Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Acta literal de los debates
Martes 19 de junio de 2007 - Estrasburgo Edición DO

16. Turno de preguntas (preguntas a la Comisión)
PV
MPphoto
 
 

  El Presidente. De conformidad con el orden del día, se procede al Turno de preguntas (B6-0125/2007).

Las siguientes preguntas han sido formuladas a la Comisión.

Primera parte

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente.

Pregunta nº 35 formulada por Manolis Mavrommatis (H-0355/07)

Asunto: Empresas de seguros en la UE

Al parecer, las empresas de seguros sólo concluyen contratos de seguro de automóviles si están matriculados en el país del domicilio social de la empresa, a pesar de lo dispuesto en la legislación de la UE, que prevé la posibilidad de asegurar vehículos matriculados en otro Estado miembro. Teniendo en cuenta la tercera Directiva 92/49/CEE(1) sobre el seguro directo y la cuarta Directiva 2000/26/CE(2) sobre el seguro de responsabilidad civil derivada de la circulación de vehículos automóviles, ¿piensa la Comisión proponer una revisión de dichas Directivas, con el fin de que los consumidores europeos puedan elegir por sí mismos la empresa de seguros y el Estado miembro en que tengan sus intereses para asegurar su automóvil? ¿No piensa la Comisión que esta libertad de elección favorecerá la competencia y reducirá de forma importante los precios de los seguros?

 
  
MPphoto
 
 

  Charlie McCreevy, miembro de la Comisión. (EN) Señor Presidente, los principales objetivos del marco legislativo de la UE son un alto grado de protección de las víctimas de accidentes de tráfico, la promoción de la libre circulación de vehículos y el fomento de las actividades transfronterizas de las compañías de seguros.

El marco legal de la UE con respecto al seguro obligatorio de automóviles es un importante éxito de la UE. Desarrollado desde comienzos de los años setenta, ha sido un factor fundamental para conseguir que la libre circulación de los automovilistas y de sus vehículos en la Unión sea una realidad. Las Directivas sobre el seguro de automóviles han permitido la abolición del control del seguro en las fronteras, con lo que los vehículos pueden circular con la misma facilidad entre los Estados miembros como dentro de un país. Facilitan también el pago de compensaciones por los millares de accidentes que implican a vehículos de más de un Estado miembro.

Las Directivas sobre el seguro de automóviles exigen que las aseguradoras tengan una presencia local para la tramitación de las reclamaciones y las obligan a ser miembros del fondo de garantía local y de la oficina local de la carta verde. Eso es así para proteger a las víctimas, en particular de tener que entablar negociaciones internacionales con una compañía de seguros establecida en otro Estado miembro.

La pertenencia a la oficina local de la carta verde garantiza el funcionamiento sin problemas de un sistema sin necesidad de controlar los certificados de seguro. Todos los Estados miembros de la Unión Europea, Suiza, Noruega, Islandia, Croacia y Andorra, participan en las bases del «Acuerdo Multilateral».

La relación entre el país donde está matriculado el vehículo y la pertenencia de la aseguradora al fondo de garantía de ese país es también una expresión de la solidaridad de los automovilistas locales.

Los consumidores europeos tienen la posibilidad de suscribir seguros de automóvil que abarquen toda la UE mientras se cumplan las condiciones específicas para las aseguradoras antes mencionadas. El hecho de que las aseguradoras estén preparadas para acceder a contratos de seguros para coches matriculados en otros países depende en gran medida de su política comercial y su deseo para cubrir riesgos situados en gran parte o en su totalidad en otro país, donde las estructuras de riesgo pueden ser sustancialmente diferentes de aquellas a las que están habituadas en su propio país.

Teniendo esto en cuenta, quizás no sea sorprendente que el volumen de negocio internacional en esta rama sea muy limitado. Sin embargo, hay quien alega que hay falta de competencia y que un mayor volumen de negocio internacional pudiera bajar los niveles de las primas de los seguros de automóviles. Estamos evaluando esta cuestión en el marco de nuestra consulta pública en curso sobre los servicios financieros al por menor.

 
  
MPphoto
 
 

  Manolis Mavrommatis (PPE-DE).(EL) Señor Presidente, señor Comisario, gracias por su respuesta; sin embargo, me gustaría insistir en mi pregunta tras el debate de este mañana y el gran escándalo de Equitable Life, con millones de víctimas que piden una indemnización justa por la deficitaria administración de la empresa de seguros.

Tal vez este ejemplo baste para convencer a la Comisión de que liberalice el mercado de los seguros de automóviles y la forma en que los propios ciudadanos eligen lo que más les conviene, en cuyo caso ellos serían plena y personalmente responsables de sus opciones.

 
  
MPphoto
 
 

  Charlie McCreevy, miembro de la Comisión. (EN) Lo que hemos discutido esta mañana sobre el informe de la Comisión de Investigación sobre Equitable Life ha sido la manera en que están reguladas las compañías de seguros y las deficiencias detectadas por la Comisión de Investigación con respecto a la normativa, la transposición de las directivas de la UE y otros asuntos.

Pero creo que a lo que su Señoría se refiere aquí es a que el ciudadano pueda beneficiarse de la posibilidad de llevar negocios de seguros de automóviles más allá de las fronteras. Sin embargo, esta es una transacción bipartita. Primero hay que encontrar una compañía de seguros que preste ese servicio particular, y todo demuestra hasta ahora que muchas compañías de seguros no tienen una política comercial que busque el comercio internacional por una amplia variedad de razones; supongo que probablemente no estén familiarizadas con la política de reclamaciones en ese país, el sistema legal o la proporción de la indemnización que puede concederse, aspectos que varían notablemente de un país a otro.

Por lo tanto, como he señalado en mi respuesta, con arreglo a las directivas vigentes sería posible que un individuo hiciera esto, en función de las distintas normas. No obstante, debe haber, por supuesto, una compañía de seguros que esté dispuesta a actuar de esa manera determinada y asumir esos aspectos del negocio transfronterizo.

Como he dicho en mi respuesta, acepto que estaría muy bien que se pudiera hacer esto, y por eso lo estamos intentando en el contexto del Libro Verde sobre los servicios financieros al por menor. Si hay cosas que podamos hacer para facilitarlo un poco, las haremos. Sin embargo, hasta ahora la situación es que, aunque queremos suprimir las fronteras y asegurarnos de que el mercado se liberalice, tiene que haber una compañía que, por su parte, quiera hacerlo, y ese no ha sido el caso hasta ahora. Hay excepciones limitadas, pero no es un negocio en el que se hayan aprovechado esas oportunidades.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente.

Pregunta nº 36 formulada por Brian Crowley (H-0411/07)

Asunto: Campañas de información sobre la compra de propiedades en Estados miembros de la Unión Europea distintos del propio

¿Puede examinar la Comisión la posibilidad de elaborar y difundir un folleto informativo en el que se pongan de relieve las distintas cuestiones fiscales, contables y legales a las que los ciudadanos europeos deben prestar atención cuando se propongan adquirir propiedades inmobiliarias en un Estado miembro de la Unión distinto del suyo?

 
  
MPphoto
 
 

  Charlie McCreevy, miembro de la Comisión. (EN) La compra de una vivienda particular representa para los consumidores un reto difícil y que requiere mucho tiempo. Los asuntos legales y fiscales son grandes retos, incluso en el propio Estado miembro. Estos retos se exacerban además cuando los consumidores compran una vivienda particular fuera de su Estado miembro: a menudo los procedimientos son completamente diferentes de los que existen «en casa».

Aunque la Comisión conoce plenamente estos hechos, no hay una respuesta sencilla. Las leyes sobre impuestos y sobre la propiedad que están en el origen de esta complejidad se hallan en gran parte fuera del ámbito de competencias de la Comunidad.

Sin embargo, la Comisión apoya iniciativas que promueven la transparencia de los mercados europeos de la vivienda y de préstamos hipotecarios. La transparencia es especialmente importante para los consumidores, sobre todo cuando las normas varían de un país a otro. Los consumidores necesitan una información completa y exacta para poder tener datos suficientes para elegir cuando adquieren una vivienda en otro Estado miembro.

La petición de un folleto informativo para los consumidores que compran viviendas se ha efectuado también en nuestra actual evaluación de los mercados europeos de créditos hipotecarios, donde los interesados han sugerido que la Comisión cree y mantenga una guía en línea para los principales asuntos legales y otras cuestiones relativas a los préstamos internacionales. Estoy a favor de esas iniciativas. La compra de viviendas más allá de las fronteras es una consecuencia natural de las libertades que constituyen la esencia del Mercado Único. Cuando los consumidores se enfrenten a problemas prácticos o a falta de información, debemos intentar ayudarlos, por ejemplo señalando los problemas que se pueden encontrar e indicándoles la dirección de los organismos relevantes y las autoridades que les pueden ayudar.

La Comisión mirará estas cuestiones y verá lo que se puede hacer. Pero seamos sinceros: no es una tarea sencilla. La Comisión no tiene necesariamente acceso a toda la información que se necesita, ni nosotros tenemos necesariamente los medios de verificar que esa información sea exacta o actualizada. Antes de avanzar, tenemos que estar seguros de que podamos superar este reto. Trabajar juntos con terceros también es una posibilidad.

 
  
MPphoto
 
 

  Brian Crowley (UEN).(EN) Quisiera dar las gracias al Comisario por su respuesta. Supongo que en este terreno, como en todos los demás, hay que aplicar siempre en primer lugar y ante todo la cláusula caveat emptor. Sin embargo, hay complejidades, como bien ha dicho, y acojo con satisfacción el hecho de que haya estudiado lo que se plantean los prestamistas hipotecarios europeos.

Sin embargo, hay otro aspecto, y es la necesidad de tener un segundo testamento. Si tiene una vivienda fuera de su país de residencia, es necesario tener un segundo testamento que regule la ejecución de su herencia en esa situación. De manera que, aunque hay diferencias entre los 27 Estados miembros, y más complejidades entre ellos, hay determinados valores básicos que podrían ponerse en la página web de la Comisión, como bien ha mencionado usted.

Le animo a trabajar para conseguir ese objetivo, subrayando al mismo tiempo que caveat emptor se debe aplicar siempre en primer lugar y ante todo.

 
  
MPphoto
 
 

  Charlie McCreevy, miembro de la Comisión. (EN) Estoy totalmente de acuerdo con su Señoría. Como he dicho, podría ser una tarea bien difícil emprender todo este trabajo. Según ha mencionado el señor Crowley, el principio fundamental debe ser siempre caveat emptor. En todas estas áreas, ya se compren viviendas o productos financieros, es algo que todo el mundo debe conocer. Como he dicho antes, cuando alguien viene a ofrecerte un trato que parece demasiado bueno para ser verdad, normalmente es demasiado bueno para ser verdad. Esto lo hemos de tener siempre presente.

El señor Crowley ha mencionado la cuestión de un segundo testamento. Precisamente el fin de semana pasado leí un artículo en una revista profesional que aconsejaba a la gente que tuviera viviendas en España, por ejemplo, que era esencial hacer un testamento relativo a esa vivienda particular y cómo tramitarlo. A propósito, no tengo de momento una vivienda en España, pero la tienen muchos irlandeses que conozco, y no son conscientes de este requisito. Este artículo estaba en una revista que leen solo los profesionales de la contabilidad. Lo que dice el señor Crowley es muy importante. Solo un pequeño porcentaje de los irlandeses que tienen casas en ese país encantador que es España conocerán esta información.

Una de las 48 recomendaciones establecidas por el grupo de expertos era que hubiese un folleto informativo. Será una tarea difícil determinar lo que podemos incluir adecuadamente en el folleto, pero sin duda vamos a intentarlo. El peligro es que, puesto que no podremos incluir todo, podamos afrontar el riesgo moral de no dar toda la información, pero vamos a ver lo que podemos conseguir. Si intentamos tener un mercado único para todas estas áreas, lo lógico será facilitar la información que abarca todos estos frentes particulares.

Ayudaría también a mejorar la imagen de la Unión Europea si el ciudadano medio dijera que algo muy útil ha venido de la Unión Europea. Lo vamos a intentar. Lo que no sé es el éxito que vamos a tener.

 
  
MPphoto
 
 

  Danutė Budreikaitė (ALDE). (LT) Señor Presidente, señor Comisario, estoy de acuerdo con que la cuestión es complicada. Yo misma he escrito un libro sobre cómo establecer un negocio en los 15 antiguos Estados miembros de la Unión Europea, incluida la compra de inmuebles, cuestiones fiscales y otras consideraciones. Usted ha dicho que hay compendios de información. ¿Podría especificar qué compendios de información hay? Si no son completos, tienen que ser actualizados para que las personas que circulen libremente en la Unión Europea puedan tener toda la información que necesiten sobre estas condiciones, incluida la compra de bienes inmuebles.

 
  
MPphoto
 
 

  Charlie McCreevy, miembro de la Comisión. (EN) Se ha producido un error por miedo: todavía no existen. La pregunta del señor Crowley era si podíamos pensar en elaborar un folleto informativo, como recomendaba también el Grupo de Expertos sobre Créditos Hipotecarios. Lo estamos examinando e intentaremos ver lo que podemos hacer para conseguir un folleto informativo adecuado, siempre con las diversas advertencias que yo mismo he hecho sobre cómo debería realizarse.

Felicito a la señora diputada por su iniciativa de abordar esto con una evidente capacidad profesional; supongo que ha trabajado mucho. Sin embargo, como he dicho en mi respuesta anterior, podríamos procurar conjugar los conocimientos disponibles de las organizaciones privadas que puedan estar dispuestas a alcanzar algún tipo de acuerdo conjunto, usando lo que ya está ahí en lugar de empezar de nuevo nosotros. Así que quizás su Señoría quiera facilitar parte de la información que tiene a mis servicios para poder aprovechar su evidente talento en esta materia.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente.

Pregunta nº 37 formulada por Manuel Medina Ortega (H-0362/07)

Asunto: Servicio Exterior de la Unión Europea y políticas de inmigración

Teniendo en cuenta la reciente ampliación de las competencias de la Unión en materia de inmigración y el desarrollo de las actividades de la Comisión en este ámbito, ¿cuenta el Servicio Exterior de la Unión con medios suficientes para asistir a los Estados miembros en las nuevas modalidades de cooperación que se han activado en este sector, en materias como la contratación de inmigrantes legales o el retorno de los inmigrantes a sus países de origen y su adaptación a las sociedades de procedencia?

 
  
MPphoto
 
 

  Benita Ferrero-Waldner, miembro de la Comisión. (EN) La dimensión exterior de la política de migración de la UE y la acción de la Comisión en este terreno se ha desarrollado mucho durante los últimos años debido a las necesidades que suscita la migración, en particular con respecto a la definición, pero también con respecto a la aplicación de un enfoque global de la migración. Creemos que esto es importante para el futuro y tratamos de hacer lo que podemos para adoptar un enfoque global.

En el contexto de este enfoque global, estamos desarrollando varias iniciativas relativas a todos los aspectos de la migración. Esto significa incluir la migración legal, pero especialmente la lucha contra la migración ilegal, la readmisión y los acuerdos de readmisión, la devolución, la reintegración, el asilo, migración y desarrollo, y migración e integración.

Desde el principio he defendido personalmente el objetivo del 3 % en el Instrumento de la Política de Vecindad. Ya estoy empezando a dar forma definitiva al compromiso con respecto a los países que están bajo mi responsabilidad. Junto con el señor Frattini y el señor Michel, acabo de presentar a la Comisión para su adopción la nueva estrategia temática 2007-2010 para el programa temático sobre la cooperación con terceros países en los ámbitos de la migración y el asilo. El programa da una cifra aproximativa de más de 380 millones de euros durante el periodo 2007-2013 para la cooperación con terceros países en los ámbitos de la migración y el asilo, incluida la migración laboral y la reintegración de los retornados.

Las delegaciones de la Comisión desempeñan un papel fundamental en la aplicación de esta ambiciosa agenda, tanto en el plano político como en el operativo, y los servicios de la Comisión ubicados en Bruselas informan sistemáticamente a las delegaciones de la Comisión sobre las novedades en materia de migración. El diálogo político con terceros países lo llevan conjuntamente las delegaciones y los servicios ubicados en Bruselas.

En el plano operativo, las delegaciones son también responsables, por ejemplo, de identificar las necesidades y los imperativos y de garantizar que las acciones financiadas con las ayudas exteriores de la Comunidad se apliquen como es debido. Además, a las delegaciones de los países en los que la emigración ha surgido como un nuevo asunto importante en el contexto de la ayuda exterior comunitaria les ayudan también los servicios de Bruselas con medidas de formación, redes temáticas a nivel operativo y misiones de apoyo.

Con estas medidas garantizamos en la Comisión que las delegaciones puedan interactuar con los Estados miembros, pero también con terceros países, y aplicar la ayuda de la Comunidad relacionada con la migración.

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Medina Ortega (PSE). – (ES) Señor Presidente, señora Comisaria, he seguido durante los últimos meses las declaraciones hechas tanto por usted como por el Comisario Michel y el Comisario Frattini, y me siento muy animado por los compromisos que han adquirido.

Mi preocupación es que, a veces, en la Unión Europea tenemos un exceso de voluntarismo, hacemos declaraciones y esas declaraciones no son seguidas por hechos a consecuencia de la falta de medios. Por ejemplo, el dispositivo Frontex se ha encontrado con enormes dificultades para controlar la inmigración ilegal.

Los compromisos adquiridos por los tres Comisarios requerirían el desarrollo de un servicio exterior de la Unión Europea de nuevas características, no ya económico, no ya político, sino de carácter social y laboral, algo parecido a las agregadurías laborales y sociales que tienen hoy todos los Estados miembros.

¿Piensa la Comisaria que puede desarrollar ese tipo de servicio exterior? ¿Cuenta con medios suficientes? ¿Qué puede hacer el Parlamento para ayudar a la Comisaria a desarrollar esta nueva función?

 
  
MPphoto
 
 

  Benita Ferrero-Waldner, miembro de la Comisión. (ES) Señor Presidente, señor Medina Ortega, usted sabe que en este momento hay delegaciones de la Comisión Europea en las que no tenemos expertos de todo tipo, pero, como he dicho, intentamos proporcionar formación, pero en el futuro, ciertamente, sería bueno contar con más expertos.

De hecho, estoy siempre abierta a que los Estados miembros destinen a funcionarios en las delegaciones de la Comisión. Lo hemos hecho, por ejemplo, en Mauritania, respondiendo a una solicitud de la Vicepresidenta del Gobierno español, que vino a verme y a pedir eso, y yo enseguida he abierto las delegaciones.

En cuanto a Frontex, usted sabe que se trata de una agencia de los Estados miembros, y por eso es más complicado, pero Franco Frattini, con un gran voluntarismo, con gran apoyo nuestro, mío también, ya ha logrado hacer bastante, aunque, naturalmente, hace falta hacer más todavía en el futuro.

Y usted sabe también que hemos trabajado en Mauritania y en Marruecos, con, diría, grandes fondos y con este programa de formación, con gestión de fronteras, para ayudar a estos países, pero también a los países miembros de la Unión Europea, a poder hacer frente a este gran reto que es hoy en día la inmigración, especialmente la ilegal.

 
  
  

Segunda parte

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. Pregunta nº 38 formulada por Dimitrios Papadimoulis (H-0371/07)

Asunto: Evolución del déficit y la deuda pública

En respuesta a una pregunta anterior de este diputado al respecto (), la Comisión afirmó que se espera que el informe de evaluación se presente al Comité RNB en julio u octubre de 2007, y que, sólo cuando se hubieran dado todos los pasos expuestos en respuesta a la parte previa de la pregunta, podría la Comisión calcular la contribución adicional.

¿Cuándo estudiará por fin la Comisión Europea la propuesta del Gobierno griego sobre la revisión del PNB griego? ¿Qué evolución registran el déficit y la deuda pública durante 2007 y cuáles son las previsiones de la Comisión para 2008? ¿Qué medidas considera que deben tomarse para mantener la trayectoria de reducción del déficit y la deuda pública?

 
  
MPphoto
 
 

  Joaquín Almunia, miembro de la Comisión. (ES) Señor Presidente, señor diputado, la Comisión está concluyendo el examen de las cifras revisadas del PIB y del PNB griegos, examen en el que ha utilizado el mismo procedimiento que para todos los demás Estados miembros.

El procedimiento y el calendario seguidos son los siguientes:

El 22 de septiembre del año pasado, Grecia presentó a la Comisión los datos revisados de su producto interior bruto y de su producto nacional bruto. Estos datos suponían una revisión al alza de, aproximadamente, el 26 %. A finales de octubre del año pasado, por lo tanto, un mes después de haber recibido esa documentación, Eurostat transmitió esos datos para un primer examen al Comité RNB de los Estados miembros.

El Comité hizo entonces una declaración en la que señalaba no disponer de información suficiente sobre los datos revisados y los cambios metodológicos comunicados por Grecia. Indicaba, además, el Comité, la urgente necesidad de que Grecia cooperase plenamente con Eurostat y facilitase un inventario de su PIB y su PNB totalmente revisado, explicando con detalle las nuevas fuentes y métodos utilizados en la contabilidad nacional griega, a fin de permitir a Eurostat proceder a una verificación completa de los nuevos datos e informar de los resultados de esa verificación al Comité.

La revisión del inventario fue presentada por Grecia a Eurostat el 6 de febrero de este año, en un documento de 460 páginas redactado en griego. Eurostat, después de la correspondiente traducción, está terminando el examen de esa documentación y antes de final de este mes enviará una misión a Grecia. En esa misión, al igual que en las realizadas en otros países, participan expertos de otros Estados miembros, con el fin de garantizar el necesario grado de transparencia.

Los resultados de la misión se analizarán con Grecia en primer lugar y los comentarios que con tal motivo se hagan se tendrán en cuenta en la redacción final del informe de evaluación sobre las cifras revisadas del PNB y del PIB griegos. Este informe será presentado por Eurostat al Comité para un amplio debate. Se espera que esta presentación pueda tener lugar no después de octubre de 2007.

En cuanto a la segunda parte de su pregunta: según nuestras previsiones de primavera, realizadas sobre la base de las cifras del PIB griego no revisadas, se estima que el déficit público para este año se reduzca hasta el 2,4 %, frente al 2,6 % del año pasado. Para el año 2008 la Comisión prevé, en la hipótesis de que no cambien las actuales políticas, un ligero aumento del déficit público, que pasaría del 2,4 % al 2,7 %. Todo ello manejando las cifras del PIB anterior a la revisión.

En cuanto al nivel de endeudamiento, se calcula que seguirá bajando y que pase del 104,5 % del PIB en el año 2006 a alrededor del 100,7 % en el año 2007 y del 97,5 % en el año 2008. Atendiendo a estos datos, el 16 de mayo de este año la Comisión recomendó al Consejo la derogación del procedimiento de déficit excesivo, que se había abierto dos años antes, y el 5 de junio de este año el Consejo Ecofin adoptó la decisión de cerrar el procedimiento, siguiendo la propuesta de la Comisión.

También, por recomendación de la Comisión, el Consejo Ecofin aprobó el 27 de febrero de este año su dictamen sobre el programa de estabilidad actualizado de Grecia para los años 2006 a 2009 y en ese dictamen el Ecofin recomienda a Grecia que aproveche las coyunturas favorables para avanzar hacia el objetivo a medio plazo –que es el equilibrio del presupuesto–, para seguir mejorando el proceso presupuestario, aumentando su transparencia y definiendo una estrategia presupuestaria en una perspectiva de más largo plazo que aplique con efectividad mecanismos destinados a la supervisión y el control del gasto primario.

Además, y en vista del fuerte endeudamiento y del aumento previsto como consecuencia del envejecimiento, se recomienda a las autoridades griegas que elaboren lo antes posible las previsiones de futuro de esos gastos ligados al envejecimiento y que mejoren la sostenibilidad a largo plazo de las cuentas públicas, poniendo los medios necesarios para alcanzar el objetivo a medio plazo.

El 20 de abril, el Ministro griego de Economía y Hacienda, tras la reunión del Eurogrupo en Berlín, anunció formal y públicamente que el Gobierno había decidido adelantar de 2012 a 2010 el año límite para alcanzar ese objetivo presupuestario a medio plazo.

 
  
MPphoto
 
 

  Dimitrios Papadimoulis (GUE/NGL).(EL) Señor Presidente, señor Comisario, muchas gracias por su detallada respuesta.

En una declaración realizada tras el 5 de junio, usted expresó la preocupación de la Comisión por el gran déficit de la balaza de pagos de la economía griega y recomendó medidas estrictas para lograr una reducción sostenible y constante del déficit y de la deuda. Por tanto, mi pregunta es la siguiente: ¿ha discutido las medidas propuestas por la Comisión con el Gobierno griego? ¿Tiene respuestas y compromisos del Gobierno griego para las medidas que considera necesarias?

 
  
MPphoto
 
 

  Joaquín Almunia, miembro de la Comisión. (ES) Señor Presidente, hasta ahora, en términos formales, la Comisión no va más allá de lo que propusimos al Consejo, y el Consejo Ecofín aprobó la última actualización del programa de estabilidad, es decir, hay que mejorar la sostenibilidad a largo plazo de las cuentas públicas en Grecia.

Grecia es uno de los seis países de la Unión que, en el informe que hicimos el año pasado, figura en una posición de alto riesgo en cuanto a la falta de sostenibilidad de sus cuentas públicas, en buena medida debido a que, con las actuales previsiones demográficas, se estima un fuerte aumento del gasto en pensiones y en sanidad. No es el único elemento, pero es un elemento claro, a lo cual viene a añadirse el elevadísimo nivel de la deuda pública en Grecia, que está, como acabo de decir en mi primera intervención, por encima del 100 % del PIB griego.

Por lo tanto, lo que procede es que las autoridades griegas formulen, y que el Parlamento griego debata y apruebe, reformas encaminadas a mejorar la sostenibilidad, para lo cual –no cabe duda para nadie que analice la situación de la economía griega y de las cuentas públicas en Grecia– hay que acometer una reforma del sistema de pensiones y del sistema de protección social, mejorando su sostenibilidad y, por lo tanto, su viabilidad a medio y largo plazo y, simultáneamente, más allá de la corrección del déficit excesivo que ha tenido lugar.

Las estrategias presupuestarias en Grecia necesitan seguir manteniendo como objetivo estructural la reducción de los niveles de endeudamiento público porque, a pesar de que están descendiendo, siguen siendo extraordinariamente elevados.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. Pregunta nº 39 formulada por Danutė Budreikaitė (H-0393/07)

Asunto: Aplicación del Tratado de Adhesión del Reino de Suecia a la Unión Europea

El artículo 2 de la primera parte del Acta de adhesión del Reino de Noruega, la República de Austria, la República de Finlandia y el Reino de Suecia la Unión Europea establece que «desde el momento de la adhesión, las disposiciones de los Tratados originarios y los actos adoptados con anterioridad a la adhesión por las instituciones obligarán a los nuevos Estados miembros y serán aplicables en dichos Estados en las condiciones previstas en dichos Tratados y en la presente Acta».

De lo anterior se deduce que Suecia, de conformidad con el Tratado de Adhesión aprobado por referéndum en 1995, debe adoptar el euro una vez cumplidos los criterios de Maastrich. Pese a los compromisos asumidos con el Tratado de Adhesión, Suecia ha rechazado, mediante referéndum, la adopción del euro.

¿Cuál es la posición de la Comisión, como guardiana de la aplicación del Derecho comunitario en los Estados miembros, respecto del caso de Suecia? ¿Tienen otros Estados miembros el mismo derecho a recurrir a procedimientos similares, por ejemplo, para garantizar su seguridad energética?

 
  
MPphoto
 
 

  Joaquín Almunia, miembro de la Comisión. (ES) Señor Presidente, señora Comisaria, en lo que se refiere a las disposiciones de la política monetaria única de la zona del euro, Suecia es actualmente uno de los Estados miembros acogidos a una excepción. Hay en este momento 13 Estados miembros acogidos a esa excepción y, además, está el caso del Reino Unido, que tiene el conocido «opt-out» y que, por lo tanto, no figura entre los Estados acogidos a una excepción.

Salvo Dinamarca, todos los demás Estados miembros acogidos a una excepción, esto es, 12 Estados miembros, deben adoptar el euro como moneda, para lo que han de procurar cumplir los criterios de convergencia establecidos en el Tratado. Sin embargo, el Tratado no establece unos plazos explícitos para que los Estados miembros cumplan esta obligación.

Nuestro último informe de convergencia, que cubre los Estados acogidos a esta excepción, se publicó en diciembre de 2006, y en él la Comisión concluyó que Suecia cumplía el criterio de estabilidad de precios, el criterio relativo a la situación del presupuesto público y el criterio relativo a la convergencia de los tipos de interés a largo plazo.

Sin embargo, según nuestro informe de convergencia, Suecia no cumplía el criterio de tipo de cambio que exige que el Estado miembro considerado haya observado, sin tensiones graves y durante al menos los dos años anteriores al examen, los márgenes normales de fluctuación dispuestos en el mecanismo de tipos de cambio europeo (MTC II).

Por otro lado, la Comisión, en el informe de convergencia de diciembre del pasado año, declaró que la legislación sueca no era plenamente compatible con los artículos 108 y 109 del Tratado en lo que se refiere a la regulación del Banco Central y de la integración de este en el sistema europeo de bancos centrales.

A la luz de esta evaluación, la Comisión concluyó que no debía modificarse el estatuto de Suecia como Estado miembro acogido a una excepción, a este respecto. De conformidad con el Tratado, la Comisión y el Banco Central Europeo publicarán el próximo informe de convergencia en 2008, en principio, en mayo de 2008.

En cuanto a la última parte de su pregunta, que se refiere, como elemento de comparación, a la seguridad del abastecimiento energético, las disposiciones de los Tratados vigentes ya han dado lugar a que el Parlamento Europeo y el Consejo adopten directivas relativas, por una parte, a la seguridad del suministro de gas natural, y, por otra, a la salvaguarda de la seguridad del abastecimiento de electricidad en la inversión en infraestructuras. Estas directivas deben ser transpuestas, trasladadas a los ordenamientos jurídicos internos, y, en el caso de la última directiva, la transposición debe realizarse antes del 1 de diciembre de este año.

Por lo tanto, no estamos exactamente en dos situaciones idénticas desde el punto de vista jurídico. Una obligación, la relativa a la pertenencia al euro, es una obligación que el Tratado no precisa en cuanto a los plazos máximos, ni en cuanto a las normas jurídicas de desarrollo, sino que la remite a esa evaluación de la convergencia que se hace cada dos años, y en cambio, en el caso que usted menciona como ejemplo, el de la seguridad energética, hay directivas que deben ser aplicadas por los Estados miembros, y en caso de incumplimiento se aplican los correspondientes procedimientos de infracción.

 
  
MPphoto
 
 

  Danutė Budreikaitė (ALDE). (LT) Señor Comisario, no estoy satisfecha con su respuesta, porque en el acuerdo de adhesión de Suecia se establece claramente que Suecia debe aplicar todos los acuerdos vigentes en ese momento. En otras palabras, en cuanto al principio de una cooperación más estrecha, no hay excepciones posibles. Ahora los suecos han decidido, cuatro años después de un referendo sobre esta cuestión, volver a votar en contra de la introducción del euro. ¿Quiere esto decir que los países pueden elegir qué partes del acuerdo de adhesión cumplen y cuáles no? Tengo en mente la central nuclear lituana de Ignalina, que es segura y que los lituanos no quieren cerrar. ¿No deberíamos tal vez abstenernos de cerrar la planta sin molestarnos en consultar a nadie?

 
  
MPphoto
 
 

  Joaquín Almunia, miembro de la Comisión. (ES) Señor Presidente, por supuesto que Suecia tiene que aplicar los Tratados. El hecho de que se haya celebrado un referendo no exime a Suecia de su obligación de aplicar los Tratados. La Comisión también tiene que aplicar el Tratado, y lo que ha hecho y lo que va a seguir haciendo es analizar cada dos años, como nos pide el Tratado, si el país miembro en cuestión –en este caso Suecia– cumple o no cumple los criterios requeridos para formar parte del euro. De momento no los cumple.

Suecia tiene un problema porque su moneda no está incluida en el mecanismo de tipos de cambio y, por lo tanto, no cumple el criterio de estabilidad de tipo de cambio, no cumple el criterio de ajuste de su legislación a las normas previstas en los artículos del Tratado a que antes me he referido, y lo ponemos así de manifiesto. Lo que sí debe hacer todo Estado miembro es procurar prepararse para ese momento.

Y como sabe su Señoría, y como saben los señores y señoras diputados, el referendo celebrado en el año 2003 en Suecia no es un referendo cuyos resultados vayan a estar vigentes siempre. Tenemos casos conocidos de referendos que en su día manifestaron una determinada posición en un determinado país, posición que con el tiempo cambió porque la voluntad de sus ciudadanos, expresada a través de elecciones o de nuevos referendos, cambió.

Insisto en que la situación, desde el punto de vista del tipo de obligaciones jurídicas que se derivan del Tratado, no es comparable cuando analizamos, por un lado, la necesidad de ir avanzando hacia la Unión Económica y Monetaria y, por otro, la necesidad de cumplir las normas de seguridad energética que figuran en nuestras normas fundamentales.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. Vamos a pasar a las preguntas complementarias. He recibido más preguntas de las que puedo aceptar. Por tanto, solo puede dar la oportunidad de intervenir a dos diputados. Debo cumplir lo establecido en el artículo 109 y el Anexo II del Reglamento, que regula la presentación de preguntas a la Comisión. He elegido al señor Lundgren y a la señora Kauppi.

 
  
MPphoto
 
 

  Nils Lundgren (IND/DEM). – (SV) Señor Presidente, a pesar del Reglamento, hay buenos motivos para considerar cómo se ha abordado toda la cuestión de la pertenencia sueca a la unión monetaria. Cuando se organizó el referendo sobre la adhesión de Suecia a la Unión Europea en 1994, quedó claro que no estábamos obligados a unirnos a la unión monetaria si votábamos a favor de la adhesión a la UE. Habíamos negociado esta cuestión y podríamos decidir al respecto más adelante. Estos son los antecedentes políticos de esta cuestión.

Estoy de acuerdo con el Comisario en que Suecia no puede ser obligada a entrar en el MTC II, ya que no cumplimos los requisitos de participación. Sin embargo, lo que me gustaría señalar es esto: ¿es realmente concebible –y esta es mi pregunta al Comisario– que un país que se haya sumado al MTC II pueda … ?

(El Presidente interrumpe al orador)

 
  
MPphoto
 
 

  Joaquín Almunia, miembro de la Comisión. (ES) Señor Presidente, no estoy seguro de si el señor Diputado ha llegado a formular una pregunta, en todo caso coincidimos él y yo en que hay, al menos, ese punto que usted mencionaba, señor Diputado, en su intervención, y también están las incompatibilidades de tipo legal que, en este momento, no permiten decir que Suecia cumple los criterios para formar parte del euro.

Repito que el Tratado no establece, en ningún momento, unos plazos máximos, ni mínimos. Establece una obligación general de prepararse, de procurar cumplir las condiciones, pero no establece un calendario preciso y, por lo tanto, hay que interpretar el Tratado con la flexibilidad con la que sus autores lo redactaron, no con unos criterios diferentes a los de la propia letra y el espíritu del Tratado. Y, en todo caso, digo que también hay que aplicar, como tantas veces en política, el sentido común; si los ciudadanos suecos hace todavía cuatro años han dicho que no, habrá que preguntarles a los ciudadanos suecos cuando decidan cambiar de opinión, si es que van a decidir cambiar de opinión. Creo que no se puede obligar a ningún país a tener una moneda contraria a su propia voluntad.

 
  
MPphoto
 
 

  Piia-Noora Kauppi (PPE-DE).(EN) Quisiera hacer tres preguntas directas. La primera es una pura cuestión técnica: ¿es la cláusula del Tratado de Adhesión sueco completamente idéntica a la de los 12 Estados miembros que se han unido después de 2004?

En segundo lugar, entiendo que a la seńora Budreikaitė no le interesa tanto el euro como las antiguas interpretaciones de los Tratados de Adhesión. Cuando no hay plazo para aplicar algo en el Derecho primario, ¿es posible aplazarlo para siempre?

En tercer lugar, ¿cree que el referendo importa en este debate?

 
  
MPphoto
 
 

  Joaquín Almunia, miembro de la Comisión.(ES) Señora Kauppi, voy a intentar responderle con la misma precisión con la que usted ha hecho las preguntas.

En primer lugar, Suecia tiene exactamente la misma regulación que los 12 nuevos Estados miembros; los dos únicos Estados miembros que no están en el euro, que tienen una regulación diferente, son Dinamarca y el Reino Unido, con dos cláusulas «opt-out», a su vez diferentes entre sí. En segundo lugar, el plazo: las directivas tienen un plazo; la obligación de procurar prepararse para estar en el euro, según el Tratado, no tiene plazo. Y, en tercer lugar, por lo que se refiere a la pregunta relativa al referendo, eso es algo que depende del ordenamiento jurídico de cada país.

Si mi información no es mala, el referendo en Suecia no es vinculante para esta cuestión. Difícilmente los ciudadanos suecos o el Parlamento sueco pueden modificar el Tratado por su sola voluntad.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. Pregunta nº 40 formulada por Ryszard Czarnecki (H-0435/07)

Asunto: Entrada de Polonia en la zona euro

En opinión de la Comisión, ¿cuándo cumplirá Polonia, a más tardar, los criterios que le permitirán ingresar en la zona euro? ¿Sería en 2012, o bien antes o quizá después? Y en tal caso, ¿cuándo?

 
  
MPphoto
 
 

  Joaquín Almunia, miembro de la Comisión. (ES) Señor Czarnecki, ser Estado miembro de la Unión Europea, como acabamos de debatir en la respuesta anterior, conlleva la obligación de adoptar el euro, salvo en el caso de Dinamarca y del Reino Unido, que negociaron en el momento de adherirse una cláusula de «opt-out». Los Estados miembros que no participan todavía en la zona euro tienen el compromiso de adoptar la moneda única una vez que cumplan las condiciones necesarias para ello y de procurar prepararse para cumplirlas.

Cuando la Comisión confirme, sobre la base de su propia evaluación (el informe de convergencia) y haga lo propio el Banco Central Europeo, que Polonia cumple todas las condiciones establecidas en el apartado 1 del artículo 121 del Tratado, se podrá, en aplicación del apartado 2 del artículo 122, suprimir la excepción de Polonia e introducir el zloty en el euro.

Por el momento Polonia no cumple plenamente los criterios de convergencia en lo que se refiere a la situación de las finanzas públicas –porque el déficit público polaco es superior al 3 %–, y tampoco cumple el criterio de estabilidad de los tipos de cambio en la medida que el zloty no pertenece al mecanismo de tipos de cambio. Además, la legislación que regula el Banco Central en Polonia sigue sin ajustarse a los requisitos del Tratado, de acuerdo con el análisis incluido en nuestro último informe de convergencia, de diciembre de 2006.

La Comisión no hace predicciones sobre el momento en que los Estados miembros van a cumplir o pueden cumplir las condiciones requeridas, pero, sin duda, les anima a todos para que orienten sus políticas hacia la consecución de la estabilidad macroeconómica y para que impulsen el crecimiento de la productividad. Estas políticas favorecen una convergencia económica sostenible que es la mejor base para preparar a los países que quieren entrar en el euro y para disfrutar, una vez dentro de la zona monetaria, de todos los beneficios que supone la pertenencia a la moneda única.

 
  
MPphoto
 
 

  Ryszard Czarnecki (UEN).(PL) Señor Comisario, gracias por sus palabras. Sin embargo, me gustaría decir que evidentemente conocemos las condiciones que hay que cumplir para entrar en la zona del euro. Mi país ha indicado claramente que este no es el momento adecuado en términos económicos y que en pocos años se tomará sin duda una decisión al respecto. Soy muy consciente de que la Comisión Europea no puede debatir fechas, pero ¿podríamos manifestar en términos generales que 2012 sería una fecha más o menos adecuada para ambas partes?

 
  
MPphoto
 
 

  Joaquín Almunia, miembro de la Comisión. (ES) Señor Presidente, insisto, no es a la Comisión a quien corresponde responder a esa pregunta. Creo que es una pregunta que hay que dirigir, que yo a veces dirijo, a las autoridades polacas. Cuando me entrevisto con las autoridades polacas les pregunto: ¿están ya definidas las intenciones, el calendario, los objetivos para la adhesión al euro? Y no lo hago simplemente por curiosidad, lo hago porque estoy convencido de que, para una economía como la polaca –y para otras muchas economías de países miembros de la Unión Europea que todavía no pertenecen a la moneda única–, es muy conveniente fijar esa fecha objetivo para orientar, de manera consistente y coherente, las políticas macroeconómicas y las reformas estructurales hacia el cumplimiento de las condiciones para preparar a una economía para que disfrute al máximo de los beneficios de la pertenencia al euro.

Desde la ampliación hasta la fecha estamos viviendo unos momentos muy positivos desde el punto de vista del comportamiento de los mercados de cambio y de los mercados financieros, pero esto no va a ser siempre así, y los mercados financieros, las agencias de rating, los inversores, van a plantear también esas preguntas a las autoridades polacas. No solo lo van a plantear ustedes, los diputados europeos, o nosotros, los Comisarios, se lo plantean y se lo van a plantear cada vez con más insistencia los agentes económicos, los observadores y los inversores.

Por lo tanto, creo que es bueno para todos que los países que se van a adherir al euro, no solo por obligación, sino sobre todo por convencimiento, y que están en un proceso de convergencia, de crecimiento, de modernización, con un esfuerzo de reformas muy importante, clarifiquen ese elemento de su estrategia; ante todo, porque es bueno para ellos, para sus propios intereses.

 
  
MPphoto
 
 

  Richard Corbett (PSE).(EN) ¿Querría el Comisario responder a la misma pregunta de nuevo, pero en relación con el Reino Unido? Como ha señalado antes, el Reino Unido no tiene obligación de unirse al euro, pero tiene el derecho de hacerlo, con tal de que cumpla las condiciones. ¿Qué cerca está el Reino Unido de cumplir realmente las condiciones?

 
  
MPphoto
 
 

  Joaquín Almunia, miembro de la Comisión. (ES) Señor Presidente, es verdad que la situación del Reino Unido –como he dicho ya, como usted mismo ha repetido– no es la misma. El Reino Unido tiene una cláusula de «opt-out»; por lo tanto, no se le aplican las consideraciones que he formulado antes en relación con 12 los países que no tienen esa cláusula.

Pero, incluso teniendo esa cláusula, va a llegar un día –y espero que usted y yo lo veamos pronto– en que las autoridades británicas, con independencia de esa cláusula, decidan prepararse para entrar en el euro porque consideren que para la economía británica es positivo. ¿Cuándo va a llegar ese día? Si me pregunta usted si yo creo que va a ser este año, le voy a decir que no, no creo que sea este año.

Mi impresión es que en la fase actual del ciclo económico de la economía británica y de la economía de la zona del euro, los argumentos a favor no van a aumentar en los próximos meses, no van a aumentar en el futuro inmediato. Pero yo siempre respondo a esa pregunta con una consideración. Creo que las circunstancias que los británicos, como buenos pragmáticos, analizan mes tras mes acerca de los pros y los contras de la pertenencia al euro, llegará un momento en que cambien y que hagan ver a los ciudadanos británicos, a los políticos británicos y a la City de Londres, por poner tres interlocutores importantes a este respecto, que a la economía británica le conviene, en un momento determinado, ingresar en el euro. Yo estoy seguro de que vamos a ver ese momento, aunque si quiere que le diga la verdad, creo que ese momento llegará después de la próxima crisis.

 
  
MPphoto
 
 

  Justas Vincas Paleckis (PSE). (LT) Señor Comisario, también me gustaría enlazar las dos últimas cuestiones y hacerle una pregunta específica. Personalmente, no tengo dudas con respecto a las ventajas del euro; sin embargo, en algunos países, que todavía no tienen el euro, la opinión pública piensa de otro modo. ¿Cómo se vería afectada la situación si, por ejemplo, se celebraran referendos en Polonia o Lituania o Hungría o la República Checa en los que la gente votara en contra de la introducción del euro? Está claro cómo afectaría al estado de ánimo, pero ¿cuál sería la situación jurídica y práctica?

 
  
MPphoto
 
 

  Joaquín Almunia, miembro de la Comisión.(ES) Señor Presidente, más allá de los problemas políticos que crean las respuestas negativas a los referendos –y que son evidentes en este ámbito y en otros–, creo que para los países que usted me ha citado, las consecuencias de un referendo negativo serían muy diferentes a las consecuencias que está teniendo en la economía sueca o a las consecuencias que está teniendo el «opt-out» para el Reino Unido o para Dinamarca.

En el caso del Reino Unido, Dinamarca y Suecia, estamos hablando de economías altamente industrializadas –incluso podemos definirlas como en fase posindustrial–, que no tienen que realizar un proceso de convergencia nominal y real, que han realizado muchas de las reformas estructurales necesarias para obtener el máximo de beneficios de la pertenencia a una moneda única, que tienen acreditada una gran confianza ante los mercados financieros, ante los inversores, ante las agencias de rating. Y ninguna de estas características se da –por ahora, y por desgracia– en Polonia, o en Hungría, o en la República Checa, que son países con un nivel de crecimiento muy alto, pero con un largo proceso de convergencia nominal y real todavía por delante, que exige de ellos, de sus ciudadanos y de sus autoridades, reformas y esfuerzos importantes. Tienen necesidad de acudir al ahorro exterior para financiar su proceso de inversiones y de crecimiento y necesitan ganar confianza ante los mercados y ante los inversores. Por lo tanto, creo que una pérdida de referencia del euro como estrategia a medio plazo de sus políticas macroeconómicas y de sus políticas en general les supondría inconvenientes y dificultades extraordinariamente importantes.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. Pregunta nº 42 formulada por Sarah Ludford (H-0365/07)

Asunto: Entrada de Polonia en la zona euro

En opinión de la Comisión, ¿cuándo cumplirá Polonia, a más tardar, los criterios que le permitirán ingresar en la zona euro? ¿Sería en 2012, o bien antes o quizá después? Y en tal caso, ¿cuándo?

 
  
MPphoto
 
 

  Joaquín Almunia, miembro de la Comisión.(ES) Señor Presidente, Señoría, de acuerdo con la normativa de la Unión Europea, corresponde a las autoridades del Reino Unido evaluar el impacto de los proyectos de infraestructura y garantizar que todas las normas ambientales aplicables en ese ámbito se respeten antes, durante y después de la ejecución de los proyectos. No obstante, la Comisión sigue de cerca la aplicación que se hace en el Reino Unido de las disposiciones pertinentes de la normativa comunitaria.

El proyecto para el desarrollo sostenible de Heathrow lleva consigo el compromiso del Gobierno del Reino Unido de no construir una tercera pista sin proceder a una consulta pública previa y sólo si se observan estrictas condiciones en materia de ruido y de calidad del aire. Se está comenzando así una evaluación completa del impacto ambiental, evaluación que tendrá que cumplir las disposiciones de la Directiva de 1985, aplicable a estas evaluaciones, así como las disposiciones de la Directiva de 2001 sobre la evaluación estratégica ambiental.

La Directiva de 1996 sobre la calidad del aire ambiente y las directivas que se derivan de ella requieren que en caso necesario se apliquen planes de calidad del aire con el fin de respetar los valores límite establecidos. El impacto del aeropuerto de Heathrow está cubierto por el plan de calidad del aire del área metropolitana de Londres y, sin embargo, en 2005 los niveles de calidad del aire en esa área superaron en numerosas ocasiones los valores límites de partículas PM10.

Por otra parte, en aplicación de la Directiva de 2002 sobre ruido ambiental se requiere para Heathrow, antes de que finalice este mes de junio de 2007, un mapa estratégico de ruido que incluya un análisis de las posibles situaciones futuras. Un año después de ese mapa deberá elaborarse, en un proceso de participación y consulta pública, un plan de acción que sea adecuado.

En resumen, la Comisión sigue con interés el desarrollo del mayor aeropuerto de la Unión Europea y supervisa la aplicación de las disposiciones pertinentes de la normativa comunitaria, pero las disposiciones concretas sobre la ampliación del aeropuerto, como, por ejemplo, la que atañe a la construcción de una tercera pista, son competencia de las autoridades nacionales, en este caso de las autoridades británicas.

 
  
MPphoto
 
 

  Sarah Ludford (ALDE).(EN) Quisiera dar las gracias al Comisario por su respuesta. Los londinenses pueden estar tranquilos, que la Comisión vigila realmente, aunque, como ha dicho, la principal responsabilidad recae en el Gobierno del Reino Unido.

Sin embargo, una pista más en Heathrow supondría que podrían pasar 500 vuelos más al día por encima de Londres. La pretensión optimista del Gobierno del Reino Unido de que la contaminación atmosférica puede mantenerse dentro de los límites legales de la UE parece basarse en la esperanza de que los aviones se vuelvan más limpios y en el control del tráfico de vehículos alrededor del aeropuerto. La aviación ya genera un tercio de todas las emisiones de carbono de Londres. Pediríamos por ello a la Comisión que vigilara estrechamente lo que vaya a suceder. Esperamos la consulta pronto, pero hace falta que la Comisión vigile muy de cerca para estar seguros de que los londinenses estén protegidos.

 
  
MPphoto
 
 

  Jim Allister (NI).(EN) Aunque sea fácil fustigar los planes de nuevas pistas, ¿sabe la Comisión que la semana pasada, como prueba de la importancia fundamental de una tercera pista en Heathrow, el Director de British Airways dijo que sin ella no hay posibilidad de reanudar los vuelos entre mi distrito electoral de Belfast y la capital de mi país, Londres? Así que esos que se dan prisa para oponerse al progreso, ¿no pueden pararse un instante para reflexionar sobre el perjuicio y la privación que impondrían a los ciudadanos del Reino Unido y de otras partes que necesitan las conexiones de vuelo modernas y eficientes que proyectos como este les van a proporcionar?

 
  
MPphoto
 
 

  Joaquín Almunia, miembro de la Comisión.(ES) Señor Presidente, Señoría, no puedo si no repetir lo que he formulado en mi respuesta a la Sra. Ludford cuando ha formulado su pregunta.

La Comisión debe velar por el cumplimiento de las normativas comunitarias –y hay, como he citado, una serie de directivas aplicables–, y velar por su eficaz aplicación es nuestra responsabilidad.

Pero en el caso concreto que ha dado objeto a la pregunta de la Sra. Ludford, acerca de la tercera pista –le repito–, se trata de una competencia de las autoridades británicas y, en el respeto del principio de subsidiariedad, la Comisión no puede interferir en competencias de las autoridades de un Estado miembro.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente.

Pregunta nº 43 formulada por Georgios Papastamkos (H-0366/07)

Asunto: "Gobernanza ecológica" europea

¿Piensa la Comisión Europea elaborar un proyecto global y coherente de «gobernanza ecológica», con el fin de codificar, simplificar y hacer más visible para los interesados el marco reglamentario vigente? ¿Piensa incluir en este marco las nuevas iniciativas legislativas en materia de medio ambiente? ¿Piensa responder a los compromisos exteriores de la UE en cuestiones medioambientales, con el fin de asegurar la coherencia entre las políticas medioambiental, comercial e industrial de la UE?

 
  
MPphoto
 
 

  Joaquín Almunia, miembro de la Comisión.(ES) Señor Presidente, Señoría, desde que la Comisión publicara su Libro Blanco en el año 2001 no ha dejado de subrayar la importancia que otorga a la calidad de la gobernanza en sus actuaciones con objeto de garantizar que las instituciones europeas funcionan con eficacia y de forma democrática en fructífera cooperación con la sociedad civil.

La gobernanza es un asunto relacionado con todas las políticas. La gobernanza no afecta exclusivamente al medio ambiente, afecta por igual a todas las políticas. Pero hemos de reconocer que los ciudadanos y las organizaciones no gubernamentales ponen un énfasis especial en la calidad de su entorno y que la sociedad civil desea estar informada y participar en los asuntos ambientales.

En este sentido, el Convenio de Aarhus de 1998 tiene una especial importancia, ya que prevé el acceso a la información, la participación pública en la toma de decisiones y el acceso a la justicia en los temas ambientales. Este Convenio de Aarhus, del que son parte la Comunidad Europea y los Estados miembros, refuerza los compromisos mencionados en el Libro Blanco sobre la gobernanza. La Comisión ha aplicado plenamente en sus iniciativas los principios de la gobernanza.

En lo relativo a las cuestiones planteadas por su Señoría en la pregunta, quiero señalarle lo siguiente: todas las medidas importantes que la Comisión prevé presentar a otras instituciones están incluidas en su programa de trabajo anual. Este programa se presenta a las demás instituciones, incluido, por supuesto, el Parlamento Europeo, que lo debate año tras año, y es también accesible al público en general. Gran parte de las medidas ambientales se basan en el Sexto Programa de Acción Comunitario en Materia de Medio Ambiente.

A su vez, todas las propuestas de la Comisión reflejan plenamente los compromisos contraídos por la Comunidad en acuerdos internacionales, incluidos los relativos a la política comercial y al medio ambiente.

Por último, la Comisión participa activamente en el debate sobre la mejora de la gestión ambiental internacional. La Unión Europea ha presentado una propuesta concreta para crear, sobre la base de un programa de las Naciones Unidas para el medio ambiente, una organización ambiental de las Naciones Unidas.

Este organismo tendría autoridad y funciones normativas claras en la detección precoz, la supervisión y la recuperación de datos y funcionaría sobre una base científica consolidada, mejorando así la toma de decisiones y la adopción de políticas basándose en pruebas científicas.

 
  
MPphoto
 
 

  Georgios Papastamkos (PPE-DE).(EL) Señor Presidente, el acervo ambiental comprende unos 400 textos de legislación secundaria y convenciones internacionales que, por supuesto, son utilizados y aplicados por Gobiernos, autoridades locales, empresas y la sociedad civil. ¿Qué resultados ha dado hasta la fecha la famosa estrategia de «legislar mejor»?

Hace dos años propuse en esta Cámara crear una organización ambiental internacional. ¿Cuál es la posición de la Comisión? El medio ambiente, como todos sabemos, es un bien público y, como tal, no tiene fronteras. ¿Cuál es la posición de la Comisión sobre la creación de un tribunal internacional para cuestiones de medio ambiente?

 
  
MPphoto
 
 

  Joaquín Almunia, miembro de la Comisión.(ES) Señor Presidente, Señoría, sí, como acabo de decirle en mi primera respuesta, la Comisión está colaborando, está presentando propuestas para que se cree en el ámbito de las Naciones Unidas una organización ambiental, multilateral, con autoridad y funciones normativas claras. Creemos que eso permitirá mejorar la toma de decisiones y la adopción de políticas, basándose en pruebas científicas.

En cuanto a su propuesta de un tribunal, la Comisión no tiene en este momento una posición definida.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. Pregunta nº 44 formulada por David Martin (H-0373/07)

Asunto: Objetivos de la Unión Europea en materia de concentración de emisiones de gases de efecto invernadero

La Unión Europea se ha impuesto a sí misma lograr el objetivo más ambicioso del mundo para limitar la concentración en la atmósfera de gases de efecto invernadero. Según la Comisión, la consecución de su objetivo, de 550 partes por millón (ppm) de equivalente de CO2, limitará el calentamiento global a un máximo de 2° en comparación con los niveles preindustriales.

Sin embargo, en un estudio reciente, el experto en clima, Malte Meinshausen, afirma que el porcentaje de posibilidades de que el citado objetivo pueda limitar el calentamiento global a un máximo de 2° es tan solo del 12 %. En un proyecto de informe del GIECC se afirma que el porcentaje de posibilidades puede ser incluso menor. En 2005, la propia Comisión llevó a cabo un estudio en el que se llega a la conclusión de que para que exista una posibilidad razonable de limitar el calentamiento global a un máximo de 2° podría ser necesario que las concentraciones se estabilizaran a un nivel muy inferior a 550 ppm de CO2.

¿Puede la Comisión explicar por qué fija objetivos de los que sabe que no producirán los resultados deseados? ¿Qué medidas prevé tomar la Comisión para reducir el objetivo relativo a la concentración de gases de efecto invernadero a 400 ppm, cifra recomendada por Malte Meinshausen, con objeto de maximizar sus posibilidades de limitar el calentamiento global a 2°?

 
  
MPphoto
 
 

  Joaquín Almunia, miembro de la Comisión.(ES) Señor Presidente, señor Martin, la Comisión basa la política de la Unión Europea en materia de clima y su análisis científico y económico del cambio climático en información rigurosa, disponible y actualizada. La Comisión es consciente de que, según los resultados de recientes investigaciones, con una estabilización de los gases de efecto invernadero en el nivel de 550 partes por millón, en equivalentes de CO2, son escasas las posibilidades de alcanzar el objetivo de un calentamiento máximo de dos grados.

En consecuencia, en la Comunicación titulada «Limitar el calentamiento mundial a 2° C», adoptada este año, la Comisión establece que, para contar con un 50 % de posibilidades de no sobrepasar ese límite de los 2° C, será necesario mantener las concentraciones de gases de efecto invernadero sustancialmente por debajo de ese nivel de 550 partes por millón, en equivalentes de CO2, durante las próximas décadas, y que a continuación deberán reducirse las emisiones para lograr una estabilización en torno a 450 partes por millón.

Esto significa que, desde ahora hasta el año 2050, las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial deberán reducirse no menos de un 50 % con respecto a los niveles de 1990.

El análisis de la Comisión ha puesto de manifiesto que este objetivo es técnicamente factible y económicamente viable si los principales responsables de las emisiones actúan rápidamente. Esta viabilidad técnica ha sido confirmada hace pocas fechas por el informe del Grupo de Trabajo 3 del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático.

Los estudios científicos realizados por el señor Mainhausen y que se citan en la pregunta también corroboran este ambicioso objetivo. Para limitar el cambio climático a dos grados centígrados, al aumento de dos grados centígrados, los países desarrollados deben tomar la iniciativa y reducir colectivamente para el año 2020 sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 30 % con respecto a los niveles de 1990, que es el objetivo que fijamos en las propuestas que aprobamos en enero de este año en la Comisión y que después recibieron el respaldo del Consejo Europeo.

Paralelamente, las emisiones de los países en desarrollo deberán alcanzar su cota máxima entre los años 2020 y 2025. Nos encontramos ante un desafío global con respecto al que la Unión Europea, que es responsable del 14 % de las emisiones totales de gases de efecto invernadero en el planeta, está dispuesta a asumir un liderazgo internacional.

La Unión Europea confía en que la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que se celebrará en Bali este año, permita impulsar las negociaciones sobre la futura cooperación internacional en materia de clima después del 2012, lo que deberá desembocar, o debería desembocar, en un acuerdo sobre el esfuerzo que se requiere para llevar a cabo una reducción global de las emisiones.

Y puedo añadir que, en función de las conclusiones de la última Cumbre del G8 —todo lo que se puede valorar de avances y límites de esas conclusiones—, creemos que sobre este punto concreto hay un avance importante en ese acuerdo logrado hace pocos días en Heiligendamm.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE).(EN) En primer lugar quisiera dar las gracias al Comisario por su respuesta muy detallada y, en algunos aspectos, estimulante. Sin embargo, ha reconocido en esa respuesta que la meta de 550 ppm es poco probable que consiga sus objetivos. ¿Querrá la Comisión, en el periodo previo a Bali, proponer la idea de que Europa tome la delantera y busque la meta de 400 ppm como modo de sentar un buen ejemplo para el resto del mundo? Acepto también su punto de vista de que no bastará con que Europa actúe sola.

 
  
MPphoto
 
 

  Joaquín Almunia, miembro de la Comisión.(ES) Señor Presidente, sin duda, los europeos, como he dicho en la primera respuesta al señor Martin, estamos convencidos de que debe avanzarse lo más posible y que debe ser la Unión Europea quien asegure el liderazgo global.

Lo que pasa es que avanzar juntos nos permitiría avanzar con objetivos mucho más ambiciosos que en el caso de que otros importantes emisores de gases de efecto invernadero no estén dispuestos a comprometerse –en esta Conferencia de final de año en las negociaciones para el post-Kyoto– y Europa se viera sola con los compromisos.

Europa sola –como dicen nuestras propuestas de enero– debe seguir fijándose objetivos ambiciosos, pero no va a poder fijarse objetivos tan ambiciosos como los que podría fijarse si los demás interlocutores también se comprometiesen, como espero que lo hagan con nosotros.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente.

Pregunta nº 45 formulada por Bernd Posselt (H-0381/07)

Asunto: Turismo de residuos

¿Qué opina la Comisión de la evolución del turismo de residuos entre Baviera y la República Checa y qué medidas piensa adoptar para reducirlo en el territorio de la UE y en las regiones vecinas?

 
  
MPphoto
 
 

  Joaquín Almunia, miembro de la Comisión. (ES) Señor Presidente, señor Posselt, la Unión Europea aplica una estricta reglamentación a los traslados de residuos entre Estados miembros y a los traslados a terceros países.

El Reglamento comunitario sobre traslado de residuos tiene como objetivo prevenir el transporte ilegal de residuos, incluidos los casos en que los residuos se transportan ilegalmente de un Estado miembro a otro en lo que se denomina, como usted hace en su pregunta, «turismo de residuos».

Solo se autoriza el transporte de residuos cuando las posteriores operaciones de recuperación o eliminación cumplen los requisitos de protección del medio ambiente establecidos en las normativas europea y de los Estados miembros.

La normativa europea establece requisitos del máximo rigor respecto del transporte de residuos peligrosos y de residuos destinados a la eliminación. Es ilegal, de acuerdo con esta normativa, transportar ese tipo de residuos a otro Estado miembro si no se ha efectuado previamente la oportuna notificación por escrito a la autoridad competente del país de expedición. Además, para poder proceder al traslado es preciso haber recibido las autorizaciones de todas las autoridades competentes de los países de expedición, destino y tránsito.

Entre las principales prioridades de la Comisión figura velar por que los Estados miembros apliquen correctamente la normativa europea relativa al traslado de residuos, así como prevenir y reducir el traslado ilegal. La Comisión ha adoptado una serie de medidas para cumplir estos objetivos.

Este año se han organizado actos y reuniones de concienciación con los Estados miembros, a fin de mejorar la ejecución y el cumplimiento de las normas sobre el traslado de residuos en los Estados.

Un paso importante lo constituirá, asimismo, la adopción por parte de la Comisión de una propuesta de directiva relativa a la protección del medio ambiente mediante normas penales.

No podemos aceptar el transporte ilegal de residuos de Alemania a la República Checa, ni el vertido ilegal de los residuos en el destino final. No se nos oculta que pueden existir situaciones similares en otros Estados miembros, además de lo que usted cita en su pregunta. La Comisión seguirá atentamente la situación con el fin de garantizar la correcta aplicación de la normativa ambiental europea.

Tanto la Comisión como los Estados miembros compartimos la responsabilidad de garantizar una aplicación eficaz de esta normativa. Los Estados miembros han de disponer la realización de inspecciones y controles sobre el terreno de los traslados de residuos y establecer sanciones efectivas, proporcionadas y disuasorias para castigar las infracciones.

 
  
MPphoto
 
 

  Bernd Posselt (PPE-DE).(DE) Muchas gracias, señor Comisario, por su buena y completa respuesta. Sin embargo, quisiera formularle otras dos preguntas: En primer lugar, ¿considera usted que se actúa suficientemente contra el turismo de residuos? Y en segundo lugar, ¿hasta qué punto se ha desplazado este fenómeno a las nuevas fronteras exteriores, por ejemplo, a Ucrania o el sudeste de Europa?

 
  
MPphoto
 
 

  Joaquín Almunia, miembro de la Comisión. (ES) Señor Presidente, no soy un experto en la materia, pero le puedo decir que en este tipo de actuaciones y en la medida en que, tanto usted en su pregunta como yo en mi respuesta, constatamos que existe un transporte ilegal, todo lo que se pueda hacer más allá de lo que ya se hace será bienvenido, y esto es aplicable tanto a nuestras propias funciones de velar por el cumplimiento de las normas europeas como –y lo he dicho en la respuesta inicial– a las actuaciones de los Estados miembros, que son los que tienen instrumentos de vigilancia y de inspección sobre el terreno.

En cuanto a los lugares donde se esté realizando este tipo de actividades ilegales, según la información disponible –como le decía y le apuntaba en la respuesta–, traslados de este tipo no sólo tienen lugar entre Alemania y la República Checa, sino también entre Alemania y algunos otros nuevos Estados miembros. Y posiblemente también más allá de las fronteras de la Unión Europea puede existir este tránsito.

En todo caso, por lo que se refiere a los traslados, al transporte entre Estados miembros, es particularmente útil que, a través de este debate, ratifiquemos nuestra intención y nuestro compromiso desde las instituciones europeas de ejercer, con la máxima energía, nuestras funciones y de pedir a los responsables de los Estados miembros que hagan lo propio con las suyas.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente.

Pregunta nº 54 formulada por Claude Moraes (H-0357/07)

Asunto: Cribado del càncer

El cáncer afecta a 2 millones de personas en la UE, de las cuales 276 678 residen en el Reino Unido. A la luz de las recientes recomendaciones del Consejo sobre el cribado del cáncer, ¿dispone la Comisión de alguna información acerca de cómo perciben los Estados miembros esta recomendación en realidad?

 
  
MPphoto
 
 

  Markos Kyprianou, miembro de la Comisión. (EN) Señor Presidente, quisiera dar las gracias al diputado por la pregunta, aunque debo ser sincero y decir que deseo que la presente dentro de seis meses, porque en estos momentos estamos elaborando nuestro informe exactamente sobre este asunto, es decir, la aplicación de la recomendación del Consejo, y esperamos que el informe se adopte a finales de este año. Así que esperamos tener un debate sobre el informe, principalmente bajo la Presidencia eslovena en la primera mitad del año que viene.

Este informe facilitará información sobre la aplicación y posible impacto de la recomendación en los Estados miembros, en los Estados del Espacio Económico Europeo y en los países candidatos. Además, siempre que sea posible, se informará del grado de aplicación nacional en relación con las referencias comparativas existentes de cribado europeo sobre el cáncer de mama y cervical. Esperamos obtener los datos de dos fuentes principales: los Estados miembros, con los que se pondrá en contacto directamente la Comisión, y la Red Europea contra el Cáncer, que es responsable de obtener pruebas sobre el impacto y el grado de aplicación de expertos independientes en este terreno.

Quisiera aprovechar además la oportunidad para informarle de que también recogemos datos epidemiológicos de cáncer a través de la red de la Unión Europea para la información sobre el cáncer que se creó en 2005, cofinanciada por la Comisión y gestionada por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer. El objetivo es recopilar información relevante para el seguimiento de la incidencia del cáncer en la población europea. El final de este proyecto se prevé para finales de agosto de 2007: dos meses a partir de ahora. Por consiguiente, todos los datos estarán en principio disponibles a partir de esa fecha.

 
  
MPphoto
 
 

  Claude Moraes (PSE).(EN) He formulado esta pregunta al Comisario porque sabía que se están planificando algunas actividades muy buenas, y quiero darle las gracias por ello. He formulado la pregunta porque he hablado con médicos, especialistas y oncólogos de Londres, mi ciudad, y tenemos en el Reino Unido un número desproporcionado de casos de cáncer para lo que es un Estado miembro próspero.

La pregunta que quiero hacerle es: cuando vuelva con estos oncólogos, ¿qué les voy a decir? ¿Les diré que vamos a hacer todo lo posible por garantizar que se aplique la recomendación del Consejo y que la Comisión se va a tomar en serio las cifras desproporcionadas que vemos de un Estado miembro a otro, y que hará un estudio comparativo de los Estados miembros de manera que podamos hacer algo acerca de esos índices, que son demasiado elevados?

 
  
MPphoto
 
 

  Markos Kyprianou, miembro de la Comisión. (EN) Le puedo asegurar que haré todo lo que pueda para que las recomendaciones sobre el cribado se cumplan y se apliquen al máximo posible. Sin embargo, se trata de recomendaciones, y tenemos que reconocer esta debilidad del sistema europeo. Por ello, al final, depende de cada Estado miembro aplicarlas y ejecutarlas tan efectivamente como sea posible. Quizás el informe presione algo a los Estados miembros. Sin embargo, el hecho es que, por la información que ya tenemos, hay todavía una gran disparidad entre los Estados miembros en cuanto a la aplicación de sus directrices de cribado y, por desgracia, la peor situación se da en muchos de los nuevos Estados miembros.

Sobre la base del informe habrá un debate durante la Presidencia eslovena que anunciarán pronto al Parlamento. El cáncer será el principal tema sanitario durante la Presidencia. Por tanto, estoy seguro de que tendremos más oportunidades para debatir esta cuestión. Por mi parte, haré todo lo que pueda por conseguir que estas directrices y recomendaciones se apliquen tan efectiva y fielmente como sea posible.

 
  
MPphoto
 
 

  Reinhard Rack (PPE-DE).(DE) El cribado es importante, la prevención es mejor. En los últimos meses se ha logrado producir una vacuna contra el cáncer cervical, un tipo de cáncer que sigue siendo muy problemático sobre todo en las mujeres jóvenes. Actualmente, los Estados miembros llevan a cabo prácticas sumamente distintas. Algunos permiten acceder a este tratamiento en el marco de la seguridad social y en otros únicamente puede realizarse en la medicina privada. Esto hace que resulte muy costoso y se convierte en un problema social. ¿Considera la Comisión que tiene posibilidades de influir en los Estados miembros para que el mayor número de mujeres y chicas reciban esta vacuna?

 
  
MPphoto
 
 

  Markos Kyprianou, miembro de la Comisión. (EN) Sí, lo sé, y de hecho tuvimos la oportunidad de discutir este asunto en el Consejo Informal de Sanidad de Aquisgrán en abril. Hemos pedido ahora al Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), que está trabajando en este asunto, que presente directrices y preste asesoramiento sobre esta cuestión. Por supuesto, lo que incluye o no incluye el sistema sanitario es, como usted sabe, responsabilidad de los Estados miembros, pero creo que, basándonos en el asesoramiento del ECDC, podemos seguir discutiendo la cuestión con los Estados miembros y ofrecer conocimiento. No obstante, la decisión final sobre las finanzas quedará en manos de los Estados miembros.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE).(EN) Uno de los grandes valores de la Unión Europea en el campo de la sanidad es la capacidad de extender las mejores prácticas. Aparte de examinar el resultado de las recomendaciones sobre el cribado, ¿pondrá la Comisión como ejemplo al país que se clasifique primero en cribado, tratamiento y bajas tasas de mortalidad y analizará no solo cómo han llegado ahí, sino cómo podría aplicarse eso a otros Estados miembros? No tiene sentido limitarse a reunir estadísticas y decir «estos países lo hacen bien» o «estos países lo hacen mal». También necesitamos saber por qué los mejores países lo consiguen y cómo podemos incorporar eso a otros sistemas de asistencia sanitaria de toda la Comunidad.

 
  
MPphoto
 
 

  Markos Kyprianou, miembro de la Comisión. (EN) Sí, teniendo en cuenta las limitaciones que he mencionado antes con respecto a la responsabilidad de la asistencia sanitaria, el intercambio de buenas prácticas es una de las mejores maneras de que la Unión Europea ofrezca valor añadido en este terreno.

El intercambio de buenas prácticas, las redes, los centros de referencia, todo esto puede permitir que aprendamos de los demás de manera que un Estado miembro pueda usar la experiencia y el conocimiento adquiridos en otro. Como usted sabe, tuvimos un debate sobre la Iniciativa del Servicio Sanitario hace unas semanas, y la cooperación internacional, las redes, el intercambio de buenas prácticas y los centros de referencia serán, de manera estructurada, una parte importante de esa iniciativa. Por desgracia, todavía hay algunos obstáculos jurídicos a esas formas de cooperación. Con suerte, esto se arreglará también mediante esta iniciativa. Será una de las prioridades básicas de esa iniciativa, que esperamos presentar antes de finales del año, en otoño. Tendremos por tanto la oportunidad de discutir esto también en el Parlamento.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente.

Pregunta nº 55 formulada por Marie Panayotopoulos-Cassiotou (H-0359/07)

Asunto: Nueva estrategia en materia de salud

¿Qué medidas concretas ha adoptado la Comisión Europea en el marco de la nueva estrategia en materia de salud, en particular las destinadas a los niños, con el fin de prevenir y luchar contra comportamientos peligrosos para la salud, como el tabaquismo, el consumo de alcohol y la obesidad?

¿Piensa la Comisión Europea que los niños tienen un derecho propio a la hospitalización y a la atención médica y farmacéutica, con independencia de los ingresos o trabajos de sus padres?

 
  
MPphoto
 
 

  Markos Kyprianou, miembro de la Comisión. (EL) Señor Presidente, la Comisión Europea tiene previsto adoptar una nueva estrategia en materia de salud para 2007 y esta estrategia será un marco general con objetivos cuantificables y un enfoque integral con respecto a todas las iniciativas en el sector sanitario a escala europea. Estoy de acuerdo en lo que podría llamar la implicación en la pregunta de su Señoría de que los niños y los jóvenes constituyen una prioridad especial para la Comisión Europea.

La estrategia se referirá a cuestiones como la importancia de un estilo de vida saludable y la necesidad de luchar contra la obesidad, el tabaquismo y el alcoholismo, pero también hará una referencia especial a sectores que afectan a niños y jóvenes.

Por supuesto, como dije en la pregunta anterior, nuestra iniciativa sobre servicios de salud y seguridad de alta calidad se adoptará en breve y dentro de este marco se tendrán en cuenta todos los valores fundamentales comunes adoptados por los Ministros de Sanidad hace un año, que apoyan los sistemas sanitarios de la Unión Europea. Los valores a los que se hace referencia en la decisión de los Ministros incluyen la igualdad, la universalidad y el acceso igualitario a los servicios sanitarios para todos –por supuesto, esto incluye a los niños–, independientemente de sus circunstancias económicas, y estos valores se tendrán cuenta en todas las iniciativas pertinentes de la Comisión Europea. Desde luego, la prestación de servicios sanitarios compete a los Estados miembros, pero la Comisión los apoyará en este esfuerzo y estos valores también serán tenidos en cuenta en nuestras iniciativas, siempre que se refieran al sector sanitario.

Creemos que todo esto constituirá un valioso punto de referencia para todas las actuaciones comunitarias en el sector sanitario.

 
  
MPphoto
 
 

  Marie Panayotopoulos-Cassiotou (PPE-DE).(EL) Señor Presidente, especialmente con respecto a los niños, dado que la estrategia sobre los derechos de los niños está siendo debatida y la comisión competente no se ha pronunciado en relación con el sector sanitario, quisiera preguntar si se ha previsto introducir determinados exámenes regulares en toda Europa para mantener el nivel de salud y un diagnóstico precoz de las enfermedades.

 
  
MPphoto
 
 

  Markos Kyprianou, miembro de la Comisión. (EL) Señor Presidente, huelga decir que esto es competencia de los Estados miembros, pero que, en el marco de las diversas estrategias que se adoptarán y en el marco del intercambio de mejores prácticas en varios sectores, por supuesto también se abordará la cuestión del mejor método de prevención y, sin duda, la realización de exámenes tempranos es un importante método de prevención. Sin embargo, asumimos que esto se abordará de forma sectorial. No espero que haya una provisión horizontal especial para los niños; sin embargo, en cada sector sanitario y en cada problema sanitario que pueda evitarse, la estrategia y la iniciativa se referirán específicamente a los niños y la prevención.

 
  
MPphoto
 
 

  Jörg Leichtfried (PSE).(DE) Señor Presidente, señor Comisario, usted ha mencionado el tema del alcoholismo. En Austria se observa un fenómeno poco común –o no tan poco común– entre los jóvenes, a saber, beber compulsivamente. Al parecer se trata de beber tanto alcohol en el menor tiempo posible hasta perder el conocimiento. ¿Cree usted que se trata de un fenómeno exclusivamente austriaco o bien existe una moda europea? Y en caso de que se trate de una moda europea, ¿ha considerado usted alguna medida para luchar contra esta manera extrema de beber y para evitarla a largo plazo?

 
  
MPphoto
 
 

  Markos Kyprianou, miembro de la Comisión. (EL) Señor Presidente, es probable que el problema del consumo excesivo de alcohol haya empezado en los Estados miembros del norte o noroeste de la Unión Europea, pero ahora se está ampliando a los países más meridionales. Ya sabemos que este problema afecta a España y hace poco tuve la oportunidad de tratar esta cuestión con la Ministra de Sanidad.

Este problema se aborda en la estrategia de lucha contra los efectos perjudiciales del consumo excesivo de alcohol, adoptada el año pasado por los Estados miembros. De hecho, estamos esperando a que el Parlamento Europeo se pronuncie a este respecto, pero la cuestión de la juventud y la lucha contra esta forma de consumo excesivo de alcohol en general figuran entre los principales objetivos de la estrategia. Sin embargo, en gran medida, y debo repetir algo que ya he dicho antes, la competencia la tienen los Estados miembros. No obstante, creemos que mediante esfuerzos destinados a intercambiar las mejores prácticas y transferir experiencias de un Estado miembro a otro y la cooperación con todas las agencias implicadas, podremos lograr resultados positivos. Precisamente por este motivo, la semana pasada mantuvimos la primera reunión del Foro Europeo del Alcohol y la Salud y, por supuesto, el problema que su Señoría ha planteado fue uno de los puntos abordados en dicho Foro.

 
  
MPphoto
 
 

  Paul Rübig (PPE-DE).(DE) El objetivo es vivir una vida larga y sana. ¿Tiene alguna propuesta sobre la forma en que podrían utilizarse los programas actuales de la Unión Europea, como por ejemplo el Séptimo Programa Marco de Investigación o el Programa para la Competitividad y la Innovación, con el fin de alcanzar este objetivo y qué planes tiene hasta 2013?

 
  
MPphoto
 
 

  Markos Kyprianou, miembro de la Comisión. (EL) Señor Presidente, por supuesto, en el sector de la salud en general, la estrategia básica de la Comisión Europea para este periodo es la prevención. Precisamente por esto nos centramos en numerosos esfuerzos por contrarrestar las repercusiones negativas sobre el sector de la salud, como dije antes, como el alcohol, el tabaco, la obesidad, la salud mental y todas estas cuestiones. Sin embargo, esto también formará parte de la estrategia; el enfoque se aplicará a todas las políticas europeas en todos los sectores, especialmente el sector de la investigación al que se ha referido su Señoría, y a los demás sectores de la Unión Europea, como la agricultura, el transporte y la política regional.

Concretamente en el sector de la investigación trabajo en estrecha colaboración con mi colega y gran parte de nuestra labor se centra en la investigación en el ámbito de la salud, como la investigación contra el cáncer, la gripe aviar y en otros sectores de la sanidad, porque creemos que es una de las prioridades básicas y que esto también se reconoce en el séptimo protocolo de financiación.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente.

Pregunta nº 56 formulada por Marc Tarabella (H-0360/07)

Asunto: Servicios sanitarios

El 20 de abril de 2007, la Comisión presentó los resultados de la consulta realizada en septiembre de 2006 sobre los servicios sanitarios.

La mayoría de las personas que respondieron a la consulta se declararon a favor de una acción comunitaria en el ámbito de la sanidad. ¿Puede hacer saber la Comisión cuáles son las primeras directrices sobre el curso que piensa dar a esta cuestión, en particular, para garantizar una mejor información a los pacientes con el fin de que puedan elegir con conocimiento de causa, aclarar las gestiones y plazos que se exigen a los pacientes que desean seguir un tratamiento en otro Estado miembro e indicar el derecho de recurso que piensa proponer contra las negativas de autorización previa de las autoridades nacionales?

 
  
MPphoto
 
 

  Markos Kyprianou, miembro de la Comisión. (EN) Como he dicho antes, ya tuvimos la oportunidad de discutir en mayo sobre estos servicios sanitarios, durante el debate sobre el informe de la señora Vergnaud, que nos ha sido muy útil. Puedo informar al Parlamento de que nos encontramos ahora en trance de redactar una propuesta. Después de unas pocas discusiones ministeriales, fue aprobada por los Ministros de Sanidad en el último Consejo, que expresó su esperanza de que la Comisión presentara la propuesta exactamente de la misma manera que el Parlamento. De manera que esperamos hacer esto tan pronto como sea posible, definitivamente antes de finales de año.

Previamente tuvimos una amplia consulta pública y su resultado también se tendrá en cuenta, pero el resultado básico es que la iniciativa a escala europea tiene valor añadido. Por supuesto que una parte importante de él será la cuestión de la información, y nos gustaría que se hiciera de la manera más exacta y objetiva. Nuestra intención es encontrar soluciones que generen un valor añadido real para los pacientes, los profesionales sanitarios y los proveedores de asistencia sanitaria, sin crear nuevas barreras burocráticas y respetando el principio de subsidiariedad. Garantizaremos la coherencia entre las propuestas sobre los servicios sanitarios y las iniciativas paralelas en curso de la Comisión sobre los servicios sociales de interés general, la cuestión más amplia de los servicios de interés general y la modernización y simplificación en curso de las normas sobre la coordinación de los sistemas de seguridad social.

Como he dicho antes, la información a los ciudadanos es una parte importante, de manera que se harán esfuerzos por acceder a la información; algunos ya se han hecho y se han puesto en práctica con una nueva página web sobre la cobertura de los costes de la asistencia sanitaria en el exterior. Esta página web, que ya está disponible en francés, inglés y alemán, lo estará muy pronto también en todas las lenguas oficiales.

Por supuesto que informaremos al Parlamento de las próximas propuestas tan pronto como las ultime la Comisión, pero puedo describir ampliamente las principales cuestiones que van a presentar las propuestas: mejora de la información a los pacientes, en particular sobre la asistencia sanitaria internacional; la cuestión de la seguridad y calidad generales de los servicios sanitarios; los derechos de los pacientes a una indemnización cuando sufren un perjuicio; el respeto de la intimidad; garantías procesales para los pacientes en relación con la asistencia sanitaria internacional; la recolección de datos en los servicios sanitarios internacionales; y la ayuda para la cooperación europea en cuestiones como las redes de referencia europeas, el desarrollo de directrices de calidad y seguridad o el desarrollo de datos e indicadores comparables.

 
  
MPphoto
 
 

  Marc Tarabella (PSE) .(FR) Señor Presidente, señor Comisario, me gustaría saber si la Comisión dispone de datos estadísticos anuales que indiquen el número de ciudadanos de cada Estado miembro que desean recibir asistencia sanitaria en otro Estado miembro y, en caso de que así sea, por qué motivos. A falta de estos datos, ¿sabe la Comisión el número de quejas presentadas por ciudadanos de un Estado miembro a los que se haya denegado la autorización para recibir asistencia sanitaria en otro Estado miembro?

 
  
MPphoto
 
 

  Markos Kyprianou, miembro de la Comisión. (EN) Uno de los problemas es que no tenemos suficientes estadísticas sobre este asunto. Pero sabemos por las pruebas de que disponemos que es por lo menos el 1 % de la asistencia sanitaria, así que esto aumentará las expectativas. La principal razón hasta ahora es la cuestión de la falta de información. La gente no sabe que tiene este derecho, y cuanto más lo sepa, más querrá tratarse en el extranjero. Esta es una oportunidad para nosotros de regular antes de que se convierta en una cuestión demasiado grande, antes de que sea demasiado tarde.

Me temo que no tengo dato alguno sobre quejas por no haberse concedido la autorización. Como sabe, hemos tenido casos en el Tribunal de Justicia Europeo en los que los ciudadanos estaban descontentos con una decisión negativa pero, al mismo tiempo, la falta de conocimiento de los pacientes de que pueden recurrir ante instancias europeas tampoco nos da un cuadro claro y exacto. Por eso, cuando estaba respondiendo a su pregunta anterior, solo pensaba en la recopilación de datos y el servicio sanitario transfronterizo, que será una de las prioridades de la nueva iniciativa.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. Las preguntas que, por falta de tiempo, no han recibido respuesta oral, la recibirán por escrito (Véase el Anexo).

Con esto concluye el Turno de preguntas.

(La sesión, suspendida a las 19.40 horas, se reanuda a las 21.00 horas)

 
  
  

PRESIDENCIA DEL SR. MAURO
Vicepresidente

 
  

(1)1 DO L 228 de 11.8.1992, p.1.
(2)2 DO L 181, de 20.7.2000, p. 65.

Aviso jurídico - Política de privacidad