Índice 
 Anterior 
 Siguiente 
 Texto íntegro 
Procedimiento : 2009/2554(RSP)
Ciclo de vida en sesión
Ciclos relativos a los documentos :

Textos presentados :

RC-B6-0115/2009

Debates :

PV 12/03/2009 - 13.1
CRE 12/03/2009 - 13.1

Votaciones :

PV 12/03/2009 - 14.1

Textos aprobados :

P6_TA(2009)0143

Debates
Jueves 12 de marzo de 2009 - Estrasburgo Edición DO

13.1. Guinea-Bissau
Vídeo de las intervenciones
PV
MPphoto
 
 

  Presidenta. – De conformidad con el orden del día, se procede al debate de seis propuestas de resolución sobre la situación en Guinea-Bissau.(1)

 
  
MPphoto
 

  José Ribeiro e Castro, autor. (PT) Señora Presidenta, señora Comisaria, señorías, una vez más, lamentablemente, estamos debatiendo en esta Cámara la situación realmente dolorosa de Guinea-Bissau. Es un país que ha conocido la inestabilidad crónica durante muchos años y que trató de tomar el camino hacia la democracia a principios de la década de los noventa. Nada marchó bien, hubo un golpe de Estado y una pequeña guerra civil, y desde entonces ha estado en una situación de gran inestabilidad política y militar, de tensiones y de profundas rivalidades. Recientemente también ha habido una presencia muy preocupante de los intereses del tráfico de drogas, que se han convertido en algo cada vez más evidente para todos los observadores.

Condenamos enérgicamente los recientes ataques: el atentado que causó la muerte del Jefe del Estado Mayor, el General Tagme Na Waie y en particular el violento, si no cruel, asesinato del Presidente Nino Vieira. Independientemente de su pasado, expresamos nuestra solidaridad con sus familias y con el pueblo de Guinea-Bissau, además de lamentar y condenar enérgicamente estos ataques.

Queremos ser testigos de una vuelta a la normalidad. La lección que he aprendido y que quería destacar en esta resolución es que la impunidad no es una respuesta. En el pasado, en relación con el asesinato de Ansumane Mané y del General Veríssimo Seabra, ¿cómo pudimos hacer la vista gorda ante el hecho de que no se encontró ni se llevó ante la justicia a los autores? Es evidente que esta no es la respuesta. Por lo tanto, debemos insistir ante el Gobierno de Guinea-Bissau en que los responsables deben ser encontrados. Los culpables deben ser llevados ante la justicia y tenemos que proporcionar toda la asistencia que sea necesaria.

Por último, también quiero hacer hincapié en nuestra preocupación por la presencia del narcotráfico en toda la región, el riesgo que esto también representa para la Unión Europea y su impactante presencia, que es muy evidente en Guinea-Bissau. También quiero pedir una relación más estrecha en este contexto con Cabo Verde. Hemos establecido una asociación especial con Cabo Verde, que tiene relaciones muy estrechas y un conocimiento muy profundo de Guinea-Bissau, pero que es también muy vulnerable. Por lo tanto, esto es también esencial para nuestra propia seguridad europea. Como resultado de ello, es también muy importante que se intensifique esta asociación especial con Cabo Verde en este contexto.

 
  
MPphoto
 

  Justas Vincas Paleckis, autor. – (LT) Los asesinatos en Guinea-Bissau suponen un gran golpe no solo a la democracia en un estado empobrecido por el tráfico de drogas, sino a toda la región del África Occidental. El asesinato del Presidente y el Jefe del Estado Mayor del Ejército hundió al país cada vez más profundamente en un mar de instituciones débiles, una democracia cada vez más frágil, un aumento de la corrupción y cultos a la personalidad. La población del estado vive en el caos y hay escasez de agua, medicinas y escuelas. El tráfico de drogas no conoce límites ni fronteras y se está convirtiendo en una amenaza para toda la región, llegando incluso a estados de la Unión Europea.

Aunque hasta ahora los comandantes de las fuerzas armadas han mantenido su promesa de no interferir en los asuntos internos del país, los últimos acontecimientos pueden desbordar por completo lo que queda de la democracia en Guinea-Bissau. El nuevo gobierno debe respetar el orden constitucional, hacer frente a los conflictos por medios pacíficos e investigar a fondo los asesinatos. Con la asistencia de la misión de seguridad y defensa de la Unión Europea, tenemos que llegar a un punto de inflexión en el desarrollo del país, ofreciendo estabilidad y una vida digna a su población. Es de desear que las elecciones presidenciales tengan lugar en unos pocos meses y que se cumplan las normas internacionales para la organización de elecciones. Pedimos a los Estados de la Unión Europea y a toda la comunidad internacional que proporcione a Guinea-Bissau la ayuda financiera y de expertos necesaria para organizar elecciones democráticas. Las fuerzas políticas de la oposición de Guinea-Bissau deben buscar un terreno común y comprometerse con el estado en este difícil momento, así como adoptar urgentemente decisiones sobre la seguridad del país, los procedimientos de elección y la administración pública. Les instamos a que luchen contra la corrupción de manera más eficaz y a que consulten con la sociedad civil y otras organizaciones acerca de la reconciliación interna en el estado.

 
  
MPphoto
 

  Ewa Tomaszewska, autora. – (PL) Señora Presidenta, el 2 de marzo de este año, el Presidente de Guinea-Bissau, el señor Vieira, fue tiroteado en un ataque que provocó su muerte y que fue llevado a cabo por soldados leales al Jefe del Estado Mayor del Ejército. El día anterior, el General Batista Tagme Na Waie, Jefe del Estado Mayor del Ejército, murió tras ser herido en una explosión. Ambas muertes están relacionadas con el conflicto político en Guinea-Bissau, que durante muchos años ha dado lugar a la tragedia y la falta de estabilidad en el país. Aunque las elecciones celebradas en 2008 fueron pacíficas, poco después se produjo un primer intento de asesinato. El Presidente sobrevivió a ese ataque. Guinea-Bissau, una antigua colonia portuguesa, es uno de los países más pobres del mundo. Al mismo tiempo, una ruta de contrabando de cocaína pasa por el país.

Condenamos los intentos de resolver los conflictos por medio de un golpe de Estado, pedimos que se celebren elecciones presidenciales en Guinea-Bissau dentro de dos meses y pedimos que estas elecciones cumplan con las normas democráticas y que se restablezca el orden constitucional.

 
  
MPphoto
 

  Ilda Figueiredo, autora. (PT) A la hora de analizar la situación política en Guinea-Bissau, no debemos olvidar que el pueblo de este joven país africano fue víctima del colonialismo portugués, contra quienes lucharon, de hecho, una muy valiente resistencia. Con respecto a lo que está ocurriendo allí, lo cual lamentamos, en particular el asesinato del Presidente y el Jefe del Estado Mayor, no podemos olvidar que este es el resultado de todas las dificultades y todas las divisiones que han existido durante años, y que todavía existen, y que se derivan de su pasado colonial. También debemos tener en cuenta que todavía es uno de los países más pobres de África, lo que significa que la Unión Europea debe prestar una mayor atención a la cooperación en los ámbitos de la sanidad pública y la educación, con el fin de mejorar las condiciones de vida de su población y superar las dificultades a las que todavía tiene que enfrentarse una gran parte de la población de Guinea-Bissau, en particular las mujeres, las madres y los niños.

Es vital que la Unión Europea refuerce su apoyo compasivo a estas personas. También tenemos que apoyar la educación, el abastecimiento seguro de agua potable y, en algunos casos, incluso la producción agrícola para garantizar que el conjunto de la población tiene acceso a alimentos. Sin embargo, este apoyo debe darse sin injerencias externas y con pleno respeto a la soberanía y las opciones del pueblo.

 
  
MPphoto
 

  Marios Matsakis, autor. (EN) Señora Presidenta, esta ex colonia sumida en la pobreza ha sufrido décadas de inestabilidad y crisis políticas, lo que ha resultado en el sufrimiento profundo y prolongado de sus ciudadanos.

Su transición hacia la democracia y tiempos mejores para su pueblo pareció una posibilidad prometedora después de que las elecciones legislativas de 2008 se llevaran a cabo de una manera aparentemente justa y pacífica. Sin embargo, las nubes oscuras del odio divisivo y la violencia aparecieron de nuevo sobre el país tras el asesinato del Presidente Vieira, perpetrado por soldados renegados el 2 de marzo, el día después del asesinato del Jefe del Ejército. Nosotros condenamos ambos asesinatos y solo nos queda esperar que los partidos rivales en Guinea-Bissau tengan la voluntad y el poder necesarios para resolver sus conflictos a través del diálogo en la mesa de negociación por el bien de sus ciudadanos. Asimismo, como Guinea-Bissau se ha convertido en un país importante en el tráfico de drogas en años recientes, no solo instamos a las autoridades del país, sino también a la comunidad internacional, a que hagan todo lo posible para combatir de manera efectiva esta lacra mortal.

 
  
MPphoto
 

  Marie Anne Isler Béguin, autor. – (FR) Señora Presidenta, señora Comisaria, Señorías, el Grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea condena gravemente el asesinato del Presidente de Guinea-Bissau, el señor Vieira, y del Jefe de las Fuerzas Armadas, el General Tagme Na Waie, el 1 y 2 de marzo de 2009.

Exigimos que se lleve a cabo una investigación exhaustiva y que los autores sean procesados, tanto en este caso como en el de los autores de los asesinatos de los generales Mané y Correia, asesinados en 2000 y 2004, que siguen sin ser identificados hasta la fecha.

Como uno de los países más pobres y notorios por su esperanza de vida corta, Guinea-Bissau se enfrenta hoy en día al tráfico de drogas. Como una cabeza de puente para los traficantes de drogas sudamericanos, Guinea-Bissau se ha convertido en un país de tránsito para las drogas con destino a Europa, donde representamos el mayor consumidor. Asimismo sabemos demasiado bien que este problema está afectando a toda la subregión ya que, en Mauritania por ejemplo, se han descubierto grandes cantidades de droga, incluso en el aeropuerto.

La Unión Europea debe ayudar a este país a darle la espalda a este comercio combatiéndolo tanto aquí como allí, y mediante una vuelta al desarrollo basado en los recursos propios de ese país.

Aunque las últimas elecciones fueron bien recibidas por parte de la comunidad internacional y aunque la Unión Europea haya mostrado su apoyo al proceso de aprendizaje e instalación de la democracia en Guinea-Bissau, los acontecimientos que este país ha vivido recientemente refuerzan aún más esta posición de ayuda y socorro.

También el Ejército, que no intervino en el proceso electoral, debe continuar con su estricto cumplimiento del orden constitucional, como ha prometido.

Mientras que los países vecinos del África Occidental, tras años de problemas y caos, han redescubierto el camino hacia la democracia, el respeto a las instituciones y los derechos humanos, Guinea-Bissau no debe caer en la trampa de llevar a cabo prácticas reprensibles. La Unión Europea debe estar presente y utilizar su influencia y su ejemplo para ayudar a este país a permanecer en el camino hacia la democracia.

 
  
MPphoto
 

  Laima Liucija Andrikienė, en nombre del Grupo del PPE-DE. (EN) Señora Presidenta, me gustaría añadir comentarios sobre dos asuntos a lo que ya se ha dicho hoy sobre la situación en Guinea-Bissau.

En primer lugar, los asesinatos del Presidente de Guinea-Bissau, el señor Vieira, y del Jefe de las Fuerzas Armadas, el General Tagme Na Waie, deberían investigarse de manera exhaustiva y los responsables deberían responder ante la justicia.

En segundo lugar, hoy en nuestra resolución expresamos nuestra esperanza de que las elecciones presidenciales en el país se lleven a cabo en los próximos 60 días. Hoy deberíamos hacer un llamamiento a los Estados miembros de la UE y a la comunidad internacional para asegurarnos de que Guinea-Bissau reciba el apoyo económico y técnico necesario para celebrar unas elecciones verosímiles.

 
  
MPphoto
 

  Leopold Józef Rutowicz, en nombre del Grupo UEN. (PL) Señora Presidenta, es muy fácil que haya desestabilización, cuyas consecuencias son trágicas, en países africanos pobres, como Guinea-Bissau. Los asesinatos del Presidente Vieira y el General Tagme Na Waie, el Jefe de las Fuerzas Armadas, en marzo de este año, fueron ciertamente parte de un intento de desestabilizar el país, probablemente instigado por la mafia de las drogas. La falta de una fuerza de seguridad efectiva ha significado que una serie de homicidios pasen prácticamente sin ser castigados. Debemos proporcionar toda la ayuda vital que el gobierno de este país necesita, y este es un problema que se trata en la resolución.

Asimismo, para prevenir este tipo de incidentes, debemos declarar una guerra implacable contra el tráfico de drogas, que constituye una fuerza desestabilizadora en muchos países pobres de África, Asia y Sudamérica, que apoya el terrorismo y que, a través de la adicción a las drogas, destruye las vidas de cientos de miles de personas de todo el mundo. Si no podemos superar este problema, pagaremos un precio cada vez más alto por nuestra impotencia.

 
  
MPphoto
 

  Benita Ferrero-Waldner, miembro de la Comisión. − (EN) Señora Presidenta, en primer lugar permítame, en nombre de la Comisión Europea, decir que sentimos profundamente el asesinato de Su Excelencia el Presidente de la República de Guinea-Bissau, el señor Vieira. Condenamos este asesinato de la manera más firme, así como los ataques que resultaron en la muerte del Jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, el General Batista Tagme Na Waie. Asimismo me gustaría dar el pésame a sus familias.

La presencia de los traficantes de drogas y de tanto crimen es más que preocupante hoy en día. En virtud del octavo FED y otros instrumentos, pero además mediante la aportación de 2 millones de euros a la ONUDD, la Comisión ha firmado un plan muy ambicioso en materia contra narcóticos. Pensamos que esto es muy importante, y así lo han demostrado los acontecimientos.

Pedimos urgentemente calma y compostura, e instamos a las autoridades nacionales de Guinea-Bissau a que investiguen exhaustivamente estos acontecimientos y que hagan responder ante la justicia a los responsables. No debe haber impunidad alguna. Lamentablemente, estos actos violentos siguieron a las elecciones legislativas fructuosas que allanaron el camino para un mayor apoyo de la UE y de la comunidad internacional dirigido hacia los esfuerzos de la construcción de la paz en el país. Estos ataques también llegan en un momento de mayor cooperación internacional, destinada a construir una Guinea-Bissau democrática y estable.

En estas circunstancias extremadamente difíciles, la Comisión permanece totalmente comprometida a continuar prestando todo su apoyo a las autoridades nacionales, con la meta de devolver la estabilidad, pero también de mantener el desarrollo. Estoy pensando en la educación, en los más pobres, en la falta de las necesidades y servicios básicos, y también en el crecimiento económico del país. Ahora estamos empezando a desplegar la amplia gama de instrumentos a nuestra disposición, y así esperamos ayudar a Guinea-Bissau a conseguir la paz sostenible y, con optimismo, consolidar su proceso democrático.

El año pasado se aprobó un ambicioso documento de estrategia por países por el valor de 100 millones de euros para el periodo de 2008-2013. Este documento se centrará en la reforma del sector de la seguridad —incluyendo la lucha contra la droga que he mencionado anteriormente— y en la mejora de las instituciones nacionales soberanas.

El año pasado el Consejo también decidió establecer una misión de la UE para apoyar la reforma del sector de la seguridad en el marco de la Política Europea de Seguridad y Defensa. Las próximas elecciones presidenciales —que se esperan 60 días después del nombramiento del nuevo Presidente— seguramente se celebrarán incluso antes de las vacaciones de verano. Al observar que hay tan poco tiempo disponible, la Comisión está considerando detenidamente la viabilidad del despliegue de la misión de observación electoral. Sin embargo, la provisión de ayuda postelectoral para apoyar las reformas requeridas en el marco electoral, siguiendo las recomendaciones formuladas por el UE-ONU 2008, y el apoyo prestado a la observación de las próximas elecciones por parte de organizaciones regionales siguen siendo, entre otras cosas, nuestras mayores prioridades.

 
  
MPphoto
 

  Presidenta. – Se cierra el debate.

La votación tendrá lugar al final de los debates.

 
  

(1)Véase el Acta.

Aviso jurídico - Política de privacidad