Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2006/0290(COD)
Ciclo de vida en sesión
Ciclos relativos a los documentos :

Textos presentados :

A6-0488/2007

Debates :

PV 18/02/2008 - 23
CRE 18/02/2008 - 23

Votaciones :

PV 19/02/2008 - 6.15
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P6_TA(2008)0050

Debates
Martes 19 de febrero de 2008 - Estrasburgo Edición DO

7. Explicaciones de voto
PV
  

Explicaciones de voto orales

 
  
  

- Informe: Bill Newton Dunn (A6-0488/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Zuzana Roithová (PPE-DE). – (CS) Señor Presidente, las fronteras terrestres y marítimas han cambiado con la ampliación, y ha aumentado el trabajo de los funcionarios de fronteras, que no consiste ya en las simples comprobaciones de aduanas, sino en combatir las falsificaciones, el blanqueo de dinero, las drogas y la infracción de las normas antidumping o de las medidas sanitarias dirigidas a la protección de los consumidores. Por este motivo he recibido con satisfacción y he expresado mi apoyo a la propuesta de la Comisión, que permitirá un mayor grado de coordinación entre los organismos de los Estados miembros, incluyendo Europol, Frontex, Interpol y la Organización Mundial de Aduanas. Pedimos asimismo que las autoridades de terceros países que reciban datos comerciales y personales de los Estados miembros estén obligadas a garantizar niveles de protección de los datos equivalentes a los de la UE. Agradezco a sus Señorías el pleno apoyo otorgado hoy a nuestra propuesta. También deseo dar las gracias a los ponentes por su meticuloso trabajo.

 
  
  

- Informe: Francesco Musotto (A6-0009/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Philip Claeys (NI). – (NL) Señor Presidente, he votado a favor del informe Musotto porque no tiene reparos en hablar francamente de muchos aspectos del fraude y de las medidas para luchar contra el fraude. Y tengo esta sensación de déja vu cuando el informe menciona los millones empleados en fondos utilizados indebidamente y en pagos de gastos no subvencionables. Piensen, por ejemplo, en los cientos de millones de euros de dinero europeo que han desaparecido en el pozo sin fondo de la corrupta Región de Valonia, dominada por los socialistas. Una Región donde numerosos funcionarios han estado involucrados en escándalos, en algunos casos por apropiación indebida de fondos. Cuando el informe habla de la debilidad de las inspecciones de la Comisión, pienso automáticamente en las palabras de mi colega valón el señor Deprez, quien a primeros de mes se refirió a los malos proyectos, cuya culpa no la tiene únicamente Valonia, sino también la Comisión por aprobarlos.

 
  
  

- Informe: Gérard Deprez (A6-0015/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Hubert Pirker (PPE-DE). – (DE) Señor Presidente, el informe que se presentó originalmente era bueno, porque contenía medidas claramente definidas para apoyar la lucha contra el terrorismo, como son todas las necesarias para mejorar la prevención, reforzar la cooperación policial e intensificar los intercambios de datos y la asistencia a las víctimas del terrorismo.

Sin embargo, la votación de hoy ha cambiado por completo el informe. Se han eliminado elementos clave del mismo. Los yihadistas, por ejemplo, ya no se consideran peligrosos. Se ha aprobado la incorporación de otras posiciones – inaceptables – al informe, por lo que he tenido que votar en contra, como también lo ha hecho la mayoría de la Cámara. Es una lástima haber renunciado al proyecto original, porque habría sido bueno disponer de un conjunto mejor de instrumentos políticos y técnicos con los que combatir al terrorismo y mejorar la seguridad.

 
  
MPphoto
 
 

  Frank Vanhecke (NI). – (NL) Señor Presidente, no hace falta decir que he votado en contra del informe Deprez porque estoy totalmente en desacuerdo con la idea de que el terrorismo yihadista sea solamente una consecuencia de la discriminación y del aislamiento social que presuntamente padecen los musulmanes en Europa. Para ser sincero, conozco a bastantes personas como yo, que no son de origen inmigrante, que realmente padecen aislamiento social en los barrios musulmanes de nuestras grandes ciudades, pero que no se convierten a la delincuencia o al terrorismo, no lo hacen en absoluto. Por eso esta vez no voy a entonar el mea culpa. Quizás sea políticamente correcto echar la culpa a la pérfida Europa, pero no es lo «correcto» en el auténtico sentido de la palabra, de ninguna forma. Por el amor de Dios, ¿cuándo va a entender el Parlamento que el terror islamista no tiene nada que ver con la discriminación o con la exclusión social, sino que surge directamente de la visión del mundo que tiene el propio Islam?

 
  
  

- Informe: Ignasi Guadans Cambó (A6-0002/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Syed Kamall (PPE-DE). – Señor Presidente, creo que debemos reconocer que, cuando hablamos de regiones que comercian entre sí, no son los países los que comercian, sino las personas y las empresas. Uno de los errores de este informe concreto ha sido que no ha reconocido las importantes barreras comerciales que obstaculizan el camino de los empresarios de terceros países que desean realizar actividades comerciales con la UE.

Por ese motivo me complace anunciar una campaña suprapartidista en la que participan ONG y organizaciones de la sociedad civil, así como activistas de organizaciones populares. denominada Campaña para el Comercio Auténtico, que tiene cinco objetivos principales: suprimir los aranceles agrícolas sobre las importaciones; eliminar las subvenciones agrícolas; liberalizar la normativa sobre el país de origen; promover las ayudas al comercio; y estimular a los países de rentas bajas a que reduzcan progresivamente sus barreras comerciales mutuas, con la esperanza de que puedan formar parte de la comunidad internacional en el aspecto comercial y, si es posible, aumentar su comercio con nosotros. Este informe no era suficientemente imparcial, al no reconocer la existencia de dichas barreras por parte de la UE, y por eso he votado en contra del mismo.

 
  
  

Explicaciones de voto por escrito

 
  
  

- Informe: Jan Andersson (A6-0012/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) Lo primero que debo decir es que nuestro voto en contra representa una protesta contra el aplazamiento de la entrada en vigor de una Directiva sobre la salud y seguridad de los trabajadores, en este caso de una Directiva que define los valores límites de exposición de los trabajadores a los campos eléctricos, magnéticos y electromagnéticos, así como las medidas preventivas, de información y de formación. La Comisión Europea está proponiendo ahora una nueva Directiva con el único propósito de aplazar cuatro años más la transposición de aquella Directiva.

Resulta realmente sorprendente que la Comisión Europea presente esta propuesta de aplazamiento. Como justificación alega que la comunidad médica ha comunicado sus preocupaciones sobre la aplicación de la Directiva, y que se han encargado diversos estudios. Es lamentable que semejante preocupación sobre los efectos de esta Directiva no haya existido respecto a los efectos de otros instrumentos legislativos y orientaciones políticas cuyo objetivo es la liberalización de los bienes y servicios públicos y la desregulación de las relaciones laborales y de los derechos de los trabajadores. Solamente cuando se trata de proteger los derechos y la salud de los trabajadores solicita la Comisión nuevos estudios para posponer la aplicación. Es inaceptable.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. − Recibo con satisfacción el informe sobre la exposición de los trabajadores a los riesgos procedentes de los agentes físicos. Las posibles consecuencias que podría tener la transposición de la Directiva de 2004, en la que se definen los niveles mínimos de seguridad para los usuarios de estos agentes físicos, sobre el desarrollo y la utilización en medicina de la imagen por resonancia magnética (IRM), hacen que las recomendaciones de este informe sean consistentes y lógicas. Con la aparición de nuevos estudios que cuestionan los fundamentos de las recomendaciones de la Directiva, debemos dar tiempo para analizar esta nueva información y la propia Directiva. Por consiguiente, apoyo el aplazamiento por cuatro años de la fecha del 30 de abril de 2008, y he votado a favor de este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Miroslav Mikolášik (PPE-DE), por escrito. − (SK) Quisiera recalcar que la necesidad de mejoras en la salud y seguridad de los trabajadores en el lugar de trabajo se debe basar, por encima de todos, en la evaluación del riesgo. En los casos en que los trabajadores desempeñan su trabajo en un entorno donde están expuestos a agentes que suponen un riesgo para la salud, una de las obligaciones fundamentales del empleador es realizar una evaluación del riesgo.

Si dicha evaluación revela la posible existencia de un riesgo, es necesario aplicar medidas que eliminen el mismo o lo reduzcan al nivel más bajo posible. En mi opinión, es importante aplicar estas medidas en el origen. Es posible adoptar otras medidas, como por ejemplo métodos de trabajo alternativos, medidas técnicas para reducir las emisiones, cambios en el diseño de los puestos y lugares de trabajo, limitaciones en la duración e intensidad de la exposición, puesta a disposición de los equipos de protección personal apropiados, etc.

Estoy de acuerdo en que si el examen médico de un trabajador demuestra que existe un riesgo específico para la salud, el empresario tiene la obligación de proporcionar cuidados médicos a este trabajador. Los reconocimientos médicos preventivos son parte de este paquete de medidas sobre el cuidado de la salud: su finalidad es identificar en su fase inicial los cambios en el estado de salud y evitar los daños que sean consecuencia de los campos electromagnéticos. En función de los resultados se podrá revisar la evaluación del riesgo, adoptando medidas complementarias.

Para concluir quisiera decir que, como médico, me complace que la Directiva 2004/40/CE del Parlamento Europeo y del Consejo establezca los valores límite de exposición individual a los campos electromagnéticos, así como los requisitos para la protección de la salud y la seguridad de los trabajadores expuestos a los campos electrodomésticos durante su trabajo.

 
  
MPphoto
 
 

  Frédérique Ries (ALDE), por escrito.(FR) Las ondas electromagnéticas artificiales tienen efectos importantes sobre la salud de los ciudadanos europeos, y sobre todo sobre la salud de los trabajadores, quienes necesitan estar protegidos de los campos electromagnéticos, de la misma forma que ya lo están por las dos Directivas de la UE que establecen valores límite para la exposición al ruido y a la vibración.

Los campos electromagnéticos emitidos por las radios y aparatos electrónicos y por los distintos dispositivos telefónicos – antenas y teléfonos móviles, teléfonos portátiles de base fija y WiFi – no son inocuos.

Tales son las conclusiones indiscutibles del reciente informe de BioInitiative: los riesgos incluyen cáncer, Alzheimer y problemas nerviosos causados por la exposición crónica o excesiva a las ondas electromagnéticas. Se trata de un riesgo para la salud que ha sido puesto de relieve recientemente por la Agencia Europea del Medio Ambiente.

Por eso he votado a favor del informe del Presidente de la Comisión Jan Andersson, que está dirigido a proteger la salud de los trabajadores y que tiene presente las preocupaciones de la comunidad médica sobre la compatibilidad de la tecnología de imagen por resonancia magnética (IMR). El escaneo por IMR es un procedimiento médico esencial para determinados pacientes, y en mi opinión debería haber sido objeto de una derogación, en vez de aplazar la aplicación de toda la Directiva durante cuatro años.

 
  
  

- Informe: Hans-Peter Mayer (A6-0016/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) Aunque éste es un procedimiento de codificación que no modifica en forma alguna la legislación existente, la cuestión de fondo que se plantea es la necesidad de un conjunto de directivas comunitarias sobre tractores, otros vehículos de motor y sus remolques, tal como figura en la versión codificada de los diversos informes sometidos hoy al voto del Parlamento.

Se trata de un ámbito en el que la legislación comunitaria me parece excesiva. Probablemente bastaría con una legislación general sobre vehículos de motor que abarcase los aspectos genéricos, sin necesidad de multiplicar, como ocurre ahora, las directivas relativas a cada uno de estos aspectos, de las que tenemos los ejemplos siguientes: supresión de las interferencias radioeléctricas producidas por los tractores agrícolas y forestales (compatibilidad electromagnética); niveles del ruido percibido por el conductor de tractores agrícolas o forestales con ruedas; iluminación de la placa de matrícula trasera de los vehículos de motor y de sus remolques.

El voto a favor de la codificación no altera en nada esta opinión.

 
  
  

- Informe: Francesco Speroni (A6-0020/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Genowefa Grabowska (PSE), por escrito. (PL) Apoyo plenamente el informe que se está debatiendo, que desempañará un papel importante en la simplificación y evolución ordenada de la legislación comunitaria. Esto es especialmente importante para el desarrollo de la sociedad civil, desde el momento en que la transparencia y la accesibilidad de la legislación Europea ofrece nuevas oportunidades al ciudadano individual para beneficiarse de derechos específicos.

Este objetivo no podrá alcanzarse en tanto que un gran número de reglamentos que han sido modificados repetidamente continúen dispersos y deban consultarse en parte en el instrumento legislativo original y en parte en los posteriores instrumentos de modificación, tarea que exige una comparación laboriosa entre los distintos instrumentos legales para poder determinar las normas en vigor. Los reglamentos que hayan sido modificados muchas veces necesitan ser codificados, para hacer que la legislación comunitaria sea clara e inteligible.

Por consiguiente, apoyo plenamente la codificación del Reglamento (CEE) nº 1210/90 del Consejo, de 7 de mayo de 1990, por el que se crea la Agencia Europea del Medio Ambiente y la red europea de información y observación sobre el medio ambiente.

 
  
  

- Informe: Francesco Speroni (A6-0021/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Jan Andersson, Göran Färm, Anna Hedh, Inger Segelström y Åsa Westlund (PSE), por escrito. (SV) Los socialdemócratas suecos hemos votado a favor de este informe de codificación, que es una parte importante del trabajo destinado a aumentar la claridad y la transparencia de la legislación comunitaria. El informe no implica ningún cambio sustancial, sino que integra una serie de directivas diferentes en un texto coherente. Naturalmente estamos a favor de esta simplificación. Sin embargo, es preciso insistir en que nuestro voto favorable no significa que estemos conformes con la formulación actual de la legislación. Nos gustaría que en el futuro se elevasen los impuestos mínimos sobre el tabaco y que se simplificase de verdad el régimen regulatorio. Además de esto, es importante conseguir que los niveles impositivos de los distintos tipos de tabaco tengan un efecto neutral sobre la competencia.

 
  
  

- Informe: Janelly Fourtou (A6-0011/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. (PT) Este Reglamento sustituye al Reglamento (CEE) nº 2913/92, por el que se estableció el Código Aduanero Comunitario. Las justificaciones presentadas son las modificaciones que han sido introducidas entretanto.

El Código Aduanero Comunitario (CAC) fue creado por el Reglamento (CEE) nº 2913/92. En aquella época ya era un documento extenso y de gran complejidad técnica que regulaba las materias aduaneras de la Comunidad.

Cada materia específica dentro del CAC era examinada por los especialistas en el área correspondiente, y las cuestiones del CAC se abordaban en el Comité respectivo.

En un mundo donde el comercio está dominado por las grandes multinacionales, este proyecto de Código debe reflejar y servir los intereses de esas mismas multinacionales, reduciendo el tiempo de circulación de las mercancías y simplificando los trámites aduaneros.

Otra cuestión es si con esta simplificación se han adoptado también medidas para combatir el fraude aduanero.

Parece que se ha dado preferencia a la simplificación, en detrimento de la lucha contra el fraude. Por otra parte, no es una coincidencia que en los documentos comunitarios y/o en sus traducciones se hable frecuentemente de «facilitar» en lugar de simplificar. Es un lapsus calami revelador.

 
  
MPphoto
 
 

  Zita Pleštinská (PPE-DE), por escrito. (SK) Las actividades de falsificación y de contrabando utilizan actualmente métodos que requieren para su detección un enfoque integrado que permita resolver las nuevas tareas con las que se enfrentan las autoridades aduaneras; de forma similar, los funcionarios de aduanas deben haber recibido la formación profesional correspondiente.

La UE es una unión aduanera, y por eso el Código Aduanero Comunitario es uno de sus instrumentos más importantes. La modernización del Código Aduanero Comunitario significa la revisión completa del documento original que entró en vigor en 1992 en consonancia con las demandas del entorno del comercio electrónico y de las aduanas electrónicas.

¿Qué traerá consigo la modernización del Código Aduanero Comunitario? Lo más importante es que se modernizarán los mecanismos de control y se conseguirá el intercambio electrónico de datos y la interoperabilidad de los sistemas aduaneros. Simplificará la normativa de aduanas y los procedimientos administrativos tanto para los organismos aduaneros como para los operadores económicos. El despacho centralizado de aduanas es una característica nueva: refuerza la cooperación entre los Estados miembros y la Unión Europea. Un despacho más sencillo, rápido y sobre todo centralizado en un único lugar representa un gran potencial para la reducción de la burocracia.

Al cabo de tres años de intenso trabajo institucional, nos sentimos orgullosos de reconocer la importante contribución del Parlamento Europeo a la modernización de las aduanas. Quisiera aprovechar esta oportunidad para elogiar la difícil tarea realizada por los funcionarios de aduanas, sin los cuales no cabría imaginar la protección de las fronteras exteriores de la Unión.

Creo que hoy hemos preparado un práctico regalo para celebrar el 40 aniversario de nuestra unión aduanera, que tendrá lugar el 1 de julio de 2008. Me alegro de haber contribuido con mi voto a la modernización del Código Aduanero Comunitario.

 
  
  

- Informe: Bill Newton Dunn (A6-0488/2007)

 
  
MPphoto
 
 

  Luca Romagnoli (NI) , por escrito. − (IT) Señor Presidente, Señorías, quisiera manifestar mi apoyo al informe Dunn. La finalidad de la propuesta consiste en ajustar el vigente Reglamento (CE) nº 515/97 a las nuevas competencias de la Comunidad en el ámbito de la cooperación aduanera, reforzando la colaboración y los intercambios de datos entre los Estados miembros y entre estos últimos y la Comisión. Dicho Reglamento proporciona la base legal para las solicitudes de asistencia entre las autoridades competentes encaminadas a combatir las irregularidades y los fraudes.

A pesar de los buenos resultados obtenidos hasta la fecha, existen diversas razones para modificar el texto, relacionadas especialmente con los cambios en el contexto y en el equilibrio institucional. El objetivo es por tanto profundizar en la coordinación a nivel comunitario, a la luz de los nuevos instrumentos ofrecidos por la legislación comunitaria, teniendo presente que en la época en que se aprobó el Reglamento (CE) nº 515/97, el Tratado no incluía todavía ningún artículo sobre cooperación aduanera (los artículos 135 y 280).

 
  
  

- Informe: José Javier Pomés Ruiz (A6-0010/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Alessandro Battilocchio (PSE), por escrito. − (IT) Señor Presidente, señoras y señores, saludo con satisfacción el informe presentado por el señor Pomés Ruiz, ya que represente una nueva medida para que las instituciones europeas sean más responsables y transparentes, haciendo posible que todos los ciudadanos puedan examinar y comprobar el proceso de toma de decisiones relacionado con el uso de los fondos europeos, reforzando con ello los principios básicos de nuestro sistema democrático.

La iniciativa parlamentaria pide expresamente la publicación de los beneficiarios de los fondos europeos, ya se trate de subvenciones, contratos, gastos agrícolas o estructurales u otros tipos de financiación. Se pide además expresamente a la CE que valore la viabilidad de un «sistema de información» para el gran público, conteniendo todos los detalles de las importaciones y de los beneficiarios individuales de la complejas actividades de financiación realizadas por la UE.

Puesto que prevé igualmente normas éticas para los titulares de los cargos públicos y una lista negra de defraudadores, así como los nombres de los responsables de los grupos de presión y de los expertos que asesoran a la Comisión, el informe Ruiz permitirá crea un sistema eficiente y transparente para controlar la gestión y uso eficaz de los fondos de la UE.

 
  
MPphoto
 
 

  Adam Bielan (UEN), por escrito. − (PL) Apoyo esta iniciativa destinada a lograr la transparencia en relación con los gastos presupuestarios de la UE. Las fuentes de información sobre el gasto deben ser transparentes y, sobre todo, deben estar organizadas de manera práctica. Escucho con frecuencia a empresarios polacos comentar que las fuentes de información relevantes se encuentran muy dispersas, lo que hace que sea mucho más difícil para los usuarios comparar, evaluar y extraer las conclusiones adecuadas en relación con sus propios proyectos.

La falta de transparencia en relación con el gasto presupuestario de la UE trae consigo muchas injusticias. En los nuevos Estados miembros, incluida Polonia, donde los beneficiarios potenciales poseen relativamente poca experiencia en conseguir financiación de la UE, una información presentada claramente podría ser extraordinariamente útil.

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. (PT) Aparte de uno o dos aspectos que son algo preocupantes, creemos que en su conjunto el informe plantea una serie de cuestiones de gran importancia y actualidad.

Como consecuencia de la denominada iniciativa europea en materia de transparencia, puesta en marcha por la Comisión en noviembre de 2005, el informe reafirma la necesidad de introducir un sistema de información al público plenamente operativo para conocer, por ejemplo, los beneficiarios finales de los diversos fondos estructurales.

El informe sugiere que los beneficiarios pueden recibir fondos de la UE procedentes de distintos programas o ámbitos de la actividad comunitaria, y reconoce por lo tanto que sería instructivo poder identificar las cantidades pagadas a un beneficiario individual procedentes de todos estos ámbitos – información de gran valor, por ejemplo, para los trabajadores en el caso de empresas deslocalizadas.

El informe aborda además otros aspectos importantes, como la declaración de intereses financieros de los titulares de cargos públicos en las instituciones de la UE, sugiriendo que se establezcan normas al respecto, y que se revele la composición de los «grupos de expertos» (formales o informales) creados por la Comisión para asesorarla en sus iniciativas, en particular las de carácter legislativo.

 
  
MPphoto
 
 

  Ian Hudghton (Verts/ALE), por escrito. − He votado a favor de las enmiendas de mi propio grupo al informe Pomés Ruiz, todas las cuales han sido aceptadas. Es importante que la composición de los grupos de expertos de la Comisión esté equilibrada de forma equitativa y que el proceso de selección de tales grupos sea completamente abierto y transparente. Esperemos que la Comisión atienda el llamamiento realizado hoy por esta institución.

 
  
MPphoto
 
 

  Bogus³aw Liberadzki (PSE), por escrito. − (PL) El señor Pomés Ruiz argumenta con razón que la transparencia depende de que la información relativa a los beneficiarios sea fácilmente accesible y fiable, y se preste a ulterior investigación, comparación y evaluación.

Estoy de acuerdo con la petición de que la Comisión publique las direcciones de las páginas web que contengan información sobre los beneficiarios de la financiación comunitaria gestionada directamente por ella en todos los documentos relacionados con el presupuesto de la UE y/o con los proyectos y programas bajo su responsabilidad.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. − Me parece satisfactorio el informe sobre la transparencia en materia financiera. Cualquier paso que se dé para mejorar la calidad y la disponibilidad de la información, especialmente en relación con la política agrícola y los fondos estructurales (a la que el público ha tenido dificultades para acceder) es un paso positivo en el camino de la asunción de sus obligaciones democráticas por parte de la UE.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) Éste es un paso en la dirección correcta, dirigido a arrojar alguna luz sobre la jungla de ayudas y a facilitar el acceso al ciudadano normal, o al menos permitirle que puedan entender algo de unos procesos que son por lo general opacos. Sin embargo, es preciso actuar con precaución para que los bien remunerados miembros de los grupos de presión no sean los únicos beneficiarios de estas bases de datos, sino que sirvan también para que las PYME y la gente normal, mediante procedimientos fáciles de entender, puedan obtener las subvenciones u otras formas de ayuda que les puedan interesar.

En cuanto al código ético para las instituciones, se trata ciertamente de una buena medida. Cualquier organismo facultado para conceder financiación pública debería estar por encima de toda sospecha, porque así lo exige la confianza del público en la administración pública. Sin embargo, hay que obrar con cierta cautela, porque el escrutinio no puede llegar hasta el punto de dejar completamente al descubierto la institución y sus miembros, creando personas transparentes. No obstante, dentro de los límites de la protección de los datos, sin duda sería oportuna una medida de este tipo, el decir, la definición de una especie de código ético.

La creación de una «lista negra» es algo que ciertamente necesita un mayor debate sobre las modalidades de su aplicación, porque se trata también de un ámbito donde la protección de los datos desempeña un papel importante.

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Queiró (PPE-DE), por escrito. (PT) De quien administra fondos públicos se espera y se exige que los gestione con la mayor prudencia, el mayor rigor a la hora de presentar los resultados de la actividad realizada, y con una transparencia total. Los contribuyentes – que en última instancia son los proveedores de todos los fondos públicos – tienen el derecho (y lo deben ejercer) de saber quién gasta y cómo se gasta el dinero puesto a disposición de los intereses de la UE. Por consiguiente he votado a favor de este informe, apoyado por una Comunicación de la Comisión Europea que presenta un conjunto de propuestas con la mayoría de las cuales estoy de acuerdo. Sólo me resta añadir que creo que los principios y normas aplicables a los fondos comunitarios deben aplicarse también, mutatis mutandis, a los demás fondos públicos, concretamente a los fondos comunitarios gestionados por los Estados miembros.

 
  
MPphoto
 
 

  Andrzej Jan Szejna (PSE), por escrito. − (PL) He votado a favor del informe del señor Pomés Ruiz sobre la transparencia en los asuntos financieros.

El ponente aborda una serie de problemas muy importantes relativos a la gestión de las finanzas de la UE, como son las relativas a la difusión de la información sobre los beneficiarios de los fondos de la UE, la declaración de intereses financieros de los titulares de cargos públicos en las instituciones de la UE, la gobernanza dentro de las instituciones y sus informes anuales de actividad.

Debemos tratar de mejorar constantemente los procedimientos de gestión de las finanzas de la UE y del control del gasto, prestando una atención particular al papel del Parlamento Europeo como institución que aprueba la gestión relativa a la aplicación del presupuesto. Debemos apostar por la transparencia y la contabilización exacta de los recursos financieros.

 
  
  

- Informe: Francesco Musotto (A6-0009/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. (PT) La lucha contra el fraude y la apropiación indebida de fondos públicos, en este caso de los fondos comunitarios, debe ser prioritaria en cada uno de los Estados miembros. Es por lo tanto esencial que cada Estado se dote de los recursos humanos y materiales que necesite para realizar correctamente este cometido.

Conviene destacar que al mismo tiempo que se reafirma la responsabilidad del Estado miembro en la protección de los intereses públicos, – como se hace en el informe – se están promoviendo en paralelo políticas que devalúan y retiran a los Estados miembros funciones que deberían ser suyas, especialmente a través del desmantelamiento de los servicios de la administración pública, la permanente descalificación y destitución de sus trabajadores y el uso de empresas privadas para realizar algunas de estas funciones. En nuestra opinión, el informe debería examinar también las consecuencias para la gestión de los fondos públicos de la transferencia de las funciones del servicio público al sector privado.

Se debería examinar igualmente en qué medida la excesiva complejidad e inadecuación de las normas y los retrasos en la concesión de los fondos contribuyen a las irregularidades identificadas.

Por el contrario, el informe se centra principalmente en el castigo, proponiendo procedimientos de infracción y la suspensión de los pagos a cuenta.

 
  
MPphoto
 
 

  Ian Hudghton (Verts/ALE), por escrito. − He apoyado el informe Musotto sobre la lucha contra el fraude. El gasto abusivo y la mala gestión del dinero comunitario son noticias que aparecen regularmente en la prensa y otros medios de comunicación de toda la UE. Es esencial que se luche eficazmente contra el fraude, y en este sentido los Estados miembros desempeñan un papel importante, junto con los distintos organismos de la UE.

 
  
MPphoto
 
 

  Luca Romagnoli (NI) , por escrito. − (IT) Señor Presidente, Señorías, votaré a favor del informe de nuestro estimado colega Francesco Musotto. Ambos informes destacan la necesidad de prestar una mayor atención a determinados países que están rezagados en cuanto al suministro de la información en formato electrónico y a la adecuación de sus sistemas de gestión y vigilancia. Estoy de acuerdo con el ponente, quien ha insistido en la importancia de dedicar mayores esfuerzos al desarrollo de las actividades contra el fraude comunitario que están siendo realizadas por países que no cuentan con sistemas de control suficientemente eficaces y que, en algunos casos, demuestran un bajo nivel de cumplimiento de las normas europeas. En mi opinión, el control minucioso del gasto comunitario es fundamental. La lucha contra los pagos improcedentes es aún más importante, teniendo en cuenta que el dinero aportado por los contribuyentes europeos debe ser utilizado para la mejora de su nivel de vida.

 
  
  

- Informe: Gérard Deprez (A6-0015/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Jan Andersson, Göran Färm, Anna Hedh, Inger Segelström y Åsa Westlund (PSE), por escrito. (SV) Los socialdemócratas suecos hemos votado a favor del informe Deprez sobre la forma en que la Unión y los Estados miembros deben proceder en sus acciones para contrarrestar el apoyo al terrorismo y en incremento de la captación de terroristas. La UE necesita tener en cuenta estos aspectos de sus actividades contraterroristas, mejorando la escasa información de que dispone actualmente sobre los motivos de los actos terroristas y de la radicalización. Pero esto debe hacerse respetando estrictamente los derechos humanos y las libertades fundamentales, y de forma adecuada a una sociedad abierta, democrática y justa. Los derechos constitucionales, como la libertad de prensa y la libertad de expresión y de asociación, no pueden ser restringidos de modo alguno.

 
  
MPphoto
 
 

  Glyn Ford (PSE), por escrito. − Apoyaré el informe del señor Deprez sobre los factores que propician el terrorismo y la captación de terroristas. No obstante, deseo hacer dos observaciones. En primer lugar, me gustaría mencionar el caso «Nelson Mandela». Tenemos que distinguir entre quienes combaten la opresión y los regímenes criminales y autoritarios, como el régimen del apartheid en Sudáfrica, y el nihilismo de los terroristas del 11 de noviembre. Si Nelson Mandela hubiera huido a Europa, aunque yo nunca habría apoyado los atentados de Rivonia, tampoco habría permitido su extradición a Sudáfrica, donde se enfrentaba con la pena de muerte.

En segundo lugar, Occidente tiene que reconocer que a veces nuestras acciones u omisiones en el Oriente Próximo, en Palestina y en otros lugares contribuyen al aumento de la hostilidad y del terrorismo contra nosotros. A veces podemos ser nuestros peores enemigos.

 
  
MPphoto
 
 

  Bruno Gollnisch (NI), por escrito.(FR) Hoy dos cosas que me han alarmado en el informe Deprez sobre terrorismo. La primera es la falta de cualquier alusión a lo que constituye la causa primaria de la amenaza terrorista en Europa, esto es, al flujo incontrolado de grupos de inmigrantes que no tienen intención de integrarse o de asimilarse sino que, por el contrario, pretenden vivir con arreglo a sus propias leyes en lo que llaman sociedades de acogida, e incluso imponer tales leyes a los demás.

La segunda es el reparto de las culpas: en su opinión, Europa nunca podrá hacer lo suficiente cuando se trata de renunciar a su propia esencia, a su identidad nacional y a su civilización común. Nunca podrá hacer lo suficiente para relativizar sus valores en nombre de la tolerancia y del llamado «derecho a la diferencia». Nunca podrá discriminar lo suficiente a su propia gente en favor de las nacionalidades, culturas o civilizaciones que viven en su territorio. En el fondo tiene la culpa de lo que le ocurre. Sin embargo, ¡los autores de los atentados de Londres eran ciudadanos británicos, nacidos en territorio británico, con trabajos que muchos hubieran deseado para sí! No estaban excluidos, ni eran víctimas, ¡pero fueron llamados a las armas!

La realidad es que las sociedades multiculturales y compartimentalizadas a las que usted aspira son, por naturaleza, sociedades proclives a la multiplicación de los conflictos. Y negando la realidad únicamente alimentamos el odio y el desprecio.

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. (PT) Aunque el informe contiene, entre otros, aspectos que valoramos y consideramos positivos en el marco del empeoramiento de la situación mundial, no identifica ni denuncia los objetivos y las consecuencias reales que tiene la «lucha contra el terrorismo», especialmente como factor que por sí mismo promueve e incentiva el terrorismo.

El informe se refiere de forma matizada a la necesidad fundamental de una resolución diplomática y pacífica de los conflictos en el mundo, aunque no indica que los principales factores que incentivan el terrorismo son la espiral de violencia alimentada por la militarización de las relaciones internacionales, las agresiones a la independencia de los Estados y a la soberanía de las naciones, el terrorismo de Estado, la violación de las libertades, derechos y garantías fundamentales, la explotación capitalista desenfrenada, la profundización inhumana de la desigualdad y de la injusticia, y la existencia de millones de seres humanos que viven en situaciones desesperadas – como ocurre en Afganistán, en Irak o en Palestina.

Creemos que un análisis serio del terrorismo – en todas sus formas, incluyendo el terrorismo de Estado – exige que sea encuadrado en su contexto político, revelando así sus causas profundas y las políticas que lo originan, como la «lucha contra el terrorismo» librada por los Estados Unidos y sus aliados.

De ahí nuestra abstención.

 
  
MPphoto
 
 

  Jean Lambert (Verts/ALE), por escrito. − He apoyado las enmiendas de hoy en las que se afirma que la radicalización debería ser vista únicamente en términos de su evidente vinculación con la violencia, y que se debería conceder la máxima importancia a las libertades civiles. No debería haber necesidad de repetir esto último, puesto que nos definimos como una Unión basada en los derechos humanos y en las libertades civiles. De hecho, la mayor parte de las propuestas de este informe son ya políticas de la UE, por lo que me pregunto para qué necesitamos otro informe más.

He votado en contra del informe final, no porque apoye la posición del PPE o el estrecho debate interno español que suele envenenar nuestras discusiones en esta Cámara sobre la mejor forma de combatir el terrorismo, sino porque hemos decidido incluir la justificación del terrorismo en nuestro paquete de medidas contra el terrorismo. Puede parecer un detalle menor, pero ya sabemos que la libertad académica, el debate político y las iniciativas contra la radicalización están siendo coartadas por los temores provocados por esta legislación. Algunos jóvenes musulmanes me han dicho que tienen miedo de discutir temas como Palestina o Irak por si sus críticas, o la forma en que expresan lo que sienten, son interpretadas como justificación o exaltación y acaban llevándoles al banquillo. El Parlamento podía haber votado la exclusión de este apartado, pero prefirió no hacerlo.

 
  
MPphoto
 
 

  Carl Lang (NI), por escrito. – (FR) Este informe sobre la erradicación del terrorismo es uno más en la serie interminable de textos que glorifican los derechos humanos y la lucha contra la discriminación. Pero la verdad es que el exceso de precauciones sobre posibles infracciones de las libertades fundamentales – en particular la libertad de expresión y la libertad religiosa – en la práctica debilitan los recursos que necesitamos para combatir al terrorismo.

A estas alturas ya está claro que al Parlamento Europeo le preocupa más la protección de cualquier clase de derechos y lo políticamente correcto que la seguridad de los ciudadanos de la Unión Europea.

Por eso en este informe sobre los factores que propician el apoyo al terrorismo no hay ni una sola referencia a las mezquitas, aunque sabemos que son auténticos centros de reclutamiento de los futuros terroristas islámicos. Tampoco hay referencia alguna a los imanes de Francia, Bélgica, los Países Bajos o Dinamarca, que realmente son agentes de reclutamiento de la juventud musulmana de orientación yihadista.

No alarmemos a nadie; no molestemos a ninguna sensibilidad religiosa; no discriminemos: ¡nunca podrá ser esto una fórmula eficaz para combatir la amenaza creciente del terrorismo islamista! Más bien lo contrario.

 
  
MPphoto
 
 

  Roselyne Lefrançois (PSE), por escrito. – (FR) Este informe refleja el importante trabajo de modificación realizado por los diputados de los Grupos PSE, Verts/ALE, GUE/NGL y ALDE en la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior. Partiendo de un texto que inicialmente estigmatizaba a los musulmanes y al Islam de una forma vergonzosa, la mayoría progresista de centroizquierda ha podido dar forma a un documento equilibrado que pone de manifiesto toda la gama de factores (económicos, sociales, etc.) que propician el apoyo del terrorismo, afirmando la necesidad de respetar los derechos fundamentales y subrayando la importancia de luchar contra la discriminación y de promover la igualdad de oportunidades, especialmente en el ámbito de la educación, la formación y el empleo.

Existen sin embargo dos o tres puntos en el informe que me parecen discutibles, especialmente la referencia al «Islam moderado» y al «control de todos los lugares donde se distribuye propaganda que incite a las personas a cometer actos terroristas».

No obstante, aunque no puedo apoyar plenamente este informe, rechazarlo equivaldría a dar la razón a la derecha y a arrojar por la borda meses de trabajo.

Por eso creo que la abstención es la mejor opción, explicando mis motivos para ello.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. − Este informe ha intentado definir un conjunto de normas y principios europeos para la lucha contra el terrorismo. La oposición de la derecha al informe significa que la ayuda a las víctimas, la tipificación del apoyo al terrorismo como delito en todos los Estados miembros y el reconocimiento de la necesidad de un diálogo político no formarán parte de una política coherente europea en materia de antiterrorismo. He votado a favor del informe y lamento que no se haya logrado el acuerdo en un tema en el que me parece que un consenso amplio sería lo más indicado.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. (DE) La lucha contra el terrorismo va a ser el reto de este siglo. Por consiguiente, la actuación decidida contra la maquinaria propagandística es el pequeño paso que debemos dar antes que nada para combatir la difusión del terrorismo entre las subculturas islámicas autónomas que existen en toda Europa.

Tenemos que enfrentarnos al hecho de que el terrorismo europeo tiene un carácter puramente islámico, y que los musulmanes radicalizados son completamente inmunes a las medidas de integración. La radicalización está en auge en Europa, y la clase política parece mostrar una cierta tendencia a negar la evidencia cuanto se trata de estos temas.

Por esta razón se necesita un enfoque estratégico de la lucha contra el terrorismo, que ciertamente es crucial para la supervivencia de Europa, de sus pueblos y de sus culturas. Los esfuerzos deben comenzar con la juventud, aunque ésta debe mostrar igualmente por su parte una cierta voluntad de colaborar.

La supresión de todos los derechos humanos – que, como sabemos, se practica ya en algunos casos en los Estados Unidos – es algo que desde luego no debe ocurrir en Europa. Sin embargo, el terrorismo debe ser tratado con dureza.

Cualquier contenido ilegal que aparezca en los nuevos medios de comunicacion deberá ser tratado evidentemente como cualquier otro, y sus autores deberán ser perseguidos y castigados.

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Queiró (PPE-DE), por escrito. (PT) Uno de los mayores peligros en el debate sobre el terrorismo y sobre sus causas es incurrir en uno de los dos extremos: por un lado, al tratar de entenderlo todo, creer que todo resulta aceptable y justificable; por otro, negarse a reconocer las distintas realidades, con lo que todo se confunde y todo se engloba dentro de los mismos conceptos y patrones. Ambos extremos son peligrosos como base para el análisis, porque al no corresponder a la realidad no permiten extraer conclusiones válidas, induciendo a error a la policía, a los legisladores y al público. Constituyen además una amenaza para una visión de la situación real que sea al mismo tiempo integradora y firme con el terrorismo. Éste es el desafío con que nos enfrentamos: ser capaces de entender la realidad exactamente como es, no como la tememos o como desearíamos que fuese; y consiguientemente actuar tanto sobre las causas remotas como sobre las causas próximas, sin olvidar nunca que el terrorismo no puede ser aceptado ni justificado bajo ninguna circunstancia. Y no son las víctimas (reales o potenciales) las que tienen que comprender ni justificar los crímenes de los agresores. Por todos estos motivos he votado en contra de este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Martine Roure (PSE), por escrito.(FR) La mejor forma de combatir el terrorismo es la prevención, no la vigilancia generalizada de los ciudadanos europeos. Por eso lo importante es luchar contra las causas profundas del terrorismo.

El fenómeno de la radicalización violenta cesará cuando ataquemos las desigualdades y las injusticias a nivel nacional y mundial.

Me he abstenido en la votación de este informe porque en el proceso de la lucha contra el terrorismo no podemos señalar a una religión determinada. El terrorismo no tiene nada que ver con la religión, a pesar de que algunas personas parecer apoyarse en lo que llaman su fe para matar. La única forma de combatir la radicalización violenta será el reforzamiento de la ética laica de nuestras sociedades y un diálogo intercultural abierto con todos los actores implicados, especialmente con los representantes de la sociedad civil.

 
  
MPphoto
 
 

  Olle Schmidt (ALDE), por escrito. − (SV) El terrorismo es un fenómeno transfronterizo y debe ser combatido enérgicamente mediante acciones comunes. Sin embargo, la lucha contra el terrorismo debe ser librada siempre con medios legales y proporcionales. Hay que condenar enérgicamente los vuelos de la CIA en Europa, las torturas, los simulacros de ejecuciones y los suplicios por ahogamiento, hechos todos que la CIA ha reconocido ahora, así como la instalación de cárceles secretas. En este punto la UE debería haber actuado con mucha mayor firmeza.

Para mí hay algo evidente: nuestros valores tienen que ser parte integrante de nuestra legislación común. Debemos velar por que la legislación comunitaria no ponga en peligro ni prescinda de los principios importantes, incluyendo la libertad de expresión.

El informe habla de introducir un nuevo concepto en la Decisión marco: «la justificación del terrorismo». Creo que esto sería un error lamentable. No porque no sea una buena idea lograr que todos los Estados miembros dispongan de una buena legislación contra la incitación, sino porque es difícil, por no decir imposible, encontrar una definición que pueda ser aplicada uniformemente y que no conlleve espinosos problemas de interpretación. Tenemos por un lado la importante tarea de idear formas para combatir el terrorismo y salvar vidas. Por otro lado está el principio de libertad de expresión y la preocupación por mantener un nivel elevado de seguridad jurídica en Europa. Se trata de encontrar el equilibrio adecuado.

 
  
MPphoto
 
 

  Konrad Szymański (UEN), por escrito. (PL) No estoy en condiciones de apoyar el informe Deprez y su propuesta de recomendación del Parlamento Europeo y al Consejo sobre los factores que propician el apoyo del terrorismo y la captación de terroristas.

El informe invoca las prioridades erróneas en la lucha contra el terrorismo. La propuesta se concentra principalmente en medidas de política social. Este enfoque no facilitará la lucha contra el terrorismo, que requiere también mejores controles fronterizos y coordinación entre los organismos responsables de la seguridad.

 
  
MPphoto
 
 

  Geoffrey Van Orden (PPE-DE), por escrito. La izquierda del Parlamento ha rebajado un mensaje clave inconfundible contenido en el texto original de este informe, en el cual se afirmaba que «el terrorismo (en particular el terrorismo yihadista) es actualmente la amenaza más grave para la seguridad de los ciudadanos de la Unión». El informe omite por completo cualquier referencia a los principales factores que favorecen la captación de terroristas, concretamente la inmigración incontrolada, y desde luego en el caso del Reino Unido el olvido de la religión cristiana y la visión positiva de nuestra propia historia y cultura.

No es de extrañar que después los recién llegados no encuentren nada con lo que identificarse. Tampoco se mencionan los éxitos que parece cosechar el terrorismo y la legitimación y recompensas que reciben los terroristas, como en el caso de los ex dirigentes del IRA Provisional. He votado por lo tanto en contra del informe y apoyado su rechazo por el Parlamento.

 
  
  

- Informe: Ignasi Guardans Cambó (A6-0002/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. (PT) Este informe de propia iniciativa del Parlamento Europeo es un verdadero arsenal de metas e iniciativas para la liberalización del comercio mundial – ya sean bienes, servicios o capitales – liderado por la UE y por la Comisión, que es prácticamente omnipotente en cuanto a la política comercial común con el nuevo proyecto de Tratado, donde se convierte en una competencia exclusiva de la UE.

La apertura de los mercados es el dogma. El camino es la supresión de todas las barreras al comercio, especialmente con las economías desarrolladas y emergentes. El objetivo es la apertura de los mercados, llevada a cabo en lo posible a imagen del mercado único de la UE.

Dado que considera que el actual sistema OMC no regula lo suficiente ni es lo bastante vinculante, aboga por el «modelo europeo de gobernanza» para el comercio, ya sea mediante el establecimiento de acuerdos de libre comercio, ya sea insistiendo en la conclusión de la actual ronda de negociaciones en el seno de la OMC, donde apela a la creación de sinergias con los principales socios comerciales de la UE (como los Estados Unidos, Canadá y Japón).

A título de ejemplo, véase la forma en que el informe insta a los terceros países a suprimir las restricciones a la propiedad extranjera de las que son objeto las empresas europeas... Se aspira al dominio económico.

De ahí nuestro voto en contra.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. − Apruebo el informe Guardans Cambó sobre la estrategia de la UE para facilitar a las empresas europeas el acceso a los mercados exteriores. Los principios de la promoción del acceso mutuo, de un mayor apoyo a las PYME y de la mejora del acceso al mercado interior deberían servir para impulsar la agenda de Lisboa. Apoyo en particular las modificaciones dirigidas a distinguir, por un lado, entre el acceso a los mercados desarrollados y a las economías emergentes, y por otro lado a los países menos desarrollados y en vías de desarrollo.

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Queiró (PPE-DE), por escrito. (PT) A pesar del gran tamaño del mercado interior europeo, el mercado mundial, abierto como consecuencia de la globalización, es más grande y más dinámico todavía. Por lo tanto, el acceso de las empresas europeas a este mercado, especialmente al de las economías emergentes con elevadas tasas de crecimiento, debe ser una prioridad tanto pública como privada. Si bien es verdad que en el terreno de la iniciativa privada no nos corresponde determinar las opciones ni mucho menos imponer las prioridades, en lo relativo a las iniciativas públicas todavía queda mucho camino por recorrer. Por una parte, tenemos que ser conscientes de la necesidad de abrir nuestros mercados si queremos, como efectivamente queremos, acceder cada vez más a los mercados internacionales. Por otra parte, es fundamental potenciar la capacidad de las empresas europeas para enfrentarse con la creciente eficiencia económica y competitividad de las empresas de estos países, lo que implica la necesidad de potenciar la competitividad e innovación de nuestras propias empresas, lo que sólo puede ocurrir en un entorno libre, abierto y transparente.

 
  
MPphoto
 
 

  Silvia-Adriana Þicãu (PSE), por escrito. (RO) El informe Guardans Cambó se refiere a la estrategia de la Unión Europea para facilitar el acceso al mercado de las empresas europeas. En la primera parte del pasado año, la Comisión Europea presentó una comunicación relativa a una asociación más fuerte para mejorar el acceso al mercado de los exportadores europeos.

Las medidas propuestas por la Comisión incluyen la reestructuración del sistema informático comunitario que ofrece información y servicios para el acceso al mercado de aproximadamente 100 países, una mayor transparencia y una campaña informativa, dirigida especialmente a las PYME, sobre los servicios comunitarios a disposición de los exportadores europeos.

Sin embargo, lamento que algunas de las enmiendas presentadas por el Grupo de los Socialistas Europeos, relativas al ámbito de la contratación pública y de la competencia, no hayan sido votadas.

Creo que es necesario definir una asociación entre la Comisión, los Estados miembros y las empresas europeas al objeto de facilitar el acceso de estas últimas a los mercados de terceros países, pero al mismo tiempo tenemos que conseguir que en dichos mercados se respeten los principios y valores europeos: legislación laboral, protección del consumidor, respeto de la propiedad intelectual y derechos humanos.

 
Aviso jurídico - Política de privacidad