Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2007/0145(COD)
Ciclo de vida en sesión
Ciclo relativo al documento : A6-0294/2008

Textos presentados :

A6-0294/2008

Debates :

PV 20/10/2008 - 16
CRE 20/10/2008 - 16

Votaciones :

PV 21/10/2008 - 8.21
Explicaciones de voto
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P6_TA(2008)0497

Debates
Lunes 20 de octubre de 2008 - Estrasburgo Edición DO

16. Erasmus Mundus (2009-2013) (debate)
Vídeo de las intervenciones
PV
MPphoto
 
 

  Presidente. − El siguiente punto es el informe (A6 - 0294/2008) elaborado por Marielle De Sarnez, en nombre de la Comisión de Cultura y Educación, sobre la propuesta de Decisión del Parlamento Europeo y del Consejo por la que se establece un programa de acción para la mejora de la calidad de la enseñanza superior y la promoción del entendimiento intercultural mediante la cooperación con terceros países (Erasmus Mundus) (2009-2013) [COM(2007)0395 - C6-0228/2007 - 2007/0145(COD)].

 
  
MPphoto
 

  Marielle De Sarnez, ponente. − (FR) Señor Presidente, esta tarde vamos a debatir sobre el Programa Erasmus Mundus 2009-2013, sobre el que, finalmente, hemos llegado a un acuerdo con el Consejo. Por tanto, es posible que este programa entre en vigor en enero de 2009, permitiendo así que los estudiantes se beneficien del mismo a principios del año académico, es decir, en septiembre. También quisiera dar las gracias a los miembros de mi grupo que intervinieron como ponentes de opinión en la Comisión de Asuntos Sociales y Empleo, en la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género, en la Comisión de Presupuestos, en la Comisión para el Desarrollo y en la Comisión de Asuntos Exteriores, así como a m miembros de la Comisión de Cultura y Educación. Naturalmente, también me gustaría mostrar mi agradecimiento a la Comisión Europea y al Presidente de la Asociación Erasmus Mundus, así como a las agencias ejecutivas que nos han ayudado con su sabiduría y, sobre todo, con su experiencia.

Cinco años después de la adopción del Programa Erasmus Mundus, aproximadamente, me complace muchísimo presentarles este programa de segunda generación cuyo objetivo sigue siendo la promoción de la excelencia en la enseñanza superior europea, permitiendo que los estudiantes más inteligentes de los países que no sean miembros de la UE y de Europa puedan participar en programas conjuntos de gran nivel, al menos, en tres universidades, y que estos puedan beneficiarse de una bienvenida de gran calidad y de becas significativas.

Las cifras del programa anterior hablan por sí solas: entre 2004 y 2008, se seleccionaron y aprobaron 103 másteres, más de 6 000 estudiantes recibieron becas Erasmus Mundus, más de un millar de profesores de países no pertenecientes a la UE vinieron a las universidades europeas y se vieron implicados más de 400 centros de enseñanza secundaria tanto de países europeos como de terceros países.

El nuevo programa comprende tres acciones. La primera abre el programa a doctorados y permitirá que los estudiantes europeos también reciban becas, aunque de grado inferior. La segunda está dedicada exclusivamente a la colaboración con instituciones de enseñanza superior de terceros países, y la tercera abarca las campañas informativas que se realizarán a nivel internacional. El presupuesto es de 950 millones de euros. Para hacer una comparación, el primer programa contaba solamente con un presupuesto de 230 millones de euros.

El Parlamento ha hecho algunas mejoras extremadamente significativas al programa, y en cierta medida, quisiera destacarlas para rendirles tributo. La primera mejora consiste en que la selección de los estudiantes se base en los criterios de excelencia académica y esto también se aplica al contexto de las becas. La segunda se refiere a que los criterios de distribución geográfica se respetarán a fin de conseguir una representación lo más equilibrada posible. La tercera se refiere al respeto de los principios de igualdad de género y de la no discriminación. La cuarta hace referencia a que es necesario que se eliminen los obstáculos y los procedimientos administrativos, sobre todo, en lo que respecta a los visados. Los Estados miembros deben implementar los pasos necesarios para facilitar la concesión de visados a los estudiantes procedentes de países que no sean miembros de la UE que se muevan por una serie de Estados miembros. Nosotros creemos que este punto tiene una importancia destacada, a pesar de que haya sido algo difícil llegar a una solución al respecto en nuestras negociaciones con el Consejo.

Además, se promoverá la enseñanza de idiomas extranjeros en las universidades de acogida. Los doctorados supondrán la implicación de centros de tres países europeos diferentes como mínimo. Esto dará lugar a una gran diversidad de tesis y temas de investigación y, además, ofrecerá muchas más oportunidades de movilidad. Las becas se adaptarán mejor, y tendremos en cuenta las matrículas y el valor estimado de gastos derivados de la formación de los estudiantes. Hemos trabajado estrechamente con la Representación Permanente de Dinamarca y con un experto del Ministerio de Educación de Dinamarca en materia de matrículas. Esto nos ha permitido alcanzar un compromiso que sea aceptable para todos. La colaboración pública y privada con las universidades también se promoverá y también se prestará especial atención a la fuga de cerebros. Dentro del segundo marco de acción, los fondos se destinarán y utilizarán conforme a los objetivos de los instrumentos de desarrollo y relaciones exteriores. La información disponible en las universidades será más clara. Por último, el informe de evaluación que debe completarse durante dos años a partir de ahora será más detallado y se analizará en función de las acciones y de las zonas geográficas.

Señorías, para finalizar, quisiera decir que el programa Erasmus Mundus es un buen programa y que, en estos momentos tan difíciles que atravesamos, ofrece una imagen positiva de Europa. Por ello, espero que el Parlamento la adopte, cumpliendo así con los deseos de muchos estudiantes, académicos e investigadores tanto de Europa como del resto del mundo.

 
  
MPphoto
 

  Ján Figeľ, Miembro de la Comisión. Señor Presidente, es un placer estar aquí para volver a expresar mi gratitud por el fuerte apoyo político del programa educativo, es decir, del segundo programa Erasmus Mundus para los próximos cinco años. Creo que para conseguir un acuerdo en primera lectura se trata realmente de una buena ratificación de este respaldo.

Quisiera mostrar mi agradecimiento especialmente a la señora De Sarnez, pero también a la Comisión de Cultura y Educación, y a otras comisiones, especialmente a la Comisión de Asuntos Exteriores y a la Comisión de Desarrollo por su colaboración en la cooperación reforzada.

Como bien ha dicho la ponente, se trata de un programa de primera calidad. Promueve el entendimiento intercultural, pero también el contacto directo entre las personas y, desde la instauración del programa, contamos con más de un centenar de programas de másteres conjuntos a nivel europeo. También se han concedido más de 7 000 becas a estudiantes y académicos. Yo creo que, gracias al aumento del presupuesto, como ya se ha dicho —especialmente, gracias al Parlamento y al Consejo— podremos cubrir la creciente demanda y entusiasmo en este programa. La segunda fase de programa ofrecerá la continuación de las acciones existentes, pero también se incluirá la innovación. Hay nuevos elementos, ya que, supone la ampliación del ámbito del programa a nivel de doctorado, supone la posibilidad de que las universidades de terceros países participen en los programas y también ofrecerá becas de estudios completas a aquellos estudiantes que sigan cursos de doctorado o másteres.

Como ya hemos dicho, las «ventanas exteriores de Erasmus Mundus» o las ventanas de la cooperación, están unificadas. Las colaboraciones financiadas bajo esta acción seguirán realizándose: permitirán la transferencia de conocimientos técnicos y de estudiantes y profesores en todos los niveles de la enseñanza secundaria. Naturalmente, también seguirán respetando las necesidades y prioridades de los países involucrados, contribuyendo así a su desarrollo.

Para terminar, me complace realmente que el Parlamento y el Consejo hayan respaldado la estructura del programa que hemos propuesto y también acojo con gran satisfacción las importantes contribuciones en temas como los visados, los grupos menos favorecidos o los requisitos mínimos para los nuevos cursos de doctorado.

Quisiera finalizar felicitando al Parlamento por el trabajo que ha hecho, ya que, no ha sido una tarea fácil. Nosotros, al igual que la Comisión, compartimos totalmente el acuerdo que hemos conseguido, hecho que se refleja en las enmiendas de transacción presentadas por la señora De Sarnez, la señora Pack, la señora Novak, la señora Prets y la señora Trüpel. Tan pronto como finalice el procedimiento legislativo, haremos propuestas a fin de garantizar la continuidad de los cursos existentes y la selección de nuevos programas.

 
  
MPphoto
 

  Samuli Pohjamo, ponente de la opinión de la Comisión de Asuntos Exteriores. (FI) Señor Presidente, como ponente de la opinión de la Comisión de Asuntos Exteriores, quisiera centrarme en la dimensión de la política exterior del programa en cuestión. Los fondos proceden del Instrumento Europeo de Vecindad y Asociación, así como del Instrumento de Preadhesión.

La Comisión de Asuntos Exteriores presentó sus enmiendas con la intención de garantizar que los objetivos reflejaran las prioridades políticas. La Comisión también recordó a todos el derecho que tiene el Parlamento de controlar la aplicación de la asistencia conjunta e hizo un llamamiento para que se realizaran mejoras en lo que respecta a las políticas de los visados. Muchas de las enmiendas de la Comisión se han incorporado, por lo que quisiera mostrar mi agradecimiento a la señora De Sarnez y a la Comisión de Cultura y Educación. Además, quisiera resaltar la importancia del Acuerdo interinstitucional sobre buena gestión financiera y de la Decisión 1999/468/CE, sobre todo, cabe resaltar el artículo 8, conforme al que la Comisión debe consultar al Parlamento Europeo.

Finalmente, quisiera volver a recordarles los valores de la UE y los objetivos de su política exterior en la aplicación del programa, así como la necesidad de que terceros países estén mejor informados.

 
  
MPphoto
 

  Alessandro Battilocchio, ponente de opinión de la Comisión de Desarrollo. – (IT) Señor Presidente, Señorías, antes de nada, quisiera dar las gracias a la ponente, a la señora De Sarnez , que ha conseguido crear un acta analítica excelente a pesar de las circunstancias en que la Comisión, y sobre todo el Consejo, no siempre se han mostrado receptivos a los recursos de este Parlamento.

La Comisión de Desarrollo ha aprobado mi informe por unanimidad. Se han aceptado algunos de nuestros comentarios; aunque en otros puntos aún no estamos completamente satisfechos. Sin tener en cuenta el sentido de la responsabilidad, hemos decidido dar un paso atrás, pues creemos que lo más importante es que el paquete completo se apruebe en la primera lectura a fin de garantizar que el programa pueda entrar en vigor el 1 de enero del año que viene.

Es extraordinario haber cuadriplicado la financiación para los estudiantes, pero quisiera señalar que hay una cantidad considerable que procede de los recursos destinados al desarrollo: el Instrumento de financiación de la cooperación para el desarrollo (DCI) y el Acuerdo de Cotonou. Por tanto, nos encargaremos de que se requiera el cumplimiento absoluto del marco legislativo, en particular, en lo que respecta al DCI. Por el momento, quisiera desear buena suerte a los jóvenes europeos y de todo el mundo que, con el deseo de entablar amistades y compartir, así como con la intención de aprender y mejorar, participen en esta extraordinaria experiencia educativa.

 
  
MPphoto
 

  Teresa Riera Madurell, Ponente de opinión de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género. − Señor Presidente, señor Comisario, desde la Comisión de Derechos de la Mujer pensamos que el éxito de la primera fase del programa era menos alentador en cuanto a la participación de las mujeres: un 44 % de mujeres estudiantes, pero con una participación muy desigual según el país, y sólo un 22 % de profesoras, cifra que nos parece inaceptable.

Por ello, en esta segunda fase, nuestro objetivo ha sido doble: defender, una vez más, el derecho a la educación en igualdad para conseguir sociedades justas y democráticas y potenciar la participación de mujeres para evitar una pérdida de talentos para la ciencia y para la cultura y, todo ello, mediante criterios de selección sensibles a las cuestiones de género, una representación equilibrada de hombres y mujeres en los comités del programa y con datos desglosados por género en los informes de evaluación.

Somos conscientes de que la situación de las mujeres en muchos países dificulta un mayor equilibrio de género, pero creemos necesario un esfuerzo adicional en esta línea por parte de la Comisión.

Mi enhorabuena a la ponente.

 
  
MPphoto
 

  Ljudmila Novak, en nombre del Grupo del PPE-DE. (SL) Muchas comisiones participaron en el debate sobre el programa Erasmus Mundus, por lo que, para la ponente, no ha sido una tarea fácil encontrar una solución de compromiso. En mi grupo, estamos totalmente a favor de que el programa se apruebe lo antes posible, en la primera lectura, a fin de que podamos empezar a aplicarlo el año que viene.

El desarrollo global requiere el intercambio de diferentes conocimientos técnicos y de resultados científicos, así como la necesidad de estimular a los investigadores jóvenes a desempeñar una función activa. Este programa promueve la excelencia y la igualdad de género en términos de representación y, además, permite que las personas con necesidades especiales participen en igualdad de condiciones.

A pesar de que deseamos llamar la atención de los jóvenes investigadores de terceros países, al hacerlo, no deberíamos fomentar la fuga de cerebros de países que ya sufren de falta de personal calificado para cubrir sus propias necesidades en sus esfuerzos por erradicar la pobreza. Es muy usual que tendamos una sola mano y que recojamos incluso más de lo que hayamos dado con la otra.

Como en otras situaciones, con este programa, nuestro grupo está completamente a favor de la reducción de los obstáculos administrativos y de la mejora del sistema de concesión de visados a fin de que los mejores estudiantes e investigadores puedan dedicarse a sus estudios e investigaciones en su ámbito y de que no tengan que preocuparse de los obstáculos administrativos que les impiden empezar sus estudios. .

 
  
MPphoto
 

  Lissy Gröner, en nombre del Grupo del PSE. – (DE) Señor Presidente, señor Comisario, Señorías, gracias al respaldo del programa Erasmus Mundus, el Parlamento Europeo está transmitiendo un mensaje oportuno en estos tiempos de crisis. Una de las demandas usuales de la democracia social es una mayor unión orientada a la educación y al desarrollo de la UE como centro de excelencia en el ámbito de la enseñanza a nivel mundial.

Sin embargo, el presupuesto de 950 millones de euros para el primer período parece moderado, sobre todo, en comparación con los cientos de miles de millones que se están gastando como resultado de los fracasos de los dirigentes del sector bancario.

El objetivo de la excelencia que subyace en la primera etapa del programa debería seguir persiguiéndose. El nuevo programa también pretende promover el entendimiento intercultural y la cooperación con terceros países, así como mejorar su desarrollo en el ámbito de la enseñanza superior. Los puntos más importantes que se han incorporado al nuevo programa, en comparación con la primera iniciativa, se corresponden con la incorporación de programas conjuntos de doctorado, más becas y una cooperación estructural más intensiva con universidades de terceros países.

Se ha avanzado en estas tres áreas. Los másteres y los programas de doctorado pretenden promocionar la excelencia de la enseñanza superior europea a nivel mundial. También se ha avanzado al respecto. El aumento de los gastos de los estudiantes procedentes de terceros países se ha tenido en cuenta y, gracias a las habilidades de negociación de la ponente, los criterios clave que el Parlamento pretendía introducir en el programa Erasmus Mundus III se han visto mejorados.

Nuestros objetivos —equilibrio geográfico, equilibrio entre hombres y mujeres y eliminación de las barreras para la concesión de visados— han conseguido el respaldo del Consejo. Alcanzamos nuestros objetivos con el programa «Juventud» y también tenemos que conseguirlo con el programa Erasmus.

 
  
  

PRESIDE: Adam BIELAN
Vicepresidente

 
  
MPphoto
 

  Hannu Takkula, en nombre del Grupo ALDE. (FI) Señor Presidente, Señor Comisario, quisiera comenzar mostrando mi agradecimiento a la señora De Sarnez por este programa Erasmus Mundus. Es muy evidente, tal como el señor Comisario ha señalado, que se trata de un programa importante, de un programa ejemplar. Se trata de una de esas historias de éxito que hemos podido crear en la Unión Europea, además de poder observarla y aplicarla, y creo que el programa, con este nuevo formato, se ampliará y se convertirá en un éxito aún mayor.

Ahora también estamos brindando la oportunidad de participar en este programa a los estudiantes de terceros países, dándoles la posibilidad de mejorar sus conocimientos y competencias, así como de volver a sus respectivos países para favorecer la prosperidad de los mismos. Es importante que la cooperación al desarrollo y el ámbito social se conviertan en ingredientes fundamentales, puesto que, el enfoque europeo debe ser tal que nos permita estar dispuestos también a dar de nosotros a otros continentes, pero no sólo para construir Europa, sino también el mundo que todos compartimos.

Los jóvenes investigadores, los jóvenes estudiantes y los profesores estarán a la vanguardia cuando construyamos una Europa conforme a los objetivos de la estrategia de Lisboa. Si queremos garantizar ese crecimiento económico sostenible en las décadas que están por venir, lo que necesitamos es innovación, investigación y valor añadido.

Este programa ha prestado especial atención al aspecto de la igualdad. Es importante que se vele por la igualdad y, del mismo modo, también es importante garantizar que las personas con discapacidad puedan participar plenamente en dichos programas. Una inquietud que se ha manifestado en muchas de las intervenciones se refiere a los problemas anteriores relacionados con la burocracia y con el régimen de visados y, con un poco de suerte, también podremos eliminar estas barreras por nuestra parte, garantizando así que este programa dé sus frutos con mucha rapidez. Por este camino, conseguiremos obtener esa historia de éxito como resultado.

Gracias, Señor Presidente y señora De Sarnez. Es un excelente trabajo y merece mucho la pena que siga adelante a partir de ahora.

 
  
MPphoto
 

  Mikel Irujo Amezaga, en nombre del Grupo Verts/ALE. – Señor Comisario y señora ponente, señora Sarnez, yo creo que el agradecimiento y el reconocimiento a su talante y buena disposición a la hora de consensuar las enmiendas fue casi unánime en la comisión, y creo que se está repitiendo aquí.

Tal y como usted ha dicho en su exposición, realmente de lo que se trata, entre otras muchas cosas, con este programa es de dar una imagen positiva. Lo positivo de este informe, a nuestro juicio, ha sido que se ha sabido buscar el equilibrio entre lo que la propuesta inicial llamaba una excelencia y lo que es la cooperación al desarrollo. Quiero decir, esa excelencia que evite una fuga de cerebros, yo creo que ha estado claramente reflejada en las enmiendas y lo hemos sabido, tal vez, consensuar entre todos y es lo que estimamos como francamente positivo en este informe, así como también, como segundo punto, abogar por un mayor control, en todo el apartado de concesión de becas —que inicialmente también fue una enmienda que aceptó de nuestro grupo—, por lo cual también le repito mi agradecimiento, señora Sarnez, y mis felicitaciones también a la comisión por el informe.

 
  
MPphoto
 

  Koenraad Dillen (NI). - (NL) Señor Presidente, quisiera decir que mañana votaré tajantemente en contra de este informe, ya que, el programa Erasmus Mundus, en la forma en que se presenta ahora, me parece totalmente inaceptable. Y creo que es inaceptable porque da una gran preferencia, desde mi punto de vista, injusta, a los estudiantes que procedan de terceros países, con respecto a los estudiantes europeos.

A fin de cuentas, las cifras hablan por sí solas. Desde que se empezó a aplicar el programa en 2004, unos 4 150 estudiantes de fuera de la Unión Europea han participado en el programa. La beca para un curso con un año de duración es de 21 000 euros y de 42 000 euros para los que tengan una duración de dos años. Por tanto, esto supone un coste total no inferior a 161 850 000 euros destinados a los estudiantes de terceros países que participan en el programa.

Los 200 estudiantes europeos, más o menos, que participaron en el programa recibieron, como media, una beca de solo 3 100 para estudiar fuera de Europa. Esto solo supone un coste total de 620 000 euros.

Pues bien, bajo mi punto de vista, este tipo de discriminación es inaceptable y, por tanto, la ampliación de este programa es un hecho totalmente equivocado.

 
  
MPphoto
 

  Manolis Mavrommatis (PPE-DE). - (EL) Señor Presidente, señor Comisario, antes de entrar en materia, me gustaría dar la enhorabuena a la ponente por su excelente trabajo y por haber coordinado tan bien el trabajo de las demás comisiones. Se concedieron 4 424 becas a los estudiantes de terceros países y 323 universitarios participaron en este programa entre 2004 y 2008. Estas cifras nos dan una idea de su magnitud.

El nuevo programa Erasmus Mundus tendrá que adaptarse a la creciente demanda de movilidad y, al mismo tiempo, tendrá que seguir manteniendo sus estándares. Creo que es totalmente fundamental que las becas se concedan a los estudiantes de doctorados y a los estudiantes de posgrado europeos a fin de aumentar la movilidad en Europa y en terceros países, ya que, anteriormente, sus movimientos se vieron limitados por el tiempo.

También estoy de acuerdo con la ponente en que, a la hora de conceder las becas, se tiene que tener en cuenta el importe de la matrícula, los gastos que suponen los estudios en general y los gastos derivados de la estancia de los estudiantes en el país de destino. Por último, la Comisión debería debatir sobre la posibilidad de conceder incentivos especiales a países como Grecia, Austria, Eslovaquia y a los nuevos Estados miembros de la Unión Europea en general que estén mal representados en las asociaciones Erasmus Mundus. Esto hará posible que, gracias a una política más armoniosa, se fortalezca la movilidad educativa en la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 

  Christa Prets (PSE). (DE) Señor Presidente, señor Comisario, tenemos que estar muy orgullosos de que, después de cinco años —la duración del programa—, podamos ver finalmente una mejora y que también podamos avanzar una fase en términos financieros y materiales.

El Parlamento no suele aprobar un informe en la primera lectura, pero creo que la redacción de este informe es tan buena, y podemos respaldar el contenido con tanta firmeza, que es más importante arroparlo ya en la primera lectura que bloquear el proyecto. Ningún estudiante entendería por qué necesitamos una segunda lectura. Creo que es muy importante que promovamos el entendimiento intercultural y la cooperación con terceros países y no, como algunos de nuestros colegas diputados han manifestado en esta Cámara, enumerar meticulosamente cifras sobre lo que esto o lo otro representa para nosotros. El intercambio siempre ha aportado beneficios y siempre hemos podido sacar provecho de ello. Se trata de un proyecto beneficioso para ambas partes. Con esta perspectiva, cualquier otra perspectiva puede considerarse cerrada de mente y algo mezquina.

También es importante que mejoremos la promoción de este programa, que le hagamos más publicidad aún en los países menos implicados y simplifiquemos varias cosas. El acuerdo en la concesión de los visados es muy importante y fundamental, ya que, se trata de dar uniformidad en todos los países en lo que respecta a las tasas académicas, por ejemplo. Se necesitan más comparadores y más simplificación a fin de que el proyecto avance aún más. La presencia geográfica de todos los países debe ser tan buena como sea posible, naturalmente, con el fin de que el proyecto tenga aún más éxito.

De hecho, podemos estar muy orgullosos de estos cinco años y, sin lugar a dudas, deberíamos progresar al respecto en el futuro. Esto debería estar en consonancia con temas como el intercambio y el Año europeo del diálogo intercultural 2008, que no deberían limitarse a unos cuantos debates, sino que también deberían llevarse a la práctica.

 
  
MPphoto
 

  Ramona Nicole Mănescu (ALDE). - Señor Presidente, quisiera dar mi enhorabuena a la señora De Sarnez por este informe tan completo y por la abundancia de objetivos. Es muy importante que este programa ayude a los académicos y estudiantes altamente cualificados a obtener competencias y experiencia dentro del ámbito de la Unión Europea a fin de que puedan satisfacer las necesidades del mercado laboral y, dentro de un marco específico de colaboración, animarles a que compartan sus experiencias o competencias al volver a su país de origen.

Quisiera hacer hincapié en que el programa Erasmus Mundus garantizará una cooperación internacional más estructurada entre los institutos de enseñanza superior —gracias a una mayor movilidad entre los países de la Unión Europea y terceros países—, mejorando tanto la accesibilidad como la visibilidad de la enseñanza secundaria europea a nivel mundial. Quisiera resaltar también que este programa debería aplicarse en consonancia con los objetivos definidos de excelencia académica y con una representación geográfica equilibrada, evitando que determinados países estén mal representados y que haya una representación desmesurada de los estudiantes asiáticos en detrimento, por ejemplo, de los estudiantes del Mediterráneo y de los países de África, el Caribe y el Pacífico (países ACP).

 
  
MPphoto
 

  Rodi Kratsa-Tsagaropoulou (PPE-DE). - (EL) Señor Presidente, Comisario, en principio, quisiera felicitarles por su asiduidad y por el nuevo programa que han presentado. También quisiera dar la enhorabuena a la ponente, la señora De Sarnez y a aquellos colegas míos que han trabajado para conseguir una propuesta mejorada y un buen acuerdo. Permítanme que haga hincapié en la importancia de este programa para la movilidad de Europa, por el que se permite a los europeos familiarizarse con el mundo exterior, y que contribuye a mejorar la función que desempeña Europa en el desarrollo de las diferentes culturas del mundo moderno y en el diálogo entre ellas.

También quisiera recordar a esta Cámara que este programa puede servir de complemento —y deberíamos servirnos de todas las oportunidades que nos brinda sin dar lugar a solapamientos— a dos nuevos e importantes instrumentos con los que contamos: la Universidad Euromediterránea y el Instituto Europeo de Innovación y Tecnología.

También quisiera señalar que tenemos que tener en cuenta la evaluación cualitativa y el análisis, además de las cifras, que son aspectos positivos en algunas ocasiones y negativos en otras. Tenemos que dirigir la mirada a los países que no participan y saber por qué no lo hacen, ya que, los métodos utilizados para aplicar, enfocar y evaluar este programa no difieren realmente entre una universidad y otra.

Sin embargo, es una pena que se dejen escapar estas oportunidades a consecuencia de la distorsión o del enfoque inadecuado por parte de los centros de enseñanza y debido a los problemas burocráticos latentes en varios países.

 
  
MPphoto
 

  Silvia-Adriana Ţicău (PSE). - (RO) En 2004, 2 millones y medio de estudiantes se formaron en otros países, pero el 70 % de ellos estudiaron realmente en solo seis países. En 2007, el 1,84 % del producto nacional bruto de la Unión Europea se destinó a la investigación e innovación. Quisiera darles más cifras: el 81% de los fondos asignados a la investigación y al desarrollo se utilizaron en el sector industrial, pero sólo el 42 % de las empresas de este sector están implicadas en actividades de innovación. Esto significa que, si deseamos contar con una economía competitiva, necesitamos investigadores y personas que hayan cursado másteres y doctorados.

Tenemos que seguir adelante con el programa Erasmus. Tenemos que ampliar el programa para incluir los doctorados. Tenemos que asignar más fondos a los europeos que participen en este programa. También quisiera resaltar la importancia vinculada al estudio de lenguas extranjeras en el marco del nuevo programa Erasmus Mundus. Por último, quisiera comentar que también deben asignarse más fondos a la sección Erasmus dedicada a los jóvenes empresarios.

 
  
MPphoto
 

  Zita Pleštinská (PPE-DE). – (SK) Señor Comisario, desde la caída del Telón de Acero, los estudiantes europeos cuentan con grandes oportunidades en la Europa de los 27 Estados, sobre todo, en el ámbito de la educación. Los intercambios y los cursos de doctorado en las renovadas universidades europeas están eliminando las barreras comunicativas y, por tanto, he escuchado con interés la información detallada de la ponente y del Comisario Figel.

Recuerdo mis años de estudiante en los que, por ser de Eslovaquia, tuve la oportunidad de estudiar en la facultad de arquitectura de la Universidad de Budapest. Envidiaba a mis compañeros de estudios, que se fueron a París a trabajar. Yo no pude obtener el visado francés. Por suerte, nuestros hijos ya no tienen estos problemas.

Por tanto, quisiera secundar a aquellos colegas que han hablado sobre la necesidad de simplificar el régimen de visados para los estudiantes de terceros países —estudiantes de Ucrania, Belarús, Georgia y Moldova, que desean saber cómo es la vida de sus colegas en la UE—. Esto sería una señal clara para aquellos países que desean acercarse a la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 

  Marusya Ivanova Lyubcheva (PSE) - (BG) Señor Presidente, Comisario, es especialmente importante para nosotros ampliar el ámbito del programa Erasmus Mundus transformándolo en una herramienta efectiva para mejorar el estándar de la enseñanza superior en los Estados miembros y en otros países dentro de su ámbito geográfico. Para el mercado laboral, es especialmente importante proporcionar movilidad a los recursos humanos, un único ámbito económico y educativo debe ofrecer, por tanto, la movilidad necesaria para adquirir competencias.

También quisiera felicitar a la Comisión y a la ponente por el esfuerzo que han realizado para obtener frutos en la aplicación de este programa ampliado. El programa es uno de los motivos para crear programas educativos de contenido similar, así como una oportunidad para ello, hecho que no sólo facilitará el proceso, sino que también contribuirá a la formación de graduados y estudiantes de doctorado en el futuro. Además, cubrirá los requisitos propios de una enseñanza que se adapta con las prioridades económicas de la UE. La integración en el ámbito de la enseñanza será una garantía para el desarrollo general. El programa es aún más oportuno debido al reciente declive del interés en los programas de doctorado que han experimentado muchos países y al cambio en el entorno para recibir y ofrecer enseñanza superior.

Gracias.

 
  
MPphoto
 

  Mihaela Popa (PPE-DE). - (RO) Cuando hablamos de Erasmus Mundus, también estamos hablando sobre el intercambio de maneras de pensar, un intercambio que se consigue especialmente a través de la movilidad y el intercambio de opiniones y mediante la promoción del multilingüismo y, como ha dicho el Comisario, de las relaciones interpersonales.

El programa que nos ocupa es muy importante para estudiantes, posgraduados y catedráticos, ya que, vivimos en una Europa móvil en la que cada país mantiene su propia identidad, pero al mismo tiempo, está haciendo un esfuerzo por llegar a conocer y entender a aquellos que les rodean. Poder acceder a la información en el momento oportuno y de una forma adecuada y profesional es extremadamente importante que los estudiantes puedan beneficiarse de todas las oportunidades que se ofrecen dentro del ámbito de la Unión Europea.

Esta es la causa por la que he presentado una enmienda a este proyecto de informe, en la que solicito que se defina un programa de movilidad para los másteres a fin de incluir un portal informativo europeo sobre el programa Erasmus Mundus. Ante todo, este programa es importante para promover públicamente los valores en los que se basa la Unión Europea. Con esto me refiero al respeto de los derechos humanos, a la diversidad social, a la tolerancia y, por último y no por ello lo menos importante, a la paz que tanto necesita nuestro planeta.

 
  
MPphoto
 

  Dumitru Oprea (PPE-DE).(RO) En lo que respecta al tema de la movilidad en el ámbito del programa Erasmus Mundus, esta misma mañana, las estaciones de radio de la ciudad Iaşi de Rumanía, estaban anunciando magníficos eventos para el miércoles. La dirección de la Universidad y todos los jóvenes de la comunidad harán una fiesta para celebrar un acto de bienvenida tradicional con pan y sal en el salón de actos de este centro destinado a más de 100 jóvenes estudiantes procedentes de más de 17 países. ¿Qué más podemos pedir, aparte de eventos de este tipo, en los que participen jóvenes de toda Europa congregados en honor al multiculturalismo y al multilingüismo? Creo que debe acogerse con satisfacción una ampliación del programa para los mejores estudiantes que conozcan la mayoría de las lenguas extranjeras, una oportunidad de la que la UE tiene que sacar provecho.

 
  
MPphoto
 

  Czesław Adam Siekierski (PPE-DE).(PL) Los intercambios entre los jóvenes son uno de los proyectos estrella de la Unión Europea. Se trata de la mejor manera en la que podemos utilizar nuestros recursos, ya que, estos intercambios ofrecen una contribución incalculable al desarrollo de una unidad auténtica y de la cooperación a nivel mundial.

Con motivo del debate sobre la segunda edición del programa Erasmus Mundus, quisiera plantear el tema de los destinos. Me viene a la mente la movilidad de los europeos a países en desarrollo y a los países de los Balcanes. Creo que, además de la propuesta relacionada con el aumento de becas, también tendríamos que esforzarnos para hacer que los europeos se desplacen a dichos países. Aquellos que realicen intercambios con los países menos conocidos podrán apreciar mejor la política, la cultura y las costumbres locales. Adquirirán conocimientos de los países y de las personas más lejanos. El conocimiento que tenemos acerca de esto último suele ser fragmentado y, a menudo, basado en estereotipos negativos.

En mi opinión, deberíamos promocionar los intercambios de jóvenes con Belarús, Ucrania y Georgia. La asistencia a nuestras instituciones de enseñanza superior podría ser una excelente oportunidad para los estudiantes de dichos países de desarrollarse conforme los estándares de Occidente. Podrían absorber los principios que rigen la labor de nuestra democracia. Esto último podría servirles como un modelo.

La Unión Europea está muy comprometida con el respaldo a los políticos favorables a Occidente en dichos países. Los estudiantes de hoy podrían ser la élite del mañana. Podrían hacer uso de lo que han aprendido durante su estancia en nuestras instituciones de enseñanza superior mientras pretenden influenciar el intercambio en sus países de origen.

 
  
MPphoto
 

  Tadeusz Zwiefka (PPE-DE).(PL) Señor Presidente, Europa tiene una gran necesidad de artesanos, científicos y expertos altamente cualificados. Por ello, acojo con mucha satisfacción la próxima fase del programa Erasmus Mundus destinada a ofrecernos dichos perfiles. El programa llega en un momento muy positivo si tenemos en cuenta la clasificación mundial actual de las instituciones europeas de enseñanza superior. Lamentablemente, no están pasando un buen momento y no se encuentran entre los primeros puestos, en contraste con la situación que tenían hace sólo algunas décadas.

Quisiera resaltar ciertos aspectos legales relacionados con el programa que nos ocupa. Los certificados dobles no cuentan con reconocimiento legal en todos los Estados miembros. La legislación nacional, por tanto, tiene que ajustarse a fin de que los ciudadanos puedan realizar las actividades en cuestión. Otro aspecto bastante importante que me gustaría plantear es que creo que deberíamos controlar a los beneficiarios del programa. Hay estudiantes de terceros países que vienen a Europa, cuyos países de origen aún no son democráticos, lamentablemente. Según me han comentado, Belarús no nos envía a los mejores, sino sólo a aquellos que cuentan con el apoyo de la dictadura del señor Lukashenko

 
  
MPphoto
 

  Jamila Madeira (PSE).(PT) Señor Presidente, Señorías, una vez más tengo que pedir mil disculpas por mi retraso. Este año vamos a celebrar el Año europeo del diálogo intercultural. La necesidad de que todos nos veamos implicados y la perspectiva de que la educación, el conocimiento y la interacción entre diferentes culturas son de vital importancia son hechos que ya están consolidados. Por esta razón, se han llevado a cabo muchas iniciativas vinculadas con este evento en varios ámbitos de acción e intervención.

El programa Erasmus Mundus también tiene un papel en este contexto y, dentro de esta nueva perspectiva, ya está incluida en un nuevo reglamento. Este programa contribuye notablemente a la creación de centros de excelencia en la UE que, hasta cierto punto, limitarán la fuga de cerebros de la Unión Europea. También desempeña una función fundamental a la hora de promover los valores europeos entre los nacionales de terceros países que vienen a Europa a estudiar y quienes encuentran, en el viejo continente, una diversidad lingüística y cultural sin precedentes que representa una verdadera atracción y que nos distingue de los modelos existentes en el resto del mundo.

Sin embargo, el entendimiento intercultural y el diálogo se han encontrado con algunos problemas. La cuestión de los visados de los estudiantes que participan en el programa Erasmus Mundus y las dificultades con las que se encuentran habitualmente a la hora de obtener y renovar dichos visados, con frecuencia, deriva en situaciones en las que los estudiantes tienen que vivir casi en la clandestinidad en la Unión Europea, ya que, asisten a las mismas clases con visados de turista que, algunas veces, están caducados.

A mi juicio, es totalmente fundamental y urgente encontrar una solución que permita que la concesión de los visados de estos estudiantes se haga con rapidez, transparencia y eficacia. El conocimiento del idioma también es fundamental, ya que, gracias a él, se permite el entendimiento cultural y la evolución mutua que va más allá de un ambiente totalmente académico. En consecuencia, tenemos que garantizar totalmente esta premisa. Por último, tengo que dar las gracias a la señora De Sarnez por la forma en la que ha dirigido todo el proceso y por el informe equilibrado que ha redactado.

 
  
MPphoto
 

  Ján Figeľ, Miembro de la Comisión. – (SK) Quisiera expresar mi gratitud principalmente por este animado debate, que ha servido para enfatizar el consenso por una mayor y mejor movilidad, en otras palabras, por una Europa que, a través de la enseñanza, pueda preparar particularmente no sólo a sus propios estudiantes, sino también a los estudiantes de otros países para participar en un entorno más abierto a nivel internacional y también para participar de una mayor responsabilidad. Sólo quisiera añadir algunos comentarios sobre este tema.

Estoy totalmente de acuerdo en que el programa Erasmus Mundus es un instrumento muy importante, no sólo en materia de movilidad, sino para todo el proceso que conlleva, por ejemplo, hacer que las universidades europeas sean más atractivas y para crear un espacio europeo para la enseñanza superior, es decir, el proceso de Bolonia. Y, después de algunos años, los resultados son evidentes por el hecho de que no sólo abarca todo el continente europeo, sino que aquellos países que no forman parte de Europa también están participando en dicho proceso y también por el hecho de que Europa cada vez está desempeñando una función más importante en la movilidad internacional en el mundo actual. A este respecto, se puede afirmar, por ejemplo, que en parte gracias al programa Erasmus Mundus —basándonos en las estadísticas oficiales de China— ahora hay más estudiantes chinos que se dirigen a las universidades europeas que a las de Estados Unidos.

De entre las universidades de máxima categoría dentro del ranking de Shanghai, el 75% participan en este programa. Se trata de un resultado magnífico después de sólo cuatro años. En lo que respecta a la calidad de la selección, el hecho, por ejemplo, de que por cada plaza ofertada por el programa haya habido ocho solicitantes o un ratio de 8:1 constituye una excelente condición previa para la selección y, además, se trata también de una confirmación de la gran demanda de participación en el programa y de la calidad que este ofrece. Se le brinda esta oportunidad a una universidad o consorcio entre cada siete, es decir, se elige un consorcio de cada siete licitaciones. El hecho de haber vuelto a obtener un 15 % de éxito confirma el nivel de excelencia.

En lo que respecta a la cuestión informativa, haremos todo lo que esté de nuestra mano para que el programa llegue a lugares en los que no se aplica, para hacer que la distribución sea más equilibrada y para que la participación también lo sea. Esto se aplica especialmente a los nuevos Estados miembros, pero también al ámbito internacional. Como ya saben, vamos a lanzar ahora un sitio web muy importante llamado study-in-europe.org, que será de utilidad para todo aquel que esté interesado en recibir información específica. Además, también vamos a organizar campañas informativas especialmente enfocadas y orientadas.

Esta es la causa por la que se está adaptando el programa; para permitir una movilidad en dos direcciones, no sólo a nivel interno, sino también fuera de los Estados miembros de nuestra Unión, algo que, desde mi punto de vista, es un cambio cualitativo muy importante que dará sus frutos. Nuestro interés ha sido y es la obtención de diplomas conjuntos y la realización de programas académicos conjuntos para orientar en el proceso de reforma y para orientar a la hora de hacer que estudiar en Europa sea algo más atractivo. En conclusión, lo único que puedo decir hoy es que, después de cuatro años, el programa Erasmus Mundus es uno de los programas internacionales reconocidos de la más alta calidad, por lo que creo que, con el tiempo, contribuirá a la reputación de las universidades europeas a fin de que pasen a primera división colocándose entre las mejores del mundo. Ese es el quid de la cuestión de nuestra cooperación.

Muchísimas gracias y mis mejores deseos para la aplicación del programa.

 
  
MPphoto
 

  Marielle De Sarnez, ponente. − (FR) Señor Presidente, quisiera dar las gracias a todos los miembros de esta Cámara que han intervenido. Respaldo todo lo que han dicho sobre la esencia de este tema y me complace ver este gran consenso que nos une esta tarde.

Muchas gracias a la Comisión Europea por toda la ayuda que me ha prestado en este trabajo. Muchas gracias a la Comisión de Cultura y Educación, a su presidente y a su secretaría, que se ha mostrado muy diligente. Muchas gracias a todos los miembros de la Comisión de Cultura. Muchas gracias también a todos los que han intervenido en nombre de la Comisión de Desarrollo, la Comisión de Asuntos Exteriores y la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género.

En resumen, quisiera decirles que estoy totalmente de acuerdo con sus objetivos. Tenemos que mejorar la participación de la mujer en el programa y tenemos que garantizar que los fondos se utilicen de conformidad con los objetivos de relaciones exteriores y de desarrollo. A este respecto, el Parlamento deberá velar por ello en los próximos años.

Si vamos a conseguir un acuerdo en la primera lectura, hecho que creo que puede hacerse realidad mañana por la mañana, se debe a que cada uno de nosotros ha puesto su grano de arena positivamente. Nuestro contacto con la Comisión Europea, las enmiendas de sus Señorías, nuestros debates con la Comisión de Cultura, el trabajo de las comisiones que han manifestados sus opiniones —al fin y al cabo, todo esto ha derivado en la alta calidad de este programa—. Mi más sincero agradecimiento. Creo que, de esta forma, habremos llevado a cabo una tarea práctica demostrando que Europa puede tener valores exigentes, y ser generosa al mismo tiempo.

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – Se cierra el debate.

La votación tendrá lugar el martes.

Declaraciones por escrito (artículo 142 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 
 

  Alessandro Battilocchio (PSE), por escrito.(IT) Gracias, Señor Presidente, como he señalado en mi intervención anterior, la Comisión de Desarrollo respalda los objetivos del programa Erasmus Mundus y apoya esta propuesta. Mi informe contenía sugerencias que la ponente ha puesto sobre la mesa. Sin embargo, me gustaría dirigirme a la Comisión: no cometamos los errores del pasado. Hace tan sólo unos meses tuvimos que recurrir ante el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas para garantizar el cumplimiento de las disposiciones legales del ICD. El principio que queremos apoyar es sencillo y claro: aquellos recursos que estén destinados al desarrollo deben utilizarse verdadera e íntegramente para el desarrollo. Observamos el compromiso por parte el señor Comisario a este respecto y estaremos muy atentos para garantizar que se cumple de forma estricta el marco legislativo de referencia.

 
  
MPphoto
 
 

  Genowefa Grabowska (PSE), por escrito.(PL) Como miembro del Parlamento Europeo y profesora veterana de enseñanza superior, con frecuencia, he sido testigo de los beneficios derivados del contacto entre los estudiantes y las instituciones de enseñanza superior. Por tanto, respaldo totalmente el informe que se ha presentado y respaldo las propuestas de la ponente. El intercambio de estudiantes que impulsó la UE ahora está muy desarrollado y se ha convertido en un ejemplo brillante de una cooperación supranacional y extraordinariamente efectiva. Más de un millón de estudiantes ya se han beneficiado de la oportunidad de estudiar en otro país europeo. El programa Erasmus Mundus es el programa más reciente para la movilidad de los estudiantes y la cooperación académica. Seguirá ofreciendo a los ciudadanos de países que no son miembros de la UE la oportunidad de estudiar en países europeos. Además, gracias a este programa, los estudiantes europeos también podrán beneficiarse de la experiencia de estudiar en instituciones colaboradoras de todo el mundo.

El Parlamento Europeo es la única institución de la UE elegida democráticamente. Creo que su compromiso con este programa mejora su reputación y garantiza que se le dé más importancia en los Estados miembros, ciudades universitarias e instituciones de enseñanza superior que estén interesadas.

Ese es el motivo por el que apoyo todas las propuestas e ideas sobre la eliminación de obstáculos y barreras administrativas que dificultan la participación en el programa y que pueden suponer un impedimento para participantes potenciales. En particular, solicitaría la máxima facilidad para que los estudiantes que participen en el programa puedan conseguir los visados. No me cabe duda de que esto vale la pena. La mejor inversión que podemos hacer es que este programa abarque a un amplio abanico de estudiantes. El resultado será un capital intelectual latente en el que Europa siempre podrá confiar

 
  
MPphoto
 
 

  Maria Petre (PPE-DE), por escrito. (RO) Reconozcamos el éxito del programa Erasmus en su primera fase. Las enmiendas realizadas a este programa en su segunda fase son excelentes y la incorporación de terceros países es una buena idea. Al mismo tiempo, observamos un descenso en el porcentaje de la participación de las mujeres jóvenes en el programa.

Creo que los objetivos orientados a ofrecer una enseñanza de la mejor calidad, a fomentar el desarrollo personal de los catedráticos de la universidad europea, a contribuir en la cohesión social y a promover la igualdad y la ciudadanía activa mediante la eliminación de estereotipos de género sociales deben perseguirse dentro del ámbito del programa de cooperación. También creo que el programa tiene que facilitar la participación a las mujeres que vivan en zonas rurales y en regiones económicamente menos favorables, así como a aquellas personas que tengan dificultades de aprendizaje.

Esta es la única forma que tenemos para paliar cualquier tipo de discriminación a largo plazo y de impulsar la participación activa de los jóvenes y de las mujeres en la vida política, económica y social de nuestros países. Gracias a ello, podremos ofrecer el contenido real y práctico a este programa, que está destinado a los jóvenes de los centros educativos europeos y de terceros países.

 
Aviso jurídico - Política de privacidad