Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Ciclo de vida en sesión
Ciclos relativos a los documentos :

Textos presentados :

RC-B6-0149/2006

Debates :

PV 13/03/2006 - 19
CRE 13/03/2006 - 19

Votaciones :

PV 15/03/2006 - 4.7
CRE 15/03/2006 - 4.7
Explicaciones de voto

Textos aprobados :


Debates
Lunes 13 de marzo de 2006 - Estrasburgo Edición DO

19. IV Foro Mundial del Agua en México Ciudad (16-22 de marzo de 2006) (debate)
PV
MPphoto
 
 

  El Presidente. De conformidad con el orden del día, se procede al debate de la pregunta oral a la Comisión sobre el IV Foro Mundial del Agua en Ciudad de México (16-22 de marzo de 2006), formulada por Roberto Musacchio, en nombre del Grupo GUE/NGL; Caroline Lucas y Alain Lipietz, en nombre del Grupo Verts/ALE: Glyn Ford, Giovanni Berlinguer y Béatrice Patrie, en nombre del Grupo del PSE (O-0001/2006 – B6-0003/2006).

 
  
MPphoto
 
 

  David Hammerstein Mintz (Verts/ALE), autor. (ES) Señor Presidente, el Foro Mundial del Agua se celebra en un momento muy importante, porque más de dos mil millones de habitantes del planeta no tienen acceso al agua potable ni a suficiente agua sanitaria y más de dos millones de personas mueren cada año por la escasez de agua, que es un elemento básico para la vida.

Es necesario un reparto más equitativo del agua, pero al mismo tiempo la cantidad de agua dulce va reduciéndose, año tras año, a causa del cambio climático y de la destrucción de los ecosistemas, como las zonas húmedas, los bosques, la riberas y los ríos.

Tenemos que reaccionar con medidas contundentes y concretas, con compromisos financieros, con un convenio mundial del agua, fomentando una buena cultura del agua. Hace falta una normativa internacional que permita una gestión más eficaz del agua.

En la Unión Europea tenemos que aplicar la Directiva marco del agua en todas nuestras actuaciones, en cooperación y en acuerdos bilaterales. Asimismo, tenemos que fomentar buenas prácticas agrícolas. Tenemos que aplicar la misma ley europea cuando estamos fuera de Europa y tenemos que conseguir que la cantidad de agua obtenida de forma compleja a través de los ecosistemas, a través de la lucha contra el cambio climático, se conserve a medio y largo plazo.

Esto no se consigue solo con cemento o con grandes obras, sino con unas políticas integrales y complejas.

 
  
MPphoto
 
 

  Roberto Musacchio (GUE/NGL), autor. – (IT) Gracias, señor Presidente, Señorías: el agua ha de ser un bien común, un derecho de la humanidad garantizado a todas las mujeres y rodos los hombres en todos los continentes. Queremos que estas palabras vinculantes sean aprobadas solemnemente por este Parlamento y defendidas en el Foro Mundial del Agua de México Ciudad en los próximos días. Son palabras necesarias y urgentes ante una realidad dramática: miles de millones de personas carecen de derecho al agua, es decir a la vida, y a consecuencia de ello, mueren y enferman millones de ellas.

Por el agua se lidian guerras y conflictos, y hasta la disponibilidad de este recurso fundamental está en entredicho debido a las malas políticas que la han reducido enormemente, alterando su ciclo de vida. Hay además quien quiere privatizar el agua, tratarla como una mercancía que se dará tan solo a quien pueda pagarla. Sería como privatizar el aire y dejar respirar solo a quien tenga dinero.

Es el momento de tomar decisiones importantes, que deben convertir a Europa en exponente de una política equitativa y no en parte integrante del asalto de las multinacionales. En Johanesburgo no se quiso consagrar el agua como un derecho, sino tan solo como una necesidad. En México Ciudad, en un Foro que quisiéramos que estuviese gestionado mucho más directamente por la ONU, en vez de otros organismos, es necesario consagrar este derecho solemnemente: quienes reclaman el derecho al agua ven cómo se les niega el derecho a la vida en tantos continentes, empezando por el africano. No les defraudemos, hagamos que desde este Parlamento les llegue una voz de esperanza y un compromiso concreto.

 
  
MPphoto
 
 

  Stavros Dimas, miembro de la Comisión. (EL) Señor Presidente, el Foro Mundial del Agua es una plataforma internacional que ofrece la oportunidad de intercambiar puntos de vista y experiencias sobre la mejor manera de gestionar el agua y de luchar contra el problema de la escasez de este recurso.

La cuarta reunión de este Foro, que se celebrará en la Ciudad de México a finales de este mes, se centrará en las medidas que pueden adoptarse a escala local para hacer frente al problema mundial de la escasez de agua. Su objetivo es debatir ideas para mejorar el apoyo a las medidas locales en todo el mundo. Los resultados de estos debates supondrán una importante contribución a la sección especial dedicada al agua y la salubridad de la XVIª Reunión de la Comisión de Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible que tendrá lugar en 2008.

No se espera que se adopten nuevas iniciativas o decisiones políticas en el IV Foro Mundial del Agua. Por ello, la Comisión Europea y los Estados miembros no tendrán que adoptar nuevas posiciones. Por consiguiente, la Comisión no necesitará un mandato de negociación para participar en este intercambio de opiniones. Si bien en México habrá representantes de la Comisión y de los Estados miembros, no habrá una Delegación oficial acreditada de la Unión Europea en dicho acto.

El objetivo de la Comisión en el IV Foro Mundial del Agua es destacar y promover políticas y medios acordados entre la Unión Europea y otras partes interesadas, como la iniciativa para el agua de la Unión Europea, el instrumento del agua UE-ACP y numerosos aspectos del plan de acción de la Agenda 21.

Además, la Comisión facilitará información sobre los resultados de las tecnologías innovadoras del agua correspondientes al programa marco de investigación de la Comunidad, así como los resultados de la revisión de los trabajos sobre la gestión integrada de los recursos hídricos.

En relación con la gestión del agua y del mercado interior, la Comisión podría explicar, si lo considera necesario, la posición de la Unión Europea, es decir, que las normas vigentes en la Unión Europea mantienen una posición de neutralidad respecto a la cuestión de la propiedad del agua y de las compañías de suministro de agua.

La Comisión cree que un suministro regular de agua potable, como ha señalado el ponente, es una necesidad humana básica y que las políticas de desarrollo sostenible deben abordar el problema de la gestión equitativa y sostenible de los recursos hídricos en interés de toda la sociedad. Esta posición se refleja igualmente en la iniciativa para el agua de la Unión Europea.

En la fase en que nos encontramos en estos momentos, se sigue debatiendo si es necesario celebrar un acuerdo internacional sobre la garantía de un suministro constante de agua para todas las zonas del planeta. En todo caso, el Foro Mundial del Agua no es la plataforma adecuada para dicho debate.

 
  
MPphoto
 
 

  Eija-Riitta Korhola, en nombre del Grupo del PPE-DE. (FI) Señor Presidente, las ayudas de la Unión Europea y de los Estados miembros para mejorar la situación mundial del agua se elevan a 1 400 millones de euros al año, lo que nos convierte en el mayor donante singular de ayuda. En vista de la magnitud de esta cantidad es evidente que el mensaje de la UE será escuchado igualmente en el Foro Mundial del Agua que comienza esta semana, y que, por ende, el mensaje de la Unión no carece de importancia. Las cifras son alarmantes, pues cada día mueren 3 900 niños por falta de agua limpia. Un quinto de la población mundial, es decir, cerca de 1 100 millones de personas, sufren falta de agua potable. Mientras tanto, más del 40 % carecen de servicios adecuados de suministro de agua y alcantarillado. Estas figuras nos recuerdan igualmente que debemos tomarnos en serio la posibilidad de futuras guerras por el agua. No se trata únicamente de una cuestión de desarrollo insostenible, sino que también es una amenaza para la seguridad.

El informe de las Naciones Unidas publicado la semana pasada y titulado «El agua, una responsabilidad compartida» señala que la situación insatisfactoria del agua en el mundo se debe en gran parte a una mala administración. Las ayudas llegan a su destino con mayor lentitud debido a la burocracia y a la jerarquización de la toma de decisiones. Las decisiones relativas a la forma y el momento de la distribución del agua, y a sus beneficiarios, no son adoptadas únicamente a escala nacional, sino también por parte de autoridades locales, en el sector privado y en el ámbito de la sociedad civil. Se necesita ayuda en particular para reforzar las competencias y la cooperación regionales en un espíritu equitativo. Otro factor que agrava aún más la situación es que muchos de los países que sufren una grave escasez de agua son también los más corruptos. Por ejemplo, en la India se destinan cada año, en el sector del agua, millones de dólares a la corrupción política, según Hindu.com. Casi un tercio de los indios que han respondido a una encuesta dicen que han tenido que pagar sobornos para obtener agua y acceso al alcantarillado.

Me gustaría recordar asimismo que la mejora de la situación hídrica regional no puede desligarse de otros ámbitos de la política de desarrollo. Hace poco se han publicado algunos estudios que muestran que la mera resolución del problema del agua podría incluso agravar la situación en su conjunto si provoca una aceleración del crecimiento demográfico, que podría causar escasez de alimentos. Por lo tanto, no basta con construir un pozo. Todas nuestras ayudas al desarrollo deben tener en cuenta la situación general, de forma que la resolución de un problema no provoque una nueva escasez, que lógicamente no deseamos.

 
  
MPphoto
 
 

  Pierre Schapira, en nombre del Grupo del PSE. – (FR) Señor Presidente, los Foros Mundiales del Agua brindan una ocasión única de reunir a todos los grupos del mundo que tienen que ver con el agua, ya sean agencias oficiales, bancos de desarrollo, Estados, organizaciones profesionales, ONG o autoridades locales.

Estas reuniones permiten definir una política mundial del agua más justa y solidaria y garantizar el respeto del derecho de los ciudadanos al agua como un elemento esencial de la dignidad humana.

Las organizaciones han optado por centrar los debates de México en el lanzamiento de «Acciones locales para un reto global», que es el tema principal de este Foro. El objetivo es consagrar a las autoridades locales como agentes centrales de la gestión del agua. Para ello hay que incitar a los países en desarrollo a delegar los recursos presupuestarios y la gestión de la política del agua en sus autoridades locales. La política del agua siempre debería definirse a partir de la naturaleza específica del terreno, lo más cerca posible de las necesidades de los usuarios.

La resolución del Parlamento llama a la Comisión a reconocer y utilizar más la formidable capacidad de conocimientos técnicos y de recursos humanos y pericia financiera de las autoridades locales europeas. Las ciudades del norte, respaldadas por sus experiencias positivas y sus competencias técnicas, están deseosas de aportar su ayuda a sus homólogas de los países en desarrollo.

A fin de favorecer estas operaciones descentralizadas de cooperación entre ciudades, se pide a la Comisión que aliente y dé prioridad a la financiación de los proyectos presentados por las ciudades del norte. En particular, para la asignación de recursos del Fondo Europeo del Agua, la Comisión podría restringir el acceso a la financiación a los operadores más capacitados para ayudar a las autoridades del sur.

Los resultados de la primera convocatoria de ofertas por parte del Fondo del Agua ACP-UE muestran que solo el 3 % de los proyectos seleccionados son proyectos presentados por autoridades locales. Es un porcentaje muy insuficiente habida cuenta del valor añadido que aportan las autoridades locales en este terreno.

 
  
MPphoto
 
 

  Fiona Hall, en nombre del Grupo ALDE. – (EN) Señor Presidente, quiero decir algunas palabras acerca del papel del mecanismo de recursos hídricos de la ACP-UE a que ha hecho alusión el señor Comisario. También ha sido objeto de debate recientemente en la Asamblea Parlamentaria Conjunta ACP-UE de la Comisión de Asuntos Sociales y Medioambientales.

Aplaudo la decisión del Consejo de ACP-UE de poner en marcha en 2004 el mecanismo de recursos hídricos con un importe de 500 millones de euros, pero ha habido mucha decepción por la lentitud con que se ha ejecutado la iniciativa. En efecto, ha habido quejas de que hasta ahora ninguna persona ha recibido agua potable limpia al amparo de la iniciativa ACP-UE. Era importante prestar la debida atención al proceso y que se cumplan las normas estrictas de honradez administrativa, sobre todo por la enorme cantidad de dinero en juego, pero la evaluación final de las propuestas se ha realizado en enero de este año y finalmente han sido seleccionadas 97 propuestas. Por consiguiente, me gustaría saber si ahora estamos en condiciones de llevar a otros 10 millones de personas el suministro de agua potable en el año 2010, tal como está planeado, y si se necesitará menos tiempo para completar el proceso, cuando llegue el momento de la segunda convocatoria de propuestas.

 
  
MPphoto
 
 

  Marie-Arlette Carlotti (PSE).(FR) Señor Presidente, 1 200 millones de personas no tienen acceso al agua potable, de modo que en el mundo mueren 15 personas cada minuto, la mitad de ellas niños. No encontramos, pues, en una auténtica carrera contra el reloj. Por ello, el Foro Mundial debe formular tres tipos de propuestas.

En primer lugar está la cuestión de los derechos. El agua es un bien común de la humanidad y el acceso al agua un derecho fundamental de los seres humanos. Este derecho debe consagrarse mediante un tratado internacional.

Viene después la cuestión de los medios: reducir a la mitad de aquí a 2015 el porcentaje de población que no tiene acceso al agua es un objetivo ambicioso. Falta encontrar 100 000 millones de dólares estadounidenses más cada año. A este fin es necesario movilizar todos los recursos aumentando la ayuda oficial al desarrollo (AOD), incrementando los recursos asignados al décimo FED y obteniendo el apoyo de socios innovadores del sector público y privado o de operaciones encaminadas a intercambiar deuda por inversión.

Está, por último, el tema de la gestión. Las políticas hídricas deben desarrollarse a través de un enfoque participativo y democrático que asocie a los usuarios, la sociedad civil y el papel de las mujeres y gestionarse a escala local, adoptando políticas de precios que garanticen a los más pobres un acceso al agua a precios asequibles. Deseo que la Comisión defienda estas orientaciones en el Foro Mundial de México Ciudad.

 
  
MPphoto
 
 

  Karin Scheele (PSE). (DE) Señor Presidente, señor Comisario, usted acaba de decir que no se adoptarán nuevas posiciones en el IV Foro Mundial del Agua. Lo que es evidente es que tendrá usted mucho trabajo. Ha dicho que el acceso al agua es un derecho humano; sin embargo, es ese derecho el que fue objeto de controversia en el último Foro del Agua. La causa de conflicto en esa reunión fue la cuestión de si la disponibilidad de agua potable era un derecho humano que debería garantizar el Estado o se trataba de una necesidad que debía satisfacer el mercado. A pesar de las fuertes protestas de los activistas presentes en la reunión, los Ministros asistentes al Foro se negaron a señalar en su declaración final que el acceso al agua es un derecho. Le deseo mucho éxito en su intento de que se reconozca su carácter de derecho en la Ciudad de México.

En cuanto al próximo Foro Mundial del Agua, también debemos examinar la legitimidad democrática que posee. Ha sido organizado por el Consejo Mundial del Agua, organismo dominado en gran parte por la industria y empresas privadas. En vista de que su presidente es el director de una filial de compañías de agua francesas, debemos preguntarnos hasta qué punto el Foro está influido por el sector y hasta qué punto serán útiles las soluciones que pueda plantear. Lo que me gustaría ver –tal vez en una futura reunión de las Naciones Unidas que contara con la debida legitimidad democrática– sería un debate celebrado sin la influencia masiva de empresas que están enriqueciéndose con el suministro de agua y el alcantarillado en muchos países de todo el mundo.

 
  
MPphoto
 
 

  Stavros Dimas, miembro de la Comisión. (EL) Señor Presidente, este debate ha demostrado que tenemos los mismos puntos de vista sobre numerosos puntos del Foro Mundial del Agua y espero que la Comisión saque provecho de su participación en un debate en el que, como ya he dicho, no esperamos que se adopten decisiones, sean estas necesarias o no. En todo caso, no se esperan decisiones, pero, por supuesto, se celebrará un debate en toda regla y habrá un intercambio de puntos de vista de todas las partes del mundo sobre estas cuestiones tan importantes, cuya relevancia han destacado sus Señorías.

Espero en particular que abordemos la cuestión de las medidas de carácter local en las que va a concentrarse el IV Foro Mundial del Agua y esperamos que se presenten ideas interesantes sobre la gestión del agua. Me gustaría decir que este año hemos comenzado a financiar los primeros planes y que en junio empezaremos la segunda fase de esta financiación. Esperamos y tenemos la intención de que 10 millones más de personas cuenten con agua potable en 2010 y que otros cinco millones tengan acceso a servicios de saneamiento.

Quiero dar las gracias a sus Señorías por el interés que han mostrado y expresado y espero que juntos podamos realizar esfuerzos en estrecha cooperación en este tema tan importante para la humanidad.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. He recibido seis propuestas de resolución(1) presentadas de conformidad con el apartado 5 del artículo 108 del Reglamento.

El debate queda cerrado.

La votación tendrá lugar el miércoles.

 
  

(1)Cf. Acta.

Aviso jurídico - Política de privacidad