Procedimiento : 2020/2774(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B9-0264/2020

Textos presentados :

B9-0264/2020

Debates :

PV 15/09/2020 - 6
CRE 15/09/2020 - 6

Votaciones :

Textos aprobados :

P9_TA(2020)0230

<Date>{14/09/2020}14.9.2020</Date>
<NoDocSe>B9‑0264/2020</NoDocSe>
PDF 147kWORD 49k

<TitreType>PROPUESTA DE RESOLUCIÓN</TitreType>

<TitreSuite>tras las declaraciones del Consejo y de la Comisión</TitreSuite>

<TitreRecueil>presentada de conformidad con el artículo 132, apartado 2, del Reglamento interno</TitreRecueil>


<Titre>sobre la preparación de la reunión extraordinaria del Consejo Europeo, centrada en la peligrosa escalada de las tensiones y el papel de Turquía en el Mediterráneo oriental</Titre>

<DocRef>(2020/2774(RSP))</DocRef>


<RepeatBlock-By><Depute>Kati Piri, Tonino Picula, Nacho Sánchez Amor</Depute>

<Commission>{S&D}en nombre del Grupo S&D</Commission>

</RepeatBlock-By>

Véase también la propuesta de resolución común RC-B9-0260/2020

B9‑0264/2020

Resolución del Parlamento Europeo sobre la preparación de la reunión extraordinaria del Consejo Europeo, centrada en la peligrosa escalada de las tensiones y el papel de Turquía en el Mediterráneo oriental

(2020/2774(RSP))

El Parlamento Europeo,

 Vistas sus anteriores Resoluciones sobre Turquía, en particular las de 24 de noviembre de 2016 sobre las relaciones entre la Unión Europea y Turquía[1], de 27 de octubre de 2016 sobre la situación de los periodistas en Turquía[2], de 8 de febrero de 2018 sobre la situación actual de los derechos humanos en Turquía[3], de 13 de marzo de 2019 sobre el Informe de 2018 de la Comisión sobre Turquía[4], de 19 de septiembre de 2019 sobre la situación en Turquía, en particular la destitución de alcaldes elegidos[5], y de 13 de noviembre de 2014 sobre las tensiones generadas por las acciones turcas en la zona económica exclusiva de Chipre[6],

 Vistos la Comunicación de la Comisión, de 29 de mayo de 2019, sobre la política de ampliación de la UE (COM(2019)0260) y el documento de trabajo de los servicios de la Comisión que la acompaña (SWD(2019)0220),

 Vistas la Decisión (PESC) 2020/275 del Consejo, de 27 de febrero de 2020, relativa a la adopción de medidas restrictivas habida cuenta de las actividades de perforación no autorizadas de Turquía en el Mediterráneo oriental, y las anteriores Conclusiones pertinentes del Consejo y del Consejo Europeo sobre Turquía,

 Vista la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (CNUDM), de la que son partes Grecia y Chipre, así como la Unión Europea,

 Visto el artículo 42, apartado 7, del Tratado de la Unión Europea, que obliga a los Estados miembros a ayudar y asistir a un Estado miembro que sea objeto de una agresión armada en su territorio,

 Visto el artículo 132, apartado 2, de su Reglamento interno,

A. Considerando que el Mediterráneo oriental, una zona de importancia estratégica para la Unión y una zona clave para la paz y la estabilidad del conjunto de las regiones del Mediterráneo y Oriente Próximo, se ve perturbado por un largo y complejo conjunto de disputas de carácter político, económico y geoestratégico; que recientemente se ha producido una grave escalada de las disputas sobre el alcance de las zonas económicas exclusivas (ZEE) y las plataformas continentales, debido a las acciones ilegales de Turquía derivadas de interpretaciones divergentes del Derecho marítimo; que hay acusaciones mutuas de que la interpretación del Derecho marítimo por la otra parte es contraria al Derecho internacional y de que las actividades de la otra parte son ilegales; que estas disputas no pueden resolverse mediante el uso de la fuerza y deben abordarse mediante el diálogo y la cooperación y, en última instancia, ser resueltas por los tribunales competentes mediante la aplicación del Derecho internacional;

B. Considerando que la forma en que Turquía ha decidido recientemente hacer valer sus pretensiones, incluidas acciones unilaterales con un fuerte componente militar y un lenguaje insultante, es inaceptable e impropia de un país candidato a la adhesión a la Unión; que la Unión es clara y decidida a la hora de defender los intereses de la Unión Europea, demostrar su apoyo y solidaridad inquebrantables con Grecia y Chipre y defender el Derecho internacional;

C. Considerando que las actividades ilegales de exploración y perforación de Turquía en el Mediterráneo oriental se están llevando a cabo con la participación activa del ejército turco, lo que se traduce en una intensa y peligrosa militarización del Mediterráneo oriental y constituye, por lo tanto, una grave amenaza para la paz y la seguridad de toda la región; que estas actividades de Turquía van acompañadas de una retórica cada vez más hostil contra Grecia y Chipre, otros Estados miembros de la Unión y la propia Unión;

D. Considerando que, el 20 de abril de 2020, Turquía envió el buque de perforación Yavuz, acompañado de un buque de la marina turca, a la ZEE de Chipre; que, el 30 de julio de 2020, Turquía envió el buque de investigación sísmica Barbaros, acompañado de un buque de guerra turco y un segundo buque de apoyo, a la ZEE de Chipre; que, el 10 de agosto de 2020, Turquía envió el buque de investigación Oruç Reis, acompañado de buques de guerra, a aguas griegas para cartografiar el territorio marino con vistas a posibles perforaciones en busca de petróleo y gas en una zona cuya jurisdicción también reivindica Turquía; que Grecia respondió enviando sus propios buques de guerra para rastrear a los buques turcos, uno de los cuales colisionó con un barco griego;

E. Considerando que, el 31 de agosto de 2020, Turquía volvió a ampliar su exploración en el Mediterráneo oriental con el Oruç Reis hasta el 12 de septiembre de 2020; que la alerta naval de Turquía (Navtex) afecta a una zona situada en la plataforma continental de Grecia; que estas actividades de Turquía han provocado un deterioro significativo de las relaciones entre Grecia y Turquía;

F. Considerando que, el 8 de junio de 1995, la Gran Asamblea Nacional de Turquía declaró oficialmente que toda acción de Grecia para ampliar sus aguas territoriales a 12 millas náuticas en el mar Egeo — tal como reconoce la CNUDM — sería un casus belli; que esta declaración sigue vigente y ha sido recordada recientemente por el Gobierno turco;

G. Considerando que el VP/AR Borrell, que ha desplegado una intensa actividad en la región, junto con la Presidencia alemana del Consejo de la Unión Europea, ha estado buscando soluciones mediante el diálogo entre Turquía, Grecia y Chipre; que, para que el diálogo pueda avanzar, Turquía debe abstenerse de acciones unilaterales;

H. Considerando que la OTAN también ha propuesto diferentes iniciativas para el diálogo entre las partes; que, a iniciativa del secretario general de la OTAN, Grecia y Turquía han acordado entablar conversaciones técnicas en el marco de la OTAN para establecer mecanismos de prevención de conflictos militares para reducir el riesgo de incidentes y accidentes en el Mediterráneo oriental;

I. Considerando que Turquía no ha firmado la CNUDM, que forma parte del acervo de la Unión; que Turquía ha firmado el memorando de entendimiento marítimo con Libia, que es ilegal y contrario a la CNUDM y al Derecho internacional; que el 6 de agosto de 2020 Grecia firmó un acuerdo sobre una ZEE con Egipto; que el anuncio del acuerdo entre Grecia y Egipto llevó a Turquía a cancelar las conversaciones exploratorias acordadas un día antes;

J. Considerando que en noviembre de 2019 se estableció un marco para la adopción de medidas restrictivas en respuesta a las actividades ilegales de perforación por parte de Turquía en el Mediterráneo oriental, después de que el Consejo expresara repetidamente sus preocupaciones y condenara enérgicamente las actividades de perforación en diversas series de conclusiones, entre ellas las Conclusiones del Consejo Europeo de 22 de marzo de 2018 y de 20 de junio de 2019;

K. Considerando que, el 27 de febrero de 2020, el Consejo incluyó a dos personas en la lista de quienes están sometidos a medidas restrictivas en relación con las actividades no autorizadas de perforación por parte de Turquía en el Mediterráneo oriental; que esas personas son responsables o participan en la planificación, dirección y ejecución de las actividades de exploración de hidrocarburos en alta mar en el Mediterráneo oriental que no han sido autorizadas por Chipre; que esas medidas restrictivas consisten en la prohibición de viajar a la Unión y la inmovilización de activos;

L. Considerando que, el 28 de agosto de 2020, la reunión informal del Consejo (Gymnich) pidió nuevas sanciones selectivas contra Turquía en caso de que no reduzca las tensiones en la región; que estas medidas restrictivas se debatirán en la cumbre extraordinaria del Consejo Europeo de los días 24 y 25 de septiembre de 2020;

1. Pide a Turquía que dé muestras de moderación, apacigüe la situación y se abstenga de cualquier otra actividad ilegal de exploración y perforación en el Mediterráneo oriental; lamenta profundamente que la amenaza de casus belli pronunciada por Turquía en 1995 contra Grecia siga vigente y pide su retirada; rechaza el empleo de amenazas y un lenguaje insultante contra los Estados miembros y la Unión por ser inaceptable e impropio de un país candidato a la adhesión a la Unión;

2. Respalda firmemente el retorno al diálogo entre las partes como único medio para superar la situación actual; considera la retirada de todos los buques militares y de exploración de las aguas en disputa como un gesto de buena voluntad necesario para facilitar este diálogo; expresa su profunda preocupación por el hecho de que, en el extremadamente tenso escenario actual de creciente militarización, cualquier incidente, ya sea intencionado o accidental, pueda dar lugar a un conflicto real que podría tener graves consecuencias para todas las partes implicadas;

3. Condena las actividades ilegales de Turquía en la plataforma continental/ZEE de Grecia y Chipre, que violan los derechos soberanos de estos Estados miembros de la Unión; insta a Turquía a que participe en la resolución pacífica de las disputas y se abstenga de toda acción o amenaza unilateral e ilegal, ya que ello podría tener un impacto negativo en las relaciones de buena vecindad; pide, por lo tanto, a Turquía que redoble sus esfuerzos para resolver, de conformidad con las disposiciones de la Carta de las Naciones Unidas y con el Derecho internacional, cuestiones bilaterales pendientes así como obligaciones legales y disputas no resueltas con sus vecinos más cercanos por cuestiones de fronteras terrestres y marítimas y de espacio aéreo; reitera su llamamiento al Gobierno turco para que firme y ratifique la CNUDM, que forma parte del acervo de la Unión; pide a todas las partes implicadas que acuerden recurrir a los tribunales internacionales pertinentes para resolver sus divergencias con arreglo al Derecho internacional en caso de que no puedan llegar a un acuerdo entre ellas; recuerda que tanto Grecia como Chipre ya han pedido a Turquía que remita el asunto a los tribunales internacionales pertinentes, pero Turquía no ha aceptado la propuesta;

4. Pide a Turquía, como país candidato a la adhesión a la Unión, que respete plenamente el Derecho marítimo y la soberanía de Grecia y Chipre, Estados miembros de la Unión, sobre sus aguas territoriales, así como todos sus derechos soberanos en sus zonas marítimas, incluidos los derechos relacionados con la prospección y explotación de recursos naturales, como el derecho a celebrar acuerdos bilaterales relativos a su ZEE, de conformidad con el acervo de la Unión y el Derecho internacional; insta a Turquía a que ponga fin a las reiteradas violaciones del espacio aéreo griego y de las aguas territoriales griegas y chipriotas y respete la integridad territorial y la soberanía de todos sus vecinos;

5. Acoge con satisfacción los esfuerzos realizados por la Unión, en particular por el VP/AR Borrell y la Presidencia alemana del Consejo de la Unión Europea, así como por otras instituciones internacionales como la OTAN, para buscar soluciones mediante el diálogo entre Turquía y Grecia y Chipre; pide a todas las partes que asuman un verdadero compromiso colectivo y negocien la delimitación de las ZEE y la plataforma continental de buena fe, respetando plenamente el Derecho internacional y el principio de buenas relaciones entre vecinos; apoya la propuesta de celebrar una conferencia multilateral sobre el Mediterráneo oriental con la participación de todos los agentes interesados, a fin de proporcionar una plataforma para la resolución de disputas mediante el diálogo; lamenta la cancelación por parte de Turquía de las conversaciones exploratorias entre Turquía y Grecia tras la celebración del acuerdo marítimo entre Grecia y Egipto el 6 de agosto de 2020;

6. Expresa su profunda preocupación y subraya el impacto negativo que las actividades ilegales de exploración y perforación de Turquía en el Mediterráneo oriental tienen en toda la gama de relaciones entre la Unión Europea y Turquía, incluido su estatuto de candidato a la adhesión, así como el impacto negativo que esta y otras acciones en el marco de la política exterior actual de Turquía están teniendo para la estabilidad de toda la región;

7. Pide al Consejo que, a falta de progresos significativos en el diálogo con Turquía, elabore una lista de nuevas sanciones para su debate en la cumbre extraordinaria del Consejo Europeo de los días 24 y 25 de septiembre de 2020; expresa su firme opinión de que estas sanciones no deben tener un impacto negativo en la población de Turquía, en nuestro apoyo a la sociedad civil independiente de Turquía o en los refugiados que residen en Turquía;

8. Pide al VP/AR que presente al Consejo una iniciativa para que todos los Estados miembros de la Unión suspendan las licencias de exportación de armas a Turquía de conformidad con la Posición Común 2008/944/PESC[7] mientras Turquía prosiga sus actuales acciones unilaterales ilegales en el Mediterráneo oriental contrarias a la soberanía de Estados miembros de la Unión (en particular, Grecia y Chipre) y al Derecho internacional y no participe en un diálogo basado en el Derecho internacional;

9. Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión y al vicepresidente de la Comisión / alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, así como al presidente, al Gobierno y a la Gran Asamblea Nacional Turca.

 

[1] DO C 224 de 27.6.2018, p. 93.

[2] DO C 215 de 19.6.2018, p. 199.

[3] DO C 463 de 21.12.2018, p. 56.

[4] Textos Aprobados, P8_TA(2019)0200.

[5] Textos Aprobados, P9_TA(2019)0017.

[6] DO C 285 de 5.8.2016, p. 11.

[7] DO L 335 de 13.12.2008, p. 99.

Última actualización: 16 de septiembre de 2020Aviso jurídico - Política de privacidad