Procedimiento : 2021/2712(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : B9-0325/2021

Textos presentados :

B9-0325/2021

Debates :

PV 08/06/2021 - 12
CRE 08/06/2021 - 12

Votaciones :

Textos aprobados :

P9_TA(2021)0294

<Date>{07/06/2021}7.6.2021</Date>
<NoDocSe>B9‑0325/2021</NoDocSe>
PDF 144kWORD 48k

<TitreType>PROPUESTA DE RESOLUCIÓN</TitreType>

<TitreSuite>tras una declaración del vicepresidente de la Comisión / alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad</TitreSuite>

<TitreRecueil>presentada de conformidad con el artículo 132, apartado 2, del Reglamento interno</TitreRecueil>


<Titre>sobre la situación en Afganistán</Titre>

<DocRef>(2021/2712(RSP))</DocRef>


<RepeatBlock-By><Depute>Erik Marquardt, Alviina Alametsä, Bronis Ropė, Hannah Neumann, Ignazio Corrao, Mounir Satouri, Tineke Strik, Francisco Guerreiro</Depute>

<Commission>{Verts/ALE}en nombre del Grupo Verts/ALE</Commission>

</RepeatBlock-By>

Véase también la propuesta de resolución común RC-B9-0324/2021

B9‑0325/2021

Resolución del Parlamento Europeo sobre la situación en Afganistán

(2021/2712(RSP))

El Parlamento Europeo,

 Vistas sus anteriores resoluciones sobre Afganistán,

 Vistas las Conclusiones del Consejo sobre Afganistán de 29 de mayo de 2020,

 Vista la declaración conjunta sobre cooperación en materia de migración (JDMC), entre Afganistán y la Unión, firmada el 26 de abril de 2021,

 Vista la declaración del enviado especial de la UE para Afganistán, Tomas Niklasson, de 4 de junio de 2021, titulada «La violencia debe cesar y las conversaciones de paz deben pasar de meros procedimientos a negociaciones concretas»,

 Vista la declaración conjunta del vicepresidente de la Comisión / alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad (VP/AR), Josep Borrell, y el ministro de Asuntos Exteriores de la India, , Subrahmanyam Jaishankar, de 4 de mayo de 2021, sobre Afganistán,

 Vista la declaración conjunta entre la UE y Pakistán, de 4 de noviembre de 2020, sobre Afganistán,

 Vista la declaración, de 12 de septiembre de 2020, del VP/AR, Josep Borrell, sobre el inicio de las negociaciones intraafganas,

 Vista su Resolución, de 19 de mayo de 2021, sobre la protección de los derechos humanos y la política exterior de la Unión en materia de migración[1],

 Vista la Conferencia sobre Afganistán celebrada en Ginebra en 2020,

 Vistas las Resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre Afganistán,

 Vistas las Resoluciones del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas sobre Afganistán,

 Vista la Declaración Universal de Derechos Humanos, de 10 de diciembre de 1948,

 Visto el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de 1966,

 Visto el artículo 132, apartado 2, de su Reglamento,

A. Considerando que las conversaciones de paz entre el Gobierno afgano y los talibanes se encuentran actualmente en punto muerto, pero que su reanudación está prevista en breve en Doha;

B. Considerando que al menos 85 personas resultaron muertas y otras 147 heridas, la mayoría de ellas niñas en edad escolar, el atentado contra la escuela femenina Sayed al-Shuhada de Kabul el 8 de mayo de 2021;

C. Considerando que el 2 de marzo de 2021 tres trabajadoras de medios de comunicación fueron asesinadas en Jalalabad;

D. Considerando que al menos 13 civiles, incluidos dos niños de corta edad, fueron asesinados y al menos 15 resultaron heridos en un ataque contra la maternidad del hospital Dasht-e-Barchi de Dasht-e-Barchi de Kabul, gestionado por Médicos sin Fronteras;

E. Considerando que la violencia y los asesinatos en Afganistán han aumentado dramáticamente en los últimos meses;

F. Considerando que se ha producido un aumento sumamente preocupante de los ataques violentos, las amenazas, los actos de acoso, las intimidaciones y los asesinatos de defensores de los derechos humanos en Afganistán;

G. Considerando que existe una impunidad generalizada por los ataques y asesinatos en Afganistán;

H. Considerando que el 12 de marzo de 2021 miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas condenaron el alarmante número de ataques perpetrados específicamente contra civiles en Afganistán;

I. Considerando que los Estados Unidos y la OTAN han anunciado la retirada de sus tropas de Afganistán a más tardar el 11 de septiembre de 2021;

1. Pide al Gobierno afgano, a los talibanes y a todos los demás actores pertinentes que impulsen el proceso de paz con vistas a alcanzar un alto el fuego y un acuerdo de paz que definan un proceso político para el establecimiento de instituciones eficaces que respondan a las necesidades de todo el pueblo afgano y garanticen sus derechos humanos; pide al Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) y a la Comisión que apoyen activamente unas negociaciones dirigidas y asumidas como propias por los afganos; anima al SEAE y a la Comisión a asumir un papel más protagonista instando a ambas partes de las negociaciones de paz a que se sienten en la mesa de negociación, a ofrecer apoyo de facilitación y mediación, a reforzar su presencia y papel en la región y a hacer uso de todo el conjunto de instrumentos de la UE para la instauración de la paz;

2. Condena firmemente todo tipo de violencia, especialmente el reciente aumento de asesinatos de, entre otras víctimas, mujeres, niñas, trabajadores de los medios de comunicación y defensores de los derechos humanos; insta a los talibanes, al Estado Islámico, a las autoridades afganas y a todos los demás actores a que pongan fin inmediatamente a todos los actos de violencia;

3. Expresa su profunda preocupación por la creciente probabilidad de que se produzca una crisis humanitaria pluridimensional exacerbada por la pandemia de COVID-19, la degradación climática y medioambiental, la sequía prevista y la posible escasez de alimentos y la contracción económica; insta a todos los donantes a que mantengan o aumenten su ayuda humanitaria, especialmente su apoyo al sistema sanitario afgano y la promoción del acceso a la atención sanitaria de las mujeres y niñas afganas;

4. Insta a las autoridades afganas, a los talibanes y a todos los demás actores pertinentes a que garanticen la seguridad de las organizaciones locales e internacionales de la sociedad civil, de las ONG y de las organizaciones humanitarias, así como su acceso a todas las zonas del país para que puedan llegar a los más necesitados;

5. Pide al Gobierno afgano que promueva la reconciliación a todos los niveles; pide asimismo al Gobierno que ponga fin a la impunidad en Afganistán y que persiga una verdadera exigencia de responsabilidades por los ataques y asesinatos y una investigación de los mismos; considera que la inclusión de las víctimas civiles en las negociaciones de paz puede conducir a una paz más sostenible;

6. Insta al Gobierno afgano a que implique activamente al Parlamento afgano en todos los procesos pertinentes, ponga fin a todas las medidas que impiden una cooperación efectiva entre el Gobierno y el Parlamento y refuerce los derechos de control parlamentario; señala que el Parlamento debe ser representativo de toda la diversidad de la población afgana; destaca la necesidad de seguir celebrando elecciones libres y justas y mejorando la transparencia del gasto público para que el Gobierno de Afganistán sea plenamente responsable ante sus ciudadanos;

7. Celebra los avances logrados por el Gobierno afgano en relación con los derechos de las mujeres y las niñas, el empoderamiento de las mujeres y la educación de las niñas, si bien considera que queda aún mucho por hacer para alcanzar la igualdad de género y la igualdad de oportunidades; subraya que la igualdad de género debe ser un principio fundamental en cualquier solución política; pide al Gobierno afgano y a los talibanes que garanticen la representación de las mujeres en todos los niveles de negociación, abriendo así la vía para seguir empoderando a las mujeres; pide al SEAE, a la Comisión y a los Estados miembros que sigan apoyando el empoderamiento de las mujeres, las minorías y los grupos marginados en Afganistán, así como su representación en las instituciones democráticas, y que hagan de los derechos de las mujeres y la infancia una condición básica para el apoyo financiero continuo al país;

8. Manifiesta su preocupación por el hecho de que un menor compromiso de la Unión en Afganistán daría lugar a un retroceso democrático y a un aumento de la violencia, así como a un mayor esfuerzo por parte de China, Rusia y otros actores para influir en la frágil situación del país, con posibles consecuencias negativas para una solución política sostenible, integradora y basada en derechos que se persigue para Afganistán y su pueblo;

9. Pide al SEAE y a los Estados miembros que intensifiquen su diálogo con los Estados vecinos de Afganistán en un esfuerzo por acelerar y fomentar su compromiso en la búsqueda de soluciones políticas en Afganistán; aplaude las anteriores iniciativas adoptadas en este sentido;

10. Destaca la importancia de promover la integración regional de Afganistán con vistas a mejorar la conectividad regional; destaca que el apoyo de la Unión al desarrollo económico en Afganistán debe centrarse en el desarrollo sostenible y la creación de empleo;

11. Hace hincapié en que el compromiso y el empoderamiento de la sociedad civil, así como su protección, son fundamentales para una paz duradera y unas soluciones políticas basadas en derechos en Afganistán; pide al SEAE y a la Comisión que apoyen los esfuerzos por reforzar el acceso a la justicia en Afganistán y promover la seguridad de las comunidades vulnerables;

12. Pide a la UE que mantenga sus compromisos de la Conferencia sobre Afganistán de 2020; subraya la necesidad de una flexibilidad máxima en la ayuda de la UE a Afganistán; pide a la Comisión y al SEAE que revisen periódicamente el apoyo de la Unión, con la posibilidad de reorientar o suspender actividades en caso necesario; pide a la Comisión y al SEAE que velen por que la ayuda humanitaria y la cooperación al desarrollo respondan a los retos actuales en Afganistán y lleguen a los necesitados;

13. Insiste en que no considera a Afganistán un país seguro para que los migrantes regresen mientras no puedan garantizarse unas normas mínimas en el momento del retorno; pide a la Comisión que inste a los Estados miembros a que suspendan los retornos y ofrezcan protección a los solicitantes de asilo afganos; pide un estrecho seguimiento de los nacionales afganos, en particular de los menores, que ya han sido devueltos; pide a la Oficina Europea de Apoyo al Asilo que actualice su informe sobre Afganistán;

14. Considera que la reciente Declaración conjunta sobre cooperación en materia de migración (JDMC) entre la UE y Afganistán, así como el impulso general de la UE para que los refugiados regresen a Afganistán y sus esfuerzos por financiar programas de reintegración, no tienen en cuenta la actual inestabilidad del país; pide a la Comisión que valore la incidencia de la JDMC sobre los derechos humanos y que garantice que la financiación de los programas de retorno y reintegración en el marco de la declaración no afecte a los fondos destinados a la ayuda al desarrollo o a los derechos humanos;

15. Pide al SEAE, a la Comisión y a los Estados miembros que insten al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y a otras instituciones de las Naciones Unidas a que creen una comisión de investigación, una misión de investigación y otros mecanismos para Afganistán; pide al SEAE, a la Comisión y a los Estados miembros, a este respecto, que cooperen estrechamente con la Comisión Independiente de Derechos Humanos afgana y con la comunidad afgana de derechos humanos en Afganistán;

16. Pide a la Delegación de la UE en Afganistán y a las representaciones de los Estados miembros que refuercen su apoyo a la sociedad civil, y especialmente a los defensores de los derechos humanos y a los trabajadores de los medios de comunicación, que faciliten la expedición de visados de emergencia y que proporcionen refugio temporal en los Estados miembros de la UE, sin excluir a los nacionales afganos que hayan sido empleados por las representaciones de los Estados miembros o por la delegación de la UE;

17. Pide al SEAE, a la Comisión y a los Estados miembros que garanticen la seguridad de las fuerzas y el personal europeos en Afganistán, así como la del personal local que trabaja o ha trabajado para las representaciones de los Estados miembros o la Delegación de la UE en el país; pide al SEAE y a la Comisión que contribuyan a la financiación de una zona de seguridad reforzada para garantizar una presencia diplomática tras la retirada de las tropas;

18. Pide al SEAE y a la Comisión que presenten al Parlamento, a más tardar en septiembre de 2021, una estrategia de la UE para Afganistán, teniendo en cuenta los aspectos planteados en la presente Resolución y los posibles cambios en el país a la luz de la retirada de las tropas y las conversaciones de paz en curso;

19. Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, al vicepresidente de la Comisión / alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, a los Gobiernos y Parlamentos de los Estados miembros, al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y al Gobierno y al Parlamento de Afganistán.

[1] Textos Aprobados, P9_TA(2021)0242.

Última actualización: 9 de junio de 2021Aviso jurídico - Política de privacidad