Indeks 
 Poprzedni 
 Następny 
 Pełny tekst 
Procedura : 2007/2587(RSP)
Przebieg prac nad dokumentem podczas sesji
Wybrany dokument :

Teksty złożone :

O-0030/2007 (B6-0127/2007)

Debaty :

PV 19/06/2007 - 15
CRE 19/06/2007 - 15

Głosowanie :

Teksty przyjęte :


Pełne sprawozdanie z obrad
Wtorek, 19 czerwca 2007 r. - Strasburg Wersja poprawiona

15. Misja dochodzeniowa w regionach Andaluzji, Walencji i Madrytu (debata)
Protokół
MPphoto
 
 

  Le Président. – L'ordre du jour appelle:

- la question orale au Conseil sur la mission d'enquête dans les régions de l'Andalousie, de Valence et de Madrid, de Marcin Libicki et Michael Cashman, au nom de la commission des pétitions (O-0030/2007 - B6-0127/2007), et

- la question orale à la Commission sur la mission d'enquête dans les régions de l'Andalousie, de Valence et de Madrid, de Marcin Libicki et Michael Cashman, au nom de la commission des pétitions (O-0031/2007 - B6-0128/2007).

Je pense que, comme l'ensemble des collègues, je suis obligé de déplorer l'absence du Conseil qui ne sera pas là pour répondre aux questions posées par les parlementaires.

 
  
MPphoto
 
 

  Marcin Libicki (UEN), autor. – Panie Przewodniczący! Tylko chciałbym upewnić się, czy jak rozumiem, mam dwie i pół minuty, bo również, zdaje się, głos będzie zabierał w tej sprawie pan Cashmann. Czy dobrze rozumiem, że mam dwie i pół minuty, bo Pan nic na ten temat nie powiedział.

Panie Przewodniczący! Najatrakcyjniejsze miejsce z punktu widzenia turystycznego, a także z punktu widzenia osiedlania się mieszkańców północy Europy, stanowi wybrzeże Morza Śródziemnego. Szczególnie wybrzeże Hiszpanii jest terenem niezwykle silnej urbanizacji. I ta niezwykle intensywna urbanizacja powoduje szereg konfliktów. Są jak gdyby trzy strony konfliktu: developerzy, władze i mieszkańcy. I, co warto podkreślić, są to zarówno Hiszpanie jak i obywatele innych państw Unii Europejskiej, którzy pragną się osiedlić w tych rejonach lub którzy tam się już osiedlili.

W związku z ogromną ilością petycji, które napłynęły w tej sprawie do Komisji Petycji, organizowaliśmy specjalne fact finding visit i już w grudniu roku 2005 Parlament Europejski przyjął rezolucję związaną z tymi petycjami, a dotyczącą naruszania dyrektyw i to dyrektyw z zakresu publicznych zamówień, ochrony środowiska, zabezpieczenia w wodę i naruszenia praw własności. W tym roku odbyła się jeszcze jedna fact finding visit i 11 kwietnia tego roku Komisja Petycji przyjęła w tej sprawie określone stanowisko, nawiązujące do poprzedniej rezolucji Parlamentu.

W związku z tym chciałbym zadać pytanie zarówno Komisji, jak i Radzie: jakie działania zostały podjęte przez Komisję i Radę, żeby zapewnić właściwe zastosowanie prawa wspólnotowego i respektowanie fundamentalnych praw własności europejskich obywateli w związku z artykułem 6 Traktatu o Unii Europejskiej.

 
  
MPphoto
 
 

  Michael Cashman (PSE), author. – Mr President, it saddens me to have to take the floor once again on this issue. More than 18 months after the adoption of the Fourtou Report in December 2005 by an overwhelming majority of this House, we are still debating the same issues, and nothing has changed. The Council is absent – that is shameful!

Citizens from many Member States, including my own, but also Spain, Germany, Holland and Belgium, are having their legally acquired lands taken by local authorities without due process, which I am convinced is in breach of EU law. Moreover, they are being forced to pay large sums of money – tens of thousands of euros – to pay for new infrastructure and new developments that they do not want and which are on their land.

The situation I am describing sounds unimaginable in the 21st century EU but it is a sad reality for thousands of citizens in Spain. People have bought land or property in good faith only to see it taken away by what can only be described as, at best, administrative incompetence or, at worst, criminal negligence and corruption.

This issue was brought to the attention of the Committee on Petitions in 2003. Back then, 15 000 citizens wrote to us asking for help. What have we done? Well, we have adopted the Fourtou report, which brought forward a series of recommendations to the Valencian Government. The Valencian Government brought forward minor changes in the LUV, which do not address the key problems of land grab. It is worth mentioning that large numbers of projects in Valencia were rushed through prior to the entry into force of the new law. This is a clear sign that constructors and developers wanted to continue to exploit the loopholes of the previous law.

We have now sent three fact-finding missions. The last came under shameful attacks from the Partido Popular, which were attacks upon the integrity of this House. It saddens me to say that the President of this House, Mr Pöttering, remains indifferent to the attacks upon the integrity of this House.

The Partido Popular politicians say that the petitions in Valencia have been imagined. The pain is real, the pain is desperate, and that is why people have looked to us.

The Commission is unhappy. It believes that possible infringements of EU law are under way. Therefore, I say this: to do nothing is not an option, we have exhausted what we can do in this House and this will be resolved in the Court of Justice or before the European Court of Human Rights in Strasbourg, and it will be to the shame of the Partido Popular in Spain.

 
  
MPphoto
 
 

  Charlie McCreevy, Member of the Commission. Mr President, let me start by thanking Mr Libicki and Mr Cashman for their hard work in preparing the report on behalf of the Committee on Petitions on the third fact-finding mission to Valencia. This mission gave committee members an opportunity to meet the representatives of the administrations and the complainants and to gain first-hand experience of the situation on the ground.

The urbanisation projects in Spanish regions at stake involve three main aspects: public procurement, fundamental rights and environmental rules. Let me give you a few indications of our actions in these areas.

Firstly, on public procurement: the Commission takes the view that approval of integrated action programmes under the Valencia Land Planning Law involves the award of public works and services contracts. We consider that some activities were carried out in a way which infringes EU public procurement legislation. I informed Parliament about this in December 2005.

We thus decided to launch infringement proceedings again Spain on this issue. The Commission challenged the existing law on land and town planning at the time. On 30 December 2005, the regional authorities approved a new land law which revoked and replaced the previous one. However, the new law does not correct some of these infringements, which relate to tender notices or the information required by tender notices and the unclear definition of the contract's object. It contains other provisions that are also incompatible with the directive on public works, supply and services contracts. We pursued the legal procedure during 2006. The replies we received from the competent authorities were not convincing. I therefore intend to propose that the Commission should refer this case to the Court of Justice.

Secondly, with regard to fundamental rights, the Commission cannot intervene in this area. In our view, the alleged infringements of property rights do not involve any provision of Community law which would enable the Commission to intervene on these grounds.

Thirdly, on environmental legislation: here too the Commission can only take legal steps when Community law is infringed. However, as far as the environment is concerned, land development policy as such does not fall within the competence of the Union. The departments under the responsibility of my colleague Mr Dimas do, however, investigate land development cases where these are alleged to infringe Community environmental law. I can assure you that the Commission will continue to see to it that the competent Spanish authorities comply with EU environmental rules when implementing urban development plans.

The Commission has already taken action in other cases when they fell within its remit, i.e. when urban development projects breached environmental directives, for instance those on water or on environmental impact assessment.

 
  
MPphoto
 
 

  Carlos José Iturgaiz Angulo, en nombre del Grupo PPE-DE. – Señor Presidente, se ha hablado por activa y por pasiva de este tema, y yo no voy a entrar en el fondo, porque ha sido discutido en muchas ocasiones en la propia Comisión de Peticiones.

Pero sí quiero entrar en un asunto que me parece importante, y es que, al traer esta resolución a este Pleno, estamos ante un problema de competencias, porque esta resolución, creo, Señorías, que está invadiendo competencias nacionales. Ustedes quieren sustituir decisiones de parlamentos autonómicos, quieren sustituir decisiones de parlamentos nacionales, quieren sustituir al propio Tribunal Constitucional, quieren sustituir al organismo jurisdiccional español, es decir, esta resolución es una invasión de competencias sin precedentes.

Y por eso, yo creo que el Servicio Jurídico de esta Casa debería decirnos si aquí se puede votar absolutamente todo, cuando, como en este caso, se pisan competencias nacionales y autonómicas.

La verdad es que a mí la respuesta de la Comisión me ha tranquilizado ya que, cuando se dice que no ha podido y no se puede intervenir, tranquiliza a mi grupo político, porque, lógicamente, el Parlamento o el Gobierno de Valencia han actuado siempre conforme a la ley, conforme a los planteamientos jurisdiccionales que siempre ha defendido ese Gobierno.

Y yo quiero simplemente terminar con una cuestión que, incluso en la propia Comisión de Peticiones, hemos escuchado durante este tiempo: se nos decía que los ciudadanos lo recordarían, que los ciudadanos a la hora de ejercer el voto hablarían en las urnas, y que harían pagar al Gobierno de Valencia o al Gobierno de Madrid lo que estaba ocurriendo.

Bien, los ciudadanos han hablado y se han manifestado claramente a favor de un programa, de un proyecto conocido, de lo que se ha hecho en la Comunidad de Valencia, de lo que se ha hecho en la Comunidad de Madrid, y han dado las mayorías, pero no unas mayorías relativas, sino unas mayorías absolutas, a los gobiernos del Partido Popular, tanto en Madrid como en Valencia.

 
  
MPphoto
 
 

  Carlos Carnero González, en nombre del Grupo PSE. – Señor Presidente, no creo que la Comisión de Peticiones tuviera como objetivo fundamental de su excelente trabajo hacer caer a tal o cual gobierno regional en España, por muy lamentable que fuera su actuación. Lo que ha hecho la Comisión de Peticiones es actuar con arreglo a un principio que es políticamente incuestionable.

Cuando se trata de defender los derechos de los ciudadanos no hay soberanía nacional ni fronteras nacionales que valgan. La cuestión es que en algunas comunidades autónomas de España, no en todo el país, determinados gobiernos autonómicos, determinados gobiernos locales están agrediendo al medio ambiente, agrediendo a la sostenibilidad de la vida de la ciudadanía y, por lo tanto, violando los derechos individuales y colectivos. Es el caso de Valencia, es el caso de Madrid, mi comunidad autónoma.

La Presidenta de la Comunidad de Madrid no solamente lo ha hecho en el pasado, sino que pretende seguir haciéndolo: hoy mismo, sus proyectos iban en esa dirección. No se trata de casas, pero, por ejemplo, se empeña en seguir llevando adelante el proyecto de una carretera –antes M-50 y que ella llama ahora M-61– que quiere destruir, nada más y nada menos, que el monte de El Pardo, un lugar de una importancia ecológica fundamental.

Quiero felicitar a la Comisión de Peticiones y decir que ha dado la razón —y en esta resolución se vuelve a hacer— a las demandas de los peticionarios y los ciudadanos, y además quiero solidarizarme con un trabajo serio y, desde luego, decir que los insultos que han recibido la integridad de esta casa y los miembros de esa delegación fueron tan inaceptables como algunos contenidos que se quieren seguir manteniendo aquí. La razón está por encima de todo.

 
  
MPphoto
 
 

  David Hammerstein, en nombre del Grupo Verts/ALE. – Señor Presidente, señor Iturgaiz, haber ganado unas elecciones no da permiso para odiar la legislación europea. El interés público para justificar una gran malversación no puede emanar simplemente de una votación de la mayoría de unos concejales de un municipio.

Una mayoría política no puede servir de excusa para vaciar de contenido la democracia local mediante la creación de unos ayuntamientos paralelos cuyos protagonistas son los agentes urbanizadores insaciables y las constructoras omnipotentes.

La simple aprobación de un proyecto urbanístico no da derecho a hipotecar la conservación de los recursos hídricos del agua y de las tierras valiosas de varias generaciones mediante una avalancha de cemento por doquier.

Ha faltado mayor transparencia, un mínimo de respeto hacia los pequeños propietarios y participación pública en todos los procesos. Sí, el escándalo del ladrillo valenciano, andaluz y madrileño es un escándalo europeo que demanda una respuesta europea.

Exigimos que la Comisión actúe con energía y urgencia ante unas vulneraciones flagrantes de la Directiva en materia de contratación pública, la Directiva marco del agua y la Directiva «Hábitats» por parte de las autoridades valencianas y otros gobiernos autonómicos.

Muchas de las 750 000 viviendas construidas en España el año pasado, más que en Francia y Alemania juntas, no han respetado el Derecho comunitario. ¿A qué espera la Comisión para actuar?

 
  
MPphoto
 
 

  Proinsias De Rossa (PSE). – Mr President, clearly the issues that are being addressed in relation to Spain are not confined to Spain, and I offer that as some consolation to our Spanish colleagues on the PPE-DE side of the House. Similar problems, not in relation to property ownership but certainly in relation to impact on the environment, on heritage and, indeed, on people’s quality of life are occurring as a result of major infrastructural developments in Ireland, and it seems to be an issue that we at European level have not been able to get to grips with because the European legislation is not stringent enough or, indeed, the Commission is not in a position to act fast enough in terms of addressing complaints when they are made.

When I visited Madrid, for instance, I was made aware of the situation there, in which the regional authority redesignated a ring round around Madrid as a city street, decided to develop it as a motorway, broke it up into about a dozen different pieces and argued that it therefore did not need to have an environmental impact assessment applied to it. Now, the Commission eventually decided that this was wrong, but three quarters of the motorway had already been built by the time that decision was made.

 
  
MPphoto
 
 

  Joan Calabuig Rull (PSE). – Señor Presidente, las misiones que este Parlamento ha realizado a la Comunidad Valenciana son consecuencia de los casos de abusos urbanísticos denunciados, de los que han dado cuenta, por cierto, los medios de comunicación, y que han preocupado a muchos ciudadanos.

No son las visitas de los diputados al Parlamento Europeo lo que ahuyenta a los posibles compradores de viviendas. Estas misiones son, precisamente, una contribución para que las decenas de miles de ciudadanos europeos que desean residir en nuestro territorio lo hagan con la confianza de que sus inversiones se hacen en un lugar con las reglas del juego claras y en un entorno respetuoso con el medio ambiente. Los futuros clientes son cada día más exigentes y estos dos elementos son una ventaja competitiva que no podemos permitir que sea destruida por un urbanismo sin control.

En los últimos años se han incrementado las reclamaciones por estos abusos por parte de ciudadanos que, efectivamente, consideran que han sido víctimas de actos que han afectado a sus propiedades o que han deteriorado gravemente el entorno en el que residen. Pese a ello, también quiero decir que no creo que sean generalizados, ni tampoco suceden todos los días.

Pero las promesas que las autoridades regionales realizaron anteriormente a estas misiones no se han cumplido, ni han solucionado los problemas, ni reformado las leyes, ni atendido a los afectados, ni aplicado las recomendaciones aprobadas por este Parlamento en el año 2005.

Efectivamente, el pasado 27 de mayo hubo elecciones en la Comunidad Valenciana y es verdad que es un buen momento para iniciar una nueva etapa y, sobre todo, para rectificar, para reconocer, para empezar, la existencia de este problema, cosa que el Gobierno regional todavía no ha hecho. Y para aceptar el hecho de que ha sido incapaz de solucionarlo hasta ahora. También es momento, desde luego, de abandonar la arrogancia y el desprecio que tuvo con los diputados que visitaron la Comunidad.

Y quiero decir para terminar que mi partido, el Partido Socialista, tiende otra vez, porque ya lo ha hecho en varias ocasiones, su mano para contribuir a la solución de este problema; por ello, reitera, en el caso de la región de Valencia, la necesidad de un amplio acuerdo político y social que incluya a todas las partes afectadas, que, desde luego, tenga como premisa la reforma de la Ley urbanística valenciana para su adecuación a los Tratados y para incrementar la seguridad jurídica de todas las partes, y que incluya también, desde luego, la implantación de mecanismos de atención y arbitraje para los ciudadanos que se consideran afectados por los abusos urbanísticos.

 
  
MPphoto
 
 

  Charlie McCreevy, Member of the Commission. Mr President, many petitions on this issue show that buying real estate can be a real challenge. The cases mentioned raise a number of complicated legal issues that relate to property law. This is the exclusive competence of the Member States; the Commission cannot interfere with this. Any redress in this respect must be brought before national authorities and we cannot create false expectations on the part of the petitioners.

However, where cases raise questions of European law, the Commission takes its role as guardian of the Treaties seriously, where we establish whether there are infringements of Community law. In our view, this is the case regarding public procurement legislation. We have already started infringement actions about this. We intend to pursue these actions with a view to obtaining full compliance with Community law.

 
  
MPphoto
 
 

  Le Président. – J'ai reçu, conformément à l'article 108, paragraphe 3, du règlement une proposition de résolution en conclusion de ce débat(1).

Le débat est clos.

Le vote aura lieu jeudi.

(La séance, suspendue à 17h35, est reprise à 18 heures)

 
  
  

PRESIDÊNCIA: MANUEL ANTÓNIO DOS SANTOS
Vice-Presidente

 
  

(1)Voir procès-verbal.

Informacja prawna - Polityka ochrony prywatności