Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2006/2277(INI)
Ciclo de vida en sesión
Ciclos relativos a los documentos :

Textos presentados :

A6-0075/2007

Debates :

PV 26/04/2007 - 5
CRE 26/04/2007 - 5

Votaciones :

PV 26/04/2007 - 8.4
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P6_TA(2007)0160

Debates
Jueves 26 de abril de 2007 - Estrasburgo Edición DO

9. Explicaciones de voto
PV
  

Informe Figueiredo (A6-0059/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (ITS).(DE) Señor Presidente, el creciente temor a la pérdida de puestos de trabajo, que no solo se ha traducido en un aumento de la incidencia de varias enfermedades y, como consecuencia, en unos altos costes para las empresas y las aseguradoras médicas, en combinación con el riesgo asociado de la pobreza, también disminuye la posibilidad y la inclinación de las mujeres europeas a tener hijos. No obstante, tener hijos no debería seguir siendo motivo para quedar atrapado en la pobreza, y la decisión consciente de formar un hogar y una familia no debería castigarse con una vida de miseria. Si continuamos impulsando nuestra política de creación de empleos a tiempo completo y de salvaguarda de los puestos de trabajo, no solo reduciremos el índice de absentismo provocado por las enfermedades, sino que quizás también contribuiremos a que vuelva a aumentar el número de nacimientos.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) Las cuestiones relativas a la salud y las condiciones laborales de los trabajadores, la organización de los servicios sanitarios, higiénicos y de seguridad en el lugar de trabajo y la lista de enfermedades profesionales se plantearon en la Comunidad en 1989 con la publicación de la Directiva marco 89/391. Desde entonces se han adoptado otras directivas que cubren diversos aspectos de la higiene y la seguridad en el trabajo.

Es de esperar que la aprobación de este informe se traduzca en una mayor atención a la aplicación efectiva de dichas directivas y a las condiciones laborales, con vistas a reducir la cifra de más de 4 millones de accidentes laborales anuales y de más de 4 500 muertos y lesionados con discapacidad permanente en toda la UE.

Estamos firmemente convencidos de que es necesaria una política de mejora real en las prácticas de los distintos Estados miembros. La Comisión debe presentar urgentemente un informe más detallado sobre la situación actual en lo que se refiere a la seguridad y la salud de los trabajadores en el lugar de trabajo. Además, deben aplicarse las convenciones de la Organización Internacional del Trabajo, así como el resto de la legislación en esos ámbitos.

 
  
  

Informe Freitas (A6-0083/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Claude Fruteau (PSE), por escrito. – (FR) El informe Freitas, sometido hoy a votación, versa sobre las regiones ultraperiféricas y, en particular, sobre la isla de Reunión. Las regiones ultraperiféricas padecen limitaciones geográficas y geopolíticas que acentúan su aislamiento y reducen su capacidad para exportar mercancías al continente europeo.

Concebido para compensar los costes adicionales, este régimen pretende apoyar a los sectores de la pesca local a través del procesado de los productos de la pesca y su transporte y comercialización en el continente europeo. Contribuye asimismo a incrementar la competitividad de las empresas locales y del sector pesquero a escala europea. La eficacia de este régimen se refleja en el hecho de que las compensaciones han permitido un aumento en volumen y valor de las exportaciones de Reunión desde el año 2000.

Con la prórroga del régimen de compensación se podrá proseguir el esfuerzo de integración de los sectores de la pesca industrial, de palangre y de bajura de las regiones ultraperiféricas en el mercado interior. Dicho esfuerzo de integración deberá respaldarse con otros factores, como la consideración de la variación de los precios del petróleo, pues no hay que olvidar que las regiones ultraperiféricas dependen mucho del petróleo y que los costes de transporte representan un freno a la exportación de los productos locales.

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. (PT) Nos alegra mucho que el informe aprobado hoy haya incorporado todas las propuestas presentadas por el Partido Comunista portugués (PCP). Dichas propuestas ya estaban incluidas en la opinión de la Comisión de Desarrollo Regional, que nos encargamos de elaborar.

Dada su importancia, quisiéramos destacar las siguientes propuestas presentadas al Parlamento por el PCP en relación con el aumento en el presupuesto general:

- el incremento de 2 millones de euros en el presupuesto general, de 15 a 17 millones de euros, de los cuales 570 000 euros se han asignado a las Azores y Madeira;

- la eliminación del límite de compensación del 75 % para los gastos de transporte y otros costes relacionados, garantizando una cobertura completa del 100 % de dichos costes para la Europa continental y para los mercados locales de las regiones ultraperiféricas;

- la supresión de la cláusula de caducidad, de manera que el plan de compensación pase a ser permanente, con una revisión cada cinco años;

- continúa permitiéndose que la industria transformadora local utilice pescado capturado por barcos comunitarios, en el caso de que las capturas pesqueras locales sean insuficientes para abastecer a dicha industria;

- la discriminación positiva a favor de la pesca tradicional costera a pequeña escala;

- la admisibilidad [para cubrir sus costes] del transporte dentro de cada región ultraperiférica, con el fin de abordar el problema de la fragmentación geográfica, como en el caso de las Azores.

 
  
MPphoto
 
 

  Sérgio Marques (PPE-DE), por escrito. (PT) He votado a favor del informe Freitas por las siguientes razones:

1. Toma en consideración las características particulares del sector pesquero en las regiones ultraperiféricas, garantizando la compensación de los costes adicionales incurridos por los operadores económicos que intervienen en la actividad pesquera.

2. El informe propone que el plan de compensación pase a ser permanente, en consonancia con las dificultades permanentes a las que se enfrenta el sector de la pesca en las regiones ultraperiféricas.

3. Propone la posibilidad de complementar el plan de compensación comunitario con ayudas nacionales.

4. Propone una mayor flexibilidad en la gestión financiera del plan, mediante la admisión de variaciones en los fondos asignados a cada región o Estado miembro.

5. Propone un incremento de 15 a 17 millones de euros de los recursos financieros, que financiará anualmente el plan de compensación durante el periodo 2007-2013.

En otras palabras, aunque en principio la propuesta de la Comisión era buena, las propuestas del Parlamento han conseguido mejoras importantes que satisfacen plenamente la necesidad de compensar los costes adicionales asociados a la pesca en Madeira y las Azores, que ahora contarán con un presupuesto general anual de 5 millones de euros para tal fin.

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Queiró (PPE-DE), por escrito. (PT) La realización del mercado interior y la supresión gradual de las barreras comerciales han contribuido enormemente a impulsar las economías de escala en las regiones ultraperiféricas. No obstante, las barreras naturales al comercio que se mantienen en dichas regiones ponen a las empresas allí ubicadas en una situación de clara desventaja en comparación con aquellas que se benefician plenamente del acceso al mercado comunitario. Estas condiciones geográficas y culturales específicas de las regiones ultraperiféricas justifican la compensación que se paga por los costes adicionales incurridos en la comercialización de los productos pesqueros de las regiones ultraperiféricas para el mercado de la Europa continental.

En consecuencia, la continuidad de los planes de compensación para las Azores, Madeira, las Islas Canarias y los departamentos franceses de Guayana y La Reunión en el periodo 2007-2013 significa que finalmente tendremos que adoptar una estrategia de ayuda al desarrollo específica para dichas regiones, en particular en el sector pesquero, mediante una consolidación de la cooperación. Por lo tanto, este debería ser un régimen permanente, con la posibilidad de un cierto grado de flexibilidad, teniendo en cuenta las condiciones específicas de dichas estas regiones y con el fin de optimizarlo.

En consecuencia, es fundamental que demos nuestro apoyo solidario a estas medidas.

 
  
MPphoto
 
 

  Margie Sudre (PPE-DE), por escrito. – (FR) Me complace mucho el informe del señor Freitas, que tiene muy en cuenta los costes adicionales que soportan algunos departamentos ultramarinos franceses para la exportación de los productos de la pesca. Se han defendido realmente bien los intereses de Guayana y Reunión, que exportan este tipo de productos. El Parlamento Europeo ha formulado en particular las cuatro peticiones siguientes.

En primer lugar, que se suprima el límite inicial de compensación de los costes adicionales, fijado arbitrariamente en un 75 %. Por un lado, dicho porcentaje no se basa en ningún criterio lógico y, por otro, no existe ninguna razón para que los productos de la pesca no se beneficien de un régimen igual de ventajoso que los productos agrícolas.

En segundo lugar, que sea posible conceder ayudas estatales a la producción, transformación y comercialización de los productos de la pesca procedentes de esas regiones y que se conceda una compensación para los productos de importación utilizados para la transformación de los productos de la pesca, como sal y aceite.

En tercer lugar, que se autorice el recurso a la importación intracomunitaria cuando las capturas de las flotas de las regiones ultraperiféricas sean insuficientes para garantizar la rentabilidad de las industrias de transformación de estas regiones.

Por último, que la dotación financiera para Guayana y Reunión se incremente a 5 518 000 euros.

 
  
  

Informe Attwooll (A6-0078/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Duarte Freitas (PPE-DE), por escrito. (PT) Los consejos consultivos regionales (CCR) se establecieron en aplicación de la reforma de la política pesquera común aprobada en 2002. La Decisión del Consejo 2004/585/CE define un marco general para el funcionamiento de los CCR con el fin de asegurar su gestión coherente y equilibrada. La propuesta de la Comisión, apoyada plenamente por la ponente del Parlamento, tiene como objetivo situar a los CCR sobre una base operativa más firme mediante la mejora de las condiciones en virtud de las que se fundaron. Las enmiendas introducidas tienen por objeto a garantizar que la contribución comunitaria no sea decreciente, como se propuso en principio.

Votaré a favor de este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. (PT) Apoyamos este informe que mejora las condiciones de funcionamiento de los consejos consultivos regionales (CCR). Su integración en el presupuesto significa que la contribución comunitaria ya no será decreciente y que estarán sujetos a un método de contabilidad único.

No obstante, la cuestión fundamental que se debe abordar es la de la viabilidad financiera a largo plazo de los CCR. Dado que estos son parte integrante de la política pesquera común (PPC), la financiación comunitaria para su funcionamiento habitual debe estar garantizada de forma permanente.

El informe que tenemos sobre la mesa se refiere a la financiación y no a otros aspectos de la decisión del Consejo, tales como la cantidad, la composición y el funcionamiento de los CCR, que se tratarán en otra revisión de la Decisión 2004/585/CE. En la actualidad, resulta difícil realizar una evaluación de los CCR, dado que solo están en funcionamiento cuatro de los siete.

No obstante, nuestro apoyo a la propuesta se basa en una visión de los CCR como un instrumento para promover la descentralización de la PPC, asegurar que los pescadores y sus órganos representativos participen en el proceso de toma de decisiones en relación con la PPC –lo cual consideramos que no está sucediendo en estos momentos– y garantizar que los intereses de todos los Estados miembros estén representados de forma equitativa en el asunto de la industria pesquera.

 
  
  

Informe Herranz García (A6-0075/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Zita Pleštinská (PPE-DE). (SK) He votado a favor del informe elaborado por Esther Herranz García porque transmite un mensaje importante a las personas con discapacidad, sobre todo a las mujeres que experimentan distintas dificultades en su vida diaria y no pueden ejercer plenamente sus derechos. A mi parecer, todavía hay que mejorar en la ayuda a las personas discapacitadas, por lo que acojo con satisfacción los esfuerzos del Parlamento Europeo por mejorar las prestaciones sociales para las personas que no pueden cuidar de sí mismas y dependen de la ayuda de otros.

No debemos olvidar la importante contribución de las familias y las organizaciones de las personas con discapacidad, que nos ofrecen un cuadro detallado de las dificultades y las barreras –incluidas las barreras arquitectónicas– a las que se enfrentan y sugieren soluciones para mejorar su calidad de vida, así como para ayudarlas a integrarse plenamente en la sociedad. Creo firmemente en el valor de tender la mano a aquellas personas que se han visto privadas de algo, pero que están dotadas de la capacidad de observar y percibir el mundo de manera distinta. Ven el mundo con una mirada diferente y pueden percibir cosas que en las que el resto de nosotros a menudo no reparamos o cuya belleza se nos escapa muchas veces. Y lo maravilloso es que pueden correspondernos con creces con su entrega y reconocimiento ilimitados.

 
  
MPphoto
 
 

  Hélène Goudin y Nils Lundgren (IND/DEM), por escrito. (SV) Este informe trata sobre la estrategia comunitaria para aumentar los esfuerzos para conseguir el importantísimo objetivo de mejorar la situación de las mujeres con discapacidad en la UE.

Hemos votado en contra del informe porque tenemos la seguridad de que los respectivos Parlamentos nacionales de los Estados miembros son capaces de hacerse cargo de forma adecuada de esta cuestión tan importante. En principio nos oponemos a la tendencia general por la que las instituciones de la UE intentan conseguir más influencia y mayores competencias en un número creciente de ámbitos.

 
  
  

Informe Deprez (A6-0135/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Koenraad Dillen (ITS). – (NL) Señor Presidente, en 2006, 31 000 refugiados ilegales llegaron a las Islas Canarias e intentaron emigrar desde allí al continente europeo, seis veces más de los que llegaron el año anterior. Hemos sido testigos de escenas similares en el sur de Italia y en Lampedusa.

Si queremos hacer algo ante la tragedia humana de los refugiados, hay que hacerlo tratando de resolver la situación desesperada de sus países de origen y no importando tensión social transitoria.

En consecuencia, nuestro Grupo acoge con satisfacción la creación de la agencia Frontex y de equipos de intervención en los países que sufren el problema de la inmigración masiva, con la condición de que este nuevo instrumento se despliegue de forma eficaz y no sirva simplemente como espectáculo mediático.

El control de las fronteras exteriores es competencia de los Estados miembros, pero el flujo de refugiados habitual hoy en día demuestra que dichas fronteras exteriores se han hecho demasiado permeables. Por lo tanto, solo se puede hacer frente a la afluencia exponencial de inmigrantes ilegales adoptando medidas adicionales, pero no sustitutivas, de apoyo a los Estados miembros, que es el cometido que es de esperar que cumpla la agencia Frontex.

 
  
MPphoto
 
 

  Philip Claeys (ITS). – (NL) Señor Presidente, he votado a favor del informe Deprez porque las enmiendas al texto de la Comisión en general se refieren a correcciones técnicas. Los equipos de intervención rápida de Frontex son sin duda una necesidad urgente, vistas las grandes deficiencias de los distintos Estados miembros cuando se trata de proteger las fronteras exteriores.

Tendremos que esperar para comprobar hasta qué punto resultan eficaces esos equipos en la práctica. Todo el planteamiento depende de la voluntad de todos los Estados miembros de cumplir sus obligaciones en virtud del Convenio de Schengen. En estos momentos, sobra apatía e indulgencia, y las regularizaciones en masa de inmigrantes ilegales han puesto en peligro todo el planteamiento de Schengen. Aunque los equipos de intervención de urgencia de Frontex trabajen de forma satisfactoria y eficaz, ello será completamente en vano si algunos Estados miembros no quieren asumir su responsabilidad política.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (ITS).(DE) Señor Presidente, también he votado a favor del informe Deprez porque, en mi opinión, es sin duda razonable recurrir en estos momentos al despliegue de tropas para reforzar las fronteras meridionales con el fin de controlar la amenaza que suponen hordas de refugiados.

No obstante, a la vez, no debemos olvidar las otras rutas principales, en primer lugar nuestras fronteras exteriores con la Europa Oriental. En este contexto, considero que deberían aumentarse de forma considerable los recursos disponibles para Frontex. Al mismo tiempo, tenemos que poner de manifiesto la realidad europea en los países de origen de los inmigrantes ilegales, de forma que el sueño de un país de la abundancia no continúe alentando tales actos de desesperación, y garantizar que la cooperación con dichos países en el ámbito de la repatriación, que de hecho financiamos en gran parte, funcione de forma más eficaz.

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. (PT) Nos oponemos a la creación a escala de la UE de los llamados equipos de intervención rápida en las fronteras de los distintos Estados miembros, ya que revelan la naturaleza militar represiva de la UE.

Esta medida forma parte de la tendencia actual hacia una seguridad a cualquier coste y refleja la política de criminalización de la inmigración, que es un ejemplo de una falta de respeto por la dignidad humana y los derechos humanos fundamentales. Estos equipos de intervención rápida en las fronteras, los muros y los centros de detención de inmigrantes son instrumentos para la aplicación de una política que hace de Europa una fortaleza, a la que nos oponemos con vehemencia.

Esta medida se justifica alegando que se trata de combatir la inmigración ilegal. Deseo destacar que uno de los principales componentes de la política propuesta es la represión, a la vez que se pasan por alto las causas reales de la inmigración, a saber, la pobreza, el hambre, la guerra, la falta de perspectivas de una vida digna para millones y millones de seres humanos, incluido el pueblo portugués, provocadas por la explotación capitalista y la centralización brutal de la riqueza.

Por otro lado, dado que la protección de las fronteras es competencia de cada Estado, consideramos que esta propuesta –a pesar de algunas salvaguardas– constituye un paso más hacia la creación de un cuerpo europeo de guardacostas que, si se materializara, constituiría un ataque a la soberanía nacional.

Por lo tanto, hemos votado en contra del informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Anna Hedh (PSE), por escrito. (SV) He votado a favor del informe porque creo que el mecanismo RABIT es necesario para hacer frente a la extraordinaria presión migratoria a la que periódicamente se ven sometidos varios Estados miembros de la UE. RABIT es de carácter voluntario y no es un intento de construir muros para aislarse del mundo exterior. Más bien creo que es importante que los Estados miembros cooperen si quieren combatir con eficacia el tráfico de seres humanos y el contrabando ilegal de personas, que a menudo ponen en situación de riesgo las vidas de quienes, desesperados, se han visto obligados ha abandonar su país. Miles de personas mueren cada año en su intento de llegar a Europa de forma arriesgada. RABIT es parte del trabajo pensado para impedir que las personas mueran en manos de cínicos traficantes de seres humanos. Como socialdemócrata, trabajo para conseguir una política de refugiados generosa y humana y quiero aumentar las oportunidades para que las personas encuentren legalmente su camino hacia Europa.

 
  
MPphoto
 
 

  Carl Lang (ITS), por escrito. – (FR) El Reglamento que se nos presenta instituye un mecanismo destinado a prestar, durante un tiempo limitado, a los Estados miembros que se enfrenten a entradas masivas de inmigrantes ilegales, una ayuda en forma de equipos de intervención rápida en las fronteras. Esta reserva, integrada por 250 a 500 guardias de fronteras en el seno de la Agencia Europea para las Fronteras (Frontex), se pondrá a disposición de los Estados miembros que lo necesiten para proteger sus fronteras exteriores.

Lo cierto es que, si bien el control de las fronteras exteriores incumbe a los Estados y pertenece al ámbito intergubernamental, los flujos masivos de inmigrantes clandestinos registrados sobre todo entre el 15 de agosto y el 15 de diciembre de 2006 frente a las costas de África Occidental en dirección a las Islas Canarias, demostraron hasta qué punto son permeables las fronteras exteriores de la Unión a una inmigración exponencial. Por consiguiente, la cooperación entre Estados parece crucial en este terreno. En 2006 llegaron a las costas de las Islas Canarias más de 31 000 inmigrantes ilegales, es decir, seis veces más que el año anterior.

Si bien estamos a favor del principio de cooperación entre Estados miembros para la protección de las fronteras exteriores de la Unión Europea, estaremos en cambio muy atentos ante la banalización de Frontex por motivos esencialmente mediáticos y ante todo abuso federalista y supranacional de esta Agencia.

 
  
MPphoto
 
 

  Jörg Leichtfried (PSE), por escrito. (DE) He votado a favor de la creación de equipos de intervención rápida en las fronteras, a condición de que se utilicen solo en casos excepcionales y en situaciones de emergencia. En mi opinión, este tipo de situaciones se dan cuando un Estado miembro se ve confrontado con un flujo masivo e ilegal de ciudadanos de un tercer país. En este sentido conviene destacar que debe respetarse la dignidad humana de los inmigrantes y que no se puede discriminar a las personas por motivos de género, raza, origen étnico, religión o modo de entender la vida, ni por cualquier discapacidad que puedan tener, edad u orientación sexual, y el Reglamento no debe tener tampoco un impacto negativo en los derechos de las personas que buscan protección.

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Queiró (PPE-DE), por escrito. (PT) Se pueden presentar varios principios y justificaciones –todos ellos válidos– a favor de la máxima cooperación en el seguimiento y la toma de medidas para proteger nuestras fronteras exteriores.

La UE en su conjunto se define también por sus fronteras. En este contexto, es evidente que las fronteras exteriores de la Unión son un territorio que queda bajo la soberanía exclusiva de los Estados miembros, pero también son territorios cuya integridad, seguimiento y protección repercuten en beneficio de todos, dado que los problemas que surgen en esas fronteras suelen tener ramificaciones para los demás Estados miembros. En primer lugar y ante todo, uno piensa en la inmigración ilegal. Pero también existe un tráfico ilegal y –en otro orden de cosas pero también con los mismos argumentos– las amenazas medioambientales.

Es enteramente correcto y de máxima importancia que podamos compartir la desproporcionada carga que soportan aquellos Estados miembros que, por motivos geográficos, tienen las fronteras exteriores más vulnerables. Además de ser una expresión de solidaridad entre Estados miembros de la UE, la cooperación de este tipo surge sobre todo de la necesidad de hacer que la protección de las fronteras sea lo más eficaz posible.

La idea de defender esas fronteras no debe confundirse con la del proteccionismo o el aislamiento; es sencillamente una cuestión de cumplir las normas.

 
  
MPphoto
 
 

  Martine Roure (PSE), por escrito. – (FR) Debido a que varios Estados miembros se han enfrentado a situaciones críticas a resultas de la entrada masiva de inmigrantes clandestinos por vía marítima, la Unión Europea ha considerado necesario crear equipos de intervención rápida en las fronteras. La piedra angular de este proyecto es la solidaridad entre los Estados miembros.

Dichos equipos no se crean con el objetivo de expulsar a esas personas. Se trata más bien de prestar ayuda europea a los Estados miembros que acojan un aflujo excesivo de inmigrantes clandestinos. En efecto, los sucesos del verano pasado confirmaron la urgencia de prevenir situaciones difíciles, tanto para los Estados de destino y de tránsito como para los propios inmigrantes.

Así pues, los equipos tendrán la misión de patrullar las inmediaciones de las fronteras exteriores de la Unión Europea bajo la autoridad de los guardias de fronteras nacionales del Estado miembro de acogida.

Los miembros de los equipos de intervención rápida podrán ejercer todas las competencias necesarias para sus actividades de control o vigilancia de las fronteras. No obstante, deberán respetar plenamente la dignidad humana en el desempeño de sus actividades; del mismo modo, deberán respetar los derechos fundamentales reconocidos por la Unión Europea.

Para concluir, las preocupaciones expresadas por algunos sectores por el uso de estos equipos de intervención rápida en las fronteras no deben hacerse realidad con el paso del tiempo.

 
  
  

Informe Gklavakis (A6-0085/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Jan Andersson, Anna Hedh, Inger Segelström y Åsa Westlund (PSE), por escrito. (SV) Hemos decidido votar en contra del informe porque creemos que los niveles de reasignación del tonelaje propuestos por la Comisión son adecuados. Además, cuestionamos la necesidad de aumentar la ayuda para un sector ya establecido en exceso. La UE ya tiene un exceso considerable de capacidad en su flota pesquera, y unos recursos pesqueros limitados. La dificultad, según se discutió en el Consejo, de comprobar que la capacidad de captura no aumente con la conversión es, pues, una de las razones por las que hemos decidido no apoyar un incremento de los niveles en cuestión.

 
  
MPphoto
 
 

  Duarte Freitas (PPE-DE), por escrito. (PT) En junio de 2006, después del acuerdo político conseguido en el Consejo sobre el nuevo Fondo Europeo de Pesca, se tomó la decisión de modificar dos disposiciones del Reglamento básico sobre la Política Pesquera Común revisada (2371/2002) que se aplica a la gestión de la capacidad de la flota pesquera. Con la enmienda se pretende permitir algunas adaptaciones de la flota para mejorar la seguridad, las condiciones de trabajo y la higiene, la calidad de los productos a bordo y la eficiencia energética.

La enmienda ofrecerá a los Estados miembros la posibilidad de un aumento limitado de la capacidad de su flota con el fin de mejorar la seguridad, las condiciones de trabajo, la higiene y la calidad de los productos a bordo, así como la eficiencia energética.

Votaré a favor de este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. (PT) Este informe se refiere a la enmienda de los artículos 11 y 13 del Reglamento 2371/2002, el principal instrumento para revisar la Política Pesquera Común de 2002.

Uno de los problemas del Fondo Europeo de Pesca (FEP) era que ponía en peligro la ayuda comunitaria para modernizar y renovar las flotas que se ofrecía en el anterior instrumento financiero.

La propuesta actual, de junio 2006, posterior al FEP, ofrece una ayuda limitada para modernizar la flota con el fin de mejorar la seguridad, las condiciones de trabajo y la higiene. Abarca la eficiencia energética al permitir la reutilización de un 4 % del tonelaje retirado con ayudas públicas. Además, establece que no se podrá recuperar la reducción de la potencia después de la substitución de un motor con ayuda pública.

A pesar de nuestras reservas en relación con la propuesta de la Comisión, nuestro voto a favor se basa en dos propuestas presentadas por el ponente, que son las siguientes:

- el 10 % del tonelaje desechado puede utilizarse para la modernización, que, siendo limitada, permitirá dar prioridad a la modernización de buques de pesca costera de pequeñas escala, es decir, buques con una eslora total inferior a 12 metros;

- hacer que la ayuda para sustituir motores a efectos de mejorar la eficiencia energética sea más flexible.

 
  
  

Propuesta de resolución: B6-0155/2007

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. (PT) El Programa Galileo (el programa europeo de radionavegación por satélite) puede ser un instrumento importante. Al proporcionar un servicio público, será una oportunidad de cooperación, avance científico e intercambio de accesibilidad e información.

El proyecto debería incorporarse a una estrategia de inversión pública y seguimiento. Hay que encontrar soluciones para asegurar su financiación en el contexto de la cooperación internacional.

El sistema Galileo es visto con interés en países como China e India, que podrían ser socios importantes del proyecto. Sería una ayuda para terminar con el monopolio del GPS y crear en vez de ello un proyecto basado en una amplia cooperación internacional.

Creemos que todos los usuarios deberían tener garantizado un acceso universal y que la población en general debería tener acceso gratuito a la información disponible.

Sin embargo, es necesario reafirmar que, cuando se trata de este proyecto, deben garantizarse los derechos, las garantías y las libertades de los ciudadanos y que no se utilice para fines militares –el rechazo de la militarización del espacio y su uso para fines militares– y/o para poner en práctica una seguridad excesiva, en contravención de lo que está actualmente establecido.

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Queiró (PPE-DE), por escrito. (PT) El Programa Galileo es, sin lugar a dudas, uno de los pilares de la Estrategia de Lisboa, dado su ámbito tecnológico y el valor añadido que de él se espera en términos no solo de puestos de trabajo sino también de progreso tecnológico. El potencial de crecimiento económico derivado del programa es un factor muy importante para la economía europea. Somos responsables de garantizar que se creen las condiciones para su puesta en práctica con la claridad, la eficacia y la velocidad necesarias. En consecuencia, comparto la preocupación de mis colegas por el hecho de que las negociaciones relativas al contrato de concesión estén bloqueadas, porque esos retrasos tendrán un impacto considerable en el coste global del proyecto.

Creo que es vital que, en estos momentos, canalicemos nuestros esfuerzos para garantizar que, en junio, la Comisión presente un calendario claro y creíble, soluciones para las futuras obligaciones financieras y escenarios alternativos para llevar a cabo el programa. Entonces el Consejo estará en posesión de todos los datos necesarios para asegurar la continuidad del proceso, con el fin de compensar los retrasos. Así pues, la resolución tiene todo mi apoyo.

 
  
MPphoto
 
 

  Lydia Schenardi (ITS), por escrito. – (FR) Hemos votado a favor de la resolución sobre el proyecto de navegación por satélite Galileo.

Hemos tenido varias ocasiones de expresar aquí nuestro apoyo a un proyecto industrial ambicioso, en el que, por una vez, la dimensión europea ocupa el lugar que le corresponde, aun cuando destacamos también sus insuficiencias o defectos, como su dimensión puramente civil o también la transferencia de tecnologías a países no europeos, como China, es dictadura comunista y exponente de una competencia comercial desleal.

Hoy, las negociaciones en torno al despliegue y la explotación del sistema están paralizadas. Además, pienso que fue gracias a la voluntad política de Estados que fueron muy pragmáticos en sus esfuerzos por cooperar entre ellos que se pusieran todos los medios técnicos, humanos y financieros al servicio de la construcción de una industria aeronáutica europea y que naciera Airbus. En el caso de Galileo, como la eurocracia ha ampliado sus poderes, la Comisión de Bruselas es la que brega en la negociación con socios privados y las conversaciones tropiezan con problemas relacionados con el dinero.

Está claro que el primer método era mucho mejor.

 
  
  

Informe Coveney (A6-0128/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Hélène Goudin y Nils Lundgren (IND/DEM), por escrito. (SV) Creemos que los derechos humanos son universales e inviolables y que deben incluirse entre los fundamentos de toda sociedad. Por desgracia, esos derechos se violan en muchos lugares del mundo, e incluso en los Estados miembros de la UE.

Una gran parte del Parlamento Europeo y sus diputados se consideran a sí mismos como garantes de los derechos humanos en el mundo. Esos diputados no deben ser considerados ni más ni menos que eso, porque sin duda tienen buenas intenciones, y es esencial luchar por esos derechos fundamentales. La dificultad surge cuando los derechos humanos se utilizan como medio para promover las posturas de la UE en relación con, por ejemplo, el desarrollo de una política exterior y de seguridad común.

Hemos votado en contra de bastantes enmiendas que básicamente creemos que son lógicas, justas y, en algunos casos, incluso deseables, pero que bajo ningún concepto deben presentarse, ni decidirse, en esta Cámara.

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. (PT) Una vez más, la mayoría del Parlamento ha elaborado un informe sobre derechos humanos en el mundo que, a pesar de contener algunos puntos en los que estamos de acuerdo, se caracteriza esencialmente por una visión absolutamente manipuladora y reductora de los derechos humanos –políticos, sociales, económicos y culturales– y los utiliza como argumento para el intervencionismo y para ejercer presión política en algunos países, siempre a favor de los intereses y las conveniencias de la UE.

Es una estrategia de derechos humanos que implica un intento de instrumentalización del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, donde la idea es aislar a aquellos países que no se rinden a los dictados del imperialismo.

Como hemos destacado antes, es un acto de extrema hipocresía en el que se protege a países que se consideran «amigos» y se critica a los «otros», aquellos que los Estados Unidos y la UE han señalado como objetivo. Es un ejercicio en el que no queremos tomar parte. Una vez más, el informe es completamente negligente en lo que se refiere a Israel; ignora completamente la política brutal de Israel de agresión y ocupación de Palestina, así como el hecho de que Israel viole sistemáticamente el derecho internacional y deteriore el derecho inalienable del pueblo de Palestina a tener su propio Estado soberano, independiente y viable.

 
  
MPphoto
 
 

  Carl Lang (ITS), por escrito. – (FR) A pesar de su pretensión de ser exhaustivo, el informe sobre los derechos humanos en 2006 no menciona una de las principales causas de violación de dichos derechos: el comunismo, que todavía oprime a más de 1 500 millones de personas en China, Corea del Norte, Vietnam, Laos, Cuba, Zimbabue... En todos los países en que los comunistas están en el poder, se niegan las libertades fundamentales y se persigue a quienes se oponen, que son enviados por millones a campos de concentración.

En nuestro continente, el comunismo sometió a 300 millones de europeos. Hoy, a pesar de la caída del muro de Berlín, sigue ejerciendo su terrorismo intelectual. El hecho de que el señor Coveney no se atreva a mencionar la palabra en su informe es prueba de ello. Algunos diputados, como el señor Cohn-Bendit, llegan incluso a querer prohibir a los polacos que descomunisticen su país. Es un insulto a la memoria de los obreros de Gdansk, de los insurgentes de Berlín en 1953, de Budapest en 1956, de Praga en 1968 y de todos los combatientes de la libertad.

Desde 1917, el comunismo ha matado a más de 100 millones de seres humanos. Esta Cámara, tan prolija en temas de derechos humanos, debería exigir un proceso contra el comunismo.

 
  
MPphoto
 
 

  Tobias Pflüger (GUE/NGL), por escrito. (EN) Las razones por las que no puedo votar a favor de la resolución relativa al informe sobre los derechos humanos son las siguientes:

1. El informe no menciona los derechos sociales, económicos y culturales; tampoco pide que estos derechos reciban un trato prioritario en la Unión Europea. A pesar de que millones de personas de todo el mundo mueren de hambre, no tienen vivienda ni trabajo y viven en la más profunda miseria, el informe de la Unión Europea no menciona estas violaciones. Reduce los derechos humanos exclusivamente a las libertades civiles, pasando así por alto el principio de indivisibilidad de los derechos humanos, tal y como se establece en la Carta de las Naciones Unidas;

2. El informe no menciona las violaciones de los derechos humanos cometidas o respaldadas por Estados miembros de la Unión Europea. No obstante, con el fin de evitar la hipocresía, la Unión Europea necesita investigar y hacer frente a las violaciones de derechos humanos cometidas con la participación o el apoyo de Estados miembros de la Unión Europea en terceros países o contra nacionales de terceros países;

3. La resolución pide una intervención militar en Sudán. Esto no es correcto, porque la protección de los derechos humanos debe ejercerse mediante acciones civiles, no militares. La guerra sigue siendo la violación más grave de los derechos humanos, aunque no se menciona en el informe. No se hace referencia al asesinato de civiles por parte de las fuerzas de Estados miembros de la UE en Afganistán y en Iraq.

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Queiró (PPE-DE), por escrito. (PT) Entre los diversos puntos planteados en el informe hay uno que debería resaltarse reiteradamente. Me refiero al punto 10: «Reitera que, en los futuros Informes anuales sobre los derechos humanos, el Consejo y la Comisión deben analizar la forma en que se incluyen los derechos humanos en otras políticas de la UE, como por ejemplo la Política Exterior y de Seguridad Común, las políticas en materia de desarrollo, comercio e inmigración, y otras cuestiones pertinentes relacionadas con las relaciones exteriores de la UE…»

El papel de la UE en el mundo, y en concreto en su vecindad inmediata, implica su capacidad de utilizar el poder atractivo para aumentar el respeto universal por los derechos humanos.

En la otra cara de la moneda, ha llegado el momento de que abordemos con seriedad la enorme amenaza para la difusión de los derechos humanos que surge de la estrategia de cooperación con China y la ayuda internacional, dado que China es un poder emergente en este ámbito. Ha llegado el momento de que nos planteemos de nuevo nuestra estrategia para que podamos seguir la vía más eficaz, de acuerdo con los valores que defendemos y que queremos promover.

 
  
MPphoto
 
 

  Charles Tannock (PPE-DE), por escrito. (EN) Los conservadores británicos reconocen el importante papel de la Unión Europea para la promoción de los derechos humanos y la democracia en el mundo, tal y como se señala en el informe Coveney. No obstante, hay algunos apartados con los que estamos fundamentalmente en desacuerdo, como por ejemplo los apartados 4, 16, 28, 31, 47 y 132.

Por esta razón, en general los conservadores británicos se han abstenido en la votación final sobre el informe.

 
  
  

Propuesta de resolución: B6-0164/2007

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. (PT) Como hemos dicho antes, agradecemos la iniciativa de presentar una propuesta de resolución a la Asamblea General de las Naciones Unidas pidiendo la adopción de una moratoria universal sobre la pena de muerte, que, según los informes, tiene el apoyo de 88 países.

La abolición de la pena de muerte es algo a lo que aspiran millones de hombres y mujeres de todo el mundo. En efecto, un número cada vez mayor de países la han eliminado ya de su legislación nacional o han establecido una moratoria en su uso.

Creemos que este paso es en beneficio de la civilización y que lo ideal sería que se ampliara a otros países. Esta iniciativa podría ser un paso positivo en esta dirección.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. (EN) He votado a favor de esta Resolución porque creo en la dignidad humana, de la que nadie debe ser despojada a base de sentencias de muerte.

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Queiró (PPE-DE), por escrito. (PT) Si existe una causa a la que podamos y debamos adherirnos sin asomo de duda es esta. Las razones son evidentes. Una sociedad que no considera que la vida sea el máximo valor, la norma, la base de todo, será siempre una sociedad capaz de la peor de las atrocidades. Por este motivo, no me sorprenden esos países sedientos de sangre que sentencian a sus opositores a la muerte sin escrúpulo alguno. Creo que tenemos la obligación, y quizás la capacidad, de detenerlos. Lo que más me sorprende son los países democráticos que imponen la pena de muerte, como si se hubieran visto sorprendidos por una repentina incapacidad de discernir correctamente el mal o por un desmoronamiento de los valores.

No quiero hacer aquí una digresión, pero debo decir que me sorprende que se pueda condenar la muerte de un ciudadano adulto, aunque esa persona sea culpable del más ruin de los crímenes, mientras que la vida de un bebé que todavía no ha nacido no se considera merecedora de protección.

Quiero finalizar diciendo que este compromiso por parte de la UE es un compromiso que tiene todo mi apoyo. También quiero expresar el deseo de que los Estados miembros, y la UE en conjunto, conviertan en hechos sus palabras.

 
  
  

Propuesta de resolución RC-B6-0167/2007

 
  
MPphoto
 
 

  Eija-Riitta Korhola (PPE-DE). – (FI) Señor Presidente, me opongo rotundamente a la discriminación contra los homosexuales, pero espero que esta Cámara redacte algún día una resolución que ya no sea causa de confusión con el concepto no satisfactorio de homofobia. Ya he hablado antes de este tema y quiero hacerlo una vez más.

Si estamos hablando de un problema real, la discriminación, contra el que realmente debemos hacer algo, ¿por qué demonios utilizamos la palabra errónea «fobia» en este sentido? Las fobias son diferentes tipos de ansiedad: son estados de temor que se consideran trastornos neuróticos. Se necesita una terapia para ayudar a curarlas y no se pueden curar con una acción política, como no se pueden curar así la claustrofobia, el temor a los espacios cerrados, o la aracnofobia, el temor a la arañas.

Lamento que las personas empiecen a sentirse culpables de sus sentimientos o sus fobias. El resultado no será más que otra nueva forma de discriminación y manipulación. También lamento que esta resolución haya discriminado a Polonia ofreciendo una imagen errónea de los sucesos y las actitudes habidas en dicho país. A causa de esos puntos relacionados con Polonia, y después de pensarlo mucho, he decidido abstenerme. Pero deseo expresar mi simpatía por todos aquellos homosexuales que han sufrido una verdadera discriminación e injusticia.

 
  
MPphoto
 
 

  Koenraad Dillen (ITS). – (NL) Señor Presidente, ni que decir tiene –y no sé de nadie en esta Cámara que opine lo contrario– que la discriminación de los homosexuales a causa de su orientación sexual es inaceptable en nuestros Estados miembros. Pero esto no significa que deba ponerse en duda el derecho de las personas muy religiosas a expresar libremente sus opiniones debido a la sofocante atmósfera de corrección política y terrorismo intelectual que está invadiendo esta Cámara. Como mencionó ayer brevemente el señor Claeys, se está empezando a imponer aquí una fobia contra la libertad de expresión, un miedo irracional a dejar que las personas expresen libremente sus opiniones. Es una fobia contra la que debemos luchar con todas nuestras fuerzas, porque esta resolución está superando la marca. Allí donde en el pasado se celebraban en muchas ocasiones debates sobre la homofobia, en la actualidad más bien todo el mundo se permite atacar a Polonia. Al fin y al cabo, igual que en el tema Geremek, sobre el que nadie habló con ninguna autoridad ayer, así es como el interrogatorio de la izquierda sobre la denominada homofobia en Polonia ha adoptado el papel de autoridad moral sin ningún conocimiento de causa, ni honestidad intelectual al respecto. Por este motivo he votado en contra de esta resolución.

 
  
MPphoto
 
 

  Albert Deß (PPE-DE).(DE) Señor Presidente, en relación con mi voto quiero hacer constar aquí que no he votado en contra de esta resolución porque esté a favor de la discriminación de los grupos minoritarios. También condeno la declaración del ministro polaco. He votado en contra porque creo que hay temas más importantes que deberíamos abordar esta semana, también en forma de resolución, como el asesinato de cristianos en Turquía. Deberíamos poder abordar el tema de las mujeres turcas que se ven obligadas a casarse, incluso las que viven en Europa, o el del genocidio perpetrado por milicias musulmanas en Darfur, o incluso el de las violaciones de los derechos humanos en Venezuela. Por lo tanto, he votado en contra porque opino que deberíamos haber abordado otros temas más importantes.

 
  
MPphoto
 
 

  Manfred Weber (PPE-DE).(DE) Señor Presidente, quiero hacer una declaración en nombre de todo el Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-Cristianos) y de los Demócratas Europeos. El Grupo del Partido Popular Europeo se ha abstenido en la votación porque no está de acuerdo con el procedimiento que se ha adoptado esta vez. El Grupo del PPE-DE manifiesta su apoyo a las decisiones tomadas por el Parlamento Europeo en relación con la homofobia, en concreto, la decisión del 16 de enero de 2006. En este espíritu, el Grupo del Partido Popular Europeo rechaza enérgicamente toda forma de homofobia así como todas las formas de discriminación.

Al mismo tiempo, el Grupo del PPE-DE tiene la máxima confianza en las instituciones de la Unión Europea, en concreto en la Comisión, como guardiana de los tratados. Dada la postura jurídica existente –Directiva contra la discriminación–, la Comisión tomará las medidas necesarias siempre que así lo necesiten los Estados miembros de la UE, para poner fin a esas iniciativas que deben rechazarse desde todo punto de vista.

Además, nuestro Grupo apoya sinceramente la intervención de la Agencia Europea de Derechos Fundamentales para investigar la homofobia en Europa y quiere esperar a los resultados de esta investigación antes de tomar nuevas medidas.

El Grupo del PPE-DE confía absolutamente en que la sociedad polaca tomará las medidas adecuadas contra esas tendencias homófobas que han empezado a aparecer.

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Pierre Audy (PPE-DE), por escrito. – (FR) Me he abstenido sobre la propuesta de resolución relativa a la homofobia en Europa. En primer lugar, este documento no trata de toda Europa, sino que se centra en Polonia; por tanto, el título de la resolución es, a mi entender, demasiado general. Por otra parte, me parece reduccionista abordar la lucha contra la homofobia como si se tratara principalmente de la lucha contra las discriminaciones basadas en la orientación sexual. Esta confusión entre la homofobia, cuya definición es «temor al prójimo», y la aversión a la homosexualidad es una fuente de malentendidos.

Estoy a favor, naturalmente, de la lucha contra todas las formas de discriminación basadas en la orientación sexual, con la reserva de las cuestiones relativas al matrimonio y a los hijos, en las que la reflexión política debe desarrollarse de acuerdo con la demanda social. No obstante, considero que la cuestión de la desigualdad de trato de los seres humanos y el temor a nuestros prójimos merecen algo mejor que esta resolución, si bien comparto muchas de las consideraciones recogidas en este documento.

 
  
MPphoto
 
 

  Gerard Batten, John Whittaker y Thomas Wise (IND/DEM), por escrito. (EN) El Partido por la Independencia del Reino Unido no apoyará esta resolución porque consideramos que no compete al Parlamento Europeo establecer normas morales en los diferentes Estados miembros.

 
  
MPphoto
 
 

  Jens-Peter Bonde (IND/DEM), por escrito. (DA) En la votación de hoy sobre la homofobia en Europa, he elegido no votar ni a favor del informe en conjunto, ni en contra del mismo, a pesar de que estoy totalmente de acuerdo con lo que dice el informe. No he votado ni a favor ni en contra del informe porque no creo que tenga que haber un «tribunal popular» que condene a Polonia. En cambio, creo que tendría que haber un tribunal adecuado. El Parlamento Europeo no tiene competencia para actuar en este ámbito.

Si se infringen los derechos humanos, el asunto debería ponerse en manos del Tribunal Internacional de los Derechos Humanos.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) Hemos votado a favor de esta resolución por su defensa general de los derechos humanos en los Estados miembros de la UE, aunque queremos manifestar algunas críticas puntuales en relación con la redacción de uno de los puntos.

Es inaceptable seguir fomentando la práctica homófoba así como cualquier tipo de discriminación contra los ciudadanos por motivos de su orientación sexual. Por lo tanto, apoyamos que se pida a la Comisión un paquete legislativo contra la discriminación basado en el artículo 13 del Tratado de la Unión Europea, para poner fin a la discriminación por diversos motivos, como el de la orientación sexual. Defendemos una gama de medidas para alentar el fomento de la igualdad de derechos y oportunidades para todos, en vez de unas simples declaraciones formales no apoyadas con contenidos legislativos o presupuestarios.

También defendemos la petición de intensificar la aplicación práctica de la legislación existente en esos ámbitos, con el fin de defender y promover los derechos humanos. Nos oponemos a los comentarios discriminatorios expresados por políticos en relación con los homosexuales, dado que dichos comentarios a menudo incitan al odio y a la violencia.

 
  
MPphoto
 
 

  Jens Holm, Esko Seppänen, Søren Bo Søndergaard y Eva-Britt Svensson (GUE/NGL), por escrito. (SV) Hemos votado a favor de esta resolución porque expresa la importancia de prevenir la discriminación por motivos de orientación sexual.

No apoyamos aquellas partes de las conclusiones de la resolución que proponen que la UE tenga más poder y el derecho a tomar decisiones.

Nuestro apoyo a esta resolución es simplemente un voto en contra de la detestable discriminación contra las personas debido a su orientación sexual.

Sin embargo, nos oponemos a todas aquellas conclusiones de la resolución que se refieren a más poder para la UE en varios ámbitos.

 
  
MPphoto
 
 

  Timothy Kirkhope (PPE-DE), por escrito. (EN) Mis colegas conservadores británicos y yo nos hemos abstenido en esta propuesta de resolución conjunta. A pesar de que rechazamos toda forma de discriminación contra los homosexuales y todos los aspectos de la homofobia, creemos que esta propuesta se ha presentado sobre una base políticamente especulativa, partiendo de una grave falta de información objetiva.

En nuestra opinión, lo acertado sería ver cómo se desarrollan los acontecimientos mencionados en la propuesta con respecto a Polonia, en lugar de comentar acusaciones generalizadas.

 
  
MPphoto
 
 

  Jean Lambert (Verts/ALE), por escrito. (EN) Estoy orgullosa de haber votado a favor de esta resolución y lamento mucho que algunos colegas se hayan opuesto a su presentación. Este es el Año europeo de la igualdad de oportunidades, en una Unión que se enorgullece de su compromiso a favor de los derechos humanos. No obstante, todavía tenemos ciertos Estados miembros, como Polonia, donde el Gobierno aún tiene que tomar conciencia de lo que significa realmente este compromiso. Significa asegurar la igualdad en el trabajo; significa no utilizar un lenguaje que incite al odio y la agresión contra las personas por el mero hecho de ser quienes son; significa respetar los derechos humanos de los demás, incluido su derecho de reunión y su derecho a ser protegidos de la violencia, incluida la violencia estatal. Espero sinceramente que esta sea la última vez que esta Cámara tenga que abordar este tema y confío en que los Estados miembros cumplan sus obligaciones en virtud de la legislación y del Convenio internacional. Quiero dar las gracias a los diputados de los países involucrados que también han votado a favor de esta resolución.

 
  
MPphoto
 
 

  Marek Siwiec (PSE), por escrito. (PL) La resolución del Parlamento Europeo podría haber sido mejor o más precisa. Sin embargo, la preocupación por la imagen de nuestro país no puede ser una excusa para callar ante la discriminación por motivos de orientación sexual. La homosexualidad no es una enfermedad, como han declarado en el debate de hoy algunos participantes polacos. La homofobia es la verdadera enfermedad que contamina a muchas sociedades, como Polonia. La resolución abarca una cuestión fundamental; la grave situación con que se enfrentan miles de ciudadanos europeos, entre los cuales se encuentran miles de compatriotas míos.

En Polonia, igual que en otros Estados miembros, existe una sensación de disgusto contra los homosexuales. Sin embargo, en ningún otro Estado miembro las autoridades y las personas públicas realizan declaraciones que infringen los derechos civiles fundamentales, y, como tales, infringen los principios y valores que forman la base de nuestro sistema democrático.

Me entristece decir que en Polonia las personas homosexuales se ven acosadas e insultadas. Si salen a la luz, se enfrentan con agresiones verbales e incluso físicas. Si quienes están en el poder no llegan al extremo de apoyar esas acciones, ciertamente tampoco se oponen a ellas.

De la misma forma que no hay lugar para el racismo o el antisemitismo en una democracia moderna, tampoco puede haber lugar para la discriminación por motivos de orientación sexual. ¡Y mucho menos en el siglo XXI! Por este motivo, siguiendo los dictados de mi conciencia, tengo la intención de votar a favor de la resolución sobre la homofobia en Europa, dado que pide que se defiendan los derechos de esas personas, unos derechos que muchos otros, sobre todo en Polonia, les negarían.

 
  
MPphoto
 
 

  Andrzej Jan Szejna (PSE), por escrito. (PL) Votaré en contra de la resolución sobre la homofobia en Europa.

No estoy del todo de acuerdo con el contenido de la resolución del Parlamento Europeo. El texto, que se basa exclusivamente en información procedente de Polonia, no refleja las intenciones y el título de la resolución («Resolución sobre la homofobia en Europa»). Por desgracia, en la Unión Europea encontramos homofobia a cada paso. El hecho de que no se mencionen las violaciones de los derechos de los homosexuales en otros países europeos hace que el documento sea incompleto.

Afortunadamente, las declaraciones realizadas por políticos como Maciej Giertych, Jaroslaw Kaczýnski o Ewa Sowińska no se traducen en medidas legislativas específicas. No se ha preparado ninguna legislación que infrinja los derechos de los homosexuales. Sin embargo, me temo que este estado de cosas puede cambiar. Nadie apoya el punto de vista de que habría que despedir a los maestros que promueven la homosexualidad entre sus alumnos. Ese tipo de declaraciones irresponsables son ofensivas para quienes desean vivir en una Polonia libre, tolerante y abierta. Son una amenaza para la democracia y no reflejan los puntos de vista de la mayor parte del pueblo polaco.

 
  
MPphoto
 
 

  Manfred Weber (PPE-DE), por escrito. (DE) El Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-Cristianos) y de los Demócratas Europeos se ha abstenido de votar sobre la resolución contra la homofobia en Europa dado que esta vez no está de acuerdo con el procedimiento.

El Grupo del PPE-DE expresa su apoyo a las decisiones tomadas por el Parlamento Europeo en relación con la homofobia (en especial, la decisión del 16 de enero de 2006). En este espíritu, el Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-Cristianos) y de los Demócratas Europeos) rechaza enérgicamente todo tipo de homofobia así como todas las formas de discriminación sea cual sea su naturaleza.

Al mismo tiempo, el Grupo del PPE-DE tiene la máxima confianza en las instituciones de la Unión Europea, en concreto en la Comisión, como guardiana de los tratados. Dada la postura jurídica existente (Directiva contra la discriminación), la Comisión tomará las medidas necesarias siempre que así lo necesiten los Estados miembros de la UE, para poner fin a esas iniciativas que deben rechazarse desde todo punto de vista.

Además, el Grupo del PPE-DE apoya en su totalidad la designación de la Agencia Europea para los Derechos Fundamentales para que investigue la situación relacionada con la homofobia en Europa, y no desea tomar más medidas antes de conocer los resultados de este estudio.

La sociedad polaca tiene toda la confianza del Grupo del PPE-DE y sabemos que tomará las medidas adecuadas contra esas tendencias homófobas que han empezado a aparecer.

 
  
MPphoto
 
 

  Anna Záborská (PPE-DE), por escrito. – (FR) Todas las personas son iguales en dignidad, una dignidad que debe ser respetada y fomentada. Este enfoque debe guiar siempre todas nuestras acciones.

El procedimiento del apartado 2 del artículo 103 del Reglamento especifica que «al incluir en el orden del día una declaración con debate, el Parlamento decidirá si procede o no cerrar el debate con una resolución.» ¿Cuál es el sentido de este procedimiento si ya antes del debate tienen que haberse presentado todas las propuestas de resolución y ha concluido ya el plazo para la presentación de enmiendas? Es, pues, un diálogo de sordos.

Esta resolución no es una repetición del debate interinstitucional, en el que, por cierto, solo han podido participar los iniciados. El procedimiento es tanto más criticable cuanto que los servicios del Parlamento consultados invalidan las alegaciones adoptadas. La propia Polonia ya había respondido, el 5 de marzo, en la página web oficial del Primer Ministro, a las nuevas acusaciones hechas por el Parlamento.

Aunque el título pretende hablar de la homofobia en Europa, incriminamos injustamente a un Estado soberano y a su Gobierno democráticamente elegido. Sin duda, esta resolución se utilizará con fines distintos de nuestro deseo de mostrarnos solidarios con todo ser humano contra todas las formas de discriminación.

 
  
  

Informe Lauk (A6-0076/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Jonathan Evans (PPE-DE), por escrito. (EN) El Partido Conservador en el Parlamento Europeo se ha opuesto sistemáticamente (y sigue oponiéndose) a la entrada del Reino Unido en la zona del euro, por lo que normalmente se abstiene con respecto a los informes relativos al funcionamiento de la Unión Económica y Monetaria, dado que estas cuestiones atañen exclusivamente a los países que pertenecen a la misma.

No obstante, entendemos que la salud de las economías de los países que han optado por unirse a la UEM es importante para la del Reino Unido y apoyamos todas las medidas encaminadas a garantizar la estabilidad económica de nuestros principales socios comerciales.

En este caso nos abstenemos, aunque queremos expresar nuestro apoyo a la firme defensa por el ponente de unas finanzas públicas saneadas y a la debida aplicación del Pacto de Estabilidad y Crecimiento. Estos principios son esenciales para asegurar unas condiciones económicas y comerciales saneadas y una buena relación entre la economía del Reino Unido y las economías de la zona del euro.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) Los informes anuales del Parlamento sobre finanzas públicas presentan siempre la misma fórmula independientemente de cual sea la situación económica en cada momento. La aplicación del Pacto de Estabilidad y Crecimiento es uno de los mayores impedimentos para el desarrollo económico y social de la UE y en los Estados miembros menos desarrollados que tienen dificultades económicas, como Portugal.

En el informe se manifiesta claramente el objetivo de utilizar «la recuperación económica para reducir sus déficit presupuestarios y hacer que los mercados laborales sean más competitivos». En otras palabras, la idea es reducir las funciones sociales del Estado y liberalizar el mercado laboral en términos de salarios y seguridad de los puestos de trabajo de los empleados de la administración pública.

El principal objetivo de este informe ya no es el déficit cero sino el exceso presupuestario. Por supuesto, el ponente no se siente cómodo con la supuesta revisión del Pacto que se llevó a cabo en 2005, cuando hay pruebas evidentes de la irracionalidad del Pacto dada la recesión económica que la UE estaba viviendo. Como todos sabemos, se trata de un pacto político, fruto de la prevalencia de la ideología neoliberal, donde la justificación económica no es más que una excusa. Esta ha sido nuestra postura desde 1997, y desde entonces hemos pedido la abolición del Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

Por lo tanto, hemos votado en contra de este informe.

 
Aviso jurídico - Política de privacidad