Índice 
Debates
PDF 2070k
Martes 20 de mayo de 2008 - Estrasburgo Edición DO
1. - Apertura de la sesión
 2. - Presentación de documentos: véase el Acta
 3. - Curso dado a las resoluciones del Parlamento: véase el Acta
 4. - Debates sobre casos de violaciones de los derechos humanos, de la democracia y del Estado de Derecho (anuncio de las propuestas de resolución presentadas): véase el Acta
 5. - Directrices para las políticas de empleo de los Estados miembros (debate)
 6. - Progresos realizados respecto a la igualdad de oportunidades y la no discriminación en la UE (debate)
 7. - Una política marítima integrada para la Unión Europea (debate)
 8. - Turno de votaciones
  8.1. - Correspondencia de las calificaciones de formación profesional entre los Estados miembros (A6-0132/2008, Jan Andersson) (votación)
  8.2. - Simplificación de los procedimientos para confeccionar listas y publicar información en los ámbitos veterinario y zootécnico (A6-0160/2008, Neil Parish) (votación)
  8.3. - Restitución de bienes culturales que hayan salido de forma ilegal del territorio de un Estado miembro (versión codificada) (A6-0152/2008, Lidia Joanna Geringer de Oedenberg) (votación)
  8.4. - «Empresa Común Pilas de Combustible e Hidrógeno» (A6-0145/2008, Pia Elda Locatelli) (votación)
  8.5. - Fondo Comunitario del Tabaco (A6-0164/2008, Sergio Berlato) (votación)
  8.6. - La evaluación del Programa PEACE y estrategias para el futuro (A6-0133/2008, Bairbre de Brún) (votación)
  8.7. - Estadísticas ganaderas y de producción de carne (A6-0130/2008, Friedrich-Wilhelm Graefe zu Baringdorf) (votación)
  8.8. - Directrices para las políticas de empleo de los Estados miembros (A6-0172/2008, Anne Van Lancker) (votación)
  8.9. - Presupuesto 2009: Estado de previsiones del Parlamento (A6-0181/2008, Janusz Lewandowski) (votación)
  8.10. - Comercio de materias primas y productos básicos (A6-0134/2008, Jens Holm) (votación)
  8.11. - Estrategia para las regiones ultraperiféricas: balance y perspectivas (A6-0158/2008, Margie Sudre) (votación)
  8.12. - Estrategia comunitaria en materia de política de los consumidores 2007–2013 (A6-0155/2008, Lasse Lehtinen) (votación)
  8.13. - Progresos realizados respecto a la igualdad de oportunidades y la no discriminación en la UE (A6-0159/2008, Elizabeth Lynne) (votación)
  8.14. - Una política marítima integrada para la Unión Europea (A6-0163/2008, Willi Piecyk) (votación)
 9. Explicaciones de voto
 10. Correcciones e intenciones de voto: véase el Acta
 11. Aprobación del Acta de la sesión anterior: véase el Acta
 12. Empresas fraudulentas dedicadas a la elaboración de directorios (por ejemplo «European City Guides») (debate)
 13. Condiciones que han de cumplirse para ejercer la profesión de transportista por carretera - Acceso al mercado de los servicios de autocares y autobuses (refundición) - Acceso al mercado del transporte internacional de mercancías por carretera (refundición) (debate)
 14. Situación de la población romaní en Italia (debate)
 15. Turno de preguntas (preguntas a la Comisión)
 16. Comunicación de la Presidencia: véase el Acta
 17. Composición de los Grupos políticos: véase el Acta
 18. Composición del Parlamento: véase el Acta
 19. Selección y autorización de sistemas que prestan servicios móviles por satélite (debate)
 20. La mujer y la ciencia (debate)
 21. Prohibición de la exportación de mercurio metálico y su almacenamiento seguro (debate)
 22. Libro Verde «Mejorar el desmantelamiento de los buques» (debate)
 23. Orden del día de la próxima sesión: véase el Acta
 24. Cierre de la sesión


  

PRESIDE: Mario MAURO
Vicepresidente

 
1. - Apertura de la sesión
  

(Se abre la sesión a las 9.00 horas)

 

2. - Presentación de documentos: véase el Acta

3. - Curso dado a las resoluciones del Parlamento: véase el Acta

4. - Debates sobre casos de violaciones de los derechos humanos, de la democracia y del Estado de Derecho (anuncio de las propuestas de resolución presentadas): véase el Acta

5. - Directrices para las políticas de empleo de los Estados miembros (debate)
MPphoto
 
 

  Presidente . − El punto siguiente es el informe (A6-0172/2008) de la señora Van Lancker, en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales, sobre las directrices para las políticas de empleo de los Estados miembros (COM(2007)0803 PARTE V – C6-0031/2008 – 2007/0300(CNS).

 
  
MPphoto
 
 

  Vladimír Špidla, miembro de la Comisión. (CS) Señor Presidente, Señorías, el Informe Estratégico de la Comisión de diciembre de 2007 ha transmitido un mensaje positivo, que obtuvo el respaldo del Consejo Europeo en su reunión de primavera celebrada en marzo de 2008. Los resultados de la Estrategia de Lisboa, en su nueva formulación de 2005, ya son visibles al término del primer ciclo trianual. El crecimiento de la economía y del empleo es impresionante. Muchos indicadores apuntan a que las reformas estructurales han comenzado a producir resultados.

Aunque todos los Estados miembros han estado aplicando reformas desde 2005, a unos les va mejor que a otros. Durante el último año se percibe un cierto grado de fatiga a este respecto. No obstante, Europa no debe detenerse ni aflojar el paso. Por el contrario, es preciso proseguir con la aplicación de la reforma, incluso con mayor entusiasmo.

Esta es la idea en que se basa la propuesta de la Comisión de mantener las Directrices Integradas clave – incluyendo las principales directrices de empleo – en su forma actual hasta 2010. La Comisión cree firmemente que estas directrices clave ofrecen un marco adecuado para los cometidos actuales del mercado de trabajo europeo, y que responden a sus propósitos. El Consejo Europeo ha respaldado esta postura en su reunión de primavera, al decantarse por una estrategia general basada en la estabilidad. Se debe dar a los Estados miembros la posibilidad de llevar hasta el final las reformas emprendidas, y también deben disponer de un marco temporal en que se materialicen los resultados de las reformas.

La Comisión consideró, además, que era necesario introducir algunos cambios y hacer hincapié en determinadas tareas importantes que es preciso abordar en un futuro próximo en relación con el cambio climático, la energía, la dimensión social y la flexiguridad. La Comisión expresó igualmente su voluntad de insistir aún más en la necesidad de una mayor inclusión y de una aplicación más rigurosa. En consecuencia, los objetivos y niveles de referencia acordados fueron incluidos en el texto de las directrices clave.

 
  
MPphoto
 
 

  Anne Van Lancker, ponente. − (NL) Les ruego que me permitan, ante todo y sobre todo, dar las gracias a los diputados con quienes he podido trabajar en este informe por su magnífica cooperación. Estoy convencida de que se han presentado demasiadas enmiendas sobre puntos secundarios del informe, pero en cualquier caso, señor Comisario, el mensaje debe quedar claro: este Parlamento Europeo no aceptará ‘las cosas como de costumbre’ en la Estrategia Europea del Empleo.

Es cierto que en los Estados miembros se ha trabajado mucho para llevar las directrices a la práctica, pero también es cierto que es preciso adaptar las directrices con el fin de remediar una serie de defectos materiales. Quisiera mencionar tres puntos esenciales. En primer lugar, la Estrategia de Empleo debe tener una dimensión social mucho más fuerte. Todavía existen demasiados sectores de la sociedad que no participan en los beneficios del crecimiento y del empleo. Las personas discapacitadas, los inmigrantes y los trabajadores semicualificados y no cualificados se quedan abandonados a su suerte con demasiada frecuencia, cuando lo cierto es que en la sociedad y en el mercado de trabajo todos son necesarios. Por este motivo, la Estrategia de Empleo debe promover también la integración social activa, con el fin de luchar contra la pobreza y la exclusión social, proporcionando unos ingresos dignos y unos servicios de calidad, junto con una política activa de asistencia y formación para la búsqueda de empleo.

En segundo lugar: la calidad del trabajo. Es cierto que se han creado más puestos de trabajo, pero por este mismo motivo no siempre han sido los mejores trabajos. Son demasiados los que siguen atados contra su voluntad a contratos precarios o temporales, trabajos a tiempo parcial no voluntarios o que muchas veces sólo proporcionan unos salarios insuficientes. Por esta razón hay que insistir más en la calidad de los trabajos y en las posibilidades de progresar hasta empleos permanentes con unos ingresos estables. Hay que aumentar de forma drástica los esfuerzos en el ámbito de la formación y, sobre todo, es preciso que todos los trabajadores disfruten de derechos sociales, sea cual fuere su situación laboral. La flexibilidad no es lo único que se necesita en el mercado de trabajo; los trabajadores necesitan también más seguridad.

En tercer lugar: la perspectiva de género. Las mujeres han progresado mucho en el mercado de trabajo, pero aún están lejos de haber alcanzado la igualdad de oportunidades. Las diferencias salariales continúan siendo inaceptables. Las mujeres no tienen el mismo acceso a la formación, ni las mismas oportunidades para crear una empresa. A las que desean volver a trabajar después de interrumpir su carrera profesional esto les resulta cada vez más difícil. La superación de los obstáculos para conciliar la vida profesional y familiar es con demasiada frecuencia un problema exclusivo de las mujeres, y también suelen sufrir las consecuencias en sus pensiones de jubilación. Por este motivo, la Estrategia de Empleo debe dedicar una atención especial a la perspectiva de género, con el fin de eliminar las desigualdades entre hombres y mujeres.

Por último, señor Comisario, Señorías, el compromiso de los Estados miembros y de la Unión Europea con una sólida legislación social será decisivo para la Estrategia de Empleo como método a utilizar. Espero, por lo tanto, que los Estados miembros de la Unión Europea transpongan y apliquen de forma consistente la legislación europea, y también espero, señor Comisario, que la Comisión nos presente pronto – dentro de algunos meses, quizás dentro de algunas semanas – un programa de trabajo social ambicioso.

Confío en que tanto la reunión de junio del Consejo como el Comisario y la Comisión atenderán nuestro llamamiento. A este propósito me parece lamentable, señor Presidente, que no esté presente aquí ni un solo representante de la Presidencia del Consejo, porque este mensaje se dirige primordialmente a la reunión de junio del Consejo, en la que se tomarán las decisiones definitivas sobre la Estrategia de Empleo. Espero que alguien pueda transmitirles el mensaje del Parlamento antes de esa fecha.

 
  
MPphoto
 
 

  Elisabeth Morin, en nombre del Grupo del PPE-DE. – (FR) Señor Presidente, señor Comisario, señora ponente, primeramente quisiera expresar mi agradecimiento a la ponente Anne Van Lancker y a los miembros del Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-Cristianos) y los Demócratas Europeos por el alto nivel de las consultas desarrolladas conjuntamente para elaborar este texto, que condensa nuestras convicciones compartidas y la forma en que desearíamos cambiar las Directrices de Empleo.

El crecimiento del empleo en Europa, de acuerdo con la Estrategia de Lisboa, se debería perseguir de ahora en adelante teniendo en cuenta tres cambios recientes y persistentes. Son éstos la globalización de la economía, que obliga a Europa a ser combativa desde el punto de vista económico y del desarrollo del empleo; la flexiguridad, que es absolutamente necesaria para el desarrollo de nuestras empresas y consiguientemente del empleo; y, naturalmente, la construcción de la Europa social.

Para conseguirlo, hemos introducido tres importantes puntos específicos en esta actualización de las Directrices de Empleo.

Por un lado está la lucha, tan necesaria, para evitar que los estudiantes abandonen los sistemas de formación antes de conseguir alguna cualificación. Abandonar el sistema educativo sin cualificaciones significa no estar preparado para la integración en el trabajo, y carecer por consiguiente de los recursos necesarios para la integración social. Éste es nuestro deber principal, y realmente tendremos que trabajar mucho en ello.

El segundo punto que nos debe preocupar es mantener y desarrollar el aprendizaje permanente, que es la única forma de garantizar la continua empleabilidad y movilidad de los trabajadores.

El tercer punto se refiere a la validación de la experiencia adquirida, que permitirá a los trabajadores progresar realmente en sus carreras, y a las empresas adaptarse eficazmente a los nuevos requisitos.

Hemos alcanzado un acuerdo sobre todos estos puntos, y por consiguiente agradezco a los miembros del Grupo del PPE-DE su apoyo en la votación de hoy.

 
  
MPphoto
 
 

  Jan Andersson , en nombre del Grupo del PSE.(SV) Señor Presidente, cuando Anne Van Lancker comenzó a trabajar en la respuesta del Parlamento Europeo, tenía intención de concentrarse en unos pocos puntos importantes, porque sabíamos que tanto la Comisión como el Consejo pretendían que las directrices no fueran modificadas. Nuestra táctica consistía en centrarnos en unos pocos puntos con la esperanza de que al menos alguno de ellos fuera atendido.

Pero no pudo ser. Aunque la táctica ha sido básicamente la misma, ahora tenemos muchísimas enmiendas en vez de unas pocas. Creo que hubiera sido mejor concentrarse en lo que dijo la señora Van Lancker – integrar claramente la dimensión social, plantear una política para todos los que están fuera del mercado de trabajo y no participan de la prosperidad. A pesar de la tendencia positiva del empleo, observamos que muchos de los nuevos puestos de trabajo son inseguros y no garantizan la subsistencia. El empleo no ofrece seguridad. Y nuestro debate sobre la seguridad debería reflejarse más claramente en las directrices, puesto que dura ya varios años. Lo mismo puede decirse de los problemas de igualdad.

El hecho, que me parece lamentable, de que el Consejo no esté presente aquí, obedece a que el Consejo no está dispuesto a escuchar nada de lo que el Parlamento tiene que decir. Harán exactamente lo que tenían decidido de antemano. Creo que en el Parlamento tenemos que considerar seriamente un cambio de táctica y de forma de actuar en ocasión de la próxima revisión trianual, para que en el futuro el Parlamento tenga una influencia real sobre la formulación de las directrices.

 
  
MPphoto
 
 

  Ona Juknevièienë, en nombre del Grupo ALDE. – (LT) Felicitaciones a la ponente señora Van Lancker por preparar este importante informe. También quisiera agradecer a la ponente su amable colaboración y comprensión a la hora de aceptar las enmiendas. Considero que el documento ha logrado el equilibrio adecuado y confío en que será apoyado por la mayoría en la votación de mañana.

Quisiera llamar su atención sobre el hecho de que la comunicación de la Comisión al Consejo incluye una propuesta extraordinariamente positiva que estimularía el desarrollo del mercado y aumentaría el empleo.

Es ésta la libertad del conocimiento, que se añadiría a las cuatro libertades fundamentales – la libertad de circulación de mercancías, servicios, personas y capitales. Esta quinta libertad contribuiría a acelerar la transición de la UE a una economía del conocimiento moderna y creativa. A su vez reforzaría el triángulo del conocimiento de la UE, formado por la investigación, la educación y la innovación.

No cabe duda de que la iniciativa propuesta por la Comisión es muy buena. Nadie puede menospreciar la importancia que tienen las cuatro libertades originales para el incremento del empleo.

Sin embargo, algunos Estados miembros no respetan las políticas de la UE e incluso infringen sus normas legales. Al aplicar una política proteccionista, impiden la libre circulación de capitales y de personas y ponen en peligro el desarrollo no sólo de sus propios países, sino de la UE en su conjunto.

En mi opinión, la libre circulación de servicios no garantizará la libertad de desarrollo de las pequeñas y medianas empresas. No nos olvidemos del comentario de Winston Churchill de que cuando se destruye un mercado libre se crea un mercado negro.

La Comisión y los Estados miembros deberían percatarse de que juntos podemos conseguir muchas más cosas que yendo cada uno por su lado.

 
  
MPphoto
 
 

  Elisabeth Schroedter, en nombre del Grupo Verts/ALE. – (DE) Señor Presidente, señor Comisario, los miembros del Grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea acogen con entusiasmo el informe de la señora Van Lancker, porque sería un desastre que el Consejo, después de anunciar una reforma integral de las directrices para la política de empleo en 2008, dijese ahora: ¡la verdad es que no queríamos hacer ninguna reforma!

Señor Comisario, tiene usted toda la razón cuando dice que la Comisión, pero sobre todo el Consejo, parecen estar cansados de reformas. Sin embargo, el informe Van Lancker establece correctamente las prioridades. Quisiera resaltar especialmente la definición de las nuevas prioridades en materia de integración social. Es esencial que transmitamos el mensaje de que no nos olvidamos de las personas que están fuera, y que son importantes para nosotros.

En segundo lugar, los Verdes hemos contribuido considerablemente a lograr que este informe parlamentario contenga una importante dimensión de integración de la perspectiva de género, de manera coherente, y sin que nos hagan asumir la política familiar como política de integración de género. La dimensión de género es más amplia y se refiere a las mujeres – y no a hombres y mujeres, como es el caso de la política familiar.

Los Verdes, sin embargo, seguiremos considerando críticamente el sector de la flexiguridad hasta que se garantice la protección social. Quisiera señalar una vez más que lo que hacen falta son reformas, y no un estancamiento.

 
  
MPphoto
 
 

  Ewa Tomaszewska , en nombre del Grupo UEN. (PL) Señor Presidente, la política común de empleo de los Estados miembros está siendo sometida a una prueba. Cada vez elaboran más programas para la mejora del empleo de distintos grupos de edad, teniendo en cuenta sus necesidades específicas y su potencial para superar los problemas de la búsqueda de empleo. En el marco de la Estrategia de Lisboa, estos programas contemplan sobre todo la inversión en las personas, en su educación y en la mejora de sus posibilidades en el mercado de trabajo. Un crecimiento del empleo en 3,6 millones de personas en 2007 y un aumento previsto de 4,5 millones en 2008-2009 son el resultado tangible de esta política.

Esto significa que en el futuro las actuaciones en este ámbito se basarán en promover un enfoque del trabajo acorde con el ciclo de vida, preocuparse por los jóvenes que no completan su formación y adaptar las condiciones de trabajo a las necesidades familiares, especialmente a las obligaciones como padres, eliminar la discriminación en el centro de trabajo, especialmente en cuanto al acceso a la formación y otros métodos de mejora de las cualificaciones, así como reducir progresivamente la actividad profesional de las personas de más edad.

 
  
MPphoto
 
 

  Jiří Maštálka , en nombre del Grupo GUE/NGL. (CS) Señorías, yo también quiero unirme al coro de felicitaciones dirigidas a la ponente por su trabajo, por un informe que pone de relieve la importancia de uno de los pilares de la Comunidad Europea, es decir, del modelo social europeo. Me produce satisfacción que el informe ponga el acento en cuestiones tales como la mejora de la integración social, la lucha contra la pobreza y el reforzamiento de la inclusión social dentro de las políticas de empleo. La ponente destaca son razón la necesidad de promover la igualdad de género en el trabajo. A pesar de estos aspectos positivos, nuestro grupo político considera que la propuesta de resolución hace más hincapié en el principio de flexibilidad que en la creación efectiva de buenas oportunidades de empleo y en el derecho a un trabajo de calidad. Me solidarizo con la ponente, porque resulta difícil hallar una solución de compromiso entre ambas opciones.

Lamento que la Comisión haya aceptado ayer tan sólo una de las múltiples mociones presentadas por nuestro grupo político, y en estas circunstancias debo decir que a pesar de todas las soluciones de compromiso adoptadas no vamos a poder apoyar el informe final. A pesar de ello, tengo que decir que ha sido un honor trabajar con la ponente. El futuro, los resultados del concepto de flexibilidad, las nuevas experiencias sociales y los ciudadanos de la Unión Europea decidirán en última instancia quién de nosotros está más cerca de la verdad en la búsqueda y aplicación del concepto de Europa social.

 
  
MPphoto
 
 

  Kathy Sinnott, en nombre del Grupo IND/DEM. – Señor Presidente, las conclusiones de este informe sobre la Estrategia de Lisboa para el crecimiento y el empleo son que dicha estrategia funciona correctamente. Sin embargo, la ponente llama la atención sobre el hecho de que la estrategia de empleo no alcanza a todos los ciudadanos. Seis millones de jóvenes de la UE abandonan la escuela prematuramente, y el 16 % del total de la población europea son pobres o están al borde de serlo. Se trata de un desafío básico, y es lamentable que de nuevo hayamos omitido la inclusión de los cuidadores en la lista de personas cuyo empleo está en peligro.

Los cuidadores constituyen el grupo de trabajadores más numeroso de Europa. Estas personas no están desempleadas, y trabajan más duramente que muchos de los que integran la población activa. Cuando expuse el problema de los cuidadores en la Comisión, se me dijo que estos trabajadores – los que se ocupan de nuestros mayores, de los discapacitados y de los niños – eran personas con interrupciones de la carrera profesional. Llamar ‘interrupción de la carrera’ a lo que hacen los cuidadores denota ignorancia sobre su actividad y sobre el valor de la misma.

Por favor, señor Comisario, presten atención a los cuidadores y apóyenlos. Los cuidadores son la clave de nuestra estrategia para abordar el problema del envejecimiento de la población europea, por cuanto contribuyen a satisfacer las necesidades de las personas mayores y a estabilizar las tasas de natalidad. Por lo tanto, hagan de los cuidadores una prioridad. Y espero que en este Parlamento podamos examinar específicamente el problema de los cuidadores.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI).(DE) Señor Presidente, señor Comisario, aunque nos complacen los 6,5 millones de nuevos empleos que se han creado durante los dos últimos años, no podemos pasar en silencio el hecho de que durante este período cuatro de cada diez trabajadores han tenido un tipo de trabajo precario. En muchos países las empresas de trabajo temporal han aumentado su volumen hasta convertirse en los principales empleadores. La creciente globalización y el traslado de la producción a países con bajos salarios traen consigo pérdidas masivas de empleo. El trabajo temporal sólo puede compensar esto en parte.

Entretanto, 78 millones de europeos viven en el límite de la pobreza con empleos temporales, trabajos de un euro y minitrabajos. Pero no se puede dar de comer a una familia con un trabajo basura. Ni siquiera la buena formación, que antes era una garantía de empleo, sirve de algo actualmente. En Alemania, por ejemplo, los salarios brutos han caído casi en un 5 %, mientras que el coste de la vida ha aumentado enormemente desde la introducción del euro. Aunque nos alegramos del incremento neto de las cifras de empleo, a la vista de estos hechos me parece una burla para cada uno de los millones de desempleados y también de los empleados que, a pesar de trabajar duramente, tienen que vivir en la pobreza.

 
  
MPphoto
 
 

  Thomas Mann (PPE-DE).(DE) Señor Presidente, como consecuencia de la globalización nuestras condiciones de vida y de trabajo están cambiando con tanta rapidez que muchos ciudadanos parecen perder la pista de los acontecimientos. Se sienten abrumados e inseguros. Para ellos, las directrices de la Estrategia de Lisboa para el crecimiento y el empleo tienen que ser algo claramente visible: empleos competitivos, igualdad de oportunidades y cohesión social.

El concepto de flexiguridad aún no se ha entendido lo suficiente. No sólo los empleados tienen que ser más flexibles en sus propio interés con el fin de mejorar su empleabilidad, sino que también las empresas tienen que volverse más flexibles, entre otras cosas desarrollando nuevas estrategias comerciales y productos innovadores, y conquistando nichos de mercado. Al mismo tiempo, los trabajadores necesitan sistemas eficientes de seguridad social para lograr su integración y evitar su exclusión. Su trabajo tiene que ser retribuido adecuadamente en función del sector y de la región, mediante acuerdos entre los interlocutores sociales, no mediante la intervención estatal.

El objetivo de la política europea de empleo consiste tanto en ofrecer puestos de trabajo a más gente como en crear puestos de trabajo de mayor calidad. Al mismo tiempo hace falta invertir más en educación y formación para lograr que el concepto de aprendizaje permanente se aplique de verdad e incluya a las personas de bajo rendimiento. Debe quedar claro que tanto el FSE como el Fondo Europeo de Desarrollo Regional y el nuevo Fondo de Adaptación a la Globalización deben beneficiar directamente a los amenazados o afectados por el desempleo. Deberán prepararse mejor para el cambio y ser capaces de asumir nuevas actividades laborales.

También se nos juzgará por la forma en que logramos mantener durante más tiempo en la vida laboral a los trabajadores mayores, en vez de empujarlos al retiro prematuro. Se trata de personas muy motivadas, capaces de trabajar bajo presión y con grandes conocimientos técnicos. Las buenas prácticas demuestran que los jóvenes y los mayores pueden cooperar mediante el trabajo en equipo en beneficio de ambas partes.

Las directrices para la política de empleo de este magnífico informe se aceptarán sobre todo si se mantiene de forma coherente el principio de subsidiariedad. La señora Van Lancker tiene razón: los Estados miembros deberán demostrar que comparten todo esto, para que crezca la confianza en nuestro modelo social de mercado.

 
  
MPphoto
 
 

  Rovana Plumb (PSE). – (RO) Quisiera felicitar a mi colega la señora Van Lancker por su trabajo y destacar la importancia de este informe. Es preciso prestar una atención especial al hecho de que, en la actualidad, 78 millones de ciudadanos de la Unión Europea son pobres o están abocados al riesgo de pobreza, y que 6 millones de jóvenes abandonan la escuela antes de tiempo. Nosotros, como socialistas europeos, queremos ofrecer a todos los ciudadanos las mismas oportunidades de una vida digna, reforzando la cohesión social. La puesta en práctica de estas directrices contribuirá a aumentar el número de empleos más seguros y mejor remunerados, a garantizar una protección social adecuada mediante el acceso a servicios sociales de calidad, a promover la integración social activa de todos los ciudadanos europeos con el fin de luchar contra la pobreza y la exclusión social.

En este contexto quisiera insistir en la atención que es preciso dedicar al acceso de las personas discapacitadas y de más edad al mercado de trabajo, así como a la eliminación de cualquier discriminación entre hombres y mujeres en materia salarial. Creo que este informe es un instrumento importante para alcanzar los objetivos de la nueva Estrategia de Lisboa y que contribuirá a reforzar la dimensión social del Tratado de Lisboa, el cual también ha sido ratificado por Rumanía. Apoyaré este informe y votaré a favor del mismo.

 
  
MPphoto
 
 

  Siiri Oviir (ALDE). – (ET) Señor Presidente, señor Comisario, colegas diputados, en la cumbre europea de primavera se debatirán las directrices para el crecimiento económico y el empleo de los tres próximos años. La Agenda de Lisboa ha comenzado a producir sus frutos. Esto es algo positivo, aunque en su esfera de actuación probablemente hemos dedicado poca atención a la inclusión social. Es cierto que la Agenda de Lisboa ha creado nuevos empleos, aunque no siempre de la mejor calidad. No basta con plantearse objetivos ambiciosos – hace falta más educación y también adaptar los sistemas escolares e incrementar sus capacidades, haciéndolos capaces de responder a las necesidades de una economía y sociedad basadas en el conocimiento.

Es muy importante promover un enfoque del trabajo respetuoso con la familia. La Agenda de Lisboa exige el fortalecimiento de las medidas sociales. No se debe prestar atención únicamente a la flexibilidad de las relaciones laborales, sino también a que sea una flexibilidad protegida. Sólo la combinación de flexibilidad y seguridad puede mejorar el empleo y la protección social. Tenemos que esforzarnos para lograr que los cambios positivos en la política económica, social y de empleo se complementen mutuamente. Permítanme felicitar a la ponente por su excelente trabajo.

 
  
MPphoto
 
 

  Gabriele Zimmer (GUE/NGL).(DE) Señor Presidente, la Comisión menciona el hecho de que como consecuencia de las políticas de empleo pactadas con los Estados miembros se han creado 6,5 millones de puestos de trabajo durante los dos últimos años. Esto suena bien, especialmente a quienes desean que la Unión Europea se adapte cada vez más a la competencia global, pero no les suena tan bien a la mayoría de quienes ocupan estos puestos de trabajo y apenas pueden vivir de ellos.

El informe sobre la pobreza publicado ayer en Alemania demuestra claramente que cada vez son más los trabajadores que necesitan ayudas sociales además de sus ingresos salariales para no caer en la pobreza, y que la disparidad entre las personas con elevados ingresos y los que prácticamente no ganan nada es cada vez mayor. Por lo tanto, es urgente que la estrategia de empleo de la Unión Europea se implique de forma mucho más intensa y práctica en la lucha contra la exclusión social y la pobreza, en la creación de buenos empleos, en la mejora de los ingresos y en proporcionar protección social a las personas con empleo. Sin embargo, por los motivos que sean, esta implicación práctica no acaba de llevarse a cabo de forma decidida.

La Unión Europea debería centrar su atención ante todo en el concepto del empleo de calidad, una idea que los Ministros de Trabajo de la UE estaban promoviendo hace apenas un año con el fin de avanzar en esta dirección. En este contexto, el concepto de flexiguridad no es suficiente.

 
  
MPphoto
 
 

  Derek Roland Clark (IND/DEM). – Señor Presidente, si la Estrategia de Lisboa está empezando a dar resultados, ¿por qué ha crecido el trabajo a tiempo parcial desde el 16,2 % hasta el 18,1 % en los últimos años? ¿Por qué el porcentaje de personas con contratos temporales y sin seguridad a largo plazo supone más del 6,5 %?

La ponente admite que el desempleo en la UE alcanzó el 8,9 % en 2005. Para este año se prevé que caiga hasta el 7,9 %, pero ¿será así? En el Reino Unido el desempleo es tan sólo del 5,8 %. La lucha contra el desempleo no necesita una política. Lo que necesita es una inyección de moral. Hablando de esto, ¿acaso fueron las comisiones, parlamentos y comités los que inventaron las inyecciones hipodérmicas? No, no fueron ellos. Alguien tuvo una buena idea, y las buenas ideas siempre acaban difundiéndose. Donde dice buenas ideas, léase buenas prácticas, porque las buenas prácticas deben ser compartidas. Observen las mejores cifras de empleo del Reino Unido que acabo de señalar. Son mejores porque nuestras buenas prácticas incluyen el mantenimiento de nuestras cláusulas de exclusión de la Directiva sobre la ordenación del tiempo de trabajo y la no adopción del euro, con lo que nuestro comercio internacional es superior al de cualquier otro Estado miembro. Ésa es mi inyección de moral. ¿Se la dejarán poner?

 
  
MPphoto
 
 

  Jacek Protasiewicz (PPE-DE).(PL) Señor Presidente, señor Comisario, quisiera comenzar mi intervención con una observación que me produce alegría y satisfacción. La Estrategia de Lisboa renovada está comenzando a dar sus frutos, y lo que es especialmente grato es que en la Unión Europea sea cada vez mayor el número de personas que tienen trabajo.

En este punto, sin embargo, debo distanciarme de la opinión de la ponente señora Van Lancker de que la calidad de los empleos creados últimamente sea motivo de preocupación. Naturalmente, tenemos que hacer cuanto sea posible para que los puestos de trabajo disponibles en la Unión Europea sean de la máxima calidad, pero creo que cualquier trabajo es mejor que el desempleo, que es degradante e induce a poner en duda la dignidad personal. Tal es el caso especialmente de los jóvenes, entre quienes los niveles de desempleo siguen siendo elevados, y cuyo futuro debería ser, por consiguiente, una tarea prioritaria para los próximos años.

Un instrumento eficaz para aumentar la disponibilidad de puestos de trabajo, de especial importancia para los jóvenes europeos, es el concepto de combinar la flexibilidad y la seguridad en el mercado de trabajo, la denominada ‘flexiguridad’. No existe un modelo universal único de flexiguridad, por que este concepto debería llevarse a cabo teniendo en cuenta las circunstancias y tradiciones específicas que prevalezcan en los distintos Estados miembros. Ésta es en efecto la orientación de las enmiendas planteadas por mi grupo político. Sin embargo, tal como yo lo veo, en este concepto existen dos aspectos que pueden considerarse universales y al mismo tiempo esenciales.

El primero de ellos es la inversión en educación, y especialmente en un alto nivel de educación continua, con la cual se permita a los trabajadores adaptar sus capacidades a unas tendencias económicas y laborales que evolucionan rápidamente.

En segundo lugar, una utilización más decidida de las modalidades de empleo ‘atípicas’, las cuales contribuyen de manera especial a la preparación de los jóvenes para su incorporación a la vida laboral, adquiriendo habilidades prácticas y permitiéndoles cubrir los costes de su formación profesional.

 
  
MPphoto
 
 

  Richard Falbr (PSE) . (CS) Primeramente quisiera expresar mi admiración por la señora Anne Van Lancker, que ni se hundió bajo el peso de las enmiendas ni permitió que su informe fuera diluido. De otro modo sería probablemente mucho más crítico, porque en mi opinión la aportación de la Estrategia de Lisboa renovada es mínima. La tasa de desempleo no está disminuyendo significativamente; los empleos creados no son de calidad; toleramos que ciudadanos de los Estados miembros de la UE estén en la pobreza a pesar de tener trabajo. Todo esto desde luego significa que aquí hay algo que no funciona bien. Ni siquiera el Libro Verde da respuesta a las preguntas que nos hacen los trabajadores y los sindicatos. Sin embargo, todo lo que tenemos que hacer es consultar los convenios pertinentes de la OIT. Debemos recordar que, con pocas excepciones, casi todos los Estados miembros han ratificado las más importantes de ellos. Es comprensible la inquietud con la que los sindicatos europeos han recibido las últimas sentencias del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas en los casos Viking – Laval – Rüffert. Mi recomendación es: menos textos y más respeto por los logros de las últimas décadas, especialmente en los países desarrollados de la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Nils Lundgren (IND/DEM). (SV) Señor Presidente, este informe está impregnado del espíritu de los valores que deben dominar en un mercado laboral libre. Pero hay un grave inconveniente: es un error promulgar este tipo de normas a nivel europeo. Se convertirán en parte del régimen regulador común de la UE, del acervo comunitario, quedarán entronizadas en la Sagrada Escritura. Desaparecerá la posibilidad de reformas en toda Europa.

Si en la década de 1970 Alemania y Francia hubieran impuesto una política común de empleo en la Comunidad, basada en los conceptos políticos que prevalecían en aquella época, la economía de la UE estaría actualmente en declive.

La última palabra de moda, flexiguridad, se repite constantemente en el informe. Éste es el resultado de no haber formulado ninguna política común de empleo, con lo que Dinamarca pudo desarrollar algo que ahora se ha revelado muy prometedor. El informe ganaría mucho si se redujese a una única frase: «El Parlamento Europeo recomienda a los Estados miembros que estudien el modelo danés de flexiguridad para comprobar si les puede ser de utilidad». Punto.

 
  
MPphoto
 
 

  José Albino Silva Peneda (PPE-DE).(PT) Señor Presidente, señor Comisario, Señorías, las cifras sobre la marcha del empleo son efectivamente muy positivas y tenemos que remontarnos a la década de 1980 para encontrar valores similares. Sin embargo, debemos ser conscientes de que no todas las regiones europeas presentan unos resultados igualmente alentadores; y los datos sobre la calidad del empleo tampoco son precisamente inmejorables.

Me doy cuenta de que al hablar de política social siempre existe la tendencia a establecer prioridades, lo cual no es una tarea fácil, porque existe la tentación de verlo todo como una prioridad. La experiencia demuestra, sin embargo, que cuando todo es prioritario al final nada lo es.

Por consiguiente, me gustaría dar ánimos a todos para que seamos capaces de incluir la definición de funciones, la responsabilidad y unos objetivos claros y cuantificables en estas cuestiones sociales, específicamente cuando se refieren a la política de empleo.

Contribuiré diciendo que para mí hay una prioridad muy clara relacionada con la reducción del abandono escolar prematuro, que actualmente afecta al 15 % de los jóvenes de edades comprendidas entre 18 y 24 años, es decir, a más de seis millones de jóvenes.

El panorama del abandono escolar prematuro es especialmente grave teniendo en cuenta la evolución demográfica prevista para Europa, que en 2030 tendrá 18 millones menos de niños y jóvenes, y un 52 % más de personas mayores de 65 años.

Me parece absolutamente inaceptable que esta preciosa y cada vez menor población juvenil, de la que dependen los regímenes de seguridad social, no esté educada y preparada en el mayor grado posible, con el fin de que pueda abordar con éxito los nuevos desafíos del mercado de trabajo. Todos sabemos que los que tienen una educación inferior son los más vulnerables al desempleo y a la exclusión social dentro de la sociedad de la información, y que evidentemente corren el riesgo de verse excluidos socialmente.

Al igual que nuestra ponente señora Van Lancker, a quien felicito, yo también creo firmemente que es preciso reforzar la dimensión social de la Estrategia de Lisboa, especialmente mediante una mayor insistencia en el problema de la inclusión.

 
  
MPphoto
 
 

  Juan Andrés Naranjo Escobar (PPE-DE). – Señor Presidente, señor Comisario, distinguidos colegas, creo que las virtudes principales del trabajo que se ha realizado son el consenso básico sobre el diagnóstico de la situación y las terapias que, a nivel nacional, hay que aplicar para alcanzar los objetivos de empleo de la Estrategia de Lisboa.

La Unión necesita una solidez económica extraordinaria para avanzar políticamente sin renunciar al modelo social que está en sus genes. La mejor política social es permitir la integración y el progreso de las personas a través del trabajo.

Tenemos en estas ocho directrices la hoja de ruta de las reformas que hay que afrontar hasta el 2010. Más que suficiente para poner en marcha los programas nacionales de reforma.

Pero hay elementos muy decisivos en los que hay que trabajar de forma singular.

El primero es la consecución de un nivel de movilidad que abra oportunidades de trabajo, fundamentalmente a los jóvenes. Para ello, se hace de todo punto imprescindible tener garantizado un sistema eficaz de equivalencia de cualificaciones, no sólo en el nivel de las titulaciones, sino en el de la formación de los trabajadores a lo largo de la vida laboral.

El segundo es modernizar las reglas laborales para avanzar hacia una jubilación gradual y flexible. Esto evitaría el deterioro de las rentas del trabajo y situaciones de futura pobreza.

Y el tercero es aumentar la competencia lingüística de la población en general. Porque la globalización, señorías, tiene sus reglas. Quien se adapta, gana. Los demás pierden.

Si queremos mayor productividad, empleos de calidad y mayor competencia, es necesario continuar con el impulso de las reformas señaladas en la Estrategia de Lisboa.

Es cierto que se han conseguido logros, pero si se descuidan las reformas pendientes, todo se vendrá abajo.

Por eso, la implantación dialogada de iniciativas como la «flexiguridad» son fundamentales.

 
  
MPphoto
 
 

  Iles Braghetto (PPE-DE).(IT) Señor Presidente, Señorías, la Estrategia de Lisboa ha alcanzado los objetivos de aumentar el empleo en Europa, pero no todo el mundo se ha beneficiado: para los jóvenes, las mujeres y los grupos sociales marginales, el camino sigue siendo difícil. Tampoco la calidad del empleo ha mejorado: el número de contratos temporales ha aumentado y la mayor flexibilidad no se ha visto acompañada de la seguridad en el empleo. Éste es el motivo por el que hay que reforzar la dimensión social de la Estrategia de Lisboa, apoyando el aprendizaje permanente y el reconocimiento de las cualificaciones.

Es preciso definir sistemas de previsión social que proporcionen apoyo a los ingresos y faciliten la movilidad dentro del mercado laboral, con los sistemas de amortiguación adecuados, alcanzando la meta de equilibrar la vida profesional y familiar.

Esta propuesta de resolución es un paso en esa dirección, y por esta razón la apoyamos.

 
  
MPphoto
 
 

  Tadeusz Zwiefka (PPE-DE).(PL) Señor Presidente, estoy de acuerdo con la afirmación de que la Estrategia de Lisboa renovada ha traído consigo un mayor número de empleos, aunque no necesariamente de mejor calidad.

La necesidad de luchar contra la pobreza y la exclusión social debe estar siempre presente en cualquier estrategia de la UE. Sin embargo, yo no comparto la opinión de que adoptar normas sociales comunes a nivel de la UE vaya a ser la panacea para nuestros problemas. La política social y de empleo recae dentro del ámbito de competencias de los Estados miembros, y todas las actuaciones de la UE en este terreno deben respetar el principio de subsidiariedad. La definición e introducción de estrategias basadas en modelos específicos, como por ejemplo la flexiguridad, serán diferentes a escala nacional.

Quiero hacer hincapié en el peligro que representaría un enfoque unidimensional en esta materia, aunque al mismo tiempo abogo por la creación de una plataforma europea para intercambiar información y buenas prácticas.

Soy de la opinión de que ninguna estrategia específica de empleo tendrá un éxito completo sin la desaparición total de las barreras que impiden la libre circulación de mano de obra, como medio garantizado para estimular el crecimiento económico y promover el empleo.

 
  
MPphoto
 
 

  Renate Weber (ALDE). – (RO) Felicito a Anne Van Lancker por su informe. Personalmente me preocupa la calidad de los trabajos. Tenemos a 78 millones de personas en el umbral de la pobreza debido, entre otras cosas, a que los Estados miembros presentan desigualdades en relación con el salario de los trabajadores. Conozco los problemas de discriminación con que se tienen que enfrentar muchos rumanos que trabajan legalmente en otros Estados miembros de la Unión Europea y se ven forzados a aceptar trabajos por debajo de sus cualificaciones y salarios inferiores a los de sus colegas ciudadanos de esos países. Por desgracia, a nivel europeo no disponemos de un instrumento para evaluar la calidad de los puestos de trabajo, y nos hace falta. Creo firmemente que el principio de salario adecuado es un incentivo para la prestación de servicios de calidad, y estoy absolutamente en contra de las tendencias actuales a pagar menos de lo debido a los trabajadores y a restringir de distintas formas la libre circulación de trabajadores dentro de la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Miloslav Ransdorf (GUE/NGL). – (CS) En realidad, sólo existen dos formas de solucionar el problema del empleo: una es que la gente vaya a donde está el trabajo, y la otra que el trabajo vaya a donde está la gente. Creo que la segunda opción es la más razonable, porque ninguna de las modalidades utilizadas en la primera (trabajo compartido, sistemas de contratación y jornadas laborales flexibles, etc.) ha producido los resultados apetecidos. En mi opinión, la segunda opción tiene un mayor potencial y es más apropiada para la Unión Europea. Una de las posibilidades sería la creación de un sector público europeo, para que la Unión Europea comience a funcionar como una entidad que crea oportunidades de empleo.

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Pierre Audy (PPE-DE).(FR) Señor Presidente, señor Comisario, Señorías, en primer lugar quiero aplaudir el notable trabajo realizado por mi colega la señora Morin como portavoz de las posiciones de nuestro grupo político.

A riesgo de salirme por la tangente, quisiera preguntar por el papel de los interlocutores sociales, los cuales brillan por su ausencia en este informe. Estamos actuando con arreglo al artículo 128, lo que significa que vamos a formular recomendaciones a los Estados miembros, pero creo que ha llegado la hora de ampliar nuestras actividades.

Señor Comisario, ¿qué opina usted respecto a la aplicación del artículo 139 del Tratado, que contempla precisamente esta posibilidad, la de que los interlocutores sociales legislen a nivel comunitario en materia de empleo? ¿Cómo podremos tener una política de empleo sin coordinar la legislación social? Creo, señor Comisario, que en aplicación del artículo 138 le corresponde a usted incluir a los interlocutores sociales; tenemos que involucrarlos en la creación de una legislación social europea apropiada.

 
  
MPphoto
 
 

  Danutė Budreikaitė (ALDE). (LT) La primera fase de la aplicación de los objetivos de la Estrategia de Lisboa renovada para el crecimiento y el empleo ya ha obtenido resultados importantes: en 2007 se crearon en la UE 3,5 millones de puestos de trabajo, y el nivel de desempleo descendió en un 1,6 % durante el período 2005-2007.

Sin embargo, esto sólo es una cara de la medalla. Actualmente existen en la UE 14 millones de trabajadores viviendo en la pobreza. Además de esto, el número de personas obligadas a trabajar con contratos temporales o a tiempo parcial ha aumentado constantemente. Los jóvenes de la UE se enfrentan también con problemas muy graves – alrededor de 6 millones de jóvenes abandonan la escuela prematuramente, y la tasa de ocupación entre ellos no llega a la mitad del promedio europeo.

Me gustaría señalar que la rapidez y eficiencia en la aplicación de los objetivos de la Estrategia de Lisboa para el crecimiento y el empleo difiere mucho entre los Estados miembros. Insto a la Comisión a que vele por la aplicación coherente de la Estrategia Europea de Empleo y de los objetivos para el aprendizaje permanente definidos en el programa de la UE para la juventud, en el acuerdo para la igualdad de género y en el plan de acción para la discapacidad 2006-2007.

 
  
MPphoto
 
 

  Marie Panayotopoulos-Cassiotou (PPE-DE).(EL) Señor Presidente, quisiera llamar la atención en este punto sobre dos servicios que deben ser reforzados en toda Europa. Uno de ellos es el asesoramiento, información y guía a los jóvenes y trabajadores de cualquier edad para ayudarles a encontrar trabajos adecuados, formación y aprendizaje permanente. El otro servicio que es preciso reforzar a nivel europeo es la inspección de trabajo, con el fin de promover unas condiciones de trabajo dignas. Las inspecciones de trabajo podrán combatir el trabajo clandestino, que constituye el azote del empleo legal.

El empleo, juntamente con la iniciativa empresarial y la cooperación entre los interlocutores sociales, quizás sea la mejor esperanza para estos años antes del 2010.

 
  
MPphoto
 
 

  Czesław Adam Siekierski (PPE-DE).(PL) Señor Presidente, señor Comisario, la actual situación económica de la Unión Europea está mejorando. Observamos un crecimiento del PIB, se crean puestos de trabajo, el nivel de empleo sube y el desempleo baja.

Para mantener este proceso en marcha, en primer lugar tenemos que reforzar la integración social, y especialmente ayudar a encontrar empleo a los jóvenes recientemente incorporados al mercado de trabajo. En segundo lugar, tenemos que facilitar empleo a las personas en circunstancias materiales difíciles; y en tercer lugar, tenemos que dar una oportunidad a los desempleados de larga duración.

Son éstos los ámbitos en los que se requieren apoyos y acciones más eficaces por parte de la Unión Europea. Es importante adaptar el sistema de educación y formación para que cumpla los requisitos de la Estrategia de Lisboa y contribuya al desarrollo económico, lo que redundará a su vez en la creación de empleo.

 
  
MPphoto
 
 

  Paul Rübig (PPE-DE).(DE) Señor Presidente, creo particularmente que las pequeñas y medianas empresas desempeñan un papel destacado en la creación de empleo. Después de todo, las dos terceras partes de las personas empleadas trabajan en pequeñas y medianas empresas, las cuales generan el 50 % del producto interior bruto. Por lo tanto, al elaborar nuestras estrategias deberíamos centrarnos en promover la formación profesional continua dentro de las pequeñas y medianas empresas y en diseñar nuevas formas de deducción de los costes adicionales de este tipo, permitiendo que nuestros trabajadores perciban al final unos salarios netos mayores.

Se trata en última instancia de crear la infraestructura que permita que nuestros trabajadores disfruten de seguridad en su puesto de trabajo. La Unión Europea podría convertirse a este respecto en un modelo de buenas prácticas.

 
  
MPphoto
 
 

  Vladimír Špidla, Miembro de la Comisión. (CS) Señorías, las rigurosas normas del Parlamento no me permiten responder a sus intervenciones de forma pormenorizada. No obstante, permítanme darles las gracias por un debate importante, que ha servido para analizar muchos aspectos del mercado de trabajo y de la Estrategia Europea de Empleo, y comentar tan sólo algunos de los temas fundamentales.

En primer lugar, la Estrategia Europea de Empleo ha logrado resultados tangibles. Los datos estadísticos actuales sobre empleo y desempleo son los mejores desde la década de 1980, lo cual es un éxito evidente. En el debate han manifestado repetidamente su inquietud sobre la calidad de los trabajos. Quiero señalar que el concepto de más empleo y empleo de mayor calidad forma parte de la Estrategia de Lisboa para el crecimiento y el empleo. ¿Cuál es el resultado? De los millones de nuevos empleos, más de la mitad son trabajos a tiempo completo, cuya calidad no puede ponerse en duda. Muchos de los restantes son trabajos a tiempo parcial o temporales.

A mi juicio, la hipótesis de que todos estos trabajos a tiempo parcial o temporales son de baja calidad no se sostiene. No es defendible. Muchos de estos trabajos son trabajos de calidad. Sin embargo, no cabe duda de que algunos de estos trabajos no lo son, y es aquí donde debemos esforzarnos más. Mi opinión personal es que el problema de los pobres que trabajan, es decir, de quienes a pesar de tener empleo siguen siendo pobres, es muy preocupante y debemos prestarle atención. De acuerdo con los datos disponibles, los pobres que trabajan representan alrededor del 8 % de la población activa, lo que supone un porcentaje considerable. Estamos hablando de millones de personas, y se trata de un problema muy apremiante.

Otro de los temas debatidos es la relación entre las políticas de empleo y la inclusión social. Permítanme señalar que la Directriz nº 19 hace hincapié en un mercado de trabajo incluyente y en el fomento de la inclusión de los discapacitados en el mercado de trabajo. Esto es así porque la Comisión recomendó en su Estrategia que no se hicieran cambios sustanciales en estas Directrices. Esto es así porque han demostrado ser eficaces y porque se ha visto claramente que para lograr la buena gobernanza y un mejor equilibrio entre los niveles europeo y nacional (la mayoría de los Estados miembros opinaron de este modo), lo mejor era no ampliar las Directrices. Por otra parte, es evidente que el texto no es inamovible, que se seguirá desarrollando y que los puntos indicados por ustedes sin duda requieren una respuesta apropiada en función de la evolución futura.

Quisiera responder a otra pregunta relacionada con la aplicación del artículo 139 del Tratado. Paradójicamente, hoy se firma el convenio colectivo para el sector marítimo, y ya se ha decidido introducirlo en la legislación europea al amparo del artículo 139. Con otras palabras, se trata de una medida concreta que demuestra que este artículo no ha sido olvidado. Por cierto, considero que el convenio del sector marítimo es un paso extraordinariamente importante, porque se trata de un sector muy complejo y altamente internacionalizado, y los interlocutores sociales han logrado alcanzar metas ambiciosas.

Naturalmente, el debate ha versado también sobre otros asuntos: el problema de la educación, el gran número de jóvenes que abandonan sus estudios, el aprendizaje permanente. Todos estos temas son importantes y en cierta medida estarán incluidos en la nueva agenda social. Respecto a la inclusión, quisiera llamar su atención sobre la Comunicación de la Comisión relativa a la inclusión activa, uno de los documentos que definen la estrategia de la Comisión en este ámbito. Permítanme subrayar que, aunque el mercado de trabajo sea la base de la inclusión activa, no abarca todas las áreas donde se requiere una política de inclusión coherente. Puesto que existen evidentemente muchas personas excluidas del mercado de trabajo por causas naturales, como son los jubilados o las personas que se hallan en diversas circunstancias anómalas, la política de inclusión deberá cubrir ámbitos más extensos que el mercado laboral. La estrategia europea para el mercado de trabajo deberá tener presente claramente este aspecto.

Señorías, quiero agradecerles de nuevo este debate que, en mi opinión, ha analizado la mayor parte de los temas importantes relacionados con el mercado de trabajo europeo. Creo que supone una contribución importante al proceso de búsqueda de un mejor y más eficaz equilibrio entre la Estrategia Europea del Empleo y las actividades de los Estados miembros. Como he dicho antes, son muchas las observaciones interesantes hechas en el transcurso del debate, pero las normas parlamentarias me impiden responder a cada una de ellas, y por eso me he referido solamente a algunas.

 
  
MPphoto
 
 

  Anne Van Lancker, ponente. − (NL) Ante todo me gustaría agradecer cordialmente a mis colegas diputados sus aportaciones a este debate. Creo que es evidente que muchos de ustedes han puesto el acento sobre la igualdad de oportunidades, la inclusión social y la calidad de los puestos de trabajo, y yo considero todo esto muy importante. Lamento haber defraudado a algunos de ustedes al no haber incluido más enmiendas, pero la verdad es que he tratado de evitar que el informe se convirtiera en un árbol de Navidad recargado de adornos y oropeles.

Una cosa más, en respuesta a un comentario del señor Andersson, Presidente de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales. Confío sinceramente en que la presentación de este informe sirva para algo, porque aunque el artículo 128 del Tratado otorga a este Parlamento el derecho a ser consultado, en la práctica tal derecho está siendo desvirtuado. Soy consciente, señor Comisario, de que es muy importante que el Consejo pueda tomar una decisión a primeros de año, de tal modo que se puedan elaborar los planes nacionales de reforma juntamente con los interlocutores sociales. Por consiguiente, para que el Parlamento pueda seguir realizando sus funciones considero esencial que la Comisión Europea presente sus propuestas en unas fechas del año más tempranas, a fin de que las tres instituciones puedan desarrollar plenamente sus cometidos en el proceso de acuerdo con las estipulaciones del Tratado.

Una vez más doy las gracias a todos mis colegas diputados, y esperemos que el Consejo siga atento a lo que ocurre a su alrededor.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente . − Se cierra el debate.

La votación se celebrará hoy a las 12.00 horas.

Declaraciones por escrito (Artículo 142)

 
  
MPphoto
 
 

  Adam Bielan (UEN), por escrito. – (PL) De acuerdo con los últimos informes de la Comisión Europea, el 16 % de los ciudadanos de la UE están en el límite de la pobreza, y ello a pesar de que el 8 % de ellos tiene un empleo a tiempo completo. La pobreza es una amenaza para el 13 % de los polacos adultos, incluyendo los que están ocupados toda la jornada.

Señorías, la región de Małopolska, a la que represento en el Parlamento Europeo, ostenta el nivel más bajo de desempleo de Polonia, siendo actualmente del 8 %; sin embargo, ello no garantiza un nivel de vida seguro, desde el momento que la subida vertiginosa de los precios de los alimentos y de la energía están empujando a muchas familias al borde de la pobreza. En la vecina provincia de Świętokrzyskie, igualmente representada por mí en el PE, la situación raya en lo dramático, con una tasa de desempleo doble que en Małopolska. Tomando simplemente estas dos provincias como ejemplo, podemos observar un nivel creciente de desigualdad social. Como la señora Van Lancker señala correctamente en su informe sobre las directrices para el empleo, en la Unión Europea nos enfrentamos a una situación en la que más de 14 millones de trabajadores viven en la pobreza.

Este número podría crecer muy rápidamente si no se modifica la Estrategia de Lisboa para crear más empleos y de mejor calidad en la UE. Es éste un problema que afecta en particular a los nuevos Estados miembros, donde en comparación con el resto de los Estados miembros son mayores las disparidades en la riqueza de los ciudadanos.

 
  
MPphoto
 
 

  Małgorzata Handzlik (PPE-DE), por escrito. – (PL) El crecimiento y el empleo son los elementos clave de la Estrategia de Lisboa. La creación de una Europea competitiva e innovadora está ligada a los cambios en el mercado de trabajo. Nuestras empresas necesitan trabajadores que sean capaces de responder a los nuevos retos y a la exigencia de cambios. Naturalmente estoy de acuerdo en que el empleo debe proporcionar estabilidad, seguridad y confianza de cara al futuro. Al mismo tiempo, las relaciones entre empresarios y trabajadores deben ser lo bastante flexibles para permitir a las empresas llevar a cabo los cambios necesarios como consecuencia de la situación del mercado.

Por este motivo es tan importante para los empresarios y trabajadores mejorar sus competencias, aumentar sus cualificaciones y avanzar profesionalmente. Esto beneficia a las empresas, que podrán captar empleados cualificados y altamente motivados. También beneficia a los propios trabajadores, a quienes sus mayores competencias les permitirán mejorar su situación laboral y, en caso de que resulte necesario cambiar, les ofrecerán la seguridad de no tener problemas a la hora de encontrar un puesto en el mercado de trabajo.

Por último, quisiera llamar la atención sobre el aspecto de la movilidad en el mercado europeo. Como sabemos, muchos Estados miembros aún mantienen restricciones en relación con el trabajo de los ciudadanos de los nuevos Estados miembros. Y ello a pesar de las advertencias de los representantes del mundo empresarial de que existe escasez de mano de obra en muchos sectores de la economía.

Mientras se sigan manteniendo las restricciones en el mercado de trabajo europeo, en Europa la libertad de circulación de los trabajadores y de los servicios no podrá contribuir plenamente a la prosperidad de nuestras economías.

 
  
MPphoto
 
 

  Monica Maria Iacob-Ridzi (PPE-DE), por escrito. – (RO) La Estrategia de Lisboa revisada ha surtido efectos positivos. Sin embargo, se deberían examinar aquellos aspectos donde aún es necesario intensificar las medidas adoptadas al nivel comunitario con el fin de lograr los objetivos de empleo.

Me refiero especialmente a los problemas que encuentran los jóvenes durante sus etapas de preparación y entrada en el mercado de trabajo. En el conjunto de la Unión Europea, seis millones de jóvenes abandonan el sistema escolar antes de cumplir los 18 años. El hecho de que dentro del total de desempleados de la Unión Europea el 40 % sean jóvenes es igualmente grave. Además, la mayoría de los jóvenes que consiguen incorporarse al mercado de trabajo obtienen empleo en condiciones menos favorables, como trabajo a tiempo parcial, contratos temporales o de suministro de servicios.

Las directrices legislativas para la política de empleo tienen que ofrecernos nuevas soluciones en relación con los programas y fondos creados por la Unión Europea para apoyar las acciones de los Estados miembros en este ámbito.

 
  
MPphoto
 
 

  Magda Kósáné Kovács (PSE) , por escrito. (HU) La Directiva sobre el empleo proporcionó a los Estados miembros de la Unión Europea ampliada directrices a largo plazo, así como objetivos e instrumentos para mejorar la competitividad y aumentar el empleo en el segundo ciclo de aplicación de la Estrategia de Lisboa. Desde entonces se ha visto claramente que una economía no puede ser competitiva y eficiente en un mundo basado en la competencia, ni puede avanzar más velozmente que las demás si, perdiendo su orientación social, trata de lograrlo a costa de poner a las personas en riesgo de exclusión.

Una vida digna requiere un trabajo digno; esto requiere a su vez una mano de obra potencial con las cualificaciones apropiadas y la capacidad para actualizar sus competencias, una mano de obra que tenga salud y esté al amparo de la discriminación.

En 2006, el reconocimiento de las nuevas necesidades de los Estados hizo necesario revisar la Directiva. Esta vez se dedicó mayor atención a las personas con dificultades especiales para acceder al mercado de trabajo, a la situación laboral desesperada de las mujeres mayores, al aislamiento de determinadas lenguas, y a los problemas relacionados con el empleo de los romaníes.

Durante los dos últimos años ha aumentado el número de puestos de trabajo, han mejorado los índices de empleo y los agitados indicadores de empleo se han estabilizado. El incremento de los empleos del tipo tradicional – empleos a tiempo completo con protección contractual en un centro de trabajo – ha sido relativamente escaso, mientras que se ha producido un aumento masivo de los empleos a tiempo parcial, estacionales y basados en contratos de suministro de servicios.

En esta nueva situación, no discutimos que la época de la legislación laboral dogmática se ha terminado. El desarrollo económico extensivo e intensivo necesita medidas legislativas flexibles que eviten el relativismo en la normativa laboral y la devaluación del diálogo social y de la contratación colectiva.

 

6. - Progresos realizados respecto a la igualdad de oportunidades y la no discriminación en la UE (debate)
MPphoto
 
 

  Presidente . − El punto siguiente es el informe (A6-0159/2008) de la señora Lynne, en nombre de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales, sobre los progresos realizados respecto a la igualdad de oportunidades y a la no discriminación en la UE (transposición de las Directivas 2000/43/CE y 2000/78/CE) (2007/2202(INI)).

 
  
MPphoto
 
 

  Elizabeth Lynne, ponente. − Señor Presidente, quisiera agradecer a los demás grupos su colaboración, especialmente a algunos de los ponentes alternativos. Creo que trabajando conjuntamente hemos logrado un buen informe.

En el mismo he analizado la transposición y aplicación de las directivas vigentes, con otras palabras la Directiva sobre el empleo y la Directiva relativa a la igualdad racial. Yo me he dedicado principalmente a la Directiva sobre el empleo, porque el tema racial fue examinado por la Comisión de Libertados Civiles, Justicia y Asuntos de Interior el año pasado en un informe excelente. La transposición y la aplicación son muy irregulares a lo largo de la UE, especialmente en lo tocante a la Directiva sobre el empleo, aunque también hay problemas con la Directiva relativa a la igualdad racial. También existe falta de información a los ciudadanos sobre los posibles remedios en caso de discriminación.

La Comisión, los Estados miembros, los sindicatos, así como los grupos interesados de tipo gubernamental y no gubernamental deberían hacer todo cuanto esté en su mano para aumentar el conocimiento de los derechos amparados por estas Directivas, y los Estados miembros deberían dotar adecuadamente de recursos a los organismos independientes dedicados a promover la igualdad, garantizando que el mandato de estos organismos incluya todas las formas de discriminación.

Con demasiada frecuencia, las víctimas individuales de discriminación tienen que afrontarla por sí solas, sin el respaldo de un asesoramiento jurídico o sin los medios necesarios para emprender acciones judiciales, y esto tiene que cambiar. Los Estados miembros deben velar por que las víctimas de discriminación tengan asegurada automáticamente la asistencia jurídica en los procedimientos judiciales. Aunque agradezco las estadísticas que la Comisión ha recopilado hasta ahora sobre discriminación, creo que necesitamos más datos y normas comunes para la recogida de los mismos.

Me satisface el interés de la Comisión por la discriminación múltiple, y éste es uno de los motivos por los que en mi informe pido una legislación antidiscriminación global. Tenemos que poner fin al enfoque fragmentado. En la discriminación no puede haber jerarquías. Una nueva directiva debería cubrir la discriminación en el acceso a los bienes y servicios en todos los casos no contemplados aún por la legislación con arreglo al artículo 13. Tendría que incluir la discapacidad, la edad, la religión o creencias y la orientación sexual. La raza y el género ya están incluidos, al igual que el empleo.

Lamento que aunque el Comisario Špidla se había comprometido a ello y también la Comisión haya prometido una directiva horizontal en su programa de trabajo para 2008 – y aplaudo por ello de modo especial al Comisario Špidla – parece que dentro de la Comisión se ha producido un cierto retroceso. ¿Puede decirnos la Comisión en qué fase se encuentran las evaluaciones de impacto, qué aspectos cubren, y cuándo van a ser publicadas? Tal como yo lo entiendo, ahora dicen que podrían presentar medidas legislativas sobre la discapacidad y nada más. Esto no es aceptable, y de ahí nuestra enmienda.

Durante años he estado haciendo campaña a favor de una legislación basada en el artículo 13 que incluya los motivos de discapacidad y de edad, pero ahora estoy convencida de que no debemos dejar fuera a nadie. La lucha contra la discriminación y a favor de los derechos humanos es la base de la Unión Europea y todos los ciudadanos de la UE deben ser recibir el mismo trato.

Les invito a que voten a favor de mi informe y, lo que es más importante, a favor de una directiva amplia sobre la lucha contra la discriminación, de forma que podamos transmitir a la Comisión la señal de que no estamos de acuerdo con esto, y a los Estados miembros que como Parlamento estamos decididos a acabar de una vez por todas con la discriminación, a acabar con la ridícula noción de que pueda ser normal discriminar a algún sector de la sociedad.

(Aplausos)

 
  
  

PRESIDE: Luigi COCILOVO
Vicepresidente

 
  
MPphoto
 
 

  Vladimír Špidla, miembro de la Comisión. (CS) Señor Presidente, Señorías, ante todo quiero agradecer a la señora Lynne su detallado y oportuno informe. La Comisión está completamente de acuerdo con su contenido. La Comisión apoya sin reservas las demandas de transposición completa de las Directivas 2000/43/CE y 2000/78/CE. Como ustedes saben, la Comisión ha incoado una serie de procedimientos judiciales contra determinados Estados miembros por incumplimiento de la legislación, y no vacilará en hacer uso de sus facultades para conseguir que la legislación de la UE sea respetada estrictamente en el futuro y para alcanzar una solución rápida y sistemática en los casos en que dicha legislación no se haya aplicado todavía.

La Comisión reconoce igualmente que es preciso mejorar el control sobre la aplicación de ambas Directivas. Por consiguiente, la Comisión está trabajando actualmente en programas para mejorar el registro de los casos de discriminación. El aspecto verdaderamente importante son las consecuencias reales para las personas, y no únicamente el concepto abstracto de cómo debieran funcionar las cosas.

El informe insiste apropiadamente en el papel fundamental de las instituciones en la defensa de la igualdad de trato: desempeñan una función esencial en la supervisión, en el apoyo a las víctimas y en la mejora del conocimiento de los derechos. Quisiera insistir en la importancia crucial del sector no gubernamental en este ámbito. La Comisión está a favor de una ampliación del papel de las instituciones y del sector no gubernamental de tal forma que incluya la discriminación por motivos distintos del origen étnico y del sexo.

Como se señala en el Programa de Trabajo de la Comisión para 2008, es mi intención presentar una enmienda basada en el artículo 13 del Tratado CE que ampliaría la actual protección contra la discriminación a situaciones ajenas al mercado de trabajo. Lo anterior se incluirá en el amplio programa sobre oportunidades, actitudes y solidaridad cuya aprobación está prevista para finales de junio.

Se están desarrollando animados debates políticos sobre la necesidad de más legislación antidiscriminación a nivel de la UE. Digámoslo claramente: estas discusiones no giran en torno a si se debe luchar o no contra la discriminación, sino a cómo hacerlo de la manera más eficaz. Teniendo en cuenta la sensibilidad política del tema y la actitud poco receptiva de algunos Estados miembros, es preciso preparar el terreno con sumo cuidado.

Durante el seminario del 29 de abril, celebrado antes de la presentación de la agenda social renovada, coincidimos en la necesidad de realizar análisis más profundos antes de tomar una decisión sobre la mejor línea de actuación. Cualquiera que sea la decisión de la Comisión en las próximas semanas, será una decisión basada en un análisis detallado. Tendrá en cuenta todos los aspectos de la discriminación múltiple, así como los principios de subsidiariedad y de proporcionalidad. Y lo que es más importante, estará diseñada para aportar beneficios reales a todos los que lo necesiten.

En conclusión, quisiera señalar que como corolario del Año Europeo de la igualdad de oportunidades, la Comisión tiene previsto presentar una comunicación adoptando medidas concretas para mejorar la protección contra la discriminación en la Unión Europea. Juntamente con esta comunicación, la Comisión publicará asimismo un informe sobre la forma en que las políticas de la UE contribuyen a mejorar la situación del pueblo romaní.

 
  
MPphoto
 
 

  Tatjana Ždanoka, ponente de opinión de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior. Señor Presidente, ante todo deseo felicitar a la ponente señora Lynne, de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales, en nombre de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior, como también en nombre de mi grupo político, por su excelente trabajo y su magnífico informe.

Por desgracia, la discriminación sigue siendo uno de los problemas de derechos humanos más agudo y extendido de la Unión Europea. En cuanto a las directivas antidiscriminación actualmente en vigor, quisiera insistir en que establecen unas normas mínimas. Resulta vergonzoso que una serie de Estados miembros ni siquiera hayan transpuesto y aplicado estas normas mínimas. Creemos que la Comisión Europea debería aplicar con mayor frecuencia el procedimiento de infracción contra estos Estados miembros.

Todos los ciudadanos de la Unión Europea deben estar seguros de que no serán discriminados y de que dispondrán de los medios jurídicos para luchar contra la discriminación. Los Estados miembros y la Comisión deberían apoyar activamente las campañas de sensibilización y la formación en la lucha contra la discriminación.

Hay otro problema, como hemos escuchado, que me preocupa aún más. Se trata de que realmente necesitamos un marco jurídico exhaustivo para combatir la discriminación. Por lo que he entendido de la declaración del señor Comisario, de momento no podemos estar seguros de que se vaya a cumplir en este punto el programa de trabajo presentado por la Comisión para 2008, que incluía una directiva sobre la aplicación del principio de igualdad de trato a todas las situaciones no laborales, y que tanta satisfacción nos produjo.

Para mí sería una auténtica decepción que la Comisión excluyese algunas situaciones del alcance de la protección. Significaría que podemos renunciar con facilidad a nuestros valores y que, una vez terminado el Año de la igualdad de oportunidades, somos otra vez libres para tratar a los europeos de forma diferente. No podemos consentirlo.

 
  
MPphoto
 
 

  Edit Bauer, en nombre del Grupo del PPE-DE. (HU) Gracias, señor Presidente. Señor Presidente, Señorías, la lucha contra la discriminación es uno de los valores humanos fundamentales; en este aspecto no hay ninguna diferencia de opinión entre nosotros. El Partido Popular Europeo atribuye una importancia particular a la política antidiscriminatoria. Creemos que los Estados miembros tienen una incontestable e indeclinable responsabilidad de velar porque ni un solo ciudadano de la Unión Europea padezca discriminación.

El Grupo también es consciente de que, desgraciadamente, no todos los problemas se pueden resolver mediante la legislación. Con el fin de acabar progresivamente con la discriminación, necesitamos una política cultural apropiada, necesitamos tolerancia en la vida diaria, en la vida pública, en las comunicaciones, desde el nivel nacional al local, y necesitamos la colaboración del conjunto de la sociedad.

Como se ha demostrado en la práctica, aplicar las directivas europeas en materia de discriminación no es tarea fácil. La mitad de los Estados miembros no han sido capaces de transponer adecuadamente las directivas a su legislación nacional o de aplicarlas convenientemente. Es cierto que en la legislación europea existe un verdadero desfase entre el artículo 13 del Tratado CE y las directivas vigentes. Esto significa que no todos los grupos ‘protegidos’, es decir, los grupos a los que se refiere el artículo 13, tienen garantizada la igualdad de derechos con arreglo a las leyes europeas en cuanto al acceso a los bienes y servicios.

Sin embargo, el Partido Popular Europeo no cree que la solución para superar este desfase consista en aprobar una directiva global difícil de aplicar y que resultaría ineficaz. En vez de ello, considera que se necesita urgentemente una directiva europea que permita, sin recurrir a definiciones jerárquicas, acabar con la discriminación que padecen los 84 millones de discapacitados que viven en Europa, para que estas personas puedan gozar de los mismos derechos en toda la UE.

Teniendo en cuenta el aumento de la edad media de la población y que las enfermedades crónicas relacionadas con la edad producen a menudo daños permanentes de la salud, el número de personas discapacitadas tenderá a aumentar en el futuro. Estamos convencidos de que esta estrategia proporcionará una ayuda más eficaz y práctica a las personas que sufren una discapacidad. Por consiguiente, nuestro Grupo apoyaría una iniciativa de la Comisión en este sentido. Gracias.

 
  
MPphoto
 
 

  Magda Kósáné Kovács, en nombre del Grupo PSE. (HU) Gracias, señor Presidente. El magnífico informe de la señora Lynne está basado en la responsabilidad que supone la presencia entre nosotros del fenómeno de la discriminación negativa. No sólo no ha desaparecido de la Europa de la excelencia, sino que según el Eurobarómetro está en aumento, y los ciudadanos europeos lo perciben. Quisiera añadir que la ampliación ha traído consigo un crecimiento de nuevas formas de discriminación, como las que afectan a las personas con múltiples discapacidades; la discriminación contra los romaníes se está volviendo más violenta cada día.

La mayoría de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales ha votado a favor de la adopción de una directiva horizontal. Todos recordamos las muestras de desconfianza del Parlamento ante la Comisión recientemente formada, desconfianza que se convirtió en mayoritaria debido a las opiniones manifiestas de uno de los candidatos en torno a la discriminación. La Comisión prometió entonces que tomaría medidas basándose en las facultades conferidas por el artículo 13 del tratado CE para promulgar legislación contra todas las formas de discriminación, estableciendo una base jurídica para actuar contra las transgresiones.

También es urgente que la Comisión examine la transposición por parte de los Estados miembros de la legislación vigente de la Unión Europea, y que ponga en marcha procedimientos de infracción por la falta de transposición de las directivas existentes. Por lo que se refiere al Grupo Socialista en el Parlamento Europeo, resulta inaceptable que se establezca ningún tipo de jerarquía, ni en el Tratado de la CE ni en las prohibiciones relativas a la discriminación que deberán enumerarse en la revisión del Tratado de Lisboa. No estamos dispuestos a tratar el problema de quién sufre más – si son los discapacitados, los homosexuales o las personas de más edad.

En lo que a nosotros atañe, la propuesta incluida en el informe de la señora Lynne es una posible solución jurídica; con otras palabras, esperamos de la Comisión una directiva general y horizontal, aunque evidentemente ello no excluye, sino que más bien hace necesaria, la formulación de disposiciones específicas para los distintos sectores y situaciones.

Tengo también la certeza de que esto es conforme con las opiniones de aquellos ciudadanos europeos que son o pueden llegar a ser víctimas de discriminación. Muchas gracias.

 
  
MPphoto
 
 

  Bernard Lehideux, en nombre del Grupo ALDE. – (FR) Señor Presidente, Señorías, señora Lynne, su trabajo y su compromiso con este expediente clave han sido notables. He sido uno de los primeros en nuestro grupo que ha sido testigo de ello en la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales, y le doy efusivamente las gracias.

Una legislación protectora sólo funciona si se aplica con eficacia. Por este motivo, señora Lynne, comparto su preocupación acerca de la deficiente aplicación de las directivas que prohíben la discriminación en varios Estados miembros. Estas situaciones son inaceptables y deberían ser objeto de medidas enérgicas y decididas por parte de la Comisión. No es posible admitir ninguna complacencia en esta materia.

Una legislación protectora tampoco sirve de nada si realmente no puede ser utilizada por quienes está destinada a proteger. Por eso creo, lo mismo que usted, que debemos asegurar que las víctimas de discriminación tengan de verdad acceso a la información y a los medios de defensa necesarios. Es ésta la responsabilidad de los Estados miembros, y tampoco aquí deberíamos tolerar negligencia alguna.

No obstante, su informe representa un avance fundamental, sobre todo por el enfoque exhaustivo de la discriminación que en él se propugna. Apoyo sin reservas su petición de una directiva amplia para combatir todas las formas de discriminación. Estoy convencido como usted de que es esencial una estrategia unificada que tenga en cuenta todos los tipos de discriminación. El artículo 13 no invita a la inacción ni a la acción descoordinada, sino que contiene una invitación a actuar.

Señor Comisario, Señorías, dejen de lado sus temores y disquisiciones teóricas. La propuesta de una directiva global es una necesidad y es del más puro sentido común. Una gran mayoría de nosotros así lo creemos y por eso le pedimos, señor Comisario, que nos atienda.

 
  
MPphoto
 
 

  Jean Lambert, en nombre del Grupo Verts/ALE. – Señor Presidente, también nosotros hemos recibido con satisfacción el informe Lynne y apoyamos plenamente una directiva global, considerándola parte del cambio cultural mencionado por la señora Bauer. Pero sospechamos que la Comisión tratará de abordar el problema con pies de plomo y le pedimos que tenga coraje y que asuma realmente el liderazgo en este tema.

Nosotros consideramos que es importante contar con una legislación global. Serviría por ejemplo para eliminar determinadas lagunas que permiten a racistas y xenófobos utilizar las diferencias religiosas para ocultar sus actitudes racistas.

Por ejemplo, es importante que eliminemos las líneas divisorias arbitrarias que existen en los procesos de selección y en la atención sanitaria, basadas en la edad y no en los datos reales.

Y apoyamos plenamente a la ponente en su petición de una estrategia activa para que la gente conozca sus derechos y esté en condiciones de ejercerlos, mediante la asistencia jurídica eficaz y unos organismos independientes fuertes.

Acogemos por tanto el informe con satisfacción y lo apoyaremos en su forma actual.

 
  
MPphoto
 
 

  Jan Tadeusz Masiel, en nombre del Grupo UEN. – (PL) Señor Presidente, felicito a la señora Lynne por un informe muy trabajado sobre este importante tema. Sin embargo, estoy un poco desconcertado por los términos en que se expresa, que me recuerdan un poco el lenguaje del totalitarismo. Si no hubiera sabido que la ponente era miembro del Grupo de la Alianza de Liberales y Demócratas por Europa, habría pensado que este informe lo había redactado alguien de tendencias comunistas. En mi opinión resulta peligroso entrar en detalles, como aquí se ha hecho, definiendo los tipos de discriminación que no se deben permitir y cómo nos tenemos que comportar; simplemente no debe haber discriminación. La humanidad ha estipulado todos sus mandatos y prohibiciones en los Diez Mandamientos, que sucintamente se condensan en: no matarás y no cometerás adulterio. Por nuestra parte diremos tan sólo: no discriminarás y dejarás todo lo demás a la sensibilidad y capacidades de las sociedades humanas y de los Estados miembros. Sin embargo, por mi parte considero aceptable el informe, siempre que se admita la enmienda nº 7 del Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata Cristianos) y los Demócratas Europeos.

 
  
MPphoto
 
 

  Bairbre de Brún, en nombre del Grupo GUE/NGL.Señor Presidente, el informe de Liz Lynnes pone de relieve la necesidad de un marco legislativo global que evite la discriminación fuera del lugar de trabajo y que incluya una amplia gama de situaciones.

Millones de personas son diariamente objeto de discriminación – tanto las personas de edad como otros grupos – en la Unión Europea cuando intentan acceder a los servicios de salud, educación y transporte, contratar un seguro o solicitar un préstamo.

Se trata de los mismos grupos que tenían dificultados en el empleo antes de la introducción de una legislación más estricta a escala europea. Una legislación europea eficaz ha servido para modificar las actitudes de los empresarios. Fue una directiva europea la que obligó a los Estados miembros a tratar de poner fin a la discriminación en el empleo – aunque todavía queda mucho por hacer. Es preciso elaborar una amplia legislación a nivel europeo para reforzar los derechos de las personas relacionados con los bienes y servicios.

Quisiera cumplimentar a la ponente por su informe y pido a mis colegas diputados que voten en contra de aquellas enmiendas que debilitan la protección de los derechos humanos.

 
  
MPphoto
 
 

  Philip Bushill-Matthews (PPE-DE). – Señor Presidente, durante los últimos nueve años he sido miembro de la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales junto con mi distinguida colega de los Midlands Occidentales, la actual ponente Elizabeth Lynne.

Casi sin excepción ambos hemos estado de acuerdo en prácticamente todos los temas sin necesidad de negociar enmiendas de transacción, porque nuestras opiniones estaban muy próximas.

Supongo que toda regla tiene que tener su excepción, y para mi gran sorpresa este informe precisamente lo es. Resulta francamente decepcionante que nuestras posiciones políticas parezcan habernos impedido abordar el problema real.

Permítanme decir antes que nada, antes que algunos de la izquierda empiecen con sus tergiversaciones habituales, que todos los que pertenecemos al centro-derecha abominamos de la discriminación en cualquiera de sus formas. Todos los de centro-derecha queremos encontrar fórmulas prácticas para acabar con ella, y desde luego apoyaríamos en principio una directiva específica para ayudar a las personas con discapacidades, como la que está estudiando la Comisión.

Pero tenemos muy claro que una directiva «exhaustiva» de la UE contra la discriminación, que consistiría básicamente en una invitación abierta a la Comisión para producir más legislación europea de «talla única» en un asunto tan sensible, no contribuirá a superar las actuales dificultades y podría ser incluso contraproducente. Hemos presentado nuestras propias enmiendas para recalcar este punto.

Aunque existen algunos aspectos de las actuales prácticas discriminatorias que pueden ciertamente plantear problemas, sugerir que la solución consiste de algún modo en más legislación europea genérica nos parece una equivocación. Las vigentes leyes de la EU contra la discriminación siguen siendo difíciles de aplicar en la práctica. Lo que tiene que haber es una mejor aplicación de las leyes existentes y una mejor comprensión de los problemas inherentes a su aplicación, antes de lanzarnos a publicar nuevas directivas europeas.

Como dijo la semana pasada una organización del Reino Unido en la forma más concisa, la mayor parte de la discriminación no se puede solucionar con nuevas leyes. Sería preferible emplear el tiempo en actos multiculturales y multirreligiosos que cambiasen las percepciones de la gente. Con esto sí estamos de acuerdo.

Permítanme agradecer a la Comisión sus juiciosos comentarios iniciales y decir que esperamos con interés la respuesta de la Comisión a su debido tiempo.

 
  
MPphoto
 
 

  Stephen Hughes (PSE). – Señor Presidente, me parece que las críticas de Philip Bushill-Matthews sólo demuestran lo bueno que es el informe de Elizabeth Lynne. Creo que hay que felicitarla. Ha hecho un buen trabajo al poner de manifiesto el bajo nivel de aplicación y transposición de las dos directivas aprobadas en el año 2000 sobre los riesgos y discriminación en el empleo.

En aquella época, señor Comisario, tanto usted como la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales reconocieron que la discriminación no se limitaba a las oficinas y fábricas. Todos reconocimos entonces que hacía falta una acción más amplia y elaborar una directiva horizontal para luchar contra todas las formas de discriminación presentes en la sociedad. Usted declaró públicamente que apoyaba la idea; su Presidente, el señor Barroso, se comprometió públicamente con este directiva horizontal.

Estamos, por lo tanto, muy molestos al escuchar que la Comisión está dando marcha atrás, que lo está reconsiderando, que quizás se centre sólo en la discapacidad. Me dicen que la Comisión está sopesando en estos momentos tres posibles opciones: la directiva horizontal, que aún no está descartada; una directiva específica sobre discapacidad y, como tercera posibilidad, una directiva sobre discapacidad y algún otro tipo de discriminación.

No le veo la lógica a esta última opción. Señor Comisario, necesitamos ahora mismo un firme defensor de aquella directiva horizontal con la que usted se comprometió. Como ha dicho Elizabeth Lynne, no puede haber una jerarquía de tipos de discriminación dentro de la Unión Europea. Todos los ciudadanos de la Unión Europea son iguales y tienen que ser tratados como tales. No podemos tolerar bajo ningún concepto ninguna discriminación contra ningún sector de la Comunidad.

La semana pasada oí decir en una reunión en Bruselas, y usted mismo lo ha insinuado hoy, señor Comisario, y Philip Bushill-Matthews lo acaba de hacer ahora mismo, que no debemos actuar porque se han iniciado procedimientos de infracción contra una serie de Estados miembros por incumplimiento de las directivas anteriores. No podemos utilizar este tipo de argumentos. No podemos consentir que los Estados miembros nos obliguen a caminar a la velocidad del más lento de ellos en cuanto a la aplicación y ejecución. Usted, señor Comisario, tiene el derecho de iniciativa y debe ejercerlo. Tiene que actuar con rigor. El rigor es necesario a fin de lograr el cumplimiento total y no permitir que los Estados miembros se confabulen para obligarnos a ajustar nuestra marcha a la de los más lentos.

También necesitamos concentrar nuestra atención en la necesidad de medidas prácticas y de vigilancia, de normas severas para que los Estados miembros cumplan plenamente las directivas acordadas en el año 2000. Aplaudo sin reservas el informe de Elizabeth Lynne.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente . − Quisiera hacer una breve pausa para dar la bienvenida, en nombre de todos los miembros del Parlamento, a los grupos de visitantes que están en la galería. Prosigamos con el debate.

 
  
MPphoto
 
 

  Sophia in ’t Veld (ALDE). – Señor Presidente, en 2004 esta Comisión Europea obtuvo el beneplácito del Parlamento Europeo sólo con la solemne promesa de ser la campeona de los derechos fundamentales. Pero las falsas promesas de igualdad no bastan. Los ciudadanos de la UE tienen que disponer de los instrumentos jurídicos para defender sus derechos ante los tribunales. Ahora la Comisión Europea busca frenéticamente pretextos para evitar una prohibición global de la discriminación, como por ejemplo que hacen falta nuevos estudios – como si no viésemos todos que existe discriminación por todas partes – o que no existe consenso en el Consejo, como si esto le hubiera impedido alguna vez a la Comisión imponer sus propuestas en otros ámbitos, como el de la política energética. Y no olvidemos que la discriminación está ya prohibida con arreglo a los Tratados, de forma que si no legislamos, los tribunales lo harán por nosotros. Por eso espero que la Comisión Europea asuma sus propias responsabilidades y defienda los derechos de los ciudadanos europeos, porque si la directiva horizontal no ha de salir adelante, que sea en el Consejo y no en la Comisión.

(Aplausos)

 
  
MPphoto
 
 

  Elisabeth Schroedter (Verts/ALE).(DE) Señor Presidente, Señorías, la señora in ’t Veld lo ha dicho claramente, por lo que sólo lo puedo repetir de nuevo: necesitamos la directiva marco para dar a todos la misma protección contra la discriminación. No es aceptable que a los homosexuales o a las personas mayores, por ejemplo, se les reconozcan menos derechos humanos que a las personas de entornos inmigrantes. Tenemos que acabar con esta situación porque es un asunto de verdadera urgencia.

Además, no puede dejar de recordarles que el mismo señor Barroso prometió aquí – cuando estaba solicitando del Parlamento la aprobación de la Comisión – poner en marcha esta directiva marco. Como alemana, tengo que decir que la conducta del Gobierno alemán me parece cínica. Mientras que en Alemania existe una ley que protege por igual todas las características personales, el Gobierno está llevando a cabo aquí una campaña europea contra la directiva marco sin motivos justificables. En mi opinión, eso es puro populismo a expensas de los derechos humanos.

 
  
MPphoto
 
 

  Ria Oomen-Ruijten (PPE-DE).(NL) Señor Presidente, el rechazo a la discriminación, ya sea por motivos de religión, género o discapacidad, es uno de los pilares en que se basan los europeos. Esta política está consagrada en todos nuestros tratados y leyes.

Respecto a la lucha contra la discriminación directa o indirecta por motivos de sexo, esta política ha sido un completo éxito en la Unión Europea. Ahora estamos en condiciones de comparar la situación con las directivas y tratados y de comprobar que, a pesar de contar con el proceso legislativo más complejo del mundo, las políticas no funcionan bien.

Tienen ustedes dos opciones. El camino de la oposición consiste en introducir una nueva estrategia de base amplia y tratar con ello de solucionar los problemas. Yo no creo que pueda hacerse así. Esto ya se puso de manifiesto en la legislación del año 2000, con arreglo a la cual se han incoado procedimientos de infracción contra 10 Estados miembros, incluyendo los Países Bajos, debido a la falta de claridad en la formulación de determinadas disposiciones de la normativa sobre igualdad de trato. La nueva legislación de base amplia tampoco funcionará, lo que significa que seguiremos sin hacer otra cosa que hablar.

Deberíamos, por consiguiente, dedicarnos más a cambiar la mentalidad y a elaborar programas prácticos para conseguir acabar con la discriminación, incluyendo la discriminación indirecta. Tenemos que conseguir que mejore la ejecución, y encontrar una solución a los problemas que admiten una formulación clara, como son los de las personas con discapacidades.

Respaldo, por lo tanto, con todo entusiasmo la petición de la señora Bauer y de varios miembros de nuestro grupo, y confío en que nuestro magnífico marco legislativo se aplique realmente en esta ocasión. Muchas gracias.

 
  
MPphoto
 
 

  Lissy Gröner (PSE). (DE) Señor Presidente, Señorías, quisiera dar las gracias a la señora Lynne por su informe; llega justo a tiempo. Un mensaje para todos los miembros del Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata Cristianos) y Demócratas Europeos: la no discriminación salarial contra las mujeres ha estado incluida en el Tratado durante los últimos 40 años, pero en lo fundamental no ha cambiado nada. Si quienes forman parte del Grupo del PPE-DE siguen insistiendo en su rechazo a una directiva horizontal, para mí está muy claro que sus valores y principios se reducen a bellos discursos y celebraciones en la Unión Europea. ¡Ustedes no desean en absoluto la igualdad de trato! Por ejemplo, les parece bien la discriminación contra los hombres y mujeres homosexuales. Quieren hacer de ello una cultura política. ¡Pero no, a mí esto no me vale!

La igualdad de oportunidades abarca todos los criterios del artículo 13, y debemos incluir también la discriminación múltiple. La política contra la discriminación sólo será creíble si ella misma no es discriminatoria. Ha habido un aluvión de procedimientos y acciones judiciales en la Unión Europea. Todo eso es mera propaganda destinada a evitar la imposición de unos niveles mínimos. Los Estados miembros que no los alcancen tendrán que darse prisa. Se han incoado procedimientos de infracción incluso contra nuestro propio país, Alemania.

Hago un llamamiento a la Comisión y personalmente a cada Comisario para que se pronuncien claramente a favor de una directiva horizontal clara y pongan fin a la ordenación jerárquica de los derechos humanos en la Unión Europea. Tenemos que aplicar nuestra política europea de acuerdo con el Tratado. El artículo 13 forma parte del Tratado y por consiguiente debe incluir todo esto, como se indica en el informe Lynne.

 
  
MPphoto
 
 

  Marco Cappato (ALDE). – (IT) Señor Presidente, Señorías, me gustaría dar las gracias a la señora Lynne por su trabajo. El Parlamento se dispone a pedir nuevamente una directiva horizontal. Será la novena vez que lo haga, Comisario Špidla. Y puesto que el Parlamento reclama esta medida por novena vez, hoy hubiéramos esperado de la Comisión una mayor claridad en esta Cámara, en parte porque se trata de un compromiso del Presidente Barroso, y en parte porque creemos en el proceso de evaluación de impacto que se está realizando.

Francamente nos resulta incomprensible la oposición del Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata Cristianos) y Demócratas Europeos a una directiva horizontal. En el pasado se criticaba con razón a la izquierda por intentar dividir a la sociedad en clases y representantes de clase. Sin embargo, parece que esto es precisamente lo que ustedes tratan de hacer ahora: sí a los discapacitados, porque es políticamente correcto; en cuanto a las restantes formas de discriminación, no, esperemos todavía.

La señora Oomen-Ruijten no está presente, pero la izquierda acostumbra a decir que se necesita algo más que leyes para cambiar las actitudes. Esta vez lo estamos escuchando de boca de los miembros del Grupo del PPE-DE. Hablemos de los derechos individuales y de lo impropio que resulta enfrentar a un grupo, a una minoría contra otra, de nuestra obligación de impedir la discriminación contra cualquier ciudadano. Esto es lo lógico, y esto es lo que les pedimos que hagan. Desde luego, no necesitamos medidas que favorezcan más a unas categorías que a otras. Los ciudadanos de la UE no las necesitan.

 
  
MPphoto
 
 

  Anja Weisgerber (PPE-DE).(DE) Señor Presidente, Señorías, todos estamos de acuerdo en una cosa: nos oponemos a cualquier forma de discriminación. Quisiera dejar claro esto desde el principio. Sin embargo, existen distintas estrategias para lograr este objetivo. Soy de la opinión que no hay razones para afirmar que la protección contra la discriminación se regule mejor a nivel europeo que nacional. También aquí se espera que respetemos el principio de subsidiariedad. Son muchos los ámbitos regulados actualmente por la normativa de la UE contra la discriminación. En los últimos años se han aprobado cuatro directivas contra la discriminación: La Directiva relativa a la igualdad racial, la Directiva sobre el empleo, la Directiva sobre la igualdad de trato y la Directiva sobre igualdad de género.

Actualmente están en marcha numerosos procedimientos de infracción contra Estados miembros relacionados con problemas de transposición del Tratado. Hablando estrictamente, hay procedimientos en curso contra 20 países, es decir, contra las tres cuartas partes de los Estados miembros de la UE. Parece que existe bastante incertidumbre jurídica en este tema. Una solución nueva, amplia y demasiado simplificadora en forma de directiva marco sería la respuesta equivocada a estas incertidumbres jurídicas. Primeramente hay que estudiar los problemas existentes, antes de que la Comisión proponga nuevas directivas.

De otro modo, el resultado será de nuevo más burocracia, más costes para los ciudadanos y menos claridad en el ámbito jurídico, lo que no beneficia a nadie, y no beneficia particularmente a la lucha contra la discriminación. Por este motivo, al igual que mi grupo, estoy en contra de los apartados del informe Lynne que demandan un directiva marco o una directiva horizontal. Sin embargo, si los demás grupos logran sus propósitos y persiste la demanda de una directiva marco, me veré obligada a votar negativamente el informe, no porque esté en contra de la protección frente a la discriminación, sino porque una directiva marco al nivel europeo no es, en mi opinión, la forma adecuada de hacerlo. En el ámbito de la discapacidad, todos los Estados miembros y la Comunidad Europea han suscrito la Convención de la ONU sobre los derechos de las personas con discapacidad. En este punto podemos y debemos cumplir con nuestras obligaciones. Sin embargo, no ayudaremos a nadie aprobando otra directiva marco confusa e insípida.

 
  
MPphoto
 
 

  Richard Howitt (PSE). – Señor Presidente, cuando en 2000 fui ponente adjunto de este Parlamento para la Directiva relativa a la igualdad racial, la Presidencia portuguesa nos prometió que no habría una escala jerárquica en la discriminación y que se promulgarían nuevas leyes.

El 26 de octubre de 2004, el Presidente Barroso prometió en este Parlamento que durante su período de mandato habría una directiva marco contra – cito textualmente – ‘todas las formas de discriminación’. Dicha promesa se repitió en su estrategia política anual de 2008. Ha llegado la hora de cumplirla.

No me parece una excusa que los Estados miembros retrasen deliberadamente en algunos casos la aplicación de la no discriminación en el empleo, pero se está utilizando como tal excusa, y la Comisión no debe consentir que sean los más lentos los que determinen la velocidad de los demás.

Hace dos semanas me reuní con el Ministro Federal Zypries en Alemania y con el Ministro Follett en el Reino Unido. Están dispuestos a hablar. ¡Denles algo de lo que puedan hablar!

Estoy orgulloso de que hayamos reunido 1,3 millones de firmas a favor de la legislación sobre discapacidad. Como Presidente en este Parlamento del Intergrupo para la discapacidad, deseo dejar constancia de mi apoyo a una directiva horizontal. No lograréis dividir y vencer.

Por último, no sirve de nada que los conservadores digan que aborrecen la discriminación por motivos de religión, edad u orientación sexual si después votan en contra de la discriminación basada en estos motivos, negando la igualdad de derechos a los europeos homosexuales, a los jóvenes y a los viejos, y a las minorías religiosas. Y Business Europe debería avergonzarse de afirmar en su respuesta a la consulta de la Comisión de fecha 12 de octubre de 2007, cito textualmente: ‘Business Europe considera que no existen pruebas de discriminación por ninguno de los motivos indicados en el artículo 13’. El propio panel de prueba empresarial de la Comisión mostraba que el 89 % de las 293 empresas encuestadas indicaban que querían legislación de la UE para la igualdad de protección. Ellos lo quieren; el Parlamento lo votará; Europa lo necesita.

(Aplausos del centro y de la izquierda)

 
  
MPphoto
 
 

  Holger Krahmer (ALDE).(DE) Señor Presidente, agradezco a la señora Lynne que dedique su tiempo al tema de la lucha contra la discriminación y coincido con ella hasta cierto punto. Sin embargo, queridas señoras Lynne, Schroedter, Gröner y in ’t Veld, sus intenciones son buenas, pero al final no se están haciendo ningún favor a ustedes mismas al pedir otra directiva contra la discriminación que vaya más allá de lo que ya tenemos en Europa.

Digo esto aquí de forma deliberada y contundente en mi condición de homosexual: no están haciendo ustedes ningún favor a las personas que están tratando de proteger. Al final habrá una extensa reglamentación antidistriminación que perjudicará a las personas protegidas. ¿Cómo puede ser esto? Si ampliamos la lucha contra la discriminación al acceso a los bienes y servicios y al desplazamiento del peso de la prueba estaremos creando un clima de discriminación encubierta. Serán muy pocos los empresarios dispuestos a tratar abiertamente la discriminación. En caso de duda, la empresa no tomará contacto con los solicitantes de empleo que supongan un riesgo potencial, quizás basándose en la fotografía del pasaporte.

Esto en definitiva no beneficiará a la gente. En vez de ello deberíamos preocuparnos por la modificación de la actual directiva contra la discriminación y esperar a ver los resultados. Si creamos un laberinto de burocracia, pleitos e inseguridad jurídica, disminuirá la aceptación de la normativa contra la discriminación entre los ciudadanos de la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Carlo Fatuzzo (PPE-DE).(IT) Señor Presidente, Señorías, dispongo de tanto tiempo que confío en poder utilizarlo adecuadamente, acostumbrado como estoy a intervenciones de tan sólo un minuto. He escuchado a mi colega el señor Bushill-Matthews decir que siempre está de acuerdo con la señora Lynne pero que toda regla tiene que tener su excepción, por lo que esta vez su postura es completamente distinta.

Debo decir a mi querido colega el señor Bushill-Matthews que también nosotros dos solemos estar de acuerdo, pero que esta vez, sin querer renunciar a nuestra tradicional convergencia de criterios, nos encontramos con una excepción, porque estoy completamente de acuerdo con la propuesta de una directiva horizontal trasladada a la Comisión por la señora Lynne. ¿Cómo no voy a estar de acuerdo si durante los últimos 40 años he sido testigo en Italia, donde yo vivo, de la discriminación contra los ciudadanos por causa de su edad, si las personas mayores se ven privadas de sus derechos porque son mayores?

Me refiero en particular al hecho de que en Italia hay una ley que estipula que los discapacitados, si son jóvenes, tienen derecho a beneficios sociales, mientras que los mayores con las mismas discapacidades carecen de ellos. No veo cómo vamos a poder esperar durante años antes de tener la posibilidad legal, como explicó la señora in’t Veld, de acudir a los tribunales para exigir respeto por los derechos que el artículo 13 del Tratado de Ámsterdam confiere a todos los ciudadanos de la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Zita Gurmai (PSE). – (HU) Señorías, la unidad europea se basa no solamente en la economía, sino también en muchos valores importantes. Estos valores incluyen la inviolabilidad de la dignidad humana, la libertad, la responsabilidad, la solidaridad, la diversidad y la observancia del principio de no discriminación. También incluyen la tolerancia y el respeto mutuo.

Además de las declaraciones políticas, es importante que estos principios estén definidos en las leyes, de tal forma que se garantice que no se podrán hacer distinciones de carácter discriminatorio, y que las personas gocen de una amplia protección. El proyecto europeo solamente será viable si conseguimos que los grupos más desfavorecidos de la sociedad sean capaces de ejercer sus derechos. La integración completa de estos grupos es de interés común para todos, y debemos tomar las medidas apropiadas para conseguirla.

También es de interés para cada uno de los Estados miembros lograr que se transpongan exactamente en su integridad y se apliquen correctamente todas las disposiciones de las Directivas(CE) 2000/43 y 2000/78, de forma que dicha transposición a la legislación nacional pueda beneficiar a los grupos más desfavorecidos.

La legislación sólo sirve de algo si se aplica en la práctica. Controlar la aplicación de la legislación es una función muy importante que debe recibir especial atención tanto a escala comunitaria como de los Estados miembros. Tenemos que diseñar mecanismos de inspección que nos permitan realizar las evaluaciones de impacto. Debemos involucrar a las organizaciones no gubernamentales que nos puedan proporcionar datos concretos, y establecer un diálogo social con ellas. Estoy convencida de que en 2004, al inicio de su mandato, el señor Barroso creía en lo que decía. Ojalá lo siga creyendo.

 
  
MPphoto
 
 

  Marian Harkin (ALDE). – Señor Presidente, quisiera comentar dos puntos de este excelente informe de Elizabeth Lynne. Apoyo plenamente la petición a los Estados miembros y a otros actores relevantes para que recojan, recopilen y publiquen estadísticas completas, precisas, comparables, fiables e independientes sobre la discriminación y que las publiquen de forma que puedan ser entendidas fácilmente por el público. Creo que de esta forma los ciudadanos podrán comprobar por sí mismos la necesidad de cambio. Apoyo plenamente la petición de una directiva exhaustiva y de amplio alcance. Se trata de un ámbito en el que la UE puede lograr un cambio estratégico cuando se aplique la legislación.

Por último, en referencia al Tratado de Lisboa, me ha producido gran satisfacción escuchar la semana pasada los comentarios de la Presidencia eslovena sobre el programa de trabajo para 2008 en relación con su reacción a la campaña ‘un millón de firmas en apoyo de la discapacidad’. Esto demuestra que la Presidencia, y esperemos que también la Comisión, escucha a los ciudadanos y se hace cargo de sus preocupaciones. Ésta es una señal muy esperanzadora para la iniciativa ciudadana incluida en el Tratado de Lisboa, pero deseo dejar constancia otra vez de mi firme apoyo de una directiva amplia. En la discriminación no puede haber jerarquías.

 
  
MPphoto
 
 

  Pier Antonio Panzeri (PSE). – (IT) Señor Presidente, señoras y señores, apoyo la labor realizada por la señora Lynne. Debo decir que este debate se produce en un momento interesante para Europa. Me gustaría que la Comisión y usted mismo, señor Comisario, fueran plenamente conscientes de ello, ya que de momento no parecen serlo.

Esta cuestión no se refiere únicamente a los progresos realizados en el terreno de la igualdad de oportunidades y la no discriminación en el empleo y en las condiciones de trabajo; la cuestión fundamental es la necesidad de una directiva horizontal sobre la igualdad de trato que abarque todas las causas posibles de discriminación. En Europea está surgiendo un clima de intolerancia y hostilidad. Esta situación está dando origen a discriminación étnica – no hay más que observar la inmigración y los romaníes. Pobres de nosotros si hacemos la vista gorda.

Por eso se precisa urgentemente una directiva amplia que cubra todos los tipos de discriminación, para completar el conjunto de medidas contra la discriminación con arreglo al artículo 13 del Tratado. También servirá para mejorar el nivel de los intercambios interculturales en Europa, que aumentan la calidad de la cultura, convencen a la gente y son ahora especialmente necesarios.

Por eso le pido, señor Comisario, a usted y a la Comisión, que tengan un poco más de coraje político, porque hasta ahora no han demostrado tener ninguno.

 
  
MPphoto
 
 

  Lidia Joanna Geringer de Oedenberg (PSE).(PL) Señor Presidente, el empleo es uno de los principales factores de integración social. A pesar de ello, el nivel de desempleo es inaceptablemente elevado en numerosos grupos, especialmente mujeres, personas discapacitadas, minorías étnicas, inmigrantes, personas mayores y jóvenes que acceden al mercado laboral.

Resulta preocupante el hecho de que en algunos Estados miembros existan importantes deficiencias en la transposición y aplicación de las Directivas 2000/43/CE y 2000/78/CE, así como falta de información de los ciudadanos de la UE sobre la posibilidad de emprender acciones judiciales en caso de discriminación. Es importante que los gobiernos de los Estados miembros supriman lo antes posible las barreras creadas por la discriminación en los procesos de selección del mercado de trabajo.

Las agencias oficiales desempeñan un papel esencial en el fomento de la igualdad y de la no discriminación, puesto que, conforme al artículo 13 del Tratado CE, los Estados miembros deberán velar por la transposición completa, exacta y eficaz de estas directivas y su correcta aplicación, de forma que la lucha contra la discriminación en la Unión Europea se base en acciones coordinadas dentro de una estrategia integrada contra la discriminación.

 
  
MPphoto
 
 

  Metin Kazak (ALDE). – (BG) Señor Presidente, distinguidos colegas, la aprobación y aplicación de una amplia reglamentación contra la discriminación en los Estados miembros de la Unión Europea es un logro tangible que demuestra la sensibilidad de la sociedad por el respeto de los principios de igualdad de trato para todos los ciudadanos, independientemente de su origen étnico, religión, sexo, edad, salud o situación económica.

Apoyo el llamamiento que la señora Lynne hace en su informe para la adopción de una directiva amplia, libre de toda jerarquización de los criterios antidiscriminatorios. Sin embargo, deberíamos ser conscientes de que en Europa la discriminación contra las personas que pertenecen a minorías étnicas o religiosas sigue siendo la forma más frecuente de violar su derecho fundamental a ser tratadas del mismo modo que el resto de los ciudadanos de los grupos mayoritarios.

En determinados Estados miembros el lenguaje del odio, la islamofobia y demás formas de xenofobia, alimentadas por estereotipos, prejuicios y tópicos del pasado, provocan una actitud de discriminación latente contra las minorías étnicas o religiosas. Por este motivo, el Parlamento Europeo debería proponerse llamar la atención de la Comisión y de los Estados miembros….

(Presidente interrumpe a Metin Kazak)

 
  
MPphoto
 
 

  Hubert Pirker (PPE-DE). (DE) Señor Presidente, todos estamos de acuerdo en que es preciso adoptar todas las medidas imaginables contra la discriminación. Por consiguiente, el Parlamento Europeo se ha declarado repetidamente a favor de aprobar una nueva directiva. Ya hay cuatro de estas directivas y otra cuya fase de proyecto está prácticamente terminada. Esto significa que estamos cubriendo un amplio espectro de medidas contra la discriminación.

Ahora dichas medidas se aplicarán por fin. Hay 28 procedimientos de infracción, lo que significa en definitiva que se está exigiendo a los Estados miembros que apliquen lo decidido en esta Cámara. Me opongo a que demos un segundo paso antes de completar el primero, es decir, a que aprobemos una nueva directiva con un cúmulo de prohibiciones nuevas dirigidas a las agencias encargadas de aplicar la política de igualdad. Esto significaría más burocracia. El hecho de incluir obligatoriamente a las ONG en cualquier proceso legislativo no contribuye precisamente a hacernos avanzar en las consultas, etc. Si estamos en contra de la discriminación, tendremos que estar a favor de que los Estados miembros apliquen de una vez por todas las leyes vigentes.

 
  
MPphoto
 
 

  Ewa Tomaszewska (UEN).(PL) Señor Presidente, quisiera comentar la inaceptable discriminación que existe contra las mujeres embarazadas, teniendo en cuenta especialmente el declive demográfico de Europa. A pesar de las prohibiciones legales, las empresas están exigiendo a las jóvenes que solicitan un puesto de trabajo un certificado médico de que no están embarazadas. Si no presentan dicho certificado, sus posibilidades de obtener empleo desaparecen. Éste es un ámbito de actuación difícil pero necesario para la inspección de trabajo. También las familias con muchos hijos padecen discriminación. Los ingresos promedio por persona de estas familias suelen ser bastante inferiores a los de las familias de madres solteras. Por otra parte, en su caso generalmente los subsidios familiares y ayudas sociales son menores, y los impuestos más altos. Cuando se habla de discriminación no suelen tratarse estos problemas.

 
  
MPphoto
 
 

  Gabriela Creţu (PSE). – (RO) En espera de una directiva horizontal, podemos ver que existe una legislación europea y nacional contra la discriminación, múltiples compromisos políticos y mecanismos institucionales específicos. A pesar de estas apariencias optimistas, el grado de transposición, la aplicación y la eficacia de las medidas adoptadas son aún muy deficientes en muchos Estados miembros. Para conseguir la igualdad entre hombres y mujeres es esencial que los trabajos estén adecuadamente remunerados.

En consecuencia, proponemos que la Comisión ponga en marcha un plan de medidas activas para el mercado de trabajo, con el fin de reducir la división artificial de géneros en el mismo y las diferencias salariales estructurales que existen entre los sectores considerados femeninos y los considerados masculinos. En dicho plan, la introducción de la dimensión de género en la elaboración de los presupuestos europeos, nacionales y locales representa un instrumento esencial para la reducción de las diferencias estructurales y la aplicación del principio de igualdad de retribución por el mismo trabajo.

 
  
MPphoto
 
 

  Jim Allister (NI). – Señor Presidente, la ponente dijo en su intervención que todos los ciudadanos de la UE deben recibir un trato igual. Por desgracia, parece que la propia ponente no cree en ello. Si creyese, en su informe alzaría la voz contra el hecho de que esta UE, a través de una excepción, autorice la discriminación por motivos de religión en mi distrito electoral de Irlanda del Norte; específicamente la discriminación contra los protestantes que quieren entrar en la policía.

Así es, en esta UE existe aún discriminación religiosa expresa y sancionada de esa forma. Por eso, cuando escucho los altisonantes pronunciamientos contra la discriminación pienso en muchos de mis jóvenes electores protestantes que quieren ser policías, que obtienen mejor puntuación que los candidatos católicos, pero ven que éstos pasan por encima de ellos porque la discriminación es obligatoria, está prescrita por ley. De modo que hasta que consigamos una aplicación horizontal contra la discriminación...

(Presidente interrumpe al orador)

 
  
MPphoto
 
 

  Siiri Oviir (ALDE). – (ET) Señor Comisario, Señor Presidente, Señorías, la igualdad ante los ojos de la ley y la protección frente a la discriminación es un derecho humano de todos —que se hace valer constantemente en las constituciones de nuestros Estados miembros, de todos los Estados miembros—. Sin embargo, nuestros ciudadanos no están libres de la discriminación. Por ejemplo, la igualdad de derechos de género en el empleo se regula en el Derecho comunitario; no obstante, hemos hecho menos hincapié en el cumplimiento por lo que respecta a su aplicación. ¿Cómo sino podemos explicar los estudios públicos anuales de Eurostat que ponen de manifiesto grandes discrepancias entre los sueldos de hombres y mujeres en los Estados miembros? En mi país de origen, Estonia, la diferencia es del 27 % en contra de las mujeres. Así es como era hace más de diez años y así continúa siendo actualmente.

Garantizar la protección de este derecho es tan importante como la regulación judicial del asunto. Debemos abordar esta cuestión y, si es necesario, instituir procesos judiciales para los casos de violación. Lo que necesitan nuestros ciudadanos es seguridad jurídica.

 
  
MPphoto
 
 

  Neena Gill (PSE). – Señor Presidente, mis felicitaciones a la señora Lynne por esta directiva, porque, en el Año europeo del diálogo intercultural, que pretender promover el entendimiento mutuo y celebrar la diversidad de Europa, me sorprenden y me producen una gran consternación los elevados niveles de discriminación existentes —no solamente relacionados con la raza, sino también con las discapacidades, el género, la orientación sexual y el envejecimiento—. La discriminación no es solamente un problema en el mercado laboral, sino también la vivienda, la educación, los servicios públicos y privados, e incluso en cuestiones religiosas.

Me preocupa particularmente la diferencia existente entre los niveles de integración de las minorías de los distintos Estados miembros, tal como indica el MIPEX. Esto demuestra la falta de aplicación y ejecución de las normas mínimas en materia de discriminación que hemos intentado imponer en toda la Unión Europea. Quiero pedir a la Comisión que se ocupe de este asunto, no solamente por lo que respecta a los Estados miembros, sino que también emprenda acciones más enérgicas dentro de las instituciones de la Unión Europea.

Finalmente, antes de las elecciones europeas, me gustaría preguntar cómo va a dar ejemplo esta Cámara al resto de Europa en materia de no discriminación. Todavía solo el 30 % de los diputados al Parlamento Europeo son mujeres y solamente 9 diputados no son de raza blanca.

 
  
MPphoto
 
 

  Thomas Mann (PPE-DE).(DE) Señor Presidente, ¿qué es efectivo contra la discriminación y fomenta la protección de las personas con discapacidad? Las campañas de sensibilización, la información, las acciones, pero no la centralización de cuestiones jurídicas a través de nueva legislación de la Unión Europea. ¿Un tigre de papel en lugar de una directiva global horizontal tal vez? Es importante aplicar las cuatro directivas existentes. Solamente en Alemania hay cursos de formación exigidos como parte de la Ley de la Igualdad general por valor superior a los 1 700 millones de euros al año.

Creo que la Ley de Derechos Civiles es apropiada. Establece disposiciones para las empresas con 15 empleados o más y se evita un elevado coste administrativo y financiero —una cláusula de protección de las PYME es apropiada—. Por otra parte, creo que es importante que nuestras dudas, que lamentablemente la señora Lynne no ha sido capaz de disipar porque no ha tenido en cuenta nuestras enmiendas, se estén aclarando: no podemos votar a favor de este informe, que afirma que se debería emplear dinero público para apoyar a las víctimas de la discriminación. La señora Lynne debería habernos escuchado en este sentido, pero lamentablemente no ha sido así.

 
  
MPphoto
 
 

  Miloslav Ransdorf (GUE/NGL). – (CS) Me gustaría mencionar dos cuestiones. La primera es el transporte. Aproximadamente un tercio de la población de la Unión Europea tiene problemas de movilidad. Para ofrecer igualdad de oportunidades en materia de acceso a la información, empleo, etc., es necesario dedicar grandes esfuerzos a la introducción de una norma relativa a un transporte sin obstáculos. La otra cuestión se refiere a los disminuidos psíquicos. Creo que sería útil revisar el Libro Blanco sobre protección de la salud mental, porque un gran número de personas en la Unión Europea padece estrés, que también representa una desventaja para la adaptación de las personas a las situaciones del mercado laboral.

 
  
MPphoto
 
 

  Gay Mitchell (PPE-DE). – Con respecto a la observancia del Reglamento, señor Presidente, reconozco que no se me ha dado la palabra, pero lo que ha dicho el señor Allister acerca de la discriminación contra los protestantes por parte del cuerpo de policía de Irlanda del Norte es totalmente falso. El cuerpo es una organización protestante en un 90 %..

(El Presidente interrumpe al orador.)

 
  
MPphoto
 
 

  Vladimír Špidla, Miembro de la Comisión. (CS) Señorías, el debate ha demostrado la importancia de combatir la discriminación. La primera cuestión en la que prácticamente todos han estado de acuerdo es la necesidad de una aplicación más efectiva de la legislación en todos los Estados miembros. Como ha demostrado el debate, la Comisión es muy rigurosa en este sentido y no duda en iniciar un procedimiento de infracción contra aquellos países que no han aplicado la legislación plenamente. No obstante, las estadísticas numéricas no bastan para ofrecer una imagen general, dado que estas cifras incluyen diversos tipos de procedimientos de infracción, desde procedimientos técnicos y organizativos, hasta los relacionados con el alcance de la protección. En cualquier caso, puedo decir con seguridad que todos los países con los que mantenemos un debate están dispuestos y que no puede existir ninguna duda acerca de su disposición para aplicar plenamente las directivas contra la discriminación.

El siguiente tema es la cuestión del progreso en materia de legislación. He dejado claro que la Comisión ha alcanzado la fase final por lo que respecta a la decisión sobre la acción concluyente que debe emprender. Esta fase concluirá para junio de este año y presentaremos las propuestas correspondientes. El debate que se está celebrando ahora en el Parlamento es sin duda una fuente importante en el proceso de toma de decisiones.

Permítanme también mencionar dos discursos que han contrastado con el debate más general, al introducir un argumento algo excepcional. Uno de ellos fue la información de que un curso contra la discriminación en la República Federal de Alemania cuesta 1 700 millones de euros. No discuto esta cifra. Creo que sería muy interesante compararla con el coste de los cursos sobre legislación fiscal, por ejemplo. Podríamos descubrir que, por lo general, los cambios legislativos van acompañados de unos costes de transición similares. En otras palabras, los argumentos puramente económicos no pueden ofrecer una perspectiva completa.

El otro discurso se refería al mantenimiento del orden público en Irlanda del Norte. Solamente puedo decir que, según la información de que dispongo, el cuerpo de policía de Irlanda del Norte ha emprendido acciones positivas para hacer frente al problema mencionado por el señor Allister.

Señorías, el tiempo que tenemos asignado no nos permite continuar con este interesante y profundo debate. Basta con decir que hemos entrado en una importante fase de toma de decisiones y que su debate forma parte de este proceso de toma de decisiones.

 
  
  

PRESIDE: MECHTILD ROTHE
Vicepresidenta

 
  
MPphoto
 
 

  Elizabeth Lynne, ponente. − Señora Presidenta, quiero dar las gracias a mis colegas por sus comentarios. Estoy satisfecha porque parece que contamos con el apoyo de la mayoría de esta Cámara para una directiva global. Espero que la votación de hoy confirme este extremo.

También quiero rendir homenaje de nuevo al Comisario Špidla, porque sé que fue iniciativa suya la presentación de una directiva global y la petición de la directiva global dentro del programa de trabajo. Solamente lamento que parece que su opinión no va a ganar la batalla al resto de la Comisión. Esperemos que, al aprobar la petición de una directiva global, le dotemos de una mayor fuerza para defender realmente su argumento.

Yo le pedí al Comisario Špidla que se publicasen las evaluaciones del impacto. Sé que ya se han realizado. Siento cierto temor, porque he oído noticias de que ha habido diferentes evaluaciones del impacto y que se están cambiando ligeramente mientras hablamos para favorecer una opinión en la Comisión en detrimento de la otra. Me gustaría escuchar algún tipo de aclaración al respecto, para comprobar si los rumores que he oído son ciertos.

Me satisface mucho que otros diputados hayan apoyado su petición de la mencionada directiva global dentro del programa de trabajo. En mi opinión, las cuestiones específicas relativas a todos los ámbitos —discapacidad, edad, religión o creencia y orientación sexual— se pueden incluir en una única directiva global. La educación no es el camino a seguir. Ya lo hemos intentado. Para aquellos diputados que han estado hablando de educación: no funciona.

Estamos hablando también del acceso a los bienes y servicios, no sobre el empleo. Sé que todas las delegaciones alemanas tienen problemas con esto porque la directiva en materia de empleo ha sido objeto de una sobrerregulación por parte del Gobierno alemán. Por lo tanto, dejemos esto a un lado. Hay diferentes Estados miembros que tienen diferentes problemas: discapacidad, edad, orientación sexual, religión o creencia. Algunos Estados miembros cubren algunos de ellos, otros cubren otros problemas y esa es la razón por la que es importante abordar este tema, elaborar una directiva global, y no dejar atrás a nadie.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidenta. − Se cierra el debate.

La votación se celebrará hoy a las 12.00 horas.

Declaraciones por escrito (artículo 142 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 
 

  Iles Braghetto (PPE-DE) , por escrito. – (IT) Me gustaría expresar mi agradecimiento por el trabajo realizado por la ponente con respecto a un tema que considero de enorme importancia para el desarrollo de unas políticas europeas contra la discriminación más justas y efectivas.

De hecho, el principio de la no discriminación es uno de los valores centrales que siempre ha sentado la base para la integración europea y, por lo tanto, debe estar convenientemente protegido, para que los ciudadanos europeos, particularmente los de las categorías más desfavorecidas, como los discapacitados, estén efectivamente protegidos frente a cualquier forma de discriminación.

La no discriminación es fundamental en el empleo, pero es necesaria y preferible en cualquier sector de la vida pública (como la educación o los servicios sociales), porque puede favorecer en gran medida la inclusión social y el desarrollo del potencial de todos los ciudadanos europeos.

Quiero terminar expresando mi apoyo a la rápida adopción de una directiva marco global y efectiva relativa a la no discriminación, que permita a los Estados miembros unir fuerzas en este ámbito y adoptar políticas coherentes y efectivas destinadas a permitir que los ciudadanos se sientan realmente protegidos por una legislación clara e integral a nivel nacional y europeo.

 
  
MPphoto
 
 

  Genowefa Grabowska (PSE), por escrito. – (PL) Como Miembro de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior, apoyo plenamente el informe de la señora Lynne. No me cabe duda de que el Derecho internacional vigente y nuestras propias adjudicaciones de la Unión Europea son —desde un punto de vista formal— soluciones positivas y recomendables. Por lo tanto, lamento que su entrada en vigor se encuentre constantemente con numerosos obstáculos, incluso en nuestra Europa, que parecería ser más democrática y menos discriminatoria.

Es asombroso que tengamos que pedir a los Estados miembros de la Unión Europea que traten las disposiciones de la Directiva 2000/78/CE con total respeto y que realicen un control constante y sistemático del progreso de la eliminación de todo tipo de discriminación de la vida política, social y económica.

Esto es particularmente importante para los ciudadanos de mi país, Polonia, que, disfrutando de las ventajas del mercado común y de la libre circulación de personas, viven y trabajan en muchos países de la Unión Europea. Lamento tener que decir que cada vez hay más ejemplos de discriminación contra mis compatriotas, por motivos únicamente de su nacionalidad. Cada vez sale a la luz más información inquietante de este tipo en Alemania, Gran Bretaña e Irlanda. Sería una paradoja que el Parlamento Europeo participase de forma tan enérgica y efectiva en la lucha contra las manifestaciones de discriminación en el mundo y que no fuese capaz de hacer frente al respeto de los derechos humanos dentro de sus propias fronteras —es decir, en los Estados miembros de la Unión Europea—. ¡Sin duda, todos los ciudadanos de la Unión merecen un trato igualitario y no discriminatorio!

 
  
MPphoto
 
 

  Anneli Jäätteenmäki (ALDE) , por escrito. (FI) La cuestión aquí es la igualdad de oportunidades y la no discriminación en la Unión Europea.

La igualdad de oportunidades y la no discriminación en el trabajo son principios básicos del empleo y los Estados miembros no deberían tener ningún problema para cumplirlos. Sin embargo, de acuerdo con el informe Lynne, las directivas no se están aplicando de forma efectiva o correcta.

El problema es grave, porque, como se afirma en el informe de la señora Lynne, la lucha contra la discriminación y la defensa de los derechos humanos son prioridades en la Unión Europea, en virtud del artículo 13 del Tratado CE.

Un ejemplo ocurrido en Finlandia se refería a una mujer que no cumplía los requisitos para cobrar un subsidio por desempleo tras haber terminado de cuidar a su hijo discapacitado. Es un error el hecho de que el cuidado de personas en casa no se aprecie convenientemente y que las normas permitan este tipo e discriminación. Teniendo en cuenta este caso, apoyo el apartado 36 del informe de la señora Lynne, que afirma que el ámbito de aplicación de los principios de igualdad y no discriminación tiene que ser amplio y abarcar la seguridad social.

También estoy a favor de la petición de la señora Lynne para que el Parlamento Europeo recomiende a los Estados miembros que capaciten e inviertan más recursos en las instituciones que trabajan para fomentar estos principios. También apoyo su petición para que se refuerce el estatuto de las ONG, al objeto de que también puedan abordar problemas existentes en los Estados miembros, de forma más efectiva y eficiente.

 
  
MPphoto
 
 

  Katalin Lévai (PSE) , por escrito. – (HU) Es ciertamente pertinente que el debate sobre el informe de la señora Lynne relativo a la igualdad de oportunidades se encuentre en el orden del día de hoy. Hace muy poco, el 17 de mayo, expresamos nuestra solidaridad con los transexuales, los bisexuales y homosexuales.

Suele ocurrir que en días u ocasiones especiales la gente recuerda el pasado. Lamentablemente, como muestra el informe, todavía tenemos mucho por hacer en materia de igualdad de oportunidades. El desempleo continúa siendo inaceptablemente elevado entre las mujeres, los inmigrantes, las personas con discapacidad, las minorías étnicas y las personas con capacidades muy específicas o no reconocidas. Por lo tanto, en materia de empleo, recomiendo la introducción de un sistema de control europeo de la igualdad de oportunidades, que podría ofrecer apoyo en forma de ventajas fiscales u oportunidades de relaciones públicas para los empresarios que conceden importancia a la creación de igualdad de oportunidades.

También elaboraría una «lista negra» de los empresarios que no satisfacen los criterios en absoluto. Esto tendría un efecto motivador sobre las empresas, al tiempo que ofrecería a quienes buscan empleo nuevas perspectivas y claridad. Lamentablemente, las políticas extremistas y populistas continúan propagándose en Europa Central y del Este, aunque, en ocasiones, la imagen que obtenemos que Europa Occidental también es sombría. La discriminación negativa contra el pueblo romaní va en aumento y las fuerzas extremistas están derribando viviendas romaníes. Es aquí donde se hace más evidente la apremiante necesidad de una estrategia europea para la población romaní, como proponen los socialistas, y de acciones urgentes a nivel europeo. La legislación de los Estados miembros ofrece diferentes niveles de protección contra la discriminación.

A menudo no existe ningún método uniforme de aplicación de la legislación, lo que provoca que esta aplicación sea insatisfactoria. Los esfuerzos para aplicar la legislación necesitan ser coordinados, teniendo en cuenta la perspectiva horizontal de la Unión Europea, las autoridades locales y nacionales, y garantizando el cumplimiento en general. Antes de adoptar legislación, también sería importante realizar el estudio del impacto social y la evaluación anual de la aplicación por parte de los Estados miembros.

 
  
MPphoto
 
 

  Marianne Mikko (PSE) , por escrito. (ET) Los derechos humanos y la no discriminación son valores básicos de la Unión Europea. Sientan la base sobre la que intentamos construir un futuro común y no se puede poner en peligro su respeto. Esto se afirma de forma muy clara en el artículo 13, que debe servir de orientación para cualquier cuestión relacionada con los ciudadanos europeos.

En la actualidad, la protección contra la discriminación por motivos de edad, orientación sexual, creencia religiosa o discapacidad está ausente en ámbitos como el bienestar social, los bienes y servicios, la asistencia sanitaria y la educación. Lamentablemente no existe legislación de la Unión Europea en estos ámbitos. Si los derechos humanos y la no discriminación son de una importancia primordial para nosotros, entonces no debe caber duda de que necesitamos una directiva única y horizontal que ponga fin a la jerarquía de derechos. A una situación en la que la discriminación se declara ilegal en un ámbito, pero se permite en otro. A una situación en la que la raza y la discapacidad están notablemente más protegidas que los demás ámbitos contemplados en el artículo 13. A la luz de este informe, pido a la Comisión que no retire su promesa y que elabore una directiva global para combatir la discriminación en virtud del artículo 13 del Tratado CE.

En un giro sin precedentes, muchas organizaciones sin ánimo de lucro europeas han hablado a favor de una directiva horizontal que ofrezca esta protección; de igual modo, hay varias organizaciones paraguas activas en diversos ámbitos en Bruselas, tales como el Lobby Europeo de Mujeres, AGE y varias otras. Una directiva horizontal contra la discriminación que cubra el bienestar social, los bienes y servicios, la asistencia sanitaria y la educación es la única forma de promover la protección de los derechos humanos en la Unión Europea. Existen pruebas más que suficientes de la discriminación en todos los ámbitos. La Comisión no debe cerrar los ojos y recrear una jerarquía entre derechos en la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Csaba Sándor Tabajdi (PSE) , por escrito. (HU) Como Presidente del Intergrupo para las minorías nacionales, acojo con satisfacción el informe de la señora Lynne, que evalúa lo que ya se ha conseguido con respecto a la lucha contra la discriminación y pone de manifiesto lo que queda por hacer.

La legislación comunitaria en contra de la discriminación es especialmente importante, por proteger al individuo no es suficiente. La gente no sufre la discriminación personalmente, sino como miembros de un grupo: por ejemplo, por pertenecer a una minoría étnica, por ser mayor, por ser mujer, por tener una discapacidad, por pertenecer a una minoría sexual o por ser romaní. Por esta razón, la única forma de proteger efectivamente a los individuos que pertenecen a los diversos grupos minoritarios es protegiendo al conjunto del grupo. El informe señala con acierto que las dos directivas existentes solamente establecen requisitos mínimos y, por lo tanto, tenemos que continuar avanzando, desarrollando una política a nivel comunitario contra la discriminación negativa y una directiva horizontal para combatir la discriminación. También es muy importante la parte del informe en la que se pide a la Comisión que trabaje para establecer una definición común para toda la Unión Europea del término «acción positiva». El informe también subraya en particular la necesidad de una protección social específica para las comunidades minoritarias y, en especial, para la comunidad romaní. En este contexto, quiero recordarles el artículo 25 del informe Ždanoka, también sobre este tema, que subraya la importancia de la participación de las minorías nacionales en la política.

Según este artículo, las minorías nacionales necesitan una política marco que les permita participar de forma efectiva en los procesos de toma de decisiones relacionados con su identidad, mediante diversas formas de autogobierno o autonomía.

 

7. - Una política marítima integrada para la Unión Europea (debate)
MPphoto
 
 

  Presidenta. − De conformidad con el orden del día, se procede al debate del informe (A6-0163/2008) del señor Piecyk, en nombre de la Comisión de Transportes y Turismo, sobre una política marítima integrada para la Unión Europea (2008/2009(INI).

 
  
MPphoto
 
 

  Willi Piecyk, ponente. (DE) Señora Presidenta, me satisface que presida por segunda vez un debate sobre política marítima. Hace un año usted estaba también ahí.

Señor Comisario, empecemos con las buenas noticias. Esta tarde se celebrará el primer evento del Día Marítimo Europeo en la iglesia de San Jacobo de Lübeck. En esta iglesia tiene lugar el acto conmemorativo internacional de la navegación marítima civil. El Comisario Barrot lo inauguró el pasado año. Los capitanes debatirán allí esta tarde sus condiciones de vida y laborales. Los pastores han confiado en los Presidentes del Parlamento, el Consejo y la Comisión para que declarasen esta tarde el 20 de mayo como el Día Marítimo Europeo. Esto es motivo de satisfacción y debería hacer que Europa preste más atención a sus mares.

Solamente aquellos que piensan que un día así es también, en efecto, política marítima se equivocan; un Día Marítimo Europeo como este no debería degenerar en un mero simbolismo. Eso significa que debe formar parte de un marco político. La política es necesaria —por cuestiones sociales, seguridad marítima y protección climática—. Subamos las condiciones de vida y laborales a bordo de los buques: es un horrible anacronismo el hecho de que toda una serie de reglamentos de protección del empleo y sociales no se apliquen a la gente de mar. Esto tiene que cambiar y la Comisión también piensa lo mismo. Esperamos sus iniciativas en este sentido.

La Organización Internacional del Trabajo adoptó el Convenio sobre el trabajo marítimo en 2006. Hasta ahora lo han ratificado tres Estados: las Bahamas, Liberia y las Islas Marshall. ¿Qué postura adoptamos realmente los europeos en este ámbito? Si el Consejo quiere mejorar la seguridad marítima y de navegación, basta con que haga una cosa: adoptar finalmente el paquete Erika III. Es irritante que el Consejo esté abordando esta cuestión de la seguridad marítima de forma tan pausada. Entretanto, han transcurrido más de 12 meses desde la primera lectura en el Parlamento y, hasta el momento, seguimos sin tener un único punto de vista común. Las catástrofes del Erika y del Prestige deberían, de hecho, ser una advertencia suficiente y recordarnos que hay que emprender acciones por fin.

El paquete de protección climática, presentado por el Presidente de la Comisión Barroso en enero se refiere a la posibilidad de incluir, tal vez, el transporte marítimo en el comercio de emisiones. Esto es poco riguroso; no es suficiente. En mi opinión, la política marítima tiene que conseguir al menos cuatro cosas en materia de protección climática: la inclusión del transporte marítimo en el comercio de emisiones —ahora, no cuando sea—; una reducción radical de las emisiones contaminantes —CO2, SO2 y NOX—; y el uso de energías renovables, como la energía eólica y la solar. En los puertos hay que poner fin a los motores de los buques que producen su propia energía en detrimento de las personas y de la naturaleza. A la inversa, también necesitamos suministrar energía desde tierra, de forma que los buques en el puerto deberán estar conectados a una toma de corriente.

En el Mar del Norte y el Mar Báltico tenemos docenas de viejas municiones de antiguas guerras. Estas municiones suponen un peligro formidable. Por lo tanto, necesitamos un plan de acción para identificar y eliminar estos viejos y nocivos residuos. En los últimos meses hemos sabido que los piratas han atacado a europeos y a buques europeos frente a las costas africanas. Así pues, necesitamos reglamentos internacionales claros y un sistema de apoyo en alta mar, y debemos proteger no solamente a las costas de los mares, sino también a los mares de las costas. El mayor peligro para los mares sigue procediendo de tierra: el 80 % de todas las emisiones de contaminantes es fruto de la agricultura o la industria. Para encontrar una solución, el Derecho europeo debe finalmente aplicarse y ejecutarse, también en este ámbito.

Cuando declaremos el 20 de mayo como el Día Marítimo Europeo tras la votación de esta tarde, espero que el 20 de mayo del año próximo podamos decir: hemos conseguido grandes progresos desde entonces.

Como comprobarán, ha sido un amerizaje de precisión.

(Aplausos)

 
  
MPphoto
 
 

  Joe Borg, Miembro de la Comisión. − Señora Presidenta, me parece muy apropiado que mantengamos el debate durante la primera celebración del Día Marítimo Europeo. Después de todo, ha sido una diputada del Parlamento, la señora Kratsa-Tsagaropoulou, la que sugirió por primera vez la idea al Presidente Barroso, en el contexto de los preparativos para el Libro Verde sobre una futura política marítima para la Unión Europea. También ha sido gracias al Parlamento y, en particular, al Presidente Pöttering, que acogerá, más avanzado el día, la firma de una Declaración tripartita conjunta por la que se establece el Día Marítimo Europeo. Esta celebración demuestra hasta dónde hemos llegado en materia de desarrollo, no solamente de la política marítima integrada, sino también de una nueva visión para los océanos y mares europeos. Esto también demuestra lo implicadas que han estado todas las instituciones europeas en todas las fases del proceso. De hecho, el Parlamento ha sido un actor fundamental en el desarrollo de la nueva política marítima integrada, tanto organizando una serie de conferencias en las que se han mantenido prósperos debates de investigación y discusión, como elaborando informes que nos guían en nuestro trabajo y que ofrecen instrucciones específicas para la aplicación de la política marítima.

Permítanme expresar mi más sincero agradecimiento al ponente, Willi Piecyk, por haber coordinado el gran interés de las diversas comisiones y por haber elaborado este impresionante informe. Permítanme dar las gracias también a los ponentes de las diferentes comisiones y a los otros muchos diputados del Parlamento que han estado particularmente implicados, en los dos últimos años, en la contribución del Parlamento a esta política europea emergente. Pido disculpas a estos últimos por no poder mencionarlos uno a uno por su nombre como habría deseado.

Permítanme, si les parece bien, volver sobre el informe en cuestión. A pesar de que el informe no incluye ninguna propuesta nueva, se concentra en determinadas demandas formuladas en el Parlamento en julio de 2007, que nos ayudaron a determinar el camino a seguir y que nos inspirarán ahora para la continua aplicación de la política marítima.

Con respecto a algunas de las cuestiones sectoriales, la Comisión acoge con satisfacción el constante hincapié que hace el Parlamento en la dimensión medioambiental de la política marítima y en los desafíos del cambio climático en particular, y espera con impaciencia la adopción de una estrategia para la adaptación al cambio climático en 2998, que cubra estas preocupaciones.

La Comisión también acoge con satisfacción el reconocimiento, por parte del Parlamento Europeo, de la importancia del transporte marítimo para la economía europea y el apoyo del Parlamento para una zona de transporte marítimo común, para el desarrollo de autopistas del mar y redes de cabotaje: todos los proyectos en los que está trabajando la Comisión.

En términos de investigación, la Comisión acoge con satisfacción el apoyo del Parlamento para el desarrollo de una estrategia de investigación marina integrada que será una piedra angular de la política marítima, y que deberá estar preparada para su adopción para mediados de 2008.

La Comisión acoge con satisfacción la actitud positiva del informe con respecto a la necesidad de garantizar la sostenibilidad en materia de pesca. Hemos dado una serie de pasos en esta dirección desde la adopción del «Libro Azul», tal como la adopción de una comunicación sobre el enfoque del ecosistema en abril de 2008, y dos propuestas relativas a los descartes, que estarán preparadas para finales de este año.

Además de la mención específica de cuestiones entre las que se incluyen el medio ambiente, el transporte marítimo, la investigación y la innovación, los aspectos sociales, la pesca y la energía, la Comisión acoge con satisfacción la especial importancia concedida al aspecto regional de la política marítima, a través de la excepcional dimensión marítima que confiere a la Unión Europea su extensa costa, sus islas y sus regiones ultraperiféricas, y está totalmente de acuerdo con la opinión de que la política marítima debería tener en cuenta las diversas características específicas de los Estados miembros y las regiones marítimas, incluyendo las regiones costeras, islas y regiones ultraperiféricas.

Señorías, todavía estamos en las primeras fases de aplicación de la política marítima, pero con la constante ayuda del Parlamento, lucharemos por un aumento de las medidas en esa aplicación. Para terminar, permítanme felicitar una vez más al Parlamento Europeo y a los ponentes implicados por su excelente trabajo. Esperamos mantener nuestro estrecho diálogo con ustedes en los próximos meses, en aras de la aplicación de la política marítima integrada para la Unión Europea, y también contar con su apoyo para implicar, en particular, a las regiones marítimas europeas durante el Día Marítimo Europeo de 2009.

 
  
MPphoto
 
 

  Sérgio Marques, ponente de opinión de la Comisión de Desarrollo Regional. – (PT) Señora Presidenta, señor Comisario, Señorías, felicitamos a la Comisión Europea por su comunicación sobre una política marítima integrada para la Unión Europea, así como por la propuesta de un plan de acción por el que se establecen los primeros pasos para la aplicación de esta política.

Es cierto que se han dado algunos pasos atrás entre el Libro Verde y el actual Libro Azul, en particular por lo que respecta a la planificación del uso del mar, la protección costera, la bandera europea y el representante europeo en la Organización Marítima Internacional, pero también es incuestionable que se han producido progresos, especialmente con respecto a la dimensión social, la inversión, la innovación, y las agrupaciones marítimas y del transporte marítimo. El balance general es positivo.

Al tiempo que respetamos el principio de subsidiariedad, ahora tenemos que poner en práctica una política marítima integrada efectiva que garantice la coordinación entre las diversas políticas sectoriales, que produzca las sinergias previstas y genere un valor añadido real. Solo así la política constituirá un instrumento importante para hacer frente a los desafíos del desarrollo sostenible, de la competitividad y de la cohesión económica y social en Europa.

Sobre todo, la Comisión de Desarrollo Regional espera que la política marítima integrada tenga un impacto muy positivo sobre el desarrollo y la protección de las regiones costeras, de las islas y las regiones ultraperiféricas de la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro, ponente de opinión de la Comisión de Pesca. – (PT) Mi intervención será muy breve, pero quiero subrayar el valor de incorporar las propuestas presentadas por la Comisión de Pesca, que ponen de manifiesto que el principal objetivo de la política marítima integrada para la Unión Europea en el ámbito de la pesca debería consistir en promover la modernización y el desarrollo sostenible del sector, salvaguardando su viabilidad socioeconómica y la sostenibilidad de los recursos y garantizando la soberanía y la seguridad alimentaria, el abastecimiento público de pescado, la conservación de los puestos de trabajo y la mejora de las condiciones de vida de los pescadores. Las propuestas señalan también que la creación de más y mejores puestos de trabajo vinculados al mar, particularmente en el sector pesquero, depende también de que se garanticen unos ingresos justos y adecuados para las personas que trabajan en el. Asimismo, existe la necesidad de mecanismos para compensar a los pescadores afectados por planes de recuperación de los recursos y de reforzar el apoyo a la investigación científica pesquera en los diversos Estados miembros, en particular en el ámbito del Séptimo Programa Marco, y el apoyo comunitario para unos medios adecuados de asistencia y salvamento de las tripulaciones.

 
  
MPphoto
 
 

  Georg Jarzembowski, en nombre del Grupo del PPE-DE. – (DE) Señora Presidenta, señor Comisario, Señorías, mi Grupo quiere en primer lugar dar las gracias al ponente, el señor Piecyk. Ha venido iniciando debates de forma muy apropiada durante más de un año y ha puesto de manifiesto los desafíos. ¡Muchas gracias, señor Piecyk!

Nosotros también apoyamos el informe por unanimidad. Sin embargo, lamentamos, señor Comisario, que el plan de acción contenga tan pocas medidas prácticas. El señor Piecyk ya ha señalado que todo el conjunto de problemas medioambientales queda sin resolver. No hay medidas prácticas y no está clara la contribución que están realizando los actores —los armadores, por ejemplo— para combatir el cambio climático ni cómo pueden existir en la competencia que tienen que soportar mundialmente. Esto afecta tanto a las medidas como la reducción de óxidos de azufre y de nitrógeno en el mar como a las medidas en el puerto, tales como el uso del suministro eléctrico de tierra.

Sinceramente estoy un poco decepcionado. Cuando la Comisión afirma que presentará propuestas al respecto en otoño, esto significa que ya no podremos aplicarlas en esta legislatura. Tal vez podrían añadir un poco más de mantequilla al pescado, como dicen en Hamburgo, para ganar un poco de velocidad.

El segundo comentario se refiere a la cuestión del control marítimo. En mi opinión, no solamente necesitamos mejorar la cooperación entre los servicios de guardacostas nacionales. No solamente necesitamos reforzar la Agencia Frontex —que se encarga de la inmigración ilegal—, sino que también necesitamos unos servicios de guardacostas europeos. Esta ha sido una de nuestras preocupaciones durante años, que todas las actividades, tanto las actividades pesqueras como los servicios de aduanas o policiales, estén centralizados en los Estados miembros y que se cree un sólido servicio de guardacostas europeo para ello. Señor Comisario, ¿va a presentar la Comisión una propuesta relativa a los servicios de guardacostas en esta legislatura o no?

Mi último comentario, que es nuevo, se refiere a las enmiendas relativas a los piratas. Debemos ofrecer una mejor protección a nuestras flotas pesqueras y de barcos mercantes en aguas internacionales y, por lo tanto, necesitamos una acción tanto en el plano europeo como global. La libertad de los mares no se debería convertir en la libertad de los piratas.

 
  
MPphoto
 
 

  Silvia-Adriana Ţicău, en nombre del Grupo del PSE. – (RO) Felicito a nuestro colega el señor Piecyk, al que aprecio mucho, y me satisface que estemos debatiendo su informe hoy, el día en el que se firma la Declaración tripartita conjunta por la que se establece la celebración del Día Marítimo Europeo el día 20 de mayo de cada año.

Una política marítima integrada de la Unión debería garantizar la sinergia entre sectores de una especial importancia económica, tales como: la construcción naval, el transporte marítimo y fluvial, la actividad portuaria, la actividad pesquera, la energía, el turismo, la protección medioambiental y la protección del patrimonio marítimo. El 1 de enero de 2007, la Unión establece fronteras con el Mar Negro y la Unión debería fomentar su política marítima común en esta región también. Existen coordinadores para los proyectos TEN-T para el transporte por aguas interiores y para el transporte por corredores marítimos. La expansión de la red TEN-T se refiere a los corredores marítimos. Lamentablemente, las demandas de proyectos que la Comisión ha presentado para los corredores marítimos europeos no incluyen la región del Mar Negro. Quiero pedir a la Comisión que elabore estudios y proyectos para la región del Mar Negro, que se ha convertido en una región estratégica de la red TEN. También solicito a la Comisión que elabore un plan de acciones concretas para la protección de las zonas del delta y del estuario, y me refiero particularmente al Delta del Danubio.

 
  
MPphoto
 
 

  Paweł Bartłomiej Piskorski, en nombre del Grupo ALDE. – (PL) Señora Presidenta, señor Comisario, yo también quiero felicitar al señor Piecyk por su excelente informe. Es importante que celebremos un debate en este momento simbólico, aunque yo quiero, sobre todo, llamar la atención sobre los aspectos prácticos de este informe. En realidad es un importante anacronismo que, entre otras políticas europeas que estamos aplicando en nuestra Comunidad, las cuestiones marítimas se hayan dejado hasta ahora de lado y que no estén cubiertas por una política de alcance comunitario.

Lo que quiero señalar es que no se trata de un ámbito individual, sino de uno de dimensiones muy extensas, como se indica en este informe. Tiene una dimensión económica; son muchas las personas que viven del mar y que trabajan en el mismo. Tiene una dimensión social muy importante, que debemos tener en cuenta a la hora de reestructurar este sector y cuando hablamos sobre qué hacer con aquellas personas que obtienen su sustento en el mar y del mar. Nuestro debate tiene una dimensión medioambiental muy importante, que se pone particularmente de relieve en este informe, por lo que también quiero dar las gracias al ponente. También existe una dimensión regional muy importante; no debemos olvidar que las regiones que obtienen su sustento del mar y que se encuentran junto al mar constituyen una parte muy importante de nuestra Comunidad.

También quiero subrayar una cuestión que ha surgido en este debate, que es que siempre tratamos nuestro trabajo y nuestros debates como una especie de lista de contenidos y apuntamos a la Comisión. Perfilamos ciertas respuestas, formulamos preguntas y planteamos nuestras dudas, mientras que nuestras expectativas con respecto a la Comisión son en realidad muy grandes y esperamos que las respuestas lleguen lo antes posible, con soluciones específicas.

También quiero señalar que para muchos países esta es una cuestión prioritaria, de una importancia tan destacada como otras políticas europeas, como la política agrícola.

 
  
MPphoto
 
 

  Margrete Auken, en nombre del Grupo Verts/ALE. – (DA) Señora Presidenta, los intentos de apartar al sector naviero de la anticuada noción de que el mar borra todas las huellas han fracasado hasta ahora. No, el mar tiene una memoria tan buena como el suelo y el aire, como las plantas, los animales y el cuerpo humano, y la contribución del sector naviero a la contaminación continúa siendo enorme. Imaginen que pudiésemos conseguir que las grandes naciones navieras convirtieran a la OMI en un actor activo en la lucha por salvar el entorno mundial, en lugar de utilizar a esta organización para poner freno a las buenas iniciativas, como es el caso. Este informe del señor Piecyk es un complemento excelente a nuestros logros anteriores en el Parlamento, pero espero que podamos continuar reforzándolo obteniendo el apoyo para nuestra enmienda propuesta, para que la navegación se incluya de forma clara en el comercio de derechos de emisión de CO2. Ya hemos incluido a la aviación. El único planteamiento lógico y defendible es que la navegación también contribuya. Por lo tanto, Señorías, apoyo la enmienda 1 relativa a la inclusión del programa de comercio de emisiones marítimas en el informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Seán Ó Neachtain , en nombre del Grupo UEN. – Señora Presidenta, en primer lugar quiero felicitar a Willi Piecyk por su informe. Yo procedo de una isla y entiendo perfectamente la importancia del progreso y la investigación marítima.

Creo que el informe de hoy nos ofrece una gran ventaja para conseguirlo. No estamos muy satisfechos con la política marítima común en Irlanda, pero hay más que eso en juego. Hace algún tiempo, visitamos mi región en compañía de la Comisión de Pesca y comprobamos el excelente trabajo que está realizando el Instituto de Marina de Oranmore, en Co. Galway. Junto con otros institutos como el Instituto de Marina, podremos fomentar la investigación necesaria en toda Europa, para que la revolución azul de la que tanto hablamos de resultado y respalde nuestro plan.

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro, en nombre del Grupo GUE/NGL. – (PT) Hablaré brevemente para señalar que cualquier iniciativa relativa a la política marítima debe respetar la soberanía de los Estados miembros por lo que se refiere a sus aguas territoriales y zonas económicas exclusivas.

Quiero señalar que el artículo 5 de la Constitución de la República Portuguesa establece que el Estado no puede alienar ninguna parte del territorio portugués ni de los derechos de soberanía que ejerce sobre el mismo —y esto incluye los derechos sobre los lechos marinos adyacentes—. Por otra parte, es fundamental mejorar las condiciones de trabajo de los profesionales vinculados al mar, garantizando los puestos de trabajo, el respeto del principio de igualdad de retribución por un mismo trabajo, una reducción de la jornada laboral y la no aplicación de la polivalencia, así como el rechazo de cualquier intento renovado de liberalizar los servicios portuarios de la Unión Europea, en particular por lo que se refiere al tráfico marítimo intracomunitario. La «sólida base financiera» para la política marítima no se deberá crear a costa del Fondo Europeo de Pesca ni de la política pesquera común, sino que se deberá basar en el principio de que las nuevas prioridades exigirán nuevos recursos financieros.

 
  
MPphoto
 
 

  Fernand Le Rachinel (NI).(FR) Señora Presidenta, Señorías, quiero felicitar al señor Piecyk por su excelente informe sobre la política marítima integrada y también a mi colega el señor Jarzembowski por sus oportunas observaciones.

Señora Presidenta, es informe tiene el gran mérito de incorporar los diversos aspectos de esta política: aspectos medioambientales, económicos, sociales y de seguridad. Me refiero, en particular, a los problemas asociados con la inmigración ilegal, el terrorismo y el contrabando, que se producen a lo largo de los 320 000 kilómetros de costa europea. Los Estados miembros costeros necesitan aumentar la vigilancia y el control de sus mares. La cooperación entre ellos y los países en los que se originan estas actividades ilegales realmente debe ponerse en práctica lo antes posible.

También es cierto que los descubrimientos científicos, el considerable progreso de la tecnología, la globalización, el cambio climático y la contaminación marítima están variando notablemente la relación de Europa con los mares y los océanos, con todos los problemas y desafíos que esto supone.

No obstante, lamento que el texto que se nos propone no cubra la política relativa a los puertos y el sector pesquero de forma más detallada. Se trata de dos cuestiones particularmente delicadas, como sabemos. En Francia, los pescadores profesionales están bloqueando el Atlántico, los puertos del Canal y del Mediterráneo, en respuesta a la repentina subida de los precios del gasóleo y a la política de cuotas impuesta por Bruselas.

El sector sufre una crisis estructural, además de económica. Los patrones ya no quieren invertir en sus barcos, por lo que la flota está envejeciendo. Los barcos pesqueros franceses tienen una media de 25 años. Cada vez son menos las personas que se dedican a la pesca, debido a las limitaciones de la profesión.

Señora Presidenta, una política marítima integrada tiene que tener en cuenta estos problemas y consideraciones sectoriales, e invertir rápidamente la tendencia que está llevando al sector pesquero a una muerte lenta y dolorosa.

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Queiró (PPE-DE).(PT) Señora Presidenta, Señorías, señor Piecyk, cualquiera que pase frente al edificio Berlaymont en estos momentos verá un enorme cartel con la frase «Un océano de oportunidades», en referencia al Día Marítimo Europeo (que se celebra hoy) y a la política marítima europea.

La Comisión Europea tiene mucha razón y yo también estoy de acuerdo en que la inversión que hemos decidido realizar en el mar podría ofrecer una excelente oportunidad para aprovechar ese gran recurso de forma responsable y competitiva.

Lamentablemente, el mundo está lleno de oportunidades perdidas, con buenas ideas que naufragan. Ese no debe ser el destino de la política marítima europea. No podemos —o mejor dicho, no debemos— carecer de la voluntad ni de la capacidad necesaria para concretizar la política, como el señor Jarzembowski ha señalado con acierto.

La energía con la que creemos en el potencial de esta iniciativa no se debe malgastar en medidas de medias tintas ni en la mera declaración de ideas espléndidas, que son básicamente mucho menos ambiciosas de lo que nos gustaría.

Nuestro camino hacia el éxito conllevará: una inversión decisiva en tecnologías de primera categoría, promover una red de agrupaciones marítimas para desarrollar buenas prácticas y las tecnologías más avanzadas; aprovechar al máximo el mar en la lucha contra el cambio climático y utilizándolo como fuente de energía renovable; fomentar el transporte marítimo y el turismo costero; reconocer las regiones marítimas, en particular las regiones ultraperiféricas, y su importancia para la seguridad y protección frente a la inmigración ilegal, el tráfico, el contrabando y las amenazas terroristas. Por supuesto, también debemos asegurarnos de contar con una visión estratégica e integrada y una financiación sostenible para estas políticas.

Por lo tanto, me dirijo directamente a la Comisión y a mis colegas para decir que la ambición demostrada no puede ser menor que la ambición de construir otro centro de interés europeo basado en una política marítima integrada.

Esta agua, señor Comisario, no volverá a pasar bajo este puente. Solamente me pregunto si la Comisión Europea y este Parlamento serán capaces de estar a la altura de su propio desafío.

 
  
MPphoto
 
 

  Robert Navarro (PSE).(FR) Señora Presidenta, uno de los objetivos del primer Día Marítimo Europeo que celebramos hoy consiste en pulir la imagen de las ocupaciones marítimas restaurando sus perspectivas de futuro. Además de la mejora de las condiciones laborales y de empleo para estas ocupaciones y la redefinición de las perspectivas profesionales, también se han de cumplir algunas condiciones estructurales.

Hoy mismo, en toda Francia, los pescadores desesperados están bloqueando los puertos porque ya no creen tener un futuro. Además de las restricciones pesqueras destinadas a proteger las poblaciones de peces —un principio que no cuestiono, aunque dudo de su imparcialidad—, las subidas de los precios del gasoil amenazan ahora con llevarlos a la quiebra.

Se trata de un problema presente en Francia, aunque es probable que también se extienda a otras partes de Europa en un futuro cercano. La Unión Europea puede y debe actuar en este ámbito, respaldando la reestructuración y fomentando la introducción de buques de menor consumo y más limpios. También debe ayudar a mantenerse a flote a las empresas afectadas por esta crisis económica, con carácter urgente. Hago hincapié en este último punto, porque no podemos dejar que el primer Día Marítimo Europeo coincida en las mentes de los ciudadanos con la muerte de toda una industria.

 
  
MPphoto
 
 

  Anne E. Jensen (ALDE).(DA) Señor Presidente, el informe del señor Piecyk señala que se deben poner acciones concretas sobre la mesa, cuando hablamos sobre política marítima, y yo estoy totalmente de acuerdo. No hay ningún sitio en el que una política marítima activa resulte más necesaria que en el Báltico. Se trata de la región marítima más contaminada de la Unión Europea, con una amplia contaminación procedente de tierra y de los buques. Además de esto hay restos de munición de guerras pasadas. Debe existir un entorno más limpio en el Báltico y también nos gustaría presenciar un sólido desarrollo económico en la zona, junto con un giro hacia la sustitución del tráfico por carretera por tráfico en buques costeros. Así pues, es necesario encontrar una solución para limitar las emisiones de los buques, que no perjudique al desarrollo de los buques costeros. Creo que el camino a seguir pasa por la libertad metodológica para conseguir los objetivos políticos para las emisiones combinados con instrumentos financieros. Espero que en su estrategia para el Báltico, la Comisión redoble sus esfuerzos para mejorar el medio ambiente y aprender de los proyectos piloto que el Parlamento incluyó en el presupuesto de este año.

 
  
MPphoto
 
 

  Ian Hudghton (Verts/ALE). – Señora Presidenta, represento a Escocia, una de las principales naciones marítimas de Europa. La Unión Europea tiene unos 68 000 km de costa y a Escocia le corresponden unos 11 000 de ellos. Por lo tanto, por lo que respecta a los intereses marítimos, Escocia es esencial para Europa. Tenemos mucho que ganar y también mucho que aportar a una política y estrategia marítimas.

Tenemos aguas ricas en minerales, energía y recursos biológicos, y mantenemos una posición ideal como centro marítimo para Europa y el mundo en general. Las naciones marítimas tendrán sus propias prioridades en términos de estrategia y política para los recursos de sus mares. Toda política de la Unión Europea debería ayudar a las naciones marítimas a alcanzar sus objetivos, por ejemplo financiando la investigación, facilitando el desarrollo de nuevas rutas para el transporte de mercancías y pasajeros, apoyando los interconectores energéticos, mejorando la seguridad de los buques y la eficiencia energética.

Permítanme citar parte del artículo 34 del informe del señor Piecyk, que afirma: «la política marítima integrada de la Unión ha de desarrollarse evitando que aparezcan en la PPC insuficiencias como el exceso de centralización». En otras palabras: añadir valor y no tomar el mando como una excusa para hacerse con la competencia.

 
  
MPphoto
 
 

  Athanasios Pafilis (GUE/NGL).(EL) Señora Presidenta, la comunicación de la Comisión relativa a la política marítima para la Unión Europea pretende garantizar la rentabilidad de los armadores y de los grupos activos que mantienen el monopolio en el sector.

¿Qué se puede decir acerca de las propuestas para una política marítima integrada?

En primer lugar, fomentan nuevos privilegios, además de cambios en el marco internacional de la legislación comercial y comunitaria. Aparte de todo, crean, generando discrepancias, problemas sociales para los trabajadores del sector naviero y los residentes de las regiones insulares.

En segundo lugar, la política marítima se está metiendo en el mismo saco que el transporte y sectores relacionados.

En tercer lugar, se están introduciendo cambios radicales en la formación y las relaciones laborales al objeto de sustituir al personal por mano de obra más barata. La carga de trabajo se está intensificando, al igual que los riesgos para la vida humana y el medio ambiente.

En cuarto lugar, se están vendiendo los puertos a grupos de empresas monopolistas.

En quinto lugar, se están reforzando los mecanismos de represión bajo el pretexto de combatir el terrorismo.

En sexto lugar, las banderas de conveniencia son símbolos de competitividad y de la política marítima contra la mano de obra de la Unión Europea. No es casualidad que el 68 % de la capacidad de la flota griega y el 85 % de la capacidad de la flota alemana operen bajo banderas extranjeras, a pesar de tener su base realmente en países de la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Ashley Mote (NI). – Señora Presidenta, mi circunscripción del sudeste de Inglaterra incluye más de la mitad de la costa del Canal de la Mancha, un nombre que esa extensión de agua ha mantenido durante siglos.

A pesar de que los mapas más recientes de la región del Arc Manche cambian el nombre del Canal de la Mancha por el del Mar del Norte en sentido amplio y llaman al Canal de Bristol el Mar Céltico. ¿Bajo qué autoridad las millas náuticas se han convertido de repente en kilómetros en esos mapas?

Ahora pueden pesar que estas cosas no tienen importancia, pero no es el caso en el lugar del que procedo. La Comisión no ha entendido en absoluto el impacto de este disparate absurdo y gratuito sobre una nación insular, y su población espera con ansia el día en el que el Reino Unido se aparte de la Unión Europea llevándose consigo su suscripción de 1,5 millones de libras esterlinas al club del millón a la hora.

 
  
MPphoto
 
 

  Struan Stevenson (PPE-DE). – Señora Presidenta, ahora tenemos el Día Marítimo, tenemos una política marítima integrada, tenemos la DG MARE. Sin duda hemos recorrido un largo camino y creo que esta Cámara debe felicitar al señor Comisario, pero también a Willi Piecyk, por el duro trabajo y los esfuerzos que han aportado para conseguir este objetivo.

Los intereses marítimos de Europa afectan a las vidas y a las ocupaciones de millones de nuestros ciudadanos. El 90 % de nuestro comercio exterior y el 40 % de nuestro comercio interior pasa por los puertos europeos. La globalización hace que estas cifras estén abocadas a crecer. Teniendo en cuenta todas nuestras regiones costeras y ultraperiféricas, tenemos más 320 000 km de costa, en las que vive un tercio de la población total de la Unión Europea. Los sectores y servicios asociados con el mar, así como las restantes actividades de estas regiones costeras, representan el 40 % de nuestro PIB. Sin embargo, no solamente confiamos en nuestros recursos marítimos para el comercio: nuestros mares son una fuente de alimentos, energía, minerales y recreo.

El mar es también un importante regulador climático y ya hemos comprobado los resultados del cambio climático sobre las poblaciones de peces. En tiempos de una creciente demanda de saludable proteína marina, las poblaciones de peces continúan descendiendo. Ahora tenemos que confiar en las importaciones de fuera de la Unión Europea para más del 50 % del pescado que consumimos. Los críticos siempre intentan culpar a los pescadores por la sobreexplotación de nuestros recursos marinos, pero el calentamiento global, la contaminación medioambiental y otros muchos factores también han contribuido.

Si queremos materializar todo el potencial de los intereses marítimos de Europa y materializar el sueño de unos mares y océanos limpios, saludables, seguros, productivos y que mantengan una diversidad biológica, entonces debemos aplicar un plan de gestión destinado a la sostenibilidad en todas las regiones y la forma de conseguirlo pasa por delegar una mayor responsabilidad de gestión a nuestros consejos consultivos regionales.

 
  
MPphoto
 
 

  Emanuel Jardim Fernandes (PSE).(PT) En primer lugar, quiero felicitar al señor Comisario y a la Comisión por la propuesta presentada y la metodología adoptada, además de felicitar al señor Piecyk por su magnífico trabajo y franqueza en la elaboración de este excelente informe.

Dado que procedo de una vieja nación marítima, Portugal, y de una región insular y ultraperiférica, Madeira, apoyo firmemente este informe, porque garantiza, entre otros aspectos fundamentales, un reconocimiento apropiado de las regiones ultraperiféricas en la aplicación efectiva de la política marítima, debido a su posición y a su amplia experiencia en ámbitos entre los que se incluyen la innovación, la investigación, el medio ambiente, etc.

En segundo lugar, por una mejor gestión y una explotación sostenible de los recursos marinos, y por una lucha apropiada contra el cambio climático, la mejora de la regiones costeras, el apoyo a los transportes marítimos respetuosos con el medio ambiente y una política portuaria efectiva, apoyo a la investigación marina, la promoción de derechos sociales de acuerdo con requisitos internacionales previamente acordados, la formación continua y apoyo al turismo, que es una de las actividades fundamentales de esta política marítima.

 
  
MPphoto
 
 

  Bogusław Liberadzki (PSE).(PL) Señora Presidenta, quiero agradecer su trabajo al señor Piecyk. Señor Piecyk, nos hemos acostumbrado a recibir excelentes informes por su parte y este no es una excepción. ¡Muchas gracias!

Mi circunscripción es Szczecin, en Pomerania Occidental. Tenemos un puerto, un astillero, armadores, pescadores y una administración marítima. En primer lugar, acojo con satisfacción la declaración por la que se establece un Día Marítimo Europeo. En segundo lugar, como resultado de este informe, los trabajadores del astillero de Szczecin y Gdynia, y también de Malta y otros países, depositarán grandes esperanzas en la nueva política marítima. El sector de los astilleros es un sector global. Nuestros astilleros deben funcionar en circunstancias similares a los del resto del mundo, en los que trabajan nuestros competidores.

Por lo tanto, lo que necesitamos —y ahora me dirijo a usted, señor Comisario— es una política prudente y un interés sagaz por los astilleros europeos.

 
  
MPphoto
 
 

  Rosa Miguélez Ramos (PSE). – Señora Presidenta, señorías, yo, como ciudadana europea de Galicia, una región marítima por excelencia, me enorgullezco del excelente trabajo del ponente, mi amigo Willi Piecyk, y le agradezco, así como a los otros grupos políticos, que haya apoyado mis enmiendas sobre el recrudecimiento del fenómeno de la piratería marítima, tristemente de nuevo de actualidad tras los dos secuestros recientes.

Es bueno que nuestra preocupación quede recogida en la resolución, porque nos encontramos ante un grave problema de seguridad internacional al que es necesario hacer frente.

En el transcurso de los últimos diez años 3 200 marinos fueron secuestrados, 500 resultaron heridos y 160 resultaron muertos en este tipo de ataques.

Pedimos algo muy simple: un mecanismo que permita que un buque de guerra de cualquier país comunitario en aguas internacionales preste ayuda a las embarcaciones comunitarias, pesqueras o mercantes. Y pedimos, además, que Europa apoye en las Naciones Unidas la iniciativa destinada a ampliar el Derecho del mar.

Señorías, ¡feliz Día Europeo del Mar!

 
  
MPphoto
 
 

  Jamila Madeira (PSE).(PT) Señora Presidenta, Señorías, tras el Libro Verde de 2006, el plan de acción que estamos analizando ahora en este excelente informe del señor Piecyk ha experimentado la adición de una serie de medidas a adoptar en el contexto de la política marítima integrada europea.

Por lo tanto, debemos apostar por una visión de conjunto, no solamente por lo que respecta a los mares en sí, sino también a la sólida relación con las zonas costeras y todas las cosas asociadas con ellas: empleo, cuestiones medioambientales, desarrollo regional, desarrollo económico, inversión en excelencia e investigación marina, es decir, en toda una serie de políticas sectoriales, que, abordadas ahora en conjunto, permitirán conseguir una mayor cohesión y éxito en las políticas puestas en práctica y, por lo tanto, conseguir una mayor sostenibilidad social, económica y medioambiental, que es absolutamente crucial.

Por esa misma razón, este informe subraya la necesidad de que la investigación y la innovación desempeñen un papel central para impulsar el potencial de desarrollo regional que respaldará todas las actividades relacionadas y asociadas, de forma directa o indirecta, a la política marítima.

Las alternativas de movilidad de los mares y el desafío de la energía de las olas son algunas de las promesas que ya se están desarrollando y sin duda generarán grandes expectativas con respecto a futuras soluciones económicas y que, naturalmente, son sostenibles y merecen ser apoyadas.

 
  
MPphoto
 
 

  Paulo Casaca (PSE).(PT) Señora Presidenta, me gustaría sumarme a mis colegas que ya han felicitado y con acierto a nuestro ponente, el señor Piecyk, y que han alabado el trabajo ya realizado por la Comisión Europea.

Ya han transcurrido cuatro años desde que la actual Comisión hizo la que fue, tal vez, una de sus principales promesas políticas; cabe señalar que se van a dar pasos muy importantes y que, por lo tanto, hay que felicitar a la Comisión.

No obstante, me gustaría señalar el punto relativo al enfoque del ecosistema para la política marítima. Este enfoque me parece vital y, dado que he advertido que la comunicación más reciente de la Comisión se mostraba bastante reticente con respecto a su plena aplicación, en vista de los problemas que presenta para diversos mares europeos, me gustaría señalar que tenemos que tener en cuenta las regiones ultraperiféricas en vista de sus propias características específicas. No hay ningún problema con un enfoque plenamente integrado ahí y quiero retar a la Comisión para que lo haga lo antes posible.

 
  
MPphoto
 
 

  Czesław Adam Siekierski (PPE-DE).(PL) El transporte marítimo, los puertos y astilleros son sectores bastante olvidados, a pesar de tener un considerable potencial de crecimiento. Se precisa un concepto adecuado para el desarrollo de un transporte marítimo, unos puertos y sectores relacionados competitivos y seguros, que garanticen un elevado nivel de seguridad marítima.

El transporte por mar es un medio que consume mucha menos energía que el transporte por carretera. Por lo tanto, debemos conceder a los astilleros la oportunidad de desarrollarse, incluyendo los de Gdynia, Gdansk y Szczecin. Recordemos que el 90 % del comercio exterior de la Unión Europea y casi el 40 % de su comercio interior pasa por los puertos.

Europa ha estado vinculada al mar desde sus comienzos. No podía ser de otro modo, dado que nuestra costa tiene unos 70 000 km de longitud, es decir el triple que la costa de África. Durante años, los mares abastecieron a nuestros antepasados y fueron fuente de considerables ingresos. La situación se mantiene igual en la actualidad. Solamente un enfoque integrado y coordinado, unido a una acción apropiada, nos permitirán aprovechar el potencial que ofrecen nuestros mares.

 
  
MPphoto
 
 

  Ioan Mircea Paşcu (PSE). – Señora Presidenta, en mi intervención me gustaría hacer hincapié en dos aspectos que considero muy importantes. El primero es el Río Danubio, que, a través de su conexión con ambos extremos del continente, une el Mar del Norte con el Mar Negro. Su potencial está lejos de ser aprovechado, en parte porque la situación en la antigua Yugoslavia —situada en una posición central del río— ha venido bloqueando cualquier iniciativa. No obstante, con las perspectivas de una solución definitiva tan cercana, resultará difícil justificar la falta de una iniciativa integral para transformar el Danubio en la principal vía navegable del continente, aportando un mayor desarrollo económico a sus orillas a lo largo de todo su curso.

El segundo aspecto es principalmente político. Los enfoques marítimos de la Unión son compartidos con países que no son Estados miembros. Por lo tanto, la Unión Europea debe asegurarse de que su política de vecindad y sus instrumentos estén diseñados para promover los fines de un ambicioso objetivo de una estrategia marítima integrada global.

 
  
MPphoto
 
 

  Marusya Ivanova Lyubcheva (PSE). – (BG) El espacio marino es sin duda la zona en la que se aplican las políticas más integradas en términos reales. Los mares ofrecen el entorno para una comunicación multidireccional entre países, pueblos, actividades y políticas. En Bulgaria, decimos: «El mar une todas las cosas distantes». Quiero hacer hincapié en que el Mar Negro, como frontera occidental, y la región del Mar Negro deberían recibir el mismo trato que todas las demás políticas marítimas.

El desarrollo contemporáneo impone importantes desafíos para los países marítimos y no solamente para ellos. Por una parte, existe la necesidad de proteger el medio ambiente, las aguas, las regiones costeras, la biodiversidad, las oportunidades de empleo de las personas y, por la otra, está el desafío de aprovechar los recursos marinos por el bien del desarrollo de la sociedad y los pueblos. Hay muchos componentes vitales en esta política. Quiero llamar su atención sobre la necesidad de una estricta vigilancia del transporte marítimo y de todos los proyectos energéticos que implican que haya que atravesar los mares, y de garantizar la sostenibilidad y unos recursos marítimos renovables.

 
  
MPphoto
 
 

  Catherine Stihler (PSE). – Señora Presidenta, me satisface que hoy podamos comprobar la importancia de un enfoque conjunto para la política marítima. Los vínculos entre la navegación, el cambio climático y la lucha contra la contaminación son fundamentales, si queremos preservar el recurso común de nuestros mares y océanos.

No obstante, espero que el próximo año podamos sacar más provecho al 20 de mayo y creo que tendremos la oportunidad, con las elecciones europeas de 2009, de que cada candidato en esas elecciones utilice el 20 de mayo para poner de manifiesto la importancia de nuestros mares, océanos y comunidades costeras.

 
  
MPphoto
 
 

  Joe Borg, Miembro de la Comisión. − Señora Presidenta, Señorías, el interesante debate y el conjunto de comentarios que han realizado demuestran claramente el compromiso de este Parlamento de hacer avanzar la agenda de la política marítima integrada para la Unión.

Les garantizo que la Comisión comparte plenamente este compromiso. Muchos oradores han comentado que no hemos llegado lo suficientemente lejos en nuestras propuestas y que podríamos y deberíamos haber sido más ambiciosos. Me tomo estos comentarios como un signo de su convicción real de que esta política será un éxito y marcará una diferencia importante para los millones de ciudadanos y partes interesadas de la Unión Europea a los que afectan nuestros océanos.

Permítanme reiterar que esto es solamente el comienzo de un proceso completo y que en esta fase nos concentramos principalmente en asegurarnos de contar con las herramientas necesarias a corto plazo para poder desarrollar y dirigir el proceso en la dirección correcta. Por lo tanto, esta es la principal idea del plan de acción adoptado por la Comisión el pasado mes de octubre.

Con respecto al tema de la financiación, estoy de acuerdo con el señor Queiró en que se trata de un asunto clave que afectará al éxito de esta política. Hasta ahora hemos movilizado fondos procedentes de los ahorros conseguidos en ámbitos políticos como la pesca. Esto no ha perjudicado a los programas de pesca, sino que procede de los ahorros o de los importes no utilizados. El tema de la futura financiación de la política marítima integrada será fundamental en los debates y en las futuras perspectivas financieras.

Permítanme ahora volver sobre algunos comentarios específicos que se han realizado y a los que me gustaría dar una respuesta inmediata. No obstante, quiero garantizarles que tendremos en cuenta todos los comentarios que se han realizado en el transcurso de este debate.

Con respecto a las emisiones de los buques, quiero recordar el importante acuerdo que se acaba de alcanzar en la OMI con respecto al óxido de azufre y al óxido de nitrógeno. Me gustaría que ahora nos concentrásemos más en el CO2 y deberíamos hacerlo primero dentro de la OMI y, en caso de que esto no funcione, tendríamos la obligación de actuar por nosotros mismos.

Con respecto a la cuestión planteada por el señor Jarzembowski relativa a los servicios de guardacostas europeos, a la que he prestado especial atención, me gustaría señalar que se trata de un tema muy delicado. No obstante, preveo el desarrollo de un mecanismo coordinado de servicios nacionales de guardacostas o de sistemas de vigilancia.

Con respecto a las subidas de los precios del gasóleo, permítanme repetir que indudablemente esto no se debe a ninguna medida adoptada en Bruselas, sino que se trata de un problema internacional y es una nueva realidad. Estamos haciendo todo lo posible para encontrar soluciones apropiadas para ayudar a la estructura sectorial y para hacer frente a esta realidad. De hecho, acabamos de alcanzar un acuerdo con Francia en este sentido y estoy seguro de que los detalles de este acuerdo se harán públicos en los próximos días.

Con respecto al tema de la piratería, la Comisión está sumamente preocupada por el hecho de que los incidentes vayan en aumento. Vemos una necesidad y una oportunidad de apoyo y asistencia mutua entre los miembros de la Unión Europea para hacer frente a esta amenaza, y esperamos nuevas instrucciones del Consejo y de los propios Estados miembros al respecto.

También estoy de acuerdo con quienes han pedido más enfoques regionales y trabajaremos en este sentido. Nuestro proyecto sobre la vigilancia en el Mediterráneo Occidental se basa en un enfoque regional y esperamos que pueda servir de ejemplo y que se extienda a otras regiones. De hecho, analizaremos la política marítima para el Mar Báltico y el Mar Negro, una cuestión a la que se han referido algunos oradores esta mañana, al igual que acabamos de empezar a hacer con respecto al Mediterráneo.

No tengo tiempo para explicar las acciones que ya se han emprendido o que están previstas a corto plazo en materia de pesca, como el IEU, las prácticas pesqueras estructurales, el enfoque del ecosistema, descartes, estrategia portuaria, transporte marítimo, investigación marina, el entorno marino, energía, gobernanza, vigilancia o la exclusión social de los profesionales del mar, que están siendo abordadas. No obstante, puedo asegurarles que el compromiso de la Comisión de llevar adelante esta nueva política conjuntamente con el Parlamento, en particular, y con los Estados miembros y partes interesadas está garantizado.

 
  
MPphoto
 
 

  Willi Piecyk, ponente. − (DE) Señora Presidenta, este es lamentablemente el problema al fin y al cabo. Espero que, al menos, el señor Comisario pueda entenderme.

En primer lugar, quiero dar las gracias a todos los que han participado en el debate. Estoy convencido de que una política marítima integrada, como la Comisión ha planteado, que cubra desde los astilleros, pasando por los buques y la investigación pesquera hasta el turismo, puede suponer una enorme oportunidad para los europeos, si ellos también la aprovechan. Señor Comisario, ya lo ha escuchado: la Comisión cuenta con todo el apoyo del Parlamento para actuar de forma algo más enérgica, algo más vigorosa. Sé las dificultades que tienen con el Consejo, pero esto no debería impedir que pongan sus ideas en práctica y las promuevan con decisión.

Han hablado con la OMI. Por supuesto es positivo que la OMI haya resuelto algo en términos de reducción y protección climática, pero saben lo difícil que es que los Estados miembros firmen las resoluciones de la OMI.

El señor Jarzembowski ha mencionado los servicios de guardacostas. Si ambos persuadimos a nuestro Gobierno de que primero debería contar con su propio servicio de guardacostas, espero que podamos conseguirlo. Por cierto que la Comisión todavía tiene más trabajo que hacer en este sentido, concretamente elaborar un pequeño estudio al respecto.

Finalmente, todavía sabemos muy poco de los mares. Por lo tanto, necesitamos mucha investigación y fondos de los europeos para saber más acerca de los mares, y si ahora lo conseguimos gracias al Día Marítimo Europeo, habremos hecho algo positivo. Como ha dicho la señora Stihler: esperemos que el próximo año podamos registrar cierto progreso.

(Aplausos)

 
  
MPphoto
 
 

  Presidenta. − Se cierra el debate.

Vamos a proceder con las votaciones.

Declaraciones por escrito (artículo 142 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 
 

  John Attard-Montalto (PSE), por escrito. – (MT) Estoy totalmente de acuerdo con la declaración de que los mares europeos deberían ser «los más limpios del mundo, con… la economía más rentable, la mejor investigación y tecnología, la navegación más moderna y limpia… con las mejores ideas innovadoras». No obstante, hemos de reconocer que, para conseguir estos objetivos, el plan de acción sobre una política marítima integrada de la Comisión debería ser mucho más ambicioso.

Por otra parte, está claro que el plan de acción contiene «pocas medidas concretas» y que tenemos que admitir que la política marítima europea no está preparada para las consecuencias del cambio climático, particularmente para la subida de los niveles del mar y un mayor riesgo de inundaciones en los puertos y regiones costeras.

Los Estados miembros deben hacer todo lo posible para garantizar que la política marítima europea realice una importante contribución a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Por otra parte, la contaminación de los mares por efluentes provenientes de tierra constituye una proporción importante de la contaminación marítima total. Concluyo que, para prepararnos, se pida a la Comisión que presente un plan de acción destinado a reducir la contaminación por efluentes provenientes de tierra. Por su parte, los Estados miembros deberán actuar sin demora para trasponer la legislación en este ámbito a sus ordenamientos nacionales.

 
  
MPphoto
 
 

  Rumiana Jeleva (PPE-DE) por escrito. – En Europa debemos hacer todo lo posible para garantizar la existencia de una política marítima efectiva, que proteja y preste suficiente atención a las cuestiones marítimas.

El informe subraya ámbitos en los que se ha prosperado, pero también las deficiencias.

En mi opinión, algunas cuestiones fundamentales que es necesario abordar al objeto de garantizar esta mejora son una cooperación más coordinada y un reforzamiento de las autoridades regionales y las comunidades costeras. Estos actores locales deben ser incorporados a cualquier estrategia nueva, dado que son los responsables de la aplicación real de las mismas.

Mediante una mayor cooperación entre las diferentes entidades costeras, es necesario esforzarse más para mejorar la protección medioambiental de los ecosistemas locales.

Por otra parte, al objeto de evitar los daños medioambientales provocados por los accidentes de los buques, tales como los sufridos por petroleros en el Mar Negro hace unos meses, me gustaría ver unas directrices claras en materia de navegación en Europa y en las aguas marítimas próximas. Esto significa que es necesario aumentar la cooperación con terceros países en materia de navegación. Si es necesario, la Unión Europea debería estar dispuesta a ayudar a estos países a cumplir unas directrices más estrictas, que cabe esperar que pronto se establezcan. Todos nos beneficiaríamos de un enfoque así.

 
  
MPphoto
 
 

  Janusz Lewandowski (PPE-DE) , por escrito. – (PL) No todos los Estados miembros de la Unión Europea tienen acceso al mar, pero el reconocimiento de la importancia de la explotación de los mares es universal. Se calcula que la industria marítima, las actividades y los servicios marítimos ubicados en regiones costeras representan el 40 % del total del PIB de la UE de los 27. Esta es la razón por la que se esperan nuevas medidas concretas para poner en práctica una política marítima integrada para la Unión Europea, medidas de acuerdo con el Libro Verde de la Comisión Europea.

Estamos presenciando esfuerzos para aprovechar mejor el potencial del tráfico marítimo, aliviando así las rutas por tierra; lamentablemente, la contribución de mi país en este sentido es insignificante. Sin embargo, parece que están surgiendo problemas económicos derivados de las prioridades medioambientales y climáticas.

Esta es una tendencia que caracteriza a todas las políticas de la Unión Europea. No obstante, la dificultad está en armonizarlas. El creciente conflicto con respecto a las zonas protegidas en el Báltico es solamente un ejemplo de las tensiones entre los intereses económicos de la industria pesquera y aspectos de protección de los recursos naturales. Desde el punto de vista de Polonia —es decir, de un país que se está abriendo camino—, es fundamental encontrar un equilibrio entre los aspectos económicos y el medio ambiente.

Me satisface el vínculo existente entre el informe que estamos examinando y la celebración del primer Día Marítimo Europeo. No obstante, sería más importante equipar una política marítima común con herramientas financieras y legislativas, para asegurarnos no acabar solamente con las celebraciones formales.

 
  
  

PRESIDE: HANS-GERT PÖTTERING
Presidente

 

8. - Turno de votaciones
MPphoto
 
 

  Presidente. − De conformidad con el orden del día, se procede al turno de votaciones.

(Para los resultados y otros detalles de las votaciones: véase el acta)

 

8.1. - Correspondencia de las calificaciones de formación profesional entre los Estados miembros (A6-0132/2008, Jan Andersson) (votación)

8.2. - Simplificación de los procedimientos para confeccionar listas y publicar información en los ámbitos veterinario y zootécnico (A6-0160/2008, Neil Parish) (votación)

8.3. - Restitución de bienes culturales que hayan salido de forma ilegal del territorio de un Estado miembro (versión codificada) (A6-0152/2008, Lidia Joanna Geringer de Oedenberg) (votación)

8.4. - «Empresa Común Pilas de Combustible e Hidrógeno» (A6-0145/2008, Pia Elda Locatelli) (votación)

8.5. - Fondo Comunitario del Tabaco (A6-0164/2008, Sergio Berlato) (votación)

8.6. - La evaluación del Programa PEACE y estrategias para el futuro (A6-0133/2008, Bairbre de Brún) (votación)

8.7. - Estadísticas ganaderas y de producción de carne (A6-0130/2008, Friedrich-Wilhelm Graefe zu Baringdorf) (votación)
  

– Antes de la votación:

 
  
MPphoto
 
 

  Friedrich-Wilhelm Graefe zu Baringdorf, ponente. − (DE) Señor Presidente, de hecho ha sido divertido. Por lo que respecta al contenido, se trata de un informe importante, pero no quería hablar sobre esto ahora.

No hemos mantenido ningún debate, por lo que se acordó que debería hacer algunos comentarios breves. Este informe se refiere al procedimiento de codecisión. Tuvimos conflictos con el Consejo con respecto al procedimiento de comitología. En el procedimiento de codecisión, naturalmente queríamos —como ustedes negociaron— controles en el procedimiento regulador, queríamos que el Parlamento pudiese intervenir en caso de cambio en los procedimientos administrativos. El Consejo quería negarnos esta posibilidad. Tuvimos algunos altercados con el Consejo, pero finalmente nos hemos impuesto. Si el Tratado, que una vez se llamara Constitución, entra en vigor, tendrá que producirse una nueva revisión del procedimiento de comitología. Entonces tendremos de asegurarnos de que lo que el Consejo ya ha estado practicando no vuelva a ocurrir y, básicamente, de no perder la influencia en este ámbito.

Digo esto para que los Grupos también se ocupen de este asunto.

 

8.8. - Directrices para las políticas de empleo de los Estados miembros (A6-0172/2008, Anne Van Lancker) (votación)

8.9. - Presupuesto 2009: Estado de previsiones del Parlamento (A6-0181/2008, Janusz Lewandowski) (votación)

8.10. - Comercio de materias primas y productos básicos (A6-0134/2008, Jens Holm) (votación)

8.11. - Estrategia para las regiones ultraperiféricas: balance y perspectivas (A6-0158/2008, Margie Sudre) (votación)

8.12. - Estrategia comunitaria en materia de política de los consumidores 2007–2013 (A6-0155/2008, Lasse Lehtinen) (votación)
  

– Antes de la votación de la enmienda 3:

 
  
MPphoto
 
 

  Lasse Lehtinen, ponente. − Señor Presidente, me han dicho que existe cierta confusión con respecto al texto francés de la enmienda 3. Las palabras «as appropriate» (según proceda) no han sido convenientemente traducidas al francés. Me gustaría preguntar si los expertos podrían revisar más tarde esta cuestión.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente. − Así se hará.

 

8.13. - Progresos realizados respecto a la igualdad de oportunidades y la no discriminación en la UE (A6-0159/2008, Elizabeth Lynne) (votación)
  

– Antes de la votación:

 
  
MPphoto
 
 

  Philip Bushill-Matthews, en nombre del Grupo del PPE-DE. – Señor Presidente, nuestro Grupo tenía previsto pedir tres votaciones nominales más, pero, por alguna razón, se han perdido por el camino.

Me gustaría, a través de usted, señor Presidente —he constatado con la secretaría que se podía pedir hoy—, que se incorporen estas tres. Son las votaciones del apartado 2, enmienda 4D; apartado 6 del texto original; y finalmente, después del apartado 36, nuestra enmienda 12. Espero que entiendan que se trata de una cuestión muy delicada y nos gustaría poder hacer constar no solamente aquello de lo que estamos en contra, sino también lo que apoyamos.

 
  
  

(El Presidente constata que no se había manifestado oposición a esta enmienda.)

– Antes de la votación de la enmienda 5:

 
  
MPphoto
 
 

  Sophia in ’t Veld (ALDE). – Señor Presidente, hemos hablado de países que no han aplicado o traspuesto convenientemente la Directiva contra la discriminación, pero hay un país que no la ha aplicado en absoluto y, por lo tanto, propongo la siguiente enmienda oral: «Pide al Gobierno checo que trasponga efectivamente la Directiva relativa al empleo y al Parlamento checo que anule el veto al Presidente checo».

 
  
  

(El Parlamento rechaza la enmienda oral.)

– Antes de la votación de las enmiendas 1, 16 y 17:

 
  
MPphoto
 
 

  Richard Howitt (PSE). – Señor Presidente, muy brevemente, sin duda apoyo su criterio para la interpretación del Reglamento, pero parece muy extraño que el Grupo del PPE-DE quiera introducir votaciones nominales en último momento, después de que el plazo haya vencido, porque dicen que quieren explicar positivamente su caso, cuando sus enmiendas pretenden eliminar —eliminar— apartados de este informe. Creo que están intentando tapar las grietas de su propio Grupo, en lugar de decir realmente nada positivo para combatir la discriminación.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente. − Señor Howitt, probablemente la votación mencionada se solicitó demasiado tarde, pero yo les pregunté y en este sentido tardaron demasiado en pedir la palabra. Si la hubiesen pedido inmediatamente, quizás habríamos votado de forma diferente.

 

8.14. - Una política marítima integrada para la Unión Europea (A6-0163/2008, Willi Piecyk) (votación)

9. Explicaciones de voto
  

Explicaciones de voto orales

 
  
  

- Informe: Sergio Berlato (A6-0164/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Czesław Adam Siekierski (PPE-DE).(PL) Señor Presidente, existen algunas polémicas con respecto a la producción y el consumo de tabaco. Debemos ser conscientes de que el cultivo de tabaco en la Unión Europea realmente no afecta al nivel de consumo de productos del tabaco por parte de nuestros ciudadanos. Aunque limitásemos o abandonásemos la producción de tabaco en Europa, esto no provocaría un descenso en el número de cigarrillos fumados. Se utilizaría tabaco importado. Apoyo plenamente el desarrollo de un programa de información al público para anunciar los peligros del consumo de tabaco, que debería estar financiado por los fabricantes de cigarrillos y los productores de tabaco.

 
  
MPphoto
 
 

  Zuzana Roithová (PPE-DE). – (CS) Apoyo las campañas informativas acerca de los efectos nocivos del tabaco y la Resolución del Parlamento Europeo relativa a un plan a largo plazo para financiar estas campañas con 80 millones de euros, deducidos de las ayudas a los cultivadores de tabaco europeos. Esto significa que el presupuesto de la Unión Europea no soportaría ninguna carga. A pesar de que el nivel de producción de tabaco crudo en Europa es marginal, apenas el 4 % de la producción mundial, somos el principal importador de tabaco crudo del mundo y cubrimos la mayor parte de nuestras necesidades con el suministro de terceros países en los que el tabaco se produce localmente en condiciones reguladas de forma menos estricta que las aplicables al tabaco europeo. No obstante, me opongo a la concesión de ayudas a la producción de tabaco en Europa y no solamente por una cuestión de principio general: los fondos públicos asignados a este ámbito se podrían aprovechar mejor en otros ámbitos.

 
  
MPphoto
 
 

  Katerina Batzeli (PSE).(EL) Señor Presidente, nosotros, el Grupo del PASOK en el Parlamento Europeo, hemos votado a favor del informe del señor Berlato. En nuestra opinión, el público debería continuar siendo informado acerca de las cuestiones que atañen al tabaco y a los productos del tabaco.

Debería existir una política con fondos autofinanciados similar a la utilizada para informar al público sobre cuestiones sanitarias relativas a otros productos, como las carnes y las grasas.

Por otra parte, en regiones como Grecia, donde la producción de tabaco se ha recortado de forma drástica, no entendemos por qué las ayudas no pueden continuar tal como están hasta 2013.

 
  
  

- Informe: Bairbre de Brún (A6-0133/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  James Nicholson (PPE-DE). – Señor Presidente, en primer lugar debo pedir disculpas a la Cámara; como ponente alternativo, no pude estar presente ayer por la tarde, debido a que mi vuelo llegó tarde. Por lo tanto, pido disculpas por ello.

Señor Presidente, mucho se ha escrito acerca del proceso de paz de Irlanda del Norte y este es otro informe no legislativo. La cuestión es: ¿sirvió para algo? Sí, lo hizo. Permitió que muchos grupos pequeños de Irlanda del Norte, en especial grupos de mujeres, pudiesen ponerse en marcha y ocuparse de sus asuntos.

¿Hubo una distribución justa? La respuesta es no, no la hubo. Al comienzo, sin duda el PEACE I no fue justo; el PEACE II fue mejor y espero realmente que el PEACE III suponga una nueva mejora. Las comunidades unionistas no están obteniendo la parte que les corresponde. Hay que prestar más atención para garantizar que los organismos transfronterizos existentes respeten el equilibrio en la región. De lo contrario, su existencia no tiene sentido. Un claro ejemplo de ello es la ICBAN, un organismo transfronterizo que, en mi opinión, no debería recibir más fondos hasta que rectifique su postura.

Me gustaría rendir homenaje, señor Presidente, a las muchas personas que, desde el comienzo del programa PEACE, han dedicado su tiempo voluntariamente a trabajar por el bien de todos y confío en que Irlanda del Norte avance y prospere. La población no merece menos y quiero advertir sobre las fuerzas siniestras que continúan en la región.

 
  
  

- Informe: Anne Van Lancker (A6-0172/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Hubert Pirker (PPE-DE).(DE) Señor Presidente, he votado a favor de este informe principalmente por dos razones: en primer lugar, porque este informe exige de forma bastante firme que los Estados miembros apliquen finalmente la Estrategia de Lisboa y, por lo tanto, medidas relativas a la política de empleo también; y, en segundo lugar, porque exige el establecimiento en los Estados miembros de unos planes relativos a la atención a la infancia convenientes y asequibles. Esta es una condición previa muy importante para la compatibilidad entre vida familiar y trabajo. Esto beneficia particularmente a las madres solteras, porque de este modo se generan oportunidades de empleo y se puede combatir la pobreza. Así pues, se trata de estrategias positivas necesarias para hacer realidad unas medidas apropiadas en materia de política de empleo.

 
  
MPphoto
 
 

  Czesław Adam Siekierski (PPE-DE).(PL) Señor Presidente, el empleo es un indicador del nivel de progreso. No obstante, resulta difícil no percibir ciertos defectos en el ámbito de la cohesión social y territorial. En la Unión Europea, considerada un ámbito de bienestar, todavía hay casi 80 millones de personas, es decir el 16 % de todos los ciudadanos de la Unión Europea, que viven en la pobreza o al borde de la pobreza. Muchos puestos de trabajo son de mala calidad y no existen ayudas para que los jóvenes consigan un trabajo ni para ampliar la vida laboral de muchos empleados experimentados o para emplear a personas discapacitadas. Debemos tener en cuenta que son las regiones más atrasadas en términos de desarrollo las que tienen que hacer frente a los problemas más graves. Unos elevados índices de desempleo, una baja participación de las personas mayores y discapacitadas en el empleo, una elevada proporción de personas que permanecen desempleadas durante más de 12 meses, más dificultades para las mujeres que para los hombres en el mercado laboral —estos son solo algunos de los problemas a los que tienen que enfrentarse—.

En Polonia esta situación se produce en las regiones orientales. La situación de la República Checa merece ser elogiada: han convertido la reducción de los obstáculos para la circulación de los trabajadores en una de las prioridades de la futura Presidencia.

 
  
MPphoto
 
 

  Frank Vanhecke (NI).(NL) El informe de la señora Van Lancker parece realmente una especie de catálogo de buenas intenciones y deseos. Siempre se habla conjuntamente de un acceso mejorado y mejor pagado al mercado laboral para las mujeres, las personas discapacitadas y los inmigrantes, a pesar de que se refiere a tres grupos muy diferentes. Un aumento en cinco años de la edad media de jubilación en la Unión Europea para 2010, perfectas instalaciones para la atención a la infancia, un puesto de trabajo prácticamente para todos los que alumnos que dejan la escuela prematuramente, un puesto de trabajo para las personas que llevan cuatro años desempleadas, etc.

Todo esto está muy bien, pero no estamos en Navidad. Esto es un Parlamento, no una cabalgata de Navidad. La señora Van Lancker debería ser consciente de ello. Vivimos en un país en el que, lamentablemente, 10 millones de personas de ambos extremos del país sencillamente piden a gritos un enfoque fundamentalmente diferente para el problema del empleo en las dos partes del país. Ya no necesitamos uniformidad en el plano europeo; por lo contrario, necesitamos la posibilidad de que los Estados miembros y las regiones emprendan las medidas específicas oportunas en el plano local, de forma rápida y efectiva. Gracias.

 
  
  

- Informe: Janusz Lewandowski (A6-0181/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Frank Vanhecke (NI).(NL) Esto es un informe inicial sobre el estado de previsiones de ingresos y gastos del Parlamento Europeo y, de hecho, cuenta con la complacencia de esta institución, cuando debería ser todo lo contrario en este informe inicial.

Todos sabemos que en esta institución se despilfarra el dinero. La doble sede de trabajo cuesta una tremenda cantidad de dinero, sin ofrecer en realidad un verdadero valor añadido. Cada año se anuncian enormes aumentos de los costes operativos de esta institución, en esta ocasión camuflados como si fuesen una consecuencia necesaria del Tratado de Lisboa, que hasta donde yo sé todavía no ha sido adoptado.

Después, por supuesto, está el nuevo Estatuto de los diputados, una mezcla de los eurofanáticos, pensada para reducir todavía más firmemente el vínculo entre los diputados del Parlamento y los pueblos a los que representan, lo que por supuesto costará mucho dinero, ¿no es así? Por todas estas razones, entre otras muchas, he votado en contra de este informe con decisión.

 
  
  

- Informe: Margie Sudre (A6-0158/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Madeleine Jouye de Grandmaison, en nombre del Grupo GUE/NGL. – (FR) Señor Presidente, con respecto al informe de la señora Sudre, presenté con el apoyo de mi Grupo una serie de enmiendas como parte de un acuerdo. Estas enmiendas han sido en parte aprobadas. Quiero dar las gracias a la comisión.

Las enmiendas se referían al reconocimiento del valor añadido de las regiones ultraperiféricas en materia de espacio, energías renovables, autosuficiencia energética y biodiversidad, la importancia de los servicios públicos para el desarrollo de las RUP, el reconocimiento de la falta de integración de las RUP en el Espacio Europeo de Investigación, el reconocimiento de las ventajas del programa NET-BIOME, y la capacidad de las RUP para realizar una importante contribución a las prioridades internacionales establecidas.

Por otra parte, lamento que este informe no haya integrado plenamente el capítulo social y cultural para un desarrollo integral, y que el apoyo y el reconocimiento de las lenguas regionales de las RUP, la financiación de la investigación relativa a la esclavitud y el colonialismo, y la defensa de los derechos de los pueblos nativos de Guayana no se hayan mantenido.

También lamento que el informe no alcance ningún compromiso significativo para reforzar una capacidad de investigación a la altura del potencial.

Lamento que no se haya apoyado mi propuesta de regulación de los precios postales y de telecomunicaciones entre los territorios nacionales y las RUP.

Como parte de mi evaluación, lamento que mi solicitud de un estudio del impacto medioambiental y social de la OCM del azúcar y el plátano haya sido rechazada.

Sin embargo, he votado a favor de este informe, que incorpora ciertamente valiosa información y resultados para las RUP.

 
  
  

- Informe: Lasse Lehtinen (A6-0155/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Zuzana Roithová (PPE-DE). – (CS) Me gustaría continuar con el apasionante debate político que mantuvimos ayer. No apoyé la propuesta de los socialistas relativa al recurso colectivo, porque creo que lo sensato es, en mi opinión, esperar por los resultados de los estudios del impacto, al objeto de evaluar la efectividad del recurso colectivo, en particular en lo que atañe a los costes soportados por los consumidores. Por lo tanto, hoy quiero protestar por los comentarios impropios realizados por mi colega la señora Gebhardt durante el debate de ayer, que dan a los votantes la impresión de que solamente los socialistas protegen los intereses de los consumidores, a diferencia de los demócratas que protegen los intereses de la industria. Esta demagogia y su retórica política manipuladora no tienen nada que ver con la realidad y me opongo a las mismas.

 
  
  

- Informe: Elizabeth Lynne (A6-0159/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Frank Vanhecke (NI).(NL) He votado firmemente en contra del informe Lynne, porque, en mi opinión, va mucho más allá que los innumerables informes aprobados por este Parlamento en el pasado que, por su parte, ya son sumamente cuestionables.

Una vez más el Parlamento está abriendo totalmente sus puertas a un tipo de política europea contra la discriminación que abarca todos los ámbitos y que no deja intacto apenas ningún dominio social. Ya lo he dicho anteriormente en esta institución y lo diré de nuevo: la lucha contra la discriminación, de ser necesaria, es una lucha que corresponde a la competencia exclusiva de los Estados miembros y Europa no debe asumir el papel de agente de policía o policía política en este sentido.

De hecho, cualquiera que lea el informe Lynne con detenimiento llegará a la conclusión de que tiene menos que ver con la lucha real contra la discriminación que con socavar la libertad de expresión todavía más y, en particular, con convertir la corrección política en una cuestión jurídica. No puedo estar de acuerdo con esto y, por lo tanto, he votado firmemente en contra de este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Hubert Pirker (PPE-DE).(DE) Señor Presidente, todos estamos de acuerdo en que hay que emprender todas las medidas imaginables contra la discriminación. Por lo tanto, también hemos declarado nuestra confianza en cuatro directivas. Se está preparando una quinta. Esta también cuenta con nuestro apoyo.

No obstante, he votado en contra de este informe porque opta por una estrategia equivocada, porque no defiende la aplicación de la legislación existente, sino que exige de inmediato una nueva directiva, que incluye nuevas autoridades, nuevas burocracias y nuevos procedimientos de prueba. Esto significa imponer obstáculos en vez de soluciones. Al fin y al cabo, esto no permite poner fin a la discriminación.

Toda mi delegación sigue un camino diferente. Mi delegación querría que se pidiese a los Estados miembros que aplicasen finalmente todo lo que ya contempla la legislación actual, sin dar, como sugiere el informe, un segundo paso antes del primero.

 
  
MPphoto
 
 

  Zdzisław Zbigniew Podkański (UEN).(PL) Señor Presidente, el respeto de los derechos humanos es una tarea fundamental de la Comunidad Europea. Lamentablemente la Unión Europea no está gestionando esto de la mejor manera posible. Un par de horas de debate no bastarán para cambiar la situación en este ámbito. Tampoco las acciones emprendidas por la Comisión Europea y otros organismos competentes ofrecen muchas esperanzas de mejora. Europa y el resto del mundo continúan luchando contra la discriminación racial, sexual, cultural y nacional. El tráfico de personas, incluidos niños, por dinero, por placer, por órganos, aumenta cada año que pasa. El número de actos violentos está aumentando y cada vez son más las víctimas que deciden permanecer en silencio, dado que no confían en recibir ayuda del Estado.

Tengo la impresión de que en el Parlamento Europeo trabajamos principalmente en beneficio de las empresas, las corporaciones y las regiones, y que hacemos muy poco por los ciudadanos de a pie, para quienes lo más importante es su calidad de vida y la igualdad de derechos. Nuestras acciones no tienen los efectos deseados; simplemente sirven para calmar la conciencia haciéndonos sentir que estamos haciendo algo. Ya es hora de hacer algunos cambios radicales. Esa es la razón por la que voto en contra del informe.

 
  
  

- Informe: Willi Piecyk (A6-0163/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Erik Meijer, en nombre del Grupo GUE/NGL. – Señor Presidente, en el Grupo GUE/NGL existe una gran tolerancia de las posturas minoritarias. Hay ocasiones en las que a esas minorías les gusta demostrar al Pleno de este Parlamento que su punto de vista difiere de la gran mayoría dentro de nuestro Grupo.

Este ha sido el caso recientemente en la votación de mi informe relativo a la relación entre Macedonia y la Unión Europea. Concedimos el limitado tiempo de uso de la palabra correspondiente a nuestro Grupo a uno de nuestros diputados griegos, que declaró que la Unión Europea no puede admitir a ningún miembro nuevo y que sería mejor poner fin a la propia Unión. Posiblemente este comentario dio la falsa impresión de que mi Grupo no apoyaba mis propuestas de acelerar las negociaciones con este Estado miembro candidato. No obstante, esta postura era solamente el punto de vista del Partido Comunista de Grecia, no del conjunto de nuestro Grupo, que apoyó mis propuestas, al igual que la gran mayoría de este Parlamento.

En el último debate de esta mañana se volvió a producir esta situación. Con respecto al informe Piecyk sobre una política marítima integrada, los dos oradores de nuestro Grupo fueron el diputado griego Pafilis y el diputado portugués Guerreiro. Era muy importante para los partidos a los que representan poder intervenir acerca de esta cuestión. En su debate nacional, estos dos partidos prefieren utilizar el informe Piecyk como un símbolo de todo lo que no funciona por lo que respecta a las condiciones de trabajo de los profesionales del mar y los trabajadores portuarios, y también de todo lo que se puede asociar con las intenciones de la OTAN en lo que atañe al uso militar del mar.

La mayoría de nuestro Grupo, incluyendo las delegaciones alemana y neerlandesa, opina que el informe Piecyk no tiene nada que ver con estas cuestiones. Nos opusimos en dos ocasiones a la Directiva relativa a los puertos, pero no estamos en contra de una política marítima en general. Apoyamos las propuestas del señor Piecyk, que se concentran en cuestiones útiles como el medio ambiente, la protección de las regiones costeras, la educación y la calidad de la mano de obra.

 
  
MPphoto
 
 

  Czesław Adam Siekierski (PPE-DE).(PL) Señor Presidente, he votado a favor de este informe por una serie de razones. En primer lugar, uno de los principales desafíos a los que se enfrenta Europa es el cambio climático. Esto también afecta directamente a las regiones marítimas, especialmente a las regiones costeras amenazadas por la subida del nivel del agua. En segundo lugar, una importante explotación de los recursos marítimos, especialmente a través de una pesca excesiva, unida al cambio climático, constituyen actualmente una grave amenaza para el entorno marino. Las relaciones entre los océanos y el clima representan una parte importante de la política climática de la Unión Europea. En tercer lugar, casi el 80 % de la contaminación del entorno marino se origina en tierra. Las amenazas para el medio ambiente, tales como los buques naufragados sobre el lecho marino y los restos de munición militar y armamento químico, también tienen gran importancia. En cuarto lugar, una pesca intensiva ha roto el equilibrio del ecosistema y está desestabilizando también la biodiversidad. En quinto lugar, los océanos y mares desempeñan un papel importante en la estrategia europea para garantizar la seguridad energética. Por una parte, son una fuente de petróleo y gas, además de una fuente de energía renovable. Por la otra, constituyen un medio y una vía para el transporte de energía y, de este modo, aumentan la seguridad energética. Así pues, necesitamos crear una política sostenible para el desarrollo de los mares y océanos.

 
  
  

Explicaciones de voto por escrito

 
  
  

− Informe: Jan Andersson (A6-0132/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Pierre Audy (PPE-DE), por escrito. – (FR) He votado a favor del informe de mi colega sueco Jan Andersson, en virtud del procedimiento simplificado, que confirma la propuesta de Decisión del Parlamento Europeo y del Consejo por la que se deroga la Decisión 85/368/CEE del Consejo relativa a la correspondencia de las cualificaciones de formación profesional entre los Estados miembros de las Comunidades Europeas, por la que se insta a los Estados miembros y a la Comisión a que cooperen en la elaboración de descripciones de exigencias profesionales comunitarias en profesiones especificadas, para después adaptar las cualificaciones de educación y formación profesional reconocidas en los Estados miembros a estas descripciones consensuadas de exigencias profesionales.

Dado que esta decisión era difícil de aplicar, era lógico derogarla. El Marco Europeo de Cualificaciones (MEC) debería abordar las limitaciones de la decisión a derogar, concentrándose en mejorar la transparencia de las cualificaciones e introduciendo un enfoque descentralizado para la cooperación que refleje la creciente complejidad de las cualificaciones en Europa. No obstante, este desafortunado asunto pone de manifiesto la necesidad de aclarar y simplificar la legislación comunitaria para que los ciudadanos puedan entenderla y utilizarla en sus vidas diarias.

 
  
MPphoto
 
 

  Adam Bielan (UEN), por escrito. − (PL) Un aumento del empleo en la Unión Europea está directamente relacionado con la formación profesional y con el reconocimiento mutuo de las cualificaciones. He apoyado el informe del señor Andersson porque creo que los Estados miembros de la Unión Europea deberían crear un modelo común para verificar las cualificaciones profesionales, independientemente del país en el que se hayan adquirido. Esto incitará a los empleados a seguir mejorando sus capacidades y a los estudiantes a estudiar, obtener nuevas experiencias y mejorar sus conocimientos de idiomas extranjeros en diversas partes de Europa.

Como representante de Malopolskie, la tercera mayor región de Polonia en número de estudiantes, también me gustaría llamar la atención sobre la particular importancia del reconocimiento de los diplomas de los jóvenes. Todos los intercambios académicos y el potencial de equiparar las cualificaciones son sumamente importantes para los jóvenes que desean adquirir experiencia en el extranjero.

 
  
MPphoto
 
 

  Małgorzata Handzlik (PPE-DE), por escrito. − (PL) Uno de los cuatro principios en los que se basa el mercado común de la Unión Europea se refiere a la libre circulación de personas. La libre circulación de personas ofrece a los ciudadanos de la Unión Europea la posibilidad de conseguir un empleo en otro Estado miembro.

Sin embargo, los diferentes sistemas educativos y reglamentos en materia de cualificaciones profesionales a menudo dificultan la tarea de aceptar un empleo en profesiones para las que tenemos cualificaciones. Por esta razón es tan importante establecer una correspondencia de las cualificaciones profesionales entre los diferentes Estados miembros. Según la Comisión Europea y también según el ponente, la Decisión 85/368/CEE, que regula esta cuestión, no ha facilitado convenientemente la correspondencia de las cualificaciones profesionales en beneficio de los trabajadores que buscan empleo en otro Estado miembro.

Este es el motivo que justifica la decisión de sustituirla por un instrumento más nuevo y efectivo, el Marco Europeo de Cualificaciones, que aumenta la transparencia, respalda la transferencia de cualificaciones y facilita la evaluación de los resultados de los estudios.

Me satisface que esta medida haya conseguido un amplio apoyo de diversos ámbitos: interlocutores sociales, organizaciones del sector y la industria, instituciones educativas y ONG. Esto garantiza una amplia aceptación de los cambios que se van a introducir.

Por lo tanto, estoy a favor de la derogación de la Decisión y creo que el MEC, como herramienta para establecer una correspondencia de las cualificaciones, ofrecerá una oportunidad para que las personas circulen más fácilmente y permitirá alcanzar los objetivos que no se materializaron con la Decisión 85/368/CEE, garantizando así una mayor movilidad de los trabajadores en el mercado laboral europeo.

 
  
MPphoto
 
 

  Katalin Lévai (PSE), por escrito. (HU) He votado a favor del informe del señor Andersson, porque creo que es importante acabar con todos los obstáculos posibles para la armonización de las cualificaciones profesionales. Es importante derogar la Decisión 85/368/CEE del Consejo, porque su aplicación no permitía establecer una correspondencia de las cualificaciones profesionales.

Ahora esta Decisión va a ser sustituida por otros instrumentos europeos más nuevos y efectivos, como el Marco Europeo de Cualificaciones (MEC). Como instrumento para la promoción de la educación permanente, el MEC incluye las cualificaciones de todos los niveles, desde las obtenidas en la educación general y de adultos, hasta las de la enseñanza superior y la educación y formación profesionales. Por lo tanto, es importante que los Estados miembros concedan la máxima importancia posible a la educación, dado que es la base para el empleo. La enseñanza, junto con la adquisición de conocimientos culturales y educación general, desempeñan un papel fundamental para el desarrollo de una sociedad europea tolerante. Además de aprender a utilizar la energía de forma eficiente y proteger el medio ambiente, la próxima generación deberá aprender también a aceptar y respetar las diferencias.

La educación es también la clave para otras muchas cosas: ofrece una oportunidad a las minorías, por ejemplo para el pueblo romaní, de preservar su cultura y garantizar su integración. Actualmente, en las comunidades minoritarias existe un número cada vez mayor de jóvenes instruidos que están en condiciones de defender sus propios intereses frente a los gobiernos y las autoridades locales.

Para que esto se convierta en la norma, tenemos que desarrollar la enseñanza de idiomas, dedicar más atención a las culturas minoritarias en los colegios y las propias minorías deben adoptar un papel más activo en la enseñanza.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. − (DE) En la práctica, no siempre hemos conseguido resolver todas las dificultades relacionadas con el reconocimiento mutuo de las cualificaciones de formación profesional y mantener la calidad del trabajo en este ámbito, por una parte, sin crear obstáculos innecesarios, por la otra. En este sentido, es alarmante que la Directiva relativa a los servicios haya concedido a los proveedores de servicios extranjeros una cierta libertad para hacer lo que quieran, al no existir posibilidades de un control efectivo y sanciones inexplicadas, mientras que los proveedores de servicios domésticos siguen teniendo que cumplir rigurosamente las leyes y normas.

En unos cuantos años nuestras empresas nacionales exigirán que se revisen los reglamentos aplicables a las empresas extranjeras, para no hundirse en medio de una cruel competencia. Por lo tanto, se sigue fomentando la práctica del dumping en el caso de los sueldos, las condiciones de trabajo y la seguridad social. La Unión Europea tampoco debería estar fomentando este cambio con la «tarjeta azul». Si estuviésemos dispuestos a pagarles un sueldo decente, tendríamos suficientes trabajadores cualificados.

 
  
  

− Informe: Lidia Joanna Geringer de Oedenberg (A6-0152/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Pierre Audy (PPE-DE), por escrito. – (FR) He votado a favor del informe de mi colega polaca, la señora Geringer de Oedenberg, por el que se aprueba, en su primera lectura en virtud del procedimiento de codecisión, la propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo, por la que se codifica la Directiva 93/7/CEE del Consejo de 15 de marzo de 1993, relativa a la restitución de bienes culturales que hayan salido de forma ilegal del territorio de un Estado miembro, modificada por la Directiva 96/100/CE (DO L de 1 de marzo de 1997) y la Directiva 2001/38/CE (DO L de 10 de julio de 2001).

Lamento que el proceso de codificación esté llevando tanto tiempo; cabe recordar que fue el 1 de abril de 1987 cuando la Comisión dar instrucciones a sus servicios para que procediesen a la codificación de toda la legislación como mínimo después de su décima modificación, insistiendo en que se trata de un asunto menor y en que sus servicios se esforzarían por codificar los textos de los que fuesen responsables en un plazo todavía más breve. El Presidente en ejercicio del Consejo Europeo (en Edimburgo, en diciembre de 1992) confirmó estos imperativos.

Finalmente, el Parlamento Europeo, el Consejo y la Comisión alcanzaron un acuerdo interinstitucional, el 20 de diciembre de 1994, por el que se podría utilizar un procedimiento acelerado.

 
  
MPphoto
 
 

  Nicodim Bulzesc (PPE-DE), por escrito. − (RO) He votado a favor del informe Geringer, porque estoy de acuerdo en que los bienes culturales que han salido de forma ilegal del territorio de un Estado miembro deben ser devueltos a su legítimo propietario.

Este informe respalda la idea de crear una directiva europea para el establecimiento de una cooperación administrativa entre Estados miembros en materia de restitución de los bienes culturales que han salido de forma ilegal de un territorio. La directiva regulará la creación de una autoridad central en cada Estado miembro, que se encargaría exclusivamente de esta cuestión y cooperaría con las autoridades similares establecidas en los demás Estados miembros y con la Interpol.

Al mismo tiempo, esta directiva podría simplificar el procedimiento administrativo existente en la actualidad en la Unión Europea y, personalmente, espero que este proyecto de ley se ponga en práctica.

 
  
MPphoto
 
 

  Ian Hudghton (Verts/ALE), por escrito. − Apruebo la codificación de la legislación relativa a los bienes culturales que han salido de forma ilegal del territorio de los Estados miembros. La legislación existente ha sido modificada en una serie de ocasiones y es importante que contemos con un marco jurídico claro, con el que los Estados miembros puedan garantizar la restitución de los bienes culturales robados.

También creo que los bienes culturales deberían ser devueltos a las comunidades locales de los Estados miembros, cuando exista un apoyo local claro para esta iniciativa. En este contexto, apoyo plenamente, por ejemplo, la restitución del ajedrez de Lewis a una ubicación en las Hébridas Occidentales de Escocia y, del mismo modo, del tesoro de la Isla de St. Ninia a Shetland.

 
  
MPphoto
 
 

  Luca Romagnoli (NI) , por escrito. – (IT) Señor Presidente, Señorías, voto a favor del informe de la señora Geringer de Oedenberg relativo a la restitución de bienes culturales que hayan salido de forma ilegal del territorio de un Estado miembro.

Considero fundamental que los Estados miembros puedan trabajar juntos para resolver conflictos entre Gobiernos nacionales y para reconocer la importancia de la protección de los activos culturales a nivel europeo. Los activos culturales y las obras de arte representan el patrimonio de los ciudadanos de los Estados miembros, que tienen todo el derecho a poder visitarlos y admirarlos.

De hecho, existen casos de escándalos y conflictos relativos a obras de arte robadas que se remontan varias décadas atrás. Considero que la intervención de la Comunidad para resolver estas situaciones es absolutamente necesaria.

 
  
MPphoto
 
 

  Toomas Savi (ALDE), por escrito. − A pesar de haber votado a favor del informe, debo llamar la atención sobre el hecho de que el artículo 13 de la propuesta de Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a la restitución de bienes culturales que hayan salido de forma ilegal del territorio de un Estado miembro afirma que esta directiva se aplicará a partir del 1 de enero de 1993.

Permítanme recordarles que, tras la anexión ilegal de la República de Estonia por parte de la Unión Soviética en 1940, se trasladaron numerosos artefactos desde Estonia a diferentes destinos de la Unión Soviética que no han sido devueltos, entre los que se encuentra el collar presidencial. Espero que la Comisión no se haya olvidado y que elabore pronto una propuesta de directiva relativa a los bienes extraídos de forma ilegal antes de 1993.

 
  
  

− Informe: Pia Elda Locatelli (A6-0145/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Pierre Audy (PPE-DE), por escrito. – (FR) He votado a favor del informe de mi colega italiana la señora Locatelli, elaborado en virtud del procedimiento de consulta sobre la propuesta de Reglamento del Consejo por el que se constituye la «Empresa Común de Pilas de Combustible e Hidrógeno». Poner a Europa a la vanguardia de las tecnologías de pilas de combustible e hidrógeno es una excelente política.

Las pilas de combustible son convertidores energéticos muy poco problemáticos y eficientes que reducen notablemente la producción de gases de efecto invernadero. Ofrecen gran flexibilidad, dado que pueden consumir hidrógeno y otros combustibles, como gas natural, etanol y metanol

Resultó fundamental la creación de un instrumento comunitario con esta Iniciativa Tecnológica Conjunta para crear asociaciones entre los sectores público y privado en el ámbito de la investigación en virtud del Séptimo Programa Marco para la investigación y el desarrollo tecnológico (7º PM). Las Iniciativas Tecnológicas Conjuntas, que son principalmente el resultado del trabajo de las Plataformas Tecnológicas Europeas (PTE), reflejan el firme compromiso de la Unión Europea de coordinar la investigación al objeto de reforzar el Espacio Europeo de Investigación y alcanzar los objetivos europeos en materia de competitividad. Apoyo la idea de prestar más apoyo a las PYME.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. – (PT) Estoy de acuerdo con la ponente en que deberíamos aplicar el programa específico de cooperación en el que se identifican las pilas de combustible e hidrógeno como uno de los seis ámbitos en los que las ITC podrían tener particular relevancia.

Esta propuesta por la que se constituye la «Empresa Común Pilas de Combustible e Hidrógeno» es fruto del trabajo realizado dentro de la Plataforma Tecnológica Europea sobre hidrógeno y pilas de combustible y tiene por objeto contribuir a la aplicación del Plan de actuación a favor de las tecnologías ambientales.

Las pilas de combustible son convertidores de energía silenciosos y muy eficientes, que pueden reducir de forma decisiva y acumulable los gases de efecto invernadero y otros contaminantes, dado que pueden funcionar con hidrógeno y otros combustibles, tales como el gas natural, el etanol y el metanol. La introducción del hidrógeno como portador de energía de gran flexibilidad podría contribuir de forma positiva a la seguridad energética y a estabilizar los precios de la energía, ya que se puede producir a partir de cualquier fuente primaria de energía y, por lo tanto, contribuiría a diversificar la mezcla utilizada en el transporte, que actualmente depende del petróleo.

A pesar de que se ha destinado una gran cantidad de fondos públicos de la Unión Europea a la investigación de las pilas de combustible e hidrógeno, es poco probable que estas tecnologías estén en el mercado tan pronto como podríamos esperar.

 
  
MPphoto
 
 

  Teresa Riera Madurell (PSE), por escrito. − Una votación en ITRE no me permitió participar en el debate, por ello quiero justificar mi voto afirmativo.

Esta ITC ha sido acogida con satisfacción por el Parlamento:

Porque tiene mucho que ver con las prioridades de la UE: la energía y la lucha contra el cambio climático.

Porque la experiencia acumulada en la tramitación de las 4 ITC anteriores ha sido de una gran ayuda para dar buena forma a este reglamento: la Comisión ya conocía nuestras inquietudes en relación a estos nuevos instrumentos: en cuanto a financiación, normas de participación, transparencia, apertura, condiciones para su continuidad etc.

Por el buen trabajo de la ponente. Las modificaciones propuestas: situar a la UE en la vanguardia de estas tecnologías, garantizar el apoyo prioritario a la investigación a largo plazo, apoyar que las reglas de uso y diseminación se adapten a las de participación del 7PM, reforzar al Comité Científico con la función de marcar las priorides científicas y evitar que el reglamento fuerce que el coordinador del consorcio provenga de un grupo industrial, son cuestiones que refuerzan la propuesta de la Comisión.

Las ITC son buenos instrumentos para mejorar nuestra capacidad en I+D, siempre que se desarrollen según los objetivos para los que fueron creadas. Es nuestro deber velar por ello.

 
  
  

− Informe: Sergio Berlato (A6-0164/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Alessandro Battilocchio (PSE), por escrito. – (IT) Acojo con satisfacción el informe Berlato relativo a la posibilidad de ampliar la financiación del Fondo Comunitario del Tabaco hasta 2012.

La Unión Europea siente la necesidad de proteger este importante sector, porque la completa eliminación de las ayudas causaría enormes daños a la producción, con repercusiones negativas para el empleo en las regiones afectadas.

En algunas zonas, el tabaco puede representar el 35 % de las exportaciones agrícolas y un potencial descenso de la producción causaría graves daños económicos y sociales, particularmente si la economía local ya experimenta dificultades.

Es importante subrayar el hecho de que la financiación destinada al Fondo Comunitario del Tabaco se utilizará para cubrir todas las iniciativas y campañas educativas y de sensibilización relativas a los daños que causa el hábito de fumar.

Por lo tanto, espero que la propuesta de ampliar el fondo información contra el tabaquismo cuente con el apoyo de mis colegas, de modo que se protejan así los intereses del consumidor.

 
  
MPphoto
 
 

  Bernadette Bourzai (PSE), por escrito. – (FR) El Fondo Comunitario del Tabaco financiado mediante la transferencia de una determinada cantidad de la ayuda al tabaco para los años 2006 y 2007 fomenta iniciativas para sensibilizar al público acerca de los efectos nocivos del hábito de fumar.

La Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural ha propuesto ampliar la financiación hasta el final de las perspectivas financieras y ha aumentado la cantidad porcentual al 6 %. El consumo de tabaco en Europa no ha variado y la reducción gradual de la producción europea ha sido sustituida por importaciones de tabaco.

La cuestión paralela de mantener la OCM del tabaco y, por lo tanto, de posponer la reforma de 2004 que se debería haber aplicado a partir de 2010 deberá ser abordada durante la revisión médica de la PAC, porque la disociación causa prácticamente el abandono total de la producción sin ninguna alternativa sostenible desde el punto de vista de la economía y el empleo, que ha tenido consecuencias muy graves para las zonas rurales afectadas y ningún impacto sobre la salud pública.

No creo que la lucha contra el hábito de fumar y la ampliación de un período de transición que permita a los productores europeos encontrar alternativas al cultivo de tabaco y reducir el impacto negativo sobre nuestras regiones son mutuamente excluyentes.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. – (PT) La financiación del Fondo Comunitario del Tabaco está exclusivamente destinada a promover iniciativas informativas sobre los daños que pueden causar los productos del tabaco. La propuesta presentada por la Comisión Europea prevé la transferencia de una cantidad equivalente al 5 % de la ayuda al tabaco concedida para los años civiles 2008 y 2009. Por su parte, el Parlamento propone la transferencia del 6 % de la ayuda al tabaco concedida para el período 2009 a 2012, asumiendo que la ayuda a los productores continúa.

Como sabemos, lamentablemente la Comisión Europea ha avanzado hacia el desacoplado de las ayudas a la producción, que ha contribuido de forma decisiva a reducir la producción de tabaco en Portugal, aunque continúa siendo importado de los países productores. La Comisión continúa asociando este Fondo al régimen de apoyo para los productores de tabaco, alegando que se trata de la única fuente de financiación prevista. De acuerdo con esa base lógica y dando por supuesto que las campañas informativas continuarán siendo útiles, las enmiendas parecen apropiadas.

También parece pertinente apoyar la reciente petición realizada formalmente a la Comisión por casi todos los Estados miembros productores, para que presente una propuesta de reglamento por el que se amplíe el actual régimen de apoyo para la producción de tabaco hasta 2013, que se analizará en el ámbito de los debates en curso sobre la «revisión médica» de la PAC.

 
  
MPphoto
 
 

  Neena Gill (PSE), por escrito. − He votado en contra de este informe porque, como alguien que desde el principio se ha mostrado en contra de las ayudas a la producción de tabaco, creo que sería devastador ampliar la retirada progresiva de las ayudas al tabaco de 2009 a 2012.

Apoyo la propuesta de la Comisión Europea, que indica que no existe ninguna justificación para que las ayudas al tabaco continúen estando vinculadas a la producción de tabaco. Creo que el informe del Parlamento, que intenta reabrir el debate relativo a la retirada progresiva de las ayudas para 2009 es totalmente inaceptable.

No veo ninguna razón lógica para continuar apoyando la producción de tabaco, particularmente debido a las consecuencias negativas que el tabaco tiene sobre la salud y a los costes sanitarios.

 
  
MPphoto
 
 

  Ian Hudghton (Verts/ALE), por escrito. − He votado en contra del informe Berlato sobre el Fondo Comunitario del Tabaco. La Unión Europea, al igual que numerosos Estados miembros, ha intentado reducir el consumo de tabaco a través de medidas como la prohibición de la publicidad del tabaco. Por lo tanto, es una absoluta hipocresía que la Unión Europea continúe financiando a los cultivadores de tabaco en Europa.

 
  
MPphoto
 
 

  Kartika Tamara Liotard, Erik Meijer, Esko Seppänen, Søren Bo Søndergaard y Eva-Britt Svensson (GUE/NGL), por escrito. − La Resolución del Parlamento Europeo relativa al Fondo Comunitario del Tabaco propone prorrogar las ayudas agrícolas para el tabaco. Votamos en contra en protesta contra todo el sistema de ayudas al tabaco. Para la Unión Europea, apoyar económicamente la producción de tabaco es ridículo y utilizar parte de este dinero para apoyar las campañas contra el hábito de fumar es hipócrita. Todas las ayudas agrícolas para el tabaco deberían ser eliminadas de inmediato. Las campañas contra el hábito de fumar son útiles, pero se pueden financiar fácilmente con otros medios.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. − El informe de Sergio Berlato sobre el Fondo Comunitario del Tabaco intenta reabrir el debate relativo a la ampliación de las ayudas al tabaco hasta 2012. No existe ninguna justificación para ofrecer ayudas para el tabaco a los agricultores, ni desde el punto de vista de la salud pública ni desde el económico, por lo que su ampliación es sencillamente innecesaria.

En efecto, dada la postura de la Unión Europea con respecto al tabaco, considero que las propuestas incluidas en el informe no solamente son hipócritas, sino también inmorales. Por tanto, no puedo votar a favor del informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Dimitrios Papadimoulis (GUE/NGL), por escrito. – (EL) He votado a favor del informe Berlato, al igual que el Grupo Confederal de la Izquierda Unida Europea/Izquierda Verde Nórdica. Garantiza ayudas comunitarias para los cultivadores de tabaco durante un nuevo período y les ofrece protección frente a la discriminación desfavorable en relación con cultivadores de otros productos agrícolas, para los que las ayudas se mantienen. Es particularmente importante hacer uso de todas las posibilidades que ofrecen los recursos existentes. Debemos evitar que el cultivo de tabaco sea abandonado y detener éxodo de la población rural durante este período de transición para el cultivo.

 
  
MPphoto
 
 

  Zdzisław Zbigniew Podkański (UEN), por escrito. − (PL) A pesar de que la votación sobre el informe Berlato fue positiva, no resuelve el problema de los fumadores y de la producción de tabaco.

Se podría decir que hemos aplazado varios años una decisión relativa a estas importantes cuestiones. Por lo tanto, este problema volverá y seguirá siendo un problema durante tanto tiempo como la gente continúe fumando tabaco. Será necesario resolverlo, pero no a costa de los agricultores que se han dedicado a la producción de tabaco y que han realizado una importante inversión.

El cultivo de tabaco ofrece un sustento para decenas de miles de familias, que a menudo no tienen otra forma de obtener ingresos, como, por ejemplo, en regiones de Polonia con suelos pobres.

Esa es la razón por la que necesitamos decisiones estratégicas hoy, tomadas con la debida cautela, no bajo la presión de los grupos de interés que representan a los intermediarios y a los comerciantes que operan en un sistema internacional.

 
  
MPphoto
 
 

  Luca Romagnoli (NI) , por escrito. – (IT) Señor Presidente, Señorías, me gustaría felicitar al señor Berlato y expresar mi apoyo para su informe.

El informe es sumamente equilibrado y representa un ejemplo raro y positivo de integración entre las políticas sanitarias y agrícolas de la Unión Europea. Al proponer aumentar el porcentaje de la retención de las ayudas para los cultivadores de tabaco y dedicar una dotación financiera de más de 81 millones de euros a campañas contra el hábito de fumar, el informe consigue satisfacer a ambos bandos con respecto a ciertas cuestiones delicadas.

Por otra parte, este informe amplía las ayudas parcialmente vinculadas a los productores sin ningún coste adicional para el presupuesto de la Unión Europea, y sin crear discriminación entre ellos y otros sectores agrícolas, confirmando la postura expresada por el Parlamento en Estrasburgo en marzo de 2004.

 
  
MPphoto
 
 

  Brian Simpson (PSE), por escrito. − Como sabrán, durante muchos años este Parlamento ha sido muy claro en sus esfuerzos por poner de manifiesto los peligros para la salud del hábito de fumar tabaco.

Sin embargo, durante todo ese tiempo la Unión Europea ha destinado millones de euros en ayudas a los agricultores que cultivan ese mismo producto.

Esta política es sumamente hipócrita.

El Informe de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural intenta reabrir el debate relativo a la ampliación de las ayudas al tabaco hasta 2012. Sin embargo, la propuesta de la Comisión, en respuesta a la que supuestamente se ha elaborado este informe, trata de ampliar las ayudas al Fondo Comunitario del Tabaco, que como sabemos se utiliza para advertir de los peligros de fumar tabaco.

Lo que la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural ha intentado aquí es un juego de manos del que cualquier mago de primera clase se habría sentido orgulloso, pero afortunadamente se ha descubierto el truco y se ha puesto de manifiesto lo que realmente es: concretamente un intento de prorrogar las ayudas para los cultivadores de tabaco. El Parlamento debe demostrar su oposición por motivos morales, económicos y de salud.

La postura de la Comisión está clara. No existe ninguna justificación para las ayudas al tabaco vinculadas a la producción. Ya es hora de que el Parlamento siga esa misma línea, rechazando la postura de la Comisión de Agricultura y Desarrollo en este ámbito. Esta es la razón por la que voto en contra.

 
  
MPphoto
 
 

  Catherine Stihler (PSE), por escrito. − Más de medio millón de ciudadanos europeos muere cada día por una adicción al tabaco. No se debería destinar ni un céntimo del dinero de los contribuyentes de la Unión Europea al Fondo Comunitario del Tabaco. El Fondo Comunitario del Tabaco debería dejar de existir.

 
  
  

− Informe: Bairbre de Brún (A6-0133/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Pierre Audy (PPE-DE), por escrito. – (FR) He votado a favor del informe de propia iniciativa de mi colega británica la señora de Brún sobre la evaluación del programa PEACE (el programa de apoyo especial para la paz y la reconciliación en Irlanda del Norte), que subraya que la participación ciudadana ha sido una parte esencial para el proceso de paz en Irlanda del Norte y que la participación de la sociedad civil en este proceso ha contribuido de forma importante a mejorar la política y aplicación locales.

Apoyo la idea de que la cooperación entre los participantes en programas financiados por PEACE y el Fondo Internacional para Irlanda no debería cesar cuando los programas lleguen a su fin.

 
  
MPphoto
 
 

  Ian Hudghton (Verts/ALE), por escrito. − He votado a favor del informe de la señora de Brún sobre el programa PEACE, que subraya con acierto la importancia de la participación ciudadana en el proceso de paz. Los programas PEACE han contribuido notablemente al proceso de paz en Irlanda y se deben acoger con satisfacción los esfuerzos por fortalecerla en el futuro.

 
  
MPphoto
 
 

  Catherine Stihler (PSE), por escrito. − Me satisface apoyar el programa PEACE y espero que continúe ayudando a las comunidades desde la base.

 
  
  

- Informe: Friedrich-Wilhelm Graefe zu Baringdorf (A6-0130/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Pierre Audy (PPE-DE), por escrito. – (FR) He votado a favor del informe de mi colega alemán, el señor Graefe zu Baringdorf, que propone modificar la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a las estadísticas ganaderas y de producción de carne, pero al objeto de que permita el acuerdo en primera lectura en virtud del procedimiento de codecisión. Las estadísticas ganaderas (dos al año en el caso del ganado porcino y bovino, y una al año para el ganado ovino y caprino), las estadísticas mensuales de sacrificios (el peso de la cabeza y la canal del ganado porcino, bovino, ovino, caprino y aves de corral) y las previsiones de producción de carne (carne de ganado porcino, bovino, ovino y caprino) son esenciales para gestionar los mercados de la Unión Europea, pero es necesario encargarse de la legislación vigente, que se ha vuelto muy compleja. Parece lógico incluir la carne de las aves de corral a las estadísticas de producción de carne del ganado porcino, bovino, ovino y caprino.

 
  
MPphoto
 
 

  Constantin Dumitriu (PPE-DE), por escrito. − (RO) La simplificación de los procedimientos es un importante objetivo de las instituciones europeas, que saben que la sobrerregulación es una carga tanto para su cooperación como para la eficiencia y competitividad de los operadores económicos.. Para los agricultores y productores agrícolas de Rumanía, la reducción de la carga burocrática es un requisito para poder aprovechar plenamente las ventajas de unirse a la Unión Europea.

Los informes estadísticos deberían ser tenidos en cuenta tanto por Eurostat, como, en particular, por las empresas e instituciones nacionales. Con respecto a la carne, los datos estadísticos representan una imagen que permite emprender acciones a tiempo para regular el mercado, estableciendo mecanismos de intervención.

Los informes estadísticos deberían ser unitarios, correctos y estar disponibles a tiempo para evitar importantes desequilibrios en el mercado comunitario que afecten a los productores, a los consumidores, o a ambos grupos por igual.

Este informe tiene precisamente esta misión y lo acojo con gran satisfacción. Al mismo tiempo, las autoridades nacionales también deberían aplicar acciones rigurosas (y, cuando sea necesario, firmes) que garanticen la seriedad de los encuestados.

Esta cuestión debería ser tratada con el mismo interés tanto por parte de la persona que recoge y procesa los datos estadísticos como por los agentes económicos que los envían. Aparte de la rigurosidad, este Reglamento también permitirá la uniformidad de estos datos mediante la aplicación de normas comunes en toda la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. − Acojo con satisfacción el informe del señor Graefe zu Baringdorf sobre la propuesta de Reglamento relativo a las estadísticas ganaderas y de producción de carne. El Reglamento pretende simplificar la legislación existente en este ámbito. Voto a favor de las recomendaciones del informe.

 
  
  

− Informe: Anne Van Lancker (A6-0172/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Pierre Audy (PPE-DE), por escrito. – (FR) Voto a favor del informe de mi colega belga, la señora Van Lancker, elaborado dentro del marco del procedimiento de consulta, sobre la propuesta de Decisión del Consejo relativa a las directrices para las políticas de empleo de los Estados miembros.

Agradezco el excelente trabajo realizado por mi colega y amiga la señora Morin, la ponente de nuestro Grupo político, particularmente en materia de flexiguridad. Aún a riesgo de apartarme un poco del tema, dado que básicamente esta Decisión del Consejo solo tiene por objeto realizar recomendaciones a los Estados miembros sobre la base del artículo 128 del Tratado CE, lamento que, a pesar de que era su obligación en aplicación del artículo 138 de este Tratado, la comisión no impulse a los interlocutores sociales y afirme que ya es hora de crear una legislación europea en materia de empleo con el apoyo de estos interlocutores sociales, basándose en el procedimiento establecido en el artículo 139 del Tratado CE.

No podemos tener una política de empleo ambiciosa, si no establecemos legislación laboral europea con el apoyo de los interlocutores sociales.

 
  
MPphoto
 
 

  Alessandro Battilocchio (PSE), por escrito. – (IT) Señor Presidente, Señorías, la Estrategia de Lisboa, particularmente tras la revisión intermedia, representa el compromiso estratégico más importante de la Unión Europea y finalmente va a estar acompañada de resultados concretos en términos de crecimiento y empleo.

A este respecto, la señora Van Lancker, al tiempo que reconoce que la estrategia tiene la ventaja de haber contribuido a la creación de empleo, expresa la opinión de que es necesario mejorar la calidad y seguridad. De hecho, cabe destacar que, a pesar del constante descenso del número de desempleados, el número de trabajadores con contratos de duración determinada va en aumento, con claras implicaciones y consecuencias. Las cifras revelan la necesidad de controlar a los Estados miembros individuales, para garantizar que afronten los problemas de empleo utilizando un planteamiento de flexiguridad más equilibrado: esto significa nuevos puestos de trabajo, pero también mejores condiciones para los trabajadores en general.

No obstante, como subraya la ponente, la Agenda de Lisboa necesita tener más en cuenta los objetivos sociales comunes: la palabra clave de nuestra estrategia debería ser ahora la inclusión, y no solamente el crecimiento y el empleo.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. – (PT) La actual situación demuestra que, diez años después de las primeras directrices para las políticas de empleo de los Estados miembros, cada vez hay menos empleo con derechos, lo que demuestra en sí que la estrategia no está destinada a la promoción del empleo con derechos. Por otra parte, los constantes cambios en esas directrices unidos a unas directrices económicas cada vez más neoliberales de la Unión Europea han contribuido a una mayor inseguridad del empleo.

A pesar de que la ponente incluye algunos paliativos relacionados con la pobreza o la inclusión social, en realidad no se menciona la necesidad de romper con las actuales directrices macroeconómicas y de empleo, que son completamente neoliberales y en las que domina la supremacía de la competencia y la flexibilidad, que es la razón por la que estas propuestas no representan más que una mera cortina de humo, sin afrontar los problemas en su origen.

Algunas otras propuestas incluso tienden a promover la flexiguridad o, incluso, la desregulación del mercado laboral, defendiendo disposiciones contractuales flexibles y fiables basadas en unas legislaciones laborales modernas, en convenios colectivos y en la organización del trabajo, señalando que los Estados miembros deberían aplicar sus propios planes de acción basados en los principios comunes de la flexiguridad adoptados por el Consejo.

Por lo tanto, votamos en contra del informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Ian Hudghton (Verts/ALE), por escrito. − Voto a favor del informe Van Lancker relativo a las políticas de empleo de los Estados miembros. El informe insiste con acierto en la necesidad de que los Estados miembros apliquen directrices al objeto de intentar combatir la discriminación por cuestiones tanto de género, como raciales, de origen étnico, religión o creencia, discapacidad, edad u orientación sexual.

El informe también pide a los Estados miembros que reconozcan tradiciones nacionales a la hora de aplicar la política de empleo. Considero que el reconocimiento de las diversas tradiciones de Europa deberían ser esenciales para todas las políticas de la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Stanisław Jałowiecki (PPE-DE), por escrito. − (PL) Me abstengo en la votación del informe de la señora Van Lancker relativo a las directrices para las políticas de empleo. Lamentablemente el informe no ha conseguido evitar las contradicciones. Por una parte, contiene muchas frases como «sociedad basada en el conocimiento», «competitividad» y «desafíos tecnológicos», mientras que, por otra parte, se habla de la necesidad de garantizar la «seguridad del empleo», un «empleo estable» y cosas similares. Las primeras indican intenciones y las segundas mantener las cosas como están. No se puede progresar sin alterar la estructura del empleo. Esto no ha ocurrido nunca en la historia.

En lugar de hablar sobre seguridad del empleo, entendido como el mantenimiento de los puestos de trabajo y de los tipos de trabajo existentes, entonces deberíamos hablar de otra cosa: concretamente de garantizar el acceso al trabajo; el acceso al trabajo que existe ahora, en estos precisos momentos. Esta debería ser nuestra preocupación común.

 
  
MPphoto
 
 

  Carl Lang (NI), por escrito. – (FR) La situación del empleo en la Unión Europea no es muy buena. La tasa media de desempleo del 7,3 % en 2007, sin tener en cuenta los empleos asistidos, es superior que la de otros importantes bloques económicos. En Norteamérica es inferior al 5 %.

Lejos de mejorar la situación, las directrices que se nos han presentado empeorarán las cosas. La Estrategia de Lisboa, analizada desde un punto de vista positivo por la ponente, abre nuestras economías a una competencia desleal, particularmente de la China comunista, que practica un verdadero dumping social. Por otra parte, al exigir la reducción de «las desigualdades a la hora de conseguir empleo (...) entre los nacionales de terceros países y los ciudadanos de la UE», el informe se inscribe claramente en la política inmigracionista perseguida durante décadas en nuestros países, que, al traer a más de un millón y medio de inmigrantes de fuera de Europa, va por el camino de convertirnos en países del tercer mundo.

Restablecer la preferencia nacional, que es una discriminación positiva justa, reducir el peso de la inmigración y, de este modo, reducir la carga fiscal de nuestras empresas y empleados, y aplicar el principio de preferencia comunitaria para proteger el mercado europeo: estas son las principales medidas que se deben tomar para desarrollar el empleo en Europa.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. − Agradezco la intención de la ponente de reforzar la dimensión social de la Estrategia de Lisboa. La petición de que se introduzca un planteamiento equilibrado de la flexiguridad y la introducción de una cláusula sobre la inclusión activa, en mi opinión, reforzará la política de empleo en toda Europa. He votado a favor del informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Zdzisław Zbigniew Podkański (UEN), por escrito. − (PL) Existen numerosas contradicciones en el informe sobre la política de empleo de los Estados miembros.

La ponente afirma que la Estrategia de Lisboa renovada está dando resultados, entre otras cosas, un aumento del PIB de la Unión Europea en los últimos años y una reducción del desempleo, y que las directrices para el empleo no necesitan una revisión completa, sino simplemente enmiendas con respecto a una serie de puntos individuales.

La ponente también señala que, en los últimos años, hasta seis millones de jóvenes de edades comprendidas entre los 18 y los 24 años han abandonado las escuelas prematuramente y han interrumpido su educación, que el desempleo entre los jóvenes representa el 40 % del desempleo total en la Unión Europea, y que este porcentaje se multiplica por dos en el caso de los inmigrantes. Por otra parte, 78 millones de personas viven en la pobreza, cifra que duplica la población de Polonia.

Por otra parte, la ponente tiene en cuenta el aumento del número de puestos de trabajo conseguido a costa de una reducción de su calidad y el aumento del porcentaje de personas empleadas a tiempo parcial y por una duración determinada, en virtud de los términos de contratos celebrados bajo presión.

La realidad habla por sí misma, pero no siempre queremos escucharla. La realidad es que la sociedad no se está integrando, sino dividiendo. La pobreza no está disminuyendo, sino que aumenta cada año que pasa. La discriminación contra las mujeres, las personas mayores y los inmigrantes en el mercado laboral no está disminuyendo, ni tampoco desaparecen los estereotipos de pensamiento ni de acción.

 
  
MPphoto
 
 

  Carl Schlyter (Verts/ALE), por escrito. (SV) El contenido del informe es sin duda positivo, pero es hipócrita hablar de responsabilidad social, economía local e igualdad, tratando al mismo tiempo de garantizar que las normas de contratación prohíban que se tengan en cuenta estas cosas. No contribuiré a esto. El informe da una falsa sensación de realidad y, por lo tanto, me abstengo en la votación.

 
  
MPphoto
 
 

  Andrzej Jan Szejna (PSE), por escrito. − (PL) Apoyo este informe y la opinión de la señora Van Lancker de que los objetivos sociales comunes de los Estados miembros deberían estar mejor reflejados en la Agenda de Lisboa. Apoyo también la transformación de la actual Estrategia de Lisboa para el crecimiento y el empleo en una estrategia basada en el crecimiento, el empleo y la integración. Considero esencial fomentar las normas sociales comunes en el plano de la Unión Europea. La creación de puestos de trabajo de calidad es necesaria, junto con un reforzamiento de los valores del modelo social europeo.

En mi opinión, una de las principales tareas de la estrategia de desarrollo sostenible de la Unión Europea es el establecimiento de una sociedad integradora en la que los objetivos y los esfuerzos operativos tengan prioridad, al objeto de limitar el número de personas que viven amenazadas por la pobreza y la exclusión social, de aumentar notablemente el papel que desempeñan las mujeres, las personas mayores y los inmigrantes en el mercado laboral, y de fomentar el empleo entre los jóvenes.

 
  
  

− Informe: Janusz Lewandowski (A6-0181/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Richard James Ashworth (PPE-DE), por escrito. − Este informe establece algunas directrices importantes en el procedimiento presupuestario 2009 y, en general, estamos totalmente de acuerdo con la decisión del ponente de continuar respetando el umbral voluntario del 20 % del gasto parlamentario.

El año 2009 conllevará muchos cambios en la forma de trabajar del Parlamento y creemos que, al objeto de mantener esta disciplina, será necesario vigilar de cerca todas las propuestas de gastos para garantizar que valgan la pena para el contribuyente. En particular, no tenemos ningún reparo en recordar al Parlamento que el ahorro individual más importante que podría hacer sería el abandono de la doble sede del Parlamento. También apoyamos firmemente las propuestas del ponente de facilitar los medios para la eliminación del asbesto de los edificios del Parlamento en Estrasburgo.

Los conservadores británicos esperan recibir las nuevas ideas del ponente a su debido momento y, por lo tanto, se abstienen en la votación final de este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Pierre Audy (PPE-DE), por escrito. – (FR) He votado a favor del informe de mi colega polaco, el señor Lewandowski, sobre el estado de previsiones de ingresos y gastos del Parlamento Europeo para el ejercicio 2009. Este presupuesto tiene que afrontar importantes desafíos, como la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, si es ratificado por los Estados miembros, el hecho de que 2009 será un año electoral para el Parlamento y la entrada en vigor del nuevo Estatuto de los diputados.

A pesar de que obviamente estoy de acuerdo con el hecho de que tenemos que mantenernos atentos al estado del gasto presupuestario, creo que debemos ser inflexibles con respecto al gasto asociado con el multilingüísmo (traducción e interpretación), que es una condición del éxito político de la Unión Europea. También deberíamos construir instalaciones para que los diputados al Parlamento Europeo reciban a los visitantes, porque estas visitas son muy apreciadas y ayudan a los ciudadanos a saber más acerca de la Unión Europea.

Finalmente, en mi opinión, deberíamos aumentar la plantilla de los diputados al Parlamento Europeo y de las comisiones, al objeto de garantizar su independencia y la gran calidad de su trabajo, por ejemplo, a la hora de tratar con otras instituciones europeas, grupos de presión o parlamentos nacionales.

 
  
MPphoto
 
 

  Lidia Joanna Geringer de Oedenberg (PSE), por escrito. − (PL) El ejercicio 2009 presentará muchos desafíos al Parlamento Europeo, asociados, sobre todo, con la entrada en vigor del Tratado de Lisboa, las elecciones al Parlamento, el nuevo Estatuto de los diputados y el cambio de legislatura. El nivel del presupuesto general para el ejercicio 2009 tendrá que satisfacer los desafíos, a pesar de mantenerse por debajo del límite voluntario tradicional del Parlamento, que es del 20 % de los gastos administrativos.

Cabe destacar el uso en este ejercicio de un procedimiento piloto que supone una cooperación inicial y reforzada entre la Mesa y la Comisión de Presupuestos sobre todos los asuntos que tengan importantes implicaciones presupuestarias. Este nuevo enfoque pretende garantizar el uso más racional de los medios disponibles e identificar posibles ahorros.

Debo señalar mi satisfacción por las prudentes previsiones de gastos relacionadas con el nuevo Estatuto de los diputados, especialmente dado que existe la posibilidad de ajustar el importe en una fase posterior. También me agrada observar la integración de los 65 nuevos puestos propuestos en las previsiones de 2009, con la idea de reforzar la actividad legislativa del Parlamento y los servicios a los diputados, pero colocando al mismo tiempo un 15 % de estos créditos en la reserva. El anuncio de que las prioridades establecidas en 2008 continuarán por lo que se refiere a la interpretación y al servicio analítico de la biblioteca también es positivo. Para concluir con éxito el procedimiento presupuestario de este ejercicio, también sería necesario celebrar debates y tomar decisiones específicas sin demora por lo que respecta a la política inmobiliaria del Parlamento.

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. – (PT) El procedimiento presupuestario ya ha comenzado, con la presentación del presupuesto comunitario propuesto por la Comisión para el ejercicio 2009.

En los procedimientos presupuestarios anteriores, el presupuesto del Parlamento Europeo había representado aproximadamente el 20 % del importe de la rúbrica 5 (gastos administrativos) del marco financiero plurianual. El ponente propone que para el presupuesto del ejercicio 2009 se deberían mantener unos niveles similares.

Esta decisión no debería bloquear ni limitar la disponibilidad de los recursos financieros necesarios para responder convenientemente a las necesidades ya mencionadas de aumentar la plantilla y mejorar los servicios de traducción e interpretación, respetando la igualdad y el derecho a utilizar todas las lenguas oficiales en el Parlamento Europeo y las actividades que fomenta.

Por otra parte, este ha sido un problema recurrente, dado que la necesidad de mejorar los servicios, como los de traducción e interpretación, se mencionada frecuentemente, aunque no se asignan los recursos financieros necesarios; a menudo se aplican normas creadas específicamente para obstaculizar el uso de las diferentes lenguas. Basta con observar los criterios adoptados en las Asambleas Parlamentarias Paritarias ACP-UE.

Por otra parte, el informe no menciona la garantía de los derechos de los trabajadores, en particular por lo que ser refiere a la creciente externalización de servicios del Parlamento Europeo en los últimos años.

 
  
MPphoto
 
 

  Cătălin-Ioan Nechifor (PSE), por escrito. − (RO) El Parlamento Europeo debería ser consciente de la importancia del principio de solidaridad, según el cual las regiones que se han quedado atrás o que están menos desarrolladas deberían recibir ayuda, incluida la ayuda financiera, del presupuesto de la Unión Europea. Lamentablemente, aproximadamente un año después de su adhesión, Rumanía continúa a la cabeza por lo que respecta al producto interior bruto por habitante a nivel regional. Seis de las ocho regiones se encuentran entre las 15 regiones menos desarrolladas de la Unión Europea y la región nordeste de la que procedo sigue siendo la más pobre de todas las regiones de los 27 Estados miembros.

El ritmo del crecimiento económico de Rumanía es insuficiente en estos momentos para reducir rápidamente las diferencias que nos separan y las disparidades que encontramos en todos los ámbitos, y la absorción extremadamente baja de fondos estructurales es indudablemente una de las razones que nos sitúan a la cabeza de la lista de la pobreza de la Unión Europea. Este es el motivo por el que la politización del acto administrativo central hace que Rumanía se convierta en un contribuyente neto para el presupuesto de la Unión Europea, pagando aproximadamente 1 100 millones de euros el pasado año.

El único consuelo que nos queda es que se devolverán 16 millones de euros a nuestro país, debido al hecho de que 2007 fue el primer ejercicio en el que se registró un superávit presupuestario.

 
  
MPphoto
 
 

  Athanasios Pafilis (GUE/NGL), por escrito. – (EL) Las directrices sobre el empleo elaboradas por la Unión Europea en colaboración con los gobiernos de centro-izquierda y centro-derecha han sido aportadas con entusiasmo por los representantes políticos del capitalismo del Parlamento Europeo. Fomentan la explotación más bárbara de la clase trabajadora, al objeto de conseguir el objetivo de la Estrategia de Lisboa, que es el crecimiento incontrolado de los beneficios para los plutócratas.

En el centro de la política gubernamental y de la Unión Europea se encuentra la famosa flexiguridad, que describe el completo desmantelamiento de las relaciones laborales. La Unión Europea está utilizando el desempleo como un medio para intimidar a los trabajadores. Está acabando con los convenios colectivos y con el empleo fijo a jornada completa. Estos están siendo sustituidos por contratos de trabajo individualizados y por puestos de trabajo principalmente a tiempo parcial, que ofrecen muy poco en términos de mano de obra, sueldos, seguridad social o derechos de pensión. La Unión Europea pretende dar un golpe decisivo a los sistemas estatales de protección social, seguros y pensiones en todos los Estados miembros. En las condiciones de empleo medievales que está preparando la Unión Europea, el empleado «modelo» descrito en las directrices de empleo de la Unión Europea es una persona «útil» que trabaje en las condiciones de cualquier forma concebible de trabajo a tiempo parcial. Este empleado no tiene derechos, habiendo sido formado y recapacitado en técnicas desechables, de acuerdo con las necesidades capitalistas del momento. Este empleado está constantemente activo en la búsqueda de empleo, trabaja hasta una edad avanzada o incluso hasta la muerte, y genera riquezas incalculables que serán saqueadas por la plutocracia.

 
  
  

− Informe: Jens Holm (A6-0134/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Pierre Audy (PPE-DE), por escrito. – (FR) He votado a favor del informe de propia iniciativa de mi colega sueco, el señor Holm, sobre el comercio de materias primas y productos básicos. Estoy de acuerdo con la idea de que existe la necesidad de garantizar el suministro de materias primas de la Unión Europea y de garantizar el acceso a las materias primas en los mercados mundiales, aunque cabe señalar que actualmente la Unión Europea no propone una estrategia coherente que permita a su economía afrontar los desafíos de su competitividad, debido a una mejora de la competencia para el acceso a las materias primas.

Lamento que el informe no debata las cuestiones relacionadas con la manipulación de la divisa en un mundo en el que, junto con la reducción de los tipos de cambio, distorsiona la competencia justa. Entre las materias primas, el petróleo habría merecido un especial análisis e insisto en mi propuesta de crear un instrumento europeo para la regulación anual de los precios del crudo, que, al menos, merece la pena ser analizado ——no para luchar contra las fuerzas del mercado, que tenemos que aceptar, sino para regular la brusquedad de su aplicación en el mercado interior y aliviar el impacto de las subidas del precio del crudo en la cadena de coste/precio de los sectores implicados (pesca, transporte, etc.).

 
  
MPphoto
 
 

  Bruno Gollnisch (NI), por escrito. – (FR) El informe del señor Holm parece identificar de forma bastante clara los problemas a los que se enfrenta el mundo actualmente, debido a la subida sin precedentes del coste de las materias primas. Para los países europeos sin recursos naturales propios, esto significa problemas con la competitividad y, por lo tanto, con los puestos de trabajo, la seguridad de suministro, una mayor competencia, etc. y, para los países más pobres, pone en peligro su desarrollo y causa escasez de alimentos, altercados y similares.

A pesar de que se mencionan algunas de las causas, particularmente el comportamiento predatorio de algunos países emergentes como China y la liberalización del comercio de productos agrícolas, otras —como la especulación, la política agrícola maltusiana de Europa emanada de Bruselas, el propio principio del libre comercio mundial, etc.— se ocultan, o casi.

Con respecto a las soluciones, está claro que el Parlamento cree básicamente en las virtudes reguladoras del libre comercio competitivo. No obstante, ese mercado está revelando ahora sus limitaciones y de una forma cruel. La energía, los alimentos y las materias primas no son simplemente productos como los demás: la supervivencia de las personas depende de ellos. Ya es hora de que, en sus relaciones en materia de comercio internacional, Europa, desde Bruselas, defienda sus propios intereses y los de sus Estados miembros, sobre todo, en lugar de intentar crear una utopía globalista a cualquier coste, humano o social.

 
  
MPphoto
 
 

  Vasco Graça Moura (PPE-DE), por escrito. – (PT) Este informe analiza aspectos que van más allá del comercio tradicional de materias primas y productos básicos. En la nueva situación internacional varios factores de producción y componentes puede ser considerados materias primas, incluyendo la energía. La subida de los precios de esos productos es grave para la industria europea, que los importa de fuera de sus fronteras. Los mercados responden al aumento de la demanda por parte de más productores que se enfrentan a condicionantes naturales y ambientales y reaccionan a la especulación financiera. Es preocupante que esta situación internacional haya favorecido unos niveles de precios capaces de anular el crecimiento económico de Europa. Una vez establecida esta tendencia, la carrera por los recursos dará lugar a la presión y a la escasez, que es probable que supongan un desafío para muchas generaciones de directivos y que, sin duda, tendrán implicaciones para la gobernanza del mundo moderno.

Por medio de este informe, el Parlamento Europeo pide a la Comisión que plantee en la OMC los problemas del acceso a los mercados de materias primas. El objetivo consiste en obtener reciprocidad y una vía apropiada es la OMC. Las negociaciones de estos productos nunca deberían descender del nivel regional, al objeto de fomentar la integración, el desarrollo y la sostenibilidad. Para evitar una importante especulación y conflictos, debemos asegurarnos de que nuestros socios comerciales que poseen estos recursos reciban un precio justo por sus mercancías.

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. – (PT) No compartimos la opinión expresada en el informe acerca del comercio de materias primas.

No estamos de acuerdo con la crítica que describe políticas y medidas introducidas por terceros países como: «la creación de obstáculos a un acceso libre y justo a las materias primas (...), que limitan el acceso de la industria de la UE a las materias primas y los productos básicos». Cada país tiene el derecho soberano e inalienable de decidir cómo utiliza sus materias primas o cómo comercia con sus productos básicos. Le corresponde a la población de cada país decidir acerca del uso de sus recursos y de la riqueza creada.

El informe no menciona que el verdadero problema se esconde en el modelo neoliberal de la Unión Europea. Impregnada de ambiciones neocolonialistas, pretende devolver a muchos países al papel de productores de materias primas para los países de la Unión europea, utilizando la tecnología, el dominio y el control de los mecanismos del mercado —incluyendo la especulación financiera—, para promover la dependencia económica y la explotación de las multinacionales.

Lo que se impone es una profunda ruptura con el modelo económico y social reinante, eliminando las relaciones dominador/dominado, defendiendo la soberanía nacional, desarrollando el potencial económico de cada país y la complementariedad y solidaridad de sus relaciones exteriores, produciendo para satisfacer las necesidades de los pueblos y para preservar el planeta.

 
  
MPphoto
 
 

  Jens Holm (GUE/NGL), por escrito. − El informe sobre el comercio de materias primas y productos básicos expresa muchas cuestiones importantes desde la perspectiva del desarrollo. El informe insiste en la ocurrencia problemática de la especulación que provoca la subida de los precios y el aumento de la volatilidad en los mercados, que necesitan ser regulados.

También pide más apoyo para la diversificación de los países en desarrollo y pone de manifiesto la importancia del espacio político para estos países, al objeto de permitir el desarrollo, entre otras cosas, de su sector agrícola. El informe critica también el aumento del consumo de carne y solicita métodos para abordarlo. Sin embargo, el informe también incluye puntos que nos parecen sumamente problemáticos. Esto se refiere principalmente al constante hincapié en la competitividad internacional y el deseo de que la industria europea garantice un acceso barato a las materias primas.

No apoyamos este enfoque y solamente podemos concluir que, una vez más, se ha dejado ver la cara neoliberal de la Unión Europea. En general, el informe supone un paso en la dirección correcta en comparación con las posturas anteriores del Parlamento en materia de política comercial.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. − Acojo con satisfacción el informe de Jens Holm sobre el comercio de materias primas y productos básicos. Un acceso libre y justo a las materias primas es importante para la economía de la Unión Europea. No obstante, las implicaciones de la volatilidad de los precios de las materias primas y los productos básicos para los países en desarrollo también deben ser tenidas en cuenta. He votado a favor del informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Queiró (PPE-DE), por escrito. – Algunas noticias, aunque sean buenas, no dejan de preocuparnos por sus consecuencias.. Este es en cierto modo el caso del aumento del precio de las materias primas.

La buena noticia es que, como muestran diversos índices, una proporción cada vez mayor de la población mundial está alcanzando niveles de consumo anteriormente desconocidos para ellos. Sin embargo, el problema está en algunas de las consecuencias, sobre todo las consecuencias inmediatas, como el crecimiento del consumo —y, por lo tanto, de la demanda—, que puede tener. Las leyes de la economía se aplican incluso en mercados distorsionados y un aumento de la demanda conlleva un aumento del suministro o, como en este caso, un aumento del precio. Eso es lo que ha ocurrido.

La Unión Europea debería fomentar una apertura general de los mercados, para que un número cada vez mayor de productores pueda aprovechar el aumento de la demanda, e impulsar un aumento del comercio. Al mismo tiempo, tenemos la obligación de ofrecer ayuda directa a quienes sufren de forma inmediata las consecuencias de estas nuevas circunstancias: a quienes son incapaces de afrontar la subida de precios de los productos básicos. La distorsión del mercado rara vez produce efectos positivos, sobre todo a largo plazo, pero no hay nada que nos impida, más bien al contrario, ayudar a los que tienen menos.

 
  
MPphoto
 
 

  Bart Staes (Verts/ALE), por escrito. − (NL) Sin duda algo va mal con el comercio de las materias primas y los productos básicos. Actualmente existe mucha especulación por lo que respecta a los precios de las materias primas. Los minerales, por ejemplo, son bastante caros. A pesar de sus recursos naturales, los países ricos en minerales siguen siendo pobres o se vuelven todavía más pobres.

Los países en desarrollo tampoco tienen garantizado su propio suministro de alimentos, a pesar del hecho de que producen gran cantidad de alimentos. El problema es que los alimentos están siendo exportados de forma masiva a precios excesivamente bajos. Por otra parte, el cambio climático nos obliga a gestionar este mercado de alto consumo de forma diferente: hay que evitar la extracción de minerales, y el consumo y la producción localizada de alimentos son preferibles para el comercio global de productos agrícolas. En definitiva, el comercio de las materias primas y los productos básicos, regulado hoy, tiene un efecto altamente perjudicial y exige un enfoque multilateral.

El informe sobre el comercio de las materias primas y los productos básicos inicialmente incluía una merecida queja contra la política comercial ultraliberal propuesta por la Unión Europea a finales de 2006. Sin embargo, desde entonces se ha suavizado tanto que ya no puedo prestarle mi apoyo. Por ejemplo, apenas contiene propuestas políticas importantes. Todavía peor es el hecho de que el informe etiqueta el libre acceso a las materias primas y los productos básicos como un derecho de la Unión Europea e impulsar una política comercial bilateral como el instrumento ideal.

 
  
  

− Informe: Margie Sudre (A6-0158/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Pierre Audy (PPE-DE), por escrito. – (FR) He votado a favor del informe de propia iniciativa que mi colega francesa y amiga, la señora Sudre, redactó en respuesta a la comunicación de la Comisión sobre la estrategia para las regiones ultraperiféricas (RUP). Apoyo la idea de que tener en cuenta justificaciones cada vez más matemáticas para las medidas adoptadas no debe servir como pretexto para poner en duda parte de la política de la Unión para ayudar a las RUP ni para disuadir a los actores, imponiéndoles condiciones que son demasiado difíciles de satisfacer.

Las intervenciones comunitarias deberían ser el catalizador de un espíritu emprendedor que transforme las RUP en centros de excelencia, impulsadas por sectores que exploten plenamente sus ventajas y conocimientos técnicos, como la gestión de residuos, las energías renovables, la autosuficiencia energética, la biodiversidad, la movilidad de los estudiantes, la investigación del cambio climático y la gestión de crisis. Finalmente, apoyo el hecho de que la futura política de inmigración común debería prestar especial atención a la postura de las RUP, que son todas las fronteras exteriores de la Unión Europea. Aplaudo el trabajo realizado por la señora Sudre, que, de forma incansable y con gran destreza, determinación y compasión, habla en nombre de las regiones ultraperiféricas.

 
  
MPphoto
 
 

  Emanuel Jardim Fernandes (PSE) , por escrito. – (PT) La propuesta de Resolución de este informe contiene recomendaciones acerca de la evaluación y las perspectivas futuras de la estrategia para las regiones ultraperiféricas, incluyendo en particular:

– el uso de otros indicadores, además del PIB, para medir el grado de cohesión alcanzado;

– una mejor coordinación de la política de cohesión con otras políticas comunitarias en general, al objeto de mejorar las sinergias, así como una adaptación más efectiva de las políticas europeas actuales y futuras a las realidades de la situación de las regiones ultraperiféricas;

– políticas y medidas a su favor que no sean transitorias, que estén adaptadas a sus diferentes necesidades y que ofrezcan soluciones para las limitaciones permanentes a las que están sujetas.

– apoyo comunitario para la agricultura en las RUP y previsión de medidas de apoyo para sus respectivos sectores pesqueros;

– trato diferenciado en el sector del transporte, particularmente por lo que respecta a la inclusión de la aviación civil en el régimen de comercio de derechos de emisión.

– la necesidad de que el debate sobre el futuro de la estrategia para las RUP incluya la aplicación de la Estrategia de Lisboa en este sentido;

– la futura política de inmigración común debería prestar especial atención a la posición de las RUP;

– colocación de las RUP en el centro de la política marítima de la Unión Europea;

– garantizar la futura financiación comunitaria de la estrategia para las RUP y la compensación de las desventajas asociadas a su condición de ultraperiféricas.

El informe merece mi apoyo y el de mi Grupo. He pedido que el informe sea adoptado he votado a favor.

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. – (PT) Lamentamos que la mayoría del Parlamento haya rechazado nuestras enmiendas destinadas a incorporar en la propuesta de resolución sobre el futuro de la política de la Unión Europea para las regiones ultraperiféricas —adoptada hoy en el Pleno— las valiosas e importantes propuestas en beneficio de las RUP, aprobadas en la Comisión de Pesca.

Algunos argumentan que se trata de una resolución sobre la política regional y no sobre pesca. Eso es una falacia. La propuesta de resolución es la contribución del Parlamento Europeo sobre el futuro de las políticas comunitarias para las RUP y es aquí en el Parlamento donde tenemos que explicar las propuestas aprobadas, en particular las aprobadas en la Comisión de Pesca del—que es lo que ocurrió con la resolución del Parlamento sobre la política marítima—. De ahí nuestra insistencia en presentarlas de nuevo y también para ser coherentes con la postura que defendemos en Portugal.

Por otra parte, lamentamos el rechazo de nuestra propuesta que explicaba claramente que las medidas de apoyo comunitarias para las RUP deberían tener una naturaleza permanente. La ponente afirma es el objetivo es que finalmente estas medidas dejen de ser necesarias. Esto es básicamente un (pseudo-) argumento para ocultar el hecho de que las limitaciones a las que se enfrentan las RUP tienen una naturaleza permanente y que necesitarán ser negociadas en todos los presupuestos o marcos comunitarios.

 
  
MPphoto
 
 

  Fernand Le Rachinel (NI), por escrito. – (FR) Francia está muy preocupada por la política de la Unión Europea para las regiones ultraperiféricas.

Es fundamental que las características específicas de estas regiones sean tenidas en cuenta, mucho más y mucho mejor que en la actualidad, por los políticos de Bruselas, especialmente:

- por la política comercial, dado que la producción de las regiones ultraperiféricas compite con la de los países vecinos, que se benefician de unas condiciones notablemente preferentes por parte de la Unión Europea;

- por la política de inmigración, dado que estas regiones son particularmente vulnerables a la inmigración y la llegada de inmigrantes ilegales está generando problemas económicos y sociales que superan con creces la capacidad local para resolverlos;

- por las disposiciones en materia de ayudas estatales y, especialmente, manteniendo las exenciones fiscales de las que se benefician estas regiones, que son periódicamente cuestionadas en nombre del derecho europeo.

Me preocupa particularmente la ambigüedad jurídica que existe con respecto Saint-Barthélemy: esta pequeña isla francesa, colectividad territorial desde 2007, quería preservar las exenciones fiscales esenciales para su supervivencia económica cuando cambió su estatuto. Sin embargo, parece que la Unión Europea considera que se encuentra entre las regiones ultraperiféricas, es decir un territorio de la Unión que está sujeto al derecho comunitario. Sería inaceptable que esta ambigüedad pusiera en peligro el deseo de autonomía que fue claramente expresado por el 95 % de la población.

 
  
MPphoto
 
 

  Ramona Nicole Mănescu (ALDE), por escrito. − (RO) El principal problema de las siete regiones ultraperiféricas es que, a pesar de que representan el 1 % de la población de la Unión Europea, se enfrentan a una situación económica y social delicada, agravada por su posición insular alejada del continente, la dificultad de su superficie, relieve y clima, así como su dependencia económica de un número limitado de productos.

Dando prioridad a las acciones recogidas por la Comisión y respaldadas por la ponente, como la mejora de la competitividad, la reducción de las dificultades relacionadas con la accesibilidad y la integración de las regiones ultraperiféricas en el entorno geográfico regional, podemos contribuir a mejorar la situación socioeconómica de estas regiones, homogeneizando su desarrollo con el de las demás regiones de la Unión Europea y aprovechando sus recursos de forma complementaria con las necesidades comunitarias.

Esta es también una de las razones por las que he votado a favor de este informe y me gustaría añadir la necesidad de prestar mayor atención a los puertos, dado que seis de las siete regiones ultraperiféricas son islas. La modernización de la infraestructura portuaria puede contribuir a la promoción y el desarrollo de la industria turística, el sector de la producción y los mercados locales.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI), por escrito. − (DE) El apoyo a las regiones ultraperiféricas de la Unión Europea se ajusta a las ideas de la Unión Europea en materia de solidaridad, al objeto de reducir las desventajas generadas por su dificultad de acceso. En particular, sin duda tenemos que garantizar que estas regiones no pierdan su capacidad de autosuficiencia agrícola, que también se aplica en general al conjunto de la Unión Europea.

En este sentido, nuestro objetivo común debe ser el de mantener las pequeñas explotaciones familiares —también las de los agricultores de montaña en Austria, por ejemplo, además de todas las pequeñas y medianas explotaciones individuales tradicionales—, para que puedan continuar con su valioso trabajo desde el punto de vista ecológico y no perdamos nuestra soberanía alimentaria frente a las grandes explotaciones o nos volvamos dependientes de las grandes empresas agrícolas. Por esta razón, he votado a favor del informe Sudre.

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Queiró (PPE-DE), por escrito. – (PT) Las RUP tienen características específicas que han sido tenidas en cuenta en las medidas para fomentar el crecimiento y el desarrollo de Europa. Sin embargo, todavía queda mucho por hacer para un mayor desarrollo de estas regiones y para que podamos sacar más partido de esas regiones fronterizas con otros bloques económicos mundiales.

Las medidas transversales y complementarias a favor de las RUP han ayudado a mejorar la situación económica y social de estas regiones y continúa siendo importante trabajar para mejorar la accesibilidad, la competitividad y la integración regional. No obstante, todavía hay dificultades en el terreno que no están siendo tenidas en cuenta, como la preservación de la agricultura tradicional, un mayor apoyo al desarrollo de sectores fundamentales o el mantenimiento de regímenes fiscales diferenciados. Por lo tanto, la estrategia que garantizará el desarrollo sostenible de las regiones ultraperiféricas en términos de atracción y cooperación pasa por aprovechar al máximo los activos específicos de estas regiones.

La introducción de nuevas prioridades como el cambio climático, el cambio demográfico, la gestión de la inmigración y la política agrícola y marítima es una medida positiva que necesitará ser complementada con la diversificación necesaria de las economías de las RUP, con sus características específicas y explotando las normas vigentes en la medida de lo posible, utilizando las herramientas más apropiadas para resolver los problemas específicos a los que se enfrentan las RUP.

 
  
  

− Informe: Lasse Lehtinen A6-0155/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Pierre Audy (PPE-DE), por escrito. – (FR) Me he abstenido en la votación del informe de propia iniciativa de mi colega finlandés, el señor Lehtinen, en respuesta a la comunicación de la Comisión sobre la estrategia comunitaria en materia de política de los consumidores 2007-2013.

Naturalmente estoy de acuerdo con el hecho de que los 493 millones de consumidores europeos deberían ser esenciales en los tres principales desafíos que la Unión tiene que afrontar: crecimiento, empleo y la necesidad de establecer unos vínculos más estrechos con los ciudadanos, y en que ellos son la fuerza viva de la economía, dado que su consumo representa el 58 % del PIB de la Unión Europea.

No obstante, sigo convencido de que, a pesar de que hemos triunfado con el mercado interior a través de la competencia —es decir, prestando especial atención a los consumidores—, considero que deberíamos, en respuesta a los actuales desafíos globales, situar a los productores en el punto de mira de nuestras preocupaciones. Por otra parte, en ausencia de un estudio jurídico serio, tengo serias reservas acerca de la precipitada manera en la que el informe aborda la cuestión de la acción colectiva por parte de los consumidores contra los productores, pidiendo a la Comisión que presente una solución integral a nivel europeo que ofrezca a todos los consumidores un acceso a los mecanismos de recurso colectivo para la resolución de los conflictos transfronterizos.

 
  
MPphoto
 
 

  Alessandro Battilocchio (PSE), por escrito. – (IT) Para ofrecer a los consumidores una mayor protección, el informe del señor Lehtinen propone mejorar la legislación existente en los ámbitos correspondientes, simplificándola y resolviendo cualquier diferencia regional. La Unión Europea tiene la obligación de desarrollar una verdadera política económica transnacional destinada a proteger los derechos del consumidor y a salvaguardar su salud.

La propuesta en cuestión —que cuenta con mi apoyo— pretende crear un marco jurídico armonioso para garantizar un sistema sólido e integrado para la seguridad de los productos, así como infundir una verdadera confianza en el consumidor con respecto a las mercancías del mercado europeo, impulsando así un crecimiento generalizado del consumo.

No obstante, para llegar a una política de protección del consumidor efectiva, la Unión Europea debe invertir mucha energía en mejorar la vigilancia del mercado, si es necesario intensificando la cooperación internacional, y en campañas educativas y de sensibilización para los propios consumidores: el mercado europeo no podrá materializar todo su potencial, hasta que los consumidores estén convencidos de que sus productos son completamente seguros.

Esto permitiría a Europa convertirse en un mercado verdaderamente competitivo, capaz de satisfacer y proteger a sus consumidores, y de animarlos a ser más atrevidos: verdaderos actores del mercado, de hecho.

 
  
MPphoto
 
 

  Adam Bielan (UEN), por escrito. − (PL) He apoyado el informe del señor Lehtinen, porque la transparencia de los reglamentos que protegen a los consumidores europeos es beneficiosa para esos consumidores y también para los fabricantes que compiten entre ellos. Los cambios económicos de los nuevos Estados miembros han permitido la introducción de nuevos principios de acción para las entidades del mercado. La gama de bienes que se ofrece actualmente a los consumidores es cada vez más rica, tanto en términos de productos como de servicios. No obstante, creo que la postura de los consumidores, especialmente de los nuevos Estados miembros, donde todos recordamos los comienzos del libre mercado, continúa siendo relativamente débil con respecto a importantes preocupaciones. Exige una mayor transparencia y una mejora del marco jurídico aplicable, que garantice a los consumidores una protección adecuada de sus derechos.

También me satisface aceptar la parte del informe en la que el ponente habla a favor del apoyo para las pequeñas y medianas empresas de la Unión Europea. En mi región, Malopolskie, estas empresas representan el 95 % del total y la mayoría de ellas son bastante nuevas (el 30 % tiene menos de cinco años).

 
  
MPphoto
 
 

  Colm Burke y Malcolm Harbour (PPE-DE), por escrito. − El Grupo del PPE-DE apoya firmemente un programa integral de acciones para informar y capacitar a los consumidores en el mercado único europeo. Queremos que los consumidores aprovechen al máximo la selección, diversidad e innovación disponibles en un próspero mercado de casi 500 millones de consumidores, el mayor mercado minorista del mundo.

También queremos que los consumidores puedan disfrutar de sus derechos a unas vías de recurso rápidas y efectivas, cuando tengan problemas. Apoyamos un acceso fácil y efectivo a la justicia, especialmente a través de medios no judiciales, respaldados en último recurso por soluciones judiciales.

Nos abstenemos en la votación de hoy, porque el PSE se ha apropiado de un informe muy positivo, al insertar la petición de una disposición legal, no probada en absoluto y posiblemente muy costosa, para la ejecución en el plano europeo de derechos colectivos. La Comisión ya está realizando una amplia consulta acerca de todo el tema de la ejecución de los derechos de los consumidores. Es demasiado temprano para sacar conclusiones acerca de los cambios que pueden ser necesarios. Se puede hacer mucho mejorando los mecanismos de recurso existentes e intensificando la cooperación entre Estados miembros.

El PSE está socavando los derechos de los consumidores, al intentar apartar la atención de la necesidad de acciones más determinadas a todos los niveles para mejorar la ejecución de los derechos de los consumidores, aunque... (Explicación de voto abreviada de conformidad con el artículo 163 del Reglamento).

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. – (PT) Una verdadera política de protección del consumidor debe obedecer diversos principios.

En primer lugar, debe existir una política justa de distribución y redistribución de los ingresos, basada en unos sueldos decentes, unas ganancias adecuadas para los productores, especialmente para los micro y pequeños agricultores, fabricantes y comerciantes, que incentive mercados cerca de las zonas donde se producen los alimentos, y fomente la seguridad y soberanía alimentarias.

En segundo lugar, debe existir una política efectiva para combatir las actividades comerciales y financieras especulativas, así como información para los consumidores y una garantía de transparencia.

No obstante, el informe presta poca atención a estas cuestiones; por lo contrario, defiende posturas más relacionadas con la defensa de los intereses de los grupos económicos y financieros, y con la liberalización de los servicios, que con los consumidores en general, aunque en algunas partes contiene algunas propuestas positivas, pero en un marco totalmente neoliberal en el que los consumidores son el eslabón más débil de todo el proceso.

Por ejemplo, el informe subraya que una mayor liberalización del mercado de los servicios en particular es necesaria para fomentar la competencia, ofreciendo así precios más bajos a los consumidores, lo que todos sabemos que es contradictorio y que solamente sirve a los intereses de las empresas. Por este motivo no hemos podido votar a favor del informe .

 
  
MPphoto
 
 

  Małgorzata Handzlik (PPE-DE), por escrito. − (PL) Los consumidores son fundamentales para el mercado común y, por lo tanto, deberían ser sus principales beneficiarios. Sin embargo, en mi opinión, se debería mantener un equilibrio entre una legislación que proteja firmemente a los consumidores y las condiciones para el funcionamiento de las empresas.

Nadie subestima los derechos de los consumidores a presentar sus quejas. No obstante, creo que deberíamos, en particular, brindar a los consumidores la oportunidad de ejercer sus derechos de forma rápida y efectiva. En mi opinión, se debería insistir con especial firmeza en ese medio extrajudicial a la hora de analizar las quejas de los consumidores. Me gustaría señalar que, según datos de Business Europe, hasta el 90 % de los conflictos en materia de derechos del consumidor se solucionan sin recurrir a los tribunales. El factor coste de este procedimiento también es importante, dado que es mucho menor que cuando se recurre a los tribunales.

Creo que la enmienda votada en el Parlamento por la que se pide la creación de un sistema europeo de recurso colectivo no garantiza una protección del consumidor más efectiva. La Comisión Europea debería analizar esta cuestión y nosotros deberíamos aplazar nuestra decisión hasta que se hayan publicado los resultados. Puede que el tema esté convenientemente regulado por la legislación de los Estados miembros. Por otra parte, me temo que este sistema crea condiciones para acciones cuyos verdaderos beneficiarios no serán los consumidores, sino el mundo de los abogados, que se beneficiará de la subida de los honorarios para los procedimientos celebrados.

 
  
MPphoto
 
 

  Anna Hedh (PSE), por escrito. (SV) Creo que es positivo que la Unión Europea se responsabilice de los consumidores y, por lo tanto, he votado a favor del informe. Por otra parte, me opongo a las ideas de harmonización de la protección del consumidor en la Unión Europea y que solicitan que más países adopten el euro.

 
  
MPphoto
 
 

  Jens Holm, Søren Bo Søndergaard y Eva-Britt Svensson (GUE/NGL), por escrito. − El informe propone crear un Defensor Europeo de los Consumidores. Somos escépticos con esta idea por varias razones: este puesto puede generar importantes gastos que pueden afectar a la financiación de las organizaciones de consumidores.

Por otra parte, la creación de otro puesto en el plano europeo corre el riesgo de resultar demasiado remoto para los ciudadanos. Dicho esto, apoyamos igualmente el informe, dado que refuerza el acceso de los consumidores al recurso colectivo, que es fundamental para su confianza en las compras transfronterizas seguras.

 
  
MPphoto
 
 

  Ian Hudghton (Verts/ALE), por escrito. − Voto en contra del informe Lehtinen sobre la estrategia en materia de política de los consumidores, porque, a pesar de que estoy de acuerdo con gran parte del informe, rechazo fundamentalmente la petición de una mayor liberalización de los servicios. Es cierto que determinados servicios se pueden beneficiar de un entorno económico liberalizado y la libre circulación para los servicios es una de las cuatro libertades fundamentales de la Unión Europea.

No obstante, considero que los servicios públicos se deberían gestionar en beneficio de las comunidades y los individuos a los que sirven y no de intereses privados. Los servicios en ámbitos como el de la salud, la educación y los enlaces de transporte básicos deberían seguir siendo de propiedad pública, dar cuenta de sus operaciones públicamente y ser responsabilidad de los Estados miembros.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. − El informe de Lasse Lehtinen sobre la estrategia comunitaria en materia de política de los consumidores 207-2013 reitera la necesidad de capacitar a los consumidores de la Unión Europea, de mejorar su bienestar y protección en toda la Unión. Mi voto refleja la necesidad de mejorar la protección del consumidor en toda la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Andrzej Jan Szejna (PSE), por escrito. − (PL) La estrategia comunitaria en materia de política de los consumidores 2007-2013 presenta las orientaciones adecuadas para el desarrollo de la protección del consumidor, aunque cabe señalar que las acciones ad hoc son muy escasas. Debemos elaborar un plan de medidas más específicas y coherentes, que permita que la protección del consumidor esté presente en todos los reglamentos de la Unión Europea. Debemos asegurarnos de que la propia protección del consumidor no se convierta en un ámbito separado de la política europea, sino que esté incorporada en todas las políticas europeas por las que se establece el mercado interior europeo.

Sin los mecanismos de protección apropiados, no se completará este importante proyecto europeo de creación de un mercado único. También debemos tener en cuenta que la protección de los consumidores de la Unión Europea tiene una dimensión exterior —tal y como nos recuerda, por ejemplo, el reciente problema con los juguetes chinos importados—. Nuestro objetivo debería consistir en conseguir una total confianza del consumidor en todos los productos que se venden en el mercado interior.

Por otra parte, un verdadero mercado interior debería ofrecer un sistema europeo de reclamación colectiva. Para su creación, debemos sacar conclusiones del sistema estadounidense de querellas de colectivos, con todos sus inconvenientes.

 
  
MPphoto
 
 

  Marianne Thyssen (PPE-DE), por escrito. − (NL) Señor Presidente, en principio, el informe del señor Lehtinen cuenta con mi apoyo. Tal y como fue aprobado por la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor, contiene todas las cuestiones esenciales que debemos abordar en respuesta a la comunicación de la Comisión: la búsqueda de un enfoque horizontal, atención a la ley de contratos, el reconocimiento del papel de las organizaciones de consumidores, la necesidad de equilibrio, la particularidad de las PYME, la importancia del derecho indicativo y de una mejora de la base de conocimientos, y la necesidad de prestar una mayor atención al sector de los servicios. También consideramos que la parte relativa al acceso al recurso es importante. Se trata de una dimensión relacionada con el mantenimiento de la ley y el orden. No obstante, es una pena que el Pleno haya adoptado una enmienda al apartado 40 que favorece las acciones en grupo, antes de que haya un análisis disponible, basado en el examen solicitado en el informe. Las acciones en grupo usurpan fundamentalmente el derecho procesal. Por lo tanto, es totalmente inaceptable empezar la casa por el tejado. Por este motivo me he abstenido en la votación.

 
  
  

− Informe: Elizabeth Lynne (A6-0159/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Pierre Audy (PPE-DE), por escrito. – (FR) Me he abstenido en la votación del informe de propia iniciativa de mi colega británica, la señora Lynne, sobre los progresos realizados con respecto a la igualdad de oportunidades y la no discriminación en la Unión Europea desde la transposición de las directivas de 2000.

Estoy de acuerdo con la base lógica de los principios establecidos en el informe, en particular en términos de no discriminación en ámbitos como la educación, la formación permanente, el empleo, la protección social, la vivienda y la atención sanitaria, las imágenes de los grupos que son víctimas de la discriminación en los medios de comunicación y en la publicidad, el acceso físico para personas discapacitadas a la información, las telecomunicaciones, las comunicaciones electrónicas, los diferentes métodos de transporte y espacios públicos, las prestaciones sociales y el acceso a las mismas, así como a los bienes y servicios a disposición del público, etc.

No obstante, no estoy convencido de la necesidad de una nueva directiva sobre la base del artículo 13 del Tratado CE. El debate político debe continuar. Continuará …

 
  
MPphoto
 
 

  Philip Bushill-Matthews (PPE-DE), por escrito. − Los diputados conservadores al Parlamento Europeo aborrecemos toda forma de discriminación: hemos presentado nuestras propias enmiendas a este informe para dejar esto totalmente claro. No obstante, a pesar de que algunos aspectos de la discriminación existente pueden seguir siendo un problema, sugerir que la solución puede pasar de algún modo por crear nueva legislación europea es pasarse de la raya.

El Reino Unido ya cuenta con una completa legislación en materia de discriminación, que continúa siendo difícil de aplicar en la práctica. Se necesita una mejor aplicación de las leyes existentes y un mejor entendimiento de los problemas que entraña su aplicación, antes de lanzarnos a crear más directivas europeas.

Este informe, una resolución de propia iniciativa que pide otra directiva europea global y amplia contra la discriminación, supone, en el mejor de los casos, la adopción de una postura política y, en el peor de los casos, una invitación abierta a la Comisión para que elabore todavía más legislación «de talla única» en un ámbito muy delicado.

Tal y como lo resume un miembro de la Cámara de Comercio Británica: la mayor parte de la discriminación no se resuelve con más legislación. Se aprovecharía mucho mejor el tiempo en eventos que reuniesen a personas de diferentes culturas y religiones, destinados al intercambio de opiniones. Estamos de acuerdo.

 
  
MPphoto
 
 

  Brian Crowley (UEN) , por escrito. − Este informe pretende ir más allá de la competencia otorgada a la Unión Europea por los Estados miembros en materia de no discriminación. Los Tratados establecen claramente los ámbitos en los que la Unión Europea puede proponer legislación y lo que los Estados miembros pueden hacer por sí mismos.

Este informe, que es un informe de propia iniciativa, es decir que no existe ninguna propuesta de reglamento de la Comisión, va más allá de lo que permiten los actuales Tratados y el Tratado de Lisboa, si es ratificado. De hecho, cualquier medida contra la discriminación que sea competencia de la Unión Europea es asunto de los Gobiernos de nuestros Estados miembros y cada Gobierno tiene derecho a veto. NO es asunto del Parlamento Europeo.

De acuerdo con las competencias de los Tratados existentes, todos los Estados miembros deben estar de acuerdo con las leyes contra la discriminación De hecho, Irlanda tiene una legislación nacional muy sólida en materia de no discriminación, como la Ley de Igualdad (Equal Status Act), y tiene un historial excelente.

Cabe elogiar la mejora de los derechos de las personas discapacitadas y el hecho de que aborde específicamente las restricciones en materia de bienes y servicios. No obstante, este informe ha ido más allá de la competencia de la Unión y, por lo tanto, la delegación de Fianna Fáil ha votado en contra.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (PSE), por escrito. – (PT) Voto a favor del informe de la señora Lynne sobre los progresos realizados respecto a la igualdad de oportunidades y la no discriminación en la Unión Europea, dado que tenemos que instar a la Comisión Europea a que mantenga una estrecha vigilancia sobre la transposición de las Directivas 2000/43/CE y 2000/78/CE relativas a la igualdad de trato entre personas y sobre la aplicación de la legislación nacional basada en estas directivas.

Quiero señalar que las mujeres son especialmente vulnerables a los actos de discriminación en el trabajo, sobre todo en lo que atañe a sus opciones de maternidad.

El derecho a estar protegido frente a cualquier forma de discriminación es un principio fundamental y básico de la Unión Europea, que carece de mecanismos jurídicos eficaces y de su respectiva aplicación, por lo que corre el peligro de quedar vacío de significado.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. – (PT) El informe contiene algunos aspectos positivos, concretamente la insistencia en que la Comisión y los Estados miembros deberían poner fin a toda forma de discriminación basada en los contratos de trabajo, garantizando la igualdad de trato para todos los trabajadores, protección en materia de salud y seguridad, disposiciones relativas a los horarios de trabajo y de descanso, libertad de asociación y representación, protección frente al despido improcedente, convenios colectivos y acciones colectivas.

También subraya la importancia del acceso a la formación y la continua protección de los derechos adquiridos al cubrir períodos de educación y formación, la mejora de las oportunidades de acceso a cuidados y el mantenimiento de los derechos sociales básicos, como los derechos de pensión, el derecho a la formación y el derecho a la prestación por desempleo durante los períodos de cambio de la situación profesional, entre dos contratos de trabajo y durante la transición de un trabajo por cuenta ajena a un trabajo como autónomo.

En vista de todo lo anterior, el Grupo del Partido Popular Europeo (Demócrata-Cristianos) y Demócratas Europeos ha intentado modificar el informe en diversos aspectos, en particular en lo que atañe al contenido de la petición de una directiva contra la discriminación; sus propuestas no prosperaron al perder la votación.

Por nuestra parte, rechazamos las propuestas del PPE-DE y apoyamos a la ponente, aunque no estamos de acuerdo con algunos puntos del informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Bruno Gollnisch (NI), por escrito. – (FR) El informe Lynne sobre la lucha contra la discriminación en los Estados miembros, en particular en el empleo, sigue completamente la línea de los textos adoptados por el Parlamento en esta materia. Tras los términos generales y las pocas menciones a las mujeres o a las personas discapacitadas, no es en absoluto difícil distinguir su verdadero centro de atención obsesivo: las poblaciones de inmigrantes.

Al objeto de evadir el tema, se mezcla todo de forma intencionada: la discriminación contra las mujeres, los jóvenes, las personas mayores, basadas en el origen étnico, etc., pero también en el origen nacional. Si hay algún tipo de discriminación que se puede justificar perfectamente desde el punto de vista moral, jurídico y político, es la preferencia nacional y europea en términos de empleo y beneficios sociales. Correlativamente, sus propuestas de «acción positiva», dado que no se atreven a utilizar las palabras reales, son verdaderamente una discriminación inversa, cuyas primeras víctimas serían, y de hecho son, los propios europeos en sus propios países. No obstante, este tipo de discriminación les parece normal.

 
  
MPphoto
 
 

  Genowefa Grabowska (PSE), por escrito. – (PL) Como miembro de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior, apoyo plenamente el informe de la señora Lynne. No me cabe duda de que el derecho internacional vigente y nuestras propias adjudicaciones de la Unión Europea son —desde un punto de vista formal— soluciones positivas y recomendables. Por lo tanto, lamento que su entrada en vigor se encuentre constantemente con numerosos obstáculos, incluso en nuestra Europa, que parecería ser más democrática y menos discriminatoria.

Es asombroso que tengamos que pedir a los Estados miembros de la Unión Europea que traten las disposiciones de la Directiva 2000/78/CE con total respeto y que realicen un control constante y sistemático del progreso de la eliminación de todo tipo de discriminación de la vida política, social y económica.

Esto es particularmente importante para los ciudadanos de mi país, Polonia, que, disfrutando de las ventajas del mercado común y de la libre circulación de personas, viven y trabajan en muchos países de la Unión Europea. Lamento tener que decir que cada vez hay más ejemplos de discriminación contra mis compatriotas, por motivos únicamente de su nacionalidad. Cada vez sale a la luz más información inquietante de este tipo en Alemania, Gran Bretaña e Irlanda. Sería una paradoja que el Parlamento Europeo participase de forma tan enérgica y efectiva en la lucha contra las manifestaciones de discriminación en el mundo y que no fuese capaz de hacer frente al respeto de los derechos humanos dentro de sus propias fronteras —es decir, en los Estados miembros de la Unión Europea—. ¡Sin duda, todos los ciudadanos de la Unión merecen un trato igualitario y no discriminatorio!

 
  
MPphoto
 
 

  Małgorzata Handzlik (PPE-DE), por escrito. − (PL) En primer lugar, quiero señalar que es muy importante mantener un debate y emprender acciones en el ámbito de la lucha contra la discriminación y la igualdad de oportunidades..

No obstante, como la propia ponente señala, algunos Estados miembros todavía no han aplicado plenamente las directivas en materia de igualdad de trato para las personas, independientemente de su origen racial o étnico (2000/43/CE) y de igualdad de trato en el empleo y la ocupación (2000/78/CE). Debido a los problemas existentes para la aplicación de sus disposiciones, la clave podría estar en concentrarse en una adecuada transposición y en una ejecución más efectiva de los reglamentos que incorporan estas directivas.

La situación no mejorará por cubrir más categorías de personas a través de nuevas leyes. Es sumamente importante organizar acciones y campañas educativas e informativas de sensibilización, desarrolladas principalmente en el plano de los Estados miembros, que constituyan la respuesta adecuada a los problemas en cuestión. Los desafíos asociados a la discriminación y a la igualdad de oportunidades no son los mismos en todos los Estados miembros.

Por este motivo, me opongo a la creación de más y más leyes, dado que no conseguirán que desaparezcan los problemas en materia de la igualdad de oportunidades y discriminación.

Por otra parte, opino que la discriminación contra las personas discapacitadas, cuya situación específica genera la necesidad de elaborar urgentemente una propuesta global de aplicación en el plano de los Estados miembros, debe ser analizada por separado. Espero que la Comisión Europea se ocupe de esta iniciativa en un futuro muy cercano.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. − Acojo con satisfacción el informe de Elizabeth Lynne sobre los progresos realizados respecto a la igualdad de oportunidades y la no discriminación en la Unión Europea. Creo que no deberíamos intentar fomentar una jerarquía de discriminación en la Unión Europea.

Los diputados del Partido Conservador obviamente piensan de forma diferente y yo les retaría a que encontrasen una explicación para una postura que considero totalmente indefendible. Necesitamos una directiva horizontal de conformidad con el artículo 13 del Tratado CE y he votado a favor del informe de la señora Lynne.

 
  
MPphoto
 
 

  Mairead McGuinness (PPE-DE), por escrito. − Los diputados del Fine Gael del Grupo del PPE-DE, Mairead McGuinness, Avril Doyle, Gay Mitchell y Colm Burke nos hemos abstenido en la votación final del informe Lynne sobre los progresos realizados respecto a la igualdad de oportunidades y la no discriminación en la Unión Europea.

El informe señala y critica a los Estados miembros por «deficiencias en cuanto a la transposición y aplicación» de la Directiva 2000/78/CE y pide un control más riguroso de los Estados miembros en este sentido, así como un reforzamiento de la legislación comunitaria en este ámbito.

Apoyamos la petición de una plena transposición y aplicación de las directivas de la Unión Europea, pero cabe señalar que los procedimientos de infracción contra algunos Estados miembros todavía no han concluido.

Apoyamos firmemente las medidas destinadas a acabar con la discriminación, incluso medidas adicionales, pero en esta fase no podemos apoyar la petición de nuevas directivas europeas en este ámbito. Es importante que las directivas existentes se apliquen plenamente y la Comisión debería continuar garantizado el cumplimiento a nivel de los Estados miembros, antes de poder plantearse ninguna nueva medida de la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Rovana Plumb (PSE), por escrito. − (RO) He votado a favor de este informe y considero que es importante para los progresos conseguidos, aunque especialmente para las futuras acciones necesarias para conseguir la igualdad de oportunidades y para combatir la discriminación. Las disposiciones de este informe representan una de las partes más progresivas de la legislación, con beneficios reales para que un importante número de ciudadanos europeos mejore su calidad de vida.

Según los datos facilitados por la Comisión, el 51 % de los ciudadanos europeos cree que en su país no se hacen esfuerzos suficientes para combatir la discriminación y ofrecer una igualdad de oportunidades.

El 77 % de los ciudadanos de la Unión Europea considera que las mujeres mantienen una representación insuficiente en los puestos directivos y el 71 % cree que la población mayor de 50 años mantiene una representación insuficiente en el lugar de trabajo.

El éxito el informe está garantizado por dos cosas: el importante apoyo de la población para la adopción de medidas destinadas a combatir la discriminación, que garantizaría la igualdad de oportunidades para todos, así como nuestro sólido compromiso político, de los socialdemócratas europeos, por construir una sociedad en la que nadie quede excluido y en la que todos los ciudadanos tengan las mismas oportunidades. Felicito a la señora Lynne por el informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Luís Queiró (PPE-DE), por escrito. – (PT) No se debe confundir la lucha activa y enérgica contra la discriminación con la relativización en la que todo es igual, todo es equivalente y todas las elecciones, opciones o circunstancias tienen un valor equivalente en el orden jurídico. Por ejemplo, la promoción de las políticas de protegen a las familias más numerosas no constituye en ningún caso un incumplimiento del principio de no discriminación. Del mismo modo, la negativa a establecer marcos jurídicos para todas las formas posibles de relación entre seres humanos no se podría comparar con ningún tipo de discriminación. Lo que yo apoyo y creo que es mi obligación apoyar en materia de no discriminación es, sobre todo, la defensa de un concepto amplio de libertad individual y no una visión estatal colectivista de las libertades, en la que solamente lo que promueve el Estado se considera no discriminatorio. La sociedad puede tener y tiene preferencias, que encuentran su expresión en las políticas públicas. No puede ni debe imponer una conducta o limitar una conducta que no esté reñida con la libertad de terceras partes.

 
  
MPphoto
 
 

  Lydia Schenardi (NI), por escrito. – (FR) En la actualidad existen como mínimo cinco directivas sobre la igualdad de oportunidades y la no discriminación en la Unión Europea. Hay veintiocho procedimientos de infracción en curso contra Estados miembros que no las han transpuesto. Esto es absolutamente lamentable.

No obstante, ¿deberíamos imponer sistemáticamente la igualdad de género por la fuerza y a través de la represión?

No lo creo, más bien lo contrario. Debemos dejar de estigmatizar este debate sobre la discriminación, clasificando a las poblaciones y a los grupos minoritarios como «los buenos», en particular a los inmigrantes, y haciendo que los europeos se sientan culpables como si estuviesen practicando constantemente la discriminación.

Debemos poner fin a estos estribillos izquierdistas que no hacen nada para ayudar a las personas que están siendo discriminadas, quienes, por lo contrario, se ven estigmatizadas por ellos.

Debemos hacer más hincapié en la responsabilidad personal de cada individuo para acabar con la discriminación de cualquier tipo y en la necesidad, especialmente para los inmigrantes, de que se adapten a nuestras normas, a nuestras leyes y valores.

 
  
MPphoto
 
 

  Bernard Wojciechowski (IND/DEM), por escrito. − (PL) La discriminación, tanto directa como indirecta, por motivos de género, edad o discapacidad, continúa entre nosotros en Europa..

El portal de Internet Pracuj.pl realizó una encuesta entre las personas empleadas y que buscaban trabajo, empresarios, estudiantes y titulados. Según la encuesta, los grupos sociales más discriminados en el mercado laboral son las personas mayores de 50 años y las discapacitadas.

La manifestación más común de la discriminación en el mercado laboral es que los empresarios se dejan guiar por prejuicios y estereotipos a la hora de seleccionar a un candidato para un empleo —casi el 62 % de los encuestados consideraba que este era un gran problema—. Después de eso estaban el acceso desigual a las ofertas de empleo o la falta de ofertas de empleo apropiadas (56 %), la poca disposición para ofrecer un empleo durante un período indefinido o con un contrato de trabajo (44 %) y un sueldo inferior a la media para el entorno o la industria en particular (43 %).

En mi opinión, una política contra la discriminación, como uno de los principios fundamentales de la Unión Europea, tiene una tarea muy definida que desempeñar en este ámbito.

 
  
  

− Informe: Willi Piecyk (A6-0163/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Jan Andersson, Göran Färm, Anna Hedh, Inger Segelström y Åsa Westlund (PSE), por escrito. (SV) Hemos decidido votar a favor de este informe de propia iniciativa, dado que contiene varias consideraciones válidas con respecto a la creación de un sistema para una adecuada gestión ecológica y económica de los entornos marinos de la Unión Europea.

También hemos decidido apoyar la idea de un Día Marítimo Europeo. Existen motivos para el escepticismo con respecto a las grandes campañas presentadas por las instituciones de la Unión Europea, pero en este caso decidimos apoyar la idea, porque la situación medioambiental de los mares es una cuestión de urgencia.

No obstante, pensamos que el informe contiene apartados que se podría interpretar que tienen una disposición demasiado favorable hacia la pesca comercial. Las flotas pesqueras de la Unión Europea actualmente sufren un exceso de capacidad y necesitan se reducidas por el bien de las poblaciones de peces en decadencia. Es un error garantizar a los pescadores comerciales puestos de trabajo en la pesca. Los proyectos de formación profesional activa se encuentran entre las muchas medidas que se pueden aplicar para ayudar a los trabajadores y a las regiones que son dependientes de la industria pesquera.

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Pierre Audy (PPE-DE), por escrito. – (FR) He votado a favor del informe de propia iniciativa de mi colega alemán, el señor Piecyk, sobre una política marítima integrada para la Unión Europea, elaborado en respuesta a una comunicación de la Comisión sobre el mismo tema. Las zonas marítimas (dos océanos —el Atlántico y el Ártico— y cuatro mares —el Báltico, el Mar del Norte, el Mediterráneo y el Mar Negro—) y el litoral (70 000 km) de Europa son esenciales para su bienestar y prosperidad; son rutas comerciales, reguladores del clima, fuentes de alimentos, energía y recursos, y lugares populares para vivir y para el ocio entre los europeos.

Me gustaría añadir que son una reserva de agua, que será un bien escaso. En un contexto de globalización y rápido cambio climático, existe la necesidad urgente de actuar estableciendo una política marítima integrada para la Unión Europea, basada en el reconocimiento de que todas las cuestiones relacionadas con los océanos y los mares de Europa están asociadas entre sí. La vigilancia marítima, que es esencial para garantizar la seguridad en el uso de los espacios marítimos, el desarrollo del espacio marítimo, que es un instrumento de planificación esencial para tomar decisiones viables desde el punto de vista ecológico y una fuente completa y accesible de datos e información, son vías muy interesantes a seguir.

 
  
MPphoto
 
 

  Alessandro Battilocchio (PSE), por escrito. – (IT) Europa, en parte debido a su ubicación geográfica estratégica, debe dar ejemplo en el plano internacional por lo que respecta a su política marítima, aprovechando el potencial económico de los océanos y los mares como una fuente inestimable de energía renovable. Del mismo modo, la creación de centros de excelencia regionales y el fomento y apoyo para los centros de investigación universitarios que ya se encuentran en las zonas costeras, acompañados por un plan de acción basado en la innovación, la investigación y la protección medioambiental de los océanos y los mares, representarían un paso más hacia un uso plenamente sostenible de los recursos marinos.

El informe también sugiere que el plan de acción debe contribuir de forma importante a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, a través del uso de sistemas de comercio de emisiones justos, consolidando la investigación sobre los océanos y los mares como una fuente de energía renovable e introduciendo la igualdad de trato fiscal para la electricidad y los combustibles marinos. Esto significaría que, mientras estuviesen atracados, se fomentaría que los buques utilizasen el suministro eléctrico de tierra.

Finalmente, la propuesta de coordinación entre los organismos europeos responsables de la vigilancia marítima disuadiría y prevendría los ataques a los buques europeos y, al mismo tiempo, combatiría las actividades ilegales, como el contrabando, el tráfico de drogas y seres humanos, permitiendo, de este modo, que las aguas internacionales resultasen mucho más seguras.

 
  
MPphoto
 
 

  Adam Bielan (UEN), por escrito. − (PL) Dado que se me ha brindado la oportunidad de hablar sobre el informe del señor Piecyk relativo a una política marítima integrada para la Unión Europea, me gustaría llamar la atención sobre la aplicación de la Directiva marco en el sector del agua, que prevé acciones destinadas a la identificación y eliminación de armas químicas que quedaron en el Mar Báltico y el Mar del Norte tras la Segunda Guerra Mundial. Me refiero a los planes relativos al gasoducto NordStream, cuya construcción puede afectar a las armas de la Segunda Guerra Mundial que se encuentran en el fondo del Mar Báltico. Según los cálculos preliminares, hay entre 40 000 y 60 000 toneladas de munición química, de las que 12 000 ó 13 000 toneladas son material de combate tóxico. Ni siquiera tenemos información detallada acerca de la ubicación de gran parte de estas armas, por lo que el riesgo de que se produzca un desastre es enorme. Por otra parte, cuando se ponga en funcionamiento el gasoducto, se podrán utilizar productos químicos nocivos para el medio ambiente. Esto podría provocar un desastre medioambiental con consecuencias muy graves, lo que constituye una amenaza directa para la vida y la salud de las personas que habitan a orillas del Mar Báltico. El informe menciona la creación de una situación en la que «los océanos y mares de Europa sean los más limpios del mundo». Por lo tanto, quiero realizar un llamamiento para que la Unión Europea emprenda acciones específicas con respecto a una política marítima integrada y para que prohíba la construcción de proyectos que suponen una amenaza para la seguridad de los residentes europeos.

 
  
MPphoto
 
 

  Ole Christensen, Dan Jørgensen, Poul Nyrup Rasmussen, Christel Schaldemose y Britta Thomsen (PSE), por escrito. − (DA) La navegación debe ser incluida en el comercio de cuotas de CO2.

La delegación socialista está trabajando para que se incluya la navegación en el régimen de comercio de emisiones de CO2. A pesar de que este modo de transporte es particularmente respetuoso con el medio ambiente, en comparación con la mayoría de los medios de transporte de mercancías, la navegación emite importantes cantidades de CO2, que superan claramente la proporción del tráfico aéreo, por ejemplo, que también va a ser incluido en el régimen de comercio de emisiones en breve.

Por lo tanto, hoy la delegación ha votado a favor del punto del informe sobre una política marítima integrada para la Unión Europea que afirma claramente que debemos incluir la navegación en el comercio de emisiones de CO2.

Por lo tanto, hemos desechado una propuesta de enmienda del Grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea relativa a la misma cuestión. No está claro si la propuesta de enmienda de los Verdes se refiere a un modelo específico para el comercio de emisiones. De ser así, no hemos escuchado ninguna explicación acerca de lo que contiene exactamente. Por lo tanto, en estos momentos no queremos adoptar un modelo en particular, que, en el peor de los casos, podría dificultar y aplazar el acuerdo relativo a la inclusión de las emisiones de CO2 de la navegación.

 
  
MPphoto
 
 

  Hélène Goudin y Nils Lundgren (IND/DEM), por escrito. (SV) Estamos totalmente de acuerdo con algunas de las opiniones presentadas en este informe, por ejemplo que es urgente combatir las emisiones de óxido de azufre y óxido de nitrógeno de los buques, y que la política de pesca común es demasiado burocrática y centralizada.

No obstante, la mayoría de las propuestas presentadas son negativas. No logramos comprender qué se podría ganar con la introducción de un Día Marítimo Europeo de la Unión Europea. También ponemos en duda el valor de la financiación europea para la investigación marítima y un plan para estudiar y ubicar los yacimientos arqueológicos sumergidos y los buques naufragados, y somos críticos con la idea de que las instituciones de la Unión Europea deberían abordar el tema de la planificación espacial marítima.

El informe constituye un ejemplo más de cómo el Parlamento Europeo intenta ganar influencia cada vez en más ámbitos de la política. El respeto del principio de subsidiariedad, del que se habla mucho pero se aplica poco, brilla por su ausencia. No podemos aceptar esto. Por lo tanto, hemos votado en contra del informe en la votación final.

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. – (PT) Pensamos que una política marítima basada en la cooperación entre Estados miembros, que añada valor y fomente políticas y medidas asociadas al mar establecidas por cada país, podría tener un impacto positivo.

No obstante, el Parlamento Europeo, aunque de forma menos firme que en el informe anterior, está reafirmando objetivos —para la política marítima integrada—, con los que no podemos estar de acuerdo.

Aparte de estar impregnado de una visión federalista y geoestratégica con respecto al uso de las zonas económicas exclusivas de cada Estado miembro, defiende la rápida integración del transporte marítimo intracomunitario en el mercado único, es decir, su liberalización; subraya las iniciativas destinadas a establecer un servicio de guardacostas europeo, un ámbito que es competencia de cada Estado miembro; defiende la incorporación de la navegación en el comercio de emisiones —un negocio más—; y, paradójicamente (o quizás no), se declara a favor de que la política marítima sea debidamente tenida en cuenta en el presupuesto de la Unión Europea a partir de 2013, es decir, que defiende una vez más el dominio político y económico de la Unión Europea, sin ofrecer nada a cambio (aún cuando esto fuese alguna vez aceptable).

Sin duda, la propuesta de resolución del Parlamento Europeo contiene algunas propuestas con las que estamos de acuerdo —algunas presentadas por nosotros—, pero estas no maquillan su contenido negativo.

Por lo tanto, hemos votado en contra.

 
  
MPphoto
 
 

  Ian Hudghton (Verts/ALE), por escrito. − He votado a favor del informe Piecyk sobre la política marítima de la Unión Europea. Acojo con particular satisfacción la sección que reconoce que la PPC ha sido un auténtico desastre y que la Unión Europea debe aprender de sus errores al crear una política marítima integrada.

Mi propio país, Escocia, es central para Europa en cuestiones marítimas y podemos beneficiarnos de una política en el plano europeo que cubra ámbitos tan diversos como el medio ambiente, el transporte, el turismo y el empleo. No obstante, es necesario reconocer la diversidad de las zonas marítimas de Europa y no se deben tomar decisiones «de talla única», que ha sido el error de la política pesquera de Europa.

 
  
MPphoto
 
 

  Roselyne Lefrançois (PSE), por escrito. – (FR) He votado a favor de este texto, porque considero que es esencial que la Unión Europea se equipe con una política marítima integrada lo antes posible.

De hecho, la Unión Europea tendría mucho que ganar con la adopción de una estrategia coherente para la aplicación de las diferentes políticas sectoriales que afectan al ámbito marítimo, como, por ejemplo, determinadas políticas sociales, industriales o medioambientales, y también promoviendo el establecimiento de un verdadero «elemento de apoyo al conjunto».

También acojo con satisfacción la voluntad de intensificar la lucha contra el cambio climático y la contaminación, a través de la aparición de verdaderos centros de innovación, que también serán una fuente de competitividad y bienestar para las regiones costeras de la Unión.

Finalmente apoyo las propuestas del informe relativas al aspecto de la seguridad de la política marítima y, en particular, la idea de elaborar normas comunes en este ámbito y compartir métodos de vigilancia dentro del espacio marítimo comunitario. Esto nos permitiría tanto combatir la piratería marítima, un fenómeno cuyo regreso hemos presenciado en los últimos años, como proteger el patrimonio natural y arqueológico de estas zonas, al objeto de prevenir cualquier catástrofe de efectos desastrosos sobre el desarrollo del litoral de la Unión.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE) , por escrito. − El informe de Willi Piecyk sobre una política marítima integrada para la Unión Europea aborda los desafíos a los que se enfrenta en la actualidad la industria marítima de Europa. Sus recomendaciones ayudarán a facilitar la toma de decisiones en esta materia en el plano europeo.

Solamente mediante el establecimiento de una política marítima integrada se podrán afrontar efectivamente las cuestiones globales como la globalización y el cambio climático y sus efectos. He votado a favor del informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Luca Romagnoli (NI) , por escrito. – (IT) Señor Presidente, Señorías, quiero declararme a favor del informe del señor Piecyk sobre una política marítima integrada para la Unión Europea.

Estoy de acuerdo en que una política marítima integrada es necesaria, no solamente porque los océanos y los mares representan uno de los recursos económicos y comerciales más importantes para la Unión Europea, y, como tal, deben ser protegidos, sino también porque una acción concertada efectiva y sostenible entre los Estados miembros mejoraría la forma en que es gestionada y desarrollada. Uno de los puntos que considero fundamentales es que el tráfico marítimo debería ser regulado y mejorado de conformidad con los objetivos para abordar el cambio climático, y que los recursos marinos deberían ser el centro de atención como fuente potencial de energía limpia y alternativa.

 
  
MPphoto
 
 

  Catherine Stihler (PSE), por escrito. − Nuestros mares son nuestro recurso común. Necesitamos un planteamiento coordinado contra la explotación y contaminación de nuestros mares. Esto solo lo podemos conseguir trabajando en todos los países de la Unión Europea que están interesados en la política marítima. Espero que el próximo año puedan particular en el Día Marítimo Europeo más ciudadanos europeos. Tal vez, dado que el próximo año ese día coincidirá con las elecciones europeas, todos los candidatos utilicen el 20 de mayo para subrayar cuestiones relacionadas con la política marítima.

 

10. Correcciones e intenciones de voto: véase el Acta
  

(La sesión, suspendida a las 12.55 horas, se reanuda a las 15.00 horas.)

 
  
  

PRESIDE: MIGUEL ÁNGEL MARTÍNEZ MARTÍNEZ
Vicepresidente

 

11. Aprobación del Acta de la sesión anterior: véase el Acta

12. Empresas fraudulentas dedicadas a la elaboración de directorios (por ejemplo «European City Guides») (debate)
MPphoto
 
 

  Presidente. − El siguiente punto es el debate sobre la pregunta oral al Consejo sobre empresas fraudulentas dedicadas a la elaboración de directorios (por ejemplo «European City Guides») de Arlene McCarthy, en nombre de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor (O-0078/2007 - B6-0152/2008).

 
  
MPphoto
 
 

  Arlene McCarthy, autora. − Señor Presidente, el objetivo claro de esta pregunta oral es conseguir acciones y recurso para las miles de pequeñas empresas de toda la Unión Europea a las que falsas «empresas de elaboración de directorios» defraudan a diario millones de euros. Este Parlamento ha recibido cientos de peticiones y gran cantidad de correspondencia en las oficinas de nuestras circunscripciones de empresas que han sido víctimas de estas prolíficas estafas contra las pequeñas empresas.

Por supuesto, debemos reconocer que estas estafas existen desde hace más de 40 años, de acuerdo con los editores de directorios legítimos representados por la EADP. Sin embargo, indudablemente esta estafa exige una respuesta europeas. Como ejemplo, la estructura de la sociedad de cartera Maiwolf, que posee la European City Guide y otras empresas similares, es una compleja red de empresas fraudulentas europeas registradas, que opera y tiene su domicilio en varios Estados miembros de la Unión Europea y en los países del EEE de Suiza y Liechtenstein. A pesar de las acciones legales y de las multas impuestas por los tribunales de varios Estados miembros, continúa operando, burlándose de la cooperación comunitaria por lo que respecta a la ejecución del derecho. De hecho, se tardó siete años en cerrar la empresa en Barcelona a través de los tribunales, que inmediatamente después volvió a comenzar a operar en Valencia. Maiwolf Holding es el eje de una red de empresas que cometen estafas, no solamente en el plano de la Unión Europea, sino también a nivel global y que continúa —me temo— escapando del brazo largo de la ley.

Al responder a la European City Guide, se hacía creer a las empresas que solamente estaban respondiendo a una petición de información o actualizando o corrigiendo sus datos. Se les hacía creer que era un servicio gratuito y después, de repente, les llegaba una factura de miles de euros, que, si mencionaba algo en absoluto, lo hacía con una letra muy pequeña, de una forma confusa y engañosa. La misma sociedad de cartera Maiwolf supuestamente también posee empresas de cobro de deudas que posteriormente proceden a acosar, intimidar y amenazar a las empresas para que paguen. Un sitio web, ‘Stop the European City Guide’, que lucha contra el fraude de City Guide, también fue objeto de amenazas legales y su ISP tuvo que retirarlo, aunque me satisface decir que actualmente está funcionando de nuevo.

Muchas de las actividades de esta empresa fraudulenta incumplen claramente la Directiva sobre publicidad engañosa de 1984. Necesitamos una ejecución mejor y más coordinada para tapar las grietas y las lagunas legales que aprovechan estas empresas. Puedo informar a la Presidencia de que mi comisión revisará la aplicación y transposición de la Directiva sobre publicidad engañosa y, por supuesto, la nueva Directiva sobre prácticas comerciales desleales. Estamos particularmente interesados en el ejemplo de transposición austriaco de la Directiva sobre publicidad engañosa, por el que las empresas no pueden vincularse mediante contrato, a menos que hayan firmado de forma clara y explícita sus términos y condiciones. Se trata de un modelo, Presidencia, que espero que siga en sus debates con los demás Estados miembros.

Las pequeñas empresas, por supuesto, no se benefician de la Directiva sobre prácticas comerciales desleales, dado que no cubre las transacciones entre empresas —ni siquiera para pequeñas empresas—. Los Estados miembros deben aprovechar mejor la red de ejecución transfronteriza para sacar a estas empresas fraudulentas de la circulación y del mercado de una vez por todas. Ciertamente comparto con mis colegas la sensación de frustración en este sentido de las numerosas pequeñas empresas que durante años, no meses, han continuado sufriendo el acoso y pérdidas financieras.

Si creemos, como decimos, que las pequeñas empresas son la piedra angular de la economía de la Unión Europea, ya es hora de que las defendamos, de que defendamos sus derechos y que las protejamos frente a estas prácticas fraudulentas. Ciertamente acojo con satisfacción el interés de la Comisaria Kuneva y su compromiso de controlar sus actividades, pero el control por sí solo no obtiene resultados ni aborda de forma activa el problema de estas empresas. En mi opinión, es inaceptable que las quejas de las empresas hayan caído supuestamente en saco roto y que se haya permitido que el comerciante individual de City Guide continúe con sus prácticas fraudulentas sin enfrentarse a toda la fuerza del derecho europeo. Por lo tanto, hoy pido a los Estados miembros que emprendan acciones de forma urgente, que reconozcan las consecuencias graves y nocivas de permitir que esta empresa fraudulenta continúe estafando a nuestras empresas. Quiero que los Estados miembros, y en efecto la Presidencia, durante nuestro debate de hoy, se comprometan a emprender acciones, no solamente a debatir las cuestiones que ya sabemos desde hace muchos años.

Por lo tanto, pido a la Presidencia que responda a estas preguntas y que trabaje con nosotros para encontrar una solución para las empresas que continúan siendo víctimas de este fraude.

 
  
MPphoto
 
 

  Janez Lenarčič, Presidente en ejercicio del Consejo. (SL) Quiero dar las gracias a la señora McCarthy por su pregunta. También quiero dar las gracias a la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor. Intentaré responder a la pregunta dentro del marco establecido por la señora McCarthy.

Con respecto a la primera pregunta, concretamente qué han hecho los Estados miembros para acabar con los servicios fraudulentos de elaboración de directorios, debo informar de que hasta ahora el Consejo no ha recibido una propuesta de solución de los Estados miembros. Del mismo modo, tampoco ha sido informado de ninguna acción emprendida por los Estados miembros para acabar con estas empresas ni de las intenciones de sus autoridades competentes con respecto al intercambio de datos sobre las empresas.

Con respecto a la segunda pregunta, relativa a las medidas a emprender para tapar las lagunas legales en la transposición de la Directiva sobre publicidad engañosa, la Comisión Europea es responsable de esta Directiva y de su aplicación, tal y como se establece en el artículo 211 del Tratado CE. Por lo tanto, en mi opinión, el Parlamento Europeo debería formular esta pregunta a la Comisión Europea.

Con respecto a estas dos preguntas, también me gustaría añadir que hasta ahora el Consejo no ha sido informado de las acciones que los Estados miembros han emprendido para informar al mundo empresarial del riesgo que representan los servicios de elaboración de directorios fraudulentos.

Sin embargo, con respecto a la cuestión de ampliar el ámbito de aplicación de la Directiva sobre prácticas comerciales desleales, puedo confirmar a la señora McCarthy que esta directiva no cubre los casos descritos por la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor. Es decir que no cubre los casos de prácticas comerciales fraudulentas dirigidas a las pequeñas y medianas empresas.

La razón de esto es que el ámbito de aplicación de la directiva en cuestión se limita a las relaciones entre empresa y consumidor. Con respecto a la posible ampliación de esta directiva a las relaciones entre empresas, solamente puedo decir que el Consejo adoptará una postura con respecto a esta cuestión, tan pronto como se le presente una propuesta legislativa apropiada.

No obstante, debo recordarles que el Consejo ya debatió la cuestión de si la directiva en cuestión debería cubrir también las prácticas entre empresas, en el momento en el que se aprobó la directiva. Debo recordarles que, además de la Comisión, la mayoría de los Estados miembros también rechazó la idea de ampliar la directiva para que cubriese las prácticas comerciales desleales que no afectan al consumidor.

No obstante, independientemente de esto, debo insistir en que las empresas, incluyendo las pequeñas y medianas empresas, no están desprotegidas frente a estas prácticas. Están protegidas por la Directiva sobre publicidad engañosa.

Me gustaría terminar ratificando explícitamente, en nombre de la Presidencia, la opinión de la comisión de que las prácticas desleales y fraudulentas son inaceptables en cualquier espacio económico. También creo que es necesario emprender acciones contra esta conducta.

Los Estados miembros se enfrentan a las prácticas comerciales desleales estipuladas por su legislación. El caso de la European City Guide, que ha mencionado en su pregunta, también ha sido llevado ante los tribunales en, al menos, un Estado miembro.

Quiero darle las gracias de nuevo por su pregunta y, en cualquier caso, permaneceré atento al debate.

 
  
MPphoto
 
 

  Simon Busuttil, en nombre del Grupo del PPE-DE. – (MT) Señor Presidente, cuando uno abre este directorio —porque se trata de una publicación grande y gruesa—, encuentra cientos de páginas, con miles de empresas, con frecuencia pequeñas empresas que se encuentran en el mismo después de haber sido engañadas. No querían ser incluidas en el, pero fueron incluidas en contra de su voluntad. La Comisión de Peticiones del Parlamento ha recibido unas 400 peticiones de pequeñas empresas atrapadas en esta trampa. Creo que hay tres aspectos relacionados con esta cuestión. En primer lugar, las pequeñas empresas implicadas son víctimas de un fraude. En segundo lugar, hay un aspecto transfronterizo y transnacional, que, por lo tanto, debe ser del interés de Europa, del Parlamento Europeo, del Consejo y de la Comisión. En tercer lugar, las empresas como European City Guide se están beneficiando de las lagunas que existen en la legislación.

¿Qué está haciendo el Parlamento Europeo, aparte de lo que está haciendo la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor, como nos ha dicho la señora McCarthy? La Comisión de Peticiones elaborará un informe sobre esta cuestión. Yo seré el ponente y mi informe tendrá cuatro objetivos. En primer lugar, intentará dar a conocer más este problema, que es muy importante. En segundo lugar, continuará instando al Consejo y a la Comisión, en particular, para que emprendan acciones claras, porque si no pueden emprender acciones hoy, necesitan estar en condiciones de hacerlo. En tercer lugar, también debemos determinar si existen lagunas legislativas, y este es el papel de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor. Finalmente, también tiene que ofrecer a estas víctimas un asesoramiento útil. La Comisión de Peticiones celebrará consultas y se reunirá con las víctimas y los interlocutores sociales, así como con la Comisión, antes de la adopción de este informe, que se espera que sea aprobado para finales de este año.

 
  
MPphoto
 
 

  Genowefa Grabowska, en nombre del Grupo del PSE. – (PL) Señor Presidente, las actividades de las empresas que realizan prácticas comerciales y de marketing fraudulentas merecen ser condenadas. Sin duda, debemos proteger los derechos de los consumidores frente a estas acciones pseudo-comerciales y apoyarlos en su lucha contra estas empresas que, en la realidad actual europea, salen completamente impunes. Miles de empresas de toda Europa son incorporadas en directorios de empresas de forma supuestamente gratuita, aunque en realidad tienen que pagar un importe que va desde unos cientos hasta unos miles de euros. Los editores de estos directorios inútiles —tanto desde el punto de vista comercial como desde el publicitario— no solamente se dirigen a industrias específicas, como las agencias de viajes, los hoteles, los médicos, los restaurantes e incluso el mundo de la ciencia, sino que también, lamentablemente, se dirigen a instituciones y organismos públicos. Esta es la razón por la que los ciudadanos europeos se preguntan cómo puede ser que los autores de estas prácticas, que después de todo han sido identificados con nombre y apellidos como los propietarios de las empresas que publican estos catálogos, hayan podido hacer una fortuna empleando prácticas fraudulentas y deshonestas, beneficiándose de los temores de los pequeños empresarios europeos, frente a firmas defensoras y tribunales.

Por lo tanto, quiero pedir a la Presidencia eslovena —y me dirijo a la Presidencia más que a la Comisión— que fomente la coordinación de acciones por parte de los Estados miembros, principalmente en el ámbito del intercambio de información y advertencia mutua contra este tipo de práctica fraudulenta, que envíe información sobre los propietarios y los consejos de estas empresas, y también que proponga la introducción de sanciones penales más estrictas para este tipo de actividad. La continuación de la situación actual minará la confianza de las empresas y ciudadanos de la Unión Europea en la idea de un mercado común europeo y también, lamentablemente, mermará las diferencias entre los empresarios honestos y las actividades casi mafiosas.

 
  
MPphoto
 
 

  Diana Wallis, en nombre del Grupo ALDE. – Señor Presidente, quiero expresar mi agradecimiento a la señora McCarthy y a la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor por haber formulado esta pregunta. Me gustaría haber obtenido una respuesta bastante más contundente del Consejo, debo decir.

La situación es absolutamente inaceptable y voy a empezar haciendo una confesión. A comienzos de los ochenta, yo era abogada en el Reino Unido, pero puse un bufete con un abogado de Alemania. Nos empezaron a avisar de que habíamos anunciado nuestro bufete en una European City Guide e, incluso como abogados, nos sentimos acosados y asustados. Así que si los abogados se sienten atemorizados por estas personas, estoy segura de que las pequeñas empresas ordinarias también.

Sin embargo, lo raro de todo esto es que la legislación comunitaria debería ser capaz de ofrecer una respuesta y parece no hacerlo, incluso 20 ó 30 años después de que todo esto comenzara. En efecto, si leen algunas de las cartas de estas personas, incluso mencionan el respaldo del derecho de la Unión Europea para acosarlas todavía más como víctimas ¿Y qué obtenemos del Consejo? Lo siento, no es lo bastante bueno: bien, analizaremos la publicidad engañosa y pensaremos al respecto. Después de treinta años, realmente necesitamos algo más.

¿Qué se supone que debe hacer la gente? Necesitamos un debate a fondo acerca de si deberíamos redefinir quién y qué es un consumidor. Intentamos plantearlo durante los debates relativos al derecho contractual. Necesitamos ir más allá, si queremos afrontar este problema.

Finalmente, si los Estados miembros son demasiado tímidos o están demasiado asustados para afrontar esto, permítanme hacer otra sugerencia que tal vez sea un poco conflictiva aquí. Si la Comisión nos ofrece un sistema sólido de recurso colectivo, llamémoslas acciones judiciales colectivas, entonces tal vez los ciudadanos puedan emprender acciones ellos mismos, si nadie más lo hace por ellos. Es una idea.

 
  
MPphoto
 
 

  Mairead McGuinness (PPE-DE). – Señor Presidente, cuatro años después estamos celebrando al fin un debate sobre las European City Guides. No podría con los archivos de reclamaciones que tengo, como otros colegas han señalado. Europa es acusada de no conectar con sus ciudadanos y aquí tenemos una oportunidad de oro —y me dirijo al Consejo— para conectar con las personas que tienen un problema real y que piden a sus diputados al Parlamento Europeo una solución.

No solamente las empresas se ven afectadas. He escuchado a secretarios de colegios que firmaron esto por error, que están aterrados y que han tenido que pagar. La tragedia de las European City Guides es que funcionan porque las personas están amenazadas y aterrorizadas. Se pague o no, ellos continúan acosando y abusando de las personas. Sin embargo, se trata de un problema europeo y, por lo tanto, exige una solución europea. Supongo que me satisface en cierto modo que estemos celebrando este debate y que mi colega, Simon Busuttil, vaya a elaborar un informe y a preparar información, pero creo que el Consejo necesita ser un poco más proactivo al respecto, al igual que la Comisión, de hecho.

La cuestión es muy específica y plantea cinco problemas fundamentales que hay que abordar. En mi opinión, este problema es enorme, pero necesitamos cuantificarlo. El intercambio de información es una gran idea, pero podría causar frustración si no tenemos acciones como resultado. Debemos acabar con las lagunas legales. Por ejemplo, en Irlanda, se menciona el derecho europeo a las personas que se han suscrito a European City Guides. Se les dice que serán llevadas ante los tribunales de otro Estado miembro, donde serán sancionadas. Reciben llamadas de teléfono cargadas de acoso para ellas mismas y sus trabajadores. Esto no es aceptable. Definitivamente necesitamos redefinir qué es un consumidor, porque, como he dicho antes, esto no afecta solamente a las empresas. No obstante, insisto en que ahora tenemos una oportunidad de oro para demostrar a las personas de toda Europa que somos activos en las cuestiones que les afectan directamente. Aprovechemos el momento y no lo dejemos pasar solamente con palabras y sin acciones.

 
  
MPphoto
 
 

  Marian Harkin (ALDE). – Señor Presidente, el poder de muchas de estas empresas fraudulentas de elaboración de directorios es que se encuentran en otro Estado miembro, por lo que parecen intocables a menos que la Unión Europea intervenga de algún modo. También infunden temor a las personas, muchas de ellas empresas muy pequeñas sin ningún asesoramiento ni ayuda jurídica, y muchas, después de haber sido acosadas durante años, finalmente se rinden y pagan.

Como en el caso de otros muchos oradores, mi oficina se ha visto inundada de reclamaciones, pero normalmente de autónomos: fontaneros, dentistas, médicos, personas que han sido el objetivo de European City Guide. Estas personas se sienten abandonadas, sienten que simplemente han tomado una decisión equivocada, que han caído en la trampa y, de algún modo, se culpan a ellas mismas.

Me parece increíble cuando escucho que la mayoría de los Estados miembros no quiere ninguna ampliación de la Directiva para hacer algo con respecto a las relaciones entre empresas. Solamente me pregunto: ¿se debe a que las empresas afectadas son las pequeñas empresas y no las grandes corporaciones? Creo que los ciudadanos necesitan más y mejor del Consejo y la Comisión de lo que obtienen actualmente. Considero que la situación actual no es lo bastante buena y pido al Consejo que haga algo al respecto de inmediato.

 
  
MPphoto
 
 

  Malcolm Harbour (PPE-DE). – Señor Presidente, iré directo al tema. Permítanme dirigirme a la Presidencia eslovena; creo que han hecho un gran trabajo en la Presidencia. Ministro Lenarčič, permítame decirle cuatro cosas que me gustaría que plantease en su próxima reunión con los ministros responsables de la competitividad.

La primera es que pida a la Comisión que adopte el mecanismo SOLVIT —que se supone que se encarga de todas las reclamaciones del mercado interior, no solamente de las relacionadas con el mercado— y que lo incluya firmemente en la agenda. Haga que divulguen la información que ya está disponible en sitios web independientes —y debería avergonzarnos el hecho de que sean realmente las personas afectadas las que se han encargado de esto—, hay mucha información exhaustiva, y que la incluyan en su cometido. Esto podría hacerse de inmediato. Así que, esa es su primera tarea.

La segunda tarea es que debería decir a todos sus colegas que sus servicios de información para empresas (porque tienen servicios que llegan a las PYME) también deberían facilitarles esa información en sus propios idiomas, y deberían aportar una pequeña cantidad de su presupuesto para explicar realmente a las empresas lo que está ocurriendo.

En tercer lugar, facilite esta información a sus autoridades responsables de la aplicación de la legislación. También deberá informar a la Comisión y a las personas responsables de su cooperación en materia de protección del consumidor: ponga esto en su agenda. No le llevará mucho tiempo. La información está ahí. No es difícil. Así que estas son tres de las cosas que debería hacer.

Lo cuarto que podría hacer es decir a sus colegas: estas prácticas, si se aplican a consumidores individuales, son absolutamente ilegales en virtud de la Directiva sobre prácticas comerciales desleales. Todos sabemos que es así. Y las empresas afectadas están asumiendo básicamente el papel de consumidores privados. Sin embargo, en los Estados miembros individuales, en su proceso de aplicación (y debo decir, por cierto, que los Estados miembros no se han esforzado mucho en su aplicación y que incluso mi propio Estado miembro está realmente rezagado), podría añadir fácilmente una cláusula que incluya a los directorios y las pequeñas empresas en su aplicación. No supondría mucho.

Por lo tanto, se trata de cuatro acciones específicas. Por lo tanto, le miro a usted, señor Ministro, y estaremos atentos a la agenda, porque esperamos que esté en la próxima agenda del Consejo de Ministros en materia de competitividad. ¿Cómo podemos pedir a las pequeñas empresas que participen en el mercado interior, si no podemos ofrecerles siquiera las salvaguardas más sencillas con respecto a un acto sencillo como este? Lamentablemente, todos nosotros hemos pasado por alto nuestras obligaciones en el mercado interior.

 
  
MPphoto
 
 

  Richard Corbett (PSE). – Señor Presidente, la European City Guide y las guías similares son obra básicamente de un puñado de ladrones, pero nuestra legislación no ha sido lo suficientemente buena como para hacerles frente. Esta pregunta debería haber sido formulada también a la Comisión, por lo que respecta a la presentación de una nueva propuesta legislativa para endurecer la legislación aplicable, para que podamos hacerles frente, pero, a falta de esto, mi consejo a cualquier pequeña empresa que se enfrente a demandas de European City Guide y guías similares es sencilla: no paguen, ignórenlos e ignoren la presión.

Se ha creado una organización llamada Stop the European City Guide, una asociación de víctimas de esta guía. Su sitio web tuvo que ser retirado debido a la presión y a las amenazas legales contra su proveedor de servicios de Internet para que lo cerrase. Por lo tanto, ahora alojo su sitio web en mi sitio web, para que puedan continuar divulgando información sobre cómo se pueden proteger las empresas. Necesitamos una acción firme al respecto. La necesitamos y pronto.

 
  
MPphoto
 
 

  Marcin Libicki (UEN).(PL) Señor Presidente, permítanme felicitar a la señora McCarthy por su pregunta oral excelentemente preparada sobre el tema de las prácticas deshonestas de las empresas dedicadas a la elaboración de directorios basada en European City Guides. La Comisión de Peticiones, que yo presido, ha designado al señor Busuttil para que elabore un informe sobre esta cuestión. Hemos recibido un enorme número de peticiones quejándose precisamente de esta práctica. El Comisario ha dicho que la Comisión no ha recibido estas quejas que la habrían impulsado a iniciar una investigación sobre la cuestión, pero, en mi opinión, este debate, junto con el debate que se celebrará con respecto al informe del señor Busuttil, servirán de justificación adecuada para que la Comisión emprenda acciones en este ámbito, dado que estas prácticas son enormemente fraudulentas y acosan a las pequeñas empresas y a los ciudadanos de a pie —en otras palabras, a las personas que no tienen legiones de abogados a su disposición para protegerlas—.

Pido a la Comisión que emprenda acciones en este ámbito.

 
  
MPphoto
 
 

  Brian Crowley (UEN). – Señor Presidente, yo me he encargado de 19 casos de personas a las que se le ha exigido un pago de forma fraudulenta y que se han enfrentado a acciones por su deuda con European City Guides. De esos 19 casos, 17 eran pequeñas empresas de tres empleados o menos. De esas 17, seis de ellas eran personas de más de 60 años que tenían miedo a que les llegase la carta de un abogado.

Lo cierto es que lo que realmente ha ocurrido ha sido una presentación de información engañosa en virtud de la Ley relativa a la venta de mercancías y el suministro de servicios o de la Directiva sobre prácticas comerciales desleales, como ha dicho el señor Harbour. Eso constituye un fraude, porque, si uno está de acuerdo en hacer algo, espera obtener algo a cambio que se ofrece como contrapartida. Lo que ha ocurrido realmente ha sido una presentación de información engañosa con respecto al servicio que se ofrecía. Creo, como han dicho algunos de mis colegas, que probablemente sea mejor abordar esta cuestión en el plano de la Comisión. No obstante, sería oportuno que el Consejo en materia de competitividad y cada uno de los ministros estuviesen informados de esto, y fuesen autorizados para introducir legislación en el plano nacional de forma más rápida para presentar una directiva europea revisada en este ámbito.

 
  
MPphoto
 
 

  Arlene McCarthy (PSE). – Señor Presidente, solamente quiero hacerme eco de las palabras de mis colegas. Tenemos que dejar de pasarnos la pelota en este ámbito. Tenemos que poner fin al «cógeme si puedes» de estas empresas. Este es el juego al que están jugando. No voy a abandonar el Pleno, señor Ministro, sin algún compromiso de emprender acciones.

El señor Harbour le ha dado algunas ideas, pero lo que yo quiero que haga es que plantee las cosas que yo mencioné de hecho en mi intervención al comienzo. Quiero que plantee en el grupo de trabajo del Consejo el modelo austriaco, en el que, en virtud de la Directiva sobre publicidad engañosa, ya se prohíben estas prácticas. No todos los Estados miembros lo hacen. Podría pedir a los demás Estados miembros que tomen ejemplo, que adopten el modelo austriaco y que prohíban estas prácticas introduciendo enmiendas en su legislación nacional.

También quiero que le pida al Consejo que acepte la introducción de redes de ejecución transfronterizas para los consumidores. Quiero que les de instrucciones para que acepten, investiguen y actúen con respecto a las empresas que elaboran directorios, en el contexto de la red de ejecución transfronteriza. En mi opinión, esto nos permitirá emprender alguna acción más allá de las fronteras e impedir que estas personas escapen del brazo largo de la ley. Por lo tanto, creo que si pudiese hacer eso, podríamos irnos de aquí un poco más satisfechos.

 
  
MPphoto
 
 

  Janez Lenarčič, Presidente en ejercicio del Consejo. (SL) Muchas gracias, señor Presidente, por permitirme hablar. También quiero dar las gracias a todos los colegas que han participado en el debate.

Permítanme comenzar dejando clara una cosa. Nadie en el Consejo, en la Presidencia ni en ningún Estado miembro apoya la continuación, o siquiera la ocurrencia, de prácticas fraudulentas en el mercado interior constituido por la Unión Europea. Todo lo contrario, y esa es la razón por la que este debate es tan positivo y por la que personalmente lo acojo con satisfacción, en nombre de la Presidencia.

En segundo lugar, puedo garantizarles que la Presidencia ha tomado nota de las demandas unánimes de una mayor actividad y de una acción inmediata. Pueden confiar en que transmitiremos estas demandas a nuestros socios del Consejo.

En tercer lugar, me satisface que la Comisión de Peticiones haya decidido elaborar un informe especial y esperamos ansiosos este informe del señor Busuttil. Esto podría dar un mayor impulso a las acciones apropiadas en el plano europeo.

No obstante, me gustaría insistir en una cosa. Señora McCarthy, usted ha mencionado el ejemplo de Austria. Sin duda, los buenos ejemplos sirven para animar a los demás a seguirlos. También creo y espero que este debate contribuya a ello. No obstante, debo señalar que la Comisión es responsable de la transposición de las directivas.

Como ya se ha mencionado, y como usted también ha planteado en su pregunta, esta cuestión afecta a dos directivas. La Directiva sobre prácticas comerciales desleales no cubre este segmento. Una solución sería redefinir el concepto de consumidor o ampliar el ámbito de aplicación de la directiva. Espero que estas dos opciones estén sobre la mesa cuando se tome una decisión con respecto a estas cuestiones.

Sabemos que la Directiva sobre prácticas comerciales desleales es relativamente nueva. Lleva en vigor desde diciembre y creo que pronto tendremos que evaluar cómo se está aplicando.

En segundo lugar, quiero subrayar de nuevo que la Directiva sobre publicidad engañosa cubre este ámbito. Las estafas y los fraudes de este tipo definitivamente suponen publicidad engañosa, lo que significa que ya hay ciertos remedios jurídicos disponibles.

Finalmente, permítanme señalar una vez más que he seguido el debate con gran atención y que la Presidencia transmitirá la postura de este Pleno a los miembros del Consejo.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente. − Se cierra el debate.

Declaraciones por escrito (artículo 142 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 
 

  James Nicholson (PPE-DE) , por escrito. – La European Cities Guide y otros grupos similares son operaciones fraudulentas que afectan específicamente a las PYME. Recomiendan a las empresas que se suscriban a servicios de directorios que se presentan como gratuitos.

No obstante, debido a la discutible y compleja «letra pequeña», estos sistemas acosan después a las personas para conseguir dinero, de forma sumamente amenazante y maliciosa. Irónicamente, estas empresas fraudulentas citan el derecho comunitario para intimidar aún más a sus objetivos.

Por supuesto, estas estafas no ofrecen ningún valor al consumidor ni a las empresas. De hecho, incumplen numerosos ejemplos de legislación comunitaria, como la Directiva sobre publicidad engañosa de 1984. Este problema es evidente en países de toda la Unión Europea y, por lo tanto, exige una acción urgente.

La solución reside en la cooperación a nivel comunitario, concretamente en forma de alguna legislación estricta. Debemos asegurarnos de que cualquier directiva de la Unión Europea que cubra esta cuestión no contenga lagunas legales y que se aplique de forma satisfactoria en todos los Estados miembros.

Pido al Consejo y a la Comisión que respalden el trabajo del Parlamento y que emprendan acciones que reflejen la urgencia de esta situación. Si queremos animar a nuestras PYME para que compitan en el mercado único, debemos, al menos, garantizar su protección frente a estas estafas atroces.

 

13. Condiciones que han de cumplirse para ejercer la profesión de transportista por carretera - Acceso al mercado de los servicios de autocares y autobuses (refundición) - Acceso al mercado del transporte internacional de mercancías por carretera (refundición) (debate)
MPphoto
 
 

  Presidente. − El siguiente punto del orden del día es el debate conjunto sobre

- el informe de Silvia-Adriana Ţicău, en nombre de la Comisión de Transportes y Turismo, sobre la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se establecen las normas comunes relativas a las condiciones que han de cumplirse para ejercer la profesión de transportista por carretera (COM(2007)0263 - C6-0145/2007 - 2007/0098(COD)) (A6-0087/2008),

- el informe de Mathieu Grosch, en nombre de la Comisión de Transportes y Turismo, sobre la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se establecen normas comunes de acceso al mercado de los servicios de autocares y autobuses (refundición) (COM(2007)0264 - C6-0147/2007 - 2007/0097(COD)) (A6-0037/2008), y

- el informe de Mathieu Grosch, en nombre de la Comisión de Transportes y Turismo, sobre la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se establecen normas comunes de acceso al mercado del transporte internacional de mercancías por carretera (refundición) (COM(2007)0265 - C6-0146/2007 - 2007/0099(COD)) (A6-0038/2008).

 
  
MPphoto
 
 

  Radovan Žerjav, Presidente en ejercicio del Consejo. (SL) Señora Ţicău, señor Grosch, Señorías, la Comisión Europea publicó el proyecto de los instrumentos legislativos en julio de 2007. Se trataba de la propuesta de Reglamento por el que se establecen las normas comunes relativas a las condiciones que han de cumplirse para ejercer la profesión de transportista por carretera, la propuesta de Reglamento por el que se establecen normas comunes de acceso al mercado del transporte internacional de mercancías por carretera, y la propuesta de Reglamento por el que se establecen normas comunes de acceso al mercado de los servicios de autocares y autobuses.

La Presidencia portuguesa comenzó a trabajar en el Reglamento por el que se establecen las normas comunes de acceso al mercado del transporte internacional de mercancías por carretera y la Presidencia eslovena continuó este trabajo y también abrió los otros dos expedientes. En paralelo con el trabajo del grupo de trabajo, también iniciamos conversaciones informales con los ponentes del Parlamento Europeo.

En la reunión de abril del Consejo de Transporte, Telecomunicaciones y Energía, los ministros mantuvieron un debate político sobre un paquete con las principales cuestiones y con los resultados siguientes. En primer lugar, con respecto al Reglamento por el que se establecen normas comunes de acceso al mercado del transporte internacional de mercancías por carretera, la cuestión principal del cabotaje continúa sin respuesta. En general, la mayoría de los Estados miembros apoyaron la decisión de transacción, en virtud de la cual se pueden permitir tres operaciones de cabotaje en un plazo de siete días, después de descargar en el Estado miembro de acogida.

Sin embargo, bastante Estados miembros, apoyados también por la Comisión, pedían que también fuese posible el cabotaje de tránsito, para evitar el tráfico por carretera sin carga. La Presidencia se esfuerza actualmente por encontrar una solución de transacción en el Consejo.

En segundo lugar, con respecto al Reglamento por el que se establecen las normas comunes relativas a las condiciones que han de cumplirse para ejercer la profesión de transportista por carretera, es necesario alcanzar un compromiso con respecto al registro electrónico nacional y el registro de las empresas de transporte. De hecho, pronto acordaremos el calendario para el establecimiento de este registro.

En tercer lugar, con respecto al Reglamento por el que se establecen normas comunes de acceso al mercado de los servicios de autocares y autobuses, es necesario continuar con el debate en el plano del grupo de trabajo. Hemos acordado que las soluciones de los otros dos reglamentos también se deberían aplicar de forma análoga en este reglamento.

La Presidencia eslovena se esforzará por conseguir el acuerdo político con respecto a estos tres reglamentos propuestos, en la reunión del Consejo de Transporte, Telecomunicaciones y Energía del 13 de junio de 2008. Quiero insistir en que intentaremos tener en cuenta las enmiendas que han planteado en la medida de lo posible, para, de este modo, acercar notablemente nuestras posturas.

La Presidencia eslovena quiere ayudar a consolidar y completar el mercado único. No me cabe duda de que el floreciente sector del transporte por carretera constituye una de las bases del mercado único para la libre circulación de mercancías y el transporte de pasajeros, y de que es necesario modernizar el régimen jurídico comunitario, al objeto de que sea más eficiente, para tener un mayor control y garantizar una competencia honesta.

La Presidencia eslovena apoya sin reservas los objetivos establecidos en las tres propuestas de reglamento. Quiero insistir en que la Presidencia eslovena conoce las limitaciones existentes en el mercado del transporte de la Unión Europea, por lo que considera que su tarea no solamente consiste en reforzar las normas y los mecanismos de control del cabotaje, sino también en introducir normas uniformes para el acceso a la profesión.

Los registros electrónicos, en particular, ayudarán a mejorar la eficiencia y la transparencia del sector del transporte, así como a reducir notablemente la carga administrativa. Finalmente, debo dar las gracias a los diputados y, en particular, a los ponentes, el señor Grosch y la señora Ţicău, por el constructivo intercambio de opiniones.

Permítanme decir, una vez más, que la Presidencia eslovena hará todo lo que esté en sus manos para conseguir un equilibrio entre los diversos intereses y también para garantizar que la soluciones que aceptemos permitan que el sector europeo del transporte por carretera sea más eficiente y competitivo.

En este punto, quiero decir que espero y deseo que continuemos el diálogo constructivo y que el Parlamento Europeo alcance un consenso lo antes posible.

 
  
MPphoto
 
 

  Leonard Orban, miembro de la Comisión. − (RO) Los Reglamentos relativos al acceso al mercado del transporte internacional de mercancías y pasajeros por carretera, junto con el Reglamento relativo al acceso a la profesión de transportista por carretera forman un paquete. Estos temas están intrínsecamente relacionados. Me satisface mucho que estos tres textos vayan a ser votados hoy, al objeto de establecer su postura en primera lectura. Quiero agradecer a sus ponentes, la señora Ţicău y el señor Grosch, su trabajo, así como a todos los diputados que han contribuido al mismo. Un acuerdo rápido es necesario por las siguientes razones: el Consejo Europeo de marzo de 2007 expresó su deseo a este respecto; el sector en cuestión, más de 900 000 empresas, desea armonizar las condiciones para el acceso a la profesión, al objeto de tener una competencia leal y unas normas claras con respecto a este problema limitado aunque delicado, concretamente el cabotaje.

Quince años después de los primeros reglamentos sobre el acceso al transporte por carretera, el mercado continúa fragmentado, con 27 versiones nacionales de las normas en materia de control del acceso a la profesión y la definición de la honorabilidad necesaria para este acceso. También quiero recordarles, una vez más, las divergentes interpretaciones de la noción de «provisional» con respecto al cabotaje. Como consecuencia, ya era hora de estimular el progreso en la integración del mercado interior en el ámbito del transporte por carretera. Un rápido acuerdo es posible. Tengo la sensación de que su postura y la del Consejo se pueden dirigir todavía más hacia un punto común. Con la ayuda de la Presidencia eslovena y francesa, creo que será posible llegar pronto a un acuerdo. Puedo asegurarles mi apoyo, al menos en principio, con respecto a la mayoría de las enmiendas propuestas por la Comisión de Transportes y Turismo. Dado que la postura detallada de la Comisión con respecto a cada una de las enmiendas presentadas ya ha sido transmitida al servicio correspondiente del Parlamento, mis reservas u observaciones se concentrarán solamente en unas cuantas cuestiones.

La primera, la cuestión del cabotaje, parece ser un problema importante de este paquete. Sin embargo, ninguna solución será buena, a menos que sea controlable. La cualidad esencial de la propuesta de la Comisión es precisamente la claridad, la simplicidad y capacidad de control del mecanismo introducido: tres operaciones en el plazo de siete días tras un transporte internacional. Por lo general, esta relación con un transporte internacional está reconocida y, precisamente por esta razón, entiendo el interés que genera la enmienda 17 del informe Grosch, que establece la realización de operaciones de cabotaje en un país de tránsito por el trayecto más corto de regreso. No obstante, la fórmula propuesta hace que la enmienda sea difícil de controlar —por esta razón no puedo apoyarla—. Por otra parte, al objeto de evitar trayectos sin carga, creo que podríamos controlar una disposición que establezca que una de las tres operaciones en el plazo de siete días se puede realizar en un país de tránsito durante un máximo de tres días. No tengo problema en apoyar una enmienda en este sentido. Lo mismo ocurre con las enmiendas 18, 37, 40, 44 y 47, que establecen que las restricciones relativas al número y a la duración de las operaciones de cabotaje se eliminarán gradualmente, hasta su completa desaparición en 2014.

Debemos tener en cuenta la realidad del mercado en los diversos Estados miembros. Las condiciones fiscales, sociales y salariales siguen siendo muy dispares, debido a la ausencia de una harmonización suficiente y me temo que seguirán igual en 2014. Sin duda, el paquete propuesto contribuirá a esta harmonización por lo que respecta al control del acceso a la profesión, pero no podría garantizar un grado suficiente de harmonización por sí solo. En estas circunstancias, una liberalización automática del cabotaje supondría una deformación, y no una consolidación, de las condiciones de la competencia. Por lo tanto, una cláusula sobre una revisión posterior de esta cuestión me parece más apropiada. Creo que, hasta esta revisión, sobra decir que el reglamento no impedirá que los Estados miembros abran completamente sus mercados de cabotaje, siempre que lo hagan sin ningún tipo de discriminación en contra de los demás Estados miembros o en virtud de acuerdos entre los gobiernos nacionales previos a las normas comunitarias vigentes en materia de acceso al mercado.

La enmienda 21, tal y como está formulada, omite estas especificaciones y, por lo tanto, la Comisión no puede apoyarla. Con respecto al acceso a la profesión, el aspecto de la honorabilidad y de las infracciones graves es fundamental. Creo que el procedimiento que proponen, relativo a la pérdida de la honorabilidad en caso de una infracción grave, tiene un gran poder disuasorio y continúa siendo apropiado. Acojo con particular satisfacción la enmienda 104 del informe de la señora Ţicău, que establece una lista muy clara de estas infracciones. Por lo tanto, podemos apoyar la propuesta del Parlamento por lo que se refiere al artículo 6. El registro europeo de empresas tiene una importancia especial para garantizar el control de la honorabilidad. A este respecto, en principio, apoyamos las enmiendas 70, de la 72 a la 78 y 114, que establecen una introducción rápida y progresiva de registros nacionales interconectados.

Finalmente, el proyecto de reglamento permite que las pequeñas empresas recurran a los denominados gestores externos. En otras palabras, se trata de gestores que no trabajan directamente en estas pequeñas empresas. La enmienda 27 no establece límites para esta posibilidad, que, en mi opinión, debería seguir siendo una excepción y no convertirse en la norma. Por tanto, no puedo apoyarla. Sin embargo, podría apoyar la enmienda 109, que establece un límite razonable de 50 vehículos. Finalmente, con respecto a la cuestión de los 12 días, recuerdo la anterior enmienda 102 del informe de la señora Ţicău, relativa a la reintroducción de la mencionada excepción de los 12 días en el caso de los autocares. Estoy de acuerdo con la decisión del Pleno de votar a favor de este enmienda del informe del señor Grosch con respecto a los autobuses. La Comisión no ha adoptado una postura sobre el contenido por el momento. Actualmente, los interlocutores sociales están trabajando en este tema y tendremos que esperar por el resultado de los primeros intercambios, para no legislar de forma precipitada. Será preciso volver a examinar de forma más detallada esta cuestión, tan pronto como estos interlocutores alcancen un acuerdo, aunque sin ralentizar el progreso hacia la consecución de un acuerdo relativo al cabotaje y al registro.

 
  
MPphoto
 
 

  Silvia-Adriana Ţicău, ponente. − (RO) Quiero empezar dando las gracias a la Comisión, al Consejo, a los coponentes, en particular al señor Grosch, al señor Sterckx, a la señora Lichtenberger y a todos los colegas con los que he trabajado en la elaboración de este informe. La propuesta de Reglamento relativo al acceso a la profesión de transportista por carretera es importante, porque afecta a 4,5 millones de empleados del sector del transporte por carretera y a más de 900 000 empresas europeas. Intentamos realizar consultas lo más amplias posible con los actores de este sector y, a tal efecto, la Comisión de Transportes y Turismo organizó un debate público el pasado mes de octubre, al objeto de recopilar todas las opiniones posibles sobre la propuesta de Reglamento. El reglamento sustituye a la Directiva 96/26, aplicado de forma diferente por los Estados miembros. La propuesta de reglamento establece criterios comunes para el acceso de una empresa a la profesión de transportista por carretera: un establecimiento fijo, dirección desde un centro de operaciones, acceso a un número suficiente de plazas de aparcamiento, criterios que demuestren su situación financiera, honorabilidad, el papel del gestor de transporte y las condiciones que debe satisfacer —y me refiero al certificado de capacidad profesional y honorabilidad—, así como la obligación de los Estados miembros de crear registros nacionales electrónicos que estarán interconectados.

Se presentaron 193 enmiendas a la Comisión de Transportes y Turismo, que introdujeron cambios en la propuesta de la Comisión. De este modo, la Comisión de Transportes y Turismo optó por un texto que se refiere solamente a infracciones graves y muy graves, estando estas últimas bien definidas en un nuevo apéndice del reglamento, y , en el caso de las infracciones graves, la Comisión elaborará una lista de infracciones cuya naturaleza repetitiva podría provocar la pérdida de la licencia de transportista por carretera. Esta lista será aprobada mediante el procedimiento del reglamento de control. Con respecto a los registros nacionales electrónicos que estarán interconectados a partir del 1 de enero de 2012, se desarrollarán partiendo de una estructura común mínima, que será presentada por la Comisión para el 1 de enero de 2010. Los registros electrónicos tendrán una sección pública y otra confidencial. La sección pública contendrá datos acerca de los transportistas por carretera y los gestores de transporte por carretera, y la sección confidencial contendrá datos sobre las infracciones cometidas o las sanciones impuestas, a los que solamente podrán acceder las autoridades competentes, de acuerdo con las disposiciones en materia de protección de datos personales. Quiero insistir en el hecho de que estos datos confidenciales se podrán mantener en registros separados.

Con respecto a la obtención del certificado de capacidad profesional, la Comisión de Transportes y Turismo ha optado por eliminar un número fijo de horas de formación y sustituirlas por la obligación de un examen escrito, seguido también por un examen oral, según la decisión de cada Estado miembro. Otra enmienda propuesta estipula que un gestor de transporte será sancionado solamente por los hechos que se le imputen a el. De este modo, cualquier decisión de sanción podrá ser discutida y la inscripción de las sanciones en el registro electrónico se realizará únicamente cuando se haya tomado una decisión definitiva al respecto.

La Comisión de Transportes y Turismo consideró que bastaba con que una empresa demostrase su capacidad financiera sobre la base de las cuentas anuales examinadas por un auditor o por una persona convenientemente acreditada, sobre la base de un aval bancario o de cualquier otro instrumento financiero, como el seguro. Por lo tanto, se eliminó el límite mínimo del 80 % para el capital circulante, a favor de un umbral mínimo de capital propio y reservas. La Comisión de Transportes y Turismo también considera importante que el valor del euro se establezca cada año y no cada cinco años, tal y como se establece en la propuesta de la Comisión. Por otra parte, hemos propuesto la eliminación del artículo 22 de la propuesta de la Comisión, que establecía determinados derechos de prioridad de forma diferente para los diversos Estados miembros y se introdujo la enmienda 52, que permite que las personas que demuestren que durante los 10 años anteriores a la fecha de entrada en vigor del reglamento han dirigido ininterrumpidamente una empresa de transporte por carretera estén exentas del examen.

Proponemos limitar el número de vehículos gestionados por un gestor externo a 50, y el número de empresas a cuatro. Con respecto al gestor de transporte interno, el Grupo Socialista propone limitar el número de vehículos directamente administrado por un gestor de transporte a 250. Creemos que esto es necesario, porque el gestor de transporte también debe tener unas condiciones de trabajo decentes.

En la Comisión de Transportes y Turismo también se presentaron dos enmiendas relativas a la exención de 12 días con respecto al período de descanso para los conductores de autobuses en el caso del transporte internacional de pasajeros. Se espera un acuerdo entre empresarios y sindicatos en este sentido y, por este motivo, las dos enmiendas se presentarán de nuevo en el informe del señor Grosch.

 
  
MPphoto
 
 

  Mathieu Grosch, ponente. − (DE) Señor Presidente, yo también quiero dar las gracias a la ponente, al ponente alternativo, al Consejo y a la Comisión por su efectiva cooperación. Creo que hemos intentado crear un paquete completo, al objeto de mantener una cierta coherencia entre los tres informes.

A primera vista, diría que el Parlamento, en cierto modo, encabeza la marcha. Tal vez esperábamos haber obtenido un resultado ya en una conversación oficiosa a tres bandas. Sin embargo, ahora el Parlamento puede señalar el camino. No me cabe duda de que el Consejo puede encargarse, de forma muy provechosa, de gran parte de lo que se ha debatido aquí y de lo que se acordará. El gestor de transporte, como se ha señalado, desempeña un papel importante en el acceso a los puestos de trabajo. Creo que es importante que mañana sepamos cómo están estructuradas las empresas en un sector internacional como este, quién asume la responsabilidad allí, por una parte, en términos de finanzas y fiabilidad, pero también, por otra, en términos de los importantes reglamentos sobre el transporte. Si vamos a trabajar a nivel internacional mañana, es importante saber cómo están estructurados los socios y que podemos confiar en ellos.

Hemos intentado organizar todo esto de la forma más sencilla y transparente posible en términos administrativos. No obstante, contamos en gran medida con la cooperación del Consejo, porque la red de información que queremos crear debe ser transparente, eficiente y estar rápidamente disponible. En nuestra opinión, cualquier tipo de retraso aquí es innecesario, porque el progreso en esto puede ser muy rápido, gracias a la actual tecnología de la información.

Las condiciones previas para los puestos de trabajo también están claras. No queremos ninguna condición especial para las personas que ya tienen experiencia laboral y que han demostrado ser fiables. No obstante, nos gustaría que esto también se pudiera verificar a intervalos regulares. En términos de acceso al mercado, el transporte en autobús es algo más sencillo. En este ámbito también hemos buscado la coherencia con el acceso a los puestos de trabajo.

En el Parlamento hemos establecido nuestras prioridades concentrándonos en estos momentos en las infracciones graves. Un intercambio de información sobre infracciones leves entre los países en el futuro no era realmente lo que buscábamos. Si disponemos de información fiable con respecto a las infracciones graves, ya habremos dado un importante paso.

En nuestra opinión, no se deberían comprometer los Tratados existentes. Por otra parte, creemos que el transporte urbano público ya está protegido por sus propios reglamentos y que es competencia de los Estados miembros comprobar si hay problemas o no en este ámbito.

El reglamento de los 12 días ya es objeto de debate aquí, por supuesto, y como se acaba de mencionar, el Parlamento ya había solicitado este reglamento de 12 días anteriormente, aunque no se resolvió bajo la Presidencia británica en ese momento. El Parlamento siempre ha hablado claramente al respecto, porque no mantenemos un enfoque orientado solamente en el mercado. También hemos analizado criterios de seguridad y queríamos plantear este tema una vez más. Espero que este Parlamento encuentre el momento adecuado y la fórmula correcta para la adopción de este tema.

Finalmente, el acceso al transporte por carretera: el famoso concepto del cabotaje es, por supuesto, sumamente importante aquí. En términos sencillos, se trata en definitiva de regular de algún modo lo que se menciona en la Directiva relativa a los servicios en el sector del transporte. ¿Cómo debería, si procedo de un tercer país, suministrar servicios en otro país? ¿Debería hacer esto de forma indefinida? ¿Debería hacerlo en todas las condiciones? Esta es en definitiva la cuestión clave. No estamos hablando de las grandes empresas de transporte aquí, sino de las empresas más pequeñas. Por una parte, estamos incorporando el aspecto medioambiental al intentar evitar los trayectos sin carga, pero, por otra parte, no deberíamos —sabiendo perfectamente que las condiciones sociales y fiscales difieren en gran medida de un país a otro en estos momentos— fomentar el dumping directo en estos dos sectores tampoco con este reglamento.

El límite de tres operaciones de cabotaje por semana es, al menos en mi opinión, una declaración clara. Esto es mucho mejor que el término «provisional», que prácticamente habría significado 27 países con 27 legislaciones diferentes en los próximos años, lo que definitivamente no habría sido beneficioso para el sector. Creo que el reglamento es claro. El hecho de que esto se tenga que completar ahora en un plazo de tiempo razonable es, en nuestra opinión —y no hablo solamente en mi nombre—, coser y cantar, en la medida en que se anulan las diferencias en términos de salarios e impuestos.

También hemos examinado el cabotaje de forma bastante más realista, lo que significa que ya podemos empezar después de la primera descarga. A diferencia de la Comisión, opino que el cabotaje debe ser posible en un viaje internacional, además de en el viaje de regreso.

Por lo tanto, también queremos cierta coherencia en el acceso al mercado en términos de infracciones graves e información acerca de las mismas, al igual que queremos simplificar los procedimientos administrativos.

Finalmente, un llamamiento, una vez más, a los propios países. Con estos reglamentos que hemos debatido y adoptado hoy aquí —particularmente con respecto al cabotaje—, no tiene mucho sentido entrar en más detalle, si el conjunto de los países no va a disponer de los fondos necesarios para llevar a cabo un control preciso de estas operaciones de cabotaje.

No supone una enorme cantidad de trabajo. En nuestra opinión, supone, por una parte, armonizar finalmente los documentos de gestión y, por la otra, llegar a un punto en el que el gasto total de cabotaje del 2 % sea convenientemente controlado en el plano europeo; no obstante, para determinados países esto significará el 30-40 % del trabajo en este sector.

Creo que solamente entonces tendrá sentido lo que estamos haciendo aquí. Ciertos detalles, a los que hacemos caso omiso, también tendrán entonces sentido.

 
  
MPphoto
 
 

  Georg Jarzembowski, en nombre del Grupo del PPE-DE. (DE) Señor Presidente, señor Comisario, Señorías, antes de nada quiero felicitar a los dos ponentes en nombre de mi Grupo: en primer lugar a la señora Ţicău, y en segundo lugar a mi colega el señor Grosch. Han realizado un excelente trabajo: han intentado reunir las diferentes opiniones en conflicto en la Comisión de Transportes y Turismo.

Nuestro Grupo apoya, en principio, los nuevos reglamentos propuestos por la Comisión acerca de las condiciones que se deben cumplir para el acceso a la profesión de transportista por carretera, para acceder al mercado de los servicios de autocar y autobús, y para acceder al mercado internacional del transporte de mercancías por carretera. No obstante, nuestras enmiendas solicitan más avances hacia la harmonización y liberalización. Permítanme señalar que todavía perseguimos la idea del mercado interior europeo, que en realidad se supone que se iba a introducir en 1958. El Consejo se ha mostrado reacio durante mucho tiempo, pero el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas afirmó en 1985 que también debíamos establecer el mercado interior europeo en el mercado del transporte, por lo que debemos ser algo más firmes a este respecto.

Un breve comentario con respecto a la licencia para ejercer la profesión. La petición de que la Comisión desarrolle un registro integrado de infracciones de la legislación del transporte por carretera para 2010 es muy importante, porque los Estados miembros deben ser capaces de decidir acerca de la retirada de las licencias, por ejemplo, de acuerdo con criterios unificados. No solamente debemos tener en cuenta la concesión de licencias, sino también su retirada. Si queremos eliminar a la oveja negra, debemos decidir con respecto al asunto de la retirada de las licencias de acuerdo con criterios unificados y, a este respecto, espero que la Comisión se comprometa a elaborar un registro unificado para 2010.

Con respecto al acceso al mercado de los servicios de autocares y autobuses, creo que finalmente debemos hacer del mercado interior una realidad, paso a paso. Por lo tanto, espero que la Comisión nos apoye, permitiendo que deje de ser necesario obtener una autorización de otro Estado miembro para los servicios regulares transfronterizos que no vayan más de 50 km al otro lado de la frontera. Esto no es más que proteccionismo levantando la cabeza.

Con respecto al acceso al mercado del transporte internacional de mercancías por carretera, debemos poner fin al cabotaje en algún punto. No tiene sentido en un mercado interior común. El sentido de un mercado interior común es que todas las empresas puedan ofrecer sus servicios en todos los rincones de la Comunidad. Por motivos medioambientales, diría a la señora Lichtenberger que si quiero poner fin a los viajes de regreso inútiles, entonces debo encontrar una forma lógica de hacer posible que los proveedores realicen viajes dentro de otros países. ¡No me venga con condiciones! Estamos hablando de poner fin al cabotaje en 2014. Todavía faltan seis años. Si no conseguimos armonizar las condiciones en cierta medida en seis años, entonces nunca lo conseguiremos, y usted seguirá fomentando reglamentos en materia de cabotaje en el año 3000. Estoy familiarizado con este tipo de historias en Hamburgo, porque siempre pensábamos que nuestros vecinos de fuera de Hamburgo pagarían unos sueldos increíblemente bajos. Debemos intentar crear un mercado interior.

Mi comentario más importante se refiere a la norma de los 12 días. En este sentido simplemente debemos establecer líneas claras. Necesitamos la norma de los 12 días para los servicios de autocar transfronterizos esporádicos. No sirve de gran ayuda cuando los operadores y los sindicatos ahora dicen: «Vamos a alcanzar un acuerdo». Debemos tomar una decisión jurídica. Debemos preparar el camino para la revisión de los tiempos de conducción y descanso. Estoy más que ansioso por debatir los detalles de la aplicación con los sindicatos y los operadores más adelante, pero le corresponde al Parlamento legislar las disposiciones relativas a los tiempos de conducción y descanso. Tenemos propuestas claras, que fueron apoyadas por mayoría en la comisión, y les pediría que mañana votaran en consecuencia.

 
  
  

PRESIDE: GÉRARD ONESTA
Vicepresidente

 
  
MPphoto
 
 

  Willi Piecyk, en nombre del Grupo PSE. (DE) Señor Presidente, señor Jarzembowski, la razón por la que el Estado Federal de Hamburgo tiene ahora un gobierno negro-verde es para que los Conservadores pueden aprender algunas cosas sobre todo esto. Eso es estupendo.

En primer lugar quiero felicitar a la señora Ţicău, ya que este es su primer informe. Ha realizado un magnífico trabajo, lo mismo por supuesto que el señor Grosch, del que el Parlamento habitualmente espera buenos informes. He quedado ciertamente sorprendido por las cuestiones planteadas desde el exterior. No estamos intentando reinventar el transporte por carretera con estos tres informes, sino más bien determinar la mejor manera de organizarlo y, en última instancia, de elevar los criterios de seguridad, ya que son muchas las empresas que desean utilizar las carreteras. Por último también nos interesa cómo enlaza la protección social con todo esto.

La liberalización del cabotaje tampoco debería plantear ningún problema. Como ya se ha dicho, los trayectos en vacío no benefician a nadie. No tienen ningún sentido. Sin embargo, necesitamos garantizar que la situación no se descontrole totalmente. Por tanto, sería conveniente que mañana resolvamos que, en 2012, revisemos lo ocurrido hasta entonces y cómo han evolucionado todas las cosas, de manera que incorporemos una cierta reserva, como si dijéramos; existe una enmienda en ese sentido debida al señor Grosch, que respaldamos. Para 2014, cuando se supone que debe entrar plenamente en vigor, todo ello también debe estar dotado de una cláusula de seguridad. En el caso de que se produzca una grave alteración del mercado, un Estado miembro podrá decir: «Estoy pulsando el botón de emergencia y voy a acudir a la Comisión. Se trata de un caso que exige una reparación».

Mi último comentario se refiere a la regla de los 12 días. Siempre la he apoyado; la respaldamos en su momento. Ahora, sin embargo, ha surgido una nueva situación, en la que los sindicatos y los transportistas han alcanzado un acuerdo. Eso podría causar problemas con las enmiendas. Por tanto, mañana, estaríamos muy a favor de posponer un mes la aprobación del informe que contiene la parte sobre autocares y ocuparnos de él más adelante, en junio, cuando esté totalmente listo. Sería sensato hacerlo de esa manera y además haría participar al sector.

 
  
MPphoto
 
 

  Dirk Sterckx, en nombre del Grupo ALDE. – (NL) Voy a extraer una cita del Libro Blanco: «Hoy en día, no se obliga a los camiones a volver vacíos tras un transporte internacional. Incluso pueden cargar y transportar mercancías en un Estado que no sea su país de origen. El cabotaje por carretera es una realidad.» Eso es lo que la Comisión Europea decía en 2001.

Desde entonces, una serie de Estados miembros han vuelto a introducir distintas restricciones y por eso, de nuevo, tenemos un mercado fragmentado que no teníamos en 2001. ¿Qué dice ahora la Comisión? Debemos convertir esta fragmentación en reglas para que sea la misma para todos. Por eso, me siento muy decepcionado –incluso se lo he dicho al Comisario Barrot– por la propuesta de la Comisión, que representa un paso atrás en comparación con la Directiva de 1993. Afortunadamente hemos sido capaces de hacer algo al respecto pero, a mi juicio, está muy lejos de ser suficiente.

Entonces, ¿qué estamos haciendo? Estamos gastando miles de millones de euros a través de Galileo a fin de garantizar que sepamos dónde está el transporte. Eso significa que una empresa de transportes puede organizar su funcionamiento de manera eficaz en todo el mercado europeo y entonces vamos y proclamamos: no, alto, burocracia. Usted ha de presentar papeles a pesar de estar ocupado. Usted ha de hacer toda suerte de cosas, lo que significa que usted funciona menos eficazmente e incluso puede presenciar que sus camiones retornen de vacío. Eso es lo que la Comisión está diciendo ahora y considero una gran decepción que la Comisión incluso se atreva a ponerlo por escrito.

Por tanto, en este caso, creo que el aspecto social es un tipo de excusa que se utiliza con gran prontitud. De lo contrario, ¿por qué habrían de contactar las autoridades francesas con las empresas de transporte belgas para averiguar si no están practicando nada de cabotaje o demasiado cabotaje en Francia? Los salarios en Bélgica son más altos que en Francia, no más bajos. No se trata de un asunto social, se trata de proteger el mercado propio de un país.

El resultado, por consiguiente, será un mayor daño medioambiental seguido, dentro de un par de semanas, de propuestas de la Comisión sobre transporte verde. ¡Felicidades! Afortunadamente, nosotros y el ponente hemos sido capaces de hacer algunas cosas al respecto. Espero que salgan adelante. Tenemos la perspectiva de un mercado abierto para 2014, pero eso no es suficiente por lo que a mí respecta. Hubiera preferido que se lograra para 2012. Tampoco creo que necesitemos nuevos estudios. Esta vez hemos de liberalizar verdaderamente el mercado –y, señor Piecyk, estoy de acuerdo con su enmienda– con el fin de garantizar que se actúe en caso de perturbación en el mercado. Esta acción debe emprenderse en un mercado abierto, pero no mediante la creación de obstáculos adicionales en un mercado en el que ya hay cientos de ellos.

Con respecto al informe de la señora Ţicău, estoy totalmente de acuerdo con un enfoque estricto para la gente que se inicia en el negocio. Incidentalmente, he endurecido aún más los requisitos en una serie de puntos. Doy las gracias a la ponente por mantener una conversación conmigo a este respecto. Por tanto, si somos estrictos con los actores en el mercado, hemos de garantizar que el mercado sea auténticamente abierto.

 
  
MPphoto
 
 

  Eva Lichtenberger, en nombre del Grupo Verts/ALE. – (DE) Señor Presidente, Señorías, el cabotaje parece una buena idea. Evitar los viajes de vacío reduce además las emisiones y, al fin y al cabo, el sector del transporte también tiene la obligación de comenzar de una vez a reducir las emisiones. Es una lástima que, en el pasado, se haya hecho mal uso de este Reglamento, a fin de obviar los estándares sociales y de utilizar precios de dumping para ganar cuota de mercado. Por consiguiente, el ponente ha optado generosamente por un enfoque que tienen esto en cuenta. El control de todo lo que se decide aquí es vital, y ése es igualmente mi llamamiento a los Estados miembros. De lo contrario, nada de ello va a funcionar. Así pues, estoy de acuerdo con esta parte del paquete.

Sin embargo, no sucede otro tanto con el informe sobre el transporte por autocar, en el que algunos miembros de la Comisión de Transporte y Turismo han expresado el deseo de volver a incluir la famosa regla de los 12 días para los tiempos de conducción y los períodos de descanso, y el lobby del sector del autobús, tan bien organizado, nos ha venido proporcionando una ingente cantidad de información durante un sinfín de meses, a fin de conseguirlo. Sin embargo, apenas se ha dedicado ningún esfuerzo a sondear las opiniones de los empleados que trabajan en el sector.

No podría apoyar este Reglamento, simplemente por culpa de las enmiendas. No obstante, si se llega a un acuerdo entre patrones y sindicatos –quiero decir entre las empresas y todos los demás afectados, ya que eso incluye a la gente que no forma parte de ningún sindicato, toda vez que este sector cuenta con un nivel particularmente bajo de afiliación sindical–, entonces me gustaría que también se aprobara el Reglamento. No nos queda sino esperar y ver. Es justo que así sea, si aceptamos el juego sindical. Por tanto, pospongamos esta parte y encontremos una solución mejor y más prudente más adelante, de forma que no tengamos que volver a negociar después y nos encontremos en una situación en la que no seamos capaces de lograr nada más.

 
  
MPphoto
 
 

  Erik Meijer, en nombre del Grupo GUE/NGL.(NL) Señor Presidente, mi grupo considera que la continua y mejor protección de los trabajadores y los consumidores es más importante que incrementar constantemente la libertad de las empresas dentro del mercado europeo. Esta opción es aún más importante en relación al transporte transfronterizo de larga distancia por autobús y camión que en otros muchos sectores empresariales.

Existen reglamentos en el sector del transporte por autobús desde abril de 2007, que exigen a los autobuses pasar un día alejados de la carretera cada seis días durante un viaje de vacaciones en grupo a fin de evitar la fatiga del conductor. Estamos declaradamente a favor del objetivo de esta medida. Sin embargo, somos conscientes de que el método de ponerlo en práctica produce estupor, no sólo a los operadores y a los clientes, sino también a los propios conductores. Ya he presionado anteriormente para que se mejorar la implantación de esta disposición por medio de acuerdos con el órgano sindical, la Federación Europea de Trabajadores del Transporte. Es mejor que se garantice el descanso de los conductores en su domicilio a que se vean obligados a hacerlo en ruta, en medio de unos clientes sorprendidos y disgustados. El acuerdo en este punto es positivo, pero rechazamos cualquier intento por abolir de manera unilateral esta medida de protección.

Existe irritación en el sector de transporte de mercancías por carretera debido a que cada país tiene normas diferentes acerca de si se puede o no transportar mercancía en el viaje de vuelta. A causa de ello, con mucha frecuencia los camiones retornan en gran parte vacíos. Sin embargo, es todavía demasiado pronto para que toda Europa adopte el sistema que ahora funciona razonablemente bien entre los Países Bajos, Bélgica y Luxemburgo. Un sistema así sólo se puede implantar entre países con un nivel de renta y unas condiciones sociales similares. No tenemos ninguna objeción a las soluciones transfronterizas si garantizan a todos los conductores un salario respetable, una dieta por kilometraje satisfactoria y adecuadas medidas de seguridad Por el contrario, nos oponemos a que en un sistema así, las notables diferencias actuales existentes entre Estados miembros de la UE se utilicen indebidamente para reducir los costes laborales. Eso significaría que todo aquel que percibiera una renta respetable perdería su puesto de trabajo y que, entonces, las únicas personas que continuarían trabajando en ese sector lo estarían haciendo sobre la base de los actuales términos y condiciones de empleo de Polonia o Rumanía, por ejemplo.

Mi grupo ha presentado, por ello, las enmiendas 45 y 46 al informe sobre el transporte de mercancías, al objeto de supeditar la liberalización del mercado de cabotaje al desarrollo de la igualdad de las condiciones de trabajo y a una evaluación en 2012.

 
  
MPphoto
 
 

  Johannes Blokland, en nombre del Grupo IND/DEM. – (NL) Quiero felicitar al señor Grosch y a la señora Ţicău por la labor que han realizado y hacer tres comentarios.

Mi primera observación se refiere a la modificación de la lista de infracciones en la propuesta de la señora Ţicău, que puede desembocar en la retirada de la licencia a un transportista. Esta lista de infracciones representa un elemento esencial del paquete y constituye una posible restricción del mercado interior. Por tal motivo, sería mejor que la lista de infracciones se modificara por codecisión, en lugar del procedimiento de comitología. Así pues he presentado una enmienda en apoyo de esta modificación que espero todos ustedes respalden.

Segundo, quiero resaltar la importancia del control exhaustivo de la lista de infracciones. Las propuestas que se están debatiendo aquí esta tarde tienen como fin mejorar el mercado interior. Sin embargo, eso significa que es importante que se cree un campo de juego verdaderamente equilibrado. Los Estados miembros tendrán que aplicar de forma idéntica las normas derivadas de este Reglamento y, por ello, solicito que la Comisión Europea controle estrictamente la correcta aplicación de este Reglamento por los Estados miembros.

Mi tercera observación es que ciertamente existen Estados miembros que intentan limitar al mínimo el cabotaje. Se trata de una violación total de los principios del mercado interior y, además, contamina indirectamente el medio ambiente. En consecuencia voy a apoyar decididamente la enmienda que pretende eliminar las restricciones al cabotaje con efectividad a partir de 2012.

 
  
MPphoto
 
 

  Luca Romagnoli (NI).(IT) Señor Presidente, Señorías, las propuestas del señor Grosch buscan la aplicación uniforme y restrictiva de los reglamentos sobre transporte por carretera, que apoyo; estoy de acuerdo en que deberían fijarse criterios a cumplir antes de ejecutarse estas actividades, y que debería incrementarse el control por parte de las autoridades competentes por medio de un sistema de reconocimiento de un único documento y un sistema de sanciones, así como que debería solicitarse permiso a los países que atraviesan estos servicios.

En cuanto al excelente trabajo de mis compañeros diputados, sólo quiero añadir que a mi juicio, no resulta posible acortar el tiempo para el cabotaje internacional a menos que exista un planteamiento justo y equitativo para sentar las reglas a fin de evitar cualquier caso de dumping, que a menudo termina beneficiando a unos operadores a costa de otros. En mi opinión, la fecha límite de 2014 es apropiada e incluso podría ampliarse.

 
  
MPphoto
 
 

  Timothy Kirkhope (PPE-DE). – Señor Presidente, uno espera un informe sobre autocares y camiones y de golpe se encuentra con tres. La cuestión es: ¿apuntan todos ellos en la misma dirección? En cuanto al cabotaje: soy uno de los mayores defensores en este Parlamento de la liberalización, y en general, del tema del cabotaje. Pero, por supuesto, quiero estar totalmente seguro de que contamos con unas condiciones realmente idénticas para que eso funcione. Tenemos distintas normas para la circulación y la seguridad vial en el Reino Unido, tenemos una separación geográfica, tenemos un sistema fiscal particular que es diferente de algunos otros y existen problemas de empleo: se trata de cuestiones que también conviene tener en cuenta.

Así que, aun cuando pienso que existe mucha claridad en la propuesta de la Comisión y lo aplaudo, considero que hemos de ser muy prudentes a la hora de liberalizar el mercado en la forma planteada.

El impacto global del cabotaje es algo ambiguo y sé que muchos transportistas, gente implicada en el sector, están muy preocupados. Por tanto, pienso que hemos de ser prudentes y ecuánimes a este respecto y ciertamente me gustaría ver una revisión de la propuesta al cabo de cuatro años tras la puesta en práctica habiendo consultado totalmente al sector en el ínterin.

Ésa es la única forma que considero podemos garantizar unas condiciones homogéneas y que pueda llevarse a efecto la plena liberalización.

Sólo deseo añadir otro punto a un informe distinto. Me preocupa, por ejemplo, el momento en que el ámbito del reglamento en Europa alcance al transporte de los mayores por cuenta de voluntarios.

Ciertamente, la aplicación de la ley a tales grupos es tan innecesaria como inútil. La legislación europea siempre debería procurar favorecer la movilidad y el acceso. Pienso que en este caso, en los preciosos territorios de Gran Bretaña como mi circunscripción de Yorkshire, no queremos ningún impedimento al disfrute de nuestras regiones y este paquete de transporte por carretera, unido al reglamento sobre el horario de los conductores, no debería provocar que el transporte público en zonas rurales se convirtiera en algo del pasado.

 
  
MPphoto
 
 

  Inés Ayala Sender (PSE). – Señor Presidente, quisiera agradecer especialmente a mis compañeros Silvia Ţicău y Mathieu Grosch la paciencia y la capacidad que han tenido para ubicarnos a todos los ponentes alternativos en torno a unas propuestas, unas veces mejor apoyadas y otras veces más conflictivas.

La verdad es que el Parlamento ha tomado la oportunidad de la refundición de estos textos sobre el transporte por carretera para intentar mejorar la legislación y avanzar a favor de una mayor apertura en el caso del cabotaje, por razones, en principio, de comodalidad, como las que estamos trabajando en otros expedientes, para favorecer la libertad de circulación y, desde luego, para evitar realizar viajes de vacío.

Para ello, hemos planteado, precisamente, la posibilidad de establecer una cláusula que evite, en el caso de una apertura, las perturbaciones en el mercado.

Querría hacer hincapié en que las razones centrales deberían ser el dumping social; y para ello también establecemos, pues, la fecha de 2014 para que esa libertad de cabotaje sea plena.

Conviene decir que este texto también, en cierta manera, va a ser más creíble, porque nos hemos centrado, esencialmente, en las infracciones graves, puesto que son las que realmente se pueden controlar.

Y, desde luego, rechazamos el planteamiento de un cabotaje bilateral específico y privilegiado entre vecinos, porque, como ha dicho muy bien alguno de mis compañeros, fragmenta todavía más el mercado.

En cuanto al texto sobre los autobuses, avisamos o informamos de que el Grupo Socialista va a solicitar, mejor dicho, ha solicitado ya, el aplazamiento, exclusivamente, de la votación de ese texto legislativo, porque consideramos que si existe, como se nos ha informado ya, un acuerdo entre la patronal y los representantes de los trabajadores y los sindicatos para la revisión, digamos, de la norma de los doce días, hay que reconocer –aunque alguno de mis compañeros no quiera hacerlo– que, en cierta manera, abre, por la puerta de atrás, una revisión que no ha sido ni suficientemente explicada ni aclarada y que, por lo tanto, necesita esa garantía del acuerdo entre la patronal y los sindicatos.

De otra manera, los ciudadanos no entenderán que votemos mañana un texto que ya es inútil porque existe un acuerdo fuera de este Parlamento.

 
  
MPphoto
 
 

  Jeanine Hennis-Plasschaert (ALDE).(NL) Los debates sobre el fenómeno del cabotaje han provocado una exaltación de los sentimientos durante muchos años. Los reglamentos existentes parecen demasiado confusos debido al uso de la palabra «temporal», que sirve de excusa para que diferentes Estados miembros continúen protegiendo de forma ilegal su propio mercado.

A fin de clarificar este asunto de forma definitiva, la Comisión introdujo un nuevo reglamento el año pasado y, tal como acaba de exponer el señor Sterckx, me hizo albergar grandes esperanzas al respecto. Sin embargo, la Comisión propuso sorprendentemente el control estricto de las posibilidades del cabotaje. Sobre la base de la actual propuesta de la Comisión, los operadores de transporte tendrían que enfrentarse a mayores restricciones, no a una mayor libertad. Eso resulta ciertamente sorprendente, dado que los reglamentos existentes han sido considerados un avance hacia la libertad completa, incluso por parte de la Comisión Europea, desde el momento de su aprobación en 1993.

Naturalmente, necesitamos un enfoque europeo. El sector no debería estar sujeto a toda clase de manipulaciones nacionales, concebidas para limitar al mínimo las oportunidades del cabotaje un día más. No obstante, la propia propuesta de la Comisión no respeta suficientemente –si es que lo hace en absoluto, para ser sinceros– los principios y los objetivos del mercado interior, ni los de la Estrategia de Lisboa. Los argumentos a favor expuestos por el Comisario en su intervención, tales como la seguridad vial, el medio ambiente y la reducción de la carga administrativa, no están ni en uno ni en otro.

A fin de alcanzar el mayor grado posible de eficacia con respecto a la planificación resulta sencillamente esencial un mercado libre. A la postre, cada restricción conduce a mayores movimientos de transporte, ya se refiera al cabotaje, como en este caso, o por ejemplo, a la mezcolanza totalmente absurda de prohibiciones a la conducción. Por tanto, tal como acaba de exponer muy claramente el señor Sterckx, el Grupo de la Alianza de los Demócratas y Liberales por Europa tiene el compromiso de lograr un mercado totalmente libre, preferentemente a partir del 1 de enero de 2012. Los Estados Miembros tienen que disponer igualmente de entera libertad para acordar disposiciones sin restricciones sobre el cabotaje antes de dicha fecha, caso de que lo consideren conveniente. Además, ante todo debe quedar claro que las autorizaciones concedidas previo a la entrada en vigor del Reglamento previsto van a seguir siendo válidas.

No estamos de acuerdo con el planteamiento de «hacer otro estudio y luego ya veremos». El nombramiento de las comisiones y el estudio nº 250 no servirá prácticamente para nada, excepto tal vez para generar una gran confusión, nuevos costes y otras sorpresas desagradables, y eso es algo que conocemos demasiado bien. Un mercado libre resultaría beneficioso para el sector y, de hecho, para el consumidor, y eso es algo que hay que lograr cuanto antes.

Quiero terminar diciendo una cosa más: que, muy acertadamente, existe una mayoría clara en este Parlamento a favor de suprimir las referencias a «reiteradas infracciones leves». No tienen cabida en este Reglamento.

 
  
MPphoto
 
 

  Jaromír Kohlíček (GUE/NGL). – (CS) Señor Presidente, Señorías, los tres reglamentos que estamos debatiendo aquí están estrechamente ligados a la libre circulación de bienes, personas, servicios y capital. Cuando se establecieron en 1957 las cuatro libertades, nadie previó claramente los reglamentos transitorios para los nuevos países de la Unión Europea. Nos topamos, evidentemente, con limitaciones establecidas en los Tratados de adhesión de los 10 nuevos Estados miembros. Incluso después de la apertura de la frontera Schengen, estos países cumplen los reglamentos transitorios acerca del transporte de personas y mercancías que pueden resumirse de la forma siguiente: prohibición o limitación del cabotaje. A la vista de los debates sobre la reducción de las emisiones y sobre la efectividad del transporte por carretera en concreto, algunos requisitos en los reglamentos en cuestión pueden parecer algo futuristas, a nuestro juicio.

Recuerdo las sanciones al transporte de camiones vacíos y los llamados «centros de transporte de carga con capacidad plena» que existían en las democracias populares. Tal vez tengamos que volver a algún tipo de reglamentación similar. Básicamente, actuamos de forma correcta cuando intentamos, en el espacio común, armonizar el uso de las normas existentes, además de los documentos CMR comunes. Si se simplifica el acceso al mercado, las restricciones sobre el cabotaje se verán parcialmente aliviadas y las condiciones de trabajo básicas en el sector quedarán armonizadas: tanto en lo referente al empleo como a la actitud de los distintos Estados miembros para aplicar la reglamentación de la UE, será aprobado gustosamente por los empresarios y los empleados en el sector. En consecuencia, una vez estudiados los aspectos que acabo de mencionar, el Grupo GUE/NGL respalda las propuestas en cuestión.

 
  
MPphoto
 
 

  Dieter-Lebrecht Koch (PPE-DE). – (DE) Señor Presidente, Señorías, si los miembros habituales de las asociaciones de conductores de larga distancia, los transportistas y los vigilantes del orden público no critican nuestras propuestas para sustituir y simplificar las Directivas existentes es señal de que nos encontramos en el camino correcto. A mi juicio se trata de una senda buena, ya que contribuye a varios aspectos fundamentales: primero, para incrementar la seguridad en el transporte por carretera, ya que los controles y el intercambio de datos así obtenidos son más importantes que una nueva legislación, pero también porque el acceso a la profesión y la concesión de licencias quedan supeditados a unos criterios de calidad unificados.

Segundo, para eliminar las distorsiones de la competencia, ya que permite poner fin a las actividades de las ovejas negras en el sector del transporte, luchar contra la discriminación y elevar la dignidad de la profesión. Tercero, para la protección medioambiental y la conservación de los recursos energéticos mediante la reducción de los viajes sin carga. Cuarto, para hacer más atractivo el turismo en autocar, ya que volverán a estar garantizados los viajes de 12 días. Quinto, para la reducción de los requisitos burocráticos, ya que los registros electrónicos nacionales estarán conectados en red y el acceso a los mismos resultará más sencillo, estando previstos unos modelos simplificados para las matrículas comunitarias y para las los carnés de conducir. Sexto, para poner en marcha la modernización del sector.

Creo que entraña especial importancia la certidumbre jurídica para las futuras operaciones de transporte de cabotaje, aun cuando éstas sólo representen en la actualidad un 2-3 % del mercado de transporte. Cualquier reglamento unificado en Europa es mejor que la actual situación plagada de parches. Desde un punto de vista ecológico, deberíamos abrir de inmediato la puerta al transporte de cabotaje, pero desde una perspectiva social y económica, resulta sensato limitarlo de momento. No obstante, el objetivo debe ser la supresión total de todas las limitaciones a las operaciones de transporte de cabotaje por cuenta de empresas de la UE, en tanto cumplan las nuevas condiciones sobre licencias. Espero presenciar medidas concretas a este respecto antes de 2014. Además, no deberíamos obstaculizar acuerdos bilaterales que liberalicen el mercado con mayor celeridad.

 
  
MPphoto
 
 

  Saïd El Khadraoui (PSE).(NL) En primer lugar quiero dar las gracias a los ponentes por su labor. Se trata de un importante paquete de medidas que tiene un notable impacto muy específico sobre muchas personas dentro de Europa.

Lo que más destaca, desde luego, es todo lo relacionado con el cabotaje. A ese respecto, era y continúa siendo necesario clarificar una serie de asuntos a fin de colocar el listón a la misma altura para todos. La forma en que han sido interpretadas las reglas existentes sobre el cabotaje ha discrepado demasiado de un Estado miembro a otro, obligando a establecer normas. Además, para dejarlo perfectamente claro: más cabotaje puede dar lugar a un transporte por carretera más eficaz, lo cual es bueno tanto para la economía como para el medio ambiente y, en consecuencia, debe ser fomentado por todos los medios. Sin embargo, es preciso dejar claro que eso no puede traducirse en dumping social y, por tanto, la liberalización gradual del mercado tiene que ir pareja con el establecimiento de una reglas de juego sociales que sean iguales para todo el mundo. Hay que limar cuanto sea posible las diferencias de las condiciones fiscales y laborales, es decir, preferiblemente equiparando las condiciones más desfavorables a nivel de las mejores.

Así pues, parece justificable el compromiso de liberalizar el mercado para 2014, siempre que se aprueben las enmiendas 47 y 48, que la Comisión, en concreto, se tome en serio el estudio de 2012 sobre las diferencias de las condiciones sociales y laborales y, sobre todo, que los Estados miembros sigan disponiendo de una especie de procedimiento de alarma, incluso después de 2014, que poder utilizar en caso de grave perjuicio al mercado de transporte nacional. Se hace necesaria una definición clara de las actividades que están permitidas y las que no en previsión de ello y, desde luego, se requiere una adecuada supervisión.

Con respecto a las horas de conducción y los períodos de descanso de los conductores de autocares, me parece lógico –tal como ya han expresado algunos diputados– retrasar la votación, a fin de que el compromiso alcanzado el pasado viernes por empresarios y trabajadores pueda quedar totalmente incorporado a nuestra legislación. El compromiso está listo, pero aún debe quedar transpuesto al lenguaje jurídico. El resultado de las conversaciones demuestra que el diálogo social puede funcionar a escala europea. Se ha logrado un buen equilibrio, teniendo en cuenta las características específicas del sector del autobús.

 
  
MPphoto
 
 

  Paweł Bartłomiej Piskorski (ALDE).(PL) Señor Presidente, en una intervención tan breve, uno sólo puede ocuparse de los aspectos fundamentales relativos a los documentos objeto del debate. Conviene recordar que nuestro objetivo es un mercado libre, así como un mercado libre en cuanto a estos servicios, los de carretera. Desde este punto de vista, los documentos que estamos debatiendo son en realidad una especie de Directiva sobre servicios, sólo que está centrada en este mercado concreto.

A este respecto, el segundo punto sobre el que es preciso reflexionar es que todas las restricciones y vías indirectas que apliquemos –como las soluciones sobre períodos transitorios, cabotaje y el año 2014– son soluciones parciales que no deberían distraernos de la senda principal de la máxima liberalización del mercado.

Por último, es necesario resaltar que ciertas restricciones especiales ligadas a este mercado específico, como el horario de trabajo y las soluciones referentes al medio ambiente y a la seguridad del tráfico, son evidentemente de gran importancia en este caso, pero no deberíamos olvidar dónde se encuentran los límites de la seguridad y las negociaciones sociales.

 
  
MPphoto
 
 

  Jacky Hénin (GUE/NGL).(FR) Señor Presidente, no podemos debatir en serio el tema del transporte de mercancías por carretera sin abordar el problema de sustancias peligrosas. En los textos que nos han sido presentados hoy, como en toda la restante legislación europea, este problema se subestima o merece escasa atención. Pero si existe un ámbito en el que necesitamos más por parte de Europa, más reglamentaciones comunitarias restrictivas, es éste.

Dado que muchas empresas trasladan sus sustancias peligrosas por carretera a fin de evitar que sus establecimientos sean clasificados como «lugares Seveso», el flujo de sustancias peligrosas que circulan por la Unión crece constantemente, incrementando así los riesgos de una catástrofe mayor.

Con respecto al transporte de sustancias peligrosas por carretera, existe una enorme carencia de formación, una gran escasez de equipamiento en términos de zonas de estacionamiento que puedan acoger de manera segura a los vehículos en cuestión, de acuerdo con los reglamentos comunitarios.

Se subestima enormemente el peligro que representan las cargas compuestas. Las mercancías que son inofensivas si se transportan por separado pueden convertirse en peligrosas si se encuentran en una misma zona de estacionamiento; en la actualidad, la gente simplemente ignora este peligro.

Abogo en favor de la creación de una agencia europea para la seguridad del transporte por tierra de sustancias peligrosas para promover una política de seguridad auténticamente global a escala de la Unión.

 
  
MPphoto
 
 

  Philip Bradbourn (PPE-DE). – Señor Presidente, quiero comenzar diciendo que voy a hablar específicamente del informe Ţicău. Si bien contamos con una propuesta que, en gran medida, no plantea ningún problema, quiero comentar el tema de las sanciones.

Es importante comprender que necesitamos sanciones comunes, pero también hemos de resolver el asunto de la capacidad común para aplicarlas. Si bien soy enemigo de mayor burocracia, hemos de encontrar un sistema en virtud del cual resulte más fácil enjuiciar a los conductores y a sus empresas cuando provoquen un accidente en otro Estado miembro. En la actualidad, estas empresas y sus conductores eluden el procesamiento por delitos causados, por ejemplo, en el Reino Unido, ya que el papeleo que se precisa para llevarles ante los tribunales es actualmente muy prolongado. Eso resulta especialmente alarmante si consideramos que, según mi información, se ha producido un aumento del 75 % de los accidentes de tráfico por carretera ocasionados por conductores de otros Estados miembros en algunas partes de mi circunscripción electoral sólo en los últimos cinco años.

Recibo regularmente quejas de gente que ha sufrido lesiones graves por vehículos comerciales y sus conductores, y resulta frustrante que nuestros actuales servicios de aplicación de la ley sean incapaces o no estén dispuestos a exigir responsabilidades a estos conductores. Por tanto, espero nuevos avances en este ámbito, de manera que podamos allanar el camino para poner ante el juez a estos desconsiderados individuos.

 
  
MPphoto
 
 

  Bogusław Liberadzki (PSE).(PL) Señor Presidente, estamos celebrando este debate en un momento más bien peculiar –esto es, tras haber perdido a un buen Comisario de Transportes, y me estoy refiriendo a Jacques Barrot– y cuando estamos a la espera de un Comisario nuevo. De hecho, me gustaría saber si el candidato designado para Comisario está siguiendo nuestro debate hoy, lo cual estaría ciertamente justificado desde cualquier punto de vista.

Estamos hablando aquí del sector del transporte por carretera, un sector que ha hecho posible alcanzar un aumento del 40 % en los intercambios económicos entre los Estados miembros de la UE durante los últimos cinco años. Estamos hablando de un sector que, de hecho, está manteniendo a Europa en movimiento. Mi opinión es que aquí necesitamos la mayor libertad posible, incluso en el cabotaje. Pero al mismo tiempo, necesitamos la mayor firmeza posible, sobre todo para luchar contra las prácticas como la existencia de operadores aprovechados, que francamente están destrozando el mercado. La sanción de retirarles su licencia no resulta aplicable, ya que no tienen ni jamás han tenido tal licencia.

No obstante, en el sector vislumbro importantes amenazas: el precio del combustible y su aumento, la forma en que se repercuten los costes externos del transporte, la manera en que se aplica el horario laboral, y también tengo la impresión de que la rentabilidad de las empresas de transporte sufre una bajada general. Por eso quiero ofrecer mi apoyo especialmente entusiasta al informe del señor Piecyk, a fin de poder debatir el tema del transporte por autobús y autocar y proceder a su votación en junio.

Respaldo la postura del señor Sterckx sobre la necesidad de un nuevo estudio sobre las consecuencias de liberalizar el mercado, pero eso debería también estar ligado a una evaluación de la salud económica del sector del transporte por carretera.

 
  
MPphoto
 
 

  Luis de Grandes Pascual (PPE-DE). – Señor Presidente, me referiré, en primer lugar al informe de la señora Ţicău. Esta propuesta es clave para la modernización de la profesión de transportista, a través de la aplicación uniforme de normas comunes en todos los Estados miembros para autorizar el acceso a dicha profesión.

En este sentido, aplaudo y acojo de buen grado la propuesta de la Comisión. Sin embargo, quisiera hacerme eco de una cuestión que suscité en su momento durante el debate de este informe en la Comisión de Transportes. Se trata del término «honorabilidad», que yo presenté y después, en aras del consenso, retiré y propuse sustituir por «condiciones deontológicas». No cuestiono en ningún momento este requisito; al contrario, comparto que se deba exigir que el gestor de transportes no haya sido objeto de condenas penales graves o de sanciones graves por comisión de infracciones contra la normativa comunitaria en materia de transportes por carretera.

Ahora bien, abogo por cambiar el término, porque estamos presumiendo de una profesión las malas prácticas, cuando se trata de un sector clave en la economía europea, que genera riqueza, crea empleo y garantiza la movilidad de personas y de mercancías.

Debemos reflexionar antes de imputar a alguien que no es honorable para ejercer una profesión mientras no lo demuestre.

En segundo lugar, quisiera subrayar la importancia del informe del señor Grosch en relación con el establecimiento de unas normas comunes de acceso al mercado de transportes de mercancías. La propuesta de Reglamento define y delimita las operaciones de cabotaje, poniendo fin a la inseguridad jurídica actual. Permite hasta tres operaciones de transporte sucesivas a un viaje internacional de siete días. Sin embargo, debemos ir más allá para levantar cualquier restricción al cabotaje y conseguir una mayor apertura de los mercados nacionales.

Finalmente, aplaudo la reducción de la burocracia que trae consigo esta nueva propuesta de Reglamento, en lo que se refiere a los nuevos formatos simplificados de la licencia comunitaria, las copias auténticas y los certificados de conductor, lo que contribuirá a reducir los retrasos que se producen cada vez que tenga lugar un control de carretera.

Debemos conseguir, señorías, que el sector del transporte por carretera sea más eficiente y más competitivo.

 
  
MPphoto
 
 

  Rovana Plumb (PSE). – (RO) Quiero felicitar a los dos ponentes por su trabajo y referirme al informe Ţicău. Aplaudo la introducción de los criterios para un acceso de calidad a la profesión de transportista por carretera en el informe a fin de elevar la calidad de los operadores autorizados y no para restringir su acceso a la profesión. Ya se trate de personas o de mercancías, la profesión de transportista por carretera implica la prestación de actividades indispensables para el desarrollo económico de la Unión, en armonía con los objetivos de Lisboa para estimular la actividad económica en el espacio europeo.

Creo que la implantación de este Reglamento se traducirá en un aumento del número de puestos de trabajo, así como en la consecución de un mayor grado de seguridad y corrección por lo que respecta al transporte por carretera en la Unión Europea. Una vez más, felicidades a los ponentes.

 
  
MPphoto
 
 

  Reinhard Rack (PPE-DE). (DE) Señor Presidente, señor Comisario, aquí en la Unión Europea siempre nos enorgullecemos –y con razón, la mayoría de las veces– de intentar encontrar el punto medio y de trabajar juntos para encontrar una solución, así como de lograrlo con frecuencia. No siempre resulta fácil. El debate conjunto de hoy sobre los informes de la señora Ţicău y el señor Grosch nos ofrece algunos ejemplos especialmente válidos de lo dicho, a la vez que otros excepcionalmente nefastos: la norma de los 12 días y el cabotaje han sido mencionados en más de una ocasión.

La norma de los 12 días es buena; esperemos que también aporte beneficios sociales. Sin embargo, para un determinado sector del mercado de turismo de bajo coste, se ha convertido en un problema creciente y en este asunto también queremos tener en cuenta los intereses de los consumidores. Hemos oído que se está intentando llegar a un compromiso satisfactorio, para el que tal vez se necesite un poco más de tiempo. Si se trata de una cuestión de un tiempo limitado –lo cual es ciertamente el caso–, entonces tal vez deberíamos concedérnoslo.

Lo mismo cabe decir de las normas sobre el cabotaje. Todos estamos de acuerdo en que queremos que se haga mejor uso de las distintas infraestructuras. Sin embargo, eso afecta lógicamente a muchos ámbitos, sobre todo al sector del transporte, y los intereses en los Estados miembros difieren muy ampliamente a este respecto. No estoy totalmente seguro, cuando se trata del tema del cabotaje, de si no entra en juego una cierta «euromitología», simplemente debido a los muchos años que ha estado sometido a debate. Me gustaría saber si de verdad son tantos los desplazamientos sin carga en las largas colas de camiones que nos vemos obligados a adelantar en las autopistas –o que se nos prohíbe adelantar, según el caso– como se nos dice siempre. Tal vez resultaría interesante en esta temática una señal de «Voy sin carga».

No obstante, el núcleo de nuestro debate hoy no es tanto la legislación que aprobemos como la que los Estados miembros hagan entrar en vigor, apliquen y ejecuten.

 
  
MPphoto
 
 

  Gilles Savary (PSE).(FR) Señor Presidente, en primer lugar quiero dar las gracias a nuestros dos ponentes por el excelente trabajo que han realizado, y esperar luego, bajo la Presidencia francesa, que este importante paquete sobre el transporte por carretera goce lógicamente de futuro y llegue a concluirse. Primero me gustaría centrarme en dos aspectos.

El primero es el cabotaje y la fecha que el Parlamento Europeo ha estimado oportuno fijar, en otras palabras, la liberalización automática en 2014. Desde este punto de vista, existe una distorsión natural creada entre los países periféricos y los países de tránsito. Países como Francia, Alemania y probablemente Austria son, por naturaleza, los países con más cabotaje, y el hecho de que hayamos elegido una definición para este transporte que abarque el cabotaje posterior a un viaje internacional es algo positivo, pero significa que el asunto social decididamente va a crear distorsiones notables, mientras que en el transporte por carretera, es el principio del país de origen el aplicable, mientras uno sea móvil. Por tanto, pienso que hubiera sido mucho más sensato esperar, como estaba previsto en principio, a un informe de la Comisión que nos permitiera tener en cuenta las distorsiones sociales antes de decidir sobre la liberalización automática.

Mi segundo comentario se refiere a la derogación concerniente a los tiempos de conducción de autobuses. Como ya he dicho, y sin entrar en profundidad en el tema, encuentro detestable este procedimiento. Bajo los efectos de los grupos de presión ha sido presentada una enmienda que es una modificación a un texto que no es el original. Este tema debería resolverse a través de una nueva propuesta de la Comisión, modificando lo que aquí hemos llamado el «informe Markov». Quiero asimismo recordarles que estamos presentando una enmienda al informe Markov en forma de un reglamento, ahora que este informe es una directiva. Señorías, no estoy –sí, era un reglamento, tienen razón, era un reglamento– pero, en cualquier caso, pienso que los formatos tienen que ser iguales y que no deberíamos adoptar esta costumbre de presentar enmiendas, cediendo a los grupos de presión, a textos distintos del original.

 
  
MPphoto
 
 

  Ari Vatanen (PPE-DE). – Señor Presidente, no quiero mostrar preferencia por el señor Grosch o la señora Ţicău, pero voy a hablar sobre cabotaje, como ha hecho el señor Savary. Este debate sobre el cabotaje viene celebrándose desde hace muchos años. Tal como ha dicho una de las partes interesadas: «El comportamiento del Consejo es comparable al de un caracol»; esa es la velocidad con que se ha movido el Consejo respecto a este asunto, mientras que el Parlamento por fin ha completado su tarea. El cabotaje es más importante de lo que pensamos y he de decir que no puedo estar de acuerdo con mi querido amigo, señor Savary, cuando expresa temor a que el mercado social se vea distorsionado.

Si no se permite que se implante el cabotaje, ¿eso qué implicará? Significará unos costes de transporte innecesariamente elevados; significará camiones vacíos, sin carga, yendo de un lado a otro.

¿Cuál es la finalidad de la UE? La UE propugna un mercado abierto y hemos de velar por los ciudadanos de la UE. Si reducimos los costes del transporte, eso beneficiará a los ciudadanos de la UE y, por consiguiente, les estamos ofreciendo un valor añadido en su vida cotidiana.

En estos momentos, la gente en todas partes se está preguntando: «¿Qué está haciendo la UE?» La gente normal está realmente preocupada por el dinero a medida que aumentan los precios.

Bien, al mismo tiempo no podemos practicar el proteccionismo. Tenemos que permitir a la gente llevar una vida mejor, si somos capaces de reducir los costes, nuestra economía mejorará y la gente normal se beneficiará de ello. Por poner un ejemplo, relativo al comercio entre Finlandia y Rusia, todo el transporte ha sido asumido por los camioneros rusos y los ciudadanos finlandeses se están beneficiando de ello. No alcanzo a ver por qué los ciudadanos franceses –tengo intereses en ambos bandos– no habrían de beneficiarse del cabotaje. Así que hemos de decir «sí» al futuro.

 
  
MPphoto
 
 

  Radovan Žerjav, Presidente en ejercicio del Consejo. (SL) Estoy naturalmente de acuerdo con todos los que creen que hay que poner fin urgentemente al asunto.

Es cierto que el cabotaje es un tema muy delicado. Es algo que ha quedado patente en sus debates de hoy, incluso con respecto a los distintos Estados miembros. Hay quienes apoyan la liberalización completa y quienes abogan por la liberalización parcial, mientras que otros se oponen de plano a ella.

Desde luego, es importante para nosotros que armonicemos nuestros puntos de vista, a pesar de las diferencias que existen. Asimismo –y coincido totalmente con ello– hemos de tener en cuenta las pequeñas y medianas empresas y, en concreto, los aspectos medioambientales. A este respecto, estoy pensando sobre todo en lo que se conoce por cabotaje de tránsito, aunque me gustaría dejarlo a un lado.

Sería absurdo –por no decir inaceptable– tener un tráfico por carretera de vacío. Puesto que existen diferencias de opinión sobre ello, a mi juicio necesitamos una fase intermedia o período transitorio antes de que el sector del cabotaje quede totalmente liberalizado.

Espero, naturalmente, que el Parlamento apruebe mañana las enmiendas propuestas que contribuyen a armonizar los servicios de cabotaje en la Unión Europea y, en concreto, apruebe la supresión propuesta del tráfico por carretera en vacío, tal como acabo de señalar y que deseo subrayar una vez más en este momento. Así pues, debe permitirse el cabotaje en el viaje de vuelta.

A mi juicio, las diferencias entre Parlamento y Consejo no son tan graves como para impedir el progreso o el acuerdo en un futuro relativamente próximo.

Estoy también de acuerdo con quienes consideran muy importantes en este ámbito la supervisión y el control. A mi juicio, es algo que se podría lograr mediante el registro electrónico que todavía está por establecerse, y en este asunto, he de resaltar, estamos muy próximos a alcanzar un acuerdo en cuanto al horario y el establecimiento real de dicho registro electrónico. Lo dicho es aplicable asimismo a los medios de control tradicionales, como el tacógrafo digital y la hoja de ruta, que probablemente conozcan.

Las infracciones también ocupan un lugar destacado, cuando den lugar a la inhabilitación para conducir. En este punto hemos de actuar lógicamente con suma prudencia y delicadeza y, ante todo, hemos de escuchar a las empresas.

La «norma de los 12 días» para el transporte por autocar ha sido mencionada aquí varias veces. El Consejo tampoco ha adoptado todavía ninguna decisión sobre este asunto. Sin embargo, también sabemos, y es algo que es preciso proclamar claramente aquí, que los agentes sociales están celebrando conversaciones. Desde luego, nosotros estamos dispuesto a debatir esta cuestión, de forma que el Consejo y el Parlamento alcancen un acuerdo lo antes posible.

Quiero dar las gracias una vez más a los dos ponentes, señor Grosch y señora Ţicău, por el positivo intercambio de opiniones.

La Presidencia eslovena va a hacer, en cualquier caso, cuanto pueda para aunar los distintos intereses, garantizando así que el texto de compromiso final contribuya a convertir al sector europeo del transporte por carretera en más eficaz y sobre todo, si se me permite subrayar, más competitivo.

Espero y deseo que continúe este valioso diálogo y que se alcance un acuerdo con el Parlamento Europeo lo antes posible.

 
  
MPphoto
 
 

  Leonard Orban, miembro de la Comisión. − (RO) Me complace el acuerdo que se vislumbra en relación con los aspectos esenciales del paquete del transporte por carretera. Me refiero en concreto al registro y a la retirada de ciertas capacidades en el caso de infracción grave de la ley. Por otra parte, es evidente que el asunto del cabotaje entraña una mayor problemática. No obstante, quiero recordarles que la idea del cabotaje temporal, que se encuentra actualmente en vigor, presenta graves incertidumbres jurídicas. Esta situación no resulta aceptable para el sector en cuestión. Ninguna norma es perfecta, pero la propuesta por la Comisión –tres operaciones en el plazo de una semana después de un transporte internacional– es, cuando menos, clara y mucho más sencilla de controlar.

Eso no introduce una cantidad mayor o menor de cabotaje en los Estados miembros, considerados por separado, sino un cabotaje mejor realizado que resulta, de una parte, más fácil de controlar y, de otra, eficaz desde el punto de vista de la logística. A quienes desean más cabotaje les quiero decir que el mercado interior se está construyendo de manera gradual y que tiene que ir de la mano de la armonización. Ya que he mencionado la armonización, deseo recordarles que ciertos asuntos relativos a la armonización fiscal, salarial y social caen dentro de las competencias de los Estados miembros, o bien pueden solucionarse por unanimidad. En este contexto, podemos afirmar que la liberalización total, sin ninguna garantía o medida de salvaguarda, que tenga en cuenta que el cabotaje es por definición temporal, nos retrotraería a la incertidumbre jurídica actual.

En consecuencia, la Comisión Europea acepta que la liberalización del cabotaje constituye un objetivo a largo plazo. Por otra parte, deberíamos vigilar de cerca los acontecimientos y, dentro de este contexto, estamos dispuestos a elaborar un informe en 2012.

En conclusión, tomo nota de las preocupaciones expresadas de forma reiterada con relación al asunto de los 12 días para viajes turísticos. Si el Parlamento Europeo está a favor de posponer la votación sobre el transporte internacional de pasajeros, la Comisión Europea no va a estar en contra de ello porque, de hecho, necesitamos un acuerdo sobre el registro y el cabotaje lo antes posible, pero al mismo tiempo también precisamos un acuerdo lo más amplio posible entre los interlocutores sociales sobre el tema de los 12 días.

 
  
MPphoto
 
 

  Silvia-Adriana Ţicău, ponente. − (RO) Ante todo quiero dar las gracias a todos mis compañeros por las opiniones que han expuesto. Creo que este Reglamento sobre el acceso a la profesión de transportista por carretera podría contribuir a una mejor armonización de los estándares utilizados por los Estados miembros, en especial en lo tocante a la capacidad financiera y la competencia profesional, y facilitará el reconocimiento mutuo de la situación profesional, convirtiendo en más profesionales los servicios de transporte por carretera e incrementando su seguridad y calidad.

En cuanto a la derogación de las 12 jornadas referentes al período de descanso de los conductores de autocares para el transporte internacional de pasajeros, se espera un acuerdo entre los empresarios y los sindicatos y, por tal razón, se van a volver a presentar las dos enmiendas, en una versión que será acordada subsiguientemente con los interlocutores sociales, en el informe sobre acceso al mercado de los servicios de autocares y autobuses.

Quiero dar una vez más las gracias a mis compañeros por sus intervenciones, así como a la Comisión y al Consejo por la colaboración.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente. – Se cierra el debate conjunto.

La votación tendrá lugar mañana a las 12.00 horas.

 

14. Situación de la población romaní en Italia (debate)
MPphoto
 
 

  Presidente. – El siguiente punto es la declaración de la Comisión sobre la situación de la población romaní en Italia.

 
  
MPphoto
 
 

  Vladimír Špidla, miembro de la Comisión. − (FR) Señor Presidente, Señorías, la Comisión condena rotundamente cualquier forma de violencia contra la población romaní y ruega a las autoridades de todos los Estados miembros que garanticen la seguridad personal de todas las personas dentro de su territorio. Los sucesos de la semana pasada en Ponticelli no son un caso aislado. La violencia racista que se nutre del populismo político, los discursos de incitación al odio y las exageraciones de los medios de comunicación son un fenómeno que puede observarse en muchos Estados miembros.

La Comisión rechaza categóricamente cualquier estigmatización de la población romaní o equiparación de ésta con delincuentes. Las autoridades de los Estados miembros no sólo deben abstenerse de comportarse así, sino que deben constituir un ejemplo de lucha contra el racismo y la xenofobia. Tienen la obligación de investigar los ataques racistas y de castigar a quienes incitan a ellos o los perpetran.

Me gustaría resaltar una cosa. El propósito central de la Unión Europea es superar lo que ha caracterizado la historia de Europa a lo largo de los siglos, el odio racial, los pogromos y la devastación mediante el fuego. Europa promueve el derecho de todo hombre, mujer y niño a ser protegido contra la persecución y la discriminación. Encarna la solidaridad social, la democracia y el Estado de derecho, junto con el respeto a cualquier persona de origen, religión, color de piel o modo de vida diferente.

No debemos cerrar los ojos ante los problemas reales con que se enfrenta la población romaní en Italia y en otros países. Todo el mundo puede apreciar la pobreza, la exclusión social, el paro intermitente y el bajo nivel de educación de que es víctima. Esta situación provoca sufrimiento humano y tensiones sociales. Empuja a la población romaní hacia los márgenes de la sociedad. La pérdida de capacidades y de potencial es cruel para la población romaní y constituye una pérdida para Europa.

¿Por qué existe esta situación? La población romaní no es menos inteligente que la mayoría, ni tampoco se trata de mendigos ni delincuentes natos. ¿Qué podemos hacer para cambiar esta situación? Seamos sinceros acerca de lo que la Comisión puede hacer y lo que los Gobiernos de los Estados miembros tienen que hacer. Como bien quedó subrayado en las conclusiones del Consejo Europeo de diciembre de 2007, que fueron acogidas con satisfacción por su Parlamento, los Estados miembros y la Unión tienen que hacer cuanto esté en sus manos para mejorar la inclusión de la población romaní.

Con respecto a la libre circulación de ciudadanos dentro de la Unión Europea, la Directiva 2004/38 se fundamenta en principios firmemente establecidos del Derecho de la Unión. Muchas de sus disposiciones llevan en vigor muchas décadas. La Directiva también incorpora la jurisdicción del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas sobre estos temas. Desde la adhesión de Rumanía a la Unión Europea, los rumanos disfrutan de la misma libertad de movimiento que el resto de los ciudadanos de la Unión. Los rumanos ya no son inmigrantes procedentes de terceros países. Los rumanos son ciudadanos de la Unión. Bajo ninguna circunstancia pueden ser tratados con menor consideración que los demás ciudadanos de la Unión y la Comisión va a garantizar que sean respetados sus derechos.

La Directiva permite a los Estados miembros denegar a los ciudadanos de la Unión, que estén en paro o no dispongan de recursos suficientes, el derecho a vivir en su territorio, de forma que estas personas no se conviertan en una carga para su sistema de bienestar social. La evaluación de estos recursos no puede ser automática, sino que ha de tener en cuenta el comportamiento del individuo.

Las reglas de la libertad de movimiento no están hechas para favorecer a los delincuentes. La Directiva permite la exclusión de personas cuya conducta constituya una amenaza real, actual y suficientemente grave para los intereses fundamentales de la sociedad. La lucha contra el crimen debe realizarse con total respeto al Estado de derecho. La decisión de expulsión sólo puede adoptarse caso a caso y deben respetarse las garantías procesales y las condiciones básicas. En el caso de la exclusión inmediata, la urgencia debe estar debidamente justificada. La exclusión de ciudadanos de la Unión representa una medida extrema. Se trata de una limitación de una libertad fundamental del Tratado.

La mayor parte de los aspectos esenciales de la inclusión de la población romaní en la sociedad, como la educación, el empleo, la inclusión social, la salud pública, la mejora de las infraestructuras y la vivienda caen dentro de las competencias de los Estados miembros. La Unión Europea, no obstante, está dispuesta a asumir su papel para coordinar, apoyar y facilitar las políticas nacionales. Si todos aprendemos a ejercer una presión entre pares, estaremos en condiciones de lograr resultados.

En el campo en el que la Unión Europea tiene claramente competencias, la lucha contra la discriminación, me comprometo a garantizar la aplicación de la legislación comunitaria. La Directiva 2000/43 es un importante instrumento con un vasto campo de aplicación. Su implantación a nivel nacional tiene que ir acompañada, no obstante, de iniciativas para elevar la conciencia respecto de los derechos y las obligaciones. El control activo de las quejas por parte de los organismos responsables de la igualdad y la plena participación de la sociedad civil en este proceso de supervisión constituyen condiciones esenciales para cualquier mejora de la situación.

Los sucesos de la pasada semana en Italia exigen un esfuerzo conjunto por nuestra parte. Nuestros conciudadanos del colectivo romaní necesitan nuestra solidaridad a fin de romper el círculo vicioso de exclusión y violencia alimentada por la desesperación. Interpreto este foco de violencia como un grito de petición de ayuda. Como dirigentes políticos, constituye nuestra obligación ofrecer a cada individuo la esperanza de una solución sostenible a estos problemas. Se puede combatir la exclusión social por medio de programas puntuales, diseñados a medida, con financiación con cargo a los Fondos Estructurales Europeos, sobre todo el Fondo Social Europeo. Este programa podría mejorar las condiciones de vida de toda la población y, por tanto, de las minorías y también de la mayoría.

En respuesta al llamamiento del Consejo Europeo y el Parlamento Europeo, estamos estudiando actualmente los instrumentos y las políticas de la Comunidad que pueden ser implantados a fin de promover la inclusión de la población romaní. Quiero invitar al Gobierno italiano y a los Gobiernos de los demás Estados miembros a que debatan los resultados de este ejercicio con nosotros y a que tomen nota de las enseñanzas que pueden extraerse del mismo.

(Aplausos)

 
  
  

PRESIDE: LUISA MORGANTINI
Vicepresidenta

Muchas gracias, Comisario Špidla. Solidaridad social, democracia, Estado de derecho: me gustaría que el Parlamento estuviera más en sintonía con estos valores.

 
  
MPphoto
 
 

  Lívia Járóka, en nombre del Grupo PPE-DE. – (HU) Gracias, Señora Presidenta. Señora Presidenta, Señorías, la situación de la población romaní en Italia –al igual que en toda Europa– es terrible y lo viene siendo desde hace muchas décadas. Hemos hecho poquísimo y los Gobiernos que dirigimos o apoyamos, incluso los que pertenecen a nuestros propios grupos políticos, están haciendo muy poco para ponerle fin.

Ni los gobiernos de izquierdas ni los de derechas han conseguido imponer ningún cambio en las últimas décadas por lo que respecta a la aceptación de la población romaní, y es por eso por lo que considero enormemente importante asignar a este asunto un lugar habitual en la agenda y en los debates en esta Cámara. No obstante, nos gustaría solicitar un compromiso aún mayor por parte de los grupos políticos, y creo que se precisan programas, que se necesita una integración auténtica, debidamente implantada, de la población romaní en Europa, a fin de que no sea víctima de atrocidades como resultado de este tipo de histeria colectiva.

No creo que baste con hacer discursos en las sesiones plenarias y resulta completamente inútil tratar este asunto como una cuestión de política de partido, ya que ni los gobiernos socialistas, ni los liberales, ni los conservadores han sido capaces de hacer nada. La continuada falta de acción en Europa en estos momentos con respecto a la cuestión romaní es algo con lo que estamos en desacuerdo, lo mismo que nos oponemos a cualquier referencia, o aplicación, del principio de la culpa colectiva o somos contrarios al delito.

Creo que es muy importante que el Gobierno italiano haga cuanto pueda para cumplir su promesa y garantizar que el paquete previsto sobre seguridad no vaya dirigido a ningún grupo étnico concreto, así como que se eviten las deportaciones en masa. No obstante, a mi juicio es todavía más importante el mensaje que podemos enviar a los países desde aquí, desde Europa, y la responsabilidad que la Comisión Europea tiene que asumir a fin de garantizar la puesta en práctica de requisitos mínimos, la consecución de un acuerdo entre los Estados miembros en cuanto a la forma en que van a actuar para modificar la situación de la población romaní en Europa en un plazo inmediato.

Considero que es indispensable para la postura de Europa, tanto en términos morales como competitivos, poner fin a la palabrería hueca y hacer énfasis en cambio sobre la acción, sobre la puesta en práctica de planes serios. Ése debe ser el principal foco de atención. Considero igualmente que es nuestra obligación promover y exigir esto. Gracias.

 
  
MPphoto
 
 

  Martin Schulz, en nombre del Grupo PSE. (DE) Señora Presidenta, el Grupo Socialista en el Parlamento Europeo ha solicitado este debate y le doy las gracias, Comisario Špidla, por haber abordado los elementos esenciales de lo que es preciso dejar dicho. Le estoy igualmente agradecido por sus palabras tan claras.

Permítame, por tanto, comenzar con una petición a todos nosotros. Quienes están sentados a la derecha y a la izquierda en esta Cámara comparten unos valores comunes. Agradezco sumamente que muchos diputados conservadores en este Parlamento estén de acuerdo con nosotros en que hemos de adoptar un enfoque humanitario a los problemas que tenemos que resolver.

La dignidad humana en la Unión Europea no es susceptible de negociación. El incendio de campamentos, la persecución de personas por las calles, todo eso es inaceptable. Este planteamiento no resuelve absolutamente nada. Muchas gracias, Comisario Špidla, por colocar este valor esencial de la política europea en el lugar central de sus comentarios.

Queremos contribuir a resolver los problemas, así que deseo dejar una cosa muy clara. El problema del que estamos hablando hoy no es un problema italiano, sino más bien un problema que, aun cuando se ha producido en Italia, de hecho ha ocurrido en todas partes de la Unión Europea en los últimos años. El problema radica en que las minorías no están suficientemente bien integradas en las sociedades europeas, y que las comunidades romaní, en concreto, sufren por tal motivo en todos los países de la UE.

Sucesos como los acaecidos en Italia, acerca de los que hemos venido expresando hoy nuestra repulsa, también se han producido en otros países de la UE. Así pues, una vez más, no es el momento de acusar a Italia. Es momento de pensar en cómo nosotros, junto con las autoridades en Italia, podemos resolver el problema, en primer lugar por el bien de la comunidad romaní, que precisa una ayuda directa inmediata. Debería resolverse asimismo de una forma que beneficie a las autoridades locales, los municipios y ciudades pequeñas, algunas de los cuales están desbordadas por la labor de integración que se exige de ellas. Sus regidores también necesitan nuestra ayuda. Por tanto, ha sido muy sabio por su parte, señor Comisario, proponer que pensemos cómo podemos ayudar a los municipios como éste de forma inmediata, utilizando los fondos de la UE disponibles.

Creo que los esfuerzos que tenemos que realizar ahora todos deberían ir encaminados en una dirección. En estos momentos no deberíamos discutir sobre quién tiene la culpa de algo o quién ha dejado de hacer qué. Deberíamos realizar un esfuerzo colectivo para asumir los recientes sucesos como una razón para afirmar que la comunidad romaní necesita que todos los Estados miembros de la UE, la comunidad completa de ciudadanos europeos, estén dispuestos a conseguir su integración. Hemos de insistir asimismo en que la comunidad romaní permita su integración en nuestra sociedad. Eso tiene que ser posible, con absoluto respeto por la identidad cultural de esta comunidad.

He hablado hoy por teléfono con el señor Frattini, Ministro de Asuntos Exteriores italiano, para dejar claro que nosotros, como Grupo Socialista, junto con la Comisión y el Consejo, deseamos encontrar una solución a los problemas más acuciantes, ya que considero que no debemos permitir que la población romaní se convierta en el blanco de los ataques por parte de gente que, sobre la base de estas deficiencias, pretende practicar politiqueos populistas de signo derechista. Ésa es nuestra tarea común; ésa es la razón por la que hemos solicitado este debate.

(Aplausos)

 
  
MPphoto
 
 

  Viktória Mohácsi, en nombre del Grupo ALDE. – Señora Presidenta, felicito al señor Comisario por su excelente intervención sobre este tema. Quiero manifestarme en respuesta a los pogromos contra la población romaní, que se produjeron en Nápoles el 13 de mayo de este año, y los posteriores acontecimientos en Italia. Decidí visitar Roma y Nápoles el fin de semana pasado a fin de investigar sobre el terreno y hablé personalmente con la gente que vive allí. También he exigido la intervención urgente por parte de las autoridades italianas para garantizar los derechos fundamentales y proteger a la población romaní en el país frente a nuevos actos de violencia, agresiones racistas y para apaciguar el clima de hostilidad antiromaní existente en Italia. Yo le escribí una carta a Silvio Berlusconi el 23 de febrero. Junto con otras 88 ONG, expresábamos nuestra grave preocupación por la campaña política que se había desarrollado, que asociaba la población romaní a clichés negativos y utilizaba toda la nación romaní como chivo expiatorio electoral, lo cual es antagónico con los valores europeos. Ahora podemos constatar el impacto de esa campaña.

La emergencia romaní se declaró cuando los medios de comunicación publicaron que una chica romaní de 16 años había intentado secuestrarle a una madre su bebé de 6 meses en Nápoles. Según mi periplo de investigación, esta historia es falsa: la policía no tiene ningún registro de tal hecho; no existe ninguna investigación sobre el caso.

El 13 de mayo, una muchedumbre compuesta por unas 60 personas utilizó cócteles Molotov para incendiar cinco campamentos romaní en Nápoles. También se han producido actos violentos similares en otras ciudades italianas, como Milán. Lo realmente preocupante es que, de acuerdo con la información que he recibido de los funcionarios de policía en Nápoles, tampoco existe ninguna investigación policial relativa a este caso. He de decirles que el Gobierno italiano parece comportarse con firmeza frente a quienes son débiles, y con debilidad frente a quienes son fuertes. Siempre que suscite el tema de la seguridad, debería plantear antes los crímenes organizados cometidos por la Camorra. Pretenden hablar del asunto de la inmigración y de la población romaní a fin de desviar el foco de atención de los problemas reales de Italia. Espero que las autoridades italianas garanticen la investigación apropiada y eficaz sobre los sucesos ocurridos en Nápoles y Milán y que apliquen todo el peso de la ley a todas las personas responsables, incluidos los funcionarios públicos que efectúen declaraciones hostiles sobre la población romaní que incitan al odio racial.

Hago un llamamiento a las autoridades italianas para que cooperen plenamente con las instituciones intergubernamentales, las organizaciones internacionales y la sociedad civil nacional para poner fin, de manera rápida y eficaz, a la situación de emergencia en materia de derechos humanos de la población romaní en Italia. Asimismo, hago un llamamiento a la Comisión Europea para que elabore una estrategia de la UE sobre la población romaní con el propósito de convertir la inclusión romaní en una prioridad urgente y proporcionar liderazgo y coordinación para los Estados miembros en su responsabilidad de garantizar respeto por los derechos de sus ciudadanos romaní.

 
  
MPphoto
 
 

  Monica Frassoni, en nombre del Grupo Verts/ALE. – (IT) Señora Presidenta, Señorías, el Parlamento no es el lugar adecuado para diatribas contra ningún gobierno; es un lugar donde debatimos, examinamos y buscamos soluciones compartidas a temas que afectan y preocupan a los ciudadanos europeos, y lo que está ocurriendo en Italia afecta a muchos europeos.

Los incidentes varían enormemente en cuanto a importancia y gravedad: desde ataques contra la población romaní, la situación de degradación y pobreza de zonas enteras controladas por bandas criminales, donde los italianos y los inmigrantes luchan sin motivo, hasta la trágica crisis de la basura y, por último, las increíbles declaraciones efectuadas recientemente por la bellísima nueva Ministra para la Igualdad de Oportunidades italiana, que rayan en la homofobia.

Por tanto, dejando al margen polémicas estériles, atengámonos a los hechos y veamos qué podemos hacer para contribuir a mejorar la situación, en lugar de empeorarla. Lo que no tenemos que hacer es negar los hechos. ¿Por qué estamos aquí debatiendo la situación romaní en Europa y en Italia? Porque la población romaní es la minoría más discriminada en Europa, y el Parlamento ha venido ocupándose de este asunto durante años. Nosotros no somos ingenuos benefactores, pero se han producido episodios de violencia extrema, intolerancia y racismo, que han de ser nombrados por su nombre real si queremos comenzar a resolverlos.

Como he dicho, no somos benefactores. En el corazón de la solución que todos estamos buscando se encuentra la legalidad: me estoy refiriendo al respeto a todas las reglas. Eso significa reglas que impiden a la gente robar y ocupar inmuebles públicos, obligando a los niños a mendigar o a las mujeres a practicar la esclavitud, pero también las que prohíben la discriminación y la persecución de los pobres, y la ancestral represión de pueblos que ya no saben a qué nacionalidad pertenecen y son viajeros no por propio gusto, sino porque, tras haber huido tantas veces, lo único que les queda es vivir en la carretera. Señorías, esa es la realidad de muchos romaní en Italia y Europa.

Para finalizar quiero dar las gracias al Comisario Špidla por su contribución, pues ha adoptado una postura valiente y ha clarificado algunos de los puntos que siempre hemos defendido con respecto a la Directiva 2004/38/CE y cómo se ha interpretado erróneamente en ocasiones por el Gobierno italiano. Espero que continúe esta labor para introducir claridad, con nuestro apoyo.

 
  
MPphoto
 
 

  Cristiana Muscardini, en nombre del Grupo UEN. – (IT) Señora Presidenta, Señorías, la gravedad de la situación económica, energética y de seguridad para todos los ciudadanos de la UE tal vez debería haber llevado a este Parlamento a asumir la contención de la oleada de miedo que parece barrer todos los países de la UE.

Ayer, sin embargo, con su decisión partidista, optó por un camino distinto, aunque tal vez se tratara simplemente de una concesión a los medios de comunicación. Es evidente que la base de la decisión no es política, sino propia de partido, ya que éste es un debate sin resolución. Es sumamente significativo. Compartimos la opinión del Papa sobre solidaridad y generosidad. Sin embargo, para que exista solidaridad tiene que haber respeto a la ley. Italia es famosa por su generosidad. Mientras otros países han disparado contra individuos no comunitarios, mientras otros países han rechazado barcos con refugiados o han dejado que la gente se ahogue, aferradas a las redes de pescar o a los restos de la embarcación, Italia siempre ha acogido a individuos, pertenecientes y no pertenecientes a la UE, con enorme consideración y generosidad.

Desde luego, también ha habido actos de crueldad, que deben ser condenados y, de hecho, lo han sido por parte del actual Gobierno. Sin embargo, nos preguntamos por qué la población romaní en Italia no mereció la atención de la señora Mohácsi el año pasado, hace cinco meses, o incluso hace año y medio. ¿Por qué está ocupándose el Parlamento hoy de este tema, a cinco semanas de la votación, y se olvidó de hacerlo claramente cuando era un asunto manifiestamente urgente? No, señor Schulz; si el título de este debate hubiera sido «La situación de la población romaní en Europa», podríamos haber pensado que se trataba de un asunto de carácter general. Es una cuestión de partido, pero lo que se precisan son soluciones políticas.

 
  
MPphoto
 
 

  Roberto Musacchio, en nombre del Grupo GUE/NGL. – (IT) Señora Presidenta, Señorías, estoy de acuerdo con el Comisario Špidla: nos encontramos ante unos actos de carácter político y unos acontecimientos de una gravedad sin precedentes. Las directivas y las declaraciones del Parlamento Europeo deben aplicarse a todo el mundo, también a Italia. Le decimos esto al Gobierno actual, cuyos actos y declaraciones con motivo de la toma de posesión nos han causado auténtica preocupación y nos han conmocionado. Lo mismo le dijimos al anterior Gobierno.

La lucha contra la discriminación y el compromiso de integrar a la población romaní están ratificados por votaciones parlamentarias. Los derechos de movimiento y residencia son pilares de la ciudadanía europea. Europa tiene que facilitar la ejecución de sus decisiones. Es necesario reconocer el derecho a la ciudadanía de la población romaní como minoría europea que fue perseguida por los nazis.

Considero que lo sucedido últimamente es de suma gravedad: se trata de la explotación política del miedo, por ejemplo de la fobia hacia la población romaní, para conseguir el consenso electoral; el miedo como base para la captación de votos. Y en el proceso, se asfixia a la política y la democracia, se emponzoña la coexistencia pacífica y se destruye la civilización que Europa está llamada a promover. Este debate tiene que producir resultados concretos: el control de la actuación de los Estados miembros, la supervisión de la acción local y verificar las condiciones de vida de la población romaní.

 
  
MPphoto
 
 

  Gerard Batten, en nombre del Grupo IND/DEM. – Señora Presidenta, lo que está ocurriendo en Italia es un ejemplo de lo que puede suceder cuando la realidad choca con el idealismo utópico de la Unión Europea. El idealismo de la UE consiste en pensar que puede crear un gran Estado nuevo y sin fronteras por medio de la inmigración ilimitada, incontrolada e indiscriminada. La realidad es que tal inmigración masiva y falta de reglamentación trae consigo enormes problemas sociales. Yo y mi partido condenamos rotundamente la violencia que se ha vivido recientemente en Italia, perpetrada contra grupos de personas por razones de origen étnico.

Hemos oído acerca de la integración de comunidades en sociedades de acogida, pero ¿cómo puede conseguirse eso si las elevadas cifras de inmigrantes no lo permiten? La misión de la UE consiste en crear un gran Estado sin fronteras y eso ha provocado grandes movimientos de personas en Europa en los últimos años, desde luego sin parangón desde la caída del Imperio Romano. El señor Frattini, el nuevo Ministro de Asuntos Exteriores italiano, quiere imponer leyes más severas sobre la inmigración. Se trata del mismo señor Frattini que, cuando era Comisario de la UE, dijo que Europa necesitaba cuando menos 20 millones de nuevos inmigrantes procedentes de África y el Tercer Mundo. Ahora que el señor Frattini ha abandonado la torre de marfil de la UE y ocupa un cargo en el mundo de la política real, ha cambiado de discurso.

La política de fronteras abiertas de la UE significa que ningún Estado miembro puede controlar quién puede y quién no puede entrar en el país. En Gran Bretaña, eso ha provocado tensiones insoportables sobre las infraestructuras, los servicios públicos y sociales y la vivienda. Ha originado aumentos de las enfermedades y el crimen. La mayor parte del crimen organizado en Londres, mi circunscripción electoral, se debe ahora a bandas étnicas extranjeras. Cualquier país debe poder tener una política de inmigración controlada, de forma que pueda seleccionar qué inmigrantes desea en la cantidad adecuada a sus necesidades. Las horrorosas escenas de violencia en Italia son un resultado directo de la toma de control por parte de la Unión Europea de lo que debería ser competencia exclusiva y estar bajo el control de lo Estados nación.

 
  
MPphoto
 
 

  Luca Romagnoli (NI).(IT) Señora Presidenta, Señorías, a menos que esté equivocado, las reiteradas acusaciones vertidas por los socialistas españoles contra Italia y su derecho soberano a la seguridad interior proceden de quienes mantienen un control estricto de sus costas, los mismos para los que el asunto de Ceuta y Melilla aún está fresco, quienes afrontan el separatismo catalán y vasco situando en pie de igualdad la discusión política y el terrorismo.

¿Saben los socialistas españoles y europeos lo generosa que ha sido Italia con la población romaní? ¿Saben la cantidad de asistencia social, apoyo financiero, educación y atención sanitaria que recibe la población romaní, algo que ni siquiera tienen los ciudadanos italianos? ¿Saben qué porcentaje de los delitos antisociales es achacable a estos «nómadas»? Me gustaría preguntarle al Comisario Špidla quién está protegiendo a los niños que piden limosna por la calle, que venden rosas y lavan los parabrisas de coches en los semáforos en las ciudades italianas; en breve, a los niños explotados, cuyos progenitores a menudo son desconocidos. ¿Por qué, por ejemplo, no se analiza el ADN de todos estos niños, con el doble propósito de proteger a los menores y confirmar su parentela. Creo que estoy en lo cierto si digo que existe un precedente en Argentina con los niños de los desaparecidos.

A mi juicio, señor Comisario, no deberían existir campamentos para la población romaní en Italia, ni para el caso en Rumanía o ningún otro país de la Unión Europea. De hecho, para permitir a la población romaní expresar su identidad –y para su propia protección y mejor autogobierno–, propongo que la UE debería defender la creación de un Estado romaní, tal vez en Europa Oriental, dado que un gran número de ellos procede de esa región.

Eso pondría fin a su diáspora; podrían gestionarse y gobernarse de manera autónoma, mejoraría su calidad de vida y su bienestar y, si se me permite decirlo, también el nuestro.

 
  
MPphoto
 
 

  Stefano Zappalà (PPE-DE).(IT) Señora Presidenta, Señorías, un minuto no es desde luego tiempo suficiente para cubrir el tema. Se ha dicho que no se está acusando al Gobierno italiano, pero en las intervenciones que he escuchado, se ha hecho mención frecuente a la política populista de derechas.

La señora Mohácsi ha dicho que el incidente en Nápoles, en el que estaba implicado el bebé de seis meses, no era verdad. La señora Frassoni ha culpado a la Ministra para la Igualdad de Oportunidades italiana. Un Gobierno que juró el cargo sólo hace seis días es el blanco de fieras acusaciones por parte de ministros españoles, habiéndose producido incidentes mucho más graves en España.

Pienso –de hecho estoy convencido– que hubiera resultado mucho más creíble que el Comisario hubiera hablado de la solidaridad con los ciudadanos en general, en lugar de sólo con unos pocos. Estamos y estoy a favor del asunto de la solidaridad universal. Creo, sin embargo, que un gobierno tiene la obligación de garantizar la seguridad de todos sus ciudadanos, y no sólo de unos cuantos; tiene el deber de garantizar que todos los niños puedan vivir en las mismas condiciones, y no sólo unos cuantos; tiene la obligación de buscar la integración, pero no mediante el ofrecimiento de convertirse, en algunos casos, en un refugio para los delincuentes. Tiene que defender a todo el mundo.

Señora Presidenta, ha sido muy generosa, así que permítame finalizar este pensamiento. Creo que un gobierno no puede ni debe ser acusado; un gobierno, además que ha recibido el voto de una mayoría sin precedentes en Italia. Creo que este asunto, que es enormemente delicado y extremadamente importante, algo en lo que todo estamos de acuerdo, debe ser resuelto en serio, no mediante gestos políticos. Siempre he apoyado la idea de que el Parlamento, la Unión Europea, debe abandonar la afectación política de una vez por todas, y contar con una política de integración europea creíble sin atacar a los diferentes gobiernos.

 
  
MPphoto
 
 

  Gianni Pittella (PSE).(IT) Señora Presidenta, Señorías, el Comisario Špidla tenía razón cuando ha dicho que los recientes ataques a los campamentos romaní en Roma y Nápoles eran incidentes muy graves y que debían ser tratados encontrando respuestas que ni absuelvan a Europa de la culpa, ni busquen chivos expiatorios, ni utilicen un lenguaje discriminador y humillante. Pido disculpas al señor Romagnoli, a quien acabamos de escuchar. Estos tipos de respuesta corren el riesgo de alimentar un clima peligroso que podría degenerar en violencia y racismo.

Este debate, señor Zappalà, no es un juicio a Italia o a su Gobierno: el Comisario ha enviado un mensaje claro de colaboración. Esperamos respuestas convincentes y concretas por parte del Gobierno italiano, conforme a los dos requisitos básicos: integración y seguridad, y acogida, integración y seguridad de acuerdo con la ley y ejecutadas por el Estado, no por milicias y patrullas de vigilantes, que recuerdan a unos años oscuros en la historia de nuestro país que no deseamos ver resurgir. Algunos titulares de periódicos afirman hoy: «Europa procesa a Italia» o «El camarada Schulz, enemigo de Berlusconi, contra Italia». Eso es ridículo.

Quiero decir que Italia, un país que goza de gran estima y es querido por sus valores civilizados, pide a Europa que cumpla su papel de reforzar la seguridad y de promover la integración.

 
  
MPphoto
 
 

  Marco Pannella (ALDE). – (IT) Señora Presidenta, Señorías, simplemente me gustaría decir lo siguiente: a pesar de la gravedad de estos incidentes, que pienso todo el mundo aquí reconoce, existe una cierta actitud mental y una ignorancia de la situación en Italia y en Europa que me produce pavor. La culpa es siempre de los demás. Por tanto, reivindico el deber y el derecho a autoinculparse. Llevamos en el poder en Roma y en Nápoles desde hace 15 años. En Roma, en Nápoles y en toda Italia se ha puesto en marcha una vergonzosa campaña de televisión. El porcentaje de tiempo de emisión dedicado a denunciar delitos, creando un psicosis de miedo, ha aumentado del 10 % al 24 %.

Señora Presidenta, sólo quiero decir que donde no existe democracia, no hay paz para la población romaní, ni tampoco para los italianos. Italia no es una democracia, no existe Estado de derecho. A partir de este punto se puede luchar y tener esperanza, pero no con la moralidad barata que tenemos muchos de nosotros.

 
  
MPphoto
 
 

  Elly de Groen-Kouwenhoven (Verts/ALE). – Señora Presidenta, me siento profundamente decepcionada al constatar que el Presidente Barroso no está debidamente involucrado en la resolución de los asuntos de la población romaní. En esta legislatura hemos aprobado dos resoluciones conjuntas sobre la población romaní y un informe sobre mujeres romaní, y hemos celebrado una serie de reuniones con la Comisión Europea. Entretanto ha aumentado la fobia contra los gitanos y parece ser que la aceptación pública del racismo, también. Va siendo hora de que actuemos.

Este caso en Italia referente a los romaní constituye un claro ejemplo de racismo promovido por el gobierno. La violencia contra los chivos expiatorios romaní en Italia me recuerda a los pogromos contra los judíos y los gitanos de los años 30. Las maniobras políticas de Berlusconi se parecen a las de la limpieza étnica de Milosevic en la antigua Yugoslavia.

Quiero apelar a su solidaridad para presionar a la Comisión Europea y al Consejo en favor de una política de la UE en materia romaní. Estoy convencida de que la Presidencia de la UE ha seguido este debate y que va a analizar la cuestión romaní con mayor seriedad durante la próxima cumbre de la UE.

 
  
MPphoto
 
 

  Roberta Angelilli (UEN). – (IT) Señora Presidenta, Señorías, yo también quiero aclarar cualquier malentendido. Todo acto de violencia y discriminación debe ser condenado en términos inequívocos, pero necesitamos estudiar la situación y, sobre todo, evitar la hipocresía o, peor aún, la explotación política. Lamento ser tan contundente, pero me gustaría correr un tupido velo sobre los intentos realizados por muchos en este Cámara de atribuir a Silvio Berlusconi la culpa de la situación actual de la población romaní en Italia.

Tal vez el señor Veltroni y el señor Bassolino sepan más sobre culpabilidad, sobre todo en lo tocante a la miseria en los ilegales campamentos romaní. No obstante, quiero pedir a todo el mundo que realice un esfuerzo para que actúe de manera responsable y seria, que es lo que necesitamos ahora después de todos los retrasos y peticiones de solución que han caído en vacío.

Tenemos que redoblar nuestros esfuerzos y defender a la gente que vive en los campamentos romaní en condiciones que son absolutamente inhumanas e inaceptables; hemos de olvidar a la madre cuyo hijo casi fue secuestrado y a la familia de la señora Reggiani, violada y asesinada hace menos de un año, un caso muy triste del que se ocupó este Parlamento.

Nuestras propuestas, que venimos haciendo desde hace años, son claras: han sido incorporadas tanto en la última resolución del Parlamento Europeo sobre la situación de la población romaní en La Unión Europea, como en la estrategia europea sobre los derechos del niño. Uno: resolver el problema de los campamentos romaní, donde brillan por su ausencia la sanidad y la seguridad; dos: proponer medidas drásticas, como la pérdida de la patria potestad, para aquellos padres que empujen a sus hijos a la mendicidad, la prostitución y el trabajo infantil; tres: reducir la tasa de abandono escolar entre los niños romaní, que es del 75 % en algunos Estados miembros; cuatro: hacer mejor uso de los fondos comunitarios disponibles para todos los ciudadanos de origen romaní que trabajen, que deseen integrarse y envíen a sus hijos a la escuela, al tiempo que se proceda a aislar y a repatriar a los delincuentes habituales.

Por último, hago este llamamiento a toda la Unión Europea, dado que el problema concierne a todos los Estados miembros, tal como ha denunciado recientemente, entre otros, el Consejo de Europa.

 
  
MPphoto
 
 

  Umberto Guidoni (GUE/NGL).(IT) Señora Presidenta, Señorías, Comisario Špidla, estoy enormemente preocupado por los recientes acontecimientos en Italia. Existe una especie de caza de brujas contra los rumanos y los romaní, con gran número de incursiones de castigo y el incendio de los campamentos de nómadas. El Gobierno italiano está llevando a cabo una obsesiva campaña sobre seguridad que pone en duda a Europa, al Tratado de Schengen y a la libre circulación en la UE.

Tenemos que replantear el tema de la seguridad desde el punto de vista de la perspectiva legal, que no puede estar influida por el aspecto de la emergencia. El Estado de derecho exige que la responsabilidad criminal sea individual; no puede atribuirse a entes colectivos. Apartarse de este principio sienta un peligroso precedente que llevaría a criminalizar a grupos étnicos enteros. El requisito de la seguridad es legítimo, pero no podemos recurrir a la explotación concebida para alimentar el odio y la xenofobia con fines políticos.

En lugar de convertir la inmigración ilegal en un delito penal, el Gobierno italiano debería utilizar los fondos de la UE con mayor eficacia para las políticas de integración. Resumiendo, tenemos que volver a abrir el debate sobre la expulsión de la población romaní dentro del apropiado contexto europeo y reafirmar que han de aplicarse las leyes existentes, sin poner en duda la libertad de movimiento de los ciudadanos de la UE, que es un derecho inalienable de la ciudadanía europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Roberto Fiore (NI).(IT) Señora Presidenta, Señorías, quiero manifestar que esto es una incitación de un gobierno que a lo largo de dos años ha permitido la entrada de cientos de miles de personas a su país y, al mismo tiempo, ha permitido a esas personas vivir en un estado de absoluta indigencia, creando un nuevo subproletariado. También habría que acusar a quienes no juzgaron oportuna una moratoria cuando Rumanía y otros países realizaron su adhesión a la UE.

No creo que Italia sea capaz de resolver este problema, inmersa en otros temas acuciantes como la gestión de los residuos, el empleo y la vivienda. La cuestión romaní constituye un problema insuperable, dado que esta «solidaridad» se plasma en forma de campamento –tal como se mostraba en la edición de ayer de Porta a porta [programa sobre asuntos de actualidad italianos]– que, en teoría, son legales, pero donde continuamente se producen abusos de niños y las condiciones sanitarias son absolutamente espantosas.

Pienso que lo único que puede hacer Italia, y Europa ha de apoyarla en ello, es: 1) suspender el Tratado de Schengen durante un mínimo de seis meses con respecto a Italia, ya que el Parlamento reconoce que existe un problema debido a la situación de emergencia romaní en Italia, por lo que debe producirse la suspensión del Tratado de Schengen; 2) tipificar la inmigración ilegal como un delito penal en Italia, como lo es en otros países; 3) negociar con Rumanía, Bosnia, Macedonia y Serbia –en otras palabras, tanto con los Estados miembros de la UE como con terceros países– para conseguir la repatriación humanitaria de la población romaní de Italia.

 
  
MPphoto
 
 

  Mario Mauro (PPE-DE).(IT) Señora Presidenta, Señorías, quiero conceder al señor Schulz el beneficio de la duda cuando afirma que desea un planteamiento constructivo respecto a la acogida y las leyes inevitables que la población romaní, como cualquier otra persona, debe acatar si desea participar en el proyecto de coexistencia que denominamos Unión Europea.

La constante erosión de los derechos y la dignidad de estas personas y las víctimas italianas involucradas en la creciente violencia a lo largo de los últimos 18 meses constituyen un ejemplo de las contradicciones exhibidas por aquellos gobiernos e instituciones que, por una parte, predican el entendimiento y, por otra, permiten que seres humanos vivan en la miseria y sean saqueados, violados y asesinados a manos de la justicia de las bandas.

Si realmente estamos dispuestos a encontrar una solución, señor Schulz, Señorías, admitamos que no sólo fracasó el Gobierno del señor Prodi, sino que tanto la izquierda como la derecha tienen que realizar un esfuerzo por aceptarse mutuamente. Eso hará más sencillo arrostrar un problema en el que, de otra forma, hubiésemos sido rehenes de los políticos de la vieja escuela y tendríamos que haber invocado el fantasma del señor Berlusconi para quedar absueltos de nuestros pecados. Gracias.

 
  
MPphoto
 
 

  Adrian Severin (PSE). – Señora Presidenta, en Italia, un país merecedor de nuestro respeto y cariño, la retórica populista se ha unido a las doctrinas de extrema derecha y ha alimentado el odio interétnico, ha alentado los pogromos contra la población romaní y ha preparado el terreno para las leyes de tipo racial. De una manera extraña, la fobia contra la población romaní se ha mezclado con la fobia contra los rumanos. Mientras nos manifestamos abiertamente contra la conducta inhuma y la discriminación en Birmania u otros lugares remotos, el número de diputados al Parlamento Europeo que ayer consideraron que los acontecimientos en Italia exigían algo más que una educada intervención de un minuto sólo superó en seis al de quienes creen que no se trata de un asunto como otro cualquiera.

El problema en Italia no es un problema romaní o un problema rumano, como afirmó ayer el señor Daul. Los rumanos y los romaní sólo son las víctimas. Al igual que los italianos. Los sucesos y acontecimientos en Italia sólo constituyen la vergonzosa expresión de una tendencia que se encuentra latente en otros muchos lugares de Europa. Y por eso podrían desbordarse por toda Europa; se trata de un problema europeo. Para evitar este problema y para hacer frente al reto romaní, no se necesita más represión, sino una mayor integración. No se precisa más policía sino más justicia y, en especial, justicia social. Además se necesitan Estados que funcionen, medios de comunicación que jamás mezclen la criminalidad con la etnia y una Unión Europea que sea capaz de diseñar e implantar una estrategia europea comprensiva y clara sobre la cuestión romaní, en concreto, y sobre las relaciones interculturales, en general. Si no superamos esta prueba, las llamas en Nápoles acabarán propagándose a toda Europa.

 
  
MPphoto
 
 

  Milan Horáček (Verts/ALE). – (DE) Señora Presidenta, más de 10 millones de sinti y romaní viven al margen de la sociedad dentro de la Unión Europea. La Década para la Inclusión Romaní, que comenzó en 2005, ha aportado hasta ahora muy pocos cambios al respecto. Los incidentes en Italia demuestran a las claras que las medidas adoptadas hasta el momento contra la exclusión y la discriminación han tenido escaso efecto y no han sido puestas en práctica.

En enero volvimos a solicitar una estrategia de integración para los romaní, y hoy hemos debatido y aprobado la Directiva marco contra la discriminación. Los pogromos en las zonas rumanas de Italia demuestran lo urgente que necesitamos una auténtica solución política amplia. No necesitamos confrontación. La verdadera integración de la población romaní en nuestra sociedad constituiría una prueba positiva de que las piedras angulares de la democracia, el Estado de derecho y los derechos humanos constituyen la base de la UE.

 
  
MPphoto
 
 

  Mario Borghezio (UEN).(IT) Señora Presidenta, señorías, como es sabido, corresponde a la gente de nuestro país exigir al gobierno que solucione los incidentes criminales, incluidos los de los romaní, de forma realista y sin adoptar actitudes benefactoras.

Defender los derechos humanos por todos los medios, eso es lo que debería haberse hecho en Ceuta, pero en su lugar se produjo el silencio encubridor de la Internacional Socialista. ¿Está usted de acuerdo, camarada Schulz? Sobre todo, hay que defender a los ciudadanos honrados de los actos ilegales de otros, incluidos los romaní. Yo voy a propugnar personalmente que el gobierno en nuestro país tipifique como delito penal la pertenencia a banda criminal, como las típicas bandas romaní, que perpetran robos, atracos y delitos aún más graves.

La violencia xenófoba no es propia de nuestro pueblo, mucho menos de las gentes de Campania o Nápoles. Es propia de la Camorra, a quien hemos de combatir. La gente exige seguridad, sabiendo que eso no excluye medidas humanitarias y solidarias. La seguridad representa, no obstante, la primera prioridad y resulta igualmente importante garantizarla.

No nos convence la palabrería insustancial de la Comisión: los ciudadanos de Italia y de Europa exigen protección frente a la inmigración incontrolada y a la llegada de personas que no emigran para trabajar, sino que a menudo son delincuentes que emigran, más que emigrantes que delinquen.

 
  
MPphoto
 
 

  Vito Bonsignore (PPE-DE).(IT) Señora Presidenta, Señorías, la difícil situación en materia de orden público y la natural reacción pública a raíz de los numerosos episodios de violencia que han conmocionado a la opinión pública en mi país han llevado al Gobierno italiano a adoptar nuevas medidas de seguridad. Creo que hemos de rechazar enérgicamente los intentos de quienes definen las disposiciones recogidas en el paquete de seguridad, que está siendo ratificado actualmente por el Consejo de Ministros italiano, de discriminatorio, racista y al margen de las Directivas comunitarias.

Las medidas estrictas respecto a la ocupación ilegal, la expulsión de inmigrantes sin visado y mayores sanciones para quienes cometan delitos antisociales son coherentes con el Derecho europeo. Italia es y continuará siendo un país acogedor que está desarrollando una nueva política de integración, pero que ya no está dispuesto a tolerar la presencia de inmigrantes ilegales.

Todos los ciudadanos de dentro y fuera de la UE son bienvenidos, siempre que se atengan a las leyes de la coexistencia pacífica. La Unión Europea y sus 27 Estados miembros tienen que poner cada uno algo de su parte, y nosotros hemos de controlar la situación para asegurar que se respeten los derechos civiles en toda Europa.

 
  
MPphoto
 
 

  Claudio Fava (PSE).(IT) Señora Presidenta, Señorías, si no tiene inconveniente, voy a atenerme a los hechos. Los hechos nos dicen que el Gobierno de Silvio Berlusconi está volviendo a introducir el concepto de raza en el sistema jurídico italiano y está marginando rápidamente a Italia en el seno de la EU, violando de manera sistemática los principios fundamentales sobre la que se asienta la Directiva 2001/38/CE, ante todo el principio básico del derecho a la libertad de circulación de las personas.

Me gustaría mencionar solamente dos implicaciones de lo anterior: la primera la hemos presenciado en Nápoles hace unos días, cuando se nombró a la Camorra como fuerza del orden adjunta y desalojó a todo aquel que hubiera en los campamentos rumanos de la ciudad con cócteles Molotov. La segunda la hemos escuchado de labios del señor Romagnoli, que ha salido con una propuesta de cuyo origen ciertamente no cabe envanecerse. Se trata de una propuesta totalmente carente de originalidad: reconstruir, construir o diseñar un Estado en el que queden recluidos todos los ciudadanos romaní. Quiero recordar que esa misma propuesta fue formulada para los gitanos y los judíos por Goebbels en la Alemania nazi de la década de los 30 antes de que estallara la guerra, y el Estado de los gitanos y los judíos fue sustituido por hornos crematorios. Ése es el mensaje que se oculta tras la propuesta que hemos escuchado hoy.

 
  
MPphoto
 
 

  Romano Maria La Russa (UEN).(IT) Señora Presidenta, Señorías, tenía previsto intervenir sólo una vez, pero voy a volver a hacerlo tras haberlo hecho el señor Fava, por supuesto. Señora Presidenta, lo siento mucho, pero creo, a la vista de lo oído hoy aquí, que este debate se ha sido planteado como un ataque con ánimo persecutorio, acusatorio y punitivo contra un Estado miembro y un Gobierno que ha sido elegido por una enorme mayoría. Sin embargo, para desgracia de algunos, es culpable de no ser un Gobierno de izquierdas.

No es culpa nuestra que los romaní sean notorios en Italia casi exclusivamente por razón de sus delitos de robo, atraco, secuestro de menores y mendicidad. Esa es la imagen que tienen los gitanos en Italia, es la imagen que han creado los romaní, a pesar de todos nuestros esfuerzos. Todavía estoy buscando un romaní en Italia –y agradecería que alguien me comunicara si lo conoce– que esté contratado de forma legal y que pague impuestos.

No me acusen de racismo, por favor, sean serios. Sólo estoy defendiendo a los europeos honrados –mantengan la calma y vuelvan a sus escaños, vuelvan a sus escaños– señora Presidenta, he sido interrumpido. No me acusen de racismo, sean serios. Sólo estoy defendiendo a los europeos honrados y a los romaní honrados. Cada Estado miembro debería anteponer la seguridad de sus ciudadanos, de lo contrario, éstos se sentirán justificados para imponer su propia justicia.

Por tanto, para finalizar, me gustaría que los parlamentarios y los diputados al PE españoles se controlaran, mantuvieran la calma y pusieran un poco más de orden en su propia casa.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidenta. − Por favor, señor La Russa y señor Pannella: no estamos en el Parlamento italiano, por favor compórtense con decoro; y dejen de gesticular, ¿me entienden? Por favor, acabemos con esto, de lo contrario llamaré a los ujieres.

 
  
MPphoto
 
 

  Csaba Sógor (PPE-DE). – (HU) Gracias, Señora Presidenta. Me llena de consternación observar que, después de Tíbet y Kosovo, llegamos ahora a la Unión Europea. No olvidemos que los romaní pertenecen a la Unión Europea; también son ciudadanos de la UE. Los asuntos sociales y la xenofobia siempre van unidos. Me hubiera encantado que nuestros amigos socialistas también se hubieran pronunciado cuando todavía era alcalde Walter Veltroni, socialista y antiguo candidato comunista a Primer Ministro, clamando contra la deportación de elementos indeseables, confundiendo a los romaní con los rumanos.

Además, no debemos olvidar que el asunto de las minorías tiene distintos estamentos: hay individuos romaní, inmigrantes nuevos y minorías nacionales, pero todos son iguales por cuanto cada Estado miembro ha de encontrar una solución a sus problemas. Como mínimo debería establecerse una comisión sobre derechos humanos para las minorías a partir de 2009 y garantizar que la legislación sea uniforme en toda la Unión Europea.

Para terminar, me gustaría decir un par de palabras acerca de la estrategia preventiva: el papel de la UE no debe consistir solamente en apagar fuegos; más bien debería adoptar la postura de que, al menos que exista seguridad social, respeto por los derechos humanos fundamentales y autonomía cultural y territorial para las minorías, no habrá Europa. Gracias.

 
  
MPphoto
 
 

  Enrique Barón Crespo (PSE). – Señora Presidenta, ante todo agradecer al Comisario Špidla la claridad de su intervención y la rapidez con que la Comisión ha reaccionado, y me permitirá, señora Presidenta, que preste mi voz a un ex diputado de la Cámara, al primer diputado gitano español, elegido hace quince años, Juan de Dios Ramírez Heredia, que me ha enviado una carta que dice lo siguiente:

«Usted conoce muy bien los tristes acontecimientos que días pasados han llenado de dolor a centenares de familias gitanas inocentes que han sido víctimas de la violencia racista. Desde la Unión Romaní queremos este debate, con el fin de que nadie pueda ignorar la defensa que, a toda costa, debemos hacer de los derechos humanos y la prevalencia que siempre ha de tener el derecho sobre las pasiones políticas.

Nosotros, gitanos europeos, creemos en Europa. Nadie mejor que los gitanos hemos defendido siempre la Europa sin fronteras. Por esa razón, creemos que poner límites arbitrarios a la libre circulación de las personas en territorio europeo sería un grave paso atrás en la construcción de la Europa que tanto soñamos.»

Permítame concluir, señora Presidenta, dirigiéndome al Comisario Špidla, que, junto con el Vicepresidente Frattini, presentó aquí hace tres años un plan, un road-map, un itinerario de cara a la emigración legal. Creo que el Vicepresidente Frattini hizo un buen trabajo como Comisario y espero que también ayude a reconducir esta situación en Italia.

 
  
MPphoto
 
 

  Magda Kósáné Kovács (PSE). – (HU) Gracias, Señora Presidenta. En la ciudad de Nápoles, la realidad social que pasajeramente había quedado enmascarada por una gestión sintomática, ha salido a la superficie con una fuerza asombrosa. En la Europa de los 27, el problema ya no puede ser tratado a nivel de Estado miembro; exige una acción comunitaria mucho más compleja.

El problema no es una cuestión de relaciones entre una nación y otra, o entre los antiguos Estados miembros y los nuevos, o incluso entre la población romaní y la que no lo es. La crisis ha puesto de relieve la desesperada situación en que vive un millón de ciudadanos de la Unión Europea, en el filo de los límites de la sociedad en los suburbios de ciudades arrasadas por el paro, en alojamientos de emergencia, en condiciones insalubres, luchando de forma inadvertida por sobrevivir sin los adecuados servicios de asistencia o formación.

El Grupo Socialista en el Parlamento Europeo no ha permanecido callado. Ha actuado, sin limitarse simplemente a hablar, y también ha manifestado que, en una Europa unida, culpar a la población romaní de la actual situación de la seguridad pública resulta inaceptable.

Es responsabilidad nuestra hasta dónde queremos enterarnos sobre la base de los acontecimientos como los de Nápoles y cómo utilizamos de forma óptima los recursos comunitarios disponibles para solucionar los problemas. Como persona que informa al Parlamento Europeo sobre los asuntos romaní, ofrezco al señor Comisario nuestra colaboración y pido a mis compañeros diputados en esta Cámara que hagan lo propio.

 
  
MPphoto
 
 

  Giuseppe Gargani (PPE-DE).(IT) Señora Presidenta, Señorías, tras haber escuchado atentamente todo el debate, quiero expresar una opinión final.

El debate, en su mayor parte, no ha estado a la altura del informe del señor Comisario y de la invitación del señor Schulz para ignorar los problemas específicos o las maquinaciones de un país concreto –específicamente Italia– y considerar el problema general que, creo que todos estamos de acuerdo, es la acogida y la solidaridad con quienes entran en los distintos países, con los romaní, que ciertamente tienen un problema concreto, y al mismo tiempo la seguridad y la legalidad, ya que la seguridad y la legalidad sustentan la acogida y la solidaridad que hemos de brindar.

Deberíamos haber contestado al señor Comisario, que ha preguntado: ¿qué puede hacer la Comisión? Creo que el señor Barón Crespo ha dicho recientemente que la Comisión, con el apoyo del Parlamento, puede emitir directrices: Directivas europeas, cuando son objeto de transposición. Al igual que en el asunto de las basuras, en el caso de los ciudadanos pertenecientes y no pertenecientes a la UE la solución debería ser una directiva, pero no si el Parlamento, la Comisión y el Consejo hacen mal uso de su solidaridad, cuando la utilizan para celebrar un debate que se refiere únicamente a Italia y resulta manipulador, al llevar en funciones el Gobierno solamente unas horas, unos pocos días.

Si, por otra parte, todo el Parlamento se centra en la solidaridad –tal como ha propuesto el señor Comisario–, entonces creo que estaremos en condiciones de encontrar soluciones y cosechar resultados.

 
  
MPphoto
 
 

  Ioan Mircea Paşcu (PSE). – Señora Presidenta, cuando los rumanos éramos un país candidato, se nos aleccionó, entre otros por gente como el antiguo Comisario Frattini, acerca de la absoluta necesidad de respetar los derechos de las minorías, incluidos los romaní.

Ahora somos miembros y muchos individuos de la población romaní, en cuanto ciudadanos europeos, se han establecido en otros países, como Italia, uniéndose a otras gentes romaní que viven allí, algunos en campamentos que tienen más de 40 años.

Estoy de acuerdo en que algunos han cometido delitos y deben ser convenientemente castigados. Pero no es aceptable generalizar y incitar sentimientos agresivos y negativos contra todos ellos, incluso por medio de falsos informes en los medios de comunicación. Si toleramos esta grave infracción de los valores europeos centrales, que tanto nos gusta invocar, y cerramos los ojos ante quienes son responsables, sólo estaremos invitando a los peores, que pronto se hallarán totalmente fuera de control con incalculables consecuencias negativas para toda la Unión.

 
  
MPphoto
 
 

  Renate Weber (ALDE). – (RO) Creo que este debate podría haberse titulado: «Graves infracciones de los derechos humanos en Italia», ya que, de hecho, estamos ocupándonos de la falta de actuación del Gobierno italiano al haber sido una comunidad objeto de una violencia increíble y eso ha sido posible debido a que, por desgracia, a lo largo de los últimos meses, el discurso racista de una parte de la prensa italiana, así como de algunos destacados políticos, nos recuerda a los períodos más nefastos de la reciente historia de Europa.

El Gobierno italiano tiene la obligación de investigar a los autores de estos actos violentos, que deben ser procesados y sobre los que ha de sentenciar la justicia italiana. De lo contrario, el Gobierno italiano infringe gravemente el artículo 6 del Tratado de la Unión Europea. Los actores no estatales, los delincuentes, han de responder ante la justicia italiana. El Gobierno italiano debe responder ante la Unión Europea. Ése es el espíritu del artículo 6 del Tratado.

 
  
MPphoto
 
 

  László Tőkés (Verts/ALE). – (HU) Señora Presidenta, ciertas estimaciones sugieren que Rumanía tiene varios millones de ciudadanos gitanos, y en lugar de que allí exista un política responsable en materia social y de minorías que resuelva su situación insostenible, el mundo tiende a enterarse de su sino a través de los medios de comunicación sensacionalistas. Lo hemos presenciado en conexión con los actos delictivos cometidos por gitanos romaní en Italia.

Es lamentable y penoso que sólo hayan sido los atroces sucesos en Italia los que hayan logrado alcanzar el umbral de respuesta social del Parlamento Europeo. Resulta aún más triste que algunas fuerzas políticas estén calificando estos sucesos de interferencia en los asuntos internos de Italia y estén obteniendo rédito político de la cuestión gitana.

Tenemos, por una parte, que oponernos al uso del sentimiento gitano antiromaní entre la opinión pública por parte de las fuerzas políticas para fomentar el sentimiento antiromaní en general. En primer lugar, la situación que se ha producido en Italia no es una cuestión interna italiana, como tampoco se trata de un asunto referente a los gitanos romaní. Es una cuestión que afecta a todo el pueblo gitano que vive dentro de la Unión Europea, un asunto que exige y justifica algo más que un tratamiento caso a caso o sintomático.

 
  
MPphoto
 
 

  Giusto Catania (GUE/NGL). (IT) Señora Presidenta, Señorías, existe una campaña política y mediática para criminalizar a los inmigrantes y a los romaní en Italia. Varios diputados italianos han expuesto hoy aquí el auténtico propósito del Gobierno italiano, por ejemplo el señor Fiore, el señor Borghezio y el señor La Russa, que, como todos hemos oído, han dicho claramente que es necesario suspender Schengen, declarar delito penal la inmigración ilegal y expulsar a toda la población romaní: eso equivale a equiparar los romaní a delincuentes.

Este es el auténtico Gobierno italiano. La campaña resulta evidente por el hecho de que acaba de anunciar el nombramiento de un comisario especial para los romaní. Ha estado seguido por una redada contra los romaní, en lugar de arrestar a quienes han incendiado los campamentos romaní en Italia. Afirmaciones del estilo de las que hemos oído aquí son vertidas a menudo por diferentes ministros en el Gobierno italiano.

Esa es la razón, señora Muscardini, por la que estamos celebrando el debate ahora y no lo hemos hecho antes. Sólo resta por decir una cosa y terminaré sobre este tema: hay 200 000 romaní en Italia. De ellos, 80 000 son ciudadanos italianos. De los restantes 120 000, 50 000 han nacido en Italia. Si les concediéramos la nacionalidad, eso probablemente resolvería en gran medida el problema romaní en Italia.

 
  
MPphoto
 
 

  Vladimír Špidla, miembro de la comisión. (CS) Señorías, muchas gracias por ofrecerme la oportunidad de intervenir, tras haber asistido a su debate. Permítanme aludir muy brevemente a distintos asuntos. La historia de Europa demuestra a las claras que el racismo, el odio étnico y la intolerancia siempre desembocan, antes o después, en catástrofe. Quienes no quieran asimilar esta enseñanza de la historia volverán a sufrir ocasionalmente esta catástrofe. El planteamiento de los derechos humanos constituye la respuesta de Europa a la lección de la historia. Los derechos humanos son indivisibles y tienen que ser protegidos por todos los sistemas constitucionales a lo largo y ancho de Europa, en todos los Estados miembros. Cada Estado miembro debe atenerse a ello y realizar los esfuerzos pertinentes para cumplir esta obligación.

Hay otro tema que quiero mencionar en este contexto. Esta mañana hemos debatido sobre la pobreza y la exclusión social. Es cierto que la pobreza en Europa ha sido muy individualizada, muy ajustada a las circunstancias personales. Pero existe una sola excepción. Si uno pertenece a la minoría romaní, salvo muy raras excepciones se encuentra socialmente excluido y se es pobre, prácticamente en todas las partes de Europa. Esta es la realidad. Por otra parte, está claro que la situación de los ciudadanos romaní no es la misma en todos los países y que existen proyectos y métodos específicos que mejoran su situación. El debate también ha demostrado claramente que el asunto de las minorías es muy complejo y, como he dicho antes, tiene que ser abordado preferentemente por los Estados miembros, aunque también le corresponde un cierto papel a la Unión Europea y a la Comisión Europea. Por tanto, me complace poder decir, Señorías, que ya en junio vamos a presentar un documento conceptual al Consejo que va a intentar revisar nuestras políticas hasta ahora ineficaces. Esa es la desdichada verdad y este asunto exige una gran cantidad de esfuerzo por nuestra parte.

El debate también ha demostrado claramente lo fácil que resulta convertir unos asuntos tan extremos en instrumentos políticos. Una de las obligaciones de todas las fuerzas democráticas es evitar tal manipulación, que hace imposible cualquier enfoque eficaz al asunto.

Señorías, muchas gracias por exponer sus opiniones, que han puesto claramente de relieve las muchas facetas de este asunto. Tal vez añadiría un comentario muy rápido: ustedes han expuesto una serie de opiniones diferentes, muchas de las cuales no apoyo. Eso es normal, lo mismo que algunos de ustedes no están de acuerdo con las mías. Sin embargo, hemos oído una opinión que resulta bastante inaceptable. No puedo recordar quien ha expuesto esa opinión, pero creo que ustedes también se han percatado de ella.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidenta. − Se cierra el debate.

Muchas gracias, Comisario Špidla. Me gustaría que este tema pudiera debatirse con calma, con humanidad y dignidad, como dice a menudo el Presidente Pöttering.

Señor Romagnoli, no me he olvidado de usted. Usted ha formulado una petición en virtud del artículo 145, por alusiones personales, así que tendrá oportunidad de intervenir al final del debate, es decir, ahora. Dispone de un minuto. Tengo que recordarle que conforme al artículo 145, usted no podrá entrar en el fondo del asunto, sino que se debe limitar a exponer si existe un asunto o comentarios de tipo personal que usted considera le han sido atribuidos erróneamente.

 
  
MPphoto
 
 

  Luca Romagnoli (NI).(IT) Señora Presidenta, Señorías, creo que éste debería ser un lugar de debate libre y educado, pero pierde esa condición si tolera la descortesía y los insultos de forma gratuita.

Personalmente, siempre he condenado y sigo condenando toda violencia y discriminación, en cualquier instante y de cualquier forma, tanto contra individuos como contra comunidades; creo que la autodeterminación, si se la concedemos a los palestinos, también debe ser aplicable para otros, así que eso es a lo que me refería cuando he expresado mis opiniones sobre los romaní.

Lamento que alguien haya tergiversado mis palabras. Deploro que algunos de mis compañeros diputados me hayan tildado de cosas que no merezco, como puede atestiguar cualquiera que me conozca. Nadie pretende poner en duda los derechos humanos. No soy ni racista ni xenófobo, pero insisto, Señorías, en el derecho al orden social que todo el mundo aquí debería defender, y sobre el derecho de Italia a su total soberanía.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidenta. − Estaba el asunto de una petición; la Secretaría está comprobándolo, porque no había mención acerca del tipo de petición de que se trataba. Como saben, no existe resolución y no hay votación.

 
  
MPphoto
 
 

  Reinhard Rack (PPE-DE). – (DE) Señora Presidenta, comprendo perfectamente que a menudo no resulte posible permitir hablar a todo el mundo conforme al procedimiento catch the eye.

Sin embargo, no entiendo que la selección se traduzca entonces en asignar el derecho a intervenir a cada Grupo. Eso distorsiona notablemente el peso político en el Parlamento Europeo. Básicamente, significa que a las pequeñas agrupaciones se les concede reiteradamente mucha mayor preponderancia. Esa es una cuestión política legítima, pero no es lo que persigue el procedimiento catch the eye en el Reglamento.

También quiero pedir que en el futuro, cuando alguien se inscriba para intervenir conforme al Reglamento del Parlamento Europeo, efectivamente se le conceda la posibilidad de hacerlo.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidenta. − Nos quedan cinco minutos del tiempo asignado. Es algo que está decidido por la Conferencia de Presidentes y ésa es la cantidad correcta de tiempo. De todas formas, tomaré nota de sus comentarios.

Declaraciones por escrito (artículo 142 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 
 

  Titus Corlăţean (PSE) , por escrito. – (RO) El aumento de la violencia contra inmigrantes romaní y la población romaní en Italia es el resultado directo de declaraciones extremistas de talante fascista, promovidas por los partidos de derecha y extrema derecha en la campaña recién finalizada en Italia.

Las autoridades italianas deberían tener en cuenta el hecho de que las modificaciones legislativas que intentan aprobar tienen que atenerse estrictamente a las normas europeas y no contemplar expulsiones colectivas ni continuar fomentando una actitud xenófoba hacia ciudadanos comunitarios asentados en Italia.

De hecho, el principal problema no está relacionado con la delincuencia. Eso conlleva una responsabilidad individual y debería ser castigada como tal por la justicia italiana, de acuerdo con las leyes del país. La prioridad radica en una política de integración coherente en la sociedad italiana y el apoyo del Estado italiano, incluso utilizando los fondos europeos en este ámbito.

Lamentamos la postura anterior del Gobierno liberal en Bucarest y del Grupo ALDE en el Parlamento Europeo, que se ha opuesto a la ampliación del mandato del Comisario europeo nombrado por Rumanía para asuntos propios de minorías en Europa, incluidos los relacionados con la población romaní.

Así pues, Rumanía ha perdido una importante palanca política y la posibilidad de generar soluciones europeas en cuanto al tema de integrar a la población romaní en la sociedad europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Corina Creţu (PSE) , por escrito. – (RO) Acojo con agrado el hecho de que el Parlamento Europeo decidiera organizar un debate sobre la situación de la comunidad romaní en Italia. Constituye una señal de que esta cuestión ha comenzado a ser percibida en su auténtica dimensión: la europea. El asunto de los romaní es tan complejo que sólo la movilización de las energías de toda la Unión Europea podría proporcionar una solución concreta a una situación que es histórica. Por eso necesitamos una estrategia y acción concertada a escala del continente. Pido a los Comisarios competentes que propongan un plan de trabajo a este respecto con carácter urgente.

También considero que es obligación de los foros europeos adoptar una postura firme acerca de la forma en que las autoridades italianas entienden la ejecución de medidas extremas. Los incendios de campamentos de nómadas, las redadas nocturnas, las detenciones sin garantías y las amenazas de movilizar el ejército en la lucha contra la delincuencia: todo ello refleja una atmósfera de penosa intolerancia en el siglo XXI y representa una situación peligrosa para el futuro de la UE.

Si llegamos a legislar sobre el clima de odio ético y racial, creo que constituye un deber de la UE contemplar la aprobación de posibles sanciones contra un gobierno que infringe los valores en la base de la Europa Unida.

 
  
MPphoto
 
 

  Rovana Plumb (PSE), por escrito. (RO) Los recientes sucesos en Italia y la postura xenófoba de los representantes de los partidos de derecha y extrema derecha, que han formado el nuevo Gobierno, contra la población romaní demuestran que, desgraciadamente, en la Europa de 2008 están presentes los discursos y las acciones de carácter fascista.

Conferir a la criminalidad un carácter étnico entraña un enorme peligro, tanto como el hecho de que los políticos y los medios de comunicación, exagerando los delitos cometidos por la gente romaní, promuevan la idea de que todos los delincuentes proceden de la población romaní. La delincuencia es individual y debe ser castigada conforme a las leyes del Estado italiano.

El aumento de la violencia contra la población romaní en Italia, tanto de palabra como de obra, es un problema europeo debido a las consecuencias que puede acarrear y su solución consiste en una política de integración por parte de las autoridades italianas con respecto a la población romaní. La Unión Europea facilita una serie de fondos para financiar tales programa de integración social, que el ejecutivo italiano puede y debe utilizar.

Segundo, el ejecutivo comunitario debe emprender acciones relativas a la discriminación contra ciertas categorías étnicas en el mercado laboral italiano, ya que en estos momentos Italia se encuentra lejos de alcanzar el objetivo del pleno empleo.

 
  
MPphoto
 
 

  Theodor Dumitru Stolojan (PPE-DE), por escrito. – (RO) Aplaudo la postura expresada por la Comisión Europea por boca del Comisario Europeo Vladimír Špidla, al condenar la violencia contra la población romaní, allá donde se encuentre.

También subrayo la necesidad de una estrategia europea referente a la inclusión de la población romaní en la vida económica, social y política de los países europeos donde residan.

En ausencia de tal estrategia europea, cada país procurará resolver sus problemas relativos a la población romaní, utilizando a veces políticas y medios que son incompatibles con los derechos humanos fundamentales, la libre circulación de las personas en el espacio europeo. Por tanto, recuerdo a la Comisión Europea que el Parlamento Europeo aprobó la resolución sobre la estrategia europea respecto de la población romaní en noviembre de 2007.

Mi país, Rumanía, ha realizado un gran esfuerzo para conseguir la inclusión de la población romaní. Los resultados han comenzado a aparecer, pero los programas en funcionamiento exigen más tiempo para poder evaluar su eficacia. De estos programas, me permito mencionar en concreto la formación de especialistas pertenecientes al colectivo romaní para la administración pública y la policía, el descenso del abandono escolar entre los niños romaní. así como su integración en las universidades.

 
  
MPphoto
 
 

  Silvia-Adriana Ţicău (PSE) , por escrito. – (RO) Uno de los principios fundamentales de la Unión Europea es la libre circulación de las personas. El espacio de libertad, seguridad y justicia debería garantizar la seguridad y, particularmente, el respeto a los derechos de todos los ciudadanos europeos.

La situación actual de la población romaní en Italia pone en duda precisamente los valores fundamentales comunes sobre los que se sustenta el edificio europeo. El 14 de diciembre de 2007 se firmó y adoptó la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea. La Unión Europea reconoce los valores recogidos en esta Carta; en el Preámbulo dice: «La Unión está fundada sobre los valores indivisibles y universales de la dignidad humana, la libertad, la igualdad y la solidaridad» y «Al instituir la ciudadanía de la Unión y crear un espacio de libertad, seguridad y justicia, sitúa a la persona en el centro de su actuación». Además, en el artículo 19 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea se dice explícitamente que se prohíben las expulsiones colectivas.

Solicito al Gobierno italiano que garantice el respeto de los derechos de los ciudadanos rumanos en Italia, así como su seguridad. Solicito al Gobierno italiano que adopte medidas contra cualquier forma de discriminación por razones de nacionalidad o etnia.

Pido a la Comisión, en su calidad de guardiana de los Tratados, que sancione con severidad la violación de los derechos fundamentales de los ciudadanos europeos y que no permita la adopción de medidas o acciones que limiten la libre circulación de las personas.

 
  
  

PRESIDE: Diana WALLIS
Vicepresidenta

 

15. Turno de preguntas (preguntas a la Comisión)
MPphoto
 
 

  Presidenta. − El siguiente punto es el turno de preguntas (B6-0156/2008).

Se dirigen las siguientes preguntas a la Comisión.

Primera parte

 
  
MPphoto
 
 

  Presidenta. − Pregunta nº 29 formulada por Linda McAvan (H-0306/08)

Asunto: Prácticas de comercialización de biocarburantes

¿Qué medidas está tomando la Comisión para poner fin a la práctica de comercialización de biocarburantes que se aprovecha de subvenciones agrícolas de los Estados Unidos?

La práctica consiste en importar biodiésel de Europa a EE.UU. Allí, se le añade un poco de combustible, permitiendo a los intermediarios obtener de las subvenciones americanas 11 peniques por litro. Posteriormente, este carburante se envía de nuevo a Europa, donde se vende por debajo de los precios internos. Se calcula que hasta el 10 % de las exportaciones de biocombustible de los EE.UU. a Europa procede de este sistema deshonesto. Esta práctica no es ilegal, pero pone en peligro al sector europeo de los biocarburantes. Además implica transportes transatlánticos innecesarios que aumentan la emisión de gases de efecto invernadero.

¿Los criterios de sostenibilidad, tal como han sido propuestos por la Comisión, permitirán resolver este problema? ¿Servirán para ilegalizar la venta de biocarburantes que hayan sido objeto de esta práctica?

 
  
MPphoto
 
 

  Mariann Fischer Boel, miembro de la Comisión. − Aunque la Comisión no puede hacer ningún comentario sobre el alcance de la supuesta práctica a la que se hace alusión en la pregunta, comparte la preocupación en cuanto al impacto sobre la industria europea de la subvención fiscal de los EE.UU.

La subvención aparentemente beneficia a todos los biodiésel exportados y, por cierto, vendidos en los Estados Unidos, cualquiera que sea su origen.

Según los datos del sector, las exportaciones estadounidenses a la Unión Europea aumentaron desde las 100 000 toneladas en 2006 hasta 1 millón de toneladas en 2007, lo que equivale al 15 % del mercado europeo.

Mi compañero, el Comisario Mandelson, ha planteado este tema en diferentes reuniones con su homóloga estadounidense, la Representante de Comercio Susan Schwab. Ha propugnado un cambio de la legislación de los EE.UU., restringiendo por ejemplo la subvención a mercancías vendidas en los Estados Unidos como posible solución al problema. Por ahora no ha habido ningún movimiento por parte de los Estados Unidos y la desgravación fiscal continúa en vigor.

La Comisión estaría dispuesta a contemplar un estudio contra la subvención tras haber recibido una reclamación documentada de la industria de la Unión Europea, que contenga suficientes pruebas de subvención compensatoria y perjuicio.

Su Señoría pregunta si el esquema de sostenibilidad planteado por la Comisión en su propuesta de Directiva sobre la promoción del uso de energía procedente de fuentes renovables, aprobada por la Comisión el pasado mes de enero, solucionará el problema creado por la práctica comercial a la que se alude en la pregunta.

El esquema de sostenibilidad planteado en la Directiva sobre energías renovables pretende garantizar la sostenibilidad de los biocarburantes. Está concebido para promover el uso de biocombustibles producidos de forma sostenible, y desalentar el uso de aquellos que presentan un bajo rendimiento. Usted recordará el debate sobre el 35 %. El esquema de sostenibilidad, por tanto, no estaría en condiciones de resolver prácticas comerciales como la citada en la pregunta de su Señoría.

 
  
MPphoto
 
 

  Linda McAvan (PSE). – Señora Comisaria, me agrada que se esté ocupando del tema. Creo que constituye un escándalo y una burla a toda la labor que estamos realizando en relación al cambio climático. En términos de criterios de sostenibilidad, si tenemos un criterio de ahorro de las emisiones de gases de efecto invernadero, ¿no los incumplirían estas variedades de biocarburantes al haber sido transportadas de un lado a otro del Atlántico, añadiendo gases de efecto invernadero debido a las emisiones de los barcos, que representan el 5 % del CO2 mundial en estos momentos?

Si tenemos que esperar a una querella planteada por la industria y la apertura de un proceso sobre subvenciones ilegales, ¿qué tiempo llevará todo eso? Me temo que, para cuando consigamos algún resultado, la industria europea habrá dejado de existir.

 
  
MPphoto
 
 

  Mariann Fischer Boel, miembro de la Comisión. − El método de cálculo de las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de los biocarburantes, en comparación con las emisiones de los combustibles fósiles, recogido en la Directiva sobre energías renovables, se rige por lo que llamamos el enfoque de ciclo de vida, que además tiene en cuenta el nivel de emisiones producido durante el transporte de los biocombustibles, tanto por el interior como el exterior de la Unión Europea. A este respecto, permítame reiterar una vez más que la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes del transporte constituye uno de los principales objetivos de la política sobre biocarburantes.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidenta. −

Pregunta nº 30 formulada por Johan Van Hecke (H-0332/08)

Asunto: Programa europeo de ayuda alimentaria para los más desfavorecidos

En 2005 el Parlamento Europeo aprobó una declaración sobre la sostenibilidad del Programa europeo de ayuda alimentaria a los más desfavorecidos. En la declaración se abogaba no sólo a favor de un programa permanente de ayuda alimentaria y un presupuesto anual sino que también se pedía una ampliación del programa. Para asegurar la distribución de raciones alimentarias equilibradas, el Parlamento Europeo pedía que se extendiera el programa a nuevos sectores, como la carne de porcino, carne de aves de corral y huevos.

Se encomendó a Mariann Fisher Boel, Comisaria encargada de agricultura y desarrollo rural, el seguimiento de la declaración. Tres años más tarde se constata que no hay ni rastro de fundamentos para un nuevo reglamento y que sólo se han dado unos pasos de poca importancia. No se sabe absolutamente nada sobre la disponibilidad de recursos presupuestarios.

La ayuda alimentaria está indudablemente a la orden del día en la Unión Europea, donde el 16 % de la población vive por debajo del umbral de la pobreza. ¿Puede asegurar la Comisión un programa de ayuda alimentaria a escala europea? ¿Va a iniciar un diálogo al respecto con las ONG europeas activas sobre el terreno?

 
  
MPphoto
 
 

  Mariann Fischer Boel, miembro de la Comisión. − Durante 20 años, el Programa europeo de ayuda alimentaria ha realizado una contribución decisiva cubriendo las necesidades de alimentación de las personas desnutridas en la Comunidad.

El 4 de abril de 2006, este Parlamento aprobó una declaración de apoyo al programa europeo alimentario para los más desfavorecidos en la Comunidad. Esta declaración hace un llamamiento a la Comisión y al Consejo para que realicen una asignación presupuestaria plurianual y para que introduzcan una serie de medidas de flexibilidad en la administración del programa. Pone asimismo gran énfasis en la necesidad de garantizar una dieta equilibrada para las personas necesitadas.

Este programa comenzó realmente allá en 1987 como una medida de emergencia en una época de abundantes excedentes en la producción agraria. Durante los primeros años, el programa de ayuda alimentaria dependía en gran medida del suministro a cuenta de stocks de intervención. Dado que las existencias han ido disminuyendo a lo largo de los últimos años a consecuencia de las sucesivas reformas de la Política Agrícola Común, la Comisión ha introducido una serie de cambios para garantizar la continuidad de este esquema y tales cambios incluyen la posibilidad de la compra en el mercado de productos que no se encuentren disponibles en nuestros stocks de intervención, el intercambio de productos dentro de la misma «familia» y la posibilidad de mezclar o incorporar productos procedentes de la intervención y otros adquiridos en el mercado.

El presupuesto también ha sido ajustado, sobre todo, para tener en cuenta la reciente ampliación de la Unión Europea. Ha aumentado desde 213 millones de euros en 2004 hasta 305 millones de euros este año, 2008. Por consiguiente, la Comisión ha hecho toda clase de esfuerzos para mantener en funcionamiento un programa que se basa en stocks de intervención a pesar de que estaban disminuyendo. Ciertamente podemos decir que hemos estado forzando el programa hasta el límite.

Ahora ha llegado el momento de replantearse el futuro de este programa sin perder de vista su enfoque más amplio. A tal objeto, los servicios de la Comisión ya están trabajando en una evaluación de impacto que examine las opciones para el futuro. La consulta por Internet ha logrado una enorme participación con más de 12 000 respuestas, lo que demuestra el máximo interés entre los ciudadanos europeos por esta iniciativa.

Las ONG han jugado ciertamente un papel crucial en la ejecución del programa y continuarán siendo actores clave en el futuro. En un seminario que organizamos en abril, expresaron el deseo de mantener el programa de ayuda alimentaria bajo la administración de la Dirección General de Agricultura y además subrayaron la necesidad de introducir algún tipo de asignación plurianual de fondos y ofertar una gama más amplia de productos diferentes. Ahora estamos examinando estas peticiones de las ONG y vamos a mantener un estrecho contacto con ellas.

A la conclusión de la evaluación de impacto tengo la intención de presentar a este Parlamento en septiembre una propuesta que permita la continuidad de este esquema, si bien sobre una base muy sólida cara al futuro. Agradezco enormemente su interés y atención a este esquema tan importante.

 
  
MPphoto
 
 

  Johan Van Hecke (ALDE).(NL) Señora Presidenta, quiero ante todo dar las gracias a la señora Comisaria por esta respuesta tan clara y exhaustiva, que además ofrece perspectivas de una mayor sostenibilidad de este programa de ayuda alimentaria, sobre la base de la evaluación que se está realizando en estos momentos.

Sólo quiero preguntar si esta evaluación también tiene en cuenta el hecho de que un gran número de personas siguen siendo claramente dependientes de este programa de ayuda alimentaria y que casi el 16 % de la población europea vive por debajo del umbral de pobreza, y si además tiene en cuenta la actual crisis alimentaria y el espectacular alza de los precios de los alimentos.

 
  
MPphoto
 
 

  Mariann Fischer Boel, miembro de la Comisión. − Tenemos en cuenta todos los factores que estamos recopilando de nuestro enfoque tan abierto a este proceso. De acuerdo con las actuales cifras disponibles, 13 millones de personas en la Unión Europea se están beneficiando del esquema especial para personas desfavorecidas. Hasta donde sabemos, la demanda no está disminuyendo de momento.

 
  
MPphoto
 
 

  Andreas Mölzer (NI). – (DE) En muchos casos son los niños los que sufren en mayor grado la pobreza. La falta de alimentación no sólo dificulta el desarrollo físico, sino también la capacidad de concentración y el rendimiento escolar. Eso puede afectar, por ende, a los logros futuros en la vida del niño. Dentro del contexto del programa de ayuda alimentaria previsto, ¿qué planes se están haciendo en este ámbito problemático para actuar en los colegios, por ejemplo?

 
  
MPphoto
 
 

  Jörg Leichtfried (PSE). (DE) Estoy segura de que será una propuesta satisfactoria, sobre todo ya que ha mencionado la necesidad de una dieta equilibrada. Es esencial que ése sea el punto de atención central. A este respecto, la Comisión podría agregar otro punto clave, el de concentrarse en productos orgánicos frescos. Todo el mundo tiene derecho a consumir productos que aún pudiendo ser ligeramente más caros, son muchos más sanos. ¿Hasta qué punto va a tener usted esto en cuenta?

 
  
MPphoto
 
 

  Mariann Fischer Boel, miembro de la Comisión. − Ante todo, lo que estamos haciendo por ahora es evaluar todas las ideas e informaciones que hemos recogido.

En este contexto estamos intentando enjuiciar si deberíamos encauzar nuestro dinero de una manera específica. Aún no hemos concluido nuestras deliberaciones internas, pero puedo afirmar lo siguiente respecto a los niños: creo que es enormemente importante que, ante todo, garanticemos que nuestros jóvenes estén bien nutridos y, por tanto, también vamos a publicar este año una idea (y espero conseguir pleno apoyo para la misma) relativa a un esquema escolar de frutas en régimen de cofinanciación con los Estados miembros, que pueda ofrecer a los niños de una cierta edad la posibilidad de recibir una pieza de fruta en el colegio. Creo que, en general, constituye una buena idea enseñar una costumbre saludable a los jóvenes que es de esperar les acompañe durante toda su vida.

En cuanto a conceder prioridad especial a la producción orgánica: pienso que nos encontramos entre la espada y la pared, ya que si optamos por lo orgánico, tendremos menos alimentos, y creo que ésa va a ser una decisión muy difícil de tomar.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidenta. − Pregunta nº 31 formulada por Alain Hutchinson (H-0338/08)

Asunto: Especulación y crisis alimentaria

La especulación financiera ocupa un lugar importante entre las diferentes causas del aumento de los precios y de la crisis alimentaria, debido, en particular, al creciente entusiasmo que el mercado de materias primas suscita en los fondos de inversión.

¿Puede aceptar la Comisión que el arroz o el trigo se conviertan en valores seguros de inversión para unos pocos mientras, al mismo tiempo, millones de personas mueren de hambre?

¿Ha previsto la Comisión adoptar medidas concretas para poner fin a toda especulación financiera que ponga directamente en peligro la seguridad alimentaria de millones de personas?

¿Ha previsto la Comisión, asimismo, promover la aplicación a escala internacional de un mecanismo que impida que determinados Estados limiten sus exportaciones de productos alimenticios cuando disponen de reservas considerables? Más generalmente, ¿tiene previsto perseguir toda política que impida directamente a las personas más vulnerables ejercer su derecho a la alimentación?

 
  
MPphoto
 
 

  Mariann Fischer Boel, miembro de la Comisión. − La Comisión está realmente muy preocupada por el impacto de los elevados precios actuales, tanto dentro de la Unión Europea como en un contexto más global. Los países en desarrollo y las poblaciones más vulnerables se han visto realmente afectados de manera muy desproporcionada por los subsiguientes riesgos del hambre, la malnutrición y el descontento social.

La comunicación que la Comisión ha presentado hoy intenta analizar las causas profundas de estos elevados precios. La Comisión ha presentado una serie de iniciativas para contrarrestar los efectos a corto plazo del alza de los precios de los alimentos, para aumentar la oferta agrícola y garantizar la seguridad alimentaria a largo plazo, así como para contribuir al esfuerzo global para paliar los efectos de los aumentos de precio sobre las poblaciones pobres.

En cuanto a las causas profundas, existen muchos factores que están provocando simultáneamente una reducción de los suministros globales: condiciones climatológicas adversas en países clave en la producción de cereales y exportadores, sobre todo Rusia y Ucrania, que anteriormente se conocía como la panera de la Unión Soviética. Hemos tenidos condiciones climatológicas adversas en Australia durante tres años seguidos. Hemos tenidos mayores costes energéticos. Hemos tenidos incrementos más lentos de las cosechas y un mayor consumo global. Estos impactos directos sobre la oferta y la demanda suponen notables contribuciones a los precios de las materias primas agrícolas y a las alzas que hemos presenciado.

Con los antecedentes de los aumentos de los precios de los alimentos, y tras la crisis del mercado financiero, se ha producido una mayor actividad en los mercados financieros relacionados con las materias primas para contener el riesgo de los precios o diversificar las carteras de inversión. Estas actividades han podido llevar a unas mayores fluctuaciones de los precios y de la volatilidad sobre futuros y mercados de materias primas puntuales y han amplificado los movimientos subyacentes de los precios, pero su influencia sobre la formación del precio a largo plazo continúa siendo incierta. En la comunicación de hoy, la Comisión se compromete a controlar estrechamente las actividades de los inversores especuladores en los mercados financieros relacionados con las materias primas y sus impactos sobre los movimientos de los precios.

La comunicación apunta que algunos países exportadores han respondido a las alzas de los precios restringiendo efectivamente sus exportaciones. La India ha decretado prohibiciones a las exportaciones, Vietnam y Tailandia, límites a las exportaciones de arroz, Indonesia, impuestos sobre las exportaciones del aceite de palma, y Kazajstán, un veto a las exportaciones de trigo. Tales gravámenes y prohibiciones a la exportación están ideados para proteger los mercados internos frente a la escasez de suministro a corto plazo y los impactos de los precios. Sin embargo, tensionan aún más los mercados agrícolas internacionales en detrimento, sobre todo, de los países en desarrollo importadores de alimentos. Desde un punto de vista a medio plazo, tales restricciones envían ciertamente señales equívocas al mercado, reduciendo el incentivo de los agricultores a invertir e incrementar su producción, y contribuyen al desequilibrio de los mercados regionales.

La cuestión del impacto tan negativo de las restricciones de las exportaciones debería plantearse en las próximas reuniones pertinentes de la OMC y en otros foros internacionales relevantes. La Comisión sigue convencida de que la Ronda de Doha puede aportar notables beneficios potenciales para los países en desarrollo, en términos de nuevas oportunidades de mercado, que contribuirían a generar unos mayores ingresos por exportaciones, a estimular la producción agrícola y facilitar el acceso a los alimentos, reduciendo con ello los actuales picos de precios de los alimentos. Por ello, la Comisión va a continuar trabajando en favor de un resultado de Doha amplio y equilibrado.

La Comisión confía en poder contar con el apoyo de esta Cámara al rumbo político recogido en la comunicación de hoy como base para hacer frente a los retos con que nos encontramos en esta situación, con unos precios que realmente están por las nubes en algunos ámbitos.

 
  
MPphoto
 
 

  Alain Hutchinson (PSE).(FR) Señora Presidenta, señora Comisaria, muchas gracias por esta respuesta relativamente larga e interesante. No obstante, en relación con uno de los elementos que ha disparado esta crisis de especulación financiera con los productos agrícolas, quiero preguntarle si, a raíz del escandaloso comportamiento de determinados bancos europeos –KBC y Deutsche Bank, en concreto– que, como sabe, han lanzado una publicidad totalmente «inmoral» sobre la especulación con productos alimenticios, quiero preguntarle qué piensa hacer la Comisión a este respecto.

Junto con mi compañera, señora Carlotti, escribí una carta al Presidente Barroso el 6 de mayo, de la que aún no he recibido acuse de recibo, pero espero recibir una respuesta algún día. La carta solicitaba y proponía adoptar todo tipo de medidas encaminadas a prohibir, y entresaco del texto: «la oferta, difusión o promoción de instrumentos financieros dentro de la Unión Europea, incluido el seguro de inversión y, en concreto, los productos de seguros asociados a los fondos de inversión, caso de que su rendimiento esté directamente ligado a la especulación con el alza del precio de las materias primas alimenticias».

¿Podría decirme cuáles son los planes de la Comisión a este respecto?

 
  
MPphoto
 
 

  Mariann Fischer Boel, miembro de la Comisión. − Voy a ser muy breve porque ya he aludido a este tema en mi primera intervención. Esa puede ser la razón por la que ha sido bastante extensa. En la comunicación presentada hoy por la Comisión, se compromete a controlar de cerca las actividades de inversores especuladores en los mercados financieros relacionados con las materias primas y el impacto de tales especulaciones sobre los precios.

 
  
MPphoto
 
 

  Danutė Budreikaitė (ALDE).(LT) Como consumidores, percibimos instantáneamente los efectos de cualquier alza de los precios. Sin embargo, a través de la cadena de precios, cuando se producen especulaciones, hay quienes salen ganando y quienes acaban perdiendo, encontrándose los productores de productos agrícolas la mayor de las veces entre estos últimos.

En opinión de usted, ¿qué podría hacerse para garantizar que el alza del precio de las materias primas agrícolas esté en proporción con el aumento general de los precios; en otras palabras, para garantizar que los precios de las materias primas sean justos y los agricultores puedan llevar una vida honrada?

 
  
MPphoto
 
 

  Avril Doyle (PPE-DE). – Señora Presidenta, al tiempo que reconozco totalmente la buena intención del titular de la pregunta y, de hecho, la complejidad de asunto que tenemos delante, ¿podría la señora Comisaria confirmar que no tiene el propósito, como tampoco ninguno de sus compañeros en el Colegio de Comisarios, de interferir en el funcionamiento del mercado de las materias primas, que tiene el potencial de hacer más daño que otra cosa, en el supuesto de que se siguiera este camino?

Yo le diría al titular de la pregunta que estamos de acuerdo en el fin, pero no en los medios de cómo llegar hasta él.

 
  
MPphoto
 
 

  Mariann Fischer Boel, miembro de la Comisión. − Estoy totalmente de acuerdo con la pregunta planteada sobre las consecuencias para el productor en origen, para el agricultor. La situación realmente es que hemos presenciado alzas, sobre todo en el sector de los cereales. Cuando hablamos sobre estos precios extraordinariamente altos, siempre me gusta echar un poco la vista atrás en la historia para ver cómo han evolucionado los precios; y, si nos fijamos en los últimos 30 años, los precios han ido disminuyendo constantemente desde el productor original.

Eso no se ha traducido en que los precios no hayan aumentado en el sector minorista. Pero si se comparan los precios de los cereales en 1975 con los de hoy y se tienen en cuenta los precios fijados, entonces estos eran dos veces más altos en 1975 que hoy. Nos encontramos con una situación en la que la gente está acostumbrada al hecho de que, por término medio, en Europa creo que sólo es el 14 % de la renta lo que se gasta en alimentación, y además ha ido decreciendo a lo largo de todo el período.

Cuando en la comunicación se hace mención a lo que se va a hacer, es evidente que hemos de tener en cuenta toda la cadena. Es la Comisaria en materia de Competencia la encargada de estudiar la situación y no sabemos de momento si el resultado será positivo o negativo. Pero vigilaremos todas las razones existentes detrás del alza de los precios, que venimos observando desde finales de agosto del año pasado.

Segunda parte

 
  
MPphoto
 
 

  Presidenta. − Pregunta nº 32 formulada por Avril Doyle (H-0271/08)

Asunto: La comunicación y el Tratado de Lisboa

En el contexto del Plan D y de la comunicación anunciada recientemente «Europa a debate: construir a partir de la experiencia del Plan D de democracia, diálogo y debate», ¿podría explicar la Comisión su estrategia de comunicación respecto al proceso de ratificación del Tratado de Lisboa? ¿Qué medidas concretas ha tomado la Comisión para garantizar el buen desarrollo del proceso de ratificación del Tratado de Lisboa?

 
  
MPphoto
 
 

  Margot Wallström, Vicepresidenta de la Comisión. − Con respecto a la pregunta sobre el Plan D y la comunicación sobre «Europa a debate», permítanme decir que consideramos nuestra obligación, junto con los Estados miembros y las demás instituciones de la UE, comunicarnos con los ciudadanos acerca de todas nuestras políticas y posturas. Aun cuando, en lo tocante al Tratado, los Estados miembros tienen desde luego la responsabilidad principal, la Comisión también tiene que estar dispuesta a informar y explicar.

Nuestra reciente comunicación, «Europa a debate», pretende promover el diálogo activo entre los ciudadanos y los responsables de la toma de decisiones y, aun cuando no se refieran de forma específica al Tratado de Lisboa, o solamente al Tratado de Lisboa, las acciones emprendidas en el contexto de «Europa a debate» pueden estar relacionadas con la comunicación sobre el Tratado.

El Tratado constituye una de nuestras prioridades en materia de comunicación para 2008. Nuestras actividades han sido descentralizadas y diferenciadas para adecuarse a la realidad nacional de cada uno de nuestros Estados miembros, y eso es trabajar «de forma local» llevado a la práctica.

Nuestros representantes han trabajado con cada Estado miembro y las oficinas de información del Parlamento para confeccionar planes de comunicación nacionales que respondan a las distintas necesidades, y las actividades han implicado reuniones con los grupos interesados internacionales, formación a los periodistas, transmisores y multiplicadores de información, debates con la sociedad civil y actos en colegios y universidades.

Hemos elaborado una amplia gama de materiales de apoyo, incluidas presentaciones PowerPoint, elementos para discursos, preguntas y respuestas, hojas de datos sobre diferentes campos; todos encaminados a ayudar a los comunicadores a facilitar los datos reales sobre los temas.

Y desde Bruselas, como saben, la Comisión también ha lanzado un sitio web dedicado al Tratado en los 23 idiomas oficiales, y nuestro foro en línea «Europa a debate» ha sido relanzado recientemente con debates sobre el Tratado, que se ha convertido en uno de los entornos más populares, con muchos miles de presentaciones.

 
  
MPphoto
 
 

  Avril Doyle (PPE-DE). – Muchas gracias, señora Comisaria. Entonces, ¿por que no está funcionando «Europa a debate»? En Irlanda, el enorme tiempo dedicado a rebatir una letanía de asuntos –a menudo importantes en sí mismos, pero totalmente irrelevantes para el contenido del Tratado de Lisboa– que crean temor y confusión, de forma deliberada o no, va gravemente en detrimento del mensaje positivo de Lisboa. El conocimiento es importante en los referendos de la UE. La confianza de los votantes en su conocimiento de los temas implicados en el Tratado de Lisboa es vital para el resultado satisfactorio de este referéndum, para que voten «sí», una vez que sobre todo hayan decidido ir a votar.

«Los niveles de conocimiento del Tratado sugieren que la opinión pública [en Irlanda] se parece más a Niza 1 que a Niza 2»; las palabras pertenecen al Profesor Richard Sinnott, no a mí. Al margen de «Europa a debate», señora Comisaria, dado que la Comisión y los Estados miembros hasta ahora han fallado de manera rotunda por lo que respecta a comunicar Europa y su funcionamiento, y a ayudar a entender sus Tratados actuales a más del 90 % de nuestros ciudadanos, ¿cómo nos aconseja ahora comunicar las modificaciones a esos mismos Tratados, modificaciones a Europa, para garantizar el necesario nivel de conocimiento para la ratificación del Tratado de Lisboa? Hemos sido incapaces de comunicar Europa; ¿cómo vamos a comunicar las modificaciones a una Europa que nadie entiende?

 
  
MPphoto
 
 

  Margot Wallström, Vicepresidenta de la Comisión. − Ante todo, asociación es la palabra clave. No podemos hacerlo desde Bruselas; no podemos hacerlo sólo desde la Comisión: hemos de trabajar juntos para comunicar las decisiones que hemos adoptado juntos. Pienso que corresponden funciones distintas a la Comisión y a las instituciones, comparadas, por ejemplo, con los ministros, que desde luego tienen que salir por todas partes en Irlanda, así como en todos los demás Estados miembros, para echar una mano, para explicar, escuchar y comunicar de qué trata todo este asunto.

Creo que si uno empieza por comunicar las modificaciones, me temo que habrá perdido la atención de la audiencia. Mi experiencia me dice que si uno se comunica con claridad sobre los asuntos esenciales, entonces todo resulta más fácil, y eso es exactamente también lo que está intentando hacer nuestra oficina de representación en Irlanda: comunicar sobre los distintos temas esenciales. Sé que, tras una convocatoria de licitación, han contratado, creo, unas 20 reuniones locales diferentes, donde también participan políticos, políticos irlandeses, para intentar difundir información e implicarles en distintos temas esenciales. Tal vez no sea suficiente, pero hemos de continuar en esa línea. Pienso, desde luego, que participar con los medios de comunicación es uno de los puntos más importantes. Al mismo tiempo, es importante respetar las leyes y los reglamentos tan peculiares que tienen ustedes en Irlanda en lo tocante a debatir antes de un referéndum, y estamos intentando por supuesto hacer eso también.

Pero tenemos la obligación de comunicar y de dialogar con los ciudadanos sobre las políticas y las posturas adoptadas por las instituciones, y espero que podamos hacerlo hombro con hombro.

 
  
MPphoto
 
 

  Paul Rübig (PPE-DE). – (DE) ¿Existe algún resultado de estudios de mercado y encuestas de opinión que demuestren qué información necesitan realmente los ciudadanos europeos en lo referente al Tratado de la Reforma? ¿Se quiere llegar también a los políticos en Europa, desde el nivel municipal local hasta el europeo? ¿Qué información se precisa en este caso, y qué van a hacer ustedes en las oficinas de información en las capitales, a fin de poder mejorar la oferta?