Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2005/2134(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclos relativos a los documentos :

Textos presentados :

A6-0389/2005

Debates :

PV 01/02/2006 - 11
CRE 01/02/2006 - 11

Votaciones :

PV 02/02/2006 - 8.4
CRE 02/02/2006 - 8.4
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P6_TA(2006)0037

Acta literal de los debates
Jueves 2 de febrero de 2006 - Bruselas Edición DO

9. Explicaciones de voto
Acta
  

- Informe Markov (A6-0005/2006)

 
  
MPphoto
 
 

  Gyula Hegyi (PSE). – (HU) Fue un gran placer para mí votar a favor de la legislación relativa a las condiciones de trabajo de los conductores que realizan actividades de transporte por carretera. Me satisface que se conceda a los conductores unos períodos de descanso garantizados y creo que el control de su aplicación también es importante. No obstante, debo hacer hincapié en que el aumento del volumen del transporte por carretera contradice el principio fundamental del desarrollo sostenible. El consumo excesivo de energía, la grave contaminación del aire y el deterioro de las carreteras y del medio ambiente son todas consecuencias directas del aumento del tráfico de camiones. Por lo tanto, la Unión Europea debería esforzarse por desarrollar métodos de transporte alternativos. Aparte de la mejora de las condiciones de trabajo de los conductores, también deberíamos encargarnos de la situación de quienes viven en ciudades y pueblos en los que traquetean los camiones, día y noche.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. (EN) Acojo con satisfacción el nuevo Reglamento, que está pensado principalmente para reforzar y mejorar la legislación social aplicable a los conductores que desempeñan actividades de transporte por carretera.

El Reglamento establece cuatro elementos principales. Estipula que todos los nuevos vehículos deben ir provistos de tacógrafos digitales y define el «período de descanso diario normal» como un periodo de descanso ininterrumpido de al menos 11 horas, que también puede dividirse en dos períodos. Además, se acuerda una nueva definición del «tiempo de conducción», así como las disposiciones del Acuerdo europeo sobre trabajo de las tripulaciones de vehículos que efectúen transportes internacionales por carretera, que ahora se están armonizando con las del Reglamento. Por último, reconoce que el tiempo de trabajo semanal máximo de 60 horas semanales tiene que ser respetado.

En resumen, creo que el Reglamento contribuye a mejorar significativamente la seguridad vial en Europa.

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Queiró (PPE-DE), por escrito. (PT) Los informes Markov que el Parlamento ha votado hoy plantean una serie de cuestiones para los países de la periferia geográfica de Europa, como Portugal, España y Grecia.

Soy consciente de todos los esfuerzos que se han realizado durante todo el período de negociaciones. También debo decir que esta cuestión debería resolverse de forma que contribuya no solamente a mejorar la seguridad vial en las carreteras de Europa, sino también a garantizar la igualdad económica con respecto al desarrollo y crecimiento del sector del transporte en todos los Estados miembros.

La lectura de estos textos me ha llevado a la conclusión de que, a pesar de los esfuerzos realizados por los negociadores, estas propuestas se elaboraron pensando en los transportistas de Europa Central, cuyos viajes tienden a ser sobre distancias más cortas.

Por lo tanto, como representante electo de Portugal, debo votar en contra de estos compromisos y señalar que la culminación del mercado interior implica que se tenga en cuenta a los países en los que esta actividad se realiza sobre distancias más largas y debería reflejar los intereses de todos los Estados miembros, sin excepción.

 
  
  

- Informe Markov (A6-0006/2006)

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. (PT) Los diputados del Partido Comunista portugués, junto con organizaciones representativas de trabajadores del transporte urbano y por carretera, llevan mucho tiempo luchando por la mejora de los derechos laborales de los conductores profesionales, con el fin de garantizar que se cumplan las horas de trabajo y los períodos de descanso establecidos por la ley, y que la vaca sagrada de la competencia, en su voracidad explotadora, no socave esos derechos.

Como han señalado los sindicatos, a pesar de que el reglamento que se acaba de aprobar puede mejorar las condiciones de trabajo en algunos países, no llega al nivel del reglamento laboral colectivo vigente en Portugal, por lo que respecta a la organización del tiempo de trabajo, la determinación de los períodos mínimos de descanso diarios y semanales, y el control de los mismos.

Entre otros aspectos, el reglamento exige el mantenimiento de dos conceptos diferentes, concretamente «tiempo de conducción» y «tiempo de trabajo», que perjudica a los trabajadores. Es más, los «nuevos» conceptos de períodos de descanso reducidos dificultan la tarea del control del cumplimiento de los períodos mínimos de descanso y fomentan la sobrecarga de las jornadas diarias y semanales de los conductores. Así pues, esperamos que la aprobación del reglamento no actúe como (falso) pretexto para justificar (de forma equivocada) nuevos ataques a los derechos de los trabajadores.

(Explicación de voto acotada de conformidad con el apartado 1 del artículo 163 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 
 

  Jörg Leichtfried (PSE), por escrito. (DE) La regulación de la armonización de la legislación social relativa al transporte por carretera y la seguridad vial tenía el fin de introducir en el sector del transporte por carretera normas uniformes sobre las condiciones de trabajo y la seguridad vial que se necesitaban desde hace mucho tiempo. Falta por ver si la posición social de los conductores en cuestión mejora realmente como resultado de este acuerdo. Puede que al fin hayamos conseguido unos tiempos de conducción y períodos de descanso normalizados en el sector del transporte por carretera, pero la versión final no incorpora, entre otras cuestiones que me parecen importantes, referencias completas a la Directiva relativa al tiempo de trabajo.

Me parece muy lamentable que el reglamento que hemos aprobado hoy no incluya ninguna prohibición relativa a la retribución de los conductores por distancias viajadas y cantidades transportadas, algo que he defendido apasionadamente como un medio para mejorar las condiciones sociales de los conductores de camiones. Los salarios fijos protegen el sustento de todos los trabajadores y, en mi opinión, los trabajadores del sector del transporte por carretera tienen derecho a eso.

La decisión de establecer unas normas sociales uniformes en el transporte por carretera europeo es, en términos generales, la que había que tomar. Sin embargo, cuando analizo las mejoras que inicialmente esperaba ver en las condiciones de los conductores de camiones, este resultado realmente nos devuelve a la realidad. Por lo tanto, no puedo hacer sino votar en contra de estos dos documentos.

 
  
MPphoto
 
 

  Karin Scheele (PSE), por escrito. (DE) A pesar de que, en términos generales, es muy recomendable que se armonicen las normas sociales en el sector del transporte europeo, las condiciones sociales de los conductores de vehículos también deben ser mejoradas. Dado que esto no ha ocurrido en esta ocasión, he votado en contra de ambos documentos.

La regulación de la armonización de la legislación social relativa al transporte por carretera tenía el fin de introducir en el sector del transporte por carretera normas uniformes sobre las condiciones de trabajo y la seguridad en carretera que se necesitaban desde hace mucho tiempo. Puede que al fin hayamos conseguido unos tiempos de conducción y períodos de descanso normalizados en el sector del transporte por carretera, pero la versión final no incorpora, entre otras cuestiones importantes, referencias completas a la Directiva relativa al tiempo de trabajo.

Cabe lamentar que el reglamento que hemos aprobado hoy no incluya ninguna prohibición relativa a la retribución de los conductores por distancias viajadas y cantidades transportadas, a pesar de que los salarios fijos realmente protegen el sustento de todos los trabajadores y, por supuesto, los trabajadores del sector del transporte por carretera tienen derecho a ello.

 
  
  

- Informe Toubon (A6-0412/2005)

 
  
MPphoto
 
 

  James Hugh Allister (NI), por escrito. Hoy he votado en contra de una propuesta de la Comisión para la uniformidad y metrificación de productos alimentarios, incluidos el pan y la leche. Habría comportado el abandono de la medida británica de la leche embotellada en pintas y un cambio de tamaño de nuestra barra de pan normal.

Además de imponer una uniformidad innecesaria, ambas propuestas habrían supuesto un coste enorme para las panificadoras y la industria láctea del Reino Unido, porque habrían tenido que cambiar su utillaje. Después de reunirme con representantes de la industria panificadora en Irlanda del Norte me entraron dudas sobre la carga costosa e intolerable que supondría esta medida.

Por tanto, celebro que el Parlamento Europeo haya rechazado este aspecto de la última y caprichosa propuesta de Bruselas.

 
  
MPphoto
 
 

  Lena Ek y Cecilia Malmström (ALDE), por escrito. (SV) Si queremos tener un mercado europeo de mercancías operativo, es importante que los intereses de los consumidores también sean protegidos. Los cambios introducidos por la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor del Parlamento Europeo en el proyecto de legislación de la Comisión por el que se establecen normas relativas a las cantidades nominales para productos preenvasados no provocarían, sin embargo, esa situación. El ponente ha propuesto normas para el envasado de, por ejemplo, la mantequilla, leche, pasta y arroz. Yo quiero que los consumidores europeos puedan elegir entre muchos productos y el hecho de utilizar reglamentos para prescindir de los actuales envases de leche suecos que contienen, por ejemplo, 300 ml de leche no tiene ningún valor intrínseco. Actualmente los consumidores pueden decidir por sí mismos lo que quieren comprar, comparando precios. Nosotros debemos legislar para mejorar las condiciones básicas de la competencia y aumentar la protección del consumidor. No obstante, debemos, tal como ambiciona la Comisión, eliminar normas innecesarias. Así pues, he votado a favor de una Unión Europea más racionalizada pero más concentrada, sin cabida para reglamentos innecesarios que implican costes innecesarios para la industria de la alimentación.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) En términos generales, la propuesta de directiva votada hoy en el Pleno en primera lectura forma parte del proceso, respaldado por la Comisión, de simplificación de la legislación del mercado interior. El fin de esta propuesta es consolidar la legislación existente en una única ley y revocar (o desregular) todos los tamaños de envases existentes.

No obstante, ciertos sectores continuarán sujetos al reglamento existente, basándose en la armonización total. De acuerdo con la propuesta, podrían justificarse gamas obligatorias en sectores muy específicos, como vinos, bebidas alcohólicas, café soluble, aerosoles y azúcar blanco, donde las normas comunitarias ya habían fijado tamaños obligatorios armonizados.

El Parlamento también ha especificado que la directiva no se aplicará al pan preenvasado, las materias grasas para untar ni el té, para los que continuarán aplicándose las normas nacionales sobre cantidades nominales. Todos los sectores pueden fabricar, y los consumidores adquirir, productos dentro de una gama de tamaños potencialmente infinita.

El informe también considera que algunos otros alimentos básicos, concretamente el café, la mantequilla, la sal, el arroz, la pasta y la leche de consumo, deberían estar sujetos a gamas obligatorias, como una derogación a la liberalización.

 
  
MPphoto
 
 

  Hélène Goudin (IND/DEM), por escrito. (SV) El informe debate una propuesta de desregulación y, al mismo tiempo, de armonización del tamaño permitido de los envases de los alimentos. Por una parte, desde el punto de vista del mercado interior, puede ser positivo tener normas que finalmente beneficien al consumidor. Por otra parte, el informe incluye una propuesta de reglamento detallado y de gran alcance a nivel de la Unión Europea.

Entre las enmiendas votadas por la comisión del Parlamento se encuentra una que afirma que los estudios realizados por la Comisión demuestran que los precios por unidad no son, en general, utilizados ni entendidos por los consumidores. Estas afirmaciones, en cierto modo, declaran a los ciudadanos de los Estados miembros incapaces de arreglárselas por sí solos y demuestran, por lo tanto, una actitud desagradable con respecto a la población.

Hoy he votado en contra del informe, porque implica la regulación de un ámbito en el que las decisiones realmente no deberían tomarse a escala de la Unión Europea, sino en cada Estado miembro.

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Queiró (PPE-DE), por escrito. (PT) Acojo con satisfacción la iniciativa de la Comisión para simplificar la legislación. Una de las barreras más importantes para la eficiencia económica en los Estados miembros de la Unión Europea es el exceso de legislación y los reglamentos difíciles de entender, en otras palabras, lo que se denomina en inglés «red tape».

Estoy a favor de esta propuesta de simplificar y liberalizar, que ha sido en cierto modo moderada por la naturaleza preventiva de las enmiendas presentadas por el Parlamento. Cuando se ha demostrado, con total seguridad, que la liberalización no sirve para ningún propósito útil o que incluso actúa en contra de los intereses de los consumidores, se ha recortado. Así pues, he votado a favor.

 
  
MPphoto
 
 

  Alyn Smith (Verts/ALE), por escrito. (EN) Las consecuencias de algunas de las propuestas de la Comisión relativas a una serie de industrias de la UE, en particular la industria del whisky en Escocia, habrían sido negativas. Por eso me alegro de que la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor haya introducido algunos cambios, que apoyo con mucho gusto. El mercado interior ha supuesto grandes ventajas para los productores de la UE y en esta Cámara tenemos que conseguir que esas ventajas se mantengan en pie.

 
  
  

- Informe Brok (A6-0389/2005)

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI). – (DE) Señor Presidente, actualmente existen dos focos de crisis que exigen toda nuestra atención y mucha sensibilidad, y el tipo de palabras sutiles que oímos actualmente a la Presidencia austriaca sobre el Consejo no contribuirá a eliminarlos.

Para empezar, tenemos que plantearnos la victoria de Hamás en las elecciones palestinas, que obviamente debe ser aceptada como una expresión de la voluntad democrática. No obstante, Hamás es un movimiento que todavía no ha renunciado a la violencia, mientras que el pueblo palestino necesita la ayuda de Europa –incluida ayuda financiera– más que nunca. Por supuesto, en caso de que Hamás forme un Gobierno, tendremos que exigirle que renuncie a la violencia.

Con respecto a Irán, cabe esperar que todavía no sea demasiado tarde para lo que habríamos querido ver: una solución diplomática, que, sin duda, tendría que ser acordada con Rusia y China. Dado que Irán parece dispuesto a hablar con Rusia sobre el enriquecimiento del uranio, esa es la primera línea de planteamiento que deberíamos intentar, pero también es importante expresar nuestra oposición a la cooperación nuclear entre los Estados Unidos y la India, que parece confirmar la estimación negativa de Teherán sobre que los Estados Unidos son un «policía global autodesignado» e hipócrita en ese sentido.

 
  
MPphoto
 
 

  Glyn Ford (PSE), por escrito. (EN) Votaré a favor del informe Brok sobre la Política Exterior y de Seguridad Común. En Europa hemos sido testigos del desarrollo sucesivo de una Unión industrial, social y económica y monetaria. Ahora tenemos una Unión más grande que los Estados Unidos, con 451 millones de ciudadanos, y una economía más poderosa que la de Estados Unidos. Pero seguimos sin tener una voz única en el mundo.

Lo que le falta a Europa es una Política Exterior y de Seguridad Común que nos proporcione esa voz. El informe del señor Brok nos hace avanzar en la dirección correcta. Discutiremos mucho sobre los detalles de esa política. Pero necesitamos y debemos tener una.

 
  
MPphoto
 
 

  Hélène Goudin (IND/DEM), por escrito. (SV) Una vez más, ha aparecido en la agenda un informe sobre la política exterior y de seguridad común, PESC. La Lista de Junio está firmemente convencida de que las cuestiones relativas a la política exterior y de seguridad común no deberían ser tratadas por la Unión Europea, sino a nivel de los Estados miembros.

El informe también afirma que el Parlamento Europeo debe ser consultado cuando se elaboran directrices de política exterior y de seguridad común, a comienzos de cada año. De ese modo, el Parlamento intenta aumentar sus competencias, algo a lo que la Lista de Junio se opone.

Por las mencionadas razones, he votado en contra del informe en la votación de hoy.

 
  
MPphoto
 
 

  Richard Howitt (PSE), por escrito. (EN) El Partido Laborista en el Parlamento Europeo apoya el informe del señor Brok por su defensa de una PESC fuerte que haga hincapié en la resolución de conflictos, la lucha contra la pobreza y la defensa de los derechos humanos. Agradecemos al ponente sus condolencias por los atentados de Londres. Pero quiero también que quede constancia de nuestro apoyo a los reglamentos sobre comercio y ayuda para el norte de Chipre, en lugar del texto de la enmienda 1, así como nuestra habitual oposición a que el gasto militar se incluya en el presupuesto comunitario.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. (EN) Acojo con satisfacción este informe, que reconoce el derecho del Parlamento a ser consultado más efectivamente y a desempeñar un papel más activo en la Política Exterior y de Seguridad Común de la UE y la Política Europea de Seguridad y Defensa. El informe de la Comisión de Asuntos Exteriores establece las prioridades necesarias para prevenir conflictos y promover la cooperación internacional sobre la base del respeto de los derechos humanos y la legislación internacional.

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Queiró (PPE-DE), por escrito. (PT) He votado a favor del informe que tenemos ante nosotros, porque, en general, me identifico con sus ideas, tanto en términos de las que son –y deberían ser– las principales causas de preocupación a nivel internacional, como por lo que se refiere a las que deberían ser las prioridades de la Unión Europea en este sentido.

A pesar de que no comparto totalmente algunas de sus observaciones, especialmente en cuestiones institucionales, creo que la visión general del mundo expresada en el mismo es la correcta. También considero que el papel internacional de la Unión Europea depende más de la acción práctica y de nuestra capacidad para entender preocupaciones comunes, que de cualquier debate sobre modelos teóricos. Por lo que respecta a la política exterior, la realidad es, por norma, más poderosa que cualquier consideración teórica.

Finalmente, me satisface comprobar que el tono de acuerdo entre los socios transatlánticos va en aumento, lo que me parece un elemento vital en el camino hacia la paz, la democracia y la prosperidad en el mundo.

 
  
MPphoto
 
 

  Geoffrey Van Orden (PPE-DE), por escrito. (EN) Los conservadores pueden apoyar algunas de las disposiciones contenidas en este informe, como las recomendaciones de mantener el embargo de armas sobre China, reanudar las negociaciones entre Israel y los palestinos y exigir a los Gobiernos africanos que respeten sus compromisos con la democracia y el Estado de Derecho.

Pero contiene también muchas propuestas a las que nos oponemos firmemente. En general, trata de ampliar el alcance de la PESC a todos los ámbitos de la política exterior nacional. En el apartado 4 enumera con descaro las iniciativas que ya se han adoptado «para anticipar la aplicación de algunas de las disposiciones del nuevo Tratado Constitucional» a pesar del firme rechazo de la Constitución. En el apartado 10 considera erróneamente que «la defensa interior es un aspecto crucial de la estrategia de seguridad de la Unión Europea», cuando se trata de una competencia de los Gobiernos nacionales. La OTAN, el pilar de la defensa europea desde hace más de medio siglo y la organización clave para misiones de gestión de crisis internacionales que requieren la intervención de fuerzas militares, apenas se menciona en este informe, quedando relegada de forma engañosa, en el apartado 12, a un papel «dentro de la política exterior y de seguridad de Europa». Nos oponemos también a la idea de una misión militar de la UE en la República Democrática del Congo y a un presupuesto comunitario de defensa.

Por consiguiente, nos hemos abstenido en la votación final.

 
  
  

- Informe Carlshamre (A6-0404/2005)

 
  
MPphoto
 
 

  Jan Andersson, Anna Hedh, Ewa Hedkvist Petersen, Inger Segelström y Åsa Westlund (PSE), por escrito. (SV) Hemos votado a favor del informe. Interpretamos el concepto de una «renta mínima», que aparece en el punto f) del apartado 4, como un nivel de vida razonable garantizado, dado que todos estamos abiertos a un nivel de vida razonable garantizado, pero nos oponemos a la introducción de salarios mínimos regulados por el Estado.

 
  
MPphoto
 
 

  Charlotte Cederschiöld, Christofer Fjellner, Gunnar Hökmark y Anna Ibrisagic (PPE-DE), por escrito. (SV) La delegación conservadora sueca ha decidido hoy abstenerse en la votación sobre la actual situación en la lucha contra la violencia ejercida contra las mujeres y futuras acciones. No hemos podido apoyar el informe, porque, en una medida excesiva, pretende someter ámbitos de competencia nacionales a la toma de decisiones de la Unión Europea. Estamos firmemente convencidos de que las decisiones relativas a cuestiones sobre igualdad de género y la política sobre cuestiones penales deberían ser tomadas por los Estados miembros, que están en mejores condiciones de tomar decisiones en estos ámbitos. Los conservadores han marcado el ritmo a nivel nacional, por lo que respecta a muchas de las medidas debatidas en el informe.

Creemos que el Estado debe cumplir su principal tarea, concretamente la de proteger al pueblo de ataques criminales, independientemente del género de la víctima y del autor. Deberíamos hacer hincapié en la responsabilidad del autor individual de la violencia, en lugar de proceder sobre la base de una visión de la sociedad que reduce la responsabilidad del individuo.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) El Parlamento debe expresar su preocupación con respecto a la violencia ejercida contra las mujeres. Se trata de un fenómeno que afecta a mujeres de todas las edades, niveles de educación y entornos sociales, a pesar de que hay algunas formas de violencia fuertemente vinculadas a la pobreza y exclusión social.

Apoyamos la recomendación de que los Estados miembros adopten un planteamiento de tolerancia cero para todas las formas de violencia ejercida contra las mujeres, que incluye la aplicación de métodos de prevención y castigo efectivos, y medidas destinadas a aumentar la concienciación con respecto al problema y a combatirlo.

No debemos olvidar que la violencia ejercida por los hombres contra las mujeres es un fenómeno asociado con la distribución desigual de poder entre sexos, que es por sí misma otra razón por la que este tipo de delito no ha sido suficientemente comunicado y condenado.

Acojo con satisfacción la adopción –aunque solo parcial– de algunas de las propuestas que hemos presentado, especialmente el reconocimiento de que la pobreza y la marginación son causas subyacentes del aumento del tráfico de mujeres y que la prostitución no equivale a un empleo.

No obstante, lamento el rechazo de la propuesta destinada a establecer los recursos necesarios para desarrollar programas efectivos para la integración de las mujeres implicadas en la prostitución, con el objetivo de reducir gradualmente y eliminar finalmente la prostitución.

 
  
MPphoto
 
 

  Hélène Goudin (IND/DEM), por escrito. (SV) Comparto muchas de las opiniones de la ponente sobre este tema. Es sumamente importante que la aumente la concienciación pública relativa a estas cuestiones en los Estados miembros. He votado a favor del informe, porque no recomienda expresamente una legislación a nivel de la Unión Europea. Se presentan una serie de recomendaciones, tanto a la Comisión como a los Estados miembros, con la intención de combatir la violencia ejercida contra las mujeres. Creo que finalmente esta es una cuestión con respecto a la que los Parlamentos nacionales deberían tomar cualquier medida legislativa que pueda ser necesaria.

 
  
MPphoto
 
 

  Filip Andrzej Kaczmarek (PPE-DE), por escrito. (PL) La violencia ejercida contra las mujeres es una experiencia traumática, no solo para las propias mujeres, sino también para sus hijos, sus familiares e incluso para quienes intentan ayudar a las víctimas. Yo tengo una experiencia personal en este tema. Una vez llevé a una mujer a la que su marido le había propinado una paliza al hospital y a la comisaría de policía. En esa ocasión me invadió una emoción que probablemente suelen sentir las mujeres. Me sentía furiosa e impotente. Uno siente esta misma furia cuando escucha que la policía ha llevado a un hombre borracho acusado de maltratar a su familia de vuelta a la casa de su antigua esposa y escucha a la policía justificar su acción diciendo que el último domicilio registrado de ese hombre era la casa de su antigua esposa.

Hace unos años se produjo una tragedia en mi propia ciudad de origen. Un hombre salió de uno de los centros donde se lleva a los borrachos a despejarse. Estos centros no son prisiones. El hombre consiguió caminar un par de kilómetros, mató a su mujer y lanzó su cuerpo por la ventana. No quiero que vuelva a suceder algo así.

La violencia no es una cuestión doméstica. Nunca puede ser justificada ni percibida en términos relativos. El conjunto de la sociedad debe plantarse contra la violencia. No podemos permitir que este problema sea dado de lado ni subestimar su importancia para la sociedad. Tampoco debemos quitar importancia a la escala del fenómeno.

He apoyado el informe de la señora Carlshamre, porque estamos obligados a hacer todo cuanto esté en nuestras manos para eliminar la violencia ejercida contra las mujeres. El principio de tolerancia cero no siempre es necesario, pero en esta ocasión es realmente esencial.

 
  
MPphoto
 
 

  Timothy Kirkhope (PPE-DE), por escrito. (EN) Mis colegas conservadores británicos y yo deploramos todo tipo de violencia ejercida contra las mujeres. En realidad, deploramos la violencia ejercida contra ambos sexos por ambos sexos, o por cualquier persona contra cualquier persona. Creemos también que las mujeres deben ser protegidas contra actos violentos y que sobre los responsables de esos actos debe caer todo el peso de la ley.

Sin embargo, nos hemos abstenido en la votación de este informe porque se ha perdido la oportunidad de abordar un problema grave. El lenguaje exaltado empaña el importante mensaje que pretende transmitir el informe.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. (EN) Acojo con satisfacción este informe, que reafirma que la violencia ejercida por hombres contra mujeres es una violación de los derechos humanos y que los que cometen esos actos de violencia deben ser perseguidos con la misma energía que cuando la violencia es ejercida contra hombres. Existen diferencias entre cómo se tratan y castigan los delitos de violencia en función del género de la víctima. El hecho de que este tipo de violencia tenga lugar en un lugar público o en el entorno familiar no debe importar a la hora de combatirla por la vía penal.

Aún admitiendo que la declaración sobre la eliminación de la violencia ejercida contra las mujeres, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1993, fue un hito importante en el reconocimiento del problema de la violencia doméstica contra las mujeres, este informe insiste con razón en que, en el contexto de la UE, se pueden hacer más cosas.

Apoyo en especial su petición de que se haga un análisis fundamental de la magnitud del problema después de los estudios realizados en tres países de la UE que han demostrado que el 40 al 50 % de las mujeres han sufrido, en algún momento de sus vidas, violencia por parte de un hombre. En la UE tenemos la obligación de reconocer y garantizar los derechos de la mujer a la vida y a la seguridad física en el Estado de Derecho.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) Las cuestiones relacionadas con los derechos de las mujeres estaban entre los problemas resultantes de la masiva afluencia de otras culturas con respecto a las que, durante décadas, se ha hecho la vista gorda a través de una tolerancia equivocada. Los hechos indican –en la Unión Europea, al menos una de cada cuatro mujeres es víctima de la violencia de un hombre de su familia, la mitad de todos los asesinatos se cometen dentro de la familia, y la mutilación genital se practica a unas 500 000 mujeres– que ya es hora de empezar a poner freno a esto, de una vez por todas.

Por lo tanto, no se puede sino considerar una desgracia el hecho de que parezca posible, en esta Unión Europea nuestra, promulgar reglamentos sobre la curvatura de los pepinos y los plátanos, y no establecer normas generales sobre cómo debe castigarse la violencia ejercida contra las mujeres. No es menos patético el hecho de que las oficinas públicas hagan la vista gorda en casos de poligamia o incluso que adopten una actitud de apoyo al respecto, fomentando así el abuso de los derechos humanos.

A pesar de que es de alabar que la Presidencia del Consejo responda a esta situación declarando su intención de hacer más por defender los derechos de las mujeres, conseguir que los médicos, los profesores y la policía suministren algo más de información no será suficiente. El problema principal tiene que ver con los modelos de roles presentados a los hombres; los de nuestra propia sociedad occidental son de naturaleza competitiva, lo que no es realmente ideal, pero los de la ideología musulmana llegan incluso a demostrar odio a las mujeres. Ahí es donde debemos empezar.

 
  
MPphoto
 
 

  Frédérique Ries (ALDE), por escrito.(FR) Al menos un tercio de las mujeres serán víctimas, en algún momento de sus vidas, de un ataque físico o sexual. Esa es la alarmante cifra extraída del excelente informe de mi colega del Grupo de la Alianza de los Demócratas y Liberales por Europa, la señora Carlshamre.

En vista del aumento de la violencia contra las mujeres y de cómo se está convirtiendo en un fenómeno habitual, solo existe una respuesta firme y apropiada: tolerancia cero, independientemente de que la violencia se produzca dentro o fuera del matrimonio.

Sobre todo, Europa ha asumido sus responsabilidades, con el fin de combatir esta forma de violencia que afecta a las mujeres de todos los grupos sociales. En virtud del Programa Daphne II, se van a destinar 50 millones de euros a la protección de las mujeres de mayor riesgo, entre 2004 y 2008. Se trata de una cifra simbólica, porque todos sabemos perfectamente que si queremos que las políticas de apoyo a las víctimas y prevención sean efectivas deberán llevarse a cabo a escala nacional.

Por lo tanto, es alarmante saber que entre cinco y diez millones de niños presencian y oyen cada año actos inhumanos de este tipo.

Así pues, es fundamental que los 25 códigos penales nacionales consideren, a partir de ahora, a los niños y a sus madres como las víctimas.

Nuestra sociedad ha subestimado durante demasiado tiempo la gravedad de los actos de violencia contra las mujeres. Debemos poner fin a esta cobardía.

 
  
MPphoto
 
 

  Peter Skinner (PSE), por escrito. (EN) Mis razones para apoyar este informe son muchas y profundas. Para la mayoría de los miembros de la sociedad, la violencia ejercida contra las mujeres es detestable, pero sabemos que existe.

La violencia entre personas que se conocen, como son las parejas, tiene que ser tratada con extrema seriedad por las autoridades. Apoyo las acciones propuestas para facilitar los cambios, especialmente en el ámbito de la trata de mujeres y la violencia doméstica.

 
  
  

- Informe Estrela (A6-0401/2005)

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Pierre Audy (PPE-DE), por escrito.(FR) He votado a favor del excelente informe de mi colega, la señora Edite Estrela, relativo a la igualdad entre hombres y mujeres en la Unión Europea, y me satisface que haya sido aprobado prácticamente por unanimidad en el Parlamento Europeo.

La igualdad de oportunidades forma parte de los grandes principios republicanos de Francia y yo sostengo que deben ser respetados a nivel europeo, de conformidad, por ejemplo, con el Tratado de Roma por el que se establece la Comunidad Europea y con la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea. Cualquier desigualdad basada en el género de una persona es una fuente de injusticia, violencia social e incomprensión entre nuestros conciudadanos. La Unión Europea tiene la obligación de garantizar la igualdad de trato entre los seres humanos, que es fuente de armonía, paz y progreso. Al hacerlo, la Unión Europea dará un claro ejemplo a todo el mundo, a favor de los valores humanos que defendemos y que juntos constituyen uno de los pilares de la integración europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Charlotte Cederschiöld, Christofer Fjellner, Gunnar Hökmark y Anna Ibrisagic (PPE-DE), por escrito. (SV) La delegación conservadora sueca ha decidido hoy abstenerse en la votación sobre la igualdad entre hombres y mujeres en la Unión Europea. Los conservadores queremos combatir la falta de libertad que implica la desigualdad y los prejuicios. No obstante, no es competencia de la Unión Europea definir qué medidas deberían tomarse en los Estados miembros o por otros actores de la sociedad. Así pues, no podemos apoyar el informe, que realiza numerosas propuestas que usurpan áreas de competencia a los Estados miembros, como las propuestas relativas a la provisión de cuidado infantil, cuando las características culturales distintivas y tradiciones de los Estados miembros difieren tanto de unos a otros.

Es más, el informe se pierde por ámbitos que ni siquiera los Estados miembros deberían regular, como, por ejemplo, si los partidos políticos están estudiando estrategias para incluir más mujeres en las estructuras de su partido. No obstante, hay otras cuestiones importantes debatidas en el informe, como la necesidad de recopilar estadísticas comparables sobre los salarios de hombres y mujeres, respectivamente, y sobre la lucha contra la discriminación.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) Hemos votado a favor de este informe, porque aprobamos su contenido. No obstante, sabemos que se trata simplemente de otra declaración de intenciones por parte del Parlamento, en desacuerdo con las políticas ya en vigor, que, en algunos casos, socavan la igualdad de derechos y empeoran la discriminación, por ejemplo en el mercado laboral.

Acogemos con satisfacción la aprobación de una propuesta que solicita a la Comisión que notifique al Parlamento el progreso realizado en los diversos Estados miembros con respecto a la aplicación de la Plataforma de Acción de Beijing, así como en el ámbito de salud sexual y reproductiva, y que revele datos estadísticos sobre todos los Estados miembros.

También esperamos que el Instituto Europeo de la Igualdad de Género cuente con los recursos necesarios para poder realizar una contribución positiva a la promoción de la igualdad de derechos y para garantizar que las mujeres sean tratadas con la dignidad que merecen.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. (EN) Acojo con satisfacción el informe de propia iniciativa de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género sobre el futuro de la Estrategia de Lisboa en lo que respecta a la perspectiva del género. Estoy de acuerdo en que hay que adoptar medidas para promover el empleo femenino y para reducir las desigualdades que persisten entre hombres y mujeres.

El informe destaca las discrepancias que persisten en factores subyacentes como el empleo, las diferencias salariales y la educación y formación continuas. Asimismo evalúa distintas formas de conciliar efectivamente la vida profesional, familiar y privada.

 
  
MPphoto
 
 

  Frédérique Ries (ALDE), por escrito.(FR) Tratar sobre la igualdad entre hombres y mujeres significa, sobre todo, saber simplemente lo lejos que han llegado las cosas en un siglo y desde las primeras luchas por la emancipación de la mujer, pero también significa tener en cuenta lo mucho que queda por hacer, si queremos que la igualdad de género forme parte integral de la vida diaria.

Esa es la razón por la que acojo con satisfacción la aprobación, hoy a mediodía, del informe de la señora Estrela, que señala varias formas de discriminación que sufren las mujeres y que, por lo tanto, constituyen grandes desafíos a asumir. Por mencionar solamente dos de ellos: una diferencia salarial aproximada del 16 % y una tasa de empleo de las mujeres de entre 15 y 24 años estancada, a pesar de que las mujeres de este rango de edad tienen una educación de un nivel superior.

Eliminar los obstáculos para que las mujeres accedan al mercado laboral obviamente significa establecer un número suficiente de instalaciones y servicios públicos y privados para niños pequeños, lo que supone, al menos, hasta que alcancen la edad de escolarización obligatoria. También significa poner en práctica una igualdad de derechos parentales. Con el fin de garantizar todas estas mejoras en las vidas cotidianas de los ciudadanos, la Unión Europea debe abogar por las mejores normas y aspirar al éxito de los países escandinavos en lo que a medidas de igualdad de género se refiere.

 
  
MPphoto
 
 

  Georgios Toussas (GUE/NGL), por escrito. – (EL) El Partido Comunista griego votó en contra del informe, porque utiliza problemas sociales de la clase trabajadora para acelerar y extender reestructuraciones capitalistas que afectan a ambos sexos.

Con el fin de combatir el desempleo femenino, se propone extender «formas flexibles de empleo». Para la falta de estructuras sociales públicas, se propone pasar la carga a la familia, pero en condiciones de igualdad. En otras palabras, que los hombres también recurran al empleo a tiempo parcial, con el fin de compensar la falta de asistencia pública en reproducción y cuidado de los mayores y discapacitados, lo que significa que las familias de la clase trabajadora finalmente serán incapaces de satisfacer necesidades fundamentales.

La denominada abolición de la discriminación sexual en el trabajo se ha utilizado como pretexto para anular derechos derivados de las necesidades específicas de las mujeres por su función reproductiva.

Consideramos que el debate sobre el cambio de la composición del poder en cuanto a géneros provoca desorientación. La política no viene determinada por el género. El poder de la plutocracia no cambiará con más mujeres en las instituciones a su servicio.

Los problemas de las mujeres arrancan del sistema capitalista que explota a mujeres y hombres, utilizando el género y la edad para extender la política capitalista a ambos sexos.

La base para la igualdad solamente se puede establecer dentro del marco del poder del pueblo, en el que la riqueza del pueblo proceda de la producción y de los bienes producidos.

 
  
  

- Informe Ferber (A6-0390/2005)

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Queiró (PPE-DE).(PT) Con respecto a la votación sobre la Directiva Postal, creo que es sumamente importante mencionar la necesidad de mantener un servicio universal garantizado. La finalización del mercado interior de servicios postales necesita tener en cuenta no solo la importancia económica del sector, sino también su insustituible dimensión territorial y social.

Los servicios locales que ofrece la oficina postal de cada Estado miembro desempeñan una importante función social de la que no debemos prescindir. Por lo tanto, debemos prestar especial atención a la dimensión territorial y social de las redes postales cuando se nos pide que tomemos decisiones sobre las reformas del sector, a la luz del profundo impacto que esas decisiones pueden tener cuando los servicios postales estén completamente abiertos a la competencia. Así pues, considero fundamental que el estudio previsto analice si las disposiciones de la Directiva Postal son suficientemente claras por lo que respecta a la obligación de ofrecer un servicio universal y si hay un marco adecuado establecido para los Estados miembros.

No debemos arriesgar el principal objetivo de la directiva, consistente en garantizar unos servicios postales sociales y territoriales mínimos a nivel comunitario, de una cierta calidad y a precios asequibles.

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. (PT) La liberalización de los servicios postales forma parte de la llamada «Estrategia de Lisboa» y tiene el objetivo de abrir el sector al capital privado. El objetivo último es el de privatizar este sector público, comenzando con las secciones más rentables y continuando «obviamente» con la ayuda de los fondos públicos (véase, como ejemplo, el modelo aplicado a la gestión de los hospitales).

La lucha de los trabajadores del sector y la del pueblo –me refiero, en particular, a las numerosas manifestaciones contra los cierres de oficinas postales y a favor de garantizar el servicio postal– ha conseguido retrasar y en algunos casos bloquear realmente este proceso, en algunos de sus aspectos más perjudiciales.

El propósito de este informe del Parlamento es el de evaluar el impacto hasta el momento de la liberalización en los Estados miembros de la Unión Europea, antes de nuevas iniciativas de la Comisión destinadas a extenderla.

El informe no critica el actual proceso de liberalización ni expone las consecuencias perjudiciales del mismo, como el cierre de oficinas, los recortes de las entregas diarias a domicilio y la reducción de los niveles de empleo; de hecho, hace más bien todo lo contrario. Tampoco cuestiona la liberalización del sector en 2009, promoviendo, en lugar de esto, la apertura del sector y la primacía de la competencia en este sentido.

De ahí nuestro voto en contra.

 
  
MPphoto
 
 

  Jörg Leichtfried (PSE), por escrito. (DE) En el año 1997 se inició el proceso de liberalización del mercado postal europeo, cuya intención consistía en crear un mercado abierto accesible para todos los proveedores de servicios en los actuales 25 Estados miembros.

Los servicios postales nacionales respondieron a la presión de este proceso de liberalización comenzando a cambiar sus estructuras y a reposicionarse.

A pesar de este progreso, la transposición de la Directiva a nivel nacional necesita ser estrechamente observada. Por ejemplo, es inaceptable que la legislación postal austriaca imponga sanciones desproporcionadamente elevadas a quienes no colocan nuevos buzones en sus casas. Eso no es algo de lo que se pueda culpar a la Directiva Postal de 2002 de la Unión Europea, dado que no prescribe ninguna sanción de este tipo a nivel nacional. Este modo de aplicar las directivas fomenta todavía más la actitud escéptica del público con respecto a la Unión Europea y su opinión de que la responsabilidad de esta situación recae solamente en Bruselas.

Pido a la Comisión que controle la transposición de la Directiva Postal, particularmente con el objetivo de garantizar que las sanciones previstas a nivel nacional no sean desproporcionadas y no pongan en peligro el funcionamiento del mercado postal. Debería concederse prioridad a esta cuestión, como objeto de estudio, en el próximo estudio prospectivo.

Dado que este informe de iniciativa propia pide lo mismo que yo, lo acojo con satisfacción.

 
  
  

- Propuesta de resolución: Situación en Oriente Próximo (RC-B6-0086/2006)

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. (PT) La situación es extremadamente complicada, pero los resultados de las elecciones no deberían utilizarse para socavar el derecho inalienable del pueblo palestino a la libertad, a un Estado soberano independiente, con capital en Jerusalén Este, y a oponer resistencia a la ocupación. Tampoco deberían utilizarse para socavar la ayuda financiera a la Autoridad Palestina, que satisface las necesidades más básicas del pueblo palestino, ni para impulsar la creciente implicación militar de los Estados Unidos en todo Oriente Próximo. Es tan fundamental como siempre demostrar solidaridad con la heroica lucha del pueblo palestino y con el movimiento nacional palestino.

Finalmente, quiero expresar mi decepción por el hecho de que la mayoría del Parlamento haya rechazado las enmiendas presentadas por nuestro Grupo, que pedía a Israel que cumpliese las resoluciones de las Naciones Unidas y las recomendaciones realizadas por la Corte Internacional de Justicia, que pretendían colocar en la parte superior de nuestra lista de prioridades la necesidad de poner fin al punto muerto en el proceso de paz, a la ocupación militar, a los asentamientos, al muro, a los asesinatos, a las detenciones, a las negativas a la liberación de prisioneros, a la violencia a la que está sometida el pueblo palestino y al dramático empeoramiento de sus condiciones de vida.

(Explicación de voto acortada de conformidad con el apartado 1 del artículo 163 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. (EN) He votado a favor de la propuesta de resolución conjunta sobre la situación en Palestina. Aunque hacemos bien en instar a Hamás a que reconozca a Israel y abandone el terrorismo, no debemos poner en duda el resultado de unas elecciones democráticas justas y libres. La UE tiene que seguir prestando ayuda al pueblo palestino y participando activamente en el Cuarteto para impulsar la «Hoja de Ruta para la Paz».

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Queiró (PPE-DE), por escrito. (PT) Cuando la democracia engendra un resultado indeseado, existe la tentación de condenar la idea de que ese resultado puede suceder. Es comprensible, pero vale de poco. Lo que la democracia debe intentar hacer es actuar eficazmente para evitar que la gente se una a tales movimientos.

Lo que no es ni mucho menos cierto es que exista democracia en Palestina, a pesar de las elecciones regulares que se han producido, y esa debería ser nuestra preocupación. La democracia y el Estado de Derecho, que implican, entre otras cosas, la coexistencia pacífica con otros países, no tener el deseo de destruir a los vecinos y, obviamente, eliminar el terrorismo, deben ser la piedra angular de nuestra política con respecto a esta parte del mundo.

Independientemente de la naturaleza actual del movimiento que ha ganado las elecciones palestinas, lo importante ahora es exigir que el Gobierno electo de la Autoridad Palestina respete acuerdos internacionales y cumpla los principios necesarios para la coexistencia pacífica de los dos países, sin la que será imposible ayudar a los palestinos. A pesar de que este resultado refleja la voluntad del pueblo, las posibles consecuencias siguen siendo muy graves.

 
  
MPphoto
 
 

  Alyn Smith (Verts/ALE), por escrito. (EN) La elección de Hamás es fruto de la voluntad democrática del pueblo palestino y aunque recelo mucho de la política de esa organización, no hay duda de que forma el Gobierno legítimo. La ayuda que concede la UE al proceso de paz puede y debe depender de que se siga avanzando hacia la paz. Si se pusiera fin a la ayuda ahora, correríamos el riesgo de ganarnos la antipatía de una organización con la que la UE tiene que seguir cooperando. Creo que si la UE sigue manteniendo la presión, ayudará a conseguir una solución duradera. No podemos retirarnos ahora porque no nos gusten algunos de los socios con los que nos vemos obligados a cooperar.

 
  
  

- Propuesta de resolución: Cuba (RC-B6-0075/2006)

 
  
MPphoto
 
 

  James Hugh Allister (NI), por escrito. (EN) Hoy he votado a favor de la resolución conjunta sobre Cuba, aunque hubiera preferido que se lamentara expresamente el abandono de sanciones en 2005.

Siendo como es una sociedad construida sobre el imperativo de la dominación marxista, no sorprende que Cuba sea un bastión de la represión, donde se aplasta a la oposición y se niega la libertad.

Un hecho revelador del totalitarismo y la realidad marxista que se esconde detrás de su fachada democrática es que el Sinn Fein/IRA mantiene su representación en Cuba, cosa que quedó claramente demostrada cuando, en 2001, dicho representante, Niall Connolly, cometió la infamia de ofrecerse a entrenar junto con otros a las guerrillas de las FARC en Colombia.

El levantamiento de las sanciones de la UE en 2005 ha sido un completo fracaso. Los abusos de los derechos humanos han aumentado en lugar de disminuir. Como siempre ocurre con los extremistas marxistas, se llamen Castro o Sinn Fein, lo único que hacen es beneficiarse de las concesiones y seguir adelante sin reparar en nada. Creo que es hora de que aprendamos la lección y volvamos a endurecer nuestra posición frente a ese odioso régimen.

 
  
MPphoto
 
 

  Bastiaan Belder (IND/DEM), por escrito.(NL) Cuba deja mucho que desear en términos de libertades fundamentales, como se pone de manifiesto tanto por la pregunta oral como por la actual y oportuna resolución.

Hay una cuestión que me gustaría señalar y es la posición de las iglesias-hogar. La nueva legislación incluida en la Directiva 43 y la Resolución 46 exige que todas las comunidades religiosas operativas se registren ante las autoridades. Es frecuente que las solicitudes de registro resulten en negociaciones extremadamente complicadas con las autoridades. Estas implican información detallada sobre los miembros de la comunidad y sus pastores. Esta nueva legislación ya ha provocado el cierre de varias iglesias-hogar.

En 1992, las autoridades cubanas cambiaron la Constitución, al efecto de pasar de ser un Estado ateo a uno secular. Ese fue el primer paso en la dirección correcta. No obstante, la nueva legislación parece reflejar una tendencia hacia nuevas restricciones. Mientras que la Constitución cubana reconoce el derecho de los ciudadanos a la libertad religiosa, lo cierto es que cada vez se imponen más restricciones. ¿Por qué las iglesias cristianas, incluyendo las que están registradas, son vigiladas tan de cerca, controladas e incluso objeto de infiltraciones? Esto difícilmente representa una verdadera libertad religiosa en Cuba.

Quiero pedir al Consejo y la Comisión que aborden estas cuestiones en sus conversaciones con las autoridades cubanas.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) He votado en contra de la resolución, porque me opongo a su contenido, que no tiene absolutamente en cuenta el contexto en el que Cuba se ha visto obligada a vivir durante muchos años, concretamente el embargo de los Estados Unidos y todos los ataques que Cuba ha sufrido.

La resolución también omite cualquier referencia a la existencia de la base estadounidense de Guantánamo, donde la Administración Bush mantiene prisioneros sin haber sido sometidos a juicio y está pisoteando los derechos humanos y la Convención de Ginebra.

Tampoco hace referencia a los cinco ciudadanos cubanos que siguen detenidos en los Estados Unidos, algunos de los cuales no tienen permiso a recibir visitas de familiares, a pesar de que el tribunal de Atlanta anuló la sentencia que había provocado su detención inicial.

Esta posición defendida por la mayoría del Parlamento es, en gran medida, de doble moral, y acata la línea estadounidense, consistente en una constante presión sobre el pueblo y los Gobiernos que no siguen sus directrices y no se dejan subyugar.

Es igualmente decepcionante que no se diga una sola palabra acerca de la importante contribución que Cuba está realizado para el desarrollo social de la población de Latinoamérica y África. Los jóvenes de estas zonas van a Cuba a recibir formación y educación, y Cuba envía miles de médicos y otros profesionales a esos países.

(Explicación de voto acortada de conformidad con el apartado 1 del artículo 163 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 
 

  Glyn Ford (PSE), por escrito. (EN) Votaré a regañadientes a favor de esta resolución. La situación de los derechos humanos en Cuba dista mucho de ser perfecta y en algunas ocasiones las autoridades cubanas han sido sus peores enemigos, negando el permiso a representantes de las Damas de Blanco a viajar a Estrasburgo para recoger el Premio Sájarov que se les ha concedido recientemente. Pero en mi opinión no existe en La Habana el clima de terror que he podido observar en Cachemira o, hasta hace poco, en Aceh.

Se trata de una cuestión de proporcionalidad. Es cierto que Cuba viola los derechos humanos, pero no en la misma medida que Colombia con sus escuadrones de la muerte o en Haití con la anarquía de las bandas criminales y el violento clima político que ha causado más de mil muertos. Cabe esperar que con las elecciones de la semana que viene se empiece a poner fin a esta situación. ¿Qué hay de la preocupación constante del Parlamento por estos y otros derechos humanos en otras regiones distintas de Cuba? ¿Qué hay de nuestra preocupación por la Cuba «ocupada» en la Bahía de Guantánamo, donde los informes indican que la situación es mucho peor que en las peores cárceles de Cuba?

 
  
MPphoto
 
 

  Hélène Goudin (IND/DEM), por escrito. (SV) Por supuesto, creo que Cuba debería ser una democracia parlamentaria. No obstante, también creo que la política exterior es una cuestión nacional y que los canales multilaterales, como Naciones Unidas, son la única alternativa aceptable para influir en países que no son vecinos inmediatos de la Unión Europea.

Por las mencionadas razones, he votado en contra de la resolución.

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. (PT) Doscientas palabras nunca bastarán para deshacer otra maniobra que forma parte de la política de aislamiento y discriminación a Cuba por parte de la Unión Europea, que complace las exigencias de los Estados Unidos.

No debemos olvidar que se trata de la misma Unión Europea que pidió un cambio en el sistema político de Cuba, en su posición común de 1996, interfiriendo así en una cuestión que es responsabilidad exclusiva del pueblo cubano.

La mayoría de este mismo Parlamento, en un acto cínico, criticó el embargo estadounidense sobre Cuba, aunque también pidió que continuase la imposición de sanciones a Cuba, por parte de la Unión Europea. Al mismo tiempo, no dedica una sola palabra de solidaridad a los cinco patriotas cubanos detenidos en los Estados Unidos por defender su país contra el terrorismo.

Por mucho que le duela a la mayoría de esta Cámara, Cuba significa esperanza y confianza en una vida decente para millones de hombres y mujeres. Es un país que, a pesar del embargo, ha conseguido el mayor crecimiento económico de los últimos 45 años en 2005, un país que asumirá la presidencia y será anfitrión de la cumbre del Movimiento de los Países no Alineados de 2006, y un país que envía miles de médicos, profesores y entrenadores deportivos a otros países, en lugar de ejércitos para ocupar, explotar y oprimir.

(Explicación de voto acotada de conformidad con el apartado 1 del artículo 163 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Queiró (PPE-DE), por escrito. (PT) Cuba es la prueba de que en el mundo occidental no han caído todos los muros de la vergüenza. Entre el absurdo idealismo de algunos y el descarado pragmatismo de otros, ha habido quienes parecen decididos a olvidar que en Cuba no hay democracia, no hay derechos humanos, no hay libertad, nada de lo que consideraríamos los cimientos básicos de nuestras sociedades. Ningún pragmatismo ni romanticismo insondable puede justificar ningún cambio en la postura esencial: la condena constante a Cuba y la exigencia de democratización, sin la que no será posible mantener lazos estrechos con este Gobierno tirano.

 
  
MPphoto
 
 

  Esko Seppänen (GUE/NGL), por escrito. (EN) He votado a favor de la propuesta de resolución conjunta sobre Cuba, aunque faltan en ella algunos aspectos importantes en el contexto político.

El principal problema en la situación cubana es el bloqueo encabezado por los Estados Unidos y las agresivas amenazas de ese país contra Cuba.

Poner fin al bloqueo y detener las agresivas amenazas de los Estados Unidos sería el paso más importante para generar un clima que aumente las posibilidades de crear una verdadera democracia en Cuba.

Pero la agresiva política de los Estados Unidos no es la única razón de las graves restricciones a la libertad de expresión y la democracia en Cuba. El Gobierno cubano tiene también su parte de responsabilidad en ello.

Un ejemplo, entre otros, es la decisión de no dejar a los ganadores del Premio Sájarov, las Damas de Blanco, salir de su país para recibir el premio en Estrasburgo.

He votado a favor de la resolución, pero protesto contra la prohibición de viajar impuesta por el Gobierno cubano a las Damas de Blanco.

 
  
MPphoto
 
 

  Jonas Sjöstedt (GUE/NGL), por escrito. (EN) He votado a favor de la propuesta de resolución sobre Cuba, aunque faltan en ella algunos aspectos importantes en el contexto político.

El principal problema en la situación cubana es el bloqueo encabezado por los Estados Unidos y las agresivas amenazas de ese país contra Cuba.

Poner fin al bloqueo y detener las agresivas amenazas de los Estados Unidos sería el paso más importante para generar un clima que aumente las posibilidades de crear una verdadera democracia en Cuba.

Pero la agresiva política de los Estados Unidos no es la única razón de las graves restricciones a la libertad de expresión y la democracia en Cuba. El Gobierno cubano tiene también su parte de responsabilidad en ello.

Un ejemplo, entre otros, es la decisión de no dejar a los ganadores del Premio Sájarov, las Damas de Blanco, salir de su país para recibir el premio en Estrasburgo.

Voy a votar a favor de la resolución, a pesar de sus imperfecciones, pero quiero protestar contra la prohibición de viajar impuesta por el Gobierno cubano a las Damas de Blanco.

 
  
MPphoto
 
 

  Sahra Wagenknecht (GUE/NGL), por escrito. (DE) Rechazo esta resolución sobre Cuba, que es unilateral y no hace justicia en absoluto a las complejidades de la vida real en ese país. Si condenamos a Cuba:

– no estaremos teniendo en cuenta los esfuerzos del país por progresar de otro modo, esfuerzos que está realizando a pesar de la resistencia de muchos círculos;

– estaremos ignorando el logro ejemplar de Cuba para hacer previsiones para el bienestar de su pueblo, lo que continúa haciendo a pesar del embargo norteamericano y de sus graves problemas económicos;

– estaremos negando que la continuada existencia del sistema cubano ofrece un rayo de esperanza a las poblaciones del denominado tercer mundo, que están en el lado de los perdedores de un mundo globalizado, en el que los mercados y los beneficios son lo más importante.

Esta resolución adopta una visión reduccionista del concepto de derechos humanos y la forma en que hace uso de los mismos delata una doble moral intolerable. Esta resolución no tiene el objetivo de defender los derechos humanos, sino de condenar el sistema cubano y contribuir a su caída. Yo no participaré en ello.

 
  
  

- Propuesta de resolución: Gestión presupuestaria/UE (RC-B6-0074/2006)

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. (PT) La aplicación del presupuesto comunitario, es decir, garantizar que las decisiones políticas se apliquen realmente, es una cuestión sumamente importante.

Lamentablemente el proceso presupuestario es cada vez menos transparente y más disperso, lo que hace difícil averiguar el destino final de los fondos.

Los recortes presupuestarios impuestos por el Pacto de Estabilidad y Crecimiento y por la mayoría de los países contribuyentes ha significado que, tras la aprobación del presupuesto comunitario anual, muchas áreas prioritarias no cuenten con la financiación suficiente, lo que ha llevado a una política de redistribución y recortes en los títulos presupuestarios e innumerables presupuestos corregidos. En otras palabras, se fomenta la no ejecución en ciertas áreas para financiar otras, independientemente del presupuesto aprobado.

También hay políticas e instrumentos, como el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, que son factores para la no aplicación. En este sentido, la Comisión y el Consejo no pueden ignorar sus responsabilidades, en vista de la constante reducción de los pagos con respecto a las autorizaciones.

La aplicación nacional debe estar estrechamente relacionada con la definición de prioridades nacionales sobre el terreno, especialmente por lo que respecta a los Fondos estructurales. Independientemente de los instrumentos que se acaban de proponer, no creemos que las negociaciones sobre las nuevas perspectivas financieras deban depender de las propuestas a adoptar.

(Explicación de voto acortada de conformidad con el apartado 1 del artículo 163 del Reglamento)

 
  
  

- Propuesta de resolución: Recursos pesqueros (RC-B6-0076/2006)

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. (PT) La propuesta de resolución que acabamos de votar señala la necesidad de adoptar nuevas medidas de gestión para el Mediterráneo. Siempre hay que tener cuidado para apoyar el principio de que la sostenibilidad de los recursos pesqueros debe ser garantizada, para garantizar que las actividades pesqueras sean viables, que las flotas puedan continuar trabajando, que los puestos de trabajo se puedan mantener y que las comunidades pesqueras se puedan desarrollar.

Así pues, creemos que el Consejo debe adoptar el reglamento de gestión con respecto al que el Parlamento ya ha dado su opinión.

Sin embargo, dado que la situación actual puede provocar discriminación entre los pescadores que operan en otras aguas, en nuestra opinión, debe haber una descentralización efectiva y las principales partes interesadas, concretamente los pescadores y los organismos que los representan, deben estar implicadas en las decisiones de gestión, dado que las medidas prácticas deben reflejar realidades específicas de cada región o área pesquera.

También creemos que el reglamento de gestión debería ir acompañado de las medidas necesarias para compensar el impacto social y económico provocado por la propia regulación, con fondos comunitarios. Todas las medidas deberán basarse en investigaciones científicas sobre la pesca.

 
  
MPphoto
 
 

  Alyn Smith (Verts/ALE), por escrito. (EN) En muchas ocasiones, la UE de 25 Estados miembros carece de sentido y las medidas de «talla única» dejan de funcionar para todos, si es que alguna vez sirvieron de algo. No existe razón alguna para que yo, diputado escocés a esta Cámara, opine sobre el Mediterráneo, razón por la cual me he abstenido en esta votación. La UE tiene que encontrar nuevas formas de trabajar para garantizar la legitimidad de nuestras decisiones. Seguir con la idea de que todo el mundo está igual de interesado por todo es insostenible y desacredita a la propia UE.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. – Con esto concluyen las explicaciones de voto.

 
Aviso jurídico - Política de privacidad