Rodyklė 
 Ankstesnis 
 Kitas 
 Visas tekstas 
Procedūra : 2006/2035(INI)
Procedūros eiga plenarinėje sesijoje
Dokumento priėmimo eiga : A6-0302/2006

Pateikti tekstai :

A6-0302/2006

Debatai :

PV 11/10/2006 - 21
CRE 11/10/2006 - 21

Balsavimas :

PV 12/10/2006 - 7.27
CRE 12/10/2006 - 7.27
Balsavimo rezultatų paaiškinimas

Priimti tekstai :

P6_TA(2006)0419

Posėdžio stenograma
Trečiadienis, 2006 m. spalio 11 d. - Briuselis Atnaujinta informacija

21. ES ir MERCOSUR ekonominiai ir prekybiniai ryšiai siekiant sudaryti tarpregioninį asociacijos susitarimą (diskusijos)
Protokolas
MPphoto
 
 

  Presidente. L'ordine del giorno reca in discussione la relazione presentata dall'on. Daniel Varela Suanzes-Carpegna, a nome della commissione per il commercio internazionale, sulle relazioni economiche e commerciali tra l'UE e il Mercosur in vista della conclusione di un accordo di associazione interregionale (2006/2035(INI)) (A6-0302/2006).

 
  
MPphoto
 
 

  Daniel Varela Suanzes-Carpegna (PPE-DE), Ponente. – Señor Presidente, señora Comisaria, queridos colegas, permítanme, en primer lugar, que les informe de que el Comisario Mandelson se ha puesto en contacto conmigo para explicarme las razones de su ausencia en este debate, lo que he agradecido. La Cumbre sobre la India en Finlandia es la razón; eso me ha dado pie para mantener con el Comisario una interesante conversación sobre el acuerdo con Mercosur, haciéndole ver que, además de la India o de China, como potencias emergentes están también Brasil y el conjunto de Mercosur, opinión que ciertamente, y afortunadamente también, comparte el Comisario.

Esperemos que, despejados los sombríos panoramas de la Ronda de Doha, superado el proceso electoral que está teniendo lugar en Brasil y sentadas las bases políticas, económicas y comerciales de las relaciones de la Unión Europea con Mercosur, que es lo que pretende el Parlamento con este informe que hoy presentamos, se den los pasos definitivos para encaminar la fase final de la negociación de un ambicioso Acuerdo de Asociación Unión Europea-Mercosur.

Pretendemos que nuestro informe sea eso: el relanzamiento de una prioridad política, económica y comercial, el establecimiento de un conjunto de principios, reglas y pautas que aglutinen una prioridad política estratégica, y el afianzamiento del marco de relaciones entre dos bloques comerciales; si somos capaces de unirlos mediante un Acuerdo de Asociación que, junto con los aspectos políticos de cooperación, conlleve un acuerdo de creación de un espacio de libre comercio, habremos dado el paso histórico de crear la zona de libre comercio más grande del planeta. En los tiempos que corren, en los que nuevas potencias emergen en Oriente, eso supondría afianzar los intereses mutuos de dos bloques unidos por la historia y la cultura, con los beneficios que ello debe reportar a nuestros ciudadanos en ambos continentes.

Estamos hablando de una población de más de 700 millones de habitantes en su conjunto. Por ello, nuestro informe demanda un acuerdo completo, ambicioso y equilibrado sobre la base de tres pilares: un capítulo político-institucional que refuerce el diálogo democrático y la concertación política; un capítulo de cooperación que promueva el desarrollo económico y social sostenible; y un capítulo comercial que instaure una zona de libre comercio avanzada y que abarque una agenda amplia que, además de la liberalización recíproca del comercio de bienes y servicios, incluya los aspectos relativos a las inversiones, las compras públicas, la protección de los derechos de propiedad intelectual y la cooperación en materia de competencia, así como los instrumentos de defensa comercial, la facilitación del comercio y un mecanismo vinculante para la solución de diferencias.

Los ejemplos de México y Chile son buena prueba de cómo se pueden intensificar nuestras relaciones a través de un instrumento de asociación. El gran potencial de crecimiento en ambas direcciones se pone de manifiesto si recordamos que Mercosur integra el 45 % de la población de América Latina y representa su mercado más importante, con el 45 % también del PIB. Además, frente a lo que ocurre en el resto de Latinoamérica, donde las importaciones procedentes de los Estados Unidos son tres veces superiores a las de la Unión Europea, en Mercosur la cuota de la Unión Europea se sitúa en torno al 25 %, frente al 20 % de los Estados Unidos.

Según el Instituto de Estudios Políticos de París, el coste del no acuerdo se estima en unos 3 700 millones de euros anuales en comercio y bienes, y en más de 5 000 millones de euros si se incluyen las inversiones y los servicios. El acuerdo comercial deberá ser amplio y abarcar todos los sectores, aunque es lógico reconocer la sensibilidad específica de ciertos productos, como se recoge en el informe.

No hemos querido pasar de puntillas sobre la incidencia del acuerdo en los distintos subsectores, sino que nos pareció oportuno analizar la globalidad, el conjunto de intereses mutuos de la negociación. Por ello, nuestro informe se refiere tanto a los intereses de la UE en Mercosur como a los de Mercosur en la Unión Europea y dedica apartados específicos a aspectos tan relevantes como la agricultura, con referencias a subvenciones, indicaciones geográficas, bioetanol, etc.; los NAMA, donde incluimos una referencia especial a la pesca y a la sensibilidad de ciertos productos transformados, como las conservas de atún; los servicios, donde es preciso conseguir mejoras reales y marcos reglamentarios claros y estables; las inversiones, fundamentales para el desarrollo económico sostenible y la generación de empleo y riqueza; las compras públicas y la propiedad intelectual, así como la identificación clara de posibles obstáculos al comercio y la aproximación de normas de certificación, acreditación, normalización, etc., que favorezcan un comercio justo y una leal competencia, además del establecimiento de un mecanismo pactado de solución de diferencias.

Junto a los aspectos estrictamente técnico-comerciales, se recogen también en el informe los mecanismos necesarios de cooperación industrial, laboral y social de las pequeñas y medianas empresas y aspectos relacionados con la tecnología, la ciencia, las medidas ambientales, la energía y la comunicación, así como con la ayuda y los mecanismos de solidaridad de la Unión Europea.

Por último, recogemos la cooperación interparlamentaria necesaria entre el Parlamento Europeo y el Parlamento de Mercosur para dotar al acuerdo de una mayor representatividad democrática y acercar los aspectos, a veces excesivamente técnicos, del acuerdo al sentir de los ciudadanos a los que representamos, dando así una mayor dimensión popular al acuerdo.

Creemos que con este informe el Parlamento Europeo deja clara su apuesta por un Acuerdo de Asociación amplio y ambicioso entre el viejo y una gran parte del nuevo continente, que queremos integrada, y pedimos a la Comisión que acelere las negociaciones para que el acuerdo sea una realidad lo antes posible, por el bien de los ciudadanos de ambos continentes.

Quiero finalizar, señor Presidente, agradeciendo a todos los grupos parlamentarios su inestimable comprensión y su apoyo, que ha sido mucho y que he querido que fuese el mayor posible, en aras de un deseado y amplio consenso.

 
  
MPphoto
 
 

  Neelie Kroes, Member of the Commission. Mr President, on behalf of my colleague Peter Mandelson, I would like to congratulate the rapporteur and the Committee on International Trade on the report on economic and trade relations between the EU and Mercosur with a view to the conclusion of an Interregional Association Agreement.

This report gives a very comprehensive picture of the current relations between the EU and Mercosur in the economic as well as the political field, and the European Commission shares most of the analysis presented in this report.

The European Commission very much concurs with the Committee on International Trade in its view that a conclusion of an ambitious and balanced Association Agreement between the EU and Mercosur is a strategic objective.

The Commission remains firmly committed to concluding the Agreement with Mercosur as soon as it is technically and politically feasible. Such an agreement would be the platform for promoting the relationship between the two regions and for promoting the common values and objectives that unite us.

An EU-Mercosur agreement would establish the first ever region-to-region association and the largest free-trade area in the world, covering almost 700 million people. As the INTA report points out, such an Association Agreement would enable both regions to respond more effectively to the challenges of globalisation. It would enhance the competitiveness of our economies, increase growth and thereby contribute to economic and social cohesion. Creating the world’s largest market place would give an enormous boost to job creation, economic reform and productivity levels. A free-trade agreement with Mercosur is a very good example of how EU trade policy can contribute to the EU’s wider approach to economic reform and competitiveness.

A region-to-region agreement with Mercosur would also serve as an instrument to support an integration effort within Mercosur and Latin America. The accession of Venezuela to Mercosur this year implies an enlargement of the region and the European Commission also hopes that the process of broadening and deepening regional integration will continue. We know from our own European experience that the reforms and adjustments necessary for integration are not easy. But we also know that the rewards make the effort worthwhile.

An Agreement would also create a more transparent and stable business environment for the EU and Mercosur companies. This would contribute to attracting more investment flows. Investment – and future investment – could possibly have the biggest impact on the shape of our future economic partnership with Mercosur. Although foreign direct investment to Mercosur increased in 2004 and 2005, the relative share of the region in relation to global EU investments has been sliding ever since the 1990s. This is a source of concern, as investment means transfer of know-how, of industrialisation and jobs. This relative downward trend of the Mercosur region in relation to the rest of the world, especially Asia, is one of the challenges of the future agreement and, possibly, its main potential economic benefit.

Let me just say a few words on the timing. In the report by the International Trade Committee, you request the establishment of a negotiating calendar which would allow us to conclude the EU-Mercosur negotiations as soon as possible. The European Commission is fully committed to concluding these negotiations as soon as is technically and politically feasible, but we have always been of the opinion that substance prevails over timing. What we want to achieve is an ambitious, comprehensive and balanced agreement which goes beyond our WTO commitments. As the INTA report points out, there is a cost to not having an Agreement. But there is also a long-term cost in missed opportunities from having a bad agreement.

Related to the issue of timing is the link between these biregional negotiations, the progress of the WTO Doha Development Agenda and the sequence of the two negotiations. In this respect, the European Commission fully agrees with the analysis of the report by INTA; both these processes can realise substantial synergies. They are not mutually exclusive; they are complementary.

To conclude, let me convey to you the following message, which I am sure that you share with me: for strategic and political reasons, the European Commission remains committed to negotiating and concluding an ambitious and balanced agreement with Mercosur.

Trade is an important element of this agreement but not the only one. Beyond the trade negotiations, we should not lose sight of the strategic, political and economic rationale of this agreement. Let us not forget the strategic dimension of a future Association Agreement, which is to promote a relationship between regional blocs which enhances peace, stability, prosperity, social progress and democracy.

 
  
MPphoto
 
 

  Filip Kaczmarek (PPE-DE), autor projektu opinii Komisji Rozwoju. – Panie Przewodniczący! Pragnę serdecznie pogratulować sprawozdawcy, panu Valera, bardzo udanego sprawozdania w sprawie stosunków gospodarczych i handlowych między Unią Europejską a Mercosurem w perspektywie zawarcia międzyregionalnego układu o stowarzyszeniu. Jest to sprawozdanie bardzo istotne i pojawia się w bardzo odpowiednim momencie.

Jak wiemy, negocjacje dotyczące układu o stowarzyszeniu Unii Europejskiej z Mercosurem mają swoją długą i niełatwą historię. W obecnej sytuacji – niepowodzenia rundy z Doha – potrzebny jest nam silny i jasny sygnał, iż układ o stowarzyszeniu jest potrzebny i korzystny zarówno dla krajów Mercosuru, jak i dla Unii Europejskiej. Istnieje też potrzeba mocniejszego zaangażowania i wsparcia politycznego dla ostatecznego powodzenia negocjacji Unia – Mercosur. Uważam, że sprawozdawca poradził sobie z tym zadaniem bardzo dobrze. Sprawozdanie przekazuje pozytywny sygnał i może odegrać ważną, pozytywną rolę w wyznaczaniu kolejnych etapów negocjacji.

Pragnę podziękować sprawozdawcy również za uwzględnienie wielu wniosków i wskazówek z opinii Komisji Rozwoju, którą reprezentowałem jako opiniodawca. Dziękuję za podkreślenie roli utrzymania równowagi pomiędzy handlem a rozwojem w ostatecznym tekście umowy, tak aby rozdziały dotyczące handlu nie pozostawały w sprzeczności z rozdziałami dotyczącymi rozwoju, a także za podkreślenie konieczności ustanowienia gwarancji, iż postanowienia dotyczące współpracy będą skuteczne w zwalczaniu ubóstwa i spójne ze środkami polityki rozwojowej Unii.

Komisja Rozwoju zwróciła uwagę na różne aspekty współpracy rozwojowej. Jest oczywiste, że lepsze stosunki gospodarcze i handlowe mogą się przyczynić do rozwiązania niektórych problemów społecznych występujących w krajach Mercosuru. Komisja Rozwoju podkreśla potrzebę wzmocnienia wsparcia dla rozwoju społecznego, edukacji, zmniejszenia nierówności społecznych, bardziej zrównoważonej dystrybucji dochodów i ograniczenia ubóstwa. Uważamy również, że warto wspierać małe i średnie przedsiębiorstwa, zrównoważone rolnictwo i turystykę, inwestycje infrastrukturalne przy jednoczesnej ochronie środowiska naturalnego. Istotnym atutem tego sprawozdania jest również wzmocnienie instytucjonalne Mercosuru, w tym jednym z takich bardzo pozytywnych sposobów byłoby wzmocnienie współpracy na poziomie parlamentarnym.

 
  
MPphoto
 
 

  José Ignacio Salafranca Sánchez-Neyra, en nombre del Grupo PPE-DE. – Señor Presidente, señora Comisaria, Señorías, quisiera, en primer lugar, felicitar al ponente, señor Varela Suanzes-Carpegna, por el excelente trabajo que ha realizado en nombre de la Comisión de Comercio Internacional.

También quiero lamentar la ausencia del Comisario responsable, señor Mandelson, aunque por lo menos ha tenido la deferencia de llamar al ponente y darle una explicación, lo que no es frecuente en estos casos.

Quisiera, señor Presidente, en mi condición de ponente para la Comisión de Asuntos Exteriores, decir que me habría gustado obtener un compromiso más firme por parte de la Comisión en lo que se refiere al calendario que pide el ponente en su informe, porque diez años de negociación, señor Presidente, son muchos años para la negociación de un acuerdo que, como han recordado el ponente y la señora Comisaria, es un acuerdo de asociación política, concertación económica y cooperación.

Es evidente que por parte de la Unión Europea no ha habido esta falta de voluntad política; yo creo que uno de los Estados miembros de Mercosur ha apostado clara y decididamente por la ronda multilateral, y las experiencias chilena y mexicana —nos lo ha recordado el señor Varela Suanzes-Carpegna— ponen claramente de manifiesto que es posible ir mucho más lejos de las previsiones que establece la ronda multilateral.

Por lo tanto, señor Presidente, yo creo que cuando hay voluntad siempre hay un camino. Y, aunque los aspectos comerciales caracterizan este tipo de acuerdos, por lo que se refiere a los acuerdos de tercera generación, que venían caracterizados por la cláusula democrática, es evidente que después de la Cumbre de Viena, después del fracaso de la ronda multilateral, hay que poner toda la carne en el asador.

Creo que la Comisión Europea tiene que apostar clara y decididamente por estos acuerdos de asociación, pues América Latina no necesita dádivas, sino oportunidades, y este Acuerdo de Asociación Unión Europea-Mercosur constituye una excelente oportunidad para que todos persigamos los objetivos que compartimos de mayor democracia, de mayor integración y, por supuesto, de un comercio más fluido y más ágil, que es paz, que es progreso y que es sinónimo de prosperidad para todos.

 
  
MPphoto
 
 

  Javier Moreno Sánchez, en nombre del Grupo PSE. – Señor Presidente, Señorías, señora Comisaria, en primer lugar quiero felicitar al ponente, señor Varela Suanzes-Carpegna, por su excelente informe y, como ponente socialista alternativo, agradecerle la estrecha cooperación que hemos mantenido desde el primer cambio de impresiones en la Comisión de Comercio Internacional. Esta cooperación ha contribuido a la elaboración de un informe equilibrado con un mensaje claro que desde esta Cámara queremos dirigir a la Comisión: señora Comisaria, queremos que se concluya cuanto antes un acuerdo de asociación entre la Unión Europea y Mercosur por varios motivos.

En primer lugar, este Acuerdo será mucho más que un mero instrumento comercial: será un instrumento al servicio de la paz, el multilateralismo y el diálogo que permitirá a ambos bloques adoptar políticas que defiendan valores e intereses económicos, sociales y geopolíticos comunes.

Encarnará la primera asociación intercontinental Norte-Sur, constituyendo una alternativa a otros intentos de integración, como el ALCA, más marcados por la voluntad de dominación comercial.

Por otra parte, la asociación Unión Europea-Mercosur se convertirá en la mayor región de prosperidad compartida del mundo, beneficiando a más de 700 millones de ciudadanos, como ya se ha dicho aquí. El fortalecimiento de la cooperación permitirá el desarrollo de políticas dirigidas a la cohesión económica y social para favorecer el desarrollo, así como la igualdad y la prosperidad de los ciudadanos en ambas regiones.

Para el informe final, el Grupo Socialista considera necesario desarrollar una mayor implicación de los actores sociales en el proceso de integración, así como una verdadera dimensión interparlamentaria entre la Unión Europea y Mercosur. Esperamos que los demás grupos apoyen nuestras enmiendas en este sentido.

Señora Comisaria, aunque los esfuerzos inútiles puedan llevar a la melancolía, la Comisión no debe cejar en el empeño para desbloquear la conclusión del Acuerdo y acabar con la sensación de estancamiento y de pesimismo que últimamente rodea las negociaciones comerciales multilaterales y bilaterales.

Y, para terminar, una pregunta, señora Comisaria: ¿podría facilitarnos información sobre el proceso de adhesión de Venezuela a Mercosur y decirnos en qué sentido está incidiendo en las negociaciones en curso?

 
  
MPphoto
 
 

  Helmuth Markov, im Namen der GUE/NGL-Fraktion. – Herr Präsident, Frau Kommissarin! Ich halte es für richtig, dass die Europäische Union gute und enge Beziehungen zu den unterschiedlichsten Regionen dieser Welt anstrebt und natürlich auch zum Mercosur. Falsch ist aus meiner Sicht jedoch, wenn die Kommission über solche regionalen Abkommen durch die Hintertür das durchzusetzen versucht, was in den WTO-Verhandlungen von der Mehrzahl der Staaten abgelehnt wurde, nämlich die Liberalisierung des internationalen Handels zwischen Partnern mit sehr unterschiedlichen wirtschaftlichen und sozialen Voraussetzungen ohne Berücksichtigung dieser unterschiedlichen Situation in den Staaten. Der Wiener EU-Lateinamerika-Gipfel sowie der alternative Gipfel „Enlazando alternativas“ im vergangen Mai bot die Gelegenheit, die Wünsche der neuen Stimmen Lateinamerikas besser zu verstehen, die Beziehungen im Interesse des Wohlergehens der Gesamtbevölkerung beider Regionen und nicht nur zum Nutzen der Wirtschaft ausgewogener zu gestalten.

Die Kommission hat vor wenigen Tagen eine Mitteilung über ihre Strategie in der Handelspolitik veröffentlicht, die noch stärker als bisher den Schwerpunkt auf wirtschaftliche Liberalisierung legt. Kommissar Mandelson hat gestern in der Debatte noch einmal unterstrichen, dass er diese Grundhaltung teilt. Einer solchen Grundhaltung möchte ich kein Mandat erteilen. Der Bericht enthält Hinweise, die ich durchaus für wichtig halte, wie die Betonung der Grundsätze der nichtvollständigen Gegenseitigkeit und der differenzierten Sonderbehandlung entsprechend dem jeweiligen Entwicklungsniveau.

Insgesamt aber stellt der Bericht, die bekannten Liberalisierungsforderungen auf bzw. geht sogar noch darüber hinaus, indem er zum Beispiel den Bereich Investitionen als Thema eines Kapitels des EU-Mercosur-Abkommens befürwortet. Dies ist aber als Folge internationaler Proteste sogar vollständig aus dem Verhandlungskatalog der Doha-Entwicklungsrunde herausgestrichen worden.

Ein faires Assoziierungsabkommen unterstützt meine Fraktion, den Weg zur Freihandelszone zwischen der Europäischen Union und dem Mercosur jedoch nicht.

 
  
MPphoto
 
 

  Kader Arif (PSE). – Monsieur le Président, chers collègues, le rapport de M. Varela nous rappelle, à juste titre et il faut l'en féliciter, que l'Europe et le Mercosur ont un intérêt à renforcer leur coopération. Ces derniers mois, les négociations avec le Mercosur ont pourtant souffert d'un coup d'arrêt, la plupart des questions controversées attendant leur règlement à l'OMC. Avec la récente suspension du cycle de Doha, il nous faut désormais faire preuve d'une volonté politique sans faille pour relancer les discussions.

Des négociations bilatérales entre régions supposent un niveau élevé d'intégration économique et politique chez les deux partenaires. Or, le Mercosur semble fragilisé par l'asymétrie de ses membres et par leurs intérêts parfois divergents. Ses institutions doivent donc être consolidées, notamment par la mise en place d'un parlement régional et d'un instrument contraignant de règlement des différents. En outre, une réflexion doit être menée en vue de l'adhésion du Venezuela qui donnera, à n'en pas douter, un caractère plus politique à la zone et modifiera les rapports de force économiques.

Parce que l'Union a tout intérêt à négocier avec un partenaire fort, elle doit soutenir politiquement et financièrement l'émergence du Mercosur comme bloc régional intégré. Cet espace a vocation à renforcer à nos côtés l'édifice multilatéral et le modèle économique et social que nous appelons de nos vœux.

 
  
MPphoto
 
 

  Antolín Sánchez Presedo (PSE). – Señora Comisaria, queridos colegas, quisiera, en primer lugar, felicitar a mi paisano, señor Varela Suanzes-Carpegna, por su informe y por su actitud abierta y positiva, que deseo que culmine con un importante consenso en este Pleno.

Mercosur tiene más de 230 millones de habitantes, su área económica se encuentra entre las cinco mayores del mundo y es la primera en producción de alimentos.

Las relaciones entre la Unión Europea y Mercosur tienen hondas raíces históricas y un sustrato cultural común. Por ello, el acuerdo de asociación es la mejor fórmula para ensanchar nuestros vínculos y dinamizar nuestros intercambios.

Valoro positivamente la incorporación al informe de nuestras enmiendas, que subrayan el componente democrático de nuestras relaciones, basado en valores compartidos, la dimensión parlamentaria y la participación activa de la sociedad civil, aspectos sobre los que, como ha señalado el señor Moreno Sánchez, todavía reclamo un esfuerzo adicional.

Y también aprecio la inclusión de nuestras propuestas para ampliar las relaciones pesqueras y turísticas, conseguir marcos regulatorios apropiados, intensificar los intercambios y aumentar las inversiones, incluyendo la armonización de normas contables y de auditoría, y abordar los problemas de saneamiento en el sector público.

Por último, pido a la Comisión que considere este Acuerdo como un objetivo de la máxima prioridad política.

 
  
MPphoto
 
 

  Neelie Kroes, Member of the Commission. Mr President, I should like to thank the House for its comments. I have taken careful note of them and I will convey them to my colleague, Commissioner Mandelson, for his consideration.

For strategic and political reasons, the European Commission is totally committed to negotiating and concluding an ambitious and balanced agreement with Mercosur. Therefore, such an agreement remains a priority. Engaging in negotiations with other partners does not mean, by the way, that we are giving less priority to an agreement with Mercosur. The Treaty on Venezuela’s accession has been signed by the Mercosur members. However, in order for Venezuela to be a full member, that Treaty has to be ratified by the parliaments. We, the Commission, do not foresee any major obstacles to the negotiation process as a result of the accession of Venezuela.

A lot has been said here about development. The EU is by far the biggest donor. We plan to pay out about EUR 50 million for the period between 2007 and 2013.

I believe that, for economic, cultural and political reasons, both the European Parliament and the Commission share the same view in respect of concluding an ambitious and balanced association agreement between the EU and Mercosur. It is a strategic objective.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente. La discussione è chiusa.

La votazione si svolgerà domani, alle 11.00.

 
Teisinė informacija - Privatumo politika