Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2005/0246(COD)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A6-0011/2008

Textos presentados :

A6-0011/2008

Debates :

PV 18/02/2008 - 24
CRE 18/02/2008 - 24

Votaciones :

PV 19/02/2008 - 6.14
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P6_TA(2008)0049

Acta literal de los debates
Lunes 18 de febrero de 2008 - Estrasburgo Edición DO

24. Código aduanero comunitario (debate)
Acta
MPphoto
 
 

  Presidente. − El siguiente tema es la recomendación para la segunda lectura (A6-0011/2008), en nombre de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor, de la Posición Común adoptada por el Consejo el 15 de octubre de 2007 con vistas a la adopción del Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se establece el Código aduanero comunitario (Código aduanero modernizado) (11272/6/2007 - C6-0354/2007 - 2005/0246(COD)) – Ponente: Janelly Fourtou.

 
  
MPphoto
 
 

  Janelly Fourtou, ponente. (FR) Señor Presidente, Comisario, señoras y señores, ahora que hemos llegado al final de tres años de duro trabajo, estoy satisfecha de lo que se ha logrado en relación con los puntos clave de este documento.

La unión aduanera es uno de los pilares de la Unión Europea y un elemento esencial del funcionamiento del mercado interior. El Código aduanero comunitario fue redactado en la década de 1980 y aprobado en la de 1990. Actualmente, está obsoleto. Nuestros servicios aduaneros se enfrentan a nuevos retos. En 2007, el comercio mundial casi alcanzó los 16 000 millones de dólares, es decir, el 31 % del PIB mundial, y la Unión Europea participó en el 20 % del volumen mundial de importaciones y exportaciones.

Los servicios aduaneros, por lo tanto, son responsables de que la actividad comercial sea fluida y de la aplicación de los controles necesarios para facilitarla; al mismo tiempo, deben garantizar que la seguridad de los ciudadanos de la UE esté protegida. Si se desea alcanzar un equilibrio satisfactorio, se deben modernizar los métodos de control empleados y se debe reforzar la cooperación entre los diferentes servicios y los operadores económicos.

El Código también debe ser adaptado a otros cambios radicales que han tenido lugar en el medio comercial internacional, derivados, principalmente, del creciente e irreversible recurso a las tecnologías de intercambio electrónico de datos y las TI. Esta cuestión fue también el objeto de un informe elaborado por mi colega, el señor Heaton-Harris, que el Parlamento adoptó el pasado mes de diciembre.

La primera lectura del Código aduanero modernizado fue adoptada el 12 de diciembre de 2006 y la Presidencia alemana pudo asegurar el acuerdo político el 25 de junio de 2007. El Parlamento aprobó 51 enmiendas a la propuesta en la primera lectura, 34 de las cuales, de naturaleza principalmente sustantiva, fueron asumidas totalmente o en parte en la Posición Común del Consejo.

Las principales cuestiones que no fueron objeto de acuerdo fueron el estatuto de operador económico autorizado, el derecho de representación en la aduana, el despacho de aduana centralizado y la comitología. El estatuto de operador económico autorizado, que está relacionado directamente con los acontecimientos del 11 de septiembre, fue introducido por el Reglamento de «enmienda de seguridad» para brindar más facilidades a los operadores como compensación por las nuevas cargas asociadas a los aspectos de seguridad.

Estoy satisfecha por el hecho de que el concepto que elaboró el Parlamento en la primera lectura fuera adoptado, con lo que se establecieron dos tipos distintos de autorización: «simplificaciones aduaneras», por un lado, y «seguridad», por el otro. Esta solución pragmática permite tener en cuenta las diferentes necesidades de los operadores económicos.

La cuestión del derecho de representación en la aduana ha suscitado reacciones encendidas en los países que tienen años de experiencia en esta profesión. Si bien el Consejo no adoptó las propuestas del Parlamento al pie de la letra, sí que aceptó la idea de que el representante en aduana también pueda ser simultáneamente un operador económico autorizado, tal como deseaba el Parlamento.

Opino que el Consejo llegó a un buen acuerdo. Además, esta solución ha sido aceptada por las asociaciones de representantes en aduana, si bien éstas han perdido su monopolio en algunos Estados miembros.

En lo que respecta al despacho de aduana centralizado, la novedad es que el Consejo ha introducido un nuevo artículo 106, por considerar que es más lógico y transparente integrar en un solo artículo todas las disposiciones del Código que guardan relación con el concepto de despacho de aduanas centralizado.

Según este nuevo texto, todos los operadores económicos podrán tener acceso al despacho centralizado en el territorio de un mismo Estado miembro. Su plena utilización se limitará a los solicitantes que reúnan los criterios para la concesión del estatuto de operador económico autorizado cuando estén implicados diferentes Estados miembros.

Por último, de todas las áreas en las que el documento representa un avance importante, estamos satisfechos de que se haya ampliado el proceso de comitología para que éste abarque 44 disposiciones del Código aduanero modernizado.

Por este motivo, solicito al Parlamento que apoye la Posición Común del Consejo sin enmiendas.

 
  
MPphoto
 
 

  László Kovács, Miembro de la Comisión. − Señor Presidente, después de más de dos años de trabajo interinstitucional activo, estamos ahora muy cerca de concluir el procedimiento de codecisión sobre esta propuesta, gracias, especialmente, al compromiso de la señora Fourtou y al apoyo de los miembros de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor.

Estoy muy satisfecho de que el marco jurídico de la reforma con vistas de futuro de las aduanas europeas vaya a estar en marcha —esperemos— este año, en coincidencia con el 40.º aniversario de nuestra unión aduanera, lo que dará el empuje necesario para acometer el trabajo que todavía nos queda por hacer.

La unión aduanera se presenta, a menudo, como un pilar «antiguo» de la Comunidad. No obstante, no puede ser reducida a una mera herencia del pasado. Está en funcionamiento actualmente, y no sólo con la finalidad de recaudar los recursos propios. Cada vez más, las administraciones, la legislación y los procedimientos aduaneros deberán asegurar el mercado interior, contribuir a la protección del consumidor, apoyar los aspectos exteriores de nuestras políticas comunes y, a su vez, contribuir a la facilitación de nuestro comercio internacional. A este respecto, la legislación aduanera deberá evolucionar para responder a los grandes cambios y retos, tanto dentro como fuera de la Unión, y recurrir a las normas y técnicas más eficaces.

¿Qué implicará realmente la modernización del Código aduanero de la Comunidad?

En primer lugar, la mejora de los reglamentos aduaneros y la simplificación e integración de normas y procedimientos, lo que aclarará los derechos y las obligaciones de los operadores económicos y garantizará su trato más uniforme, proporcionando, a su vez, un nivel equivalente de seguridad.

En segundo lugar, la informatización progresiva de todas las formalidades aduaneras, con vistas a lograr la «eliminación del papel» en las cuestiones aduaneras y comerciales; la informatización se verá apoyada y enmarcada por la Decisión (n.º 70/2008/CE) del Parlamento y el Consejo, relativa a la «aduana electrónica», aprobada el 15 de enero de 2008.

Entre las modificaciones, se incluye la interoperabilidad de los sistemas aduaneros informatizados de los Estados miembros, lo que permitirá, en concreto, el despacho aduanero de los productos en el lugar de establecimiento del declarante, sin consideración del lugar de entrada, de salida o de destino de los productos dentro de la Comunidad: el así llamado «despacho aduanero centralizado». Este sistema permitirá también el intercambio de elementos de los datos en tiempo real entre las autoridades aduaneras a fin de realizar análisis de los riesgos y mejorar los controles en el marco de la gestión común de riesgos.

Mediante su apoyo a la propuesta de la Comisión en primera lectura, el Parlamento reconoció la contribución esencial de esta iniciativa legislativa a la estrategia de Lisboa dirigida al crecimiento y la creación de empleo. La Comisión considera que la Posición Común del Consejo de octubre de 2007, que incorpora la mayor parte de las enmiendas adoptadas por el Parlamento en primera lectura, representa un acuerdo equilibrado.

Por consiguiente, la Comisión acoge favorablemente el informe de la señora Fourtou en el que se recomienda la aprobación de la Posición Común sin enmiendas.

 
  
MPphoto
 
 

  Christopher Heaton-Harris, en nombre del Grupo del PPE-DE. – Señor Presidente, en primer lugar, me gustaría dar la gracias a la señora Fourtou. Me sorprende su atención por los detalles en esta cuestión compleja.

El Código aduanero modernizado, como ya he dicho antes al Comisario, es una ley muy aburrida aunque importantísima de la Comisión. En 1975, cuando en el Reino Unido se votó en referéndum (como se debería hacer ahora, un referéndum sobre el Tratado de Lisboa) la entrada en el club, pensábamos que estábamos votando la entrada en una área de libre comercio. No obstante, el resultado fue una unión aduanera y, desde que ocupo mi puesto, he trabajado intensamente en este informe, porque elaborar correctamente y modernizar adecuadamente este Código aduanero es, posiblemente, la acción más importante que podemos realizar mientras esperamos una reforma total de la cuestión, como ha dicho el Comisario, en el marco del sistema de aduanas electrónicas, lo que facilitará enormemente el comercio y la recaudación de los derechos en toda la Unión.

No obstante, al igual que ocurre con todos los asuntos europeos, no avanzamos —si es que avanzamos— tan rápidamente como nos gustaría a algunos. Este texto sigue conteniendo obstáculos. Algunos de ellos están muy incrustados, y será así mientras no se haga borrón y cuenta nueva. ¿Qué es un operador económico autorizado? ¿Qué cualificación deben tener los representantes en aduana, u operadores económicos autorizados (OEA), como se les llama? ¿Se podrá utilizar a estos OEA en el futuro como obstáculos para evitar la entrada de nuevos operadores, o para evitar que se expandan a toda Europa los operadores que ya existen?

El Código aduanero modernizado es un documento positivo y equilibrado, aunque podría haber sido mucho mejor. Desgraciadamente, en esta Cámara debemos buscar soluciones de compromiso demasiado a menudo, aunque espero que este equilibrio sea bueno para el continente europeo.

 
  
MPphoto
 
 

  Manuel Medina Ortega, en nombre del Grupo PSE. – Señor Presidente, creo que el código aduanero comunitario, en la forma en la que ha sido presentado por la Comisión y debatido por el Parlamento y el Consejo, ha recorrido un procedimiento ejemplar. Nuestra ponente, la señora Fourtou le ha dedicado una enorme cantidad de trabajo y al final, como casi siempre, el Parlamento, el Consejo y la Comisión nos hemos encontrado de acuerdo en el texto final que vamos a aprobar.

Creo que, como ha dicho antes el señor Heaton-Harris, la Unión Europea es, sobre todo, una unión aduanera, con lo cual el código aduanero es un importante elemento para su funcionamiento. Sin embargo, el servicio de aduanas en cuanto tal no funciona como una actividad totalmente libre, es una actividad en la que hay una gran intervención de la administración pública, ya que hay determinados bienes y valores que nos afectan a todos. Estamos hablando del contrabando y, en algún caso, de contrabandos tan peligrosos como el contrabando de armas, el de drogas e, incluso, los controles de salida de capital.

Por tanto, es lógico que el código aduanero comunitario recoja las limitaciones normalmente existentes en cada uno de los Estados miembros y trate de armonizar. Creo que los puntos de discusión que teníamos al final han sido satisfactoriamente resueltos, en primer lugar, con el doble concepto del derecho de representación en aduanas y del operador económico autorizado, la idea de que haya dos figuras, que son teóricamente distintas, pero que pueden coincidir y se pueden armonizar. Creo que la solución adoptada es una solución bastante buena y bastante correcta.

El Comisario Kovács ha insistido en el concepto del despacho de aduanas centralizado, en la medida en que la unión aduanera constituye una unidad. En efecto, no tiene sentido que existan diferencias en los diversos puntos aduaneros. Creo que la solución es una solución buena, práctica y que permitirá que funcionemos de una manera adecuada.

Por último, el último aspecto que conviene mencionar es el procedimiento de la comitología. En este momento, tanto la Comisión como el Consejo han reconocido la importancia de la participación del Parlamento en este procedimiento. El acuerdo al que se ha llegado permite que, de las 28 disposiciones con respecto a las cuales se aplicaba este procedimiento con participación del Parlamento, pasemos ahora a 44 disposiciones, es decir, que el Parlamento estará en condiciones de intervenir cada vez más de una manera eficaz en el desarrollo de las disposiciones del código aduanero.

En definitiva, señor Presidente, agradezco a la señora Fourtou el trabajo y también al señor Comisario el esfuerzo que ha hecho por recoger las propuestas del Parlamento.

 
  
MPphoto
 
 

  Othmar Karas (PPE-DE). – (DE) Señor Presidente, Comisario, Señorías, la Unión Europea es, sin duda, mucho más que una unión de aduanas. No la reduciremos a una unión de aduanas en el debate de hoy ni en la decisión que adoptemos mañana. Sin embargo, la política aduanera en las fronteras exteriores de la UE es un elemento importante de las actividades de la Unión Europea y un mercado interior que funcione.

El ÖVP-Europa-Club [Club Europeo del Partido Popular Austríaco] del Parlamento Europeo acoge con satisfacción la propuesta de un Reglamento por el que se establece un Código aduanero comunitario modernizado. ¿Por qué? Porque consigue que los procedimientos aduaneros sean más eficientes, porque establece la base de procedimientos aduaneros comunitarios más sencillos y ágiles, porque significa que los cambios radicales en el entorno comercial internacional —por ejemplo, con respecto a la tecnología de la información, los datos electrónicos, etc.— a partir de ahora se tendrán en cuenta y porque los representantes de las aduanas ahora estarán sujetos a criterios comunes claramente definidos que darán lugar a una mayor fiabilidad y profesionalidad.

Este Reglamento refuerza la cooperación entre los Estados miembros y la Unión Europea. Crea una Comunidad más sólida, lo cual también se refleja en el hecho de que todas las enmiendas presentadas por el Parlamento hayan sido aprobadas por el Consejo. Desde mi punto de vista, significa tener despachos de aduanas comunitarias más sencillos y ágiles, lo cual resulta positivo para las empresas y para la Unión Europea en conjunto.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Schwab (PPE-DE). – (DE) Señor Presidente, Señorías, me gustaría asimismo manifestar mi más sincero agradecimiento al ponente y, por supuesto, a nuestro ponente alternativo, quienes han llevado a cabo un valioso trabajo en un expediente de gran complejidad técnica.

El objetivo del nuevo código aduanero consiste en sustituir el código actual y las normativas relacionadas por un código modernizado, conseguir que los actuales procedimientos aduaneros resulten más eficientes y crear las bases para sistemas aduaneros interoperativos accesibles en toda la Unión Europea. Se trata de un aspecto que acogemos con enorme satisfacción, puesto que implica que las empresas se beneficiarán de la adaptación de los avances actuales en tecnología de la información y de un procesamiento más rápido y seguro de los volúmenes de mercancías que cruzan las fronteras de la UE.

Las cámaras de comercio y las asociaciones empresariales han advertido desde el principio, con razón, de la excesiva burocracia que generan las iniciativas de seguridad de la UE derivadas de las emprendidas en los Estados Unidos. A través de nuestras deliberaciones en el Parlamento y el intenso contacto con las sedes de la Comisión, por fin hemos logrado una solución relativamente sólida y no burocrática, lo cual agradezco profundamente.

Un aspecto fundamental para las empresas que ahora se está aplicando es el despacho de aduanas centralizado a través de un único punto de contacto. Hemos logrado asimismo imponer nuestra petición —y me siento muy orgulloso de ello— de un estatuto privilegiado para aquellas empresas que cumplan los criterios exigidos.

Como diputado de Baden Meridional, debo destacar, sin embargo, que el código aduanero podría causar considerables problemas en las fronteras exteriores de la UE con países que no sean Estados miembros de la UE, si no se adoptan a tiempo medidas preventivas. Sé que la Comisión tiene la intención de adoptar estas precauciones —me refiero a Suiza— y confío en que los Estados miembros del Comité Mixto UE-Suiza también cumplan con su cometido.

Suiza es uno de los mercados más importantes para los productos de la UE. Los cuatro vecinos más cercanos de Suiza en la UE representan un 41 % de sus exportaciones totales y el 59 % de sus importaciones totales, por lo que resulta necesario actuar en este sentido. No podemos permitir que se formen colas kilométricas en las fronteras suizas como consecuencia de la introducción del código aduanero, sólo porque el sistema suizo del despacho de aduanas difiere levemente del de la UE.

Comisario Kovács, le rogaría que analizara este problema y consiguiera que los Estados miembros afectados prestaran atención al mismo urgentemente. Estamos hablando de un centro económico en el corazón de Europa que no puede ser eliminado del flujo internacional de mercancías como consecuencia de nuestras actividades.

 
  
MPphoto
 
 

  Zuzana Roithová (PPE-DE) . (CS) Señor Presidente, Señorías, confío en que mañana aprobemos en segunda lectura la Posición Común del Consejo sobre el código aduanero. Se trata de una modernización satisfactoria de la legislación comunitaria sobre aduanas. Constituye una auténtica entrada al sistema de aduanas electrónico, centralizado, interoperativo y automatizado. Todos los órganos de la UE podrán beneficiarse de un punto de gestión único —integrado— para sus operaciones, de forma que los controles enormemente necesarios resulten más eficaces. Gracias al portal de información sobre aduanas unificado —ventanilla única— los empresarios podrán comunicarse con una sola sede aduanera de la UE en el lugar de su establecimiento. Esta norma simplifica y unifica la terminología y las definiciones y facilita asimismo un uso más sencillo para el usuario. Constituye un buen ejemplo de la capacidad, incluso en una UE ampliada, de simplificar la burocracia y mejorar el entorno jurídico para empresarios y ciudadanos. Además, se dice que el proyecto se habrá rentabilizado en 2010. Doy las gracias a los ponentes, la señora Fourtou y el señor Newton Dunn, a la Comisión y al Consejo por el excelente trabajo llevado a cabo en los últimos tres años.

 
  
MPphoto
 
 

  Bill Newton Dunn (ALDE). – Señor Presidente, me gustaría hacer sólo un comentario en respuesta a la afirmación del señor Heaton-Harris de que pensaba que el Reino Unido se adhería a una zona de libre comercio en 1975. Me preocupa enormemente su falta de memoria, o tal vez sea su formación. El Reino Unido dejó una zona europea de libre comercio, que se llamaba AELC. Decidimos dejarla para unirnos a la Comunidad Europea y, la señora Thatcher, que era la dirigente conservadora cuando se celebró el referéndum de 1975 en el Reino Unido, declaró que era «algo más que una zona de libre comercio». Muy sencillo, muy claro y registrado en los archivos.

Ahora, dado que el señor Heaton-Harris desea que se celebre un referéndum en el Reino Unido sobre el Tratado de Lisboa, está convencido de que los ciudadanos británicos leerán todos los documentos para decidir qué votar. Y eso debió pasar en 1975. Los ciudadanos británicos de 1975 leerían en los documentos que se trataba de una unión más unida que nunca y no de una zona de libre comercio. La Unión Europea es una unión más cercana que nunca. Por tanto, señor Presidente, ¿podríamos conseguir una píldora para la memoria del señor Heaton-Harris?

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. − Gracias, señor Newton Dunn. Qué sombrías serían nuestras veladas en el Parlamento Europeo sin estas interesantes discusiones británicas.

 
  
MPphoto
 
 

  Mairead McGuinness (PPE-DE). – Señor Presidente, resistiré la tentación de unirme. Me gustaría dar las gracias al ponente por el exhaustivo trabajo del informe.

Seamos sinceros, esto no es de lo que habla la gente en los bares y en los actos sociales. Pero conseguir que nuestras legislaciones aduaneras sean adecuadas es muy importante para las empresas y para los puestos de trabajo y por eso lo estamos haciendo. Por tanto, la idea de un despacho centralizado tiene sentido, si funciona —y confiemos en que lo haga—, conforme a estas nuevas normas.

Igualmente, la idea de una única ventanilla puede reducir la burocracia innecesaria. Pero, permítanme que les haga una observación: extraigamos conclusiones, cuando todo esté montado y funcionando, de los operadores económicos y dispongámonos a ajustarlas para aquellos aspectos en los que detectemos los problemas identificados esta noche por otros oradores.

 
  
MPphoto
 
 

  László Kovács, Miembro de la Comisión. − Señor Presidente, para empezar diré que no sólo estoy plenamente satisfecho sino también enormemente orgulloso de que hayamos llegado a este punto, porque coincido con todos esos oradores que lo consideran como un gran logro para la Unión en su conjunto.

En primer lugar, me gustaría agradecer el apoyo mostrado al Código aduanero modernizado, así como su interés por posteriores desarrollos. Como ya han mencionado, la adopción y subsiguiente entrada en vigor del Código no será el final de la historia puesto que su aplicación dependerá de la finalización y aplicación de sus disposiciones de ejecución.

El nuevo procedimiento de reglamentación con control se usará para la adopción de dichas disposiciones. Concederá al Parlamento la posibilidad de comprobar el modo en el que la Comisión pretende aplicar en detalle, con la ayuda de la Comisión del Código Aduanero, las disposiciones generales derivadas del Código.

Además de este requisito procedimental, la Comisión pretende mantener perfectamente informado al Parlamento, a través de su Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor, sobre el estado de preparación del proyecto de medidas de ejecución y el calendario previsto para la aplicación del Código Aduanero Modernizado.

Con respecto al problema de Suiza y la Unión Europea que el señor Schwab ha planteado, el 1 de julio de 2009 se aplicará plenamente la modificación de seguridad del Código Aduanero Comunitario. Esto significa que todos los productos que entren o salgan de la Comunidad estarán sujetos a una declaración previa a su llegada o a su salida. El operador económico autorizado podrá usar las instalaciones previstas en el Código.

Con respecto a otros terceros países, actualmente estamos en negociaciones con Suiza sobre el reconocimiento mutuo de centros de control, los resultados de los controles y la condición del operador económico autorizado. Se están llevando a cabo las negociaciones y esperamos que se llegue a una solución satisfactoria para ambas partes que pueda aplicarse el 1 de julio de 2009.

Ahora, permítanme terminar invitándoles a que se unan a las celebraciones del 15º aniversario de la Unión Aduanera que se celebrará el 1 de julio de 2008. La Unión Aduanera fue el primer pilar de la construcción del mercado interior y sigue siendo uno de sus componentes fundamentales. Espero que continuemos nuestro debate sobre el futuro papel de las aduanas en el contexto de las celebraciones. Muchas gracias, una vez más, por su apoyo.

 
  
MPphoto
 
 

  Janelly Fourtou, ponente. – (FR) Señor Presidente, me gustaría dar las gracias a todos los que han intervenido así como a quienes han contribuido a la redacción de este informe.

Puesto que el señor Medina Ortega ha hablado sobre el contrabando no puedo reprimir el impulso de sacar a colación el tema de las falsificaciones. Entre 1998 y 2004, el número de detenciones por falsificaciones aumentó en un 1 000 %. Esto sólo demuestra que los controles que se están llevando a cabo en la actualidad necesitan ser actualizados, así como que debe adoptarse un nuevo enfoque por lo que respecta a los funcionarios de las aduanas.

Me gustaría asimismo rendir homenaje a los profesionales que han demostrado una auténtica apertura de ideas y me gustaría decirles que todavía me siento en deuda con ellos. Sin duda, esto responderá a las preocupaciones planteadas por la señora McGuinness. Por lo que respecta a la aplicación de medidas, hará todo lo posible para alentar el diálogo entre las autoridades aduaneras y las instituciones comunitarias, incluida la Comisión, con la que siempre ha existido una estrecha y productiva cooperación.

Por tanto, les ruego que apoyen la Posición Común y me gustaría concluir agradeciéndoles a todos su atención.

 
  
MPphoto
 
 

  El Presidente. − Se cierra el debate.

La votación tendrá lugar el 19 de febrero de 2008.

 
Aviso jurídico - Política de privacidad