Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2008/2647(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclos relativos a los documentos :

Textos presentados :

B6-0580/2008

Debates :

PV 20/11/2008 - 5
CRE 20/11/2008 - 5

Votaciones :

PV 20/11/2008 - 6.16
Explicaciones de voto

Textos aprobados :

P6_TA(2008)0568

Debates
Jueves 20 de noviembre de 2008 - Estrasburgo Edición DO

7. Explicaciones de voto
Vídeo de las intervenciones
PV
  

Explicaciones oralesde voto

 
  
  

- Informe: Gabriele Stauner (A6-0409/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Astrid Lulling (PPE-DE). - (FR) Señora Presidenta, la Comisión de Empleo y Asuntos Sociales se empeña en poner en entredicho la competencia de la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género en relación con la cuestión de la igualdad entre las mujeres y los hombres en el lugar de trabajo. Se ha adueñado de nuestra iniciativa de redactar un informe sobre los efectos discriminatorios de las desigualdades salariales y otras desigualdades en las pensiones de las mujeres y en la tendencia a la individualización de los derechos de seguridad social.

El resultado es un informe que sirve de cajón de sastre y que reúne una serie de tópicos archiconocidos. Estamos muy lejos del trato desigual de las mujeres en relación con las pensiones y los correctivos que quería predicar la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género en su informe. En mi calidad de ponente de la opinión de la Comisión de Derechos de la Mujer sobre la base del artículo 47 del Reglamento interno del Parlamento Europeo, hice todo lo que pude, con el respaldo unánime de la Comisión de Derechos de la Mujer, para proponer correctivos concretos en el marco de las reformas de los sistemas de pensiones. Se han establecido seis elementos correctivos muy concretos para colmar las deficiencias de la seguridad social de las mujeres derivadas, por ejemplo, de la maternidad y de sus responsabilidades familiares.

¿Pueden creer que la Comisión de Empleo las ha rechazado de forma expresa, en flagrante contradicción con las obligaciones establecidas en el artículo 47? Siento que hayamos perdido una batalla, pero la guerra y nuestra lucha continúan.

 
  
  

- Informe: Ewa Klamt (A6-0432/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Philip Claeys (NI). - (NL) Señora Presidenta, he votado en contra del informe de Klamt por la sencilla razón de que el concepto global de inmigración económica y la llamada «tarjeta azul» demuestran una vez más una visión a corto plazo. En vez de eso, debemos adoptar una política de capacitación, volviendo a ofrecer formación a los cerca de 20 millones de desempleados que hay actualmente en la Unión Europea y logrando que vuelvan a sus trabajos. En vez de eso, debemos aprender de los errores cometidos en el pasado. Un ejemplo que viene al caso es la importación de trabajadores inmigrantes y sus familias en los años setenta y ochenta, que se convirtió en un problema social de gran envergadura.

Ahora se está intentado calmar al público mediante la promesa de que esta medida afecta únicamente a los trabajadores inmigrantes muy cualificados y a los trabajadores inmigrantes temporales, pero quién soy yo para poner en duda las palabras de Louis Michel, que asegura que se dará también la bienvenida a otros inmigrantes. Es decir, las puertas permanecen abiertas. Lo único que se está haciendo es construir una nueva puerta. Es una alianza contra la sociedad. Las grandes empresas quieren trabajo barato y unen sus fuerzas con la izquierda multicultural, y luego dejan que sea la sociedad quien pague la cuenta.

 
  
  

- Informe: Neil Parish (A6-0368/2008)

 
  
MPphoto
 

  Astrid Lulling (PPE-DE). - (FR) Señora Presidenta, he votado a favor del informe de Parish sobre la integración de la OCM del vino, de la OCM única: lo digo muy a mi pesar, ya que considero que esta OCM única no aporta simplificación alguna ni aumenta la transparencia. Va a complicar la vida de los viticultores y de todo el sector vitivinícola.

Ayer por la tarde, el señor Comisario intentó tranquilizarnos. Espero que la Comisión cumpla su palabra y que, sobre todo, la profesión se vea representada de manera adecuada en el comité consultivo, como lo ha sido desde la primera OCM del vino.

 
  
MPphoto
 
 

  Anja Weisgerber (PPE-DE).(DE) Señora Presidenta, esta mañana he votado con algunas reservas a favor del informe de Neil Parish sobre la creación de una organización común de mercados para determinados productos agrícolas. Acojo con satisfacción el objetivo de la Comisión consistente en simplificar la política agrícola europea. Esto significa que en el futuro habrá una única organización común de mercado que sustituirá a las veintiuna organizaciones comunes de mercado actuales, como las de las frutas, las hortalizas, la leche o el vino. Ahora bien, la administración del documento resultante, que es tan sumamente complejo, debe simplificarse al máximo. Por esta razón me complace que la Comisión asegurara en el debate de ayer que dará curso a mi idea y que incluirá en el buscador europeo EUR-Lex una función que permita a los usuarios acceder únicamente a los artículos relacionados con su producto agrícola concreto.

La Comisión ha confirmado asimismo que se mantendrá intacta la organización del mercado vitivinícola, que se negoció con algunas trabas e incluye muchas de las exigencias del Parlamento. Solo por esta razón he podido votar a favor del informe.

 
  
  

- Propuesta de resolución: VIH/SIDA (RC-B6-0581/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Milan Gaľa (PPE-DE). – (SK) Me alegra que, a pocos días del 1 de diciembre, que es el Día Mundial del Sida, estemos abordando este problema de alcance mundial. Cada vez es mayor el número de personas contaminadas con el VIH. Cerca de 14 000 personas quedan infectadas todos los días, y 2 000 de ellas son niños menores de 15 años.

Además de los lugares críticos habituales, como África y el Lejano Oriente, la cifra de personas infectadas ha aumentado en Europa Oriental y en Asia Central. En 2006 la cifra de personas infectadas en esas regiones aumentó a 1,7 millones. El mayor aumento se registró en Rusia y Ucrania, donde había cerca de 270 000 personas infectadas por el VIH. El contagio de VIH en estas zonas se debe principalmente al consumo de droga y al uso de agujas contaminadas. En el caso de Ucrania las cifras son muy alarmantes, ya que afectan a un país vecino de la Unión Europea.

El hecho de que no hayamos logrado controlar el problema del VIH a pesar de los programas de prevención implantados en todo el mundo debe llevarnos a hacer una nueva evaluación de dichos programas y a redoblar los esfuerzos orientados a la prevención y la fabricación de remedios eficaces.

 
  
  

- Propuesta de resolución: República Democrática del Congo (RC-B-0590/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Charles Tannock (PPE-DE). - Señora Presidenta, en 1994 Occidente cerró los ojos al genocidio que tuvo lugar en Ruanda. Ahora podría pasar lo mismo en la zona oriental de la República Democrática del Congo. La prioridad inmediata es de índole humanitaria, pero más allá de eso debe solucionarse el delicado y complejo desorden político existente. Este problema se debe en parte a que la comunidad internacional no solo se lavó las manos en el genocidio de Ruanda, sino que permitió, además, que los genocidas hutus huyeran a la zona oriental de la República Democrática del Congo, donde el Presidente Kabila apenas se molestó en tomar medidas para frenar a las milicias, para consternación de de Kigali y de los tutsis locales.

Las Naciones Unidas y la Unión Africana deben asumir el liderazgo a la hora de abordar las cuestiones políticas y de seguridad inmediatas que están en juego, pero también hay que reconocer que la competencia por los recursos naturales se oculta tras la financiación de esta masacre. China es un interlocutor formal en la región, pero poco le interesan los derechos humanos de África.

La Comisión debe estudiar si sería posible aplicar actualmente en África el proceso de certificación de minerales y otros recursos, del mismo modo que funcionó el proceso Kimberley, y con tan buenos resultados, en el sector de los diamantes en relación con los «diamantes de sangre» o diamantes de la guerra. Por tanto, he votado a favor de esta resolución.

 
  
  

- Propuesta de resolución: sector de la apicultura (B6-0579/2008)

 
  
MPphoto
 

  Erna Hennicot-Schoepges (PPE-DE). - (FR) Señora Presidenta, esta resolución llega un poco tarde. Puede decirse que «a buenas horas, mangas verdes», pues, desde la adopción de la Directiva 91/414/CEE relativa a la comercialización de productos fitosanitarios, se ha hecho muy poco para promover la investigación sobre el efecto de los pesticidas en las abejas, sobre todo en el ciclo completo de reproducción de las abejas.

Es aún más sorprendente si pensamos que, durante la votación en primera lectura del informe de Breyer sobre la comercialización de los productos fitosanitarios, es decir, sobre la reforma de la Directiva 91/414/CEE, muchas personas que hoy han votado a favor de una resolución se han pronunciado en contra de enmiendas que garantizan una mayor protección de las abejas.

De nada sirven las buenas intenciones, sino que para progresar hacen falta hechos y actos; y espero que, cuando votemos el informe de Breyer en segunda lectura, sus Señorías recuerden esta resolución para votar a favor de las abejas.

 
  
MPphoto
 

  Astrid Lulling (PPE-DE). - (FR) Señora Presidenta, me gustaría decir a la señora Hennicot, que es diputada de esta Asamblea desde hace poco tiempo, que evidentemente no puede saber lo que llevamos pidiendo desde 1994, sobre todo en este ámbito.

Quiero dar las gracias a todos los diputados que han participado en este debate y han contribuido a esta resolución sobre la alarmante situación del sector agrícola. No puede decirse que hubiera una gran afluencia ayer por la noche, a eso de las doce de la noche, y es comprensible —tampoco estaba presente la señora Hennicot—, para seguir este excelente debate tan profuso, cuyo objetivo era incitar a la Comisión a que intensificara sus esfuerzos frente a esta crisis apícola tan sumamente preocupante. Me complace ver que la Comisión nos ha comprendido.

Señora Presidenta, quisiera señalar a los servicios que la enmienda 1, que ha sido aprobada y en contra de la cual ha votado mi grupo, es una enmienda referida puramente al texto. La traducción al alemán de mi considerando B es deficiente. Por lo tanto, hay que corregir la traducción, que reza exactamente lo mismo que la enmienda en alemán.

En cuanto a la enmienda relativa a la autorización de los productos fitosanitarios, que entre tanto se ha retirado, estoy de acuerdo con su contenido. No obstante, dado que reproduce literalmente el texto votado en la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria sobre la comercialización de estos productos, mi grupo y yo consideramos que no debíamos plagiar este texto y que debíamos dar prioridad a la Comisión de Medio Ambiente. Pero nuestra recomendación y nuestra reivindicación están magníficamente redactadas en el apartado 8 de la resolución, en el que pedimos exactamente lo mismo, es decir, la intensificación de la labor de investigación sobre la relación existente entre la mortalidad de las abejas y el uso de pesticidas, con el fin de adoptar las medidas adecuadas en cuanto a la autorización de estos productos. Es evidente que los pesticidas que matan a las abejas no deben autorizarse. Es lo que llevamos años afirmando.

 
  
MPphoto
 

  Presidenta. − Señora Lulling, gracias por llamar la atención sobre el contenido de esta medida. Le aseguramos que se revisarán detenidamente las versiones traducidas.

 
  
  

Explicaciones de voto por escrito

 
  
  

- Informe: Ingeborg Gräβle (A6-0394/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Pierre Audy (PPE-DE), por escrito.(FR) Sobre la base del informe de mi distinguida amiga y colega Ingeborg Grassle, he votado a favor de la resolución legislativa que aprueba, pero con enmiendas, la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo por el que se modifica el Reglamento (CE) n° 1073/1999 relativo a las investigaciones efectuadas por la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF). Estoy a favor de que se refuerce la protección de los derechos de las personas sujetas a investigaciones de la OLAF y que se fortalezca la cooperación con los Estados miembros. Era ineludible poner en marcha una gobernanza pública de las actividades de investigación en materia de lucha contra el fraude de la OLAF, y se hacía cada vez más patente la necesidad de un control independiente de los procedimientos y de la duración de las investigaciones, así como de garantizar, al mismo tiempo, la protección de la confidencialidad de las investigaciones. Con este informe de Inge Grassle ha realizado un trabajo de gran envergadura y merece todo nuestro agradecimiento.

 
  
MPphoto
 
 

  Dragoş Florin David (PPE-DE), por escrito. – (RO) He votado a favor del informe de la señora Gräßle porque debe darse a las personas que estén sujetas a una investigación de la OLAF la oportunidad de hacer observaciones, al menos por escrito, sobre los asuntos relacionados con el proceso. Dichas observaciones deberían presentarse a los Estados miembros implicados, junto con cualquier otro tipo de información obtenida en el curso de la investigación. Es el único modo de presentar a las autoridades nacionales información completa en relación con el asunto, respetando al mismo tiempo el principio según el cual ambas partes deben disfrutar de la oportunidad de exponer su propio punto de vista. El informe garantiza asimismo la cooperación con terceros países y fortalece el papel del Comité de vigilancia de la OLAF.

 
  
MPphoto
 
 

  Luca Romagnoli (NI), por escrito. – (IT) He votado a favor del informe de la señora Gräßle sobre las investigaciones realizadas por la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF). De hecho, es absolutamente fundamental que modifiquemos el reglamento sobre dichas investigaciones, dado que debe revisarse la relación existente entre determinadas instituciones. Además, debe modificarse el reglamento en lo referente a los derechos de las personas sujetas a investigaciones y en lo referente al intercambio de información entre la OLAF, las instituciones europeas, los Estados miembros y los informadores. Por último, felicito a la señora Gräßle por su iniciativa; ha planteado, además, otras propuestas interesantes, como las referentes, por ejemplo, a la nueva función del Director General de la Oficina, que tendría competencia para abrir investigaciones externas no solo a petición de un Estado miembro o de la Comisión, sino también a petición del Parlamento Europeo.

 
  
  

- Informe: Rainer Wieland (A6-0395/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Alessandro Battilocchio (PSE), por escrito. (IT) Mi voto ha sido favorable. El núcleo de este debate no es solo la cuestión concreta que está abordando la Comisión de Peticiones, en relación con la extensión del alemán y su uso en las instituciones comunitarias. Lo primero y más importante es que se trata de una cuestión general de acceso a los documentos por parte de los ciudadanos de todas las nacionalidades, y, en consecuencia, de la transparencia de las instituciones de la Comunidad. Desde este ángulo, por tanto, creo que es absolutamente imperativo que el Consejo lleve a cabo un examen minucioso de esta cuestión con miras a aumentar el número de lenguas utilizadas en los sitios web de la Presidencia. Dicho aumento iría haciéndose de forma gradual, sobre la base del establecimiento de unos criterios adecuados y objetivos. Pero debemos tener en mente el hecho de que cuanto mayor sea el número de lenguas que se utilicen mayor será el número de ciudadanos que podrán mantener una relación cada vez más cercana con Europa. Los ciudadanos deben ver a las instituciones europeas del mismo modo que ven los edificios que nos alojan: nuestras instituciones deben ser accesibles.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. – (PT) De forma general estamos de acuerdo con el informe y, más concretamente, con lo que establece sobre las conclusiones del Defensor del Pueblo, que afirman que «la negativa del Consejo a abordar el fondo de la petición del demandante de que los sitios web de la Presidencia también se ofrezcan en alemán, constituye mala administración» y que «las informaciones facilitadas a través de estos sitios web deberían estar disponibles a tiempo, en la medida de lo posible, en todas las lenguas oficiales de las Comunidades Europeas».

En cambio, no estamos de acuerdo con el apartado 1, punto d), de las conclusiones del informe, que establece lo siguiente: «si el número de lenguas debe ser limitado, la elección de las lenguas debe basarse en criterios de objetividad, racionalidad, transparencia y capacidad de gestión». Defendemos que el sitio web del Consejo debe contener, como en el caso del Parlamento Europeo y de la Comisión Europea, la totalidad de su información en todas las lenguas oficiales de la Unión Europea. Es el único modo de defender realmente el multilingüismo y la diversidad cultural que los responsables de la Comunidad aseguran defender, pero que, en la práctica, ponen constantemente en entredicho, alegando el recorte de los gastos.

 
  
  

- Informe: Gabriele Stauner (A6-0409/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. – (PT) Aunque la resolución aprobada por la mayoría de esta Asamblea contiene algunos aspectos contradictorios, con algún que otro aspecto positivo, la línea dominante es que, en nombre del envejecimiento de la población y de los cambios demográficos, se intenta justificar una mayor fragilidad del sistema público y universal de la seguridad social, para satisfacer intereses del sector financiero privado, que pretende llevarse la porción más grande que pueda conseguir de este pastel.

Véase, por ejemplo, el siguiente párrafo: «Señala que la tendencia hacia la individualización contribuye a la modernización del segundo y tercer pilares sin poner en tela de juicio el primer pilar de los sistemas de seguridad social; ello permite a las personas, y especialmente a las mujeres y otros grupos vulnerables, disponer de mayor libertad de elección y ser más independientes y poder generar sus propios derechos de pensión adicionales».

O sea, en nombre de la libertad, se anima a las personas a que busquen soluciones financieras alternativas a la seguridad social pública, incluso cuando ya se conocen los resultados claramente negativos de este planteamiento. Los casos recientes en los Estados Unidos son un ejemplo perfecto. Pero el capitalismo siempre intenta utilizar la propaganda para allanar el camino a sus propios objetivos.

Por este motivo hemos votado en contra.

 
  
MPphoto
 
 

  Bruno Gollnisch (NI), por escrito.(FR) La ponente, la señora Stauner, ha ofrecido un lúcido análisis de los desafíos que el envejecimiento de nuestras poblaciones y el descenso de nuestra población activa representan para nuestros sistemas de protección social, que se ve que interesan mucho a la ponente. Es un primer punto a su favor.

Un segundo punto es la tímida pregunta que la ponente formula en relación con la eficacia real de la panacea que se propone habitualmente, que consiste en organizar la instalación masiva de los trabajadores inmigrantes, de quienes se espera que paguen las pensiones de jubilación y los sistemas sanitarios de los viejos europeos; panacea, por otra parte, de un cinismo y de un egoísmo asombrosos, defendida por personas que presumen de ostentar el monopolio de la apertura y la tolerancia. Un último punto positivo que merece su análisis es la crítica que hace de la tendencia a la privatización que caracteriza los sistemas de salud y el enfoque puramente financiero de las reformas de los regímenes de seguridad social nacionales.

Pero falta en el informe un aspecto fundamental: dado que el descenso demográfico de nuestro continente es lo que está en la raíz de todos estos problemas, es este problema el que nos corresponde solucionar. Los Estados miembros ya no pueden seguir evitando adoptar una política familiar y de natalidad ambiciosa, sin duda garante del equilibrio de sus sistemas de seguridad social y, sobre todo, de su dinamismo, de su prosperidad y, sencillamente, de su supervivencia.

 
  
MPphoto
 
 

  Hélène Goudin y Nils Lundgren (IND/DEM), por escrito. (SV) Este informe constata que la mayoría de la población de los Estados miembros está envejeciendo y que, por lo tanto, los sistemas de seguridad social y de pensiones se van a ver sometidos a una gran presión. La solución propuesta para poner fin a este problema es la habitual, es decir, la adopción de medidas diversas por parte de la Unión Europea. La Lista de Junio sostiene la opinión de que la Unión Europea no debería preocuparse de todos los asuntos relacionados con los sistemas de seguridad social y de pensiones de los Estados miembros.

El Parlamento Europeo tiene previsto proponer una edad de jubilación obligatoria, contratos de trabajo, la forma de sistemas de pensiones que habrán de poner en marcha los Estados miembros, los impuestos sobre el trabajo, el reparto de la carga impositiva y cómo debería organizarse la atención sanitaria en los países de la Unión Europea. Todas ellas son cuestiones que deberían tratarse en el ámbito nacional. Las indicaciones de las instituciones de la Unión Europea sobre estos asuntos no aportan absolutamente nada.

Por lo tanto, hemos votado en contra de este informe en la votación final.

 
  
MPphoto
 
 

  Carl Lang (NI), por escrito.(FR) Aunque el informe de la señora Stauner haga referencia a la estrategia de Lisboa, que constituye un manifiesto fracaso europeísta, es digno de apoyo porque cuestiona el credo de la inmigración como recurso frente a la futura agravación de los déficits demográficos, económicos y sociales de Europa.

La inmigración, selectiva o no, distorsiona la identidad y la cultura de los pueblos de Europa y agrava la división comunitaria y las tensiones que se derivan, a imagen de lo que ocurre en todas las sociedades multiétnicas y multiculturales del mundo.

Constituye una nueva esclavitud que beneficia exclusivamente a las «aves de rapiña» de la mundialización, que ven en esta mano de obra barata un modo de ejercer presión en los salarios en un contexto de desempleo ya muy elevado. Permitirá que se saquee a les elites de terceros países, lo que no hará más que agravar su situación.

Desde un punto de vista estratégico es una ilusión, porque el comportamiento de los inmigrantes acabará inevitablemente calcando el modelo de los europeos; pienso especialmente en la desafortunada tendencia a tener cada vez menos hijos en una sociedad que se encuentra desorientada por completo.

Además del apoyo a las familias y a la natalidad europea, la nueva Europa de las naciones necesita una política de preferencia nacional y comunitaria, una política de protección nacional y comunitaria.

 
  
MPphoto
 
 

  Athanasios Pafilis (GUE/NGL), por escrito.(EL) El informe pone de relieve la amplitud de las aspiraciones profundamente antisociales de la Unión Europea y el capital unificador de Europa, que pretenden abolir los sistemas de seguridad social. Se aferra de un modo terrorífico al pretexto del descenso demográfico de la Unión Europea para proponer un aumento de la edad de jubilación y la aplicación del sistema de tres pilares, que son los siguientes:

- el pago de pensiones que se sitúan en el nivel de la pobreza por parte de los sistemas de Seguridad Social nacionales;

- la ampliación de los fondos de pensiones «ocupacionales» que ofrezcan un sistema social de participación;

- el acceso por parte de los trabajadores a los seguros privados («individualización» en la terminología de la eurounificación), que es el supuesto «tercer pilar».

Así pues, el informe allana el camino para que el monopolio de empresas de seguros privados aumente sus beneficios gracias a su entrada en un nuevo sector rentable.

Este ataque se encuadra dentro de un paquete de medidas antiobreras de la Unión Europea, como, por ejemplo, la aplicación general de la «flexiguridad», el «reajuste» (es decir, la abolición) de la legislación laboral, la institucionalización de agencias de empleo que funcionan como tratantes de esclavos, la directiva que crea el concepto de tiempo de trabajo inactivo con una semana de 65 horas de trabajo y la ordenación del tiempo de trabajo sobre la base de un año.

La clase obrera debe responder a este asalto cada vez más virulento del capital eurounificador con un contraataque, mediante el establecimiento de una coalición de lucha contra el monopolio que reivindique su poder popular y siente las bases para responder a las necesidades populares y favorecer la prosperidad social.

 
  
MPphoto
 
 

  Rovana Plumb (PSE), por escrito. – (RO) La Unión Europea no podrá conseguir tasas de empleo más altas mientras existan categorías sociales que cuente con una deficiente representación y grupos sociales excluidos del mercado de trabajo. Las personas con discapacidad o con problemas de salud también quieren trabajar, pero con demasiada frecuencia son víctimas de graves discriminaciones por parte de los empleadores.

Por otra parte, es necesario hacer adaptaciones especiales para permitir que estas personas puedan realizar correctamente su trabajo, pero los empleadores no están dispuestos a hacer grandes inversiones en este ámbito. Las medidas financieras adoptadas en los Estados miembros no han logrado los resultados esperados. En el caso de Rumanía, puedo mencionar la deducción, en el cálculo del beneficio imponible, de las sumas relacionadas con la compra de equipamiento y con los equipamientos utilizados por una persona discapacitada en el proceso de producción, así como la deducción de los gastos de transporte de las personas discapacitadas desde sus casas hasta el lugar de trabajo, o incluso la posibilidad de descontar del presupuesto del seguro de desempleo los gastos específicos derivados de la preparación, la capacitación profesional y el asesoramiento. La creación de un determinado tipo de empresas descritas en el informe ofrece una solución concreta para la inclusión en el mercado laboral de estas categorías sociales vulnerables.

 
  
MPphoto
 
 

  Luca Romagnoli (NI), por escrito. − (IT) Acojo con agrado el excelente trabajo realizado por la señora Stauner sobre el futuro de los sistemas de seguridad social y de pensiones y lo he apoyado con mi voto a favor. Respaldo el razonamiento en el que se basa el informe y creo que somos nosotros, la Unión Europea, actuando en cooperación con los Estados miembros, quienes deberíamos intentar hallar lo antes posible una solución adecuada a los problemas evocados.

Europa es un continente que sufre un envejecimiento de la población, y su tasa media de nacimientos es inferior al índice natural de sustitución de la población. En menos de cincuenta años la población de Europa habrá disminuido y envejecido. Desde luego, la inmigración no será una solución a este problema: más bien existe la necesidad de atraer y retener a más personas en empleos de calidad, para proporcionar un alto grado de protección de la seguridad social y una mayor seguridad laboral, mejorar la educación y la capacitación de nuestra mano de obra y modernizar los anticuados sistemas de pensiones, tomando nota de la inestabilidad asociada a los regímenes de financiación privada, que muchas personas respaldan.

 
  
  

- Informe: Ewa Klamt (A6-0432/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Alexander Alvaro (ALDE), por escrito. − Apoyo plenamente la creación de la tarjeta azul. No obstante, con la adopción de las enmiendas de los Grupos PPE y PSE, me temo que pronto se esfumará la estrategia de futuro europea sobre inmigración legal. El texto actual resulta, sencillamente, desalentador para los trabajadores más cualificados que se planteen emigrar a la Unión Europea de manera legal. Los trabajadores altamente cualificados no van a encontrar motivación alguna para trabajar en el mercado de trabajo de la Unión Europea, por culpa, entre otras cosas, de los obstáculos burocráticos que avala el texto actual.

 
  
MPphoto
 
 

  Jan Andersson, Göran Färm, Inger Segelström y Åsa Westlund (PSE), por escrito. (SV) Los Socialdemócratas suecos del Parlamento Europeo hemos votados a favor del informe sobre las condiciones de entrada y residencia de nacionales de terceros países para fines de empleo altamente cualificado, también conocido con el nombre de «tarjeta azul de la UE». El informe que se ha votado en el Parlamento aporta mejoras a la Directiva, en particular en relación con el trato igual de los trabajadores procedentes de terceros países, dado que impide la discriminación contra dichos trabajadores. Nos parece que constituye asimismo un paso positivo dar a los Estados miembros la oportunidad de investigar su propia necesidad de abrir las puertas la inmigración de trabajadores. Acogemos, además, con agrado el hecho de que el Parlamento haya rechazado las propuestas de la Comisión que durante treinta han permitido que los empleadores infligieran tratos discriminatorios a estas personas. Constituye asimismo una satisfacción ver que se está limitando a los Estados miembros de la Unión Europea la posibilidad de aceptar trabajadores de sectores de terceros países que adolecen de escasez de trabajadores. Esto impide que la Unión Europea contribuya a una fuga de cerebros de trabajadores altamente cualificados, en especial de los países en desarrollo.

Al mismo tiempo, lamentamos el hecho de que el Parlamento haya sido incapaz de llegar a un acuerdo sobre la cuestión de los convenios colectivos aplicables también a los trabajadores de terceros países. Lamentamos también que no se haya aprobado la enmienda 79. Por último, el establecimiento de niveles salariales no es una materia que sea competencia de la Unión Europea, y son en última instancia los interlocutores sociales de los respectivos Estados miembros quienes deben decidir al respecto. Esperamos que el Gobierno sueco continúe su lucha en las negociaciones permanentes con el Consejo.

 
  
MPphoto
 
 

  Alessandro Battilocchio (PSE), por escrito. (IT) Mi voto ha sido favorable. Se trata de una disposición sumamente importante. La creación de nuevos derechos para los trabajadores altamente cualificados de terceros países representa una gran oportunidad tanto para los inmigrantes como para los países de acogida. Por encima de todo, es fundamental que esto se realice en el marco de unos criterios comunes a todos los Estados miembros de la Unión Europea, para evitar que surjan grandes disparidades y también para aumentar la capacidad de Europa de atraer a dichos trabajadores, que sigue muy por detrás de las cifras alcanzadas en los Estados Unidos y Canadá. En este marco de normas compartidas cuya adopción estamos preparando, apoyo plenamente las enmiendas del Grupo Socialista del Parlamento Europeo. Un salario mínimo que no sea inferior al que se aplica a un trabajador similar en el país de acogida es una garantía de igualdad que consideramos fundamental.

De forma similar, defendemos la extensión de la tarjeta azul a las personas que ya residen en los Estados miembros y la ampliación a seis meses de la prórroga en caso de pérdida de trabajo. Por último, tenemos el deber de cooperar con los países de fuera de la Unión Europea para apoyar la capacitación de los empleados altamente cualificados de los sectores clave que pudieran verse afectados por los efectos de una fuga de cerebros. Por otra parte, la adopción de esta medida alentará la inmigración legal y enriquecerá a la Unión Europea con competencias profesionales y experiencia humana, en ese marco de intercambio, que siempre ha constituido la verdadera esencia del espíritu europeo

 
  
MPphoto
 
 

  Catherine Boursier (PSE), por escrito.(FR) He votado a favor del informe de Klamt sobre la creación de una tarjeta azul europea porque, por primera vez, nos ofrece también la posibilidad de pasar, en el ámbito europeo, de la cultura del «no» —la cultura de una Europa fortaleza— a la cultura del «sí» —la cultura de una Europa abierta—, con el fin de desarrollar por fin una gestión positiva de los flujos migratorios y de reconocer un conjunto de derechos a los trabajadores. Es necesario que a este proceso siga rápidamente la adopción de nuevas medidas a favor de otras categorías de trabajadores extranjeros, medidas de las que estaré muy pendiente.

Es cierto que podríamos haber ido aún más lejos; habríamos preferido que se adoptara una directiva horizontal en vez de una directiva sectorial, pero sí se han hecho algunos logros, y en especial el principio de «igualdad de retribución por un trabajo de igual valor», el rechazo de la fuga de cerebros, sobre todo en sectores clave como la salud y la educación, y la prolongación del período del derecho de residencia, que se ha duplicado, con el fin de buscar un nuevo empleo una vez finalizado el contrato de trabajo.

Este texto pretende, por lo tanto, promover sobre todo vías legales para la inmigración, y no una forma de inmigración selectiva, idea a la que soy totalmente contraria.

 
  
MPphoto
 
 

  Dragoş Florin David (PPE-DE), por escrito. – (RO) He votado a favor del informe de la señora Klamt porque ofrece la posibilidad de trabajar a los inmigrantes con altas cualidades profesionales. El informe establece que los Estados de la Unión Europea tienen la obligación de dar prioridad a los ciudadanos europeos, medida que beneficia a los ciudadanos rumanos en el contexto de las restricciones aplicadas en el mercado laboral por varios Estados de la Unión Europea. El informe ofrece a las personas que cumplen los requisitos previstos en la Directiva la posibilidad de que se emita a su favor la tarjeta azul de la Unión Europea, con una validez inicial de dos años, susceptible de renovarse por un período adicional de dos años. Si el contrato laboral tiene una duración inferior a dos años, se expedirá la tarjeta azul por la duración del contrato, con tres meses adicionales.

 
  
MPphoto
 
 

  Avril Doyle (PPE-DE), por escrito. − Lamentablemente me he abstenido en la votación del informe de Ewa Klamt (A6-0432/2008), sobre la propuesta de Directiva del Consejo relativa a las condiciones de entrada y residencia de nacionales de terceros países para fines de empleo altamente cualificado, dado que Irlanda no participó en esta propuesta, de conformidad con el artículo 3 del Protocolo nº 4 del Tratado de Amsterdam, y ya cuenta en este ámbito con una política nacional que ofrece flexibilidad y un amplio margen de discrecionalidad en cuanto a la adaptación de las condiciones del mercado laboral.

 
  
MPphoto
 
 

  Lena Ek (ALDE), por escrito. (SV) La competición por conseguir trabajadores ambiciosos y cualificados no ha hecho más que empezar. Para tener éxito en el contexto de la mundialización, Europa debe hacerse más atractiva en la lucha conseguir los mayores talentos del mundo. Así pues, la propuesta de la Comisión en relación con una tarjeta azul para facilitar el acceso a los mercados laborales europeos es muy bien acogida. Yo misma he defendido durante mucho tiempo con ardor la tarjeta azul y otras ideas para facilitar el acceso al mercado laboral europeo. Por desgracia, la propuesta se ha diluido tanto por decisión de la mayoría del Parlamento que he decidido abstenerme en la votación. Seguiré luchando en la Unión Europea a favor de una tarjeta azul que sea mucho más precisa que la que el Parlamento ha sido capaz de respaldar.

 
  
MPphoto
 
 

  Bruno Gollnisch (NI), por escrito.(FR) La tarjeta azul europea, supuestamente reservada a los trabajadores altamente cualificados, y que ofrece a sus beneficiarios la libertad de circulación y de establecimiento en todos los Estados miembros de la Unión Europea, va a funcionar como una nueva bomba de succión para una inmigración que no va a estar más controlada en el ámbito de la Unión Europea de lo que lo está hoy en otros muchos países en el ámbito internacional.

Al abrir un derecho inmediato de acceso para los miembros de la familia y sin verdadero límite de tiempo, la tarjeta azul va a fomentar una inmigración constante de población. La tarjeta supone la organización burocrática de una forma moderna de esclavitud, que desde ahora escoge a sus víctimas en función de sus diplomas, y no de sus músculos o de su dentadura. Va a privar a los países en desarrollo de los cerebros que tanto necesitan, y de esta forma va a agravar su situación económica y a garantizar la persecución incesante de una inmigración ilegal cada vez mayor.

La tarjeta azul establece un salario mínimo totalmente aberrante y arbitrario, que no tiene en cuenta la realidad, ni los sectores, ni las profesiones afectadas, con una doble consecuencia previsible: la bajada de los salarios de los europeos altamente cualificados, que estarán más tentados que hoy de expatriarse fuera de Europa, y la explotación de los inmigrantes, ya que no existen garantías para ellos de percibir salarios que estén realmente a la altura de sus cualificaciones.

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. – (PT) A pesar de la aprobación en el Parlamento de una serie de enmiendas —a favor de las cuales hemos votado— que minimizan algunos de los aspectos negativos de la propuesta de crear una tarjeta azul en la Unión Europea, consideramos que dichas enmiendas no desvirtúan ni los fundamentos, ni los objetivos centrales de la propuesta de directiva que la Comisión Europea ha presentado al Consejo.

La denominada tarjeta azul es un instrumento que procura dar respuesta a los objetivos neoliberales de la Estrategia de Lisboa en lo que se refiere a las necesidades de explotación de la mano de obra. En el marco de la competencia capitalista, en especial con los Estados Unidos (que han impuesto la tarjeta verde), la Unión Europea procura atraer mano de obra altamente cualificada, a costa de los recursos humanos de terceros países.

En otras palabras, la tarjeta azul (que reduce la inmigración a la explotación y discrimina y selecciona a los inmigrantes en función de las necesidades de mano de obra de los países de la Unión Europea) y la denominada directiva de retorno (que aumentará las expulsiones arbitrarias y agravará las dificultades y obstáculos impuestos a la reagrupación familiar) son dos caras de una misma moneda, es decir, son instrumentos (coherentes entre sí) y pilares de una misma política: la inhumana política de inmigración de la Unión Europea que criminaliza y expulsa o explota y desecha a los inmigrantes.

Por este motivo hemos votado en contra.

 
  
MPphoto
 
 

  Jeanine Hennis-Plasschaert (ALDE), por escrito. − En nombre de ALDE quisiera exponer las razones por las que nos hemos abstenido en la votación final. Por decirlo claramente: ALDE es un enérgico partidario de la tarjeta azul. Sin embargo, ALDE cree que el plan se ha diluido considerablemente. Se han votado demasiadas restricciones.

El paquete de medidas de la Unión Europea en materia de inmigración tiene supuestamente dos pilares: la lucha contra la inmigración ilegal y, al mismo tiempo, la creación de oportunidades para la inmigración legal. La propuesta que enmienda esta Asamblea no aporta el cambio que tanta falta hace, sino que, en vez de eso, confirma las prácticas proteccionistas de los Estados miembros. Con la adopción de este informe, el Parlamento ha debilitado una propuesta que ya de por sí era modesta. ¡Se ha perdido una buena oportunidad! La tendencia actual es que la inmensa mayoría de los trabajadores altamente cualificados emigra a los Estados Unidos, a Canadá o a Australia en lugar de emigrar a la Unión Europea. Para dar la vuelta a esta tendencia, tenemos que ser ambiciosos. El texto actual es, sencillamente, desalentador para la mayor parte de los trabajadores altamente cualificados que se planteen emigrar a la Unión Europea de manera legal, por lo que no contribuye en modo alguno a hacer de la Unión Europea un destino más atractivo para los trabajadores altamente cualificados. Es necesario, de manera urgente, hacer gala de coraje político.

 
  
MPphoto
 
 

  Carl Lang (NI), por escrito. (FR) Las intervenciones de los señores Jean-Pierre Jouyet, Presidente en ejercicio del Consejo, y Jacques Barrot, Vicepresidente de la Comisión, durante este debate sobre la tarjeta azul de la Unión Europea y el permiso único de residencia, que refunde el permiso de residencia y el permiso de trabajo, han sido de lo más convincente. Expongo a continuación una breve antología.

Cito a Jacques Barrot: «[…] los textos ponen de relieve la importancia del Pacto sobre Inmigración y Asilo que la Presidencia francesa ha llevado a cabo, y también demuestran que este pacto es, de hecho, equilibrado. También ponen de manifiesto el deseo de los europeos de abrir las puertas a estos flujos de inmigración que pueden resultar especialmente útiles y demostrar que son muy positivos para el futuro de la sociedad europea».

Y añade textualmente: «La opción de volver al país de origen durante dos años sin perder la condición de residente a largo plazo es fundamental […]».

Cito a Jean-Pierre Jouyet: «[…] estos estos dos textos suponen el inicio y no el fin, y dan cabida a las migraciones circulares».

Y añade: «Estos dos textos demuestran que la Unión está realmente comprometida con la promoción de la inmigración legal […]».

Ya no hay lugar a dudas: nuestros dirigentes y representantes franceses en las instituciones europeas están a favor de una inmigración extraeuropea masiva de población que conduce a las políticas de desintegración nacional. Votaremos en contra.

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Marie Le Pen (NI), por escrito. (FR) El informe de la señora Klamt sobre las condiciones de entrada y de residencia en la Unión Europea de nacionales de terceros países para fines de empleo altamente cualificado parte de una premisa justa que nos lleva a conclusiones erróneas.

Es verdad que los inmigrantes extracomunitarios cualificados prefieren emigrar a los Estados Unidos o a Canadá antes que a Europa. Pretender invertir esta tendencia y hacer que vuelvan con nosotros testimonia un masoquismo y una pérdida de lucidez por nuestra parte absolutamente preocupantes.

¿No somos capaces de formar ingenieros, informáticos, médicos, y por eso tenemos que traerlos del tercer mundo?

¿Es inaceptable, desde un punto de vista humanitario, despojar de cerebros a países que tienen una absoluta necesidad de ese personal cualificado para desarrollarse?

¿Creen ustedes que favoreciendo a la inmigración selectiva, como pretende el señor Sarkozy, detendremos la inmigración legal y, sobre todo, la inmigración ilegal?

La última pregunta: ¿qué queda de la preferencia comunitaria si atraemos a personas cualificadas y les damos los mismos derechos, incluso salariales, que a los nacionales comunitarios?

La respuesta a estas preguntas revela el peligro que representa esta Europa, que comete, frente al tercer mundo en este caso, un verdadero crimen contra la humanidad. Por estas razones, no podemos votar a favor de un informe de este tipo.

 
  
MPphoto
 
 

  Fernand Le Rachinel (NI), por escrito. (FR) La tarjeta azul de la Unión Europea, un verdadero «ábrete, sésamo» destinado a generar una inmigración extraeuropea cualificada adicional, va a ser una catástrofe tanto económica como humana para los pueblos y las naciones de Europa, que ya están pasando graves dificultades frente a una inmigración clandestina que no pueden controlar y una inmigración ilegal que crece a un ritmo exponencial.

Con objeto de evitar el ineludible dumping social que conllevaría la llegada de ingenieros u otros especialistas cualificados de otros continentes, el salario previsto tendrá que ser al menos 1,7 veces más alto que el salario mínimo del país de acogida: al obrero francés le va a entusiasmar esta idea.

El trabajador inmigrante podrá, además, traer a su familia mediante un procedimiento acelerado, lo que favorecerá la reagrupación familiar, sin que importe lo generalizada que está y lo peligrosa que ya resulta. Además, los inmigrantes podrán acumular sus períodos de estancia en el territorio europeo con el fin de obtener un estatus de residente de larga duración. Se cierra el círculo: se cumplen los requisitos para la instalación y la naturalización masivas en los Estados miembros.

Es también escandaloso pensar que esta situación va a agravar la fuga de cerebros de terceros países, África en especial, ya que capta a sus elites y provoca de nuevo el empobrecimiento de su población.

Una vez más, no se va a consultar a los pueblos de Europa sobre esta política mundialista e inmigracionista de Bruselas. Nuestra lucha debe encaminarse, ahora más que nunca, a la recuperación de las soberanías y al derecho de los pueblos a seguir siendo ellos mismos.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. − He votado a favor del informe de Klamt, que convierte a la Unión Europea en un destino más atractivo para los trabajadores altamente cualificados de terceros países. El informe establece un procedimiento abreviado para la admisión de los trabajadores cualificados de terceros países, que incluye, entre otras cosas, requisitos favorables para la residencia de los trabajadores y sus familias.

 
  
MPphoto
 
 

  Erik Meijer (GUE/NGL), por escrito. (NL) La mayoría de las personas quieren seguir viviendo y trabajando en un entorno en el que puedan crecer y cuyo idioma comprendan. Las personas dejan sus regiones de origen principalmente por dos razones. La primera es que corren el riesgo de ir a prisión o de ser asesinados; con el fin de escapar a este destino, se convierten en refugiados. La segunda razón es la pobreza; las personas se van a regiones donde los salarios son más altos, aunque no reciban el salario que les corresponde, o aunque sus empleos no sean seguros, o su alojamiento sea deficiente o tengan escasas perspectivas de futuro.

Las previsiones cambiantes de la futura evolución demográfica y la escasez de personas en determinados empleos hacen que, de pronto, la inmigración vuelva a verse con buenos ojos. Cada vez se ofrece una peor acogida a los refugiados que, por pura necesidad, vienen de manera espontánea a los países de la Unión Europea, mientras que se motiva a las personas privilegiadas altamente cualificadas a venir aquí. Este método selectivo implica sacar a las personas con cualificaciones sólidas de sus países, donde recibieron la capacitación, cuando son precisamente esos países los que más las necesitan. Sin ellas, la recuperación es muy difícil, que es a su vez la razón principal de su pobreza. Si la tarjeta azul da pie a que haya una fuga de cerebros, entonces constituye una mala noticia para Europa y para el resto del mundo.

 
  
MPphoto
 
 

  Tobias Pflüger (GUE/NGL), por escrito. (DE) El concepto de tarjeta azul europea del informe de Ewa Klamt, que se basa en una propuesta de la Comisión Europea, es un concepto de inmigración elitista que va a resultar catastrófico.

El único elemento positivo es que el concepto de tarjeta azul representa al menos un reconocimiento del hecho de que la inmigración en la Unión Europea y, por lo tanto, en Alemania es necesaria y positiva.

El concepto de tarjeta azul permitirá a la Unión Europea seleccionar a los mejores inmigrantes, sobre el principio de quedarse con los mejores y descartar al resto. Tal y como lo vemos desde la izquierda, una elite de este tipo no es aceptable. Debe permitirse a las personas entrar en la Unión Europea para buscar trabajo y debe concedérseles asilo cuando se encuentren en situaciones dificiles.

El concepto de tarjeta azul significará que los trabajadores altamente cualificados y muchas veces absolutamente necesarios se verán atraídos lejos de sus países de origen, lo que aumentará los problemas de dichos países y agravará la desigualdad en todo el mundo.

Un estudio realizado por el Instituto de Investigación del Mercado Laboral y Profesional de Alemania (IAB) indica que la tarjeta azul da lugar a una economía en la que «casi todos los puestos vacantes se están llenando más rápidamente y los salarios que se paga a los trabajadores cualificados residentes se mantienen a más bajo nivel». La consecuencia de esto sería que los niveles salariales de determinados sectores de la economía se reducirían considerablemente.

En términos generales, el concepto de tarjeta azul es un elemento de la descaminada política anti inmigración de la Unión Europea. El concepto de tarjeta azul convierte a las personas (las que inmigran) en factores económicos y conlleva un concepto de «inmigración selectiva».

 
  
MPphoto
 
 

  Rovana Plumb (PSE), por escrito. – (RO) Las previsiones demográficas vaticinan que la población activa de la Unión Europea va a disminuir en 48 millones de aquí a 2050 y que el índice de dependencia se va a duplicar hasta alcanzar el 51 % para la misma fecha, lo que para nosotros pone de relieve que, en el futuro, cada vez más inmigrantes con diversas competencias y cualificaciones se verán atraídos a algunos de los Estados miembros para contrarrestar esas tendencias negativas.

Obviamente, las importantes discrepancias existentes con respecto a los criterios de definición y de admisión que se aplican a los trabajadores altamente cualificados supondrán una barrera a su movilidad en el conjunto de la Unión Europea, lo que afectará a la redistribución eficaz de los recursos humanos que residen de manera legal en el territorio e impedirá que se eliminen los desequilibrios regionales.

En mi calidad de representante de un Estado miembro que se adhirió a la Unión Europea en 2007, he votado a favor de este informe, que regulará de manera eficaz los requisitos actuales y futuros para la mano de obra altamente cualificada, y tendrá, además, en cuenta el principio de preferencia comunitaria aplicado a los ciudadanos de la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Luca Romagnoli (NI), por escrito. − (IT) Estoy totalmente en contra del informe de la señora Klamt sobre las condiciones de entrada y residencia de nacionales de terceros países para fines de empleo altamente cualificado. La llamada «tarjeta azul», una especie de copia burda de la tarjeta verde de los Estados Unidos, no hará más que perjudicar la situación actual del sistema social europeo y las condiciones de precariedad laboral y de desempleo que atormentan a nuestro personal altamente cualificado. Me opongo enérgicamente a esta propuesta, que significará que nuestros trabajadores altamente cualificados tendrán que competir con los no europeos y, además, probablemente en situación de desventaja. También contribuirá a absorber las competencias y el potencial de los propios países no europeos, e incentivará precisamente la misma fuga de cerebros contra la que hoy pretendemos luchar en Europa.

 
  
MPphoto
 
 

  Carl Schlyter (Verts/ALE), por escrito. (SV) Los aspectos positivos del informe son el concepto de inmigración legal y el hecho de que se pueda privar a los empleadores que incumplan las normas de las ayudas de la Unión Europea; pero, lamentablemente, el Parlamento Europeo ha debilitado la protección de los trabajadores y, en la práctica, los requisitos salariales solo permiten acceder al sistema a trabajadores de elevada remuneración, como los ingenieros y los médicos. Por otro lado, se podía haber abordado de un modo más adecuado el problema de la fuga de cerebros, por lo que, a pesar de los aspectos positivos, me abstengo de votar.

 
  
MPphoto
 
 

  Olle Schmidt (ALDE), por escrito. (SV) La tarjeta azul es, en esencia, una excelente idea, y siempre he estado a favor de promover la inmigración legal y restringir la inmigración ilegal. Por desgracia, la propuesta inicial ha quedado muy diluida y se ha convertido en algo tan burocrático que, en la misma línea de mi grupo político, opto por abstenerme.

 
  
MPphoto
 
 

  Bart Staes (Verts/ALE), por escrito. (NL) La tarjeta azul parecía un buen comienzo para una política de inmigración simplificada de la Unión Europea. La política de inmigración europea es muy necesaria, en mi opinión, entre otras cosas porque, de aquí a 2050, la población activa europea va a sufrir una merma de 20 millones de personas. Sin embargo, el Parlamento Europeo ha recortado considerablemente la propuesta de la Comisión, ya de por sí bastante insustancial.

La propuesta de la Comisión dejaba algo de espacio para la inmigración de personas que no poseen una alta cualificación, pero que sí cuentan con sólidas competencias. El Parlamento, sin embargo, ha neutralizado esa propuesta con un endurecimiento considerable las condiciones para la inmigración.

El Parlamento Europeo estableció el umbral de renta en 1,7 veces la media salarial de los Estados miembros. Es demasiado elevado. Si queremos competir con los Estados Unidos y con Canadá, que son los países que atraen la mayor parte de trabajadores altamente cualificados, tendremos que simplificar las normas para las personas que vienen y trabajan aquí. Además, el requisito impuesto por el Parlamento de que los inmigrantes deben contar con cinco años de experiencia laboral, entre ellos dos años en un «puesto directivo», es inaceptable. No alcanzo a comprender por qué esta propuesta no se ha ampliado a un procedimiento de inmigración aplicable a todas las personas que deseen buscar un trabajo aquí. La tarjeta azul hará posible la inmigración legal, pero, dado que indudablemente esta medida no se va a aplicar a todo el mundo, me he abstenido.

 
  
MPphoto
 
 

  Andrzej Jan Szejna (PSE), por escrito. − (PL) La Unión Europea debe hacer frente a la cuestión económica que plantea la inmigración. Lamentablemente, los trabajadores inmigrantes cualificados no ven en la Unión Europea un destino tan atractivo como los Estados Unidos, Canadá y Australia.

Las principales causas de esta situación son la falta de un sistema uniforme de recepción de inmigrantes y los problemas asociados con el movimiento entre los Estados miembros de la Unión Europea. Para cambiar este estado de cosas, nos hace falta una política europea de inmigración coherente e integrada.

No olvidemos que, atrayendo a especialistas cualificados, la Unión Europea ganará —aumentará— su competitividad y tendrá una oportunidad de crecimiento económico. Se prevé que en las dos próximas décadas la Unión Europea cuente con 20 millones de trabajadores cualificados menos, principalmente ingenieros. No debemos ignorar estas previsiones.

Sostengo la opinión de que dar empleo a inmigrantes no puede, bajo ningún concepto, constituir una solución a largo plazo para resolver los problemas económicos de la Unión Europea. La Unión Europea debe adoptar más medidas de política económica y de empleo, si bien en este momento necesita inmigrantes económicos, aunque solo sea por el envejecimiento de su población y de los cambios demográficos cada vez mayores.

En vista de lo expuesto, he votado a favor de la creación de un sistema de tarjeta azul europea para los inmigrantes cualificados.

 
  
  

- Informe: Patrick Gaubert (A6-0431/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Jean-Pierre Audy (PPE-DE), por escrito. (FR) Sobre la base del informe de mi colega el diputado europeo Patrick Gaubert, he votado una resolución legislativa que aprueba, pero con enmiendas, la propuesta de Directiva del Consejo por la que se establece un procedimiento único de solicitud de un permiso único que autoriza a los nacionales de terceros países a residir y trabajar en el territorio de un Estado miembro y por la que se establece un conjunto común de derechos para los trabajadores de terceros países que residen legalmente en un Estado miembro. Quisiera acoger favorablemente el importante trabajo realizado por Patrick Gaubert sobre este tema tan sensible, que pretende desplegar esfuerzos al objeto de elaborar una política europea global en materia de inmigración. Era lógico trabajar en un conjunto de derechos comunes para todos los trabajadores de terceros países que ya residen legalmente en un Estado miembro, y también en el aspecto del procedimiento, sobre todo la emisión de un permiso único con motivo de un procedimiento único de solicitud.

 
  
MPphoto
 
 

  Avril Doyle (PPE-DE), por escrito. − Me he visto obligada a abstenerme en la votación del informe de Patrick Gaubert (A6-0431/2008) sobre la propuesta de Directiva del Consejo por la que se establece un procedimiento único de solicitud de un permiso único que autoriza a los nacionales de terceros países a residir y trabajar en el territorio de un Estado miembro y por la que se establece un conjunto común de derechos para los trabajadores de terceros países que residen legalmente en un Estado miembro. Lo he hecho porque, por desgracia, Irlanda no participó en esta propuesta, de conformidad con el artículo 3 del Protocolo nº 4 del Tratado de Ámsterdam. Las previsiones demográficas, al igual que la actual situación económica han puesto de manifiesto que una política de inmigración eficaz es necesaria para regular adecuadamente nuestras necesidades de mano de obra. Durante las próximas décadas, el desarrollo económico y social de Europa dependerá de la acogida de nuevos emigrantes económicos. De ahí la necesidad de establecer políticas activas en el ámbito europeo para la admisión tanto de trabajadores altamente cualificados como de trabajadores menos cualificados.

 
  
MPphoto
 
 

  Patrick Gaubert (PPE-DE), por escrito. (FR) El Parlamento Europeo acaba de adoptar por una amplia mayoría dos informes sobre la admisión de trabajadores inmigrantes en Europa, con los que pone de relieve la capacidad real de Europa de crear instrumentos concretos para una gestión concertada de los flujos migratorios.

La adopción de mi informe sobre el procedimiento único para la concesión de un permiso de residencia y de trabajo contradice formalmente las acusaciones infundadas de algunos jefes de Estado de África y América latina de una «Europa fortaleza» encerrada en sí misma.

Esta votación en sesión plenaria confirma el principio de igualdad de trato de los inmigrantes legales con los ciudadanos europeos y les otorga un conjunto de derechos sociales y económicos.

Estas decisiones contribuirán a mejorar su integración; los trabajadores inmigrantes no constituyen ningún peligro para nuestros mercados de trabajo. El informe sobre la tarjeta azul europea permitirá a los diplomados y a los inmigrantes altamente cualificados un acceso más fácil a los mercados laborales de los países de la Unión Europea, gracias a unas condiciones de acogida más atractivas.

Europa ha demostrado que es capaz de asumir una política de inmigración digna, sólida y abierta.

 
  
MPphoto
 
 

  Bruno Gollnisch (NI), por escrito. (FR) El señor Gaubert quiere enviar un mensaje de apertura de Europa a la inmigración legal mediante la concesión a los inmigrantes legales de todo tipo de derechos y restringiendo la posibilidad de los Estados miembros de limitar la total igualdad de trato entre los nacionales europeos y los inmigrantes de los Estados miembros, es decir, mediante la organización de una obligación europea de discriminación positiva.

El señor Gaubert puede estar tranquilo: es del dominio público, en todos los países de emigración, que Europa es un verdadero colador. Todos los años entran en Europa cientos de miles de inmigrantes legales e ilegales, atraídos no por la perspectiva de trabajar (en Francia, solo el 7 % de los inmigrantes legales vienen a trabajar), sino con intención de beneficiarse de las ventajas sociales y de otros sustanciosos derechos que se les ofrecen, o que incluso a veces se les reservan, sin pedírseles nada a cambio y sin que exista la posibilidad de pedirles nada a cambio, ni siquiera un conocimiento mínimo de la lengua del país de acogida, según afirma el señor Gaubert.

En un momento en el que nuestros países entran en un período recesión, en el que nuestros modelos económicos y sociales se ven socavados por culpa de la mundialización, en el que se dispara la cifra de parados y de trabajadores europeos pobres, lo que necesitamos urgentemente es todo lo contrario: exigir que se aplique el principio de preferencia nacional y comunitaria en todos los sectores.

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. – (PT) Conforme opina el Parlamento Europeo en relación con la tarjeta azul, a pesar de la aprobación en el Parlamento de una serie de enmiendas —a favor de las cuales hemos votado— que minimizan algunos de los aspectos negativos de la propuesta de crear un procedimiento único para la concesión de un permiso de residencia y de trabajo en el territorio de un país de la Unión Europea, consideramos que estas enmiendas no desvirtúan ni los fundamentos, ni los objetivos centrales de la propuesta de directiva que la Comisión Europea ha presentado al Consejo.

Tal y como ha subrayado nuestro grupo parlamentario, el «procedimiento único de solicitud» pretende armonizar los procedimientos y los derechos de los inmigrantes; sin embargo, en algunos aspectos fundamentales va a restringir dichos procedimientos y derechos en vez de fortalecerlos. Tal es el caso, por ejemplo, si se exige a la inmigración la existencia previa de un contrato de trabajo y si no se equiparan en general las condiciones de los inmigrantes a las que establece la tarjeta azul.

En otras palabras, el «procedimiento único de solicitud» y la denominada «directiva de retorno» (que aumentará las expulsiones arbitrarias y agravará las dificultades y obstáculos impuestos a la reagrupación familiar) son dos caras de una misma moneda, es decir, son instrumentos (coherentes entre sí) y pilares de una misma política: la inhumana política de inmigración de la Unión Europea que criminaliza y expulsa o explota y desecha a los inmigrantes.

Por este motivo hemos votado en contra.

 
  
MPphoto
 
 

  David Martin (PSE), por escrito. − Apoyo los derechos de los trabajadores, por lo que he votado a favor de este informe. El informe ofrece a los trabajadores de terceros países un sistema mucho más sencillo para la obtención de un permiso único de residencia y de trabajo.

 
  
MPphoto
 
 

  Carl Schlyter (Verts/ALE), por escrito. (SV) Me abstengo porque un «no» se podría interpretar como un voto en contra de la inmigración, que no es mi caso, pero el informe plantea algunos problemas, pues un procedimiento único significa que la Unión Europea tendrá competencia en la política de inmigración, lo que implica que existe el peligro de que la inmigración sea algo negativo.

 
  
MPphoto
 
 

  Olle Schmidt (ALDE), por escrito. (SV) He decidido votar en contra de la enmienda, no porque crea que es negativa en sí misma, sino porque prefiero esperar a que se adopte la directiva que está preparando la Comisión, que es una disposición más amplia y madurada. Es fundamental que no adoptemos precipitadamente las propuestas legislativas en un ámbito tan importante como el que nos ocupa.

 
  
  

- Informe: Neil Parish (A6-0368/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. – (PT) El principal problema que se plantea en relación con el vino es el contenido de la OCM recientemente adoptada, que, en nuestra opinión, tiene algunos aspectos muy negativos, sobre todo para la producción portuguesa, que se basa fundamentalmente en pequeñas y medianas explotaciones agrícolas. Sus efectos prácticos están empezando a sentirse, según me han informado muchos agricultores con quienes he mantenido contacto.

No obstante, no parece que existan grandes dificultades para la inclusión del sector vitivinícola en una OCM única, que reunirá todos los instrumentos de regulación del mercado, comunes y no comunes a los diversos sectores. Puede tratarse de una mera cuestión de simplificación, siempre que no implique la eliminación de instrumentos, o bien acarrear otras implicaciones jurídicas.

Como el problema en lo referente al vino reside en la reforma aprobada y realizada, aunque con nuestra oposición, ahora el hecho de incluir o no este sector en una OCM única resulta más bien indiferente, ya que no va a alterar sus efectos prácticos.

Por eso hemos decidido abstenernos.

 
  
MPphoto
 
 

  Hélène Goudin y Nils Lundgren (IND/DEM), por escrito. (SV) La Lista de Junio opina que es una buena cosa revisar y consolidar en un único reglamento los veintiún reglamentos que existen actualmente sobre la organización de cada sector del mercado, con el fin agilizar y simplificar la legislación. No obstante, tal y como señala la Comisión, la política fundamental no ha cambiado.

Por lo tanto, la Lista de Junio ha votado en contra de este informe, dado que no apoyamos la actual Política Agrícola Común.

 
  
MPphoto
 
 

  Christa Klaß (PPE-DE), por escrito. – (DE) La unica razón por la que he votado a favor de la propuesta de la Comisión de integrar la OCM del vino en una OCM única junto con el resto de productos agrícolas únicamente es que la Comisión nos aseguró en el debate de ayer que, en cuanto se apruebe la propuesta del Consejo, incluirá la función del motor de búsqueda EUR-Lex que permita a los usuarios de las OCM individuales, por ejemplo, del vino, la leche, las frutas y las verduras, acceder únicamente a los artículos relacionados con su producto concreto. Además, la Comisión también ha garantizado que en el futuro los cambios afectarán únicamente a los productos individuales y que no se cambiarán de manera arbitraria otros productos al mismo tiempo. El debate ha dejado claro que, en el futuro, aunque habrá un único documento en vez de veintiuno, dicho documento único será tan extenso como los veintiún documentos individuales. Hay que procurar, no obstante, simplificar al máximo la administración del documento resultante de la OCM única, que es tan sumamente complejo.

 
  
  

- Informe: Pervenche Berès (A6-0450/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Dragoş Florin David (PPE-DE), por escrito. – (RO) He votado a favor de la enmienda al Reglamento de la Unión Europea por el que se establece un mecanismo de ayuda financiera a medio plazo a las balanzas de pagos de los Estados miembros. Esto significa que el límite máximo de la ayuda financiera ha aumentado de 12 000 a 25 000 millones para los Estados miembros de la Unión Europea que no forman parte de la zona del euro y que están atravesando momentos difíciles en sus balanzas de pagos. El Parlamento Europeo cree que se debe alentar a los Estados miembros no pertenecientes a la zona del euro a que recurran, para hacer frente a su déficit en la balanza de pagos, a una posible ayuda financiera a medio plazo dentro de la Comunidad antes de buscar ayuda a nivel internacional. La situación actual es una prueba más de la importancia del euro a la hora de proteger a los Estados miembros que pertenecen a su zona, y pide a los Estados miembros no pertenecientes a la zona del euro que entren en ella tan pronto cumplan los criterios de Maastricht.

 
  
MPphoto
 
 

  Avril Doyle (PPE-DE), por escrito. − La actual situación financiera es una prueba más del efecto protector del euro, y debemos hacer todo lo posible por alentar a los Estados miembros no pertenecientes a la zona del euro a que cumplan los criterios cuanto antes. Sostengo asimismo la opinión de que los países de la Unión Europea que no son miembros de la zona del euro y necesitan ayuda financiera deben recurrir en primer lugar a la Unión Europea, antes que acudir a los organismos internacionales. Por estos motivos he apoyado este informe.

 
  
MPphoto
 
 

  Hélène Goudin and Nils Lundgren (IND/DEM), por escrito. − (SV) La Lista de Junio opina que es fundamental que los Estados miembros de la zona europea disfruten de una buena situación económica y se manifiesta a favor de una política europea de vecindad independiente.

Sin embargo, creemos que un sistema común europeo de ayuda financiera a medio plazo no ofrece ni una garantía ni una solución cuando no es el caso. Dicho sistema establece un procedimiento burocrático innecesario, en el que los Estados miembros que piden ayuda en realidad se vuelven dependientes de los países de la Unión Económica y Monetaria, y reciben de fuera exigencias de adoptar medidas políticas y económicas. Los países que son miembros de la Unión Europea —porque no tienen más remedio—, pero no miembros de la unión monetaria —porque no puede ser de otra manera—, se ven obligados a mantener un tipo de cambio fijo con el euro y, por lo tanto, con los asociados comerciales más importantes. Así pues, creemos que no está justificado que los países que no son miembros de la unión monetaria tengan que fijar su tipo de cambio para, más tarde, depender de grandes órganos internacionales o regionales los rescaten.

La Lista de Junio sostiene, pues, la opinión de que la asignación de 25 millones de euros para apoyar las balanzas de pagos de los Estados miembros resulta innecesaria. Creemos que, en vez de eso, aquellos países que son miembros de la Unión Europea pero no se han unido a la unión monetaria deben mantener un régimen con un tipo de cambio flotante. De este modo se pondrá fin a esta clase de problemas y los contribuyentes se ahorrarán 25 millones de euros.

 
  
  

- Propuesta de resolución: Unión Europea y datos PNR (B6-0615/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Carlos Coelho (PPE-DE), por escrito. – (PT) Es innegable que tanto el terrorismo como la delincuencia organizada son amenazas terribles, y contra ellas hay que luchar con los instrumentos que se consideren más eficaces para este fin.

Asimismo, es fundamental evitar que cada Estado miembro cree su propio sistema de datos PNR. De momento hay tres Estados miembros que ya lo han hecho, lo que ha dado lugar a una serie de divergencias entre ellos en relación con las obligaciones impuestas a las compañías aéreas y en relación con sus objetivos.

Sin embargo, una norma básica de protección de datos es que cualquier nuevo instrumento deberá adoptarse únicamente cuando quede demostrada la necesidad de transferir esos datos personales y las finalidades concretas de dicha transferencia.

La propuesta presentada por la Comisión es demasiado imprecisa y no aclara cuáles son las ventajas que aporta la recogida de datos PNR, ni cuál será la relación con las medidas de control ya existentes a la entrada en la Unión Europea a efectos de seguridad, como es el caso de los sistemas SIS (Sistema de Información Schengen), VIS (Sistema de Información de Visados) y API (Advance Passenger Information o sistema de información anticipada sobre los pasajeros).

Creo que es fundamental, antes de tomar ninguna decisión final, demostrar claramente la utilidad de dichos datos y los objetivos específicos que pretenden lograr, garantizando el respeto del principio de proporcionalidad y la creación de las salvaguardas jurídicas apropiadas.

 
  
MPphoto
 
 

  Avril Doyle (PPE-DE), por escrito. − He votado a favor de la resolución sobre la propuesta de decisión marco del Consejo sobre utilización de datos del registro de nombres de los pasajeros con fines represivos (B6-0615/2008). Lo he hecho porque las propuestas que se hagan en este ámbito deben ser proporcionales y acordes con el Tribunal Europeo de Derechos Humanos y la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea. La propuesta de la Comisión podría tener importantes repercusiones en la vida privada de los ciudadanos europeos y no ha logrado aportar elementos de prueba suficientes de que la recopilación masiva de datos sea necesaria en el ámbito de la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Hélène Goudin y Nils Lundgren (IND/DEM), por escrito. (SV) La Comisión quiere recopilar e intercambiar información relativa a los pasajeros en el ámbito de la Unión Europea con el fin de luchar contra la delincuencia y el terrorismo. Entre la información que deberá recopilarse y ponerse a disposición de los poderes de prevención y represión de los delitos están los números de la tarjetas de crédito de los pasajeros de los aviones, las solicitudes de asientos de los aviones, la información de contacto, la información sobre el equipaje, la información sobre programas de fidelización, los conocimientos de idiomas y la edad, nombre e información de contacto de las personas que acompañen a un menor durante un viaje, así como la naturaleza de la relación de dicha persona con el menor.

Sin lugar a dudas, este tipo de registro masivo de datos provocará una violación del derecho a la intimidad. La propuesta no tiene en cuenta los principios de subsidiariedad y proporcionalidad, tantas veces aclamados, pero tan escasamente aplicados.

Acogemos con agrado el hecho de que el Parlamento Europeo se muestre crítico hacia la propuesta de la Comisión y nos gustaría señalar que cabe preguntarse si este tipo de legislación de la Unión Europea es realmente necesario. Por lo tanto, hemos votado a favor de la resolución del Parlamento Europeo, ya que se aparta de las medidas propuestas por la Comisión.

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. – (PT) Aunque no estamos de acuerdo con algunos aspectos de esta resolución, en especial el hecho de que no defina de manera precisa la denominada «lucha contra el terrorismo», consideramos que reafirma algunas reservas de primer orden en relación con la creación de un sistema de datos PNR (referidos a los pasajeros de las compañías aéreas) en el ámbito de la Unión Europea.

Entre otros aspectos, la resolución:

- lamenta que la justificación de la propuesta de crear un sistema de datos PNR en la Unión Europea deje tantas incertidumbres jurídicas en cuanto a su compatibilidad con la Convenio Europeo de Derechos Humanos (CEDH);

- cree que el objetivo no es la armonización de los sistemas nacionales (puesto que no existen), sino que más bien crea la obligación de establecerlos;

- expresa su preocupación por el hecho de que, en lo esencial, la propuesta dé a las autoridades represivas acceso a los datos sin orden judicial;

- reitera sus preocupaciones en relación con las medidas que prevén un uso indiscriminado de los datos PNR para la elaboración de perfiles delictivos y para la definición de parámetros de evaluación del riesgo;

- subraya que la información proporcionada hasta el momento por los Estados Unidos no ha demostrado nunca de manera concluyente que el uso masivo y sistemático de datos PNR sea necesario en la «lucha contra el terrorismo».

 
  
MPphoto
 
 

  Luca Romagnoli (NI), por escrito. – (IT) He votado a favor de la propuesta de resolución presentada por la señora in 't Veld, en nombre de Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior, sobre la propuesta de decisión marco del Consejo sobre utilización de datos del registro de nombres de los pasajeros (Passenger Name Record – PNR) con fines represivos.

Comparto por completo los objetivos y las preocupaciones expresadas por mis colegas diputados, tanto en relación con la proporcionalidad de las medidas propuestas por la Comisión como en cuanto a la base jurídica de dicha disposición y el peligro que supone para la protección de datos, que he planteado en varias ocasiones durante las reuniones de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior. La necesidad de garantizar un alto grado de seguridad a los ciudadanos es algo sagrado, y me parece que actualmente hay en vigor no pocos sistemas. Creo que antes de adoptar debemos evaluar la aplicación plena y sistemática de los mecanismos existentes, para evitar el riesgo de causar en la práctica problemas mayores que los que pretendemos solucionar.

 
  
  

- Propuesta de resolución: ayuda financiera a las balanzas de pagos de los Estados miembros (B6-0614/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Richard James Ashworth (PPE-DE), por escrito. − El apartado 2 de esta resolución aborda la pertenencia a la zona del euro. En línea con la Delegación Conservadora del Reino Unido sobre las cuestiones relacionadas con el euro, nos hemos abstenido en la votación final.

 
  
  

- Propuesta de resolución: República Democrática del Congo (RC-B6-0590/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Alessandro Battilocchio (PSE), por escrito. (IT) He votado a favor de esta resolución, pero habría preferido que el texto se hubiera adoptado con el apartado 19 de la enmienda 1, que por desgracia se ha rechazado por escasos votos. Dicha enmienda habría otorgado aún mayor validez a nuestro compromiso concreto en este ámbito tan sumamente delicado y crucial. No obstante, espero que la adopción de esta resolución vaya seguida de mayores intervenciones sobre el terreno por parte de la Unión Europea.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (PSE), por escrito. – (PT) He votado a favor de la propuesta de resolución común sobre la respuesta de la Unión Europea a la deteriorada situación en la región oriental de la República Democrática del Congo, pues pienso que lo que está ocurriendo es sumamente preocupante, habida cuenta de los millones de muertos, los cientos de miles de refugiados y los terribles crímenes cometidos contra personas totalmente indefensas. Existe, además, un posible contagio del conflicto a los países limítrofes.

La propuesta de resolución va por buen camino, sobre todo porque hace un llamamento para que se lleve a los autores de tales crímenes contra la humanidad ante los tribunales y para que se redoblen esfuerzos con vistas a reforzar y cumplir los acuerdos existentes, ya sea aumentando los recursos de la MONUC o ejerciendo una mayor presión internacional sobre los actores implicados.

Asimismo, quiero destacar el llamamiento a la Unión Europea para que impida que las empresas europeas exploten los minerales de esa región, ya que su venta se destina a financiar el conflicto.

Debemos hacer cuanto esté en nuestras manos para evitar que África viva una nueva tragedia.

 
  
MPphoto
 
 

  Hélène Goudin y Nils Lundgren (IND/DEM), por escrito. (SV) La situación en la región este de la República Democrática del Congo es atroz. Apoyamos decididamente las soluciones internacionales, que deben aplicarse en el marco de la cooperación con las Naciones Unidas. Pero no creemos que la Unión Europea deba aprovechar las crisis y los conflictos internacionales para fortalecer su propia política exterior.

Por lo tanto, votamos en contra de esta resolución.

 
  
MPphoto
 
 

  Athanasios Pafilis (GUE/NGL), por escrito. – (EL) La Unión Europea en su conjunto, al igual que los Estados miembros más fuertes, deben asumir seriamente su parte de responsabilidad en el deterioro de la ya trágica situación en la que se encuentra la población de la República Democrática del Congo como consecuencia de la guerra civil, y la de todas las naciones del continente africano. El saqueo sistemático y prolongado de la riqueza de este país en concreto y de África en general por parte de los colonialistas europeos en el pasado y de los imperialistas de hoy, así como el fomento y la explotación de los conflictos civiles con el fin de imponer sus intereses, han dado lugar a una situación en la que África es el continente más rico del mundo, pero sus habitantes son los más hambrientos, pobres y pisoteados del planeta.

La propuesta de reforzar diversas formas de acción intervencionista por parte de la Unión Europea, principalmente mediante el fortalecimiento de la fuerza militar de las Naciones Unidas, sin excluir al mismo tiempo las actividadea políticas o de otro tipo por parte del país en cuestión, no tiene absolutamente nada que ver con la pretendida protección humanitaria de su población, como hipócritamente declara la resolución común de los Liberales, los Socialdemócratas y los Verdes. El interés humanitario es un pretexto. El objetivo fundamental de los países de la Unión Europea es procurarse una mayor cuota de mercado, lo que, cómo no, está relacionado, con el saqueo general impune y continuado de la riqueza mineral del país, tal y como reconoce la misma resolución.

 
  
  

- Propuesta de resolución: Política Espacial Europea (B6-0582/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Jan Andersson, Göran Färm, Inger Segelström y Åsa Westlund (PSE), por escrito. (SV) Los socialdemócratas suecos pensamos que el espacio no debe militarizarse y sostenemos la opinión de que la investigación y las inversiones deben realizarse exclusivamente con fines pacíficos.

Sin embargo, no podemos apoyar la enmienda 6, que rechaza todo uso militar indirecto, ya que una gran cantidad de aplicaciones, como la navegación por satélite y los servicios de comunicaciones, también se utilizan en labores de mantenimiento de la paz, que en algunos casos revisten carácter militar. Además, esta tecnología es de gran utilidad para la sociedad civil, y no creemos que el uso civil deba limitarse porque también permita usos militares.

 
  
MPphoto
 
 

  Giles Chichester (PPE-DE), por escrito. − Aunque apoyo las orientaciones generales de esta resolución, mis colegas conservadores británicos y yo nos oponemos totalmente al Tratado de Lisboa y, por lo tanto, no podemos apoyar la referencia que se hace al mismo en el párrafo 1.

 
  
MPphoto
 
 

  Avril Doyle (PPE-DE), por escrito. − He votado a favor de esta resolución sobre «cómo aproximar el espacio a la Tierra» (B6-0582/2008) porque creo que debemos apoyar la Política Espacial Europea. En Irlanda, cada vez menos jóvenes escogen ciencias en su carrera, y esta tendencia se repite por toda Europa. La exploración espacial anima a los jóvenes europeos a elegir una carrera en el ámbito de la ciencia o la tecnología y, además, refuerza la capacidad de investigación en Europa. Sin embargo, sostengo la opinión de que la utilización del espacio debe perseguir exclusivamente fines no militares y que debemos rechazar cualquier utilización militar directa o indirecta de sistemas como Galileo.

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. – (PT) Entre las importantes cuestiones y prioridades señaladas en la presente resolución del Parlamento Europeo sobre la Política Espacial Europea, esta breve explicación de voto pretende denunciar que la mayoría de esta Asamblea defiende la utilización del espacio con fines militares.

Tal es la conclusión que se puede extraer del rechazo de las enmiendas presentadas por nuestro grupo parlamentario, que reiteraban que el espacio exterior se ha de utilizar con fines exclusivamente pacíficos y que el espacio exterior debe utilizarse con fines exclusivamente no militares, con lo que se rechaza toda utilización militar directa o indirecta.

En cambio, una mayoría del Parlamento considera que hay un «creciente interés por que la UE desempeñe un papel firme y destacado en la Política Espacial Europea (PEE) para promover soluciones en el ámbito del medio ambiente, el transporte, la investigación, la defensa y la seguridad».

En este sentido, la mayoría del Parlamento pide al Consejo y a la Comisión «que fomenten las sinergias entre los avances en cuestiones civiles y de seguridad en el ámbito espacial; señala que las capacidades europeas en materia de seguridad y defensa dependen, entre otras cuestiones, de la disponibilidad de sistemas basados en satélites y que el acceso a los mismos es crucial para la Unión Europea».

Es decir, el espacio puede utilizarse en el marco de la militarización de la Unión Europea y de la carrera de armamentos.

 
  
MPphoto
 
 

  Margie Sudre (PPE-DE), por escrito. (FR) Lamento sinceramente que la excelente propuesta de resolución sobre el futuro de la Política Espacial Europea, que acaba de votarse, no haga referencia alguna al centro espacial de Kourou.

La historia espacial de Europa pasa inevitablemente por Guyana. Resulta algo tan evidente para todo el mundo que ni siquiera se nos ocurre señalar que todos los cohetes Ariane se ensamblan allí y que todos se lanzan desde esa plataforma de lanzamiento.

Doy las gracias a la Presidencia francesa, representada por Jean-Pierre Jouyet, que tuvo la presencia de ánimo de mencionarlo en nuestro debate de ayer.

En mi opinión, es imperativo que la estrategia espacial europea integre una verdadera reflexión sobre la futura evolución del puerto espacial europeo, en cuanto a su infraestructura, a su personal y a los proyectos de investigación.

El centro de Kourou es el escaparate del Programa Espacial Europeo. Guyana, que es una región ultraperiférica de la Unión Europea, merece que se le reconozca su contribución pasada y futura a esta política estratégica.

Me habría gustado que nuestra Asamblea rindiera homenaje al centro espacial de Guyana y expresara de manera explícita el orgullo que inspira a todos los europeos. En tan solo unas décadas, Kourou se ha convertido en un elemento constitutivo central de nuestra identidad europea.

 
  
  

- Propuesta de resolución: municiones de racimo (B6-0589/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Pedro Guerreiro (GUE/NGL), por escrito. – (PT) El Convenio relativo a las municiones de racimo (CMR), adoptado por 107 países en 2008, iniciará su proceso de ratificación el 3 de diciembre y entrará en vigor una vez se hayan efectuado 30 ratificaciones.

El Convenio prohibirá el uso, la producción, el almacenamiento y la transferencia de toda la categoría formada por este tipo de municiones y obligará a los Estados parte del Convenio a destruir las reservas de este tipo de municiones.

La presente propuesta de resolución, que apoyamos, insta a los Estados a que firmen, ratifiquen y apliquen cuanto antes el CMR y a que adopten medidas a nivel nacional para iniciar la aplicación del CMR incluso antes de su firma y ratificación.

La propuesta de resolución insta a los Estados a que no usen, almacenen, fabriquen, transfieran o exporten municiones de racimo, y a que no efectúen ninguna inversión en este tipo de municiones en el período anterior a la entrada en vigor del CMR.

Asimismo, insta a los Estados miembros de la Unión Europea a que ofrezcan ayuda a las poblaciones afectadas y para retirar y destruir este tipo de municiones después de los conflictos.

Por último, insta a los Estados miembros de la UE a que no emprendan ninguna actuación dirigida a eludir o socavar de alguna forma el CMR o sus disposiciones, en especial ningún eventual protocolo del Convenio sobre armas convencionales que autorice el uso de municiones de racimo.

 
  
MPphoto
 
 

  Luca Romagnoli (NI), por escrito. − (IT) He votado a favor de la propuesta de resolución sobre la necesidad de ratificar el Convenio relativo a las municiones de racimo de aquí a finales de 2008. Esta propuesta, que apoyo plenamente, prohibirá el uso, la producción, el almacenamiento y la transferencia de toda la categoría formada por este tipo de municiones.

Asimismo apruebo el hecho de que sea obligatorio para los Estados miembros de la Unión Europea que hayan usado municiones de racimo a que ofrezcan ayuda técnica y financiera para retirar y destruir este tipo de municiones después de los conflictos. Por último, acojo con agrado la iniciativa de mis colegas diputados de instar a todos los Estados miembros a que no usen, almacenen, fabriquen, transfieran o exporten municiones de racimo, y a que no efectúen ninguna inversión en este tipo de municiones con independencia de la ratificación del Convenio.

 
  
MPphoto
 
 

  Geoffrey Van Orden (PPE-DE), por escrito. La Delegación Conservadora del Reino Unido ha votado a favor de esta resolución por constituir un decidido respaldo de la Convenio de las Naciones Unidas relativo a las municiones de racimo, que se ha negociado recientemente. Creemos que el Convenio combina satisfactoriamente un humanitarismo íntegro y práctico con la apreciación de la necesidad militar de unas fuerzas armadas responsables.

Siempre hemos mantenido la opinión de que la prohibición indiscriminada de utilizar todo tipo de municiones en racimo afectaría negativamente a la eficacia operativa de nuestras fuerzas armadas. Por eso llamamos la atención de una manera especial sobre la exención, claramente definida en el Convenio, relativa a la próxima generación de municiones «inteligentes», que se han diseñado para autodestruirse y minimizar así los riesgos para los civiles. Actualmente, el Ministro de Defensa británico está desarrollando una munición que caería dentro de dicha exención.

En términos generales, creemos que es fundamental mantener un sentido de la proporción en lo referente a la gestión del riesgo por parte de nuestras fuerzas armadas. Aunque las Fuerzas Armadas británicas procuran en todo momento minimizar los daños causados a la población civil y reducir los daños colaterales, no debemos perder de vista el hecho de que estamos luchando contra elementos terroristas e insurgentes sin escrúpulos en los métodos que emplean para destruir de manera indiscriminada las vidas de personas inocentes. Son estos elementos los que deberían ser el blanco de nuestra cólera.

 
  
  

- Propuesta de resolución: VIH/SIDA (RC B6-0581/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Alessandro Battilocchio (PSE), por escrito. (IT) He votado a favor de esta propuesta de resolución. El diagnóstico precoz y la investigación constituyen una base sólida para la protección de la salud. En el caso del VIH, los resultados de los últimos años demuestran la importancia de incentivar la investigación. Así pues, en este contexto, debemos eliminar los obstáculos de todo tipo a la investigación, que, para las personas infectadas con el VIH, representa una esperanza real de disfrutar de una mejor calidad de vida.

Esta exigencia debe apoyarse en términos concretos mediante la utilización de recursos políticos, económicos y financieros por parte de la Comisión. Al mismo tiempo, el Consejo y la Comisión deben garantizar que se declare ilegal en todos los Estados miembros de la Unión Europea la discriminación contra las personas afectadas con el VIH.

 
  
MPphoto
 
 

  Carlos Coelho (PPE-DE), por escrito. – (PT) Los diputados europeos del PSD (Partido Social Demócrata) portugués apoyamos la resolución que favorece la promoción del diagnóstico y el tratamiento precoces de las infecciones de VIH en cada uno de los Estados miembros. Las estadísticas más recientes indican no solo que sigue aumentando el número de nuevos casos de infección de VIH en la Unión Europea, sino que, además, sigue sin diagnosticarse un elevado porcentaje de infecciones de VIH.

Una de las razones que explican la rápida propagación de la infección del VIH en muchos países de la Unión Europea es el hecho de que muchos consumidores de droga por vía intravenosa estén infectados y contagien la enfermedad compartiendo las agujas. El informe anual de EuroHIV sobre las tendencias del consumo de droga de la Unión Europea coloca a Portugal como el país con el mayor número de casos de VIH/sida diagnosticados entre los consumidores de droga.

El estudio anual sobre los sistemas de salud, el Euro Health Consumer Index (EHCI) 2008, sitúa a Portugal entre los últimos países en el escalafón de los sistemas de atención sanitaria de Europa. Una de la críticas dirigidas contra el sistema sanitario portugués es que sigue sin resolver el problema del acceso a los tratamientos y de los plazos de espera. El Eurostat sigue indicando que Portugal es el país con la mayor tasa de muertes relacionadas con el VIH. El análisis comparado de datos de Portugal y de sus asociados de la Unión Europea pone de manifiesto que algo en la estrategia nacional no funciona. Es necesario detectar y analizar dónde está el fallo.

 
  
MPphoto
 
 

  Edite Estrela (PSE), por escrito. – (PT) He votado a favor de la propuesta de resolución común sobre diagnóstico y tratamiento precoces de VIH/sida ya que, en mi opinión, necesitamos urgentemente reforzar las medidas y las acciones para disgnosticar y tratar esta enfermedad, dado el alarmante aumento del número de nuevos contagios por el VIH en la Unión Europea.

Las acciones de prevención y tratamiento de la enfermedad son esenciales para frenar el azote de esta epidemia. Considero, por lo tanto, que es fundamental promover un acceso más fácil a la información, al asesoramiento, a la atención sanitaria y a los servicios sociales.

Asimismo, es crucial que los Estados miembros adopten medidas tendentes a eliminar la discriminación de las personas portadoras del VIH/sida, como, por ejemplo, las restricciones que afecten a su libertad de movimiento en sus respectivas jurisdicciones.

 
  
MPphoto
 
 

  Luca Romagnoli (NI), por escrito. − (IT) Me complace decir que he votado a favor de esta propuesta de resolución sobre diagnóstico y tratamiento precoces en relación con el VIH. Con el fin de proteger a los ciudadanos europeos y su salud, la Comisión tiene la obligación de promover el diagnóstico precoz y reducir los obstáculos a las pruebas de esta enfermedad, así como promover el tratamiento precoz y la información sobre los beneficios de un tratamiento de esta índole.

Considerando que los informes de EuroHIV y de ONUSIDA/OMS confirman que el número de nuevos contagios por el VIH sigue aumentando a un ritmo alarmante en la Unión Europea, así como en los países de su entorno, y que en algunos países el número estimado de personas infectadas por el VIH es casi tres veces superior a la cifra oficial, acojo con agrado la propuesta, que también pide a la Comisión que establezca una estrategia de reducción del VIH/sida orientada a las personas adictas a la droga y a los consumidores de droga por vía intravenosa.

 
  
  

- Propuesta de resolución: sector de la apicultura (B6-0579/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. – (PT) De la presente resolución queremos destacar algunos aspectos con los que estamos de acuerdo, y en concreto: «la competencia desleal de productos importados en el mercado de la UE procedentes de terceros países» y «la seria amenaza de reducción de la cabaña apícola a raíz de la fuerte disminución de los recursos de polen y néctar». Estos problemas deben resolverse aplicando el principio de preferencia comunitaria y poniendo remedio a la competencia desleal de los productos de la apicultura procedentes de países terceros. La investigación sobre los parásitos y las enfermedades que diezman a las abejas y sus orígenes, incluida la responsabilidad en relación con los OGM, debe intensificarse sin demora, proporcionando más recursos presupuestarios a tal efecto.

El aspecto que echamos en falta en la resolución es la responsabilidad de las reformas de la Política Agrícola Común en todo este problema. La desertificación rural, el desmantelamiento de la producción en inmensas extensiones y la introducción de especies genéticamente modificadas han provocado la pérdida de biodiversidad. De forma similar, se han promovido métodos de producción que ignoran las condiciones específicas del suelo y las condiciones climáticas de cada región.

Una política agrícola que invierta esta tendencia, así como las medidas anteriormente mencionadas, contribuirían considerablemente a resolver os problemas del sector apícola.

 
  
MPphoto
 
 

  Christofer Fjellner (PPE-DE), por escrito. (SV) La presente resolución aborda el hecho de que las poblaciones apícolas están muriendo por causas desconocidas. Compartimos la opinión de que la investigación es necesaria para poner fin a este problema.

No obstante, no compartimos la opinión de que sea necesario conceder más subvenciones a los apicultores y ofrecer una mayor protección contra el mundo exterior (proteccionismo).

 
  
MPphoto
 
 

  Hélène Goudin y Nils Lundgren (IND/DEM), por escrito. (SV) La propuesta presentada por la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo tiene algunos aspectos positivos y algunos aspectos negativos. Estamos a favor de que la Comisión ponga en marcha investigaciones sobre los parásitos y enfermedades que están diezmando las poblaciones apícolas.

Sin embargo, la resolución contiene otras propuestas que no podemos apoyar. Por ejemplo, el Parlamento Europeo «insta a la Comisión a proponer un mecanismo de ayuda financiera para las explotaciones en crisis como consecuencia de la muerte de su cabaña» (párrafo 11). No podemos apoyar gastos de ese tipo en el presupuesto de la Unión Europea y la mayoría federalista del Parlamento Europeo no debería manifestar su apoyo a esta medida sin asumir las consecuencias financieras de dicha postura.

Por lo tanto, hemos votado en contra de la resolución en su totalidad.

 
  
MPphoto
 
 

  Daciana Octavia Sârbu (PSE), por escrito. – (RO) La drástica diezma de la población apícola y, por extensión, de la polinización está poniendo en peligro la producción de frutas y verduras y las cosechas de la Unión Europea. La caída del número de abejas se debe al ataque de diversos parásitos y hongos que se encuentran en la atmósfera y al uso de plaguicidas. El principal problema es la infección provocada por el parásito Varroa, que se manifiesta por deformidades en las alas y el abdomen, y en abejas atrofiadas que son incapaces de volar y que tienen una vida muy corta. Si no se aplica un tratamiento, el parásito Varroa puede causar la desaparición de toda una colmena en pocos meses. El uso prolongado de plaguicidas también ha provocado la merma de la población apícola, aun cuando dichos productos se apliquen para acabar con hongos y parásitos. Algunos científicos creen que otra de las causas que explican este fenómeno es la radiación electromagnética emitida por los teléfonos móviles, que penetra en el sistema de navegación de las abejas y las incapacita para volver a la colmena. Será necesario ampliar la investigación en este ámbito con el fin de hallar soluciones para combatir las enfermedades que afectan al sector apícola. Por otra parte, los esfuerzos realizados por los agricultores para reducir la frecuencia con la que se aplican productos fitosanitarios durante la floración contribuirá también a frenar la diezma de estos insectos.

 
  
MPphoto
 
 

  Christel Schaldemose (PSE), por escrito. (DA) En nombre de Ole Christensen, Poul Nyrup Rasmussen, Dan Jørgensen, Britta Thomsen y Christel Schaldemose.

La delegación danesa del Grupo Socialista del Parlamento Europeo ha votado en contra de esta resolución sobre la situación en el sector de la apicultura. En nuestra opinión, la resolución lleva la impronta del proteccionismo y supone un intento de establecer más sistemas de subvenciones a favor de los agricultores europeos.

Sostenemos la opinión de que la mortalidad de las abejas es un problema de gran magnitud que debe tratarse en el ámbito de la Unión Europea, pero para ello deben emplearse los mecanismos adecuados. Esto entraña, entre otras cosas, investigación adicional y medidas orientadas hacia la protección de nuestros ecosistemas, lo que incluye la restricción del uso de plaguicidas.

 
  
  

- Propuesta de resolución: inspecciones medioambientales en los Estados miembros (B6-0580/2008)

 
  
MPphoto
 
 

  Avril Doyle (PPE-DE), por escrito. − He votado a favor de la resolución sobre la revisión de la Recomendación 2001/331/CE sobre criterios mínimos de las inspecciones medioambientales en los Estados miembros (B6-0580/2008). El cumplimiento correcto y constante de la legislación ambiental comunitaria es esencial y que las carencias en dicho cumplimiento defraudan las expectativas de los ciudadanos y perjudican la reputación de la Comunidad como guardiana eficaz del medio ambiente. Si nuestra legislación quiere tener algo de credibilidad, debe cumplirse de manera eficaz.

 
  
MPphoto
 
 

  Ilda Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. – (PT) Es indudable que debe prestarse una mayor atención a las cuestiones medioambientales y deben adoptarse medidas para evitar la constante degradación del medio ambiente, que pone en peligro el presente y el futuro del planeta y la calidad de vida de nuestros ciudadanos.

Por lo tanto, es fundamental que estemos muy atentos al cumplimiento de normas que garanticen el respeto del medio ambiente y tengan en cuenta las condiciones específicas de cada país, incluidas las implicaciones sociales. Ello también exige una política más solidaria que tenga en cuenta los diferentes niveles de desarrollo y de capacidad económica.

Ahora bien, no todos estos aspectos están debidamente salvaguardados en la legislación medioambiental de la Unión Europea, ni todas sus políticas son lo bastante coherentes. Por eso tenemos serias dudas acerca de la voluntad política de la Comisión Europea de resolver este intrincado problema, y con algunas de las propuestas presentadas en esta resolución nos exponemos a empeorar las desigualdades regionales y sociales.

Por este motivo hemos decidido abstenernos.

 
  
MPphoto
 
 

  Duarte Freitas (PPE-DE), por escrito. – (PT) Felicito a mis colegas de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria por su formulación tanto de la pregunta oral como de la propuesta de resolución, ya que indican con total claridad la necesidad de aplicar correctamente la legislación ambiental comunitaria. En este sentido instan a la Comisión a que presente una propuesta de Directiva sobre inspecciones ambientales que aclare las definiciones y criterios y amplíe el ámbito de aplicación.

Ambos documentos subrayan, además, la necesidad de reforzar la Red europea para la aplicación y el cumplimiento de la legislación en materia de medio ambiente (IMPEL) y de apoyar medidas de información y educación en materia de protección ambiental, cuyo contenido exacto debería determinarse en los planos local, regional o nacional en función de las necesidades y los problemas propios del territorio de que se trate.

Si la Unión Europea no demuestra rigor a la ahora de hacer cumplir la política medioambiental, las expectativas de los ciudadanos se verán defraudadas y el papel de la Unión Europea como guardiana eficaz del medio ambiente quedará perjudicado.

 
  
MPphoto
 
 

  Αthanasios Pafilis (GUE/NGL), por escrito.(EL) Hemos votado en contra de la propuesta de resolución que apoya la idea de que el cumplimiento correcto y constante de la legislación ambiental comunitaria es esencial, ya que dicha legislación no protege el medioambiente; protege los intereses fundamentales de los monopolios de la Unión Europea.

El llamamiento para la adopción de un órgano comunitario de inspectores medioambientales constituye una intervención directa en los asuntos internos de los Estados miembros con el fin de garantizar la aplicación del principio de que «quien contamina pagade una contraprestación muy baja, el «impuesto verde» —que es una carga que las clases populares se ven obligadas a asumir—, el comercio de derechos de emisión de gases de efecto invernadero, la promoción del espíritu empresarial y de la competitividad como criterios determinantes para el desarrollo de lo que, por otra parte, son tecnologías ambientales innovadoras, el uso de organismos genéticamente modificados en la agricultura y la abolición en la práctica de los principios de precaución y prevención.

La Unión Europea y su política medioambiental, que sirve a los intereses de las grandes empresas, favorece la propagación de delitos alimentarios, la contaminación atmosférica en los centros de las ciudades con «contaminantes modernos», la destrucción de los bosques, la corrosión del suelo y la desertificación y la contaminación de las aguas y los mares. El medio ambiente se convertirá en un sector empresarial cuyo objetivo será maximizar los beneficios de la ologarquía económica. Sufrirá las consecuencias de una explotación irreflexiva e irresponsable de los recursos naturales y se echará a perder por culpa de la barbarie capitalista.

 
  
  

(La sesión, suspendida a las 13.00 horas, se reanuda a las 15.00 horas)

 
Aviso jurídico - Política de privacidad