Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Debates
Miércoles 24 de octubre de 2007 - Estrasburgo Edición DO

15. Turno de preguntas (preguntas al Consejo)
PV
MPphoto
 
 

  Presidente. − Señorías, el punto siguiente es el turno de preguntas al Consejo. Lo mismo que hicimos ayer durante el turno de preguntas a la Comisión, vamos a aplicar de forma experimental algunas reglas nuevas que han sido propuestas como parte de la reforma del Parlamento. Están siendo analizadas por un grupo especial e inciden básicamente en dos ámbitos. Primero, quiero invitar a sus Señorías a que ocupen los escaños de delante para dar un aire más acogedor a la sesión y, segundo, las preguntas complementarias serán contestadas de un tirón por el Presidente en ejercicio del Consejo después de haber sido formuladas. En consecuencia, puesto que normalmente permitimos dos preguntas complementarias, en lugar de que cada una de ellas reciba una contestación de forma individual, el Consejo responderá conjuntamente a ambas al final.

De conformidad con el orden del día, se procede al turno de preguntas al Consejo (B6-0318/2007).

Se han presentado las preguntas siguientes al Consejo.

Pregunta nº 1 de Manuel Medina Ortega (H-0678/07)

Asunto: Fondo de Solidaridad para catástrofes

Teniendo en cuenta la gravedad de los incendios forestales de este verano en ciertos países de la Unión, como Grecia y España, y demostrada la falta de respuesta rápida y eficaz de la Unión a estas situaciones, ¿se propone el Consejo desarrollar las normas del Fondo de Solidaridad para que en el futuro podamos contar con mecanismos adecuados para enfrentarnos a este tipo de catástrofes y paliar sus daños?

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Lobo Antunes, Presidente en ejercicio del Consejo. − (PT) Señor Presidente, Señorías, en contestación a esta pregunta quiero decir que, como usted sabe, el actual Fondo de Solidaridad de la Unión Europea se creó para responder a las catástrofes de dimensiones graves y extraordinarias, a raíz de las inundaciones que asolaron Europa Central en el verano de 2002.

En 2002, a propuesta de la Comisión Europea, el Consejo aprobó un Reglamento que creaba el Fondo de Solidaridad de la Unión Europea. El artículo 14 de dicho Reglamento sobre el Fondo de Solidaridad establece que «a propuesta de la Comisión, el Consejo revisará el presente Reglamento a más tardar el 31 de diciembre de 2006».

En 2005, la Comisión propuso que el Reglamento (CE) nº 2012/2002 se sustituyera por un nuevo Reglamento sobre el Fondo de Solidaridad. Esta propuesta buscaba sobre todo ampliar el ámbito de aplicación del instrumento a fin de cubrir las catástrofes industriales y tecnológicas, las emergencias en materia de salud pública y actos de terror, así como reducir los criterios para clasificar una catástrofe como grave.

La propuesta consistía en suprimir del Reglamento en vigor los criterios de excepcionalidad regional, pero que, en circunstancias excepcionales, la Comisión pudiera admitir la existencia de una catástrofe grave.

El Parlamento Europeo publicó un dictamen a ese respecto en mayo de 2006 y, todavía durante 2006, el Consejo discutió la propuesta de la Comisión y el dictamen del Parlamento a los niveles apropiados, aunque no se alcanzó ningún acuerdo.

En consecuencia, el Reglamento (CE) nº 2012/2002 continúa siendo aplicable, habiendo propuesto la Comisión su movilización durante 2007. Como ya tuve oportunidad de comunicarle el mes pasado en respuesta a una pregunta similar, hasta donde sabe el Consejo, en los casos de catástrofes contemplados por el Reglamento, su aplicación ha resultado eficaz. La Comisión Europea elabora periódicamente informes que describen en detalle el uso del Fondo de Solidaridad.

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Medina Ortega (PSE). - La propuesta del Consejo ha sido perfectamente clara. Llevamos un retraso enorme en este nuevo Reglamento. La pregunta complementaria y concreta que le hago al Consejo es la siguiente: este verano casi se nos quema la cuna de la civilización occidental que es la Grecia clásica, incluyendo los estadios olímpicos. ¿Está esperando el Consejo a que se queme el Vaticano, a que se queme el Palacio del Prado, a que se queme el Palacio de Belém, o podemos esperar que antes del próximo verano dispongamos de un Reglamento que pueda enfrentarse con este tipo de catástrofes?

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Lobo Antunes. (PT) Señor Presidente, señor Medina Ortega, evidentemente no estamos esperando a que Roma, Lisboa, Londres o Paris sufra una catástrofe natural para estudiar este asunto en mayor detalle. Esperamos sinceramente que el Palacio de Belém o la Torre de Belém continúen en pie durante muchos siglos, como ha ocurrido hasta ahora.

Por lo que respecta a los plazos para modificar las reglas actuales, no puedo ciertamente, en nombre del Consejo, comprometer ninguna fecha concreta.

 
  
MPphoto
 
 

  Elizabeth Lynne (ALDE). - (EN) Gracias por su respuesta, pero quiero insistir en la pregunta anterior. Tenemos que saber cuándo se va a cambiar esto.

Me refiero en concreto a las inundaciones en el Reino Unido. Evidentemente, la pregunta hace referencia a los incendios, pero el fondo de solidaridad cubre las inundaciones. Mi región de los West Midlands se ha visto muy afectada. Mi propio pueblo, en Worcestershire, se ha visto afectado, al igual que el resto del condado, y las zonas circundantes en Hereford y Shropshire.

Evidentemente, el Gobierno británico ha convocado un concurso de proyectos financiados con cargo al Fondo de Solidaridad. Espero que la Comisión lo vea con buenos ojos y que el Consejo intente y consiga introducir algunos cambios en el funcionamiento del Fondo de Solidaridad, para que en el futuro podamos recibir esa financiación con mayor celeridad.

Asimismo, ¿puede el representante del Consejo decirnos qué piensa sobre la fuerza de reacción rápida y si ésta va a intervenir para construir defensas contra las grandes inundaciones en las zonas afectadas?

 
  
MPphoto
 
 

  Jörg Leichtfried (PSE).(DE) Señor Presidente, ante todo, permítame decir que me parece muy bien que podamos estar sentados juntos aquí abajo. Creo que se trata de una idea muy buena.

En cuanto a la propia pregunta, quisiera decir unas palabras sobre los incendios, señor Ministro, que en algunos casos se deben a causas naturales, pero en otros se producen de manera intencionada. Esta actitud incendiaria se ve alentada por la situación jurídica en algunos países, ya que ofrece ciertas ventajas a determinadas personas.

¿Se ha contemplado la posibilidad de presionar a esos países para que modifiquen la situación jurídica, de forma que en el futuro no exista tal incentivo?

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Lobo Antunes. (PT) Muy bien. Creo que ya he contestado al menos algunas de las preguntas que se acaban de plantear. También he dicho ya que nuestra evaluación de cómo ha funcionado este Fondo de Solidaridad en el pasado ha sido positiva, en el sentido de que ha funcionado correctamente.

Se está estudiando el asunto de la fuerza de reacción rápida. Todavía no se ha adoptado ninguna decisión, ya que el tema todavía está siendo evaluado y debatido por el Consejo. Tampoco se ha tomado ninguna decisión sobre la prevención de incendios, aunque se han realizado muchas cosas. Queda mucho por hacer y supongo que éste es un ámbito en el que el intercambio de experiencias conocidas como «buenas prácticas» y la cooperación entre Estados miembros a escala de la UE pueden resultar de gran provecho.

Todavía hay que realizar mayores esfuerzos en este ámbito. Debo decir que mi país es un lugar que se ve afectado sistemáticamente, año tras año, por los fuegos y los incendios provocados y todos los asuntos relacionados con ellos, en especial los incendios forestales. A nivel nacional hemos adoptado una serie de medidas e iniciativas que han resultado muy satisfactorias en cuanto a la prevención de los fuegos y los incendios provocados y, desde luego, estaremos encantados de compartir nuestras experiencias con todos los Estados miembros.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente.

Pregunta nº 2 de Marie Panayotopoulos-Cassiotou (H-0680/07)

Asunto: Política europea integrada para las personas con discapacidad

¿Contempla el Consejo la posibilidad de adoptar una decisión común con vistas a una política europea integrada para el apoyo, la formación profesional y la integración de los ciudadanos con discapacidad?

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Lobo Antunes, Presidente en ejercicio del Consejo. − (PT) Gracias por su pregunta, señora Panayotopoulos-Cassiotou. Como sabe, el Consejo solamente puede actuar en su capacidad legisladora sobre la base de una propuesta realizada en algún momento por la Comisión.

A fecha de hoy, el Consejo no ha recibido todavía ninguna propuesta legislativa de decisión del Consejo con vistas a establecer una política europea integrada para el apoyo y para proporcionar formación profesional para los ciudadanos con discapacidad y garantizar su integración en la sociedad.

Como sabe, el Consejo aprobó en 2000 la Directiva 2000/78/CE relativa al establecimiento de un marco general para la igualdad de trato en el empleo y la ocupación. Prohíbe la discriminación por diferentes motivos, incluida la discapacidad. Además, el año presente (2007) ha sido declarado «Año Europeo de la Igualdad de Oportunidades para Todos» en virtud de una decisión que el Consejo y el Parlamento adoptaron conjuntamente conforme al procedimiento de codecisión.

 
  
MPphoto
 
 

  Marie Panayotopoulos-Cassiotou (PPE-DE).(EL) Señor Presidente, quiero darle las gracias al Presidente en ejercicio del Consejo. La supresión de la discriminación en el empleo no constituye una forma eficaz de abordar el problema de la discapacidad. Ayer mismo se anunció el programa de salud que contempla nuevas tecnologías. ¿No podría utilizarse esta propuesta para permitir a un elevado porcentaje de ciudadanos europeos, que podrían estar en activo y resultar útiles a la sociedad en su conjunto en unos momentos de recesión demográfica, desarrollar todo su potencial y vivir en cohesión social?

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Lobo Antunes. (PT) Señor Presidente, señora Panayotopoulos-Cassiotou, considero que esa intervención ha sido más un comentario de tipo general que una pregunta directa. Sin embargo, creo que, a pesar de todo, hemos asistido a un incremento gradual de la sensibilidad en los Estados miembros, y también a escala de la UE, acerca de la necesidad de trabajar juntos a fin de responder apropiadamente a los asuntos implicados en este ámbito.

Debo decir asimismo que, durante la Presidencia portuguesa y como parte del Año Europeo de la Igualdad de Oportunidades para Todos, la Presidencia va a acoger en Lisboa el 19 y 20 de noviembre una importante conferencia sobre este asunto, durante la cual vamos a intentar, desde luego, repasar la situación en lo tocante a los asuntos significativos. Por supuesto, también vamos a procurar recabar compromisos políticos sobre este tema para el futuro.

 
  
MPphoto
 
 

  Paul Rübig (PPE-DE).(DE) ¿Qué medidas va a plantear el Consejo con vistas a hacer el transporte público más accesible para las personas con discapacidad? ¿Considera que existe alguna oportunidad para utilizar buenas prácticas y comparaciones a fin, sencillamente, de contribuir a mejorar la situación aquí?

 
  
MPphoto
 
 

  Reinhard Rack (PPE-DE).(DE) Señor Presidente en ejercicio del Consejo, hemos recogido de forma explícita los derechos de las personas con discapacidad en la Carta de los Derechos Fundamentales, que se convertirá en parte del Tratado de Lisboa y, por ende, serán total y jurídicamente vinculantes. ¿Contempla alguna oportunidad de que la Presidencia del Consejo haga un llamamiento a los Estados miembros para que reaccionen de forma práctica a las nuevas oportunidades que se han creado y para adoptar medidas adecuadas a fin de garantizar que las personas con discapacidad tengan más y mejores perspectivas?

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Lobo Antunes. (PT) Quiero hacer dos comentarios. La Carta de los Derechos Fundamentales todavía no se halla plenamente en vigor y no ha sido publicada. Tampoco lo ha sido el Tratado de Lisboa y, por tanto, hemos de esperar de momento. Evidentemente no puedo predecir en octubre qué iniciativas o decisiones puede adoptar el Consejo en este ámbito. Además, como es sabido, la Carta de los Derechos Fundamentales no constituye por sí misma un fundamento jurídico para iniciativas legislativas.

Con respecto a la cuestión del transporte, puesto que la Comisión no propone iniciativas para su aprobación por el Consejo en esta materia, el asunto sigue siendo competencia de los Estados miembros. Les compete claramente a ellos, a nivel nacional, proponer las medidas necesarias que consideren oportunas y ajustadas a las circunstancias concretas.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente. − Señorías, las siguientes tres preguntas de Marian Harkin, Avril Doyle y Esko Seppänen fueron contestadas en el debate de ayer. De acuerdo con el apartado 2 de la parte A del Anexo II del Reglamento del Parlamento Europeo, estas preguntas no son admisibles, así que pasamos a la siguiente.

Las preguntas nº 3, 4 y 5 no son admisibles, ya que el tema en cuestión ya se encuentra en el orden del día de este período parcial de sesiones.

Pregunta nº 6 de Sarah Ludford (H-0687/07)

Asunto: Autores de crímenes sexuales

¿Considera la Presidencia portuguesa satisfactoria la actuación de la UE y sus Estados miembros, que están adoptando todas las medidas a su alcance para identificar, entregar a las autoridades judiciales y supervisar tras condena judicial a los autores de crímenes sexuales contra niños, y para intercambiar información sobre los delitos de pederastia y proteger y rescatar a los niños desaparecidos, secuestrados o que corran algún peligro de esta índole?

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Lobo Antunes, Presidente en ejercicio del Consejo. − (PT) Señor Presidente, señora Ludford, la protección de los niños contra la explotación sexual y la lucha contra el tráfico de seres humanos son asuntos de enorme importancia para la Unión Europea.

A este respecto, quiero remitir a la Resolución del Consejo de 27 de septiembre de 2001 sobre la contribución de la sociedad civil para encontrar niños desaparecidos o sometidos a explotación sexual, en la que el Consejo declaraba que la lucha contra la desaparición y la explotación sexual de los niños constituye una prioridad para la Unión Europea.

A tal fin, el Consejo ha aprobado varios instrumentos jurídicos que abordan determinados aspectos de esta cuestión, incluida la Acción conjunta de 24 de febrero de 1997 relativa a la lucha contra el tráfico de seres humanos y la explotación sexual de los niños, la mencionada Resolución del Consejo de 27 de septiembre de 2001 sobre la contribución de la sociedad civil para encontrar niños desaparecidos o sometidos a explotación sexual y, por último, la Decisión marco del Consejo de 22 de diciembre de 2003 relativa a la lucha contra la explotación sexual de los niños y la pornografía infantil.

La reciente propuesta de Decisión marco relativa al reconocimiento y ejecución en la Unión Europea de las prohibiciones derivadas de las condenas por delitos sexuales cometidos contra niños, presentada por el Reino de Bélgica, ha sido evaluada por el Consejo junto con otras propuestas, como la de la Decisión marco del Consejo para tener en cuenta las condenas en los Estados miembros de la Unión Europea en el transcurso de nuevos procesos criminales y la propuesta de Decisión marco del Consejo relativa a la organización y el contenido del intercambio de información obtenida de registros penales entre Estados miembros.

A raíz del proceso de negociación, el Consejo ha decidido fusionar las disposiciones de la iniciativa presentada por el Reino de Bélgica con el instrumento sobre el intercambio de información obtenida de los registros penales. En consecuencia, la información sobre la condena de una persona por agresiones sexuales a niños deberá facilitarse a las autoridades competentes de los Estados miembros.

La Decisión marco del Consejo de 22 de diciembre de 2003 relativa a la lucha contra la explotación sexual de los niños y la pornografía infantil contiene una definición de delitos relativos a la explotación sexual de los niños y la pornografía infantil y solicita a los Estados miembros que adopten medidas para garantizar que tales delitos sean castigados con prisión de uno a tres años y, en determinados casos, con un máximo de cinco a diez años. Dicha Decisión marco fija el 20 de enero de 2006 como fecha de implantación por los Estados miembros. Sobre la base de las notificaciones recibidas por el Consejo y la Comisión sobre las medidas de ejecución y el informe elaborado por la Comisión, el Consejo debe analizar, antes del 20 de enero de 2008, el grado en que los Estados miembros han cumplido las obligaciones derivadas de esta Decisión marco.

 
  
MPphoto
 
 

  Sarah Ludford (ALDE).(EN) Agradezco mucho a la Presidencia su respuesta.

El caso de Madeleine McCann ha despertado un gran interés y también, desde luego, mucha polémica. No voy a entrar en los detalles del caso, pero lo que me interesa aquí son las lecciones generales que podemos aprender en cuanto a la idoneidad de la acción europea en casos de desaparición de niños. Quiero preguntar sobre tres cuestiones.

La primera se refiere a la línea de asistencia telefónica para niños desaparecidos. Ayer, el Comisario Frattini nos dijo que no estaba del todo satisfecho con la actuación de los Estados miembros en la transposición de la decisión tomada por el Consejo en febrero de crear una línea telefónica única, el 116, para niños desaparecidos, que tendría que estar funcionando desde el mes de agosto. Sólo cuatro Estados miembros han elegido ya a un proveedor del servicio, mientras que otros tres ni siquiera han respondido a una petición de información. ¡No puede tacharse de admirable, desde luego! ¿Investigará lo que está pasando con los otros 23 Estados miembros?

Segundo, hace unas semanas, los Ministros de Justicia e Interior pidieron que se creara una base de datos europea sobre niños desaparecidos. Creo que se han hecho algunos intentos privados en colaboración con YouTube y los padres de Madeleine McCann. ¿Apoyará la UE la creación de una base de datos adecuada?

Tercero, han hablado ustedes de trabajar en el intercambio de información sobre autores de delitos sexuales, ¿pero cuándo vamos a tener una base de datos informatizada?

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Lobo Antunes. (PT) Señor Presidente, señora Ludford, sólo quiero decir lo siguiente en respuesta a las distintas preguntas planteadas.

Primero, muchas de estas medidas son relativamente recientes o muy recientes y, por tanto, es necesario evaluar sus efectos. Eso se está haciendo y nosotros vamos a evaluar, desde luego, lo que ha funcionado y lo que ha fallado y si estamos progresando adecuadamente en este ámbito. Eso es lo que tenemos que hacer, no perseguir a los Estados miembros, intentando echar las culpas o repartiendo responsabilidades.

Se trata de un proceso de cooperación que requiere diálogo entre los Estados miembros sobre la base de experiencias que hemos de intercambiar. A pesar de todo, considero que hemos realizado progresos válidos en este ámbito en respuesta a situaciones que son verdaderamente terribles en términos humanitarios.

Por último, considero que el Tratado de la Reforma también es valioso a este respecto, ya que promueve y permite de manera eficaz una cooperación más amplia y mejor entre los Estados miembros para luchar contra este tipo de delito.

 
  
MPphoto
 
 

  Mairead McGuinness (PPE-DE). - (EN) Señor Presidente en ejercicio, ha mencionado usted la cuestión del «tráfico de seres humanos» y su intervención me ha complacido porque creo que, aunque conocemos algunos casos de niños desaparecidos, como el caso McCann, hay muchos niños y adultos jóvenes que llegan a los Estados miembros de la Unión víctimas del tráfico de seres humanos. Quiero preguntarle si cree que se está haciendo suficiente en esta cuestión. Y quiero pedirle también que se ayude a las víctimas cuando se las encuentre en un Estado miembro: que se las rehabilite y que se les devuelva a sus respectivos países, o que se garantice que no se conviertan en delincuentes en el Estado miembro de destino. Creo que éste es un problema realmente grave en la Unión.

 
  
MPphoto
 
 

  Jörg Leichtfried (PSE). (DE) Señor Ministro, he procurado seguir con atención su respuesta a la señora Ludford. Ella le ha planteado una pregunta muy concreta que usted no ha contestado, a saber, cómo pretende usted perseguir a los Estados miembros que todavía no han creado la línea de atención telefónica. Quizá pueda ser usted un poco más concreto en su respuesta.

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Lobo Antunes. (PT) No soy ni un experto en política penal ni Ministro de Justicia. Estoy aquí en representación del Consejo y sólo puedo decirle lo que, de momento, parece ser un sentimiento general del Consejo. Siempre es posible hacer más y hacerlo mejor, pero lo cierto es que, como ya he dicho, existen una serie de instrumentos legales que corresponden adecuadamente a este deseo de luchar eficazmente contra este tipo de delito. Como he manifestado, muchas de tales medidas son recientes y es necesario evaluarlas como es debido.

Quedaba una cuestión: incrementar la sensibilidad de los Estados miembros y sus ciudadanos sobre un fenómeno que, en términos de aumentar la conciencia acerca de su magnitud y gravedad, es realmente nuevo. Como siempre ocurre con los fenómenos nuevos que precisan ser estudiados y evaluados, existe desde luego un procedimiento a seguir. Cuando sea necesario, vamos a continuar haciendo un llamamiento a aquellos Estados miembros que tal vez no hayan cumplido sus obligaciones en lo referente a la implantación de iniciativas o legislación, a fin de que lo hagan lo antes posible. Si se ha adquirido un compromiso, debe ser respetado y llevado a la práctica en este y en todos los demás ámbitos.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente.

Pregunta nº 7 de Lambert van Nistelrooij (H-0689/07)

Asunto: Fusión de las compañías energéticas «Suez» y «Gaz de France»

El pasado 3 de septiembre se anunció que los consejos de administración de la compañía energética francesa «Suez» y la compañía estatal «Gaz de France» han decidido llevar a cabo la proyectada fusión. Con ella se crearía la cuarta empresa más grande del sector energético, después de «Gazprom», «Electricité de France» y «EON». La Comisión ya ha obligado a la empresa resultante de la fusión a abandonar una serie de actividades en Bélgica y Francia.

En opinión del Consejo, ¿siguen ajustándose estos planes de fusión a los principios que defiende actualmente en relación con la liberalización del mercado energético en la Unión Europea?

¿En qué medida han prometido la nueva empresa resultante de la fusión y el Estado francés que procederían a la separación de la propiedad de las redes principales, tal como solicita la Comisión Europea que se haga?

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Lobo Antunes, Presidente en ejercicio del Consejo. − (PT) Señor Presidente, Señorías, en primer lugar debo decir que, como es sabido, las conclusiones del Consejo Europeo de primavera de 2007 cubrían exhaustivamente la política energética de la UE, incluido el asunto del mercado interior de gas y electricidad.

El Consejo no puede aventurar una opinión sobre si los planes de la fusión, en su situación actual, están de acuerdo con esa parte de las conclusiones. El Consejo quiere señalar que estas conclusiones del Consejo Europeo constituían una contribución al tercer paquete energético de la Comisión Europea, presentado en septiembre de 2007, que tiene como finalidad liberalizar subsiguientemente el mercado interior para gas y electricidad. Sólo después de haber alcanzado un acuerdo sobre los Reglamentos y Directivas propuestos y de que estos hayan entrado en vigor resultará posible evaluar si la compañía fusionada «GDF Suez» cumple las disposiciones legislativas pertinentes. Segundo, el Consejo debe señalar que, conforme a las disposiciones sobre competencia del Tratado, la Comisión Europea es responsable de verificar la compatibilidad de todos los acuerdos intercompañías con las normas de la Comunidad.

 
  
MPphoto
 
 

  Lambert van Nistelrooij (PPE-DE). - (NL) Pienso que es muy acertado que la Comisión evalúe la política y las medidas concretas. Tengo una pregunta adicional referente al mercado europeo, la realización del mercado único.

El propósito explícito tras la separación de las empresas es provocar una inversión real en las redes, y podemos apreciar que en este ámbito, incluso entre países, no hemos respetado los acuerdos que han sido pactados. Los países deberían estar en condiciones de intercambiar el 10 %, lo que se denominó interoperabilidad, y vamos muy retrasados en ese aspecto.

Mi pregunta es esta: ¿qué actividades va a emprender el Consejo para primar realmente las inversiones a fin de mejorar la conexión entre Francia y España, por ejemplo? La gente puede comprar a los vecinos a menor precio, pero si no existe conexión de las líneas, eso no resulta posible. ¿Qué va a hacer a este respecto?

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Lobo Antunes. (PT) Señor Presidente, señor van Nistelrooij, el Consejo ha adoptado una serie de medidas sobre temas energéticos durante el último Consejo Europeo en marzo. Ahora deben ponerse en práctica, sobre la base de las propuestas de la Comisión. Cada órgano y cada institución deben asumir sus propias responsabilidades: la Comisión, presentando sus propuestas, el Consejo aprobando, rechazando o modificándolas, y luego el Tribunal, dictaminando si la legislación y las sanciones de los Estados miembros se ajustan o no a la legislación en vigor. Esto es todo lo que puedo decir por ahora.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente. − La pregunta nº 8 ha sido retirada. La pregunta nº 9 decae al estar ausente su autor.

Pregunta nº 10 de Roberta Alma Anastase (H-0702/07)

Asunto: Facilitación de la expedición de visados a ciudadanos de la República de Moldova y de Georgia

Los ciudadanos de la República de Moldova y de Georgia se encuentran con dificultades para la obtención de visados de entrada en los Estados miembros de la UE. Por otra parte, la entrada en vigor del Acuerdo entre la Comunidad Europea y la Federación Rusa sobre la facilitación de la expedición de visados ha dado lugar a una situación paradójica en la que los ciudadanos de las regiones separatistas de Abjasia, Osetia del Sur y Transdniéster, que en su mayoría son titulares de pasaportes rusos, se benefician de un régimen de facilidades para obtención de visados y viajes. ¿De qué modo piensa contribuir el Consejo a agilizar el proceso de facilitación del régimen de expedición de visados a los ciudadanos de la República de Moldova y de Georgia y la aplicación de los acuerdos respectivos? Igualmente, es urgente que el mayor número posible de Estados miembros de la UE se adhieran al Centro Común de Solicitud de Visados de Chisinau con el fin de poner en práctica la facilitación de la expedición de visados. ¿Cómo se explica que hasta ahora solamente se hayan adherido a este Centro unos pocos Estados y de qué modo piensa el Consejo impulsar a los demás Estados a que se adhieran?

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Lobo Antunes, Presidente en ejercicio del Consejo. − (PT) Señora Anastase, en una Decisión de 19 de diciembre de 2006, el Consejo encargaba a la Comisión negociar un acuerdo entre la Comunidad Europea y la República de Moldova sobre la facilitación de la expedición de visados. Este acuerdo fue rubricado en Chisinau el 25 de abril de 2007 y ratificado en Bruselas el 10 de octubre de 2007, de hecho, por mí.

Dada la rápida conclusión de este acuerdo, el Parlamento Europeo va a ser consultado sobre el proyecto de decisión relativa a la conclusión de este acuerdo. El 17 de octubre, el Gobierno de Moldova ha aprobado dos leyes ratificando los acuerdos con la Unión Europea sobre la facilitación de la expedición de visados y la readmisión.

En nombre del Consejo, puedo decirles que la Comisión no posee actualmente ningún mandato para iniciar negociaciones sobre un acuerdo similar con Georgia. Por lo que respecta al Centro Común de Solicitud de Visados en Chisinau, la cooperación entre los Estados miembros es una cuestión que sólo les compete decidir a ellos mismos.

 
  
MPphoto
 
 

  Roberta Alma Anastase (PPE-DE). - (RO) Enhorabuena por firmar los acuerdos con la República de Moldova. Por lo que respecta a este asunto, quiero apuntar dos cosas: ante todo, considero necesario incluir en el debate relativo a las relaciones entre el Consejo y la República de Moldova una situación que se produjo inmediatamente después de firmar estos acuerdos el 12 de octubre, en la frontera de la República de Moldova, a algunas delegaciones oficiales procedentes de Rumania se les denegó el acceso al territorio de la República de Moldova. Puesto que considero que una facilitación de expedición de visados debería ir seguida, llegado el momento, de una acción recíproca, me interesaría saber si el Consejo tiene el propósito de abordar este asunto. Segundo, en los acuerdos que usted ha firmado, se hace referencia al idioma moldovo, un idioma que no está reconocido. Quiero señalar esto en especial, ya que sólo existe una lengua, la lengua rumana, reconocida en la Unión Europea. Por lo que respecta a Georgia, creo que las cosas deberían tender a evitar la situación a que se enfrentan los ciudadanos de este país, en comparación con los ciudadanos de Osetia del Sur.

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Lobo Antunes. (PT) Señor Presidente, como he dicho, yo firmé este acuerdo de facilitación de expedición de visados con Moldova y puedo decirles que esta acción, esta iniciativa, este acuerdo fue debidamente valorado y reconocido por el Gobierno moldovo.

Se trata de un instrumento enormemente importante tanto para nuestras relaciones con Moldova, como para todas nuestras relaciones con nuestros países vecinos. Espero sinceramente que este acuerdo contribuya, como pretende, a fortalecer las relaciones entre la UE y Moldova y, en concreto, a reforzar la «dimensión humana» de la Política Europea de Vecindad, en otras palabras, a aproximar a la gente para que todos lleguemos a conocernos más y mejor, puesto que, indudablemente, eso es lo que vigoriza el espíritu y el entendimiento europeos.

Desde luego habrá que evaluar todas las dificultades a la hora de aplicar este acuerdo. Tales dificultades son muy recientes, pero puedo afirmar que, siempre que los acuerdos firmados por la Unión Europea con terceros países desembocan en problemas o dificultades, cuando no producen los resultados apetecidos o cuando originan resultados erróneos, la Comisión, a ser posible en cooperación con el Consejo, tiene que estudiar qué esta ocurriendo y, si procede, efectuar las modificaciones necesarias.

Por lo que respecta a Georgia, he tomado nota de su comentario, señora Anastase.

 
  
MPphoto
 
 

  Danutė Budreikaitė (ALDE).(LT) ¿Existe algún plan para adoptar algún acuerdo sobre un régimen de facilitación de expedición para los visados a Belarús? Tras la ampliación del espacio Schengen, Lituania, que tiene mucha frontera con Belarús, tendrá dificultades para invitar a la gente de ese país para que venga de visita y, además, los belarusos no podrán visitar a los familiares que vivan al otro lado de la frontera. ¿Existe algún plan sobre esto?

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Lobo Antunes. (PT) Señor Presidente, señora Budreikatė, como sabe, las decisiones sobre la firma de acuerdos de facilitación de expedición de visados se adoptan caso a caso. Naturalmente tienen en cuenta el país en cuestión, el tipo de relación que tenemos con el mismo, los asuntos de seguridad técnica y demás. En consecuencia, si procede, con respecto a Belarús o cualquier otro país, habrá de proponerse en su momento una decisión por parte de la Comisión al Consejo y este último tendrá que decidir sobre ella. No obstante, como he dicho, no se puede adoptar simplemente una decisión para firmar este tipo de acuerdo o para iniciar negociaciones sin que se cumplan ciertas condiciones técnicas y políticas.

Sin embargo, cuando resulta técnica y políticamente factible firmarlos, los acuerdos sobre facilitación de expedición de visados contribuyen, como he dicho, a la «dimensión humana» o la «dimensión humanitaria» de la Política de Vecindad. No podemos ser extraños los unos para los otros; por el contrario, tenemos y podemos conocernos mutuamente más y mejor.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente.

Pregunta nº 11 de Dimitrios Papadimoulis (H-0703/07)

Asunto: Creación de una fuerza europea de protección civil

El Parlamento Europeo, en su Resolución de 4 de septiembre de 2007 (P6_TA(2007)0362) sobre las catástrofes naturales, se refiere en particular a los incendios intencionados del pasado verano en Grecia. En dicha Resolución, al igual que en el informe correspondiente (A6-0286/2006 de 18.9.2006) sobre la creación de un mecanismo comunitario de protección civil, se reconoce, entre otras cosas, la importancia de un mecanismo comunitario de protección civil y se pide la creación de una fuerza europea de protección civil que pueda hacer frente de inmediato a las situaciones de emergencia, como también se pedía en el informe del antiguo Comisario Barnier.

Teniendo en cuenta que la creación de una fuerza europea de protección civil ayudará en gran medida a las autoridades nacionales de los Estados miembros, que cargan con el peso de la protección civil, ¿qué piensa el Consejo sobre la creación de este tipo de fuerza?

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Lobo Antunes, Presidente en ejercicio del Consejo. − (PT) Señor Papadimoulis, el Consejo quiere señalar que, el 15 y 16 de junio de 2006, así como el 14 y 15 de diciembre de 2006, el Consejo Europeo respaldó o tomó nota de los informes de la Presidencia sobre el refuerzo de las capacidades de respuesta por parte de la UE a situaciones de emergencia o crisis a fin de mejorar la coordinación y la distribución de los activos disponibles.

El Consejo Europeo de junio de 2006 además emitió directrices adicionales sobre la mejora de las capacidades de respuesta de la Unión en casos de emergencia, crisis y catástrofes, tanto en el interior como en el exterior de la Unión Europea. Solicitó que se prestara especial atención a seguir desarrollando la capacidad de respuesta rápida de la Unión, sobre la base de medios facilitados por los Estados miembros, incluidos módulos de protección civil, y a trabajar en las propuestas de la Comisión sobre el refuerzo de las capacidades de protección civil de la Comunidad.

Por lo que respecta al informe presentado por Michel Barnier en mayo de 2006, el Consejo quiere señalar asimismo que el Consejo Europeo de 15 y 16 de junio de 2006 valoró este documento como una importante contribución al debate. Aunque ciertas ideas en el informe Barnier han quedado incorporadas en forma de normas o prácticas comunitarias, de momento no se ha presentado ninguna propuesta al Consejo encaminada a crear una fuerza de protección civil.

En sus conclusiones de 15 y 16 de octubre de 2007, el Consejo, teniendo en cuenta la reciente devastación en algunos Estados miembros y reconociendo la necesidad de que la Unión Europea sea capaz de responder eficazmente y a tiempo a las situaciones de crisis y de emergencia provocadas por catástrofes naturales, ha invitado a la Comisión a seguir estudiando el asunto y a presentar las oportunas propuestas antes de la reunión del Consejo de Asuntos Generales y Relaciones Exteriores del 10 de diciembre de 2007.

 
  
MPphoto
 
 

  Dimitrios Papadimoulis (GUE/NGL).(EL) Señor Presidente, quiero dar las gracias al Presidente en ejercicio del Consejo, pero siguiendo la habitual terminología del Consejo, ha descrito 18 meses de inercia y retrasos. El texto que usted nos ha leído echa por tierra toda la propuesta Barnier. Yo le pregunto: ¿cuántas víctimas más de incendios e inundaciones tendremos que lamentar? ¿Cuántas propiedades tendrán que echarse a perder? ¿Durante cuánto tiempo van a poder los Estados miembros despilfarrar sus recursos antes de que ustedes, en el Consejo, propongan finalmente la encuesta que el Parlamento Europeo lleva pidiendo desde hace tanto tiempo? Yo le pregunto: ¿va a proponer, como Presidente en ejercicio del Consejo, el 10 de diciembre que el Consejo examine lo que recomienda el Parlamento Europeo, a saber, que se cree esta fuerza de protección civil complementaria, o nos volverá a contar su sucesor, dentro de 18 meses, otra historia sobre nuevos retrasos?

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Lobo Antunes. (PT) Señor Papadimoulis, el Consejo está esperando naturalmente con gran interés las propuestas de la Comisión sobre este asunto, en otras palabras, sobre la posible creación de una fuerza de protección civil. Se espera que estas sugerencias o propuestas sean presentadas por la Comisión antes de la reunión del Consejo de Asuntos Generales el 10 de diciembre, de hecho, dentro de menos de dos meses. Esperamos estudiar y evaluar las propuestas de la Comisión y luego actuaremos en consonancia.

 
  
MPphoto
 
 

  Justas Vincas Paleckis (PSE).(LT) Yo también deseo señalar la importancia de este asunto, por lo que me complace que el Consejo se haya dirigido a la Comisión y esté a la espera de una respuesta. De todas formas, quiero preguntarle: ¿cuáles son las opiniones de la Comisión sobre la fuerza por lo que respecta a las situaciones extraordinarias y, teniendo en cuenta todas estas inundaciones e incendios, el cambio climático y los sucesos que se están produciendo lejos de aquí, en Norteamérica, cuáles son las opiniones de la Comisión sobre el papel actual de dicha fuerza en situaciones extraordinarias?

 
  
MPphoto
 
 

  Reinhard Rack (PPE-DE).(DE) Señor Presidente en ejercicio del Consejo, usted ha mencionado varias veces el informe Barnier. Este informe ha suscitado temores entre las organizaciones de ayuda, ya que parece prever estructuras de mando casi militares o toma de decisiones preliminares a nivel militar. ¿Es consciente el Consejo de estos temores sobre la «militarización» de esta fuerza de protección civil, y cómo puede y va a responder el Consejo a estas inquietudes?

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Lobo Antunes. (PT) Señor Presidente, como ya he mencionado, la propuesta y las conclusiones del Consejo sobre el informe del señor Barnier fueron que podría constituir una base de trabajo para decisiones futuras. No se trataba de un respaldo al 100 %, ni siquiera parcial, para que se convirtiera en una base de trabajo. Simplemente se trataba de lo que el Consejo acordó en ese momento. Como acabo de decir, no puedo adelantar la reacción del Consejo a propuestas, modelos y métodos que aún no existen, ya que eso sería predecir la historia.

Hemos de aguardar las propuestas y la valoración de la Comisión. Entonces procederemos a su debate en el Consejo y llegaremos a conclusiones. También decidiremos acerca de la dirección a adoptar a ese respecto, lo que me lleva a un punto importante. El Consejo, al pedir a la Comisión que presente propuestas sobre este tema, ha manifestado inequívocamente su interés por el asunto y su deseo de avanzar a este respecto. A mi juicio, eso constituye un signo innegable y positivo.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente.

Pregunta nº 12 de Bernd Posselt (H-0708/07)

Asunto: Destino del Profesor Ukshin Hoti

El científico y activista por la paz internacionalmente reconocido, Ukshin Hoti, que en los años noventa ocupó el cargo de Ministro de Asuntos Exteriores de la República Democrática de Kosovo, no reconocida, que dirigía el Presidente Rugova, fue detenido por el régimen de Milosevic y despareció sin dejar rastro hace años.

¿Puede el Consejo intervenir ante el Gobierno de Serbia, actualmente democrática, para averiguar qué sucedió con el Profesor Hoti o si las autoridades de Belgrado están dispuestas a investigar el caso?

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Lobo Antunes, Presidente en ejercicio del Consejo. − (PT) Señor Posselt, el Profesor Ukshin Hoti es una de las más de 2 000 personas incluidas en la lista del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), cuyas familias denunciaron su desaparición durante el conflicto de Kosovo.

El CICR viene recopilando desde enero de 1998 información sobre gente desparecida en Kosovo. Esta información se ha remitido a las autoridades en Belgrado y Pristina, junto con una petición para que hagan cuanto puedan para descubrir el paradero de estas personas.

El CICR en Kosovo también está trabajando en este asunto en estrecha colaboración con las Misiones de las Naciones Unidas en Kosovo. Como parte del diálogo sobre asuntos de interés mutuo entre Pristina y Belgrado, el grupo de trabajo sobre personas desaparecidas que tiene representantes en ambos Gobiernos se ha reunido periódicamente a partir de marzo de 2004 bajo los auspicios de la Cruz Roja.

Se está trabajando en ambas partes a fin de descubrir el paradero de las personas desaparecidas, pero los progresos son lentos. El derecho a conocer el paradero de las personas queridas desaparecidas constituye una cuestión fundamental de Derecho humanitario y derechos humanos.

En consecuencia, el Consejo de la Unión Europea está respaldando la labor que están realizando las autoridades internacionales y locales en Serbia y Kosovo a tal fin y está animándoles a incrementar sus esfuerzos.

 
  
MPphoto
 
 

  Bernd Posselt (PPE-DE).(DE) Señor Presidente, todas las víctimas son por supuesto igual de importantes, por lo que acojo con agrado esta pregunta. No obstante, el Profesor Hoti ciertamente era muy conocido. Estoy en estrecho contacto con su familia. Era el ayudante más cercano de Ibrahim Rugova, nuestro galardonado con el Premio Sajárov, y fue detenido formalmente por los serbios. En ese caso, ellos tienen que tener algún conocimiento sobre su paradero. Se trata de un asunto que hay que clarificar formalmente con el Gobierno en Belgrado, con la participación del Consejo. ¿Qué tiene que decir el Gobierno serbio acerca del paradero de su prisionero, respecto al cual ha asumido toda la responsabilidad, dado que le tiene detenido?

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Lobo Antunes. (PT) Señor Presidente, como ya he dicho, el Consejo está apoyando desde luego todos los esfuerzos que están realizando las autoridades con responsabilidad directa en este ámbito para intentar averiguar el paradero del Profesor Ukshin Hoti. Entendemos, como he dicho, que se trata de un asunto de derechos humanos y protección de los mismos. En ese sentido, tiene que formar parte de nuestro diálogo político con los respectivos Gobiernos que son responsables a este respecto.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente.

Pregunta nº 13 de Robert Evans (H-0710/07)

Asunto: Cambio climático

¿Sigue pensando el Consejo que existen probabilidades de que se alcance el objetivo de la Unión Europea de mantener el aumento de la temperatura global en 2 °C?

¿Ha debatido el Consejo qué medidas adicionales se han de estudiar a escala de la UE como respuesta a las preocupaciones expresadas en el informe de 2007 del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC)?

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Lobo Antunes, Presidente en ejercicio del Consejo. − (PT) Señor Presidente, como sabe, los dirigentes europeos han decidido enviar a la comunidad internacional una señal clara sobre su determinación para combatir el cambio climático adquiriendo los siguientes compromisos con vistas a alentar las negociaciones sobre un acuerdo global para después de 2012.

Hasta alcanzar dicho acuerdo, la Unión Europea ha expresado el compromiso firme e independiente de lograr, antes de 2020, una reducción en las emisiones de gases de efecto invernadero equivalente al menos al 20 % de los niveles de 1990. En segundo lugar, la Unión Europea está dispuesta a adquirir el compromiso de una reducción del 30 % si los demás países desarrollados realizan unas reducciones similares y si los países en desarrollo que se encuentran económicamente más avanzados efectúan una contribución adecuada.

La Unión Europea cree que debe ponerse a la cabeza en términos de ambiciosas reducciones de emisiones, a fin de que los países desarrollados puedan convencer a los países en desarrollo para que contribuyan al esfuerzo global.

Claramente, un objetivo ambicioso también reforzará el mercado global del carbono que debe seguir existiendo para limitar los costes derivados de las reducciones de las emisiones. Ya se han adoptado distintas medidas en virtud del Programa Europeo sobre el Cambio Climático y están planeadas otras dentro del análisis estratégico de la política energética en la Unión Europea a fin de alcanzar una parte significativa del objetivo de reducción de la emisión de gases de efecto invernadero.

El esquema de intercambio de emisiones va a desempeñar un papel central en la consecución de los objetivos a largo plazo de la UE para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y su análisis será vital para alcanzar los objetivos globales fijados para la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Robert Evans (PSE). - (EN) Gracias, señor Presidente en ejercicio, por esa respuesta tan alentadora. Ha dicho usted que quiere enviar una señal clara y que necesitamos un acuerdo global. Me ha interesado lo que ha dicho usted sobre un objetivo del 30 %. Estoy de acuerdo con que tenemos que ser ambiciosos. Por supuesto, se trata de un ámbito que no sólo afecta a la mayoría de los ciudadanos europeos, sino que también les preocupa mucho.

Me pregunto si podría usted explicar un poco más qué pasos realmente positivos cree que podríamos dar para animar a los países que deberían hacer más —como los Estados Unidos— y para ayudar a países que, como China, la India o Rusia, pueden estar atravesando dificultades en este momento. ¿Qué podríamos hacer para sacar adelante este proceso, además de hablar sobre él? No digo que eso sea todo lo que estamos haciendo, pero en lugar de limitarnos a hablar sobre la cuestión, ¿qué vamos a hacer realmente para conseguirlo?

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Lobo Antunes. (PT) Las herramientas a disposición de la Unión Europea son de naturaleza diplomática y representan también nuestra convicción y, digamos, determinación política. Pienso que la mejor forma de convencer a otros para que nos sigan consiste en marcar el ritmo y en dar ejemplo, que es exactamente los que estamos haciendo.

Evidentemente, al fijarnos objetivos ambiciosos que corresponden a lo que los ciudadanos esperan de nosotros, estamos dando ejemplo, no sólo dentro de la Unión sino a nivel mundial. Eso influye en la opinión pública en otros países que, a su vez, obliga a los gobiernos respectivos a adoptar medidas a la altura de nuestros ambiciosos objetivos.

Por lo que respecta a los Estados Unidos, este efecto de liderazgo ha sido, a mi juicio, muy evidente. El ejemplo sentado por la Unión Europea en este sentido a escala mundial ha provocado el ejercicio de presión por la sociedad norteamericana sobre las correspondientes autoridades en el sentido de que tienen que ser más ambiciosas. Mi opinión personal es que el hecho de que haya sido galardonado el señor Al Gore con el Premio Nobel por temas relacionados con el cambio climático tiene mucho que ver en esto, con nuestra ambiciosa política, con nuestro deseo de cambio, con nuestro deseo de hacer que otros se comprometan con nuestros objetivos, todo ello desde luego dentro de un contexto de diplomacia multilateral a través de las Naciones Unidas.

 
  
MPphoto
 
 

  Mairead McGuinness (PPE-DE). - (EN) ¿Puedo pedir al Parlamento que demuestre su liderazgo y apague el aire acondicionado, porque me estoy congelando y eso nos podría ayudar a contribuir al cambio climático?

Señor Presidente en ejercicio, ya ha respondido usted a una de las preguntas que le quería formular, pero probablemente haga falta algo más que Al Gore para conseguir que el ciudadano se implique en esto. Quiero, por tanto, pedir al Consejo que explique cómo pretende traducir la preocupación de los ciudadanos en una acción pública de la Unión Europea, y que tenga también en cuenta que no queremos frenar el progreso del mundo en desarrollo, porque en realidad nosotros nos estamos beneficiando de ese desarrollo.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente. − Vamos a intentar resolver el problema de la temperatura en esta Cámara.

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Lobo Antunes. (PT) Señora McGuinness, gracias por su pregunta. Lo que tenemos que hacer es emprender una campaña constante de sensibilización e información. Además tenemos que dar ejemplo. Es algo que hay que hacer.

Ciertamente queda aún mucho por hacer, pero creo que el proceso de aumentar la sensibilidad de la gente respecto del asunto del cambio climático va ganando terreno progresivamente, ya que los efectos se pueden apreciar día a día, son reales y la gente puede sentirlos. Podría mencionar mi propia experiencia personal, por si resulta de algún interés. El clima en Portugal cuando yo tenía seis o siete años no era el mismo que el de hoy, cuando tengo cincuenta. De hecho, he constatado, como otras personas, que las cosas han cambiado. En consecuencia, la gente está preguntando por qué han cambiado las cosas y cuáles son las consecuencias de tales cambios.

Por otra parte, los Estados miembros deben aprobar la legislación necesaria para hacer frente, detener o minimizar las causas del cambio climático. Los Estados miembros han contraído compromisos políticos a nivel de la UE y ahora tienen que comprometerse a aprobar la legislación necesaria y garantizar que se cumpla efectivamente dicha legislación. Una vez más, tenemos que dar ejemplo a nivel mundial.

No me gustaría subestimar la campaña del antiguo Vicepresidente Al Gore, ya que considero que tuvo un impacto notable sobre la opinión pública a escala mundial.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente.

Pregunta nº 14 de Mairead McGuinness (H-0713/07)

Asunto: Agitación en los mercados financieros mundiales

La crisis que ha surgido en Europa como consecuencia de la inestabilidad de los mercados financieros estadounidenses ha sido objeto de debate con ocasión de una reciente reunión informal de los Ministros de Finanzas de la Unión Europea (que tuvo lugar en Oporto los días 14 y 15 de septiembre). ¿Podría el Consejo precisar la naturaleza de estos debates? ¿Ha examinado el Consejo el caso particular del banco Northern Rock, que experimenta actualmente dificultades financieras que son resultado directo de la inestabilidad reinante en los Estados Unidos?

¿Considera el Consejo que esta cuestión tiene implicaciones más amplias para los mercados financieros europeos?

Finalmente, ¿está el Consejo convencido de que las garantías que existen actualmente en el sector de los servicios financieros proporcionan una protección suficiente a los consumidores, en especial a quienes han comprado productos financieros fuera de su Estado miembro de origen?

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Lobo Antunes, Presidente en ejercicio del Consejo. − (PT) Señor Presidente, lo que quiero decir respecto a este asunto es lo siguiente. En la reunión informal de los Ministros de Finanzas y Gobernadores de bancos centrales de la UE, que se ha celebrado el 14 y 15 de septiembre en la ciudad portuguesa de Oporto, se han debatido varios temas, incluida la evolución de la situación económica y financiera.

Según se indica en el sitio web de la Presidencia portuguesa, nuestra evaluación consta de dos partes. Por una parte, creemos que estamos atravesando un período de volatilidad y de reajuste del riesgo en los mercado financieros globales, provocado por problemas en el mercado de las hipotecas subprime en los Estados Unidos, que se han propagado al sistema financiero global a través de complejos instrumentos financieros.

El funcionamiento de los mercados monetarios también se ha visto afectado y eso ha exigido una actuación rápida y firme por parte de los Bancos Centrales, incluido el Banco Central Europeo. Por otra parte, aunque no cabe negar que la convulsión financiera ha aumentado la incertidumbre acerca de las perspectivas económicas, los fundamentos macroeconómicos en la Unión Europea son sólidos y el crecimiento mundial sigue siendo vigoroso, a pesar de la desaceleración en los Estados Unidos.

Las instituciones financieras europeas parecen sólidas y su buena rentabilidad en los últimos años garantiza que se encuentren en situación de superar el actual período de mayor volatilidad en los mercados financieros.

Sin embargo, quiero señalar que no se han debatido casos específicos en los Estados miembros. Durante esta evaluación también hemos debatido las enseñanzas que cabe extraer de la reciente volatilidad del mercado financiero. Se ha señalado que, aunque contamos con un sólido marco de regulación y supervisión en el sector financiero, que se ha visto fortalecido gracias a la reciente legislación como la ejecución de la Directiva de Adecuación de Capital y por la labor en curso sobre la Directiva Solvencia II, debemos permanecer alerta, sobre todo a la vista de los rápidos e innovadores acontecimientos en el ámbito de los productos financieros.

Por consiguiente, el reciente episodio de convulsión financiera ha acrecentado la urgencia de determinados asuntos que todavía se encuentran en la agenda del Consejo y ha aumentado la necesidad de que la Unión Europea encuentre, junto con sus socios internacionales, formas para reforzar la transparencia, mejorar los procesos de valoración, continuar reforzando la gestión de riesgos y mejorar el funcionamiento del mercado, sobre todo en lo relativo a productos financieros complejos.

El Consejo Ecofin del 9 de octubre ha acordado la ejecución de un minucioso programa de trabajo hasta finales de 2008 por parte de organismos cualificados a nivel de la UE, en estricta colaboración con los principales socios internacionales.

En la misma reunión del Consejo Ecofin en octubre, también se han adoptado conclusiones sobre el refuerzo de los mecanismos de estabilidad financiera en la Unión Europea. Estas conclusiones están disponibles en el sitio web del Consejo y son el resultado tangible de más de un año de preparación. En concreto, el Consejo ha adoptado un conjunto de principios comunes para guiar la cooperación entre las autoridades nacionales en el ámbito de la estabilidad financiera.

Además, se acordó ampliar el Memorandum de Entendimiento sobre cooperación e intercambio e información firmado en 2005 entre las autoridades de supervisión bancaria de la UE, los bancos centrales y los Ministros de Finanzas a fin de incluir tres nuevos elementos: primero, los principios comunes aprobados formalmente en la reunión; segundo, un marco analítico común para la evaluación de las implicaciones sistemáticas de una crisis potencial, y tercero, directrices prácticas comunes sobre procedimientos a seguir en posibles situaciones de crisis transfronterizas.

Así pues, se definió un programa de trabajo con un calendario para ejecutar esta y otras acciones a fin de reforzar la eficacia de los mecanismos de estabilidad financiera en la Unión Europea. Claramente, todo este trabajo pretende proteger a los consumidores e inversores que dependen del correcto funcionamiento de los mercados financieros.

Permítanme concluir subrayando que, a mi parecer, el Consejo junto con el Parlamento Europeo y la Comisión, suscribe el objetivo de lograr niveles eficaces de supervisión y regulación prudencial al objeto de garantizar la estabilidad financiera, la competitividad global y la protección del consumidor.

 
  
MPphoto
 
 

  Mairead McGuinness (PPE-DE). - (EN) Gracias, señor Presidente en ejercicio. Tendré que estudiar su detallada respuesta, que le agradezco porque se trata de un asunto muy grave.

Hay que reconocer que la confianza de los depositantes del banco Northern Rock se ha perdido, y que se ha producido un efecto detonante. La confianza es, efectivamente, la clave para la estabilidad en el sistema bancario y también para los servicios y negocios transfronterizos en el sector de los servicios financieros.

¿Cree usted que las acciones que ha explicado aquí son suficientes para recuperar esa confianza?

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Lobo Antunes. (PT) El Consejo siempre puede sorprender a sus Señorías. Como he dicho, el Consejo Ecofin ha pedido a un grupo de trabajo que analizara la situación en gran profundidad y detalle, así como cualquier instrumento o medida nueva que en el futuro permitiera prevenir que situaciones como estas afecten a los mercados financieros europeos. Por tanto, se mantiene alerta ante los problemas, ya que ha solicitado a los órganos competentes que realicen una labor minuciosa. Ha pedido a este grupo de trabajo que proponga medidas que pueda resultar necesario adoptar a fin de evitar situaciones como la que hemos presenciado recientemente. Tendremos que esperar y ver si estas medidas resultan eficaces o no en la práctica. No obstante, el Consejo será notificado acerca de las medidas que pudiera hacer falta adoptar a fin de evitar que nuestra economía se vea afectada en el futuro por cualquier nueva turbulencia financiera.

Debo mencionar que este asunto también se trató en la reunión informal de Jefes de Estado y de Gobierno, que se ha celebrado en Lisboa la semana pasada. En esta reunión, nuestros Jefes de Estado y de Gobierno recalcaron expresamente el siguiente mensaje: primero, que la economía europea presenta lo que los economistas denominan «buenos fundamentos», en otras palabras, que nuestras economías están sanas, y segundo, que aguanta las medidas que han sido adoptadas por el Ecofin y que se han propuesto en este ámbito.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente.

Pregunta nº 15 de Johan Van Hecke (H-0717/07)

Asunto: Aumento del número de agencias europeas

Actualmente hay 23 agencias europeas, distribuidas en los diferentes países y ciudades europeos. El control de sus actividades y de su funcionamiento es prácticamente inexistente. La última que se ha creado es la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea, con sede en Viena, que emplea ahora a 100 personas. Su objetivo es controlar la protección de los derechos humanos en la Unión Europea, cuando ya se hacen cargo perfectamente de esta tarea el Tribunal Europeo de Derechos Humanos y, de hecho, también el Consejo de Europa, ambos con sede en Estrasburgo. El conjunto de las agencias gasta cada año aproximadamente 1 000 millones de euros procedentes de los impuestos. Algunos observadores opinan que prácticamente se crea una agencia nueva al cabo de cada Consejo Europeo…

¿Tiene previsto el Consejo crear nuevas agencias? ¿Se considera debidamente su necesidad en cada ocasión? ¿Es consciente el Consejo del impacto financiero de las agencias en el presupuesto europeo? ¿Está dispuesto el Consejo a suprimir determinadas agencias si su razón de ser no está sólidamente establecida?

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Lobo Antunes, Presidente en ejercicio del Consejo. − (PT) Señor Presidente, señor Van Hecke, quiero señalar que las preguntas relativas a la creación y el cierre de agencias comunitarias deben plantearse a la Comisión, que tiene el derecho de iniciativa exclusivo a este respecto. Los órganos legislativos, el Parlamento y el Consejo, actúan exclusivamente sobre la base de propuestas presentadas por la Comisión. Por lo que se refiere al Consejo, su Señoría puede estar seguro de que la necesidad de crear una nueva agencia se estudia detenidamente en cada caso.

En cuanto a los aspectos presupuestarios de las agencias, yo remitiría a sus Señoría a la declaración conjunta de 18 de abril de 2007, en la que las tres instituciones acordaron un conjunto común de principios para la gestión presupuestaria de las agencias comunitarias existentes o futuras.

 
  
MPphoto
 
 

  Johan Van Hecke (ALDE). (NL) Señor Presidente, quiero dar las gracias al Ministro por su respuesta. Mi preocupación a la hora de plantear esta pregunta era doble: primero, la explosión del número de agencias abiertas después de cada sesión del Consejo; 12 nuevas agencias en cinco años, con un aumento del número de personas que trabajan en ellas desde 166 hasta 3 700. La segunda parte de esta pregunta es: ¿va a volver a evaluar de forma regular el Consejo la necesidad de conservar estas agencias, cuando la razón de su existencia haya podido dejar de ser evidente? Mi segunda inquietud es: ¿cómo organiza el propio Consejo su control interno sobre el gasto de todas estas agencias, y qué papel puede reservar al Parlamento en dicho control?

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Lobo Antunes. (PT) Señor Van Hecke, como ya he mencionado, la propuesta de crear una agencia la presenta la Comisión Europea y luego, en negociación con la Comisión, el Consejo evalúa si la propuesta de la Comisión es justificada o no. Las decisiones se adoptan conforme a las disposiciones del Tratado. Debo decir que Portugal acoge una agencia, la Agencia Europea de Seguridad Marítima que tiene su sede en Lisboa, que consideramos es decididamente una agencia europea muy útil.

Por lo que respecta a la gestión específica de las agencias, como sabe, cuentan con sus propios mecanismos de supervisión que, a mi juicio, son bastante rigurosos. Además, las instituciones también han acordado, como he dicho, un conjunto de principios comunes que se aplican muy directamente a la gestión presupuestaria de estas agencias comunitarias.

Mi experiencia personal me dice que se tiene especial cuidado en garantizar la gestión rigurosa y el uso estricto de los fondos facilitados a estas agencias. Esa es mi experiencia personal, para lo que pueda servir.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente.

Pregunta nº 16 de Bill Newton Dunn (H-0719/07)

Asunto: Red de contacto para emergencias relacionadas con el cibercrimen (red 24/7)

Se me ha informado, desde los Estados Unidos de América, que diez Estados miembros de la UE no toman parte en la red 24/7 de contacto para emergencias relacionadas con el cibercrimen. Dichos países son Bélgica, Chipre, Estonia, Grecia, Irlanda, Letonia, Polonia, Eslovaquia, Eslovenia y Portugal, que asume actualmente la Presidencia del Consejo.

¿Qué importancia atribuye el Consejo a la lucha contra el cibercrimen?

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Lobo Antunes, Presidente en ejercicio del Consejo. − (PT) Señor Presidente, señor Newton Dunn, el Consejo no ha sido informado de la participación de Estados miembros en esta red, que es primordialmente una iniciativa de los Estados miembros del G8 y del Consejo de Europa. En consecuencia, el Consejo no puede ni confirmar ni refutar esta información. No obstante, el Consejo considera que la lucha contra el cibercrimen tiene una enorme importancia, tal como demuestra la aprobación de la Decisión marco 2005/222/JAI de 24 de febrero de 2005 relativa a los ataques de los que son objeto los sistemas de información y el hecho de que el Consejo apoyara la rápida ratificación del Convenio del Consejo de Europa sobre cibercrimen de 23 de noviembre de 2001.

Además, las conclusiones del Consejo acerca de una política general sobre la lucha contra el cibercrimen serán presentadas y debatidas durante el próximo Consejo de Justicia y Asuntos de Interior que está previsto para noviembre.

Además, Portugal cuenta con un punto de referencia central a nivel nacional, que está disponible 24 horas al día, 7 días a la semana, y que es responsable de luchar contra este tipo de crimen a través de Interpol y de una red operativa global.

 
  
MPphoto
 
 

  Bill Newton Dunn (ALDE). - (EN) Gracias, señor Presidente en ejercicio, por esa respuesta tan franca, honesta y objetiva. ¿Planteará usted, en la próxima reunión del Consejo JAI, a la que se ha referido, la interesante cuestión de que el Consejo no parece saber nada de esto y que diez Estados miembros no toman parte en esa red, algo que a mí me parece completamente inaudito? ¿Planteará usted, por favor, esta cuestión en el Consejo?

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Lobo Antunes. (PT) Tomo nota de su pregunta y su inquietud. El hecho de que este asunto se incluya o no en la agenda y sea debatido, se decidirá naturalmente en una fecha posterior, pero transmitiré su preocupación sobre este asunto.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente.

Pregunta nº 17 de Ilda Figueiredo (H-0723/07)

Asunto: Prohibición de visitar a ciudadanos cubanos presos en los EE.UU.

En el transcurso de este año he solicitado al Gobierno de los EE.UU. autorización para visitar a los ciudadanos cubanos René González, Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Fernando González, detenidos ilegalmente en cárceles estadounidenses. Sin embargo, se me ha denegado dicha autorización con el argumento de que no los conocía antes de su ingreso en prisión.

He tenido conocimiento de que en este mes de septiembre se han vuelto a denegar los permisos de visita a dos de las esposas de estos presos, que llevan nueve años sin poder visitarlos debido a las sucesivas negativas.

¿Cuál es la opinión del Consejo sobre esta situación, que no respeta los derechos humanos de estos ciudadanos? ¿Está dispuesto a transmitir esta preocupación a las autoridades estadounidenses?

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Lobo Antunes, Presidente en ejercicio del Consejo. − (PT) Señor Presidente, señora Figueiredo, como su Señoría seguramente sabrá, la decisión de un país acerca de si conceder o no la entrada a su territorio es una cuestión de competencia nacional. En el caso específico del trato dispensado a los presos cubanos y sus familiares, se trata de un asunto bilateral entre los Estados Unidos y Cuba ya que, en virtud de la Convención de Viena sobre relaciones consulares, la protección en el extranjero de los derechos e intereses de los ciudadanos de un país es responsabilidad de éste.

Por consiguiente, el Consejo no tiene competencias para emitir una opinión sobre este asunto.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL).(PT) Eso es cierto, pero la Presidencia debe ocuparse de este asunto: hay cinco ciudadanos cubanos que llevan detenidos desde hace nueve años en prisiones de los Estados Unidos y a los que se les han denegado las visitas de familiares e incluso, en el caso de dos de ellos, de sus esposas. Estas últimas ya han estado en este Parlamento y, de hecho, hoy están aquí. También es cierto que yo soy una diputada a este Parlamento y que he solicitado permiso para visitar a estos ciudadanos, pero que me ha sido denegado. Ahora soy diputada a esta Cámara; no he formulado esta petición únicamente como ciudadana, sino también como representante de este Parlamento. Creo que el Parlamento Europeo y su Presidente y, desde luego, la Presidencia portuguesa, deberían adoptar una postura sobre este asunto, teniendo presente que negar el permiso de visita a una de las Señorías a esta Cámara, en este caso a mí, constituye una violación de los derechos humanos y demuestra asimismo una falta de respeto a esta Cámara. No obstante, hay otros diputados a esta Cámara implicados en este caso y, por consiguiente, le solicito, señor Presidente, que transmita nuestra preocupación.

(El Presidente interrumpe a la oradora.)

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Lobo Antunes. (PT) Señor Presidente, he anotado desde luego las observaciones y comentarios formulados por la señora Figueiredo, pero no tengo nada más que añadir a mi respuesta anterior. Tiene que entender además que no puedo dar una opinión personal sobre este asunto.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente. − Las preguntas que, por falta de tiempo, no han recibido respuesta oral, la recibirán por escrito (Véase el Anexo).

Así concluye el turno de preguntas.

(La sesión, suspendida a las 19.30, se reanuda a las 21.00 horas.)

 
  
  

PRESIDE: MARTINE ROURE
Vicepresidenta

 
Aviso jurídico - Política de privacidad