Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Debates
Miércoles 18 de junio de 2008 - Estrasburgo Edición DO

14. Turno de preguntas (preguntas al Consejo)
PV
MPphoto
 
 

  Presidente. – El siguiente punto es el turno de preguntas (B6-0161/2008).

Las siguientes preguntas van dirigidas al Consejo.

 
  
  

Pregunta nº 1 de Robert Evans (H-0342/08)

Asunto: Pasajeros de movilidad reducida

¿Qué medidas y qué controles ha introducido el Consejo con miras a asegurar que las disposiciones contenidas en mi informe sobre la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a los derechos de las personas de movilidad reducida en el transporte aéreo(1), que entró en vigor el pasado verano, se aplican correctamente en todos los Estados miembros?

 
  
MPphoto
 
 

  Janez Lenarčič, Presidente en ejercicio del Consejo. (SL) Las normas relativas a la protección y asistencia a las personas con discapacidad o con movilidad reducida en el transporte aéreo se recogen en el Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo sobre los derechos de las personas con discapacidad o movilidad reducida en el transporte aéreo. Se adoptó en 2006, y algunas disposiciones ya entraron en vigor en julio de 2007, mientras que el resto lo harán a partir de julio de este año.

Cabe destacar que el seguimiento de la correcta aplicación de este Reglamento es responsabilidad de la Comisión Europea, que puede adoptar las medidas apropiadas. Tales medidas incluyen la posibilidad de emprender acciones jurídicas para la correcta aplicación de la legislación comunitaria en este ámbito. Por consiguiente, el Consejo sencillamente no dispone de competencias para responder a esta pregunta.

No obstante, desearía subrayar que la Unión Europea es consciente de la importancia que reviste la protección y la asistencia a las personas con discapacidad o con movilidad reducida. Como puede observarse en la práctica, el Reglamento al que he hecho mención ya se está aplicando y representa un importante logro para las personas con discapacidad o movilidad reducida a la hora de viajar.

 
  
MPphoto
 
 

  Robert Evans (PSE). – Quiero dar las gracias a la Presidencia, pero obviamente conozco toda esta legislación, puesto que fui el ponente que la presentó en esta Cámara.

De hecho, son los organismos nacionales los responsables. No conozco la situación en todos los países, pero en el Reino Unido es responsabilidad de la Autoridad de Aviación Civil. Por tanto, la responsabilidad recae sobre los organismos nacionales y, por ende, sobre los Gobiernos nacionales, razón por la cual he formulado esta pregunta al Consejo.

En una semana en la que Europa intentará por todos los medios convencer a los quinientos millones de ciudadanos comunitarios del valor real de la Unión Europea, ésta constituye una iniciativa valiosa. Reviste mucha importancia para apoyar a las personas con discapacidad y a los pasajeros con movilidad reducida, por lo que insto al Ministro a que, en el marco del Consejo, pida a los veintiséis miembros del Consejo de Transportes que garanticen el cumplimiento de esta legislación.

 
  
MPphoto
 
 

  Emanuel Jardim Fernandes (PSE).(PT) Retomando la pregunta de mi compañero Robert Evans, desearía preguntar al Consejo si prevé reforzar los derechos de los pasajeros con movilidad reducida en el sector marítimo. Pregunto esto porque la Comisión ha defendido anteriormente esta posibilidad, por ejemplo, en su Comunicación de 2005 sobre los derechos de los pasajeros, y porque el Parlamento ha estado trabajando en este sentido, en particular en el marco del paquete Erika III y de las competencias y los debates correspondientes.

 
  
MPphoto
 
 

  Jörg Leichtfried (PSE).(DE) Desearía preguntarle una cosa al señor Ministro. Tengo entendido que, por lo que respecta al trato que ofrecen las compañías aéreas a los pasajeros con movilidad reducida, existen de hecho divergencias, y que las denominadas compañías aéreas «de bajo coste» dejan bastante que desear en comparación con el resto. Así pues, desearía saber si el Consejo dispone de alguna prueba tangible de ello o si se trata simplemente de una percepción individual de la situación.

 
  
MPphoto
 
 

  Janez Lenarčič, Presidente en ejercicio del Consejo. (SL) Respondiendo a la pregunta del señor Fernandes, diré que, naturalmente, no puedo descartar la posibilidad de que se establezca una normativa similar para las personas con discapacidad o movilidad reducida en el sector marítimo. Por supuesto, se trata de un asunto que debe estudiar principalmente la Comisión, que luego debe presentar una propuesta. No obstante, no cabe duda de que se trata de algo que merece la pena estudiar. Esto es lo que puedo responder así de improviso.

El señor Leichtfried se ha referido a las compañías de bajo coste. Desearía subrayar que el Reglamento al que hice alusión y que tiene por objeto facilitar los desplazamientos aéreos a las personas con discapacidad o movilidad reducida afecta a todas las compañías sin distinción alguna. Por descontado, las infracciones se tratarán por igual, ya se trate de compañías de bajo coste o no.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente.

Pregunta nº 2 de Marie Panayotopoulos-Cassiotou (H-0346/08)

Asunto: Política común de inmigración y trabajo clandestino

¿Cómo valora la Presidencia del Consejo Europeo los avances durante los seis meses de su ejercicio de una política común de inmigración con vistas a erradicar el trabajo clandestino?

 
  
MPphoto
 
 

  Janez Lenarčič, Presidente en ejercicio del Consejo. (SL) Con respecto a la política de inmigración y trabajo clandestino durante el mandato de la Presidencia eslovena, la Presidencia prosiguió las negociaciones en el Consejo y con el Parlamento Europeo sobre una propuesta de directiva que prevé sanciones a los empleadores de ciudadanos de terceros países que residen ilegalmente en la Unión Europea.

Esta directiva prohíbe el empleo de ciudadanos procedentes de terceros países que residen de manera ilegal en la Unión, lo que sin lugar a dudas es una de las maneras de combatir la inmigración ilegal. Con este objeto, la directiva establece un mínimo de sanciones y medidas comunes que los Estados miembros deben aplicar contra los empleadores que emplean a ciudadanos de terceros países cuya estancia en su territorio sea ilegal.

Durante este tiempo, los órganos competentes del Consejo han seguido estudiando la propuesta, y se ha mantenido un estrecho contacto con el Parlamento Europeo con el fin de que ambas instituciones alcancen una posición común. Los trabajos aún no han finalizado, pero puedo decir que la Presidencia está satisfecha con los avances realizados hasta el momento.

 
  
MPphoto
 
 

  Marie Panayotopoulos-Cassiotou (PPE-DE).(EL) Señor Presidente, agradezco al Presidente en ejercicio del Consejo su respuesta. Sabemos, sin embargo, que los ciudadanos procedentes de terceros países que entran en el territorio comunitario sin documentación legal trabajan, de hecho, para diversos empleadores una vez finalizada su detención. De este modo pueden ahorrar el dinero suficiente para viajar a otros países comunitarios que reconozcan su derecho de residencia. ¿Cómo se supone que debemos tratar el empleo ilegal cuando, en parte, está justificado y protegido?

 
  
MPphoto
 
 

  Janez Lenarčič, Presidente en ejercicio del Consejo. (SL) Cuando se adopte la citada directiva, sin duda alguna será posible actuar en tales casos, y espero que sea cuanto antes. En cualquier caso, incluirá medidas contra el empleo de personas que se encuentren en el territorio de los Estados miembros de la Unión Europea de manera ilegal, lo cual obviamente constituirá una infracción de conformidad con la directiva, siempre y cuando se haya adoptado. Repito, el Consejo espera que se adopte con la mayor prontitud, y consideramos que en estos últimos seis meses se han hecho importantes avances.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente.

Pregunta nº 3 de Marian Harkin (H-0350/08)

Asunto: Seguridad de los pacientes

La UE ha desempeñado durante muchas décadas un activo cometido para asegurar la movilidad de los trabajadores. ¿Pero no considera el Consejo que la cuestión de la seguridad de los pacientes no se ha abordado adecuadamente en las directivas de la UE? ¿No considera el Consejo, en particular, que para asegurar la seguridad de los pacientes en toda la UE conviene prever el intercambio de información entre los Estados miembros y sus autoridades de reglamentación para los profesionales de la sanidad?

 
  
MPphoto
 
 

  Janez Lenarčič, Presidente en ejercicio del Consejo. (SL) Le agradezco mucho a la señora Harkin que me haya formulado esta pregunta. Como confirma el programa de la Presidencia para dieciocho meses que preparamos junto con Alemania y Portugal, se trata de una cuestión de suma importancia. En el programa subrayamos que la seguridad del paciente es un área importante.

A este fin, el Grupo de trabajo para la seguridad del paciente del Grupo de Alto Nivel sobre servicios de salud y atención médica elaboró un informe sobre la mejora de la seguridad de los pacientes en la Unión Europea. En el marco de estas recomendaciones, se destacó la educación y formación del personal sanitario como uno de los aspectos principales.

Las recomendaciones también señalan la necesidad de promover una educación multidisciplinar con respecto a la seguridad del paciente en todos los niveles de formación del personal sanitario. Asimismo, el Grupo de trabajo recomendó, para garantizar la seguridad del paciente, el uso de una única red general unida, conocida como EUNetPass, que ofrecería apoyo a los Estados miembros y permitiría la cooperación en el ámbito de la seguridad del paciente a escala comunitaria.

La Comisión financió dos proyectos a escala comunitaria, que deben contribuir a un mejor conocimiento de la situación y a la formulación de directrices para los posteriores trabajos en este ámbito. Estos proyectos son el MARQuIS, «Methods of Assessing Response to Quality Improvement Strategies»; y el SIMPATIE, «Mejora de la seguridad de los pacientes en Europa».

La seguridad del paciente también figuraba en la agenda del Consejo de Ministros de junio. Este mes, concretamente el 10 de junio, el Consejo adoptó decisiones en el ámbito de la resistencia a los medicamentos antimicrobianos. Éstas apoyan la elaboración de estrategias destinadas a fomentar un uso responsable de los medicamentos antimicrobianos. La propagación de bacterias resistentes a la medicación antimicrobiana se debe habitualmente al uso indebido de estos medicamentos que hacen todos los sistemas sanitarios.

También cabe destacar las actividades encaminadas a evitar que aparezcan nuevos agentes patógenos resistentes. Estas actividades incluyen el establecimiento de un sistema de control eficaz en los Estados miembros, y también están encaminadas a proporcionar al personal sanitario una mayor información a este respecto.

En la última reunión de los Ministros de Sanidad, en el marco de la reunión de junio que ya he mencionado, la Comisión proporcionó información sobre el paquete en materia de seguridad del paciente. Se trata del «paquete relativo a la seguridad del paciente» y, en este sentido, la Comisión nos informó de que tiene intención de presentar a finales de 2008 un informe especial sobre la seguridad del paciente y una propuesta de recomendación sobre la seguridad del paciente y la prevención y el control de las infecciones. Sin lugar a dudas, tan pronto como estos documentos se encuentren disponibles, el Estado miembro que ocupe la Presidencia informará al Consejo.

Por último, también cabe hacer referencia a la Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo relativa al reconocimiento de cualificaciones profesionales. Ésta ofrece un marco normativo claro con respecto a las cualificaciones profesionales de los profesionales sanitarios para proteger a los ciudadanos de la Unión Europea, y define el ámbito de cooperación en este sentido entre los Estados miembros.

 
  
MPphoto
 
 

  Marian Harkin (ALDE). – Quiero dar las gracias al Presidente en ejercicio por su respuesta. Me complace escuchar que en los últimos seis meses se han hecho avances, en particular con el Grupo de trabajo para la seguridad del paciente.

Mi preocupación principal a este respecto residía en que, mientras que los trabajadores sanitarios tienen libertad de movimiento, no disponemos de una estructura reconocida a escala comunitaria que prevea la colaboración formal de los organismos que regulan los profesionales y los servicios sanitarios.

¿No estaría de acuerdo el Ministro en que necesitamos implantar, a escala comunitaria, una estructura reconocida que recoja la colaboración formal entre estos organismos reguladores? Porque sin esta coherencia y sin esta estructura, los organismos reguladores no pueden por sí solos garantizar la seguridad del paciente. Así pues, desearía escuchar lo que tiene que decir sobre este particular.

 
  
MPphoto
 
 

  Mairead McGuinness (PPE-DE). – Sólo quisiera añadir una cosa más: en la Unión Europea también los pacientes circulan libremente, ciudadanos que aprovechan las vacaciones para someterse a una intervención, con resultados en ocasiones desastrosos.

¿Cómo se puede abordar este asunto, ante todo para que las personas sean conscientes de los problemas y, en segundo lugar, para evitarlos con ayuda de personal sanitario debidamente cualificado que pueda localizase dentro del sistema?

 
  
MPphoto
 
 

  Janez Lenarčič, Presidente en ejercicio del Consejo. (SL) Con respecto a la organización dentro de la UE, ya he mencionado la red EUNetPass, que es una de las recomendaciones que hizo el citado Grupo de trabajo para la seguridad del paciente, dejando claro que se trata de una de las varias posibilidades existentes, una de las formas de garantizar la seguridad del paciente.

¿Y en qué consiste esta red? Pues se trata de una red para el intercambio de información que respalda las recomendaciones en materia de seguridad del paciente de diversos modos y que consiste principalmente en una plataforma para la cooperación y colaboración de los Estados miembros y las organizaciones internacionales en este ámbito. La red desarrolla una cultura positiva de la seguridad, proporciona educación y formación al personal sanitario y contempla mecanismos de notificación, así como acciones formativas, entre otras cosas. Se trata, no obstante, de una de las posibilidades, y desde luego existen otras, incluidas aquellas a las que usted ha hecho referencia.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente.

Pregunta nº 4 formulada por Bernd Posselt (H-0352/08)

Asunto: Subsidiariedad y pertenencia a la UE

En varios Estados miembros, y especialmente en los países candidatos a la adhesión, las fuerzas políticas y los medios de comunicación sostienen repetidamente que la introducción del «matrimonio homosexual» y la legalización de las parejas de hecho, así como la liberalización del aborto y de la eutanasia, son ineludibles en aplicación del Derecho de la UE y del acervo comunitario.

¿Puede declarar el Consejo con claridad si ello es cierto y en qué medida se corresponde con la realidad, o bien si todas estas cuestiones inciden exclusivamente en el ámbito de competencias nacionales y en el principio de subsidiariedad?

 
  
MPphoto
 
 

  Janez Lenarčič, Presidente en ejercicio del Consejo.(SL) Debo señalar que la Comunidad —como creo que el señor Posselt ya sabe— no dispone de competencias para imponer a los Estados miembros la obligación de incorporar a su ordenamiento jurídico nacional los «matrimonios homosexuales» o las «parejas de hecho». La Comunidad sólo puede adoptar disposiciones que regulen la cooperación entre las autoridades judiciales de los Estados miembros como, por ejemplo, las sentencias judiciales reconocidas o ejecutadas en un Estado pero dictadas en otro.

La Comunidad también puede adoptar disposiciones sobre la resolución de conflictos entre legislaciones en asuntos transfronterizos. La normativa comunitaria existente —a saber, el Reglamento Bruselas IIa— no hace mención a la regulación de las uniones homosexuales. Como todos sabemos, los Estados miembros tienen soluciones legislativas muy diferentes en relación con los derechos y obligaciones derivados de las uniones homosexuales. Algunos contemplan las uniones de este tipo y otros no disponen de ninguna legislación sobre el particular.

Puesto que la legislación comunitaria no obliga a contemplar los matrimonios y parejas de hecho homosexuales, resulta difícil que los Estados miembros lleguen a un consenso para enmendar las disposiciones vigentes e incluir las uniones homosexuales. También desearía señalar que la Comunidad no está facultada para regular las cuestiones relativas al aborto y la eutanasia.

 
  
MPphoto
 
 

  Bernd Posselt (PPE-DE). (DE) Agradezco al Consejo que también haya aclarado este punto, ya que se trata de un asunto que se ha planteado muchas veces en Irlanda. Sólo desearía formular una breve y concisa pregunta más en relación con Croacia. ¿Es también cierto que los países candidatos no tienen que modificar su legislación a este respecto, sino limitarse a ejercer su soberanía, puesto que no se trata de un ámbito de competencia comunitaria, ni siquiera tratándose de países candidatos?

 
  
MPphoto
 
 

  Marian Harkin (ALDE). – Agradezco al Consejo su respuesta, y estoy de acuerdo en que todas estas cuestiones —matrimonios homosexuales, parejas de hecho, etc.— deben seguir siendo competencia exclusiva de los Estados miembros. Sin embargo, uno de los temas que surgieron durante el debate del Tratado de Lisboa en Irlanda fue la Carta de los Derechos Fundamentales. Sólo desearía preguntarle al Ministro cuál es su opinión sobre la Carta de los Derechos Fundamentales, que se anexó al Tratado de Lisboa. En aquel momento, en Irlanda se afirmó que la Carta podría facilitar la introducción de los matrimonios homosexuales, el aborto, la eutanasia, etc. Sólo quisiera saber si el Ministro tiene alguna opinión a este respecto.

 
  
MPphoto
 
 

  Gay Mitchell (PPE-DE). – Mi pregunta va en el mismo sentido que la pregunta de Marian Harkin. Un Diputado a esta Cámara ha distribuido un folleto en el que se afirma que si se aprobaba el Tratado de Reforma de Lisboa en Irlanda, se aprobarían la eutanasia y el aborto, y que además, si me permiten la aclaración, ¡contenía una jeringuilla! El mismo Diputado ha tenido hoy la osadía de hablar en esta Cámara sobre verdad y honestidad.

Así pues, me gustaría que el propio Ministro dejara claro en esta Cámara que la aprobación del Tratado de Lisboa no hubiese obligado a introducir el aborto y la eutanasia en ningún Estado miembro.

 
  
MPphoto
 
 

  Janez Lenarčič, Presidente en ejercicio del Consejo.(SL) Muchas gracias por estas preguntas complementarias. En primer lugar y en relación con la pregunta del señor Posselt sobre si todo esto implica que los países candidatos sea Croacia o cualquier otro estarán obligados a modificar su legislación sobre los matrimonios homosexuales, el aborto o la eutanasia, la respuesta es SÍ. No tienen obligación de hacerlo. Y no la tienen porque no se trata de un asunto que se encuentre dentro del ámbito de las competencias comunitarias. Por consiguiente, en estos casos no se examina la legislación de estos países, ya que no es competencia de la Comunidad a la que desean adherirse.

En cuanto a la Carta de los Derechos Fundamentales, mi respuesta a las preguntas formuladas por la señora Harkin y el señor Mitchell es la siguiente:

El Tratado de Lisboa contiene un artículo que regula la naturaleza jurídicamente vinculante de la Carta de los Derechos Fundamentales, que es un documento independiente. Sin embargo, puedo confirmar públicamente, aquí y ahora, que la aplicación del Tratado de Lisboa no supondría ninguna obligación con respecto a cuestiones como el aborto, la eutanasia y los matrimonios homosexuales para ningún Estado miembro. Éstas son cuestiones que no se inscriben dentro del ámbito de competencias de la Comunidad, y esto es algo que la aplicación del Tratado de Lisboa no cambiaría. Estos asuntos, cuestiones y ámbitos habrían seguido perteneciendo al ámbito de competencias exclusivas de los Estados miembros.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente.

Pregunta nº 5 formulada por Dimitrios Papadimoulis (H-0358/08)

Asunto: Crisis alimentaria mundial

La explosiva alza de precios de las materias primas de la alimentación básica como el trigo, el arroz, el maíz, etc. han causado ya crisis alimentarias y disturbios sociales en muchos de países en desarrollo, al tiempo que se registra también en Europa un aumento dramático de los comestibles.

¿Cuál es la estimación que hace el Consejo de las causas del aumento dramático de los precios internacionales de estas materias primas de la alimentación básica? ¿Qué medidas va a adoptar para estimular la producción de materias primas con destino a la alimentación básica o para desincentivar otros usos de éstas (por ejemplo, los biocombustibles)?

 
  
MPphoto
 
 

  Janez Lenarčič, Presidente en ejercicio del Consejo. (SL) El Consejo es plenamente consciente de la importancia que reviste la cuestión de los productos agrícolas y los precios de los alimentos en los mercados mundiales. La Presidencia considera que para resolver este problema se necesita un enfoque integral, un enfoque que incluya a todos los sectores relevantes para garantizar una respuesta política eficaz y a largo plazo de la Unión Europea. En relación con los diversos aspectos de esta cuestión, hemos mantenido recientemente en las diversas formaciones del Consejo competentes en este ámbito numerosas conversaciones destinadas a encontrar las mencionadas soluciones integrales.

El 19 de mayo, por ejemplo, el Consejo mantuvo una conversación pormenorizada sobre los factores que influían en la capacidad del sector agropecuario para garantizar un suministro suficiente de alimentos. En esta reunión se señaló la necesidad de estudiar las tendencias de la oferta y la demanda a largo plazo. El debate, que tenía por objeto contribuir a encontrar una respuesta política común y sostenible para la Unión Europea, abordó todos los aspectos principales que son importantes para el sector agrícola y para la política agrícola común.

El Consejo ya ha adoptado decisiones en relación numerosas medidas para mitigar la presión sobre los precios de los alimentos en los mercados de la Unión Europea. Además, se espera que estas medidas tengan un efecto positivo en los mercados internacionales. Asimismo, adoptó ciertas medidas rápidas, como la supresión de la obligación de retirada de tierras para 2008, el aumento de las cuotas lecheras y la exención temporal de los derechos de importación para los cereales.

En el contexto del «chequeo» de la política agrícola común, el Consejo también considerará la posibilidad de adoptar otras medidas. Entre ellas, por ejemplo, la posibilidad de eliminar de manera permanente la obligación de retirada de tierras, de eliminar gradualmente el sistema de cuotas lácteas, o de destinar las primas actuales para el cultivo de plantas destinadas a la producción de energía a promover la producción de biocombustibles de segunda generación, es decir, de biocombustibles producidos a partir de subproductos y que no rivalizan con la producción de alimentos.

A finales de mayo el Consejo se centró en la dimensión relativa al desarrollo que reviste esta cuestión, y llegó a la conclusión de que tales circunstancias, las circunstancias actuales, suponen una carga muy pesada para los países en desarrollo y, en especial, para sus sectores sociales más vulnerables.

En su reunión de 3 de junio, el Consejo también estudió las consecuencias económicas y las posibles soluciones al elevado precio de los alimentos. Destacó las medidas a corto plazo que ya ha adoptado, especialmente en el ámbito de la agricultura, y subrayó la importancia de fortalecer la orientación de mercado de ésta, garantizando la producción sostenible de biocombustibles y aumentando la productividad agrícola a medio y largo plazo, tanto en Europa como en los países en desarrollo.

La reunión del Consejo Europeo que comenzará mañana también abordará las consecuencias políticas del elevado precio de los alimentos. En resumen y para concluir, la pregunta formulada por el señor Papadimoulis ha sido una de las cuestiones recurrentes en la agenda del Consejo de los últimos meses y semanas.

 
  
MPphoto
 
 

  Dimitrios Papadimoulis (GUE/NGL).(EL) Señor Presidente, señor Presidente en ejercicio del Consejo, usted ha dado a conocer un texto diplomático redactado con las generalizaciones habituales y el lenguaje acartonado característico de los diplomáticos. Así pues, mi pregunta es: en la Conferencia Cumbre de mañana, además de emplear ese delicado lenguaje, ¿adoptará alguna medida concreta y, en su caso, podría indicar en qué consistirán las normas y reglamentos para reducir la especulación sobre los combustibles y los alimentos? ¿Apoyará la reducción de las contribuciones sociales? ¿Reexaminará la política continuada de reducciones impuesta en el sector agrícola? Y por último, ¿cree que el «no» irlandés de hace unos días tiene algo que ver con el elevado precio de la vida cotidiana?

 
  
MPphoto
 
 

  Mairead McGuinness (PPE-DE). – Éste es un problema de orden mundial, y el trabajo realizado en el marco del «chequeo» de la política agrícola en Europa es importante, pero se queda corto. ¿Qué tipo de conversaciones hemos mantenido con los Estados Unidos, donde un 25 % del maíz sirve para alimentar a los automóviles en lugar de al ganado? Sin duda alguna, éste es un problema muy importante al que hemos de prestar atención.

 
  
MPphoto
 
 

  Janez Lenarčič, Presidente en ejercicio del Consejo. (SL) Desearía explicarle al señor Papadimoulis que el Consejo Europeo no adopta medidas específicas. El Consejo Europeo proporciona las directrices para la acción. Las medidas específicas las adopta el Consejo, que en este ámbito desempeña un papel activo y funcional. He mencionado y reunido una serie de medidas que el Consejo ya ha adoptado. También he recogido una serie de medidas que espero que el Consejo examine, pero que aún no lo ha hecho. Así que no acepto que se me acuse de pronunciar palabras vacías, porque he hablado de medidas específicas ya aprobadas o que el Consejo tiene previsto examinar, principalmente en el Consejo de Agricultura y también en el Consejo de Asuntos Económicos y Financieros.

Sobre la pregunta relativa a los Estados Unidos de América y su método de obtener biocombustibles. Esto es desde luego un asunto que deben tratar la Unión Europea y Estados Unidos. Los biocombustibles constituyen otro de los asuntos que se abordan con cierta regularidad. No cabe duda de que existen opiniones divergentes y que abarcan un amplio espectro. La cuestión es que debemos tener en cuenta que los combustibles fósiles constituyen una alternativa a los biocombustibles. Así que lo que debemos evaluar ahora es qué opción plantea mayores problemas.

La Unión Europea es consciente de la posible influencia de la producción de biocombustibles sobre los precios de los alimentos. Por eso el Consejo ha aprobado recientemente unas medidas para promover el uso y la producción de biocombustibles de segunda generación, es decir, de biocombustibles cuya producción no entra en conflicto con la de alimentos.

Paralelamente, se está trabajando con el fin de elaborar unos criterios de sostenibilidad para la producción de biocombustibles, que, una vez aprobados, se aplicarán a la producción de biocombustibles en la Unión y también a los biocombustibles importados.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente.

Pregunta nº 6 de Jim Higgins (H-0359/08)

Asunto: Progresos realizados en materia de seguridad vial

Uno de los objetivos principales de la actual Presidencia del Consejo es promover la seguridad vial a nivel del Consejo. Por consiguiente, dado que la actual Presidencia está llegando al término de su mandato, ¿puede el Consejo indicar en qué sectores se han llevado a cabo los mayores progresos y en cuáles se han registrado los menores avances y por qué?

 
  
MPphoto
 
 

  Janez Lenarčič, Presidente en ejercicio del Consejo. (SL) En el contexto de la legislación en materia de seguridad vial, la Presidencia eslovena prosiguió la lectura de la propuesta de Directiva del Parlamento y del Consejo sobre gestión de la seguridad de las infraestructuras viarias. También organizó una serie de reuniones técnicas con el ponente del Parlamento Europeo con el deseo de llegar a un acuerdo con el Parlamento Europeo en primera lectura el próximo mes.

Entre los esfuerzos de la Presidencia eslovena por incrementar la seguridad vial, desearía referirme también al trabajo realizado en relación con la propuesta de reglamento relativo a la protección de los peatones y otros usuarios vulnerables de la vía pública. Esta propuesta contempla mejoras en la parte frontal de los automóviles, que los fabricantes deben diseñar de modo tal que, en caso de producirse una colisión entre un vehículo y un peatón, las lesiones de éste se reduzcan al mínimo.

La Presidencia eslovena empezó una lectura de esta propuesta en los órganos de trabajo del Consejo, y mantuvo reuniones fructíferas con el ponente del Parlamento Europeo. Los avances en relación con la adopción del paquete de transporte por carretera también podrían situarse en el contexto de los esfuerzos para aumentar la seguridad vial. Cabe señalar que el 13 de junio de 2008, el Consejo de Transporte alcanzó un consenso político con respecto a este paquete.

Dentro de este contexto, me gustaría destacar especialmente la propuesta de reglamento relativo a una normativa común para la ocupación del operador de transporte. Consideramos de gran importancia que esta propuesta recoja las infracciones más graves en el sector del transporte por carretera. En caso de que un operador de transporte cometiera alguna de estas infracciones, se le retiraría el permiso de conducción necesario para desarrollar dicha actividad económica. De este modo, unos registros nacionales especiales, que introducirá este reglamento, facilitarán el control de los operadores de transporte y lo harán más efectivo, algo que sin duda repercutirá positivamente sobre la seguridad vial.

Asimismo, debo mencionar la propuesta de reglamento sobre las normas de acceso al mercado, que también forma parte del paquete. Esta propuesta introduce una reducción del número de trayectos sin carga que deben realizar los vehículos, un mayor nivel de formación profesional de los conductores, una racionalización del mercado y un aumento de la calidad de los servicios, lo que, en suma, hará aumentar de manera indirecta la seguridad vial.

Este mes la Presidencia también ha empezado a leer la propuesta de directiva para facilitar la aplicación transfronteriza de la normativa sobre seguridad vial. Esta propuesta fue presentada por la Comisión en abril de este año.

En vista del tiempo disponible y del número de propuestas de la Comisión en materia de seguridad vial que se corresponde con el número de propuestas que actualmente está leyendo el Consejo, consideramos que, por lo que a este apartado respecta, se han hecho avances considerables. Obviamente, sólo podremos analizar todos los resultados una vez que haya finalizado nuestra Presidencia.

 
  
MPphoto
 
 

  Jim Higgins (PPE-DE).(GA) Señor Presidente, la importancia que está concediendo la Presidencia eslovena a la seguridad vial es digna de elogio. Ha sensibilizado a las autoridades de los Estados miembros sobre la necesidad de aplicar varias medidas con vistas a adoptar una política práctica destinada a reducir los accidentes de tráfico, el número de accidentes mortales, y también el número de personas lesionadas en nuestras carreteras.

Recibo con satisfacción, por ejemplo, el informe Ferrari adoptado hoy en el Parlamento, que ofrece mayor protección a peatones y ciclistas. Así pues, mi pregunta al Consejo es la siguiente: ¿podemos adoptar alguna medida más para incrementar la seguridad vial?

 
  
MPphoto
 
 

  Reinhard Rack (PPE-DE).(DE) Señor Presidente en ejercicio, desearía añadir algo en relación con esta pregunta. Esta semana se han incluido en nuestra agenda varios informes relevantes sobre seguridad vial: el informe Ferrari al que ya se ha hecho mención, mañana el informe de la señora Gurmai, y esta noche el informe Markov. Desde el punto de vista de la Presidencia, ¿cree que el resultado de nuestro trabajo es satisfactorio, o habría deseado que se alcanzasen más objetivos?

 
  
MPphoto
 
 

  Gay Mitchell (PPE-DE). – Señor Presidente, desearía preguntar al Ministro si le complace que, mientras que disponemos de dispositivos suficientes y avanzados para la detección de la alcoholemia al volante, no se utilicen dispositivos para la detección de drogas ilegales. ¿Podría tratar de renovar el interés por este asunto, dado que parece estar convirtiéndose en una práctica más común?

 
  
MPphoto
 
 

  Janez Lenarčič, Presidente en ejercicio del Consejo. (SL) La pregunta de señor Higgins: ¿Qué más podríamos hacer? Lo más importante que tanto el Consejo como el Parlamento pueden hacer es acelerar los procesos que están ya en marcha y adoptar las decisiones que ya están preparadas, por supuesto, siempre dentro de esta legislatura del Parlamento Europeo. Lo primero que se incluirá en la agenda, con un poco de suerte en julio, es la mencionada directiva sobre gestión de la seguridad de las infraestructuras viarias. Aparte de las que he enumerado, ya se están abordando otras medidas, que desearía ver rápidamente adoptadas mediante una buena cooperación entre el Parlamento Europeo y el Consejo.

La pregunta del señor Rack, a mi modo de ver, requiere más bien una respuesta política. No estaremos satisfechos mientras sigan muriendo personas en las carreteras de la Unión Europea. Y mientras éste sea el caso, tendremos que buscar nuevas medidas, medidas adicionales para reducir el número de muertes y lesiones hasta lograr la cifra ideal de cero.

Las drogas son, desde luego, un problema similar al del alcohol. Por tanto, creo que merecen el mismo trato que el alcohol. La cuestión radica en si una persona es capaz de manejar un vehículo, y creo que los Estados miembros no deben hacer ninguna distinción entre tipos de drogas, que es lo que en esencia es el alcohol, aunque sea legal.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente. – La pregunta nº 7 es inadmisible.

Pregunta nº 8, formulada por Jörg Leichtfried (H-0365/08)

Asunto: Nuevo sistema de peaje en las carreteras de Eslovenia

Eslovenia ha implantado en sus carreteras un nuevo sistema de peaje que entrará en vigor el 1 de julio de 2008. Según este sistema, los usuarios de las carreteras, para realizar un único trayecto en un vehículo privado en Eslovenia –cosa que hasta ahora costaba unos 7 euros– deberán adquirir un distintivo con una validez de seis meses al precio de 35 euros (una cantidad cinco veces superior a la tarifa actual), o uno válido para todo el año por 55 euros. Esta medida parece discriminatoria y contraviene claramente los principios comunitarios.

¿Está informado el Consejo de estos hechos? ¿Qué acciones se propone emprender en respuesta a los mismos y cómo es posible que se haya llegado a una situación semejante?

 
  
MPphoto
 
 

  Janez Lenarčič, Presidente en ejercicio del Consejo. (SL) Debo reiterar que hoy estoy aquí en calidad de representante del Consejo, y el Consejo aún no ha abordado la pregunta formulada por el señor Leichtfried. Sin embargo, como ya he dicho, creo que en la anterior sesión del Parlamento Europeo se me formuló una pregunta similar. Dado que conozco bastante bien el país en cuestión, puedo responder, pero no desearía arriesgarme a que se me acuse de rebasar los límites del mandato que hoy me ha traído ante ustedes.

Así que si me lo permiten, haré algunas aclaraciones. El nuevo sistema de peajes de Eslovenia, que entrará en vigor el 1 de julio y que consistirá en la compra de distintivos, sólo afectará a los vehículos con un peso máximo autorizado inferior a tres mil quinientos kilogramos. En otras palabras, afectará a una categoría de vehículos para la que la legislación comunitaria vigente en materia de peajes no establece ninguna normativa común, al contrario de lo que sucede con los vehículos cuyo peso máximo autorizado excede de tres mil quinientos kilogramos. Así pues, el sistema de peajes que está implantando Eslovenia no se encuentra dentro del ámbito de aplicación de la mencionada legislación comunitaria.

Y lo que quizás es aún más importante: este sistema de distintivos para la recaudación de los peajes que se está implantando en Eslovenia es temporal. Se aplicará únicamente durante el período transitorio hasta la introducción de peajes electrónicos o vía satélite, que se esperan establecer en 2009, en primer lugar para los vehículos de transporte y, más adelante, para los vehículos particulares.

Ruego al señor Leichtfried que tome mi respuesta como un gesto, como un deseo de ofrecerle una aclaración. Sin embargo, eso no cambia el hecho de que hoy asista a esta reunión en otra calidad, y no como representante de Eslovenia.

 
  
MPphoto
 
 

  Jörg Leichtfried (PSE).(DE) Obviamente, nuestras interpretaciones de la legislación son muy distintas. Desde mi punto de vista, este sistema constituye una discriminación contra los ciudadanos de la UE que no sean nacionales de Eslovenia. Desearía preguntar al Ministro si no existe ninguna posibilidad de que la Comisión Europea inicie un procedimiento de infracción contra Eslovenia. Creo que ya se han dado los primeros pasos. Mi pregunta es la siguiente: como Presidente en ejercicio del Consejo, ¿aconsejaría a Eslovenia que introdujera también distintivos con una validez de diez días, quizás, con el fin de restablecer la paz y evitar la posible apertura de un procedimiento de infracción?

 
  
MPphoto
 
 

  Reinhard Rack (PPE-DE).(DE) Señor Ministro, en su última intervención sobre esta cuestión ha indicado que se trata de un paquete de normas transitorias. Habitualmente, las normas transitorias tienen una vigencia de uno, dos o tres meses. No obstante, la cuestión que nos ocupa va a prolongarse durante algunos años y constituye una discriminación clara contra los ciudadanos no nacionales de Eslovenia y, por consiguiente, contra los ciudadanos comunitarios. El Comisario Tajani confirmó ayer expresamente que la Dirección General de Transportes ya ha elaborado una carta para aclarar esta cuestión de la discriminación.

¿No diría que ya ha llegado el momento de adoptar medidas urgentes para que los turistas tengan la oportunidad de conducir a través de Eslovenia a un precio razonable este verano? Sin duda, se trata de un país que a todos nos encanta visitar.

 
  
MPphoto
 
 

  Janez Lenarčič, Presidente en ejercicio del Consejo. (SL) Por el momento no se ha determinado que en este caso se esté produciendo una discriminación. En caso de que así fuera, la situación cambiaría por completo, pero no deseo hacer conjeturas. No obstante, en este momento no parece que las acusaciones de discriminación estén fundamentadas, ya que el sistema de distintivos se aplicará por igual tanto a los ciudadanos de Eslovenia como al resto. Sin embargo, quiero concluir recalcando una cosa: que estoy aquí como representante del Consejo, y el Consejo aún no ha deliberado sobre el particular. Así pues, les ruego que tomen mi respuesta como un gesto de buena voluntad, ya que con todo he accedido a participar en este debate y, con toda mi buena fe, he intentado arrojar algo de luz sobre el asunto.

 
  
MPphoto
 
 

  Presidente. – Las preguntas que, por falta de tiempo, no han recibido respuesta oral, la recibirán por escrito (Véase el Anexo).

 
  
  

Desearía decir unas palabras antes de suspender la sesión. Ésta es la última vez que el Ministro Janez Lenarčič comparece ante nosotros como Presidente en ejercicio del Consejo. Naturalmente, estará presente en la sesión extraordinaria en Bruselas, pero acompañando al Primer Ministro de su país y, por tanto, dejará de intervenir como Presidente en ejercicio del Consejo. Deseo agradecer al Ministro Janez Lenarčič y a la Presidencia eslovena su cooperación con el Parlamento Europeo, en particular durante el turno de preguntas al Consejo que he presidido.

También soy consciente de que, en julio, el Ministro Janez Lenarčič asumirá un alto cargo en una organización internacional de derechos humanos que tiene su sede en Varsovia. Quisiera darle mi enhorabuena y transmitirle mis mejores deseos. Creo que, desde su nueva posición, tendrá nuevamente la oportunidad de trabajar en ocasiones con el Parlamento Europeo, en especial en lo que se refiere al seguimiento de elecciones, dado que dicha organización está vinculada con la OSCE. Así pues, vuelvo a desearle lo mejor al señor Lenarčič en el futuro y reitero mi agradecimiento por su presencia hoy aquí, por su disposición a responder a las preguntas planteadas y por la calidad de sus respuestas.

Con esto concluye el turno de preguntas.

(Se suspende la sesión a las 19.00 horas y se reanuda a las 21.00 horas)

 
  
  

PRESIDE: MARIO MAURO
Vicepresidente

 
  

(1) http://www.europarl.europa.eu/sides/getDoc.do?pubRef=-//EP//NONSGML+REPORT+A6-2005-0317+0+DOC+PDF+V0//EN&language=EN.

Aviso jurídico - Política de privacidad