribuir a hallar una solución a través del diálogo y la diplomacia; acoge con satisfacción la iniciativa de la OTAN de reconciliar a sus Estados miembros, Grecia y Turquía, sobre su disputa en el Mediterráneo oriental, y de aliviar las tensiones militares y evitar enfrentamientos accidentales;

8. Pide a la Comisión y a todos los Estados miembros que mantengan un diálogo más amplio e integrador con Turquía en lugar de promover una mayor escalada militar, así como medidas políticas; solicita a la Comisión y a los Estados miembros que, en este diálogo, se mantengan firmemente comprometidos con los valores y principios fundamentales de la Unión, en particular el respeto de los derechos humanos, la democracia, el Estado de Derecho y el principio de solidaridad;

9. Solicita a las partes en conflicto que vuelvan a la situación anterior con el fin de rebajar las tensiones e iniciar un diálogo sobre una arquitectura de seguridad global y estratégica y una cooperación en materia de energía para el Mediterráneo; insta a las partes a que remitan la totalidad de los asuntos a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya o a que, en caso de que no pueda llegarse a un acuerdo a través de la mediación, recurran al arbitraje internacional;

10. Recuerda a las partes en conflicto que las actuales misiones de exploración y perforación de recursos fósiles de Turquía todavía no han confirmado la existencia de tales reservas; pide urgentemente que se lleve a cabo una evaluación exhaustiva de los riesgos medioambientales de cualquier actividad de perforación, teniendo en cuenta la multitud de riesgos asociados a la exploración de gas en alta mar para el medio ambiente, la mano de obra y las poblaciones locales; solicita a las partes en conflicto que reconsideren conjuntamente sus planes de exploración y perforación, y que redoblen sus esfuerzos para invertir en energías renovables y en un futuro sostenible y respetuoso con el medio ambiente; pide a la Unión que apoye el desarrollo del Pacto Verde para el Mediterráneo, que incluiría planes de inversión en energías renovables en toda la región, con el fin de evitar conflictos por unos recursos fósiles limitados perjudiciales para nuestro clima y nuestro medio ambiente;

11. Expresa su grave pesar y preocupación por el estado actual de las relaciones entre la Unión Europea y Turquía, que se debe principalmente a la terrible situación de los derechos humanos en Turquía, a la erosión del Estado de Derecho y a la deriva altamente antidemocrática del régimen autoritario del presidente Erdogan; subraya las negativas repercusiones, tanto pasadas como presentes, de las iniciativas unilaterales de Turquía en materia de política exterior en toda la región, y que sus actividades ilegales de exploración y perforación en el Mediterráneo oriental deterioran, todavía más, las relaciones entre la Unión Europea y Turquía en general; pide a Turquía y a los Estados miembros de la Unión que apoyen la resolución pacífica del conflicto y el diálogo político en Libia y que se abstengan de alentar y aumentar la dinámica del conflicto libio con el objetivo de obtener beneficios territoriales en el Mediterráneo o influencia política en Libia;

12. Espera que se puedan evitar nuevas sanciones y que sean sustituidas por el diálogo y la cooperación leal; pide al mismo tiempo al Consejo que esté dispuesto a elaborar y establecer una lista de nuevas medidas restrictivas en caso de que Turquía siga agravando la situación, mediante la violación de la integridad territorial de los Estados miembros de la Unión y del Derecho internacional; propone que estas medidas incluyan el cese de las exportaciones de armamento a Turquía, de conformidad con la Posición Común 2008/944/CFSP, mientras Turquía continúe sus acciones ilegales en el Mediterráneo oriental;

13. Lamenta y critica el hecho de que Chipre y Grecia supediten su aprobación de sanciones en el contexto de Bielorrusia a la aprobación de sanciones contra Turquía en el marco de la controversia sobre el gas en el Mediterráneo oriental; subraya que el conflicto en el Mediterráneo carece de un vínculo tangible con la supresión de la democracia en Bielorrusia;

14. Reitera que el diálogo parlamentario entre la Unión Europea y Turquía es un elemento importante de los esfuerzos de diálogo y de distensión; lamenta profundamente la continua negativa de la Gran Asamblea turca de restablecer las reuniones bilaterales de la Comisión Parlamentaria Mixta UE-Turquía; pide la reanudación inmediata de estas sesiones;

15. Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, al vicepresidente de la Comisión / alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, a la Asamblea Parlamentaria y al secretario general de la OTAN, al presidente, al Gobierno y al Parlamento de la República de Turquía, y a los Estados miembros de la Unión Europea.

 

[1] DO C 224 de 27.6.2018, p. 93.

[2] DO C 215 de 19.6.2018, p. 199.

[3] DO C 463 de 21.12.2018, p. 56.

[4] Textos Aprobados, P8_TA(2019)0200.

[5] Textos Aprobados, P9_TA(2019)0017.

[6] DO L 56I de 27.2.2020, p. 5.

Última actualización: 16 de septiembre de 2020Aviso jurídico - Política de privacidad