Procedimiento : 2020/2777(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B9-0283/2020

Textos presentados :

B9-0283/2020

Debates :

PV 15/09/2020 - 7
CRE 15/09/2020 - 7

Votaciones :

Textos aprobados :

P9_TA(2020)0232

<Date>{14/09/2020}14.9.2020</Date>
<NoDocSe>B9‑0283/2020</NoDocSe>
PDF 144kWORD 47k

<TitreType>PROPUESTA DE RESOLUCIÓN</TitreType>

<TitreSuite>tras una declaración del vicepresidente de la Comisión / alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad</TitreSuite>

<TitreRecueil>presentada de conformidad con el artículo 132, apartado 2, del Reglamento</TitreRecueil>


<Titre>sobre la situación en Rusia, en particular el envenenamiento de Alexéi Navalny</Titre>

<DocRef>(2020/2777(RSP))</DocRef>


<RepeatBlock-By><Depute>Anna Fotyga, Witold Jan Waszczykowski, Ryszard Czarnecki, Jadwiga Wiśniewska, Alexandr Vondra, Bogdan Rzońca, Assita Kanko, Joanna Kopcińska, Elżbieta Kruk, Ruža Tomašić</Depute>

<Commission>{ECR}en nombre del Grupo ECR</Commission>

</RepeatBlock-By>

Véase también la propuesta de resolución común RC-B9-0280/2020

B9‑0283/2020

Resolución del Parlamento Europeo sobre la situación en Rusia, en particular el envenenamiento de Alexéi Navalny

(2020/2777(RSP))

El Parlamento Europeo,

 Visto el Tratado de la Unión Europea (TUE),

 Vistas sus anteriores resoluciones sobre Rusia,

 Visto el Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales (Convenio Europeo de Derechos Humanos),

 Visto el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos,

 Vista la Declaración Universal de Derechos Humanos, de la que la Federación de Rusia es parte,

 Vista la Constitución de la Federación de Rusia, y en particular el capítulo 2 sobre los derechos y las libertades del hombre y del ciudadano,

 Visto el debate celebrado por la Comisión de Asuntos Exteriores el 10 de septiembre de 2020,

 Vista la Convención sobre las Armas Químicas,

 Visto el artículo 132, apartado 2, de su Reglamento interno,

A. Considerando que, el 20 de agosto de 2020, el dirigente del partido Rusia del Futuro, Alexéi Navalny, fue hospitalizado, en un estado grave pero estable, tras sufrir un envenenamiento, en lo que se considera un ataque por motivos políticos;

B. Considerando que, el 22 de agosto de 2020, Alexéi Navalny fue evacuado y trasladado a Berlín en un vuelo medicalizado y sometido a un coma inducido médicamente;

C. Considerando que, el 2 de septiembre de 2020, el Gobierno alemán, tras un cribado clínico y toxicológico, anunció que Alexéi Navalny había sido envenenado con un agente neurotóxico de uso militar del grupo novichok;

D. Considerando que, en el territorio de la Unión, se utilizó un agente neurotóxico de la misma familia para envenenar a Serguéi Skripal y Yulia Skripal; que las autoridades británicas identificaron a dos sospechosos de dicho envenenamiento, dos ciudadanos rusos que utilizaban los nombres Alexandr Petrov y Ruslán Boshirov y que alegaron ser agentes activos del servicio de inteligencia militar ruso (GRU);

E. Considerando que la Federación de Rusia, en virtud de las obligaciones que emanan de la Declaración Universal de Derechos Humanos y del Convenio Europeo de Derechos Humanos, y como miembro de pleno derecho del Consejo de Europa y de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, se ha comprometido a observar los principios de la democracia, el Estado de Derecho y el respeto de las libertades fundamentales y los derechos humanos;

F. Considerando que el uso de armas químicas por cualquier persona y en cualquier circunstancia es totalmente inaceptable y constituye una clara violación de la Convención sobre las Armas Químicas, una violación del Derecho internacional y una amenaza para la seguridad para todos y socava el orden internacional basado en normas;

G. Considerando que las autoridades y los dirigentes políticos rusos continúan imponiendo un régimen represivo y autoritario contra sus propios ciudadanos, la sociedad civil, la oposición política y los trabajadores de los medios de comunicación, que a menudo son objeto de actos de acoso, vigilancia, ataques físicos, amenazas, redadas y registros de sus oficinas y hogares, campañas de calumnias y difamación, acoso judicial, detenciones arbitrarias y malos tratos, así como de violaciones de los derechos de libertad de expresión, asociación y reunión;

H. Considerando que la deriva de Rusia hacia un régimen autoritario ha tenido repercusiones negativas en las relaciones entre la Unión y Rusia y en la estabilidad en Europa y en el mundo, y ha obligado a la Unión y sus Estados miembros a adoptar un enfoque estratégico más común con respecto a la Rusia de Putin;

I. Considerando que el envenenamiento de Alexéi Navalny constituye un patrón de comportamiento de la Rusia de Putin que ha afectado a varias personalidades destacadas de la oposición, periodistas, activistas y dirigentes extranjeros, entre ellos Borís Nemtsov (político de la oposición), Anna Politkóvskaya (periodista y activista civil), Serguéi Protazánov (trabajador de un periódico de la oposición), Alexandr Litvinenko (desertor) y Víktor Yúshchenko (tercer presidente de Ucrania);

J. Considerando que han quedado impunes asesinatos patrocinados por el Estado y la eliminación física de líderes de la oposición, como fue el caso de Borís Nemtsov, y que las personas acusadas de cometer estos crímenes intolerables han sido galardonadas por el Kremlin;

K. Considerando que las reacciones de las democracias occidentales a estos asesinatos y otros actos agresivos de la Federación de Rusia no han sido suficientes para disuadir al Kremlin de proseguir sus políticas hostiles y opresivas;

L. Considerando que el VP/AR ha declarado que la Unión Europea condena en los términos más enérgicos el envenenamiento, mientras que la OTAN ha pedido a Rusia que revele a los observadores internacionales su programa de agentes neurotóxicos del grupo novichok y ha insistido en que Rusia debe respetar sus compromisos asumidos en el marco de la Convención sobre las Armas Químicas;

1. Condena enérgicamente la violencia ejercida contra la destacada figura de la oposición rusa, Alexéi Navalny;

2. Expresa su solidaridad con la familia de Alexéi Navalny y su esperanza por su pronta y plena recuperación;

3. Considera que el envenenamiento constituye un ataque contra la democracia y la pluralidad política en la Federación de Rusia;

4. Pide una respuesta internacional conjunta y adecuada a este caso; subraya que el envenenamiento de Alexéi Navalny no puede considerarse un asunto interno de la Federación de Rusia, ya que este delito constituye una violación del Derecho internacional;

5. Condena el uso ofensivo de cualquier agente neurotóxico de origen militar desarrollado por Rusia y subraya que esta no es la primera vez en los últimos años que Rusia ha recurrido a agentes neurotóxicos contra disidentes y figuras de la oposición;

6. Insta al Consejo Europeo a que adopte medidas restrictivas contra las personas responsables del uso y la proliferación de armas químicas;

7. Lamenta y condena las tácticas de guerra híbrida del Kremlin y pide al Consejo que bloquee el acceso de Rusia al sistema SWIFT e introduzca nuevas sanciones específicas;

8. Reitera su posición sobre el controvertido gasoducto Nord Stream-2, un proyecto político diseñado para reforzar la dependencia de la Unión del suministro de gas ruso y que amenaza el mercado interior de la Unión, ya que no está en consonancia con la política energética de la Unión ni con nuestros intereses estratégicos, por lo que debe ser suspendido; pide a las instituciones de la Unión y a sus Estados miembros, en particular a los que participan en el controvertido gasoducto, que respeten esta posición en un espíritu de solidaridad y de oposición a las políticas agresivas de Rusia y que adopten todas las medidas necesarias para bloquear este proyecto estratégico del Kremlin;

9. Manifiesta su preocupación por las enmiendas constitucionales recientemente aprobadas en un referéndum cuestionable; opina que estos cambios en la Constitución de la Federación de Rusia constituyen otra evolución preocupante que demuestra que la política del Kremlin continuará oprimiendo a la sociedad civil rusa y que está concebida para proyectar su posición dominante en el mundo postsoviético;

10. Opina que, habida cuenta de que la Federación de Rusia prosigue sus políticas nacionales opresivas y sus acciones agresivas en todo el mundo, en particular en Ucrania, Bielorrusia, Georgia, Siria y Libia, el occidente democrático debe reforzar sus políticas y adoptar medidas más decididas para responder adecuadamente a los retos a los que nos enfrentamos;

11. Insta a que el envenenamiento sea objeto de una investigación internacional, bajo los auspicios de la Alianza Internacional contra la Impunidad del Uso de Armas Químicas, y reitera que la Federación de Rusia tiene la responsabilidad de proporcionar un apoyo transparente, rápido y eficaz a las investigaciones sobre los responsables del ataque y de ofrecer todo el apoyo necesario para que estos sean llevados ante los tribunales;

12. Insta a las autoridades rusas a que garanticen la rendición de cuentas de los responsables, no solo en el caso de Alexéi Navalny, sino también en los casos en que se sospeche que haya personas envenenadas o asesinadas por el régimen de Putin;

13. Pide a la comunidad internacional que adopte medidas legales adecuadas y utilice todos los instrumentos jurídicos disponibles, teniendo en cuenta la Ley Magnitski, para prevenir y poner fin a los ataques contra políticos de la oposición y activistas civiles;

14. Considera que este tipo de acciones tienen probablemente por objeto erradicar el activismo civil y político en la Federación de Rusia;

15. Reitera que la Unión debe mostrarse plenamente solidaria con la sociedad civil rusa y hacer uso del régimen europeo de sanciones para las violaciones de derechos humanos para sancionar a los autores de violaciones graves de derechos humanos, y pide al Consejo que prosiga sin demora sus trabajos en la materia; hace hincapié en que no deben concederse visados de entrada a la Unión a los autores de violaciones de los derechos humanos ni se les debe permitir la tenencia de activos en los Estados miembros;

16. Insta a la Federación de Rusia a que aborde urgentemente las cuestiones planteadas por la comunidad internacional y divulgue inmediatamente y de manera plena y completa su programa Novichok a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas;

17. Pide al VP/AR que siga atentamente el caso del envenenamiento de Alexéi Navalny y sus implicaciones en Rusia, hasta que los responsables sean llevados ante la justicia;

18. Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros, a la Oficina Ejecutiva Presidencial, al Ministerio de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia y a la Duma Estatal rusa.

 

Última actualización: 16 de septiembre de 2020Aviso jurídico - Política de privacidad