Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Debates
Lunes 17 de noviembre de 2008 - Estrasburgo Edición DO

25. Protección de los consumidores en materia de crédito y finanzas (breve presentación)
Vídeo de las intervenciones
PV
MPphoto
 

  Presidente. – El siguiente punto es el informe de Iliana Malinova Iotova, en nombre de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor, sobre la protección del consumidor: mejora de la educación y la sensibilización del consumidor en materia de crédito y finanzas (2007/2288(INI)) (A6-0393/2008).

 
  
MPphoto
 

  Iliana Malinova Iotova, ponente. – (BG) El informe sobre educación financiera que se votará mañana en sesión plenaria es ahora más importante que nunca. Está claro que la crisis financiera a la que nos estamos ahora enfrentando se puede evitar si los consumidores están bien informados de los riegos que conllevan los diferentes tipos de créditos. Podemos decir, con toda seguridad, que si en el pasado nos hubiéramos concentrado más en la educación financiera de los ciudadanos, no estaríamos afrontando la actual situación, o, al menos, la crisis no habría adquirido las proporciones que tiene. Por el bien del futuro, debemos estar seguros de que nuestros hijos tengan la oportunidad de aprender a manejar adecuadamente las tarjetas de crédito y los prestamos en cualquier lugar de Europa. Tenemos que concentrarnos en los créditos hipotecarios a estudiantes y en los fondos de pensiones e inversión. Estos productos financieros afectan muchísimo a la vida de los consumidores, por eso se deben tener en consideración. No debemos olvidar que cada vez más jóvenes se están endeudando profundamente sin ni siquiera sospechar qué efecto tendrá esto en sus vidas.

Hemos pasado muchos meses trabajando muy estrechamente sobre los textos del informe. Llevamos a cabo un debate público muy interesante con representantes de bancos e instituciones financieras europeos y estadounidenses justo antes de la crisis. Incluso en aquel momento, se habían definido claramente los problemas y sonó la alarma. Por otra parte, pudimos ver la experiencia y la buena práctica de la educación financiera en países que tienen tradición en este ámbito y que están trabajando constantemente para mejorarlo ―el Reino Unido, Francia, Alemania y en otras partes, y escuchamos las opiniones de los que están dando los primeros pasos en este área. Estoy contenta con los resultados de la votación sobre el informe en la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor, y por la decisión de la Comisión sobre los presupuestos que se necesitan para prestar ayuda al proyecto.

Asimismo, recibimos muchas respuestas alentadoras de destacadas instituciones financieras sobre el informe de iniciativa. Creo que hemos alcanzado una solución de compromiso que satisface a todos los grupos políticos, por lo que espero que la votación de mañana sobre el informe sea un éxito. Solo podemos superar la actual crisis financiera mediante el esfuerzo conjunto, que es por lo que tenemos que unirnos y trabajar juntos en esta iniciativa común. Ya es hora de actuar y garantizar que los consumidores europeos tengan el conocimiento que necesitan sobre los créditos al consumo y de otra clase, para que no se repita un desastre financiero similar. Para lograr esto es extremadamente importante que los Estados miembros apliquen las medidas emprendidas y cooperen estrechamente. Y, finalmente, quiero agradecer enormemente a los miembros de la Comisión Europea la asistencia que me han prestado.

 
  
MPphoto
 

  Danuta Hübner, Miembro de la Comisión. − Señor Presidente, este informe es muy oportuno. Pone de relieve muchos de los retos a los que los consumidores europeos se están enfrentando en el contexto de la actual crisis financiera. Por eso le doy las gracias a la señora Iotova por su excelente trabajo.

La Comisión reconoció la importancia de la educación financiera para el adecuado funcionamiento del mercado interior en nuestra Comunicación aprobada en diciembre del año pasado. Sin duda, los consumidores tienen que estar facultados para adoptar decisiones responsables relativas a sus finanzas personales, y, solo de esta forma, podrán cosechar los beneficios tangibles procedentes de la integración financiera en la Unión Europea.

La educación es competencia de los Estados miembros. El papel de la Comisión a este respecto es principalmente de apoyo, pero, sin embargo, importante.

El nivel nacional es el más apropiado para facilitar programas de educación de los consumidores y es, además, el más eficiente y eficaz. Los Estados miembros tienen que desempeñar un papel clave, por ejemplo, mediante la adopción de estrategias nacionales de educación financiera en función de una asociación público/privada.

Creemos que el papel de la Comisión es actuar como promotora de la educación financiera en toda la UE, mostrando los beneficios, coordinando los esfuerzos y demostrando la mejor práctica.

A este respecto, hemos aplicado varias iniciativas prácticas y creado un grupo de expertos sobre educación financiera, que celebró su primera reunión en octubre, dedicada a la discusión de las estrategias nacionales para la educación financiera.

Además, hemos estado promoviendo el desarrollo de la herramienta en línea Dolceta para profesores, para que les sea más fácil incorporar los temas financieros en los planes de estudios vigentes. Pronto publicaremos la base de datos europea para la educación financiera, una biblioteca electrónica de esquemas gestionada por diferentes clases de proveedores. Finalmente, la Comisión patrocina regularmente acontecimientos escogidos que den notoriedad a la educación financiera.

Estamos totalmente de acuerdo con la esencia general de este informe parlamentario y la mayoría de sus propuestas. La cuestión crucial es la educación de los niños y jóvenes, y la Comisión comparte con el Parlamento la convicción de que la alfabetización financiera se debe realizar en el colegio.

Estamos preparados y dispuestos a ayudar a los Estados miembros en el desarrollo de sus programas educativos básicos en el ámbito de las finanzas personales, y ponemos un interés similar en la idea de que la Comisión se encargue de gestionar la información y las campañas en los medios de comunicación de la UE sobre educación financiera. Tales campañas de sensibilización se deben adaptar a las necesidades específicas de la audiencia y son más eficaces cuando se gestionan a nivel nacional o incluso local. Una vez más, estamos preparados para ayudar.

Quiero concluir dando las gracias al Parlamento por su buen trabajo en este dossier y esperamos con interés continuar el diálogo entre el Parlamento y la Comisión en cuestiones importantes de la educación financiera del consumidor.

 
  
MPphoto
 

  Presidente. – Se cierra este punto.

La votación tendrá lugar mañana, a las 12.00 horas.

Declaraciones por escrito (artículo 142 del Reglamento)

 
  
MPphoto
 
 

  Dragoş Florin David (PPE-DE), por escrito. – (RO) La ignorancia de las leyes no nos eximen de su cumplimiento, del mismo modo que la ignorancia de los mecanismos financieros no nos eximen de las pérdidas sufridas.

Las instituciones financieras y bancarias y las compañías de seguros tenían, y todavía tienen, la obligación de facilitar a los consumidores «instrucciones de usuario» para los instrumentos financieros para que puedan adoptar decisiones informadas. Por eso creo que la necesidad de que instituciones gubernamentales y no gubernamentales eduquen a los ciudadanos europeos en cuestiones financieras, bancarias y de seguros es una buena solución para aquellos que realmente quieren esto. No obstante, los que prestan servicios en este ámbito son los que deben de cumplir la obligación de facilitar información a los ciudadanos que usen estos instrumentos. Creo que es una obligación de la Comisión y de los Estados miembros de la UE prevenir e informar a los ciudadanos europeos de lo perjudiciales que son algunos productos o servicios y regular el mercado europeo para que estos productos o servicios no puedan aparecer en el mismo.

Quiero concluir felicitando a la ponente, la señora Iotova, y a nuestros colegas de la Comisión de Comercio Internacional y de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios por su eficacia en la redacción de esta Resolución.

 
  
MPphoto
 
 

  Zita Pleštinská (PPE-DE), por escrito. – (SK) La crisis sobre los créditos hipotecarios arriesgados ha confirmado que el nivel de sensibilización financiera entre los ciudadanos de la UE es bajo. Los consumidores no están suficientemente familiarizados con los riesgos de la bancarrota y el endeudamiento excesivo. La información sobre los productos financieros de las instituciones financieras, facilitada principalmente a través de anuncios, es difícil de comprender y, a veces, confusa. No proporcionan a los consumidores la suficiente información con anterioridad a la firma de los contratos.

La tarea de informar a los consumidores sobre finanzas y prestamos debería comenzar en el colegio, en el que los consumidores de mañana deberían familiarizarse con los productos del sector bancario. Se debe poner especial énfasis en los programas para jóvenes, pensionistas y grupos vulnerables.

Creo firmemente que la Comisión debería crear una partida presupuestaria para los programas de educación financiera a nivel de la UE, que podría reunir a todos los organismos pertinentes, como, por ejemplo, el Estado, organizaciones no gubernamentales, organizaciones de consumidores e instituciones financieras.

Quiero hacer hincapié, en particular, en el papel de las organizaciones de consumidores a nivel comunitario y, asimismo, a nivel interestatal, ya que conocen mejor las necesidades concretas de los grupos destinatarios en el ámbito de los programas educativos. Muchos Estados miembros no asignan una financiación adecuada en sus presupuestos a las políticas de protección del consumidor y no prestan atención ni apoyo financiero a las actividades de las organizaciones de consumidores.

Hay pocos consumidores que se puedan permitir los servicios de asesores financieros personales y, por lo tanto, creo firmemente que se debería proporcionar a los consumidores asesoramiento individual sobre los cursos de formación adecuados a través de los programas educativos de la UE y dentro del marco de las organizaciones de consumidores.

 
  
MPphoto
 
 

  Marian Zlotea (PPE-DE), por escrito. – (RO) Quiero felicitar a la señora Iotova por la materia que se aborda en este informe. Considero que la educación financiera es un tema muy importante. En este momento en Rumania, nos estamos enfrentando al problema de personas que ya no consiguen pagar sus deudas porque han pedido créditos a diferentes bancos. No solo se les ha aconsejado mal sobre las consecuencias de este crédito, sino que no se les ha dado ningún tipo de educación financiera adecuada para permitirles decidir que servicios financieros podrían convenirles más.

No debemos confundir educación financiera con la información suministrada a los consumidores. Los programas de educación financiera se tienen que desarrollar de acuerdo con los grupos de edad y las necesidades de los diferentes segmentos de la población.

Espero que el servicio Dolceta se traduzca al rumano y búlgaro lo antes posible para que todos los ciudadanos de los Estados miembros puedan beneficiarse de él.

 
Aviso jurídico - Política de privacidad