Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2006/2136(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclos relativos a los documentos :

Textos presentados :

A6-0243/2006

Debates :

PV 24/10/2006 - 21
CRE 24/10/2006 - 21

Votaciones :

PV 25/10/2006 - 6.12
CRE 25/10/2006 - 6.12
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P6_TA(2006)0450

Acta literal de los debates
Miércoles 25 de octubre de 2006 - Estrasburgo Edición DO

7. Explicaciones de voto
PV
  

- El proceso de paz en España (B6-0526/2006 y B6-0527/2006)

 
  
MPphoto
 
 

  Bernat Joan i Marí (Verts/ALE). (EN) Señor Presidente, por desgracia, aunque la votación sobre el proceso de paz en el País Vasco se ha visto ligeramente contaminada por las medidas de procedimiento, considero que estamos en el mejor momento para dicho proceso, ya que el Parlamento Europeo lo ha apoyado y se ha involucrado. Esto es fundamental para resolver el conflicto político actual en el País Vasco y el Estado español.

Ahora hay que tomar una serie de pasos para resolver los problemas en el País Vasco. Por un lado, existe la necesidad del cese de todas las actividades armadas y desmantelar la organización terrorista ETA; sin embargo, por otro lado, hay que enfrentarse al conflicto político y resolverlo. Si no se presiona para resolver el problema político, en el futuro podría darse una situación terrible.

La implicación del Parlamento Europeo es muy importante, ya que ahora disponemos de un escenario concreto en el que resolver el conflicto, lo que puede que sea la única forma posible. Europa es el lugar en el que se debe resolver este asunto político. Hemos encontrado el escenario correcto.

La comunidad vasca, junto con los partidos políticos, los sindicatos y la Unión Europea, también han de participar en la solución.

 
  
MPphoto
 
 

  Josu Ortuondo Larrea (ALDE). – (ES) Señor Presidente, como representante político vasco que soy, creo no equivocarme al afirmar que, para la gran mayoría de los ciudadanos vascos, de Euskadi o de Euskal Herria, hoy es un gran día, un día histórico, en el que la institución representativa de todos los europeos, este Parlamento, accede por fin a mirar de cara a una parte de su territorio interno que arrastra un antiguo conflicto, que, por no haberse abordado a tiempo y en forma, en los últimos años ha ocasionado que un grupo de extremistas recurriera a la violencia, sembrando muerte y dolor.

La sociedad vasca hoy rechaza el recurso a la violencia para conseguir objetivos políticos y, afortunadamente, parece haber una apuesta sincera por seguir las vías democráticas para solucionar el conflicto.

A quienes no han querido dar una oportunidad para que hablen los ciudadanos en lugar de las bombas, les pediría reflexión y altura de miras, así como que, una vez recogido el voto europeo mayoritario, acaten democráticamente la Resolución aprobada y permitan que el proceso avance.

Por último, en nombre de la mayor parte del pueblo vasco, quiero expresar mi agradecimiento a todos los eurodiputados, que, con su voto mayoritario a favor de la propuesta de resolución, nos han dado una oportunidad para la paz.

Confío en que no les defraudaremos.

 
  
MPphoto
 
 

  Gérard Onesta (Verts/ALE).(FR) Señor Presidente, intervengo aquí como diputado del País Vasco, puesto que mi circunscripción abarca Ipar Euskadi, es decir, la parte norte. Es un día muy importante para el Parlamento Europeo, pues, como buenos europeos, hemos decidido aplicar el método europeo, que hace del diálogo la única solución a la violencia.

Los ingredientes del proceso aplicado al País Vasco son los siguientes: en primer lugar, el cese de la violencia; en segundo lugar, la apertura de un debate sin exclusión de nadie, pues hacemos la paz con nuestros enemigos y no con nuestros amigos; en tercer lugar, la conducción correcta de un debate justo, cuyo resultado no está prefijado; y, por último, un resultado del proceso que, sea el que sea, deberá ser refrendado democráticamente.

Quiero urgir a que Francia se comprometa también en el proceso. Debemos dejarnos de hipocresías: el País Vasco está a caballo de las dos vertientes de los Pirineos. Terminaré con una frase muy bella que leí en una pared en el País Vasco y que creo que es atribuible a Gandhi: «No hay un camino hacia la paz. La paz es el camino».

 
  
MPphoto
 
 

  Raül Romeva i Rueda (Verts/ALE). – (ES) Señor Presidente, como mis predecesores en el uso de la palabra, quiero felicitar al Parlamento Europeo por haber construido un nuevo peldaño en la escalera de la paz en el País Vasco.

No ha sido una tarea sencilla; lo hemos visto y lo hemos sufrido, pero en ningún proceso de paz las cosas son sencillas. Estos días hemos visto ciertos gestos y ciertas actitudes que no ayudan nada a resolver el conflicto vasco, pero ello no debe hacernos desistir de nuestro empeño por encontrar una salida razonable, que permita encauzar la complejidad de la situación hacia un marco de discusión política en el que no quepa la violencia en ninguna de sus formas.

Porque, en definitiva, esto es lo que hemos votado y aprobado hoy: la denuncia de la violencia, la solidaridad con todas las víctimas y el apoyo a la paz. Es triste constatar que no todos están por la labor, pero somos suficientes como para confiar en que estamos realmente ante el principio del fin.

Espero que aquellos que hoy no nos han apoyado en esta Resolución entiendan que, finalmente, esta es la buena vía.

 
  
MPphoto
 
 

  Pál Schmitt (PPE-DE). (HU) Quisiera comentar que los esfuerzos del Gobierno español por entablar un diálogo con la organización terrorista ETA no son algo nuevo. Como antiguo embajador húngaro, he llegado a saber que todos los Gobiernos democráticos emprendieron negociaciones con representantes de la organización. Lo hizo el Gobierno de Suárez, varios Gobiernos dirigidos por Felipe González y también el Gobierno de José María Aznar. ¿Por qué he hablado y hablo ahora en nombre de los 13 diputados húngaros del Partido Popular Europeo? Porque para nosotros, la cuestión del respeto de los derechos de las minorías es extremadamente importante. Muchos húngaros, compatriotas nuestros, viven formando minorías fuera de las fronteras de Hungría. Tenemos que afirmar una cosa: los derechos de las minorías deben protegerse en el marco del Estado de Derecho y de las normas europeas. Permítanme subrayar que, con independencia de cómo haya votado cada cual, continuaremos apoyando los derechos humanos y de las minorías, y condenamos el uso de la fuerza y el terror en cualquiera de sus formas.

 
  
MPphoto
 
 

  Frank Vanhecke (NI). (NL) Señor Presidente, como diputados al Parlamento Europeo no inscritos, no hemos tenido la oportunidad de expresar nuestras críticas ni añadir nada a los textos, y esa es la razón por la que no hemos podido votar a favor de ninguna de las resoluciones en liza. En un caso, no podíamos estar a favor, porque nos es imposible aceptar una resolución según la cual el País Vasco no puede, en principio, ser independiente. En el otro caso, tampoco podíamos votar a favor porque nuestro punto de vista es que en un mundo político normal solo se puede conversar con personas que denuncien de plano la violencia –que a menudo no es más que delincuencia– o siquiera la condenen.

Lo importante es, sin embargo, que la Unión Europea como tal, o sus instituciones competentes en este asunto, no interfieran realmente en los asuntos internos de España o el País Vasco, de manera que la separación del País Vasco de España o su permanencia en ella resulte algo más complicado de lo que el electorado, democráticamente, quiere que sea. Deberíamos dejar a España y al País Vasco decidir por sí mismos mediante negociaciones pacíficas y por la vía democrática.

 
  
MPphoto
 
 

  Rosa Díez González (PSE). – (ES) Señor Presidente, yo también soy una representante política vasca. Vasca y española.

Afirmo en esta Cámara que la sociedad vasca siempre, no desde ahora, ha estado en contra del terrorismo. Afirmo en esta Cámara que la organización terrorista ETA no es un grupo extremista, es una organización terrorista, que, durante cuarenta años, ha asesinado contra la democracia española. Afirmo en esta Cámara que en España no hay ningún otro conflicto político distinto de los que tiene cualquier país democrático de la Unión Europea, los conflictos políticos propios de la democracia, y afirmo que lo que existe en España, y en Euskadi, es una organización terrorista, que se llama ETA, que lleva cuarenta años asesinando contra la democracia.

Señor Presidente, no he votado ninguna de las Resoluciones en un acto político contrario a un debate llamado «sobre el proceso de paz en España», porque yo, señor Presidente, tengo cincuenta y cuatro años, nunca he vivido en guerra, he vivido toda mi vida en Euskadi y en Euskadi no nos falta la paz, nos falta la libertad.

Por eso, el reto es la libertad, y hablar del proceso de paz contribuye a que haya algunas personas que se atrevan a decir que el terrorismo es producto de un conflicto político, que no existe en nuestro país.

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Pierre Audy (PPE-DE), por escrito. – (FR) He votado a favor de la resolución presentada por mi colega, la señora Grossetête, en nombre del Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-Cristianos) y de los Demócratas Europeos sobre el proceso de paz en España en relación con los problemas planteados en el País Vasco. Celebro la unanimidad del Parlamento Europeo al condenar el recurso a la violencia, rendir homenaje a las víctimas del terrorismo y llamar al mismo tiempo a un pleno retorno a la paz. Lamento que los partidos políticos no hayan podido llegar a un texto común sobre un tema de tanta gravedad, por considerar que este asunto es, ante todo, responsabilidad de los Estados miembros afectados, es decir, España y Francia, y de las fuerzas políticas de esos países. Albergo el deseo de que gane la razón y me alegra haber sumado mi voz a la de todas aquellas y aquellos que están convencidos de que esta situación debe resolverse pacíficamente y con medios democráticos.

 
  
MPphoto
 
 

  Frieda Brepoels (PPE-DE), por escrito. (NL) Lamentamos el hecho de que fuera imposible llegar a una resolución común debido a que las diferencias internas entre partidos políticos son tan grandes en el asunto en cuestión. A pesar de eso, todo el mundo está de acuerdo en que el diálogo es la única respuesta para alcanzar una solución pacífica. Si va a ser así, todas las fuerzas democráticas necesitarán ponerse de acuerdo para facilitar una solución política entre todos los pueblos de España. Por ello es inaceptable que cualquier proceso democrático que implique un cambio de las fronteras interiores de la Unión Europea, basado en el derecho de autodeterminación, deba condenarse desde el principio. Esto condenaría también inmediatamente todos los procesos democráticos y pacíficos que supusieran una mayor autonomía e independencia en otros Estados miembros europeos. Tomemos el ejemplo de Bélgica, donde la demanda de independencia flamenca es cada día mayor. Creo que la regionalización y la europeización pueden ir de la mano.

Mi partido, el N-VA –Nueva Alianza Flamenca– apoya una Europa pacífica en la que todos los pueblos tengan la oportunidad de desarrollarse, basada en el derecho de autodeterminación y en el espíritu de «unidad en la diversidad». Por eso este debate sobre una posible solución pacífica no puede reducirse a un debate exclusivamente sobre el terrorismo.

 
  
MPphoto
 
 

  Bairbre de Brún (GUE/NGL), por escrito. (EN) Desde el anuncio del alto al fuego de ETA en marzo de este año, Sinn Féin ha afirmado que solo existe una oportunidad para resolver el conflicto en el País Vasco. Todas las fuerzas políticas, incluida la Unión Europea, que creen que se trata de un importante objetivo político, deben hacer todo lo posible por asegurarse de que se aproveche esta oportunidad.

Es un hecho desafortunado que ambas resoluciones presentadas hoy en el Parlamento no traten los temas centrales ni el momento en que se encuentra el proceso de paz en la actualidad. La resolución del Grupo del PPE-DE se oponía al proceso de paz. La resolución conjunta, aunque era mejor que la de dicho Grupo, no aprovechaba la oportunidad de ningún modo. Partiendo de esa base, votamos en contra de la resolución del Grupo del PPE-DE y nos abstuvimos en la resolución conjunta.

Urge entablar conversaciones entre todas las partes, respeto a todos los mandatos políticos, incluido el de Batasuna, y poner fin a los incesantes juicios-espectáculo contra los activistas nacionalistas vascos de izquierdas.

Sinn Féin mantiene su compromiso de apoyar el proceso de paz en el País Vasco, seguirá reuniéndose con todos los partidos políticos de la región y ofrecerá la ayuda que dichos partidos estimen oportuna.

 
  
MPphoto
 
 

  Christine de Veyrac (PPE-DE), por escrito. (FR) Sin prejuzgar la base ni la validez del enfoque adoptado por el Gobierno de José-Luis Rodríguez Zapatero, no corresponde a las instituciones europeas tomar postura sobre un asunto que depende por su propia naturaleza –pues está relacionado con el estatuto y el futuro de una provincia– de la política interior de un Estado miembro. Esto es especialmente cierto cuando existe un debate interno tan intenso entre una mayoría parlamentaria y la oposición. Dado que pide al Consejo y a la Comisión que tomen las medidas adecuadas, la resolución común entraña un riesgo evidente de abuso. La lógica de algunos de los Grupos políticos signatarios de la resolución, que tienen la ambición de internacionalizar el conflicto, es peligrosa y contraproducente. Dejemos a los españoles gestionar y resolver entre ellos este conflicto.

En estas condiciones, una resolución alternativa del Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-Cristianos) y de los Demócratas Europeos estaba plenamente justificada. No obstante, me habría gustado que el razonamiento girara en torno a la negativa por principio a examinar un asunto interno de un Estado miembro. Por esta razón me he abstenido sobre las dos resoluciones.

 
  
MPphoto
 
 

  Gérard Deprez (ALDE), Frédérique Ries (ALDE), por escrito. – (FR) Por el hecho de que el Parlamento Europeo es hoy un auténtico rehén de los socialistas españoles, que han iniciado este debate, al principio pensamos abstenernos sobre las dos resoluciones propuestas.

Si en última instancia hemos apoyado la resolución del Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-Cristianos) y de los Demócratas Europeos, es porque recuerda lo que es nuestra convicción, a saber, que ETA no reúne las condiciones para convertirse en un interlocutor creíble de cara a una negociación. Apenas hace falta recordar que ETA no ha presentado ninguna excusa a las familias de las 1 000 víctimas de atentados y que nunca ha renunciado al conflicto armado. El 23 de septiembre se comprometió de nuevo a continuar la lucha armada, escrita en sangre.

Hemos votado en contra de la resolución socialista y de otros Grupos, no por su contenido –anodino e inútil–, sino porque está dictada, a todos los efectos, por Batasuna. ETA ha tratado siempre de internacionalizar el proceso de paz. A través de su ala política, y gracias a los socialistas españoles, ahora lo ha logrado en un Parlamento Europeo profundamente dividido por un debate que nunca debería haberse celebrado aquí y ahora.

Mientras ETA no renuncie a las armas seguirá siendo una organización terrorista que combatir y no una fuerza política con la que entablar un diálogo.

 
  
MPphoto
 
 

  Mathieu Grosch (PPE-DE), por escrito. (DE) No está bien que problemas de esta clase –que tienen que ver con los asuntos internos de un Estado miembro– figuren en el orden del día de esta Cámara. Con la excepción de nuestros diputados españoles, no se nos ha dado la oportunidad de tener un debate completo sobre el tema, que –aunque sin duda importante– se ve degradado así a una disputa entre partidos, ya que sería absurdo que los diputados de otros países no tuvieran plena confianza en los diputados españoles de sus Grupos en lo que se refiere a esta cuestión.

En principio, sin embargo, mi punto de vista es que ninguna región o minoría debería, para conseguir su autonomía, recurrir a la violencia, porque esta manera de hacer las cosas es contraria a los valores europeos que hemos defendido durante más de sesenta años, y digo esto con plena conciencia de que estoy aquí como representante de la comunidad germanoparlante de Bélgica.

 
  
MPphoto
 
 

  Kartika Tamara Liotard y Erik Meijer (GUE/NGL), por escrito. (NL) Los vascos están en una posición excepcional en comparación con la mayoría de los demás pueblos europeos. A comienzos del siglo XIX, Europa estaba dividida en un puñado de grandes Estados multiétnicos. El Congreso de Viena de 1815 creyó que podía garantizar esta división de Estados con sus fronteras correspondientes para siempre. A partir de 1830 surgieron dos tercios de los Estados europeos de hoy, ya fuera por medios violentos o pacíficos, a raíz de la lucha democrática por el Gobierno y la educación en la misma lengua del pueblo. Entre los Estados plurilingües que quedan, España y Bélgica han adoptado una forma federal cuya administración reconoce la diferencia de lengua y cultura. Por desgracia, dentro de España, el País Vasco está aún dividido entre las tres provincias vascas principales que forman una región conjunta, junto a la región de Navarra, de la que solo la mitad occidental tiene una mayoría vasca.

Las demandas de los vascos son similares a las de Cataluña, que se han satisfecho ahora ampliamente. La respuesta a sus demandas no debería ser la opresión militar o judicial como la impuesta por anteriores Gobiernos españoles y que defiende la actual oposición de derechas. Nos complace ver que el movimiento independentista y el Estado español buscan finalmente una solución pacífica juntos y que la mayoría de los Grupos en esta Cámara apoyan este proceso.

 
  
  

- El proceso de paz en España (B6-0526/2006)

 
  
MPphoto
 
 

  Gerard Batten, Graham Booth, Nigel Farage, Roger Knapman, Jeffrey Titford, John Whittaker y Thomas Wise (IND/DEM), por escrito. (EN) El UKIP se ha abstenido en la votación sobre la resolución B6-0526/2006 sobre la base del principio de que estamos claramente ante un asunto nacional, por lo que está totalmente fuera de lugar que la UE se interfiera o exprese su opinión al respecto. La integridad territorial de un Estado miembro y su enfoque para hacer frente al terrorismo es competencia exclusivamente de dicho Estado, que representa debidamente y es responsable ante los ciudadanos afectados directamente. El UKIP condena y se opone a cualquier forma de terrorismo.

 
  
MPphoto
 
 

  Proinsias de Rossa (PSE) , por escrito. (EN) Me opongo a la resolución del PPE que critica los esfuerzos del Gobierno español por negociar la paz.

Si los criterios del PPE se hubieran aplicado inicialmente en el proceso irlandés, el IRA todavía estaría matando a gente.

Como todos sabemos, aún existen dudas sobre el compromiso del IRA, diez años después. No obstante, se han desarrollado estructuras para presionarlos y supervisar sus actividades, a fin de garantizar que se desarmen y se comprometan plenamente con la vía política la política. Se puede afirmar que si el proceso de paz no hubiera tenido lugar, podrían haber ocurrido otras mil muertes más en Irlanda del Norte durante ese espacio de tiempo.

El Gobierno español está frente a una de las tareas más difíciles: poner fin a una actividad violenta interior por motivos políticos. Se nos pide que apoyemos el punto de vista del partido de la oposición en España. Dicho punto de vista es contrario a la postura meditada del Gobierno democráticamente elegido del pueblo español. En el Reino Unido e Irlanda existe un apoyo al proceso de paz irlandés en todos los partidos, aunque de vez en cuando algunos se hayan mostrado críticos sobre algunos puntos. Este es uno de los motivos por el que hasta la fecha ha dado resultado.

 
  
MPphoto
 
 

  Avril Doyle (PPE-DE), por escrito. (EN) El voto sobre esta resolución ha colocado a la delegación irlandesa del Grupo del PPE-DE en una posición delicada. El proceso de paz irlandés ha sido un éxito y reconocemos el apoyo de la UE al mismo. Tras más de 40 años de terrorismo, violencia y conflicto, todos los partidos están ahora trabajando con el objetivo de alcanzar una paz duradera en Irlanda.

Deseamos ser testigos de un proceso de paz similar en España y ver el fin de la violencia con fines políticos. Sin embargo, existe el peligro de establecer paralelismos entre el proceso en Irlanda y la situación actual en España. Para empezar, el proceso de paz en Irlanda cuenta con el apoyo de dos Gobiernos soberanos y la amplia mayoría de los partidos políticos en ambas islas. En España existe aún una profunda división política sobre la mejor manera de proceder.

Es lamentable que el Parlamento Europeo se vea obligado a dividirse en un asunto de tanta importancia para España. Sin embargo, con los diputados españoles tan extremadamente divididos ante esta resolución, ha sido imposible para el resto del Parlamento delinear una visión unida sobre un asunto en el que no deberíamos dividirnos bajo ningún concepto.

Fundamentalmente, todos queremos apoyar el fin de la violencia política en España.

(Texto acortado de conformidad con el apartado 1 del artículo 163 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. (EN) Acojo con agrado esta resolución sobre el proceso de paz en España y lamento profundamente que la derecha del Parlamento no participara en la coalición que apoya dicho proceso. Es lamentable que hayan dado la espalda a las palabras tan sabias de su propio ex Presidente José María Aznar, quien en 1998 afirmó que «por la paz, es necesario abrir los corazones a la esperanza y al perdón. En nuestra lucha por la paz, haremos lo que podamos con la ayuda y la esperanza de todos». Qué pena que el Grupo del PPE no hiciera gala de este mismo espíritu en el debate de hoy.

 
  
  

- El proceso de paz en España (B6-0527/2006)

 
  
MPphoto
 
 

  Alexander Lambsdorff (ALDE). (DE) Señor Presidente, los diputados al Parlamento Europeo que pertenecen al Partido Demócrata Liberal alemán no han participado en la votación sobre la propuesta de resolución B6-0527/2006. En la propuesta de resolución se lee «Resolución del Parlamento Europeo sobre el proceso de paz en España». Consideramos que este es un asunto que debe resolverse a escala nacional, y creemos que la Unión Europea no debería ocuparse de asuntos sobre los que no tiene poder ni responsabilidad. Somos especialmente críticos, en este contexto, con el apartado 3 de la resolución, en el que se urge al Consejo y la Comisión a que emprendan acciones adecuadas, cosa que a nuestro juicio va en contra el principio de subsidiariedad. Por esta razón nos hemos abstenido de participar en la votación.

 
  
MPphoto
 
 

  Koenraad Dillen (NI). (NL) Señor Presidente, he votado en contra de la propuesta de resolución conjunta sobre el denominado proceso de paz en España, inspirada por los socialistas. Yo era tan ingenuo que creía que los Tratados habían introducido el principio de subsidiariedad, pero no, Europa quiere interferir en asuntos españoles puramente internos. Yo era tan ingenuo que creía que los demócratas no se sentarían a la mesa con asesinos y terroristas y se inclinarían ante sus chantajes, pero no, parece que este es el tipo de práctica que Europa quiere fomentar desde ahora.

Esto crea, sin embargo, un precedente peligroso. Parece que los izquierdistas de esta Cámara, seguidos por unos pocos «tontos útiles» del Grupo de la Alianza de los Demócratas y Liberales por Europa, consideran normal que el Gobierno de uno de los Estados miembros deba negociar con una organización terrorista que ni siquiera está dispuesta a pedir perdón a la familias de toda la gente que ha asesinado sin sentido durante estos años.

No obstante, si se fijan ustedes en que algunos de los presidentes de Grupo de esta Cámara que presentan esta resolución hoy han dado cobijo en el pasado personalmente a terroristas buscados, entre ellos a Hans-Joachim Klein de la Rote Armee Fraktion, no se debería sorprender de nada que procediera de la izquierda y de la extrema izquierda, que siempre están dispuestas a creer que tienen moralmente la razón en todas las demás cuestiones. «Chassez le naturel, il revient au galop».

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Louis Bourlanges (ALDE).(FR) Señor Presidente, quisiera intervenir por alusiones personales y pedir que el diputado que acaba de intervenir presente sus excusas. No se trata de idiotas a los diputados que no votan igual que uno.

(Respondiendo al señor Martinez, que le interpela)

Si lo que se dijo es idiota «útil» o «inútil», poco importa. Estoy al corriente. He leído a Lenin tanto como usted, señor Martinez.

Dicho esto, le ruego, señor Presidente, que pida al diputado del que hablaba que presente sus excusas. Después daré mi explicación de voto.

(Aplausos)

(Respondiendo al señor Martinez, que le interpela de nuevo)

Conozco a Lenin. No porque Lenin practique el insulto ha de hacer usted lo mismo…

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. – Un momento por favor, señor Dillen. Supongo que no quería llamar tontos a sus amigos diputados. Así pues, le pediría que corrigiera o clarificara exactamente lo que ha dicho.

 
  
MPphoto
 
 

  Koenraad Dillen (NI). (NL) Señor Presidente, no he usado la palabra «tontos», sino que he dicho en realidad «tontos útiles», que es un término usado a menudo en la política durante más de un siglo y que, como el señor Martínez le ha recordado hace un momento, fue acuñado por Lenin. Es una expresión típicamente política que se usa a menudo en el debate político y que con toda seguridad no significaba nada personal. Si eso es lo que el orador pensó, quisiera entonces disculparme. Era simplemente un ataque político y sin duda no personal.

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Louis Bourlanges (ALDE).(FR) Señor Presidente, acepto sus excusas, pero no creo que poner un adjetivo atenúe el sentido del nombre al que califica. Un «gran» imbécil sigue siendo un imbécil, ¿no es cierto?

Paso ahora a mi explicación de voto. Al igual que mis colegas de la Unión por la Democracia Francesa (UDF), he votado a favor de la resolución que apoya la iniciativa de paz en el País Vasco, aprobada por el Parlamento español. Con este voto hemos querido manifestar nuestra solidaridad con las autoridades democráticas españolas, en este momento en que se inicia un frágil proceso de eliminación de la violencia y de restablecimiento del orden civil en el País Vasco. No obstante, solo hemos votado a favor de esta resolución porque la nueva redacción del apartado 6 –que el señor Vidal-Quadras ha calificado justamente de modificación sustancial con respecto al texto inicial– recuerda de forma muy clara que esta cuestión es de la competencia exclusiva de España. Habría sido inadecuado que el Parlamento Europeo se erigiera en autoridad supervisora del Parlamento español en un asunto que tiene que ver con la soberanía nacional.

El Parlamento y el Consejo Europeo desempeñan en cambio plenamente su papel prestando a las autoridades españolas el apoyo moral y político que estas tienen derecho a esperar. A este respecto, es cuando menos ilógico, para el Parlamento, que el Partido Popular español denuncie una injerencia internacional en los asuntos internos de su país y al mismo tiempo proponga una resolución que condena sin paliativos el voto de las Cortes. Apoyando las decisiones tomadas por las autoridades legales de España, el Parlamento Europeo es sin duda más respetuoso de la soberanía de este país que condenándolas, como nos invitaba a hacer la oposición española. En vez de tratar de intimidar a los diputados franceses al Parlamento Europeo pertenecientes al centro del espectro político, como ha hecho, en Le Figaro de esta mañana, el señor Rajoy, habría sido mejor que cuestionara la coherencia de su propio enfoque y del de su partido en Estrasburgo.

 
  
MPphoto
 
 

  Proinsias de Rossa (PSE) , por escrito. (EN) El proceso de paz en España es una iniciativa valiente y necesaria. Mientras que el Gobierno español, a través del diálogo y la negociación, busca poner fin al derramamiento de sangre de manos de ETA, es obligación de todos los partidos democráticos, dentro y fuera de España, ofrecer su ayuda en este proceso. Esto no impide que mantengamos una perspectiva crítica en lo que respecta a la seriedad de la promesa de ETA de contraer los necesarios.

Incidentes como el secuestro en el sudoeste francés por parte de la organización terrorista ETA ponen a prueba el proceso. Antes de que este concluya, es posible que se produzcan más incidentes. En estas circunstancias, corresponde al Gobierno español decidir si tales incidentes son indicativos de un incumplimiento deliberado del alto al fuego de ETA y actuar en consecuencia.

Durante este proceso y en su conclusión, es necesario recordar la sensibilidad de las víctimas del terrorismo y de sus familiares. No obstante, el proceso se centra principalmente en evitar más muertes y daños materiales, por lo que hay que agradecer la generosidad y valentía de las víctimas del terrorismo que apoyan el actual proceso de paz. A pesar del dolor, ellos han optado por intentar evitar que otras personas tengan que enfrentarse al mismo drama en el futuro.

 
  
MPphoto
 
 

  Hélène Goudin (IND/DEM), por escrito. (SV) El terrorismo, en todas sus formas, es un fenómeno detestable que la mayoría de las veces golpea a civiles inocentes. Un verdadero demócrata debe rechazar y condenar los actos de esa clase en todas las situaciones.

El Parlamento ha debatido hoy propuestas de resolución de la mayoría de Grupos políticos con respecto al proceso de paz en España. El rechazo del terrorismo y la posición adoptada a favor del proceso de paz se han visto impregnados, desgraciadamente, por una lucha política de poder que forma parte realmente de la política española.

Finalmente, el asunto en cuestión debe resolverse en el Estado soberano del Reino de España. Así pues, es muy deprimente ver el oportunismo con el que diferentes fuerzas políticas del Parlamento Europeo intentan explotar este trágico capítulo de la historia española.

De acuerdo con el razonamiento anterior, me he abstenido de votar sobre todas la propuestas de resolución relativas al proceso de paz en España.

 
  
MPphoto
 
 

  Willy Meyer Pleite (GUE/NGL), por escrito. (ES) Nos pronunciamos hoy sobre una propuesta de resolución de apoyo al proceso de paz en España. El contenido de esta resolución significa un apoyo sin reservas al proceso de paz y a la lucha contra la violencia terrorista en nuestro país en los términos fijados por el Congreso de los Diputados en mayo de 2005. En esta declaración, el Congreso otorgó el respaldo al ejecutivo de Zapatero para iniciar procesos de diálogo con aquellos que deseen abandonar la violencia, respetando siempre la legalidad y los principios democráticos.

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Queiró (PPE-DE), por escrito. (PT) He votado contra la resolución aprobada por varias razones.

En primer lugar, es inaceptable, desde mi punto de vista, que (estas o cualquiera otras) iniciativas encaminadas a poner fin a las actividades terroristas de ETA se denominen «proceso de paz». La elección de las palabras es sesgada y falsa. No hay guerra. En su lugar, lo que tenemos es, por un lado, un país libre y democrático que respeta las autonomías y, por otro, gente que ha sufrido la violencia indiscriminada e injustificable de un grupo terrorista.

En segundo lugar, no puedo votar a favor de una resolución que no reconoce claramente que es imposible negociar con un grupo terrorista que se niega, con anterioridad a esas negociaciones, a renunciar explícitamente a la violencia.

Por último, me parece que corresponde a España y a los españoles resolver la cuestión del terrorismo vasco como les parezca conveniente, pero me niego a apoyar una resolución del Parlamento sobre esta cuestión que no haga referencia a los motivos injustificados e indefendibles de ETA. Además de los métodos a los que recurre, es decir, el terrorismo, esta organización merece nuestra condena total y sin reservas. En este caso, debemos condenar la sustancia de las reclamaciones terroristas, y no debemos socorrerles en términos de voto democrático.

 
  
MPphoto
 
 

  José Ribeiro e Castro (PPE-DE), por escrito. (PT) Los términos en los que se ha presentado a la discusión la propuesta de resolución son ofensivos para la mayoría de los españoles y en particular para las víctimas del terrorismo en España. Eso lo ha dejado suficientemente claro la asociación que representa a la abrumadora mayoría de las víctimas, que se ha calificado el proceso iniciado por el Gobierno español de capitulación.

El mismo título de la resolución sugiere de modo inexacto que existen dos partes legítimas comprometidas en un proceso de paz, cuando lo que está realmente en juego son conversaciones entre un Gobierno y un grupo terrorista responsable de asesinatos, secuestros y extorsión, de los que cientos de ciudadanos españoles han sido víctimas.

No hay que olvidar que, después del alto al fuego declarado por ETA, sus miembros han seguido amenazando, no se ha entregado ningún armamento y ha habido noticias que ponen de manifiesto intentos de rearme.

Abrir un diálogo incondicional con terroristas que no solo no condenan, sino que realmente justifican la lucha armada y no muestran remordimiento alguno por los inocentes que han asesinado equivale a una increíble rendición por parte de las autoridades políticas de un país democrático. No hay motivo para celebrarlo.

Me horroriza el oportunismo demostrado por el Gobierno Zapatero, que ha buscado obtener internacionalmente lo que no ha logrado obtener de sus ciudadanos.

 
  
MPphoto
 
 

  Marc Tarabella (PSE), por escrito. – (FR) He decidido votar a favor de la resolución de cuatro Grupos políticos, entre ellos el Grupo Socialista en el Parlamento Europeo, sobre el proceso de paz en España porque con ella el Parlamento Europeo apoya la lucha contra el terrorismo, así como la iniciativa de paz emprendida en el País Vasco por el Gobierno español.

Pienso que es importante que el Parlamento Europeo se pronuncie sobre un reto como este: el problema del terrorismo no se circunscribe a España y, como diputados europeos, debemos apoyar este proceso, que puede conducir a la solución de un conflicto que ha causado un profundo dolor al pueblo español.

Insisto, no obstante, en que reconocer y celebrar el proceso de paz iniciado en España no nos lleva a olvidar a las 800 víctimas del terrorismo de ETA. Al mismo tiempo que aliento esta iniciativa, sigo condenando firmemente todo acto de violencia por parte de ETA. A este respecto, aprecio la resolución anteriormente citada formulando el deseo de que sea una contribución útil a la continuación del proceso iniciado.

 
  
  

- Informe McCarthy (A6-0316/2006)

 
  
MPphoto
 
 

  Mairead McGuinness (PPE-DE), por escrito. (EN) Aunque he votado con el Grupo del PPE y el ponente en esta cuestión, llamaré la atención sobre el caso de las Guías de Ciudades Europeas, en las cuales algunos particulares, pequeñas empresas e incluso escuelas se han visto implicadas en un mecanismo por el cual se les sacó dinero de forma fraudulenta, sin medios claros para recuperarlo. Aunque opino que este informe es en general beneficioso para los negocios europeos, hay que tener en cuenta que dejaría la vía abierta a una intensificación de las prácticas del tipo que han llevado a cabo en relación con las Guías de Ciudades Europeas.

 
  
  

- Informe Gröner (A6-0341/2006)

 
  
MPphoto
 
 

  Hélène Goudin (IND/DEM), por escrito. (SV) El contenido del programa puede ponerse en duda. En su justificación en primera lectura, la ponente escribió que «contribuirá a potenciar la ciudadanía activa de los jóvenes en la sociedad y a que arraigue el sentimiento de pertenencia a Europa, lo que representará un importante valor añadido europeo». Dudamos de que el programa suponga realmente una contribución significativa a este objetivo. Los intercambios internacionales de jóvenes son buenos, pero su financiación debe provenir de los esfuerzos de la sociedad civil o de los Estados miembros. No creemos que la Unión Europea deba implicarse en este tipo de actividad.

 
  
MPphoto
 
 

  Sérgio Marques (PPE-DE), por escrito. (PT) He apoyado el informe Gröner, sobre el que el Parlamento ha votado hoy, relativo al programa «La juventud en acción» para 2007-2013. Acojo con especial satisfacción la propuesta de garantizar la financiación de las actividades relacionadas con los jóvenes en toda Europa.

Este nuevo programa prevé actuar en cinco capítulos: La juventud con Europa, Servicio voluntario europeo, La juventud con el mundo, Animadores socioeducativos y sistemas de apoyo y Apoyo a la cooperación política.

De esta manera, Europa continuará invirtiendo en una política juvenil para reforzar el sentido de pertenencia a Europa de sus ciudadanos y de desarrollar a sus jóvenes sobre la base de la solidaridad y el entendimiento mutuo entre todas las personas.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. (EN) Acojo con agrado el programa «La juventud en acción», que tiene por objeto promover experiencias de ciudadanía europea por parte de los jóvenes. Esto debería contribuir a la solidaridad y al entendimiento mutuo entre los jóvenes de toda la Unión Europea. Para el individuo, este programa debe ayudar a fomentar el sentido de la iniciativa, la creatividad y el espíritu empresarial. Por último, debe contribuir a estimular las actividades y organizaciones juveniles en todos los Estados miembros.

 
  
MPphoto
 
 

  Catherine Stihler (PSE), por escrito. Quiero que conste en acta mi apoyo a este informe.

 
  
  

- Informe Pack (A6-0344/2006)

 
  
MPphoto
 
 

  Proinsias de Rossa (PSE) , por escrito. (EN) Acojo con agrado estas propuestas, que aúnan los programas internos vigentes de enseñanza y formación, permiten el aumento de la coherencia y la complementariedad de los programas comunitarios, y deberían llevar a una mayor eficacia y flexibilidad en las acciones de la Comunidad en este campo.

Estos programas han tenido un éxito palpable durante su vigencia y han contribuido a la modernización de los sistemas educativos y de formación en Europa. Dado que el nuevo programa integrado está abierto a algunos países terceros (Islandia, Liechtenstein, Noruega, Bulgaria, Rumanía, Albania, Bosnia y Herzegovina, Croacia, la Antigua República Yugoslava de Macedonia, Serbia y Montenegro y Suiza), tiene el enorme potencial de contribuir al entendimiento intercultural.

No obstante, el programa integrado desgraciadamente no está abierto a todos los países vecinos de la Unión. Me parece crucial establecer y mantener contactos con los ciudadanos de países vecinos al Sur y del Este de la Unión, a través de actividades educativas y de formación. Por ello, insto a que el programa se abra gradualmente a todos los países incluidos en la Política de Vecindad de la UE. Asimismo, me gustaría que el programa Erasmus Mundus se incluyera en el programa integrado a partir del año 2009, una vez el programa actual haya concluido.

 
  
MPphoto
 
 

  Hélène Goudin (IND/DEM), por escrito. (SV) Quiero aprovechar esta oportunidad para reiterar el voto en contra de la Lista de Junio en primera lectura de octubre de 2005.

Es cierto que la Lista de Junio apoya, por ejemplo, el programa Erasmus, pero hay otras partes de los proyectos de programas que necesitamos examinar con detenimiento para establecer si se justifican sobre la base de que, con arreglo al Tratado, cada Estado miembro es responsable de la organización y del contenido de los sistemas educativos y de formación profesional.

En general se ha asignado demasiado dinero para demasiados proyectos. Preguntamos por qué existen algunos de estos proyectos y se financian a través de la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. (EN) He votado a favor de este informe y acojo con agrado la intención de sustituir los programas vigentes –Sócrates, Leonardo da Vinci, e-learning y otros programas asociados (que caducan a finales del año 2006)– por un nuevo programa integrado de aprendizaje permanente entre 2007 y 2013. Apoyo la creación de cuatro vertientes: Comenius para las actividades educativas generales en las escuelas, Erasmus para educación superior, Leonardo da Vinci para la formación profesional y Grundvig para la educación de adultos. Opino que este programa trata necesidades fundamentales relativas a la modernización y adaptación de los sistemas educativos y de formación a la luz de los objetivos de Lisboa.

 
  
  

- Informe Takkula (A6-0342/2006)

 
  
MPphoto
 
 

  Philip Claeys (NI). (NL) Señor Presidente, he votado en contra de las enmiendas al informe sobre el Programa «Europa con los ciudadanos», porque este programa, como sus innumerables predecesores, sirve tanto como poner una tirita a una pata de palo. Hay intentos de acercar los ciudadanos a las instituciones europeas, pero nunca tendrán éxito mientras se adopten políticas que, en algunas áreas, son diametralmente opuestas a lo que la mayoría de la gente quiere realmente. Un ejemplo de esto es la política de ampliación, y, más específicamente, la posible entrada de Turquía. Un programa como «Europa con los ciudadanos» solo puede ser creíble si la Unión Europea hace algo copn respecto al déficit democrático y la falta de responsabilidad ante los ciudadanos europeos. Lo que ha aprobado ahora el Parlamento no cambia nada la esencia del problema, sino que es por tanto otra manera de derrochar el dinero.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) Incluso este programa atestigua la escasa atención que presta la Unión Europea a sus ciudadanos. Para empezar, los fondos propuestos son muy bajos, un 60 % inferiores al importe originalmente asignado. También es cierto que el programa es ambiguo. Aunque hay algunos objetivos loables –por ejemplo, el hermanamiento de ciudades, los proyectos cívicos, las diversas encuestas y estudios, las conferencias y acontecimientos artísticos–, hay otros que revelan una influencia política inaceptable, como excluir los crímenes fascistas de la ayuda de acuerdo con la nueva Acción 4 – Memoria Europea Activa.

Con respecto a las enmiendas a las asignaciones presupuestarias dentro del programa, hay que acoger con satisfacción el fortalecimiento de las medidas relacionadas con la educación, aunque con suerte tales proyectos se incorporarán de tal manera que garanticen que se oigan todas las opiniones sobre la Unión Europea y sus políticas, en vez de que se transformen en otra plataforma para la propaganda.

También acogemos con satisfacción la inclusión de organizaciones deportivas de aficionados y esperamos que esto se aplique extensivamente.

 
  
MPphoto
 
 

  Hélène Goudin (IND/DEM), por escrito. (SV) Quiero aprovechar esta oportunidad para reiterar el rechazo de la Lista de Junio en primera lectura, en abril de 2006.

Rechazamos profundamente algunas de las posiciones adoptadas por la Comisión de Cultura y Educación del Parlamento en lo que se refiere a este programa.

El trabajo en este asunto ha procedido fundamentalmente de una actitud de incomprensión relativa a la baja participación en las elecciones de 2004 al Parlamento Europeo y relativa al hecho de que el Tratado Constitucional fue rechazado en sendos referendos celebrados en Francia y en los Países Bajos. El programa «Europa con los ciudadanos» no contribuye en nada a cambiar la situación política.

El trabajo referido a las organizaciones deportivas locales de aficionados en el marco de este programa encierra un aire de desprecio para los europeos. Destacamos también que es importante para los pueblos de Europa que no descuiden sus memorias en relación con las dictaduras y las tragedias de las historias de sus países. Sin embargo, esto debería hacerse a escala nacional. No es algo en lo que tengan que implicarse los eurócratas de Bruselas.

Así pues, la Lista de Junio ha rechazado las enmiendas presentadas sobre este asunto por la Comisión de Cultura y Educación a los debates del Parlamento.

 
  
MPphoto
 
 

  Carl Lang (NI), por escrito. – (FR) Ya en la primera lectura, en abril de 2006, nos habíamos pronunciado en contra de este informe, tan significativas eran las aberraciones que contenía. La propuesta en segunda lectura no es peor. Es sencillamente inaceptable.

Con un presupuesto total de 190 millones de euros, este programa es, en efecto, un nuevo instrumento de propaganda al servicio de la Unión Europea. Sin duda podríamos encontrar mejores usos para ese importe, y pienso en particular en el ámbito social, en las ayudas a la agricultura o a la creación de empresas, en vez de asignarla a ese concepto vago y artificial que es la ciudadanía europea.

Este texto, totalmente confinado en el blanco y negro, hace una brillante demostración de lo que está bien, a saber, ser un entusiasta de los valores europeos activos; de lo que está mal, a saber, ser un ciudadano pasivo; y de lo que es peor, a saber, ser un euroescéptico.

Independientemente de lo que suceda tras la aprobación inevitable de este informe y de todo ese dinero derrochado en diversas asociaciones, todos seguiremos siendo ante todo nacionales de un país u otro y orgullosos de serlo.

 
  
MPphoto
 
 

  Sérgio Marques (PPE-DE), por escrito. (PT) El programa «Europa con los ciudadanos» está destinado a llenar la brecha entre los ciudadanos y la Unión Europea y contará con instrumentos para promover una ciudadanía activa europea. Fomenta la cooperación entre ciudadanos y sus organizaciones de diferentes países, para que se reúnan, trabajen juntos y desarrollen sus ideas en una atmósfera europea que transcienda una perspectiva puramente nacional y respete la diversidad.

He votado a favor de este informe, que ayudará a mejorar el programa «Europa con los ciudadanos», con las dos enmiendas siguientes:

En primer lugar, una reducción del presupuesto presentado para la Acción 1 «Ciudadanos activos con Europa» del 47 % al 45 % permitirá elevar la asignación para la Acción 2 «Sociedad civil en Europa», que se adapta especialmente bien a la financiación de proyectos sobre Europa, sus valores y sus culturas.

Por último, en lo que se refiere al objetivo global del programa, acojo con satisfacción la idea del ponente de integrar la noción de fortalecer la tolerancia para garantizar que los proyectos financiados en el marco de este programa contribuyan a la clase de ciudadanía activa que promueve el respeto mutuo y el diálogo intercultural, y combate el racismo, la xenofobia y la discriminación.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. (EN) He votado a favor de este informe, que aborda un gran reto al que se enfrenta la UE: cómo conectar la UE con sus ciudadanos. El programa «Europa para los ciudadanos» garantiza la continuidad del programa de participación cívica establecido para el período comprendido entre 2004 y 2006. Este programa proporciona a la Unión un instrumento para fomentar la ciudadanía europea activa. Responde a la necesidad de aumentar la participación ciudadana en la construcción de Europa y anima a la cooperación entre ciudadanos y sus organizaciones de distintos países, con el fin de reunirse, actuar conjuntamente y desarrollar sus propias ideas en un entorno europeo que vaya más allá de la visión nacional. Acojo con agrado esa propuesta.

 
  
MPphoto
 
 

  Catherine Stihler (PSE), por escrito. (EN) Quisiera que constara en acta mi apoyo a esta iniciativa.

 
  
  

- Informe Schlyter (A6-0251/2006)

 
  
MPphoto
 
 

  Vasco Graça Moura (PPE-DE), por escrito. (PT) Los sulfonatos de perfluorooctano (PFOS) son sustancias tóxicas, persistentes y bioacumulativas que están presentes en aplicaciones como cromados, impermeabilizaciones y materiales resistentes al fuego.

Este informe, en contraste con la propuesta original de la Comisión, propone la retirada progresiva de los PFOS del mercado, con la intención de eliminar su uso. Además prevé eliminar algunas excepciones inicialmente establecidas, como el cromado de metales y las espumas de extinción de incendios, para los que no existen ahora alternativas viables más seguras.

Mediante una enmienda de transacción, el umbral administrativo se ha rebajado del 0,1 % propuesto por la Comisión a un nuevo mínimo del 0,005 %.

El informe propone también que cada Estado miembro haga inventario de todos los productos en los que se usan PFOS para evitar que estas sustancias vayan a parar al medio ambiente.

Acojo con especial satisfacción la enmienda que propone que las excepciones actuales solo puedan mantenerse cuando no haya sustancias más seguras o tecnologías que sean técnica y económicamente viables, y cuando se apliquen las mejores técnicas disponibles para minimizar las emisiones de PFOS.

Los diputados socialdemócratas portugueses al Parlamento Europeo acogen con satisfacción las enmiendas encaminadas a preservar la calidad del medio ambiente y apoyan por consiguiente el informe del señor Schlyter.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. (EN) He votado a favor de esta propuesta, que pretende restringir la comercialización y el uso de sulfonatos de perfluorooctano (PFOS), sustancias que se emplean en gran medida en materiales como tejidos, alfombras, papel y revestimiento general. En investigaciones llevadas a cabo por la OCDE, las autoridades británicas y la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria, se han encontrado pruebas de que los PFOS son persistentes, bioacumulativos y tóxicos. Me parece correcto que la UE actúe para librarse de otra sustancia que provoca gran preocupación.

 
  
  

- Informe Coelho (A6-0355/2006)

 
  
MPphoto
 
 

  Oldřich Vlasák (PPE-DE). (CS) Señor Presidente, Señorías, han pasado más de dos años desde que entramos en la Unión Europea. Sin embargo, sigue habiendo controles en las fronteras interiores de la Unión Europea, lo que es una causa de profunda insatisfacción para nosotros.

Como representante del pueblo checo, no estoy especialmente interesado en los problemas técnicos y legales relativos a la introducción del sistema SIS II, al que la Comisión se ha referido recientemente. Los nuevos Estados miembros y sus ciudadanos deben convertirse en miembros de pleno derecho de la Unión Europea, con los mismos derechos, a la primera oportunidad. En este contexto, cualquier retraso de nuestra entrada en el espacio Schengen es totalmente injustificable.

He votado por consiguiente a favor de la adopción del informe Coelho sobre el Sistema de Información de Schengen, porque su adopción rápida y tranquila llevará al cumplimiento de las cuatro libertades fundamentales que se hallan en el corazón mismo de la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI). (DE) Señor Presidente, por mucho que quisiera que mejore el Sistema de Información de Schengen, he votado en contra del informe Coelho, ya que creo que hay que rechazar de plano una solución de emergencia en forma de ampliación inmediata del espacio Schengen, tal como la plantean los nuevos Estados miembros de la Unión Europea.

El motivo que tengo para decir esto es que la seguridad de los ciudadanos debe prevalecer sobre cualquier sensibilidad por parte de Hungría, Polonia y la República Checa, quienes, como sabemos, están presionando mucho a este respecto, ya que la capacidad de los nuevos Estados miembros para garantizar realmente la frontera exterior de la Unión Europea por el este es muy dudosa, así como debido al gran número de inmigrantes ilegales atrapados en la frontera oriental de Austria, el país del que procedo. Una participación prematura por parte de los nuevos Estados miembros promovería la inmigración ilegal y el turismo criminal a escala masiva, por lo que creo que debería ser rechazada.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. (EN) Aunque el Reino Unido no forma parte del Sistema de Información de Schengen (SIS), acojo con agrado este paquete de tres informes por dos motivos. Primero, la existencia del SIS ha permitido eliminar las fronteras internas en el espacio Schengen y este nuevo sistema SIS II permitirá que los nuevos Estados miembros queden vinculados al sistema y, por tanto, puedan desmantelar sus fronteras interiores, con lo que los ciudadanos obtendrán las ventajas de la plena libertad de circulación. Segundo, me complace desde un punto de vista británico puesto que, aunque no participe en el Reglamento, espero que el Reino Unido tenga en el futuro acceso a su información con vistas a la seguridad.

 
  
MPphoto
 
 

  Hubert Pirker (PPE-DE), por escrito. (DE) La aprobación de los informes Coelho ha creado el fundamento jurídico para la aplicación práctica del Sistema de Información de Schengen de segunda generación. A través de su nueva red electrónica de intercepción en las nuevas fronteras orientales, el SIS II hace de la Unión Europea un lugar más seguro. Entre las nuevas características del SIS II, su capacidad de almacenamiento se ha ampliado para que tengan cabida 27 Estados miembros; facilita el almacenamiento de datos biométricos y la orden de detención europea, la correlación de datos y personas, y además junto con la mejora de las normas de protección de datos.

El SIS II da nuevas opciones a la policía y al sistema judicial de cara a la búsqueda de personas y crea también las condiciones para la libre circulación de los ciudadanos europeos en un espacio de libertad, seguridad y justicia más amplio. Por todas estas razones he votado a favor de la aprobación de los informes del señor Coelho.

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Queiró (PPE-DE), por escrito. (PT) He votado a favor de los informes del señor Coelho porque creo que son fundamentales para proteger los intereses y la seguridad de nuestros ciudadanos.

El sistema SIS II permitirá una ampliación del espacio Schengen que comprenda a los nuevos Estados miembros tan pronto como sea posible, poniéndola al día, aumentando su capacidad e introduciendo las nuevas posibilidades ofrecidas por los avances tecnológicos más recientes.

Lo fundamental, sin embargo, es que este sistema ofrece una mayor seguridad en la gestión y control de los datos personales, sin que se pasen por alto los derechos fundamentales de las personas, y que al hacerlo se garantiza a nuestros ciudadanos que se adopten medidas efectivas para combatir el crimen organizado, la inmigración ilegal y otros crímenes que socavan su seguridad y sus intereses.

 
  
  

- Informe Coelho (A6-0354/2006)

 
  
MPphoto
 
 

  Bruno Gollnisch (NI), por escrito. – (FR) El sistema de información de Schengen (SIS) es un instrumento de cooperación policial que tiene por objeto centralizar y facilitar el intercambio entre los servicios policiales de los Estados miembros de información relativa a personas, bienes o vehículos buscados.

En el sistema actual se almacenan hoy unos 13 millones de datos. Se nos propone crear una segunda generación del SIS, el SIS II, que se ampliaría a los nuevos países miembros. No podemos sumarnos a ello. Como tampoco nos sumamos a Schengen I, que organizó la libre circulación de las personas desmantelando las fronteras interiores de los Estados miembros.

El problema no es disponer de un superordenador capaz de censar a todas las personas o bienes buscados por la policía, sino hacer que cada territorio nacional constituya un espacio de seguridad. Cada día, la inmigración masiva que llega a las costas europeas demuestra que lo que hay que proteger son las fronteras y que debido a que estas sean tan porosas nos enfrentamos a la inmigración ilegal y la falta de seguridad.

Esto significa que todos los ordenadores del mundo podrían recopilar tantos datos personales como hubiera disponibles sin alterar el hecho de que la principal fuente de los problemas de inmigración ilegal, falta de seguridad y todo tipo de tráfico seguiría siendo la ausencia de un control eficaz de las fronteras interiores y exteriores de la Unión Europea.

 
  
  

- Informe Coelho (A6-0353/2006)

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. (PT) El objetivo de este informe es ampliar las características del SIS más allá de su ámbito original. Trata de desarrollar nuevas características, ampliar el acceso a nuevas autoridades, vincular las alertas entre dichas autoridades e introducir nuevas categorías de datos, como la orden de detención y los datos biométricos, así como el sistema de información de visados, una plataforma técnica para compartir información. Esta ampliación del sistema anterior comporta riesgos adicionales para los derechos, libertades y garantías de los ciudadanos, dado que se añaden nuevos elementos a una base de datos que es también compartida por organismos y es accesible a más personas, sin ninguna garantía de que esos datos puedan seguir siendo confidenciales.

Hay más aspectos preocupantes en esta propuesta. Por ejemplo, los registros pueden «conservarse más tiempo si son necesarios para procedimientos de control ya en curso». La cuestión que se plantea es quién define qué es «necesario» y la vaga noción de «procedimientos de control ya en curso». Otro aspecto también demasiado vago es el del intercambio de datos con terceros países, tal como se establece en la propuesta.

El objetivo fundamental es que el SIS sea compatible con las nuevas circunstancias surgidas de la ampliación y de los objetivos peligrosos e inaceptables de la actual cruzada de seguridad en la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Athanasios Pafilis (GUE/NGL), por escrito. (EL) El informe, tal como ha sido formulado con el acuerdo de los portavoces políticos del capital (Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-Cristianos) y de los Demócratas Europeos, socialdemócratas y liberales), aprueba la inclusión en el acervo comunitario de un mecanismo gigantesco de control y conservación de fichas de cada ciudadano europeo o extranjero dentro o fuera de las fronteras de la Unión Europea.

El sistema SIS II suprime todas las garantías de protección de los datos personales de los ciudadanos al conceder el derecho a que se registren los datos personales, inclusive datos biométricos como fotografías, huellas dactilares y marcas distintivas, y se someta a vigilancia a cualquier persona que, desde el punto de vista arbitrario e incontrolado de las fuerzas represivas, sea sospechoso de delinquir o que, de acuerdo con la información de los servicios secretos, constituya una amenaza para la seguridad nacional. Estos datos personales podrán conservarse durante un periodo de tiempo indeterminado por decisión de las autoridades procesales y serán accesibles a las autoridades policiales y judiciales, a los servicios secretos, a Europol y Eurojust, que podrán cederlos a terceros países u organizaciones (como la CIA y así sucesivamente).

El famoso espacio de libertad y seguridad de la Unión Europea muestra ahora su forma repugnante y espeluznante como espacio en el que se estrangulan los derechos humanos básicos y las libertades fundamentales, un espacio de acción descontrolada por las fuerzas represivas para proteger el poder de los monopolios unificadores de Europa frente a la resistencia de los pueblos y de los trabajadores y movimientos populares.

 
  
  

- Informes Coelho (A6-0353/2006, A6-0354/2006, A6-0355/2006)

 
  
MPphoto
 
 

  Hélène Goudin (IND/DEM), por escrito. (SV) Las fuerzas críticas de la UE ven el establecimiento del SIS II como un paso más hacia la construcción de una fuerza de policía común de la UE y como parte de la telaraña que, área especializada tras área especializada, está formando un Estado de la UE. La UE está en trance de convertirse en el definitivo Estado hermético «gran hermano» que, en la época de la adhesión de Suecia, muchos suecos temían. Esto está sucediendo con la bendición de los políticos tanto de izquierdas como de derechas que, con mensajes populistas relativos a los controles de las fronteras exteriores y a la lucha contra el crimen, por ejemplo, están ayudando a construir una sociedad orwelliana de no ficción.

La Lista de Junio está a favor de la cooperación policial transfronteriza. Es necesario enfrentarse al crimen contemporáneo internacional, pero esto lo ha hecho con éxito durante décadas el cuerpo internacional de policía, Interpol. Sería por tanto superfluo buscar dinero para otro sistema de información que solo se aplicara en el interior de la Unión Europea.

La Lista de Junio se ha mostrado muy escéptica a la hora de conceder a los organismos de los Estados miembros responsables de emitir certificados de matriculación de vehículos que tengan acceso a datos personales muy delicados. Ese tipo de información debería ser manejada por cada país. Todos los Estados miembros deben ser capaces de garantizar a sus ciudadanos protección contra el acceso no autorizado a sus datos personales.

Así pues, la Lista de Junio vota contra los tres informes sobre el SIS II y el acceso al sistema.

 
  
  

- Relaciones entre la Unión Europea y Rusia tras el asesinato de Anna Politkóvskaya (B6-0531/2006)

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. (EN) El asesinato de Anna Politkóvskaya es un hecho vergonzoso para Rusia y espero que las autoridades de ese país no escatimen esfuerzos, en ningún nivel, para llevar a los responsables ante la justicia.

 
  
MPphoto
 
 

  Catherine Stihler (PSE), por escrito. (EN) Hay que condenar el asesinato de Anna Politkóvskaya, al igual que todos los asesinatos de periodistas, defensores de los derechos humanos o cualquier persona que desee divulgar la verdad. La «libertad de expresión» aún se topa con la muerte en demasiados lugares del mundo. Rusia sigue siendo un país en el que esta libertad es un mito. Las autoridades rusas deben llevar a los culpables de este crimen ante la justicia. Hay que presionar a las autoridades rusas para que garanticen la libertad de los medios de comunicación y de las organizaciones de defensa de los derechos humanos en ese país.

 
  
  

- Cáncer de mama (B6-0528/2006)

 
  
MPphoto
 
 

  Proinsias de Rossa (PSE) , por escrito. (EN) Apoyo totalmente esta propuesta y detesto el hecho de que, aunque las directrices comunitarias para la detección de cáncer de mama por mamografías se redactaron por primera vez en 1992, solo se ofrecen a escala nacional en 11 Estados miembros: Bélgica, España, Estonia, Finlandia, Francia, Hungría, Luxemburgo, los Países Bajos, el Reino Unido, República Checa y Suecia. Me parece especialmente inaceptable que en Irlanda, país que ha registrado los mayores índices de crecimiento económico en los últimos años, unas 600 mujeres sean víctimas del cáncer de mama al año; un número considerable de dichas muertes se podrían evitar si se identificara el problema en una fase temprana, por medio de las mamografías periódicas y el diagnóstico.

Es lamentable que en Irlanda todavía estemos esperando la presentación de un programa nacional para la detección de cáncer de mama por mamografías. Sin embargo, esperamos que dicha presentación se complete en el año 2007, aunque el programa de chequeo contra el cáncer de cuello de útero no se habrá completado hasta 2008 como muy pronto: ¡15 años más tarde!

Todos los Estados miembros deben introducir con carácter urgente la detección de cáncer de mama por mamografías. La Comisión debe trabajar inmediatamente con los nuevos Estados miembros y los países de la adhesión para ayudarles a utilizar el Fondo Europeo de Desarrollo Regional y las ayudas de preadhesión para crear una infraestructura sanitaria integral.

 
  
MPphoto
 
 

  Nigel Farage, Roger Knapman, Jeffrey Titford, John Whittaker y Thomas Wise (IND/DEM), por escrito. (EN) Los diputados de la delegación del Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP) consideran que cualquier iniciativa de la UE supone un abuso de poder antidemocrático, por lo que no votarán a favor en ninguna circunstancia, incluso si parece bienintencionada. En este caso, la UE está intentando que su influencia llegue hasta la esfera de la oferta del servicio sanitario, la cual, como todas las esferas sujetas a la intromisión de la UE, debería encontrarse bajo el control de Gobiernos elegidos democráticamente, algo que únicamente los Estados nacionales pueden proporcionar.

 
  
MPphoto
 
 

  Hélène Goudin (IND/DEM), por escrito. (SV) ¿Son las medidas de la UE para combatir el cáncer de mama más efectivas que las medidas similares adoptadas en el marco de organizaciones históricas e internacionalmente reconocidas como la Organización Mundial de la Salud (OMS), que son expertas en su ámbito? La respuesta de la Lista de Junio a esta pregunta es «no».

El Parlamento Europeo no debe dictar hasta qué punto los Estados miembros deben aplicar medidas significativas como las mamografías, las campañas de información y la investigación sobre el cáncer de mama, el establecimiento de registros de cáncer y la creación de centros destinados a facilitar información sobre el cáncer de mama. Es mejor que la coordinación urgente y la cooperación transfronteriza tengan lugar dentro de organizaciones como la OMS que dentro de la UE.

Por tanto, he votado en contra de esta resolución.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. (EN) Cada año se diagnostican 275 000 casos de cáncer de mama en la UE y las grandes diferencias de niveles de atención y tratamiento que reciben estas mujeres es sencillamente inaceptable.

Por este motivo, he votado a favor de esta resolución que reclama unos niveles comunes a escala europea para la detección precoz de esta enfermedad y su tratamiento. Las pacientes de cáncer de mama sufren a menudo discriminación en el trabajo y espero que, tras la amplia mayoría de votos en el Parlamento, la Comisión redacte ahora una carta para la protección de las pacientes de cáncer de mama en el puesto de trabajo.

Creo que si se implementara plenamente este informe, mejoraríamos la calidad de vida de las mujeres que sobreviven al cáncer de mama y reduciríamos significativamente hasta un 35 % de la hipotética cifra de 88 000 muertes al año en la UE a causa de esta enfermedad, con lo que se salvaría la vida de 30 000 mujeres al año.

 
  
MPphoto
 
 

  Catherine Stihler (PSE), por escrito. El cáncer de mama es la principal causa de mortalidad en mujeres entre los 35 y los 59 años de edad. Cuanto antes se diagnostique, mayor será la posibilidad de supervivencia. La mayoría de las mujeres que sufren esta enfermedad no desean palmaditas en la espalda, sino una acción concertada para mejorar el tratamiento y abordar las causas. Una medida muy sencilla que se podría tomar es minimizar la espera entre las pruebas y el diagnóstico. De conversaciones mantenidas con mujeres con cáncer de mama se desprende que la espera es lo más preocupante. Debemos hacer todo lo posible por ayudar y mejorar el tratamiento de las mujeres en esos momentos tan delicados. Los Estados miembros deben hacer más por compartir las mejores prácticas. La labor de Europa Donna es fundamental para ayudar a todas las mujeres europeas, por lo que deseo que conste en acta mi apoyo a dicha organización paneuropea.

 
  
  

- Informe Muscardini (A6-0243/2006)

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI). (DE) Señor Presidente, aunque tengo que decir que presentar mi explicación de voto ante una Cámara vacía es una nueva experiencia para mí, quisiera sin embargo señalar por qué me he abstenido de votar sobre el informe Muscardini.

Después de la desaparición del sistema de cuotas, que se ha aplicado durante diez años, ha habido, desde 2005, un aumento notable en la cantidad de zapatos de cuero chinos exportados a Europa, como todos sabemos, y hay ahora, de manera comprensible, una oleada de críticas que llueven sobre los aranceles de aduanas punitivos, desde China y desde los empresarios que se benefician de los suministros chinos.

Podría darse el caso –como sugieren las críticas a los aranceles aduaneros punitivos– de que perdiéramos para siempre la industria europea del calzado, en la que, durante años, se han empleado cada vez menos trabajadores y se han trasladado más talleres a países fuera de la Unión Europea, pero, a pesar de todo ello, con seguridad no podemos seguir de brazos cruzados mientras todo un sector industrial va camino de su destrucción.

Siendo eso así, deberíamos, durante los dos años en los que se van a aplicar los aranceles punitivos, aprovechar la oportunidad para buscar soluciones a este problema fundamental para el empleo europeo.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. Estamos aquí para escucharle porque una explicación de voto brinda a un diputado la oportunidad de exponer algo que no puede explicar con un simple «sí» o «no». Su comentario es para que conste en acta y realmente no está destinado a los demás diputados. Es comprensible, pero estamos aquí para escuchar, siempre que haya explicaciones de voto.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI). (DE) Señor Presidente, estoy totalmente de acuerdo con usted y le agradezco su amabilidad.

 
  
MPphoto
 
 

  Bruno Gollnisch (NI), por escrito. – (FR) La globalización se ha impuesto a los pueblos de Europa asegurándoles que al final saldrán beneficiados, porque favorece las exportaciones y abre los mercados de nuestros competidores, del mismo modo que nuestros mercados se abren a ellos. Pero vemos claro que esta globalización dista mucho de ser un juego en que todos salen ganando y que la supuesta «fortaleza» Europa es un colador y deja que se constituyan fortalezas muy reales en todas partes del mundo, en especial en los mercados más prometedores.

Como explica el informe de la señora Muscardini, se censura la ausencia, la debilidad o la inadecuación de las reacciones de la Unión Europea ante las medidas abusivas de defensa comercial de algunos terceros países contra la UE, que de hecho no son más que prácticas proteccionistas disfrazadas y desleales.

La ponente Muscardini insiste con razón en la necesidad de reforzar la defensa comercial de la Unión. Pero las soluciones concretas propuestas no están a la altura de los retos, hasta tal punto se ha convertido en dogma intangible la fe en las ventajas del ultraliberalismo globalizado y en las virtudes del multilateralismo. Este sistema ha alcanzado hoy sus límites. La OMC no es ya la solución, es el problema.

Porque las propuestas no reflejan el acierto de los análisis, nos abstendremos sobre este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Hélène Goudin (IND/DEM), por escrito. (SV) La Lista de Junio cree que el libre comercio es bueno porque conduce a un aumento de la prosperidad para todos los que participan de ella. Merece la pena señalar que, hasta que entró en la UE, Suecia era uno de los países del mundo más favorables al libre comercio.

La UE aplica a veces una política muy proteccionista para proteger a los sectores que no son competitivos en el mercado internacional. Este enfoque se materializa en la ayuda agrícola, que subvenciona productos agrícolas con el resultado de que productos similares de otros países –en muchos casos, países en desarrollo– no pueden venderse en el mercado de la UE.

Un sistema eficiente de comercio mundial es sumamente importante si queremos el libre comercio se convierta algún día en realidad. El informe Muscardini tiene, sin embargo, aires de proteccionismo, por lo que he votado en contra de él en la votación de hoy.

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. (PT) Este informe promueve la liberalización del comercio y el principio de reciprocidad, y propone la imposición de medidas de represalia. Su escala de valores absoluta es la batalla por las cuotas de mercado en nombre de la competencia, en lugar de la cooperación, en la que el comercio tiene un papel que desempeñar en el desarrollo, pero no es la única cosa que importa.

Las medidas antidúmping y antisubvención equivalen a la interferencia en las decisiones internas de cada país y amenazan las que podrían ser impuestas por la OMC. Los perdedores son los países en desarrollo y los menos desarrollados.

El informe defiende también a la OMC y el mecanismo de resolución de conflictos y trata de impulsar todos los mecanismos de defensa del comercio más ofensivos (antidúmping) y defensivos (salvaguardia). Impulsar los mecanismos de resolución de conflictos y darles más poder servirá para reforzar la influencia de las principales potencias en la OMC, porque son las que tienen fuerza para imponer las normas.

El quid de la cuestión es que la liberalización del comercio va en contra de la idea del desarrollo justo. Cada Estado miembro debería tener derecho a decidir su modelo de desarrollo económico y social, a industrializarse y a proteger sus industrias. Es un derecho soberano, alienable, que pone en duda el enfoque de promover las exportaciones y la libertad de comercio.

 
  
MPphoto
 
 

  Carl Lang (NI), por escrito. – (FR) La Unión Europea se preocupa de que esas fábricas gigantes que son la India o China tomen medidas proteccionistas contra nuestras exportaciones, utilizando instrumentos de defensa comercial. Los Estados Unidos ya no son, pues, los únicos competidores económicos de Europa, sino también Brasil, los países de América del Sur y Australia. El regulador mundial que debería ser la OMC no solo es impotente, sino cómplice.

Así, la burbuja de la globalización ultraliberal está a punto de explotar. La especulación sin fronteras ni leyes sobre los bienes, las mercancías y las personas acaba de encontrar su límite. Después de haber registrado un espectacular crecimiento económico, los países emergentes se consolidan y protegen con el fin de superarnos un día si no reaccionamos con la suficiente rapidez.

Entre tanto, los europeístas de Bruselas preconizan abrir nuestras fronteras un poco más aún, seguir ayudando a todo el mundo a ciegas y sin control, olvidando a nuestros conciudadanos. A semejanza de las nuevas potencias mundiales, hay que implantar la protección y la preferencia comunitaria en Europa y la protección y la preferencia nacional en Francia.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. (EN) He votado a favor de este informe, que analiza el uso de medidas de defensa comercial frente a la UE por parte de terceros países y formula recomendaciones sensatas sobre cómo debería reaccionar la Comunidad, especialmente en los casos en que dichas medidas se disfracen de proteccionismo con el fin de restringir ilegalmente el acceso de los productos de la UE a mercados extranjeros.

 
Aviso jurídico - Política de privacidad