Volver al portal Europarl

Choisissez la langue de votre document :

 Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Debates
Miércoles 3 de julio de 2002 - Estrasburgo Edición DO

7. Turno de preguntas (Consejo)
MPphoto
 
 

  El Presidente. - De conformidad con el orden del día, se procede al turno de preguntas (B5-0253/2002). Examinaremos una serie de preguntas dirigidas al Consejo.

Está entre nosotros el Presidente en ejercicio del Consejo, Sr. Haarder, con el valor añadido de que ha sido diputado durante mucho tiempo y conoce muy bien el funcionamiento de este hemiciclo y los deseos de los diputados.

La pregunta nº 6 del Sr. Gallagher no se tratará, dado que su autor ha dejado de ser diputado al Parlamento Europeo por una razón interesante en política: es ahora ministro del Gobierno irlandés. Nosotros le remitiremos la respuesta por escrito a su pregunta.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. - Pregunta nº 1 formulada por Mihail Papayannakis (H-0356/02):

Asunto: Proyecto de ley sobre los medios de comunicación en Turquía

El Gobierno turco planea aprobar un controvertido proyecto de ley sobre los medios de comunicación que contradice la constitución del país y las obligaciones de Turquía para con la UE. Diversos funcionarios comunitarios, diplomáticos de los Estados miembros y la representante de la Comisión en Ankara han manifestado ya su inquietud acerca del contenido del proyecto de ley en cuestión.

Dado que con el proyecto de ley se prorroga la prohibición de emitir programas de radio y televisión en lengua kurda, pese a las promesas en contrario de Turquía de levantar la prohibición a partir de finales del mes pasado, se pone en peligro el principio democrático fundamental de la libertad de expresión y se allana el camino a la creación de un régimen monopolista incontrolado, ¿considera el Consejo que la aprobación del proyecto de ley es compatible desde un punto de vista político y jurídico con los criterios de adhesión de Copenhague y con la unión aduanera Turquía-UE? ¿Podría indicar el Consejo si se propone intervenir para que se garanticen las reglas democráticas y los derechos humanos que dictan los principios del Derecho internacional?

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Señor Presidente, gracias por su amable bienvenida. Puede decirse que Pat Callagher no está aquí por ser ahora Ministro, en cambio yo estoy aquí por ser Ministro – así es la vida.

En cuanto a la pregunta, diré que la controvertida ley sobre medios de comunicación, a la que hace referencia el distinguido diputado, fue aprobada por el Parlamento de Turquía el 15 de mayo de este año. El Consejo es de la opinión de que esta ley sobre medios de comunicación, de ponerse en práctica, será un claro paso atrás e implicará un endurecimiento adicional de las restricciones a la libre radiodifusión en Turquía. El Consejo señala que el Tribunal Constitucional turco dejó en suspenso el 13 de junio, después de que el asunto le hubiera sido planteado por el Presidente de Turquía, el Sr. Sezer, cinco artículos de esta ley, entre ellos, el artículo relativo a la designación de los miembros y el artículo relativo a las sanciones económicas en los casos de infracción. Asimismo advierto de que el Tribunal Constitucional sigue examinando la sustancia del resto del texto. El Consejo recuerda que la Comisión Europea reaccionó inmediatamente a esta ley considerando que, por un lado, ésta no cumple el criterio político de Copenhague, y por otro, choca con la asociación para la adhesión, que implica la derogación a corto plazo de todos los decretos que prohíben a los ciudadanos turcos el uso de su lengua materna en las emisiones radiofónicas y televisivas. La UE ha subrayado esta condición de manera absolutamente inequívoca en sus encuentros con Turquía, la última vez en la reunión de los Directores Políticos el 17 de mayo en Madrid, inmediatamente después de la aprobación por el Parlamento turco de la ley. El Consejo seguirá la situación detenidamente, pues se trata de principios absolutamente fundamentales. Luego en este punto el Consejo y el Sr. Papayannakis estamos de acuerdo.

 
  
MPphoto
 
 

  Papayannakis (GUE/NGL). – (EL) Muchas gracias al Sr. Presidente en ejercicio del Consejo e, incluso puedo decir, a mi colega: de verdad, ¡muchísimas gracias! Su respuesta ha sido muy clara y muy satisfactoria. No tengo nada que añadir. Solamente quiero preguntarle otra cosa. ¿Tenemos información sobre cuándo va a terminar, positiva o negativamente esta historia? Y claro, espero que sea positivamente. Es decir, ¿cuándo vamos a tener la decisión final sobre el vigor de esta ley?

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Me gustaría darle las gracias al Sr. Papayannakis por sus amables palabras. Celebro que estemos de acuerdo en esto. Desgraciadamente no puedo decirle nada acerca de cuándo este asunto se dará por zanjado. ¿No estamos de acuerdo en mantenerlo bajo vigilancia y en seguir presionando? Luego esperamos que llegue una solución lo antes posible.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. - Dado que su autor no está presente, la pregunta nº 2 decae.

Pregunta nº 3 formulada por Alexandros Alavanos, a quien sustituye Mihail Papayannakis (H-0365/02):

Asunto: Revocación de decisiones adoptadas en Niza sobre el ejército europeo

En la cumbre de Niza, los "15" decidieron que en la planificación de las operaciones de la fuerza militar europea sólo participarían los Estados miembros de la Unión Europea, independientemente de si se utilizan infraestructuras de la OTAN.

A esta última y única decisión de la Unión Europea se opuso con vehemencia Ankara, que amenazó con ejercer el veto en el seno de la OTAN si no participaba en igualdad de condiciones con los Estados miembros en la toma de decisiones al respecto. A raíz de lo anterior, hubo una iniciativa británico-estadounidense extrainstitucional de la que surgió el "texto de Ankara", que se opone en la letra y en el espíritu a las decisiones de Niza.

¿Puede indicar el Consejo si el "texto de Ankara", elaborado fuera de los procedimientos tanto de la UE como de la OTAN, compromete a la Unión Europea? ¿Con arreglo a qué decisión de la UE ejercen presiones la Presidencia y el Alto Representante sobre distintos Estados miembros para que se acepte el "texto de Ankara"?

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Señor Presidente, puedo informar lo siguiente respecto a la posición del Consejo: en la última reunión ministerial el 14 de mayo en Reykiavik, la UE y la OTAN reiteraron su compromiso de desarrollar vínculos estrechos y transparentes entre la UE y la OTAN y precisaron que se habían realizado avances en una serie de puntos relativos al régimen de ayuda de la OTAN a las operaciones dirigidas por la UE. No obstante, también advirtieron que las decisiones de la Cumbre OTAN de 1999 en Washington y posteriormente de la reunión ministerial y del Consejo Europeo de Niza suponen la existencia de varios puntos que requieren negociaciones adicionales. Como es sabido, no pudieron hacerse más avances porque un miembro de la OTAN había mostrado reparos. El llamado texto de Ankara constituye un intento no vinculante por definir directrices que, al mismo tiempo que toman en cuenta estos reparos, puedan abrir el camino que permita cumplir con la mayor rapidez posible el compromiso de desarrollar vínculos estrechos y transparentes entre la UE y la OTAN. En Barcelona el Consejo Europeo subrayó cuán importante es que se alcance lo antes posible un régimen permanente entre la UE y la OTAN. De ahí que se solicitara a la Presidencia que junto al Alto Representante, Sr. Solana, ésta estableciera los contactos adecuados a alto nivel para garantizar un resultado positivo. La Presidencia y el Alto Representante hacen todo lo posible por encontrar una solución aceptable para todos los miembros de la UE y de la OTAN, una solución que en su totalidad concuerde con las decisiones adoptadas por el Consejo Europeo de Niza y que posibilite rápidos avances hacia el objetivo que todos los Ministros de los países de la UE y de la OTAN confirmamos en Reykiavik.

Por último, el Consejo Europeo celebrado los días 21 y 22 de junio de este año en Sevilla manifestó su satisfacción con los avances realizados por la Presidencia española respecto a la aplicación de las resoluciones de Niza sobre participación de los aliados europeos que no son miembros de la UE y en Sevilla se encomendó a la siguiente Presidencia, es decir, la danesa, la tarea de continuar esta cooperación junto al Secretario General, es decir, el Alto Representante.

 
  
MPphoto
 
 

  Papayannakis (GUE/NGL). – (EL) Señor Presidente en ejercicio del Consejo, lo que ha dicho lo ha dejado muy claro. Simplemente le pediría que, si es posible, diera algunos detalles más sobre la continuación que se dé tras las decisiones de Sevilla. Si he entendido bien, en Sevilla se ha alabado a la Presidencia española por todo lo sucedido, se ha decidido continuar los esfuerzos por encontrar una solución, pero creo que también se ha debatido sobre ciertas añadiduras a este famoso documento, que no es vinculante, pero que tiene significación política. ¿Tenemos más información después de Sevilla? ¿Sabemos cómo se fomenta la mejora de este documento y qué posibilidades tiene?

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Señor Presidente, he de decirle al Sr. Papayannakis que en realidad no puedo contestar a la pregunta que ha planteado ni tampoco a su pregunta adicional; el caso es que Dinamarca debido a la excepción del Tratado que mantenemos en materia de defensa, no tiene a su cargo la Presidencia de la Unión en los casos en los que se trata de elaborar y poner en marcha decisiones y acciones que incidan en el ámbito de la defensa. En estos temas es Grecia quien se encarga de la Presidencia y por ello quiero sugerir que las posibles preguntas adicionales sean planteadas por escrito, después de lo cual serán contestadas siguiendo las exactas instrucciones de mi colega griego.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. - Dado el caso tan singular, le vamos a dar la palabra por una cuestión de orden al Sr. Papayannakis.

 
  
MPphoto
 
 

  Papayannakis (GUE/NGL). – (EL) Señor Presidente, sinceramente, no querría hacer ninguna insinuación sobre el opt-out de Dinamarca; pero la respuesta del Sr. Presidente en ejercicio del Consejo significa que en algún momento, como el opt-out afecta a la política exterior común y al euro, quizás debería invitarse a nuestras sesiones estas, dedicadas a preguntas al Consejo, al representante griego. Se lo planteo a usted, señor Presidente, para que lo plantee posiblemente a la Presidencia.

Las preguntas escritas no bastan, tal como ha señalado el Sr. Haader. Buenas son, pero la pregunta oral es otra cosa, porque se da la posibilidad de hacer una pregunta complementaria, etc. ¿No deberíamos analizarlo?

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. - Tomo buena nota, como Presidente de sesión, de este problema, pero tiene la palabra el Sr. Haarder.

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Señor Presidente, me gustaría asegurarle al Sr. Papayannakis que Dinamarca se encarga de la Presidencia de la Comisión de Asuntos de Interior a pesar de que ciertos temas en ésta se vean afectados por la reserva danesa y que, además, nos encargamos de la Presidencia del Consejo ECOFIN, sin embargo, cuando se trata de cuestiones relativas a decisiones y acciones que inciden en el ámbito de la defensa, por respeto a la decisión que los daneses adoptaron hace muchos años hemos elegido dejar que la Presidencia griega lidere la Presidencia del Consejo en este punto. Me gustaría añadir que el gobierno danés al igual que la mayoría del Parlamento danés desea que desaparezcan estas reservas tan pronto como sea posible, sin embargo, hasta que no sean retiradas en un referéndum, las respetaremos. Es una decisión democrática que respetamos y me alegra que el Sr. Papayannakis tenga necesidad de esto y celebramos que el gobierno griego sea tan amable y que la cooperación haya discurrido tan bien a raíz de la redacción del programa de la Presidencia danesa, en el cual Grecia ha redactado el capítulo tocante a la defensa.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. - Pregunta nº 4 formulada por Olivier Dupuis (H-0371/02):

Asunto: Georgia

Al término de su cuarta reunión, que tuvo lugar en Tbilisi los días 29 y 30 de abril de 2002, la Comisión Parlamentaria de Cooperación UE-Georgia adoptó un documento final en cuyo apartado 14 se pide a las autoridades de Georgia y de la Unión Europea que cumplan, tan pronto como sea posible, el Acuerdo de colaboración y de cooperación (ACC), a fin de establecer la base para iniciar las negociaciones para un acuerdo de asociación.

¿Podría indicar exhaustivamente el Consejo qué puntos del Acuerdo de cooperación aún no se han aplicado y las razones por las que no se ha hecho, así como la estrategia y la agenda elaboradas por el Consejo para que la totalidad del Acuerdo pueda ejecutarse lo antes posible?

Además, ¿no considera el Consejo que en el contexto regional sumamente problemático en el que se encuentra Georgia, el ACC, o incluso un posible acuerdo de asociación, no constituye una respuesta adecuada de la Unión que permitirá a Georgia hacer frente a los desafíos a los que se enfrenta? ¿No considera el Consejo que sería conveniente no seguir eludiendo la cuestión de la adhesión de Georgia a la UE, incluyendo sin más demora a dicho país en la lista de los países candidatos, sobreentendiendo que su adhesión dependerá de su capacidad de integrar el acervo comunitario?

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Señor Presidente, el Acuerdo de colaboración y de cooperación entre la UE y Georgia entró en vigor el 1 de julio de 1999; en un primer momento estaría vigente durante 10 años, después se prorrogaría automáticamente cada año. La misma condición se encuentra en todos los acuerdos de colaboración y de cooperación que la UE ha celebrado. Por ello todo el tiempo estuvo claro que el Acuerdo de colaboración y de cooperación con Georgia era un compromiso a largo plazo para las dos partes.

Cuando se analiza el objetivo del Acuerdo de colaboración y de cooperación, resulta evidente que ésta ha creado una base sólida desde la que establecer unos vínculos más estrechos entre la UE y Georgia. Ha creado un marco para el diálogo político que ha contribuido a desarrollar nuestros vínculos, ha ayudado también a fomentar los vínculos económicos entre las partes – por otro lado, es evidente que queda aún un largo camino por delante, especialmente en cuanto a la necesidad de respaldar los esfuerzos de Georgia por consolidar su democracia y desarrollar su economía. Hay también mucho por hacer dentro de la cooperación legislativa, administrativa, económica, social, financiera, científica, tecnológica y cultural.

Ha quedado claro, como se ha dicho, que nuestra cooperación dentro del Acuerdo de colaboración y de cooperación precisará de algún tiempo. Georgia, además, ha tenido también que luchar con varios problemas especiales. Desde 1991, un millón de personas ha abandonado Georgia, el producto nacional bruto por habitante ha caído en un 70% y ahora el 60% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza. Dos conflictos internos y sin resolver han significado la existencia actual de casi 300.000 desplazados dentro de las fronteras del país. Georgia se encuentra en una situación de seguridad regional muy complicada; la lucha contra la corrupción ha encontrado gran resistencia desde diversos ámbitos – es una situación ya trágica. Apoyamos las ilusiones de Georgia respecto a una mayor integración en los modelos y estructuras europeos. La UE ha concedido ayudas por valor de 350 millones de euros desde la independencia en 1991, sin embargo, en opinión del Consejo, en esta fase no sería responsable considerar avances adicionales respecto al acuerdo. Estamos convencidos de que hemos de concentrarnos en la plena ejecución del Acuerdo de colaboración y de cooperación. Así se desprende también de un escrito enviado recientemente por el Presidente Shevardnadze a Javier Solana, en el que habla de la necesidad de avances adicionales en la ejecución de este acuerdo. Naturalmente esto depende de las reformas económicas, sociales y políticas asimismo como de la resolución de dos conflictos internos de los que la propia Georgia debe asumir toda la responsabilidad. A este respecto, el Consejo quiere subrayar que los conflictos internos en Georgia y el conflicto entre los demás países del Cáucaso meridional implican que la situación en la zona diste de ser estable. La falta de estabilidad lleva a problemas de terrorismo, pobreza, corrupción, instituciones políticas débiles, tráfico ilegal, emigración y riesgo de enfrentamientos étnicos. La resolución de conflictos debe ser por ello nuestra primera prioridad. Esto requiere buena voluntad y esfuerzos por parte de todos los países del Cáucaso meridional así como de la sociedad internacional.

Trabajamos con Georgia mediante reuniones frecuentes de nuestro consejo de cooperación y de la comisión de cooperación. Sigue habiendo medidas que la propia Georgia puede adoptar para ayudarse a sí misma. La falta de ejecución de la legislación existente impide los avances y limita el efecto de la ayuda comunitaria. El compromiso que contrajo Georgia en octubre de 2000 de aprobar un programa nacional para la ejecución del Acuerdo de colaboración y de cooperación aún no se ha materializado. Aguardamos avances en este ámbito. Para acabar, quiero dar las gracias al Sr. Dupuis por el gran compromiso mostrado en este tema – espero que mi respuesta haya ilustrado cómo el Consejo sigue la situación con gran atención y cómo compartimos el pesar del Sr. Dupuis ante la situación. Creemos que hacemos lo que podemos; estamos obligados también a pedir a Georgia que haga un esfuerzo.

 
  
MPphoto
 
 

  Dupuis (NI). - (FR) Señor Presidente en ejercicio del Consejo, estoy absolutamente de acuerdo con el balance que usted efectúa sobre el carácter trágico de la situación en Georgia. Asimismo, estoy totalmente de acuerdo con lo que usted ha manifestado y con lo que esta mañana ha expresado el Presidente Rasmussen en cuanto a la importancia que reviste el proceso de ampliación para superar la actual división del continente europeo. Conocemos, además, la importancia que ha tenido la perspectiva de adhesión para todos los países de Europa Central con vistas a resolver los enormes problemas que les afectaban y que continúan haciéndolo.

Lo que proponemos no es diferente de lo que hemos propuesto y ofrecido a los países de Europa Central y Oriental, es una perspectiva de adhesión. Una perspectiva de adhesión no significa que se vayan a adherir mañana, sino la garantía de tener un marco en el que Georgia podrá resolver sus problemas. Hoy sabemos que eso no ocurre, conocemos las presiones de Rusia, conocemos el papel que Rusia desempeña en los conflictos internos a los que ustedes se han referido.

Mi pregunta, pues, es esta: ¿estaría usted de acuerdo en proponer al Consejo, como Presidente en ejercicio de la Unión, que reflexione en la posibilidad de incluir Georgia en la lista de los países candidatos?

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Señor Presidente, me veo obligado a decirle a mi buen amigo y antiguo compañero, el Sr. Dupuis, que desgraciadamente no es nada realista incluir a Georgia en la lista de posibles países candidatos. Creo que en la Unión Europea debemos considerar alternativas a la adhesión para nuestros vecinos próximos y lejanos al este y al sur. Para ciertos países europeos, la solución evidente es la adhesión, para otros, no resulta nada realista. Hemos de ser realistas en las ilusiones que despertamos en los líderes de los países con los que cooperamos. Creo que no sería inteligente, en cualquier caso no en el momento actual, despertar ninguna ilusión de adhesión ni en el Sr. Shevardnadze ni en otros líderes de Chechenia.

 
  
MPphoto
 
 

  Posselt (PPE-DE) . – (DE) Señor colega Haarder, yo también quiero felicitarle y que nos felicitemos por su presencia hoy aquí en calidad de Presidente del Consejo. Mi pregunta se refiere a Georgia. Usted ha señalado, con razón, que la situación de Georgia en materia de seguridad depende de la situación en el Cáucaso y yo quisiera preguntarle qué está haciendo el Consejo para intentar mejorar la situación en materia de seguridad en el Cáucaso, mediante una solución del problema de Chechenia que permita estabilizar también a Georgia. En efecto, mientras Chechenia continúe desestabilizada, tampoco será posible la estabilización de Georgia.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. - Son países limítrofes, señor Posselt. No sé hasta qué punto es una pregunta complementaria al tema de Georgia, pero el señor Presidente está en su capacidad de contestar.

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Señor Presidente, sólo puedo responder brevemente al Sr. Posselt que sí hay abierto un diálogo con el gobierno ruso respecto al problema de Chechenia. No debemos infravalorar este problema y tampoco lo haremos. Su debate forma parte permanente del diálogo con Rusia y no negaré que pueda haber una relación entre el problema de Chechenia y los problemas en Georgia. Luego le doy en cierta forma la razón al Sr. Posselt, sólo digo que hay abierto un diálogo con Rusia sobre este asunto, éste no ha sido olvidado y así se desprenderá de posteriores preguntas si llegamos a ellas.

 
  
MPphoto
 
 

  Evans, Robert (PSE). - (EN) Me gustaría también dar la bienvenida a su nueva función al Sr. Haarder. Me ha animado a intervenir oírle decir al Sr. Haarder que no deseaba despertar esperanzas en algunos países como Georgia, a los que se ha referido el Sr. Dupuis.

Sé por mi experiencia en Rumanía - que es el undécimo o el duodécimo en la lista de países que espera adherirse a la UE - que lo que mantiene unido a ese país es la luz al final del túnel, la esperanza de que podrá adherirse a la Unión Europea, sus vecinos ricos, en un club próspero. Si se le dice a otros países - ya sea Georgia o alguna de las antiguas Repúblicas Yugoslavas - que no vamos a despertarles esperanzas, ¿no existe el peligro de que se vean empujados a la tensión, las luchas internas, y posiblemente a la violencia, y de que aumenten las presiones migratorias hacia Occidente? Señor Presidente en ejercicio, ¿podría aclarar esa postura?

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Señor Presidente, comprendo perfectamente este razonamiento, sin embargo, la cuestión es si éste es un buen consejo para dar a Georgia, si es una buena solución a los problemas actuales encender esta luz al final del túnel. El túnel puede ser tan largo – y es largo en este caso – que la esperanza se vuelva demasiado pequeña y cabe decir que la esperanza quizá sencillamente desvíe la atención de los actuales requisitos que Georgia no cumple, entre ellos, ciertos acuerdos que mantenemos con Georgia. Creo que no sería buen consejo animar a Georgia a que trabaje hacia la adhesión. El Consejo debe estar mucho más atento: cumplid los acuerdos existentes, solucionad los problemas que se alzan ante vosotros. Georgia, por lo que sé, se encuentra en Europa y naturalmente es una posibilidad teórica que en algún momento Georgia pueda convertirse en miembro, no puede descartarse; sin embargo, esto no es algo que deba desempeñar ningún papel en la actual y triste situación.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. - Pregunta nº 5 formulada por Liam Hyland (H-0379/02):

Asunto: OMC e importaciones de los países más pobres del mundo

La UE ha decidido recientemente conceder a las importaciones procedentes de los 48 países más pobres del mundo, incluidos los productos agrícolas, un acceso libre de impuestos e ilimitado a los mercados de la UE, lo que constituye una primicia mundial. Se espera asimismo que otros países desarrollados sigan su ejemplo. ¿Va a realizar ahora el Consejo una declaración sobre la situación en que se encuentra actualmente esta decisión y sobre si otros países desarrollados están siguiendo esta iniciativa de la UE?

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Señor Presidente, la UE albergó la Conferencia de Naciones Unidas sobre los países menos avanzados celebrada en mayo de 2001 en Bruselas. En la Conferencia se aprobaron una Declaración y un programa de acción, en los que se confirmó que la intención era mejorar el acceso preferente de los países menos avanzados a los mercados, trabajando hacia el objetivo de dar a todos los productos procedentes de los países menos avanzados un acceso libre de impuestos e ilimitado a los mercados de los países desarrollados. El Consejo de Asuntos Generales aprobó el 26 de febrero del pasado año su iniciativa “Everything but Arms” y la UE invitó a otros países desarrollados durante los preparativos de la reunión de ministros de la OMC celebrada en Doha en noviembre del año pasado a poner en práctica iniciativas similares y de este modo cumplir el compromiso multinacional de dar a los productos de los países menos avanzados acceso libre de impuestos, la promesa que figura en el plan de acción de la OMC aprobado en Singapur en 1996. El Secretario General de Naciones Unidas, Sr. Kofi Annan, les ha rogado asimismo encarecidamente que lo hagan. Ahora mismo, sin embargo, ninguna de las iniciativas puestas en práctica por los grandes países puede compararse de algún modo a la iniciativa “Everything but Arms”. La iniciativa de Nueva Zelanda es la que más se aproxima al ejemplo de la UE. Canadá, Japón y los EE.UU. han hecho también progresos, sin embargo, aún se encuentran retrasados con respecto a la iniciativa que adoptara la UE.

Un estudio llevado a cabo recientemente por UNCTAD analiza el efecto de la propuesta. El estudio concluye que todos los países menos avanzados se beneficiarán de la propuesta. Las ventajas, sin embargo, serían mucho mayores si los demás participantes de la reunión cuatripartita, Canadá, Japón y los EE.UU., siguieran el ejemplo de la UE. En la actualidad, la mitad de las exportaciones de estos países es gravada con impuestos en Canadá, Japón y los EE.UU. La reunión del G8 del otro día en Alberta, Canadá, brindó una nueva ocasión de debatir esta cuestión. En la reunión la atención estuvo centrada principalmente en África, donde se encuentra la mayoría de estos países pobres. El caso aún no está cerrado, y la Unión Europea puede sentirse orgullosa de haber adoptado la iniciativa más fuerte en el plano global dentro de este ámbito.

 
  
MPphoto
 
 

  Hyland (UEN). - (EN) Señor Presidente, me gustaría sumarme a la bienvenida al Presidente en ejercicio y darle las gracias por su respuesta tan detallada y exhaustiva. La decisión de permitir a los países más pobres acceder a los mercados de la UE constituye una expresión práctica de nuestro deseo de contribuir a su desarrollo económico a largo plazo. Es el único modo creíble y sostenible de avanzar. Pero, ¿dispone el Consejo de alguna información acerca de la medida en que algunos de estos países han podido aprovechar estas facilidades en lo que respecta a la UE? Quizás, el Presidente en ejercicio podría también hablar de las dificultades por las que atraviesan estos países para cumplir con los requisitos para exportar a la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Señor Presidente, el diputado tiene razón en que es importante brindar esta ayuda; sin embargo, en lo que a la parte más pormenorizada de la pregunta se refiere, es la Comisión quien debe responder. Luego le invito a que la pregunta se plantee a la Comisión.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. - Pregunta nº 7 formulada por Dirk Sterckx (H-0384/02):

Asunto: Insuficiencia del "Reglamento de las fresas" en caso de obstáculos graves a la libre circulación de mercancías

Desde noviembre de 2001, el transporte de mercancías por ferrocarril entre Francia y el Reino Unido a través del túnel de la Mancha está gravemente perturbado. La Comisión ha adoptado todas las medidas autorizadas en virtud del "Reglamento de las fresas"(1)

. A la vista de la situación actual, está claro que las competencias que este reglamento atribuye a la Comisión son insuficientes. La libre circulación de mercancías a través del túnel de la Mancha sigue estando seriamente perturbada. ¿Por qué rechaza el Consejo la propuesta de la Comisión de ampliar y mejorar la cobertura de este reglamento? ¿Qué medidas han adoptado los Estados miembros para aplicar la resolución del Consejo de Ministros de Mercado Interior de 27 de septiembre de 2001?

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Señor Presidente, le informo que sigue siendo temporada de fresas en los Estados miembros septentrionales. En las conclusiones de 27 de septiembre de 2001, a las que se refirió el Sr. Sterckx, el Consejo toma nota del informe de la Comisión sobre la aplicación del Reglamento relativo a la libre circulación de mercancías –el llamado ”Reglamento de las fresas”. El informe de la Comisión contenía, entre otros puntos, algunas propuestas de posibles modificaciones del Reglamento con vistas a ampliar su ámbito de aplicación y a acelerar los procedimientos. El informe, sin embargo, no era una propuesta formal de la Comisión, ante la que el Consejo tuviera que tomar postura. Sólo se pedía al Consejo y al Parlamento que se dieran por enterados del informe. No obstante, el Consejo eligió reaccionar al informe de la Comisión aprobando conclusiones formales en la reunión ”el mercado interior” el día en cuestión. El Consejo aprobó que los Estados miembros y la Comisión en estrecha cooperación emplearan el Reglamento de forma más dinámica, teniendo en cuenta la protección de las libertades fundamentales, entre ellas, el derecho o la libertad de huelga. Aunque las experiencias de la aplicación del Reglamento seguían siendo reducidas, el Consejo recibió con satisfacción algunas de las iniciativas de la Comisión que tienen por objeto facilitar la aplicación práctica, por ejemplo, un manual sobre los procedimientos a seguir en los casos en que se pongan obstáculos a la libre circulación de mercancías. El Consejo sigue respaldando plenamente la protección de la libre circulación de mercancías entre los Estados miembros. Es un elemento central del mercado interior. La resolución del Consejo de 7 de diciembre de 1998, aprobada al mismo tiempo que el Reglamento, y las conclusiones de 27 de septiembre son buena muestra de ello.

En cuanto a la pregunta del Sr. Sterckx sobre qué medidas han adoptado los Estados miembros para aplicar las conclusiones del Consejo de 27 de septiembre, debe decirse que no es labor del Consejo controlar qué medidas adoptan los Estados miembros en este ámbito. El Consejo tampoco recibe datos de los Estados miembros sobre tales medidas, y por ello desgraciadamente no puedo contestar a esta parte de la pregunta, lo que lamento.

 
  
MPphoto
 
 

  Sterckx (ELDR). - (NL) Señor Presidente del Consejo, es para mí un gran placer poder dirigirme a usted en estas nuevas circunstancias.

En realidad estamos ante una traba a la libre circulación de bienes a través del Túnel de La Mancha. Desde el pasado mes de noviembre su uso ha quedado reducido al 40% de su capacidad total. Esta situación perjudica a un gran número de empresas y constituye un gran problema para el transporte por ferrocarril en general, que, sin embargo, es un modo de transporte respetuoso con el medio ambiente. Por eso pido al Presidente del Consejo que en las reuniones del Consejo haga todo lo posible para que la Presidencia ejerza presión sobre los Estados miembros, instándoles a que hagan todo cuanto esté a su alcance para poner a salvo la libre circulación de bienes.

Mi pregunta es: ¿qué piensa usted hacer cómo Presidente? En este momento la directiva de las fresas resulta insuficiente. Creo que hay que reforzarla. El Sr. Bolkestein me contesta a una de mis preguntas que el Consejo rechaza esa vía. ¿Acaso está equivocado el Sr. Bolkestein? Mi pregunta es: ¿qué medidas puede adoptar usted en la práctica para garantizar que no se perturbe la libre circulación en el Túnel de La Mancha, puesto que este asunto se aplaza una y otra vez?

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Me aseguraré de que tengo razón en entender que es la Comisión quien deben garantizar el cumplimiento de tales normas. Por lo demás, no quiero minimizar de ningún modo el problema mencionado por el Sr. Sterckx. Cabe imaginarse el posible resultado en pérdidas económicas, y los interesados no podrán entenderlo cuando hay normas comunitarias que deberían garantizar su comercialización. Luego no quiero minimizar este asunto y me gustaría llevarlo al Consejo, sin embargo, ha de ser la Comisión quien realice la inspección.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. - Pregunta nº 8 formulada por Marit Paulsen (H-0389/02):

Asunto: Pesca industrial y prohibición de utilizar proteínas animales elaboradas

Las repercusiones de la pesca industrial para el medio ambiente y la biodiversidad son de todos conocidas. Como es sabido, el principal objetivo de este tipo de pesca es producir harina de pescado rica en proteínas destinada a la producción animal o a la cría de pescado de mejor calidad.

En virtud de la Decisión 2000/766/CE(2)

del Consejo, de 4 de diciembre de 2000, en la UE está prohibido el uso de proteínas animales elaboradas en la alimentación animal. ¿Ha tenido esta prohibición repercusiones negativas para la producción animal? De no ser así, ¿está la Presidencia del Consejo dispuesta a concluir que la pesca industrial no es necesaria como fuente de proteínas para los animales de granja?

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Señor Presidente, en 1992 se presentó un informe sobre la pesca industrial en el Mar del Norte, el Skáger Rak y el Cattegat, el mar alrededor de Dinamarca. El Consejo ha debatido desde entonces en varias ocasiones el efecto de la pesca industrial en el medio ambiente, sin embargo, el Consejo en ningún momento ha aprobado una posición común sobre este tema. La Comisión presentó el 28 de mayo de este año una Comunicación sobre la reforma de la política pesquera común. En la Comunicación, la Comisión propone que la pesca destinada a la elaboración de harina de pescado debe dirigirse hacia el pescado para el que no haya ningún mercado de consumo comercial y que este tipo de pesca debe seguir siendo vigilado cuidadosamente. El Consejo todavía no ha debatido esta Comunicación de la Comisión. La Decisión del Consejo 2000/766/CE se aplica sólo a los piensos de harina de pescado destinados a rumiantes y sólo si el pienso cumple las disposiciones de la resolución de la Comisión. Esto es lo que puedo contestar a la pregunta y reconozco que no resulta especialmente satisfactorio, sin embargo, el Consejo todavía no ha debatido la Comunicación de la Comisión. Por último, me gustaría subrayar que comprendo perfectamente que el Sr. diputado plantee esta pregunta. Sin embargo, en el momento actual no puedo decir nada más.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. - ¿Para reformular su pregunta? Muy bien. Agradecemos a la Sra. Paulsen esta decisión.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. - Pregunta nº 9 formulada por Cecilia Malmström (H-0396/02):

Asunto: Medidas contra el Gobierno cubano y apoyo al movimiento democrático

Gisela Delgado Sablón, Directora de las bibliotecas independientes en Cuba, ha recibido el premio Lars Leijonborg por la lucha en favor de la democracia. Dicho premio lo concede mi partido a aquellas personas que, bajo regímenes dictatoriales, realizan aportaciones valiosas para la democracia y para los derechos humanos. Gisela Delgado Sablón ha sido invitada a Estocolmo para recibir el premio y yo personalmente la he invitado a que colabore en un seminario sobre la situación en la isla en el Parlamento Europeo.

Desafortunadamente, se nos ha comunicado que el Gobierno cubano se ha negado a conceder el visado de salida de la isla a la Sra. Delgado Sablón. Desde hace tiempo, el régimen comunista en Cuba persigue de manera sistemática a los demócratas y éste no es sino un ejemplo más. Habría sido muy valioso para el movimiento democrático que la Sra. Delgado Sablón pudiera visitar Estocolmo y Bruselas para contar cómo está la situación en su país natal.

¿Qué medidas piensa adoptar el Consejo en relación con el Gobierno cubano para que deje de perseguir a los demócratas y para apoyar a las personas que trabajan por la democracia y los derechos humanos en Cuba?

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Señor Presidente, el Consejo se da perfecta cuenta de la situación en cuanto a derechos humanos y libertades fundamentales en Cuba y de la necesidad de implantar un sistema basado en las libertades y demás derechos. Este sistema está establecido en la Constitución cubana, sin embargo, no se ha puesto en práctica. Éste es el principal motivo de que Cuba hoy sea el único país de Latinoamérica con el que la UE no ha celebrado un acuerdo de cooperación. Desde 1996 las relaciones de la UE con Cuba han estado determinadas por la posición común de la UE respecto a Cuba.

Como se menciona en la posición común, el objetivo de las relaciones con Cuba es promover la transición hacia una democracia plural y el respeto de los derechos humanos y de las libertades así como una restauración económica sostenible y una mejora del nivel de vida del pueblo cubano. Creemos que un diálogo orientado a la obtención de resultados y la ayuda humanitaria son los mejores medios para alcanzar este objetivo. El diálogo con Cuba, roto por las autoridades cubanas en abril de 2000, se reanudó oficialmente el 1 y 2 de diciembre del pasado año cuando la Troica comunitaria compuesta por funcionarios de alto nivel viajó a La Habana. La Troica se reunió con la delegación cubana, presidida por el Ministro de Asuntos Exteriores, el Sr. Felipe Pérez Roque. La Troica comunitaria se reunió asimismo con la delegación cubana a nivel de expertos, cuando la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas celebró su reunión en abril de este año.

El Consejo de Asuntos Generales en su reunión de 17 de junio de este año en Luxemburgo aprobó la undécima valoración de la posición común de la UE respecto a Cuba. El Consejo confirmó nuevamente que estos objetivos siguen estando de actualidad. El Consejo pensó que era importante proseguir el diálogo con Cuba, de modo que puedan alcanzarse resultados concretos y también dio a entender que espera señales claras por parte del gobierno cubano en dirección a una realización de los objetivos de la posición común.

El 20 de mayo de este año, cuando el proyecto Varela ya había sido presentado a la Asamblea Nacional cubana, la Presidencia presentó una Declaración en nombre de la Unión Europea, en la que se saludaba la iniciativa Varela. Creemos que el proyecto Varela es una iniciativa importante, que con un fuerte respaldo entre la sociedad civil cubana puede allanar el camino a los cambios que precisa el país y que exige la sociedad cubana. El propósito de la iniciativa, que tiene fundamento en la Constitución cubana, es implantar un sistema de libertades y demás derechos establecido en la propia constitución pero que no se ha puesto a la práctica. En la Declaracion, la UE manifiesta sus esperanzas de que la Asamblea Nacional quiera considerar la iniciativa y que el proyecto Varela sea el pistoletazo de salida de un debate que promueva una transición pacífica a una democracia plural y a una sociedad cubana en paz consigo misma.

En la reunión del 17 de junio en Luxemburgo el Consejo tomó nota de esta undécima valoración de la posición común de la UE respecto a Cuba. Se confirmó que la posición común sigue constituyendo la base de la política comunitaria hacia Cuba y se indicó que esta política sigue estando de actualidad. El Consejo observó ciertas señales positivas, tales como una mayor libertad de culto, menor número de presos políticos, ninguna aplicación de la pena de muerte los dos últimos años y medio y la ratificación de varios instrumentos de Naciones Unidas relativos a derechos humanos. Observó que en este último tiempo ha habido señales de una mayor apertura de las autoridades cubanas. Se consideró esto un comienzo esperando que el gobierno cubano diera pasos positivos que pudieran llevar a reformas concretas encaminadas a un sistema político basado en valores democráticos. A este respecto, el Consejo seguirá con interés el desarrollo del proyecto mencionado, que está previsto en la constitución, e invitará al gobierno cubano a que lo considere una iniciativa legítima, puesto que representa un esfuerzo considerable implantar estas reformas. La conclusión, por tanto, es que el Consejo se ocupa en grado sumo de Cuba, sigue el desarrollo en Cuba, plantea exigencias a Cuba y proseguirá planteando exigencias a Cuba, sin embargo, al mismo tiempo toma nota de los modestos avances, producidos a pesar de todo, y que el Consejo espera puedan llevar a nuevos avances en el futuro.

 
  
MPphoto
 
 

  Malmström (ELDR). (SV) Bienvenido, señor Presidente del Consejo. Me alegro de verlo. Agradezco mucho su respuesta y quisiera dejar constancia de que han ocurrido cosas nuevas desde que formulé mi pregunta. El Grupo liberal organizará mañana un seminario sobre el proceso de democratización en Cuba. Hemos invitado a cuatro ciudadanos cubanos a los que las autoridades cubanas han negado permiso para abandonar el país. Hace un cuarto de hora recibí un fax en el que el embajador cubano dice que este seminario es una ofensa al pueblo de Cuba. Como usted sabe, el régimen cubano ha modificado la constitución eternizando el socialismo. Lo que ocurre en Cuba es una enorme provocación por parte del régimen comunista.

Quisiera saber si la Presidencia danesa ejercerá más presión ahora que hay tantas iniciativas en pro de la democratización. Los tímidos avances que hemos visto parece que no conducen a ninguna parte. La UE tiene un importante papel en este proceso y la oposición cubana nos necesita desesperadamente.

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Señor Presidente, presentía que había una pregunta. La pregunta tenía como objeto conocer mi opinión sobre la iniciativa del Grupo liberal y lo que tengo que decir ante la imposibilidad de conseguir un visado para salir de Cuba para participar en semejante seminario. Mi respuesta es que suena a iniciativa apasionante y positiva. Los resultados muestran desgraciadamente el largo camino que queda por delante antes de que los derechos humanos fundamentales sean respetados en Cuba. Esto no debe hacernos abandonar y celebro los datos que la Sra. Cecilia Malmström ha dado aquí. Son ilustrativos y naturalmente hemos de tomarlos en consideración.

 
  
MPphoto
 
 

  Korakas (GUE/NGL). – (EL) Señor Presidente en ejercicio del Consejo, ¿no le parece que es, cuando menos hipócrita, el interés por la democracia y los derechos humanos en un país que, a pesar del embargo inhumano y de muchos años que se le ha impuesto y de la guerra despiadada que le hacen los Estados Unidos, consigue tener el nivel de vida y el nivel cultural más alto de América Central y América Latina? ¿Y no le parece, además, que debemos respetar la voluntad de la mayoría aplastante del pueblo cubano de defender su patria socialista, y que la demanda inmediata debe dirigirse a la administración de los Estados Unidos para que pongan fin al embargo criminal y al terrorismo contra Cuba y contra los líderes del pueblo cubano? De verdad, señor Presidente en ejercicio del Consejo, ¿qué va a hacer por la liberalización de los cinco combatientes cubanos contra el terrorismo, retenidos en Estados Unidos precisamente porque denunciaron el terrorismo que ejerce la gestión de dicha nación en contra de Cuba y de sus líderes?

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Me gustaría decirle al Sr. Korakas que espero realmente que las conquistas socialistas no tengan que ir ligadas a la falta de democracia y de derechos humanos, a la imposibilidad de viajar a otros países o de participar en debates. En mi opinión, no sería inteligente contar con semejante definición de conquistas socialistas. Uno puede decir lo que quiera sobre el embargo comercial norteamericano, y no me complicaré en la historia, sin embargo, no cabe ninguna duda de que podría haber habido elecciones libres, podría haberse realizado avances mucho mayores en cuanto a los derechos humanos y en tal caso, aquellos que desean el levantamiento del embargo comercial habrían tenido a mano argumentos muy firmes.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. - Pregunta nº 10 formulada por Lennart Sacrédeus (H-0399/02):

Asunto: Sesión Especial de la ONU en favor de la Infancia

En la Resolución que el Parlamento Europeo aprobó el 11 de abril de 2002 con vistas a la Sesión Especial de la ONU en favor de la Infancia se afirma, entre otras cosas, que "el Parlamento Europeo apoya la opinión de que la familia es la principal unidad de la sociedad y tiene la responsabilidad primordial de proteger y criar a los niños, así como de velar por su desarrollo". En consecuencia, el Parlamento Europeo sugiere que debe ser "un mundo apropiado para los niños (…) y también para las familias".

¿De qué manera ha actuado el Consejo durante la Sesión Especial a favor de la Infancia para incorporar los puntos de vista del Parlamento Europeo en el documento final aprobado durante la sesión plenaria? ¿De qué manera se puede satisfacer la idea de la familia como la principal unidad de la sociedad?

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Señor Presidente, en primer lugar me gustaría remitir al Sr. Sacrédeus a la respuesta dada por el Consejo a una pregunta similar en octubre del año pasado relativa a la Sesión Especial de la ONU en favor de la Infancia, que, según estaba previsto, debería haber tenido lugar en septiembre de 2001. Como usted sabrá, esta sesión fue aplazada a los días 10, 11 y 12 de mayo de 2002 debido a los ataques terroristas en los EE.UU. el 11 de septiembre de 2001.

Por lo demás, le informo de que el resultado final de la Sesión Especial ya está disponible en la página web de UNICEF. Celebro poder comunicar al Parlamento que el plan de acción aprobado en la Sesión contiene de hecho un párrafo sobre la familia, un párrafo que fue propuesto por la Unión Europea. El párrafo dice así en inglés:

 
  
  

(EN) “La familia es la unidad básica de la sociedad y como tal debe reforzarse. La familia tiene derecho a recibir una protección y un apoyo completos. La responsabilidad primordial de la protección, la educación y el desarrollo de los niños incumbe a la familia. Todas las instituciones de la sociedad deben respetar los derechos de los niños, asegurar su bienestar y prestar la asistencia apropiada a los padres, a las familias, a los tutores legales y a las demás personas encargadas del cuidado de los niños para que éstos puedan crecer y desarrollarse en un entorno seguro y estable y en un ambiente de felicidad, amor y comprensión, teniendo presente que en diferentes sistemas culturales, sociales y políticos existen diversas formas de familia."

 
  
  

(DA)... Este párrafo formaba parte de un paquete propuesto por el líder de la reunión en el último día de la Sesión Especial, puesto que la Presidencia de la Unión Europea había dejado totalmente claro que aquí se trataba de un tema que la UE insistía en que fuera recogido en el plan de acción. La UE puede estar orgullosa de que no sólo figurase en el plan de acción que la familia es la principal unidad de la sociedad, sino que también se dejara sentada la existencia de modelos de familias diferentes y esto a pesar de que reinara un ambiente de controversia sobre algunas de estas cuestiones resueltas en el último momento. Creo que el Sr. Sacrédeus sabe a que me refiero.

También me gustaría llamar la atención sobre el hecho de que las Naciones Unidas, en la Declaración aprobada en la Sesión Especial, invitan específicamente a todos los miembros de la sociedad –y vuelvo a citar en inglés “to join us in a global movement that will help build a world fit for children through upholding our commitments”, fin de la cita. Si el distinguido diputado desea datos más específicos sobre los debates en la Sesión Especial en favor de la Infancia, le invito a que se ponga en contacto con la delegación que el Parlamento envió a la Sesión Especial; hay varios diputados en este Parlamento que podrán ratificar la respuesta que he dado.

 
  
MPphoto
 
 

  Sacrédeus (PPE-DE). (SV) Agradezco a Bertel Haarder su respuesta y doy la bienvenida al Parlamento Europeo a nuestro antiguo colega, ahora Ministro de Asuntos Europeos.

Agradezco los esfuerzos de la Unión Europea para dar a la familia la categoría de unidad esencial de la sociedad. Quisiera formular a Bertel Haarder algunas preguntas complementarias.

¿Cuáles son las consecuencias de esto para los trabajos del Consejo en torno al reto demográfico, que Göran Persson destacó como asunto fundamental para el futuro de la Unión en la reunión del Consejo en Estocolmo en marzo de 2001? ¿Cabe interpretar el énfasis en que las familias pueden ser muy diferentes como que la UE subraya que los niños tienen derecho a un padre y a una madre, a vivir en una comunidad que fortalezca su seguridad?

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Señor Presidente, me gustaría disculparme por haber acentuado la sílaba equivocada del apellido del Sr. Sacrédeus, no volverá a suceder – sin embargo, yo mismo estoy acostumbrado a ello.

Creo que me expresé de forma muy equilibrada. Estoy de acuerdo en que el mejor punto de partida para el crecimiento de un niño normalmente es que cuente con un padre y una madre, sin embargo, no siempre se tiene esta suerte. Por otro lado, hay niños que crecen sin padre y sin madre, y que aún así tienen un crecimiento feliz y una buena vida y por ello me parece importante que no tengamos una definición demasiado estrecha del término familia.

El reto demográfico, me refiero al que supone la caída de las cifras de población, puede ser objeto de una larga discusión. Pienso que el problema no es tan dramático como alguno apunta, sin embargo, no es mi labor aquí en representación del Consejo tomar postura en el debate continuo que creo que debemos mantener en torno a esta cuestión. Lo cual, dicho sea de paso, está también relacionado con la cuestión de la inmigración en nuestros países y creo que nos llevaría demasiado lejos iniciar un debate al respecto.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. - Por tratarse de asuntos semejantes, las preguntas nº 11 y 12 recibirán una respuesta conjunta.

Pregunta nº 11 formulada por Carlos Carnero González (H-0402/02):

Asunto: Juicio en Guinea Ecuatorial contra dirigentes de la oposición democrática

Hoy, 23 de mayo de 2002, serán juzgados en Guinea Ecuatorial, por acusaciones carentes de todo fundamento y sin las mínimas garantías procesales propias de un Estado de derecho, diversos dirigentes de la oposición democrática, entre los que se encuentra Plácido Micó, líder de una de las formaciones más representativas de la misma, la Convergencia para la Democracia Social (CPDS).

Este juicio es la más clara demostración de la ausencia total de voluntad por parte del régimen ecuatoguineano de cumplir los compromisos adquiridos ante la Comunidad Internacional, incluida la UE, de iniciar la transición hacia la democracia.

¿Qué acciones ha puesto o va a poner en marcha la UE con motivo de este juicio y para proteger a la oposición democrática de las inaceptables agresiones de la dictadura de Teodoro Obiang?

Pregunta nº 12 formulada por Raimon Obiols i Germà (H-0407/02):

Asunto: Detenciones de líderes políticos de la oposición en Guinea Ecuatorial

El Secretario General del partido Convergencia para la Democracia Social (CPDS) de Guinea Ecuatorial, Plácido Micó Abogo, se encuentra en situación de arresto domiciliario después de haber sido detenido el día 9 de mayo, por haber participado en una supuesta reunión en el domicilio de Emilio Ndong Biyogo y Felipe Ondo Obiang, en la que supuestamente se habló de los planes para dar un golpe de Estado contra el Presidente Obiang.

El CPDS fue legalizado en el mes de febrero de 1993 debido a la presión de la comunidad internacional, después de que el régimen, que tachaba al CPDS de incompatible con el proyecto de “ensayo democrático” que propugnaba, por entonces, el Gobierno de Guinea Ecuatorial, ofreciera mucha resistencia a la legalización de éste y otros grupos políticos.

¿Qué información tiene la Presidencia del Consejo sobre la detención de opositores pertenecientes a partidos democráticos como el CPDS en Guinea Ecuatorial?

¿Qué opinión le merece a la Presidencia el desarrollo del proceso de democratización en ese país?

¿Qué acciones ha emprendido el Consejo para garantizar el respeto de los derechos fundamentales de las personas, así como de los derechos políticos de las diferentes fuerzas políticas democráticas en ese país?

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Señor Presidente, el Consejo ha seguido atentamente la detención de los políticos opositores en Guinea Ecuatorial, así como las sospechosas circunstancias de la detención, el proceso y las últimas sentencias. Aunque el Ministerio Fiscal exigía la pena de muerte, los líderes opositores fueron condenados en última instancia a penas de prisión que oscilan entre los seis y los veinte años por haber planificado presuntamente el derrocamiento del Presidente Obiang.

A pesar de las garantías del Presidente de que los derechos humanos serían respetados, la UE ha manifestado su preocupación ante las irregularidades procesales durante el proceso y ante las afirmaciones de tortura y malos tratos a los acusados. Sigue habiendo serias dudas sobre la legalidad de la detención.

La Presidencia emitió el lunes 10 de junio nada más pronunciarse las sentencias una declaración en nombre de la UE. En ella la Presidencia hacía un llamamiento a las autoridades pertinentes en Guinea Ecuatorial para que adoptaran las medidas necesarias para lograr la revocación de las sentencias a fin de garantizar que se respetaran los derechos fundamentales de los acusados. En opinión de la UE, la poca solidez de las pruebas contra los políticos acusados contrasta llamativamente con la severidad de las sentencias. De ahí la exigencia de revisión de los casos.

La UE manifestó serias dudas acerca de la voluntad de las autoridades de defender el principio del estado de Derecho y cumplir los compromisos en materia de derechos humanos contraídos recientemente con motivo de la quincuagésima octava reunión de la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas. Además, la UE hizo referencia a los compromisos de Guinea Ecuatorial con arreglo a la Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanas o Degradantes – la Convención a la que el país se ha sumado recientemente. La UE ha actuado con celeridad, claridad y firmeza, y desconfía bastante, como queda claro, de las decisiones judicionales en cuestión en Guinea Ecuatorial.

 
  
MPphoto
 
 

  Carnero González (PSE). - Creo, con todo respeto, que al señor Presidente en ejercicio del Consejo le han pasado una respuesta que estará en algún lugar, pero no en la Tierra ni en la Unión Europea, ni mucho menos en Guinea Ecuatorial.

Señor Presidente en ejercicio del Consejo, con su respuesta demuestra que o no se ha enterado o no se quiere enterar de que en Guinea Ecuatorial se ha celebrado un juicio sin ninguna garantía democrática, con penas basadas en acusaciones inexistentes y, además, con una situación de los detenidos, después condenados, que en estos momentos pone en grave peligro su vida. No sé si sabe, por ejemplo, que desde hace una semana no se les suministra ningún tipo de alimento y que hace 48 horas dos de ellos han tenido que ser ingresados de urgencia, con dolencias gravísimas, en el hospital de Malabo.

Señor Presidente en ejercicio del Consejo, ¿piensa usted honrar la respuesta de la Comisión Europea a la situación de Guinea Ecuatorial, pronunciada por el Comisario correspondiente en el último Pleno, y más aún, cumplir la resolución de este Parlamento sobre esta situación, aplicando lo que está contenido en el Convenio de Cotonú?

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Señor Presidente, es cierto que hay artículos en el Convenio de Cotonou que permiten a la Unión Europea iniciar un diálogo, criticar, pedir explicaciones, y esto es lo que la Unión Europea ha hecho y en mi respuesta de ningún modo he disculpado a Guinea Ecuatorial. Al contrario, he utilizado fuertes palabras. Terminé manifestando la desconfianza de la Unión hacia los tribunales, hacia las sentencias pronunciadas, y si el Sr. Carnero González así lo desea, me encantará asimismo manifestar mi desconfianza en nombre de la Unión hacia el modo en que se trata a los acusados y a los presos en Guinea Ecuatorial.

 
  
MPphoto
 
 

  Obiols i Germà (PSE). - Señor Presidente, me permitirá que, en mi breve intervención, no pronuncie ningún eufemismo.

Se trata de la vida o de la muerte de personas que tenemos realmente muy próximas. Tengo una amistad personal con Plácido Micó, Secretario General del CPDS (partido socialdemócrata y miembro de la Internacional Socialista), que ha sido condenado en este juicio, realmente una farsa ignominiosa en la que se han puesto de manifiesto no sólo la vulneración absoluta y total de cualquier regla de garantía, sino la existencia de muy graves torturas físicas.

Intervenimos, pues, para pedir a la Presidencia del Consejo una acción inmediata, porque las informaciones que tenemos de Malabo, de anteayer, son -como señalaba mi colega Carlos Carnero- extraordinariamente alarmantes. No se trata simplemente de condenar más o menos eufemísticamente esta situación, sino de ejercer la fuerza de la Unión Europea para conseguir que este escándalo terrible acabe de una vez.

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Señor Presidente, yo mismo he sido diputado al Parlamento Europeo y participado en la redacción de decisiones en casos donde se cometen agresiones y atrocidades a lo largo y ancho del mundo. Lo que se puede hacer en muchos de estos casos es lo que he comunicado aquí en nombre del Consejo. Se puede hacer un llamamiento, se puede investigar, se puede hacer que los países en cuestión cumplan los compromisos que han firmado. Por regla general, es complicado –perdón por decirlo – invadir los países en cuestión, emprender una acción policial, luego creo que el Consejo en este caso hace precisamente lo mismo que el Parlamento en muchas ocasiones, es decir, hace un llamamiento, aprueba decisiones, hace que los países cumplan los compromisos contraídos, hace referencia a convenios internacionales que han firmado, etc. Es lo que hemos hecho, es lo que puede hacerse en este tipo de casos, y les aseguro que la situación en estos próximos días también será vigilada muy de cerca por parte del Consejo.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. - Pregunta nº 13 formulada por Bill Newton Dunn (H-0405/02):

Asunto: Reducción de la emisión de gases de efecto invernadero

En vista de los compromisos vinculantes contraídos por los quince Estados miembros en el marco del Protocolo de Kyoto para reducir las emisiones de los seis gases de efecto invernadero, ¿qué medidas prevé adoptar el Consejo para reducir su propio consumo de energía?

¿Admite el Consejo que si aprobase una sede única de trabajo para el Parlamento Europeo podría reducir de forma considerable dicho consumo?

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Me gustaría asegurarle al Sr. Newton Dunn que el Consejo aboga firmemente por la aplicación del Protocolo de Kioto y asimismo quiero asegurarle que el Consejo considera el consumo energético en los edificios una cuestión muy importante. Me gustaría referirme a una resolución relativa a la eficiencia energética en la Comunidad Europea aprobada en 1998, al igual que me remitiré a las conclusiones que el Consejo aprobó el 30 de mayo de 2000 y el 5 de diciembre de 2000, respectivamente, sobre el plan de acción de la Comisión de eficiencia energética, en el que se solicitaban medidas específicas en el sector de la construcción. El Consejo ha reconocido asimismo la importancia de la eficiencia energética en las conclusiones aprobadas el 10 de octubre de 2000 sobre políticas y medidas comunes y coordinadas en la UE para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero, ya que así se contribuye a alcanzar los objetivos del programa europeo sobre cambio climático.

En lo que respecta a las medidas específicas propuestas en el plan de acción, la Comisión ha presentado entretanto al Consejo una propuesta de directiva sobre la eficiencia energética de los edificios. El Consejo, teniendo en cuenta la opinión del Parlamento, ha remitido su posición común al Parlamento antes del período de sesiones este último mes.

En cuanto a la segunda pregunta, cabe recordar que circunstancias como, por ejemplo, la sede de las instituciones comunitarias, están reguladas por el Protocolo, vinculado al Tratado de la UE, al Tratado de la CECA y al Tratado EURATOM, por el que se establece la sede de las Instituciones de las Comunidades Europeas y de ciertos órganos y servicios de las Comunidades e Interpol. Este Protocolo sólo puede ser modificado según el procedimiento fijado en el artículo 48 del Tratado de la UE. De ahí que la pregunta haya de ser planteada en otro foro, algo con lo que, dicho sea de paso, creo que el Sr. Newton Dunn está totalmente de acuerdo.

 
  
MPphoto
 
 

  Newton Dunn (ELDR). - (EN) También para mí es un placer ver aquí al Presidente en ejercicio del Consejo. Como amigo y colega suyo, me complace mucho verle de vuelta y, si alguna vez las cosas van mal en Copenhague, estoy seguro de que estaríamos encantados de tenerle de nuevo en uno de los escaños. Pero, no hablemos de esa posibilidad negativa hasta que ocurra.

Gracias por su respuesta a mi pregunta. Comprendo que la cuestión de la sede es realmente para otro lugar, aunque eliminar este edificio ahorraría mucha energía.

Estoy particularmente interesado puesto que las instituciones de la UE deberían tomar la delantera. Espero que demos ejemplo al mundo intentando ahorrar energía. Por ello, yo sugeriría que si presento una pregunta al Presidente en ejercicio para la sesión de diciembre, quizás se comprometa a decirme específicamente lo que ha hecho el Consejo con sus propios edificios en cuanto a ahorro de energía, dando un ejemplo al mundo: interruptores de luz eficientes desde el punto de vista de la energía, por ejemplo, o cualquier otra medida que el Consejo vaya a adoptar en los próximos seis meses para dar ejemplo al mundo.

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Señor Presidente, me gustaría darle cordialmente las gracias al Sr. Newton Dunn por su bienvenida. Ha dejado muy claro su postura y será para mí un placer comunicar su postura a los servicios del Consejo.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. - Pregunta nº 14 formulada por Bernd Posselt (H-0408/02):

Asunto: La Loya Jirga y el futuro de Afganistán

¿Cuál es la opinión de la Presidencia del Consejo sobre el proceso de preparación de la Loya Jirga en Afganistán? ¿Qué medidas piensa tomar para contribuir a que continúe la estabilización del país?

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Señor Presidente, me gustaría darle las gracias al Sr. Posselt por la pregunta. El Consejo, al igual que UNAMA y otros observadores internacionales, se muestra en general satisfecho con el resultado de la reunión extraordinaria celebrada en Kabul a mediados de junio. En general, el proceso de la Loya Jirga ha cumplido acertadamente los objetivos establecidos en el Acuerdo de Bonn, es decir, elegir un Jefe de Estado y aprobar la estructura de la administración de transición y sus personajes centrales. Las fuerzas políticas más importantes del país han apoyado esta Loya Jirga y el respaldo popular durante todo el proceso ha sido excepcionalmente fuerte. Esta Loya Jirga fue posiblemente la más representativa que el país haya tenido nunca. Estuvo equilibrada étnicamente y hubo un número considerable de mujeres entre los delegados. Ésta es una hazaña notable considerando el complicado medio político y en materia de seguridad y el ajustado calendario, una población parcialmente desplazada y la falta de infraestructuras sólidas, entre ellas, también de estadísticas. El Consejo, sin embargo, también es consciente de las dificultades y problemas surgidos hasta la Loya Jirga. En varios casos, la elección de delegados se vio perturbada por problemas organizativos, pero también por intentos de acoso, soborno, intimidación o asesinato a candidatos. Estos episodios, no obstante, fueron raros y no pudieron modificar la estructura y calendario del proceso ni tampoco socavar la legitimidad del proceso. El Consejo sigue estando convencido de que la reunión extraordinaria ha despejado el camino a la reconciliación ulterior entre las tribus y a la creación ahora de una estructura política estable, lo que resulta esencial para la ulterior reconstrucción de Afganistán.

En este sentido, el Consejo quiere subrayar una vez más que la ayuda para la reconstrucción procedente de la UE, que fue prometida en Tokio, sigue estando condicionada a que todas las partes afganas contribuyan positivamente a este proceso y a los objetivos establecidos en el Acuerdo de Bonn. En cuanto a una ulterior estabilización del país, la UE ha confirmado en numerosas ocasiones desde el comienzo del proceso de Bonn su firme empeño de apoyar la reconstrucción de Afganistán. Los Estados miembros contarán también en el futuro con la mayoría de las fuerzas ISAF en Kabul. La Comunidad y los Estados miembros continuarán prestando la ayuda para la reconstrucción prometida en la Conferencia Internacional de Donantes celebrada en Tokio en enero de este año. La Comunidad y los Estados miembros han prometido 600 millones de euros durante solo este año y 2.300 millones de euros durante los años siguientes hasta 2006. Como uno de los cuatros presidentes del grupo de gestión relativo a la reconstrucción de Afganistán, la UE seguirá desempeñado un papel activo en la reconstrucción del país. La UE seguirá entregando asimismo la ayuda humanitaria urgente y así seguirá siendo el mayor contribuyente a Afganistán. Puedo añadir que en Sevilla se mencionó en la Declaración que se darían ayudas a la repatriación a Afganistán, tal y como ha solicitado ACNUR.

En los últimos meses, se han llevado a cabo en el lugar diversos proyectos que pronto se han mostrado eficaces, y constantemente están poniéndose en marcha más proyectos de desarrollo y proyectos de reconstrucción a largo y medio plazo. La UE seguirá estando firmemente comprometida en la necesaria reforma del sector de la seguridad, en la que varios Estados miembros continuarán ejerciendo un papel de liderazgo en la formación del ejército, los guardias de fronteras, las fuerzas policiales, las fuerzas antidroga, etc. La visita de varias delegaciones comunitarias de alto nivel ha profundizado los contactos políticos con los líderes afganos. Estos contactos continuarán, y en último lugar, pero no por ello menos importante, también serán una buena base para un diálogo continuado sobre el fondo con las autoridades afanas y además, harán más visible la presencia de la UE reforzando el perfil de la UE en el país y ayudando a canalizar la futura ayuda comunitaria a Afganistán. De ahí la importancia de que la UE disponga de un Representante Especial en Kabul, de que los Estados miembros abran embajadas y de que la Comisión abra una Representación.

 
  
MPphoto
 
 

  Posselt (PPE-DE) . – (DE) Señor Presidente, yo le agradezco mucho esta respuesta tan precisa, también en relación con el tema de la mujer. Debo señalar que a menudo somos injustos en este aspecto. El Gobierno socialdemócrata checo –que al fin y al cabo es un país candidato a la adhesión– todavía no cuenta actualmente con ninguna mujer. ¡Espero que esta situación se modifique ahora! Sin embargo, exigimos que una sociedad tribal arcaica se transforme de la noche a la mañana.

Yo creo que debemos insistir en dos aspectos. Mis preguntas se refieren a ellos. En primer lugar, el fomento del diálogo interétnico, pues la Loya Jirga ha dejado heridas entre los pastunes, no en último término debido a la torpeza de los representantes norteamericanos. En segundo lugar, debemos educar a los jóvenes en el ámbito municipal. Yo quisiera preguntarle concretamente por el tema del desarrollo institucional; ¿el Consejo no podría adoptar tal vez alguna iniciativa al respecto, un programa propio de apoyo al desarrollo institucional?

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – Señor Presidente, le informo de que con respecto a la consolidación de las instituciones reforzaremos la capacidad de la UE en este campo, de forma que podamos mejorar la ayuda a tal objeto. En segundo lugar, diré con respecto a la información del Sr. Posselt de que la Loya Jirga ha herido a los pastunes, que nada es perfecto; no he afirmado que la Loya Jirga sea expresión de una democracia perfecta. Tampoco se lo he escuchado decir a los medios de comunicación europeos. Sin embargo, teniendo en cuenta lo sucedido previamente, la Edad Media precedente, resulta impresionante y en cualquier caso prometedor para el futuro que, a pesar de todo, se haya llegado tan lejos como se ha llegado. Que la socialdemocracia checa al parecer tampoco sea perfecta, puede tomarse en este contexto como un consuelo. No sé si las dos cosas tienen tanto que ver entre sí, sin embargo, esto lo dejaré en manos del Sr. Posselt, que sabe más de la República Checa que yo.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. - Por tratarse de asuntos semejantes, las preguntas nº 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, 22, 23 y 24 recibirán una respuesta conjunta.

Pregunta nº 15 formulada por Luigi Vinci (H-0412/02):

Asunto: PKK y "lista antiterrorista"

¿No considera el Consejo que, tras haber incluido el pasado 2 de mayo al PKK en la "lista antiterrorista", se convierte en cómplice de la política de represión turca, militar y policial, contra el pueblo kurdo? ¿Qué iniciativas piensa emprender el Consejo para relanzar el proceso de paz en Turquía y, sobre todo, quiénes serán los interlocutores?

Pregunta nº 16 formulada por Giuseppe Di Lello Finuoli (H-0414/02):

Asunto: Unión Europea, PKK y Turquía

Tras haber incluido al PKK en la lista de las organizaciones terroristas con arreglo al Reglamento (CE) 2580/2001(3)

, ¿de qué forma piensa ejercer presión el Consejo sobre Turquía para lograr el respeto de los derechos fundamentales del pueblo kurdo? O, por el contrario, ¿piensa el Consejo promover y patrocinar la política turca de exterminio del pueblo kurdo?

Pregunta nº 17 formulada por Fausto Bertinotti (H-0416/02):

Asunto: Turquía, PKK, KADEK y "lista antiterrorista"

Al incluir al PKK en la "lista antiterrorista", el Consejo se convierte objetivamente en aliado de la política turca de represión de los derechos del pueblo kurdo. ¿Qué políticas inmediatas piensa adoptar el Consejo con el fin de que Turquía respete los derechos fundamentales del pueblo kurdo, tal y como le imponen numerosos tratados internacionales sobre los derechos humanos y de los pueblos? ¿Piensa apoyar el Consejo la organización de una Conferencia Internacional sobre la "cuestión kurda"?

Pregunta nº 18 formulada por Luisa Morgantini (H-0421/02):

Asunto: Turquía, KADEK y "lista antiterrorista"

¿Cuál es la valoración política del Consejo en cuanto a la creación del partido KADEK, surgido de las cenizas del PKK? ¿Acaso piensa el Consejo hacer que se incluya también al KADEK en la "lista antiterrorista", convirtiéndose así en cómplice de la represión turca del pueblo kurdo?

Pregunta nº 19 formulada por Feleknas Uca (H-0428/02):

Asunto: El Partido Obrero Kurdo en la lista europea de organizaciones terroristas

Desde el 2 de mayo de 2002, el Partido Obrero Kurdo (PKK) está considerado un grupo terrorista en toda la Unión Europea. Sin embargo, según las propias indicaciones del PKK, éste suspendió en 1999 su lucha violenta contra el ejército turco mediante un armisticio.

En abril de 2002, se disolvió el PKK y se fundó el Congreso para la Libertad y la Democracia en el Kurdistán (KADEK), el cual, según sus propias indicaciones, persigue la solución del problema kurdo por la vía pacífica, democrática y política.

¿Qué opina el Consejo de la organización kurda KADEK, recientemente fundada?

¿Se incluirá al KADEK en el futuro en la lista de las organizaciones terroristas?

¿Qué repercusiones tiene la lista en las organizaciones civiles de Turquía y de Europa, una vez que se ha conocido públicamente que se pretende también incluir organizaciones de derechos humanos en la lista de las organizaciones terroristas?

Pregunta nº 20 formulada por Matti Wuori (H-0457/02):

Asunto: Proceso de paz en Turquía

Desde la reciente ampliación de la lista de la UE de organizaciones terroristas para incluir al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), existe el creciente temor de que se refuerce la política estatal turca de opresión del pueblo kurdo.

A juicio del Consejo, ¿qué efectos va a tener esta decisión para una solución pacífica de la cuestión kurda?

¿A quién considera interlocutor el Consejo en el proceso de paz por parte kurda después de que el PKK haya sido incluido en la lista de organizaciones terroristas?

Pregunta nº 21 formulada por Eurig Wyn (H-0463/02):

Asunto: El proceso de paz en Turquía

La inclusión del PKK, en la actualidad disuelto, en la lista oficial de organizaciones terroristas no contribuye positivamente al proceso de paz en Turquía y sólo sirve para que las autoridades turcas incrementen el grado de represión de la población kurda.

¿Podría a clarificar el Consejo los criterios en los que se basó para decidir la inclusión del PKK en esta lista el 2 de mayo de 2002, teniendo en cuenta que esta organización se autodisolvió en abril de 2002?

Pregunta nº 22 formulada por Nelly Maes (H-0477/02):

Asunto: Proceso de paz en Turquía

Tras la inclusión del PKK en la lista de organizaciones terroristas, los kurdos se muestran preocupados porque las autoridades turcas ven en esa inclusión la oportunidad para aumentar la opresión contra los kurdos.

¿Puede explicar el Consejo a quién considera su interlocutor, en la parte kurda, en el diálogo del proceso de paz, dada la inclusión del PKK en la lista de organizaciones terroristas?

Pregunta nº 23 formulada por Alain Lipietz (H-0478/02):

Asunto: Proceso de paz en Turquía

Tras la inclusión del PKK en la lista de organizaciones terroristas, los kurdos se muestran preocupados porque las autoridades turcas ven en esa inclusión la oportunidad para aumentar la opresión contra los kurdos.

¿Es consciente el Consejo de que su decisión del 3 de mayo de incluir al PKK en la lista de organizaciones terroristas ha legitimado la represión turca?

Pregunta nº 24 formulada por Koldo Gorostiaga Atxalandabaso (H-0479/02):

Asunto: Diálogo político en Turquía

¿Cuál es la posición del Consejo en relación con la cuestión kurda tras la inclusión del PKK en la lista de organizaciones terroristas?

¿Cómo podemos pensar en un diálogo político en Turquía si la UE está respaldando la exclusión de interlocutores irrenunciables?

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Señor Presidente, me gustaría dar las gracias a todos los diputados que han planteado estas bien fundadas preguntas. El Consejo quiere subrayar que regularmente se lleva a cabo una revisión de la lista de grupos y unidades que se encuentra en el anexo a la posición común del Consejo relativa a la aplicación de medidas específicas para la lucha contra el terrorismo. La reciente revisión llevó a la inclusión del PKK en la lista. Lo cual se produjo tras una cuidadosa evaluación en base a las disposiciones del artículo 1 de la mencionada posición común. El Consejo no comparte la opinión de que la inclusión del PKK en la lista supondrá un aumento de la opresión de la población kurda en Turquía. Debe tenerse en cuenta la reciente recomendación del Consejo de Seguridad Nacional de Turquía de levantar el estado de excepción todavía vigente en cuatro provincias de población mayoritariamente kurda en la parte suroriental del país. El Consejo es plenamente consciente de que sigue habiendo considerables y lamentables recortes en las libertades fundamentales, en los derechos humanos y sobre todo en los derechos culturales, especialmente en las zonas donde aún sigue vigente el estado de excepción. Estas circunstancias están naturalmente recogidas por los criterios políticos de Copenhague, y es evidente que no podrán abrirse negociaciones para la adhesión hasta que estos criterios se hayan cumplido a rajatabla. La UE se servirá de todas las reuniones políticas con Turquía para presionar en favor de avances adicionales con respecto a las reformas democráticas. En estas ocasiones se dejará claro que la lucha contra el terrorismo debe llevarse a cabo en el pleno respeto de los derechos humanos y de los principios del Estado de derecho y que de ningún modo ésta puede emplearse como excusa para implantar o realizar recortes en estos derechos.

 
  
MPphoto
 
 

  Di Lello Finuoli (GUE/NGL). – (IT) Señor Presidente Haarder, creo que el Consejo no ha querido tomar en consideración que el PKK se ha disuelto, que ya no ha llevado a cabo ninguna acción armada y que muchos de sus miembros más importantes se han entregado a los turcos. El hecho de seguir incluyendo al PKK en la lista de organizaciones terroristas es absurdo precisamente por estas novedades que acabo de mencionar, y empujará a Turquía a ser cada vez más cruel con los kurdos. Esto volverá a impedir un acuerdo de paz y empeorará la situación. Quiero insistir en que el PKK fue incluido en esta lista en el momento en que, unilateralmente, ha empezado a respetar, mucho más que Turquía, los derechos humanos del pueblo turco. Creo, por lo tanto, que el Consejo debería reconsiderar su decisión y borrar al PKK de la lista de organizaciones terroristas, precisamente porque sus miembros ya no son terroristas.

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Creo que el distinguido diputado puede estar totalmente seguro de que el tema ha sido considerado detenidamente por los expertos. No es una acción casual. No ha sido una acción irreflexiva. Siempre cabe esperar que se produzca un desarrollo y que en algún momento el PKK pueda ser retirado de la lista. Sin embargo, el que el PKK se encuentre ahora en la lista, no es sin motivo. Se ha analizado detenidamente. No hablamos de que se haya adoptado una decisión que no venía al caso. Son criterios objetivos los que han servido de base para la inclusión. Sin embargo, precisamente porque son criterios objetivos, también puede suceder que posteriormente en base a los mismos criterios objetivos pudiera retirarse al PKK de la lista. Por último, me gustaría discutir o contradecir el razonamiento de que Turquía vaya a portarse peor – o como se quiera llamarlo ahora – con los kurdos en Turquía. No hay nada que lo indique. Mencioné en mi respuesta un ejemplo de cómo las cosas apuntan en la otra dirección. Luego espero y creo que mi antiguo compañero no tiene razón en este punto.

 
  
MPphoto
 
 

  Uca (GUE/NGL) . – (DE) Señor Presidente, yo le agradezco su respuesta, señor Haarder. Lamentablemente, no he obtenido respuesta a mis preguntas en lo que respecta al HADEP, qué opinan ustedes sobre dicha organización y si en el futuro también se incluirá al HADEP en la lista de organizaciones terroristas. Usted no ha dicho ni una palabra al respecto.

En relación con el otro punto, yo quisiera recordar una vez más que cuando consideramos la lista de las organizaciones terroristas también deberíamos tomar en consideración el punto de vista kurdo. Se han arrasado totalmente más de cuatro mil aldeas kurdas. ¿Quién actuará frente a ello y dará protección a la población kurda? ¿Acaso no se trata también de actos terroristas? Por otra parte, si consideramos el caso de Leyla Zana, ésta fue galardonada con el Premio Sajarov del Parlamento Europeo y en Turquía fue condenada por su apoyo al PKK. Según la lista más reciente, Leyla Zana es una terrorista en Turquía. Mi pregunta es: ¿Qué actos de terror ha cometido la diputada Leyla Zana para ser clasificada como terrorista?

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Puedo asegurarle a la Sra. Uca que conozco tanto los varios miles de pueblos destruidos como el destino sufrido por Leyla Zana, la ganadora del premio Sajarov en cuya entrega yo mismo participé. Sin embargo, precisamente para ser objetivos, es importante analizar las cosas a fondo. KADEK, el sucesor del PKK, está bajo investigación, sin embargo, en este momento no puedo indicar en que acabará esta investigación. No sería pertinente que dijera nada al respecto. Las cosas deben seguir su curso. Debemos seguir las normas que nosotros mismos hemos fijado, y debemos escuchar a los expertos a quienes pedimos que valoren el cumplimiento o no de nuestros criterios.

 
  
MPphoto
 
 

  Wuori (Verts/ALE). – (FI) Señor Presidente, la lucha contra el terrorismo también ha provocado excesos y expresiones exageradas de la legítima defensa, hechos que se vuelven fácilmente contraproducentes. Por ello, es sumamente importante que la Unión Europea y su Consejo de Ministros actúen de forma coherente y conserven el realismo y la frialdad a la hora de plantearse estos problemas. Especialmente ahora que estamos considerando nuestra postura ante el Estatuto del Tribunal Penal Internacional y ante las misiones de paz en Bosnia. Esto está estrechamente relacionado con la cuestión que hoy estamos abordando.

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Sí, estoy de acuerdo con las últimas palabras de mi antiguo compañero y buen amigo, el Sr. Wouri, tal y como las entendí. No tengo mucho que añadir a lo manifestado sobre la importancia de que establezcamos una distinción objetiva entre qué organizaciones son organizaciones terroristas y cuáles no lo son. Debe hacerse objetivamente. Y permítanme concluir diciendo que siento el mayor de los respetos por el trabajo que el Sr. Wouri ha realizado en favor de los derechos humanos en este Parlamento y le doy las gracias por el libro que me dio esta mañana. Prometo leerlo.

 
  
MPphoto
 
 

  Maes (Verts/ALE). - (NL) Señor Presidente del Consejo, quisiera formular dos preguntas en las que solicito mayor precisión. Mi primera pregunta es: ¿cuáles son los criterios que han llevado a la decisión de considerar el PKK como una organización terrorista? Y mi segunda pregunta es: ¿cómo se interpreta este concepto de cara a quienes colaboran con una organización de estas características? No sería de extrañar que existiera una colaboración muy generalizada, puesto que se trata de un movimiento al que los propios kurdos consideran como una especie de movimiento de liberación nacional.

Y por último: ¿a quién propondría usted como posible interlocutor de los kurdos a la hora de iniciar el proceso de paz? En Irlanda del Norte también han tenido que negociar con socios que en un primer momento no inspiraron demasiada confianza.

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Señor Presidente, los criterios respecto a qué organizaciones son organizaciones terroristas y cuáles no pueden encontrarse en la posición común del Consejo de 2 de mayo de 2002. Son muy precisos y son los expertos quienes valoran si se cumplen estos criterios. Entiendo perfectamente que Nelly Maes mencione Irlanda del Norte y otros lugares donde se ha acabado alcanzando un compromiso con anteriores organizaciones terroristas. Hemos de esperar que también suceda así en el futuro, pues ésta es a menudo la forma de que organizaciones terroristas dejen de ser organizaciones terroristas. Sin embargo, a la luz de lo sucedido, a la luz de la amenaza, a la que obviamente se enfrentan nuestros países, con un amplio consenso de la sociedad internacional se ha aprobado mostrar una postura firme ante las posibles organizaciones terroristas. Lo cual se ha traducido en estos criterios y en esta lista. Me cuesta ver qué otra cosa puede hacerse, además, esto no excluye la posibilidad de que antiguos miembros del PKK puedan llegar a desempeñar un papel en un futuro régimen que garantice los derechos por los que han luchado las organizaciones kurdas y de los que tengo un conocimiento igual de amplio que – creo – Nelly Maes. Hemos estado bastante de acuerdo en estos temas durante el tiempo en que estuvimos sentados casi codo a codo en este Parlamento.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. - Señor Haarder, vamos a hacerle la última pregunta de hoy en el límite del tiempo, que hemos prorrogado desde las 19.00 horas porque hemos empezado con más de quince minutos de retraso.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. - Pregunta nº 25 formulada por Konstantinos Alyssandrakis (H-0420/02):

Asunto: Intento de criminalización de las convicciones políticas en Eslovaquia

En el Parlamento de Eslovaquia se ha presentado una propuesta de modificación del Código Penal (ley 140/1961) que prevé penas de prisión para cuantos manifiesten simpatía por las ideas comunistas. El intento de criminalización de la acción política tiene lugar a la vista de las elecciones parlamentarias que se celebrarán en septiembre de 2002, en las que, según diversas estimaciones, el Partido Comunista de Eslovaquia podría rebasar el límite del 5% y obtener representación parlamentaria. El objetivo es atemorizar a los votantes mediante la criminalización de sus concepciones políticas, ya que se amenaza con penas de prisión de seis meses a tres años a cuantos manifiesten incluso "simpatía por el comunismo" o "duden de sus crímenes", e impedir de este modo que los ciudadanos se expresen de forma democrática.

¿Condena el Consejo esta acción inadmisible y profundamente antidemocrática? ¿Piensa emprender las iniciativas oportunas ante las autoridades eslovacas de manera que acciones semejantes no encuentren eco, al menos en un país que está en puertas del ingreso en la UE?

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Señor Presidente, el Consejo hace gran hincapié en que los países candidatos cumplan los criterios políticos para la ampliación establecidos en Copenhague en 1993. Es decir, democracia, Estado de derecho, derechos humanos y protección de las minorías. Se acordó que estos criterios tendrían que cumplirse antes de que pudieran abrirse negociaciones para la adhesión. Las negociaciones con Eslovaquia no se abrieron por tanto hasta que el Consejo Europeo de Helsingfors en diciembre de 1999 pudo determinar que se cumplían los criterios. La Comisión concluyó en su informe de 2001 sobre los progresos realizados por Eslovaquia que Eslovaquia seguía cumpliendo los criterios políticos de Copenhague. La Comisión constató asimismo que el país ha hecho mucho desde 1999 por consolidar y afianzar la estabilidad de las instituciones y con ello fortalecer la democracia, el Estado de derecho y los derechos humanos. En cuanto a la pregunta concreta que plantea el distinguido diputado, la propuesta de ley en cuestión, según se ha informado, de momento está en trámite en el Parlamento eslovaco. La segunda lectura, que debería haber tenido lugar a mediados de junio, se aplazará posiblemente porque hay muchas propuestas de ley por tramitar. El Consejo no puede valorar en el momento actual el contenido de esta propuesta. Sería inadecuado que la UE se inmiscuyera en el proceso democrático de un tercer país. En el caso de que la propuesta legislativa fuera aprobada, la UE sin duda tomará postura ante el contenido y si resultara que se trata de una violación de los principios democráticos fundamentales, especialmente de los criterios de Copenhague, la UE naturalmente no tardará en plantear esta cuestión en cualquier oportunidad que surja y especialmente en los órganos creados en virtud del Acuerdo de Europa. El Consejo seguirá muy de cerca el desarrollo de los acontecimientos con respecto a este ley y espera más datos sobre el debate en la asamblea legislativa de Eslovaquia.

 
  
MPphoto
 
 

  Alyssandrakis (GUE/NGL). – (EL) Señor Presidente en ejercicio del Consejo, la respuesta del Consejo me recuerda a alguien que sabe que se va a cometer un crimen, no hace nada por evitarlo y se guarda de proceder penalmente contra el autor después de haberse cometido. El proyecto de ley en cuestión ya ha influido en la vida política del país, especialmente ante las próximas elecciones de septiembre en las que, según diversas estimaciones, el Partido Comunista de Eslovaquia podría rebasar el límite del 5% y obtener representación parlamentaria. Excepto si el Consejo no considera que es un problema, no considera una violación de los derechos humanos criminalizar las concepciones políticas mediante esta ley, que amenaza con penas de prisión de seis meses a tres años a cuantos manifiesten incluso simpatía por el comunismo o duden de sus crímenes. Me pregunto si el Consejo considera que una amenaza así con penas, una criminalización tal, está dentro o fuera del respeto a los derechos políticos fundamentales.

 
  
MPphoto
 
 

  Haarder, Consejo. – (DA) Me gustaría señalar que hemos establecido criterios muy claros, los llamados criterios de Copenhague. Constituyen la acción preventiva que aquí se reclama. He dicho – y se ha dicho siempre – que estos criterios deben ser respetados por cualquiera que desee convertirse en miembro de la Unión Europea. Aún se trata sólo de una propuesta de ley y una propuesta de ley en un tercer país. La Unión Europea ha de ser quien valore la situación si la propuesta de ley es aprobada con o sin enmiendas. Entonces se valorará si entra en conflicto con los criterios de Copenhague. No deseo emitir en representación del Consejo ningún fallo al respecto en esta Asamblea en el día de hoy.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. - Muchas gracias, señor Haarder, por esta larga colaboración de hoy. Le esperamos el próximo mes para el turno de preguntas, después de las vacaciones.

Al haberse agotado el tiempo asignado al turno de preguntas al Consejo, las preguntas nºs 26 a 53 recibirán respuesta por escrito.(4)

El turno de preguntas al Consejo queda cerrado. (5)

(La sesión, suspendida a las 19.25 horas, se reanuda a las 21.00 horas)

 
  
  

PRESIDENCIA DEL SR. COLOM I NAVAL
Vicepresidente

 
  

(1) Reglamento (CE) 2679/98 del Consejo, DO L 337 de 12.12.1998.
(2) DO L 306 de 7.12.2000, p. 32.
(3) DO L 344 de 28.12.2001, p. 70.
(4) Cf. Anexo "Turno de preguntas".
(5) Comunicación de posiciones comunes del Consejo: Cf. Acta

Aviso jurídico - Política de privacidad