Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : O-0062/2008

Textos presentados :

O-0062/2008 (B6-0160/2008)

Debates :

PV 04/06/2008 - 28
CRE 04/06/2008 - 28

Votaciones :

Textos aprobados :


Debates
Miércoles 4 de junio de 2008 - Bruselas Edición DO

28. Prostitución forzada y trata de mujeres con fines de explotación sexual (debate)
PV
MPphoto
 
 

  Presidente. – El siguiente punto es el debate sobre la pregunta oral (O-0062/2008 - B6-0160/2008) a la Comisión planteada por Anna Záborská, en nombre de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género, sobre prostitución forzada y trata de mujeres con fines de explotación sexual.

 
  
MPphoto
 
 

  Corien Wortmann-Kool, autora. − (NL) Señora Presidenta, Comisario, con estas preguntas orales, la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género de este Parlamento desea solicitar una vez más que se preste atención al enorme problema relacionado con la trata de mujeres y la prostitución forzada en la Unión Europea. No se dispone de cifras exactas, pero, según estimaciones aproximadas, cientos de miles de mujeres y niñas son víctimas del tráfico que llevan a cabo cada año bandas de delincuentes, y acaban posteriormente en la prostitución forzada en nuestros Estados miembros. Se trata de un problema degradante y, por desgracia, el planteamiento adoptado por la Unión Europea y los Estados miembros apenas tiene efecto alguno.

Es bien sabido que los acontecimientos de gran escala, como los más importantes campeonatos de fútbol, atraen a bandas delictivas dedicadas a estas prácticas degradantes, y por este motivo, la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género puso en marcha una campaña sobre el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo de 2006, con el fin de llamar la atención del público respecto a la necesidad de prevenir y combatir la trata de mujeres y la prostitución forzada durante el Mundial de fútbol de 2006. Esta campaña bajo el lema "Tarjeta roja a la prostitución forzada" supuso un enorme éxito en la sensibilización no sólo de las audiencias y los aficionados, sino también de la sociedad en su conjunto, respecto al hecho de que la trata de mujeres y la prostitución forzada deben combatirse activamente. En cualquier caso, los resultados del planteamiento de la Comisión Europea y de la mayoría de los Estados miembros siguen siendo, lamentablemente, decepcionantes. Por tanto, nos gustaría volver a plantear esta cuestión, y dejar claro a las audiencias y a la sociedad durante el Campeonato de Europa de 2008 que se celebra el presente mes que este tipo de violencia contra las mujeres y las niñas es inaceptable.

En 2005, la Comisión y el Consejo adoptaron un plan de acción pormenorizado sobre el intercambio de buenas prácticas, normas y procedimientos para la prevención de la trata de mujeres y la lucha contra esta forma de abuso. Es importante que los Estados miembros ejecuten el plan de acción en la práctica. Una de nuestras preguntas también se centra en este aspecto. Después de todo, se requiere una política coordinada en áreas afines, como las estrategias de prevención específicas de género, también en los países de los que proceden estas mujeres y niñas, además de medidas de sensibilización y una evaluación de su eficacia. En definitiva, ¿puede responder la Comisión a las preguntas que siguen?

¿Se ha puesto en marcha el plan de acción relativo a la trata de mujeres con fines de explotación sexual, cuál es su resultado, y cuál ha sido su grado de eficacia? ¿Qué medidas específicas han referido los Estados miembros para combatir la trata de seres humanos con fines de explotación sexual? ¿En qué medida han transpuesto y aplicado correctamente los Estados miembros la Directiva 2004/81/CE, y qué acciones ha emprendido la Comisión si tal transposición y aplicación no se han producido? ¿Se encuentra disponible ya el estudio sobre los vínculos entre la legislación en materia de prostitución y la extensión de la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, solicitado por la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género del Parlamento Europeo desde enero de 2006? ¿Puede indicar la Comisión si se propone animar a los Estados miembros a establecer y potenciar una cooperación policial transfronteriza en el ámbito de la lucha contra la trata de seres humanos y la prostitución forzada, y en caso afirmativo, cómo abordará tal tarea? ¿Cómo puede apoyar la Comisión la campaña "Tarjeta roja a la prostitución forzada" de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género? ¿Está dispuesto también el Comisario competente a enviar una carta a los gobiernos de Austria y de Suiza, en la que se les dirija un llamamiento para que combatan la trata de mujeres y la prostitución forzada durante el próximo Campeonato de Europa de fútbol Euro 2008, y apoyen nuestra campaña de la "Tarjeta roja"?

Señora Presidenta, es de general conocimiento que los principales campeonatos de fútbol constituyen una fuente de enorme alegría y diversión para las audiencias y los aficionados; sin embargo, el problema que nos ocupa representa el lado oscuro de los eventos, al que debe dedicarse atención, y no sólo de palabra: después de todo, como reza un conocido himno futbolístico neerlandés: "geen woorden maar daden" [obras son amores, que no buenas razones]. Confío en que el Comisario también desee apoyar esta iniciativa.

 
  
MPphoto
 
 

  László Kovács, Miembro de la Comisión. − Señora Presidenta, aunque la cuestión no forma parte de mis competencias, me siento honrado al sustituir a mi buen amigo y colega Jacques Barrot, y participar en este debate, porque estoy convencido de que se trata de un tema de gran relevancia.

Quiero asegurarles que la Comisión ha asumido un compromiso incondicional con la lucha contra la trata de seres humanos, al considerar ésta como una cruel violación de los derechos humanos, así como un delito penal muy grave, y está especialmente comprometida con la lucha contra la prostitución forzada.

En lo que concierne a las cuestiones de gran relevancia que engloba este complejo tema en su conjunto, comenzaré por la cuestión número 1. El plan de acción 2005 de la UE sobre buenas prácticas, normas y procedimientos puesto en marcha por el Consejo contiene una gama muy ambiciosa de medidas concebidas para combatir la trata de seres humanos. Sobre la base de la información facilitada por los Estados miembros, nuestra impresión es que, aunque se han obtenido algunos resultados, la situación sigue siendo escasamente satisfactoria en lo que atañe tanto a los procedimientos penales, como a la asistencia a las víctimas, que reviste particular importancia.

La Comisión presentará un informe sobre la ejecución del plan para finales del presente año. Este ejercicio de balance podría sentar las bases para decidir qué acciones emprender en un futuro próximo, y de qué manera.

Cuestión número 2: la protección de las víctimas de la trata es una tarea vinculada a los derechos humanos. Además, representa una condición primordial para el enjuiciamiento de los traficantes, puesto que el testimonio de las víctimas es vital para lograr condenas. La Directiva 2004/81/CE sigue esa línea al disponer la concesión de un período de reflexión que permita a las víctimas recuperarse y eludir la influencia de los traficantes, así como el otorgamiento de un permiso de residencia.

Todos los Estados miembros sujetos a lo dispuesto por la anterior Directiva han notificado oficialmente la transposición plena del instrumento jurídico a la Comisión, con la excepción de España y Luxemburgo. La Comisión ha decidido remitir a estos dos Estados miembros al Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas.

Por lo que se refiere al análisis de su transposición y su ejecución sustancial, en enero de 2007 la Comisión emprendió un estudio para evaluar la transposición a la legislación nacional de 10 directivas en el ámbito del asilo y la inmigración, entre las que figuraba esta Directiva.

Los resultados finales del estudio, que se facilitarán en breve a la Coimsión, constituirán la base para un seguimiento sistemático del acervo existente en esta área, de conformidad con el artículo 226 del Tratado CE.

Cuestión número 3: la Comisión ha puesto en marcha asimismo un estudio para evaluar la legislación de los Estados miembros y la situación en materia de trata de seres humanos. Se prevé que los resultados del estudio se entregarán para finales de febrero de 2009.

Cuestión número 4: la prostitución forzada y la trata de seres humanos constituyen violaciones de derechos fundamentales y son un tipo de delincuencia organizada. Los esfuerzos para combatir las redes delictivas han de ser necesariamente transnacionales. La cooperación transfronteriza entre los cuerpos de policía de los Estados miembros cuenta con un canal privilegiado en Europol. Por otra parte, la lucha contra la trata de seres humanos es un área prioritaria del programa financiero "Prevención y lucha contra la delincuencia", con el que se sostienen proyectos de cooperación transnacional en los que participan órganos encargados de velar por el cumplimiento de las leyes y ONG.

Por último, la cuestión número 5. La campaña "Tarjeta roja a la prostitución forzosa", puesta en marcha con ocasión del Mundial de 2006, fue una buena medida de sensibilización respecto a la trata de seres humanos con fines de explotación sexual. Aunque la evaluación efectuada por Alemania pone de relieve que el temor a un aumento de la prostitución forzosa y la trata no se materializó en 2006, acogemos favorablemente todas las iniciativas encaminadas a informar a la opinión pública, fomentar la sensibilización, prevenir estos atroces fenómenos delictivos, y asistir a las víctimas.

 
  
MPphoto
 
 

  Manolis Mavrommatis, en nombre del Grupo del PPE-DE. – (EL) Señor Presidente, Comisario, señorías, el próximo sábado comienza el Campeonato de Europa de Fútbol en Austria y Suiza. Se trata del segundo mayor evento deportivo tras el Mundial. Se ha determinado que unos 2,5 millones de aficionados de toda Europa asistirán a los partidos. No obstante, se ha informado asimismo de que, como sucede en estos grandes eventos, un gran número de mujeres, 25.000 según las estimaciones, se desplazarán desde diversos lugares de todo el mundo a las ciudades en los que se disputarán los encuentros, y por desgracia, no porque vayan a apoyar a sus equipos, sino porque son víctimas de la prostitución forzada. Estoy seguro de que la comunidad internacional, y en particular, la UE y el Parlamento Europeo, no pueden permanecer impasibles ante este fenómeno.

Señora Presidenta, Comisario, como se ha mencionado anteriormente, la intervención del Parlamento Europeo en 2006, en el caso similar del Mundial de Alemania, produjo resultados positivos. Entonces, la cifra de mujeres víctimas de la prostitución forzada osciló entre 40.000 y 60.000. Por tanto, sería conveniente que volvieramos a intervenir, como hicimos en 2006 como resultado de la pregunta oral formulada por la señora Wortmann-Kool. Propongo que el Presidente del Parlamento Europeo y el Comisario pertinente envíen una carta, como la que envió el señor Frattini a Angela Merkel en 2006. Debería dirigirse tanto al comité organizador, como a la UEFA, trasladando nuestra preocupación por el peligro que amenaza con transformar un evento deportivo en un entretenimiento incontrolado con las mujeres como víctimas del mismo.

Comisario, señorías, estoy seguro de que si nos mantenemos unidos y llamamos la atención respecto a lo que nos ocupa, evitaremos riesgos que no dicen mucho a nuestro favor, ni al de la sociedad, y que en cambio hacen posible la explotación del sufrimiento humano.

 
  
MPphoto
 
 

  Lissy Gröner, en nombre del Grupo del PSE. (DE) Señora Presidenta, unos días antes de que el Campeonato de Europa de Fútbol eche a andar, la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Genero, y espero que el Parlamento Europeo en su conjunto, vuelve a mostrar tarjeta roja a la prostitución forzada. Cada año, hasta 800.000 mujeres de todo el mundo se convierten en víctimas de la trata de seres humanos con fines de explotación sexual. Es una de las peores violaciones de los derechos humanos que se cometen actualmente, y también en los grandes acontecimientos deportivos, el sexo rápido en torno a las sedes de los partidos de fútbol se encuentra vinculado asimismo a esta forma moderna de esclavitud.

Hace dos años, con ocasión del Mundial de fútbol de Alemania, iniciamos un debate de amplio alcance aquí, en el Parlamento, y pusimos en marcha una campaña destinada a garantizar que la enorme ola de prostitución forzada que temían inicialmente los expertos, así como las correspondientes consecuencias indirectas negativas, pudieran evitarse gracias al apoyo de los aficionados a través de una opinión pública sensibilizada. No obstante, tras la celebración del evento, el tema dejó de tratarse nuevamente.

Hemos presentado iniciativas jurídicas y, con la experiencia que hemos adquirido de la campaña alemana, apoyada ampliamente por las organizaciones de mujeres, hemos conseguido establecer medidas de protección de las víctimas y poner de relieve la grave situación de las mujeres que proceden habitualmente de Europa central y oriental. Se encuentran en situaciones de grave apuro, como delincuentes por un lado, al carecer de permisos de residencia, y como víctimas, por el otro, al padecer la explotación despiadada de los traficantes.

Hemos dado un paso adelante con las medidas de protección de las víctimas, la cooperación transfronteriza y la expedición legítima de permisos de residencia. Ahora queremos aprovechar la asistencia de público a los encuentros de Austria y Suiza para volver a poner de relieve el tema. En Alemania, el Ministro de Justicia socialista ha anunciado severísimas sanciones a los clientes de la prostitución forzada.

En cualquier caso, siguen existiendo numerosos resquicios legales, y el Parlamento ha de garantizar que estos resquicios se cierren. Pediría a la Comisión que nos preste su apoyo en este ámbito.

 
  
MPphoto
 
 

  Siiri Oviir , en nombre del Grupo ALDE. (ET) Comisario, señorías, el que debatamos cuestiones sensibles a la luz en una noche oscura como ésta parece tener una significación simbólica. Cada año, cientos de miles de mujeres son víctimas de abusos en la industria europea del sexo. Se trata de un sector en rápido crecimiento en el que se conjugan nuevas tecnologías, delincuencia, narcóticos y grandes sumas de dinero, aunque su naturaleza puede resumirse en una sola palabra: violencia.

Es bien sabido que se hace caer a la mayoría de las mujeres en el negocio del sexo a causa de unas circunstancias sociales deficientes, caracterizadas principalmente por la pobreza y el desempleo. La mayoría de las prostitutas procede precisamente de las regiones en las que el desempleo alcanza mayores cotas, que pertenecen, en lo que atañe a la Unión Europea, a los países más pobres de Europa oriental. Ésto pone de manifiesto que la Unión Europea, y cada uno de los Estados miembros deben actuar, fundamentalmente, para mejorar las destrezas profesionales de las mujeres que forman parte de grupos de riesgo, y utilizar las medidas activas de mercado de trabajo en este sentido.

No cabe duda de que las campañas de sensibilización respecto al problema de la prostitución, como la denominada "Tarjeta roja a la prostitución forzada" son importantes, y que, durante un determinado período, propician la concienciación de la sociedad respecto a la cuestión. Sin embargo, considero que el objetivo de la prostitución forzada y la explotación sexual de las mujeres con fines comerciales ha de situarse de manera constante en primera línea de la atención de la sociedad y del público en general. Creo que, con bastante frecuencia, financiar medidas preventivas resulta más eficaz y menos gravoso para la economía que abordar constantemente las consecuencias del problema.

Además de las medidas preventivas, es importante elevar la eficacia de la cooperación policial entre los Estados miembros, sobre todo en el espacio Schengen. Apelo a la Comisión y a los partidos políticos aquí representados para que actúen con determinación y contribuyan a convertir la prostitución en un hecho del pasado, y para que respalden la prohibición de la compra de servicios de prostitución en sus respectivos Estados. El bloqueo de la demanda también propiciará la consecución de nuestro objetivo último. Para terminar, también es importante subrayar que debe aplicarse una política de tolerancia cero en toda la Unión Europea respecto a la prostitución y la trata de seres humanos. Debemos comenzar a tomar decisiones y a actuar.

 
  
MPphoto
 
 

  Hiltrud Breyer, en nombre del Grupo Verts/ALE. (DE) Señora Presidenta, sabemos que la trata de mujeres con fines de explotación sexual ha de ilegalizarse y combatirse en todo el mundo. Constituye un escándalo indigno de una Europa de los valores y de los derechos humanos. También sabemos que la trata de mujeres ya no se detiene en las fronteras. Por tanto, necesitamos una respuesta europea global al problema, que trascienda a la represión y los controles fronterizos.

En principio, es un signo positivo que este tema haya figurado en el temario de acción durante unos 10 años, pero se hace hincapié de manera excesivamente sesgada en los controles fronterizos; por desgracia, la prevención y la protección de las víctimas se pasan demasiado por alto. Tampoco se transmite el mensaje de que el problema esté resuelto. Cada vez más personas, niñas y mujeres, se convierten en víctimas de la explotación sexual aunque, como ha mencionado ya la señora Gröner, no se apreciaron signos del temido incremento en el Mundial de 2006. Sabemos, no obstante, que la cifra estimada de casos no declarados es elevada. Además, son muy escasas las campañas de represión de los traficantes de seres humanos, y muy pocos los procedimientos que se inician contra estos criminales sin escrúpulos. La Comisión Europea ha confirmado asimismo esta situación en su respuesta a una pregunta que formulé en el Parlamento.

Nos centramos en una mejora de la protección de las víctimas, no sólo en Alemania, sino en el conjunto de Europa. En este sentido, considero en cierta medida lamentable que la Comisión, al parecer, se limite a utilizar bellas palabras y, en realidad, no haga nada por mejorar las cosas. El modo en que la Comisión hace campaña a favor de la ejecución de la Directiva relativa a la protección de las víctimas de la trata de seres humanos en los Estados miembros no es transparente, ni dicha ejecución es objeto de seguimiento. Me resulta sumamente lamentable que la Comisión se limite a aludir a un estudio en respuesta a mi segunda pregunta en el Parlamento sobr el modo en que se ejecuta la Directiva relativa a la protección de las víctimas de la trata de seres humanos en Alemania.

Pediría a la Comisión en última instancia que adopte una postura firme respecto a si se ha ejecutado o no la directiva de manera adecuada, no sólo en Alemania, sino también en los demás Estados miembros de la UE. En definitiva, ¡no puede ser cierto que la Comisión ignore si su propia legislación se ha ejecutado o no debidamente! Ésto constituiría un signo de incompetencia.

Por lo que se refiere a la migración, deberíamos considerar no sólo la migración posterior de familiares, sino también las posibilidades de que las mujeres emigren legalmente, de manera que no tengan que ponerse en manos de los traficantes de seres humanos.

 
  
MPphoto
 
 

  Eva-Britt Svensson, en nombre del Grupo GUE/NGL. – (SV) Señora Presidenta, cientos de miles de mujeres y niños son transportados como mercancía en la UE. Se les explota sexualmente, se les maltrata, se les amenaza, se les utiliza y se les priva de toda dignidad humana. ¿Qué delito han cometido para que se les condene a tal existencia? Su delito consiste en realidad en la pobreza y la falta de derechos sociales, y en el hecho de que haya hombres que piensen que su dinero les da derecho a utilizar mujeres y niños como mercancía. Habitulalmente, se tienta a jóvenes de corta edad con falsas promesas de empleo y buenos ingresos, pero es entonces cuando comienza la pesadilla.

Para vergüenza de la UE y los Estados miembros, se permite que esta forma de comercio continúe y, de hecho, aumente. Nadie puede recurrir a la excusa de que "no sabíamos nada". Sabemos lo que sucede, pero apenas se hace nada. Por tanto, debemos recibir una respuesta de la Comisión a nuestras preguntas derivadas de la campaña "Tarjeta roja a la prostitución forzada".

Sostengo que la trata esclavista con fines de explotación sexual constituye una forma de terrorismo. La UE y los Estados miembros han sido especialmente eficaces en cuanto a la adopción de medidas más o menos adecuadas para combatir el terrorismo. Sin embargo, a esta otra forma de terror que hiere a mujeres y niños no le han otorgado la misma prioridad, ni la UE, ni los Estados miembros.

Hemos de tomar conciencia además que aumenta la cifra de hombres que participan en esta trágica forma de comercio. Los hombres no sólo deben abstenerse de adquirir servicios sexuales para si mismos. Deben mostrar también a los demás varones que no es correcto comprar el acceso al cuerpo de las mujeres. Depende de los hombres garantizar que la demanda, y por tanto, también la trata de las mujeres, se reduzca. Mientras haya demanda y un mercado con grandes beneficios financieros, el comercio continuará. Repito: las mujeres no se venden. Debemos poner fin a esta situación.

 
  
MPphoto
 
 

  Ivo Belet (PPE-DE). (NL) Señora Presidenta, Comisario, señorías, en la resolución sobre el futuro del fútbol profesional, que aprobamos el año pasado en estos mismos escaños, instamos expresamente al Consejo a que adoptara medidas para combatir las actividades delictivas en el ámbito del fútbol profesional, como la prostitución forzada. Lo indicamos literalmente en dicho texto. Para ser claros, no es culpa de las autoridades futbolísticas que estos fenómenos se produzcan en torno a los grandes torneos. Son casi característicos de todos los eventos internacionales de gran escala. Sin embargo, lógicamente, el mundo del deporte tiene todos los motivos para desear que este problema se aborde de manera eficaz y exhaustiva, porque, obviamente, tiene poco sentido, señorías, que aboguemos y trabajemos por el fomento del fair play en los estadios, y que argumentemos en contra del racismo y combatamos éste en las estaciones, si en los estadios, y alrededor de éstos, se toleran situaciones de esclavitud. La campaña "Tarjeta roja a la prostitución forzada" funcionó excelentemente durante el Mundial de 2006 en Alemania. En torno a 1 000 asociaciones y grupos de acción locales y regionales participaron en esta campaña de prevención, y este hecho tuvio un claro efecto disuasorio en los traficantes de seres humanos y en otras redes delictivas. El resultado, y el Comisario ya se ha referido a ello, fue que la prostitución forzada durante el Mundial de 2006 en Alemania se limitó a unas pocas decenas de casos, y éstos, en general, no estuvieron relacionados directamente con dicho acontecimiento.

Por tanto, no cabe duda de que las campañas de sensibilización y prevención funcionan. Son sumamente eficaces y, por ello, debemos utilizarlas nuevamente, también durante el próximo Campeonato de Europa que comienza esta semana. En este sentido, Comisario, instamos a la Comisión Europea a enviar una carta sobre esta cuestión a los gobiernos pertinentes, los de Austria y Suiza, como acaba de señalar acertadamente la señora Wortmann-Kool. Reitero nuestra pregunta. ¿Puede usted atender nuestra solicitud y confirmar aquí y ahora que apoyará esta iniciativa?

Quiero hacer un último comentario: la prevención, por si sola, no será suficiente. Los Estados miembros convinieron en 2005 que prevendrían y combatirían la trata de seres humanos, pero, a escala nacional, el plan de acción al que ha aludido usted, Comisario, constituye, más que nunca, letra muerta. Por tanto, ha llegado el momento de recordar a las autoridades ese plan de acción. Hace dos años, el Comisario por aquel entonces, el señor Frattini, dijo qu eel papel de Europo y Eurojust en este ámbito debía fortalecerse, y el Parlamento solicitó expresamente lo mismo en su resolución. Por consiguiente, Comisario, confiamos en que, de cara a este torneo, la Comisión y el Consejo dediquen un esfuerzo sin precedentes a la puesta en práctica de tales promesas.

 
  
MPphoto
 
 

  Christa Prets (PSE). (DE) Señora Presidenta, Comisario, la trata de seres humanos, como hemos escuchado, es un crimen contra la humanidad, y en especial contra las mujeres; una nueva forma de esclavismo y una actividad altamente rentable y desarrollada, con un volumen de negocio anual de 44.000 millones de euros, de acuerdo con la OSCE. Merece la pena debatir esta cuestión con mayor extensión, además de destacar sus diversas facetas.

Abordamos hoy la trata de mujeres y la prostitución forzada tras la campaña que llevamos a cabo en el Mundial de 2006 en Alemania. También se presentó un informe aquí en el Parlamento, que tuve la oportunidad de redactar, en el que se trataba la prostitución forzada y se solicitaban diversas medidas a la Comisión. La respuesta consistió en el plan de acción. La pregunta sobre la ejecución ya se ha formulado reiteradamente hoy, y me gustaría subrayar que concierne a los permisos de residencia para las víctimas, y a las campañas de formación en las escuelas de instrucción de la policía, institutos de estudios sociales y entidades afines. Atañe asimismo a la educación en los países de origen, y a las oportunidades de educación y formación dirigidas a las mujeres localmente, así como a los varones jóvenes. Éstos últimos también se ven cada vez más afectados.

Obviamente, el 18 de octubre es el Día de la UE contra la trata de seres humanos, que pudimos celebrar por vez primera el año pasado. En otros aspectos, sigo sin poder ver una gran repercusión de la campaña. La atención prestada al tema ha decaido asimismo desde que concluyeron la campaña "Tarjeta roja" y el Mundial. Por tanto, deseamos otorgarle un nuevo impulso. No se trata de la prohibición de la prostitución o de la discriminación contra los trabajadores del sexo. ¡Todo lo contrario! Se trata de sensibilizar y de procurar el rechazo de la estigmatización y la creación de una red social con el fin de proteger asimismo a dichos trabajadores en el ejercicio de su actividad.

La condena de la prostitución forzada es rotunda. El Campeonato de Europa de fútbol en Austria y Suiza nos brinda la oportunidad de llamar la atención sobre este tema. Puedo garantizar que las autoridades austríacas están adoptando las medidas apropiadas. Les complace invitarles a un gran Campeonato de Europa, y confían en que impere el juego limpio y que las actividades sexuales sean lícitas.

 
  
MPphoto
 
 

  Milan Horáček (Verts/ALE). (DE) Señora Presidenta, a muchos les encanta la celebración del Campeonato de Europa de fútbol, en junio de 2008. Sin embargo, no debemos olvidar que, aparte de los encuentros, la trata de seres humanos, la prostitución forzada de mujeres y el abuso de niños experimentan una tendencia al alza, y que los delitos cometidos por los traficantes rebasan todas las fronteras.

Los partidos tendrán lugar en Austria y Suiza, y el papel de los países vecinos de Europa central, como lugares de tránsito, se ve reforzado en esta actividad delictiva extremadamente lucrativa. Se le pide aquí a la UE medidas preventivas, un seguimiento transfronterizo y que se organice y coordine mejor la ejecución de las leyes. Los mecanismos europeos de investigación conjunta han de optimizarse. Se solicita a todos los Estados miembros que protejan a las víctimas con mayor eficacia, y que recurran activamente a estos instrumentos. Es la única manera en que podremos capturar a los responsables y mostrarles la tarjeta roja.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL). (PT) Es vital que aprovechemos el Campeonato de Europa de 2008 para informar nuevamente al público en general de que la prostitución y el negocio altamente lucrativo de la trata de mujeres con fines de explotación sexual son inaceptables, como formas de violencia contra las mujeres y los niños de uno y otro sexo.

Por este motivo, resultal primordial que se tomen medidas para combatir este tráfico con eficacia y, al mismo tiempo, se apoye a las víctimas de esta situación en los distintos Estados miembros, con información de los resultados de las acciones emprendidas.

En cualquier caso, no debemos perder de vista el empeoramiento de las desigualdades, los trabajos precarios y mal remunerados, el desempleo y la pobreza que arrastran a miles de mujeres y niñas a la prostitución y hacen más fácil las vidas de los traficantes. Esta situación suscita por tanto otra pregunta: ¿como actuarán los dirigentes de la UE para combatir las causas fundamentales de estas graves violaciones de los derechos humanos de cientos de miles de mujeres y jóvenes, de modo que se ponga fin a estas nuevas formas de esclavitud?

 
  
MPphoto
 
 

  Emine Bozkurt (PSE). (NL) Señora Presidenta, durante el Mundial de 2006, se llamó también la atención respecto a una línea de atención telefónica dirigida a las víctimas de la trata de mujeres y la prostitución forzada. En Turquía, por ejemplo, una línea de esas características lleva ya algunos años en funcionamiento. Permite que las mujeres puedan llamar para informar de casos de trata. En 2006, el Parlamento Europeo realizó un llamamiento para que se creara una línea de atención de esa índole, en la que se pudiera atender a las víctimas de la trata de seres humanos en varias lenguas, además de ofrecerles asistencia. Sin embargo, dos años más tarde, esa línea de asistencia no se ha establecido aún.

Hace dos semanas, asistí a la puesta en marcha por la Comisaria Kuneva de una línea de atención telefónica dirigida a consumidores decepcionados durante la celebración de Euro 2008. Qué buena iniciativa fue establecer un único número de teléfono. Entonces, puede hacerse, pero, ¿por qué se ofrece ayuda a los consumidores, y no a las víctimas de la trata de mujeres? Esta nueva línea de atención al consumidor pone de relieve lo rápido que pueden emprenderse acciones y el poco esfuerzo que se requiere. Ha llegado el momento de combinar estas iniciativas y proporcionar a las víctimas de la trata de mujeres los medios para que soliciten ayuda. En palabras de Barack Obama: "podemos hacerlo, sí que podemos".

 
  
MPphoto
 
 

  Anna Hedh (PSE). – (SV) Señora Presidenta, el sábado comienza el Campeonato de Europa de fútbol, y la fiesta puede empezar. Sin embargo, existe también el reverso de la moneda. Cuando se celebran acontecimientos deportivos de esta magnitud, siempre aumenta la trata ilegal de mujeres y niñas para la prostitución. Por tanto, es importante que reaccionemos y actuemos exactamente como hicimos hace dos años con la campaña "Tarjeta roja a la prostitución forzada". Es muy importante que nos unamos en la UE y trabajemos hacia una tolerancia cero respecto a la trata e seres humanos. Por tanto, apelo a la totalidad de gobiernos de la UE que aún no lo hayan hecho, para que ejecuten de inmediato el plan de acción que elaboró la UE en 2005 para combatir el tráfico esclavista con fines de explotación sexual.

Me gustaría que un mayor número de países promulgara legislación sobre la adquisición de servicios sexuales, puesto que esta media ejerce un efecto claramente preventivo en la restricción de este tipo de trata esclavista. Además, espero con impaciencia el informe que debe presentar la Comisión sobre las pautas de la prostitución en los Estados miembros, y confío en que pronto tengamos la ocasión de examinarlo.

Deseo que el Campeonato de Europa de fútbol, tanto dentro, como fuera del campo, se impregne de los valores que constituyen el alma del deporte: la camaradería, la actividad saludable y el juego limpio. No condenar la trata reprensible de seres humanos para la prostitución equivale a otorgar a esta práctica un apoyo indirecto.

 
  
MPphoto
 
 

  Gabriela Creţu (PSE). – Señora Presidenta, puede que la trata constituya un mercado ilegal, pero es un mercado en cualquier caso, con su lado de la oferta y de la demanda. Un país en el que exista una demanda significativa desempeña un papel igualmente activo en el tráfico que un país de origen. Además de representar una reliquia de la esclavitud en nuestros días, la trata constituye un desafío y una infracción continuada de la legislación, y está vinculada a otras prácticas delictivas, como el blanqueo de dinero, la violencia, el contrabando, la prostitución, la evasión de impuestos, el fraude y el trabajo forzoso.

La trata genera peligrosas inversiones en el orden de valores de nuestra sociead, al preservar viejas desigualdades (las mujeres y los niños se perciben como mercancía), y crear otras nuevas. El dinero que obtienen los traficantes socava la creencia en el valor del trabajo y la actividad empresarial legítima.

Es necesario que todos los Estados miembros ratifiquen con urgencia el Convenio del Consejo de Europa sobre la lucha contra la trata de seres humanos y apliquen las medidas que han convenido, empezando por combatir la causa radical de la trata para la prostitución, que es la demanda de mujeres y niñas por parte de los varones.

 
  
MPphoto
 
 

  Zita Pleštinská (PPE-DE). – (SK) Con la llegada del Campeonato de Europa 2008 de la UEFA, que comienza en Austria y Suiza este próximo sábado, se nos recuerda nuevamente el asunto de la prostitución forzada. Los que aprecian el buen fútbol lo pasarán indudablemente en grande. Por desgracia, estos acontecimientos deportivos también proporcionan un terreno fertil a las actividades mafiosas, y plantean un riesgo superior al habitual de aumento de la trata de seres humanos con fines de explotación sexual.

Convengo con los demás oradores en que la campaña denominada "Tarjeta roja a la prostitución forzada", emprendida por la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Genero en marzo de 2006, culminó con éxito porque puso sobre la mesa una de las cuestiones sociales más candentes.

Estoy convencido de que sólo una buena campaña de información durante el Campeonato de Europa de 2008 acerca de la necesidad de prevenir la trata de mujeres y la prostitución forzada abrirá los ojos al público y le revelará este terrible tipo de violencia contra las niñas y las mujeres.

 
  
MPphoto
 
 

  Britta Thomsen (PSE). (DA) Señora Presidenta, tengo una pregunta directa para la Comisión respecto a las iniciativas específicas que se han emprendido para prevenir la trata de mujeres en relación con el Campeonato de Europa 2008 en Austria y Suiza. Después de todo, hemos escuchado aquí esta noche, y la experiencia acumulada nos ha enseñado, que la trata de mujeres tiene lugar en relación con este tipo de grandes acontecimientos deportivos. Deseo formular las siguientes preguntas. En primer lugar, ¿se ha entrado en contacto con los gobiernos de los dos países y se les ha solicitado que apoyen la campaña "Tarjeta roja a la prostitución forzada" del Parlamento? En segundo lugar, ¿se ha llamado su atención respecto a la necesidad de redoblar los esfuerzos policiales en relación con el campeonato? Por último, ¿se ha dirigido un llamamiento a los dos gobiernos para que emprendan acciones de apoyo a las víctimas?

 
  
MPphoto
 
 

  László Kovács, Miembro de la Comisión. − Señora Presidenta, como han señalado numerosos oradores, y yo también he mencionado, el Parlamento y la Comisión presentaron iniciativas y propuestas similares, y aprobaron determinadas acciones antes del Mundial de 2006 organizado en Alemania. Por suerte, las inquietudes y temores de las autoridades alemanas y las instituciones europeas no se materializaron.

Sin embargo, es indudable que tal circunstancia no es razón para extraer la conclusión de que no debemos hacer nada ahora, y de que podemos dormirnos en los laureles. Es más que razonable celebrar este debate, puesto que, lógicamente, es mejor optar por la seguridad y prepararse incluso más de lo que resulte necesario; también es razonable aprovechar esta oportunidad para revisar las acciones emprendidas, y posibilitar que el Parlamento dirija propuestas a la Comisión, así como para fomentar la sensibilización de la población.

Comprendo sin duda la decepción de algunos oradores. En mi intervención inicial, mencioné cuántos informes concretos ha puesto en marcha la Comisión, y estamos a la espera de los estudios y las conclusiones que se están elaborando, sobre los que podrán basarse ulteriores actuaciones y programas de acción.

La señora Bozkurt ha mencionado la cuestión de las líneas de atención telefónica, y creo que es una buena idea, aunque no es tan fácil de concretar. Por lo que concierne a la otra línea de atención para la protección de los consumidores, se trata de un asunto muy diferente. Por tanto, no creo que dicha línea establecida o iniciada por mi colega, la Comisaria Kuneva, pudiera emplearse, por ejemplo, para la protección de las víctimas, puesto que se ocupa de un tema muy diferente. Plantea muchas más complicaciones.

La señora Breyer también ha mencionado la protección de las víctima, que, en mi opinión, es una cuestión clave de gran relevancia. Me gustaría destacar que habrá un capítulo específico sobre la asistencia a las víctimas en el informe de evaluación y seguimiento del plan de acción, que estará preparado para octubre o noviembre del presente año, y evaluaremos la ejecución real de las medidas de protección de las víctimas.

En el primer Día de la UE contra la trata de seres humanos, celebrado el 18 de octubre de 2007, GLS publicó recomendaciones sobre los servicios de identificación y remisión de víctimas. Quiero asegurarles que estamos decididos a garantizar un seguimiento apropiado, y que la Comisión está dispuesta a intensificar la lucha contra la trata, la prostitución forzosa, y la delincuencia organizada que las sustenta.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente. – El debate queda cerrado.

La votación tendrá lugar mañana, jueves, a las 11.00 horas.

Declaraciones por escrito (artículo 142)

 
  
MPphoto
 
 

  Urszula Gacek (PPE-DE), por escrito. Mientras los aficionados al fútbol de toda Europa esperan el inicio del Campeonato de Europa 2008, es hora de reflexionar sobre los peligros que acechan a las mujeres, sobre todo de las antiguas repúblicas soviéticas, que serán víctimas de la trata y la terrible experiencia de la prostitución forzada para satisfacer la demanda de servicios sexuales en las sedes de los encuentros deportivos.

Lo que será una maravillosa celebración de las mejores tradiciones deportivas europeas para muchos, constituirá también un período de sufrimiento físico y psicológico para aquellas jovenes desafortunadas que, en su ingenuidad, crean que los empleos atractivos que se les ofrecen en el sector de la hostelería se limitarán a la prestación de servicio como camareras o tras la barra de un bar.

Es momento de reiterar el llamamiento dirigido a los 17 Estados miembros de la Unión Europea restantes que aún no han ratificado el Convenio Europeo sobre la Acción contra la Trata de Seres Humanos para que ratifiquen este instrumento sin mayor demora.

Seguramente, los Estados miembros de la UE que se erigen en adalides de las causas de los derechos humanos no pueden ofrecer excusa alguna para dejar de adoptar tal Convenio, que fue aprobado en Varsovia hace más de tres años.

 
  
MPphoto
 
 

  Neena Gill (PSE), por escrito. ¿Podría aclarar la Comisión al Parlamento qué avances se han logrado en lo que atañe al plan de 2005 formulado para combatir y prevenir la trata de seres humanos en Europa?

Con preocupación por la demora en la ejecución de dicho plan por los Estados miembros, solicito que la Comisión refiera la repercusión que esta situación puede tener en la campaña "Tarjeta roja a la prostitución forzada" en los Estados miembros. ¿Podría informarnos asimismo de qué campaña va a poner en marcha para fomentar la sensibilización respecto a la trata de seres humanos para la prostitución durante el campeonato de la UEFA en 2008?

Me preocupa enormemente que, mientras los acontecimientos deportivos son causa de alegría para millones de personas en todo el mundo, también se utilicen despiadadamente como una oportunidad para explotar a mujeres y niñas.

Me escandaliza que en torno a 100 000 mujeres sean víctimas de la trata de seres humanos en Europa cada año para ejercer la prostitución. Lo que condeno más enérgicamente es que se vean afectadas niñas a edades tan tempranas como los 14 años.

Sencillamente, no podemos permitir que continúe esta forma de moderna esclavitud. La explotación sexual no sólo es un delito, constituye además una grave violación de los derechos humanos.

 
  
MPphoto
 
 

  Katalin Lévai (PSE), por escrito. (HU) La Unión es responsable de prevenir por todos los medios posibles la explotación sexual y la trata de seres humanos que emergen en los acontecimientos deportivos organizados en su territorio. El Campeonato de Europa de fútbol de 2008 es un acontecimiento deportivo que congrega a un número significativo de personas, y durante su celebración, se produce un aumento temporal de la demanda de servicios sexuales. Por tanto, resulta primordial que nos protejamos aplicando campañas temporales como las iniciadas por la señora Záborská durante el Mundial de fútbol de 2006, que merecen tener continuidad en esta nueva ocasión. En cualquier caso, para que la iniciativa alcance al mayor número de personas posible, creo que ha de utilizarse una publicidad más generalizada en los medios de comunicación (incluido el sitio Web oficial del Campeonato de Europa), con la participación de políticos, directores deportivos, deportistas y aficionados (con arreglo al modelo del programa «Youth Voices Against Racism» [Voces de la juventud contra el racismo]).

En todo caso, una campaña temporal no es suficiente por si misma. Para que se emprenda una acción decisiva contra la trata de seres humanos, han de elaborarse directivas, pero, sobre todo, es necesario cumplir las ya vigentes, a la mayor brevedad posible. Me gustaría llamar la atención de la Comisión respecto al hecho de que muchos países adolecen de deficiencias en la transposición y la interpretación de directivas, y por tanto, su ejecución de las mismas se demora aún más. Por este motivo, considero particularmente importante que recibamos una respuesta precisa a la pregunta de la señora Záborská sobre la Directiva 2004/81/CE.

Aunque los controles fronterizos desempeñan un papel importante en el filtrado para evitar la explotación sexual y la trata de personas en los acontecimientos deportivos que se celebran en la Unión, considero que podemos alcanzar este objetivo, no mediante la aplicación de controles fronterizos internos más rigurosos, sino a través del refuerzo de los controles externos, con la pertinente colaboración con las policías de frontera. De esta manera, no dificultaremos a los ciudadanos respetuosos de la ley su participación en acontecimientos europeos.

 
  
MPphoto
 
 

  Lívia Járóka (PPE-DE), por escrito. (HU) Señorías, permítanme que aluda a la pregunta de la señora Záborská llamando su atención de nuevo respecto a la indefensión de las mujeres romaníes en las áreas de la trata de seres humanos y la prostitución forzosa. La exclusión social y, con frecuencia, la falta de documentos oficiales, convierten a las niñas romaníes en "objetivos fáciles" y vulnerables para aquéllos que se benefician de la trata de seres humanos. Su situación se ve agravada por los prejuicios raciales que afrontan del conjunto de la sociedad, los prejuicios sexuales que surgen en sus propias comunidades, y la desconfianza general que el pueblo romaní mantiene respecto al sistema de justicia.

Son necesarios programas específicos que asistan a aquéllas que se han convertido en víctimas de la trata de seres humanos, y a sus familias, y que prevengan que niñas adolescentes sean obligadas a vivir y trabajar en un entorno de explotación. La creación de más redes y centros de asesoramiento es esencial, tanto por parte de ONG, como de los Estados miembros, así como la recogida y el análisis de datos estadísticos fiables sobre la relación entre las comunidades romaníes y la trata de personas. Repecto a esta última cuestión, ciertas ONG y organizaciones internacionales pueden mostrar algunos resultados, pero la Comisión Europea y los Estados miembros también han de asumir un mayor papel en este terreno.

En cualquier caso, el principal caldo de cultivo para la trata de seres humanos y la explotación sexual es la pobreza que reduce la vida humana a una lucha diaria por la supervivencia, en la que el peligro de las actividades ilegales crece de manera significativa en ausencia de oportunidades económicas y educativas. Por este motivo, además de programas de sensibilización y ayuda a los que ya se han convertido en víctimas, poner fin a la pobreza inhumana constituye nuestra tarea común fundamental.

 
Aviso jurídico - Política de privacidad