Volver al portal Europarl

Choisissez la langue de votre document :

 Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Acta literal de los debates
Martes 5 de septiembre de 2000 - Estrasburgo Edición DO

11. Turno de preguntas (Consejo)
MPphoto
 
 

  El Presidente. – De conformidad con el orden del día, se procede al turno de preguntas (B5-0535/2000). Examinamos las preguntas dirigidas al Consejo.

Ya saben ustedes que tenemos una gran escasez de tiempo. Según el Reglamento, para las preguntas complementarias -que no son obligatorias- se dispone de 1 minuto, pero también hay una recomendación del Pleno del Parlamento de que se utilicen 30 segundos. Yo no voy a fijar 30 segundos, pero les ruego que hagan sólo las preguntas que sean inexcusables.

Tengo que señalar que las preguntas 1, 3 y 4 ya estuvieron inscritas en la lista de preguntas para el turno de julio pero no pudieron obtener respuesta del Consejo porque no hubo suficiente tiempo para traducirlas con antelación a todas las lenguas y por ello se vuelven a presentar al inicio de esta Sesión.

 
  
  

Por tratarse de asuntos semejantes, las preguntas 1 y 2 se contestarán conjuntamente.

Pregunta nº 1 formulada por Ioannis Theonas (H-0626/00):

Asunto: Explotación inhumana y violación flagrante de los derechos del niño en los EE.UU.

Según un informe de la organización de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch titulado "Campos de lágrimas: la explotación de los niños en la agricultura de los EE.UU.", cientos de miles de niños, fundamentalmente de origen latinoamericano, trabajan en el campo estadounidense en condiciones peligrosas y extenuativas. Los niños, de edades comprendidas entre los 13 y los 16 años, trabajan por término medio durante 12 a 14 horas diarias en las explotaciones agrícolas, están expuestos a insecticidas de particular toxicidad que provocan dolores de cabeza, irritaciones de la piel, vómitos y -a largo plazo- cáncer y daños en el cerebro, y están obligados a cargar con herramientas muy pesadas y frecuentemente peligrosas. En el informe se subraya además que los niños perciben una remuneración mucho menor que el jornal mínimo; algunos de ellos no ganan más de 2 dólares a la hora.

¿Condena el Consejo situaciones semejantes, que vulneran de modo brutal la Declaración de los Derechos del Niño, demuestran la hipocresía que caracteriza a los EE.UU. cuando aducen la vulneración de dicha Declaración como pretexto para no conceder ventajas comerciales y refuerzan la competencia desleal de sus productos agrícolas? ¿Piensa plantear esta cuestión a las autoridades estadounidenses en el marco del diálogo con los EE.UU.?

Pregunta n° 2 formulada por Glenys Kinnock (H-643/00):

Asunto: Sesión especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas dedicada a los niños

Qué medidas piensa tomar el Consejo para garantizar que la UE aporte una contribución positiva y constructiva a la sesión especial de la Asamblea General de la Naciones Unidas dedicada a los niños, que se celebrará en septiembre de 2001 y en la que todos los Estados revisarán los compromisos y objetivos establecidos hace diez años en la cumbre mundial sobre los niños? Considera el Consejo importante que el enfoque de los Estados miembros, la Comisión y el Consejo sobre esta cumbre sea coherente?

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) Permítame, señor Presidente, que responda simultáneamente a las preguntas formuladas por el Sr. Theonas y la Sra. Kinnock, respectivamente, porque ambas se refieren a la necesidad de lograr, a la larga, la abolición del trabajo infantil.

Con respecto a la pregunta formulada por el Sr. Theonas, conviene subrayar que la Unión Europea evalúa la importancia que reviste la abolición de la explotación de los niños, que priva a estos últimos de sus derechos a una infancia normal, a recibir una educación y a no estar sometidos a trabajos forzados. La Unión Europea apoya activamente, en este ámbito, la acción de las Naciones Unidas, de la Organización Internacional del Trabajo y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, conocido con el nombre de UNICEF, y se felicita de la adopción de la Convención de la OIT sobre la prohibición y la eliminación inmediata de las formas más perjudiciales del trabajo infantil, ratificada por los Estados Unidos el 2 de diciembre de 1999, y procurará que dicha convención contribuya efectivamente a la eliminación de las formas más intolerables del trabajo infantil.

La Unión Europea lamenta que los Estados Unidos aún no hayan ratificado la Convención de las Naciones Unidas sobre los derechos del niño. Durante los contactos bilaterales, nuestros representantes han pedido a los Estados Unidos que procedieran a dicha ratificación. La convención, ratificada por los Estados miembros, reviste una importancia capital para la Unión Europea, que se ha comprometido activamente en el actual proceso de preparación de la sesión especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la infancia, que tendrá lugar en septiembre de 2001. Con esta ocasión, se efectuará un balance sobre los progresos realizados en el ámbito de los derechos del niño en los últimos diez años.

En el marco de su diálogo político con los Estados, la Unión Europea menciona a menudo las cuestiones relativas a los derechos humanos, y el Consejo toma nota del caso planteado por su Señoría.

Con respecto a la pregunta formulada por la Sra. Kinnock, el Consejo comparte plenamente su punto de vista según el cual es necesario garantizar una buena preparación de la sesión extraordinaria de la Asamblea General de las Naciones Unidas dedicada al seguimiento de la Cumbre mundial sobre la infancia, que tendrá lugar en septiembre de 2001. La Unión Europea ha comenzado a preparar activamente este acontecimiento. Ésta lo ha inscrito entre sus prioridades, con vistas a la 55ª sesión de la Asamblea General de la ONU. Si bien el éxito de dicho acontecimiento depende en gran medida del compromiso de la comunidad internacional, en conjunto, el Consejo es consciente del hecho de que la Unión Europea podría y debería ejercer un cometido de primordial importancia en este proceso preparatorio, cometido que, además, ha sido alentado con ocasión de los contactos informales realizados con los representantes del UNICEF.

Además, el Consejo presta una constante atención a los derechos del niño en todos los organismos en los que se tratan cuestiones relativas a los derechos humanos. Así, ha incluido la preparación de la sesión extraordinaria en el orden del día de su grupo competente en materia de derechos humanos y se propone destinar a esta cuestión un apartado específico del informe anual de la Unión Europea sobre los derechos humanos.

Finalmente, la Presidencia francesa ha propuesto a sus socios la organización de un día europeo de los derechos del niño, que podría celebrarse - lo digo con reservas, ya que aún no está decidido oficialmente - el 20 de noviembre de 2000.

Último punto: el Consejo fomenta la firma de los dos protocolos facultativos de la convención relativa a los derechos del niño, que la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó y dispuso para su firma el 25 de mayo de 2000, y esperamos que muchos países la firmen con ocasión de la Cumbre del Milenio, que se abre mañana, y apliquen estos dos protocolos facultativos.

 
  
MPphoto
 
 

  Theonas (GUE/NGL). – (EL) Señor Presidente, quisiera realmente dar las gracias al Sr. Moscovici por la calidad y el contenido de su respuesta y por el hecho de que la Unión Europea considere necesaria la ratificación los convenios internacionales de la Organización Internacional del Trabajo, así como la Convención de Naciones Unidas de los Derechos del Niño. Quisiera simplemente señalar, a modo de pregunta complementaria, que la ratificación es muy importante, pero muchas veces insuficiente. Porque, si no me equivoco, los Estados Unidos han ratificado la nueva Convención de la Organización Internacional del Trabajo para la protección de los derechos del niño, y, sin embargo, dicho convenio no se aplica en los Estados Unidos. Y el punto en el que creo que haría falta que el Sr. Ministro nos dijera algo más es si la Unión Europea, si, en el terreno de la práctica, el Consejo piensa exigir a los Estados Unidos, en el marco de las relaciones bilaterales, la aplicación de cuanto prevén la Convención de la Organización Internacional del Trabajo y la Convención de Naciones Unidas de los Derechos del Niño.

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) Es verdad que lo importante es la aplicación, pero es difícil aplicar una convención que no ha sido ratificada. Por eso queremos iniciar con los Estados Unidos un diálogo político mucho más enérgico sobre esta cuestión y pedir la ratificación de la Convención sobre los Derechos del Niño por los Estados Unidos. Celebraremos asimismo consultas informales para tratar de convencerlos de la necesidad no sólo de ratificar dicha convención, sino de que deben comprometerse a aplicarla.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. -

Pregunta nº 3 formulada por Rodi Kratsa-Tsagaropoulou a quien sustituye el Sr. Folias (H-0627/00):

Asunto: Participación de interlocutores sociales

En diversos Estados miembros no hay un verdadero diálogo ni una cooperación eficaz entre organismos públicos e interlocutores sociales en las cuestiones relativas al empleo y, en general, en lo que concierne al esfuerzo de modernización del modelo social europeo.

En las conclusiones del Consejo Europeo de Santa Maria da Feira se hace referencia a la necesidad de que los interlocutores sociales desempeñen un papel de mayor importancia.

¿Cómo concibe el Consejo el refuerzo del papel de los interlocutores sociales? ¿Cómo piensa controlar de modo más eficaz su participación?

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) El Consejo ha acordado siempre una gran importancia al diálogo social. Sin embargo, no le corresponde - y es fácil de entender - preconizar un modelo determinado de diálogo social en el plano nacional, ya que ello compete exclusivamente a cada Estado miembro. Con respecto al diálogo social europeo, no obstante, los interlocutores sociales europeos ya están muy implicados en dos dimensiones de la acción comunitaria; en primer lugar, la coordinación de las políticas económicas y, en segundo lugar, la continuación de la aplicación de la estrategia europea para el empleo.

En relación con esta última dimensión, los interlocutores sociales participan con el Consejo y la Comisión en los trabajos del Comité permanente para el empleo, con miras a facilitar la coordinación de las políticas de empleo de los Estados miembros, armonizándolas con los objetivos comunitarios. Nuestros interlocutores sociales están asimismo asociados a los trabajos del Comité para el empleo; la consulta de los interlocutores sociales en dicho marco es, en esta ocasión, de naturaleza informal.

En el contexto de los esfuerzos tendentes a reforzar la estrategia europea para el empleo, se pedirá a los interlocutores sociales, incluso en el plano nacional, que desempeñen, con ocasión de la revisión de las líneas directrices para el empleo en 2001, un papel más importante respecto a la definición, la aplicación y la evaluación de las líneas directrices que caen dentro de su competencia. Se dará prioridad, en particular, a la modernización de la organización del trabajo, a la formación permanente y al aumento de la tasa de empleo, en especial respecto a las mujeres.

Por otro lado, debe señalarse que corresponde a la Comisión, de conformidad con el artículo 138 del Tratado, consultar a los interlocutores sociales sobre la orientación de una acción comunitaria antes de presentar propuestas en el ámbito de la política social. A título de ejemplo, la Comisión ha consultado recientemente a los interlocutores sociales respecto a la orientación de una acción comunitaria sobre la modernización y la mejora de las relaciones de trabajo.

En cuanto a la modernización del modelo social europeo, los interlocutores sociales serán asociados a los trabajos del nuevo Comité para la protección social, del mismo modo que ya habían sido asociados a los trabajos del antiguo Comité para el empleo y el mercado de trabajo y a los de su sucesor, el Comité para el empleo. Los Quince deberán adoptar, de acuerdo con las conclusiones del Consejo Europeo de Lisboa, una agenda social europea en el Consejo Europeo de Niza, en diciembre de 2000. Se trata de una prioridad importante de la Presidencia francesa. Dicha agenda utiliza como documento de trabajo una comunicación de la Comisión adoptada en el seno del colegio el pasado 28 de junio. La misma será objeto de contribuciones, de consultas, durante la Presidencia francesa, y es evidente que los interlocutores sociales serán estrechamente asociados a la elaboración de dicha agenda social.

 
  
MPphoto
 
 

  Folias (PPE-DE). – (EL) Señor Presidente, le doy las gracias al Sr. Ministro por cuanto nos ha dicho y, por supuesto, comparto —es un hecho— que la importancia y el valor de los interlocutores sociales en la configuración de un nuevo modelo es mucho mayor de lo que cualquiera pueda imaginar. Lo que me gustaría, sin embargo, preguntar es lo siguiente: cuando se mantiene un diálogo trilateral entre las dos partes de la interlocución social y el gobierno nacional, ¿en qué medida puede el gobierno nacional ignorar lo que los interlocutores sociales acuerdan entre sí y proponen en común? ¿En qué medida, por otra parte, pueden comprometer al gobierno, en qué medida deberán comprometer a cualquier gobierno nacional, las propuestas concretas decididas en común por los interlocutores sociales, que son quienes conocen mejor que nadie los problemas de la sociedad, las raíces del paro, y los problemas que deben ser resueltos para poder hacer frente al desempleo?

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) Señor diputado, se podría pensar, efectivamente, en un carácter más vinculante en la materia, pero la vía elegida en la Unión Europea no ha sido esa. Como usted sabe, se trata del carácter subsidiario de los problemas sociales, por una parte, y, por otra, de la elección de un método que denominamos: método abierto de coordinación y de concertación. Estamos logrando unir los problemas de coordinación económica, los grandes objetivos de política económica, los problemas de coordinación en materia social, las líneas directrices para el empleo y las diferentes modalidades, los diferentes organismos que trabajan en ello. Creo que debemos continuar con este planteamiento, porque sabemos que Europa es múltiple. No debe ocuparse de todo. No puede ocuparse de todo. Al mismo tiempo, es necesario reforzar permanentemente la intervención de los interlocutores sociales.

 
  
MPphoto
 
 

  Rübig (PPE-DE). – (DE) Señor Presidente, la interlocución social debería ser una relación de futuro. En primer lugar debería transponerse aquello que ambas partes desean, y para ello el diálogo constituye un requisito esencial e importante.

¿En este contexto cúal es su opinión acerca de las actividades del actual Comité Económico y Social, y qué estima usted debe ser modificado en el mismo para que, en el futuro, este Comité pueda ser más intensamente involucrado en los trabajos?

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) El Consejo no tiene respuesta, en la fase actual, para esta pregunta.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. - Pregunta nº 4 formulada por Glyn Ford (H-0697/00):

Asunto: Profesor A. Pelinka y Austria

¿Tiene conocimiento el Consejo del caso del Profesor Anton Pelinka cuyo trabajo en el Observatorio Europeo ha sido deliberadamente obstaculizado y saboteado por el Gobierno austríaco y, como consecuencia de ello, se ha visto obligado a dimitir de su puesto de vicepresidente y miembro del Comité de gestión del Observatorio?

¿No considera el Consejo que se trata de un caso evidente de interferencia política del tipo de los que muchos se temían tras la llegada al Gobierno del Partido Liberal de Austria?

¿No considera el Consejo que este caso justifica la imposición de sanciones y el mantenimiento de las sanciones ya impuestas?

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) El Consejo tiene conocimiento de la dimisión del profesor Pelinka de su puesto de vicepresidente del Observatorio Europeo para los fenómenos racistas y xenófobos el 31 de mayo pasado. Sin embargo, las medidas adoptadas por 14 Estados miembros el 31 de enero, que serán revisadas o, en todo caso, que deberán volver a examinarse a la luz del informe de los sabios, tienen un carácter estrictamente bilateral. En tal sentido, éstas no ponen en entredicho a las instituciones de la Unión y, por consiguiente, el Consejo no está autorizado para pronunciarse sobre el mantenimiento, en su caso, de las mismas. Como usted sabe, el 12 de julio el Presidente del Tribunal Europeo de Derechos humanos designó tres expertos para comprobar concretamente si el Gobierno austríaco había o no transgredido los valores europeos comunes desde su entrada en funciones, el 4 de febrero, y también para estudiar la naturaleza política, ciertamente particular, del FPÖ. Evidentemente, los Estados miembros estudiarán con el mayor interés el informe de dichos expertos cuando éste sea publicado, lo cual, según mis informaciones, no tardará en producirse.

 
  
MPphoto
 
 

  Ford (PSE). – (EN) Señor Presidente, he tenido el honor de ser miembro del Comité Consultivo sobre el Racismo y la Xenofobia, del Consejo de Ministros, junto con el Profesor Pelinka. El Profesor Pelinka es una persona muy apreciada y en ocasiones tan excesivamente meticulosa que procuraba evitar que nos excediéramos en nuestras recomendaciones y que actuaba como un freno para algunos de nosotros que con su entusiasmo querían superar todas las barreras.

No sé si el Consejo sabe que el Comite de gestión del Observatorio Europeo de Viena ha aprobado una resolución en la que lamenta la dimisión del Profesor Pelinka y los hechos que han originado dicha dimisión. ¿Está dispuesto el Consejo a señalar a la atención de los Tres Sabios el mencionado incidente y a pedirles que lo incluyan en su informe porque, sin duda alguna, puede ser un buen ejemplo de la forma en que el actual gobierno de Austria subestima nuestros valores europeos comunes?

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) Señor diputado, como miembro del Gobierno francés tengo mi opinión, a título personal, sobre esta cuestión, e imagino que, en parte, la conocerá. En cualquier caso, en Austria es conocida. Pero aquí me expreso en nombre del Consejo, y le repito que las medidas fueron adoptadas bilateralmente y no en el marco de la Unión.

Con respecto al informe de los sabios - que, por definición, les incumbe a ellos - no dudo que en el trabajo a fondo que habrán realizado sobre Austria, tras efectuar cierto número de consultas, tomarán en cuenta, así lo espero, las diferentes situaciones. En cualquier caso, ese es el mandato que se les ha confiado.

 
  
MPphoto
 
 

  Sjöstedt (GUE/NGL). – (SV) He escuchado con gran interés la respuesta de la Presidencia francesa. El caso Pelinka es un asunto jurídico muy importante que, puede decirse, constituye una intervención directa en la libertad de expresión, puesto que se usa todo el aparato judicial para silenciar la crítica política. Ahora el Presidente del Consejo ha declarado que no puede pronunciarse “como Consejo de Ministros”, pero quizás pueda hacerlo en su calidad de miembro del gobierno francés. ¿No se considera esto grave y no debiera incluirse en las conclusiones que se extraen del informe de los hombres sabios?

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) Creo que la postura del Gobierno francés e incluso la de las autoridades francesas respecto a este caso se conocen desde el principio. Fuimos de los primeros en reclamar medidas bilaterales. Pero, lo repito, aquí me expreso en nombre de la Presidencia del Consejo de la Unión Europea, y las medidas no se inscriben en el marco de las instituciones europeas, sino que se trata de medidas bilaterales tomadas por 14 Estados miembros en contra de un decimoquinto país.

Esto es lo que quería decir, señor diputado, y repito también en este caso que, por definición, si se quiere que un informe de los sabios sea prudente, hay que dejarlos trabajar serenamente, sin tratar de influir al respecto. Confío en esas personalidades importantes en el ámbito político y jurídico, entre las que figura, ocupando un lugar destacado, el ex Presidente finlandés Ahtisaari, quien ha demostrado, por su experiencia, que sabía analizar situaciones complejas.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. - Pregunta nº 5 formulada por Cristina Gutiérrez Cortines (H-0597/00):

Asunto: Solicitud de una valoración documentada de la escolarización de los niños y jóvenes en los países candidatos a ingresar en la UE

Dada la crisis económica y los profundos cambios estructurales que han tenido lugar en la mayoría de los países candidatos a la ampliación, desearía saber si todos los niños y jóvenes de estos países están escolarizados, hasta qué edad está implantada la enseñanza obligatoria en estos países y si puede garantizarse en alguna medida que todos los futuros ciudadanos europeos estarán escolarizados.

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) El Consejo dispone de las últimas estadísticas proporcionadas por Eurostat, que tengo en mis manos, y estoy dispuesto a entregárselas a su Señoría. Estos datos se refieren al año escolar 1997-1998, ya antiguo, y muestran que en 11 países candidatos a la adhesión, la duración de la escolaridad obligatoria es de nueve o diez años, es decir: hasta la edad de 15 ó 16 años, según los casos. Por lo tanto, se puede estimar en alrededor del 90% el porcentaje de los jóvenes de 16 años y en el 60% el de los jóvenes de 18 años que deben ser escolarizados. Aún no se disponen de estadísticas fiables para Chipre y Malta, y la colaboración de Eurostat con Turquía en el ámbito de las estadísticas sobre educación aún no se ha iniciado, pero es comprensible que no sea fácil hacerlo en materia retroactiva.

Para obtener una mayor información, su Señoría puede también consultar una colección intitulada Les chiffres-clés de l´éducation en Europe, realizada por Eurídice en colaboración con Eurostat, y publicada por la Comisión en alemán, en inglés y en francés. Voy a hacer algo de publicidad, diciendo que la edición 1999-2000 ya está disponible.

Finalmente, con respecto a la escolarización de todos los ciudadanos europeos, hay que señalar que corresponde a cada Estado miembro y a cada país candidato a la adhesión asegurarse de que se logrará dicho objetivo. Repito que pongo a disposición de la Sra. Gutiérrez Cortines, las estadísticas de que dispongo en este momento.

 
  
MPphoto
 
 

  Gutiérrez Cortines (PPE-DE). - En efecto, he consultado las estadísticas y he consultado la información que da la Fundación Europea para la Educación, y me sorprenden las delicias, la novela rosa que cuentan sobre la situación en los países del Este.

Las noticias que tenemos, a título particular, coinciden en que, de la misma manera que ha caído el sistema, se ha declarado una gran crisis, hay problemas en muchísimos sitios; en las zonas rurales, muchísimos profesores prácticamente no están cobrando, y no creo que con la crisis de cambio estructural que sufre el resto del sistema se haya conseguido mantener la educación en la situación tan beatífica y maravillosa que reflejan las estadísticas.

Me preocupa, por tanto, que no haya alguna manera de sondear y de buscar. Porque está claro que, más allá de la subsidiariedad, podríamos decir incluso de la legitimidad formal, hay una legitimidad moral, nuestro compromiso para que en el medio rural, en la Europa nueva, en los nuevos países que van a adherirse, no quede ni un niño sin acceso a la educación y que no disfrute, como lo merece, el derecho a la educación.

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) Yo me basaba en lo que disponía, es decir; en las estadísticas. No quiero hacer un juicio cualitativo, lo que sería, naturalmente, arriesgado. Repito a su Señoría que pongo a su disposición un cuadro que demuestra, efectivamente, que lo que he dicho oculta algunas disparidades. Es evidente que existe una media, pero también existen casos más o menos favorables que revelan sin ninguna duda situaciones in situ que son totalmente desiguales. Le entregaré este cuadro sintético, si así lo desea, Señoría.

 
  
MPphoto
 
 

  Αlavanos (GUE/NGL). – (EL) Señor Presidente, a propósito de la pregunta de la Sra. Gutiérrez Cortines, quisiera plantear un asunto sobre los estudios universitarios en los países candidatos a la adhesión; un asunto que afecta, sin embargo, no a jóvenes de esos países, sino a jóvenes de países de la Unión Europea, Grecia, por ejemplo, un gran número de los cuales cursa estudios en universidades de los países candidatos a la adhesión. Y mi pregunta al Sr. Presidente en ejercicio es si hay alguna idea, alguna perspectiva, algún plan, en el sentido de que la directiva sobre el reconocimiento recíproco de los títulos de la enseñanza universitaria, que rige para los quince, rija también para los países candidatos a ingresar en la UE. ¿Cuándo ocurrirá esto? ¿Cuando culmine el proceso de adhesión? ¿Podría ser antes, de manera que se pudieran ir resolviendo los problemas existentes? Comprendo que el Sr. Presidente en ejercicio tal vez no tenga la respuesta en este momento; si la tiene, o cuando la tenga, me gustaría que nos lo hiciera saber.

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) Puedo dar una primera respuesta en el sentido de que uno de los objetivos de la Presidencia francesa, como quizá usted sepa, consiste en lo que denominamos: espacio europeo de la búsqueda de conocimientos. Trabajamos en ello con Jacques Lang, con el cometido de suprimir todos los obstáculos a la movilidad de los estudiantes, de los profesores, de los investigadores, lo que también supone, naturalmente, una armonización del reconocimiento de los títulos. Esto es lo que deseamos hacer por la Unión Europea. No es fácil. Considero que, para nosotros mismos, el hecho de fijarnos un objetivo de cinco años sería una verdadera consecución.

Pero, por lo demás, resulta complicado lograr una armonización con países que aún no son miembros de la Unión Europea. Aunque es posible imaginar que si ello se convierte en la ley de la Unión Europea, entonces también será la ley de la Unión en cuyo marco los países candidatos desean y van a adherirse. El problema de saber si se trata de un enfoque similar al del mercado interior o al del espacio de Schengen puede plantearse posteriormente. Pero aún tenemos, en efecto, algunos años para reflexionar.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. - Pregunta nº 6 formulada por María Rodríguez Ramos a quien sustituye el Sr. Medina Ortega (H-0605/00):

Asunto: Directivas de negociación del capítulo agrícola del Acuerdo de Libre Cambio con el Magreb

La Comisión ha presentado su propuesta de Directivas de negociación de Acuerdo de Libre Cambio con Marruecos, Túnez e Israel en el Grupo "Magreb" del Consejo. Dicha propuesta comprende todas las medidas de liberalización teóricamente posibles: desde el incremento de contingentes a la reducción de aranceles pasando por distintas fórmulas de gestionar los precios de entrada.

¿Puede informar el Consejo del alcance y contenido de ese mandato?

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) Marruecos, Túnez, Israel, son los tres socios mediterráneos de la Unión Europea cuyo acuerdo de asociación euromediterráneo ha entrado en vigor. Estos acuerdos suponen una cláusula de examen periódico agrícola por la cual las partes se comprometen a prever una mayor liberalización de sus intercambios agrícolas, y dicho proceso constituye un complemento del desmantelamiento arancelario progresivo, destinado a preparar la creación de la zona de libre cambio industrial en el horizonte 2010. El mandato se limita estrictamente a la agricultura. Por lo tanto, no afecta, por ejemplo, a los productos pesqueros, que son objeto de negociaciones en un marco diferente. Los acuerdos de asociación con Marruecos, Túnez e Israel establecen que, a partir del 1 de enero de 2000, la situación de los intercambios agrícolas será examinada con miras a establecer medidas de liberalización progresivas, a contar del 1 de enero de 2001.

Las negociaciones que se entablarán deben, pues, permitir reforzar dicha asociación euromediterránea. Éstas tienden asimismo a lograr un mayor equilibrio en los intercambios agrícolas con los tres países afectados, con respecto a los cuales la Unión conoce un déficit estructural. La Unión Europea constituye el primer mercado de las producciones agrícolas de sus socios y absorbe las dos terceras partes de sus exportaciones. Actualmente, el 95% de las exportaciones de productos agrícolas de Marruecos, de Túnez y de Israel hacia la Unión están exentos de derechos arancelarios. El Consejo aprobó el 20 de julio de 2000 el mandato de negociación de la Comisión; dicho mandato contiene líneas directrices generales. Se trata de favorecer un mejor acceso al mercado de los países socios respecto a los productos comunitarios, así como lograr un mayor equilibrio de las preferencias recíprocas, incluyendo la exención de derechos arancelarios para los nuevos productos. El mandato también define el margen de maniobra que se ha dado a la Comisión para lograr el reajuste de los intercambios y concluir las negociaciones. A petición de los Estados miembros, las medidas que pueden dar lugar a concesiones están claramente delimitadas. El mandato autoriza, en consecuencia, al negociador comunitario a establecer para los socios mediterráneos la concesión, en su caso, de preferencias arancelarias para nuevos productos o la mejora de concesiones ya existentes, pero teniendo en cuenta la sensibilidad de algunos productos y de los mecanismos de la política agrícola común. El mismo aclara, en este sentido, que la Comisión procederá, en colaboración con los Estados miembros, a una evaluación del posible efecto de las concesiones en los intereses económicos y comerciales de la Unión, y está claro que el Consejo sólo se decidirá a la vista de los resultados de dicha evaluación.

 
  
MPphoto
 
 

  Medina Ortega (PSE). - Señor Presidente, me tranquiliza que el Consejo también tenga en cuenta en esta negociación la sensibilidad de determinadas regiones y determinados productos, sobre todo, en el sector agrícola. En este momento hay sectores agrícolas en la cuenca mediterránea, y también en las regiones ultraperiféricas de la Comunidad, que podrían resultar amenazados como consecuencia de las propuestas de concesiones muy generosas por parte de la Comisión.

Simplemente querría insistir, y animar al Consejo a seguir en esta línea de mantener la máxima vigilancia para que dichos sectores no queden dañados de manera fundamental por concesiones demasiado generosas.

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) Creo que se trata de la filosofía en cuyo marco iniciamos dicha negociación. Por lo tanto, no puedo sino aprobar esta intervención complementaria, que no reviste carácter de pregunta.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. - Pregunta nº 7 formulada por Alexandros Alavanos (H-0610/00):

Asunto: Asociación Unión Europea-Turquía

Durante la aprobación del Reglamento (CE) 764/2000(1), relativo a la realización de acciones encaminadas a profundizar la unión aduanera UE-Turquía, a propuesta de la Comisión, se incorporaron en esencia las enmiendas del Parlamento referentes a la democratización, el respeto de los derechos humanos y los derechos de las minorías en Turquía. A raíz de lo anterior, surge la inquietud de si la "asociación", que -según diversas informaciones- se prevé debatir en el Consejo a finales de año, insistirá en los términos y requisitos políticos establecidos en la Cumbre de Helsinki.

¿Se propone quizás el Consejo adoptar la propuesta de reglamento relativo a las acciones encaminadas a lograr el desarrollo económico y social de Turquía (COM(2000)169) junto con la asociación? ¿Puede confirmar que los requisitos políticos de Helsinki se describirán con claridad en la asociación y que los mecanismos de control (screening) de cualquier avance hacia la democratización de Turquía funcionarán como en el caso de los restantes países candidatos?

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) Tras la adopción, el pasado 10 de abril, del reglamento destinado a favorecer la profundización de la unión aduanera entre la Unión y Turquía, el Consejo adoptó el pasado 13 de junio su posición común sobre la propuesta de reglamento financiero relativa al desarrollo de acciones tendentes al desarrollo económico y social de Turquía. Esta posición común fue transmitida al Parlamento Europeo, para segunda lectura, en el período parcial de sesiones de julio de 2000. El Consejo espera con interés el dictamen de éste.

Como sabe su Señoría, el Consejo Europeo de Helsinki reconoció, en diciembre de 1999, la candidatura de Turquía en igualdad de derechos y obligaciones en relación con los demás candidatos y decidió la aplicación de una estrategia de preadhesión para dicho país. En Feira, los Jefes de Estado y de Gobierno pidieron a la Comisión que presentara lo antes posible propuestas referentes al marco financiero único de ayuda a Turquía y la asociación para la adhesión. El colegio de comisarios, como su Señoría sabe, aprobó a finales de julio una propuesta de reglamento del Consejo relativa a la instauración de la asociación para la adhesión de Turquía, y sobre la base de dicho reglamento la Comisión someterá posteriormente al Consejo su propuesta de asociación, y recogerá, según el modelo adoptado para los demás candidatos, las prioridades y objetivos a corto y a medio plazo para la preparación de la adhesión.

La Comisión presentará a continuación su propuesta relativa a la creación de un marco financiero único. Es evidente que durante la elaboración de dicha asociación, el Consejo velará, en particular, por el respeto de los criterios políticos de adhesión, sobre todo en los ámbitos de los derechos humanos, del Estado de derecho, del sistema judicial. Asimismo, se ocupará del seguimiento y del control de la adecuación de la legislación turca tanto en este como en los demás ámbitos, a fin de que dichos criterios se garanticen de la misma manera que con respecto a los demás países candidatos. En este sentido, hay que señalar que se ha iniciado en el seno del Consejo de asociación UE-Turquía la preparación del examen de la legislación turca en todos los ámbitos del acervo comunitario. Además, el Consejo Europeo de Feira pidió a la Comisión que informara al Consejo sobre los trabajos iniciados en tal sentido.

 
  
MPphoto
 
 

  Αlavanos (GUE/NGL). – (EL) Le agradezco al Sr. Ministro la respuesta, aunque he de señalar que mi pregunta planteaba la cuestión de si los requisitos de Helsinki se contemplarán en la relación de asociación, y ha evitado responder sobre este asunto. Y por ello me gustaría volver sobre la cuestión y concretar y actualizar la pregunta. Los quince, y en primer lugar la Presidencia han recibido una carta del Sr. Gem, que pide, hace algunos días, que en el acuerdo de asociación que se está preparando entre Turquía y la Unión Europea no se haga mención alguna a los artículos cuatro y nueve de Helsinki, uno de los cuales se refiere a las relaciones greco-turcas —relaciones fronterizas, como dice—, y el otro, al asunto de los avances en la cuestión de Chipre. Quisiera, pues, dirigir una nueva pregunta al Sr. Ministro y replantear la cuestión a la que ha evitado responder: ¿Se hará mención clara a los requisitos de Helsinki sobre la cuestión de Chipre y las relaciones greco-turcas, o, por el contrario, serán aceptadas las propuestas del Sr. Gem? ¿Qué respuesta da el Consejo al Sr. Gem?

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) No tengo la respuesta precisa para esta cuestión. Lo que sí recuerdo es el Consejo Europeo de Helsinki, puesto que yo participaba en dicha discusión en aquel momento, al haber tenido la ocasión de realizar una pequeña misión diplomática en Turquía y en Grecia, y las conclusiones de Helsinki son las que se imponen a nosotros y a todos. Es nuestra regla común. Hemos negociado sobre esta base.

 
  
MPphoto
 
 

  Κorakas (GUE/NGL). – (EL) Señor Ministro, nueve meses después de la proclamación de Turquía como país candidato en Helsinki, e independientemente de mi opinión contraria a la adhesión de Turquía, ¿creen ustedes que hay algún progreso en el ámbito de la democratización, cosa que se planteaba como condición para el ingreso, o constatan la realidad que habíamos previsto entonces, es decir, que la resolución de Helsinki envalentonaría al régimen turco, que seguiría ejerciendo su inhumana política?

De hecho no constatamos —y pueden verlo— progreso alguno en la democratización de la constitución y del código penal, y sí constatamos prohibición de partidos —como el comunista—, insostenible situación en las cárceles, trato inhumano a los presos políticos, creación de las celdas F —que consisten en el más duro e inhumano aislamiento—, humillación de los abogados que defienden a los presos políticos, nuevos bombardeos de pueblos kurdos de Iraq, nuevos apaleamientos, detenciones en Diyarbakir, Estambul y otros lugares, con ocasión de los actos del primero de septiembre, día internacional de la paz. Igualmente, la ocupación del 38% de Chipre no sólo continúa tras la salvaje invasión del 74 —en contra de las repetidas resoluciones de la ONU, que Turquía desprecia del modo más provocador—, sino que el Sr. Ecevit declara que el problema de Chipre quedó resuelto en 1974, y se niega a cumplir las resoluciones y a pagar...

(El orador es interrumpido por el Presidente)

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) No comparto lo que parece ser el fundamento de su pregunta, es decir, la oposición a la candidatura turca. Dicha candidatura turca, por otro lado, ha sido posible gracias a un acercamiento entre Grecia y Turquía, del que me felicito, y que - así espero - continuará bajo la hábil dirección de dos jefes de la diplomacia, el Sr. Papandreu y el Sr. Gem, ambos amigos míos. Dicho esto, lo repito, dicha candidatura turca ha sido aceptada en igualdad de derechos y de deberes. Para que Turquía pueda adherirse a la Unión Europea, será necesario que se adhiera a sus valores y, por lo tanto, que realice los esfuerzos necesarios. Al mismo tiempo, debemos acoger sus esfuerzos de manera positiva. Nueve meses es, indudablemente, un lapso de tiempo importante para la gestación de un ser humano, pero para la gestación de un candidato es muy corto.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. - Pregunta nº 8 formulada por John Joseph McCartin (H-0614/00):

Asunto: Subvenciones agrícolas en los Estados Unidos

¿Ha tenido en cuenta el Consejo los recientes e importantes aumentos en las subvenciones del Gobierno de los Estados Unidos a sus agricultores, que ya representan más de 160.000 euros por agricultor? ¿Constituyen estas subvenciones una violación de los acuerdos de la OMC? ¿Piensa el Consejo proponer alguna acción al respecto?

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) Los Estados Unidos no han notificado aún a la OMC las medidas a las que se refiere su Señoría, y que podrían ser examinadas en virtud del artículo 18 del acuerdo sobre el sector agrícola en el marco de la OMC. Por otro lado, conviene recordar que las subvenciones agrícolas forman parte de las cuestiones tratadas en las negociaciones iniciadas en junio de 2000 en el marco de la OMC. Durante estas negociaciones, que se basan en los principios enunciados en el artículo 20 del acuerdo sobre el sector agrícola, se establece asimismo que se examine la aplicación de los compromisos de reducción asumidos en los acuerdos de Marrakech, en 1994.

La Comisión informa regularmente a los organismos competentes del Consejo sobre el progreso de dichas negociaciones, así como de las demás actividades emprendidas en el ámbito de los organismos agrícolas de la OMC, y si la Comisión lo considera útil someterá al Consejo el asunto de la conformidad de la política de subvención de los Estados Unidos a los compromisos suscritos en la ronda de Uruguay y de las posibles medidas que deben adoptarse en tal sentido.

 
  
MPphoto
 
 

  McCartin (PPE-DE). – (EN) Quisiera suscitar ante el Presidente en ejercicio la cuestión del cambio en la política americana desde que en la Unión Europea cambiamos radicalmente la orientación del apoyo que prestábamos a la agricultura, tras la última ronda de negociaciones del GATT. El Gobierno de los Estados Unidos ha duplicado holgadamente la cuantía de los subsidios que abona a cada agricultor. Al mismo tiempo la Unión Europea, en aplicación de sus políticas que nos impusieron el grupo de liquidación y los Estados Unidos, ha reducido su participación en los mercados mundiales en el sector de los productos lácteos, el sector de los cereales y el sector de la carne. Estimo que el Gobierno americano, al duplicar el nivel de la ayuda que presta directamente a sus agricultores, ha cogido a contrapié a la Unión Europea y que la política que nos ha llevado a reducir nuestra participación en los mercados mundiales es una política anticuada y requiere revisión.

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) No entraré en los pormenores, pero nos basamos, efectivamente, en este género de consideraciones para rechazar las agresiones que se han podido cometer en contra de la política agrícola común y de nuestro propio sistema, y por eso es por lo que también la Unión Europea ha adoptado, con respecto a la OMC, un mandato de negociación global tendente a proteger el modelo social y el modelo agrícola, por no mencionar el modelo cultural europeo. Tenga la seguridad de que dicho mandato sigue siendo, para nosotros, la base de negociaciones posteriores.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. - Pregunta nº 9 formulada por Myrsini Zorba (H-0616/00):

Asunto: Modificación del procedimiento de unanimidad para la adopción de las decisiones sobre temas culturales con vistas a la Conferencia Intergubernamental

El patrimonio cultural común de Europa, dentro del desarrollo de las culturas de los Estados miembros y del respeto de la diversidad, se considera un aspecto importante de la integración europea, y se recoge en el artículo 151 del TUE. Más en particular, en el mismo artículo se indica que la Comunidad favorecerá la cooperación entre los Estados miembros y, en caso necesario, completará y apoyará su acción en determinados ámbitos especialmente sensibles.

Sin embargo, las correspondientes decisiones deben adoptarse por el procedimiento de unanimidad, lo que constituye un obstáculo para la adopción de importantes decisiones en materia de cultura.

Dado que existen muchas realidades y políticas culturales distintas, que se observan grandes desigualdades culturales en el ámbito de las infraestructuras, acentuadas por la introducción de las nuevas tecnologías, y que sería necesario adoptar más decisiones sobre cultura con un método más flexible, ¿puede indicar el Consejo si está previsto que la Conferencia Intergubernamental modifique esta situación jurídica, de forma que las decisiones se adopten por el procedimiento de mayoría cualificada y de qué forma se ha aplicado hasta ahora el apartado 4 del artículo 151, que establece que se tendrán en cuenta los aspectos culturales en todas las acciones de la UE?

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) Es cierto que la ampliación de la votación por mayoría cualificada a sectores de actividad de la Unión Europea que en este momento requieren la unanimidad, constituye, precisamente, uno de los principales desafíos de la Conferencia Intergubernamental, actualmente en curso. Se trata de un desafío democrático esencial. En una democracia, se decide por mayoría, y no por unanimidad. En este contexto, el artículo 151 constituye una de las disposiciones que podrían estar comprendidas en la regla de la mayoría cualificada.

La Sra. Zorba estará de acuerdo conmigo en que es aún demasiado pronto para indicar en qué sentido evolucionarán los trabajos de la Conferencia Intergubernamental, aun cuando me parezca posible - lo digo con prudencia - que se logre rápidamente un consenso sobre el artículo 151, ya que no se puede disentir en todo. Con respecto a la manera en que se ha aplicado el apartado 4 del artículo 151 del Tratado, responderé simplemente que el respeto y la promoción de la diversidad de las culturas europeas son la parte central de todo el edificio comunitario.

 
  
MPphoto
 
 

  Ζorba (PSE). – (EL) Señor Ministro, quienes son conscientes de la gran necesidad de una política cultural en la Unión Europea son conscientes también de que la Conferencia Intergubernamental —y estoy de acuerdo con usted— es la gran ocasión para cambiar la unanimidad. Claro está que la Conferencia Intergubernamental no es un proceso extraño y sin relación alguna con el Consejo. No cabe duda de que toma en consideración todos los puntos de vista y todas las necesidades. No funciona en el vacío. Mi pregunta, pues, es si el Consejo comparte el criterio de cambiar la unanimidad y si lo impulsa en la Conferencia Intergubernamental. Cuanto más avanzan las políticas económicas, más necesario se hace el estudio de las consecuencias culturales de esas políticas, y, por consiguiente, el desarrollo de una política cultural de cohesión. Este sentido tenía mi pregunta, y creo que no deberíamos sentarnos tranquilamente a esperar, porque tal vez entonces sea demasiado tarde. No estoy muy segura de que el acuerdo vaya a ser fácil.

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) El Consejo como tal, por definición, no es miembro de la Conferencia Intergubernamental. Le pido que confíe en la Presidencia francesa del Consejo y del Consejo Europeo para hacer progresar esta causa de la extensión de la votación por mayoría cualificada. Dejo de lado un segundo mi papel, para decirle que deseamos que la mayoría cualificada se convierta en la regla y que la unanimidad sea la excepción, mientras que lo que hoy predomina es más bien la situación inversa.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. - Pregunta nº 10 formulada por María Izquierdo Rojo (H-0617/00):

Asunto: Coste de la ampliación y agricultura mediterránea

A la vista de las previsiones y las últimas propuestas legislativas sobre agricultura mediterránea que afectan a producciones tales como algodón, arroz, frutas y hortalizas, tomates, frutos de cáscara y aceite de oliva, entre otras, con grave impacto negativo sobre el empleo y el progreso social de estas zonas pobres de Europa, y teniendo en cuenta los planes presupuestarios con vistas a la ampliación de la UE, quisiera preguntar al Consejo: ¿cómo evitará que, de hecho, sea la agricultura mediterránea la que acabe pagando el coste de la próxima ampliación?

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) Entiendo las preocupaciones en las que se basa la pregunta de su Señoría. Sin embargo, creo que en su pregunta existen reflexiones de diferente naturaleza.

Repito brevemente su afirmación preliminar: puesto que las reformas en curso de las organizaciones comunes de mercados se refieren a producciones mayoritariamente mediterráneas, tienen por objetivo permitir la adaptación a la competencia extraeuropea - generalmente muy dura - de dichos mercados y estabilizar estas producciones en el seno de la Unión. Lo que se busca es, pues, mantener el empleo en las zonas que, en general, ofrecen escasas posibilidades de reconversión en otros cultivos.

Dentro de este espíritu, el Consejo se pronunciará, en su momento, sobre propuestas legislativas elaboradas por la Comisión. Los ministros de Agricultura de la Unión, que hoy finalizan una reunión iniciada el sábado en Biarritz, en el marco de sus reuniones semestrales informales, acaban de señalar, por otro lado, su voluntad de orientar de una manera más clara que antes las políticas agrícolas, con el objetivo de aumentar la calidad y la diversidad de los productos.

Su Señoría menciona en una segunda parte de su pregunta, el efecto presupuestario de la ampliación de la Unión, que carece, desde mi punto de vista, de vínculos directos con la adopción de las reformas de las OCM a las que acabo de referirme. El efecto presupuestario de la ampliación ha sido objeto de sustanciosas discusiones con ocasión del Consejo Europeo de Berlín, en marzo de 1999, en el que se establecieron las perspectivas financieras para el período 2000-2006. Las perspectivas financieras indican, para cada año del período, para cada rúbrica, importes de gastos en créditos de compromiso, y dichos créditos de compromiso establecidos en concepto de las diferentes rúbricas de las perspectivas financieras no son fungibles.

Por consiguiente, los gastos relativos a la ampliación no pueden financiarse a expensas de los gastos agrícolas inscritos en la rúbrica 1 de las perspectivas financieras. Por eso no creo que la agricultura mediterránea pueda cubrir los gastos de la futura ampliación, en el marco de las perspectivas financieras 2000-2006. Naturalmente, debemos encontrar, llegado el momento, en cualquier caso en 2005 a más tardar, un nuevo acuerdo institucional relativo a las próximas perspectivas financieras; pero este plazo, como usted comprenderá, está demasiado lejos para que podamos, razonablemente, abordarlo hoy.

 
  
MPphoto
 
 

  Izquierdo Rojo (PSE). – Con el fin de evitar el impacto negativo de la ampliación en el Mediterráneo, ¿estaría dispuesto a formular algún tipo de recomendación en este sentido? Realmente, con sus hechos y sus propuestas, el Comisario de Agricultura Fischler ha hecho que este impacto antimediterráneo de la ampliación sea una realidad. Son un hecho los temores al respecto en toda el área mediterránea. Puesto que veo que el Consejo está firme en su voluntad política, y para evitar –como usted dice- que pueda producirse algo de este tipo, no con las intenciones sino con los hechos, quisiera preguntarle si la Presidencia francesa, antes de que concluya, estaría dispuesta a formular, en la manera que estime oportuna, algún tipo de recomendación que disipe esos temores, es decir, que de ninguna manera el coste de la ampliación será pagado por las producciones mediterráneas.

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) No voy a improvisar aquí recomendaciones particulares sobre esta cuestión. Lo único que puedo asegurarle, señora, es que, para nosotros, las perspectivas financieras, negociadas con dificultades en Berlín, constituyen un marco que nos será extremadamente difícil de cambiar. No deseamos hacerlo. Así pues, repito, volveremos a hablar en 2005.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. - Pregunta nº 11 formulada por Anna Karamanou (H-0619/00):

Asunto: Ataque a la minoría griega en la localidad de Dervidsana en Albania

Los ciudadanos griegos de Dervidsana, una localidad situada en Albania, pasaron la noche del 3 a 4 de julio de 2000 en refugios, después de soportar un ataque con misiles anticarro proveniente de la localidad vecina de Lazarati. Las fuerzas de policía que se desplazaron al lugar no detuvieron a nadie. Este ataque a la minoría griega no es el primero que se produce. La semana anterior, el Consejo de Europa había enviado una recomendación al Gobierno albanés, exhortándolo a adoptar medidas para garantizar la protección de las minorías residentes en Albania. Teniendo en cuenta, además, la adopción, por parte del Consejo, los días 13 y 14 de junio de 2000, del plan de acción en favor de Albania, ¿puede indicar el Consejo qué acciones políticas piensa emprender y qué medidas inmediatas piensa tomar para reforzar la seguridad de la región y garantizar la integridad física así como los derechos fundamentales de las minorías?

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) El Consejo ha tenido conocimiento del incidente armado que se produjo durante la noche del 3 al 4 de julio de 2000 desde la localidad de Lazarati contra Dervitsani, en el que se utilizaron armas automáticas y explosivos. Según las informaciones de que dispone el Consejo, los disparos provenían de un reducido grupo de personas que, al parecer, se proponían impedir a la policía albanesa que procediera a efectuar arrestos en su localidad. Aun cuando la minoría griega no era el objetivo de dicho ataque, este incidente ha contribuido, no obstante, a crear un clima de inseguridad en la región.

La Unión Europea apoya los esfuerzos del Gobierno albanés tendentes a reestructurar y modernizar las fuerzas de policía, a fin de reforzar la seguridad de los ciudadanos albaneses y de la región. El elemento multinacional de consejo en materia de policía para Albania, establecido bajo la autoridad del Consejo de la UEO y desplegado en Albania desde 1997, ha ampliado y desarrollado el campo de su misión, tras la adopción, en marzo de 1998, de una acción común relativa a la contribución de la Unión Europea para el restablecimiento de una fuerza de policía viable en Albania.

Tras la adopción del programa de acción para Albania y la región limítrofe, el Consejo está actualmente examinando las medidas propuestas, a fin de identificar aquellas medidas que podrán aplicarse rápidamente. El programa de acción está esencialmente destinado a las cuestiones vinculadas a los problemas de migración y de asilo.

No obstante, entre las medidas propuestas figuran también proyectos en el ámbito de los derechos humanos y de la protección de las minorías. La Unión Europea, por otro lado, está actuando en estos sectores. Al ser un país que puede acogerse a un acuerdo de asociación y de estabilización, le aseguro que la Unión Europea sigue de cerca los resultados de Albania en materia de respeto de los principios democráticos, de los derechos humanos, de los derechos de las minorías, así como en materia de orden público y del Estado de derecho.

 
  
MPphoto
 
 

  Κaramanou (PSE). – (EL) Le doy las gracias al representante del Consejo por su respuesta. No obstante, con mi pregunta quería señalar una vez más los grandes problemas existentes en los países balcánicos, problemas relacionados con las carencias económicas y sociales, y, sobre todo, con el hecho de que no funcionen las instituciones democráticas. La agresión sufrida por la minoría griega es uno de los muchos incidentes provocados a diario en Albania. Por ello, mi pregunta, señor representante del Consejo, es en qué medida están ustedes dispuestos a ofrecer verdadero apoyo a Albania, al objeto de que funcione el estado de derecho. Y no hemos visto que esto se contemple en el plan de acción para Albania decidido por el Consejo. En el plan de acción se centran ustedes mucho más en la contención de la emigración, en cómo enviar a los emigrantes de vuelta a Albania —que, por supuesto, no es un país seguro—, que en cómo podemos brindarle a este país los medios para desarrollarse. Y es que creo que hemos prometido muchas cosas a los Balcanes y que no estamos ahora dispuestos a cumplir lo prometido. Quiero respuestas a esto, señor representante del Consejo.

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) Comparto su opinión, Señoría, sobre el hecho de que los incidentes referidos parecen responder, a priori, al problema general de seguridad y de orden público en Albania más que a una acción hostil dirigida contra la minoría griega. Se trata, en este caso, de un problema general, y hay que abordarlo, pues, como tal.

El plan de acción en favor de Albania, al que usted se refiere, es un plan de acción dirigido a Albania y a la región limítrofe del grupo de trabajo de alto nivel "Asilo e emigración", aprobado por el Consejo de Asuntos Generales el pasado 13 y 14 de junio. El mismo tiene por objeto, efectivamente, definir y coordinar los medios de la Unión Europea, con miras a responder a los problemas de asilo y de emigración en Albania y en los países vecinos; por lo tanto, no está dirigido a promover los derechos de una minoría, en particular.

No obstante, entre las acciones propuestas figuran proyectos o programas tendentes a fortalecer la democracia, el respeto de los derechos humanos y de las minorías, en general. Los grupos de trabajo del Consejo están actualmente examinando las diferentes medidas propuestas, a fin de identificar aquellas medidas que podrían aplicarse en breve plazo. El Consejo Europeo de diciembre, en Niza, espera un informe provisional al respecto.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. - Pregunta nº 12 formulada por Esko Olavi Seppänen a quien sustituye Jonas Sjöstedt (H-0622/00):

Asunto: Reducción de la ayuda de Tacis a Rusia

La Unión Europea ha castigado a Rusia por sus acciones militares en Chechenia reduciendo las ayudas que recibía del programa Tacis. En el Consejo Europeo de Feira se decidió suavizar las sanciones. ¿En qué condiciones opina el Consejo que podrían concederse ayudas de Tacis a Rusia en este y en el próximo año?

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) Tras el Consejo Europeo de Feira, el Consejo de Asuntos Generales del pasado 10 de julio pidió a la Comisión que reactivara la preparación de un programa TACIS indicativo, en favor de Rusia, para los años 2000/2003 y que a su vez preparara una propuesta para un programa de acción TACIS centrado en el año 2000.

Se prevé para el próximo 17 de octubre el examen de dichas propuestas por el comité de gestión competente. El objetivo prioritario de este programa consistirá en apoyar la construcción de un Estado de derecho en Rusia, capaz de responder a las exigencias democráticas de una economía moderna y que beneficie al conjunto de la sociedad rusa. Se prestará una atención particular al apoyo de las reformas institucionales y económicas, a las acciones emprendidas en materia de democratización y de fortalecimiento de la sociedad civil, así como a la protección y al desarrollo de medios de comunicación independientes.

Por otra parte, el Consejo ha acordado adoptar, a la vista de la evolución de la situación en Rusia, nuevas decisiones en cuanto a la orientación de la cooperación con Rusia y la utilización de los instrumentos disponibles.

 
  
MPphoto
 
 

  Sjöstedt (GUE/NGL). – (SV) Agradezco la respuesta del Presidente del Consejo. Quisiera formular una pregunta complementaria. ¿Qué condiciones se ponen para la materialización de esta ayuda? ¿Opina el Consejo que la situación actual en Chechenia hace razonable otorgar esta ayuda a Rusia?

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) Sí, en el año 2000, sólo se han comprometido hasta ahora 34 millones de euros tras el reajuste del programa de Helsinki. Se asignará una segunda partida para apoyar el proceso de reforma, que las autoridades rusas han reactivado con el fin de instaurar un verdadero Estado de derecho, lo que elevará los créditos TACIS asignados a Rusia en 2000 a 92 millones de euros como máximo.

La dotación desbloqueada en el 2001 - es la única respuesta que puedo darle - dependerá, a su vez, de las decisiones posteriores que tomará el Consejo, a la vista de la evolución de la situación en Rusia. Dicha situación se evaluará de acuerdo con los criterios relativos a los progresos realizados en materia de reformas institucionales, a la democratización, al fortalecimiento de la sociedad civil, así como a la protección de los derechos humanos en todo el territorio ruso. El examen de la situación en Chechenia, pues, forma parte, sin ninguna duda, de los criterios de evaluación.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. – Pregunta nº 13 formulada por Manuel Pérez Álvarez (H-0624/00):

Asunto: Incidentes en la lonja de Matosinhos

Durante la noche del pasado día 22 de junio, entre la noche y el amanecer del día siguiente, varios grupos de personas -según diversas fuentes se trataba presuntamente de marineros de cerco de bajura de Poboa de Varsím y Matosinhos – reventaron en la lonja de Matosinhos, de forma violenta y con objetos contundentes, las puertas de cuatro camiones españoles cargados de sardinas delante de las instalaciones de la empresa Docapesca S.A. Acto seguido, retiraron el pescado de los camiones, lo rociaron con gasóleo o productos similares con objeto de dañarlo irreversiblemente, y profirieron amenazas.

Independientemente y además de los daños producidos a las cuatro empresas -una de ellas ha cifrado sus daños en 9.000.000 de pesetas en lo relativo al pescado y en unas 300.000 pesetas los daños materiales en los vehículos-, existen aquí conductas que nunca tendrían que haberse producido (recordemos que en 1998 hubo un precedente, aunque entonces la mercancía era jurel).

¿Qué medidas va a adoptar el Consejo para que no se vuelvan a producir actuaciones como éstas, contrarias a toda ley pero muy especialmente al espíritu y a los principios que impulsaron la Unión Europea? ¿Tiene prevista el Consejo alguna fórmula de compensación o indemnización de los perjuicios, tan injusta como voluntariamente producidos?

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) Señor Presidente, el Consejo lamenta profundamente los incidentes que se produjeron en la lonja de Matosinhos durante la noche del pasado día 22 de junio, así como las pérdidas acarreadas a las víctimas de este acto de violencia.

Sin embargo, importa subrayar, en este sentido, que incumbe a los Estados miembros garantizar el respeto de las normas de la política pesquera común y de la libre circulación de las mercancías, así como adoptar las medidas apropiadas en sus legislaciones nacionales, ya que dichas infracciones deben ser sancionadas por las disposiciones de derecho penal y de derecho civil del Estado miembro de que se trate.

A este efecto, le recuerdo que el Consejo aprobó el 7 de diciembre de 1998 el Reglamento CE nº 2679/98 relativo al funcionamiento del mercado interior por lo que respecta a la libre circulación de mercancías entre los Estados miembros, el cual establece mecanismos de intervención de la Comisión tendentes a obtener de los Estados miembros, únicos responsables del mantenimiento del orden público, la rápida corrección de los obstáculos graves a la libre circulación causados por acciones llevadas a cabo por particulares.

 
  
MPphoto
 
 

  Pérez Álvarez (PPE-DE). - Señor Presidente, quisiera decir, en primer lugar, que las relaciones entre Galicia y el norte de Portugal han sido siempre extraordinarias, porque el río Miño no marcaba una frontera, no separaba, sino que unía. Pero acontecimientos desgraciados como los que ocurrieron ese 22 de junio, debidos a unos pocos, no deben generalizarse. Por ello es importante adoptar medidas que impidan, en todo caso, su multiplicación y que la sanción adoptada por quienes corresponda sea ejemplar.

Por eso, los de la otra orilla -europeos todos- queríamos saber cómo se trata este asunto y si se han adoptado decisiones ejemplares para que estos hechos no se repitan en el futuro.

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) Reitero mi respuesta: el mantenimiento del orden público, al igual que la aplicación, en su caso, de sanciones penales, caen a la vez dentro de la competencia de las fuerzas de policía y de las del orden jurídico del Estado miembro de que se trate.

Citaré el extracto del reglamento que establece que cuando la Comisión considera que en un Estado miembro se ha producido un obstáculo grave en el sentido que señala el reglamento, ésta notifica al Estado miembro de que se trate las razones que la han llevado a esta conclusión, y pide al Estado miembro que tome todas las medidas necesarias y proporcionadas para suprimir dicho obstáculo.

Por consiguiente, creo - y no lo digo para escabullirme - que sería mejor que su Señoría dirigiera su pregunta a la Comisión, que dispone de las herramientas necesarias para darle una respuesta fiable.

 
  
MPphoto
 
 

  Kauppi (PPE-DE). – (FI) Señor Presidente, señor Presidente en ejercicio del Consejo, en Finlandia también han tenido lugar gravísimos ataques contra un sector productivo: la cría de animales peleteros. En la Unión Europea se ha salvaguardado celosamente el principio de la libertad de práctica de actividades comerciales. Ahora, sin embargo, un Estado miembro, Gran Bretaña, acaba de prohibir en su territorio la cría de animales peleteros. ¿Considera usted que este hecho podría tener consecuencias negativas en el mercado interior de artículos de piel? Le ruego que me conteste a esto en su calidad de Presidente en ejercicio del Consejo, y no como representante del Gobierno de Francia, habida cuenta de que el Gobierno francés ya ha expuesto su postura sobre este punto en el Consejo de Agricultura.

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) Respondo en nombre del Consejo y no en nombre del Gobierno francés. La situación que usted menciona puede tener ciertas similitudes con la anterior, pero no resulta del mismo reglamento, el cual se refiere a los problemas pesqueros. Por consiguiente, creo que no estaría fuera de lugar pedirle que tenga a bien formular su pregunta, como es habitual, por escrito, y el Consejo la responderá de buen grado. Yo no puedo improvisar una respuesta sobre una cuestión tan compleja.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. – A favor del Sr. Presidente en ejercicio del Consejo, tengo que decir que el Reglamento de este turno de preguntas así lo contempla: las preguntas complementarias deben estar muy vinculadas.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. - Pregunta nº 14 formulada por Jonas Sjöstedt (H-0625/00):

Asunto: Reuniones públicas del Consejo

Una de las tres orientaciones de la Presidencia francesa es acercar Europa a sus ciudadanos. La consecuencia lógica debería ser que el trabajo del Consejo pase a ser más transparente.

¿Cuántas reuniones totalmente públicas va a celebrar el Consejo a lo largo de la Presidencia francesa, es decir entre el 1 de julio y el 31 de diciembre de 2000?

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) Para la Presidencia francesa es muy importante que los trabajos del Consejo sean accesibles a los ciudadanos europeos y que sus decisiones legislativas se adopten de manera transparente.

Los debates públicos constituyen, por otra parte, una práctica establecida. De ello se deduce una evolución a largo plazo de la Unión Europea hacia una mayor apertura respecto de la sociedad civil.

El artículo 8 del reglamento interior del Consejo establece, además, la organización de debates públicos. Una de las principales prioridades de la Presidencia francesa, pues, ha sido establecer una lista de debates públicos que cubran un amplio abanico de temas, que el Coreper aprobó el 5 de julio de 2000. En julio, ya se celebraron dos debates: el 10 de julio de 2000 en el Consejo de Asuntos generales - se trataba de la presentación del programa de la Presidencia - y el 17 de julio en el Consejo Ecofin - también sobre el programa de la Presidencia -.

Debo precisar que están previstos otros seis debates públicos de aquí al final de la Presidencia francesa. El 28 de setiembre de 2000 en el Consejo de Mercado interior y consumidores, sobre los servicios de interés general - tendré el honor de presidir dicho Consejo -; el 2 de octubre de 2000, en Luxemburgo, en el Consejo de Transportes, sobre la seguridad marítima; el 10 de octubre de 2000 sobre la protección contra el ruido en el marco del Consejo de Medio ambiente; el 17 de octubre de 2000, siempre en Luxemburgo: información, consulta de los trabajadores sobre el empleo, en el marco del Consejo de Empleo y política social. El 9 de noviembre de 2000 habrá un debate público sobre los jóvenes y Europa, en el marco del Consejo de Educación y juventud. Finalmente, el 20 de noviembre de 2000, se celebrará un debate sobre la seguridad alimentaria, en el marco del Consejo de Agricultura.

Llamo la atención de sus Señorías sobre el hecho de que ya se ha decidido realizar un esfuerzo sustancial de información con respecto al público sobre los debates organizados en el Consejo. En efecto, se han despachado por vía postal más de 3000 relaciones detalladas sobre los debates públicos. Además, cualquier persona interesada podrá acceder fácilmente a las redes Internet que cubren este tema. Por otro lado, las cadenas de televisión tienen la posibilidad de difundir dichos debates, parcial o totalmente, a través del canal "Europa por satélite".

Finalmente, la Presidencia francesa se esfuerza por poner a disposición del público en su sitio Internet la mayor cantidad posible de informaciones sobre todos los trabajos del Consejo, así como fichas temáticas sobre los principales expedientes que están en fase de discusión.

 
  
MPphoto
 
 

  Sjöstedt (GUE/NGL). – (SV) Agradezco al Consejo su exhaustiva respuesta. Lo normal en una democracia es que las nuevas leyes se tramiten abiertamente en un parlamento y que los debates sean públicos. El Consejo de Ministros se encuentra en la extraña situación de que solamente algunos de sus debates son públicos. Entonces existe un riesgo evidente de que las sesiones en las que se tratan asuntos polémicos se desarrollen a puerta cerrada.

Pregunto, por eso, si la Presidencia francesa, impulsada por sus grandes propósitos, va a realizar sesiones públicas completas del Consejo de Ministros, esto es, de comienzo a final, incluidos todos los debates y todas las decisiones, sin cerrar las puertas durante parte de las sesiones.

 
  
MPphoto
 
 

  Moscovici, Consejo. - (FR) Creo haber demostrado que, por el contrario, la voluntad de la Presidencia francesa es abrir al máximo los debates públicos, y considero que se trata de un programa absolutamente sólido.

Desearía simplemente recordar a su Señoría la naturaleza de las diferentes instituciones de la Unión. Es cierto que el Consejo tiene la función de colegislador con el Parlamento Europeo, lo que no va en el sentido de la separación estricta entre el ejecutivo y el legislativo, como ocurre en una democracia parlamentaria en el marco de un Estado. Sin embargo, al mismo tiempo, debemos ser conscientes de que el Consejo Europeo no es sólo un órgano legislativo: es ejecutivo, de manera compartida con la Comisión, y que celebra toda una serie de debates que no guardan relación alguna con el ámbito legislativo.

Por consiguiente, como ocurre en un gobierno - ya que se trata, a pesar de todo, de la dimensión intergubernamental -, los debates se celebran a menudo a puerta cerrada. Yo tengo la suerte de formar parte del gabinete del gobierno de mi país. En el Elíseo, el Consejo de Ministros no está abierto a la prensa, no se filma. Creo que eso está bien, porque es un marco en el cual se toman decisiones que, a continuación, se transmiten de manera totalmente abierta a los ciudadanos.

En nombre de esta concepción de la separación de poderes se organizan debates cerrados o abiertos. Pienso más bien que, francamente, honra al Consejo el hecho de haber abierto algunos de estos debates, lo que va en contra de lo que decía hace un momento sobre el funcionamiento de un gobierno. Hay que tener muy en cuenta esta realidad híbrida del Consejo.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. – Muchas gracias, señor Moscovici, por su dedicación esta tarde al Parlamento.

Al haberse agotado el tiempo asignado al turno de preguntas al Consejo, las preguntas 15 a 40 se contestarán por escrito(2).

El turno de preguntas al Consejo queda cerrado.

(La sesión, interrumpida a las 19.15, se reanuda a las 21.00 horas).

 
  
  

PRESIDENCIA DEL SR. ONESTA
Vicepresidente

 
  

(1) DO L 94 de 14.4.2000, pág. 6
(2) Cf. Anexo “Turno de preguntas”.

Aviso jurídico - Política de privacidad