Propuesta de resolución - B9-0342/2021Propuesta de resolución
B9-0342/2021

    PROPUESTA DE RESOLUCIÓN sobre los derechos humanos y la situación política en Cuba

    7.6.2021 - (2021/2745(RSP))

    tras una declaración del vicepresidente de la Comisión / alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad
    presentada de conformidad con el artículo 132, apartado 2, del Reglamento interno

    Manu Pineda
    en nombre del Grupo The Left

    Procedimiento : 2021/2745(RSP)
    Ciclo de vida en sesión
    Ciclo relativo al documento :  
    B9-0342/2021
    Textos presentados :
    B9-0342/2021
    Votaciones :
    Textos aprobados :

    B9‑0342/2021

    Resolución del Parlamento Europeo sobre los derechos humanos y la situación política en Cuba

    (2021/2745(RSP))

    El Parlamento Europeo,

     Vista la Constitución de la República de Cuba,

     Vistos los principios de la Carta de las Naciones Unidas,

     Vistos la Declaración Universal de Derechos Humanos y otros tratados e instrumentos internacionales en materia de derechos humanos,

     Vistos el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y, en particular, el artículo 1 de ambos,

     Vistas la Resolución de 7 de noviembre de 2019 de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba y las anteriores Resoluciones de la Asamblea General sobre este tema,

     Visto el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación entre la Unión Europea y sus Estados miembros, por una parte, y la República de Cuba, por otra parte[1] (Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación entre la Unión Europea y Cuba),

     Visto el artículo 132, apartado 2, de su Reglamento interno,

    A. Considerando que el bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos a Cuba constituye una violación de los derechos humanos del pueblo cubano que puede considerarse un acto de guerra económica que obstaculiza el desarrollo del pueblo cubano y la plena consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas; que la Ley Helms-Burton impuesta por los Estados Unidos viola varios principios del Derecho internacional y las normas del sistema multilateral de comercio; que la aplicación extraterritorial del bloqueo estadounidense va en contra de la soberanía de otros países, incluidos los Estados miembros;

    B. Considerando que las consecuencias del bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos se han visto agravadas por las dificultades causadas por la pandemia de COVID-19, ya que obstaculiza el acceso de Cuba a medicamentos de importancia vital y material médico;

    C. Considerando que el número de medidas coercitivas unilaterales impuestas por los Estados Unidos contra Cuba ha aumentado en los últimos años; que el Gobierno de Trump impuso 243 medidas coercitivas unilaterales contra Cuba durante su mandato, que no han sido modificadas por el actual Gobierno de Biden;

    D. Considerando que el 12 de enero de 2021 Cuba fue incluida en la lista estadounidense de Estados patrocinadores del terrorismo sin ningún motivo justificado; que esta inclusión aumentará las devastadoras consecuencias sociales, económicas y comerciales del bloqueo;

    E. Considerando que se calcula que las pérdidas económicas acumuladas del pueblo cubano como consecuencia del bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos ascienden a 1 099 000 millones USD; que se calcula que las pérdidas económicas causadas por esta imposición ilegal en 2020 ascienden a unos 5 570 millones USD;

    F. Considerando que la aplicación por parte de las autoridades estadounidenses de los títulos III y IV de la Ley Helms-Burton afecta directamente a los ciudadanos y a las empresas de la Unión y constituye una violación de los compromisos contraídos en virtud de los acuerdos entre la Unión y los Estados Unidos de 1997 y 1998;

    G. Considerando que, durante veintisiete años, la Asamblea General de las Naciones Unidas ha condenado casi unánimemente el bloqueo de los Estados Unidos contra Cuba;

    H. Considerando que los Estados Unidos siguen ocupando territorio cubano en la bahía de Guantánamo, donde tienen una base naval y una prisión militar; que los derechos humanos de los detenidos son sistemáticamente violados en la prisión militar de la bahía de Guantánamo; que nueve presos han muerto mientras se encontraban detenidos; que varios informes y antiguos detenidos han confirmado que la tortura y los abusos sexuales se emplean contra los presos de manera rutinaria; que, a pesar del traslado de la mayoría de los presos en enero de 2021, algunos de ellos siguen detenidos sin juicio previo en la bahía de Guantánamo;

    I. Considerando que el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación entre la Unión Europea y Cuba ha supuesto un importante paso adelante hacia la normalización de las relaciones entre ambas partes y el desarrollo de relaciones mutuamente beneficiosas en diferentes ámbitos;

    J. Considerando que el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación entre la Unión Europea y Cuba se aplica de manera provisional desde el 1 de noviembre de 2017 a la espera de su ratificación por todos los Estados miembros; que Lituania, que no ha manifestado su oposición al Acuerdo, es el único Estado miembro que no lo ha ratificado;

    K. Considerando que el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación entre la Unión Europea y Cuba ha sido un éxito hasta la fecha, dando lugar a una institucionalización de las relaciones y la cooperación entre la Unión y Cuba a un nivel de consolidación sin precedentes, en particular en torno a los tres capítulos principales del Acuerdo en materia de diálogo político, diálogo sectorial y cooperación;

    L. Considerando que Cuba es un referente mundial en la llamada cooperación Sur-Sur y coopera estrechamente con países de su región y de todo el mundo en proyectos que promueven los derechos humanos, incluidos los derechos sociales y económicos y la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas;

    M. Considerando que la cooperación cubana en el ámbito de la asistencia sanitaria es especialmente pertinente, dado el importante papel humanitario que desempeña en varios países; que la brigada médica Henry Reeve desempeña actualmente un papel fundamental y cuenta con más de 1 500 médicos y enfermeros que luchan contra la COVID-19; que, desde el estallido de la pandemia, ha enviado 57 misiones a 40 países diferentes, incluidos Estados miembros de la Unión;

    N. Considerando que, a pesar de las dificultades económicas y comerciales derivadas del bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos, Cuba ha conseguido desarrollar sus propias vacunas, denominadas Soberana 02 y Abdala, que se encuentran en la fase final de sus ensayos clínicos; que se calcula que el desarrollo de estas vacunas ha sido entre un 50 y un 65 % más caro de lo que habría sido sin el bloqueo estadounidense, dadas las dificultades a las que se enfrenta Cuba para acceder a los mercados internacionales;

    O. Considerando que Cuba modificó su Constitución en 2019 mediante un proceso participativo que concluyó en referéndum; que la nueva Constitución recibió el apoyo de más del 86 % de los ciudadanos cubanos;

    P. Considerando que Cuba figura entre los países que han ratificado el mayor número de instrumentos internacionales de derechos humanos y garantiza constitucionalmente los derechos humanos, en particular la libertad de opinión y de expresión, la libertad de asociación y de reunión pacífica, el derecho a la igualdad, los derechos sexuales y reproductivos, la no discriminación por motivos de orientación sexual o identidad de género, el acceso a una vivienda adecuada y la asistencia sanitaria y la educación gratuitas y universales;

    Q. Considerando que Cuba desempeña un papel destacado en el ámbito de la igualdad de género en su región; que el artículo 43 de la Constitución cubana establece la igualdad de género en todos los ámbitos, incluidos el económico, el político, el cultural, el laboral, el social y el familiar; que el 53 % de los escaños de la Asamblea Nacional cubana están ocupados por mujeres; que el Gobierno cubano adopta medidas positivas para promover la igualdad de todas las mujeres, también de grupos que históricamente han sido especialmente marginados, como las mujeres afrocubanas; que Cuba es uno de los pocos países de América Latina y el Caribe que garantiza el pleno acceso a los derechos sexuales y reproductivos;

    R. Considerando que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura ha reconocido los esfuerzos de Cuba por erradicar el hambre y la malnutrición a escala mundial; que el modelo agrícola cubano, basado en el principio de soberanía alimentaria, ha logrado el acceso universal a los productos básicos;

    S. Considerando que el acceso libre y universal de Cuba a la sanidad y a la educación le ha permitido situarse entre los países más desarrollados del mundo en estos ámbitos; que la calidad de la educación cubana lleva a miles de estudiantes de América Latina y de otros países a cursar estudios superiores en Cuba; que el sólido sector público de investigación de Cuba es responsable de importantes avances que han tenido lugar en los últimos años, como la eliminación de la transmisión materno-infantil del VIH y la sífilis;

    T. Considerando que la actual Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba fue elegida en marzo de 2018; que la Asamblea Nacional eligió a Miguel Díaz-Canel como presidente en abril de 2019, de conformidad con las normas constitucionales cubanas; que es el primer presidente nacido después de la revolución cubana, lo que confirma la consolidación del modelo político, económico y social de Cuba;

    U. Considerando que todos los pueblos tienen derecho a la autodeterminación y, por tanto, pueden determinar libremente el desarrollo de su propio modelo político, económico y social;

    1. Expresa su plena solidaridad con el pueblo cubano en relación con los actuales retos a los que se enfrenta en su desarrollo económico y social debido a las imposiciones de potencias extranjeras;

    2. Pide el levantamiento inmediato del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos y de todas las demás medidas coercitivas unilaterales y la retirada de Cuba de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo;

    3. Denuncia las consecuencias para los ciudadanos de la Unión de la aplicación extraterritorial del bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos y de los títulos III y IV de la Ley Helms-Burton, y pide a las autoridades estadounidenses que pongan fin inmediatamente a esta práctica; pide a la Comisión que desarrolle medidas para contrarrestar los efectos de esta política en colaboración con otros países;

    4. Pide el desmantelamiento inmediato de la base naval y la prisión militar de la bahía de Guantánamo y la retirada de todas las fuerzas estadounidenses del territorio cubano; pide, asimismo, a las autoridades estadounidenses que garanticen el respeto de los derechos humanos de los presos que permanecen en la bahía de Guantánamo, incluido su derecho a un juicio justo;

    5. Pide que se refuercen las relaciones entre la Unión y Cuba sobre la base del diálogo y la cooperación en relación con retos comunes como el cambio climático o la plena consecución de los objetivos establecidos en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible;

    6. Destaca la importancia del Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación entre la Unión Europea y Cuba como instrumento clave para promover el entendimiento y las relaciones mutuamente beneficiosas entre la Unión y Cuba; pide a las autoridades lituanas que ratifiquen el Acuerdo sin demora;

    7. Hace hincapié en el papel de Cuba en la promoción de los derechos humanos a escala regional e internacional; subraya los esfuerzos realizados por el Gobierno cubano y el pueblo cubano para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y el importante papel del país en su promoción;

    8. Elogia el importante papel desempeñado por Cuba en la lucha mundial contra la pandemia de COVID-19 y, en particular, el papel desempeñado por la brigada médica Henry Reeve, que es un ejemplo de solidaridad y ha contribuido, gracias a sus médicos y enfermeros, a salvar vidas en todo el mundo, también en la Unión; acoge con satisfacción la nominación de la brigada médica Henry Reeve al Premio Nobel de la Paz;

    9. Condena la instrumentalización de los derechos humanos con fines políticos con el objetivo de interferir en los asuntos internos de la República de Cuba por parte de varias fuerzas políticas de la Unión y del Parlamento Europeo; pide al vicepresidente de la Comisión / alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad que siga aplicando una política independiente basada en el diálogo y la cooperación y que no reproduzca el enfoque de confrontación de los Estados Unidos;

    10. Subraya que todas las naciones tienen derecho a la autodeterminación, lo que les confiere el derecho a elegir y desarrollar su propio modelo económico, político y social;

    11. Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo, a la Comisión, al vicepresidente de la Comisión / alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, a los Parlamentos y Gobiernos de los Estados miembros, al Gobierno y a la Asamblea Nacional de la República de Cuba, a la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana y a los organismos regionales latinoamericanos, incluidas la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

    Última actualización: 9 de junio de 2021
    Aviso jurídico - Política de privacidad