Procedimiento : 2021/2642(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B9-0252/2021

Textos presentados :

B9-0252/2021

Debates :

PV 28/04/2021 - 10
CRE 28/04/2021 - 10

Votaciones :

Textos aprobados :

P9_TA(2021)0159

<Date>{26/04/2021}26.4.2021</Date>
<NoDocSe>B9‑0252/2021</NoDocSe>
PDF 175kWORD 49k

<TitreType>PROPUESTA DE RESOLUCIÓN</TitreType>

<TitreSuite>tras una declaración del vicepresidente de la Comisión / alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad</TitreSuite>

<TitreRecueil>presentada de conformidad con el artículo 132, apartado 2, del Reglamento interno</TitreRecueil>


<Titre>sobre Rusia, en particular el caso de Alexéi Navalni, el despliegue militar en la frontera de Ucrania y el ataque ruso en la República Checa</Titre>

<DocRef>(2021/2642(RSP))</DocRef>


<RepeatBlock-By><Depute>Anna Fotyga, Alexandr Vondra, Ryszard Antoni Legutko, Jan Zahradil, Jadwiga Wiśniewska, Roberts Zīle, Veronika Vrecionová, Adam Bielan, Ruža Tomašić, Eugen Jurzyca, Dace Melbārde, Evžen Tošenovský, Hermann Tertsch, Elżbieta Rafalska, Bogdan Rzońca, Witold Jan Waszczykowski, Ryszard Czarnecki</Depute>

<Commission>{ECR}en nombre del Grupo ECR</Commission>

</RepeatBlock-By>

Véase también la propuesta de resolución común RC-B9-0236/2021

B9‑0252/2021

Resolución del Parlamento Europeo sobre Rusia, en particular el caso de Alexéi Navalni, el despliegue militar en la frontera de Ucrania y el ataque ruso en la República Checa

(2021/2642(RSP))

El Parlamento Europeo,

 Vistos el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos,

 Vista la Declaración Universal de Derechos Humanos, de la que la Federación de Rusia es parte,

 Visto el Convenio de Ginebra relativo a la protección debida a las personas civiles en tiempos de guerra, de 12 de agosto de 1949,

 Vistas la Resolución 68/262 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, de 27 de marzo de 2014, titulada «Integridad territorial de Ucrania», las Resoluciones 71/205, de 19 de diciembre de 2016, 72/190, de 19 de diciembre de 2017, 73/263, de 22 de diciembre de 2018, 74/168, de 18 de diciembre de 2019, y 75/192, de 16 de diciembre de 2020, de la Asamblea General de las Naciones Unidas tituladas «Situación de los derechos humanos en la República Autónoma de Crimea y la ciudad de Sebastopol (Ucrania)», y las Resoluciones 74/17, de 9 de diciembre de 2019, y 75/29, de 7 de diciembre de 2020, de la Asamblea General de las Naciones Unidas tituladas «Problema de la militarización de la República Autónoma de Crimea y la ciudad de Sebastopol (Ucrania), así como partes del mar Negro y el mar de Azov»,

 Vistas la Carta de las Naciones Unidas y el Acta final de Helsinki de 1975 de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE),

 Vista la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, de la que la Federación de Rusia es parte,

 Visto el Protocolo sobre los resultados de las consultas del Grupo de Contacto Trilateral (Protocolo de Minsk), firmado el 5 de septiembre de 2014, y el Conjunto de medidas para la aplicación de los Acuerdos de Minsk, adoptado y firmado en Minsk el 12 de febrero de 2015,

 Vista la Decisión 2014/145/PESC del Consejo, de 17 de marzo de 2014, relativa a medidas restrictivas respecto de acciones que menoscaban o amenazan la integridad territorial, la soberanía y la independencia de Ucrania[1],

 Visto el Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y sus Estados miembros, por una parte, y Ucrania, por otra, y en particular su título II sobre diálogo político y convergencia en el ámbito de la política exterior y de seguridad[2],

 Vista la declaración de los ministros de Asuntos Exteriores del G-7 sobre Ucrania, de 18 de marzo de 2021,

 Vista la Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, la Producción, el Almacenamiento y el Empleo de Armas Químicas y sobre su Destrucción (Convención sobre Armas Químicas),

 Visto el Memorando de Budapest sobre Garantías de Seguridad, de 5 de diciembre de 1994, relativo a la adhesión de Bielorrusia, Kazajistán y Ucrania al Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares,

 Vista la Comunicación conjunta de la Comisión y de la alta representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad al Parlamento Europeo y al Consejo, de 6 de abril de 2016, titulada «Marco conjunto sobre la lucha contra las amenazas híbridas: una respuesta de la Unión Europea» (JOIN(2016)0018),

 Vista la Constitución de la Federación de Rusia, y en particular el capítulo 2 sobre los derechos y las libertades del hombre y del ciudadano,

 Vistas sus anteriores resoluciones sobre Rusia y Ucrania,

 Vista la sugerencia de Ucrania, de 29 de marzo de 2021, de retornar a un alto el fuego total en el este de Ucrania y el proyecto de plan de acción conjunto para la realización de los Acuerdos de Minsk,

 Vista la propuesta de Ucrania en el Grupo de Contacto Trilateral de retornar a un alto el fuego total a partir del 1 de abril de 2021,

 Vista la declaración del alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad en nombre de la Unión, de 18 de abril de 2021, sobre el envenenamiento de Alexéi Navalni,

 Visto el artículo 132, apartado 2, de su Reglamento interno,

A. Considerando que el incremento de la presencia militar rusa en las fronteras y los territorios ocupados de Ucrania, los ejercicios militares como «ZAPAD-2021» y el significativo avance reciente de las posiciones de las fuerzas rusas, cuyo número sobrepasa los 100 000 efectivos, demuestran una intención cada vez más hostil con respecto a la política de Putin hacia Ucrania y sus vecinos; que se han registrado más de 15 000 violaciones del alto el fuego en las regiones de Donetsk y Luhansk desde la aplicación del alto el fuego en julio de 2020, la mayoría de las cuales se han producido en los últimos meses;

B. Considerando que la Federación de Rusia ha anunciado la suspensión del derecho de paso inocente para los buques de guerra y los buques comerciales a través de la parte del mar Negro en dirección al estrecho de Kerch, del 24 de abril al 31 de octubre de 2021, violando la libertad de navegación, garantizada por la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, de la que Rusia es parte; que las zonas afectadas se encuentran en el mar territorial de Ucrania alrededor del territorio ocupado temporalmente de la República Autónoma de Crimea y la ciudad de Sebastopol;

C. Considerando que la negativa de Rusia a facilitar información sustancial sobre su despliegue militar a gran escala a lo largo de la frontera con Ucrania y en los territorios ocupados temporalmente constituye otra violación del Derecho internacional y, en particular, de los compromisos asumidos por Rusia en virtud del Documento de Viena 2011 sobre Medidas destinadas a Fomentar la Confianza y la Seguridad;

D. Considerando que el 18 de abril de 2021 las autoridades checas anunciaron que, en 2014, la Federación de Rusia envió agentes en servicio activo de la Unidad 29155 del GRU para llevar a cabo una operación militar de sabotaje contra una instalación de almacenamiento de municiones en Vrbětice, matando a dos ciudadanos checos;

E. Considerando que la explosión y la actividad del GRU, el servicio de inteligencia ruso, en la República Checa constituyen una violación inaceptable de la soberanía y la seguridad nacional de la República Checa y del Derecho internacional;

F. Considerando que las autoridades checas confirmaron que los autores eran los mismos dos agentes de inteligencia rusos que siguen siendo buscados por las autoridades del Reino Unido en relación con el ataque perpetrado en Salisbury en 2018 utilizando un agente nervioso Novichok de uso militar;

G. Considerando que el 17 de abril la República Checa expulsó a dieciocho funcionarios rusos pertenecientes a los servicios de inteligencia rusos que trabajaban en la embajada de Rusia en Praga con inmunidad diplomática, mientras que Rusia expulsó a veinte diplomáticos checos en represalia; que la República Eslovaca, Lituania, Letonia y Estonia también expulsaron diplomáticos rusos en solidaridad con la República Checa; que unos días antes Polonia expulsó a diplomáticos rusos en solidaridad con los Estados Unidos;

H. Considerando que la salud de Alexéi Navalni, el político de la oposición rusa detenido a su regreso a Moscú el 17 de enero de 2021, está deteriorándose gravemente hasta el punto de que su vida está en peligro y que no se le ha dispensado un tratamiento médico adecuado, lo que le ha impulsado a llevar a cabo una huelga de hambre de tres semanas; que casi 2 000 simpatizantes de Navalni fueron detenidos la semana pasada durante unas protestas a escala nacional destinadas a presionar a los funcionarios con el fin de que le permitan recibir un tratamiento médico adecuado;

I. Considerando que los dirigentes políticos de Rusia, en respuesta a la pérdida de apoyo popular antes de las próximas elecciones parlamentarias, decidieron intensificar sus políticas represivas y autoritarias contra sus propios ciudadanos, la sociedad civil, la oposición política y los trabajadores de los medios de comunicación, que a menudo son objeto de actos de acoso, vigilancia, ataques físicos, amenazas, redadas y registros de sus oficinas y hogares, campañas de calumnias y difamación, acoso judicial, detención arbitraria y malos tratos, así como de violaciones de sus derechos a la libertad de expresión, asociación y reunión;

J. Considerando que en 2020 Rusia ocupó el puesto 129 de los 180 países en el Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional, el más bajo de toda Europa; que los vínculos cleptocráticos entre oligarcas, agentes de seguridad y funcionarios vinculados al Kremlin han sido expuestos parcialmente por activistas anticorrupción como el difunto Serguéi Magnitski y la Fundación Anticorrupción (FBK) liderada por Alexéi Navalni, implicando a los más altos niveles de poder, incluido Vladimir Putin, en investigaciones sobre la riqueza no explicada que han amasado a lo largo de los años; que la Fiscalía de Moscú está tratando de calificar al FBK y a otras dos organizaciones vinculadas a Navalni —la Fundación para la Protección de los Derechos de los Ciudadanos y las sedes regionales de Navalni — como «extremistas», lo que significaría que sus empleados podrían enfrentarse a detenciones y penas de prisión de entre seis y diez años;

K. Considerando que el envenenamiento de Navalni representa una pauta de acción contra los opositores de Putin, que han afectado o provocado la muerte a varias figuras destacadas de la oposición, periodistas, activistas y líderes extranjeros, entre ellos Borís Nemtsov, Anna Politkóvskaya, Serguéi Protazánov, Natalia Estemirova, Alexandr Litvinenko, Víktor Yúshchenko y Serguéi Skripal;

L. Considerando que las reacciones de las democracias occidentales a estos asesinatos y otros actos agresivos de la Federación de Rusia no han bastado para disuadir al Kremlin de proseguir sus políticas hostiles y opresivas;

M. Considerando que la construcción del gasoducto Nord Stream 1, finalizada en 2012, fue uno de los factores que permitió a la Federación de Rusia aplicar sus políticas agresivas con respecto a Ucrania, y que la construcción en curso del Nord Stream 2 constituye una amenaza adicional para la seguridad de Ucrania, así como para el mercado interior de la Unión, ya que no está en consonancia con la política energética de la Unión ni con los intereses estratégicos de Europa y, por tanto, debe interrumpirse;

1. Condena inequívocamente la ocupación y anexión ilegal de Crimea por parte de Rusia y la ocupación de facto de determinadas partes de las regiones de Donetsk y Luhansk, y pide a la Unión que refuerce las sanciones y congele las relaciones diplomáticas hasta que Rusia cumpla sus obligaciones internacionales; respalda la independencia, la soberanía y la integridad territorial de Ucrania dentro de sus fronteras reconocidas internacionalmente; acoge con satisfacción, a este respecto, la iniciativa de Ucrania de crear una plataforma internacional sobre Crimea, que serviría de formato internacional para las negociaciones sobre el cese de la ocupación de la península de Crimea, y pide a los dirigentes de la Unión que presten todo el apoyo necesario a estos esfuerzos;

2. Insta a Rusia a que cumpla su obligación en virtud de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar y garantice la libertad de navegación y de tránsito a través del estrecho internacional hasta los puertos del mar de Azov; pide a la Unión que lleve a cabo, en estrecha cooperación con los Estados miembros y otros socios internacionales, una supervisión permanente del paso de todos los buques que atraviesen el estrecho de Kerch;

3. Pide a Rusia que ponga fin inmediatamente a todos los despliegues militares, provocaciones y acciones subversivas contra Ucrania y que cancele todo futuro plan de este tipo; reitera que el despliegue militar ruso constituye una amenaza para la seguridad europea; subraya que los países europeos deben intensificar su apoyo militar a Ucrania; pide, a este respecto, al vicepresidente de la Comisión / alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad (VP/AR) que visite Ucrania lo antes posible, incluida la parte oriental, para supervisar la situación sobre el terreno;

4. Hace hincapié en que la dimensión de seguridad de los países de la Asociación Oriental también debe reflejarse adecuadamente en la brújula estratégica, ya que el entorno de seguridad y la resiliencia de la Unión no pueden lograrse sin una resiliencia en materia de seguridad a largo plazo de todos los países de la Asociación Oriental;

5. Respalda las aspiraciones euroatlánticas de Ucrania y reitera su posición de que solo corresponde al pueblo ucraniano determinar su futuro; considera que la próxima cumbre de la OTAN es una oportunidad importante para contribuir al refuerzo de la resiliencia militar de Ucrania y pide a los Estados miembros de la OTAN que faciliten a Ucrania y Georgia el Plan de Acción para la Adhesión, que es solo una condición previa estratégica para la futura estabilidad en materia de seguridad de la comunidad transatlántica;

6. Condena enérgicamente el acto de sabotaje militar asimétrico de Rusia contra el depósito de municiones de Vrbětice en la República Checa e insta a los Estados miembros a que coordinen la acción diplomática en lo que respecta a las sanciones y la expulsión de diplomáticos rusos; pide, además, al VP/AR y al Consejo Europeo que amplíen las sanciones de la Unión mediante la congelación de activos y prohibiciones de viaje para diplomáticos y agentes rusos que trabajan con inmunidad diplomática; considera que el acto de sabotaje de Rusia en Vrbětice constituye un ataque contra la Unión Europea y la OTAN en su conjunto;

7. Condena enérgicamente el envenenamiento y la detención arbitraria de Alexéi Navalni y pide su liberación inmediata e incondicional; insta al Consejo a que adopte medidas restrictivas contra los responsables de su detención arbitraria, así como contra los responsables de la proliferación y el uso de armas químicas; se felicita, a este respecto, por la política coordinada de sanciones de los Estados Unidos y de la Unión Europea;

8. Pide a la comunidad internacional que investigue de forma adecuada la información filtrada recientemente sobre las dos enfermedades casi mortales sufridas por el activista de la oposición Vladímir Kará-Murzá cuando viajaba a Rusia en 2015 y 2017 que, según los documentos filtrados y una investigación independiente, se debieron a un «envenenamiento intencionado»;

9. Insta a la Federación de Rusia a que aborde urgentemente las cuestiones planteadas por la comunidad internacional y divulgue inmediatamente y de manera plena y completa su programa Novichok a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas;

10. Manifiesta su preocupación por las enmiendas constitucionales recientemente aprobadas en un referéndum cuestionable; opina que estos cambios en la Constitución de la Federación de Rusia constituyen otra evolución preocupante que demuestra que la política del Kremlin continuará oprimiendo a la sociedad civil rusa y que está concebida para proyectar su posición dominante en el mundo postsoviético;

11. Considera inaceptable el uso de falsos argumentos históricos para justificar la construcción de Nord Stream 2; opina que un proyecto geopolítico tan controvertido va en contra de la solidaridad europea y plantea nuevos riesgos políticos, económicos, medioambientales y de seguridad para Europa, además de constituir una amenaza de nuevas acciones militares directas contra Ucrania; pide, por tanto, a las autoridades alemanas que pongan fin a su apoyo a este nocivo proyecto, y solicita a las entidades privadas, los accionistas y los inversores financieros, en particular a Uniper y Wintershall, de Alemania, Engie, de Francia, OMV, de Austria, y Dutch-British Shell, que se retiren inmediatamente del proyecto;

12. Pide a la Comisión que prepare un chequeo general de las relaciones UE-Rusia al objeto de determinar las amenazas que plantea Rusia a los Estados miembros, incluidas las relacionadas con cuestiones de seguridad energética;

13. Lamenta y condena las tácticas de guerra híbrida del Kremlin y pide que se bloquee el acceso de Rusia al sistema SWIFT y que se impongan nuevas sanciones selectivas, incluida la interrupción del acceso de oligarcas rusos y funcionarios responsables de violaciones de los derechos humanos a la compra de bienes inmuebles, visados, productos financieros, etc.;

14. Recomienda que los Estados miembros refuercen sin demora la cooperación y el intercambio de información en materia de contrainteligencia a fin de exponer y desbaratar las redes clandestinas de Rusia en la Unión Europea;

15. Estima que el hecho de que Europa siga sin responder adecuadamente al deterioro a largo plazo de su seguridad solo sirve para convencer a Rusia de que puede llevar a cabo estos ataques sin temor a represalias; pide, a este respecto, a los líderes europeos que se abstengan de tomar medidas que alienten involuntariamente en lugar de desalentar la agresión rusa;

16. Pide a la comunidad internacional que adopte las medidas legales adecuadas y utilice todos los instrumentos jurídicos disponibles, a la vista de la Ley Magnitski, con el objeto de prevenir y poner fin a los ataques contra políticos de la oposición y activistas de la sociedad civil;

17. Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros, a la Oficina Ejecutiva de la Presidencia, al Ministerio de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia y a la Duma Estatal rusa.

[1] DO L 78 de 17.3.2014, p. 16.

[2] DO L 161 de 29.5.2014, p. 3.

Última actualización: 28 de abril de 2021Aviso jurídico - Política de privacidad