Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Debates
Martes 11 de enero de 2005 - Estrasburgo Edición DO

12. Turno de preguntas (Comisión)
MPphoto
 
 

  La Presidenta . De conformidad con el orden del día, se procede al turno de preguntas a la Comisión (B6-0001/2005).

Part I

 
  
MPphoto
 
 

  La Presidenta .

Pregunta nº 26 formulada por Jacky Henin (H-0505/04):

Asunto: Desaparición de las cuotas en materia textil

A raíz de la propuesta adoptada el 26 de octubre por la Comisión Europea, van a suprimirse las cuotas de importación de productos textiles a partir del 1 de enero de 2005.

Esta decisión va a tener graves consecuencias en el territorio de la Unión en términos de reestructuración industrial y de empleo. Los economistas de la región Nord-Pas-de-Calais ya están hablando de la desaparición, en ese territorio, de 9 000 de los 29 000 empleos directos de este sector industrial.

Son dramas humanos lo que va a traer consigo esta decisión para los asalariados afectados y sus familias.

¿Qué medidas de ayudas concretas va a adoptar la Comisión para salvaguardar y desarrollar el empleo en las grandes regiones de la industria textil de la Unión Europea, en particular en materia de fondos estructurales y de lucha contra las deslocalizaciones dentro y fuera del territorio europeo?

 
  
MPphoto
 
 

  McCreevy, Comisión. (EN) Señorías, contesto a esta pregunta en nombre de mi colega el señor Mandelson, quien no ha podido asistir a esta sesión por encontrarse de viaje a la India.

El Acuerdo sobre los Textiles y el Vestido de la OMC, que estableció un período de diez años para eliminar las restricciones, expiró el 31 de diciembre de 2004, y desde entonces el comercio de productos textiles y de confección está sometido a las normas generales de la OMC.

La eliminación de las restricciones reestructurará probablemente la exportación de productos textiles y de confección y las tendencias mundiales a la externalización. Puede producirse un efecto de sustitución entre los proveedores en beneficio de aquellos países que sean capaces de ofrecer una gama completa de productos, economías de escala, precios competitivos y servicios eficientes. El efecto de la supresión de las restricciones será realmente notable, aunque resulte difícil evaluarlo en estos momentos. Además es probable que varíe mucho en función de las condiciones de cada país, de la capacidad de lograr ventajas competitivas en el segmento de mayor valor añadido y de las respuestas políticas internas. Se necesitará un esfuerzo continuo por elevar los niveles de cualificación de los trabajadores, mejorar la calidad de sus empleos y capacitar a los interlocutores sociales en todos los niveles para hacer frente a los numerosos retos que se plantean en este sector.

Por lo que respecta a Europa, este sector cuenta sin duda con activos para el futuro. La inversión, la opción por los segmentos más altos del mercado y el liderazgo mundial en el sector de la moda han hecho que Europa sea el mayor exportador de textiles del mundo y el segundo exportador de prendas de vestir.

La Comisión cree que esto exige una triple respuesta: controlar el nivel de las importaciones a la UE, ayudar al sector a reforzar su competitividad y a seguir siendo una industria clave de la UE, y prestar especial atención a los países en vías de desarrollo más pobres y vulnerables. La Comunicación de la Comisión del 13 de octubre de 2004, titulada «El sector textil y de la confección después de 2005», constituye un elemento clave de esta estrategia. Esta comunicación responde a la serie de recomendaciones del grupo de alto nivel del sector textiles y de la confección, en el que estaban representados los sindicatos.

En cuanto a la financiación estructural y los procesos de relocalización, la participación del sector textil y de la confección en los programas multisectoriales debería ofrecer un marco eficaz de apoyo al sector, permitir la diversificación de la producción y, en última instancia, servir a los intereses económicos de las regiones afectadas.

Además, la Comisión propone que los Estados miembros reserven en todos los futuros programas un 1 % de la contribución anual de los Fondos estructurales al objetivo de «Convergencia», y un 3 % de la contribución anual de los Fondos estructurales al objetivo de «Competitividad y empleo regionales» para crisis locales o sectoriales imprevistas, relacionadas con la reestructuración económica y social o con las consecuencias de la apertura del comercio.

 
  
MPphoto
 
 

  Henin (GUE/NGL).(FR) Señora Presidenta, permítame expresar en esta Cámara mi más sincera solidaridad. Insisto, es responsabilidad y el deber de la Comisión, del Consejo y del Parlamento detener esta catástrofe social.

 
  
MPphoto
 
 

  La Presidenta .

Pregunta nº 27 formulada por Robert Evans (H-0509/04):

Asunto: Esclavitud en la industria del chocolate

La Comisión debe estar al corriente del problema que supone el trabajo infantil forzoso e ilegal en la industria del cacao.

En África occidental, que produce la mayor parte de cacao del mundo, se estima que más de 200 000 niños trabajan en condiciones peligrosas en explotaciones de cacao (Instituto Internacional de Agricultura Tropical, julio de 2002). Los consumidores europeos se enfrentan a la posibilidad de que parte del chocolate que consumen haya sido producido mediante trabajos forzosos.

¿Podría informar la Comisión sobre las iniciativas que se han llevado a cabo para asegurar que el sabor a esclavitud sea erradicado de la dieta europea?

 
  
MPphoto
 
 

  McCreevy, Comisión. (EN) Señorías, contesto a esta pregunta en nombre de mi colega el señor Mandelson, quien no ha podido estar presente esta tarde, ya que debe asistir a la conferencia de donantes para la catástrofe del tsunami.

En este tema, la Comisión sigue un doble planteamiento. En primer lugar, apoyamos por un lado las iniciativas y programas de la OIT. En segundo lugar, reforzamos la capacidad de los países de la región para que aplique las correspondientes disposiciones del Acuerdo de Cotonú y los diversos protocolos e iniciativas de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental en el ámbito de la protección infantil.

En el año 2000, la Organización Internacional del Trabajo puso en marcha, a través de su Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil, una nueva iniciativa denominada «Lucha contra el tráfico de niños destinados a la explotación laboral en África Occidental y Central». En 2003 se añadió un «Programa Agrícola Comercial y del Cacao de África Occidental para luchar contra el trabajo infantil peligroso y la explotación de menores», que se centra especialmente en el cultivo del cacao.

La Comisión mantiene con la OIT una asociación estratégica, en la que la lucha contra el trabajo infantil es prioritaria. En este contexto se está estudiando un programa de 15 millones de euros con cargo a los fondos ACP. El objetivo sería, entre otras cosas, en primer lugar la creación de un mecanismo sostenible para impedir que los niños realicen trabajos de todo tipo en el sector agrícola y otros sectores. En segundo lugar, reforzar la capacidad de los organismos y organizaciones nacionales y locales para planificar, poner en marcha, aplicar y evaluar medidas para evitar y eliminar gradualmente el trabajo infantil. En tercer lugar, eliminar todo el trabajo infantil en el sector del cacao, evitar que los niños en situación de riesgo realicen dichos trabajos y mejorar la capacidad de obtención de ingresos de los miembros adultos de la familia, en particular las mujeres, mediante programas de protección social.

ECOWAS es una organización regional dedicada a la lucha contra el trabajo infantil. Aparte de las disposiciones del Acuerdo de Cotonú sobre normas comerciales y laborales, los Jefes de Estado de ECOWAS adoptaron una declaración y un plan de acción para luchar contra la explotación de menores, y esta organización ha creado recientemente una unidad infantil en su secretaría. El Noveno Programa Indicativo Regional del FEDER ofrecerá asistencia a esta nueva unidad dentro de ECOWAS con vistas a potenciar la efectividad de su labor.

 
  
MPphoto
 
 

  Evans, Robert (PSE).(EN) Doy las gracias al señor Comisario por informarme de la OIT y otras organizaciones y actividades que ya son de dominio público. Me pregunto si la Comisión se plantea un programa más positivo con respecto a las empresas que se benefician de esta actividad en este momento, por ejemplo insistiendo en que a menos que las empresas europeas –y no olvidemos que los europeos y los norteamericanos consumen la mayoría de estos productos de cacao– puedan garantizar que no fabrican sus productos y realizan sus beneficios gracias al trabajo infantil, no podrán importarlos en Europa. ¿Se ha planteado la Comisión esta cuestión o en todo caso se la planteará?

 
  
MPphoto
 
 

  McCreevy, Comisión. (EN) La Comisión considera que el marco del Acuerdo de Cotonú celebrado entre la UE y los 77 países ACP ofrece auténticas oportunidades para resolver los aspectos humanos y sociales de esta práctica, junto con el elemento de corrupción que puede estar vinculado a ella, mediante el diálogo político y el apoyo a la gobernanza en los países ACP. Además estima que la pobreza y la falta de oportunidades locales son algunas de las principales razones de la explotación del trabajo infantil y del tráfico de menores. El planteamiento basado en la reducción de la pobreza a través de la cooperación al desarrollo de la UE constituye un buen fundamento para hacer frente a este problema, pues da prioridad al crecimiento equitativo y a un mejor acceso a la educación.

Por último, el Acuerdo de Cotonú representa un importante paso adelante de cara a promover normas sobre trabajo infantil en los acuerdos bilaterales. El artículo 50 contempla una disposición concreta sobre normas comerciales y laborales, en la que se reafirma el compromiso de las partes de cumplir las normas internacionales sobre trabajo infantil definidas en los convenios de la OIT en la materia.

 
  
MPphoto
 
 

  Harbour (PPE-DE).(EN) ¿Sabe la Comisión que la Asociación Mundial de Fabricantes de Chocolate celebró una acuerdo en 2001 concretamente para resolver este problema? Por lo tanto, ¿se compromete la Comisión a examinar el informe que los fabricantes internacionales de chocolate deberán presentar a mediados de este año, a felicitarlos por la labor que han venido haciendo y a alentarlos a continuar desarrollando su programa de certificación?

Ignoro las razones por las que las miradas se han centrado en el sector del chocolate, pues existen muchos otros productos alimenticios procedentes de países del Tercer Mundo en los que se presentan los mismos problemas; las cuestiones de etiquetado y las normas de calidad revisten una gran importancia en todo el sector.

 
  
MPphoto
 
 

  McCreevy, Comisión. (EN) Comunicaré sin duda los comentarios del señor Harbour al señor Michel.

 
  
MPphoto
 
 

  La Presidenta .

Pregunta nº 28 formulada por Bogusław Sonik (H-0572/04):

Asunto: Suspensión de las exportaciones de productos alimentarios de los nuevos Estados miembros a Rusia

Quisiera proponer a la Comisión Europea que inicie de inmediato conversaciones con la Federación Rusa en relación con la amenaza de suspensión y obstaculización de las exportaciones de productos alimentarios de Polonia y del resto de nuevos Estados de la UE a Rusia. Estas conversaciones debieran contribuir a facilitar, normalizar, agilizar y precisar los criterios de control. Quisiera asimismo expresar mi indignación ante la posición de la Comisión en el sentido de que el problema de los controles veterinarios a cargo de los servicios competentes de la Federación Rusa es un asunto interno de los Estados. Esta afirmación supone una discriminación de los nuevos Estados miembros en las relaciones internas de la Unión, ya que los Estados miembros no disponen de la posibilidad de decidir individualmente en los asuntos veterinarios relacionados con las importaciones de países terceros. Por tanto, una solución a este problema es imposible sin mediar el diálogo de todos los socios. No es esta una situación inédita en la Comisión Europa, puesto que en su día ya «apoyó» las conversaciones de Francia con Estados Unidos respecto a un asunto similar.

 
  
MPphoto
 
 

  McCreevy, Comisión. (EN) Contesto a esta pregunta en nombre de mi colega el señor Kyprianou, quien no ha podido asistir a esta sesión por no encontrarse bien.

La Comisión ha hecho todo lo posible por evitar que se interrumpan las exportaciones de productos animales y vegetales de la Unión Europea a Rusia. Este posible trastorno se debe a que Rusia insiste en que las exportaciones de la UE cumplan sus especiales requisitos de importación.

Existía una preocupación concreta de que el comercio internacional de productos animales quedara completamente bloqueado a partir del 1 de enero de 2005. En efecto, Rusia insiste en que a partir de esa fecha se utilice un único juego de certificados sanitarios para las importaciones. Sin embargo, las negociaciones llevadas a cabo por la Comisión en nombre de la UE han permitido evitar ese riesgo.

En cuanto a los productos vegetales, sector que podría verse afectado por un riesgo similar a partir del 1 de abril de 2005, la Comisión tenía la intención de iniciar las negociaciones desde el momento en que surgió dicho riesgo, y pidió autorización al Consejo para ello. Tras un debate entre los Estados miembros sobre esta petición, el Consejo de Agricultura del mes de diciembre de 2004 aceptó y la Comisión emprendió de inmediato las negociaciones sobre estas cuestiones en nombre de la UE. La Comisión confía en que dichas negociaciones se verán coronadas por el éxito.

Por ello quiero asegurar a su Señoría que si bien la Comisión carece de competencias en relación con los requisitos de exportación en terceros países, manifestó que estaba dispuesta a ayudar a resolver este problema, y apenas recibió luz verde del Consejo, la Comisión entabló las oportunas negociaciones.

Durante las negociaciones no se ha hecho distinción alguna entre antiguos y nuevos Estados miembros. Sin embargo, Rusia ha insistido en inspeccionar todos los establecimientos de los nuevos Estados miembros que han solicitado autorizaciones para exportar. La Comisión ha puesto de relieve que esos mismos establecimientos han sido autorizados para el comercio intracomunitario tras el proceso de ampliación. Asimismo ha presionado para que las inspecciones se realicen lo antes posible.

En resumidas cuentas, esta situación sin duda ha trastornado el comercio de estos Estados miembros con Rusia, y el hecho de que Rusia no sea miembro de la OMC y no se considere obligada a cumplir las normas de esta organización no viene a facilitar las cosas.

Su Señoría puede estar seguro de que la Comisión ha implicado a todos los Estados miembros en los esfuerzos por evitar la interrupción del comercio, en particular a los nuevos Estados miembros. Estos esfuerzos prosiguen y la Comisión continuará defendiendo los intereses de la Comunidad.

 
  
MPphoto
 
 

  Sonik (PPE-DE). (PL) Señora Presidenta, señor Comisario, la situación es mucho más dramática de lo que podría deducirse de la respuesta del señor Comisario. Desde el 1 de mayo, Rusia ha estado jugando y no ha aceptado bienes provenientes de Polonia como represalia por la negativa de determinados países, como los bálticos, a aceptar las importaciones rusas debido a que no cumplían los requisitos sanitarios establecidos por la UE. Sin embargo, los Estados miembros no tienen poder para tomar decisiones independientes sobre cuestiones veterinarias relativas a las importaciones desde terceros países. Quisiera solicitar que se tomen medidas urgentes al respecto.

 
  
MPphoto
 
 

  McCreevy, Comisión. (EN) Como he señalado en mi respuesta, la Comisión ha tratado esta cuestión con bastante urgencia cuando pidió al Consejo que nos diera luz verde y cuando entablamos las negociaciones. Su Señoría tiene razón cuando dice que esto comporta determinadas dificultades importantes para algunos de estos países, y la Comisión hará todo lo posible por alcanzar una solución satisfactoria. Sin embargo, tengo que señalar los límites de lo que podemos conseguir. Esperamos que, con buena voluntad por ambas partes, esta cuestión concluya satisfactoriamente en un futuro próximo.

 
  
  

Parte II

Preguntas al Comisario McCreevy

 
  
MPphoto
 
 

  La Presidenta .

Pregunta nº 29 formulada por Proinsias De Rossa (H-0515/04):

Asunto: Servicios en el mercado interior

Suscita gran preocupación el hecho de que el proyecto de directiva sobre servicios y, en particular, su disposición relativa al «país de origen» puedan llevar al dumping social y a una «carrera a la baja» en la prestación de servicios.

¿Piensa retirar la Comisión el proyecto de directiva e iniciar un proceso de consultas encaminado a elaborar una propuesta más equilibrada, que tenga también en cuenta la necesidad de una directiva marco que permita la prestación de servicios de interés general o servicios públicos de alta calidad?

 
  
MPphoto
 
 

  McCreevy, Comisión. (EN) La Comisión desea recalcar que la supresión de los obstáculos al mercado interior no equivale a socavar la calidad de los servicios, o que la Directiva de servicios traerá el dumping social, sino todo lo contrario.

En relación con la protección de los trabajadores, la propuesta de Directiva no afecta al acervo comunitario vigente, es decir, a la Directiva sobre el desplazamiento de trabajadores de 1996. Esta Directiva establece que los trabajadores desplazados, entre ellos los trabajadores temporales, disfrutan de una serie de importantes disposiciones de protección en relación con las condiciones de trabajo vigentes en el Estado miembro al que dicho trabajador ha sido destinado, independientemente de la legislación aplicable a la relación laboral. Por ello, las empresas no pueden utilizar esta propuesta para establecerse en países de bajos salarios a fin de evitar la protección social del Estado miembro de acogida.

Además, la propuesta de directiva refuerza el control de los trabajadores desplazados, pues establece un sistema de cooperación entre los Estados miembros y obliga al país de origen del proveedor de servicios a prestar asistencia a las autoridades del Estado miembro de acogida a la hora de supervisar las condiciones de trabajo. De este modo, la propuesta de directiva contribuirá a evitar el dumping social.

La Comisión no comparte la idea de que esta Directiva provocará una «carrera descendente» en la prestación de servicios. En primer lugar, el principio del país de origen se aplica exclusivamente a la prestación transfronteriza temporal de servicios. En el caso de los servicios prestados a través de un establecimiento en otro Estado miembro –por ejemplo, un hospital o una residencia para la tercera edad–, el proveedor de servicios tendrá que cumplir todas las normas vigentes en ese Estado miembro.

En segundo lugar, el principio del país de origen se inscribe en la armonización e intensificación de la cooperación administrativa entre Estados miembros. Además, una serie de excepciones al principio del país de origen abarcan, por ejemplo, las condiciones de trabajo aplicables al desplazamiento de trabajadores, los contratos de consumo, la salud y seguridad en las obras de construcción y la salud pública.

Por último, la Comisión desea poner de relieve que la propuesta de directiva no exige la liberalización o privatización de los servicios que prestan actualmente el sector público o entidades públicas a escala nacional, regional o local. La propuesta tampoco afecta a la libertad de los Estados miembros para definir lo que consideran servicios de interés económico general y la forma de organizar o financiarlos.

Además, no influye en la facultad de los Estados miembros para mantener normativas adecuadas sobre la calidad, disponibilidad y ejecución de los servicios de interés general u otras normativas sobre derechos del consumidor y del usuario. Asimismo cabe destacar que la propuesta no prejuzga la labor ni los resultados de iniciativas comunitarias concretas, en particular las consecuencias del Libro Blanco sobre servicios de interés general.

La Comisión se ha comprometido a entablar un auténtico diálogo tanto con los colegisladores como con las partes interesadas a fin de encontrar soluciones en ámbitos concretos que son motivo de preocupación. Hasta ahora, nadie ha cuestionado válidamente la necesidad de dar un paso importante hacia la apertura del mercado interior.

Confío que también su Señoría esté a favor de que las empresas, los consumidores y los trabajadores disfruten de las ventajas de un mercado de servicios integrado, abierto y competitivo. Todos conocemos los retos económicos y sociales a que se enfrenta la Unión Europea. Teniendo en cuenta la importancia que reviste el sector de los servicios, la propuesta de directiva ayudará significativamente a hacer frente a estos retos.

 
  
MPphoto
 
 

  De Rossa (PSE).(EN) En primer lugar, quiero dar la bienvenida al señor Comisario a su primer Turno de Preguntas en el Parlamento. Espero que asista a muchas más.

La respuesta del señor Comisario me ha dejado algo perplejo, pues indica que esta Directiva no hará nada, no afectará a ninguno de los aspectos que nos preocupan. Nos ha dicho que únicamente se aplicará a la prestación transfronteriza temporal de servicios. Si es así ¿de qué modo conducirá esta Directiva a un mercado de servicios integrado y competititvo? Si simplemente regulará la prestación transfronteriza temporal de servicios, ¿cómo ayuda a crear un mercado de servicios integrado y competitivo?

 
  
MPphoto
 
 

  McCreevy, Comisión. (EN) Como ya he señalado en mi respuesta, el principio del país de origen se aplica exclusivamente a la prestación transfronteriza temporal de servicios. El resto de la Directiva trata de otros muchos aspectos. Si los servicios se prestan a través de un establecimiento en otro Estado miembro, el proveedor de servicios tendrá que cumplir todas las normas aplicables en dicho Estados miembro.

Me gustaría señalar a su Señoría que admito que la Directiva de servicios es sumamente ambiciosa, pues pretende establecer un marco muy amplio. Soy conciente de las preocupaciones que abrigan numerosos diputados a este Parlamento y personas ajenas a él. Soy muy consciente de que esta cuestión ha incrementado la tensión política en algunos Estados miembros. He entablado un diálogo franco y constructivo con esta Cámara y lo seguiré haciendo. Espero las futuras comunicaciones de su ponente para evaluar los puntos de vista de los miembros de la comisión parlamentaria competente.

 
  
MPphoto
 
 

  Harbour (PPE-DE).(EN) ¿Está el Comisario de acuerdo conmigo en que es sumamente importante que los diputados a esta Cámara conozcan la enorme variedad de prácticas discriminatorias y contrarias a la competencia que aplican los Estados miembros contra los proveedores de servicios? Sería muy útil si pudiera usted explicarlas con más detalle a los diputados a este Parlamento que insisten en calificar esta Directiva de «dumping social» y «carrera descendente», términos que están totalmente fuera de lugar y que usted ha rechazado de forma tan convincente en su respuesta. No hay ninguna prueba de que vaya a suceder nada de ello, y sería útil que se transmitiese correctamente la faceta de creación de empleo que encierra esta Directiva.

 
  
MPphoto
 
 

  McCreevy, Comisión. (EN) Sin duda estoy de acuerdo con su Señoría en que las oportunidades de creación de empleo que ofrece la apertura del mercado de servicios en toda Europa son inmensas. Se han puesto en marcha varios estudios que demuestran que existen grandes oportunidades de creación de empleo. Puesto que los servicios representan bastante más del 60 % del PIB de la Unión, es evidente que cualquier mejora en el sector de los servicios provocará un aumento de la riqueza y del empleo para los habitantes de la Unión.

Estoy de acuerdo con su Señoría en que en muchos Estados miembros existen numerosas prácticas contrarias a la competencia que impiden la apertura real del mercado de servicios. La Directiva de servicios pretende abrir el sector de los servicios en beneficio de todos los europeos. Sin embargo, en respuesta a la pregunta anterior del señor De Rossa, también soy conciente de las preocupaciones concretas que han manifestado algunos diputados. Espero que podamos abordar con mayor profundidad esas preocupaciones durante el trámite parlamentario y otros procesos.

 
  
MPphoto
 
 

  Martin, David (PSE).(EN) Si creemos a pie juntillas las afirmaciones del Comisario en su respuesta a la primera pregunta, está claro que esta Directiva no se aplicaría al servicio sanitario del Reino Unido, que se basa en una asistencia que se imparte gratuitamente. Si podemos creer a pie juntillas estas afirmaciones, ¿por qué no excluye simplemente el sector sanitario del ámbito de aplicación de esta Directiva?

 
  
MPphoto
 
 

  McCreevy, Comisión. (EN) El planteamiento que he adoptado ante el Parlamento Europeo y otras instancias que han manifestado su preocupación es pedir que estas preocupaciones y problemas se pongan sobre el tapete y se incluyan en un documento. No quisiera comenzar con una lista de los elementos que creo que habría que suprimir, pues creo que no sería el planteamiento correcto.

Admito que se trata de un documento sumamente ambicioso y que vale la pena luchar por lo que intentamos alcanzar. En esta Cámara, los distintos temas se abordan desde perspectivas diversas, cada uno con sus experiencias y filosofías políticas y económicas. Lo que todos tenemos que aceptar es que si queremos que Europa supere los retos del futuro y mantenga el modelo de protección social y otras cosas a las que aspiramos y que deseamos en Europa, tenemos que lograr que la economía europea crezca. La inmovilidad no lleva a ninguna parte. La Directiva de servicios intenta abrir este mercado. Como he señalado en mi respuesta al señor Harbour, los servicios representan el grueso de las actividades económicas de la Unión Europea, y por eso es un objetivo por el que merece la pena luchar.

 
  
MPphoto
 
 

  La Presidenta .

Pregunta nº 30 formulada por Brian Crowley (H-0528/04):

Asunto: Objetivos de Lisboa

A principios de 2004, la Comisión presentó una propuesta de directiva sobre los servicios en cuanto contribución crucial a la continuación de la estrategia de Lisboa. Esta propuesta ha provocado un gran debate que va desde un amplio apoyo a una enérgica oposición por parte de algunos círculos.

¿Qué conclusiones extrae la Comisión de las reacciones que ha generado la propuesta?

¿Podría explicar la Comisión por qué ha elegido presentar una propuesta con un ámbito de aplicación tan amplio y por qué hace tanto hincapié en el papel del país de establecimiento del prestatario del servicio? ¿Por qué no ha optado la Comisión por un enfoque sector por sector?

¿Qué papel desempeña el sector de los servicios en la economía de la UE y qué parte del mismo es de carácter transfronterizo? ¿Qué resultados concretos relevantes para los objetivos de Lisboa espera alcanzar la Comisión con esta propuesta?

 
  
MPphoto
 
 

  McCreevy, Comisión. (EN) Como ha señalado su Señoría, la propuesta de Directiva sobre el mercado interior de servicios es un aspecto central de nuestros esfuerzos por reformar la economía europea. Los servicios suponen cerca del 70 % del PIB y del empleo de la UE. La supresión de los obstáculos al mercado interior en el sector de los servicios, como prevé la propuesta, es indispensable para alcanzar los objetivos de crecimiento y empleo que constituyen el meollo de la Agenda de Lisboa. Las oportunidades económicas que podrían derivarse de esta propuesta son realmente inmensas. Este extremo ha sido recalcado por un reciente estudio económico neerlandés que demuestra que la aplicación de la propuesta en su forma actual comportaría un aumento del 15 al 35 % del comercio bilateral y de la inversión extranjera directa en servicios comerciales.

La Comisión ha propuesto una directiva horizontal por varias razones. En primer lugar, aborda toda una amplia gama de servicios por el hecho de que los obstáculos detectados son comunes a varias actividades de servicios.

El enfoque más eficiente para superar estos obstáculos es el horizontal. En segundo lugar, un amplio proceso de armonización detallada mediante directivas sectoriales sería innecesario, ilusorio e incoherente con los principios de mejora de la reglamentación y de subsidiariedad. En tercer lugar, esta propuesta sobre los servicios tiene en cuenta la especificidad de determinadas actividades, propone una armonización concreta cuando lo considera necesario y adopta un enfoque gradual para su aplicación.

Está claro que la propuesta ha suscitado un amplio debate. Ahora bien, esto es lo que cabe esperar precisamente de una propuesta tan ambiciosa y trascendental como esta. Demuestra que la propuesta aborda algunas preguntas de suma importancia. Al mismo tiempo, significa igualmente que aún queda mucho trabajo por hacer para alcanzar una meta común.

El enfoque basado en el país de origen constituye un elemento muy importante de la propuesta por lo que se refiere a la prestación transfronteriza de servicios. Elimina el problema de que los servicios tranfronterizos sean objeto de un gran número de normas distintas. De este modo se estimulará la oferta de servicios transfronterizos y se incrementará la competitividad de la economía de la UE.

El enfoque basado en el país de origen es indispensable, sobre todo para las PYME, que carecen de medios para establecer sucursales u oficinas en otros Estados miembros y, por consiguiente, solo pueden exportar sus conocimientos a través de la prestación transfronteriza temporal de servicios. Quisiera señalar, no obstante, que este enfoque no se aplica a los servicios prestados a través de una presencia comercial fija en el país anfitrión.

Al mismo tiempo, quiero repetir que el enfoque del país de origen no funciona de forma aislada. Aparte de la armonización específica prevista para determinadas actividades, la propuesta contempla igualmente el desarrollo de la cooperación administrativa entre las autoridades y administraciones de los Estados miembros. Esta armonización y cooperación generará el grado necesario de confianza entre los Estados miembros para la aplicación efectiva del enfoque basado en el país de origen.

Por último, se prevén varias excepciones para los servicios que son especialmente sensibles debido a la necesidad de proteger a los consumidores, la salud o la seguridad pública, o si la actual discrepancia entre las legislaciones de los Estados miembros no permite la aplicación del enfoque del país de origen.

Como he señalado antes en mi respuesta, la Comisión está convencida de que la propuesta es el mejor camino para hacer realidad el potencial económico del sector de los servicios, en interés de nuestros trabajadores, consumidores y empresas.

 
  
MPphoto
 
 

  Crowley (UEN).(EN) También yo quiero dar la bienvenida al Comisario McCreevy a su primer Turno de Preguntas en el Parlamento y deseo volver a recalcar desde el principio que estoy totalmente a favor de la Estrategia de Lisboa y de sus objetivos, porque pueden generar una mayor riqueza y empleo dentro de la Unión Europea.

Sin embargo, en relación con su respuesta, uno de los principales obstáculos para el comercio transfronterizo y para la protección del principio del país de origen es la idea de una ventanilla única para el registro de sociedades, es decir, si un Estado miembro autoriza a una sociedad a prestar ese servicio en su territorio, esta autorización debería ser recíproca en todos los Estados miembros, porque la base del proceso decisorio con arreglo a las normas del mercado interior es la misma.

 
  
MPphoto
 
 

  McCreevy, Comisión. (EN) El enfoque basado en el país de origen, que constituye la esencia de la Directiva de servicios, permitirá lo que expone el señor Crowley. Como he dicho en mi respuesta, permitirá que las empresas operen en otro Estado miembro sin tener que someterse a una multitud de nuevas pruebas. Ese es el fundamento del principio del país de origen que se aplicaría al caso descrito.

 
  
MPphoto
 
 

  Mitchell (PPE-DE).(EN) También yo deseo dar la bienvenida al señor Comisario a su primer Turno de Preguntas en esta Cámara.

Me gustaría preguntarle, en relación con la competitividad y la capacidad económica –que son aspectos de la Agenda de Lisboa–, si coincide conmigo en que es necesario abordar problemas laborales estructurales, especialmente si comparamos Europa con los Estados Unidos. A este respecto, ¿considera el Comisario que es necesario abordar el acceso de las mujeres al trabajo, que es sumamente limitado en la UE en comparación con la situación en los Estados Unidos, en parte debido a la falta de guarderías asequibles? ¿Abordará la Comisión está cuestión?

 
  
MPphoto
 
 

  McCreevy, Comisión. (EN) Me complace la intervención del señor Mitchell, pero me gustaría señalar que estas cuestiones son competencia de mi colega el señor Spidla. El señor Mitchell ha mencionado otros problemas relacionados con el crecimiento dentro de la Comunidad Europea. El proceso de Lisboa aborda estas cuestiones, y como saben sus Señorías, el señor Barroso ha declarado que la Agenda de Lisboa es su prioridad absoluta para nuestro mandato.

Tomo nota de lo que ha dicho su Señoría sobre el acceso de las mujeres al mercado de trabajo y de sus comentarios sobre las guarderías. Estoy seguro de que otros Comisarios abordarán estos temas.

 
  
MPphoto
 
 

  Cederschiöld (PPE-DE). (SV) También yo quisiera darle la bienvenida al Comisario McCreevy. Cuando se trata de la Directiva de Servicios, es obvio que no todo el mundo ha comprendido por qué es necesaria. Por lo tanto, creo que sería adecuado, y también le preguntaré al Comisario si no es así, elaborar una lista de ejemplos que demuestren de forma clara cómo se ha impedido en la práctica a las empresas contribuir al desarrollo económico. Un ejemplo de ello es el caso de una empresa francesa que desea producir lápidas a la que los alemanes se lo impiden y que se ve expuesta a la amenaza de ser multada.

¿Podría el señor Comisario proporcionarnos una lista práctica y completa de los numerosos problemas que hemos observado en SOLVIT y en otros contextos, problemas a los que se ven expuestas las empresas y que impiden el desarrollo económico?

 
  
MPphoto
 
 

  McCreevy, Comisión. (EN) Ya hemos elaborado un documento de este tipo y con mucho gusto enviaré un ejemplar a su Señoría.

 
  
MPphoto
 
 

  Martin, David (PSE).(EN) Señora Presidenta, sé lo difícil que es presidir estas sesiones, pero me pregunto que relación tenía esa pregunta complementaria con la pregunta original del señor Mitchell. Al parecer, la señora Cederschiöld ha saltado a la pregunta precedente. Mi compañero, el señor De Rossa, tenía una auténtica pregunta complementaria sobre la pregunta precedente y se le ha denegado la palabra.

 
  
MPphoto
 
 

  La Presidenta . Señor Martin, es evidente que este tema interesa mucho a toda la Asamblea. Son muchos los diputados que han solicitado intervenir y no hay forma de que yo pueda saber de antemano con qué estarán relacionadas las preguntas suplementarias de los Diputados en el momento que les concedo la palabra. Quizás debería volver a tratar el tema con la señora Cederschiöld.

En cualquier caso, ya hemos superado la segunda parte del turno de preguntas, lo cual significa que ya no pueden considerarse las preguntas nº 31 a 33, por lo que serán respondidas por escrito. A continuación procedemos al siguiente grupo de preguntas.

Preguntas a la Comisaria Ferrero-Waldner

 
  
MPphoto
 
 

  La Presidenta .

Pregunta nº 34 formulada por Luis Yañez-Barnuevo García (H-0506/04):

Asunto: Programas de educación en América Latina tras la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno en Costa Rica.

La Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno ha aprobado en San José de Costa Rica el pasado noviembre impulsar los programas de educación como clave para el desarrollo de los países de América Latina.

¿Es también esta una oportunidad relevante para la Comisión en las relaciones de la Unión Europea con América Latina?

 
  
MPphoto
 
 

  Ferrero-Waldner, Comisión. (DE) Señora Presidenta, debo decir que este es mi primer turno de preguntas, pero que lo estoy ansiando. Siempre se agradece tener la oportunidad de poder tratar problemas específicos.

A continuación hablaré en inglés.

 
  
  

(EN) Esta pregunta versa sobre la educación, que es un sector realmente muy importante en el contexto de las relaciones de la Comisión con América Latina. La importancia de este sector ha sido recalcada por los Jefes de Estado y de Gobierno de ambas regiones en las cumbres de Río, Madrid, Guadalajara y otras más, que reclamaron en particular el refuerzo de la cooperación regional en el ámbito de la enseñanza superior.

La Comisión está llevando a cabo diversos programas de cooperación a escala nacional, subregional y regional en el ámbito de la educación, cuyo importe asciende a unos 300 millones de euros. En particular, la Comisión financia dos programas regionales en el ámbito de la enseñanza superior. Uno de ellos es el programa Alfa – América-Latina Formación Académica, y el otro es el programa Alban – América-Latina Becas de Nivel.

El programa Alfa se dedica a promover la cooperación entre centros de enseñanza superior y otras organizaciones competentes en las dos regiones con vistas al desarrollo de capacidades humanas e institucionales, movilizar a la sociedad civil tanto de la UE como de América Latina y, de ese modo, forjar y reforzar lazos duraderos. Alfa 1 abarca el período 1994-1999 y Alfa 2, el período 2000-2005.

En materia de créditos, Alfa 1 cuenta con un presupuesto de 32 millones de euros y Alfa 2 de 42 millones de euros.

El programa Alban se puso en marcha en 2002 con ocasión de la Cumbre de Madrid entre la UE y América Latina, en respuesta a las recomendaciones de la cumbre de Río de Janeiro. Este programa concede becas a nacionales latinoamericanos para cursar niveles de máster y doctorado en establecimientos de la UE, así como para la formación de profesionales latinoamericanos en organizaciones de la Unión.

Se están llevando a cabo varios proyectos educativos a escala regional y nacional, en particular en la enseñanza básica. Cabe señalar que el programa de 74,6 millones de euros está dedicado a la educación en el marco del programa de reconstrucción y rehabilitación de América Central tras el paso del huracán Mitch en 1998.

En Nicaragua, la Comisión contribuye a mejorar el sector educativo mediante una ayuda presupuestaria por un total de 62,5 millones de euros.

 
  
MPphoto
 
 

  Yañez-Barnuevo García (PSE).(ES) Señora Presidenta, en primer lugar doy la bienvenida a la Comisaria, señora Ferrero, que une a su apellido de adopción hispano su dominio del español y su conocimiento de América Latina. Su respuesta me ha satisfecho. Era lo que quería saber sobre el apoyo de la Comisión a los programas de educación y, especialmente, al instrumento al que me refería en mi pregunta, que es la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de Iberoamérica, que componen los países de habla española y portuguesa de América Latina, más España y Portugal.

Le reitero las gracias, señora Comisaria. En el futuro tendremos ocasión de hablar más de estos temas.

 
  
MPphoto
 
 

  Ferrero-Waldner, Comisión. Puesto que ya he conterstado, no tengo nada que añadir.

 
  
MPphoto
 
 

  La Presidenta .

Pregunta nº 35 formulada por Bart Staes (H-0510/04):

Asunto: ¿Decide el azar sobre la cooperación al desarrollo?

Con la campaña "¿Vas a permitir que decida el azar? - ¡Europa no!", la Comisión da a entender a los europeos que está dispuesta a invertir una cantidad considerable de dinero en la cooperación al desarrollo. La declaración de la Comisaria Ferrero-Waldner con motivo de esta campaña nos enseña que el mundo se ha de convertir en un lugar mejor, por lo visto en primera instancia para los europeos, y que la cooperación al desarrollo ha de conducir en primer lugar a la estabilidad de los «países vecinos inmediatos». Queda supeditada a ello la lucha contra la pobreza.

¿Puede decir la Comisión si este enfoque, que en primer lugar parece estar orientado hacia el aumento de la protección de Europa en lugar de ofrecer soluciones duraderas para el desarrollo del tercer mundo, es compatible con la agenda de desarrollo de los países en desarrollo y con el artículo 177 del Tratado, así como con los Objetivos del Milenio de las Naciones Unidas?

 
  
MPphoto
 
 

  Ferrero-Waldner, Comisión. (EN) Como señaló la Comisión al lanzar la campaña de carteles, las prioridades de la cooperación al desarrollo de la Comisión Europea son: reducir y finalmente erradicar la pobreza, promover el desarrollo sostenible, construir democracias, contribuir a la integración de los países en desarrollo en la economía mundial, apoyar la gobernanza y promover el respeto de los derechos humanos.

La Comisión se ha comprometido a ayudar a los países en desarrollo a alcanzar los objetivos de desarrollo del milenio. Sin embargo, existen metas y actividades importantes que trascienden de lejos los objetivos de desarrollo del milenio. Por ejemplo, la promoción de la paz y la seguridad, así como la ayuda a la creación de instituciones.

Por ello es imperativo contar con un enfoque amplio e integrado para alcanzar el desarrollo sostenible, como estipula el Tratado de la Unión Europea en su artículo 3, que hace hincapié en la importancia de garantizar la coherencia de los instrumentos y políticas exteriores en el marco de las políticas en materia de relaciones exteriores, seguridad, desarrollo, economía y comercio. El informe anual de 2004 sobre la política de desarrollo de la Comunidad también lo subraya claramente.

Las acciones exteriores de la Comunidad, entre ellas la asistencia, se adaptan a la diversidad de las regiones y países de nuestros socios. La política de vecindad europea es una manifestación de dicha estrategia amplia e integrada de colaboración. De modo similar, nuestras relaciones con los grandes países en desarrollo de Asia y América Latina en particular contemplan una amplia gama de objetivos. En este contexto es evidente que ofrecer ventajas concretas a nuestros socios hará que el mundo mejore no sólo para las personas que reciben directamente ayuda de la CE, sino también para los ciudadanos europeos. Sin embargo, esto no altera el objetivo principal de la política de desarrollo de la Comisión Europa, a saber, la erradicación de la pobreza.

 
  
MPphoto
 
 

  Staes (Verts/ALE).(NL) Señora Presidenta, me complace la respuesta de la señora Comisaria, ya que debo decir que me sorprendió leer su declaración del 2 de diciembre. De hecho, podría disculparse a quien pensase que los objetivos que ella enumeró no estaban de acuerdo con los objetivos del milenio.

Señora Comisaria, este tema ya se ha debatido antes en la Comisión de Control Presupuestario. También en este sentido, usted ha invadido el área de la cooperación para el desarrollo. El señor Michel es el Comisario de Desarrollo y considero que será necesario formalizar buenos acuerdos, también con respecto a las declaraciones realizadas, con el fin de evitar que lo que usted dijo se malinterprete en el contexto más amplio de los objetivos del milenio. Quisiera pedirle que realice consultas al respecto con el señor Michel.

 
  
MPphoto
 
 

  Ferrero-Waldner, Comisión. (EN) Les agradezco que reconozcan que esta campaña apunta a los objetivos de desarrollo correctos. Destaca los principales sectores de la política de ayuda exterior, tal como se define en la comunicación de política de desarrollo y en los objetivos de desarrollo.

Son siete los elementos prioritarios de la intervención de la Comisión Europea. Uno es la prosperidad, que se consigue a través del comercio y el sector privado. El segundo es la seguridad, que se consigue a través de la justicia y la cooperación regional. El tercero es la libertad, que se consigue a través de los derechos humanos y la gobernanza. El cuarto son los alimentos: la seguridad alimentaria y el desarrollo rural. El quinto es el agua: la iniciativa del agua para proteger el desarrollo sostenible. El sexto es la educación: los sistemas de enseñanza y el acceso a la escuela. Por último, en mensaje de EuropeAid –«asociaciones que mejoran vidas en todo el mundo»– evoca el cómo y el por qué de la ayuda exterior. Respecto al ámbito de aplicación, la campaña llega a más de 150 países de todo el mundo. Establece asociaciones a largo plazo y su planteamiento es sobre todo responsabilizarse de proyectos en países asociados. También debemos centrarnos en los resultados de las áreas prioritarias: debe haber un efecto demostrable en la vida de las personas. Esta campaña realmente ha llegado a la esencia de lo que queremos hacer y está amparada por los objetivos generales.

 
  
MPphoto
 
 

  La Presidenta .

Pregunta nº 36 formulada por David Martin (H-0553/04):

Asunto: Incumplimiento por parte de Israel de los protocolos UE-Israel

A la vista de que Israel incumple permanentemente los protocolos UE-Israel, ¿piensa suspender la Comisión la vigencia de dichos acuerdos?

Las cláusulas relativas a los derechos humanos del Acuerdo de Asociación UE-Israel señalan que la Asociación se basa en la libertad económica y en los principios de la Carta de las Naciones Unidas, en particular, el respeto de los derechos humanos y la democracia.

La cláusula operativa del artículo 2 estipula claramente que las relaciones entre las partes, así como todas las disposiciones del propio acuerdo, se basan en el respeto de los derechos humanos y los principios democráticos, que sirve de guía a la política interior e internacional y constituye un elemento fundamental del Acuerdo.

 
  
MPphoto
 
 

  Ferrero-Waldner, Comisión. (EN) En respuesta a su solicitud de suspensión del Acuerdo de Asociación entre la UE e Israel, la Comisión considera que medidas como las sanciones harían que las autoridades israelíes fueran menos y no más receptivas a los esfuerzos de la comunidad internacional por promover una solución duradera. Esto se produce en un momento en el que la UE trata de desempeñar un papel muy constructivo para garantizar que la retirada de Gaza se produzca en un clima positivo, en cooperación con una dirección palestina nueva y ahora elegida democráticamente. Reconozco plenamente las frustraciones de aquellas personas que tratan de promover el proceso de paz a la hora de enfrentarse a la expansión de las actividades de asentamiento por parte de Israel.

La Comisión Europea ha expresado regularmente su inquietud no solo sobre el terrorismo y la violencia que no cesan, sino también con respecto al trazado de la barrera de separación y la expansión de los asentamientos. Deseamos afrontar estas cuestiones mediante el diálogo. La Comisión trata de desarrollar relaciones con Israel y los palestinos a través de la política europea de vecindad, el apoyo a las reformas palestinas y el desarrollo del diálogo político con Israel.

El plan de acción adoptado para Israel incluye medidas encaminadas a reforzar el diálogo y la cooperación en torno a la importancia de la observancia del derecho internacional y la necesidad de mantener la perspectiva de un arreglo viable y completo, que incluye la minimización del efecto sobre la población civil de las medidas de seguridad y antiterroristas.

La Comisión considera –y creo que los Estados miembros comparten este punto de vista– que las medidas destinadas a suspender el Acuerdo de Asociación entre la UE e Israel serían por lo tanto contraproducentes.

 
  
MPphoto
 
 

  Martin, David (PSE).(EN) Acepto plenamente lo que comenta la señora Comisaria sobre el cambio de circunstancias. Desde que planteé esta pregunta, el señor Abbas ha sido elegido líder de los palestinos y hemos podido ver cómo el señor Peres se ha incorporado al Gobierno de Israel. Esto nos da cierta esperanza de que haya diálogo entre ambos bandos.

Sin embargo, quisiera pedir a la señora Comisaria que desde su nueva posición revise constantemente este Protocolo y mantenga la presión sobre Israel para que respete el contenido del mismo. Sé que en el pasado la Comisión ha tomado medidas relativas a productos provenientes de Jerusalén Oriental, los Altos del Golán, Cisjordania y la Franja de Gaza. Quisiera pedirle que siga controlando la situación para garantizar que los productos de estas zonas no se etiquetan como «productos de Israel».

 
  
MPphoto
 
 

  Ferrero-Waldner, Comisión. (EN) Puedo garantizarle que la Comisión lo hará, ya que justo antes de Navidades hubo tal reunión del Consejo. Por supuesto, esta ha sido una de las cuestiones importantes en el Consejo, así que trataremos de hacer todo lo posible por que ambas partes cumplan con sus obligaciones.

 
  
MPphoto
 
 

  La Presidenta .

Pregunta nº 37 formulada por Justas Vincas Paleckis (H-0559/04):

Asunto: Nueva política de vecindad y Belarús

El 9 de diciembre, con ocasión de la aprobación de los primeros planes de acción de la nueva política europea de vecindad, la Comisaria responsable de las relaciones exteriores y de la política europea declaró que su objetivo era crear un círculo de amigos alrededor de las fronteras de la Unión ampliada. De los siete países con los que se ultimaron los primeros planes de acción, únicamente Ucrania tiene fronteras terrestres directas con la Europea ampliada. En cambio, Belarús, que tiene fronteras comunes con tres nuevos Estados miembros de la UE, no es lo bastante democrático, según la Comisaria, para ser incluido en este programa.

¿Tiene previsto la Comisión aplicar otras medidas internas para resolver el problema de Belarús? ¿Piensa tener en cuenta las propuestas destinadas a crear un programa horizontal de ayuda comunitaria en favor de los derechos humanos y de la democracia o a difundir emisiones radiofónicas a partir de países vecinos? ¿Está previsto establecer un delegación de la UE en Minsk o designar un representante de la UE en Belarús? Estas iniciativas contribuirían a la formación de una sociedad civil en Belarús y permitirían trabajar en pro de una democratización, evitando así cualquier compromiso con el actual poder autoritario.

 
  
MPphoto
 
 

  Ferrero-Waldner, Comisión. (EN) La Comisión destaca que el marco de la política europea de vecindad es muy importante y pretende reforzar más la relación entre la Unión Europea ampliada y sus vecinos, incluida Belarús.

Un principio fundamental del «anillo de amigos» consiste en forjar la responsabilización común. La Unión no puede imponer a nadie su política, pero está dispuesta a convencer a sus vecinos de los beneficios de la política europea de vecindad. La Unión ofrece una cooperación más estrecha en todas sus relaciones –desde el diálogo político hasta la integración económica– sobre la base de la defensa de valores comunes. Esta oferta también es válida, en un principio, para Belarús.

A través de la política europea de vecindad, la Unión está dispuesta a reforzar su voluntad duradera de respaldar el desarrollo democrático de este país. Si se producen reformas políticas y económicas fundamentales, y una vez que estas se produzcan, será posible que Belarús esté totalmente implicada en la política europea de vecindad, con todos los beneficios que esto conllevaría. Sin embargo, en las circunstancias actuales, no puede existir un completo plan de acción de política europea de vecindad para Belarús. El referendo y las elecciones parlamentarias de octubre de 2004 constituyeron importantes hitos para este país respecto a la política europea de vecindad, pero, lamentablemente, Belarús no los superó. Sin embargo, existe una clara posibilidad de profundizar las relaciones, incluso dentro del marco de la política europea de vecindad, siempre y cuando se realicen reformas fundamentales.

En la actualidad –y se trata también de una cuestión de la política de la UE hacia Belarús–, uno de los factores clave consiste en respaldar a la sociedad civil y el proceso de la democratización. Además, Belarús podrá seguir beneficiándose de los correspondientes programas regionales, transfronterizos y temáticos. La Comisión redobla sus esfuerzos para coordinar la ayuda a la democratización y a la sociedad civil.

Por otra parte, para entrar en detalles, la Comisión está estudiando la posibilidad de respaldar a la sociedad civil y el proceso democrático de forma flexible. En primer lugar, la ayuda debería ser operativa y gestionarse en el país afectado. Pero la Comisión no excluye de antemano situaciones específicas en las que un proyecto se aplicaría principalmente fuera de Belarús. Dados los reglamentos y normativas aplicables, hay que considerar detenidamente la forma de hacerlo.

Entre las principales prioridades de la ayuda de la UE se encuentra el apoyo a los medios de comunicación y la difusión de información independientes. Una idea interesante sería contar con una radio o televisión que emita para Belarús desde fuera del país, aunque es necesario que se aclare si puede respaldarse dicha iniciativa con fondos europeos conforme a los reglamentos y normativas vigentes.

Respecto a la pregunta sobre la apertura de una delegación en este país, hay que tener en cuenta que la UE dispone de recursos limitados para ampliar su red de delegaciones de pleno derecho. De Belarús se encarga la delegación de la Comisión Europea en Kiev, que cuenta con una oficina de asistencia técnica en Minsk. Dentro de las estructuras existentes, la Comisión analizará las posibilidades de asignar recursos humanos adicionales al trabajo en Belarús. Sin embargo, por el momento no se plantea la posibilidad de abrir una delegación de la Comisión Europea en Minsk.

 
  
MPphoto
 
 

  Paleckis (PSE). --– (DE) Señora Comisaria, también quiero felicitarle por su primer turno de preguntas. Sus respuestas detalladas parecen indicar que, de hecho, la Comisión trabajará muy activamente en Belarús. Quisiera preguntarle si cree que es posible la cooperación con las actuales autoridades belarusas, incluso en las circunstancias actuales.

 
  
MPphoto
 
 

  Ferrero-Waldner, Comisión. (DE) Señora Presidenta, actualmente no hay ninguna posibilidad de que cooperemos con las autoridades. Sin embargo, lo que podemos hacer , y tal como he dicho antes, es prestar un especial apoyo a la sociedad civil, así como centrar esfuerzos en trabajar con la comunidad académica. Le puedo decir que estamos planeando celebrar tres talleres para identificar exactamente lo que podemos hacer, implicando a organizaciones no gubernamentales y a tantos países vecinos como sea posible, ya que compartimos el punto de vista de que el respaldo a la sociedad civil es la única oportunidad disponible que se nos presenta en estos momentos para lograr un cambio en Belarús.

 
  
MPphoto
 
 

  Kudrycka (PPE-DE).   (PL) Muchas gracias. Señora Comisaria, parece ser que, en efecto, es esencial implicar a los vecinos de Belarús en esfuerzos para apoyar el desarrollo de la sociedad civil en ese país. Solo se pueden poner en marcha programas académicos y programas relacionados con los medios de comunicación independientes con la cooperación de países vecinos. Creo que encontrar proyectos que puedan dar lugar a una financiación adicional para este tipo de medidas sería la mejor manera de asegurar que en el futuro podremos establecer una cooperación con un auténtico gobierno democrático en Belarús.

 
  
MPphoto
 
 

  Ferrero-Waldner, Comisión. (EN) En primer lugar quisiera señalar que ya he respondido, en un principio, a la pregunta sobre los medios de comunicación. He señalado claramente la opinión actual de la Comisión. Sin embargo, con respecto a los proyectos y el dinero, puedo citar algunos ejemplos: es preciso reforzar el respaldo de la UE a la sociedad civil; el programa TACIS de la UE –que asciende a 10 millones de euros para Belarús en 2005 y 2006– se centrará en el apoyo a la sociedad civil, los medios de comunicación independientes, justo en lo que ustedes querían que nos centrásemos; y el alivio de las consecuencias de la catástrofe de Chernóbil. También se reforzará la difusión de información al público en general con respecto a la Unión Europea y la política europea de vecindad. Por otra parte, el Programa Tempus financiará los intercambios de jóvenes estudiantes universitarios de Belarús con el extranjero, el desarrollo curricular en estudios europeos y el desarrollo de capacidades en las universidades locales.

Como he dicho, Belarús puede acogerse realmente a los programas de Nueva Vecindad, y por tanto se beneficiará del instrumento de la política europea de vecindad a partir de 2007.

Por último, la Iniciativa Europea para la Democracia y los Derechos Humanos –la EIDHR– tendrá un papel más activo en este país durante los próximos años. En 2005-2006 los solicitantes de Belarús podrán pedir apoyo al amparo de dos campañas: «fomento de una cultura de derechos humanos» y «promoción de los procesos democráticos».

 
  
MPphoto
 
 

  Onyszkiewicz (ALDE).   (PL) Quiero saber si la Comisión Europea tiene conocimiento de que estos programas educativos tan necesarios se encuentran bajo el control de las autoridades belarusas y, por lo tanto, no se pueden contemplar como un verdadero apoyo para el proceso de democratización en Belarús. También quiero preguntar si, a la vista de los comentarios de la Comisaria, se asignará una suma de dinero al amparo del programa Iniciativa Europea para la Democracia y los Derechos Humanos (IEDDH) para respaldar iniciativas independientes en Belarús, teniendo en cuenta que en los últimos años no se ha reservado ni un solo euro de los fondos a este fin.

 
  
MPphoto
 
 

  Ferrero-Waldner, Comisión. (EN) Como ya he dicho antes, celebraremos tres talleres. El último de ellos tendrá lugar en Lituania, que ha invitado a la Comisión a elaborar conjuntamente con algunos países vecinos nuevas ideas y estrategias sobre lo que se puede hacer con las ONG y otras. Tendré en cuenta esta sugerencia en estos talleres para ver qué puede hacerse, pero deberá adaptarse al marco de las normativas en vigor. Sin embargo, le aseguro que lo consideraremos.

 
  
MPphoto
 
 

  La Presidenta . Se dará respuesta por escrito a las Preguntas nº 38 a 41. Las Preguntas nº 39 y 40 decaen, puesto que ya se encuentran en el orden del día de este período parcial de sesiones.

Preguntas al Comisario Frattini

 
  
MPphoto
 
 

  La Presidenta .

Pregunta nº 42 formulada por Dimitrios Papadimoulis (H-0511/04)

Asunto: Escuchas telefónicas sin decisión judicial

Según noticias publicadas en el prestigioso diario To Vima los días 5 y 7 de diciembre de 2004, se ha descubierto una red de escuchas telefónicas por parte de servicios italianos que interceptaban comunicaciones de teléfonos móviles y fijos de ciudadanos griegos en Grecia. Certifica lo anterior un informe de la fiscalía de la ciudad italiana de Bari (Italia) citado por el diario. Según estas revelaciones, la red de escuchas se organizó sin que mediara decisión ninguna de las autoridades judiciales griegas, y diversos mandos de la policía griega y del cuerpo encargado de la persecución de los delitos económicos declaran haber sido informados a posteriori de la organización de dicha red de escuchas por funcionarios italianos.

¿Tiene intención la Comisión de solicitar a las autoridades italianas y griegas datos sobre el asunto? ¿Sabe si ha habido hasta la fecha alguna forma de protesta de las autoridades griegas por las escuchas –sin autorización judicial– de las que eran objeto ciudadanos griegos por parte de las autoridades italianas? ¿Es posible que los servicios de un Estado miembro intercepten las conversaciones telefónicas de ciudadanos de otro Estado miembro sin que medie decisión alguna de las autoridades judiciales de este último?

 
  
MPphoto
 
 

  Frattini, Vicepresidente de la Comisión. (EN) La Comisión no tiene noticia de ninguna declaración de las autoridades griegas relativa a los hechos mencionados por su Señoría. Dado que todas las escuchas telefónicas requieren que se evalúe la proporcionalidad de la posible infracción de los derechos fundamentales con relación al interés público al que sirven dichas medidas, en la mayoría de los casos la autorización de estas prácticas para investigar delitos está sujeta a una orden judicial. Cuando las autoridades competentes de un Estado miembro que investigan un delito necesitan realizar escuchas telefónicas o de servicios de telecomunicaciones ubicados en otro Estado miembro, deben seguir los procedimientos establecidos para ese fin.

Está claro que la Comisión Europea no dispone de los medios para juzgar el comportamiento de autoridades judiciales independientes. El principal instrumento europeo que contempla esta situación es la Convención de 2000 sobre asistencia mutua en materia penal entre los Estados miembros de la Unión Europea. Hasta que esta Convención entre en vigor, los Estados miembros pueden recurrir a la Convención del Consejo de Europa de 1959 sobre asistencia mutua en materia penal y a la Recomendación (85)10 del Consejo de Europa relativa a los exhortos para la interceptación de telecomunicaciones.

 
  
MPphoto
 
 

  Papadimoulis (GUE/NGL).(EL) Señora Presidenta, señora Comisaria, le doy la bienvenida pero me sorprende usted. Es incomprensible que la Comisión evite comentar una infracción grave de las normas fundamentales de la protección de datos. En Grecia se han producido escuchas telefónicas de ciudadanos griegos por los servicios italianos en ausencia de los servicios griegos. Señora Comisaria, hace unas semanas era usted Ministra del Gobierno italiano. ¿Por qué no puede coger el teléfono y preguntar tanto al Gobierno italiano como al griego qué es lo que ha sucedido?

 
  
MPphoto
 
 

  Frattini, Vicepresidente de la Comisión. (IT) Lo siento, señor Papadimoulis, pero solo puedo repetir que la Comisión no ha recibido información alguna sobre este caso. En cualquier caso, la Comisión no tiene capacidad legal para juzgar una infracción que, de haberse cometido, habría sido cometida por una autoridad judicial independiente y no por una autoridad gubernamental de un Estado miembro. Disponemos de instrumentos jurídicos que ya he señalado: en particular, las recomendaciones del Consejo de Europa y la Convención sobre asistencia mutua, también del Consejo de Europa.

 
  
MPphoto
 
 

  Mavrommatis (PPE-DE).(EL) Señora Presidenta, señora Comisaria, creo que aquí se ha producido otro error o hay algo que le ha pasado inadvertido. En diciembre pasado, los periódicos Republica y Corriere della Sera informaron exhaustivamente sobre las escuchas telefónicas; incluso se incluían diagramas especiales de un dispositivo con el que se perpetró este delito, entrecomillado o no. Este dispositivo existe en alguna parte de Milán o del sur de Italia. Me pregunto, por lo tanto, cómo es posible que usted tampoco haya averiguado nada sobre éste, para que hoy pueda hacer las observaciones pertinentes.

 
  
MPphoto
 
 

  Frattini, Vicepresidente de la Comisión. (IT) Desde luego, lo que dice el señor Mavrommatis es correcto. Los diarios italianos han mencionado algunos hechos; no obstante, la Comisión puede y debe permanecer en el ámbito de sus competencias jurídicas, que no incluyen la posibilidad de investigar ni de actuar en relación con el comportamiento de autoridades judiciales. Hay instrumentos, inclusive en los Estados nacionales, que permiten proceder contra un magistrado que haya cometido una acción ilegal, pero está claro que esto no puede suceder a petición de la Comisión.

 
  
MPphoto
 
 

  Martin, David (PSE).(EN) Señor Comisario, independientemente de los hechos de este caso, la próxima vez que se reúna usted con los Ministros de Justicia, ¿podría dejarles claro que, conforme a las diversas convenciones internacionales que usted menciona y al espíritu de la pertenencia a la Unión Europea, es inaceptable que las autoridades de un Estado miembro –ya sean políticas o judiciales– intervengan teléfonos en otro Estado miembro sin el expreso consentimiento de este último?

 
  
MPphoto
 
 

  Frattini, Vicepresidente de la Comisión. (IT) Señor Martin, tiene usted toda la razón y este es sin duda el camino adecuado. Como probablemente sepa, en Italia corresponde por un lado al Ministro de Justicia y, por otro, al órgano de autogobierno de la magistratura actuar contra los magistrados que hayan cometido actos contrarios a la ley. Como es natural, he transmitido este requerimiento al Ministro de Justicia italiano.

 
  
MPphoto
 
 

  La Presidenta .

Pregunta nº 43 formulada por Claude Moraes (H-0522/04):

Asunto: Informe anual de la Comisión sobre migraciones e integración en Europa

¿Cuál es el punto de vista de la Comisión sobre las reacciones a su informe anual sobre migraciones e integración en Europa (julio de 2004), especialmente la opinión de expertos como SOLIDAR (Katrin Hugendubel) y la plataforma social de las ONG en el sentido de que resulta difícil establecer buenas prácticas en materia de política de inmigración cuando el contexto es muy diferente entre unos Estados miembros y otros?

 
  
MPphoto
 
 

  Frattini, Vicepresidente de la Comisión. (EN) Sin duda es cierto que existen distintos planteamientos de la integración por parte de los distintos Estados miembros. El concepto y la práctica varían debido a diversos factores: los distintos antecedentes en materia de inmigración y las diferentes funciones del Gobierno y de la sociedad civil con respecto a las políticas de integración son solo dos ejemplos.

La Comisión ha señalado sistemáticamente que la política de integración es por definición un ámbito en que interviene la subsidiariedad. Por otra parte, todos los Estados miembros respetan los criterios de derechos humanos y valores compartidos como la igualdad contra la discriminación, la solidaridad, la tolerancia, etc.

A través del constante intercambio de informaciones y experiencias, especialmente a través del trabajo de los puntos de contacto nacionales para la integración, ahora observamos cierto grado de convergencia con respecto a los planteamientos, las metas y los objetivos políticos. Esto se confirmó en diciembre con la aprobación por parte del Consejo de los principios básicos comunes sobre la integración.

La publicación por parte de la Comisión, en noviembre de 2004, de un manual sobre la integración para los responsables políticos y los profesionales, que reúne ejemplos de mejores prácticas de toda la Unión sobre programas de introducción, participación cívica e indicadores de integración, ilustra que existen numerosos problemas comunes y demuestra cuánto podemos aprender unos de otros. Las mejores prácticas deben tomarse como lo que son: ideas, lecciones que conviene aprender y sugerencias que pueden inspirar e informar a los responsables políticos en la definición de las políticas necesarias.

 
  
MPphoto
 
 

  Moraes (PSE).(EN) Agradezco al señor Comisario su clara respuesta. Sé por el debate anterior que se toma muy en serio la cuestión de la integración.

La Comisión influye realmente en la política de integración y desempeña un papel directo en ella, por ejemplo en la aplicación de las Directivas vigentes, que son esenciales para la integración, y me refiero explícitamente a la Directiva de empleo y la Directiva de igualdad racial. La Comisión ha desempeñado un papel importante en el intento de aplicar estas Directivas. Que yo sepa, siguen sin aplicarse en dos Estados miembros por lo menos. ¿Hará usted uso de sus poderes para hacer cumplir estas Directivas, que desempeñan un papel tan importante en el proceso de integración? Usted tiene ese poder.

 
  
MPphoto
 
 

  Frattini, Vicepresidente de la Comisión. (EN) Sí, por supuesto que la Comisión tiene ese poder y puedo asegurarle que hará pleno uso de él para garantizar, estimular y animar a los Estados miembros a que apliquen plenamente todas las Directivas en el interés común europeo.

 
  
MPphoto
 
 

  Muscat (PSE).(IT) Señor Comisario, emplearé su lengua materna para comunicarnos directamente en una cuestión que viene de antiguo: la inmigración ilegal. Los desembarcos de inmigrantes clandestinos no esperarán sin duda a que tengamos una estrategia común para seguir cruzando el Mediterráneo. Está claro que si no continúan en estos momentos es porque los pobres están en el fondo del mar. Así pues, quisiera saber qué está haciendo la Comisión y qué prevé hacer en un futuro próximo para ayudar a los países que se hallan en la frontera de la Unión Europea –me refiero en particular a mi país, Malta– para prestar ayuda y para acoger de forma decente a los inmigrantes clandestinos. ¿Qué nivel de financiación se destinará a esto?

 
  
MPphoto
 
 

  Frattini, Vicepresidente de la Comisión. (IT) La inmigración ilegal es uno de los temas que la Comisión considera prioritarios. Mientras preparamos acciones políticas y soluciones europeas comunes, como usted ha observado, debemos preocuparnos también por el drama cotidiano de las personas desesperadas. La Comisión puede y debe actuar, y actuará, para garantizar que se respeten los derechos fundamentales de las personas que entran en el territorio europeo, y naturalmente también las que entran de forma ilegal: el derecho al respeto de la vida humana y su dignidad no es cuestión de diferencias jurídicas.

Dicho esto, es necesario acelerar las políticas estratégicas. No podemos escudarnos en un retraso para seguir permitiendo una afluencia ilegal, debemos respetar de inmediato los derechos fundamentales de las personas y, al mismo tiempo, preparar las políticas comunes de acogida, por un lado, y de prevención de actividades ilegales, por otro.

 
  
MPphoto
 
 

  La Presidenta .

Pregunta nº 44 formulada por Ignasi Guardans Cambó (H-0523/04):

Asunto: Terrorismo

En la Decisión marco del Consejo sobre la lucha contra el terrorismo de 13 de junio de 2002 se pedía a los Estados miembros legislar en determinadas áreas relacionadas con la lucha contra el terrorismo, con el fin de establecer definiciones comunes ante las amenazas en este ámbito. Según el artículo 11 de esta Decisión marco, la Comisión y el Consejo tenían que evaluar antes de finales de 2003 de qué modo los Estados miembros habían aplicado medidas específicas contra el terrorismo.

Estos textos fueron finalmente presentados por la Comisión, el 8 de junio de 2004 (COM(2004)0409/final), y por el Consejo, el 12 de octubre de 2004 (11687/2/04-rev-2). En ambos informes se constata de forma muy clara y objetiva la pasividad de los Estados miembros y el incumplimiento de los objetivos establecidos en la Decisión marco del Consejo.

La Comisión carece de instrumentos vinculantes para exigir a los Estados cumplir con las Decisiones marco. Pero para garantizar la credibilidad de Europa en la lucha antiterrorista, ¿cómo pretende la Comisión impulsar y conseguir una verdadera política antiterrorista europea y garantizar que los Estados cumplen con aquello que prometen en materia de desarrollo legislativo?

 
  
MPphoto
 
 

  Frattini, Vicepresidente de la Comisión. (EN) Conforme al Artículo 34 del Tratado de la Unión Europea, las decisiones marco son vinculantes para los Estados miembros respecto al resultado que se trata de conseguir, pero la elección de la forma y los métodos queda en manos de las autoridades nacionales. Sin embargo, las decisiones marco «no tendrán efecto directo».

Mientras que dentro del primer pilar la Comisión tiene autoridad para iniciar un procedimiento por incumplimiento en contra de un Estado miembro, esta potestad no existe dentro del Tratado de la Unión Europea. La situación descrita por su Señoría realmente no facilita el papel de la Comisión, pero no impide que produzca una gran variedad de iniciativas políticas, que han constituido la base de la definición de la política de la Unión en el importante ámbito de la lucha contra el terrorismo.

La Comisión ha desempeñado esta función de forma muy activa al establecer en junio de 2004 el plan de acción revisado para la lucha contra el terrorismo, al actualizarlo en diciembre de 2004 y al aplicar más de la mitad de las correspondientes medidas. Esto también se desprende de la presentación, en octubre de 2004, de cuatro comunicaciones relativas a distintos aspectos de la prevención, la preparación y la respuesta ante los ataques terroristas, y de la aprobación, en el mismo año, de una comunicación sobre el acceso mutuo a los datos relevantes para la lucha contra el terrorismo, y de varios documentos clasificados en el campo de la gestión de las consecuencias y la protección de infraestructuras críticas.

La Comisión en general, y el Presidente Barroso y yo en particular, estamos decididos a trabajar en estrecha colaboración con las Presidencias del Consejo para mantener la lucha contra el terrorismo. Se trata de un punto muy importante en la agenda del Consejo, incluido el Consejo de Justicia y Asuntos de Interior y el Consejo Europeo formado por los Jefes de Estado y de Gobierno.

 
  
MPphoto
 
 

  Guardans Cambó (ALDE).(IT) Conozco bien el marco jurídico en que se puede mover la política antiterrorista europea por lo que respecta a la Comisión, y usted lo ha descrito muy bien. Pero si no queremos caer en una hipocresía colectiva, hay que decir cómo están las cosas. Y las cosas están así: se celebran grandes conferencias en que están presentes todos los Jefes de Gobierno, después dan una conferencia de prensa, presentan una decisión y después de esa decisión no sucede nada. La propia Comisión lo admitió el 8 de junio de 2004. Entonces, la pregunta es: ¿qué hará la Comisión desde el punto de vista político para poner esta política en práctica?

 
  
MPphoto
 
 

  Frattini, Vicepresidente de la Comisión. (IT) La Comisión empezará a exponer el plan de acción para aplicar la estrategia de La Haya en la reunión informal de Ministros de Interior y Justicia a finales de este mes. El plan de acción será presentado en mayo de este año y espero que sea aprobado por el Consejo Europeo en junio.

El plan de acción contra el terrorismo contendrá medidas y orientaciones concretas, plazos precisos para los Estados miembros y obligaciones vinculantes para una política común de intensificación de la cooperación, de intercambio de información y de protección de las víctimas de ataques terroristas. Estas son las medidas que la Comisión pretende inicialmente someter a este Parlamento, cosa que haremos a principios del mes de febrero. Por tanto, mucho antes de formular nuestra propuesta, escucharemos la opinión de este Parlamento sobre las propuestas concretas.

 
  
MPphoto
 
 

  La Presidenta .

Pregunta nº 45 formulada por Bill Newton Dunn (H-0524/04)

Asunto: Notificación y recogida de datos estadísticos sobre la delincuencia en la Unión Europea

¿En qué situación se encuentra la propuesta de la Comisión relativa a una serie de criterios normalizados para la notificación y recogida de datos estadísticos sobre la delincuencia en la Unión Europea?

En espera de que se establezca un sistema de este tipo, será difícil para las autoridades encargadas de la aplicación de la ley tener una idea clara del alcance de las actividades de la delincuencia organizada y, en consecuencia, será muy difícil intervenir con eficacia contra las organizaciones delictivas.

 
  
MPphoto
 
 

  Frattini, Vicepresidente de la Comisión. (EN) La Comisión está de acuerdo en que la falta de estadísticas comparables sobre la criminalidad dificulta el desarrollo de una política policial efectiva de la Unión Europea.

La Comisión está elaborando un proyecto de plan de acción sobre las estadísticas de criminalidad en la UE. Consulta a los expertos en estadísticas de criminalidad de los Estados miembros respecto a este proyecto de plan de acción, que se presentará en forma de comunicación de la Comisión en primavera de 2005. Los dos principales bloques del proyecto de plan de acción son: en primer lugar, el establecimiento de la maquinaria de coordinación adecuada para garantizar que los Estados miembros, la Comisión y otros agentes importantes formen parte del proceso de elaboración de métodos comunes de recopilación de datos y de una definición armonizada; el segundo elemento tiene que ver con la realización práctica del desarrollo de estadísticas comparables. Esto incluirá numerosos componentes distintos, que se desarrollarán durante un periodo de tiempo, como las definiciones de tipos de delitos y un inventario de definiciones en aquellos casos en los que ya hay acuerdo en el ámbito de la UE.

La Comisión, en estrecha colaboración con Europol y otros proveedores y usuarios de estadísticas sobre la criminalidad en la UE, está desarrollando este proyecto de forma gradual en función de la capacidad de los Estados miembros para proporcionar los correspondientes datos. El proyecto de plan de acción de la Comisión se debatió en septiembre de 2004 con directores europeos de estadísticas sociales. Se acordó establecer un grupo de trabajo para examinar los métodos estadísticos apropiados para hacer un seguimiento de la delincuencia. Este grupo de trabajo iniciará su actividad en mayo de 2005.

También me gustaría mencionar que la Comisión apoya el trabajo que se está realizando para medir estadísticamente la calidad y la eficacia del proceso judicial. En octubre de 2004 se celebró en Roma un seminario sobre este tema, cofinanciado por el Programa AGIS de la UE y organizado por el Ministerio de Justicia italiano.

 
  
MPphoto
 
 

  Newton Dunn (ALDE).(EN) Gracias, señor Comisario, por quedarse para responder a la pregunta. Le agradezco que reconozca la urgencia de este problema, ya que la apertura de fronteras en toda la Unión permite al crimen organizado actuar y prosperar libremente, mientras nuestras fuerzas de policía son nacionales y no pueden cruzar las fronteras. Así que tenemos un problema real y me complace que lo traten ustedes con bastante urgencia.

¿Podría decirnos quién se encargará de la maquinaria de coordinación? ¿Será Europol, la Comisión o quizás una nueva agencia?

 
  
MPphoto
 
 

  Frattini, Vicepresidente de la Comisión. (IT) No creo que se puedan ni se deban instituir nuevos organismos; creo que en este ámbito debe haber, por un lado, una dirección estratégica, o mejor dicho política, de la Comisión y, por otro, la posibilidad de emplear de otro modo a Europol, que, como todos sabemos, está intentando desarrollar sus funciones y misiones. La Comisión quiere estimular precisamente esta progresión, esta ampliación de las funciones de Europol. Este es seguramente uno de los sectores en que se puede trabajar.

 
  
MPphoto
 
 

  Sbarbati (ALDE).(IT) Señor Presidente, quisiera hacer algunas consideraciones: hay diputados que, como yo, están aquí desde el comienzo de la sesión, que han presentado preguntas escritas y no han tenido la posibilidad de obtener una respuesta en la Cámara, para después replicar, en su caso con una nueva pregunta, si están satisfechos o no con la respuesta.

Creo que es oportuno que la Presidencia y los servicios jurídicos evalúen mejor la cuestión del Turno de Preguntas y piensen bien qué tiempo y cuántas preguntas pueden plantearse en ese tiempo, porque no se puede obligar a un diputado a permanecer en la Cámara todo este tiempo y no tener después la satisfacción de obtener una respuesta inmediata y directa del Comisario competente.

Creo que la situación merece un examen a fondo por parte de los servicios del Parlamento. Es absolutamente inadmisible que se produzca una situación de este tipo.

 
  
MPphoto
 
 

  La Presidenta . Señora Sbarbati, el Reglamento establece normas muy claras para la celebración del turno de preguntas. Antes, un gran número de diputados pidieron hablar sobre un determinado tema, y no pude conceder la palabra a nadie. A mi entender, el principal problema es que muchos diputados emplean mucho tiempo en formular preguntas complementarias, y no se atienen al límite de 30 segundos, lo que naturalmente significa que a menudo vamos retrasados. Sin embargo, voy a tener en cuenta sus comentarios. Quiero hacer extensivo mi sincero agradecimiento a todos y, en particular, al Comisario Frattini de nuevo por estar dispuesto a quedarse durante tanto tiempo en la Cámara con nosotros para el turno de preguntas.

Se dará respuesta por escrito a las preguntas nº 46 a 76.

 
Aviso jurídico - Política de privacidad