Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Debates
Miércoles 8 de junio de 2005 - Estrasburgo Edición DO

23. Hidrocarburos aromáticos policíclicos en aceites diluyentes y en neumáticos
MPphoto
 
 

  El Presidente. De conformidad con el orden del día se procede al debate del Informe Adamos Adamou, en nombre de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria, sobre la propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a las restricciones a la comercialización y uso de determinados hidrocarburos aromáticos policíclicos en aceites diluyentes y en neumáticos (vigesimoséptima modificación de la Directiva 76/769/CEE del Consejo) (COM(2004)0098 - C5-0081/2004 - 2004/0036(COD)) (A6-0104/2005)

 
  
MPphoto
 
 

  Günther Verheugen, Vicepresidente de la Comisión. (DE) Señor Presidente, Señorías, les agradezco que hayan centrado su atención en esta cuestión importante y también muy técnica, y que hayan propuesto enmiendas constructivas.

En efecto, debemos hacer todo lo que sea razonablemente posible para reducir las emisiones de hidrocarburos aromáticos policíclicos, con el fin de proteger la salud y el medio ambiente. Estos hidrocarburos están clasificados como sustancias carcinógenas, mutagénicas y reprotóxicas. De acuerdo con el protocolo de la CEPE, están también clasificadas como contaminantes orgánicos persistentes.

No obstante, esos hidrocarburos en particular son ingredientes de los aceites diluyentes empleados en la producción de neumáticos y, por lo tanto, causan problemas de salud y medioambientales. Por eso, la Comisión ha propuesto introducir restricciones armonizadas en la comercialización y utilización de aceites que contienen esos hidrocarburos aromáticos policíclicos y de los neumáticos que contienen esos aceites.

La propuesta de la Comisión garantizará que se mantenga el mercado interior de los neumáticos y que se eviten las medidas nacionales que crean barreras comerciales para la libre circulación de mercancías. La industria está desarrollando sustancias alternativas para reemplazar a las que van a ser restringidas. Con el fin de dar a la industria tiempo suficiente para adaptarse a las nuevas normas establecidas en esta Directiva, la Comisión ha propuesto un período de transición razonable para su transposición.

El Parlamento Europeo y el Consejo han presentado un paquete de transacción viable, con enmiendas relativas a la posterior introducción de requisitos de medidas y pruebas y la eliminación de exenciones innecesarias para algunos sectores. La Comisión apoya estas enmiendas. Quiero pedir al Parlamento Europeo que acepte la propuesta en primera lectura, junto con las enmiendas que forman parte de este paquete de enmiendas de transacción. De esa manera se demostrará que las instituciones europeas quieren y pueden hacer frente a estos problemas sin dilación.

 
  
MPphoto
 
 

  Adamos Adamou (GUE/NGL), ponente. – (EL) Señor Presidente, señora Vicepresidenta, hoy estamos debatiendo la enmienda 27 a la Directiva 76/769 relativa a las restricciones sobre la comercialización y el uso de ciertos hidrocarburos aromáticos policíclicos en aceites diluyentes y en neumáticos.

Se trata de un avance importante, si tenemos en cuenta que la industria europea de los neumáticos produce alrededor de 300 millones de neumáticos al año y utiliza 250 000 toneladas de aceites diluyentes, que se incorporan a la matriz de caucho y siguen presentes en el caucho del neumático acabado. Estos aceites contienen ciertas cantidades de hidrocarburos aromáticos policíclicos que están clasificados como sustancias carcinógenas, mutagénicas y reprotóxicas, y como contaminantes orgánicos persistentes.

Quiero empezar felicitando a la Comisión por su iniciativa de ampliar el Anexo 1 de la Directiva 76/769 con la adición de los hidrocarburos aromáticos policíclicos utilizados en los neumáticos de vehículos. Considero que se trata de una propuesta muy positiva. Tomando como punto de partida la protección de la salud pública y del medio ambiente, así como la seguridad pública y el buen funcionamiento del mercado interior, y después de haber consultado tanto a la Comisión como al Consejo, así como a la industria de los aceites y neumáticos y a organizaciones no gubernamentales, intenté elaborar un informe equilibrado, que fue convenientemente modificado por la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria.

Las principales cuestiones que nos preocupaban eran la duración del período de transición para la aplicación de la Directiva, el método para detectar las sustancias tóxicas que se pudiesen utilizar y la cuestión de las exenciones de la Directiva.

Tras haber consultado al Consejo y en colaboración con los ponentes alternativos, se propuso un paquete de enmiendas, que ha sido aprobado por la mayoría de los Grupos políticos.

Como pueden ver, he recomendado las enmiendas presentadas, con el fin de que podamos concluir esta cuestión en primera lectura sin problemas.

Concretamente y con respecto al período de transición que se considera necesario para desarrollar nuevos tipos de neumáticos con aceites diluyentes que contengan la cantidad mínima de las sustancias que nos preocupan, se propone ampliarlo hasta el 1 de enero de 2010. En este sentido, queremos decir que, por razones medioambientales, decidimos tener en cuenta la fecha de fabricación del neumático, que está marcada en el propio neumático. Y es que la destrucción de los neumáticos no utilizados también es nociva – posiblemente incluso más nociva – para el medio ambiente y, por supuesto, estamos ayudando a la industria a destruir sus existencias.

La Federación Europea de Fabricantes de Neumáticos nos ha garantizado por escrito que puede aplicar los criterios de la Directiva a todo tipo de neumáticos, incluidos los neumáticos para coches de carreras, aeroplanos y vehículos especiales y de época, sin ningún riesgo para la seguridad del conductor. Por lo tanto, proponemos que no haya ninguna exención a la aplicación de la Directiva.

Hoy he recibido tres faxes afirmando que debemos conceder ampliaciones. He hablado con los tres remitentes y cuando les he explicado la propuesta de compromiso, parecían estar de acuerdo con ella. Uno de ellos incluso se disculpó por su ignorancia.

En cuanto a los métodos para detectar y definir los hidrocarburos aromáticos policíclicos, la Comisión ha propuesto limitar la cantidad de benzo[a]pireno, la sustancia que actuará como marcador para todo el grupo, a 1 mg por kilogramo o, teniendo en cuenta todos los hidrocarburos aromáticos policíclicos, a no más de 10 mg por kilogramo.

Hasta ahora, la industria había utilizado el método del IP 346 del Instituto del Petróleo para determinar el extracto de sulfóxido de dimetilo en el contenido poliaromático. Se ha propuesto su inclusión, dado que se trata del método tradicional utilizado. Lo mismo ocurre con los aceites diluyentes. Por lo que respecta al contenido en aceites de los neumáticos de automóviles, al haberse desarrollado el método de la norma ISO 21461 para detectar este tipo de aceites en los neumáticos, se propone que se recoja en la Directiva como adición a la propuesta de la Comisión.

Finalmente, la última enmienda se refiere al recauchutado, con respecto al cual la propuesta de la Comisión no contiene ninguna disposición. La banda de rodamiento para el recauchutado no debe llegar al mercado si contiene aceites diluyentes en una cantidad superior a los límites establecidos.

Para terminar, quiero dar las gracias tanto a los ponentes alternativos por su excelente cooperación, como al personal de la secretaría de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria y al Consejo por sus constructivas propuestas y su cooperación, que nos permitirán concluir esta cuestión en primera lectura.

 
  
MPphoto
 
 

  Robert Sturdy, en nombre del Grupo del PPE-DE. – (EN) Señor Presidente, espero que el Comisario haya terminado ya de comunicar a todo el mundo por SMS que han resuelto el problema de los fabricantes de neumáticos. Evidentemente no lo ha hecho, ya que no está atendiendo a lo que decimos.

Felicito al ponente por su informe. Se trataba de un informe arduo y muy técnico, que exigía una buena dosis de conocimientos. También quiero felicitar a los fabricantes de neumáticos, ya que a lo largo de los años han mejorado la seguridad vial, la disponibilidad de neumáticos y también la banda de rodadura y la capacidad de agarre del neumático a la carretera. Por eso sé que mi colega ponente tuvo un pequeño problema con la fecha de 2010. Me consta que quería ajustarse a la fecha propuesta originalmente por la Comisión, de 2009, pero había una serie de neumáticos que no podían modificarse para esa fecha y por ese motivo nos decantamos por poner la fecha en el neumático. Me encanta escuchar que lo haya aceptado.

Es bueno que la Comisión y el Consejo hayan aceptado, ya que hemos presentado un paquete de transacción para su aceptación. Sobre todo en las circunstancias actuales, después de las votaciones francesa y neerlandesa, los ciudadanos perciben a menudo al Consejo y a la Comisión –sobre todo a la Comisión– como entidades distantes del Parlamento, el único órgano elegido democráticamente que representa al electorado.

El señor Adamou ha mencionado acertadamente el Anexo I y le agradezco que haya repasado todos los detalles técnicos de algo que aceptamos y con lo que estamos de acuerdo totalmente. Este informe constituye un triunfo para el Parlamento y me encanta que hayamos presentado un paquete de transacción. Solo lamento que el señor Comisario no sea capaz de escuchar lo que estamos hablando y esté demasiado ocupado enviando mensajes SMS.

 
  
MPphoto
 
 

  Marios Matsakis, en nombre del Grupo ALDE. – (EN) Señor Presidente, yo también quiero dar las gracias al ponente por su excelente trabajo. Ha efectuado consultas minuciosas y ha tomado nota debidamente de las opiniones expuestas por todos los principales interesados. Además, considero dignos de encomio los esfuerzos productivos y la eficaz metodología utilizada para conseguir una cooperación plena y auténtica entre los ponentes alternativos de todos los principales Grupos políticos. Todo ello se ha traducido en la consecución de un paquete de enmiendas de transacción que parece haber sido ampliamente aceptado por la mayoría de los Grupos parlamentarios, el Consejo y la Comisión.

Respecto del fondo de la directiva, con las enmiendas de transacción permitirá en gran medida alcanzar los objetivos propuestos, es decir, conseguir tan pronto como sea materialmente posible una reducción, hasta un nivel aceptable, de la emisión al medio ambiente de restos de neumáticos que contengan sustancias carcinógenas, restringiendo la comercialización y el uso de aceites diluyentes y neumáticos ricos en hidrocarburos aromáticos policíclicos. Eso se conseguirá armonizando la reglamentación sobre comercialización y uso de aceites diluyentes y neumáticos que contengan estas sustancias tóxicas, preservando y mejorando así las condiciones y el funcionamiento del mercado interior, al tiempo que se garantiza la consecución de un alto grado de protección para la salud y el medio ambiente.

Por último, es preciso mencionar que, lamentablemente, ha habido algunos intentos directos e indirectos por parte de ciertos fabricantes de neumáticos del otro lado del Atlántico de hacer descarrilar la cláusula de efectividad de esta directiva. Gracias al ponente y a los ponentes alternativos, felizmente se ha impuesto la lógica y el sentido de preservación de los elevados niveles de la UE en materia de seguridad y eficiencia y dichos intentos afortunadamente han fracasado.

He aquí un buen ejemplo, que demuestra a las claras que la unidad y el sentido común siempre nos protegerán contra el enfoque del tipo «gran hermano», propalado a veces por un reducido número de industriales y políticos estadounidenses.

En conclusión, les pido encarecidamente que voten a favor del paquete de enmiendas de transacción que se les presenta en conexión con el informe del señor Adamou.

 
  
MPphoto
 
 

  Johannes Blokland, en nombre del Grupo IND/DEM. (NL) Señor Presidente, quiero felicitar al ponente por el compromiso alcanzado. El hecho de que la mayoría de los Grupos y también la Comisión, el Consejo y la industria tengan prácticamente la misma opinión es el resultado del sólido trabajo del señor Adamou.

Ayer contactó conmigo – y parece ser que también con otras personas – un fabricante de neumáticos para aviones y me informó de que las numerosas pruebas y los requisitos de seguridad impuestos a los neumáticos de los aviones harán que le resulte imposible cumplir el plazo de 2010. Tengo entendido que también contactó con el ponente y con el señor Comisario y me gustaría saber si sus objeciones tienen algún valor real.

También me gustaría escuchar la opinión del señor Comisario acerca de esta cuestión y de si los fabricantes de neumáticos para aviones podrán ahora cumplir los requisitos del paquete de enmiendas de transacción. Tenía la impresión, por los contactos que he mantenido en los últimos seis meses, de que sería factible, pero me interesa mucho escuchar su reacción.

 
  
MPphoto
 
 

  Eija-Riitta Korhola (PPE-DE). (FI) Señor Presidente, quiero dar las gracias al ponente por su trabajo en apoyo de la política de la Comisión y por el excelente compromiso que ha propuesto. Dado que, en general, la línea de la Comisión resulta aceptable, el Parlamento Europeo debe apoyarla sin suavizarla más.

La iniciativa legislativa que estamos debatiendo hoy es una ampliación natural de la directiva cuyo proyecto se elaboró en la pasada legislatura del Parlamento Europeo y en la que establecimos valores límite y objetivos para las impurezas en el aire y los hidrocarburos aromáticos policíclicos para 1996. Ahora que estamos decidiendo un plazo y unos valores límite adecuados para las emisiones de estos hidrocarburos que pasan al resto del medio ambiente, tenemos ante nosotros una tarea retadora. Los hidrocarburos aromáticos policíclicos se encuentran en todas partes y aparecen mezclados con otros componentes. En las evaluaciones toxicológicas internacionales se han identificado varios compuestos carcinógenos entre los hidrocarburos aromáticos policíclicos. Estos hidrocarburos no se disuelven en el agua, sino que se acumulan en la cadena alimenticia y vuelven a entrar en el ciclo del carbono cuando se liberan al medio ambiente, causando así daños de larga duración en la naturaleza. Por lo tanto, debemos establecer unos procedimientos de prueba comunes que nos permitan controlar rápidamente las emisiones.

Hace ya mucho tiempo que se realizan trabajos de desarrollo y pruebas con los neumáticos y, de hecho, ya se han empezado a comercializar los primeros neumáticos que contienen un aceite más seguro. El tráfico, para el que ahora queremos regular los neumáticos utilizados y los valores límite de los aceites diluyentes, es de por sí problemático desde el punto de vista ecológico. Las emisiones del tráfico son unas de las culpables más frecuentes y nocivas de la dispersión de hidrocarburos aromáticos policíclicos en el aire que respiramos. En particular, los residuos de los neumáticos liberan al medio ambiente grandes cantidades de compuestos, en forma de pequeñas partículas.

Un problema especial que plantean los neumáticos y aceites diluyentes es el benzopireno que, lamentablemente, se utiliza con mucha frecuencia en esos productos. Este hidrocarburo aromático policíclico es la sustancia carcinógena más conocida y nociva. Ahora debemos establecer unos valores límite sostenibles que reduzcan al mínimo las emisiones de benzopireno al medio ambiente y, al mismo tiempo, reconocer la necesidad de aceites diluyentes en la industria de los neumáticos.

 
  
MPphoto
 
 

  Holger Krahmer (ALDE). (DE) Señor Presidente, señor Comisario, Señorías, los hidrocarburos aromáticos policíclicos son sustancias peligrosas que se utilizan en la fabricación de los neumáticos utilizados en diversos vehículos. Su toxicidad hace que hoy estemos debatiendo su restricción.

Tenemos ante nosotros un compromiso que probablemente será aceptado mañana por una gran mayoría. A pesar de alegrarme cuando prescindimos de debates ideológicos sobre cuestiones técnicas y aprobamos directivas esenciales en un breve espacio de tiempo, hay un par de aspectos secundarios aunque importantes que hemos pasado por alto. Una de las enmiendas presentadas, que yo también apoyé y que fue inicialmente aceptada en la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria, pretendía aplazar hasta 2012 algunas aplicaciones técnicas que se necesitan con urgencia. Se trataban de excepciones para vehículos blindados, de brigadas contra incendios, de rescate y otros vehículos especiales. El número de aplicaciones es extremadamente pequeño y los daños para el medio ambiente son inapreciables.

En el paquete de transacción se recogía también la exención original para los neumáticos de los aviones, a los que en un principio no se impuso ningún límite de tiempo. Con respecto a este punto, el Parlamento Europeo va a tomar una decisión irresponsable. El sector de la aviación opera con límites físicos, razón por la cual el aspecto de la seguridad no debe comprometerse, ni debe siquiera anteponerse a los aspectos medioambientales. La industria no puede garantizar que vayamos a tener alternativas disponibles para 2010 que cumplan las normas de seguridad específicas y extremadamente exigentes para los neumáticos de los aviones.

No entiendo cómo el Consejo ha podido obviar totalmente este aspecto, sobre todo cuando la Agencia Europea de Seguridad Aérea no ha sido consultada, ni se ha realizado una evaluación de seguimiento al respecto. No estoy a favor de más burocracia, pero en un sector como el de la aviación en el que la seguridad es tan importante, debería haberse prestado más atención a los riesgos, especialmente porque eso es lo que hacemos con otros reglamentos en el sector medioambiental, donde normalmente pasamos a toda prisa por encima del objetivo.

He recibido una carta de la Asociación Europea de Personal Técnico de Navegación (ECA), que representa a 34 000 pilotos en Europa, en la que expresa su gran preocupación por esta cuestión. Quiero subrayar esto, porque desde luego los pilotos no son sospechosos de practicar la presión industrial. Me gustaría que el Comisario Verheugen me dijese si está al corriente de este problema. En mi opinión, dicho compromiso resulta inaceptable si se ignora este aspecto.

 
  
MPphoto
 
 

  Kathy Sinnott (IND/DEM).(EN) Señor Presidente, hace 20 años una eminente anatomopatóloga afirmó que jamás había analizado un tumor cancerígeno que no contuviera sustancias químicas de la familia del benceno en las células cancerígenas que se reproducían activamente. El cáncer se ha convertido en la nueva peste negra. Durante la Edad Media sucumbió la mitad de la población de Europa. No se conocía la causa de la peste bubónica y no se pudo detener su propagación mortífera.

Nosotros no tenemos disculpa; sabemos de dónde proceden los bencenos y demás hidrocarburos aromáticos policíclicos. Fabricamos neumáticos con ellos, pero también los generamos cuando incineramos residuos. El Gobierno irlandés está empeñado en crear en mi país una red de plantas incineradoras de residuos, algunos de ellos tóxicos, propagando así multitud de hidrocarburos aromáticos policíclicos en nuestra agua, el aire, el suelo, las plantas y las células de los ciudadanos irlandeses, donde los bencenos y las dioxinas pueden causar estragos. Urge que nos centremos en el riesgo importante de los hidrocarburos aromáticos policíclicos procedentes de fuentes como las incineradoras, sobre todo si estas queman neumáticos que los contienen.

 
  
MPphoto
 
 

  Günther Verheugen, Vicepresidente de la Comisión. (DE) Señor Presidente, Señorías, quiero dar mi opinión sobre las cuestiones planteadas por el señor Blokland y el señor Krahmer, que se refieren al mismo problema, es decir, a si existe alguna garantía de que los requisitos aplicables a los neumáticos de los aviones se vayan a cumplir para el año 2010.

La respuesta a la pregunta del señor Blokland es negativa; ningún fabricante de neumáticos ha contactado conmigo, ni yo le habría recomendado a ninguno de ellos que lo hiciese, porque habrían recibido la misma respuesta que le estoy dando a usted ahora. La Comisión ha examinado el problema detenidamente. Hemos recibido una declaración formal de los fabricantes de neumáticos europeos en la que afirman que los requisitos técnicos de esta Directiva se cumplirán de aquí al año 2010 también por lo que respecta a los neumáticos de los aviones. Por tanto, esa es mi respuesta al señor Krahmer, cuya preocupación por la seguridad de los aviones comparto total y plenamente. Asimismo, considero que, en lo que se refiere a la composición de los neumáticos, los fabricantes de neumáticos están mucho más cualificados que los pilotos.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. Se cierra el debate.

La votación tendrá lugar el jueves a las 12.00 horas.

 
Aviso jurídico - Política de privacidad