Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2006/0031(COD)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A6-0276/2007

Textos presentados :

A6-0276/2007

Debates :

PV 28/11/2007 - 21
CRE 28/11/2007 - 21

Votaciones :

PV 29/11/2007 - 7.15
CRE 29/11/2007 - 7.15
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P6_TA(2007)0559

Acta literal de los debates
Miércoles 28 de noviembre de 2007 - Bruselas Edición DO

21. Control de la adquisición y tenencia de armas (debate)
Acta
MPphoto
 
 

  Presidente. – El siguiente punto es el informe (A6-0276/2007) de la señora Kallenbach, en nombre de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor, sobre la propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo por la que se modifica la Directiva 91/477/CEE del Consejo sobre el control de la adquisición y tenencia de armas [COM(2006)0093 – C6-0081/2006 – 2006/0031(COD)].

 
  
MPphoto
 
 

  Günter Verheugen, Vicepresidente de la Comisión. − (DE) Señor Presidente, Señorías, las armas de fuego no son un producto más como cualquier otro. Una serie de trágicos acontecimientos —en Erfurt, Amberes, Helsinki y otros lugares— han demostrado de forma elocuente el posible peligro que las armas de fuego suponen para la seguridad de nuestros ciudadanos, especialmente los niños. Por consiguiente, necesitamos normas muy estrictas que regulen la fabricación, venta y tenencia de armas.

Aunque el Derecho comunitario permite expresamente a los Estados miembros ir más allá del nivel común de protección contemplado en la legislación de la UE, agradezco sobremanera que el Parlamento haya intentado mejorar sustancialmente los niveles de seguridad aplicables en Europa en relación con las armas. Me gustaría dar las gracias especialmente a la ponente de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor, la señora Kallenbach, así como a la presidenta de la comisión, la señora McCarthy. Mi agradecimiento expreso a ambas por su excelente cooperación.

Me gustaría empezar recordando los antecedentes de la decisión de hoy. El punto de partida fue la necesidad de realizar diversas modificaciones a nuestra legislación que nos permitiesen ratificar el Protocolo de las Naciones Unidas contra la fabricación y el tráfico ilícitos de armas de fuego. Hasta después de ese momento no se programó una revisión integral de la legislación europea en materia de armas de fuego. Gracias a sus Señorías, hemos logrado hacerlo en un solo paso, al primer intento, de hecho, ya que el Consejo también ha aprobado la propuesta unificada objeto del debate de hoy.

Se debían encontrar soluciones a una serie de difíciles cuestiones y hoy podemos ver los resultados obtenidos. No menoscabamos las diferentes peculiaridades y tradiciones culturales de nuestros Estados miembros, en los que conviven largas y muy diversas tradiciones en relación con la caza, el tiro deportivo y el coleccionismo de armas. Hemos respetado estas características específicas. Una tarjeta europea de armas de fuego facilitará los viajes transfronterizos y ofrecerá una base firme para las reuniones transnacionales de cazadores y tiradores deportivos en el futuro. También hemos optado por un sistema adecuado de marcado y registro de armas de fuego para permitir una transferencia y un transporte transfronterizos de armas de fuego en el mercado interior más transparentes y, por ende, más seguros.

Una innovación importante es el registro de todas las armas de propiedad privada. Necesitamos saber quién tiene qué. El registro nos permitirá reducir la propiedad o la transferencia de armas de fuego ilegales en mayor medida. El mantenimiento de los registros se prolongará hasta veinte años para permitir una localización adecuada de las armas de fuego. Lo anterior es ciertamente positivo. En este contexto, no obstante, la Comisión está considerando la posibilidad de aclarar en una declaración su interpretación del nuevo considerando 9 quinquies.

También hemos decidido prohibir la adquisición de armas de fuego por parte de los menores que no hayan cumplido los 18 años de edad en el futuro. De este modo, Europa transmite un mensaje claro en el sentido de que las armas de fuego no son algo a lo que los jóvenes deberían tener acceso. Por supuesto, seguiremos permitiendo a los tiradores deportivos juveniles y cazadores menores de 18 años que practiquen su actividad, pero sólo bajo la supervisión de los adultos, es decir, de los padres o de sus entrenadores, por ejemplo. Ya hemos tenido demasiadas tragedias con armas de fuego que han caído en manos de jóvenes. Espero que las nuevas normas contribuyan a evitar más tragedias de este tipo y a la sensibilización, especialmente entre los tiradores deportivos y los cazadores juveniles, de la necesidad de prestar especial atención al manejo de las armas.

Nos hemos tenido que enfrentar a un nuevo problema derivado de los avances tecnológicos y las actividades delictivas en Europa. Me refiero a la conversión de las réplicas de armas, que en sí mismas no son peligrosas, en armas totalmente funcionales. La señora McCarthy se encargó de llamar nuestra atención sobre este problema por primera vez. Lo anterior ha permitido eludir de hecho la ley. Ahora se pondrá fin a esta cuestión. Permítanme decir de pasada que debemos examinar más atentamente el problema de la conversión de las réplicas de armas durante los próximos dos años para colmar cualquier posible brecha en materia de seguridad. Lo mismo se aplica a la cuestión del modo en que podemos garantizar una desactivación efectiva de las armas de fuego.

Como saben, la Comisión estaba a favor de introducir sanciones en la legislación europea, ya que las sentencias el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas son inequívocas a este respecto. La Comisión reconoce, no obstante, que el considerando 8 incluye una referencia a tales sanciones con arreglo a la legislación penal y al Protocolo de las Naciones Unidas. Lo anterior es importante, ya que el cumplimiento del artículo 5 del Protocolo de las Naciones Unidas exige que se impongan sanciones a los Estados miembros. Confío en que los Estados miembros estén considerando la posibilidad de introducir ellos mismos tales sanciones en su legislación nacional. Se remitirá a la Secretaría del Parlamento Europeo una declaración de la Comisión sobre esta cuestión(1). Me gustaría dar las gracias especialmente al señor Alvaro por su apoyo en este sentido.

Europa contará, por tanto, con una legislación moderna en materia de armas de fuego que da prioridad a la seguridad de los ciudadanos y toma en consideración la necesidad de proteger a los niños y los jóvenes europeos. De este modo reforzamos la protección que garantiza el Derecho comunitario.

Ahora depende de los Estados miembros reconocer el signo de los tiempos y, sobre la base de las condiciones nacionales, desarrollar estas disposiciones en mayor medida a partir de sus necesidades. Ello significa que cualquier Estado miembro que considere la necesidad de aplicar disposiciones más estrictas contará con mi apoyo personal, y sólo me resta invitar a tales Estados miembros a emprender este tipo de medidas.

Confío en que sus homólogos en los parlamentos nacionales tomen una decisión inequívoca con respecto a la cuestión de las armas de fuego. La consigna será siempre «la seguridad es lo primero». La decisión de hoy allanará el camino para lograrlo, y me gustaría darles las gracias por su apoyo en este sentido.

1) Declaración sobre sanciones

«La Comisión se congratula de la rápida adopción de la Directiva del Consejo por la que se modifica la Directiva 91/477/CEE sobre el control de la adquisición y tenencia de armas pero lamenta que el Consejo haya rechazado su propuesta inicial sobre el artículo 16, relativo a las sanciones penales.

La Comisión señala que la Comunidad goza de competencia para establecer sanciones penales de conformidad con el artículo 5 del Protocolo contra la fabricación y el tráfico ilícitos de armas de fuego, sus piezas y componentes y municiones, complementario de la propuesta de Convención de las Naciones Unidas contra la delincuencia transnacional organizada.

En consecuencia, la Comisión considera que toda decisión de ratificar el Protocolo debería complementarse con una declaración de competencia que refleje adecuadamente el ámbito de competencias de la Comunidad.

La Comisión se reserva sus derechos institucionales al respecto.»

2) Proyecto de declaración sobre protección de datos.

«La Comisión señala que el tratamiento de los datos personales con arreglo a esta Directiva está sujeto al cumplimiento de la Directiva 95/46/CE y no puede menoscabar el nivel de protección de las personas con respecto al tratamiento de datos personales de conformidad con las legislaciones comunitaria y nacional, y que, en concreto, no modifica las obligaciones y derechos establecidos en la Directiva 95/46/CE.

Al respecto, debería justificarse la necesidad de prolongar el plazo mínimo durante el que deben conservarse los registros que contengan información sobre los propietarios de armas de diez a veinte años. La Comisión está convencida de que dicho tratamiento de datos personales está justificado en vista tanto de la naturaleza peligrosa como de la longevidad de tales armas y de su posible mal uso con fines delictivos, lo que, por ende, exige el adecuado rastreo tanto de las armas de fuego como de sus propietarios.

La Comisión señala, además, que, habida cuenta de los fines de esta Directiva y, de conformidad con las exigencias de la Directiva 95/46/CE, el acceso al sistema de archivo de datos centralizado o al sistema que brinda acceso a los sistemas de archivo no centralizados sólo debería concederse a las autoridades policiales y judiciales responsables de la prevención, la investigación, la detección y la persecución de infracciones penales.»

 
  
MPphoto
 
 

  Gisela Kallenbach, ponente. − (DE) Señor Presidente, señor Comisario, Señorías, un proceso muy largo se acerca a lo que espero sea una conclusión positiva. Permítanme empezar, por tanto, expresando mi más sentido agradecimiento a todos los que han realizado una valiosa contribución a tal proceso: los ponentes alternativos de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor, el señor Podestà, el señor Lehtinen y la señora Riis-Jørgensen, la presidenta de la comisión Arlene McCarthy, y la secretaría competente, el ponente de opinión de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior, el señor Alvaro, y todos los demás que han apoyado este proceso, la Presidencia del Consejo, representada por António Delicado y sus colegas y, en último lugar, pero no por ello menos importante, la Comisión, representada por Michel Ayral y sus colegas, motivados por su Comisario, el señor Verheugen, para encontrar una solución común.

He aprendido mucho durante todo este proceso. Me he dado cuenta de la función que pueden desempeñar los miembros de los grupos de presión. Algunos de ellos han contribuido de forma constructiva a lograr soluciones comunes, mientras que otros se proponen deliberadamente obstaculizar el proceso con auténticas campañas de desinformación. Desde el principio fui consciente de la dificultad de lograr el equilibrio adecuado entre los requisitos de un mercado interior que funciona correctamente, las justificadas preocupaciones de los ciudadanos en materia de seguridad acerca del uso ilegal de las armas de fuego y el comprensible deseo de los cazadores y tiradores deportivos de continuar con su actividad sin trabas. Como el señor Verheugen ha dicho, queremos utilizar la experiencia adquirida con la aplicación de la Directiva 91/477/CEE, eliminar algunas de las deficiencias observadas y transponer al Derecho comunitario el Protocolo de las Naciones Unidas sobre las armas de fuego que la Comisión firmó en 2002. Por ello, nos hemos visto obligados a incluir artículos concretos para recoger el uso, comercio y adquisición ilegales de armas de fuego. Este texto toma en consideración estas exigencias. Admito que habría preferido unas disposiciones más definidas en algunos casos, por ejemplo, para ajustarlas a los principios de «legislar mejor», para simplificar las cosas, o para reducir a dos el número de categorías de armas de fuego a escala europea, como es el caso en dos tercios de los Estados miembros. Sin embargo, no fui capaz de lograr el apoyo de la mayoría a este respecto.

En términos generales, no obstante, estoy muy satisfecha con el texto conseguido. Consideremos por un momento el hecho de que de este modo podremos aplicar una legislación sobre armas de fuego parcialmente armonizada en 27 Estados miembros. Aún tenemos leyes muy dispares a escala nacional, pero esta armonización parcial facilitará el comercio legal y contribuirá a lograr una mayor seguridad. No se puede garantizar completamente que no se producirán abusos, pero como ya hemos oído, deberíamos reconocer que tenemos la obligación de intentarlo, en la medida de lo posible, para impedir tragedias como las ocurridas en Alemania, Finlandia o Bélgica.

No tengo intención de detenerme en los detalles de la nueva legislación ahora; todos ustedes ya los conocen y el señor Verheugen ha mencionado algunos de ellos. Acojo con satisfacción el hecho de que para 2014 contaremos con un registro de armas de fuego informatizado en los Estados miembros, que mejorará el intercambio de información y facilitará en buena medida la localización de las armas en caso de abuso e incluso, en primera instancia, posibilitará la localización de tales armas. También somos conscientes de la importancia de las TIC, ya que las disposiciones se aplicarán a la comercialización a través de Internet del mismo modo que a la venta tradicional.

Me gustaría terminar señalando una serie de cuestiones que deberían facilitar su decisión y contrarrestar los argumentos de aquéllos que se oponen a una mejor legislación europea en materia de armas de fuego. La Directiva no se aplicará a los coleccionistas de armas y munición, ni a los servicios públicos, ni a las instituciones culturales o históricas. Las disposiciones que contiene tampoco se aplicarán de forma retroactiva. Proponemos la creación de registros de armas nacionales y no la de un registro europeo. Aunque tenemos un registro de este tipo para el ganado vacuno, parece que resulta más difícil en relación con las armas de fuego. Tampoco estamos en contra, en principio, de los fabricantes, comerciantes, tiradores deportivos o cazadores que manejan responsablemente sus armas de fuego, plenamente conscientes de su naturaleza especial.

Se me ha dicho que, con ocasión del examen de la Directiva inicial en el decenio de 1990, se manifestaron graves preocupaciones y se produjeron acalorados debates. Sin embargo, más tarde esta Directiva se consideró muy útil, práctica y efectiva. En este sentido, confío en que el texto que nos ocupa también coseche numerosos éxitos, y cuento con su apoyo.

 
  
MPphoto
 
 

  Alexander Alvaro, ponente de opinión de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior. (DE) Señor Presidente, creo que no se puede añadir demasiado a lo ya dicho por la señora Kallenbach aparte de que ha sido un placer para mí trabajar con la presidenta de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor, Arlene McCarthy, y mi colega de esa comisión, Gisela Kallenbach, con la que he colaborado muy estrechamente y en un ambiente de gran confianza durante esta fase del proceso. Además, me gustaría dar las gracias a la Comisión, representada en este caso por el Comisario Verheugen. La estrecha cooperación entablada es un raro privilegio.

¿Qué puedo decir en un minuto cuando he estado expresando mi agradecimiento durante el primer tercio de ese tiempo?

Fundamentalmente, hemos logrado que la Unión Europea transmita claramente el mensaje de que, además de regular el comercio legal de armas de fuego, se preocupa igualmente por abordar la transferencia ilegal y los abusos cometidos en relación con las armas de fuego. Hemos dejado claro que la Unión Europea no tolerará los delitos relacionados con las armas de fuego en su territorio, que no toleraremos el uso de armas a manos de personas que no las hayan adquirido a través de un proceso legal, y que no dejaremos que se vulneren los derechos que amparan a las personas en virtud del Derecho comunitario en toda la UE.

Lo anterior se dirige especialmente a aquéllos que, como yo, hayan recibido una ingente cantidad de correos electrónicos de cazadores y tiradores deportivos que nos acusan de restringir sus libertades. Y a estos últimos les digo: lean la Directiva, pónganse en contacto con la Comisión y verán que la Unión Europea ha emprendido las medidas necesarias para proteger a sus ciudadanos, y no al contrario.

 
  
MPphoto
 
 

  Guido Podestà, en nombre del Grupo del PPE-DE. – (IT) Señor Presidente, Señorías, agradezco a la ponente, la señora Kallenbach, y a los ponentes alternativos de los demás grupos, su disposición constante al diálogo, algo que nos ha permitido lograr un texto innovador a la vez que equilibrado.

La propuesta de modificación de la Directiva tiene por finalidad su adaptación al Protocolo de las Naciones Unidas para luchar contra la delincuencia organizada en lo que se refiere a la compra y el comercio legal de armas destinadas únicamente a un uso civil. La Directiva trata cuestiones sensibles para todos, como la seguridad de los ciudadanos, y también tradiciones deportivas y modos de vida para millones de europeos que practican la caza.

A través de un estrecho diálogo con el Consejo hemos logrado un texto bastante equilibrado entre el deseo de poder disponer de una normativa armonizada y el respeto de las particularidades culturales de los países, de conformidad con el principio de subsidiaridad.

En relación con el primer aspecto desearía subrayar el sistema de marcado de las armas y sus piezas y componentes, sobre todo a los efectos de su localización, la obligación de conservar los datos durante un mínimo de veinte años, una vigilancia más rigurosa de las transacciones efectuadas a través de Internet, dado el riesgo que sabemos que éstas comportan, la limitación del uso de las armas a menores y a personas que puedan considerarse peligrosas para la seguridad pública y la introducción de principios generales de neutralización de las armas.

Sobre el segundo aspecto, recuerdo que se ha mantenido la actual clasificación de hasta cuatro categorías, debido al respeto de las mencionadas particularidades culturales y tradicionales, aunque se prevé una nueva evaluación de las ventajas y desventajas derivadas de una reducción a dos categorías para 2012.

En cualquier caso, la escasa disponibilidad del Consejo ha impedido lograr que la tarjeta europea de armas de fuego sea el único documento necesario para el transporte de armas, y creo que ello constituye una oportunidad perdida.

 
  
MPphoto
 
 

  Lasse Lehtinen, en nombre del Grupo del PSE. – (FI) Señor Presidente, mi más sincero agradecimiento a la ponente, la señora Kallenbach, a los ponentes alternativos, y a la señora McCarthy, presidenta de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor, por haber logrado un resultado positivo en relación con este complejo paquete legislativo. Cuando hace cerca de dos años comenzamos a trabajar, se nos aseguró que se trataría de una medida sobre todo técnica, cuyo único objeto sería la adaptación del Protocolo de las Naciones Unidas al Derecho comunitario. El proceso, sin embargo, ha estado lejos de ser técnico. Algunos deseaban prohibir completamente las armas y limitar su uso legítimo, mientras que otros no querían ningún tipo de control sobre la compra y el uso de armas.

Gracias al liderazgo de nuestra ponente, la señora Kallenbach, no obstante, logramos un texto equilibrado que aúna los deseos de los principales grupos y que toma en consideración la seguridad de las personas y la sociedad en su conjunto, así como las necesidades de los que utilizan las armas para la práctica de algún deporte y de los cazadores, por ejemplo. El registro de todas las armas en la UE es un elemento positivo para facilitar su localización y los Estados miembros deberán mantener una información detallada sobre las armas y sus propietarios durante un periodo no inferior a veinte años. También es importante que las réplicas de armas y la conversión de éstas se incluyan en las disposiciones de la Directiva. Los cazadores y los tiradores deportivos podrán practicar sus actividades más fácilmente cuando la tarjeta europea de armas de fuego sea el único documento que necesiten para viajar de un país a otro sin el pago de tasas adicionales.

En mi opinión, tanto el límite de edad de 18 años que se establece en la Directiva como las excepciones permitidas son bastante sensatos. Lo anterior significa, por ejemplo, que en mi país, Finlandia, miles de cazadores menores de edad podrán seguir con su actividad con el permiso de sus padres, igual que han hecho hasta ahora. Este tipo de directivas demuestran toda su utilidad a ojos del público. Las cuatro libertades de la UE también salen reforzadas si la Unión Europea se desarrolla como un espacio seguro de derechos.

 
  
MPphoto
 
 

  Samuli Pohjamo, en nombre del Grupo ALDE. – (FI) Señor Presidente, yo también desearía empezar dando las gracias a la ponente, la señora Kallenbach, por un informe muy bien redactado. Es importante para el futuro de todos impedir la fabricación y la comercialización ilegales de armas de fuego. Este informe contribuirá a lograr este objetivo.

Nosotros los finlandeses hemos estado preocupados por la posible interrupción de la actividad deportiva de los cazadores menores de edad. Este deporte se somete en Finlandia a un sistema de licencias y se controla estrictamente; por otra parte, algunos cazadores experimentados ofrecen diversas orientaciones en relación con el uso seguro y responsable de las armas. Creo que es importante que estas buenas prácticas y la larga tradición de la caza en Finlandia puedan continuar después de la adopción de la nueva Directiva. También cabe destacar la importancia de que mañana demos nuestra aprobación a un texto de transacción preparado cuidadosamente, que da cabida a las diferentes tradiciones de los Estados miembros y en virtud del cual los Estados miembros pueden permitir, en determinadas condiciones, la compra y la tenencia de armas de fuego a los cazadores menores de 18 años de edad.

 
  
MPphoto
 
 

  Andrzej Tomasz Zapałowski, en nombre del Grupo UEN. – (PL) Señor Presidente, es importante que se controle la tenencia de armas si queremos garantizar la seguridad de la población europea. Ciertamente, cualesquiera disposiciones pertinentes no deben restringir sin motivo el derecho de los ciudadanos a garantizar su propia seguridad o sus propiedades, ni tampoco su derecho a garantizar su seguridad personal en el desempeño de obligaciones públicas importantes o después de haber desempeñado tales funciones.

Por otra parte, los ciudadanos tienen derecho a la tenencia de las armas que constituyen una herencia familiar o que se utilizan para la caza o en la práctica de determinados deportes. Todo ello forma parte de la tradición europea. Cualquier tipo de restricción se debería referir a la situación psicológica de la persona y también debería aplicarse a los sospechosos de haber cometido delitos. Por otra parte, creo que tales restricciones deberían imponerse también a aquellos que hayan hecho apología del fascismo o el comunismo radical, así como a los defensores del islamismo extremista.

Actualmente contamos en Europa con la tecnología adecuada para que cualquier persona habilidosa pueda fabricar un arma casera de forma relativamente inmediata. La aplicación de restricciones indebidas, por consiguiente, no impedirá la tenencia de armas por parte de la delincuencia organizada y sólo limitará indebidamente los derechos de los ciudadanos, incluido el derecho a la defensa personal. Nuestros controles fronterizos se deben reforzar aún más, ya que los inmigrantes ilegales aún consiguen entrar en Europa y las armas pueden entrar clandestinamente con mayor facilidad.

 
  
MPphoto
 
 

  Jens Holm, en nombre del Grupo GUE/NGL. (SV) Señor Presidente, las modificaciones propuestas a la Directiva comunitaria sobre armas tienen por objeto mejorar el control de éstas. Se mejorará el marcado y se establecerán requisitos más estrictos para la comercialización y la fabricación de armas. Lo anterior resulta positivo y especialmente el hecho de que la comisión desee reforzar estos requisitos aún más. Esta cuestión reviste especial importancia a la luz de los trágicos tiroteos que se produjeron en el instituto Jokela en Finlandia hace algunas semanas. La combinación de unos jóvenes sin rumbo, la difusión de una cultura de la violencia en Internet y el acceso a las armas es, desafortunadamente, una mezcla explosiva. Éste es el motivo que justifica la enorme importancia de las medidas más estrictas que ahora debemos adoptar.

También es positivo el hecho de que se trate de una Directiva que únicamente establece los requisitos mínimos, de modo que los Estados miembros pueden aprobar progresivamente otros actos legislativos. Me gustaría que todo el Derecho comunitario funcionase de este modo. Ello resolvería muchos problemas. Parece que podemos llegar a un acuerdo en primera lectura. Esto también es positivo, porque nos permite ahorrar tiempo y recursos que podemos dedicar a otras cuestiones, por ejemplo, el logro de una sociedad más pacífica que dispense un mejor trato a los niños.

 
  
MPphoto
 
 

  Hélène Goudin, en nombre del Grupo IND/DEM. (SV) Señor Presidente, la caza tiene una larga tradición en Europa. Cada Estado miembro cuenta con una tradición en este sentido que tiene que proteger. El debate de hoy, por consiguiente, supone la conclusión de un largo proceso. Muchas voluntades se han enfrentado, se han producido muchos debates y no se ha permitido a la ponente alternativa tomar parte en las reuniones tripartitas.

Muchas de las propuestas iniciales podrían haber amenazado las diferentes tradiciones de los Estados miembros en relación con la caza. Lamentablemente, la tarjeta europea de armas de fuego no será el único documento necesario para que los cazadores y tiradores deportivos puedan utilizar ocasionalmente sus armas en otro Estado miembro. La libertad de movimiento se ve obstaculizada por el hecho de que algunos Estados miembros pueden requerir documentos adicionales. Los trámites burocráticos por los que los cazadores y tiradores comunitarios deberán pasar serán más engorrosos que en el caso de personas procedentes de terceros países. Afortunadamente, se prohíbe el pago de tasas adicionales para tales documentos.

En el transcurso del proceso, como ponente alternativa, intenté influir sobre el informe final en las ocasiones en las que se me permitió participar en las reuniones. Mi labor se centró principalmente en dos cuestiones, a saber, impedir la prohibición de comprar armas a través de Internet e impedir que se modificasen las excepciones en relación con las escuelas que ofrecen formación sobre supervivencia en la naturaleza y tiro con armas de fuego. En las regiones más aisladas, una prohibición de la compra de armas a través de Internet impediría el acceso de los cazadores a las armas. En Suecia disponemos actualmente de una normativa estricta sobre las compras a través de Internet, aceptadas tanto por los cazadores como por las autoridades.

La segunda cuestión se refería al criterio de la edad mínima, que afectaría a diversos tipos de programas escolares de enseñanza secundaria superior. En Suecia la formación en materia de caza desempeña una función importante de enseñanza a las generaciones futuras acerca de la caza y la conservación de la fauna objeto de caza. Con esta Directiva nuestras tradiciones pervivirán. Lo que al principio era una rígida propuesta burocrática se ha convertido ahora en un texto aceptable, aunque no ideal.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI).(DE) Señor Presidente, Schengen y unos grupos de delincuentes cada vez más violentos hacen que sea fundamental adoptar un enfoque más estricto sobre la tenencia ilegal de armas y la delincuencia organizada. No obstante, todo se vuelve una farsa cuando se trata a ciudadanos inocentes, cazadores y tiradores deportivos como a delincuentes. En lugar de ello, la principal prioridad debería ser aumentar el número de nuestros agentes de policía, que en los últimos años se ha ido reduciendo.

En el Reino Unido las estadísticas en relación con la delincuencia han empeorado después de la prohibición total impuesta sobre la tenencia de pistolas y, en mi opinión, ello debería hacernos reflexionar. En una época en la que cada vez resulta más difícil mantener la disciplina y el Estado recorta cada vez más recursos en el ámbito de la seguridad, los ciudadanos inocentes y en plena posesión de sus facultades mentales deberían poder protegerse de la amenaza de un ataque contra sus vidas o su integridad en caso necesario. La mayoría de los delitos no se cometen con armas legalmente adquiridas.

La UE debería tal vez centrarse en mayor medida en una mejor protección de sus fronteras, por ejemplo, mediante el aumento de los recursos destinados a Frontex, o a través del refuerzo de la cooperación en el ámbito de la seguridad.

Los países de la UE tienen una legislación en materia de armas de fuego perfectamente adecuada y, si fuese necesario introducir unas disposiciones más estrictas, las decisiones correspondientes deberían tomarse en los países en cuestión.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Schwab (PPE-DE).(DE) Señor Presidente, señor Comisario, Señorías, si consideramos cuál es el punto de partida de este informe y lo lejos que hemos llegado, creo que es justo decir que hemos logrado volver a adoptar un enfoque objetivo sobre esta controvertida cuestión. En colaboración con la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior, hemos encontrado una solución que permite un mejor control de las armas de fuego en toda la Unión Europea sin descuidar los justificados intereses de los tiradores deportivos y los cazadores preocupados por una excesiva burocracia y unos requisitos de registro desproporcionados. Me gustaría dar las gracias al Comisario Verheugen, así como a la presidenta de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor, Arlene McCarthy, y, naturalmente, a nuestro ponente alternativo, que ha trabajado muy intensamente durante muchos meses con la ponente y los otros diputados concernidos. No era una cuestión sencilla para los diversos grupos que han abordado su examen, pero creo que hemos logrado un texto que, habida cuenta del punto de partida del Consejo, constituía la única vía posible.

En lo que se refiere a la parte sobre la comercialización, contemplada por el Protocolo de las Naciones Unidas y aún pendiente, la cuestión es hasta qué punto la Comisión es capaz de presentar una propuesta que satisfaga la aprobación general del Consejo y haga más sencilla la labor del Parlamento. No es una afirmación irónica, señor Comisario, estoy hablando en serio, y le deseo suerte en su tarea de convencer habilidosamente a sus colegas en el Consejo de que las obligaciones que han contraído con arreglo al Protocolo de las Naciones Unidas también deben aplicarse a la UE.

Por ello, desearía dar las gracias a todos los que han desempeñado algún papel activo en relación con esta controvertida cuestión. Creo que se ha llegado a una solución coherente y consensuada para todos los interesados y espero que mañana podamos aprobar este texto por una amplia mayoría.

 
  
MPphoto
 
 

  Arlene McCarthy (PSE). – Señor Presidente, intervengo en mi calidad de diputada al PE preocupada y no como presidenta de comisión. Creo que, con esta nueva legislación sobre armas, podemos demostrar a nuestros ciudadanos que Europa puede actuar con objeto de atajar el problema de las armas ilegales. En el Reino Unido dispone de una legislación rigurosa pero, sin esta ley comunitaria, las pistolas seguirán llegando a las calles de ciudades como Manchester y Liverpool.

Ésta, colegas, es una réplica de una Smith & Wesson de 9 mm: un arma convertible diseñada para detonar balas de fogueo o disparar balines de gas CS que, de procederse a su conversión, puede disparar munición real. Que no cunda el pánico: no está cargada y es convertible, pero no está convertida. Con una pistola como esta se acabó trágicamente con la vida de una niña de 12 años de edad, Kamilah Peniston, en Manchester. Mothers Against Violence, una asociación de madres que han perdido a sus hijos a causa de delitos perpetrados a punta de pistola, me ha preguntado de dónde vienen tales pistolas y qué estamos haciendo para detener el contrabando ilegal de tales armas mortíferas.

La policía de Gran Manchester me ha informado de que el 46 % de las armas aprehendidas el año pasado era convertible. Las armas convertidas representan ahora una opción barata y popular para los delincuentes, así como un creciente problema para Europa, no sólo para el Reino Unido.

Por ende, doy las gracias al Comisario Verheugen, a la señora Kallenbach, nuestra ponente, al señor Alvaro y a los 25 Estados miembros que han apoyado mis enmiendas encaminadas a que se emprendan medidas enérgicas y se intensifiquen los controles sobre tales armas convertibles. El incluirlas en el mismo sistema de control que las pistolas reales dificultará en gran medida que lleguen a manos de las organizaciones delictivas y reducirá el contrabando de estas armas, que están prohibidas en el Reino Unido.

La Association of Chief Police Officers del Reino Unido apoya plenamente esta ley y sus disposiciones en materia de armas convertibles y desactivadas en lo que respecta a la identificación, la rastreabilidad y el control de la venta de armas a distancia, incluida la venta por Internet.

Tras el reciente tiroteo acaecido en Finlandia, con trágicos resultados, y el tiroteo frustrado en una escuela alemana, queda claro que necesitamos unas normas comunitarias en materia de control de armas más estrictas. El presente es testimonio de una Europa que obra con pragmatismo y emprende medidas prácticas para proteger a nuestros ciudadanos.

Las trágicas y absurdas muertes por arma de fuego de varios niños de mi región —Jessie James, de 15 años, Rhys Jones, de 11 años, y Kamilah Peniston, de 12 años de edad— constituyen un problema muy delicado. Se les despojó de su vida y nosotros, en Europa, debemos a estos niños y a sus familias el compromiso de acabar con la presencia de esas pistolas en las calles.

 
  
MPphoto
 
 

  Siiri Oviir (ALDE). – (ET) Señor Presidente, señor Comisario, Señorías.

En la sociedad de hoy, con todos sus peligros, todos los intentos por reforzar la seguridad de las personas son muy bien recibidos. La seguridad es una condición sine qua non de todas las libertades y una cualidad básica de una sociedad democrática.

Aún tenemos muy fresco el recuerdo de la masacre del instituto Jokela, aunque ésta no ha sido la primera tragedia ocasionada por las armas de fuego. Sin embargo, debemos asegurarnos de que sea la última.

Según la Organización Mundial de la Salud, la violencia física y el suicidio son la tercera y la cuarta causas de enfermedad y mortalidad prematura entre las personas de entre 15 y 44 años de edad en todo el mundo respectivamente.

Un gran porcentaje de estos incidentes ocurre como consecuencia del uso de armas de fuego. El fácil acceso a las armas de fuego se ha asociado con un aumento de los índices de mortalidad.

Por consiguiente, se debe acoger con satisfacción el hecho de que la Unión Europea entienda la necesidad de abordar las amenazas concretas.

Me gustaría examinar un aspecto más. Desde la transposición de la Directiva en 1993, Internet se ha desarrollado considerablemente hasta convertirse en un mercado electrónico.

El propósito de la Directiva de detener el comercio de armas de fuego únicamente puede lograrse si la comercialización a través de Internet se incluye en su ámbito de aplicación.

Por consiguiente, soy de la opinión de que los Estados miembros de la Unión Europea deben reaccionar de forma adecuada y coherente en relación con las armas de fuego. Para ello es necesario contar con medidas preventivas y punitivas armonizadas y necesitamos integrarlas en una política única.

Por último, me gustaría dar las gracias a la ponente y a las personas que han colaborado con ella.

 
  
MPphoto
 
 

  Paul Rübig (PPE-DE).(DE) Señor Presidente, me gustaría señalar simplemente a la señora McCarthy que las armas de fuego están prohibidas en esta Cámara.

 
  
MPphoto
 
 

  Jim Allister (NI). – Señor Presidente, con tiempo para referirme únicamente a un punto, desearía llamar la atención sobre el modo desigual en que el documento europeo de armas de fuego funciona en la práctica, en concreto en la medida en que afecta a la comunidad de cazadores. Si el propietario de un arma de fuego registrada desea cazar en la mayoría de los Estados miembros de la UE, se limitará a presentar su documento europeo en el punto de entrada al país de que se trate; en cambio, si desea entrar en el Reino Unido, tendrá que facilitar su documento original por adelantado y esperar entre seis y ocho semanas a que la policía local tramite el asunto. Así pues, se le privará de dicho documento durante el periodo citado, por lo que, entretanto, no podrá cazar en un tercer país.

Tal burocracia es innecesaria y está ocasionando graves perjuicios al fomento de las vacaciones cinegéticas en el Reino Unido, incluida mi circunscripción electoral, Irlanda del Norte. A buen seguro, el envío por adelantado de una fotocopia del documento europeo serviría para los mismos fines. Confío, pues, en que dicha anomalía se resuelva a su debido tiempo.

 
  
MPphoto
 
 

  Michl Ebner (PPE-DE).(DE) Señor Presidente, señor Comisario, Señorías, la base de la modificación de esta Directiva ha sido el Protocolo de las Naciones Unidas y el modo de abordar el terrorismo de forma efectiva. Ésta también era la base de la propuesta de la Comisión. La propuesta de la ponente ha adoptado un enfoque bastante revolucionario en relación con la Directiva existente.

Si examinamos lo que estamos debatiendo hoy y lo que vamos a votar mañana, observamos que se trata de un texto de transacción que, como ocurre a menudo, no satisface completamente a todas las partes. El compromiso al que se ha llegado es el siguiente: por una parte, estamos tratando de abordar todos los aspectos ilegales —y, en este sentido, nunca se es lo suficientemente estricto—, y, por otra, no queremos complicar excesivamente el uso legal de las armas de fuego. Ciertamente, algunos aspectos, como las categorías de clasificación o el registro, habrían merecido normas más estrictas sobre la base de la subsidiaridad, y en este sentido no hemos logrado un éxito completo. No obstante, es un buen comienzo y ya veremos cómo funciona este ejercicio en la práctica y cómo van a abordar los Estados miembros esta cuestión.

Creo que es un compromiso viable y me consta que todos los que han intervenido en el proceso han trabajado mucho para lograrlo, así que yo también desearía manifestar mi agradecimiento.

En este contexto, no obstante, creo que no debemos olvidar nunca la diferencia existente entre armas legales e ilegales. Debemos abordar la cuestión de la ilegalidad de forma rigurosa y coherente, al tiempo que aplicamos un enfoque sensato y procuramos simplificar los trámites burocráticos para hacer de ello un punto de referencia en el ámbito jurídico.

 
  
MPphoto
 
 

  Véronique Mathieu (PPE-DE).(FR) Señor Presidente, señor Comisario, Señorías, el texto que votaremos mañana es un texto de transacción que por fin satisface a casi todos los usuarios legales de armas. El texto inicial de la Comisión nos resultaba aceptable, y las posiciones del Consejo también. Desafortunadamente, la ponente había adoptado unas posiciones bastante inusuales y tuvimos que luchar con denuedo en contra de sus ideas iniciales. También quería dar las gracias al señor Podestà por su auténtico trabajo de hormiguita, por su paciencia, por la diplomacia que empleó en el seno del Grupo del PPE y en numerosas reuniones de trabajo.

El texto que hemos logrado acordar satisface a todos los usuarios legales de armas. Debo decir que los cazadores franceses están satisfechos por el mantenimiento de las cuatro categorías de armas de fuego: era una cuestión muy importante para Francia y yo misma estoy muy satisfecha hoy de poder decir que hemos podido conservar tales categorías. También me complace decir que el registro central me satisface, porque también resulta lógico poder asegurar la localización de las armas. Creo que, para la seguridad de los ciudadanos, se trata de una cuestión muy importante. Los armeros también están satisfechos por el marcado de la CIP. También estamos satisfechos con la venta a través de Internet. Estamos relativamente satisfechos con el texto en su conjunto.

Una vez dicho esto, creo que el año de trabajo transcurrido nos tiene que hacer reflexionar sobre la cuestión de las posiciones de partida de los ponentes y debo decir que deberíamos evitar adoptar posiciones demasiado inflexibles sobre ciertos aspectos iniciales. En efecto, si la Comisión, el Consejo y el Grupo del PPE no hubiesen defendido firmemente sus posiciones, creo que nos habríamos encaminado hacia un texto que habría resultado inaplicable y hacia posiciones e ideologías ecologistas que habrían perjudicado enormemente a los cazadores y los usuarios legales de armas.

 
  
MPphoto
 
 

  Paul Rübig (PPE-DE).(DE) Señor Presidente, me gustaría simplemente preguntar a la señora McCarthy si el arma que ha traído consigo está marcada y registrada y si tiene permiso para introducirla en esta Cámara.

 
  
MPphoto
 
 

  Arlene McCarthy (PSE). – Señor Presidente, tengo que contestar dicha pregunta, ya que la misma revela que el señor Rübig no comprende la legislación que tiene delante. Puesto que no se define como arma de fuego, no es necesario un permiso: cualquiera en la calle puede adquirirla; un delincuente puede comprarla. Así pues, el señor Rübig debería enterarse de cuál es la situación antes de intervenir.

Querría, además, plantear una cuestión reglamentaria relativa a una acusación vertida por la señora Goudin y desearía asimismo que se corrigiera el acta. No se ha excluido a ningún ponente alternativo de este diálogo. Se invitó al Grupo IND/DEM a participar y éste designó hace 18 meses a un ponente que no acudió a ninguna de las reuniones de la comisión ni a ninguna de las audiencias y que tampoco asistió a ninguno de los diálogos tripartitos. La señora Goudin sabe muy bien que fue designada hace escasamente dos semanas para sustituir al ponente alternativo que no había comparecido.

Defenderé el trabajo de nuestra ponente, de los ponentes alternativos y de la comisión, ya que nosotros nos tomamos nuestros asuntos en serio; nuestro trabajo es serio y el Grupo IND/DEM debería tomarse el suyo asimismo en serio.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente. – Se cierra el debate.

La votación se celebrará mañana.

 
  

(1)Véanse las «Declaraciones de la Comisión adjuntas al debate».

Aviso jurídico - Política de privacidad